Issuu on Google+

FOTO: JUANCHI LÓPEZ


SUMARIO

gente de murcia EDITA: MCaballero Comunicación y Gestión, SL PUBLICIDAD: MCaballero Comunicación y Gestión, SL FOTOGRAFÍA: Juanchi López, Fran Manzanera y archivo familiar y de CROEM DISEÑO: Verónica García Díaz y Rebeca García Munar MAQUETACIÓN Y REALIZACIÓN: Contraste Publicaciones, SL Tfno.: 968 933 003

IMPRIME: Pictografía, SL DEPÓSITO LEGAL: MU-1.283-2011

bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb

bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbb

2

CONTENIDOS 4

ENTREVISTAS GARCÍA HABLA CON GARCÍA Clemente fue la vida con Clemente

22

MIGUEL DEL TORO «Clemente García sigue siendo un activo de la Región»

28

FRANCISCO J. VICENTE ORTEGA «Solía decir que la CROEM es Clemente y un presidente»

36

TOMÁS ZAMORA «Por encima de todas sus virtudes, Clemente es mi amigo»

10 18

CRÓNICAS —Un alcalde de manos limpias, de honradez extrema —El alma de la CROEM

FIRMAS INVITADAS Ramón Luis Valcárcel / 5 Miguel Ángel Cámara / 12 José Méndez / 13 Francisco Celdrán / 16 Rafael González Tovar / 16 Juan Martínez Moya / 16 Pilar Barreiro / 17

28 octubre 2011 / gente de murcia

Pedro Saura / 17 Salvador Marín / 20 José Ballesta / 21 Carlos Collado / 24 Carlos Egea / 25 Alberto Aguirre de Cárcer / 25 José Antonio Cobacho / 26

Félix Faura / 26 Pity Alarcón / 30 Ángel Calamardo / 30 Juan Carlos Ruiz / 32 José Rosique / 32 Juan Bernal / 33 Patricio Valverde / 34

Juan Antonio Muñoz / 34 José Antonio Pujante / 38 José Luis Romero / 38 Juan Hernández / 40 Arsenio Sánchez / 40 Antonio Gómez Fayrén / 41 Antonio Reverte / 42

Juan Roca / 42 Salvador Huertas / 43 Tomás Fuertes / 43 Andrés García / 44 Pedro García Balibrea / 45 Antonio Pérez Crespo / 46 Clara García de Santiago / 47


Clemente García enseña a García Martínez el póster que le han hecho sus nietos.

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

García habla con García S

on dos de los personajes que más poder de influencia han tenido en la Región de Murcia en los últimos cincuenta años. El periodista José García Martínez entrevista al abogado Clemente García García, ex alcalde de Murcia y, hasta hace solo unos meses, hombre clave de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia durante más de 32 años. ‘Gente de Murcia’, que nace con el objetivo de destacar la

trayectoria personal y profesional de determinados murcianos, provocó la conversación entre García y García, que les ofrecemos en las páginas siguientes. Pero esta revista tampoco habría sido posible sin la colaboración de otros dos extraordinarios periodistas, Pedro Soler y Ginés Conesa ‘Tito’. Igualmente, nuestro agradecimiento a la familia de Clemente García, a sus amigos, colaboradores y a CROEM.

En estas páginas figura una extensa lista de personajes que con sus artículos da un valor añadido a ‘Gente de Murcia’. Son una amplia muestra de la sociedad de la Región de Murcia. Su extraordinaria disposición merece nuestro más sincero agradecimiento. Por último, aunque en lugar destacado, están nuestros anunciantes. Sin ellos nada hubiese sido posible. A todos, ¡muchas gracias!

‘Gente de Murcia’ nace con el objetivo de destacar la trayectoria profesional y humana de los mejores murcianos

gente de murcia gente de murcia / 28 octubre 2011


4

GARCÍA HABLA CON GARCÍA

Clemente fue la vida con

Clemente

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

F Clemente García, en el salón de su casa.

«CREO QUE LOS EMPRESARIOS TAMBIÉN TIENEN POESÍA»

M JOSÉ GARCÍA MARTÍNEZ PERIODISTA

a «SiOltrale rascabas Moltó un ‘poquico’, salía su talante respetuoso

»

28 octubre 2011 / gente de murcia

i impresión es que, por suerte para él y los suyos, la vida –tomándole prestado el nombre– ha sido clemente con Clemente. Al menos, en comparación. En estos días, españoles con más espinas que pétalos, inmersos en plena crisis económica, la familia García vive sosegada, en el momento mismo en que el cabeza abandona la etapa profesional. Clemente García García (menos mal que el nombre se sale de lo común, ya que no el repetitivo que lo acompaña) piensa que ha cumplido su «ilusión sublime» de devolver a la sociedad bien por bien. Todo empezó, siendo funcionario de la Diputación franquista, con el informe que hizo para la Fundación Foessa, sobre

la pobreza en deprimidas regiones españolas. En aquellos momentos, esa actuación fue tomada con indignación por las autoridades, pues la entendía contraria a los intereses del Estado. Un gobernador bajito, Antonio Luis Soler Bans, lo llamó al orden y, según Paquita, a punto estuvo de meterlo en la cárcel. Otro Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, Enrique Oltra Moltó, lo llamó para hacerlo alcalde de Murcia. La política es ansí. –Estoy terminando el tercer volumen de las ‘Crónicas de la Autonomía’. Y, por las tardes, descanso, como corresponde a todo buen jubilado. Sobre las cinco o cinco y media comienzo mi tarea de salir con Paquita. Hemos recuperado la costum-

bre de ir al cine, visitar alguna exposición, ¿eh?, o quedarme aquí simplemente leyendo. –¿Y no escribes versos? –No. Pero los escribía de joven. [Lo interrumpe una tos carrasposa de exfumador] Me entró la vena. Pero luego me di cuenta de que no servía para eso. –¿Recuerdas algún trocico de aquello? –¡No! Hubo una cosa que se llamaba ‘La palabra y el barro’, que quizás la tenga por ahí. ‘Por dónde va la yedra y tal...’ [García cae en la cuenta de que recitar no piensa recitar. Al menos mientras no apure el whisky]. –Desde que te metiste entre los empresarios, ya no has escrito poesía, ¿verdad? –¡No! [Entre risas] Pero no porque los empresarios no tengan poesía, que la tienen. –Tu vida pública empezó a la misma edad que la de Cristo, más o menos.


GARCÍA HABLA CON GARCÍA

–A los treinta y cinco. Dos añicos después. Bueno, antes estuve en Política Local del Movimiento. –¡Pues claro! Lo que se llevaba. Pero eso era palillo y flor de malva. Y, hablando del Movimiento, ¿cuándo te hiciste novio? –¡Uf! En el año... cincuenta y seis o cincuenta y siete. Un noviazgo no como los de ahora, pero que también tenía su encanto. No podíamos ir a ningún sitio, no podíamos viajar a ningún lao... –¡Cojonudo ¿Y te sometiste a la muchacha? –Nunca ha habido sometimiento. Solo que algunas veces, cuando yo estaba en las nubes, me hizo poner los pies en la tierra. Como ella era maestra... –¿Tuviste alguna novia antes? –Lo que se dice novia, novia, no. Ligues, ligues, sí. Tres o cuatro. Lo que se llevaba. –Te has portado como un hombre, ¿no? –Yo, gracias a Dios, he cumplío. –El único hijo de alcalde fue el tercero. –Sí, David. Porque yo entré en la Alcaldía en julio del 72 y en enero nació el chiquillo. Los tres –Andrés y Mercedes son los otros– han funcionado muy bien. Estoy orgullosísimo.

Bans estuvo «Solera punto de enchironarme» FOTO: JUANCHI LÓPEZ

–Le estarás agradecido a Oltra Moltó. –Muy agradecido. Aunque no tanto por la Alcadía. Creo que es un hombre al que no se le ha hecho justicia en Murcia. –Pero es que, como autoridad, era la leche cana. –Si le rascabas un poquico, aparecía el hombre, la persona, respetuoso con todo el mundo. –Quizás. ¿Pero quién era el guapo que le rascaba? –De puertas adentro, Oltra era vulnerable cien por cien. Le dije que yo era muy joven y que no pertenecía a la clase social que entonces... Pero insistió. El Ayuntamiento fue para mí escuela de ciudadanía. –¿Cómo recuerdas a José Luis Valenzuela, que te asistió desde la Secretaría General? –Con un cariño enorme, un h

Ramón Luis Valcárcel abraza a Clemente García.

Entrega y dedicación llevar a buen puerto ] Clemente García cualquier proyecto, por ocupa un destacado imposible que pudiera lugar entre las personalidades que en el úl- Ramón Luis Valcárcel Siso parecer a priori. En ese de la sentido, ha gozado timo medio siglo han ComunidadPresidente Autónoma de la Región de Murcia siempre de una envicontribuido hacer de diable capacidad, de la Región de Murcia lo que ahora es. Tanto desde su cargo una habilidad innata, para saber unir de alcalde de Murcia como en la al empresariado murciano en torno labor que ha venido desarrollando a aquellas causas de especial transen la CROEM durante las últimas dé- cendencia y significado para el precadas, siempre ha sido una persona sente y futuro de la Región. Tras una dilatada y ejemplar sincomprometida con su gente y con su tiempo, con las circunstancias gladura, a lo largo de la cual ha vivido que en cada ocasión le tocó afrontar, en primera línea trascendentales y para las que supo arbitrar soluciones acontecimientos para el devenir de priorizando siempre el interés de to- Murcia, de la Región y de España, Cledos los murcianos y de esa tierra mente García inicia una nueva etapa suya a la que tanto ha demostrado de su vida, seguramente más pausada y tal vez menos intensa, si es querer. De la gestión de Clemente a lo largo que tal cosa fuera posible en aquel de su trayectoria profesional y política que tiene entre los rasgos que mejor cabe resaltar su vocación de servicio le definen su proverbial entrega y y su determinación a la hora de reunir dedicación a cuantos proyectos decivoluntades y generar consensos para de emprender. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

5


6

GARCÍA HABLA CON GARCÍA

h respeto tremendo y con una admiración profesional fuera de lo corriente. En aquella época tan difícil, yo tenía dos Ángeles de la Guarda: José Luis Valenzuela y Adolfo Mérida de la Rosa. –Que leía a Cernuda... –Sí. Era un gran tipo. –Ayudaste a traer la democracia (otra, desde luego, mejor que la de ahora, aunque parezcan la misma). Estuviste con Federico Gallo, gobernador por más de un día; Hernández Ros, al que hundieron los mismos suyos; Agustín Sánchez Trigueros, que murió en accidente... Cuenta algún secretillo de los conciliábulos.

–¿Secretos? El tema fue difícil. Porque tenía una corporación municipal que no estaba de acuerdo conmigo. Yo quería abrirme, pero ellos decían que la cosa no tenía que ir por ahí... Pero no todos, ¿eh? Fue muy complicado. Como cuando me pidieron las gestoras municipales que les diera participación en los plenos y en la permanente, y tuve que decirles que no. –En el asunto de Andrés Hernández Ros con ‘La Verdad’, siendo tú abogado del periódico, pudimos haberles ajustado las cuentas a unos cuantos sinvergüenzas que traicionaron a aquel hombre.

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

Toro no me «haDelempitonado nunca. Al revés»

28 octubre 2011 / gente de murcia

–¡Sí, señor! Y yo lo propuse. –Lo sé. Pero EDICA nos mandó al letrado listo de Madrid y se jodió todo. –Don José Almagro, que después ha sido magistrado en el Tribunal Supremo. Les dio miedo, les dio miedo. –¿Y porqué a ti te dio por fumar en boquilla? Parecías la Mata-Hari, interpretada por Marlene Dietrich.

–[Ríe de buena gana] La boquilla mía era más corta. Y más cómoda. Fue porque fumaba mucho. Puse cigarrillo de doble filtro más el de la boquilla. Pero es que llegué a fumar de dos a tres cajetillas diarias. –Lo peor era que a ti la boquilla se te notaba mucho, ¿estás en lo que es? Como nadie llevaba ese aparato... ¿Sigues yendo a misa en las fiestas de guardar? –¡Síiiii! Y algún día más, si puedo. –¿Te has creado muchos enemigos? –No. Alguien con cierta hostilidad puede haber por ahí, pero... No tengo conciencia de haber hecho daño a nadie como para convertirlo en enemigo. –De mayorcito, te tiraste al ruedo. Al final de la corrida, no a matar al toro, sino a ayudar a Del Toro. –Sí, sí. Bueno, yo he tenido cuatro presidentes de CROEM. A José Luis Villar le tocó la etapa más difícil, pues tuvo que poner en marcha el proyecto. Con Paco Vicente Ortega, que fue muy pragmático, la CROEM creció de manera importante. Tomás Zamora mejoró los proyectos de calidad que ha de tener la gestión empresarial. Y a Miguel del Toro le ha correspondido una etapa mixta de bonanza y de crisis. Creo que lo está haciendo francamente bien. –¿Lo ves el más guapo de todos? –La verdad es que de eso no entiendo. Lo que sí sé es que es el mejor ‘peinao’. –¿Te empitonó alguna vez? –[Vuelve a toser, arrastrando, ya digo, las secuelas de un fumete excesivo] ¡No, en absoluto! Todo lo contrario. Me ha dado afecto, cariño y generosidad. Fenomenal.

–¿Qué de bueno y qué de malo tiene el empresario murciano? –No se distingue del resto. Lo que pasa es que yo he sido testigo de su evolución. Tiene de bueno la iniciativa, la creatividad y la capacidad de riesgo. ¿Qué tiene de malo? Antes, los niveles de formación, pues en el 82 solo un seis por ciento de ejecutivos tenía título medio o superior. Pero eso ha cambiado radicalmente. El concepto de empresa es ahora más integral y más apoyado en los profesionales. Otra cosa mala que pueden tener es que todavía no se han dado cuenta de que, si estuvieran plenamente unidos, serían el mejor lobby o grupo de presión en España y en el mundo entero. En el País Vasco, el empresario ya no le tiene miedo al que se le ha dado en llamar espionaje industrial. Aquí, esa línea no la hemos cruzado. Hay desconfianza. Pero esa asignatura hay que aprobarla con urgencia. –Larga parrafada ha sido esta, jefe. Para descansar, ¿te acostarías con don Luis del Rivero? –[Mira a García con mala jeta] No. –¿Ni la siesta? –[Seguro] Ni la siesta. Le respeto el saludo, pero somos como la noche y el día. –Él tiene un pastón y tú parece que no. Hablando de pasta, ¿llevas cuarenta mil duros sueltos para dejarme? –[Rápido] Sueltos, no. Te los puedo buscar. –Bueno, déjalo. Pero, joder, Valcárcel, a quien le pedí una vez lo mismo, mandó a Charo en seguida a que trajera el talonario.


GARCÍA HABLA CON GARCÍA

«¿Rico dices?rico LAMENTA QUE LA JUBILACIÓN SEA CORTA, PORQUE LA VEJEZ, SI DIOS AYUDA, SERÁ LARGA JOSÉ GARCÍA MARTÍNEZ

El entrevistador buscó plata en las cómodas, pero no vio nada

«

No me he hecho

D

ícese que los periodistas somos curiosos por naturaleza –no tanto por ducharnos–, pues nos gusta conocer (cobrando casi nada) lo que sucede por ahí para contárselo al personal. Todos los personajes públicos suelen despertar la sospecha –unas veces fundada y otras no– de que se han enriquecido, en muchos casos a nuestra costa.

F Gesto de Clemente durante la entrevista.

