Page 1


Materiales de dibujo y pintura Ceras

A lo largo del presente curso vas a precisar una serie de materiales para realizar las propuestas didácticas. Aunque son muchos los medios existentes para dibujar y pintar, aquí te mostramos los fundamentales, con los cuales podrás dar rienda suelta a tu imaginación y creatividad. ¡Ánimo!

Normal Medio

Otro tipo es el portaminas, en el que la mina se aloja en un estuche de metal o plástico. El de 0,5 mm. es el más empleado para dibujo geométrico.

Portaminas de 0,5 mm.

El lápiz es el material de dibujo más sencillo y más comúnmente utilizado. Cuenta con una mina de 2 mm. de diámetro, rodeada de madera. La mina cuenta con diferentes grados de dureza según la cantidad de arcilla que acompañe al grafito.

Lápiz de grafito de dureza 2B

Lápiz de grafito

00 0 1 11/2 2

B ◊ 21/4 HB ◊ 21/2 F◊ 3 H ◊ 31/2

Duro

2H 3H 4H 5H

◊ ◊ ◊ ◊

4 41/2 5 51/2

Muy duro

6H 7H 8H 9H

◊ ◊ ◊ ◊

6 7 8 9

Se presentan en barras de todos los colores, por lo general con tonalidades muy vivas. Existen ceras blandas, duras e intermedias; las primeras suelen ser más gruesas, las duras más delgadas. Para trazar líneas finas se deben afilar con el sacapuntas.

Uso en superficies duras y/o rugosas

Blando

◊ ◊ ◊ ◊ ◊

Dibujo geométrico y trazados técnicos

Muy blando

6B 5B 4B 3B 2B

Para dibujo a mano alzada y bocetos

ESCALA DE DUREZA DE LAS MINAS

Dureza de las minas. Las minas blandas producen líneas oscuras, se desgastan con facilidad y pueden difuminarse (dibujo artístico). Las minas duras, en cambio, producen tonos más claros y líneas más definidas (dibujo geométrico y dibujo técnico).

12

Lápices de color

Témperas

Rotuladores

Los tradicionales cuentan con una mina de cera, resina y pigmento de color. Sin embargo, los acuarelables contienen una mina de acuarela; por ello, una vez aplicado el color se puede pasar por encima del trazo un pincel mojado y diluirlo en una mancha de color líquida.

Para uso escolar las témperas se presentan en botes de plástico. Los colores son densos, opacos (cubren los tonos inferiores) y se disuelven con agua. Se aplican con pincel o espátula.

Muy populares en diseño y publicidad, con ellos conseguimos una gran diversidad de trazos y unos colores muy brillantes. Dado que en el mercado existen diversos grosores de puntas, es conveniente contar con un juego de punta fina y otro de punta media o gruesa.

magenta

amarillo anaran jado

amarillo

verde

naranja

azul vio láceo

violeta

violeta rojo ma genta

n azul cia

amarillo rdoso azul ve


Materiales para dibujo geométrico En el dibujo geométrico lo fundamental es la precisión. Por ello se emplean materiales distintos a los del dibujo artístico aunque, como vimos, los lápices pueden utilizarse en ambos tipos de dibujo según el grado de dureza de la mina de grafito. En el dibujo de precisión es fundamental que los lápices o los portaminas tengan un grado alto de dureza ( HB - 3H ).

Compás Es un instrumento que se utiliza para trazar arcos y circunferencias completas, así como para tomar y trasladar medidas: basta abrirlo tanto como la medida a transportar.

2

Las dos puntas del compás han de estar sensiblemente al mismo nivel. 90°

La punta del lápiz ha de estar siempre muy bien afilada y en forma de bisel de unos 75°, sobresaliendo unos 10 mm. como puedes apreciar en la figura.

Juego de plantillas: escuadra y cartabón Se compone de dos piezas fabricadas en material transparente y constituyen el principal instrumento de trabajo en el dibujo lineal.

1

La escuadra tiene forma de triángulo rectángulo isósceles con ángulos de 90° y 45°. El cartabón, de triángulo rectángulo escaleno con ángulos de 90°, 60° y 30°.

