Issuu on Google+

el curso alpha desde la parroquia

Un impulso a la Misión Continental

Guía introductoria para América Latina y el Caribe “Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo”. Documento de Aparecida 29


Un impulso a la Misión Continental Queridos hermanos y hermanas de América Latina y el Caribe: Con gusto les presentamos esta guía introductoria sobre el curso Alpha, con el fin de facilitar su conocimiento y desarrollo; pensamos que podría ser un valioso instrumento para la Misión Continental en marcha. De hecho, el curso Alpha es una valiosa herramienta de evangelización que se está utilizando por diversas confesiones cristianas en más de 160 países. En los últimos años también ha sido utilizado por nuestra Iglesia Católica en diversos países del mundo, incluidos algunos de América Latina y el Caribe, con resultados muy positivos en pro de la transformación de las personas y de la renovación de las parroquias. De manera especial, el curso Alpha está atrayendo a millones de personas que tienen un escaso conocimiento de la fe cristiana y a católicos alejados, así como también a muchos católicos que están interesados en reavivar su fe. En sintonía con el espíritu de la V Conferencia, en Aparecida, esperamos que el curso Alpha pueda ayudar a “confirmar, renovar y revitalizar la novedad del Evangelio arraigada en nuestra historia, desde un encuentro personal y comunitario con Jesucristo, que suscite discípulos y misioneros” (Documento de Aparecida, 11). Confiamos en que la lectura de esta guía ayude a comprender que el curso Alpha es una manera muy accesible, práctica y efectiva de responder al reto de la evangelización. Muy afectuosamente,

Índice Un impulso a la Misión Continental

1

Alpha: un instrumento para la Misión Continental

2

¿Qué es Alpha?

3

El proceso

4

El rol esencial del sacerdote en Alpha

6

Después de Alpha . . .

7

El curso Alpha en Latinoamérica: diferentes perspectivas

8

Alrededor del mundo

10

Alpha en diversos ambientes

12

Cinco pasos importantes para la implementación del curso Alpha

14

Pautas para un curso Alpha efectivo

15

Recursos para Alpha

16

“Jesús invita a todos a participar de su misión. ¡Que nadie se quede de brazos cruzados! Ser misionero es ser anunciador de Jesucristo con creatividad y audacia en todos los lugares donde el Evangelio no ha sido suficientemente anunciado o acogido, en especial, en los ambientes difíciles y olvidados y más allá de nuestras fronteras” (Obispos de América Latina y el Caribe, Documento conclusivo de Aparecida, Mensaje final, 4b). “La evangelización es, en efecto, la gracia y la vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. La Iglesia existe para evangelizar” (S. S. Paulo VI, Evangelii Nuntiandi 14).

Kitty Kay-Shuttleworth Directora Internacional Alpha para Católicos.

Rosa María Leveritt Directora Regional Alpha para Católicos América Latina y el Caribe.

“Cuando el discípulo está enamorado de Cristo, no puede dejar de anunciar al mundo que sólo Él nos salva” (S. S. Benedicto XVI). Un impulso a la Misión Continental

1


Alpha: un instrumento para la Misión Continental

Pbro. Dr. Salvador Valadez, Rector ITEPAL (centro); Pbro. Paulo Crozera, Vice-Rector Académico (izquierda); Mons. Guillermo Melguizo, Vice-Rector Pastoral (derecha).

Alpha no es un movimiento, sino un modo de evangelizar que busca renovar y poner en movimiento a las comunidades parroquiales para un mejor cumplimiento de su misión evangelizadora. El curso busca despertar o reavivar la fe de las personas, entendiendo que “la fe es, ante todo, conversión a Jesucristo, adhesión plena y sincera a su persona y decisión de caminar en su seguimiento. La fe es un encuentro personal con Jesucristo, es hacerse discípulo suyo” (Directorio General para la Catequesis, 53). Por tanto, el contenido esencial de Alpha es el kerigma: es decir, la buena noticia de que Cristo, por amor, ha muerto y resucitado para darnos la salvación y el perdón de nuestros pecados. Se trata del primer anuncio del Evangelio (“kerigma puro”) que busca mostrar que Cristo es quien da sentido a nuestra existencia. Algunas cuestiones Podemos decir que el curso Alpha se sitúa dentro de la más genuina tradición católica. En los albores del cristianismo lo primero era el anuncio del kerigma. Éste propiciaba el encuentro con Cristo y la conversión; luego seguía el proceso de catecumenado, en el que el neo-creyente era 2

