Issuu on Google+

1


2


3


Este texto fue lectura dramatizada en 2006, Sala SGAE de Valencia (Dones en Teatre. Jornadas Conmemorativas de DONESenART) y en 2011 en XII Sal贸n Internacional del Libro Teatral. (Aula de teatro Juan de la Enzina, Salamanca) EPOCA.- Atemporal PERSONAJES.UNO OTRO

4


ESCENA ÚNICA Uno y Otro, están sobre un escenario vacío. Cuando Uno cuenta se queda estático. UNO- ¡Uno, dos! OTRO- ¿Qué haces? UNO- ¡Ya ves! OTRO- (A la suya) No, no veo nada… UNO- ¡Tres, cuatro! OTRO- ¡Ah, ya sé! Estás contando. UNO- ¿Tú crees? ¡Cinco, seis! OTRO- Aja, lo has vuelto a hacer… Sin duda estás contando. Ya vas por el seis… UNO- ¡Sí! ¿Y qué cuento? OTRO- Eso, no lo sé. UNO- ¿Será importante? ¡Siete, ocho!… OTRO- Es extraño. UNO- ¿El qué? OTRO- Que si eres tu quien cuenta, no sepas que es lo que enumeras. UNO- Pues no tengo ni idea… OTRO- (Ofendido) ¿Te estás quedando conmigo? UNO- ¿Qué significa esa expresión? OTRO- Lo que estás haciendo… UNO- ¿Sabes por qué hago esto? ¡Nueve, diez, once!…

5


OTRO- ¡No! Y ésa sería la siguiente cuestión, averiguar el porqué. (Pausa) Vayamos por partes. Lo primero es lo primero… UNO- ¿Qué es lo primero? OTRO- Responder a la primera pregunta… UNO- ¿Cómo quedamos, primero o primera? OTRO- Es la misma cosa… UNO- ¡Vaya, tú sí que sabes! Doce, trece, catorce… ¡Me gusta esa chica!… OTRO- ¿Qué chica, aquí no hay nadie más? UNO- Te equivocas. OTRO- Mira a tu alrededor... UNO- Hay más como nosotros. Bueno, exactamente como nosotros no. Tienen rostros, color y sexo diferentes… No, me estoy quedando contigo… OTRO- ¿Qué dices? UNO- Que no te tomo el pelo… Ahora ya sé qué significa… incluso sé más que tú… OTRO- Eso lo dudo. Somos iguales… UNO- ¿Y qué? Hay otros que también lo son… OTRO- Nosotros somos únicos. UNO- Como nosotros mismos puede, pero igual que otros… OTRO- No te entiendo… UNO- Casi no me entiendo ni yo. ¡Quince, dieciséis, diecisiete!… (Como si leyese un libro) ¡Filosofía!… Aristóteles, Kant, Rousseau… ¿Cuántas ideas? Algunas se contradicen… OTRO- Me siento ridículo. 6


UNO- ¡Esa cita ha sido un desastre!… ¿Sabes?… Ella no quería hacerlo. OTRO- ¿El qué? UNO- El amor, o el sexo. OTRO- ¿Amor, sexo? UNO- Sí, ya sabes… ¿O no lo sabes? ¡No, no lo sabes! ¡No tienes ni idea!… ¿Ves soy más listo que tú? A las clases de educación sexual tú no asististe… Fueron interesantes, pero la práctica es mejor. OTRO- ¿Práctica? UNO- Sí, es algo que se hace… “Diecisiete”… (Extasiado) ¡Oh, sí! OTRO- ¿Cómo contar? UNO- ¡¡Diecisiete!!… (Jadeando) ¡Ohh, síí! OTRO- Eso ya lo has dicho. UNO- ¡Ya está!… ¡Por fin! (Eufórico) Ya no soy virgen… ¡Fabuloso!… Te lo había dicho antes, nada que ver con la teórica… OTRO- ¿Qué me pasa? ¿Por qué parezco inepto? UNO- Ni lo sé, ni me importa… OTRO- Al principio, cuando eras tú el que estaba desorientado, traté de ayudarte. ¿Recuerdas? UNO- Eso fue hace tiempo. OTRO- Apenas unos segundos. UNO- ¡Dieciocho!… OTRO- No puedo saberlo… Puede que fueran dieciocho.