Plantilla móvil: desliza, sobre el cartabón, apoyando uno u otro cateto

Ambas plantillas, fundamentalmente, se usan para el trazado de rectas paralelas y perpendiculares, aunque también es frecuente utilizarlas para dibujar distintos ángulos e inclinaciones aprovechando su conjunta configuración de ángulos. En aras de evitarnos la regla para medir, es aconsejable adquirir ambas plantillas con uno de sus catetos graduados y

CART ABÓ N

10

11

13

14

15

16

18

19

20

21

22

25

26

27

30

31

32 9

60° 12

17

24

29

45°

23

28

8

9

Deben tratarse con delicadeza: tener cuidado de que no se te caigan, pues se astillan y mellan fácilmente y las rectas no saldrían perfectas. Es necesario lavarlas, frecuentemente, con agua y jabón.

Compás 75°

7

7

6

6

90°

5

5

4

4

3

90° ESCUADRA

45°

1

3

2 2

de un tamaño tal que el cateto mayor del cartabón mida unos 25 cm. Nótese que en todo juego de plantillas la hipotenusa de la escuadra es igual al cateto mayor del cartabón.

8

1

13

Plantilla que se mantiene fija: se sujeta con la mano extendida

NO

NO

Borde recto

Con chaflán

Con rebajo

Juego de plantillas (escuadra y cartabón) y, debajo, secciones de sus posibles bordes. Se recomienda adquirirlas con bordes rectos, evitando así que, al juntar la escuadra y el cartabón, se monte una sobre otra haciendo incómodo su uso.

Durante el trazado de las rectas, las plantillas se fijan en la posición que muestra la ilustración superior: el cartabón debe sujetarse firmemente con las yemas de los dedos de una mano extendida, mientras con la otra, se desliza o gira con suavidad la escuadra. El desplazamiento (posición 1) de la escuadra respecto al cartabón nos permite trazar rectas paralelas; el giro a la posición 2 ( manteniendo firme el cartabón), nos permite trazar rectas perpendiculares a las anteriores.

10

10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

30°

Doble decímetro

Lija o rascador

Afilado del compás


Materiales complementarios

Soportes Papel alisado o de grano fino

Gomas de borrar Para borrar trazos de lápiz de dureza alta se recomiendan las gomas de vinilo tradicionales. Para lápices de poca dureza son preferibles las gomas blandas; tienen una gran aplicación en el dibujo artístico en trabajos al claroscuro donde un toque de goma da luz a las zonas sombrías.

Sacapuntas

Goma blanda

Sacapuntas

Goma de vinilo

Pegamento en barra

Se fabrican en plástico y metal; estos últimos son más duraderos y útiles pues las cuchillas se pueden recambiar.

Pegamento en barra

Aunque son menos precisas que las cuchillas, son más rápidas y fáciles de usar para trabajos de recorte y montaje. Las más aconsejables son las de acero inoxidable de hoja larga y mango de plástico.

Cuchilla de precisión

Cuchillas

Tijeras

Papel muy rugoso

Aunque existe gran variedad de soportes, normalmente en los trabajos en el aula suele emplearse el papel, que por su versatilidad permite realizar diversidad de trabajos.

El papel como soporte más utilizado, puede ser: opaco o transparente, liso o texturado y, dependiendo de su gramaje, más o menos flexible.

El pegamento es un elemento imprescindible para multitud de trabajos como, por ejemplo, los collages. El más recomendable para trabajar en el aula es la barra de pegar papel, fácil de usar, limpia y eficaz.

Es recomendable su uso para trabajos que requieran un corte muy preciso, así como para obtener puntas muy afiladas en lápices de grafito o lápices de color.

Papel de rugosidad media

Papel

Cuchillas desechables

14

Soporte es toda aquella superficie que podemos emplear para realizar un dibujo o una pintura. Cada soporte (papel, cartón, tela, pergamino, acetato, tabla, muros, paredes de yeso, etc.), tiene sus propias características físicas, entre las que destacan: la textura, la flexibilidad, la absorvencia y la transparencia.

Tijeras

Las superficies más indicadas para dibujar con lápiz de grafito son los papeles de grano medio, – caso de las láminas de este libro –, que realzan los degradados y trazos agrisados en los dibujos artísticos, logrando resultados más “cálidos”.

Tabla

Tabla y lienzo La tabla de madera, por lo general de contrachapado o aglomerado (cubriéndola con una imprimación de cola), y el lienzo son soportes adecuados para las técnicas húmedas como las témperas, aunque suelen reservarse, sobre todo, para el trabajo con pinturas acrílicas y al óleo.