7

Entenderá el lector que me picara a mí también la curiosidad de saber si aquel Clemente de la Torre del Romo había acumulado tesoros. Por si un caso no me atrevía a preguntárselo –pues me estaba tomando un whisky de su propiedad y daba corte–, nada más entrar a su casa, me puse a mirar si había mucha o poca plata en los aparadores y mesitas del salón. Y la verdad es que no encontré ninguna. A lo mejor se me escapó un caballito de esos que tienen alzadas las patas delanteras. O un escarabajo comprado en El Cairo. Pero, vaya, esto son minucias. Objetos así han aparecido hasta en los desahucios. Total que, visto lo visto, me propuse cumplir con mi obligación de profesional. Y como era tonto andar con circunloquios, h

gente de murcia / 28 octubre 2011


8

GARCÍA HABLA CON GARCÍA

h le pregunté: «¿Te has hecho rico, con perdón?». La respuesta fue contundente: «Nada en absoluto» –respondió. Es más, me contó que, al quedarse ahora jubilado y sin CROEM que le ladre (lo del ladrido va sin maldad), solo con lo que dan por la pensión, a pesar de ser contributiva (o por eso mismo), iba tener que buscarse alguna cosilla para complementar. Menos mal que los chiquillos funcionan bien. Y la señora se conserva lo mismo que cuando era novia. Tersa, fuerte y animosa. Por lo que me creo yo que no le asusta la faena de tener la casa limpia y la comida dispuesta. Paquita ha defendido siempre a su marido con uñas y dientes. Hubo un tiempo en que me tenía una fobia tremenda. Yo me justifico: «Mira. Con el único que en aquella época se podía meter un periodista era con el alcalde». Y con este en concreto. ¡Era tan joven! ¡Tan entusiasta de su papel! ¡Con sus ondas en el pelo! (De eso hablaremos después). Parecía un moderno. Y le había tocado ser nuestro munícipe de la Transición. Y ello a pesar de que lo había designado a dedo el Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, a la sazón el camarada Enrique Oltra Moltó, alcoyano y con la misma moral franquista que el equipo de fútbol de su bonito pueblo. ¿Qué querías que hiciera yo, Paquita, a mis veintiséis añicos? ¿No quería Clemente democracia? ¡Pues toma democracia! ¿No quería libertad de expresión? ¡Pues toma libertad de expresión! –Sí, Pepe –dice ella–. Pero es que yo me levantaba cada mañana buscando en el periódico qué sapo tendría que tragarme ese día. ¡Es que me torcías el morro, 28 octubre 2011 / gente de murcia

No tengo « –asegura– ni un céntimo en Thalasia»

Su mujer, Paquita, no soportaba tragarse un sapo de este periodista cada mañana

cada vez nos veíamos por ahí! Honra a Paquita que reconociese abiertamente que me odiaba. Ahora ya no. No me olvido que el whisky lo ha pagado ella. Y me lo ha servido amablemente. Y no le importa que me sirva otro chispín. ¿No son suficientes síntomas de que ha guardado debajo del sofá el hacha de guerra? ...Tocante al pelo naturalmente ondulado de su galano, a la novia le gustó de siempre. Por eso le molesta que, a estas alturas, Clemente pretenda aplastarse lo que le queda, que todavía es notorio. Otra cosa es el caso del ex consejero regional Patricio Valverde –que se encarga ahora de encendernos y apagarnos la luz– el cual eligió el estilo planchado desde pequeño. Clemente, que con la edad y el tabaco muestra la voz más suavita, interviene para decir que él se tomaba mejor mis chorradas. Entiende que la crítica es buena. Y que un político, lo que debe hacer es reflexionar acerca de lo que se dice de él y de sus actuaciones. Tanto en lo que tengan de razonables como de estúpidas. «Siempre se aprende» –concluye. Volviendo a lo de las riquezas de este mundo (porque nadie se lleva nada al cementerio de Nuestro Padre Jesús. O de otros, claro), se me quedó a mí cierto regomello por no haberle preguntado sobre un rumor que circula por ahí, que asegura o supone que Clemente es socio de Thalasia (la empresa de baños y masajes, y creo que también hotel, en la que tiene que ver Del Toro). –[Saltando] ¡Ni un céntimo, te lo aseguro! Pues yo, como dijo aquel, ni mil palabras más sobre este enojoso particular.

JOSÉ GARCÍA MARTÍNEZ

S

igue delgado, Clemente, pero la andorga le sobresale una miaja. Como a tantos murcianos, lo mismo gordos que flacos. Debe de ser algo idiosincrásico –por decirlo a la manera culta– de esta provincia tan singular. –Eso es de la cerveza–asegura Paquita, su mujer de siempre, cortando en seco las especulaciones. Del whisky, no es –interviene el periodista. Lo digo porque, nada más entrar, pedí un par de vasicos, pero siempre que un vidrio fuera para el exalcalde. No cumplió el trato. En todo el tiempo de la conversación –tres cuartos de hora–, no se arrimó el oloroso néctar a los labios. Ni siquiera para las fotos. (O por no salir bebiendo en las fotos, que esa sería otra explicación). He dicho su mujer de siempre, porque estos dos tórtolos se hicieron novios en el año del catapún, que ya es decir. (Hubo un zagalón en mi pueblo, algo deficiente de cuerpo y espíritu, que deambulaba todo el día por las calles. Y cuando se topaba con una pareja, le entraba una cosa mu rara, pero agradable de sentir, y gritaba como enloquecido: «¡Ayyyy, los noviooos! ¡Los noviooos!». Y luego se reía con estrépito, el jodío de él). Paquita y su galán practicaron, en el buen sentido, el noviazgo propio de aquella lejana época, con Franco vigilándolos desde El Pardo. Se conocieron, como no podía ser de otra manera, en la Acción Católica del Barrio del Carmen. Su relación parece que fue también apostólica y romana. A pesar de ello, la familia materna, como todas las familias maternas a la sazón, tenía sus prejuicios sobre el particular. Y les puso carabina –carabino, en este caso–,


GARCÍA HABLA CON GARCÍA

... Y comieron

perdices

papel que desempeñaba un hermano de ella. ¿Con cuánto rigor? No debió de ser excesivo. Supongo que el muchacho se aburriría de andar con los prismáticos, y se escaquearía siempre que pudiese. Seguro que se iba a los billares, que entonces daban mucho juego. Además, siendo Paquita y Clemente tórtolos muy formales –por formados en la moral cristiana– tampoco tendría el vigilante demasiadas lujurias demoníacas que trasladar a los padres. Si es que les trasladó alguna, pues los hermanos tampoco querían que los llamaran acusicas. La parejita iba a bailar al Club Remo, aunque tampoco demasiado, porque el Diablo no descansa. Y en las pausas de la orquesta, se extasiaban desde la ventana mirando cómo el río tocaba los cimientos del famoso Molino de Roque, hoy arruinado. Se acercaban también a los huertos del Malecón, instalaban los traseros respectivos en el murete de dura piedra y comían deliciosas lechugas recién cogidas. (Reflexionemos por un instante sobre el hecho curioso de que los enamorados de hoy no comen lechugas como Dios manda. Las han cambiado por la hamburguesa y el bocata más o menos industriales). También iban al cine. El Salón Vidal, el Coy, el Rex –donde triunfaba Sarita Montiel– y el Teatro Circo Villar, medio siglo antes de que lo acicalaran. En fin, comían

De la andorga de su marido, Paquita culpa a la cerveza

pipas de las con sal. Cuando Clemente se agenciaba unas perras, iba a la confitería de Alonso y le compraba a Paquita una bolsa de pastillas de café con leche. Era esa una costumbre universal, pues mi padre, cuando bajaba a Murcia, le llevaba a mi madre una caja. Supongo que, para Clemente, en esas fechas, el precio de la cajita eran ya palabras mayores. También visitaban, por cercanía, el Jardín de Floridablanca, pero a don José Moñino lo miraban solo a hurtadillas, no fuera a ser que el señor cura párroco detectara que le estaban mirando la picha al Conde. Y, luego, pues nada. En cuanto que pasaron los mil años de relación que imponía la costumbre, Paquita, que era de la carretera de Alcantarilla, y Cle-

mente, que procedía de la Torre de Romo, entraron en circunstancia de casorio, lo ejecutaron y tuvieron tres hijos: un como sándwich, en el que los varones eran el pan y la niña el companaje. Por el orden de sus edades, digo. Fueron felices y comieron lechugas, pero, con el paso del tiempo, ya en perdiz, no a tajo parejo. Una cosa que esté bien.

Iban de novios al Club Remo y se extasiaban mirando el Molino de Roque

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

gente de murcia / 28 octubre 2011

9


10

CRÓNICA DESDE LA GLORIETA

Un alcalde de manos limpias, de honradez extrema Así calificaron los medios informativos su mandato en el Ayuntamiento de la capital

E PEDRO SOLER PERIODISTA

Los entonces Príncipes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, escuchan al alcalde Clemente García. 28 octubre 2011 / gente de murcia

ntre aquel 1972, en que tomó posesión como alcalde de Murcia, y 1979, cuando abandonó el cargo, se sucedieron acontecimientos, con sus repercusiones a nivel nacional e internacional, vividos intensamente por quien podría decirse que acabada de dar un paso definitivo sobre su no muy lejana juventud. Embarcarse con solo 35 años en la tarea fue, quizá, una decisión de responsabilidad más

que de orgullo. Y si esto se insinúa o se afirma, es simplemente porque, a lo largo del tiempo, su comportamiento público no ha mostrado jamás, que se sepa, orgullosos modos. Clemente García, alcalde de Murcia, entre esos años citados, ha manifestado siempre, debido a su carácter, una manera de ser retraída y respetuosa, aunque no haya faltado quien, a lo largo del tiempo, le haya señalado, de manera tai-

mada, como el último; sí: el último alcalde de la época franquista, a lo que hay que sumar que también fue el primero de la democracia. Nunca lo ha negado: «Yo llegué a la alcaldía en 1972 y, desde Madrid, de lo único que me examinaron era de futuro, y el futuro ya se sabía qué era por la desaparición de Franco. En 1976 se produjo el cambio que todos impulsamos. Yo formé parte de las Cortes, que aprobaron la Ley de Reforma Política, como diputado en representación de los municipios de Murcia». Hay un librito –clara y compendiada biografía de los citados años–, que Clemente publicó en 1996. Quizá porque ya había sucumbido suficientemente la tensión pública y se vivía un tiempo de serenidad, parecía momento adecuado para evocar con precisión las experiencias de esos años, atravesados por unas circunstancias difíciles y comprometidas. Fueron, en gran parte, años enmarcados en la transición política, que hoy parece lejana y casi olvidada, pero que, antes de llegar a una definitiva solución, provocó en la sociedad española una sucesión de muy complejos comportamientos. Fue una etapa interesante, políticamente interesantísima, pero personalmente muy sujeta a vaivenes, asperezas, agresiones verbales o incomprensiones, que Clemente no vislumbraba plenamente aquel junio del 72, cuando se convirtió en el alcalde más joven que había tenido Murcia. La sinceridad puede ser una de las facetas que más claramente ha mostrado, sin que nunca se le haya advertido deseo alguno de falsear la situa- h


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

11


12

CRÓNICA DESDE LA GLORIETA

Clemente García con Miguel Roca, obispo de la diócesis y con el pintor Ramón Gaya.

h ción. El periodista García Martínez afirmaba que era una persona de un interior «diáfano, claro, sencillo y verdadero». Volviendo al principio, el propio Clemente García nunca

Prudencia contrastada pando de proyectos e ] Clemente García, iniciativas en diversos hombre de plática afaórdenes sociales a lo ble y dialogante, de largo de su vida. sonrisa educada y verMiguel Ángel Cámara Alcalde de Murcia Clemente García fue bo ágil, de prudencia un gran Alcalde de Murcontrastada en años y años de servicio público como fun- cia. Trabajó con serenidad en unos cionario, alcalde y secretario general momentos complejos desde el punto de la CROEM, a quien jamás han lo- de vista político y, a pesar de ello, grado arrancarlo de la cercanía y consiguió sentar las bases de una calidez en el trato que dispensa a profunda modernización del Municuantos hemos disfrutado de su cipio, fomentando la participación amistad o hemos tenido el privilegio ciudadana y el diálogo social en torno de trabajar a su lado. No es un al modelo de desarrollo urbano de halago fácil: Lo atestiguan los ve- Murcia. Clemente García se merece el rescinos de Murcia y generaciones de empresarios que han depositado peto, cariño y admiración de toda la su confianza en Clemente García sociedad murciana a la que ha serpara tutelar desde la CROEM el des- vido con honradez, decisión, compromiso y lealtad en toda su trayecarrollo de sus empresas. La personalidad de Clemente Gar- toria personal y profesional. Enhocía, su empuje por involucrarse hasta rabuena Clemente y mi deseo de la médula allí donde ha sido reque- que continúes aportando tu conorido, le han permitido seguir partici- cimiento y sabiduría en el futuro. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

más intenso después de la muerte de Franco. Sintió un «interés convincente» por la reforma política que se avecinaba, pese a que ya había decidido que su etapa al frente del Ayuntamiento finalizaría de modo definitivo. No deseaba seguir en política. Fueron años de tensión, porque los partidos políticos habían aflorado y, en interés por su máximo protagonismo, presionaba en no pocas actividades de la vida municipal. Para Clemente García aquella situación «no fue nada fácil»; pese a esto, siguió en su puesto, «por sentido de la responsabilidad y de servicio contraídos con la ciudadanía». Pensó que era el mejor método para seguir reivindicando, ante las autoridades nacionales, la solución de problemas que Murcia arrastraba, y de tanta trascendencia como eran trasvase, autopista, ejecución de la Ronda Sur... Junto a los partidos políticos, las centrales sindicales habían comenzado a plantear sus reivindicaciones, por lo que surgieron manifestaciones y huelgas, que afectaban de manera muy directa a los ayuntamientos. También, para el alcalde de Murcia fue una como dolorosa realidad, que, con

negó su procedencia del Consejo Provincial del Movimiento, en el que ya se operaba, en 1970, con un primer intento de pluralismo político; como reconocía sus implicaciones con Cáritas, que definió como «una primera experiencia personal sobre los problemas que afectaban al país y cuya solución tenía que abordarse desde todas las instancias». Funcionario de la Diputación Provincial, llegó a la alcaldía de manera «totalmente inesperada», y, poco después, empezó a vivir el proceso de cambio que se estaba gestando en la sociedad española, especialmente, tras el asesinato de Carreo Blanco, y de modo

Festejos populares: éxitos y fracasos P. S.

