Issuu on Google+

EL DICTAMEN DEL PAN EN CONTRA DEL SME Una maniobra destinada al fracaso

José Antonio Almazán González Jubilado del SME 2 de julio de 2011


EL DICTAMEN DEL PAN EN CONTRA DEL SME Una maniobra destinada al fracaso Pareciera que vivimos en un país ocupado por un ejército enemigo. Con muertes, asesinatos, desapariciones, levantones, daños colaterales, masacres, que suman más de 40 ó 45 mil muertes en los casi 5 años de este gobierno de pesadilla que encabeza Felipe Calderón. Pero no es un ejército extranjero, son los soldados y policías federales al servicio de un gobernante que se impuso mediante el fraude electoral y cuyos saldos y agravios en contra del Pueblo están a la vista de todos, por más que las televisoras, radio y periódicos de la oligarquía mexicana se esmeren en dibujarnos un México maravilloso: desempleo masivo, caída brutal de los salarios (por más que el Cordero del Espurio pregone que 6 mil pesos al mes alcanza para vivir felices), pobreza para la mayoría de los mexicanos y unos cuantos multimillonarios incubados al amparo de los últimos 29 años de neoliberalismo. Cárcel y muerte para los luchadores sociales y los periodistas que se atreven a denunciar e impunidad y protección para los poderosos delincuentes de cuello blanco y copete a la televisa. El golpe al SME se fraguó en la secrecía de los poderosos que le pasaron la factura del fraude al Espurio para entregar el patrimonio nacional eléctrico y el botín de decenas de miles de millones de dólares de la fibra óptica y las redes eléctricas para el triple play. Se trataba de exterminar a un Sindicato Mexicano de Electricistas obstáculo formidable para los proyectos de los vende patrias. Conscientes de que no podían derrotarnos por las vías legales y jurídico laborales, por ejemplo, inventando un conflicto de naturaleza económica, resolvieron como delincuentes, ellos sí, tomar por asalto a mano armada más de 400 centros de trabajo de Luz y Fuerza del Centro y horas después maquillar legalmente el despojo de sus trabajos a más de 44 mil trabajadores electricistas y sus familias, y dejando en la indefensión a más de 22 mil jubilados. Contaron para este golpe fascista con el apoyo de los medios de comunicación de los Azcárraga y Salinas que se encargaron de convencer a la opinión pública que era por el bien de México y la economía nacional. Contaron también con algunos traidores al interior del SME que por unas migajas le abrieron la puerta a los agentes del gobierno encabezados por el Pianista fracasado con su corte de jueces y magistrados venales y corruptos. Pero su plan maestro fracasó. Calculaban que los electricistas del SME caerían en la provocación y que se arrojarían a las bayonetas y balas de las tropas invasoras, para justificar la hipótesis del “Vallejaso Eléctrico” o el “68 electricista” escondida en los “documentos secretos” de Calderón que anticipaban desde el 12 de octubre graves riesgos inminentes y eventuales ataques al Sistema Eléctrico Nacional afectando a la Seguridad Nacional, a la Seguridad Pública y la Defensa Nacional. El SME no mordió el anzuelo de la provocación y el gobierno cambió su táctica, sin abandonar su objetivo de exterminio, por otra consistente en el linchamiento mediático y el premio envilecido mediante jugosos e ilegales bonos a los que aceptaran ser liquidados mediante renuncia voluntaria y la promesa incumplida (¡qué raro en Calderón!) de primero liquídate y luego te recontrato. Pero también este plan le falló al espurio frente a la