7


UNO- ¡Guau! Esto tampoco está mal… (Como si estuviese al volante de un coche) Ochenta, noventa, cien… OTRO- Oye, después del dieciocho va el diecinueve… UNO- Ciento veinte… ¡Vuelo! OTRO- Te digo que va el diecinueve… UNO- ¡Cállate!… Es fantástico. OTRO- ¿Tanto cómo “hacer” el amor? UNO- Diferente, pero igual de excitante… “Diecinueve”. OTRO- ¿Ves? Ya te lo decía yo… UNO- (Ausente) Está bien… OTRO- Me alegra que reconozcas que te has equivocado… UNO- No me entusiasma la idea, pero trabajaré veinte horas si es preciso… Necesito acabar la carrera. OTRO- ¿Ahora vas a correr? UNO- No, esta carrera no se corre como en la maratón… “Veinte”. OTRO- Te equivocas. La maratón son cuarenta y dos kilómetros… UNO- (Firme) “Veintiuno”… OTRO- (Seguro) ¡Cuarenta y dos! UNO- La cosa se complica… OTRO- ¿Por qué ahora sólo te falta decir la otra mitad? ¡Venga hombre, no es tan difícil! UNO- ¡Cuatro, me han caído cuatro!… Dejaré de salir por las noches… ¡Adiós, a las juergas!… OTRO- ¿Qué es una juerga? 8


UNO- Algo muy divertido… OTRO- ¿Y también se puede hacer, como el sexo, volar o trabajar?… UNO- Sí. OTRO- ¡Caramba! UNO- (Entusiasmado) ¡Por fin estoy limpio! ¡Hay que celebrarlo! Pero me retiraré pronto… “Veintidós”. OTRO- ¿Cómo quedamos, cero o veintidós?… UNO- Eso, es corre, corre… ¡Pasa, pásala ahora!… Así, muy bien regatea y… ¡Que cañonazo!… ¡Tres a uno! Esto del fútbol no está mal. OTRO- Conozco el fútbol. Para jugar bien necesita mucha práctica… UNO- Como el sexo… “Veintitrés, veinticuatro, veinticinco, veintiséis”… OTRO- ¡Joder! ¿Tantas veces practicas el sexo? UNO- Tres, veintidós, cincuenta y seis, noventa y nueve… OTRO- ¿En qué quedamos?… ¡Vuelves a quedarte conmigo! UNO- Me gustaría quedarme a pasar la noche contigo… Es lo que más deseo… OTRO- Empiezo a estar seguro que no me conviene estar a tu lado. Siempre acabas burlándote de mí… UNO- Compréndelo mujer, mañana tengo los exámenes finales. OTRO- ¿Exámenes? Ésos tampoco me son desconocidos… ¿Mujer?… ¡Tengo pene!… (Plantándole cara) ¡No me vuelvas a llamar mujer, soy un hombre! 9


UNO- Y muy pesado, por cierto. OTRO- ¡Pues anda que tú! UNO- ¡Setenta y siete kilos!… Demasiadas hamburguesas… “Veintisiete”. OTRO- O es una cosa o es la otra… UNO- (Pletórico) “Veintisiete”, y el título bajo el brazo… ¡Uno arriba!… Y la novia preñada… ¡Vaya marrón!… Uno abajo. OTRO- Cada vez hablas más raro. Uno menos uno igual a cero. UNO- “Veintiocho”… OTRO- ¡Cero, “patatero”! UNO- Mi primer hijo… ¡Uno arriba!… ¡Sí, quiero!… Otro más, y van ¡Dos!… OTRO- Ha perdido el norte, ya no sabe contar… UNO- “Veintinueve”… ¡Por fin la recompensa! (Toma asiento) Este trabajo me gusta, nada que ver con los anteriores, me deja tiempo para escribir… ¡Tres!… OTRO- ¡Ya no hay solución para él! UNO- “Treinta, treinta y uno, treinta y dos”… ¡Una niña! ¡Tenemos la “parejita”!… ¡Cuatro!… “Treinta y cuatro, treinta y cinco, treinta y seis”… OTRO- ¡Quizás un ábaco le serviría! UNO- “Treinta y siete, treinta y ocho”… ¡Al fin! Doscientas veintidós… OTRO-¿Al llegar a ese cifra se acaba todo? UNO- ¡No! Son las páginas de mi primera novela… ¡Cinco! 10


