Issuu on Google+

El Candil. Sociedad Antroposófica en Valencia

Sumario:  Cultural: El poder en Quijote, Hamlet y D.Juan. Antonio Martínez A.  El Arte de Educar: Los Cuentos de Hadas en la Educación. Carmen Victoria.  Un poco de Antroposofía: Antroposofía, Micael y Otoño. Carmen Lozano.  Opinión: La Fuerza del Recuerdo. Miguel A. San Valentín.  Salutogénesis: El Otoño y la Dieta. Juan A. Martínez.  Opinión: La autoridad en la Sociedad Antroposófica. Alberto Llorca  Antropología y Libertad: Sobre la Libertad. Antonio Martínez A..

Equipo de Redacción: Lola Pérez Bodi. Antonio Martínez Alcalá. Manuel Pardo. Alberto Llorca. Consuelo Abad.

Num.2—Otoño 2012

Carta Abierta Otoño es la época del año donde todo comienza. Después del período estival, de la recogida de las cosechas, del descanso de un año de trabajo… en otoño, comenzamos una nueva etapa… un curso más. La naturaleza aparenta todo lo contrario… la caída de las hojas, el frío que augura el invierno… parece que se recogiera en lo más íntimo para desde allí, volver a resurgir en Primavera. Y así es también en el ser humano. Ahora en otoño nos volvemos más activos desde “adentro” y desde allí preparamos los frutos del verano.

Fuente: Imágenes prediseñadas de Microsoft.

Este número de “El Candil” pretende estimular nuestra curiosidad interior, aquello que nos active y nos lleve al encuentro con el “otro”. El consejo de EL CANDIL.

Cutural...

El poder en Quijote, Hamlet y D. Juan. Antonio Martínez Alcalá.

El exceso de “querer” había conducido a España a un estado de postración y abatimiento. Abulia existencial que le lleva a perder un imperio. En el comienzo de ese desastre social y político aparece Quijote. Por éste y otros motivos autores como Maeztu, Giménez Caballero o Ganivet reconocerán en el Héroe una falta de “voluntad de poder” que, en su sentido más profundo, es el símbolo de los males que aquejan y van a seguir fatigando a España. Agotamiento existencial que nos conduce a la postración, la falta de iniciativa y a la inacción. El exceso de actividad es el causante de este estado que es hábilmente aprovechado por otros para labrar un imperio sobre las cenizas del nuestro. La ley del péndulo, tan característica de las Españas, nos ha llevado (atendiendo

a su criterio), casi sin transición, de un lado al opuesto dejándonos sin capacidad de reacción. En contraste con el ejemplo quijotesco, consecuencia (según ellos) de un Cervantes desengañado y perdedor, colocan como símbolos opuestos a Hamlet y D. Juan. Mitos, como en el caso de Hamlet; que, pese a su angustia y duda, impulsan a la acción, el movimiento y la búsqueda del poder. Y en el de D. Juan, donde lo bueno y lo malo carece de sentido. Todo en él es primigenio: la fuerza bruta, la decisión, la inagotable energía. Situado más allá del bien y del mal (experiencia nietzschiana) se convierte en el máximo exponente del poder como experiencia pura. D. Ramiro lo llegaría a califi-


Página 2

El Candil.

Cultural... car como “el redentor”. Esta postura, pese a su posterior conversión al catolicismo más ortodoxo, aunque la suavizara, no la abandonará nunca. Unamuno, sin embargo, se acerca más al espíritu de Quijote cuando ve en D. Juan un canto al poder por el poder, exaltación del egoísmo del yo, que se puede traducir en un pueblo como el español en un voluntarismo político de nefastas consecuencias. Sin embargo ve en Quijote dos cualidades que contrarrestan esa exaltación del poder: una capacidad extraordinaria de autoreflexión y un antidogmatismo fuera de toda duda (caros hábitos para un pueblo inclinado a experiencias incontroladas de autoridad). De esta manera Unamuno ve en Quijote un contraveneno para la experiencia faústica incontrolada. En las dos posturas se manifiestan claramente la diferencia entre la Revolución Material que pretende Maeztu de dudosas consecuencias y, aquella otra Espiritual, que defiende D. Miguel y que conlleva como experiencia vital el encuentro con nosotros mismos. Primero individualmente y luego como pueblo. Ese ejercicio es de conocimiento. El diálogo es la base de Quijote. La palabra es el oro más fino. Más también se encuentra en ella la dura arista que hiere y mata. El diálogo sin embargo es todavía más valioso que la palabra, ya que en él puede transformarse la díscola voz en “la palabra que olvido herir”. Por eso Quijote es un diálogo. El gran diálogo de las dos Españas. El encuentro y, en él, la conversación. Por eso es una obra universal. Lo es porque los pueblos de forma inconsciente lo captan en las mentes de sus hijos más ilustres. Es un arquetipo universal. El paradigma del diálogo como método. Pero no hay parlamento, no puede haberlo, sin escuchar al otro. Atenderlo significa comprenderlo. Pero para interpretarlo, antes, hay que explicarse uno mismo. Necesidad de saberse. Ya que sólo el que se conoce puede darse. Fijaros, a vuela pluma, de refilón y sin profundizar mucho la cantidad de consecuencias que nacen de una obra que podría ser didáctica de lo español y, por qué no, de la relación sana entre los

europeos. A este aspecto se refería Unamuno cuando decía que hay que españolizar a Europa. Que deficitarios están y estamos de este estilo. Precisamente en estas horas malditas en las que el diálogo, en lugar de usarse como ungüento sanador, sólo se utiliza en clave de poder. Desde la experiencia faústica mal entendida y peor aplicada. Desde el dominio financiero, transformado en un Mefistos que anula la capacidad de entendimiento entre los pueblos, en beneficio de la búsqueda del absolutismo económico más feroz, despiadado y sin alma. Búsqueda quebrada que ya, desde hace tiempo, dejó de ser material para convertirse en espiritual. Poder espiritual. ¡Habrá mayor aberración!