Clemente García dedicó ese librito –aunque ofrece más de doscientas páginas–, citado por algún lugar de esta crónica, a

su mujer, Paquita –que siempre mostró comprensión y ayuda, «para compartir éxitos y fracasos»– y, en general, a la sociedad murciana, «por su participación activa en la consecución


CRÓNICA DESDE LA GLORIETA

«Aroca era el alcalde que Murcia necesitaba en aquel momento», dijo un generoso Clemente García motivo del nacimiento de las autonomías, se produjese la separación entre Albacete y Murcia. Clemente expuso años después que «alguien debe explicar con mayor autoridad lo sucedido para no ir juntos en la demanda autonómica». En las primeras elecciones municipales, once candidaturas se disputaban el mando en el Ayuntamiento de Murcia, el único de España, que, meses antes y a instancias del su propio alcalde, había decidido ofrecer toda la información posible sobre la situación municipal, sus finanzas, sus recursos, obras en ejecución, proyectos... Así se llegó a un relevo, sin más alteraciones y trámites que la firma sobre el estado económico del municipio. Tomaba posesión José María Aroca, «el alcalde que Murcia necesitaba en aquellos momentos y que supo transitar, en los primeros años de cambio, con talante renovador y respetuoso para todos». Una prueba generosa de reconocimiento de Clemente hacia su sucesor.

del cambio político y en la gestión municipal». Hubo también otros cambios, que siguen, aunque no se adviertan, como fue el impulso que recibió el Bando de la Huerta, con la instalación, por vez primera, de barracas huertanas en plazas y jardines de la capital. El éxito no acompañó a la Batalla de Flores, criticada o alabada, y que fue su-

El mismo día en que se constituían los ayuntamientos democráticos, el ya ex alcalde de Murcia se presentó –pese a que disponía de un mes para hacerlo– en la Diputación, para reincorporarse a su puesto de trabajo como funcionario. Inició su actividad, responsabilizándose de la Imprenta Provincial, situada entonces en el Palacio de San Esteban. En la trayectoria de Clemente García al mando del Ayuntamiento, existen facetas de menor resonancia, pero de no menos interés público, como sería la presencia de las asociaciones de vecinos, que se convirtieron durante aquellos años en un reclamo constante de mejoras, bajo el frecuente respaldo de los incipientes partidos políticos. El alcalde mantuvo un trato cercano con ellas, como sucedió con las pedanías, que llevaban una existencia indefinida en sus relaciones con el Ayuntamiento, y a las que supo atender, para eliminar sus carencias y las lógicas aspiraciones planteadas por sus habitantes. Los acontecimientos de corte político o sindical y las reivindicaciones vecinales hallaban en los medios informativos un amplio campo de resonan-

primida, con la esperanza de pronta recuperación. El Entierro de la Sardina sí recuperó, en 1973, gracias a las gestiones de Adolfo Fernández, la figura del Gran Pez, o la instalación del Albergue Sardinero, que «se fue al garete, como tantas otras cosas –recuerda Clemente– que en esta Murcia nuestra fracasan por actitudes incomprensibles».

cia, que, a veces, solían endosar al alcalde «comentarios y críticas infundados, que dolían por injustos o no ajustados a la realidad»; aún así, reconocía que, por lo general, sí mantenían «la defensa a ultranza de las cuestiones de Murcia». Saber encajar críticas y mantener un rasgo constante de respeto hacia la libertad informativa, pese a los posible errores, fue debidamente valorado, ya que los propios medios informativos sin excepción se aunaron, para rendir homenaje a Clemente y hacer pública h

Clemente García en el momento de jurar su cargo de alcalde de Murcia.

Casi cuarenta años después, Clemente García volvió al sillón de alcalde de la mano de ‘Gente de Murcia’

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

El Plan de Clemente tratamos de hacer com] Soy, como Clemente, patibles con los interede la generación que ses de la ciudad. SiemAntonio López Pina llapre he dicho, y muchos ma «del 56», en la que José Méndez Ex alcalde de Murcia me lo han oído, que Clehabía gente que se quemente García tuvo, en dó en el Movimiento, que se fue al PCE, o a la Democracia su etapa de alcalde, actuaciones digCristiana, etc. Pero todos teníamos nas de destacar: adquirió para la ciuun fondo común: sabíamos que el dad los terrenos de la FICA, creó Merfranquismo duraría mientras viviera camurcia y cedió a la Universidad el general y había que pensar para los terrenos para hacer el campus. el futuro en un sistema de legalidad Pero lo más importante fue el Plan democrática y europea. Clemente y General de Ordenación Urbana de yo hemos seguido trayectorias polí- Murcia, que resultó modélico, ha duticas paralelas sin encontrarnos nun- rado más de 20 años y deja muy peca y hoy me siento con él y otras queño al actual Plan de Ordenación. personas en un Consejo municipal Solo por eso Clemente se merece donde trabajamos en la defensa de más que la calle que le han dedicado las garantías de los ciudadanos, que en el Polígono Industrial. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

13


14

CRÓNICA DESDE LA GLORIETA

h una nota, en la que se expresaba el reconocimiento por la política de puertas abiertas que había mantenido y la constante disposición a facilitar las tareas de quienes solicitaron de él entrevistas o información de corte municipal. Se dijo que «acababa una gestión transparente, de manos limpias, de honradez extrema». Clemente García abandonaba el Ayunta-

Él reconoce que «mereció la pena servir a Murcia y desde ella hacer posible la nueva España» miento, tras «siete años jóvenes que –afirmaba– dediqué a los murcianos con ilusión y con fe en el futuro de un mu-

Ciudad universitaria, autopista y Plan P. S.

En la etapa municipal de Clemente García surgieron hechos que son, por supuesto, los que más en vilo mantuvieron su interés personal. Uno de ellos fue su preocupación por la Universidad, que atravesaba «un estan-

El alcalde, en una reunión con vecinos de Beniaján.

28 octubre 2011 / gente de murcia

camiento de contenido y carecía de un programa expansivo, y no solo por cuestiones urbanísticas». Por esto, el 24 de septiembre de 1974, el Ayuntamiento aprobaba, a propuesta del propio alcalde, una moción, que pretendía eliminar una situación, en la que, entre todos los

distritos universitarios, Murcia aparecía como el más deprimido. Los medios informativos apoyaron intensamente la decisión. A propósito de la visita del ministro de Educación, el alcalde presentó –durante la reunión de una junta de Gobierno y Claustro Universitario– la propuesta de creación de una Ciudad Universitaria, en terrenos cedidos por el Ayuntamiento, entre la estación de Caravaca y la Senda de Granada. La oposición radical de los propietarios de los terrenos, que alegaban la riqueza frutal que se perdería –algo que nadie defendió, cuando el mismo espacio se convirtió en una extensa zona urbana– lo impidió. Posteriormente, se eligió un espacio situado en Espinardo, de 62 hectáreas, cedidas por la empresa Urbagrisa, mediante las compensaciones urbanísticas procedentes. El 3 de febrero de 1977 se firmó el acuerdo para la creación del campus universitario. Ha-

nicipio, que es capital de la región y principal punto de apoyo para su crecimiento socioeconómico». Se podría escribir mucho más sobre la estancia de Clemente García al frente del Ayuntamiento capitalino. Él recuerda y, a la vez, reconoce que «mereció la pena servir a Murcia y desde ella hacer posible la nueva España».

bía sido una iniciativa directa del propio alcalde, «en plena transición política». Otra de las obras de enorme interés fue la autopista por la franja mediterránea, que había llegado hasta Alicante. La concesión de la obra hacía Murcia estaba pendiente de adjudicación, pero se convirtió en autovía, para ahorrar dinero. El Ayuntamiento mostró su disconformidad por la discriminación que sufría Murcia, y hubo de soportar los enfrentamientos que protagonizaban los partidos políticos. Esto provocó retraso de diez años y recibir un tratamiento inferior al de Valencia o Alicante. Y un tercer asunto, en el que Clemente García desempeñó un trascendente papel, fue el Plan de Ordenación Urbana, iniciado por su predecesor, Miguel Caballero. Era una necesidad perentoria, ante el caos que se observaba en la construcción, especialmente en plena huerta. «Momento de gran importancia para el municipio de Murcia», fue aprobado en diciembre de 1977. Otra de las grandes satisfacciones que Clemente García experimentó a lo largo de su mandato.


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

15


16

OPINIÓN / IMÁGENES

Jurista

Juan Martínez Moya Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia

] La ciencia del Derecho o sirve a la vida o no sirve para nada. Esta es una máxima que si la olvida un jurista convierte su trabajo en algo estéril. Clemente García en la solapa de su libro ‘Mereció la pena. La transición política en el Ayuntamiento de Murcia’ (1996) se presenta como abogado. Nos dice también que fue Procurador en Cortes por los municipios de la provincia y que fue Alcalde de Murcia. En esa presentación emplea el pretérito perfecto para decirnos que ha realizado trabajos de investigación jurídica y sociológica, y finalmente vuelve al presente para informarnos que «desempeña la Secretaría General de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia». No hace mucho tiempo ingresó en la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia de la Región de Murcia. Clemente García ha cumplido esa máxima. Con la versatilidad inherente al buen oficio de jurista, ha sabido hacer una buena práctica en muchos campos del Derecho porque dominaba la teoría. Como avezado abogado no descuidó su formación jurídica leyendo, escribiendo e investigando. Pero también por ese sentido práctico del jurista captó al tiempo que la vida es mucho más rica que las previsiones que recogen los libros jurídicos y que, con frecuencia, el caso concreto que hay que resolver presenta problemas que no se encuentran en esos libros y que obligan a inventar la solución más razonable. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

Cronista parlamentario Clemente ha conse] De Clemente García guido con sus crónicas se han dicho muchas coautonómicas el que tosas y todas ellas –como dos tengamos ocasión no podía ser de otra forFrancisco Celdrán Presidente de la de conocer en profunma–muy buenas, tanto Asamblea Regional didad y –como conseen el plano profesional cuencia– valorar nuestro sistema e intelectual, como en el humano. Pero de Clemente García quiero autonómico y el papel que para su yo reconocer, significar y agradecer, creación y consolidación ha desuna faceta que, estimo, no ha sido empeñado la Asamblea Regional. Sobre este tema ha publicado dos suficientemente ensalzada: la de cronista de nuestra autonomía en ‘Crónicas de la Autonomía’, y la tergeneral, y de la Asamblea Regional cera está a punto de aparecer. Les recomiendo encarecidamente la lecen particular.

tura de las mismas, pues en ellas Clemente ha sabido aportar información esencial y, de forma amena, nos ha ido descubriendo los mecanismos de trabajo y las claves del origen, desarrollo y consolidación de nuestra Autonomía. Su labor en este campo de estudio y divulgación del sistema de autogobierno , con especial significación del parlamento regional, hacen que también desde la Asamblea Regional nos sumemos –institucional y personalmente– al agradecimiento colectivo de toda la Región de Murcia a Clemente García por todo lo que ha hecho por ella. ‘

GALERÍA DE IMÁGENES

Placa de la CEOE.

Una calle en Murcia.

‘Crónicas de la Autonomía’.

Distinción empresarial.

Un hombre sabio a lo largo de estos años ] Conocí a Clemente y de la que me siento García hace muchos orgulloso. años, cuando él era alComo secretario calde de Murcia y yo un Rafael González Tovar Delegado del Gobierno general de la CROEM ha joven de Alquerías que en Murcia sido un hombre de conmantenía posturas políticas diferentes a las que él repre- senso, de diálogo fácil y discreto, una sentaba. A pesar de ello, hubo una persona que ha funcionado durante buena sintonía personal entre nos- mucho tiempo como el eje central de otros, un respeto mutuo y una relación la organización empresarial murciana de cordialidad que se ha mantenido y un trabajador en pro del diálogo.

En realidad ha sido trabajador en todo: en apoyo de la economía regional, en defensa del entendimiento, en la búsqueda del progreso empresarial, en la firmeza de su compromiso con las tareas que en cada momento tenía que afrontar y en el cultivo de la amistad. Podrá parecer a alguien que esto no son más que elogios de compromiso hacia quien se jubila. Será porque no conoce a Clemente García que es todo eso y mucho más; por ejemplo, un hombre sabio, culto y con gran sentido del humor. ‘


OPINIÓN / IMÁGENES

Dispuesto al diálogo ] De Clemente García destacaría que es una persona inteligente, directa, alguien muy preocupado por los temas regionales. Dice sin rodeos lo que piensa en todo momento, pero al mismo tiempo tiene una mentalidad abierta que le permite, no solamente escuchar, sino también comprender, respetar y tener en cuenta los puntos de vista y las opiniones de los demás. Estas cualidades y valores son imprescindibles para dar respuesta a los retos que se nos plantean en esta encrucijada en la que vivimos, en un momento en que el mundo está sometido a cambios estructurales que están transformando a gran velocidad nuestras empresas, nuestras instituciones y hasta nuestras vidas.

No huye de los retos Pedro Saura Secretario general del PSRM-PSOE

Su forma de entender la Región, su compromiso con ella, y su predisposición al diálogo, lo han convertido a menudo en un elemento de cohesión en nuestra Comunidad Autónoma, en momentos en que los acuerdos y los consensos han sido necesarios. Él siempre busca los puntos que unen más que los que separan, la conciliación de posturas por encima del enfrentamiento. Clemente García es alguien que tiene la capacidad de anteponer el interés colectivo por encima de planteamientos individuales. Y en lo personal, mi trato con él ha sido y sigue siendo cordial, de respeto y de afecto. ‘

que ha sido un ] No insistiré gran rasgo de en que la hissu personalidad toria de CROEM Pilar Barreiro que está detrás está unida a la Alcaldesa de Cartagena de ese espíritu de Clemente García y que ha sido factor de lucha y esa mirada nueva esencial en las bregas y ba- en todas las causas que le tallas del empresariado re- ha tocado defender. A muchos nos admiró que gional. Podría añadir que siempre he apreciado su alguien de su veteranía y sensibilidad municipal y le trayectoria tuviese el arrojo he agradecido muchas ve- y la voluntad de sacrificio ces su consideración hacia de leer su tesis doctoral Cartagena; pero me resulta apenas nueve años antes difícil hablar de Clemente de jubilarse. Hubiéramos sin destacar el que yo creo esperado un trabajo sobre

cualquiera de los mil aspectos de la vida empresarial. Le hubiese resultado fácil y seguro que habría sido una importante aportación en ese campo. Pero nos sorprendió a todos con un valioso trabajo sobre el derecho al honor y a la imagen en la doctrina del Constitucional. Su tesis, cuya lectura aconsejo vivamente, demuestra que Clemente no huye de los retos, y menos cuando le toca a él mismo elegirlos. Por eso sé muy bien que hay que seguir atentos a Clemente García. Por mucho tiempo. ‘

GALERÍA DE IMÁGENES

Con el Príncipe y con el Defensor del Pueblo.

gente de murcia / 28 octubre 2011

17


18

CRÓNICA DESDE LA EMPRESA

Clemente saluda a los Príncipes de Asturias junto a Miguel del Toro.

El alma de la croem Así definió Miguel del Toro a Clemente García, cuando éste recibió la Medalla de Oro de la organización empresarial P. S.

A Clemente García lo fichó José Luis Villar Sigismondi, primer presidente de la Confederación 28 octubre 2011 / gente de murcia

D

ice el refrán: «Algo tendrá el agua cuando la bendicen». Y quizá pudiera aplicarse a la trayectoria de Clemente García como secretario general de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), entidad fundada en noviembre de 1979. Clemente García había decidido, en 2008, dejar su puesto y acogerse a su bien ganada jubilación, tras tantos años de servicio. Pero, pese a que se había insinuado en algún medio informativo que la llegada de un nuevo presidente provocaría su salida inmediata de la CROEM,

fue el propio y reelegido nuevo presidente, Miguel del Toro, quien solicitó al secretario general que continuase en su puesto otros dos años. Consideraba que era «una persona tremendamente válida para la organización empresarial y para la Región. Y le he pedido por activa y por pasiva que continúe». La decisión correspondía exclusivamente al propio secretario general. Y, siguiendo con los refranes, «Como es de bien nacido ser agradecido», el mejor modo de agradecer la confianza que en él se había depositado durante tantos años, no podía ser otro que aceptar el requerimiento presidencial, aunque, prácticamente, su retirada se había dado por hecha; tan hecha, que los medios informativos, además de propalar el cambio que se produciría, también acudieron a Clemente García, para que les narrase las importantes experiencias en el seno de la organización empresarial. Los periódicos deseaban dar a conocer su larga trayectoria y mostrar las diferencias abismales que se habían producido en el transcurso de los

años, y cómo la CROEM, que surgió sobre el débil ensamblaje de unas pocas empresas, se había convertido en una sólida estructura. Clemente, convencido de su adiós, afirmó que se retiraba «con mucha historia y mucho afecto. Y me dejo el alma porque me costará trabajo salir de la casa». Pero hubo de seguir, porque no podía ser un desagradecido. Había llegado a la secretaría general de la CROEM, fichado por el primer presidente, José Luis Villar Sigismondi. Y el hecho de que permaneciera en su puesto, en las sucesivas etapas de Francisco José Vicente Ortega, Tomás Zamora y Miguel del Toro, debía radicar, inexorablemente, en la valía de su actuación profesional. No han sido frecuentes sus apariciones en la prensa, para expresar su responsabilidad y sus gestiones, pero sí para actuar de portavoz de CROEM y de sus presidentes y en defensa de planteamientos propios de la organización empresarial y que de manera muy directa han afectado a la Región de Murcia. Ha actuado como una persona con suficiente conocimiento de las distintas situaciones que, a lo largo de estos años, se han vivido. Recuérdese la presentación del Plan Industrial de la Región, en agosto de 1997, cuando mostraba su lógico deseo de que sirviese para la recuperación empresarial que Murcia necesitaba. Y fue Clemente García quien, a la hora de transformar el edificio del sindicato vertical, de la calle de Santa Teresa, en lugar de acogida para UGT y CROEM, actuó de representante empresarial, para lograr un consenso final, que abocaría a la disposición de un excelente local para unos y otros. h


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

19


20

CRÓNICA DESDE LA EMPRESA

Los Príncipes presidieron el acto conmemorativo del XXX Aniversario de la CROEM.