OTRO- No, no voy a preguntar, qué más da cinco que seis… UNO- No es lo mismo, son cinco… OTRO- Vale, lo que quieras. Eres el amo. UNO- “Treinta y nueve, cuarenta, cuarenta y uno”… (Enfadado) ¡No te aguanto más! (Furioso) Estoy harto de sufrir tus continúas “aventuras” con otros… OTRO- Continuamos estando solos, los dos… UNO- ¡No, ni veinticuatro horas más!… ¡No te soporto! El que se va ahora mismo soy yo. OTRO- No tenías por qué tomarlo de ese modo. Si tú dices que hay más es porque hay más… UNO- “Cuarenta y dos”… (Decepcionado)

Uno menos…

¡Cuatro! OTRO- No voy a ser yo quien te contradiga… ¡Cuatro! UNO- “Cuarenta y tres”… La sentencia le ha sido favorable a ella. Veré a los niños cada quince días… (Desinflado) ¡Tres!… “Cuarenta y cuatro, cuarenta y cinco, cuarenta y seis, cuarenta y siete, cuarenta y ocho, cuarenta y nueve”… Las dos de la mañana y apenas he comido nada en todo el día… Mi segunda novela ha de ser un éxito. “Cincuenta” Después de haber perdido mi trabajo. ¡Dos! ¡Algo me saldrá bien!… OTRO- Pues, por la “empanada” de números que manejas, deberías estar harto… UNO- Tengo posibilidades, sé que las tengo… OTRO- De volverte loco, tienes todos los números de la rifa… UNO- “Cincuenta y uno”… 11


OTRO- ¡Todos! UNO- No me apetece salir, pero unos compañeros de mi nuevo trabajo han insistido… ¡Tres!… Tal vez me convenga mezclarme con la gente… Un crítico me ha dicho que a mi segunda novela le faltaba realismo, que mis personajes están carentes de humanidad… Otro error… ¡Dos!… OTRO- Un error es un error, no dos... UNO- “Cincuenta y dos, cincuenta y tres, cincuenta y cuatro”… A este paso llegaré a la jubilación, y estaré en el mismo sitio… “cincuenta y cinco, cincuenta y seis”… ¡Joder, no avanzo!… OTRO- No te has movido de aquí. UNO- ¡“Cincuenta y siete años”!… OTRO- Apenas quince… UNO- Soy un desastre... ¡Estoy solo!... ¡Uno! OTRO- Estoy a tu lado. UNO- Mis padres han muerto en un accidente… ¡Llevaba tanto sin verlos! ¡Cero! OTRO- No es un número válido de años. UNO- Me han premiado mi nueva novela. Es la tercera… ¡Uno! Vuelta a empezar de nuevo. Pero estoy cansado, muy cansado… (Pausa) Tanto contar. ¿Sabes qué? OTRO- ¡No, no lo sé! UNO- ¡Escalones!... Peldaños de mi propia vida. OTRO- (Aturdido) ¿Escalones?... Perdona, pero no te sigo... (Mira el reloj) Bueno, el dire ya no viene. Así que se acabó el ensayo. 12


UNO- Oye... ¿Tú crees que el público entenderá el texto? OTRO- Cada “uno” lo interpretará a su manera. (Bromeando abandonan la escena) (OSCURO)

13


14


Otras piezas breves •

¡Qué desficio de Fenicios!

Beautiful Rodríguez

Don Mendo anda al quite

El premi

Gramática parda

Hombres del mundo

La vecina

Subvencionadas

Supremacy

Trio adlátere

Un hombre de acción

Yo, no soy una ramera Algunos monólogos

¡Tus hijos!

¡Vaya, vaya!

¿Soy culpable?

5475

Ángela caída

Eme eme ese

Europa, o la humanidad nunca…

Imposturas, esa es la cuestión

K-ko for tonight

La duda

Seis (6) 15


http://anamillasteatro.galeon.com

anamillas@hotmail.com

Edici贸n propiedad de la autora 漏 reservados todos los derechos

16


El hombre que contaba