“...sólo el que se conoce puede darse”

Ante esta ofensiva que intenta anular el poder de la cultura al tratar de homogeneizarla y con ello desnaturalizarla y hacerla inservible, se alzan poderosos los mitos culturales europeos, del que Quijote es un avanzado estandarte. Fuentes de diversidad que la trascienden y donde las partes, pese a su sacrificio inicial, en beneficio de una universalización cultural siguen vivas y pujantes. Atentas y expectantes vigilantes del proceso. Siendo alimento constante y nunca protagonistas de pérfidas sinfonías individuales. El entendimiento cabal de esta realidad podría ser el comienzo para la elaboración una verdadera pedagogía europea. Un moderno Grial. Una fuente de posibilidades todavía sin explotar. Intactas, activas y operantes. Un freno a la doctrina establecida por Gregorio VII que legitima la autoridad y la santifica, ya que aunque el demonio (el Mefistos materialista y despótico, acultural, castrador y unificador que hoy nos aflige) tomara el mando sería inocuo, puesto que el poder sólo emana de Dios. Esto (el concepto de poder católico y por ende europeo) está frontalmente enfren-

tado a lo que Quijote expresa en el desarrollo de su vida, ¿literaria?, cuando desde su fuerza interior afinada se reconoce en el perdón. El perdón sólo se puede contemplar desde la aceptación también de la propia culpa. En esta dialéctica entre yo conmigo con el otro consigo mismo, se esfuma la posibilidad de ser interpretado en clave de poder: “Por la potestad que poseo, te perdono”. Ya que la autoridad se diluye en la horizontalidad de la tolerancia. Dado que la indulgencia supone la acción de perdonar en uno, pero también la humildad de admitir ser dispensado en el otro. Sin embargo en ocasiones Quijote es castigado por sus propios defendidos. ¿Quiere esto decir que el castigo divino le llega como consecuencia de haber hecho algo malo? ¡No! Más bien es consecuencia, hecho a resaltar e importante para la comprensión del mundo en que vivimos, de la ingratitud de los hombres. El gran pecado de la humanidad. Pecado de soberbia que aparece como consecuencia de la ausencia de la fortaleza anímica suficiente para aceptar el beneplácito del prójimo. Complejo de inferioridad que se presenta en el mundo con la cara de una falsa fuerza interior de la que, por carecer de ella, se muestra como su doble. Frente al perdón ingratitud. El perdón es la medicina de los fuertes y la ingratitud el látigo que esgrime el pobre de espíritu para mostrar fuerza donde sólo hay debilidad. Esa ausencia de fortaleza anímica aleja al ingrato y soberbio de la comprensión del otro, perdido en su propio laberinto, hasta verlo como un objeto. Objeto utilizable según necesidades. Pero Quijote es un diálogo. Un gran diálogo. Un diálogo en libertad: “La liberad Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no puede igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad; así como por la honra, se puede aventurar la vida; y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”. En el perdón el hombre es libre. En la ingratitud se hace reo auto-eficiente de su propio cautiverio. Sólo el hombre poseedor en su interior de una ética y una moral autosuficiente, que subyace en todos


N u m .2 — O toñ o 2 0 1 2

Cultural...

Página 3

Iniciativas.

sus actos, es libre. Sustentador de su hacer. Su quehacer es autónomo y emancipado, porque las leyes que lo rigen no le llegan desde afuera, sino desde su yo más íntimo. Entonces; y, sólo entonces, el hombre es libre en el actuar. Ahora ya no hablamos de una libertad abstracta, genérica y estandarizada. De una libertad tiránica nacida de la revolución o de la anárquica rebelión. Estamos hablando de una libertad que germina y crece en el espíritu de Quijote. Del Hombre. ¿Quién, qué, es Dulcinea, sino esa búsqueda de conocimiento que conduce a sí mismo? Que gestando en su interior el contenido moral se despliega, sin dobleces, en la vida.

¿hay azar en el nacimiento casi simultáneo de Quijote y Hamlet? Mientras que Quijote es expresión de lo sensible donde lo humano se manifiesta en la voluntad del esfuerzo. Hamlet, representante de lo consciente, vive preso en la duda, en los sentimientos, que ahora pueden expresar, desde lo más sublime hasta lo más vil y reprobable. Los

A veces me pregunto si el temblor de las estrellas no será el pulso del universo. Gilbert Sinoué.

El pulso del Universo Siento una extraña emoción si me estoy tomando el pulso, pues mi rítmico corazón late con el mismo impulso conque tiemblan las estrellas; que es como el del universo. Y así como el ritmo de ellas

