Issuu on Google+


MEMORIAS DE UNA GEISHA Título original: Memoirs of Geisha D.R. Arthur Golden, 1997 D.R. De la traducción: Pilar Vázquez Esta traducción se ha realizado mediante previo acuerdo con Alfred A Knopf, Inc.

De esta edición: D.R. Grupo Santillana de Ediciones, S.A., 1997 Torrelagua 60, 28048, Madrid, España. www.alfaguara.com

* Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A. de C.V. Av. Universidad 767, Col del Valle, 03100, México, D.F. * Distribuidoray editora Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A. calle 80 Núm. 10-23, Santafé de Bogotá, Colombia * Santillana S.A Av. San Felipe 731, Lima, Perú * Editorial Santillana S.A. A.v Rómulo Gallegos, Edif. Zulia 1er piso Boleita Nte. 107, Caracas, Venezuela. * Editorial Santillan Inc. P.O. Box 19-5462 Hato Rey, 00919, San Juan, Puerto Rico. *Santillana Publishing Company Inc 2046 N. W. 87th Avenue, 33175, Miami, F1., E.U.A. *Ediciones Santillana S.A. (ROU) Consititción 1889, 11800, Montevideo, Uruguay * Aguilar, Altea, Taurus, Alfagura, S.A. Beazley 3860, 1437, Buenos Aires Argentina * Aguilar Chilena de Ediciones Ltda. Dr. Aníbal Ariztñia 1444, Providencia, Santiago de Chile * Santillana de Costa Rica S.A. La Urua, 100mts,. Oeste de Migración y Extranjera, San Jóse, Costa Rica. Primera edición en México: Julio de 1999 Décima reimpresion: Septiembre de 2000 ISBN:968.19-0584.9 D.R. Ilustracion de Cubierta: Anya Trevizo Chihuahua D.R. Diseño de Cubierta: Anya Trevizo Chihuahua


MEMORIAS DE UNA GEISHA ARTHUR GOLDEN


Taller de Diseño Gráfico Preprensa y Diseño Editorial.


MEMORIAS DE UNA GEISHA ARTHUR GOLDEN


Arthut Golden

Opinión Personal

Memorias de un Geisha es una novela apasionante y maravillosa, muy recomendable, de lo que trata este libro como su nombre bien lo dice, es la vida de una joven hermosa de Japón que perdió todo , y termino en una Okiya, que es donde viven las Geishas y las enseñan a ser como ellas, el autor te explica las diferentes etapas, de como preparan alas niñas desde chicas, y el proceso que tubo que pasar Chiyo, a quien después le cambiaron el nombre a Sayuri. Sayuri es adoptada por otra Okiya para prepararla, ya que en la que vivía le prohibieron ser Geisha por los celos de Hatsumomo, pues Sayuri representaba una gran competencia para ella debido a sus inusuales ojos color azul grisáceo. Lo que impulsa a Sayuri a ser Geisha es obtener el amor del presidente que conoció desde que era una niña, quería llamar su atención de cualquier forma. Aunque la historia es ficticia, describe todo muy bien, tal cuál, los aromas, las texturas de los kimonos, los sentimientos, los paisajes, creo que esto vale mucho, la narrativa es excelente, realmente si quieren conocer mucho de este tema, les recomiendo este libro, para poder conocer un poco mas de la tradición que Japón tenia hace mucho tiempo, que ahora la tiene pero muy arraigada debido a la Segunda Guerra Mundial pues esta costumbre se fue viendo irrelevante ante la llegada de los militares, queda devaluado debido al trabajo manual y la carencia de alimentos.

1


Memorias de una Geisha

Resumen

En esta maravillosa novela escuchamos las confesiones de Sayuri, una de las más hermosas geishas del Japón de entreguerras, un país en el que aún resonaban los ecos feudales y donde las tradiciones ancestrales empezaban a convivir con los modos occidentales. De la mano de Sayuri entraremos un mundo secreto dominando por las pasiones y sostenido por las apariencias, donde sensualidad y belleza no pueden separarse de la degradación y el sometimiento: un mundo en el que las jóvenes aspirantes a geishas son duramente adiestradas en el arte de la seducción, en el que su virginidad se venderá al mejor postor y donde tendrán que convencerse de que, para ellas, el amor no es más que un espejismo. Apasionante y sorprendente, Memorias de una geisha ha batido récords de permanencia en las listas de superventas de todo el mundo y conquistado a lectores en más de veintiséis idiomas. Su publicación en Suma coincide con el estreno en España de la superproducción basada en esta novela.