Lienzo


Lápices de grafito A pesar de que el lápiz es el instrumento de dibujo más comúnmente utilizado para esbozar dibujos y realizar trazados técnicos y artísticos, es necesario conocer sus características, a fin de saber elegir el que mejor se adecúe a cada necesidad. La mina de los lápices se fabrica con una mezcla de grafito y arcilla y su dureza depende de la cantidad de arcilla empleada: a más arcilla más dureza. Finalmente, la mina se recubre de una funda de madera.

Por lo general, para dibujos artísticos se prefieren lápices de grafito de menor dureza, pues la línea que se consigue es más expresiva y permite una mayor modulación de la misma en grosor e intensidad. En cualquier caso, lo mejor es que practiques el dibujo con distintos lápices hasta encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes, también, combinar varios de ellos en un mismo dibujo para lograr diferentes resultados.

Lápices de grafito. Un surtido de lápices debidamente afilados es todo lo que necesitas para comenzar.

Paso a paso 1. Como modelo de dibujo del natural hemos escogido un elemento botánico: una rama de hiedra. Bocetamos su estructura y contornos, empleando la goma y volviendo a dibujar, si fuese necesario. Debes dedicar más tiempo a observar el modelo que a dibujarle. 2. Definir los nervios de las hojas será lo siguiente que hagamos. Perfila con suavidad las sombras presentes en las hojas y las sombras arrojadas por éstas y lograrás el efecto deseado. 3. A continuación añadimos con más precisión los diferentes detalles que nos permiten reproducir con fidelidad la textura propia de la hiedra. Recuerda siempre respetar el blanco del papel allí donde quieras conseguir el máximo brillo. 4. Por último, reforzamos el contraste entre las zonas de luz y las de sombra y aplicamos los detalles finales en las hojas. Como se aprecia, el lápiz es capaz de conseguir trazos muy definidos y contrastados junto a otros suaves y ténues.

15


Lápices de color Son uno de los medios de dibujo y pintura de mayor difusión, por su facilidad de uso y su bajo coste. Por ello, resultan ideales para iniciarse en el estudio, selección, composición y mezcla de colores. Aunque normalmente no se consideran un medio serio o profesional de dibujo, lo cierto es que grandes artistas han empleado los lápices de colores, consiguiendo en esas obras, resultados comparables a los obtenidos por otros procedimientos.

Paso a paso

16

1. En este dibujo de una actividad deportiva, comenzamos por esbozar las líneas básicas, empleando los propios lápices de colores para definir las diferentes zonas tonales. 2. A continuación, aplicamos el color rayando el papel con los lápices. Para extenderlo de una manera más unifor me, inclina el lápiz ligeramente. Debemos respetar el blanco del papel, pues nos servirá para representar la nieve. 3. Para conseguir una intensidad mayor del color, realizamos entrecruzamientos de líneas con los mismos tonos que empleamos anteriormente. 4. Por último, saturamos el cielo para así destacar la figura del esquiador y, si aplicamos nuevos rayados con tonos algo más oscuros que los originales, daremos más fuerza a los colores y a las sombras. Con los últimos retoques y detalles se termina la composición.

La mina está compuesta por una mezcla de arcilla, pigmento y aglutinante (cera) muy resistentes al agua. El resultado es una mina bastante blanda que, sin embargo, no impide que sus trazos se adhieran a la superficie del papel, por lo que sólo pueden eliminarse con una cuchilla. El afilado se realiza como los lápices de grafito: con cuchilla o sacapuntas. Se obtienen así puntas largas y afiladas, aunque si la mina es blanda pueden quebrarse.

Lápices de color. La mina del lápiz es una mezcla de arcilla, pigmento y aglutinante. Su trazado es tan adherente que sólo se puede eliminar con una cuchilla.


Lápices acuarelables Todos los lápices de colores son, en cierta medida, solubles en agua. Sin embargo, con los que se fabrican expresamente, conseguimos una terminación muy homogénea. A este tipo de lápices hidrosolubles se les llama «acuarelables», dado que ofrecen una apariencia similar a la de la acuarela. Primero se dibuja con los lápices normalmente y después, se pasa por encima del trazo un pincel humedecido en agua que diluye el pigmento de manera uniforme, el cual seca sin dejar manchas.

A diferencia de otros medios pictóricos, que requieren un profundo conocimiento y una prolongada práctica, los lápices de color acuarelables no encierran trucos ni dificultad, con la ventaja añadida de que podemos ir componiendo el color progresivamente de menor a mayor saturación, compensando con los tonos circundantes. Cuando trabajes con ellos comprobarás que su textura es más grasa que los lápices de color convencionales.