Alpha: un instrumento para la Misión Continental

iniciado en los fundamentos de la fe. Era casi al final de este proceso cuando tenían lugar las catequesis mistagógicas en las que se explicaban los divinos misterios (sacramentos). Aunque Alpha busca propiciar la “experiencia del Espíritu Santo” y anima a la apertura a los dones (carismas) y los frutos del Espíritu, el objetivo del curso no es convertir a la gente en “carismáticos”, ni convertirse en un movimiento de esta índole. El relieve sobre el papel del Espíritu Santo es coherente con la fe católica, pues sabemos que el Espíritu Santo es el “agente principal de la evangelización” y que “no habrá evangelización posible sin la acción del Espíritu Santo”. Él “actúa en cada evangelizador que se deja poseer y conducir por él […], predisponiendo también el alma del que escucha para hacerla abierta y acogedora de la Buena Nueva” (Evangelii Nuntiandi 75). ¿Por qué es Alpha un instrumento para la Misión Continental? Alpha puede ser un valioso instrumento para la Misión Continental ya que: • Es un excelente medio para propiciar el encuentro personal con Jesucristo, la conversión, el discipulado, la comunión y el compromiso misionero, aspectos esenciales en el proceso de formación de discípulos misioneros (cf. DA 278). • Es un método creativo, atractivo y eficaz de evangelización, que coincide con el mandato de Aparecida que nos insta a que “encontremos el modelo paradigmático de esta renovación comunitaria en las primitivas comunidades cristianas (cf. Hch 2:42-47), que supieron ir buscando nuevas formas para evangelizar de acuerdo con las culturas y las circunstancias” (DA 369). • Alpha puede ayudar a que “muchas personas alejadas puedan tener una experiencia de encuentro vital con Jesucristo y, así, recuperen su identidad bautismal y su activa participación en la vida de la Iglesia (cf. DA 312; cf. 313); también nos permite apreciar en ellos “la


multiforme presencia y acción santificadora del Espíritu” (DA 312). • Alpha puede contribuir para que “se pase de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera […] haciendo que la Iglesia se manifieste como una madre que sale al encuentro, una casa acogedora, una escuela permanente de comunión misionera” (DA 370). Finalmente, el curso Alpha, al ser un método también utilizado por otras confesiones cristianas, puede dinamizar el espíritu ecuménico exigido para la Misión Continental: “La relación con los hermanos y hermanas bautizados de otras iglesias y comunidades eclesiales es un camino irrenunciable para el discípulo y misionero, pues la falta de unidad representa un escándalo, un pecado y un atraso del cumplimiento del deseo de Cristo: ‘Que todos sean uno […] para que el mundo crea que tú me has enviado’” (Jn 17:21) (DA 227). Es por esto que animamos a todos nuestros hermanos y hermanas de América Latina y el Caribe a aprovechar Alpha como un valioso instrumento de evangelización, ya que creemos que puede ser una herramienta extraordinaria para desatar procesos de “renovación espiritual, pastoral e institucional” (DA 367) en aquellos lugares donde se imparte el curso. Muy fraternalmente, LOS DIRECTIVOS DEL ITEPAL BOGOTÁ-COLOMBIA 24 DE MARZO DE 2009

Se trata del primer anuncio del evangelio (“kerigma puro”) que busca mostrar que Cristo es quien da sentido a nuestra existencia.

¿Qué es Alpha? Alpha es un curso que contiene 15 sesiones prácticas de introducción a la fe cristiana dirigidas principalmente a los que no son cristianos o son nuevos en la fe cristiana, pero también puede servir como un curso básico de actualización para católicos practicantes y para aquellos que están alejados de la Iglesia. El curso se da normalmente en un período de 10 semanas, con un fin de semana o día de retiro alrededor de la quinta semana. Puede darse durante el día pero la mayoría de cursos se imparten en la noche, donde se comienza con una cena ligera seguida de un tema central de la fe cristiana (ver pág. 5). Después de la charla, los invitados regresan a los grupos pequeños para discutir el tema, en una atmósfera donde cada persona se sienta libre de preguntar o expresar lo que desea. Los participantes permanecen en un mismo grupo durante todo el curso. Al término de las 10 semanas, se organiza una fiesta para celebrar el fin del curso.

La historia de Alpha . . . El curso Alpha se inició en la parroquia anglicana de Holy Trinity Brompton, en Londres, a finales de los años 70. Se desarrolló como una herramienta educacional para que la parroquia pudiera enseñar los fundamentos de la fe cristiana. Los temas del curso respondían a preguntas tales como “¿Quién es Jesús?” y “¿Por qué y cómo orar?”. En 1990, Nicky Gumbel, clérigo y ex abogado de profesión, se dio cuenta del potencial del curso como herramienta de evangelización y rápidamente hizo modificaciones para hacer el curso más atrayente, particularmente a aquellos que se encontraban fuera de la iglesia. Muchas de estas personas empezaron a venir al curso y se integraron posteriormente a la comunidad parroquial. Pronto, otras iglesias comenzaron a interesarse en el curso y en 1993 se llevó a cabo la primera conferencia de Alpha como respuesta a este interés. Luego, se comenzaron cursos Alpha en otras iglesias en el Reino Unido así como en el extranjero. Desde entonces, se han organizado cientos de conferencias Alpha y existen alrededor de 33.500 cursos registrados en el mundo. Más de 13 millones de personas han hecho un curso Alpha —muchas de ellas en parroquias católicas—. ¿Qué es Alpha?