impulsos más oscuros se rebelan desde el inconsciente de un príncipe atribulado por su propia inconsistencia ante el mundo al que despierta. Lo más recóndito del subconsciente aflora y se enfrenta ante sí consigo mismo en una dramática batalla interior. Hamlet como hombre de su tiempo vive entre la confusión y el caos. En polaridad con el universo ordenado de Quijote, se derrumba en un mundo onírico donde las vicisitudes de la vida se transforman en problema. Por otra parte única forma de hacer consciente al hombre de su responsabilidad. En este tránsito, ¿hay azar en el nacimiento casi simultáneo de Quijote y Hamlet? Quien opine esto está fuera de la historia. Son precisamente dos necesidades históricas vistas desde perspectivas diferentes. El Espíritu del Tiempo los hizo nacer como destinos activos. El hombre contemplado desde las cualidades anímicas diferentes de su alma. Son hermanos cuyo cordón umbilical con Europa es doble. Los dos están para el mundo locos. El uno por locura por adustión (algún día hablaremos de esta enfermedad), es decir por exceso de calor en su cabeza. El otro loco fingido o fingido loco, desde la frialdad de la razón. El caso es que ambos se sitúan en una atmósfera diferente donde es posible la captación de aquello que queda ajeno, oculto, al hombre común. Los dos son hijos, ¿cómo no?, los lazos culturales en Europa son insalvables, de “El elogio de la locura” de Erasmo. Los dos son locos cuerdos que hacen ver a sus próximos las ocurrencias felices que no alcanza a ver, presa en sus barrotes de realidad, la sana lucidez de la razón normalizada. Son heraldos de lo nuevo que a través de ellos se derrama. Veremos o invidentes sólo seremos curas, sobrinas, barberos o bachilleres. Habitantes de una corte donde lo onírico se hace realidad, mientras ésta se torna invisible. Bueno, pero todo esto son nuevos aires. ¿Aires o vendavales? Seguiremos.

es el ritmo de mi verso. ——— Manuel Pardo.

Antonio Martínez Alcalá.

Consuelo Abad. Psicóloga. Trabajo Biográfico. Consejera en educación infantil y de adolescentes. Consulta: C/ Gascons 2,1º-1ª 46002 Valencia. Calle Trabajo 28, 6º. Junto mercado. Puerto de Sagunto. Tfno: 645 389 951 e-mail: abadchelo@yahoo.es

NOTICIAS.

ASOCIACIÓN de TRABAJO BIOGRÁFICO de ORIENTACIÓN ANTROPOSÓFICA en ESPAÑA. OCTUBRE 2012. Nueva página web que agrupa a los profesionales de Trabajo Biográfico en España.

http://www.trabajobiografico.es


Página 4

El Candil.

El Arte de Educar...

Los cuentos de hadas en la Educación. del libro La Sabiduría de los Cuentos de Hadas. Seleccionado por Carmen Victoria. Los niños que tienen la suerte de escuchar verdaderos cuentos de hadas, narrados por personas que tienen un conocimiento de su contenido espiritual, tendrán buenas perspectivas de que, al ir creciendo, lleguen a ser buenos hombres y mujeres, poseedores de una comprensión de la verdad y, asimismo, les será posible asir las verdades de la Ciencia Espiritual. En la actualidad, gracias a las enseñanzas de Rudolf Steiner, nos es posible tener conocimiento de los cuerpos físico, etéreo y astral, y hemos podido aprender estas realidades en forma de conceptos filosóficos, mientras que en las tempranas etapas de la humanidad, antes de que evolucionara la facultad del pensamiento conceptual, se nos habla de tres vestiduras preciosas y luminosas encerradas en una cascara de nuez. ¡Es la misma verdad fundamental expresada de diferente forma! Todavía en otro cuento (que Rudolf Steiner menciona en su hermosa conferencia sobre

la sabiduría de los cuentos de hadas) Estas vestiduras se describen como una capa de cobre, una capa de plata y una capa de oro. Conforme crecen, los niños repiten en su desarrollo todas las etapas previas de la evolución de la Humanidad. Durante el breve espacio de unos cuantos años, su conciencia esta en condiciones similares a la conciencia de toda la humanidad de la época en que las verdades divinas fueron recibidas de la misma forma que las imágenes de los cuentos de hadas. Por consiguiente, es bueno y apropiado el dejar que los niños vivan con estas imágenes durante algunos años, ya que hay un sendero recto que lleva de estas imágenes verídicas a los conceptos verídicos en años posteriores. Cuando a los niños se les fuerza prematuramente a vivir como adultos, sus conceptos en años posteriores carecerán de vitalidad, y les faltara fuerza e iniciativa.

En el seno del futuro reposan para mi alma las suertes favorables y las adversas. Lo bueno que diariamente a mi afluye, quiero yo observar; en ello se me muestra lo que en mi hacen los dioses. Lo malo que de vez en cuando a mi afluye quiero yo soportar; en ello se me muestra lo que de mi yo mismo puedo hacer Agradezco a mi sino favorable el modo en que ahora vivo; agradezco a mi fortuna en el sino adverso la fuerza que en la vida pueda guiarme hacia lo alto. Quien crea, que sólo el buen sino favorece y que el adverso tan sólo nos doblega, no ve el año, sino únicamente el día. Rudolf Steiner

Hay muchas personas hoy en día que tratan de leer los libros de Rudolf Steiner, pero encuentran que no pueden entender lo que el les esta tratando de explicar. Es que sencillamente no están dispuestos a recibir lo que el tiene que ofrecer. Por otra parte, encontramos quienes desde el primer momento se regocijan cuando descubren su obra, no encuentran nada de extraño en sus descripciones, sino que sienten que, por fin, encontraron a alguien que efectivamente esta hablando abiertamente acerca de lo que han ansiado escuchar por muchos años. Para ellos, el encuentro con la Antroposofía es como el retorno al hogar, es la respuesta a su búsqueda. A menudo se trata de personas que, de niños, han amado los cuentos de hadas y que han

transformado los ricos dones de su niñez en alegre fuerza, en valor para luchar con los enigmas y los problemas de la vida. La sabiduría que vive en los cuentos de hadas realmente nutre el alma de la criatura y la hace fuerte y sana para la vida futura. En una de sus conferencias, R. Steiner hablo acerca de este saludable efecto de la verdadera imaginación. Los pensamientos abstractos en si carecen de fuerza, pero cada concepto abstracto puede convertirse en una imagen. Al contemplar una imagen, se involucra

