Page 1

Título: No. 6 Kanarianime Fansub

No. 6 Tomo 1. Capítulo 4 De Terror Insondable

El flujo de las aguas residuales era más rápido y profundo de lo que Sion había esperado. Objetos inidentificables flotaban frente a su rostro. En una ocasión, algo se enganchó en sus goggles y le bloqueó la visión. Percibió un olor como ningún otro que hubiera olido antes. En medio del abrumador olor a podrido había una mezcla de esencias enfermizamente dulces y olores crudos que resquemaban su nariz. En esa turbieza marrón, apenas podía seguir a Nezumi, que nadaba frente a él. Y sobre todo, era difícil respirar. Su corazón golpeteaba, y su pecho presionaba dolorosamente. Nezumi se desvió a un lado y señaló una manija pegada al muro. Sion extendió el brazo y lo sujetó. Juntos, le dieron vuelta y lo empujaron con todas sus fuerzas. Se abrió una entrada circular. No podía respirar. Estaba al límite. Su conciencia se estaba desvaneciendo. Un instante después, fue absorbido por el agujero. Fue arrastrado, empujado hacia arriba, y arrojado a la tierra seca. Su cuerpo se estrelló en el suelo y pudo sentir el impacto como un hormigueo hasta los dedos de los pies. Pero ya no sentía como si tuviera un trapo mojado sobre el rostro. Podía respirar. Sintió un momentáneo alivio, que fue superado por un ataque de tos. Se sentía con naúseas, y su boca se sentía pegajosa. Sion se arrancó los goggles y cerró los ojos. Durante varios momentos, no pudo moverse. —Es muy temprano para una siesta,— bromeó Nezumi, pero también su respiración era trabajosa. Sion abrió los ojos y vio una desnuda superficie de concreto. —¿Dónde estamos?— —En las tuberías de agua residual. Artefactos del siglo 20. Tal vez no artefactos, ya que aún se utilizan.— Nezumi sacudió vigorosamente la cabeza de un lado a otro. Gotas de agua caían de su cabello. —Cuando el nivel de agua sobrepasa su capacidad abren la puerta trasera para descargar hacia aquí las tuberías.— —¿Liberan aquí las aguas residuales? ¿Sin filtrarlas?— —Sip. Tu amada Ciudad tiende a hacer eso algunas veces.— —¿A dónde va?— —Al Bloque Occidental.— —Entonces liberan agua sucia - ¿Cómo pueden…— Sion no tenía palabras. Nezumi se levantó.

Página 1


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Para él el Bloque Occidental no es parte de la ciudad. Está en las márgenes. Probablemente él sólo ve este lugar como una especie de vertedero de basura.— —¿Él?— Nezumi estaba inmóvil, frente a él sin parpadear. Al límite de su vista estaba el desagüe de agua residual del que habían salido. El agua aún goteaba en delgados arroyos en el concreto. —Vamos.— Nezumi se inclinó a recoger al ratón corriendo alrededor de sus pies, y se dio la vuelta hacia Sion. Éste se levantó precipitadamente. Aún se sentía con náuseas, pero le quedaba algo de fuerza en las piernas para levantarse. Aún tengo suficiente fuerza. Va a durarme. Estaré bien. Sion se alentó a sí mismo. En el hombro de Nezumi, el ratón que había sido su guía chipeó amigablemente. —¡Ah!— Sion se tocó el cuello. Sintió algo vagamente raro. En la base del cuello había una parte que sentía entumecida. Sion tocó el área con los dedos. Le había crecido una ampolla del tamaño de un chícharo, y le picaba. Se rascó ligeramente. Un viento frío lo atravesó hasta el núcleo de su cuerpo. Sion podía sentir cómo se contraía su corazón. Ese gesto – rascarse el cuello – había visto a alguien hacerlo antes.

—Yamase-san.— La imagen de Yamase brotó claramente en la mente de Sion, preparando café, conversando, rascándose el cuello en todo momento. —No me digas- — Nezumi volteó. —¿Qué pasa?— —No, nada.— —Será mejor que no te quejes de que ya no puedes caminar más.—

Página 2


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Por el contrario,— dijo Sion, —Me vendría bien un poco más de ejercicio. Ya que estoy en ello ¿Quieres que te lleve a cuestas?— —Que amable al ofrecerlo, pero no gracias.— El ratón en su hombro estaba gorjeando. Sion caminó más rápido para alcanzar a Nezumi. Estaba pensando demasiado. Sólo era una ampolla. Los arañazos en sus brazos y magullado cuerpo eran mucho peor que eso. Era una ampolla, por amor de dios. Sólo una ampolla… —¿Por qué la cara seria? ¿Extrañando a tu mamá?— —Mi madre…— murmuró Sion. —Nezumi, ¿Crees que pueda entrar en contacto con ella?— —Olvídalo.— —¿Cómo estás tan seguro?— —Lo sabes bien. Ahora mismo tu casa probablemente este siendo revisada de arriba abajo por el Departamento de Seguridad, incluyendo el contenido del bote de basura. A menos que tengas poderes telepáticos, no hay manera de que estés en contacto con ella.— —Supongo que tienes razón.— -Lo siento mamá.- Sólo podía disculparse. –Estoy a salvo. Estoy vivo. Así que porfavorNo quería que ella se desesperara. No quería que ella sufriera. —Estupideces,— soltó Nezumi. —¿El qué?— —Tú. Estás lleno de ellas.— Era la primera vez que Sion había sido insultado de frente. —¿Qué quieres decir?— —Lo que estoy diciendo es que estás repleto de estupideces para aparte llevar a cuestas esta carga, esta mierda, como si fuera la cosa más preciada en el mundo.— Nezumi estrechó los ojos y fijó en Sion una dura mirada. Sus ojos eran penetrantes, y estaban llenos de una emoción que se acercaba casi a la aversión. Sion abrió la boca para preguntarle más, pero Nezumi de repente empezó a escalar el muro. Después de una inspección más cuidadosa Sion pudo ver que había una escalera oxidada de metal pegada a éste. Cuando llegó a la cima fue recibido por un atardecer.