Lápices acuarelables. Se utilizan diluyendo con un pincel humedecido el trazo del lápiz, o bien pintando directamente sobre el papel mojado.

Paso a paso 1. Para empezar, se establecen las líneas fundamentales del dibujo, bien con lápiz de grafito o bien con los propios lápices de color acuarelables. 2. Seguidamente, aplicamos el color de los objetos y el color de las sombras proyectadas. Estas últimas pueden resolverse en un tono único. En este caso se ha aplicado el color verde. 3. Reforzamos las sombras repasándolas de nuevo con lápices del color que corresponda o añadiendo tonos más oscuros, incluso negro. Respetaremos el blanco del papel en las zonas de mayor luminosidad. Es ahora cuando podemos comenzar a aplicar agua sobre el dibujo mediante un pincel ligeramente humedecido, mezclando los colores anteriormente usados. 4. Por último, se diluyen los colores con el pincel respetando, en alguna zona concreta, la textura del lápiz a fin de dotar a la obra de la máxima expresividad.

17


Ceras Con ellas conseguimos los colores más fuertes y brillantes, existiendo una amplia gama de tonos en cajas de 12, 24, 30, 48, 64 y 72 unidades. Suelen ser gruesas y, a diferencia de los lápices de colores, no están envueltas en madera. Por lo general, sólo estan cubiertas por una envoltura de papel que nos protege los dedos. Están compuestas principalmente de cera, aceite de linaza y colorantes. Por su tamaño son ideales para cubrir grandes

Paso a paso

18

1. Iniciamos nuestro dibujo con un esbozo a lápiz de las figuras, pero sin detenernos en exceso en todos los detalles. Es preferible que realices un trazado suave para que el lápiz no se vea al terminar la composición. 2. A continuación, aplicamos los colores fundamentales de la composición; procurando no manchar las zonas que serán blancas. Los trazos de las ceras pueden ir definiendo el pelaje de los animales. 3. Continúa marcando los detalles con ceras de tonos más oscuros; en este caso aplicamos un siena tostado en las manchas del pelaje y en los detalles de la cabeza de los animales. 4. Por último, texturizamos la superfice a través de dos sencillos procedimientos plásticos: por un lado, con colores oscuros marcamos los detalles más sutiles del pelaje; y por otro, rascamos ligeramente el color verde del fondo con una cuchilla o cutter, a fin de simular las hierbas de la sabana.

espacios o para realizar trazos definidos, pudiéndose usar sobre cualquier superficie; el papel, el cartón, la madera o la tela son soportes adecuados para dibujar con ceras. Otras ventajas radican en que son resistentes, impermeables, ligeras y no tóxicas. Pueden mezclarse superpodiendo los trazos con cuidado, preferiblemente los trazos oscuros sobre los claros. Si las usas con delicadeza y prudencia lograrás conservar toda la frescura del colorido.

Ceras. Están compuestas de cera, aceite de linaza y colorantes, y se pueden aplicar sobre casi cualquier superficie.


Rotuladores El rotulador es uno de los instrumentos de dibujo más empleados y, sin embargo, no suele considerársele como un medio serio. A pesar de ello, los rotuladores son muy utilizados en el arte comercial y publicitario, así como en proyectos de arquitectura, decoración, etc. El rotulador proporciona al artista un medio versátil, translúcido y de secado rápido que puede utilizarse en solitario o bien combinarse con otros útiles de dibu-

jo como las plumas, los lápices de colores, las témperas, los acrílicos,etc. Inventados en Japón a mediados de los años sesenta, cuentan con un depósito constituido por una mecha que almacena la tinta y que se conecta con un pasillo de poliéster, en el que por medio de un conjunto de microagujeros la tinta es transportada a la pluma, que puede ser de fieltro o de fibra. Estas tintas pueden ser de base acuosa o alcohólica (no soluble en agua).

Rotuladores. Este invento japonés ofrece frescura de línea, colores brillantes y gran diversidad de trazos.

Paso a paso 1. En primer lugar, dibujamos a lápiz o con rotulador fino las líneas básicas del dibujo, estableciendo los contornos y la relación entre los diferentes objetos. 2. A continuación, aplicamos el color cubriendo por completo las zonas a colorear (como en el caso de los autobuses) o bien permitiendo que se vea el rayado (como en caso del asfalto). 3. Aplicamos color al cielo (respetando el blanco del papel para las nubes) y vamos concretando los detalles, a la vez que generamos las sombras pasando un rotulador gris claro sobre los colores aplicados anteriormente. 4. Ter minamos el dibujo rellenando las zonas de color y definiendo, con precisión, los pequeños detalles como los letreros y los faros de los autobuses, las ventanas de los edificios, la estatua del fondo, las sombras de los vehículos sobre la calzada, etc.