Fuente: Imágenes prediseñadas Microsoft

también nuestro sentimiento, y si la imagen es verdadera, tiene un efecto armonizador y curativo sobre nuestro cuerpo: nos hace bien. Cuando simplemente volvemos la mirada hacia dentro, y cavilamos sobre nuestra penas y dificultades estas tienden a volverse infranqueables, y nos vemos mas y mas enredados en ellas. Pero cuando las miramos reflejadas en imagenes externas, las podemos ver objetivamentey entonces nos podemos liberar de ellas y encontrar la fuerza para superarlas. Asi, a una criatura sumamente melancólica, por ejemplo, le ayudaremos enormemente si le contamos cuentos tristes: estos le ayudaran a sobreponerse a su tristeza personal, haciéndole ver el sufrimiento de otros. En realidad, hay muchos tipos de dificultades que afligen al hombre, pero hay cuentos de hadas que ofrecen el remedio reparador. Además, los cuentos de hadas hacen que los niños ansíen lo bueno y lo hermoso - ¡ sin tener jamás que sermonear-


N u m .2 — O toñ o 2 0 1 2

El Arte de Educar.

Un poco de Antroposofía…

les!-, puesto que todos los niños aman siempre a los buenos espontáneamente y desearían ser como ellos, cayéndoles pesimamente las brujas y los ogros. No hay nada que ayude tanto a los niños, en sus años de desarrollo, como una persona ideal, sobre la puedan modelar su propia personalidad.

Antroposofía, Micael y Otoño.

El temprano amor de los niños por los nobles príncipes y las bellas princesas de los cuentos de hadas se transformara, después, en un homenaje a los héroes mitológicos, y mas adelante, en reverencia por los grandes hombres de la historia, cuyas huellas desearían seguir. además, los cuentos de hadas nos obsequian con otro precioso regalo, regalo que necesitamos muchísimo en nuestro paso por la vida: la fe inquebrantable en el poder de la metamorfosis. Este poder es lo que hace que todo sea posible, gracias a el sabemos que el sapo mas feo puede convertirse en gallardo príncipe, con tal de que descubramos el secreto de como hacerlo. Nada hay que este tan desesperadamente embrujado, tanto en los cuentos de hadas como en la vida real, para que en algún sitio no exista la magia reparadora que lo libere. Esto le da al hombre la certeza de que lo bueno triunfara finalmente, aunque lo malo pueda haber logrado una victoria transitoria. Quienes hayan aprendido esta lección de los cuentos de hadas, son, en realidad, afortunados, pues tendrán la fuerza para caminar erguidos y sin flaquear en las pruebas de la vida terrenal.

Carmen Victoria.

Primer Goetheanum. Dornach. Suiza.

Página 5

Autora: Carmen Lozano. De la ciencia espiritual sabemos que durante el día los miembros constitutivos del ser actúan juntos –el Cuerpo Físico, el Cuerpo Etérico, el Cuerpo Astral y el Yo— no así durante la noche que el Cuerpo Físico y el Cuerpo Etérico se quedan en la cama y el Cuerpo Astral y el Yo ascienden al mundo espiritual.

cósmica concebida por el pensamiento humano, y vivenciada así es el primer paso en el sendero de iniciación: “la adquisición de la capacidad de juicio lograda en el mundo físico-sensible”. Esta fiesta está hermanada con la Arquitectura porque es una proyección de las leyes del Cuerpo Físico hacia fuera y la Antroposofía es la proyección de las leyes cósmicas en el interior del hombre. Así el alma que se ha colmado con los pensamientos de la Antroposofía vivencia en esta fiesta la luz que irradia en esta época desde el templo cósmico de Micael.

Fuente: Imágenes prediseñadas Microsoft

La Tierra como organismo vivo participa de estos ritmos y procesos que Rudolf Steiner describe: “al dormirse el alma y

el espíritu de la tierra se separan de su cuerpo físico-etérico y ascienden de forma similar a como sucede en el hombre, pero la diferencia es que en el hombre es diario y en la tierra es anual”. En el otoño la tierra empieza a despertar, empieza su ciclo vital coincidiendo con Micael.

Nuestro pensar que tiene su origen en el Cuerpo Astral, pero sólo aparece en la conciencia si es reflejado desde allí a través del Cuerpo Físico y se sirve de la capacidad de juicio; Proceso imprescindible hacia los siguientes pasos para que sea reflejado y vivificado en el Cuerpo Etérico pero esto sería alcanzando la imaginación en este avanzar del transcurso del tiempo.

Carmen Lozano Torrejón.

Esta fiesta, a diferencia de las otras basadas en la clarividencia y renovadas por la Antroposofía, fue fundamentada por ella sobre una base real para que en el futuro se desarrolle en su íntegro significado espiritual. Rudolf Steiner mencionaba que 1879 comenzaba una nueva época micaélica esto significa que durante 3 ó 4 siglos será Micael regente de la humanidad. Y lo caracteriza como la Entidad cuya tarea principal es administrar la inteligencia cósmica en el espacio, es decir, los pensamientos cósmicos de las jerarquías mediante los cuales fue edificado el cosmos como una construcción arquitectónica del universo y que gracias a Rudolf Steiner fueron traídos a la tierra de forma comprensible para el hombre. Visto así, la Antroposofía es inteligencia

Iniciativas. Isabel Más Paños.