Página 3


Título: No. 6 Kanarianime Fansub De nuevo estaba sobre tierra. El cielo estaba pintado vívidamente por los colores del ocaso, y un aire frío se apoderó de él. El lugar parecía una entrada al Bloque Occidental. En la distancia, los muros exteriores de No. 6 brillaban como si reflejaran la puesta de sol. Debido a que el Bloque Occidental estaba a menos altitud, No. 6 incluso se erguía más grande ante ellos. Era imponente ver la extensa ciudad rodeada por muros brillantes. Sion incluso pensó que había algo de aspecto divino en ello. Nezumi empezó a caminar en dirección contraria. Emergieron de un bosque ralo y llegaron pronto a las ruinas de una casa. Se elevaba humo de allí y podían oírse voces desde adentro. —¿Viven personas allí?— —Muchas,— contestó Nezumi. Más allá de la casa en ruinas había una fila de varios refugios. —Por aquí.— Sion fue arrastrado por el brazo hacia las ruinas de otro edificio. Éste parecía como si hubiera sido antes un almacén. El edificio había sido muy espacioso, pero la mitad estaba reducida a escombros. —Vamos de nuevo bajo tierra.— Nezumi presionó una sección del muro, y éste se movió silenciosamente a un lado para dejarlos pasar. Detrás había un tramo de escaleras de concreto desnudo como el de las tuberías de aguas residuales. El ratón bajó las escaleras. Al pie de ellas había una puerta. Dentro había una oscuridad penetrante. Hubo un clic, y la habitación se iluminó con una débil luz. Sion retuvó el aliento y se congeló. Había montones y montones de libros, apilados precariamente altos. La mayor parte de la habitación estaba enterrada en ellos.

—¿Todos esos son… libros?—

Página 4


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —¿Te parece que sean comida?— —Nunca había visto tantos.— —Déjame adivinar, anteriormente sólo has leído documentos electrónicos.— —Sí, bueno, de hecho no, pero… pero WOW, esto es asombroso.— —Y también supongo que probablemente nunca antes has leído a Moliêre, Racine o Shakespeare. Y probablemente no conozcas nada sobre los clásicos Chinos o leyendas de los Aztecas.— —No.— Sion no discutió más. Estaba demasiado abrumado. —¿Entonces qué es lo que sabes?— preguntó Nezumi, pasando una mano por su cabello mojado. —¿Huh?— —¿Qué has estudiado hasta ahora? Conocimiento sistemático, tecnología de primera línea, cómo decodificar documentos académicos, ¿Y qué más?— —Mucho más,— contestó Sion indignado. —¿Cómo qué?— —Cómo hacer pan, cómo hacer café, mantenimiento y limpieza del parque… sin mencionar que ahora sé cómo bucear en aguas residuales.— —Olvídaste ―cómo rechazar a alguien cuando te pide tener sexo y tú siempre has pensado en ella como una amiga‖. Aunque no hiciste un buen trabajo en eso.— Sion levantó desafiante la barbilla y fulminó al par de ojos grises. —Si tienes tiempo de burlarte de mí, ¿Me dejarías darme una ducha?— —Yo primero.— Nezumi sacó una toalla de entre los libros y se la arrojó a Sion. —No te molestes,— dijo. —Lo que en realidad quería decir es que has llegado muy lejos desde hace cuatro años. Has aprendido un montón de cosas útiles además de cómo hacer chocolate.— —Me halagan tus amables cumplidos.— —Oye, de verdad, no te molestes.— Nezumi desapareció entre las pilas de libros. De momento Sion pudo escuchar los amortiguados sonidos de la ducha. Miró detenidamente la habitación. Había libreros en cada pared y estaban llenos a reventar con libros. No parecía que estuvieran clasificados en algún orden, y libros de todos los tamaños estaban metidos al azar en los espacios libres de las estanterías. Sion sintió en ellos el mismo tipo de bullicio y

Página 5


Título: No. 6 Kanarianime Fansub ajetreo que en una estación de tren abarrotada. La alfombra descolorida parecía como si alguna vez hubiera sido de alguna tonalidad verde, y también estaba cubierta por pilas de libros. Situada entre ellos había una cama. No había ventanas. No había cocina, ni señales de otros muebles. Chip chip Un ratón le chillaba desde encima de un libro. Sion levantó el libro y lo abrió en una página. Olió el débil aroma del papel. Recordaba haber olido lo mismo hace mucho tiempo. Estaba sentado encima de algo suave y cálido – su memoria vacilaba. No podía recordarlo bien. El ratón subió a su hombro. Retorció sus bigotes y chilló persistentemente. —¿Quieres que lea esto?— Chip chip. Había un separador a mitad del libro. Sion cambió a esa página y empezó a leer en voz alta. Aún permanece el olor a sangre. Ni todos los perfumes de Arabia endulzaran su pequeña mano. ¡Oh, oh, oh! -Que suspiro es ese. El corazón se siente muy culpable. -No tendré tal corazón en mi seno para dignidad del cuerpo entero. i Otro ratoncito había aparecido a los pies de Sion. Tenía encantadores ojos color uva. El ratón café que se había sentado en el libro asentía vigorosamente con la cabeza como urgiéndolo a continuar. A la cama, a la cama, Están llamando a la puerta. Ven, ven, ven, ven, dame tu mano. Lo que está hecho no puede deshacerse. –¡A la cama, a la cama, a la cama!ii Sion sintió una presencia tras él y se dio la vuelta. Nezumi estaba parado con una toalla colgada alrededor del cuello. Hizo una profunda reverencia. —A las duchas, si le place a su Majestad. Su cambio de vestuario le espera aquí.— —Nezumi, este libro- — —Es Shakespeare. Macbeth. ¿Alguna vez oíste hablar de él?— —Sólo el título.— —Me lo imagine.— —¿Todos estos libros son clásicos?— —No, su Majestad. También tenemos libros de introducción a la Ecología, y publicaciones científicas para complacer su gusto.—

Página 6


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —¿Todos estos son libros tuyos?— —¿De nuevo es tiempo de interrogatorio?— dijo Nezumi exasperadamente. —Ve y toma una ducha, y entonces te daré algo de comer.— terminó abruptamente, y volteó obstinadamente la cabeza hacia un lado.