2


Arthut Golden

Después de un breve prólogo donde el encargado de transcribir las memorias de Sayuri, nuestra geisha protagonista, le agradece enormemente el haber compartido su tiempo y sus vivencias con él, nos adentramos de lleno en la vida de la pequeña Chiyo, nombre con el que se conocía a Sayuri antes de emprender su carrera como geisha. En estos primeros compases del libro conocemos a una pequeña que vive con su familia en una diminuta casa junto a un acantilado en un pueblo de pescadores. La situación familiar es poco menos que precaria, pues la madre de Chiyo ha contraído una grave enfermedad y su padre, que ya está bastante entrado en años, no puede encargarse él solo de sus cuidados, por lo que Chiyo y su hermana Satsu se verán obligadas a trabajar duramente para ayudar a sus padres. Sin embargo, un día Chiyo conoce en el pueblo al señor Tanaka, un hombre que enseguida muestra un interés especial tanto por ella como por su hermana. Lo que Chiyo todavía no sabe es que impulsado por la desesperación, el padre de las niñas ha decidido venderlas a un destino desconocido a la vez que cruel: iniciar en el lejano territorio de Gion su aprendizaje en las artes de la seducción. “Durante ese tiempo, nunca había dejado de creer que algún día encontraría una vida mejor en cualquier otro lado, junto a mi familia o lo que quedara de ella. Sólo una parte de mí vivía en Gion; la otra vivía en los sueños de volver a

3


Memorias de una Geisha

casa. Por eso los sueños son tan peligrosos: abrasan como el fuego y a veces nos consumen completamente.” De la noche a la mañana, Chiyo se ve despojada de lo poco que tiene: sola, asustada y lejos de su hermana, la pequeña es conducida hacia una pequeña Okiya en el distrito de Gion, lugar que se convertirá para ella en su nueva casa hasta el día en el que sus ganancias le permitan independizarse. Allí comenzará a trabajar como criada bajo las órdenes de las implacables propietarias de la Okiya: Abuela, la Tía y Mamita. Este trío tan peculiar es a partir de ahora la familia de Chiyo, por lo que tendrá que aprender a tratarlas y a respetarlas como tales. Sin embargo, Chiyo se niega a aceptar la cruda realidad y planea de mil formas distintas escapar de aquella residencia que para ella es más bien una prisión. Pero el destino no parece estar dispuesto a darle una oportunidad, y Chiyo tendrá que aprender de la manera más dura que la única forma de sobrevivir en ese mundo al que se ha visto arrojada será precisamente cumpliendo lo que se exige de ella: convertirse en una geisha. Durante la primera parte de esta novela, que dura más o menos hasta la mitad, me he sentido completamente atrapado por la historia de Chiyo y por la manera que tiene Arthur Golden de contárnosla, sin grandes florituras ni complejidades estilísticas, pero con una capacidad francamente pasmosa a la hora de transmitirnos los sentimientos de la protagonista. Es casi imposible no mostrar empatía hacia esta pequeña aspirante a geisha que ha

4


Arthut Golden

sido capaz de sobrellevar las enormes dificultades que se la han venido encima desarrollando un carácter férreo. A medida que vamos avanzando en la historia nos adentramos en el complejo mundo de las geishas de Gion y vamos conociendo más detalles sobre los complicados rituales que efectúa Chiyo a la hora de vestirse y de maquillarse, su formación en diversas artes como la danza, la música y la interpretación, y sus cada vez más frecuentes interacciones con el sexo masculino. Mientras aprende a hacer todas estas cosas, Chiyo tendrá que enfrentarse a las maquinaciones de la insoportable Hatsumono, una geisha que vive en su misma Okiya y que hace lo imposible con tal de que Chiyo no pase de ser una simple criada, aunque también se cruzará con otras compañeras mejor intencionadas como Mameha, quien siempre estará dispuesta a ofrecerle su ayuda. “La pena es una cosa extraña; nos deja totalmente desamparados. Es como una ventana que se abriera sola: la habitación se queda fría, y lo único que podemos hacer es tiritar.” Momentos antes de su presentación en sociedad como aprendiza, Chiyo se transforma en Sayuri, y a partir de entonces podrá acompañar a otras geishas en sus diversas labores y empezar a recaudar dinero para el mantenimiento de la Okiya y para pagar en parte las deudas que ha contraído por todos los años de estancia en la misma. A pesar de que muy poca gente estaría dispuesta a dar ni un dura por la joven, Sayuri se ve capaz de ejercer una poderosa influencia sobre los hombres gracias a la belleza de