Juan Bernal calificó a Clemente de personalidad imprescindible para el desarrollo regional

h

Si se le rinde homenaje, a la hora de su definitiva –ahora, sí– despedida, por decisión de jefes y compañeros, también, hace más de una década, la directiva de CROEM tomó la iniciativa de homenajear a quien había demostrado «la eficacia de sus gestión en el puesto que ocupa». No debía de tratarse de un trámite en atención a quien desempeñaba un puesto de responsabilidad, porque qui-

Confianza innovó en su tiempo y ] Al redactar estas fue uno de los primeros breves palabras me vieliberales en el ámbito ne a la mente que una económico, Clemente de las primeras llamaSalvador Marín ha estado siempre en das que recibí al ser Consejero de Economía la vanguardia con su nombrado decano del Colegio de Economistas de la Región tesón, capacidad y conocimiento, de Murcia, fue la de Clemente García. generando un valor, sin duda intanAl otro lado de la línea, Clemente gible, pero que hoy es muy tangible me trasmitió algo que caracteriza a y demandado como es la confianza. este ilustre murciano: su capacidad Para mí, anteriormente y ahora, despara generar confianza. Clemente de mi cargo de consejero del Gobierno García es un discreto y valioso líder de la Región de Murcia, siempre he de la sociedad murciana. Con su sa- encontrado en Clemente un realista ber hacer es un referente ineludible, observador y protagonista de la reun ejemplo, siendo siempre su pre- alidad económica, cuya opinión sencia apreciada en distintos ám- tengo en cuenta por su inmenso bitos. En nadie mejor que él recayó valor para el desarrollo regional y el I Premio Conde de Floridablanca. por la sensación de confianza en el Al igual que el ilustre José Moñino consejo o dato recibido. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

zá no era necesario. Debía de ser un reconocimiento que también impulsó a la CROEM a otorgarle su Medalla de Oro, a propósito del veinticinco aniversario de la entidad. Fue, como él mismo reconocía, sin tapujos, el premio «a un trabajo que me gusta y que, si a la vez me lo premian, me hace tremendamente feliz». Con motivo de la entrega de la distinción, el presidente Miguel del Toro aludió a la «brillante preparación y extraordinaria capacidad de trabajo» de Clemente García. Y lo definió como «el alma de la CROEM. Es difícil encontrar una persona con ese afán de servicio. Voluntad, dedicación y esfuerzo; y puedo afirmar con toda rotundidad que la Confederación ha llegado hasta donde se encuentra ahora mismo, gracias a la labor de este hombre». Por algo, Miguel del Toro, cuando tomó posesión como presidente, había pedido a su secretario general que se mantuviera en su puesto. La respuesta emocionada de Clemente García fue de gratitud a cuantos le «habían permitido trabajar a su lado». Él también sabía estar, lógicamente, al lado de quienes lo homenajeaban. Los empresarios lorqui-

nos, tiempo después le otorgaban su Insignia de Oro. Si se continúa con otras distinciones, a Clemente se le otorgó, en febrero de 2003, el Premio Conde de Floridablanca, «dentro de la modalidad de personalidades, por su trayectoria profesional, al servicio de la economía de la Región». Se había tenido en cuenta, como afirmaba el entonces consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, que se trataba de «una personalidad imprescindible para el desarrollo de la Región de Murcia, desde la CROEM y desde numerosos organismos e instituciones», y que, de manera especial, se había manifestado en su capacidad de «favorecer el consenso entre posiciones divergentes». Entre trabajo, dedicación y homenajes, a lo largo de los años en los que Clemente ha desempeñado el puesto de secretario general de CROEM, ha sabido batallar por superar posturas encontradas y mostrar la preocupación empresarial por problemáticas tan gravosas como el desarrollo económico, el paro o la situación de los inmigrantes, que en gran número sigue sin regularizar. La firma del Pacto Social, en marzo del pasado año, fue una de la prue-


CRÓNICA DESDE LA EMPRESA

bas de su constante interés por encontrar el consenso en problemáticas que, de manera común, afectaban a empresarios y trabajadores. Que se trata de una personalidad imprescindible, también para temáticas que salen de su estricta representación como secretario general de la CROEM, lo evidencian otras actividades o reconocimientos, que Clemente García ha protagonizado. Podría citarse su ingreso en la Academia de Legislación y Jurisprudencia, con un discurso sobre los derechos individuales, al alcance de las libertades y el valor de los principios; o su designación como vocal del Consejo Social de la Universidad de Murcia, ansiosa por recibir nuevas ideas y propuestas. También, desde otro punto de vista, habría que contemplar su afectuosa ensambladura con cuestiones de ámbito ciudadano y popular, a las que nunca se ha negado, como actuar de rey mago en la cabalgata de 2006 o pronunciar el pregón de las Feria de Septiembre de 2007, en el que habló de una Murcia, como «lugar para quedarse mirando y participar». Y no supo negarse a la petición que le hiciera Antonio Campillo, para que figurase como presidente de la fundación que proyectaba el famoso escultor. Sus ‘Crónicas de la Autonomía de Murcia’ son otra muestra de que Clemente García ha sabido valorar las gestiones de organismos tan diversos como la CROEM y el Parlamento regional. De cualquier forma, lo que ahora viene más a cuento es su perenne conducta como secretario general de los empresarios murcianos. Ya lo dijo su actual presidente: «Clemente fue el alma de la CROEM».

El agua o la fuerza de la fe P. S.

U

na de las trifulcas, en las que con más interés se adentraría Clemente García, como secretario general de la CROEM, fue provocada por el gobierno de Castilla-La Mancha, en su deseo de derogar el Trasvase. Él fue quien afirmó que se trataba de un empeño imposible, porque ni el Estado dispondría de capacidad económica suficiente para indemnizar a los agricultores murcianos. Clemente se mostró dispuesto a «salir al paso de esta pose política» de quienes deseaban acabar con «veinticinco años de derechos adquiridos, de rentabilidad, de esfuerzo inversor de la agricultura y de garantías en el abastecimiento». Tiempo después, cuando fue designado pregonero de la Feria de Septiembre de 2007, volvió a evocar el Trasvase, como una obra en la que jamás pensó que de modo alguno pudiera cuestionarse. «Nos agarramos al agua con la fuerza de la fe», afirmó.

También, el 8 de abril de 2010 –cuando un representante del gobierno de Castilla La Mancha dijo que Murcia empleaba el agua del Trasvase para regar campos de golf– retaba a que «salga a la pizarra y nos demuestre sus acusaciones, pues quien acusa tiene la carga de la prueba y no al revés». Convencido de sus afirmaciones, pidió la unión de los murcianos, «porque nos va el futuro con el Trasvase».

Valcárcel y Del Toro aplauden a Clemente en su despedida. En la otra foto, Juan Roca, Carlos Egea y Clemente García en la manifestación de Valencia a favor del Trasvase del Ebro.

Clemente García es un convencido trasvasista

Autoridad moral que sus palabras. La ] Hay algo que siemautoridad moral es pre he admirado en algo que se obtiene, Clemente García. Su nadie puede otorgárautoridad moral. Es José Ballesta Consejero de telo. Simplemente, se éste un concepto de Universidades, Empresa e Investigación tiene o no se tiene. Es, difícil definición. Diría por tanto, un patrimoque es, más bien, un conjunto de percepciones. La tran- nio absolutamente personal. Una quilidad que inspira su sola presen- trayectoria impecable de servicios cia en una reunión. El juicio siempre a nuestra región avala toda su vida acertado sobre los aspectos más personal y profesional. Una vida complicados. También sus silencios, plena, de la que quedan todavía caque, ocasionalmente, dicen más pítulos por escribir. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

21


ENTREVISTA n MIGUEL DEL TORO, PRESIDENTE DE CROEM

«Clemente García

sigue siendo un activo de la

«

22

Región

GENTE DE MURCIA

E

«YO SOLO PUEDO TENER BUENAS PALABRAS DE UN HOMBRE QUE LO HA DADO TODO POR LA CONFEDERACIÓN»

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

28 octubre 2011 / gente de murcia

l presidente de CROEM, Miguel del Toro, accedió al cargo en el año 2002. Su apretada agenda de la última semana le impidió mantener un encuentro con el periodista de ‘Gente de Murcia’ para la realización de esta entrevista, por lo que finalmente respondió a las cuestiones que siguen a través de su gabinete de prensa. –¿Qué puede decir de Clemente García? –Clemente es un hombre muy importante en la Región de Murcia. Fue participante y testigo de excepción desde la Alcaldía de Murcia de una época convulsa en nuestro país, la de la Transición, y contribuyó a la normalización institucional en democracia. Después supo vertebrar el colectivo empresarial y social de la ciudad y de la región. Si CROEM tiene más de 70 asociaciones sectoriales y miles de empresas respaldándola es, en buena parte, gracias a su labor constante desde la Secretaría General de la confederación. Hemos compartido diariamente la tarea de defender la actividad empresarial durante nueve años y eso da para mucho, también para las diferencias. Creo que, por eso mismo, ha sido un periodo muy enriquecedor para los dos. Espero que él también guarde un buen recuerdo mío. Yo solo puedo tener buenas palabras de un hombre que lo ha dado todo por la confederación, por los empresarios de esta Región y


ENTREVISTA

salud laboral y el desarrollo socioeconómico en consonancia con el respeto al medio ambiente, entre otras muchas materias. En definitiva, hemos logrado hacer de CROEM un dinamizador de la actividad empresarial y una institución reconocida en todos los ámbitos y de cara a la sociedad. –¿Qué se debe hacer para salir de la crisis? –Los empresarios tenemos claras las prioridades. Hay que abordar, de una vez por todas,

«

Trabajamos por hacer del autoempleo y de la iniciativa empresarial una fórmula natural de acceder al mercado de trabajo

»

de primera línea en los libros que ha escrito y que, seguramente, están por venir. Clemente García sigue siendo un activo de la Región de Murcia y eso es motivo de celebración». –Qué hechos o avances considera más importantes de su mandato? –Creo que el asociacionismo empresarial está plenamente consolidado y quiero pensar que algo he contribuido a ello. La Confederación tiene una presencia cualitativa en todos los foros estratégicos de esta Región y no sólo revindica los factores que contribuyen a su desarrollo sino que denuncia aquellos otros que limitan su potencial. Además, desde la Confederación seguimos reforzando los servicios que prestamos a asociaciones sectoriales, empresas adheridas y emprendedores en general. Trabajamos por hacer del autoempleo y de la iniciativa empresarial una fórmula natural de acceder al mercado de trabajo y nos volcamos en materias como la formación, la seguridad y la

una reforma estructural ambiciosa del mercado laboral con salarios más flexibles, incremento de la productividad y simplificación de la contratación para atajar la temporalidad. En paralelo se impone reformar la negociación colectiva, porque hay que adaptar las condiciones de trabajo a las necesidades reales de las empresas. Y también la fiscal, ya que el empresario español sigue soportando mayores cargas que sus colegas de la Europa industrializada. Son tres reformas ineludibles e imprescindibles para remontar la situación, a las que debe acompañar la reestructuración del sistema bancario, para que fluya de nuevo el crédito a familias y empresas, el control del déficit público y el ajuste de los gastos corrientes mediante una transformación profunda de las Administraciones, de manera que se priorice el empleo en el sector privado. También hemos demandado muchas veces que se acabe con la altísima morosidad de las Administraciones Públicas, que deben millones

de euros a las empresas. Estas medidas generales tendrían efecto inmediato en todo el país, aunque siempre se dependa en gran medida de la coyuntura internacional. –¿Cómo afrontar con garantías el futuro? –Es importante avanzar en la estructura productiva. Seguimos manteniendo altísimos estándares de calidad en el sector agrícola, que no solo está tirando de nuestra economía sino que es líder en exportación. Pero no será posible evolucionar sin recuperar la construcción, desarrollar el sector industrial e invertir en turismo, de cuyo potencial nadie duda pero que no da el salto en cantidad y calidad deseable. La innovación y la internacionalización son los dos ejes sobre los que se debe asentar la Región de Murcia del siglo XXI, que ha demostrado de sobra su know how en sus tradicionales puntos fuertes, pero que busca ampliar fronteras para poner en valor su ubicación estratégica en el Arco Mediterráneo. No somos más que nadie, pero tampoco menos. Si nos lo creemos un poco, lo conseguiremos.

«

Seguimos manteniendo altísimos estándares de calidad en el sector agrícola

»

Clemente y Miguel del Toro se abrazan durante la Asamblea de despedida. F

que me ha hecho más fácil el compaginar mis compromisos profesionales con la representatividad institucional de la Confederación. Y como reflexión final sobre la figura de Clemente García, Del Toro señala: «No creo que Clemente deje nunca la vida activa. Su voz se seguirá oyendo en los distintos escenarios en los que todavía participa, incluidos los medios de comunicación y, además, nos deja sus vivencias y sus experiencias

gente de murcia / 28 octubre 2011

23


24

OPINIÓN / IMÁGENES

GALERÍA DE IMÁGENES

Nochevieja de 2000.

Horas después de la boda, a ver el Real Murcia-Barcelona en La Condomina.

El chiquillo Clemente García.

Fin de curso en los Maristas.

Despierta confianza cial. Recuerdo vagamen] Hace poco, me ente que alguien quería contré con Clemente moverle la silla, o algo García y le dije: «te esasí, lo cierto es que me tán haciendo muchos Carlos Collado Mena Ex presidente de la pareció tan injusto que homenajes y me aleRegión de Murcia corté la cuestión inmegro. Yo no he asistido a ninguno, pero quisiera que me con- diatamente. Desde entonces, siempre siderases como el primero de los que hemos coincidido he te nido con presentes en cualquiera de ellos». él una fina y excelente química. Conocí a Clemente en la Diputación. Es un hombre que despierta conÉl era director de la imprenta provin- fianza, que escucha con interés y 28 octubre 2011 / gente de murcia

Comida del matrimonio con los hij

con quien encuentras pronto acuerdos y soluciones. Siempre ha sido así. Lo fue, por citar algunos ejemplos, cuando se fundó Undemur, ese instrumento de autofinanciación empresarial compartida con instituciones y cajas; lo fue cuando se nos declaró Región tipo uno, en relación con los fondos estructurales europeos. Desde su posición dominante en el mundo empresarial, supo influir en los inversores para que creasen riqueza. Lo fue, finalmente, por no extenderme, cuando

Los novio

le pedí a los empresarios opinión sobre las ayudas que íbamos a dar, para la instalación de G. E. en Cartagena. Y para terminar, ha tenido la cortesía, para los murcianos, de escribir dos libros excelentes: ‘Crónicas de la Autonomía de Murcia’ (1962-1997,1997-2004), que serán de obligada consulta para cualquier historiador. Ha sido un hombre que ha luchado intensamente a favor de los intereses de Murcia Gracias, Clemente. ‘


jos.