La regadera era vieja, y era difícil controlar la temperatura. El flujo era interrumpido por chorros de agua fría, pero para Sion aún así fue agradable. Había pasado mucho tiempo desde que había disfrutado tanto una ducha. La comezón en su cuello también había desaparecido milagrosamente. -Estoy vivo. Fui rescatado. Pensaba Sion mientras dejaba correr el agua caliente sobre su cuerpo. No sabía sobre el día siguiente. Pero estaba vivo en este momento, y estaba bien para darse esa ducha. -Aún no le he agradecido. Había sido rescatado y Nezumi había arriesgado su vida para salvarlo. Pero se dio cuenta que hasta el momento ni una sola palabra de gratitud había salido de sus labios. Inmediatamente después de salir del baño uno de los ratones se le subió de nuevo. —Le ha gustado mucho tu lectura.— Nezumi estaba revolviendo algo en una olla sobre el calentador de queroseno. El vapor que salía le daba a la habitación una sensación de calidez hogareña. —¡Oh!— exclamó repentinamente Sion. Ahora recordaba, lo que había detrás de la nostalgia y calidez cuando abrió el libro. —¿Qué? ¿Por qué gritas?— —No, acabo de recordar. Hace mucho tiempo, mi madre solía leerme.— —¿Te leía Macbeth?— —Por supuesto que no. En ese tiempo era muy joven. Recuerdo que me sentaba en el regazo de Madre y ella me leía.— ¿Qué clase de historia era? La página cambiaba muy lentamente. La voz de Karan hacia eco en sus oídos, primero alta, después baja; suave, luego llena de fuerza. Podía sentir la calidez de su cuerpo. Podía oler la esencia del papel. —Vas a destruirte a ti mismo,— dijo Nezumi tranquilamente. Su voz era fría. —¿Qué?—

Página 7


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Ya lo dije antes. Lleva a cuestas toda esa carga inútil y un día terminará contigo. Te pesará hasta que te aplaste.— —¿Inútil? ¿Cómo que?— —Recuerdos. Secuelas de ser un ciudadano de No. 6. Tu vida confortable, la sobrevaloración de tus propias habilidades, tus ideas erróneas de ser una especie de elegido, orgullo. La lista sigue interminablemente. Pero lo peor es tu madre. ¿Tienes alguna especie de complejo de Edipo? Si estás tan embrujado por tu madre, dios sabe lo que harás después. Tal vez empezarás a decir que quieres regresar a la ciudad y ver a tu querida mamá.— Había tocado un nervio. —¿Pensar en mis padres es algo inútil?— respondió Sion tenso. —Sé en qué clase de situación estoy ahora, y sé que no hay manera de estar en contacto con mi madre. Pero al menos soy libre de pensar en ella. No es algo en lo que puedas opinar.— —Deshazte de eso.— La voz de Nezumi se volvió incluso más gélida, y casi tenía un toque metálico. —Deshazte de sentimientos inútiles como esos.— —¿Por qué – por qué dices…— dijo Sion con incredulidad. —Porque son peligrosos.— —¿Mis sentimientos? ¿Peligrosos?— —Antes, te deshiciste de tu tarjeta de ciudadano porque era un peligro para nosotros. Y están los sentimientos por otras personas. Eres arrastrado, atraído a un lado y otro, y antes que te des cuenta, estás en territorio peligroso. Tu mamá, papá, abuela, quien sea – ahora todos son extraños. No tienes espacio emocional para preocuparte por extraños. Tus manos están lo suficientemente ocupadas intentando mantenerte vivo.— —¿Y es por eso que debo deshacerme de todo lo demás?— —Sacúdetelo. Apartate de todas las cargas que has estado llevando hasta ahora.— Sion apretó los puños a los costados. Dio un paso hacia Nezumi. —Entonces ¿Qué hay de ti?— —¿Yo?— —¿Por qué me ayudaste entonces? Sólo soy un extraño, pero te adentraste en territorio peligroso para salvarme. No estás precisamente haciendo lo que predicas.—

Página 8


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Vaya personalidad que tienes,— replicó Nezumi. —Si realmente sientes que has sido rescatado por mí, ¿Por qué no intentas ser un poco más modesto al decir las cosas?— La mano de Nezumi se alargó hasta alcanzar el cuello de Sion. Lo empujó contra el librero. —Tenía una deuda contigo,— su voz baja siseó en el oído de Sion. Sion sujetó la muñeca de Nezumi para apartarla de su cuello. Pero los tirantes músculos de Nezumi no mostraron signos de aflojarse. —Suéltame.— —Hazme hacerlo, niñito.— —Te arrancaré la nariz.— Sion chasqueó los dientes. Hubo un medio segundo de vacilación. Sion lo notó. Deslizó una mano a la nuca de Nezumi. —Arrancar narices es mi especialidad.— —¿Huh? Espera un segundo, eso es sucio— —Olvide mencionar que durante los últimos cuatro años, también he aprendido cómo luchar.— —Oye, deja eso,— dijo Nezumi nerviosamente, —¡Morder es la peor – guau-!— Nezumi perdió pie y los dos cayeron agitándose sobre el océano de libros. Se derrumbaron pila tras pila y los libros les llovieron encima.

—Ow,— Nezumi hizó una mueca. —Es de lo peor. Creo que me golpee la cabeza en una enciclopedia… Sion, ¿Estás bien?— —Sí… ¿Qué es esto? ¿Chumayel del Chilam Balam?—

Página 9


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Es un texto espiritual Maya – una historia sobre dioses y humanos. Probablemente no estarías interesado en él.— Nezumi sonrió débilmente mientras se levantaba del montón de libros caídos. —¿Qué se supone que significa eso?— —Es verdad, ¿No? ¿Alguna vez has tenido interés en otros humanos, o dioses, o cuentos?— ¿Humanos? ¿Dioses? ¿Cuentos? Nunca había pensado profundamente en nada de eso. Ni una vez. Pero eso era antes. Sion analizó todo sobre él, y respiró la cálida esencia que llenaba el aire. Allí había un mundo que no conocía. En los días por venir, ¿Qué vería, escucharía, aprendería y reflexionaría? Su corazón se aceleró, pero no supo porqué. Por un solo instante su alma bailó con anticipación, muy parecido a la sensación de ver el océano por primera vez. Entonces pensó en la expresión que debía de tener. Se sintió avergonzado por permitir que se mostrara, y sin querer que Nezumi lo viera, se inclinó y con indiferencia recogió un libro a sus pies. —¿Qué es esto?— —Una colección de poemas de Hesse,— respondió Nezumi. ¡Oh alma, tú ave asustada! Harás preguntas una y otra vez. Cuando esos días tormentosos hayan pasado, ¿Cuándo nos invadirá la paz?, ¿Cuándo estaremos en calma? iii —¿-Lo has oído antes?— —No.— —Me lo imagine.— —No preguntes si ya lo sabes,— dijo Sion con acritud. —Es tu trabajo aprender si no sabes.— —¿Y esas no son cosas inútiles?— —Será útil algún día,— dijo Nezumi casualmente. —Como sea, basta de eso, la sopa va a estar lista- — Nezumi se tragó sus palabras. Sus ojos se abrieron mucho. —¿Qué sucede Nezumi?— —Sion, tu mano.— —¿Huh?— —Tu mano… ¿Cuándo, esas manchas…—

Página 10


Título: No. 6 Kanarianime Fansub La manga de la camisa de Sion estaba enrollada a mitad de su brazo. Había manchas oscuras que empezaban a extenderse en su piel desnuda. No habían estado ahí cuando estaba duchándose. Definitivamente no estaban. —¿Qué? ¿Qué es esto— Estaba gritando. Al mismo tiempo un dolor atroz le atravesó la cabeza. —¡Sion!— El dolor venía en oleadas. Disminuía por un momento, entonces atacaba, anclándose implacablemente en él. Sus dedos se pusieron rígidos. Sus piernas empezaron a convulsionar. —Sion, aguanta, iré por un doctor- — Sion dominó su poco cooperativo cuerpo para estirarse tan lejos como pudiera. Sujetó la ropa de Nezumi. No había suficiente tiempo. Era inútil llamar a un doctor.