Médico y arte-terapeuta. Valencia.

Tel. 96 328 67 02 lirio_rosa56@yahoo.es


Página 6

El Candil.

Opinión

LA FUERZA DEL RECUERDO Autor: Miguel Angel San Valentín M. Un amigo me contaba; “Pienso mucho

en los acontecimientos políticos, sociales y, aún, personales que, en los últimos años, estamos teniendo que afrontar los seres humanos y no encuentro un porqué al comportamiento de las personas, tanto en grupo como individualmente. A veces, pienso que padecemos alguna enfermedad que nos impide ver más allá de lo meramente material, e inmediato”. Es claro que la humanidad se está esclerotizando en unas formas de pensamiento tan materializadas —permítaseme

la contradicción, puesto que el pensamiento es lo menos material, probablemente, de los componentes indispensables que se requieren para que el hombre sea, El Hombre, “con mayúsculas” junto con el sentimiento y la voluntad— que están impidiendo que, flujos mucho más sutiles y, por lo tanto, más vivificantes fluyan por nosotros, resucitando, ese pensamiento y haciendo que vivan en él la ética, la fraternidad, la visión clara, móvil y lúcida de la realidad que vibra, hermosa, detrás de esa apariencia patética y grotesca que, diariamente, nos quieren hacer tragar (como un pastel envenenado) a través de televisión, radio, prensa y supuestos tertulianos voceros de la publicidad que es “la silla de andas” en la que se pasea el obeso y seboso “capital acumulado” que azuza con su látigo implacable a los oscuros porteadores y abrecalles que le conducen a su fin y que no son otros que los políticos, vendidos y sodomizados (con gozosa aquiescencia) a los cuales, nosotros, votamos en una parodia vergonzante de la auténtica libertad. Pero…., ¿Por qué, el Ser Humano se está dejando hacer esta masacre desoladora sin oponer resistencia y hasta colaborando, incluso, en muchos de los casos? ¿por qué gritamos como poseídos a la roja o a la morada (me da igual) y babeamos cuando “nuestro” equipo (léase “secta”) mete gol o cuando “nuestro” partido político (léase, también, y superlativamente “Secta”) es más votado y etc. etc. - ¿por qué hacemos “nuestros”

estos suyos que son lo menos “nuestro” que se puede concebir en el Hombre que es (o debería ser) Libre, Universal, Fraternal, Inteligente, creativo y amoroso, en pocas palabras, “Un Príncipe del Universo”? Cuando al nacer, a un pequeño príncipe, se le separa de su verdadera familia y se le mete en una cochiquera para que le amamante una cerda y le crie como a su cerdito, el príncipe, al crecer se comportará como un gocho al que no le importan más que las funciones metabólicas y poco más (aunque sus capacidades siguen, ahí, latentes…) y…, ¿Qué es lo que le ha ocurrido al príncipe, básicamente?¡que ha perdido la memoria de su linaje, de sus posibilidades, de sus capacidades! - ¡De lo que, en realidad es, Un Dios en devenir! ¡Pobres cerditos! – ellos son naturales y perfectos en su ser animal. El problema viene cuando hablamos de seres que tienen consciencia del presente, no solo experiencial, sino también conceptual y no solo eso, también una consciencia del pasado que se define en el recuerdo de su principio y origen, por lo tanto de todo lo que se puede elaborar a partir de él a través del sagrado pensamiento, continuamente violado por esos artífices del destino espurio (tan poderosos como torpes) y no nos olvidemos de la consciencia del futuro, elaborada a partir del aprendizaje que es fruto de las experiencias del pasado y la Divina Intuición que es regalo de lo alto. Si un ser así (además de otras capacidades que serían tema para otro escrito) es privado del recuerdo primordial, —aunque sea en aras de la adquisición de una nueva capacidad— y se alimenta su presente con el forraje podrido de la tergiversación y la falsedad más absoluta de una realidad “físico-material” que ya de por sí tenemos que aprender a interpretar porque es símbolo y metáfora y por lo tanto representación de una perfección existente en sí misma que transciende ese símbolo y esa metáfora a las que llamamos realidad —como decía— si a un ser

así se le atropella de ese modo, lo que ocurre es que la elaboración de la imagen de uno mismo (que es primordial y sagrada para la evolución del Hombre) se efectúa a partir de los nutrientes envenenados que nos sirven diariamente en el banquete de los horrores, a través de los medios. Es curioso, espeluznante e hipnótico observar los mensajes que nos envían en anuncios de publicidad, en series de televisión y programas de todo tipo en los que una larga lista de los defectos y bajezas más viles que pueden aquejar al ser humano son, constantemente, exhibidas como miembros constitutivos de la persona y no como excrementos que hay que ir expulsando en el camino del ser humano hacia su modelo último y, además, lo exhiben como si fuera algo tremendamente gracioso y natural. Tengamos en cuenta que el humor es poderoso y frente a él nuestro vigía interior se relaja y es fácil que al abrir la boca para soltar una alegre carcajada, en lugar de ello, nos traguemos una mosca. ¿Nos puede extrañar que, después de hacernos creer que somos lo que no somos, quedemos conformes con el trato social, político y económico que nos aplican? Cuando uno está convencido de que es un ser inferior, espera que le traten como a tal y se encuentra justificado para comportarse como tal. Un príncipe Espiritual jamás deja que le roben su dignidad ni su excelencia. Todo esto y mucho más está sucediendo, y el príncipe que no sabe que lo es, atiende a sus necesidades metabólicas y egoístas, porque al olvido de nuestro origen se añaden las continuas distracciones que nos tienen hechizados en un sueño degradante. Ha llegado el momento de intentar despertar, pensar, recordar. Son matices de una misma cosa que es la matriz de nuestra existencia, “el Espíritu” que es consciencia en devenir a través de la perfecta y armoniosa estructura del pensamiento que al comenzar a desenvolverse, según su naturaleza de Transcendente Geometría nos despierta del horrible sueño. En ese despertar va implícita la semilla del recuerdo, igual que al despertar a un nuevo día comenzamos a recordar los días pasados. Pero, ¿Cómo despertar, como comenzar a


