Issuu on Google+


Vol. XXI - Otoño 2013 - nº 81

Índice de Contenidos: REVISTA TRADICIONAL DE LA ANTIGUA Y MÍSTICA ORDEN DE LA ROSA-CRUZ Esta revista trimestral se publica por la Gran Logia española de la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, conocida mundialmente bajo las siglas de “AMORC”. En todos los países en los que puede ejercer sus actividades libremente, está reconocida como una Orden tradicional e iniciática que, desde hace siglos, perpetúa de forma oral y escrita el Conocimiento Interior que le han transmitido los iniciados de todos los tiempos a través de los siglos. La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, que también se denomina “Orden Rosacruz AMORC”, no es una religión, ni un movimiento socio-político. De acuerdo con su divisa “La mayor tolerancia dentro de la más estricta independencia”, no impone ningún dogma, sino que propone sus enseñanzas a todos aquellos que se interesan por todo lo que el misticismo, la filosofía, la ciencia y el arte, pueden ofrecer a la humanidad para su regeneración física, mental y espiritual. AMORC - Gran Logia Española C/ Flor de la Viola 16 Urbanización El Farell 08140 Caldes de Montbui Barcelona - España Tel: 93 865 55 22 Fax: 93 865 55 24 info@amorc.es www.amorc.es

Síganos en las redes sociales: Facebook: www.facebook.com/amorcgle Twitter: www.twitter.com/amorcgle Youtube: www.youtube.com/amorcgle Pinterest:www.pinterest.com/ordenrosacruz Blog: www.ordenrosacruz.es

Artículo del Imperator ........................ 5 La Alegría Christian Bernard

Artículo Original ................................. 9 El Arte del buen pensar Borja Celarain

El Foro Rosacruz ...............................16 Cultivando el coraje Chris R. Warnken

Entrevista ...........................................21 Memorias de un Rosacruz Christian Rubben

Encuentro con la Ciencia ..................32 Las Leyes que nos unen Marc Carmona

Ecos de la Rosa-Cruz.........................38 Usted manifiesta su Filosofía Ralph. M. Lewis

Salvo mención especial, los artículos en esta revista no representan necesariamente el pensamiento oficial de la AMORC, sino únicamente el de sus autores.

NUESTRA PORTADA: Columnata Dórica del Parque Güell. Está compuesta de ochenta y seis robustas columnas, que se inclinan ligeramente hacia dentro para sostener mejor el peso y mejorar la sensación visual. Es una de las más controvertidas construcciones de Gaudí, pues los especialistas no se ponen de acuerdo en si constituye una sátira del arte clásico griego o por el contrario intenta ser un homenaje al mismo. En cualquier caso todos coinciden en reconocer la magnificencia y calidad de la obra.

Dirección: Editores:

Hugo Casas Luis Alberto Ceruto Borja Celarain Diseño y maquetación: David Arenzana Depósito Legal:

B-40599-97


La Salamandra Alquímica, ubicada en la entrada de la Columnata Dórica del Parque Güell. Recuerda a la que coronaba la columna erigida en 1533 en la plaza de la Salamandra de Nimes (Francia) en honor del rey Francisco I, apasionado por la alquimia y que tenía este animal como símbolo.


EDITORIAL El ciclo natural marca su inexorable ritmo, esta vez al son de las hojas de tonos dorados, pardos e incluso ocres que caen de los árboles y alfombran los suelos de nuestros pueblos y ciudades, de nuestros bosques y llanuras, mecidas por el viento del oeste, heraldo del todavía lejano invierno que, no obstante, todos lo sabemos, caerá certero sobre nosotros, sumergiéndonos en la oscuridad y el frío, avocándonos con resignación a cierta reclusión, tanto interna como externa. Salta la nostalgia en nuestro discurso y podría ser fruto de ese estado de ánimo un tanto melancólico que a muchos nos atrapa al finalizar el verano, cuando vamos dejando atrás los días más largos del año, quizás las vacaciones o el descanso, el agua fresca, el sol y todo lo que está asociado a estos elementos, y nos adentramos en esta estación de tránsito relacionada en muchas tradiciones con la reflexión serena, la madurez y la experiencia. Los místicos y sabios de todos los tiempos han observado con cierta admiración el reflejo que las estaciones del año y otras circunstancias externas relacionadas con la climatología producen en la conciencia humana, conduciéndola hacia estados interiores semejantes a los que podemos observar fuera. Y quizás para contrarrestar este influjo estacional que muchos sufrimos en mayor o menor medida, en este nuevo número de la Revista Rosa-Cruz vamos a intentar prolongar en lo posible la influencia de la luz y del verano, dedicando algunas de sus páginas a interesantes reflexiones sobre el pensamiento positivo, la alegría y todo el entramado filosófico que se teje alrededor de estos conceptos básicos en el mundo del misticismo y la espiritualidad. Efectivamente, para todo místico la alegoría de la Luz ha sido un símbolo importante, tanto que a ella se alude en todas las tradiciones espirituales, religiones y corrientes filosóficas, como aquello que nos permite ser conscientes del orden y la armonía de la Creación. Así por medio de la Luz, el Caos primigenio se convierte en Cosmos, es decir, en un Universo ordenado. Por tanto la Luz en sentido recto y metafórico es lo que hace posible darnos cuenta, tomar conciencia del Orden Supremo que reina en toda manifestación, sea esta externa y material o bien interna y espiritual, así como ser conscientes de la manifestación en sí misma. Parafraseando un antiguo ritual rosacruz podríamos decir que, así como la luz del sol revela a nuestra consciencia la magnificencia de la creación, la Luz de nuestro Maestro Interior, la Luz Mayor, nos revelará los misterios que se ocultan en el interior del ser humano, brindándonos el Conocimiento de nosotros mismos.


Frecuentemente decimos que algo “vio la luz” cuando lo que se encontraba en un estado virtual, potencial, “se manifestó” y tomó forma. Es decir, se hizo perceptible a nuestra consciencia. También utilizamos el término “dar a luz” para el nacimiento de un bebé, uniendo en este caso la Luz a la Vida, ambas infinitas y eternas, esperando tan sólo que las condiciones sean propicias para que por medio de la Ley, se manifieste el Amor. Un rayo de esa luz alumbró por primera vez las páginas de esta revista hace ahora 20 años y en este número queremos recordar ese Vigésimo Aniversario. En el otoño del año 1993 y bajo la dirección de Irene Regidor, Gran Maestro emérito de nuestra Orden, vio la luz el primer número de la Revista Rosa-Cruz editada en el seno de la Gran Logia Española, siendo heredera de una larga línea editorial que se remonta al año 1947, cuando se editó el primer ejemplar en español de la Revista “El Rosacruz”, la versión de habla hispana de la original en inglés Rosicrucian Digest, que se publicaba desde el Parque Rosacruz en San José, California. A cargo del entonces Jefe de Redacción Fr. J. A. Calcaño, originario de Venezuela, El Rosacruz inició su tirada con un precio de 0,20 dólares por número y un formato muy diferente al actual, tanto en tamaño, como en diseño y número de páginas. A pesar de los cambios y transformaciones que ha sufrido la revista con el paso del tiempo, desde aquel otoño de hace veinte años y gracias al esfuerzo y dedicación de muchas personas, rosacruces o no, siempre hemos intentado hacer que letra a letra, palabra a palabra, línea a línea, página a página y número a número, la Revista Rosa-Cruz sea una realidad viva y palpitante, fiel al espíritu que la inspiró y que quiere ofrecer lo mejor que el Misticismo, la Ciencia y el Arte pueden aportar a todos aquellos que se interesan por los misterios de la existencia y de su propia vida. Pero nuestro esfuerzo sería inútil sin vosotros, que colaboráis y escribís vuestras reflexiones para compartirlas con los hermanos en el sendero; vosotros, que leéis y seguís estas líneas con interés y ánimo y que sois la razón de ser de esta Revista. Por todo ello, gracias. Esperamos que estas páginas que ahora tenéis en las manos puedan traer a vuestra conciencia un poco de la luz y del calor que ya empiezan a menguar y que puedan animaros en vuestro trabajo interior, ese trabajo invisible, íntimo y secreto que sin ninguna duda nos acerca a la Luz Mayor, fuente de toda dicha y de toda realización.


nº 81

Artículo del Imperator

Artículo del Imperator

La Alegría Christian Bernard

S

i la alegría es un concepto natural y fundamental en Oriente, desafortunadamente no lo es en las sociedades occidentales. Llamada «Ananda» en la India, forma parte integrante de la búsqueda espiritual de los habitantes de esta parte del mundo.

Buda es representado frecuentemente riendo o sonriendo. Cuando uno se encuentra frente a una de sus representaciones, ya se trate de una pintura o de una escultura, al mirar su rostro iluminado de alegría, la sonrisa nos viene naturalmente a los labios. Nos comunica su gozo.

5


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 En la mitología egipcia, Osiris dice al difunto: «¿Has dado alegría? ¿Has encontrado la dicha?» Eso da testimonio de la importancia de ese estado, puesto que se tiene en cuenta en el momento de «pesar» el alma, en el momento de hacer el balance de la vida que finaliza. Puesto que acabo de referirme a Oriente, y más particularmente a la India, permítanme citar algunas palabras de sabiduría de Ma Ananda Moyi, cuyo nombre significa: «Impregnada de alegría»: «El Ser Supremo es alegría encarnada y es por eso que todas las criaturas aspiran a la alegría. Busquen siempre vivir en la alegría, expresar la alegría en sus pensamientos y en sus actos; sientan su presencia gozosa en todo lo que vean o escuchen; eso les traerá una real felicidad. La tristeza es fatal para el hombre; aléjenla de sus pensamientos».