OPINIÓN / IMÁGENES

Un hombre cabal

Carlos Egea Krauel Presidente de Cajamurcia y BMN

] Una persona honesta, cabal y con juicio ponderado. Así es Clemente García, excelente profesional y mejor persona; amigo en el que siempre he encontrado apoyo. Tanto en la CROEM –donde ha sido su alma máter durante muchos años– como en los distintos ámbitos de la vida pública en los que ha trabajado, ha defendido con ahínco los intereses no sólo de las empresas, sino de la Región de Murcia. Una labor que ha realizado siempre con equilibrio y moderación, sabiendo tender puentes entre unos y otros, con el fin de evitar enfrentamientos y buscando el consenso. Rasgos de su carácter que ponen en evidencia su calidad humana y su integridad, y que lo convierten en un ejemplo a seguir. Gracias, Clemente. ‘

De huertanos, por las calles de Murcia.

Su Majestad Clemente García.

os, en el jardín.

Gracias Clemente general de CROEM, pero ] Si tuviéramos que son muchos menos los destilar la historia reque realmente saben ciente de la Región de hasta qué punto su papel Murcia para extraer un Alberto Aguirre de Cárcer Director de La Verdad moderador, su fina intelimitado elenco de perligencia, su capacidad sonalidades decisivas, Clemente García tendría por fuerza para articular consensos y su amor que figurar en una posición de pri- por esta tierra han sido fundamenvilegio. De todos es conocido que tales para la defensa de los intereses durante más de tres décadas realizó generales de esta Comunidad y para una labor impagable como secretario su desarrollo democrático y eco-

nómico. Frente a quienes buscan obstinadamente la visibilidad mediática para granjearse el prestigio social, Clemente García se caracterizó por la humildad, la nobleza, la independencia de criterio y el trabajo bien hecho, cualidades que no han hecho sino multiplicar a la postre la relevancia de su figura histórica, todo un ejemplo de sabiduría y compromiso con la Región.

Muchos pensamos que la actual crisis no solo es económica, sino también de liderazgo y valores, dos atributos que personificaba a la perfección quien hoy recibe este merecido homenaje. Sólo espero continuar disfrutando del privilegio de conversar y aprender de quien conoce como muy pocos la realidad de España y la Región de Murcia. Gracias Clemente, por todo lo que has hecho en el pasado y por tu calor humano, tu cercanía y tu generosa ayuda en el presente. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

25


26

OPINIÓN / IMÁGENES

Ejemplo y testimonio diario de su extensí] Es ampliasima vida profemente comparsional hemos tido que la perpodido comprosonalidad de Félix Faura Mateu Rector de la Universidad bar cómo ha saClemente García Politécnica de Cartagena bido compagies de las que nar la firmeza de presenta una fascinante paradoja, que difi- la posición y la convicción con culta la glosa y, más aún, la la flexibilidad necesaria para alabanza. Porque, por un lado, buscar la solución, la salida y es una figura cuajada de cua- el compromiso. Su enfoque lidades extraordinarias y no- siempre me ha parecido glotorias. Pero, por otro, se ad- bal, preocupado por la totalivierte enseguida que la dad, pero sin que el bosque le primera de esas cualidades impidiera ver los árboles y los es justamente la sencilla na- detalles. Siempre he creído turalidad, el deseo de pasar apreciar en él a una persona inadvertido, y el rechazo del optimista de esas que no pierclamor y del halago. A lo largo den su tranquilidad, porque

GALERÍA DE IMÁGENES

TESIS DOCTORAL Abrazo a Antonio Reverte, director de su tesis doctoral sobre los derechos y la intimidad, honor y propia imagen. Así tituló ‘La Verdad’ al día siguiente.

28 octubre 2011 / gente de murcia

ésta no depende de su entorno, o lo que es igual, porque no queda casi nunca a resultas de que las cosas vayan aparentemente bien o aparentemente mal. Creo que su implicación con el sistema universitario de la CARM ha sido valiosa y determinante en muchas ocasiones y creo también que ha sabido apreciar lo mucho que vale el trabajo conjunto de Murcia y Cartagena cuando no se busca la renta parcial sino la global. Por todo ello y por lo que quizá es más importante en la vida, el ejemplo y el testimonio diario, mi más sincero agradecimiento y felicitación en nombre de la Universidad Politécnica de Cartagena. ‘

Un servidor público ] Lo primero que se puede decir de Clemente García es que toda su vida ha sido un servidor público, entendidos estos términos como compresivos del trabajo por los demás, velando siempre por el interés general y por la defensa de los derechos de los ciudadanos. Su etapa al frente del Ayuntamiento de Murcia en los momentos de la transición supuso una prueba de fuego para él, de la que salió victorioso. No era fácil, hay que reconocerlo, superar aquellos tiempos en los que parecía que todo estaba por hacer y que se podía dar el salto a la nueva situación sin apoyarse en nada de lo conocido y conseguido. Su paso por el Consejo

José Antonio Cobacho Rector de la Universidad de Murcia

Social de la Universidad, en el que, como rector, lo he conocido más de cerca, ha sido también brillante. Por su altura de miras y por la defensa de las misiones y de los objetivos que la legislación atribuye a este órgano de representación de los intereses universitarios y de los intereses sociales de la Región de Murcia. La Universidad, como prueba de reconocimiento de su labor en nuestra institución, por la que es doctor, se propone concederle una de sus máximas distinciones, cuya tramitación está en curso. Será una forma de demostrarle, también, nuestro afecto. ‘


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

27


ENTREVISTA n FRANCISCO JOSÉ VICENTE ORTEGA, EX PRESIDENTE DE CROEM (1984-94)

«

CROEM es Clemente y un presidente

Solía decir que la

N GINÉS CONESA PERIODISTA

Aunque somos dos «personas muy distintas de carácter, estábamos muy unidos

»

os recibe en su domicilio de Murcia. En la mesita de estar, un paquete de tabaco, cenicero con colillas, gafas y libro de meditación. Viste polo blanco que resalta su bronceado. Espalda recta. Un gran aspecto y un mejor trato. Francisco José Vicente Ortega hace años que está retirado de todo («Como decía José María Cuevas: Si te vas, vete», comenta) y no está esclavizado por ningún deseo ni añoranza. Dedica su tiempo al espíritu y a ayudar a su mujer e hijos. La conversación con el periodista, y su motivo, le transporta a vivencias que, de vez en cuando, iluminan sus ojos.

PERFIL

Consolidó la Confederación A Francisco José Vicente Ortega (Alquerías, 1933) le tocó consolidar CROEM en unos años en los que el empresariado aparecía como el malo-malísimo de la película. Le afectó darse cuenta del esfuerzo que tenía que hacer para cambiar la percepción, tarea en la que él destaca la labor de Clemente García, por quien se sentía obligado a continuar en el cargo. «Menos mal, [recuerda] que apareció la gran figura de Tomás Zamora: una bendición para todos». Para que una futura crisis nos coja mejor preparados si-

28 octubre 2011 / gente de murcia

gue viendo el clima («la Paramount es un proyecto esperanzador, si viene, la economía de la Región cambiará radicalmente») como el futuro de Murcia, unido a la capacidad emprendedora de su gente. Murcia le ha puesto su nombre a una calle de Alquerías y, entre otras muchas distinciones, es Premio Mercurio al Mejor Empresario, Llave de Oro del Ayuntamiento de Miami y Medalla de Oro del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. Presidió Hefame entre 1972 y 2001 y CROEM entre 1984 y 1994.

«

28

«¿Clemente García? Ya sabes que soy dado a las frases. En mi etapa, siempre que me preguntaban decía que la CROEM es Clemente y un presidente. La figura era yo, pero el trabajo lo hacía él». –Algo haría usted también. –El trabajo en CROEM era muy duro y no tiene sueldo ni dietas. En mi caso, la mayoría de las veces, ni siquiera gastos de viaje porque casi siempre los hacía coincidir con gestiones de Hefame, cosa de la que tampoco me arrepiento porque estoy convencido de que si alguien se benefició de mis diez años en CROEM fue Hefame. Mira, a mí los homenajes no me atraen, no soy ortodoxo, porque veo alguna hipocresía en estas cuestiones sociales; pero cualquier homenaje que se le haga a Clemente lo merece objetivamente. –¿Qué recuerdo guarda de él? –Todo lo que me quedan son muy buenos recuerdos de él como trabajador y como ejecutivo. Te he dicho antes que el trabajo era muy duro porque el empresario estaba mal visto y los sindicatos estaban en auge. Estábamos hasta amenazados físicamente. Esas situaciones unen más. Hubo quienes intentaron meter el cenizo entre nosotros (no faltó que lamentar alguna operación) pero yo no piqué nunca. Nunca he aceptado ninguna crítica a Clemente. Somos dos personas muy distintas de carácter y sin embargo estábamos tremendamente unidos.

«CUALQUIER HOMENAJE QUE SE LE HAGA LO MERECE OBJETIVAMENTE»

FOTO: FRAN MANZANERA

–Se complementaban. –Hasta la dificultad te une. Además fui yo quien propuso a Clemente para que se dedicara exclusivamente a la CROEM. Cuando accedí a la presidencia, Clemente trabajaba a media jornada (por la mañana era funcionario en la Comunidad) y aquella situación era insuficiente para CROEM e incómoda para Clemente que tenía que acudir a alguna reunión con el Gobierno regional en horas de su trabajo como funcionario en unos momentos como aquellos de los que puede decirse que éramos la oposición al Gobierno. Yo creo que fue un acierto porque la organización fue tomando prestigio y el mérito es de Clemente, de quien yo creo que tuvo la suerte de sentirse realizado y eso se consigue cuando afición y profesión van hermanadas. Me


ENTREVISTA

encantaba que estuviera feliz. No se hacía mayor no perdía ilusión, es decir, estaba haciendo lo que le gustaba. Era muy fácil trabajar con él. También es verdad que a mí siempre me ha respetado y ayudado mucho. Y ya los defectos que pueda tener los justifico todos. [Ausente de apetencias, alejado de la cultura del tener y del poder, de las posesiones y las modas, Vicente Ortega sí tiene claro hacia dónde caminar y cuál es el sentido de su andadura. Sus espacios interiores son amplios y le dan para sentir y pensar. Por eso, aunque apartado, aún le queda sitio para la inspiración y la creatividad.] –¿Se atreve a dar una receta contra la crisis? –Me atrevo. Viví un momento en el que el paro estaba en el 24% la inflación diez veces por encima de la de ahora, el precio

del dinero, por las nubes. Yo percibía en los empresarios falta de confianza, por eso no había inversiones, y a partir de que hubo un cambio de Gobierno, todo empezó a evolucionar. ¿Te acuerdas que en la última entrevista que me hiciste te hablé de Rajoy? [En aquella entrevista, hace casi dos años, cuando Rajoy estaba muy contestado en su partido y Aznar le hizo el famoso feo de ignorarle en el congreso de Valencia, Vicente Ortega dijo: «Quien yo creo que es un fuera de serie, pero no se le está valorando, es Rajoy. En otro país de Europa, Rajoy sería hoy un político indispensable. Como persona preparada yo creo que es el mejor con diferencia».] –Pleno al 15. –No es que sea un adivino pero a mí me gusta que los trenes los lleven gente prepa-

rada. Por descontado que la situación no es la misma que entonces: había bonanza internacional y privatizaciones, pero estoy en la seguridad de que habrá un cambio porque aumentará la confianza. Yo estoy esperanzado.

ANÉCDOTA

Coscorrón a cuenta de ETA Enero de 1992. Vicente Ortega recibe una llamada de Concha Sáenz, entonces delegada del Gobierno en Murcia, diciéndole que tenían rastros de un comando de ETA del que habían localizado unos papeles en los que figuraba su nombre para secuestrarlo. Le recomendó que cambiase itinerarios y que mirase bajo

el coche antes de ponerlo en marcha. Eso hizo Francisco José a la mañana siguiente y, cuando levantó la cabeza de debajo del vehículo, de chasis bajo, se llevó un buen coscorrón seguido de un chichón. Cuando lo contó a la delegada, farmacéutica como él, Concha no podía contener la risa.

gente de murcia / 28 octubre 2011

29


30

OPINIÓN / IMÁGENES

Todo un caballero ] Una de las primeras cosas que vinieron a mi mente, el día que me nombraron director regional de la SER en la Región de Murcia, fue que por fin podría conocer a Clemente García personalmente. Amigos comunes de Albacete me habían hablado muy bien de él. Y habían elogiado su figura y su peso específico en el tejido social de esta extraordinaria Región. Tenía ganas de conocerle. Mi sorpresa fue todavía mayor pues, cuando me hice cargo de la dirección, comprobé que Clemente estaba en el extraordinario grupo de colaboradores que tiene esta histórica emisora. No hacía falta ir a buscarlo, estaba en los pasillos de mi nueva casa y por fin podría conocerle. No he tenido tiempo apenas de

28 octubre 2011 / gente de murcia

Alguien en quien confiar Ángel Calamardo Zapata Director Regional de la Cadena SER

profundizar en una amistad que, me consta, es grande por ambas partes. No tengo conocimiento de causa para comentar todo cuanto su persona merece y tampoco quiero quedarme corto a la hora de los elogios. Sí les puedo decir, sin temor a equivocarme, que Clemente García es Murcia. Que es un caballero. Un magnifico contertulio y una persona coherente con sus ideales y principios. Estoy muy orgulloso de tenerle en esta emisora y contar con él para todo cuanto necesitamos. Gracias Clemente pues tú también haces posible el milagro de la radio. ‘

] La SER de Murcia me permite asomarme todos los jueves a sus micrófonos para participar en una tertulia que repasa la actualidad, preferentemente regional. Esto, que ya sería motivo de felicidad para mí –a la radio le debo ser periodista– porque en el fondo todos los profesionales soñamos con un altavoz en el que nos sintamos libres para verter nuestras opiniones, y en esta emisora me siento así, se complementa con que mi contertulio, mi compañero de charla es Clemente García. Aunque lógicamente le conocía, en esta faceta ha sido para mí un descubrimiento, por muchas cosas: porque jamás pierde los nervios, porque nunca se altera, porque

GALERÍA DE IMÁGENES Insignia de las Mujeres Empresarias y tertulia en la redio

Pity Alarcón Periodista

siempre encuentra el razonamiento lógico, porque con él se puede aprender siempre y porque es el equilibrio que la tertulia necesita ante mi natural apasionamiento. Sí, me siento feliz en la tertulia de los jueves con Clemente. Como me siento feliz escribiendo este texto, porque no tiene nada que ver el tiempo que se conozca a una persona para sentir que es tu amigo, que lo quieres, que es alguien en quien se puede confiar. Yo lo siento así. No, no siempre se tiene la oportunidad de contar con un compañero como Clemente. ‘


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

31


32

LOS COLABORADORES

Clemente

un amigo, un maestro Todos sus colaboradores más cercanos tuvimos ocasión de mostrarle personalmente nuestro cariño y afecto

JOSÉ ROSIQUE COSTA SECRETARIO GENERAL DE CROEM

M Clemente García se despide de su secretaria Paqui Ros.