dignidad, valor y coraje del Núcleo Duro del SME (los 16,599) que han resuelto resistir hasta el final. ¿Qué le queda al Espurio Calderón y a su séquito de émulos de Santa Ana una vez que su estrategia ha sido derrotada por la dignidad SMEITA? Aparte de esperar su derrota que vendrá segura el 1 de julio de 2012 y que colocará a Calderón como una patética figura en el escaparate de la vergüenza pública, todo indica que buscan alargar la solución inevitable al conflicto electricista. Bajo el cálculo de todos los sátrapas y tiranos que consideran que si ceden en la solución de un conflicto social, pierden autoridad y poder y pierden en todos los conflictos que en el caso de Calderón se suman por cientos en todo el territorio nacional. En lo jurídico laboral, no tienen recursos para negar la figura de Patrón Sustituto y perversamente buscan alargar la solución al conflicto, con la complicidad de jueces y magistrados sometidos a los designios oficiales. En lo político y social el descontento del pueblo en contra de Calderón y su PAN crece día a día pese a los esfuerzos de los plumíferos y guacamayas y demás ratas bípedas de la oligarquía. En lo legislativo el tiempo tiene fin y pese a las maniobras de los diputados del PAN en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados la Iniciativa del SME para crear un nuevo organismo eléctrico en la zona de LyFC tendrá que ser votada fatalmente en el período ordinario de sesiones que inicia el 1 de septiembre de 2011. Los Felipes de Jesús han intentado todas las maniobras. El 25 de enero buscaron un madruguete para dictaminar en contra de la Iniciativa del SME, pisoteando el recién aprobado Nuevo Reglamento de la Cámara de Diputados. Mediante sendos oficios enviados a la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, la diputada Laura Itzel Castillo desbarató la maniobra para vergüenza de una diputada panista. Posteriormente el 2 de marzo el Diputado Panista Cantú intentó un nuevo Albazo, presentando un texto de Dictamen de 9 cuartillas, que anexamos al presente, para desechar la Iniciativa del SME. Sin embargo la intentona fue descartada por la mayoría de los diputados presentes. La Diputada Laura Itzel Castillo con valentía y dignidad denunció la maniobra, los diputados del PRI que estaban presentes hicieron mutis señalando que no le entraban. Humillado, el Presidente de la Comisión de Energía disfrazó su derrota señalando que solo lo ponía para el conocimiento de los diputados. Posteriormente en la Plenaria de la Comisión de Energía de la C de Diputados del 4 de mayo de 2011, a pregunta del diputado Ramón Jiménez, el Diputado Felipe de Jesús Cantú informó que dado que el texto de dictamen que había presentado había recibido diversas observaciones, decidió no presentarlo y anunció que buscaría un nuevo dictamen consensado con las fracciones parlamentarias, mismo que contendría diferencias significativas. Posteriormente esta aseveración la volvió a ratificar en la Plenaria de la Comisión de Energía del 7 de junio en el sentido de que previo a la reunión del 5 de julio, antes de terminar el mes de junio se buscaría una reunión de la Mesa Directiva para analizar distintas alternativas y presentar una propuesta en la plenaria del 5 de julio. Finalmente, en una carta de fecha 16 de junio, firmada por el Diputado Felipe de Jesús Cantú Rodríguez, en tanto Presidente de la Comisión de Energía, y dirigida a la Mesa Directiva de


la misma da a conocer un texto de Dictamen en contra de la Iniciativa del SME exhortando a los diputados para que hagan llegar “sus observaciones al proyecto de dictamen correspondiente a la Iniciativa con Proyecto…..propuesta por el diputado José Narro Céspedes. “ Lo curioso del caso, o tal vez no, es que ese texto de 9 cuartillas con las que el PAN pretende dictaminar en contra de la Iniciativa del SME, es EXACTAMENTE EL MISMO con el que intentó el madruguete el 2 de marzo y que a decir del propio diputado Cantú resolvió NO PRESENTARLO, buscando el consenso con las demás fracciones parlamentarias. La prueba de la hipocresía, mentira y cinismo parlamentario de parte del PAN está a la vista de todos. Sin embargo lo relevante del caso es el contenido del texto de proyecto de Dictamen del PAN. Por lo menos, le hubieran cambiado algunas comas y corregido su pésima sintaxis. Su contenido por supuesto no reúne las obligadas garantías de Motivación y Fundamentación requeridos en la Dictaminación de Iniciativas, citaré solo algunas inconsistencias: 1.- El anteproyecto del PAN para desechar la Iniciativa del SME carece de sustento, pues de manera acrítica da por buenos los dichos del gobierno, sin probar su verdad o mentira. 2.- Elude el reconocimiento de la irregular y temporal presencia de CFE en la zona de LyFC, en contradicción con lo establecido en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE). 3.- Pasa por alto la obligada reforma y actualización de la LSPEE en su 4º transitorio para normalizar la prestación del servicio en forma definitiva. 4.- Miente al afirmar que las relaciones colectivas de trabajo ya no existen. 5.- Eluden la figura de patrón sustituto que esta subjudice. 6.- Deforma y miente al afirmar que no hay causahabiencia al omitir que el Patrón es el mismo Estado. 7.- Pasa por alto deliberadamente las tesis y conclusiones de la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados que ponen al descubierto las Mentiras de Calderón, con las que pretendió justificar el decreto de extinción. En suma, el Dictamen del PAN en contra del SME es un monumento a la hipocresía, la mentira y la vileza de los sirvientes azules al servicio de la oligarquía. Su contenido carece de sustento y como todas las maniobras dilatorias están condenadas al fracaso. Por eso y múltiples razones ¡Ni un voto al PAN! La dignidad del SME vencerá al ya derrotado Calderonato. ¡Vamos a ganar! ¡Viva el SME! Corresponde ahora a los diputados, por supuesto no a los del PAN, descartar el engendro de Dictamen del PAN y avanzar en un Dictamen positivo a la Iniciativa del SME. Restableciendo la legalidad constitucional en términos del párrafo sexto del artículo 27 constitucional y recuperando la dignidad perdida en octubre-noviembre de 2009 cuando el Congreso de la Unión avaló el Decreto de extinción de LyFC y declinó de su facultad establecida en la fracción X del artículo 73 constitucional.

A continuación el bodrio legislativo:


¡Que asco de “Dictamen”! ¡Que falta de vergüenza de los diputados del PAN! ¡Que lo escuchen Calderón y los vende patrias¡

¡No nos vamos a rendir! ¡El tiempo de Calderón ya se agotó! ¡El 1 de julio de 2012 el PAN y su candidato serán derrotados! ¡El SME se queda y Calderón se va!

¡VAMOS A GANAR! ¡Vamos por el Patrón sustituto!


El dictamen del PAN en contra del SME