6

Ser alegre, no es ser despreocupado o irresponsable; es simplemente ser positivo e incluso ser naturalmente agradecido con la vida por lo que esta nos brinda de bueno; es permitir que se exprese nuestra verdadera naturaleza humana, nuestro ser interno, nuestro yo profundo. La alegría auténtica no es superficial; viene del alma y del corazón. Es espontánea. Si el placer se asocia con frecuencia a los aspectos materiales y físicos de la existencia, la alegría está vinculada a las vibraciones más sutiles y místicas. Así en los escritos sagrados, se emplea a menudo la palabra «beatitud», y se representa con frecuencia a los santos y a las santas sonriendo, con el rostro iluminado. La alegría viene acompañada por el amor. Por eso, seamos un sol para los demás, y conoceremos la alegría pura,


Artículo del Imperator La alegría auténtica no es superficial; viene del alma y del corazón. Es espontánea. Si el placer se asocia con frecuencia a los aspectos materiales y físicos de la existencia, la alegría está vinculada a las vibraciones más sutiles y místicas. ya que un corazón soleado puede iluminar al mundo. Llenemos nuestra casa y nuestra vida de alegría. Sepamos sonreír y reír, y por nuestra actitud y nuestro ejemplo, compartamos esta alegría. Seamos como el niño pequeño que, sin premeditación, nos ofrece su sonrisa y manifiesta su felicidad comunicándola con la mirada, el corazón y el alma. La alegría a la cual me refiero no está asociada a un breve placer, pero también puede serlo. Podemos encontrarla, conocerla y vivirla en todas las circuns-

nº 81 tancias de la existencia, incluso en las horas sombrías por las que atravesamos inevitablemente desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte. Por supuesto, eso no quiere decir que el sufrimiento sea sinónimo de alegría, y no siento admiración alguna por los mártires voluntarios, por aquéllos que se complacen en un estado negativo, por quienes se flagelan y se torturan física o moralmente, etc. Contrariamente a lo que piensan esas personas, quizás por su actitud, están lejos de complacer a Dios; por el contrario, Le ofenden e insultan a la vida y a la naturaleza. Asociando el concepto de alegría con las pruebas de la vida, quiero decir simplemente que ésta puede permitirnos superarlas y comprenderlas mejor y elevarnos por encima de ellas. La verdadera alegría interna es el reflejo de una actitud positiva frente a los problemas,

7


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 La verdadera alegría interna es el reflejo de una actitud positiva frente a los problemas, y puede transmutar muchas cosas, y sobre todo hacérnoslas ver desde otro ángulo.

y puede transmutar muchas cosas, y sobre todo hacérnoslas ver desde otro ángulo. Ella es «alquimia». La alegría acompaña nuestros esfuerzos y nos da valor. Es creadora y es una parte de la Divinidad que habita en nosotros desde nuestro primer aliento. Está presente por todas partes y puede manifestarse en cualquier momento. La alegría puede estar en la escucha de una música o un canto, en un encuentro o en compartir un descubrimiento. Puede inundar todo nuestro ser durante una meditación, y podemos cruzarnos

8

con ella en un jardín, en un camino e incluso en una cama de hospital o en una prisión. La alegría puede ser duradera o esporádica; es «el instante», una mirada hacia las estrellas, la satisfacción de un trabajo bien hecho o la quietud de un momento de reposo. La alegría es la libertad de espíritu, de pensamiento, de palabra y de acción, y dado que Séneca dijo: «la verdadera alegría es serena», entonces como Rosacruz diría: «la alegría es la Paz Profunda». Sostenidos por las alas de la alegría, emprendamos nuestro vuelo, y con ella, conquistemos la felicidad. «Dormí y soñé que la vida sólo era alegría. Me desperté y vi que la vida era trabajo. Trabajé y vi que el trabajo era alegría». Tagore


nº 81

Artículo Original

Artículo Original

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado” y por lo tanto “tus pensamientos de hoy crean tu realidad de mañana” Buda

El arte del buen pensar Borja Celarain

9


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013

D

esde que Buda acuñara hace más de 3000 años su famosa frase: “Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado” y por lo tanto “tus pensamientos de hoy crean tu realidad de mañana”, el hombre no ha dejado de prestar atención a su propio pensamiento e intentar dominarlo. Para casi todos aquellos que se han dedicado a tan heroica tarea, el reto ha supuesto seguramente más de una vida de trabajo interior, y aun con todo la humanidad sigue siendo en la actualidad tan esclava de su propio pensamiento como en la época del príncipe Siddhartha. Desde entonces, e incluso antes, muchos místicos e iniciados de todas las culturas y tradiciones, nos han dejado retazos de sabiduría que apuntan hacia el dominio del pensamiento como herramienta preciosa, privilegiada y clave fundamental de eso que los rosacruces llamamos “El Dominio de la Vida”, e incluso más, de la Iluminación Espiritual misma. En la actualidad el tema del pensamiento positivo se ha extendido por doquier, y lo que hace tan sólo unos pocos años constituía una enseñanza peculiar de ciertas Escuelas de Misterios, como la Orden de la Rosa-Cruz, hoy se ha convertido en el estandarte de filosofías, terapias y libros de autoayuda tan

variados y dispares como abundantes. Efectivamente, el tema está de moda, y al margen de la aparente superficialidad con la que se trata en ciertos círculos pseudo-filosóficos o del tipo de la “Nueva Era”, parece que los seres humanos estamos tomando conciencia de que en el dominio del pensamiento existe una gran verdad. Si nos referimos al “buen pensar” como un arte, es porque más allá de lo que la psicología moderna tenga que decir al respecto, (y tiene mucho que decir a la luz de los enormes avances que se han producido en este campo, haciendo de esta ciencia un referente ineludible) es por que pensamos que nuestro pensamiento ha de estar inspirado e iluminado por algo que va más allá del puro conocimiento teórico y que surge como consecuencia de una armonía consciente con nuestra realidad interior. Así, se trata de algo que debemos practicar, ejercitar y desarrollar por nosotros mismos y que no puede ser reducido tan sólo a un conjunto determinado de técnicas psicológicas, por muy bien fundadas que puedan estar. Al mismo tiempo, al hablar de pensamiento positivo muchas veces nos da la impresión que todos nuestros pensamientos debieran ser constantemente positivos, es decir, optimistas, alegres y

En la actualidad el tema del pensamiento positivo se ha extendido por doquier, y lo que hace tan sólo unos pocos años constituía una enseñanza peculiar de ciertas Escuelas de Misterios, hoy se ha convertido en el estandarte de filosofías, terapias y libros de autoayuda tan variados y dispares como abundantes.

10


Artículo Original

nº 81

Cuando damos nuestros primeros pasos como neófitos en este “arte del buen pensar”, solemos padecer una clara tendencia hacia lo que se ha llamado el “Síndrome del Presentador de Televisión”, esbozando una sonrisa permanente ante cualquier problema, para intentar forzar un pensamiento positivo en nuestra mente, pretendiendo que tan sólo por pensar que un problema dado se va a solucionar positivamente, aplicando lo que en nuestra ignorancia entendemos por pensamiento positivo, esto bastará para que suceda de forma inmediata.

cisa y determinada, y que su efecto no va a variar al son de nuestro pensamiento, por muy positivo que este sea. Cuando nos enfrentamos a una situación que nos hace sufrir y que pone a prueba nuestro dominio de la vida, recitar constantemente frases positivas o pensar sólo en cosas alegres y maravillosas no va a solucionar el problema. De hecho el sufrimiento tiene un valor innegable, el de advertirnos que algo no va bien en nuestra vida. Hacer caso omiso a este aviso y desviar nuestra atención hacia pensamientos armónicos, interponiendo una máscara artificial de felicidad entre la realidad y nuestros verdaderos sentimientos, no hará más que agravar la situación, o al menos no conduce a solución alguna.

Sin embargo, como místicos rosacruces sabemos que existen ciertas leyes en el universo, que actúan de una forma pre-

Sería como si ante un dolor de muelas, nos dedicáramos exclusivamente a pensar que nuestra salud es excelente, que

felices, lo que en muchas ocasiones no sólo es imposible, sino que en mi opinión no es saludable.

11


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 todo está bien, que el dolor va a desaparecer y que además lo hará por sí solo. Esta actitud no es en absoluto positiva, y sólo nos puede conducir a no afrontar el dolor que sufrimos, a no ir a la causa del problema, y por tanto a postergar su verdadera solución. Pensamiento positivo, es intentar comprender cuál es su causa, entenderlo de la forma más amplia y profunda posible y comprender qué leyes y principios están implicados. Si como místicos afirmamos ser estudiosos de las leyes del universo y la naturaleza, ¿no deberíamos comenzar por comprender cómo se manifiestan estas leyes en nosotros mismos, de la misma forma que intentamos hacer con otro tipo de leyes? Por supuesto, esto incluye nuestros propios procesos mentales y creo que debemos alejarnos de ciertos postulados simplistas y superficiales, que no pueden llevarnos más que al desaliento y a las más profundas oscuridades, y dedicarnos a aprender y comprender esos principios que están involucrados en el proceso del pensamiento.