—¿Qué debo hacer? Sion, dime qué- — —Mi cuello…— dijo Sion débilmente. —¿Tu cuello?— —La ampolla… córtala…— —Pero no tengo ningún anestésico.— —No necesito ninguno…— hizo una mueca. —Apresúrate…— Estaba perdiendo la consciencia. Podía sentir su cuerpo siendo levantado. No te desmayes. Si lo haces, nunca más despertarás. No sabía qué lo hizo tener ese

Página 11


Título: No. 6 Kanarianime Fansub presentimiento tan fuertemente, pero estaba casi seguro de ello. El dolor menguó durante un instante, y una imagen inundo su mente, Yamase colapsando al suelo y quedándose quieto. -Pero Yamase-san no sufrió. Él no padeció dolor. Envejeció instantáneamente, y falleció como un árbol marchitándose. Los síntomas de Yamase fueron diferentes a esos. Tal vez eso significa que aún tengo una oportunidadSu cerebro era atravesado por agujas al rojo vivo. Eran incontables, y venían de todas direcciones. Su cuerpo se retorció en un dolor que nunca antes había experimentado. Su propio grito se convirtió en astillas ardientes que lo apuñalaban. Empezó a sudar profusamente. Sintió una fuerte ola de naúsea. Llegaron a su boca sangre y fluidos estomacales y se derramaron por sus labios. Duele, duele, duele. Sion ya no quería ser salvado, o evitar la muerte. Quería liberarse de ese dolor, ese sufrimiento. No necesitaba abrir los ojos. No necesitaba vivir. No estaba pidiendo mucho. Solamente quería ser liberadoSintió como si alguien lo agarrará del cabello desde atrás, y lo condujera a la oscuridad. Se sintió aliviado. Todo lo que tenía que hacer era dejarse ir, y sería llevado a un lugar mejor. Finalmente sería capaz de dormir. Un líquido espeso y amargo se derramó en su boca. Estaba caliente. Se deslizó por su garganta, y Sion se sintió elevándose lejos de la oscuridad. Pero eso también significaba que estaba regresando a la agonía del sufrimiento. —Mantén tus ojos abiertos.— Un par de ojos grises escudriñaban su rostro. —Nezumi… no puedo soportarlo…— imploró Sion débilmente. —Déjame ir…— Fue abofeteado bruscamente. —No me vengas con estupideces. No vas a ningún lado. Bebe.— El líquido amargo y espeso fue vertido de nuevo a la fuerza en su boca. La oscuridad se apartaba. Débiles pulsos de dolor palpitaban en su cabeza. Mordisquear mordisquear mordisquear… mordisquear mordisquear… Sion creyó oir un sonido- ¿O era una alucinación? Era el sonido de su cerebro siendo devorado vivo. Había una masa de incontables pequeños insectos negros. Se arrastraban por todo su cerebro, haciendo sonidos de mordiscos, Comiendo. Comiendo. Comiendo. ¿Era una alucinación? ¿O era… dolía horriblemente. No podía soportarlo. Y estaba aterrorizado. Un grito rasgó su garganta.

Página 12


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Eso es. No te rindas. Apenas tienes dieciséis. Es demasiado pronto para arrojar la toalla ahora.— Sion sentía que la fuerza abandonaba su cuerpo. Se sentía pesado, como si estuviera atado a un peso de plomo. Se sentía sofocado. Pero el dolor disminuyó sólo un poco. —Sigue gritando. Permanece consciente. Voy a cortarlo.— Había un escalpelo plateado en la mano de Nezumi. —Sólo para que lo sepas, no tengo nada tan distinguido como un escalpelo electrónico. No te muevas.— Si fue porque la mitad de sus nervios se habían entumecido por el intenso dolor, o porque toda la fuerza había abandonado su cuerpo, no lo supo, pero Sion no movió ni un músculo. No podía moverse. Había tres ratones, sentados juntos en la cima de una pila de libros. Sobre ellos, un reloj circular colgaba de la pared. Era un reloj analógico. Tic, tic, tic. Podía escucharlo sonar. Era la primera vez que escuchaba los sonidos del transcurrir del tiempo. Pasó un segundo, luego un minuto. El tiempo se sucedía. Pasaba, apacible, serpenteante e incierto. El mundo se difuminaba frente a él. Sus mejillas estaban calientes. Una lágrima se deslizó, tocó sus labios, y fue absorbida, aún caliente, por las sábanas. —Se acabó.— Nezumi dejo escapar un gran exhalación. ¿Era el metálico tintineo de un escalpelo golpeando el suelo? —El sangrado no es tan grave. ¿Duele?— —No…— gruñó Sion. —Sólo quiero dormir…— —Todavía no. Aguanta un poco más.— La voz de Nezumi se desvaneció. Sion podía escuchar el tictac del reloj. —Sion.— Estaba siendo sacudido. —Mantén los ojos abiertos. Sólo un poco más-por favor-abre los ojos.— Cállate, quería decir. Cállate, cállate. ¿Un poco más? ¿Cuánto es un poco más? —No me des esta mierda. Me hiciste pasar por todos esos problemas –no puedes simplemente marcharte por tu cuenta. Sion, ¿Sabes lo que eso significa? Tu mamá va a llorar. ¿Qué vas a hacer respecto a esa chica, huh? Safu, o cómo sea que se llame. ¿Alguna vez has dormido con una chica? Que desperdicio fue rechazar esa invitación.— Cállate. Deja de hablar. Sólo détente…

Página 13


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Aún no sabes nada. Sobre el sexo, los libros, o cómo pelear apropiadamente. ¿Y aún así piensas que no necesitas continuar viviendo? ¡Sion! ¡Abre los ojos!— Abrió los ojos. Vio cuatro pares de ojos devolviéndole la mirada. Un par era gris, y pertenecían a un humano. Los otros tres pares eran color uva, y pertenecían a los ratones.

