Page 1

Noticias 09 agosto 2012

Enorme la brecha digital El sistema educativo del país no tiene un plan que integre la tecnología a sus currículos

Puerto Rico cuenta con una buena infraestructura tecnológica de internet, pero los estudiantes están en su mayoría privados de acceso a las nuevas herramientas digitales para fines didácticos ya que el Departamento de Educación (DE) no tiene equipos suficientes ni una estrategia nacional de integración. El DE, que atiende a unos 473,000 estudiantes y opera con un presupuesto anual de cerca de $4,000 millones, solo tenía hasta finales del pasado año académico 34,482 computadoras registradas para uso instruccional en sus 1,484 escuelas, 69 maestros especializados en tecnología para apoyarlas a todas y unos 40 técnicos para dar servicio y mantenimiento sostenido una vez acaba la garantía de tres años de los equipos. De hecho, no fue hasta hace pocos meses que oficialmente nombró la primera escuela especializada en tecnología en todo el sistema, la intermedia Gerardo Sellés Solá, en Caguas. Además, según datos que proveyeron funcionarios de la agencia recientemente, menos de la mitad de sus más de 41,500 maestros activos han recibido adiestramiento en integración de la tecnología al currículo, desde la década de 1990. A eso se suma la falta de coordinación en la implementación de múltiples iniciativas, y el desconocimiento sobre su efectividad.


En febrero pasado se informó que este año por primera vez se realiza un estudio de literacia utilizando como muestra 39,000 estudiantes de octavo, pero hasta la fecha no se ha informado de resultado alguno. Y aunque se ha asegurado que el centenar de escuelas que el actual gobierno construye o moderniza como parte de su programa Escuelas para el Siglo 21 tendrán lo último en tecnología, tras la inauguración de las primeras algunos de sus maestros reportaron estar aún sin los debidos adiestramientos cuando El Nuevo Día las visitó. Al preguntársele al secretario de educación, Edward Moreno, un educador con más de 25 años en el sistema, cuándo será el día en que el DE pueda tener disponible una computadora, tableta o equipo de este tipo para cada niño en el salón de clases, esto fue lo que respondió: “Cuando no exista ninguna (de ellas porque ya habrán cambiado)”. “Tenemos que prepararnos y preparar a nuestros niños para una tecnología que aún no existe. El gran reto es que los podamos capacitar de tal medida que con los cambios tan dramáticos que se están dando en el mundo de hoy, se puedan ajustar y puedan ser útiles en los empleos que vayan entrando en estos momentos. ¡Es que esto va demasiado tan rápido!”, dijo. La situación de Puerto Rico no es única. De acuerdo con el maestro y desarrollador local de plataformas educativas Ricardo Dreyfous, el mundo entero enfrenta ese reto. “El mundo educativo se tiene que ir moviendo a atender las necesidades de los estudiantes y requiere un cambio enorme. Requiere que la institución tenga la infraestructura de telecomunicaciones


correcta”, profetizó. Mencionó entre los esenciales pantallas interactivas, computadoras para maestros y estudiantes, acceso a internet en cualquier parte de la escuela y que sea del ancho de banda necesario. Dreyfous, un doctor en educación que lleva 18 años dedicado a esta industria, estimó que aunque la mayoría de la gente en Puerto Rico ya tiene algún tipo de acceso a internet, aunque sea a través de escuelas, bibliotecas públicas y teléfonos inteligentes, casi el 20% de las escuelas privadas y menos del 5% de las públicas tienen la infraestructura de telecomunicaciones y audiovisual suficiente en cada salón. Los funcionarios del DE entrevistados para este trabajo, incluido Moreno, aseguraron que todas las escuelas públicas cuentan con internet y computadoras en oficinas, bibliotecas y algunos salones. Sin embargo, desconocían si todas poseen un laboratorio de computadoras y reconocieron que en ocasiones el servicio se interrumpe por problemas con los proveedores de servicio, por insuficiencia eléctrica, errores humanos y otros. Según Ada Myriam Felicié, una de las pocas investigadoras sobre el tema en Puerto Rico, esta realidad provoca un peligroso aumento en la brecha digital, la que define como “separación entre las personas (o comunidades, estados y países) que utilizan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como una parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas o que, aunque lo tengan, no saben cómo usarlas”. “El problema de acceso a la información que genera desigualdad