Así, más que hablar de “pensamiento positivo” quizás debiéramos referirnos a ir cultivando progresivamente una “actitud positiva” ante la vida y nosotros mismos. Evolucionar del pensamiento puntual a una actitud general y amplia, creo que es algo que puede traernos muchos beneficios y que es mucho más acertado desde el punto de vista místico. Cuando hablamos de pensamiento, positivo o negativo, debemos tener en cuenta también otro aspecto íntimamente ligado al mismo, es decir, la emoción. Etimológicamente “emoción” proviene de la palabra latina “emotio” que significa “movimiento” o “impulso”, y por lo tanto la emoción tiene la función de provocar una reacción en nosotros hacia ciertos estímulos, externos o internos, incluyendo nuestro propio pensamiento. Es decir, es una reacción interior que nos impulsa a actuar. Cuando ante ciertas circunstancias surgen en nosotros emociones negativas que no encuentran una vía de expresión, bien sea a través de la acción, de la

Pensamiento positivo, es intentar comprender cuál es la causa del problema, entenderlo de la forma más amplia y profunda posible y comprender qué leyes y principios están implicados.

12


Artículo Original palabra o de cualquier otro medio, tienden a permanecer en nosotros como energía acumulada, no expresada, y en muchos casos alimentan pensamientos del mismo género, creando un círculo vicioso del que nos resulta difícil salir. De este modo la emoción que no puede expresarse por otro medio se convierte en una fuente, en un estímulo constante de pensamientos negativos, que a su vez van a alimentar la emoción inicial, y así sucesivamente. Es muy interesante observar esta dualidad retroalimentada en uno mismo, y creo que tenemos oportunidades para ello casi a diario. Es así como se perpetúa el pensamiento negativo, a través de la emoción, y será difícil lograr un control positivo de la mente mientras no tengamos en cuenta nuestro aspecto emocional. Por lo tanto, no se trata tan sólo de cómo pensamos, sino también de cómo sentimos. Como en el ejemplo anterior del dolor de muelas, negar nuestros sentimientos negativos ante una situación dada no va a conducirnos a nada bueno. Aunque

nº 81 podamos juzgar nuestros sentimientos como negativos, el hecho de intentar reprimirlos no hace sino darles una fuerza mayor, pues a la que ellos mismos generan le sumamos la de nuestra oposición y resistencia. Cuando vamos en su contra intentando reprimirlos y negarlos envolviéndolos en bellos pensamientos, a veces prefabricados, lo que hacemos es ir en contra de esa ley que dice que “como es arriba es abajo”, y por extensión podríamos añadir que “como es adentro es afuera”. Si no permitimos que lo que está dentro (nuestra emoción negativa) se refleje en lo que está fuera (nuestra expresión de esa emoción), estamos yendo en contra de la ley. Lo ideal en este sentido creo que sería expresar el sentimiento negativo de una forma controlada, dirigirlo y canalizarlo para darle una salida que alivie la presión interna y que al mismo tiempo deje de alimentar más pensamientos de la misma naturaleza. La mayoría de los sentimientos negativos se comprenden y trabajan mucho mejor cuando no son tan intensos, y para quitarles intensidad es necesario ofrecerles una vía de salida

Mantener y cultivar siempre que sea posible pensamientos positivos y elevados, sin negar por ello nuestros momentos oscuros, irá haciendo que gradualmente nuestra consciencia sea más proclive a generar emociones positivas y armónicas, que negativas y destructivas.

13


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 hacia el exterior. Esto hay que hacerlo de la forma menos destructiva posible, porque tampoco debemos dar rienda suelta a emociones negativas, como por ejemplo el enfado, el odio o la venganza, que lo único que van a hacer es causar mayor negatividad y sufrimiento a nuestro alrededor. Esta expresión, esta apertura de la válvula de escape para nuestra negatividad interior se puede realizar de varias formas: aporreando almohadones, chillando, gritando, contándole a alguien nuestro malestar, llorando, etc. Creo que lo importante es dar a esta emoción negativa una salida controlada, permitirle la acción a la que está destinada, provocando el menor daño posible y que nos permita a su vez liberarnos de la presión interior que inevitablemente produce. Es decir, controlarla en vez de permitir que ella nos controle a nosotros.

Dicho lo anterior, tampoco debemos revolcarnos y recrearnos en pensamientos y emociones a las que no debemos alimentar. Como místicos nuestro objetivo ha de ser el cultivo de esa actitud positiva a la que me he referido anteriormente, que comienza por orientar nuestra brújula mística hacia lo bueno, lo bello y lo elevado, siempre que sea posible. Cuando hemos conseguido romper el círculo vicioso que provocan la emoción y el pensamiento en forma retroalimentada, podemos empezar a trabajar para mejorar la “calidad” de nuestra consciencia, es decir, podemos comenzar a realizar el trabajo puramente místico de elevación de la misma, de su armonización progresiva con los planos superiores de la Consciencia Cósmica.

El pensamiento positivo surge como consecuencia de una consciencia en armonía con los planos más elevados de la Consciencia Cósmica, y por tanto esta armonización ha de ser la base a partir de la cual se construya ese arte del buen pensar.

14


Artículo Original Lo importante es dar a esta emoción negativa una salida controlada, permitirle la acción a la que está destinada, provocando el menor daño posible y que nos permita a su vez liberarnos de la presión interior que inevitablemente produce.

Emociones más armonizadas, alimentarán pensamientos del mismo género, y nos será mucho más fácil el control positivo del pensamiento. Mantener y cultivar siempre que sea posible pensamientos positivos y elevados, sin negar por ello nuestros momentos oscuros, irá haciendo que gradualmente nuestra consciencia sea más proclive a generar emociones positivas y armónicas, que negativas y destructivas. Es como un proceso de purificación gradual y constante, en el que a través de las enseñanzas místicas que recibimos en el marco de nuestra afiliación rosacruz, nuestra consciencia se irá elevando y transformando, en una lenta alquimia interior propiciada por el trabajo místico constante. Dado el enfoque pragmático que los occidentales aplicamos a casi todo, actualmente se tiende a reducir el tema del pensamiento positivo a un conjunto de técnicas psicológicas que nos permitan obtener unos resultados eficaces en el menor tiempo posible. Pero desde el punto de vista rosacruz, sin embargo, sabemos que no es posible abordar este asunto sin tener en cuenta el aspecto espiritual de la existencia. Efectivamente, para los místicos de todos los tiempos

nº 81 el pensamiento es un producto de la conciencia, y esta a su vez es un atributo del Alma, de la esencia espiritual y divina que habita en lo más profundo de nosotros mismos, y por tanto nunca podremos obtener un dominio completo del pensamiento, desarrollar una actitud positiva ante la vida, dejando de lado el aspecto espiritual de nuestro ser. El pensamiento positivo surge como consecuencia de una consciencia en armonía con los planos más elevados de la Consciencia Cósmica, y por tanto esta armonización ha de ser la base a partir de la cual se construya ese arte del buen pensar, del pensamiento alegre, sereno y luminoso que surge espontáneamente en una consciencia armonizada. Por lo tanto, el trabajo espiritual es la clave maestra que va a permitirnos no sólo armonizar nuestra mente, sino toda nuestra vida, nuestras relaciones, nuestro cuerpo, nuestros conceptos e ideas. La práctica espiritual, sea cual sea, pero sobre todo la que está relacionada con el desarrollo de la armonía interior, quizás a través de la relajación, la respiración, la meditación o cualquier otra técnica de desarrollo del ser, constituye un aspecto esencial para aprender a controlar nuestro pensamiento de forma positiva en nuestro caminar hacia el dominio del arte del buen pensar, o mejor aún, del arte del buen vivir, del dominio de la vida.

15


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 El Foro Rosacruz

Cultivando

el Coraje

Chris R. Warnken, FRC

¿H

ay alguien entre nosotros que cuando fue niño, no se deleitó escuchando historias sobre bravos héroes de tiempos míticos? Seguramente alguno de nosotros disfrutó del placer de pedir que nuestra historia favorita nos fuera contada una y otra vez. ¡Qué hermosas visiones tuvimos cada vez que escuchábamos cómo el joven

16

David dio muerte al gigante Goliat! ¡Y aquellos asombrosos e intrépidos caballeros del legendario rey Arturo, que siempre protegían el bien y destruían a los malhechores! A través de estos cuentos se nos enseñaba que uno debe ser siempre honesto y decir la verdad; que debemos ser valientes y no tener miedo, porque siempre había algo que


El Foro Rosacruz

nº 81 A través de estos cuentos se nos enseñaba que uno debe ser siempre honesto y decir la verdad; que debemos ser valientes y no tener miedo, porque siempre había algo que nos estaba observando.

nos estaba observando. Ese mundo infantil era sin duda hermoso y feliz, pero ¿qué ocurrió? Las historias que nos contaron, ¿tenían un propósito? Los ideales y virtudes que nos enseñaron, ¿eran solamente mitos para alimentar nuestra inocente mente infantil? El coraje que demostraban estos personajes, ¿era solamente para aquellos que eran confiados e idealistas? ¿No es más seguro e incluso también más hábil no "verse envuelto en problemas"? ¿Será el mundo eventualmente mejor si únicamente nos protegemos y permitimos que lo negativo lo domine? Si las respuestas a estas preguntas son "no", ¿por qué es evidente que las fuerzas negativas en el mundo están incesantemente renaciendo y aumentando su poder?