—Buen chico. Te recompensaré por eso.— —Nezumi…— —¿Hm?— —No…sé tu nombre…— —¿Mi nombre?— —Tu nombre…real…— —Bueno, esa es otra cosa que no sabes. Te lo diré cuando te recuperes completamente, y será tu regalo de Mejórate. Espera por ello.— Tomó el líquido amargo varias veces más. Caía dormido sólo para ser despertado de nuevo. Sion sentía como si se repitiera infinitamente. Le dio fiebre. Sudaba mucho, y vomitaba una y otra vez. Sentía como si toda la humedad de su cuerpo estuviera siendo drenada. —Agua…— Pedía repetidamente, y cada vez un sorbo fresco humedecía su garganta. —Sabe bien…—

Página 14


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —¿No es así? El mundo no es un lugar malo después de todo.— La mano de Nezumi acariciaba lentamente el cabello de Sion. —Ahora todo está bien. Duerme.— —¿Puedo…?— —Sí. Pasaste lo peor. Has ganado. Eso es algo.— Los dedos que acariciaban su cabello eran suaves, igual que el tono de voz de Nezumi. El alivio inundó su cuerpo. Sion cerró los ojos, y se dejó arrastrar por el sueño.

Aún con una mano en su cabello, Nezumi checaba la respiración de Sion mientras dormía. Era un poco débil, pero relajada. No era errática. -Lo lograste. Ya era algo. No estaba exagerando por cortesía o estímulo. Sion albergaba mucha más vitalidad de la que parecía de lejos. Era una vitalidad tenaz y fuerte. Nezumi miró fijamente el rostro dormido de Sion – exhausto y debilitado, pero sin importar qué aún respirando regularmente – y se dio cuenta de lo cansado que también estaba él. Estaba mentalmente, no físicamente, exhausto. No podía entender o definir lo que acababa de experimentar. Una sensación de inquietud consumía su mente y le hacia hervir la sangre. -¿Qué está sucediendo allá? No. 6. Algo empezaba a crecer en el interior de lo que llamaban la Ciudad Sagrada. Algo que excedía los límites de la imaginación humana, y desarrollándose lentamente pero seguro. Nezumi rebuscó en la parte posterior de una estantería y sacó una caja Petri. Contenía algo que había removido de debajo de la piel de Sion cuando había abierto la ampolla. -No puedo creerlo. Sí, cosas increíbles sucedían a veces. La realidad traicionaba a la gente demasiado fácilmente, y dirigía las vidas de las personas hacia direcciones inesperadas. A veces, los llevaba a los límites de la desesperación. Era cruel y violenta. Incluso absurda. No se podía confiar en ella. Cualquier cosa podía suceder en cualquier momento. Nezumi lo sabía muy bien. Pero no podía evitar estar perturbado por esta realidad. ¿Era posible que algo como esto sucediera? – Pero la verdad es que ya había sucedido. Era algo que no podía apartarse, y ahora no podía cerrar los ojos ante ello. Nezumi regresó al lado de Sion. De nuevo acarició suavemente el cabello de Sion. -Cuando despiertes, ¿Serás capaz de creer esta realidad?

Página 15


Título: No. 6 Kanarianime Fansub ¿Sería capaz de manejarla? Ahí estaba un chico que había sido acunado y protegido en la coraza de la Ciudad Sagrada hasta los doce años. Hasta los dieciséis había vivido en Lost Town – los márgenes de la ciudad, pero aún así parte de ella – y como un ciudadano, había sido tratado como tal. ¿Podría alguien que había sido criado en tal barrera protectora, capaz de manejar la realidad? ¿Era lo suficientemente fuerte? -Aunque probablemente no lo suficientemente débil para ser aplastado. Pero él no lo sabía. No sabía cuanta fuerza o debilidad residia en el chico que dormía tranquilamente frente a él. Si lo soportaría, o colapsaría – Nezumi no lo sabía. Pero Sion había sobrevivido, y eso era otra realidad. Para sobrevivir, tenías que enterrar los dientes en la Vida y apretar. Sin importar si era ciega o dura – esos que deseaban la vida de forma más agresiva eran los que sobrevivían. Nezumi, por experiencia, era dolorosamente consciente de este hecho. El chico frente a él poseía esa avaricia. Era mucho más difícil sobrevivir de una manera ciega que sufrir una muerte hermosa y heroica. También poseía mucho más valor. También Nezumi estaba dolorosamente consciente de este hecho. -Estarás bien. Nezumi humedeció con agua los resecos labios de Sion. Luego abrió la puerta silenciosamente y se deslizó fuera. Estaba despuntando el alba. El cielo estaba cambiando de negro a morado, y un puñado de estrellas titiló en el cielo. —No. 6.— Nezumi se dirigió a la gigantesca ciudad oscura en la distancia. —Sólo espera. Algún día — Una estela de luz cruzó el cielo. Una bandada de pájaros alzó el vuelo. El sol se elevaba. La mañana llegaba. El Bloque Occidental aún estaba cubierto por las profundidades de la oscuridad, pero la Ciudad Sagrada, bañada en la luz del amanecer, brillaba como si se burlara con desprecio ante éste. Nezumi permaneció allí, encarando la Ciudad en silencio. ***

Las calles debajo rebosaban con la luz. Nunca se cansaba de observar la escena de la mañana desde esta habitación; así de magnífica era. -Exquisita. Las calles ordenadas y los colores exuberantes de los abundantes árboles que los delimitaban, eran hermosos. Era un lugar lleno de funcionalidad y vigor. En ningún lado se podía encontrar algo inútil o feo. Era producto de manos humanas, del más alto nivel posibleHabía un pitido. Un monitor de la pared parpadeó y mostró el alargado y delgado rostro de un hombre.