N u m .2 — O toñ o 2 0 1 2

Página 7

Opinión. pensar correctamente? Esto me trae una anécdota a la memoria que es hermosa e indica que centrarse en lo esencial y elevarlo, por medio de lo poético, ayuda más de lo que pueda parecer a simple vista. El pensamiento es un ser vivo, espiritual y que tiene un modelo propio de desenvolverse que es inherente a su propia estructura interna (para decirlo con palabras más actuales, tiene “un protocolo” propio de funcionamiento) él elabora la conexión de una multitud de conceptos, Tomados o escogidos de dentro del bagaje total de la persona de que se trate en particular – a ese bagaje le llamamos cultura, conocimientos, experiencia y es diferente en cada ser humano- ¿qué ocurriría si los tomase directamente de la fuente? pues que el conocimiento sería inmediato y total. No habría un aprendizaje devenido en los elementos “tiempo y espacio” y eso es motivo de otra dilucidación.

Directamente relacionados con el concepto o conceptos “núcleo o matriz” que sería lo que nosotros propondríamos para llegar a una verdad. Así, si nosotros aportamos como elemento inicial(concepto inicial) una falsedad o una mentira o una equivocación, el resultado es algo falso —en el mejor de los casos— El pensamiento no se equivoca, permite que nos equivoquemos nosotros para que el resultado de los múltiples aprendizajes sea experiencial y libremente escogido a través de los errores solo posibles en la dualidad “espacio-tiempo” del mundo material. No pretendo tener la clave, para eso está la obra científico-espiritual más profunda que se haya escrito nunca y está disponible para todo el que quiera estudiarla. De momento disfrutemos de la anécdota de la que antes hablábamos. Un hombre de complexión armoniosa, sonrisa amplia y simpática y unos ojos enormes y acogedores (según me contaron) entra en una cafetería y pide un café. En el local hay un grupo de mujeres y hombres (como si fueran compañeros de trabajo tomando una copa a la salida), están charlando animadamente sobre los últimos avances de la ciencia – concretamente del acelerador de partículas y lo que, con él, puede ocurrir. Uno de ellos saca a colación el big bang y

asevera que los científicos ya están, prácticamente, seguros de que ese fue el principio de nuestro universo y comenta que, a la pregunta de un periodista en un programa radiofónico, un científico de renombre contestó que el big Bang, probablemente, se debió al estallido de una estrella gorda. (Esta frase es literal, doy fe) El hombre que había pedido un café, de repente, alza la voz y cita unos versos; “ Habla, ¡Oh! habla otra vez Ángel resplandeciente!... Porque esta noche apareces tan esplendorosa sobre mi cabeza como un alado mensajero celeste ante los ojos extáticos y maravillados de los mortales” – se hace un silencio expectante y todos los del grupo miran al hombre con sorpresa. Perdonen mi intromisión,- dice él con una sonrisa encantadora- Me pregunto si todo lo que tiene que existir y ponerse en marcha, de una manera armoniosa y unánime, para que un hombre conciba y escriba estos versos y muchos otros que, por fortuna, existen, pueden tener su origen en la explosión de una estrella gorda. Los del grupo se miran unos a otros como si el hombre que acaba de hablar fuera un extraterrestre. ¡Al fin y al cabo, lo han dicho los “Científicos”, cavilan para si en sus escasas honduras. El hombre prosigue; ¿Se han dado cuenta de la importancia del idioma en la comunidad científica, y por ende, en todo el resto de la sociedad,?- El Big Bang, tra-

Fuente: Imágenes prediseñadas Microsoft

ducido al Castellano, sería algo así como…, ¡El gran Pumba! O…, ¡El gran Pum!(porque “el gran bang” en nuestro idioma implicaría, algo así, como un arma de fuego). ¿Se imaginan Vds. Que un científico dijera en público que el comienzo de nuestro Universo fue un ¡Gran Pum! Y que se permitiera, después, la incoherencia de decir que ese Gran Pum fue el estallido de una estrella gorda- si ya