La verdadera y simple respuesta la podemos encontrar en la constante posesión del coraje por parte de las fuerzas positivas. De acuerdo con la ley de dualidad, siempre existirán las fuerzas tanto positivas como negativas. Lo positivo es, y naturalmente debería ser, la fuerza dominante y constructiva, pues cuando lo positivo retroceda lo negativo llenará el vacío resultante de acuerdo con la ley. ¿No parece incongruente que esa virtud que llamamos “coraje” sea tildada de “dominante”? El hecho es que debe ser así, por la razón que precisamente acabamos de citar. Quizás nuestra idea equivocada de este asunto sea la causa de muchas situaciones desgraciadas de este mundo que ahora lamentamos. Tener coraje no significa ser feroces, brutales o incluso desconsiderados.

17


otoño 2013 Orden Rosacruz AMORC

sotros duerme la voz de la consciencia y sin duda ésta puede ser despertada. Huir del que tiene una mente negativa o permitirle continuar dominando a los demás, solamente aumenta su fe en su propia condición. Tarde o temprano debemos enfrentar a nuestro Goliat. Reflexionemos por un instante en la historia de la humanidad. ¿Ha existido alguna vez una excepción? Es por esto que los Rosacruces estudian y siguen las leyes naturales, porque son eternas.

Raramente alguien es negativo o malévolo por naturaleza. Nos convertimos en eso a través de la debilidad, la envidia, los celos o la ambición incontrolada de poder. En alguna parte dentro de nosotros duerme la voz de la consciencia y sin duda ésta puede ser despertada. Verdaderamente, la palabra coraje proviene etimológicamente del mismo vocablo latino del cual se deriva el término “corazón”. Desde este punto de vista debería describirse como la dedicación a eso que es correcto o justo. Por consiguiente, colocar la causa a la que uno se dedica por encima de la seguridad o el interés personal e incluso de la propia autoestima. ¡Alguien tiene que hacerlo! Raramente alguien es negativo o malévolo por naturaleza. Nos convertimos en eso a través de la debilidad, la envidia, los celos o la ambición incontrolada de poder. En alguna parte dentro de no-

18

El verdadero coraje es una extraña (casi mística) cualidad interior. No está basado en la razón o el cálculo. No es indicativo de locura o atrevimiento, ni constituye una evidencia de vanidad o amor propio. Algunas veces estos rasgos son mal comprendidos y designados como coraje, y hasta gratificados, pero esto no los convierte ni transmuta en lo que es el auténtico coraje. La temeridad y la vanidad son motivaciones del ego; por el contrario el coraje se engendra en una esfera superior. Es motivado por la apelación y la atracción de la causa a la que está destinado. Cuando se percibe una situación negativa que va aumentando su influencia o está amenazando lo suficiente el bienestar general y la paz, el valeroso se dedicará a corregir o neutralizar completamente la misma. No existe un pensamiento de temor, de atrevimiento o vanidad, simplemente porque no existen pensamientos relacionados con el «yo». La mente está totalmente ocupada en arreglar lo incorrecto y en restablecer el equilibrio. Una mente bien enfocada es inconquistable. Cicerón escribió: "Un hombre con coraje está también


El Foro Rosacruz

nº 81

lleno de fe". No podría ser de otro modo. No obstante, su fe es perpetua. Además, el valeroso tiene una fe incalificable en todo aquello que es positivo y constructivo, más que una fe orientada hacia la obtención de la protección cósmica o cualquier otro tipo de ganancia personal, ya que de ser así, entonces estaríamos hablando de vanidad.

Siempre ha habido déspotas y dictadores; siempre los habrá. La ley de dualidad es inviolable. No obstante, por la misma razón también existirán siempre aquellos que son correctos y benévolos. Esto se encuentra enmarcado en el ordenamiento cósmico y es inalterable.

El Cósmico es constructivo y positivo, pero también es impersonal. Contrariamente a la opinión popular, no existen personas elegidas o hijos predilectos. Siempre han existido personas crueles y negativas; siempre existirán. Siempre ha habido déspotas y dictadores; siempre los habrá. La ley de dualidad es inviolable. No obstante, por la misma razón también existirán siempre aquellos que son correctos y benévolos. Esto se encuentra enmarcado en el ordenamiento

cósmico y es inalterable. Que siempre haya el suficiente coraje para mantener lo positivo por encima de lo negativo es una decisión en manos de la humanidad, es decir, en nuestras manos, en las de Ud. y en las mías. En cada época de la historia y en cada aspecto de la vida (político, económico, social o de otra clase) el hombre ha experimentado el dominio de aquellos que eran malévolos, crueles y ávidos de poder. Esto ha ocurrido porque no había suficiente

19


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 coraje entre aquellos que utilizaban las fuerzas positivas y benévolas para restablecer el equilibrio. Hemos afirmado que el coraje es una cualidad interior, que se expresa necesariamente a través de la humanidad. Por lo tanto, la gente tiene que tener coraje, el suficiente para enfrentar decididamente lo negativo. No deberíamos apelar al Cósmico para resolver nuestros problemas. El Cósmico es perfecto. Nosotros somos los imperfectos y, por lo tanto, estamos aquí para experimentar, aprender y perfeccionarnos. Si tomamos la decisión de aprender a consagrarnos con coraje a nuestra causa, nos aproximaremos un paso más a esa perfección del Cósmico. Cuando en algún momento sacrifiquemos nuestras personalidades, valerosamente y con determinación, hacia una causa impersonal en favor de la bondad y la rectitud, experimentaremos un sentimiento limpio y purificado, una serenidad que eleva, beneficiosa tanto para nuestra mente como para nuestro cuer-

po y que aumentará nuestro coraje para la próxima prueba. Debemos dejar de esperar que "otros" comiencen a mejorar el mundo, porque también "otros" están esperando que comencemos nosotros. ¡Nosotros somos ellos! Si consideramos que hoy está sufriendo nuestro mundo, imaginémonos qué habría sido si todos nuestros héroes favoritos hubieran tenido falta de coraje o hubieran esperado que "otros" transformaran en correcto lo incorrecto. ¿Qué giro habría tomado la historia si David no hubiera tenido el coraje de enfrentar a Goliat? Los tiempos han visto surgir y desaparecer grandes culturas. Hemos tenido edades doradas y también edades llenas de oscuridad, y tanto la gente impulsada por los aspectos más positivos de su ser como aquellos que se abandonaron a sus debilidades han sido los creadores de todo eso. La nueva era, la que está por venir será creada por nosotros. La mejor forma de comenzar esa creación es cultivando nuestro coraje en favor de lo positivo y del bien.

El Foro Rosacruz El Foro Rosacruz tiene como misión la difusión del conocimiento sobre la literatura esotérica y mística de todos los tiempos y culturas, así como el debate abierto, libre y fraterno sobre las obras y artículos propuestos. Este artículo de la Revista Rosa-Cruz se encuentra en debate en la página del Foro Rosacruz, en Facebook. ¿Le gustaría dar su punto de vista? Su opinión es importante. ¡Participe en el Foro Rosacruz!

Participe en el Foro Rosacruz: www.facebook.com/fororosacruz 20


nº 81

Entrevista

Memorias de un Rosacruz

Entrevista a José Pujadas, miembro de la AMORC

C

omo muchos miembros de nuestra Orden, José Pujadas Deulofeu se sintió atraído por el misticismo y la espiritualidad desde muy joven, hasta el punto de que con tan sólo con 16 años ya solicitó afiliación a la AMORC, en tiempos que no eran precisamente propicios en nuestro país. Fue uno de los primeros miembros de la Orden en España, de eso hace ya algunos años, pero desde entonces el espíritu rosacruz siempre le ha acompañado, y hoy tenemos la fortuna de contar con su tes-

Christian Rubben

timonio, sereno, lúcido y sincero, con la perspectiva que dan los años y con la amplitud de miras de un místico de corazón. Fue uno de los primeros miembros de la Orden en España, de eso hace ya algunos años, pero desde entonces el espíritu rosacruz siempre le ha acompañado, y hoy tenemos la fortuna de contar con su testimonio.

21


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 Fue Ud. un rosacruz muy precoz…. Si, es cierto, desde siempre me han interesados estos temas, es decir, todo lo relacionado con la espiritualidad, los misterios de la vida, así como también todo lo que tiene que ver con la mecánica y los trabajos manuales… ¿No son muy distantes esas dos motivaciones? ¿O es que en su caso guardan alguna relación? En mi caso podríamos decir que si, y mucho, pero no en el sentido filosófico propiamente, verás… Por aquellos tiempos, estamos hablando de los años sesenta, en España prácticamente no había publicaciones sobre mecánica, pero existía una revista ameri-

22

En mi fuero interno sabía que aquellos sucesos extraños debían tener alguna explicación y quería comprenderlos, quería saber qué me pasaba.

cana llamada “Mecánica Popular”. Un día ojeando las páginas de esta revista encontré un anuncio de la Orden Rosacruz AMORC. Todavía lo recuerdo, era muy llamativo, tenía retratos de personajes famosos que habían sido rosacruces, como Isaac Newton y René Descartes entre otros. A mi me impresionó tanto que decidí solicitar más información.