Página 16


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Me disculpo por molestarlo tan temprano por la mañana.— —No es necesario. Estaba esperándote.— —La investigación está completa. Me gustaría reportarle los resultados directamente, en persona.— —¿En persona? Eso es muy cauteloso de tu parte. ¿Hay algo mal?— —El sospechoso escapó.— —Así parece-eso he oído. Pero seguramente eso no es de gran importancia.— —Él estuvo involucrado. Él ayudó al escape del sospechoso.— El hombre en la pantalla se subió los lentes. Eran negros, y visiblemente de modelo antiguo. Tal vez tenía la impresión que eran los que le quedaban mejor, porque no había cambiado el armazón desde hace diez años. —¿Estás seguro de eso?— —Lo hemos confirmado. El reconocimiento de voz coincide.— —Lo ayudo a escapar, huh… ¿Y su método?— —Le reportaré todos los detalles enseguida.— —Entendido. Estaré esperando.— —Entonces, si me disculpa.— La imagen desapareció, y el monitor desapareció en la pared. El hombre dejo vagar la vista a su alrededor, entonces abrió los paneles de vidrio personalizados de su ventana hacia el cielo que se extendía más allá. Un azul profundo traspasaba sus ojos. Las estaciones tomaban su curso de nuevo. -Así que has vuelto. ¿Para qué regreso? ¿Por qué se mostró de nuevo? Un pétalo cayó del ramo de rosas que tenía en su escritorio, y flotó silenciosamente hacia el suelo. -Debiste quedarte donde estabas…idiota. Aplastó con el pie el pétalo carmesí. Manchó la exuberante alfombra, dejando una mancha que le recordó la sangre. *** Yamase estaba en cuclillas sobre el suelo, abrazando sus rodillas, con la cabeza gacha. Parecía un niño enfurruñado después de ser regañado. —Yamase-san.— lo llamó Sion. No hubo respuesta.

Página 17


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Yamase-san, ¿Qué sucede?— Yamase empezó a llorar. —Yamase-san, no llores.— Sion colocó una mano sobre el hombro de Yamase. El angustioso sollozo de Yamase le desgarraba el corazón. Era doloroso simplemente escucharlo. —¿Qué te hace llorar así? ¿Hay algo que yo pueda hacer?— —Eso.— La mano de Yamase sujetó el tobillo de Sion. —Sion, no quiero estar solo. ¿Por qué tuviste que ser salvado?— —¿Huh?— —Ven conmigo,— rogó. —Lo harás, ¿No es así?— —Yamase-san, ¿Qué?— La mano que sujetaba su tobillo cambió de color. Empezaba a descomponerse. Trozos de carne se pudrieron y cayeron del brazo de Yamase. Sion podía ver asomando el hueso. —Estaremos juntos…¿Cierto?— El tobillo de Sion estaba siendo tironeado con mayor fuerza. Empezaba a ser arrastrado a una oscuridad total. El brazo de Yamase continuó pudriéndose mientras se alargaba y se enroscaba en el torso de Sion hasta alcanzar finalmente su cuello y empezó a estrangularlo. —No-detente— —Sion…— Sion extendió la mano tan lejos como pudo. Sintió algo firme y definido, y cerró la mano a su alrededor, agarrándolo fuertemente. Y gritó. —¡No!— Sion despertó con un respingo. Su garganta estaba dolorosamente seca. —No, ¿Qué?— Nezumi escrutaba su rostro con una expresión seria. —Nezumi…— murmuró Sion mareado. —Oh…estoy vivo…— —Lo estás. Felicidades por tu regreso a salvo. Y siento arruinar tu momento, pero ¿Podrías soltar mi mano? Estás apretando mucho, y duele.— Estaba agarrando la mano de Nezumi, tan fuertemente que sus dedos se clavaban en la carne. Se había aferrado a esa mano para escapar de la oscuridad.

Página 18


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —¿Quieres un poco de agua?— —Sí,— agradeció Sion. El agua estaba fría, y templó cada rincón del cuerpo de Sion. —Recuerdo que me dabas agua como ésta… una y otra vez.— Las palabras se formaron lentamente en los labios de Sion, y los dejaron en fragmentos torpes. —Hay una fuente cercana que no está mal. Es gratis, así que no necesitas preocuparte.— —Tú… me salvaste de nuevo.— —No soy quien te salvo. Aquí no hay ningún doctor decente o servicios médicos de todos modos, e incluso si hubiera alguno, no hubieran logrado nada. Nadie pudo haberte salvado. Tú mismo te trajiste de regreso. Tú soportaste la batalla. De hecho, estoy un poco impresionado. Prometo que ya no te llamaré niñito.— —Todo es… gracias a ti…— Sion se acercó la mano al rostro para mirarla. Se sentía algo seca y áspera, pero no tenía manchas o arrugas. Aún era la misma mano joven. Suspiró con alivio. —Tuve un mal sueño…— empezó Sion suavemente. —Quería que alguien me ayudara, y estire la mano tanto como pude… y me aferré a tu mano.— —Fue aterrador, ¿Huh?— —Yamase-san estaba ahí – me dijo que yo no podía ser el único que se salvara… su brazo me rodeaba, desde mi torso al cuello…— Sion se calló para tocar su cuello. Estaba envuelto en vendajes. —¿Desde el torso al cuello?— Nezumi inhaló un poco de aire. Bajo la mirada y se alejó de la cama. —Yamase-san nunca fue la clase de persona que diría eso…— continuó Sion reflexivamente. —Él estaría feliz por mí, de que me hubiera salvado… ¿Por qué aparecería en mis sueños y…— —Porque te sientes culpable por ello,— dijo Nezumi secamente, envolviendo la tela de superfibra en sus hombros. Un ratón reptó a su hombro desde una pila de libros. — Ese chico Yamase murió, y tú sobreviviste. Te sientes culpable por ello, y debido a eso estás teniendo sueños estúpidos sobre eso.— —Todo es estúpido o inútil para ti, no es así…—

Página 19


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —Quien vive gana. No te sientas culpable por haber sobrevivido. Si tienes tiempo de sentirte culpable, ocúpate en vivir un día más, un minuto más. Y de vez en cuando recuerda a los que murieron antes que tú. Eso es suficiente.— —¿Me lo estás diciendo a mí?— preguntó Sion. —¿Con quién más podría estar hablando?— —Sonaba como- — Sion dudó. —casi como si te lo estuvieras diciendo a ti mismo…— Nezumi pestañeó. Miró a Sion por un momento, y entonces murmuró —Ridículo— entre dientes. Sion intentó erguirse en la cama. Aún no podía mover su cuerpo tan bien como quería. Notó que tenía todo el torso firmemente vendado. —¿Por qué hay tantos…— —Porque te estabas rasguñando por el dolor. Recuéstate, aún es demasiado pronto para moverte. Y toma la medicina junto a tu almohada. Cuando regrese a casa te daré un poco de sopa.— —¿Vas a salir?— —Tengo que trabajar.— Nezumi dio la espalda a Sion y salió rapidamente de la habitación. Sion tomó la pastilla blanca. Un ratón café le chilló junto a un vaso de agua. —Gracias.— El ratón asintió como si entendiera su agradecimiento, y se encaramó al pecho de Sion cuando éste volvió a acostarse. —¿Qué clase de trabajo hace tu amo?— Chip chip. —¿Cuál es su nombre? ¿Qué clase de vida ha tenido hasta ahora? ¿Dónde nació? y ¿Qué…— Se calló. Se estaba adormeciendo. Parecía que su cuerpo quería un poco más de pacífico descanso. Sion aceptó el sueño. Esta vez, no tuvo sueños. Cuando despertó, la pesadez y letargo de su cuerpo habían desaparecido. No sentía ninguna incomodidad más que un dolor sordo de la herida en su nuca. Su cuerpo se estaba recuperando rápidamente. No había nadie más en la habitación. Parecía que Nezumi aún no había regresado. Una tenue oscuridad se había asentado y estaba silencioso. Sion giró la cabeza para ver a los tres ratones que estaban profundamente dormidos acurrucados cerca de su cuello.