Siempre está ahí construcción de una ] El futuro de una reregión mejor. Siempre gión está forjado por me ha gustado definirle la voluntad de los homcomo un hombre de bres que habitamos en Juan Carlos Ruiz Portavoz del Grupo región, por encima de ella. Sin duda, la figura Parlamentario Popular intereses partidistas e de Clemente forma parte del material más resistente y de incluso por encima de los intereses mejor calidad en la búsqueda de de la propia organización a la cual ha representado con tanta lealtad esos objetivos. Conocer y haber podido trabajar durante todos estos años. En la defensa de temas tan estrechamente en algunos aspectos con él ha sido una de las experiencias importantes para la Región de Murque me confirman que la voluntad cia como es el agua o las infraesde hierro es perfectamente compa- tructuras, cuando he mirado junto tible con el diálogo y el consenso. a mí para ver quien tenía, hombro Estoy convencido, y así me gus- con hombro, en cualquiera de esas taría que ocurriera, puesto que su justas luchas siempre ha estado actividad es inagotable, que volve- Clemente García, forjando un futuro remos a coincidir en la lucha de la mejor. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

e piden unas palabras sobre Clemente García, con quien he compartido casi 30 años de singladura profesional, y eso me provoca una sensación extraña. Después de haber vivido tantas cosas junto a él, me doy cuenta de que es la primera vez que tengo que escribir de una relación que ha sido productiva en lo profesional y, desde luego, muy gratificante en lo personal. Clemente ha ocupado puestos de responsabilidad desde que fuera nombrado alcalde de Murcia en la década de los 70. Cuatro decenios después, y tras una trayectoria intachable a caballo entre lo público y lo privado, goza de un prestigio basado en el trabajo serio y riguroso. Su capacidad para trasladar las ideas al papel es de una brillantez como no he conocido. Nunca olvidaré una frase suya acuñada en mi memoria: «Pepe, escríbelo». He visto pocas personas tan concienzudas en su forma de hacer las cosas, algo que a la postre reporta elogios pero también trabajo extra. Aunque

para un apasionado de lo que hace como es él, eso no suponga ningún esfuerzo añadido y sea en realidad una característica común a toda una generación. Dicen que es un hombre serio. Tal vez no les falte algo de razón, pero Clemente es una de esas personas que gana en las distancias cortas. Esa aparente lejanía que parece poner con las personas es producto de una percepción que no se encarga de cultivar. Aunque él no lo pretenda, inspira respeto, pero yo creo que es el que otorga la mezcla de veteranía, experiencia y cualificación. Alguien acuñó aquella frase que decía que Clemente tenía la Región en la cabeza. Era cierto, no pocas veces se ha puesto a prueba su memoria y el resultado siempre ha arrojado poco margen de error. Pero todo ello, no era sino el producto de un sentimiento de amor a Murcia. Siente como nadie todo lo bueno y lo malo que ha acontecido en nuestra tierra. La mezcla de este sentimiento y de sus capacidades, de las que quiero resaltar una vez más aquí, su enorme capacidad de trabajo, ejemplo constante hasta el último instante para todos los que hemos tenido el privilegio de trabajar junto a él, han posibilitado, en parte, la figura


LOS COLABORADORES

Clemente gana en las distancias cortas de Clemente García. Eso sí, todo este cúmulo de virtudes no hubieran dado el fruto obtenido si no hubiesen tenido los sólidos cimientos de su familia, empezando por su mujer, Paquita, a la que él siempre menciona como gran sufridora de su entrega profesional. Sin olvidar a sus hijos, y cómo no, a sus nietos que tanta satisfacción ahora le dan. Aunque atiendo gustoso la petición que me formulan para transcribir en este artículo mis vivencias y sentimientos junto a Clemente, se me hace difícil un resumen tan largo en tan corto espacio. Son muchos años junto a él llenos de experiencia, aprendizaje y anécdotas que darían casi para escribir un libro. Me quedo por este motivo con uno de los recuerdos más recientes. Se remonta al pasado junio y tiene a su vez dos partes, la de la despedida que le brindó el personal de CROEM y el adiós de Clemente en la última Asamblea General de la confederación. Todos sus colaboradores más cercanos, en especial aquellos que le hemos acompañado casi desde el principio en la confederación, tuvimos ocasión de mostrarle personalmente nuestro cariño y afecto. Para mí fue un momento muy especial y, sin duda, emocionante. En la Asamblea General ese cariño fue generalizado y quedó patente en los dos minutos largos que duró la ovación que le tributaron los asistentes puestos en pie. El homenaje para el que escribo estas palabras es el colofón

a estas muestras de agradecimiento. Clemente deja una estela de profesionalidad y de entrega. Detractores tendrá, como tenemos todos, pero hasta ellos convendrán que una labor tan prolongada en el tiempo, y tan brillante en su ejecución, merece el aplauso de todos. Pero como se trata de particularizar y no de generalizar, hablo por mí. En Clemente he encontrado un referente y un maestro del que se adquieren enseñanzas, pero que no cometes el error de intentar imitarle. Todo lo que sé de este oficio lo he aprendido de él, sobre todo el ver a los empresarios como el principal activo que ha servido y servirá para hacer a nuestra Región más grande y próspera. Sin mencionar los valores humanos que él me ha sabido transmitir. Es una suerte encontrarse durante el camino personas que admiras y te aportan tantas cosas. Dije una vez en una entrevista que Clemente había

sido para mí como un segundo padre, y así lo siento. Me siento afortunado de haberle acompañado y de recoger el testigo de su legado.

De izqda. a dcha.: Ángeles Muñoz, Jesús Maeso, Graziela Nortes, Antonio Lisón, Lola Martínez, Clemente, Paqui Ros, Eva López y Mariló Hernández.

Un murciano de categoría Siempre disponible y ] Es difícil ser objetivo dispuesto para resolver al hablar de Clemente. conflictos, encontrar el Me dominan la admiramejor enfoque entre inción, el respeto y el Juan Bernal Roldán Economista, diputado tereses contrapuestos agradecimiento. Solo regional por el PP o defender una causa consigo ver sus enormes cualidades: su autoridad moral, justa. No he asistido nunca a una su vocación de servicio público, su reunión en la que estuviera Clemente capacidad de escuchar, su profundo en que no fuera su opinión la que conocimiento de la Región, su ho- nos iluminaba a todos. Por eso el nestidad material e intelectual , su respeto ganado a base de consejos serenidad ante los problemas, su sabios, de cercanía y de generosidad, sentido de la equidad y de la justicia, de honestidad y de servicio al interés su agudeza mental, su señorío ilus- general es indiscutible y merecido. trado, o su mente abierta y avanzada. Murcia tiene una deuda de gratitud Pero lo mejor de todo es que esas con este murciano irrepetible, clave cualidades y otras muchas que no en la historia reciente de la Región, caben aquí han estado siempre a del que no podemos ni debemos disposición de lo que en cada caso prescindir en los momentos tan difuera mejor para la Región de Murcia. fíciles que estamos viviendo. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

33


34

OPINIÓN / IMÁGENES

Intensa vida profesional

GALERÍA DE IMÁGENES

Patricio Valverde Delegado Institucional de Iberdrola en la Región de Murcia

] Creo firmemente que no hay mejor recompensa a una vida dedicada al trabajo que llegar al día de la jubilación. Y más aún, cuando ese trabajo ha sido tan completo y apasionado como es en el caso de Clemente García. Desde mi conocimiento de parte de su intensa vida profesional en las organizaciones empresariales, la política o el mundo de la empresa privada, he de reconocer que considero a Clemente un maestro que me ha enseñado asignaturas tan amplias y complejas, pero también gratificantes, como es el mundo de la economía y de la empresa en nuestra Región de Murcia. Si durante su actividad profesional Clemente ha disfrutado con el trabajo y su actividad, ahora tiene por delante una nueva etapa, muy merecida, para saborear lo hecho, lo creado, lo sufrido y lo logrado tiempo atrás. No podía ni quería dejar de sumarme a este justo reconocimiento de la sociedad a Clemente García desde la profunda admiración y respeto que siento por él, tanto por su faceta humana como profesional. Estoy convencido que los murcianos sabremos reconocer todo lo que le debemos a Clemente, y ese tiempo comienza ahora. ‘

Colaboradores de Clemente García en la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia.

Reunión con Adolfo Suárez.

Paso a paso creación de organizacio] Ahora que sólo divines empresariales fuertes, samos abismo, amigo que hemos vivido apasioClemente, no quisiera nadamente durante las yo que estas líneas soJuan Antonio Muñoz Presidente de FREMM últimas décadas, no eran naran, de ninguna de retos fáciles. Allá cuando las formas, a despedida. Ni tú, lo sé, vas a permanecer impasible parecía que nos encontrábamos en ni nosotros nos lo podemos permitir. una encrucijada, contra la espada y La instauración de la democracia, el la pared, siempre hemos encontrado fortalecimiento de la autonomía o la la salida diáfana que nos mostraba 28 octubre 2011 / gente de murcia

Charla con Tarradellas.

LLAVES DE PLATA DE ‘EL CORTE INGLÉS’ Clemente García recibió las llaves de plata de ‘El Corte Inglés’ de manos de su director general, Isidoro Álvarez, el 3 de mayo de 1973, con motivo de la inauguración del centro comercial, a la que asistió el entonces alcalde de Murcia. Era el símbolo de agradecimiento y compromiso de los grandes almacenes con la ciudad y con toda la región. Ahora, con motivo de la jubilación del ex secretario de CROEM, José Dasí Benlliure, director regional de ‘El Corte Inglés, quiere transmitirle su mensaje de reconocimiento: «Amigo Clemente, sabes que cuentas con el afecto de nuestra empresa y de todos los que trabajamos en ella. Siempre estarás en nuestra memoria».

Clemente. Las puertas abiertas siempre. Primero, te escucha. Segundo, te ofrece su opinión y, mientras habla, te va convenciendo e insuflando los ánimos que habías perdido. Con el diálogo como principal herramienta, Clemente ha contribuido a forjar, no sin esfuerzo, nuestra Región, que no sería la misma sin su clarividencia, talante y capacidad de negociación, extrayendo consenso de la discrepancia. Convencido siempre de la potencialidad de una comunidad

cuyos hombres y mujeres tienen en Clemente el mejor ejemplo, él siempre ha propiciado un desarrollo y crecimiento armónico, sin exclusiones. Por eso, hoy necesitamos percibirte más cerca que nunca, listo para superar esta tortuosa e inacabable crisis económica. A tu lado nos hemos hecho más fuertes y mejores, capaces de allanar, juntos, este abrupto camino... No nos podemos parar porque, como bien sabes, amigo, se hace camino al andar. ‘


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

35


ENTREVISTA

« Clemente

n TOMÁS ZAMORA ROS, EX PRESIDENTE DE CROEM (1994-2004)

Por encima de todas sus virtudes

GINÉS CONESA

Es destacable su «creatividad y su rigor en el trabajo»

es mi

R

esfriado y a punto de irse de viaje, entre la visita al médico y el avión encontró una hora para atender la llamada del periodista, inoportuna podría decirse en cualquier otro caso, pero no en este. Al menos, Tomás Zamora no lo denotó. Amable, atento y con los ojos despiertos, el que fuera presidente de CROEM durante ocho años sigue en la brecha, si bien que con el pie levantado del acelerador. Cuando supo el motivo de la entrevista escarbó rápidamente en la apretada agenda de esa tarde noche, sobre todo porque «por encima de todas sus virtudes, Clemente García es un amigo». Y bien que tiene razones para aseverarlo. Le conoce desde hace medio siglo, cuando, para él, Clemente era don Clemente, alcalde de Murcia

«

36

amigo

y jurista al que un adolescente Tomás Zamora hacía trabajos mecanográficos. –Quién iba a decir que muchos años después se reencontrarían en CROEM. –Sí. Primero, cuando me hicieron responsable del área de Economía. Me ayudó muchísimo. Luego, como presidente de la Confederación, me dio unas pruebas incontestables de lealtad. Aquella etapa con Clemente fue sentirnos uña y carne. Es un hombre de gran fidelidad cristiana y también en eso tuvimos un alto grado de coincidencia. –¿Qué rasgo destacaría de él? –En primer lugar, como he dicho, la lealtad. A veces no teníamos la misma opinión, pero nunca supuso un obstáculo

para la gestión. Eso es ser leal: decía lo que honradamente opinaba y luego defendía la decisión tomada, aunque no fuese exactamente la que él aconsejó. Era muy respetuoso con la presidencia y sabía estar siempre en su sitio. Otro rasgo que yo destaco de Clemente es la creatividad y el rigor en el trabajo, cualidades por las que en el seno de la CEOE estaba considerado como un valor importante. Así opinaban sobre él José María Cuevas y Jiménez Aguilar. Clemente transmitía mucha credibilidad. –¿Nunca hubo discrepancias? –Sí, sí, alguna hubo, pero eso es lógico en todo trabajo. Por eso destaco el rasgo de lealtad. Y por encima de todo, la percepción que yo he tenido de que ha sido, es, un extraordinario amigo, cualidad que yo aprecio mucho en un hombre que en las reuniones mostraba una autoridad moral altísima por su honradez y por su actitud generosa. Yo, desde luego, no ha-

PERFIL

Búsqueda del consenso y la unidad Durante sus ocho años de mandato en CROEM, Tomás Zamora Ros (Murcia, 1943) puso especial empeño en restablecer la interlocución entre los agentes sociales. Construye una política de consenso en cuyo clima se empieza a poner en marcha el Plan Reactivación Económica, una etapa en la que CROEM, junto al Gobierno regional, tuvo notable protagonismo en la gestión por lograr infraestructu-

28 octubre 2011 / gente de murcia

ras. En ponencias llevadas a congresos nacionales, Tomás Zamora propagó una manera de entender el asociacionismo desde la mejora interna de la empresa: toda una evolución en la cultura empresarial de la Región. La búsqueda del consenso y la unidad ante lo importante para todos, colaboró en la recuperación económica. Cuando en 2004 dejó la presidencia de CROEM, Zamora –quien

siempre negoció y pactó desde el plano de la independencia política– también dejó buenas relaciones, que mantiene, incluso con aquellos que defendían intereses opuestos. Fue presidente del Consejo Social de la Universidad de Murcia y, entre otros, ha ob-

F Ginés Conesa y Tomás Zamora, durante la entrevista.

tenido el Premio al Desarrollo Empresarial, socio de mérito de la Unión de Asociaciones de Ingenieros Industriales de España, Medalla de Oro de la Universidad de Murcia y Medalla de Oro de CROEM.