19


Témperas La témpera y la acuarela son medios de pintura muy similares. Tanto uno como otro se componen de pigmentos molidos muy finos, dispersos en goma arábiga (acuarela) y cola (témpera).

Es, asimismo, un medio más denso y brillante que la acuarela, secando prácticamente con la misma rapidez. Las témperas se suministran en pastillas, tubos de estaño y pequeños botes de cristal o plástico.

Las témperas o colores al gouache se diferencian de los colores de la acuarela en que son opacos, cubrientes. La témpera, en definitiva, no es más que una acuarela opaca, debido a que en su composición interviene un pigmento blanco.

La témpera es el medio ideal para introducirse en las técnicas de pintura húmeda. Al ser cubriente, permite corregir errores, algo imposible con las acuarelas; además, es un medio limpio (se diluye en agua) y de rápido secado, a diferencia de los óleos.

Paso a paso 1. Se comienza por esbozar el contorno de los tulipanes con lápiz, procurando que el trazo sea suave. 20

2. Aplicamos el color azul del cielo, mezclándolo con blanco para conseguir diferentes tonalidades del mismo. Definimos las nubes, aplicando más blanco sobre la pintura húmeda o esperamos a que esta se seque. Asimismo, comenzamos a dar color a los tulipanes con colores planos. 3. Continuamos aplicando color a los diversos elementos de la composición, sin deternernos aún en las sombras. 4. Por último, dotamos a los tulipanes de relieve a través del sombreado. Si mezclamos los tonos básicos rojo, amarillo y verde con una pequeña cantidad de negro (o marrón) lo que conseguimos es oscurecer estos colores para aplicar sombras en zonas concretas. Al ser una pintura cubriente, podemos corregir los errores que hayamos cometido pintando sobre ellos.

Botes de témperas. Aplicable sobre papel, cartón o madera, las témperas pueden adquirirse en una gran variedad de colores.


Collage El «collage» es una técnica mixta que te permitirá realizar composiciones llenas de imaginación y fantasía. El tér mino proviene del francés y significa «pegado», «encolado». Consiste en pegar fragmentos de diversos materiales, principalmente papeles, sobre cartón, lienzo o tabla. El hecho de poder trabajar también con objetos tridimensionales, así como con fotografías y dibujos recortados, aumenta las posibilidades creativas y decorativas de esta técnica.

Se trata de una técnica más bien moderna que, sin embargo, ha tenido muy buena aceptación en el ámbito artístico. Pablo Picasso y Juan Gris emplearon el collage en sus composiciones cubistas; así, pegaban sobre la superficie del lienzo materiales con relieve sobre los que luego pintaban. Posteriomente, han sido muchos los artistas que han empleado recortes de fotografías, páginas de periódico y muchos otros objetos para conformar sus collages.

El collage. Se trata de una técnica muy útil para la experimentación con diversas texturas.

Paso a paso 1. Empezamos por colocar dos recortes de revistas que nos servirán como cielo y tierra de la composición. Procura que el corte sea limpio y que los bordes no queden dentados. 2. Vamos añadiendo motivos a la composición; pueden ser fotografías recortadas (como la de la mujer) o bien papeles de colores con los que construimos las formas deseadas. 3. Las posibilidades del collage nos permiten la utilización de imágenes totalmente extravagantes que provoquen hilaridad en el espectador. En este caso, los botones de un teléfono hacen las veces del símbolo del pensamiento de la mujer, empleando un recurso propio del lenguaje de los cómics. 4. Para terminar, añadiremos los detalles finales con pequeños recortes y para mejorar el motivo, podemos emplear otros medios de pintura. En este ejemplo, las varillas de la sombrilla y las ventanas del crucero se han pintado con un rotulador permanente negro.

21

MATERIALES Y TECNICAS DE DIBUJO Y PINTURA  

MATERIALES Y TECNICAS DE DIBUJO Y PINTURA

MATERIALES Y TECNICAS DE DIBUJO Y PINTURA  

MATERIALES Y TECNICAS DE DIBUJO Y PINTURA

Advertisement