Entrevista ¿No era usted muy joven para tener este tipo de inquietudes? No lo creo, y en mi caso te lo puedo asegurar pues incluso antes, cuando aún era un niño de nueve o diez años, ya había tenido algunas experiencias que hoy calificaríamos de extrañas o paranormales, que en cierto modo me habían hecho sufrir bastante, y para las que no encontraba una explicación lógica. Por supuesto, tampoco podía comentarlas con nadie. Sin embargo, en mi fuero interno sabía que aquellos sucesos extraños debían tener alguna explicación y quería comprenderlos, quería saber qué me pasaba. Así que aquel anuncio supuso para mi el inicio de un camino hacia las respuestas que desde hacía años estaba esperando, una filosofía que he llevado en el corazón durante toda mi vida. ¿Y con esa edad se atrevió a enviar una solicitud de afiliación? Claro que sí, la envié inmediatamente, y a vuelta de correo me respondieron muy amablemente diciéndome que agradecían mucho mi interés, pero que debía esperar, pues no tenía la mayoría de edad y que todavía no podían admitirme como miembro. Sin embargo me enviaron algunos libros rosacruces para que los fuera leyendo como por ejemplo Principios Rosacruces para el Hogar y los Negocios, Envenenamiento Mental, el Ayer Tiene Mucho que Decir y algunos más. Me interesaron muchísimo, así que después fui adquiriendo por mi cuenta otros títulos, hasta que completé la colección de los que estaban entonces disponibles.

nº 81 Aún los conservo, algunos casi ya no se pueden leer por lo gastados que están. Y por fin cumplió los 18 años… Si, y envié otra solicitud de afiliación, esta vez utilicé una de esas que me incluían cada vez que pedía algunos libros y que yo contemplaba con tantas ganas. Enseguida comencé a recibir las primeras monografías, que prácticamente devoraba y que se me hacían muy muy cortas. Uno quería asimilar todo con mucha rapidez, pero el ritmo que imponían los estudios era más lento, porque estas cosas precisan de un trabajo interior, de una asimilación que ha de hacerse poco a poco. ¡Pero la juventud no entiende de esas cosas!, y yo esperaba con impaciencia cada envío. Probablemente eso nos ha ocurrido a todos… Hablando de los envíos de monografías, ¿funcionaba todo igual que hoy en día? En cuanto a los envíos sí, era algo muy similar a como se envían actualmente. Sin embargo, en aquella época este tipo de cosas estaban prohibidas

Uno quería asimilar todo con mucha rapidez, pero el ritmo que imponían los estudios era más lento, por que estas cosas precisan de un trabajo interior, de una asimilación que ha de hacerse poco a poco.

23


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 En aquella época este tipo de cosas estaban prohibidas y censuradas, y uno tenía que tener muy claro esto, por que nunca se sabía cuándo te podían pedir explicaciones sobre estos envíos o cuándo te podían detener.

como queriendo evitar mi fuga. Eran de mi pueblo, conocidos por mí, y por el camino intenté que me explicaran de qué se trataba, pero no hubo forma humana de sacarles ni una palabra, me miraban como si fuera la primera vez que me veían en toda su vida. ¡Eso sí que es un misterio de la existencia!

y censuradas, y uno tenía que tener muy claro esto, por que nunca se sabía cuándo te podían pedir explicaciones sobre estos envíos o cuándo te podían detener. Sobre todo en los pueblos pequeños, como en el que yo vivía, de unos 4000 habitantes, donde nos conocíamos todos y las cosas estaban mucho más controladas que en las grandes ciudades. Por ejemplo, los carteros tenían orden de comunicar a la Guardia Civil cualquier correspondencia que fuera mínimamente extraña o que por cualquier motivo les llamara la atención. Desgraciadamente, esto fue lo que un día ocurrió… ¿Qué ocurrió? Por aquel entonces trabajaba todo el día en Girona, y por la noche regresaba directo a mi casa, donde vivía sólo con mi madre. Un día, como otro cualquiera, al llegar a casa me encontré a una pareja de la Guardia Civil en el comedor, frente a mi madre, recuerdo su rostro compungido, como seguramente así tendría el alma. Sin más explicaciones me pidieron que los acompañara al cuartel, así que no me quedó más remedio que ir con ellos; caminaban junto a mí, uno a cada lado,

24

Finalmente llegamos al cuartel, entonces me interrogaron, me hicieron muchas preguntas relacionadas con “la secta sanguinaria rosacruz de los Estados Unidos” con la que mantenía correspondencia extraña; al principio intenté esquivar las preguntas hasta que agobiado por la presión a la que me sometieron terminé reconociendo que era cierto, que recibía correspondencia de la Orden Rosacruz AMORC desde los Estados Unidos, pero insistí en dejarles claro que no era en absoluto una secta, y mucho menos sanguinaria. A lo que me respondieron que tendría que demostrarlo aportando algún tipo de documentación que lo pudiera acreditar. Yo no sabía qué darles, pues no conocía a ningún otro rosacruz con quien consultar el asunto, y tampoco me dejaron escribir a la sede de

Recurrí a mi Sanctum solicitando ayuda, con la esperanza de recibir una respuesta desde mi interior para resolver aquella calamidad, y la inspiración llegó….


nº 81

Entrevista la Orden en América. Finalmente me permitieron marcharme con el compromiso de que al día siguiente me presentara de nuevo en el cuartel con las credenciales de miembro y toda la documentación que pudiera aportarles. Serían momentos muy duros para Ud. Fueron momentos muy amargos. Aquella noche no pegué ojo pensando qué demonios podría llevarles para que se quedaran tranquilos. Entonces recurrí a mi Sanctum solicitando ayuda, con la esperanza de recibir una respuesta desde mi interior para resolver aquella calamidad, y la inspiración llegó…. Al día siguiente me presenté en el cuartel, como había prometido, con las credenciales de miembro y cuatro

monografías de neófito, con la esperanza de que con eso fuera suficiente. Esta vez me llevaron a una habitación cerrada en la que me esperaban dos agentes policiales. Allí fui sometido a otro interrogatorio, pero esta vez, mientras uno iba ojeando las monografías y apuntando cosas a máquina, el otro no dejaba de hacerme preguntas a las que casi no me daba tiempo de responder porque en cuanto empezaba a decir algo ya tenía encima la pregunta siguiente. ¿Y qué le preguntaban? Sobre la Orden, si trataba temas políticos, religiosos, de magia blanca…, cosas así, pero lo hacían de forma muy repetitiva y atosigante. Este martirio duró aproximadamente una hora. Después se marcharon y me dejaron

25


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 El mismo Arthur C. Piepenbrick, por entonces Secretario Supremo, se puso en contacto conmigo y recibí muchos y muy sabios consejos a través de sus cartas. Posteriormente y durante mucho tiempo mantuve una correspondencia personal con él que fue muy interesante y enriquecedora para mí. solo bastante tiempo hasta que regresaron con las credenciales y las monografías en las manos. Para mi sorpresa, les había gustado mucho algo escrito en las credenciales: algo así como que para ser miembro había que ser un buen ciudadano y servir al país donde uno vivía. Eso les causó muy buena impresión… No me diga Ud. que casi se hacen miembros… ¡No, no, ni mucho menos! Pero creo que eso me salvó. De hecho me dijeron que me había librado de una buena, y que esperaban que a partir de ese momento dejara de tener correspondencia con esa gente tan rara y que siguiera con mi vida habitual y no me metiera en más líos. ¿Así acabó entonces este desafortunado incidente? En parte sí, porque yo seguí recibiendo envíos desde San José, California, y muchas veces faltaban monografías o los envíos llegaban abiertos, es decir, ellos continuaron investigándome y

26

controlándome. Por la cara que ponía el cartero cuando ocasionalmente me lo encontraba, me di cuenta de que él daba parte a las autoridades, así que decidí abrir un apartado de correos en Girona, el número 154, todavía lo recuerdo, y aunque de vez en cuando algún envío seguía llegando abierto, en general todo se calmó y no volví a tener más problemas. ¿En algún momento la Orden supo de sus desventuras rosacruces? Por supuesto que sí. Transcurrido el susto inicial, enseguida me puse en contacto con el Parque Rosacruz por medio de una carta, en la que les explicaba lo sucedido. El mismo Arthur C. Piepenbrick, por entonces Secretario Supremo, se puso en contacto conmigo y recibí muchos y muy sabios consejos a través de sus cartas. Posteriormente y durante mucho tiempo mantuve una correspondencia personal con él que fue muy interesante y enriquecedora para mí. Y seguro que también para él. ¿Llegaron a ser buenos amigos? En cierta manera sí, te explico: sin que fuera en absoluto obligatorio, a los miembros de Sanctum se nos pedía que por lo menos una vez al mes escribiéramos al Parque Rosacruz para comentar cómo iban nuestros estudios, o si teníamos alguna duda. Era una forma de mantener un contacto sistemático con la Orden, pues, mi correspondencia la atendía personalmente el propio Piepenbrick. Yo escribía regularmente y al parecer él mismo pidió


nº 81

Entrevista que mis cartas se las entregaran directamente, y salvando las distancias, sus cartas tenían un tono personal. Nunca olvidó aquél incidente y siempre me animaba a seguir adelante y me alentaba a progresar en los estudios. ¿En algún momento llegaron a conocerse? Si. En el año 1982 se organizó la primera Convención Nacional de la Orden Rosacruz en España, en el Hotel O´Donell de Madrid, donde nos reunimos unas 250 personas. Fue una Convención muy bonita a la que acudieron entre otros Raymond Bernard, entonces Legado Supremo para Europa, y el propio Arthur C. Piepenbrick. Esta fue la ocasión en la que pudimos conocernos y recuerdo que conversamos tranquilamente sobre diversos temas.

Por primera vez pude sentir de primera mano lo que es la fraternidad entre los rosacruces. Aunque teníamos una barrera idiomática, eso no constituyó problema alguno, pues el lenguaje del corazón trasciende todas las fronteras.