entre los ciudadanos se produce en dos circunstancias: la falta de acceso físico a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, y la falta del conocimiento necesario para usar adecuadamente esas tecnologías para el desarrollo personal y colectivo”, distinguió en su libro “Biblioteca Pública, sociedad de la información y la brecha digital”. La realidad tecnológica del sistema educativo del país fue catalogada como deficiente por la presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Aida Díaz, y por decenas de educadores consultados en una encuesta electrónica de El Nuevo Día a través del portal EducaPR.org. El 42% de los 273 encuestados otorgó calificaciones de D al país en cuanto a acceso a la tecnología para fines didácticos. El 16% le dio F, el 36% le dio C, el 5% le dio B y solo un 1% le dio A. “La mayoría de los maestros tiene que comprar sus propias computadoras y en las escuelas a veces hay un proyector, pero es un proyector para todos los maestros, si es que lo hay”, describió Díaz. “Hay salones laboratorio a donde los estudiantes se mueven, pero no está disponible para todos. Así que todavía no hemos alcanzado el nivel que debería haber”, opinó la educadora. Comparó esta realidad con la de países que se han colocado a la vanguardia educativa como Finlandia, donde “cada maestro tiene en su salón de clases una computadora y un proyector, y en vez de ir al ponchador (a registrar su asistencia) ponchan cuando abren su computadora”. Una limitación que se suma a la insuficiencia de tecnología apropiada es la falta de educación en tecnología a maestros y aspirantes a maestros, así como la resistencia de muchos a


adoptarla. Los números hablan • Presupuesto anual de la Agencia - $4,000 millones • Alumnos- 473,000 • Maestros- 41,500 • Escuelas Públicas - 1,484 • Escuelas para el Siglo 21- Dos listas y 101 más en proceso • Internet y WiFi- En todas • Maestros capacitados en integración de tecnología - 20,255 • Desktops - 11,351 • Laptops - 13,340 • Notebooks - 472 • Tabletas - 1,276 • E-books - 41 • Otros - 870 • Laboratorios de computadoras móviles - 802


• Laboratorios de computadoras fijos - 1,521 • Maestros especializados en tecnología - 69 • Personal fijo de asistencia técnica - 50 personas aproximadamente. 12 proyectos de integración tecnológica 1. Centro de Iniciativas Tecnológicas (CENIT) - Implantado desde 2005. Ya ha llegado a uno o varios salones en 400 escuelas. 2. Cursos en línea para maestros y estudiantes de escuela superior - Ahora se ofrecen 19 cursos a 1,300 alumnos. 3. Educational Management Digital Solution - Plataforma construida para Puerto Rico en el 2011 por HoughtonMiffling. Se llevó a 350 escuelas. 4. Plataforma Virtual de Alfabetización Digital y Medición de Conocimiento - Empleada en 39,000 estudiantes de octavo grado y 3,000 maestros, directores, bibliotecarios, maestros especialistas. 5. Tratamiento Intensivo Total - Herramienta de Operación Éxito para mejorar aprovechamiento. 6. Centro de Innovaciones Tecnológicas para la Docencia (CITED) - Cuenta con 69 maestros especializados en tecnología.


7. Editorial Electrónica - Ha producido unas ocho iniciativas audiovisuales distribuidas a las escuelas. 8. Televisión como Estrategia Educativa Efectiva - Proyecto piloto que permite llevar recursos audiovisuales a los salones desde un centro de control maestro. Implementado en 10 escuelas. 9. Instituto de Desarrollo Profesional de los Maestros 10. Instituto de Desarrollo Profesional para Directores de escuela 11. Educational Touch - En desarrollo para escuelas que lograron por 2 años seguidos su Índice de Progreso Anual y que por tanto no cualifican para otros programas pagados con fondos federales. Posibilitará el uso de aplicaciones para seis materias a través de 6,125 tabletas y 245 pizarras electrónicas distribuidas a 49 escuelas. 12. Congreso de Tecnología TecnoCaribe - Se le pagó participación a 2,500 maestros.

Enorme la Brecha Digital  

Puerto Rico cuenta con una buena infraestructura tecnológica de internet, pero los estudiantes están en su mayoría privados de acceso a las...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you