3


El proceso 5. Entrene a los anfitriones y ayudantes del curso Es muy importante entrenar al equipo que dirigirá Alpha en cómo facilitar la discusión en los grupos pequeños, cómo cuidar pastoralmente de los invitados al curso y cómo aprender a orar por ellos. Hay un DVD de tres charlas que pueden ayudarle a formar a su equipo en estos tres aspectos.

Cómo impartir un curso Alpha 1. Participe en un entrenamiento El mejor modo de prepararse para impartir un curso Alpha es asistiendo a una conferencia o a un EGA (Entrenamiento Global de Alpha). Para informarse sobre las conferencias o los EGA programados en América Latina y el Caribe, comuníquese con nosotros a: latinoamerica@alpha.org o consulte www.alphalatinoamerica.org. 2. Presente Alpha a la comunidad parroquial Tome tiempo para pensar cómo implementará el curso. Alpha produce mejores resultados si cuenta con el apoyo del párroco y el consejo parroquial, y si está integrado dentro del programa pastoral de la parroquia o de la diócesis. 3. Seleccione un equipo Es muy importante elegir el equipo idóneo para dirigir el curso. Este equipo puede ser dirigido eficazmente por laicos. El equipo debe estar conformado por personas comprometidas, de oración, con un genuino interés por la evangelización y con una personalidad amable y acogedora. 4. Informe a toda la parroquia Presente Alpha a la comunidad parroquial y a los líderes de los diferentes movimientos y programas parroquiales. El apoyo que ellos brinden resultará en un mayor número de invitados al curso. 4

El proceso

6. Planee el curso La duración del curso es de 10 semanas, con una cena de celebración al final del curso y con un fin de semana —o día de retiro— donde se profundiza en la persona y la obra del Espíritu Santo. Es importante poder realizar por lo menos dos cursos al año para aprovechar el entusiasmo de los que terminan el curso y quieren invitar a familiares o amigos al siguiente. 7. Involucre a la comunidad en oración La oración es fundamental para el éxito del curso. Monseñor Ambrose Griffiths, Obispo Emérito de Hexham y Newcastle, en Inglaterra, nos dice: “Ningún curso puede tener éxito sin oración. Una parroquia que conozco tiene un grupo de personas orando cada noche por todas las actividades que se están llevando a cabo. Donde hay oración es donde el Espíritu Santo puede actuar; ahí es donde nuestro Señor Jesús se hace presente. La oración es fundamental”. 8. Escoja el lugar adecuado Escoja un lugar que sea agradable y acogedor: puede ser una casa, el salón parroquial o un salón comunal. La decoración e iluminación del salón son importantes ya que esto ayuda a crear una atmósfera cálida y acogedora. 9. Determine la hora conveniente Es común que el curso se haga por las noches pero también puede impartirse durante el día. Escoja la hora más apropiada para usted y los que participarán del curso.

El tema central de las charlas es presentar el cristianismo no como un compendio de normas y reglas, sino como una relación personal con Dios a través de Jesucristo.


Esperamos que esta información haya sido interesante y útil. Si desea más información sobre Alpha, por favor comuníquese con nosotros:

Alpha América Latina y el Caribe e-mail: latinoamerica@alpha.org www.alphalatinoamerica.org Rosa María Leveritt Directora Regional Alpha para Católicos América Latina y el Caribe e-mail: rosa.leveritt@alpha.org ITEPAL Instituto Teológico-Pastoral para América Latina Av. Boyacá No 169d-75 Bogotá D.C. Colombia A.A. 253353 e-mail: cursoalpha@celam.org www.celam.org/itepal Alpha International Holy Trinity Brompton Brompton Road Londres SW7 1JA Reino Unido Tel: +(44) 845.644.7544 e-mail: info@alpha.org www.alpha.org www.alphafriends.org

alphalatinoamerica.org

Alpha México Parroquia Santo Domingo de Guzmán Calle Cánova #2 Esquina Campana 70 Col. Insurgentes Mixcoac CP. 03920 Del. Benito Juárez Distrito Federal México Tel: +(52) 5555.6302.02 e-mail: oficinaalphamexico@gmail.com Alpha EE.UU. 2275 Half Day Road Suite 185 Deerfield, IL 60015 EE.UU. Tel: + 1.800.362.5742 Tel: + 1.212.406.5269 e-mail: info@alphausa.org www.alphausa.org

ISBN ISBN:978-1-934564-64-6 978-1934564646 500104

Mapa de América Latina. Copyright © Graphic Maps. Usado con permiso. Mapa del mundo. Copyright © Publitek, Inc. Usado con permiso. Copyright © Alpha Internacional, 2009. Todas las fotos se han usado con permiso.

Alpha Costa Rica Parroquia San Juan Bautista San Juan de Tibás San José 354-1100 Costa Rica Tel: + (506) 2241.3930 e-mail: wendy@alphacostarica.org

9 781934 564646


Alpha for Catholics Guide Spanish