¿Y anteriormente, había tenido Ud. contacto directo con otros rosacruces? Si, en 1974 supe de la existencia de Lux Occitania, una Logia francesa ubicada en Carcassonne, La encontré en un directorio que entonces se publicaba en la Revista “El Rosacruz”, aunque no aparecía ninguna dirección concreta. De todas formas decidí desplazarme hasta allí para ver si conseguía averiguar algo más que me permitiera encontrarla y así poder acercarme más a la Orden. Una vez en la ciudad, pregunté a algunas personas por la AMORC, pero nadie supo decirme nada que me pudiera ayudar. Cuando ya estaba decidido a abandonar y marcharme, vi un pequeño taller de carpintería, y se me ocurrió preguntar allí a un señor de mediana edad, que estaba trabajando. Para mi asombro y estupor, resultó ser el Maestro de la Logia Lux Occitania. ¡Menuda causalidad! Y tanto… Después de la sorpresa inicial nos dimos un gran abrazo y por primera vez pude sentir de primera

27


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 mano lo que es la fraternidad entre los rosacruces. Aunque teníamos una barrera idiomática, eso no constituyó problema alguno, pues el lenguaje del corazón trasciende todas las fronteras. Me condujo a su casa y me invitó a cenar. Al día siguiente asistí a la Convocación de su Logia. Antes de marcharme me dio el nombre de una rosacruz en España, la soror Carmen Manrubia. De manera que faltaba otra sorpresa. ¿Y usted después qué hizo, intentó contactar con ella? Por supuesto. Él me dio una dirección en la calle del Portal del Ángel, en Barcelona. Sin embargo, en esa dirección no encontré ninguna señal ni letrero que me ayudara, pero finalmente haciendo averiguaciones junto con un amigo recién incorporado a la Orden

28

logré contactar con ella. A partir de aquí conocimos a muchos rosacruces que se reunían allí bajo el nombre de Asociación Cultural de Estudios Filosóficos de Barcelona. Desde ese momento nos sentimos mucho más respaldados y arropados en nuestro caminar rosacruz. ¿Cómo era la vida de una Logia Rosacruz en aquel entonces? Había que tomar muchas precauciones, así que ritualísticamente no se hacía prácticamente nada. Allí se celebraban reuniones relacionadas con la filosofía y la metafísica a las que podía acudir prácticamente todo el mundo. De hecho muchas veces venían algunas personas de las que enseguida sospechábamos que eran policías, pero nunca sucedió nada. También se hacían muchas salidas y excursiones


nº 81 Por ciertas circunstancias dejé la Orden en el año 1989, pero siempre la eché de menos. Desde entonces estuve en muchos sitios diferentes de este tipo, he conocido muchas tendencias filosóficas a lo largo de mi vida, muchas, pero ninguna se puede comparar con la filosofía de la AMORC.

para ver dólmenes y cosas así, en las que podíamos hablar más tranquilamente. La Soror Carmen Manrubia fue el verdadero motor de todo aquello, personalmente nunca podré estar más agradecido por todo lo que hizo por mí. Ella nos enseñaba muchas cosas relacionadas con la Orden, con las monografías y con los símbolos rosacruces. Éramos muy jóvenes y ella nos guió por el sendero de la Rosa-Cruz de una forma magistral. Luego, alrededor del año 1986, conseguimos organizar un pequeño grupo rosacruz en Girona, en el barrio de San Narciso, donde realizábamos nuestras Convocaciones y demás trabajos propios de la Orden.

nes rosacruces que me han ayudado enormemente, Siempre he llevado a la Orden en mi corazón, interiormente sentía que mi espíritu rosacruz seguía vivo, pero al romper la afiliación se rompió también lo que me conectaba con ella, ese hilo sutil… es difícil expresarlo con palabras. ¿Y no ha considerado regresar alguna vez a la Orden como miembro activo? ¡Ya lo hice!, después de tantos años necesitaba ser rosacruz de nuevo, ser miembro de verdad, no sólo pensar en mi interior que lo era, sino hacerlo efectivo, sentir que pertenecía de nuevo. Así que un feliz día tomé la decisión de escribir a la Gran Logia, y he reiniciado mis estudios rosacruces. Anteriormente yo estaba en un grado avanzado, pero a estas alturas de

Ha llovido mucho desde entonces… Ya lo creo. Por ciertas circunstancias dejé la Orden en el año 1989, pero siempre la eché de menos. Desde entonces estuve en muchos sitios diferentes de este tipo, he conocido muchas tendencias filosóficas a lo largo de mi vida, muchas, pero ninguna se puede comparar con la filosofía de la AMORC. Nunca dejé de practicar los ejercicios, ni de recitar ciertas oracio-

29


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 mi vida los grados me importan muy poco y he empezado desde cero. Aunque sea lo mismo, quiero volverlo a vivir. Estoy disfrutando mucho con las monografías y curiosamente han vuelto a ocurrirme ciertas cosas hermosas que ya me sucedieron hace años. Aunque me tache de indiscreto, no me resisto a preguntarle qué cosas son esas. Verás, algunas veces cuando me encontraba en mi Sanctum, estudiando alguna monografía, leyendo algún libro de la Orden o simplemente meditando o reflexionando sobre las cosas de la vida, de repente comenzaba a percibir un olor como a flores, como a geranios o nardos… no sé cómo describirlo exactamente, pero era una sensación muy intensa. Yo sabía que en ese momento estaba conectado con algo profundo. Hoy, cuando estudio mis monografías, vuelvo a sentir

ese perfume en mi Sanctum. Para mí es la prueba de que estoy en el sitio al cual pertenezco y del que nunca más me alejaré. Todas las comparaciones son odiosas, pero ¿ve alguna diferencia importante entre su experiencia anterior en la Orden y la del presente? Como te podrás imaginar, después de más de 25 años hay algunas cosas que, afortunadamente, han cambiado, aunque creo que estos cambios afectan tan sólo al aspecto más externo, más superficial de la Orden, porque en un mundo tan tecnológico lo espiritual no debe estar reñido con lo moderno, debemos adaptarnos a la sociedad. Particularmente hay dos cosas que en la actualidad me llaman mucho la atención: La primera es que la gente que acude a los Organismos Afiliados es en general mucho más joven que antes y eso es algo que me agrada sobrema-

Algunas veces cuando me encontraba en mi Sanctum, estudiando alguna monografía, leyendo algún libro de la Orden o simplemente meditando o reflexionando sobre las cosas de la vida, de repente comenzaba a percibir un olor como a flores, como a geranios o nardos.

30


nº 81

Entrevista

nera. La juventud se está interesando mucho por la espiritualidad y tiene ganas de participar en las actividades místicas de la AMORC. Es algo que me parece muy positivo y que espero siga en aumento.

Por otro lado, la gente vive su afiliación de una forma completamente diferente, con más libertad o quizás sea naturalidad; no tienen las trabas mentales y sociales que vivimos los de mi época, y eso es algo que no deja de sorprenderme y maravillarme. Antes no podías ir por la calle con ciertos libros. Siempre andábamos escondiéndolos, forrándolos o envolviéndolos en periódico para que nadie supiera de qué se trataba. Quizás por esa misma razón el ambiente en las reuniones rosacruces era más íntimo, más hermético, por que las circunstancias así lo exigían. Hoy en día todo es mucho más abierto, más fresco y los miembros hablan de su afiliación rosacruz con más despreocupación. Sin embargo, en lo esencial, creo que la AMORC sigue siendo la misma.

Retales de Sabiduría Frase de sabiduría seleccionada por los seguidores de la Orden Rosacruz AMORC en las redes sociales.

«La Música es la intermediaria entre la vida espiritual y la vida física, y es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía juntas». Ludwig van Beethoven (1770 - 1827) Compositor y pianista alemán.

Síganos en Twitter: www.twitter.com/amorcgle 31


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 Encuentro con la Ciencia

Si quieres comprender los secretos de la vida y vivir en consonancia con ella, abandona la limitación de los sentidos y pregúntate cuanto estás dispuesto a experimentar y obedecer las leyes que te rigen.

LAS LEYES QUE NOS UNEN Marc Carmona, Licenciado en Filosofía Universidad de Barcelona

P

arafraseando a Nikola Tesla, si quieres comprender los secretos de la vida y vivir en consonancia con ella, abandona la limitación de los sentidos y pregúntate cuanto estás dispuesto a experimentar y obedecer las leyes que te rigen. La preocupación, el enfado, la envidia, el orgullo, la coacción, entre otras muchas expresiones de la inmadurez humana, son mecanismos que alejan a la consciencia de la realidad que la envuelve, para caer en la suya propia. Es-

32

tos sentimientos negativos son la causa por la cual los sentidos de quien los experimenta, se enfrenten a través de diversos estados como por ejemplo, el sufrimiento, la culpabilidad o el apego, a las leyes universales. Con otras palabras, el hecho de enfrentarnos a nuestros propios miedos presupone un desequilibrio con nuestra naturaleza personal. Dígase de paso, que éstos estados no se manifiestan a través de la consciencia sino que se hacen presentes, como si


Encuentro con la Ciencia de fantasmas se tratasen, a partir de la vibración y frecuencia de esas mismas leyes, pero en su forma negativa. Aclárese que la vibración es una de las leyes universales que explica que todo está en movimiento y que todo es susceptible al cambio. Junto a su valor de frecuencia, la vibración permite que las cosas sean y adopten formas y expresiones concretas, sean éstas tangibles o no, es decir, desde lo más denso (valor de frecuencia de lo físico y concreto) a lo más sutil e imperceptible (valor de frecuencia de lo energético y universal). Es de este modo como la vibración se manifiesta en todas las cosas, independientemente de si se trata de un pensamiento, una conversación, el choque entre dos piedras, la navegación de un

nº 81 barco o esta lectura. Todo es afectado por un estado vibratorio que se traduce en frecuencias con un valor concreto para la consciencia. Cuestiones comunes pero poco comprendidas en nuestra vida, como es el caso de la enfermedad, la muerte, la felicidad o el amor, son vibraciones que emanan de frecuencias distintas de la misma vibración y que por su grado de equivalencia unas son causa de las otras. Por ejemplo, si el Amor en el ser humano es la más alta vibración conocida (positiva), el nacimiento de un niño, en correspondencia con lo físico, es su expresión más sutil. En cambio, si vemos a la enfermedad como una manifestación de la menor vibración (negativa), la muerte es por tanto su expresión más

La vibración es una de las leyes universales que explica que todo está en movimiento y que todo es susceptible al cambio. Junto a su valor de frecuencia, la vibración permite que las cosas sean y adopten formas y expresiones concretas.