Página 20


Título: No. 6 Kanarianime Fansub Se levantó en silencio y se puso los zapatos. Deseaba mucho respirar aire de fuera. Quería llenarse los pulmones con aire fresco. Sion dio varios pasos cautelosos. Estaba sudando debajo de los vendajes en su cuello y pecho. Deshizo los de su cuello. Ahora era mucho más fácil respirar. Sus pies eran ligeros, y no se sentía mareado o nauseoso. Sion abrió la puerta y subió las escaleras. Una corriente de aire frío lo alcanzó. El mundo a nivel del suelo estaba bañado en una luz rojiza. Era el crepúsculo. Hojas coloreadas caían de los árboles. Danzaban en el aire, y con un desapacible susurro, revoloteaban al suelo. Mirando hacia arriba pudo ver las oscuras ramas de los arboles, casi desnudas, fundidas en marcado contraste con el cielo. En la distancia pudo ver No. 6. Sion sintió una enérgica punzada en la parte trasera de los ojos. No era por nostalgia hacia la ciudad donde había nacido y se había criado. Eran el panorama de finales de otoño, esa anodina escena, que había conmovido su corazón. El tenue crujido de las hojas caídas, el olor de la tierra, el color del cielo, todo resonaba profundamente en su corazón como para hacerlo llorar. -Se reiría de nuevo de mí si me viera así. Sion se mordió el labio para retener las lágrimas. Inhaló profundamente. Escuchó el sonido de voces convirtiéndose en risas detrás de él. Sion volteó y vio a tres niños cerca de los árboles, subiendo la pendiente hacia él. Eran dos niñas y un niño. ¿Esos niños vivían en la casa en ruinas que habían visto antes? Todos tenían rostros redondos. No sabía de qué se estaban riendo tan alegremente, pero Sion sintió que se animaba sólo de verlos. Karan amaba a los niños, y solía poner ventas con nombres como ―A mitad de precio para niños menores de 10 años‖, así que la panadería siempre estaba llena con las voces de niños pequeños. Eso era dentro de No. 6. Esto era fuera de No. 6. Pero sin importar que tan bizarro era el mundo en este lado del muro, el sonido de la risa de los niños era el mismo. La niña, que parecía la mayor de todos, vio a Sion primero. Detuvo su recorrido y abrió mucho los ojos. Su rostro se puso rígido. Sion no tenía intención de asustarla. Levantó la mano en saludo y habló primero. —Hola.— El niño parado detrás de la niña rompió a llorar. —¿Huh? Oh, no llores-— Sion se acercó un paso. La cara de la niña se contorsionó. —¡Serpiente!— gritó.

Página 21


Título: No. 6 Kanarianime Fansub

Cargando en brazos al niño y tomando de la mano a la otra niña, volvió a bajar la pendiente. Su grito hizo eco en la puesta de sol. Sion permaneció en un silencio atónito. -¿Serpiente? ¿Por qué grito? ¿Qué serpiente? No entendía las palabras de la niña. -¿Qué es lo que vio? Se dio la vuelta. No había nada más que el escenario de finales de otoño. No había serpientes o pájaros. No había señales de cualquier cosa viva. -¿Las sombras de las ramas le parecieron una serpiente?... No, esa niña me miraba directamente. Sólo miraba hacia mí. Sion tembló. Su cuero cabelludo hormigueaba. Pasó rudamente una mano por sus cabellos, y jaló fuerte. Era un hábito suyo cuando estaba agitado. —¿Qué- — El aliento de Sion se atoró en su garganta. Había unos cuantos cabellos colgando entre sus dedos. Eran de un blanco casi transparente. Captaron la luz de la puesta de sol y centellearon. —¿Cómo-qué— Se pasó los dedos por la cabeza, arrancándose más cabellos. Todos eran iguales. Tocó su cara. La piel bajo su palma estaba firme. No había arrugas o flacidez. Pero sintió una extraña sensación en su cuello. Había una ligera hinchazón bajo la piel que rodeaba el cuello. Sion casi se cayó en las escaleras en su precipitación. -Un espejo, necesito un espejo…

Página 22


Título: No. 6 Kanarianime Fansub Derribó una pila de libros. Los sobresaltados ratones se precipitaron bajo la cama. Encontró una puerta de madera cerca del baño. La abrió y encontró un espacio lo suficientemente grande para que una persona se acostara o parara. La pared trasera parecía un espejo. Había varias cosas colgando en las otras paredes, pero Sion no estaba de humor para revisarlas. Encendió la luz y se acercó al espejo. Sus piernas se tambalearon. Sus manos temblaron. Pero se obligó a mirar el espejo. Soltó un débil grito de horror. ¿Qué estaba viendo en el espejo? ¿Qué era ese… ese… ¡Serpiente! El chillido de la niña se elevó haciendo eco en sus oídos. Necesitaba aire, de lo contrario sentía que se sofocaría. No podía respirar. Sion se tambaleó y se dejo caer pesadamente contra el muro. Se miró al espejo. Sus ojos estaban pegados a éste y no se moverían. No podía apartar la mirada. Su cabello era blanco y brillante. Y había una serpiente. Una serpiente roja, de dos centímetros de ancho, que se enroscaba alrededor de su cuello. Así es como lucía. No tenía duda sobre ello. —No puede ser…— Se quitó la ropa. Intentó quitarse los vendajes que envolvían todo su cuerpo. Habían sido enrollados firmemente con cuidado, y se enredaban y anudaban como para burlarse de las manos torpes de Sion. Cuando hasta el último de los vendajes cayó de su cuerpo, Sion lanzó un grito ahogado. La banda carmesí que aparecía en su piel empezaba desde su tobillo izquierdo, rodeaba su pierna y se extendía por la entrepierna y torso, pasaba su axila y llegaba hasta el cuello. Era, literalmente, como una serpiente que lo asfixiaba. Reptaba por su cuerpo desnudo. Una serpenteante cicatriz roja. La fuerza abandonaba sus rodillas. Se hundió lentamente entre los vendajes desatados. Cabello blanco y una serpiente roja. Era el precio que había pagado para sobrevivir. —¿Disfrutas viéndote desnudo?— dijo una voz, tan bajo que fue casi un susurro. Nezumi estaba recargado en la puerta detrás de él. —Nezumi- esto- — —Apareció justo después de que te bajara la fiebre. La marca sólo es a nivel dérmico, no es porque tus venas estén congestionadas. Lo que quiere decir que no hay daño en tu sistema circulatorio. ¿No es agradable?— —¿Agradable? ¿Qué hay de agradable en esto? Es…— —Si no te gusta, puedes deshacerte de eso,— dijo Nezumi tranquilamente. —El injerto de piel no es gran cosa en este tiempo y edad, ¿cierto? En cuanto a tu cabello, puedes teñirlo de otro color. No veo ningún problema. Pero sólo para que lo sepas- — se encogió de hombros, —podemos hacer algo por tu cabello,