5


Memorias de una Geisha

su mirada y enseguida empezará un ascenso meteórico que la llevará a tratar con la más alta élite de la sociedad japonesa. Una de las cosas que más me han gustado del libro, aparte de su fantástico estilo, es la manera en que se retrata el período histórico en el que transcurre la historia. Memorias de una geisha no es ni mucho menos un libro de historia, y estoy seguro de que leyéndolo, algún que otro experto en la materia se echará las manos a la cabeza, pero al menos Golden se ha molestado en recrear los ambientes, los modos de vida y las costumbres típicas de esa época turbulenta de manera muy acertada y esa es precisamente parte importante de su encanto. “Pero ahora sé que nuestro mundo no es nunca más permanente que una ola que se eleva sobre el océano. Cualesquiera que sean nuestras luchas y nuestras victorias, como quiera que las padezcamos, enseguida desaparecen de la corriente, como la tinta acuosa sobre el papel.”

Además, cuanto más nos acercamos al final del libro y son más los hombres que entran en la vida de Sayuri, más se hace patente la necesidad de esta de escoger entre lo que le dicta el deber y lo que le pide su corazón, elevando la figura de geisha por encima de la creencia popular que las sitúa como prostitutas de alta categoría. Por otra parte, al tratarse de

6


Arthut Golden

un libro redactado en forma de biografía, creía que me iba a resultar algo pesado, pero lo cierto es que las páginas se pasan volando. Sin embargo, algo que no me ha terminado de convencer es que después de haberle leído la novela, aún me veo incapaz de encasillarla dentro de ningún género. Memorias de una geisha es ese tipo de obras que tienen una pizca de todo, aunque no por ello es un título menos disfrutable. Al contrario, te deja con ganas de más, sobretodo en la parte amorosa. El final también me pareció muy precipitado, y con esto no quiero decir que no me gustara, sino que parece estar narrado en menos páginas de lo necesario. Pero bueno, dejando de lado los pequeños defectos, he de decir que Memorias de una geisha es un libro altamente recomendable por estar narrado de manera excelente, porque contiene un relato que te engancha, porque está salpicado de frases para el recuerdo y porque no hay mayor placer que el de encontrar una buena historia escondida entre un mar de páginas.

Generación Reader 2012

7


Memorias de una Geisha

Glosario

Geisha 1. (voz japonesa) f. Mujer japonesa que desde joven es educada en el canto, baile y conversación para servir y agradar al hombre: las geishas cantaron para los caballeros. Okiya 1. Una okiya es el albergue que da alojamiento a una maiko o geisha mientras dura su nenki, o contrato. v Adiestramiento 1. Enseñanza o entrenamiento de una habilidad manual o un ejercicio físico 2. Acción y efecto de enseñar a una persona o animal a hacer algo Precaria 1. Que es poco estable, seguro o duradero 2. Que no tiene los medios o recursos necesarios o suficientes: situación tecnológica precaria. escaso 3. De poca estabilidad o duración. Caracter Férreo 1. Que es de hierro o está compuesto de hierro: estructura férrea; materiales férreos. 2. Que es muy duro, firme o tenaz: voluntad férrea. Metéorico 1. Relativo a los fenómenos de la naturaleza. 2. Que es muy rápido.

8


En Memorias de una geisha Arthur Golden abre una ventana al misterio del aerotismo en Jap’on, y describe con fidelidad la delicada fortaleza de la cultura de las heishas de Kioto a lo largo del siglo. Poco antes de su muerte, Sayuri, una anciana japonesa afincada en Nueva York, cuenta la hisotira de su vida a un joven amigo americano. El poder de seducción de la voz narrativa de eta hesiha legendaria transporta al lector a un Japón de entre guerras, lleno todavìa de ecos feudales, y a una de las tradiciones japones que mas curiosidad inspiran en el mundo occidental: la de la geisha, una peculiar práctica cultural a la que están ligadas artes tales como la seducción, la danza, la pintura o la clásica ceremonia del té. Memorias de una geisha está batiendo records de permanencia en las listas de superentas estadounidenses y conquistando lectores en veintiséis idiomas. llego a la gran pantalla convertida en la película más deslumbrante de Steven Spielberg.


Memorias de una Geisha