33


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 densa. Es sólo un ejemplo, pero significativo para lo que se quiere señalar. Sobre esto, es importante recordar que una frecuencia positiva o negativa no es traducible en términos de bueno o malo, es más, no puede ser entendida tampoco como carencia o abundancia de algo, pues la ley de vibración sitúa a todas las cosas como finitas a fin de que evolucionen y maduren, y por tanto es un proceso intrínseco a la propia ley. Dicho de otro modo, es una cuestión de necesidad. La conocida ley de atracción es por ejemplo la forma en como se materializa el párrafo anterior, y aunque no hay una base científica que la ampare a día de hoy por el volumen de variables que implica, es necesaria incluirla en esta reflexión porque es la base por la cual nuestra consciencia aprende y desde donde la frecuencia vibratoria se representa. Esta ley es el tejido por el cual se manifiestan la lógica de la vida en la consciencia del ser humano, a través de otra de las grandes leyes universales y el gran paradigma inseparable de la naturaleza humana, la dualidad. Tomar en consideración el principio condicionador de la dualidad permite comenzar el aprendizaje de lo que llamo, “el espejismo de la consciencia”, es decir, la capacidad de observar la limitación que los sentidos determinan. La madurez y el aprendizaje no es como se suele entender el paso del tiempo hacia la vejez, sino como poco la atención que se le otorga a lo largo de la vida a los logros y fracasos de la experiencia personal. Si por dualidad se entiende la expresión de una cosa a través de dos

34

(ej: cuerpo/mente, cara/cruz, bueno/ malo, etc), entiéndase a la consciencia como la mediación entre ambos. Es en esta conexión donde la ley de atracción tiene sentido, pues se hace perceptible, si se toma como punto de referencia de la polaridad negativa y positiva de cada experiencia que se vive o ha sido vivida. La cuestión es, cómo se puede percibir la polaridad de la experiencia a fin de que pueda ser observado “el espejismo de nuestra consciencia”, contando que dicho espejismo aleja a la consciencia real de la vibración que percibe. Es importante recordar que una frecuencia positiva o negativa no es traducible en términos de bueno o malo, es más, no puede ser entendida tampoco como carencia o abundancia de algo, pues la ley de vibración sitúa a todas las cosas como finitas a fin de que evolucionen y maduren. Ejemplo: Esta es la historia de un muchachito que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia (frecuencia), debería clavar un clavo detrás de la puerta. El primer día, el muchacho clavó 37 clavos detrás de la puerta (espejismo de la consciencia). Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su genio


Encuentro con la Ciencia

nº 81 Cada vez que tú pierdes la paciencia, dejas cicatrices exactamente como las que aquí ves. (frecuencia) Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas le afectará, y la cicatriz perdurara durante un tiempo, a veces para siempre. (polaridad )

(frecuencia), clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta (espejismo de la consciencia). Descubría que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta (aprendizaje). Llegó el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día (consciencia). Después de informar a su padre, este le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter (frecuencia). Los días pasaron y el joven pudo finalmente anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta (frecuencia). Su padre lo tomó de la mano y lo llevó hasta la puerta. Le dijo: has trabajado duro, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más será la misma. (frecuencia)

Una ofensa verbal es tan dañina como una ofensa física. (frecuencia) La bolsa de clavos, “cuento anónimo”.

Otra de las leyes universales que para la compresión de este artículo es necesaria, es la Ley mental. Todo es mente, sólo cabe observar que no hay forma de separar la percepción del mundo a través de la consciencia respecto al mundo mismo. Lo que señala que cada persona sólo puede estar situada en sí misma, desde sí misma y para sí misma, y bajo esta condición compartir, vivir y experimentar el mundo. Es aquí donde “el espejismo de la consciencia” se manifiesta. Si el aprendizaje de una persona es el resultado de su experiencia, el espejismo emanará en tanto que su experiencia se sitúa en el polo negativo de la Ley. Esto es, del ensimismamiento de su mente a través del mundo y por Una mente clara y sana, no es aquella que maquina la lógica con exactitud o satisface sus necesidades satisfactoriamente a costa de mentes más débiles, sino aquella que ha dejado de serlo porque es su consciencia quien la rige a fin de utilizarla como un medio.

35


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 tanto de su inmadurez en la experiencia del mundo. Una mente clara y sana, no es aquella que maquina la lógica con exactitud o satisface sus necesidades satisfactoriamente a costa de mentes más débiles, sino aquella que ha dejado de serlo porque es su consciencia quien la rige a fin de utilizarla como un medio. Quepa como ejemplo el mito de la auriga platónica: “Imaginemos, pues, que (el alma) se parece a la conjunción de fuerzas que hay entre un tronco de alados corceles y un auriga. Pues bien, (…) está en primer lugar el conductor que lleva las riendas de un tiro de dos caballos, y luego los caballos, entre los que tiene uno bello, bueno y de una raza tal, y otro que de naturaleza y raza es lo contrario de éste. De ahí que por necesidad sea difícil la conducción de nuestro carro.” Fragmento del “Fedro” de Platón.

36

Tomando en consideración la Ley de dualidad, la consciencia encuentra aquí también su pareja, pues la vivencia de una consciencia que percibe la realidad, la experimenta y vive sus leyes a través de frecuencias más sutiles, tiene también su otro lado a través del espejismo de sí misma, el cual está regido por frecuencias que traducimos a nuestro lenguaje como sentimientos. Los sentimientos sin duda son algo propio de la vida humana, pero puntualícese que en ese lado de la consciencia, ésta los media a través de la mente, siendo la mente la mediadora y no la consciencia, e ahí el espejismo. Por último, señalar que el éxito o fracaso toman de sí la Ley de causa y efecto, otra de las grandes leyes regidoras de la vida. En relación a todo lo dicho, esta Ley opera en la base del aprendizaje y es absolutamente necesaria para el proceso de madurez. Su forma es manifestada distinto para cada persona en función de la acción que toma con su experiencia dual, una u otra elección


Encuentro con la Ciencia El éxito o fracaso toman de sí la Ley de causa y efecto, otra de las grandes leyes regidoras de la vida. Esta Ley opera en la base del aprendizaje y es absolutamente necesaria para el proceso de madurez. activa causas y efectos distintas que sólo serán asimiladas desde una experiencia consciente. Por el contrario, decisiones tomadas desde el espejismo de la consciencia, reproducirán en la mente regidora contradicciones o creencias para su asimilación, lo que podría repercutir en falsos estados de alegría o caer en la frustración al no ver cumplido el plan mental. Comprender esto, no depende tanto del intelecto, sino como he dicho, de cómo se experimenten y obedezcan las leyes que nos rigen. Sin duda hay muchas otras, pero las esenciales están expuestas. La cualidad de nuestras acciones,

nº 81 pero sobre todo la vivencia de cada una de las frecuencias que recibimos, como ahora esta lectura, no olvidemos son volúmenes de información que de ser bien observados, nos llevan por el camino del descubrimiento y la madurez. Si sólo permaneces en la mirada de lo que puedes tocar, decir o ver, difícilmente podrás permanecer en armonía por mucho tiempo. Si deseas una estabilidad a fin de olvidar las preocupaciones, pasarás el resto de tu vida persiguiendo un fantasma. Si buscas la espiritualidad rebozándote de ideas maravillosas, caerás bajo el embrujo de un engaño magnífico. Las leyes existen para dejarnos ser, no para para hacernos creer que podemos ignorarlas.

37


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 Ecos de la Rosa-Cruz

USTED MANIFIESTA SU

FILOSOFÍA

Ralph M. Lewis, FRC

¡L

a vida es para vivirla! De cada minuto que vivamos extraigamos el máximo de provecho. Estas ideas en esencia, si no la frase exacta, son cada vez más comunes en nuestros días. Muchos jóvenes (y también personas de edad madura) no se inclinan a demos-

38

trar interés especulativo alguno en ningún propósito idealista de la vida. A la pregunta, “¿Por qué está aquí el hombre y cuál es el propósito final de su existencia?” se encogen de hombros para demostrar su indiferencia. Cualquier tentativa de interesarlos en alguna discusión sobre asuntos fundamentales de filosofía o de naturaleza metafísica,


Ecos de la Rosa-Cruz

nº 81

recibirá de estas personas la franca respuesta de que la filosofía no les interesa.

por la filosofía, está libre, o por lo menos fuera, de su influencia.