había estrellas gordas- ¿de que principio o comienzo estamos hablando?- pues…, eso es lo que están diciendo, solo que en Ingles, se podría decir que nos comportamos…, ¡bueno, da igual!. Todos los del grupo le miran perplejos y uno de ellos contesta; ¡Hombre! – entre el Big Bang y el que escribió estos versos ha pasado tanto tiempo que todo ha ido evolucionando y ha dado este fruto, se siente satisfecho de haber dado con la respuesta que todo lo explica. El hombre del café le mira con afecto y le pregunta¿Puede lo orgánico surgir de lo inorgánico, sin que nada medie? - ¿puede, La Vida, nacer de lo que carece de ella? ¿me equivoco al pensar que cada cosa deviene, evoluciona a estados más perfectos y elevados de la misma esencia que la define en su principio?- Todos le miran, callados, y siguen pensando que se le ha ido la pinza. El hombre prosigue, - ¿Habéis tenido en cuenta que, en realidad, lo único imprescindible para que esos versos existan es, precisamente, la consciencia y su esplendido estructurador, el pensamiento?- ¿Es posible que una masa de fuego “gorda”, eso sí, genere consciencia y pensamiento (¡¡ previo pumba!! –Claro-) a lo largo de los milenios. A mi me cuesta creerlo, pero yo puedo estar equivocado, por supuesto. El que siempre responde del grupo (ya más vacilante) le pregunta – Y…, tú¿Cómo lo explicarías?El hombre, con mirada soñadora, sigue sonriendo y dice…; yo no soy un ¡Científico! Ni tampoco ¡un Sabio!- yo no sé, a penas, nada- pero si quisiera pensar por mi mismo sobre el tema, comenzaría siempre por lo que me define como Ser Humano- La Consciencia y el Pensamiento- pues…, por más que busco no puedo llegar a encontrar la forma de que un ser consciente pueda agregar, aunque sea solo un ápice de conocimiento a su bagaje, más que a través de la percepción y el concepto o de su forma más sutil e interiorizada que es la representación imaginativa y el concepto. Para tener una percepción necesitamos un cuerpo físico con órganos que desempeñen esa función, sin embargo, para hacernos una representación – podemos prescindir de todos los órganos perceptivos.


Página 8

El Candil.

Opinión.

Dejemos que ellos trabajen…, puesto que son las partes que componen nuestro querido pensamiento. Podría decir: En el principio, de verdad, antes de estrellas gordas ni algún objeto material o perceptual, posible…, solo existía lo que existe y existirá, lo que no está ligado al espacio o al tiempo- existía la consciencia de sí misma y de toda posible manifestación de si misma – antes incluso- del vibrante verbo hacedor. Existía en un momento inexistente porque todavía no se había manifestado el tiempo y en un lugar, también inexistente, porque no se había manifestado el espacio. Y en esa luminosa auto contemplación en la que era todo y no había nada, en una paz que solo se puede dar en la nada consciente que es origen de todo, surgió un impulso, un deseo, ¿una necesidad?- el impulso de abrirse hacia fuera de la auto consciencia y contemplar lo, todavía, inexistente. Ese impulso de movimiento nació de la básica cualidad de la consciencia que es Poder, Poder de Creación, Poder de movimiento no manifestado. Aquello que si fuera un color, sería el rojo purísimo y si un sonido, el redoble de tambores tan graves y profundos que se percibiría su retumbar en las entrañas de lo metabólico y marcaría el Ritmo del Universo, sería la fuerza armónica y absolutamente poderosa. Sería el Principio Masculino del Cosmos. (Aquello que los hombres intuyeron, mucho más tarde y que dieron en llamar “Padre”) y como si, de un gran pétalo magnifico y Espiritual se tratara, vino a desplegarse apoyándose en el único sostén de la consciencia de si mismo. En ese instante inexistente, solo simultaneidad, se produjo el vacío de existencia a su alrededor (metáfora del espacio que no existía), y fue un clamor Espiritual ese vacío y en el eterno presente de aquel evento inconmensurable se desplego el pétalo opuesto y complementario, inevitable, aquello que siendo unidad, sin embargo, complementaba al uno escindido. Si el uno era calor, fuerza y potencia- acción en estado puro en todos los matices del rojo - quien, ahora, se desplegaba frente a Él, era la dulce quietud, la Paz absoluta y profunda de la sabiduría sin límite, el conocimiento total

(extenso, alto y profundo), la prodigiosa inteligencia viva que teje bella y constante con los hilos del conocimiento, la urdimbre de la sabiduría – un luciente y sereno mar de saber, fresco y húmedo, azul y plata iridiscente. Bella y serena majestad que espera ser fecundada por el poder infinito para que sus profundidades produzcan el fruto, “eternamente deseado”. Salió de su auto consciencia el Principio Femenino del Universo, melodía del ritmo, y – por primera vez – percibió, separado de si, a su otra mitad sagrada. (Aquello que, infinitos eones después, los hombres llamaron Madre Divina, Diosa Madre o Espíritu Santo, por decir algunos de los nombres que le han sido dados). Tampoco aquí medió tiempo o espacio. Sucedió el íntimo reconocimiento de esas dos Potencias que, habiendo sido, siempre Uno, se percibían dos, por su apertura hacia el vacío – y en el reconocimiento Espiritual que es idéntico al amor perfecto y al abrazo indisoluble, se manifestó la Divina y Eterna Flor que es comienzo de la realización. Esa flor no podía dar otro fruto que “El Eternamente Deseado” – La Palabra, El Verbo. Naciendo del cósmico Amor, es él el Amor mismo y fuente de amor que se derrama eternamente. Transcendente canción nacida también de los primigenios Ritmo y Melodía que, desde su gestación, comenzó a dar forma a toda sustancia existente en la pletórica Trinidad de consciencia eterna de la que formaba y forma parte. Magenta sería su color que es perfecta y bellísima combinación de rojo y azul o blanco que es la culminación de todos los colores. La Palabra o Verbo es vida porque toma la sustancia del Poder Creador que es la fuente original de toda posible existencia y le da forma concreta – “concepto”- a través de la Inteligencia cósmica y la infinita sabiduría, transformándola así en un ser, una individualidad delimitada por sus atributos y cualidades. Desde ese mismo principio, El Hijo del Amor que es Amor mismo comenzó la creación dotando de forma individual a toda cualidad, atributo y capacidad que, del principio “Poder” y del principio “Saber” emanaban. En estos seres que surgían individuales era el calor –

“principio del Poder”- substancia física (no material), la vida,- y la Materia…, llegó, mucho más tarde – si, todavía, pudiéramos hablar de tiempo.- Seguro que, en su creación, si que hubo muchos pumbas y pums, debido a la naturaleza y el origen de su esencia…, “especial”. Pero eso sería tema de otra charla, quizás otro día. Cuando su voz se extinguió, todos entraron en actividad, todos querían contestarle, preguntarle. Pero…, ¿Dónde estaba? – El camarero dijo que ese señor había pagado el café y se había marchado hacia rato. Así me lo contaron y así os lo cuento. Esto no es una lección de como se piensa, ni de como se recuerda, pero creo que es hermoso ver a que nos conduce otra línea de pensamiento nacida de otro principio que no es el “simpático” ¡¡Pumba!!