ENTREVISTA

bría podido compatibilizar mi empresa y mis cargos si no hubiese estado Clemente detrás. [Es por eso que, en esta hora de homenaje, Tomás Zamora, un empresario nacido desde bien abajo, sabe y practica la diferencia entre dar las gracias y agradecer. Él está agradecido. A Clemente, por las razones apuntadas, y al colectivo empresarial en su conjunto porque, recuerda, «siempre recibí un clima receptivo de consenso y colaboración a mis propuestas».] –Recibió consenso porque se recoge de lo que se siembra. –No es que finja modestia, pero tampoco hay que ir reclamando honores. El espacio se tiene porque te lo reconozcan los compañeros y la sociedad, no porque uno mismo vaya colgándose medallas. –Sin derecho a medalla, ¿tiene alguna fórmula anticrisis? –Aunque estemos en una situación muy tensa y difícil, sigo diciendo que de la crisis salimos. Y uno de los remedios vitales es que todos, repito, todos, aceptemos que habrá mermas en nuestro conseguido bienestar. Aunque no guste oírlo, es así. Si creamos fortificaciones irán cayendo una detrás de otra porque la realidad es inapelable: no nos podemos comer lo que no hemos producido. También es vital que desaparezca, o cambie de

conducta, todo aquel que se está aprovechando de la crisis para actuar de manera nada ética. Cada uno tiene que asumir su papel, su cuota de responsabilidad. De esta forma podremos recuperar nuestras cuotas de bienestar pero sobre hechos reales. –O sea su receta es responsabilidad. –Y honradez. Un poco de honradez no viene mal. Que pa-

rece que crecen como hongos los sinvergonzones que están a ver de qué manera eluden pagos por compromisos adquiridos. Y la otra parte a mejorar es el conocimiento. Los empresarios tenemos que abrir espacios en los mercados y para eso ¿con qué competimos? ¿Con tecnología, con buenos salarios, con capacidad, con conocimiento? La pregunta que debemos hacernos es cuál es nuestra ventaja competitiva en este sistema. Porque no podemos esperar que nos trasfieran fondos de donde son trabajadores y listos a los que somos gandules y no queremos aprender. No, no. Aquí hay que espabilar. Se premia la eficiencia, a la que se llega por el trabajo y el conocimiento.

FOTO: JUANCHI LÓPEZ

tenemos que «Todos aceptar que habrá mermas en nuestro conseguido bienestar

»

ANÉCDOTA

«Aquí la Real Maestranza» Sus colegas sevillanos les invitaron a una corrida de toros en la Real Maestranza de Sevilla. En el cartel, Curro Romero. Así que Tomás Zamora, torerista y ‘currista’, se fue para allá con Clemente. Llegada la hora de la corrida, ésta acabó suspendiéndose por falta de trapío de los toros, por lo que decidieron darse una vuelta por la ciudad. Les sirvió para hablar mucho al tiempo que tomaban unas copitas de manzanilla. Cuando decidieron volver al hotel se habían desorientado. Vuelta aquí, vuelta allá y siempre salían a los alrededores de la plaza. “Vamos a ver si nos orientamos de una puñetera vez”, dice Tomás. “Aquí la Real Maestranza” y Clemente respondió “Mucho gusto”. Carcajada. A lo último, un taxi solucionó la papeleta.

gente de murcia / 28 octubre 2011

37


38

OPINIÓN / IMÁGENES

Gran sensibilidad social ] Yo lo conocí a principio de los años 80 en un conflicto de las compañías auxiliares de Bazán, y que tuvimos que resolver en una reunión con Clemente por parte del Comité de Empresa. El conflicto estaba enquistado y su concurso fue necesario para resolverlo. Esta es una cualidad, yo creo que innata en Clemente García. Aparece cuando es necesario y como normalmente le antecede su fama, luego no defrauda cuando se le conoce. Es un hombre con una gran sensibilidad social. Después de ese contacto inicial, para mí ha sido muy enriquecedor haber compartido sus reflexiones y su amistad de una forma más intensa a partir del año 1996, año en que lle-

José Luis Romero de Jódar Presidente de la Comisión de Control de CCOO

gue a la secretaria general de CCOO. Nunca encontré su despacho cerrado en los 12 años en los que he ostentado esa responsabilidad. Clemente García es esa persona, es ese nombre que te viene a la cabeza cuando ante un asunto complicado piensas ¿con quién hablarlo?, ¿cómo abordarlo? Su nombre surge y siempre ha estado disponible para hablar del problema, y, lo más importante, casi siempre se podía intuir una solución. Creo que Clemente García ha sido muy feliz haciendo lo que hacía, y eso es lo que te deseo que sigas siendo feliz. Un abrazo Clemente. ‘

28 octubre 2011 / gente de murcia

Humilde lince murciano ] Conocí a Clemente García hace algunos años cuando, en mi nueva condición de coordinador regional de IU, realicé una visita a la CROEM. Hasta entonces, había oído hablar de él como el alma de las negociaciones que realizaban los representantes de la organización de empresarios de nuestra región. Siempre oí hablar bien de él aun cuando hablaran mal de él. Quienes lo veían desde posiciones antagónicas le reconocían habilidad negociadora y voluntad de acuerdo.

Siempre fue un hombre de pactos al que le gusta hablar, argumentar, polemizar. Pero al mismo tiempo, es un hombre que escucha pacientemente las razones de las demás. Aunque eso sí, da la impresión, cuando hablas con él, de que está preparando la réplica para llevarse el gato al agua. No hace mucho Clemente me llamó por teléfono para despedirse como secretario de la CROEM. Y además, quería acudir a la sede de IU en Paseo Fotógrafo Verdú para hacerlo

GALERÍA DE IMÁGENES

Negociando y con López Baños, ya fallecido.

José A. Pujante Diekmann Coordinador regional de IU

en persona. Un ejercicio de humildad, sin duda, de una persona inteligente, afable y con ojos ya de tierno lince y que probablemente antaño fueran de mayor ferocidad. Me dijo que se retiraba de la primera fila pero que continuaría estudiando y aprendiendo. Clemente, el humilde lince murciano, recorrerá ahora unos caminos más sosegados. ‘


PUBLICIDAD

gente de murcia / 28 octubre 2011

39


40

DESDE LA AMISTAD

Se refugia en un falso carácter adusto para defenderse de la debilidad que le procura la ternura de su corazón

De izqda. a dcha.: Arsenio Sánchez, Antonio Ataz, Salvador Huertas, Eva Josa, esposa de Salvador, Clemente García, Reyes Gómez, esposa de Arsenio, y Paquita Gómez Palazón, mujer de Clemente.

Leal a sus amigos

La constancia de los grandes colores: visión, compro] Toda gran ciudad, miso, constancia y senregión o país que quiera tido común. Dijo el poeta serlo necesita de granalemán Goethe que des hombres. De esta Juan Hernández Director del «Actuar es fácil, pensar afirmación estoy cada Instituto de Fomento es difícil; actuar según día más convencido. Y sé que todos tenemos en nuestra se piensa es aún más difícil». Clemano la capacidad para cambiar co- mente García ha conseguido el más sas sin que esto nos convierta en difícil todavía, manteniendo su labor imprescindibles, pero sí en funda- en la Confederación Empresarial a un nivel de dedicación profesional, mentales. En la Región de Murcia, una co- y seguro que también personal, que munidad autónoma que ha sabido le hace merecedor del homenaje que evolucionar y crecer social y empre- la Región de Murcia le rinde con mosarialmente, uno de los nombres tivo de su marcha. En una de sus últimas declarafundamentales es el de Clemente García. Dicen que es a través de sus ciones a la prensa, leí que Clemente actos como se conoce a un hombre. decía que no se iba a sentar en la Tras 32 años en CROEM, podríamos mesa camilla a ver la televisión ni a entonces hacer un retrato profesional leer libros. Sonreí. Y es que los lude Clemente que, en mi opinión –y chadores no dejan de serlo jamás. seguro compartida por muchos–, se Demos las gracias a Clemente por crearía con la siguiente paleta de recordárnoslo. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

ARSENIO SÁNCHEZ NAVARRO SECRETARIO GENERAL DE FREMM AMIGO DE CLEMENTE GARCÍA

E

l Plan de Estabilización de los años sesenta nos cerró las puertas a muchos opositores. Había empezado a preparar judicatura y nos encontramos sin atisbos de convocatoria. Me hablaron de unas oposiciones para técnicos Letrados de la Diputación Provincial y de que un chico llamado Clemente García, que las ganó con brillantez el curso anterior, había confeccionado los temas. Me desplacé al palacio provincial de la calle Riquelme y me presenté a nuestro protagonista. Ocupaba la jefatura de la Secretaría del Presidente. Me pareció dinámico, inteligente, cercano, abierto, y me facilitó los temas. Le pedí que fuera mi

preparador y aceptó de inmediato. Dada la premura de tiempo, durante varios meses me desplazaba desde la calle Cadenas, hasta su vivienda, en el séptimo piso de Floridablanca 70, frente a la gasolinera del Rollo. A las diez de la noche, pacientemente y con las correcciones de rigor, Clemente escuchaba el canto de los temas, un día tras otro, incluidos domingos y festivos. Hablábamos de muchas cosas. De nuestras deseos para el futuro, de sus frustradas aspiraciones para la abogacía del Estado por la maldita estabilización, del interés del ejercicio de la profesión, y, desde luego, de fútbol. Nos gustaba mucho, como protagonistas y como hinchas acérrimos del Real Murcia. En esta última faceta recuerdo que el día de su boda, celebrada por la mañana, Clemente asistió por la tarde (con Paquita, su flamante esposa), en La Condomina, a un Murcia-Barcelona. En cuanto a la práctica, recordábamos habernos conocido en los clásicos Maristas-Instituto Alfonso X el Sabio en el campo de Zarandona. Él componía la media de los hermanos Maristas con Sutter, creo recordar que también con Carlos Valenciano, y yo formaba equipo con algunos compañeros que alcanzaron cierto nombre en el fútbol: Oliva, Lorente Otálora, Candela, De Egea... Sacadas las oposiciones y con los sueldos congelados había que ganarse la vida recurriendo al multiempleo. Ejercicio de la profesión aparte, Clemente formó un equipo, en el que contó


DESDE LA AMISTAD

conmigo (también con Miguel Antonio Moreno, Andrés Cegarra, Octavio de Juan, Enrique y Paco García-Villalba) para trabajar para la ponencia de factores humanos y sociales del Primer Plan de Desarrollo y para un ilusionante Plan Social Lorca, que financió Caritas Nacional con fondos de Misereor (Cáritas Alemana). Un plan que culminó con la propuesta de creación de un centro de formación profesional, que hasta hace poco subsistía, y de una cementera, que efectivamente se instaló años más tarde en la Ciudad del Sol. En aquel recoleto mundo murciano, que cada día se iba pareciendo más al de Don Camilo de Guareschi, nos intervenían las cartas (por cierto burdamente), cosa que nos corroboraban sin ambages y entre risas sarcásticas algunos mandos provinciales del régimen. Desde luego nuestro trabajo, capitaneado por Clemente, se efectuaba por cauces al margen de la ortodoxia reinante y por tanto sospechoso, pese a que la correspondencia se mantenía con Justo de las Cuevas, que ocupó cargos de confianza en la Administración central, un obispo cuyo nombre no recuerdo, y por el presidente de Cáritas Nacional, el abogado del Estado Guijarro. Era tiempo en que nos creíamos, todavía, que el hombre es capaz de decir lo que piensa. De modo que asumimos otra tarea apasionante. La sociedad española era consciente de que el régimen del general Franco finalizaba con su muerte, y por tanto hombres como Torcuato Fernández Miranda, muñidor intelectual de la transición, preparaban la vuelta a la normalidad política. Y ahí es-

tábamos –el primero Clemente– con nuestro bagaje insobornable de ilusión (no exenta de ingenuidad) dispuestos a cambiar el mundo, incorporando a la política local a jóvenes (se nombraron también las primeras alcaldesas) sin ataduras

Clemente es poco comiente, con un gusto exquisito, y un fino sentido del humor con el pasado. Pronto Clemente fue nombrado alcalde de Murcia, pero de su labor como edil escribirán otros. En 1979, nuevamente nuestros caminos profesionales nos acercaron. Salvador Huertas, a sugerencias de su padre, el inolvidable Ginés Huertas Celdrán, nos promovió, respectivamente, a las secretarías generales de CROEM y de FREMM. Y ahí estamos, y en lo que se refiere a Clemente y salvando el protagonismo de los empresarios, con una labor impresionante para conformar el mundo asociativo empresarial de nuestra región e inspirador de buena parte del proyecto regional. Clemente es todo lo que he dicho, además de trabajador infatigable y honrado. Aparentemente adusto, se refugia en ese falso carácter para defenderse de la debilidad que le procura la ternura de su corazón. Es leal a sus amigos, a sus colaboradores y sobre todo a sus jefes. Tiene una concepción cristiana de la familia, con la que forma el sólido bastión de su vida. Sabe contar chistes, ¡lo juro!, y tiene un fino sentido del humor. Es poco comiente, pero tiene gusto exquisito, quizás por influencia de su ma-

dre –¡querida Doña Mercedes!– gran cocinera, que llego a prepararle bocadillos en los que junto al inveterado embutido disponía trocitos de aceituna, recortados pacientemente a navaja, para darle un sabor más agradable. Clemente es una roca viva. Su jubilación, un punto y aparte para seguir trabajando para su familia y la sociedad circundante. Puedo asegurar que el día que amarre su barca a la ribera de la eternidad podrá tomar la mano de su mocedad y de su madurez como la de un amigo fiel, y mirando al fondo de sus ojos comprobará que no se turba, y empujando su espalda hacia el pretérito podrá alcanzar lo que aspiran los hombres de una pieza: irse tranquilo...

El mismo día de su boda, Clemente y Paquita asistieron en La Condomina al Murcia-Barcelona

Gracias por todo sional, la esencia y pre] Glosar, mediante sencia de Clemente unas breves líneas, la García ha sido, es y, trayectoria humana, desde luego, seguirá profesional y política Antonio Gómez Fayrén Vocal del Consejo siendo un lujo para de una persona de la Jurídico de la Región de Ex vicepresidente esta, no siempre bien categoría de Clemente Murcia. del Gobierno regional tratada y no siempre García, se me antoja casi tan temerario y difícil como re- bien comprendida, Región de Murcia. Dicho lo anterior, no puedo dejar sumir, en esas mismas líneas, la historia de casi medio siglo de la Región pasar la oportunidad de rendir, en esta hora, personal homenaje, hode Murcia. Y, sin embargo, la realidad es así. menaje de agradecimiento a quien, No se puede entender, conocer, en los ocho años que tuve el honor ni comprender el devenir de esta co- de trabajar, junto a nuestro presidente munidad autónoma, sus desvelos, Ramón Luis Valcárcel, no escatimó sus anhelos, sus preocupaciones y ni un solo gramo de su saber, de su sus esperanzas al margen de la tra- generosidad, ni de su impagable exyectoria profesional de Clemente. periencia, en ponerla al servicio de Alcalde de Murcia en los difíciles quien esto escribe, del Gobierno que años de la transición democrática, y representaba, y, por supuesto, de permanente referente en los últimos la Región de Murcia.Los homenajes treinta años en los más variados deben realizarse en vida, porque eso cometidos institucionales, desde la nos permite, como hoy, decir con la abogacía a la empresa, desde la divul- cabeza serena y con el corazón abiergación científica al magisterio profe- to, ¡Gracias por todo, Clemente! ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

41


42

OPINIÓN / IMÁGENES

Amante de la Región ] Clemente y yo llevamos recorrido un muy largo tramo del camino de la vida. Nos conocemos casi desde su inicio, y a lo largo de los años hemos forjado una relación de amistad estrechada desde la creación del Consejo Económico y Social de la Región de Murcia (CESRM), un organismo que impulsó junto a otras personas que valoraron la implicación de la sociedad en la toma de decisiones políticas. Profesionalmente aprecio su lucidez, su enorme capacidad de trabajo y su tenacidad argumentando las ideas de la organización empresarial que representa. Pero en el Consejo concurren intereses diversos, y solo el consenso otorga fuerza a sus análisis y proposiciones. Para ello es decisiva su gran disposición al diálogo y