El individuo menos reservado, el que expresa su desagrado por la filosofía, contestará que quiere gozar de la vida, encontrar placer dondequiera que pueda, y que, por lo tanto, no le interesa adquirir puntos de vista filosóficos. Directamente dice que la filosofía no es para él. Considera la filosofía un sistema de estudio restringido. Obviamente puede presumirse que si uno no se interesa

La actitud general de tales individuos hoy día es que la filosofía es un tema demasiado formal. Piensan que sólo consiste en pensamientos organizados, en conceptos especiales de ciertos pensadores. Por consiguiente si no les satisfacen las ideas específicas de tales pensadores, si no les parecen interesantes ni aplicables a su forma de vida, estos individuos creen entonces no tener vínculo alguno con la filosofía. Sin embargo, no por rechazar las ideas específicas de un campo de pensamiento queda uno excluido de los efectos de mayor alcance de tal campo sobre su vida. Hoy, por ejemplo, hay millones de personas que ni siquiera conocen la diferencia entre los términos abstracto y representativo. No están familiarizados con las divisiones del arte y las principales escuelas de oposición. El arte formal, sus clasificaciones y técnicas, pueden tener poco o ningún interés para ellos.

La actitud general es que la filosofía es un tema demasiado formal, que sólo consiste en pensamientos organizados, en conceptos especiales de ciertos pensadores. Por consiguiente si no les satisfacen las ideas específicas de tales pensadores, estos individuos creen entonces no tener vínculo alguno con la filosofía.

Quizás nunca han asistido a una galería de arte ni a una conferencia sobre temas artísticos, sin embargo no pueden escapar a las influencias estéticas que el arte ejerce en ellos. La belleza visual, la simetría de las líneas y los matices del color producen cierta reacción dentro del individuo. Hay mujeres que no profesan interés por el arte, pero escogen ciertos colores en particular para sus vestidos, mientras el hombre prefiere cierto estilo en el diseño de

39


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013 No por rechazar las ideas especificas de un campo de pensamiento queda uno excluido de los efectos de mayor alcance de tal campo sobre su vida. su automóvil e incluso puede explicar fácilmente por qué desea un diseño así y una carrocería de ciertos contornos. Tales características y preferencias son de naturaleza estética. Nacen de un sentido inherente hacia la belleza física que en todo individuo se expresa en mayor o menor grado. El arte, aun cuando el individuo no demuestre interés alguno por él, está basado en estas cualidades estéticas del ser humano, y no es el arte en sí lo que a tal persona agrada o desagrada, sino más bien ciertas expresiones de éste.

40

Supongamos que alguien dijera que no le gusta la música simplemente porque el "rock'n roll" le parece ofensivo y perturbador. Sabemos que psicológicamente tal individuo no puede ser indiferente a toda la música, al sonido debidamente organizado. La cualidad natural del sentido del oído hace que ciertas combinaciones sonoras, diferentes entre sí, produzcan cierta reacción emocional y rítmica en cualquier individuo que pudieran provocarle sensaciones agradables. Nuestros actos conscientes, aquellos que son determinados por nosotros mismos como nuestra forma de vida, constituyen nuestra filosofía personal. Quizás no podamos expresar o definir nuestros deseos o razones para actuar de tal o cual modo. Puede ser que tan sólo nos mueva un impulso o inclinación na-


Ecos de la Rosa-Cruz tural a actuar y vivir de cierta manera. Podríamos descubrir, por ejemplo, que la indulgencia en los placeres sensuales es nuestra mayor satisfacción en la vida. Comer, beber, bailar y gratificar los sentidos podría ser el interés principal de la existencia mortal. Pero tal norma de vida ¿estaría totalmente desligada de la filosofía? ¿No tendría un individuo que viviera así el más mínimo interés por la filosofía o carecería de una filosofía personal como él cree? La conducta escogida Quizás se sorprendería tal individuo si llegara a comprender que su conducta está siguiendo un determinado sistema filosófico. Es, en realidad, lo que en filosofía se llama hedonismo. Volvamos nuestra atención 2500 años atrás, o sea, al año 500 A. C. En ese entonces un filósofo griego llamado Aristipo, quien fuera el principal exponente de una escuela de filosofía conocida como la Escuela Cirenaica, (por la ciudad de Cirene donde residía Aristipo), exponía que el hombre sabio aceptaría el placer como

nº 81 viniere, convirtiéndolo en el objetivo de su vida. Según Jenofonte, Aristipo dijo a Sócrates: "... en cuanto a mi respecta, me gustaría ser de aquéllos que desean pasar sus días tan placenteramente como les sea posible." Los sensuales estaban motivados por impulsos similares a los que han movido a los hombres a través de la historia. El hedonista moderno, la persona hipotética a quien nos hemos referido, quizás no sea capaz de definir su conducta, ni formularla en un ideal ni de exponerla intelectualmente, pero su filosofía se manifiesta al practicar aquellos actos que algunos filósofos ya habían expuesto muchos siglos antes de que él naciera. Tomemos por ejemplo al individuo que ridiculiza la filosofía y pregunta: "¿Para qué postular declaraciones nobles y recurrir a la intrincada dialéctica y a los análisis formulados sobre las experiencias de la vida? Todas estas cosas

El hedonista moderno, la persona hipotética a quien nos hemos referido, quizás no sea capaz de definir su conducta, ni formularla en un ideal ni de exponerla intelectualmente, pero su filosofía se manifiesta al practicar aquellos actos que algunos filósofos ya habían expuesto muchos siglos antes de que él naciera.

41


Orden Rosacruz AMORC

otoño 2013

son simplemente cuestiones que están en la mente del hombre. Existe también el que dice: "La filosofía no puede gobernar mi vida porque no tengo seguridad en nada y tampoco estoy seguro de que otros la tengan." Sin saberlo, este individuo se está refiriendo a las doctrinas de una corriente filosófica que le ha precedido por veinte siglos. Esas mismas palabras son el eco de ciertas aseveraciones atribuidas a Pirrón, el Escéptico. Se cuenta que Pirrón dijo: "Nosotros no determinamos nada; ni siquiera eso lo estamos determinando. Admitimos las apariencias sin admitir que éstas sean en verdad lo que parecen ser. Percibimos que el fuego arde, pero en cuanto a determinar si está en su naturaleza arder o no, no emitimos ningún juicio. Vemos que un hombre se mueve y también que se muere; pero

42

cómo sucede esto, no lo sabemos. Nuestra objeción estriba en aceptar aquello desconocido que hay tras el fenómeno." Y hoy tenemos también a aquél que asume una actitud de pesimismo hacia la vida. Cree que todo vivir es fútil; que el conocimiento implica esfuerzo y que dar muestras de alegría o de cualquier emoción es señal de debilidad. Concibe cualquier estudio filosófico como un intento de aplacar al hombre, haciendo que la vida asuma una naturaleza irreal. Sostiene que la filosofía, es un pasatiempo para tontos. Todos aquéllos que hoy día hablan así deberían ataviarse con el manto de los Estoicos de la antigua Atenas, y repetir las palabras de Séneca: "¿Qué es el placer por el que los hombres luchan y mueren? Es transitorio, agotador, produce enfermedades y ternura en menos tiempo de lo que se dice".


nº 81

Encuentro con la Ciencia En cuanto a sobrellevar la vida cuando se hace pesada, Epicteto dijo: "La casa humea y me salgo. La puerta está abierta; no seáis más tímidos que los niños pequeños, sino decid como ellos cuando no les agrada una cosa: 'Ya no juego'. Vosotros, también, cuando así os parezcan las cosas decid, 'No jugaré más,' y alejaos”.

considera ser la esencia de su existencia personal. Si cree que lo que hace está bien y lo siente así, aproveche entonces toda la experiencia y el pensamiento de otros filósofos que puedan mejorarla. Es posible que conociendo acerca de sus vidas pueda usted beneficiarse sin tener que pasar por los mismos obstáculos que ellos padecieron.

No hay una sola actitud que se pueda asumir en la vida, ni ninguna forma de conducta, ni relación alguna con otros seres o con la sociedad, que no contenga una filosofía. Su filosofía propia se manifiesta en su vida y en la forma de expresar su pensamiento. Es la que usted ha escogido, la que sigue en su vida y a la que da valor en toda su existencia, ¿por qué no conocerla más ampliamente?

El paso del tiempo atemperó los primeros conceptos de los antiguos filósofos. La realidad a menudo contradecía lo que los hombres ensalzaban como verdades en su juventud. Muchos se dieron cuenta más tarde de que el acíbar del sufrimiento templaba sus ideas. Muchos hombres han recorrido desde tiempo inmemorial el mismo camino de la vida que usted hoy recorre.

Consulte la historia de la filosofía y advierta cómo las grandes mentalidades que le han precedido, formularon, quizás más claramente, lo que usted ahora

Intente probar si vale la pena seguir sus pasos, porque usted hoy manifiesta su propia filosofía, no importa que haga o no el esfuerzo por conocer su contenido y su valor.

Retales de Sabiduría Frase de sabiduría seleccionada por los seguidores de la Orden Rosacruz AMORC en las redes sociales.

«Cuida tus pensamientos, por que se volverán actos. Cuida tus actos, porque se convertirán en costumbre. Cuida tus costumbres, porque formarán tu carácter. Cuida tu carácter, porque marcará tu destino, y tu destino será tu vida». Mahatma Gandhi (1869-1948) Abogado, pensador y político indú.

Síganos en Facebook: www.facebook.com/amorcgle 43



Revista Rosa-Cruz Nº. 81 - Otoño 2013