Página 23


Título: No. 6 Kanarianime Fansub pero no podremos injertarte piel aquí. No tenemos la tecnología o las instalaciones para eso.— Su voz era calmada e impasible, y no contenía el menor indicio de simpatía. Sion continuó sentado donde estaba, mirando distraídamente el vendaje que estaba enredado en su pierna. —Sion.— —...Sí…— —¿Te arrepientes de estar vivo?— Le tomó un momento a Sion responder. —-¿Qué?— dijo vagamente. —Oh- ¿Dijiste algo?— Nezumi suspiró y se arrodilló frente a Sion, enganchando un dedo en su barbilla. Le levantó enérgicamente la cara a Sion. —Deja de mirar hacia abajo y mírame. Libérate de tu aturdimiento y escucha lo que estoy diciendo. ¿Lamentas esto?— —¿Lamentar…? ¿Qué?— —Estar vivo.— —Lamentar… quieres decir… como desear que no sucediera, ¿Cierto…— —Obviamente. No,— dijo Nezumi sarcásticamente, —Estaba hablando Francés, como la menthe, por mente.iv ¿De verdad? Contrólate. ¿Le sucedió algo a ese privilegiado cerebro tuyo?— ¿Arrepentimiento? ¿Por vivir? ¿Lamentaba el hecho de estar vivo y sentado allí, luciendo como ahora? Sion sacudió lentamente la cabeza. —No, no lo lamento.— Él no quería morir. Incluso si era derribado, se arrastraría por el suelo para continuar vivo. No tenía metas o esperanzas claras. No tenía visión del futuro. Su cuerpo había cambiado alarmantemente, y su alma estaba confusa. Pero aún así no quería morir. La vida estaba en el delicioso sabor del agua que humedecía su garganta. Estaba en el color del cielo que se extendía frente a sus ojos, el tranquilo aire de la tarde, el pan recién hecho, la sensación definida de los dedos de alguien, suaves, la risa secreta; ―Sion, ¿En qué tienes esperanza?‖; la inesperada confesión, la incertidumbre y vacilación. Todas esas cosas estaban conectadas al estar vivo. No importaba como cambiara su apariencia, no quería ser arrancado de nada de eso. —Nezumi…— susurró. —Yo- quiero vivir.—

Página 24


Título: No. 6 Kanarianime Fansub Las lagrimas que había estado reteniendo hasta ahora, fluyeron. Una única gotita se derramó en su mejilla. La limpió precipitadamente. —Es inútil ocultarlo, estúpido,— Nezumi suspiró suavemente. —¿Cómo puedes llorar tan abiertamente? ¿No estás avergonzado?— —Simplemente baje la guardia, ¿Ok?— dijo Sion malhumorado. —Estoy teniendo problemas controlándome debido a que aún no estoy emocionalmente estable. Soy un paciente en recuperación, así que deja de burlarte de mí.— Nezumi contempló en silencio el rostro de Sion, y se estiró para sujetar suavemente su cabello. —Si te molesta tanto, lo teñiré por ti después. Pero luce muy bien así. Y además- — Los dedos de Nezumi recorrieron la cicatriz roja que atravesaba el pecho de Sion.

—Piensa en ello, tienes una serpiente roja enredada en tu cuerpo. Diría que es bastante atractivo.— —No estoy para nada halagado.— —Bueno, yo tampoco disfruto viéndote desnudo,— repuso Nezumi. —Ponte algo de ropa. Te prepararé algo de mi especialidad de sopa caliente y carne.— Pensando en ello, hacía mucho tiempo desde que había comido algo. Había una sensación ardiente en el estómago de Sion como si repentinamente el hambre lo royera. —¿Qué clase de sopa? ¿Necesitas ayuda?— Nezumi parpadeó. —Te recuperas bastante rápido, ¿No?—

Página 25


Título: No. 6 Kanarianime Fansub —¿Huh?— La voz de Nezumi repentinamente se hizo baja y ronca. ―En torno al caldero den vueltas y en él arrojen las vísceras infectas. Sapo, que bajo las frías rocas, suda veneno treinta y un días y noches, mientras duerme, que hierva primero en la mágica olla.”v

—¿Qué es eso?— —Macbeth. La escena donde las tres brujas cuecen ojos de tritón, pies de rana y alas de murciélago en un caldero, preparando su sopa especial. Encantador, ¿No?— —Si esa es tu idea de sopa especial, tendré que decir no gracias.— —En lugar de alas de murciélago usaremos pollo, y en lugar de tritones añadiremos muchas verduras frescas. Sustituiemos las ranas por un diente de ajo. Solo un momento de espera, su Majestad.— La sopa especial de Nezumi estaba muy caliente, y más deliciosa que cualquier cosa que Sion hubiera probado nunca. Próximo Capítulo: La ciudad de Luz Traducción de japonés a inglés: 9 ave en http://9th-ave.blogspot.com Traducción al español: Azhreik Limpieza de Imágenes: Roquel Visítanos en: Kanarianime.blogspot.com

i

Shakespeare, William R. Macbeth. New Haven, CT: Yale UP, 2005. (Acto 5 Escena 1 ll. 44-48)

ii iii

Ibid. (Acto 5 Escena 1 ll. 58-60) Hesse, Hermann. "Keine Rast." – Originalmente en Alemán.

iv

9 ave se tomo la libertad de cambiarlo para mantener el juego de palabras. El juego de palabras original es kōkai que significa arrepentimiento [後悔] o viaje [航海]. v Shakespeare, William R., y Harold Bloom. Macbeth. New Haven, CT: Yale UP, 2005. (Acto 4 Escena 1 ll. 4-9)

Página 26

[kanarianime] no 6 vol 1 capítulo 4  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you