GALERÍA DE IMÁGENES

INGRESO en la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia

28 octubre 2011 / gente de murcia

La dimensión académica Antonio Reverte Presidente del CESRM y catedrático de Universidad

a buscar puntos de encuentro con un objetivo superior: hacer una Región de Murcia más prospera. Personalmente disfruto de su amistad. Valoro su lealtad y apoyo en los momentos difíciles: prueba de amistad. Y admiro su insaciable afán de aprender, constatado cuando tuve la satisfacción de dirigirle su tesis doctoral, leída hace poco. Clemente, es un honor haber compartido contigo muchos años de trabajo y amistad. Una alegría que continúes en el CESRM. Y una suerte que nos sigas aportando ideas para un futuro mejor de nuestra Región. ‘

] Quiero referirme a una faceta quizás poco conocida, aunque me consta que para Clemente García muy satisfactoria: la de su aproximación al mundo académico y de la investigación. La curiosidad intelectual, la preocupación por descubrir las razones profundas de las instituciones, es una suerte de atracción fatal que no todo el mundo es capaz de formalizar. Nuestro protagonista de hoy, sí. Y con éxito. Advertí ese prurito de Clemente en una entrevista que tuvimos en mi entonces despacho del Rectorado, con aquel fondo azulado que dibuja el monte –a un murciano no hay que explicarle qué se entiende por el monte– donde me comunicó su intención de estudiar con rigor científico los problemas que derivan de las agresiones a la intimidad privada, en aquel momento, como hoy, de máxima actualidad. Años después él tuvo la suerte de contar con un director de tesis capaz de estimular inquietudes, como es Antonio Reverte Navarro,

Juan Roca Guillamón Catedrático de Derecho Civil. Ex Rector de la Universidad de Murcia

catedrático de Derecho Civil y entre otras muchas cosas, amigo; y yo el honor de presidir el tribunal que le otorgó el máximo galardón académico, el grado de Doctor cum laude que, según me consta, tanto le enorgullece. Y más recientemente, asimismo como recompensa a una trayectoria profesional y a un rigor intelectual de envergadura, fue llamado a ocupar la dignidad de una medalla en la Real Academia de Legislación y Jurisprudencia de Murcia que, imbricada en el Instituto de España, constituye para muchos juristas una callada aspiración que no todos pueden ver colmada. Y de nuevo nos sorprendió gratamente con un magnífico discurso donde volcó lo mejor de su buen hacer y de su fino sentido jurídico. Por todo, enhorabuena, Clemente. Puedes ostentar tus títulos con legítimo orgullo. ‘


OPINIÓN / IMÁGENES

Rigor y talante ] Recuerdo perfectamente la incorporación de Clemente García a CROEM, en una época muy complicada, en la que las reivindicaciones de los agentes sociales, favorecidas por el clima político del momento, eran del todo inasumibles, y en donde la figura del empresario era fuertemente denostada, planteándose la urgencia de articular una plataforma para la defensa de los legítimos intereses empresariales. En la elección del modelo a seguir prosperó la te-

GALERÍA DE IMÁGENES

TÚ ERES Es lo que parece decirle Clemente a José Rosique, su sucesor en CROEM.

Salvador Huertas Empresario

sis que yo defendía, frente a otras posiblemente desconocedoras de la magnitud de la tarea a emprender, que reclamaba precisamente el mejor gestor posible. Y ahí fue decisiva, entre otras, la opinión de mi padre, tan certero siempre en sus juicios: «No dejéis de contar con Clemente García». A partir de ese momento, el mérito correspondió a Clemente. Supo entender la pe-

culiar mentalidad empresarial y ganarse el aprecio general, no solo de los empresarios, sino del resto de los interlocutores sociales y de las distintas administraciones. El rigor de sus planteamientos y su talante integrador fue la constante en su actividad, por otra parte más extensa en el tiempo que las que anteriormente desarrolló. Habría sido un magnífico relevo del José María Cuevas de los mejores tiempos. Afortunadamente, seguimos contando con el asesor ecuánime y desinteresado y, sobre todo, con el amigo. ‘

Vocación de servicio ] Hablar de Clemente García, es sinónimo de profesionalidad y eficiencia y quisiera, a través de estas líneas, resaltar mi cariño y admiración hacia su persona por su importante labor profesional desarrollada en pro de la empresa y de los empresarios en nuestra comunidad autónoma. Me siento muy próximo a Clemente por su visión práctica sobre la realidad empresarial y valoro especialmente su permanente actitud de respeto y preocupación ante los requerimientos de los empresarios. Si una cualidad le distingue es su vocación de servicio lo que unido a su amplio conocimiento del tejido socioeconómico y sus innatas dotes para el diálogo, fomentando el reconocimiento de los empresarios como

Tomás Fuertes Presidente del holding Grupo Fuertes

generadores de puestos de trabajo, han contribuido a nuestros éxitos. Conocedor de que nuestras empresas no son simples negocios sino proyectos de futuro y de que para mirar al mañana debemos de cuidar el presente apostando por la excelencia en cada una de nuestras propuestas, Clemente ha velado por los intereses de los empresarios murcianos y por ende por el progreso de nuestra Región por lo que se merece el respeto y el afecto de todos. Tanto para mí, como para mis hermanos José y Juana, también al frente de Grupo Fuertes, ha sido un auténtico placer trabajar en la misma línea. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

43


44

LA FAMILIA

Reunión familiar de Clemente y Paquita.

Un ser humano

excepcional

Mi padre no deja indiferente

C ANDRÉS GARCÍA GÓMEZ HIJO MAYOR DE CLEMENTE GARCÍA

Hemos tenido la inmensa fortuna de que dos buenas personas, en el sentido más noble de la expresión, sean nuestros padres 28 octubre 2011 / gente de murcia

uando uno es una persona que ha destacado a lo largo de la vida por su trabajo, estudio y dedicación, por su esfuerzo personal muchas veces compartido con otros sin exigir contrapartida, al que nadie le ha regalado nada de lo que tiene sino que todo lo que ha conseguido es solo fruto de su afán de superación permanente y de una exigencia consigo mismo que le ha llevado a ser brillante en lo profesional, se corre el riesgo de pensar que todo su tiempo se consume en tan ardua tarea. No es cierto. Yo conozco a alguien que, además de todo eso, ha tenido tiempo de crear una familia que se quiere y está unida, que ha tenido tiempo de inculcar a quienes le rodean valores ahora en desuso, que ha sido y es amigo de

sus amigos, y que ha contribuido y contribuye a diario a hacer mejores personas. Ese es mi padre: un ser humano excepcional. De aquellos de los que solemos decir que el molde se rompió cuando nació. Cuando eres pequeño no eres consciente de su grandeza, eso se va asumiendo con los años cuando por más personas que conozcas todas te hablan bien de tu padre, y lo hacen en la inmensa mayoría de los casos desde la sinceridad y el sentimiento. Te cuentan que siempre que han acudido a él les ha prestado su ayuda personal o profesional o simplemente les ha dado su punto de vista sobre un problema y esa opinión ha contribuido a darle un enfoque adecuado.

Eso no se compra; se tiene, se nace con él. Las personas que saben ganarse el respeto de los demás, aunque se pueda discrepar de su opinión, tienen una impronta que les hace resplandecer frente al resto. No se ve, pero es un círculo brillante que los rodea y que los demás notamos. Mi padre tiene ese círculo. No deja indiferente. Seguramente muchos ya saben o perciben esto por lo que llegados a este punto alguien se podrá preguntar cómo es el Clemente García casero, de puertas de casa para adentro, y si se lleva la grandeza a casa. Ahora que soy mayor recuerdo la casa de mis padres con adoración, su olor, su calor, su ambiente, mis hermanos, mi abuela, las comidas de mi madre, los partidos de fútbol en la tele,


LA FAMILIA

Admiración y respeto

Todo lo hace por agradar, de corazón; de corazón tan grande que no le cabe en el pecho con sus comentarios, las tertulias en la terraza de la casa de la playa y las excursiones por los pueblos de Murcia. Es lo más parecido a la felicidad, algo a imitar con nuestros hijos. Porque como decía al principio, mis padres han sabido hacer una familia, una piña, algo que pase lo que pase siempre permanecerá unido. Una reserva para los días duros. Y no se puede conseguir algo así sin ser grande, muy grande, sin ser generoso. Aunque en esto mi padre no ha estado solo: la figura de mi madre es, si cabe, más grande y generosa aún. Se suele decir que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. No me gusta mucho

Clemente García, el día de su Primera Comunión.

la frase. En mi caso y en el de mis hermanos hemos tenido la inmensa fortuna de que dos seres humanos fuera de lo común, dos buenas personas en el sentido más noble de la expresión, sean nuestros padres. Su forma de ser, su cariño, los valores transmitidos, su confianza, perdonarnos nuestros h

sarial, que transforma ] Clemente es una una iniciativa personal de esas personas a las en bien común. que solo el paso del En lo personal, ha tiempo permitirá valoPedro García Balibrea de la Cámara tenido la fortuna de rar en toda su dimen- presidente de Comercio de Murcia compartir su vida con sión; y ello, aun considerando que ya en el presente, hay Paquita, quien ha sabido suplir las pocas personalidades en esta Re- obligadas ausencias de Clemente gión que conciten tanta admiración por razón de sus sucesivas ocupaciones y educar a dos hijos y una y respeto. Nuestra relación proviene de una hija. Los tres son hoy competentes entrañable amistad familiar. Nues- profesionales pero, sobre todo, buetros padres se trataban de «com- nas personas, lo que les llena a padres» y el cariño que se profesa- ambos de un legítimo orgullo, disfruban era tanto que los progenitores tando de la grata faceta de abuelos. Mi buen amigo ha iniciado una de Clemente fueron mis padrinos nueva etapa, y en su particular hoja bautismales. De su brillante trayectoria pro- de ruta, no dudo de que su dedicafesional destacaría su profunda ción a los temas de la Región seguirá dedicación, como secretario general siendo intensa, porque bullen en su de CROEM, a la defensa de los inte- cabeza proyectos en los que plasreses del empresariado murciano, mar una experiencia y conocimiensiempre dentro del objetivo del bien tos, una sabiduría al fin y al cabo, a social, pues Clemente no entiende los que no puede ni debe renunciar de otra forma la actividad empre- la sociedad murciana. ‘

gente de murcia / 28 octubre 2011

45


46

LA FAMILIA

El matrimonio con sus tres hijos.

De lo que no se ha jubilado es de querernos, a su familia y a sus amigos

h errores y el saber trazar nuestros caminos, tan distintos según los casos, es y será nuestra herencia, pero también nuestra obligación, la de transmitirla a nuestros hijos. Mis hermanos y yo siempre hemos tenido en mis padres una referencia, algo que tranquiliza cuando lo necesitas. Yo

Capacidad de trabajo que se estaban pro] La vida nos acercó duciendo y que tenían de forma temprana, una conceptuación dien una época difícil Antonio Pérez Crespo ferente: la conservaque obligaba a tomar Cronista Oficial de ción de unas institudecisiones importanla Región de Murcia ciones ya obsoletas, tes cuando todavía no se tenía la experiencia de poder con instituciones nacientes sin participar abiertamente en actua- base política suficiente. Después de tantos años, nuestra ciones políticas. Durante la ardua etapa de la Transición política es- amistad se ha mantenido y ambos pañola, caminamos juntos mar- hemos estado dispuestos a continuar cando un ritmo prácticamente co- nuestra estrecha colaboración en mún y ofreciendo lo mejor de nues- temas comunes referentes a la Región tro quehacer en beneficio de Murcia de Murcia, porque Clemente es una y de España. Se nos exigía defini- de las personas con mayor capacidad ciones permanentes sobre hechos de trabajo que conozco. ‘ 28 octubre 2011 / gente de murcia

no me imagino al uno sin el otro. Por eso cuando alguien me dice que mi padre es muy serio y me pregunta si en casa es igual le digo que no, que no es tan serio y que, además, en casa está mi madre, y eso son palabras mayores. No admitimos la tristeza. Ahora bien, es verdad que entre todas sus múltiples virtudes no está la de ser lo que podríamos llamar un chistoso. A lo largo de mi vida le he podido escuchar 4 ó 5 chistes. Tampoco toca la guitarra ni es animador de fiestas (que sepamos). Eso sí, es agradecido para reírse de los chistes o chascarrillos de los demás; papel este fundamental porque para que un chiste tenga gracia tiene que haber alguien que se ría. Es parte de su generosidad. Tampoco hemos sufrido mis hermanos y yo demasiados sermones de mi padre, ni por notas escolares ni por desmanes de juventud. En el primer caso el solo hecho de imaginar

tener que darle las notas servía de estímulo para estudiar; en el segundo porque salvo alguna juerga antológica de mi hermano, hemos sido todos bastante formalitos. No obstante, hay que admitir que si mi padre tuviera que dar sermones tendría gran capacidad de convicción. La tiene con sus nietos. Cuando en verano coincidimos todos en la casa paterna y materna te tranquiliza saber que entre tanto niño alguien pondrá orden. Los niños obedecen sin rechistar pero no por miedo sino por ese respeto y cariño que mis padres transmiten tan bien. Los niños saben que lo que están escuchando está bien. Mención aparte merecen los aperitivos que prepara. Cómo está el pulpo. ¡Qué mano se da para comprar y preparar el marisco! Sus nietos le preguntan: abuelo, ¿has comprado gambas?; y el abuelo va y les compra gambas a los niños. Abuelo, ¿has comprado tarta?; y el abuelo se va a por tarta. Todo por agradar, de corazón; de corazón tan grande que no le cabe en el pecho. Y termino. Debe ser reconfortante que una vez terminada una etapa profesional te den el reconocimiento al trabajo realizado. Es una manera de agradecer tanto esfuerzo durante tantos años. Estamos felices por ello. Mi padre se ha jubilado, y suena raro. De lo que no se ha jubilado es de querernos, a su familia y a sus amigos. Doy fe de ello. Ahora que tenemos más tiempo podremos corresponderle a todo lo que nos ha dado; le podremos dar el homenaje diario de abrazarlo. Un beso de los que te queremos.


LA FAMILIA

Solo falta el nieto más pequeño.

Abuelo, te queremos CLARA GARCÍA DE SANTIAGO NIETA MAYOR DE CLEMENTE

C

uando mi padre me dijo que, como nieta mayor, escribiera unas palabras sobre mi abuelo se me agolparon un montón de ideas a las que no me ha sido fácil darles forma. Y además quería hablar por siete, porque somos siete sus nietos, Antonio, Andrés, David, Ana, Lucia, Gonzalo y yo que me llamo Clara. Y lo que mejor resume lo que quiero contar, y creo que hablo por los siete, es cuando digo que es un hombre completo. Lo hemos visto ser amigo, ser compañero, marido, padre... pero para nosotros es, además, nuestro abuelo. Es el hombre más culto que conozco, siempre tiene una palabra que nos aporte conocimiento, siempre aprendemos cosas diferentes porque siempre encuentra en su memoria el recuerdo de una historia es-

pecial. Y nos hace sentir especiales al compartirla con nosotros. Siempre ha estado atento a nosotros, y eso que es difícil aguantarnos a todos juntos. Sabe hacer de abuelo. Siempre ha sabido aportarnos calma en los malos momentos, siempre se ha interesado por nuestra opinión por infantil que fuera; se ha sonreído haciéndose nuestro cómplice. Es un hombre bueno, noble, generoso, observador y muy detallista con cada uno de nosotros. Ya lo he dicho antes, te hace sentir que para él eres especial. Algo que valoro mucho es que sabe ponerse en el lugar de los demás y sobre todo en el nuestro, aunque sus ideas, a veces, sean distintas y eso es algo admirable. Y ya que hablo de admiración, quiero decir, con el mayor de los orgullos, que es el mejor ejemplo a seguir que tenemos y tendremos siempre, pero sobre todo, lo que más me apetece decir es que lo quiero, lo queremos, mucho. gente de murcia / 28 octubre 2011

47



Gente de murcia 001