Miguel A. San Valentin M.

NOTICIAS.

¡Nueva página web! Antroposofía en Valencia. Hemos cambiado el diseño de la página web de la RAMA MICAEL Hemos querido hacerla más dinámica y más amplia, informando de actividades relacionadas con la Antroposofía en toda España. Esperamos que os guste y deseamos vuestra opinión y sugerencias. http://www.antroposofiaVLC.es


N u m .2 — O toñ o 2 0 1 2

Opinión.

Salutogénesis

El Otoño y la Dieta. Autor. Juan Antonio Martínez. El Otoño es la estación de la madurez y la cosecha. Es un momento propicio para desarrollar el sentimiento de agradecimiento. Como muestra de gratitud a las fuerzas formativas divinas, los frutos de la tierra se depositan ante los altares en las iglesias. Antes de comer deberíamos unir a este acto un gesto de recogimiento ante las fuerzas de la vida que nos propician nuestro sustento. Las impresiones sensoriales son diferentes en el otoño y heos de percibirlas y vivirlas anímicamente templándolas con un gesto de voluntad poderosa. El mayor regalo del otoño son las frutas: manzanas, peras, melocotones, uvas, higos, trigo… Nuestro organismo necesita de ellas para prepararse para el tiempo frío del invierno. Para conservarlas para esta época el mejor método es la deshidratación. Las frutas producen en nuestro organismo una nutrición y activación de los procesos metabólicos y la formación de proteínas en los órganos abdominales es especialmente estimulada. En las frutas es mínima la cantidad de proteínas y grasas, pero activa en ellas una dinámica vital: el calor del sol unido a la dulzura aromática debida a esa calidez. Los frutos secos son también parte de la cosecha de otoño. Las avellanas nutren los nervios. Podemos dar a los niños unas siete avellanas cada mañana como

Fuente: Imágenes prediseñadas Microsoft

Página 9

parte de su almuerzo. Otro excelente regalo del otoño son las semillas del olivo, el girasol… que dan aceite de calidad que despierta el calor orgánico a lo largo del otoño e invierno. Esto nos lleva al sentido de la alimentación en este momento del año: activación de los procesos calóricos a través de la estimulación de la movilidad interna. Esto mismo es lo que debemos desarrollar también en nuestra vida anímica, porque ¿no es una amenaza la frialdad del intelecto desplegándose en todos los ámbitos, forzando al calor del corazón a atrofiarse y al alma a paralizarse? Debemos entender correctamente la nutrición, no como algo aislado, sino como miembro de un todo: el conjunto de los impulsos sanadores de la vida humana.

NOTICIAS.

¡Quieran Oirlo los Hombres! BLOG de Encuentros en Antroposofia. Nuestra intención es la de crear un espacio de encuentro en Internet, que permita un intercambio cultural lo más amplio posible, especialmente, aunque no exclusivamente, para los seguidores del impulso de la Antroposofía de habla castellana, española ó hispano-americana, como la queramos llamar. http://quieranoirloloshombres.com/

La autoridad en la Sociedad Antroposófica. Alberto Llorca. No hace mucho alguien me preguntó: “...pero, ¿de qué “poder” hablas? Y se me ocurrían mil y una formas de poder: el poder de decisión sobre lo económico de las cuotas, el poder de retener la información o no, el poder de elegir quién sí y quien no, el poder espiritual… ¡que se yo! ¡El poder! Pero ahora me doy cuenta que cuanto más lucho contra el poder, más alimento el fuego que lo mantiene encendido. Porque cuando somos coherentes con nuestro destino no necesitamos ejercer el poder como tal, sino comprender lo que el destino depara para en libertad transitar por él. En la Ciencia Espiritual no existe la “autoridad” que ejerce el poder, sino el corazón que late al unísono entre lo que el mundo expresa y lo que decimos y hacemos, sólo así puede nacer el “entusiasmo” que es más fuerte que la autoridad. El fundamento de la Ciencia Espiritual es lo HUMANO. “¡Oh, hombre! ¡Conócete a ti mismo!” Y lo humano es lo que es igual para todos… el fundamento de nuestra acción. Sólo se ejerce el poder desde el “ego” que todo lo clasifica y lo ordena, otorgando prioridades y descartando lo que no es útil o lo que resulta peligroso. Si somos capaces de mirar en nuestro interior y desde él unirnos fraternalmente con el otro, surgirán de lo invisible las semillas que pueden germinar en nosotros dando calor a nuestros corazones: nobleza, desprendimiento, generosidad, altruismo, misericordia, bondad y perdón… ¡perdón! Que redime la dignidad y posibilita la transubstanciación y el nuevo comienzo, ahora consciente, de lo que el destino nos había deparado y desde nuestra libertad hemos redimido. Cuando los conflictos no suponen una amenaza a mis intereses, sino la oportunidad del encuentro y enriquecimiento mutuo mediante el reconocimiento de lo que nos ha causado la discrepancia y cuando las diferencias no son el baremo


Página 10

El Candil.

Opinión.

Antropología y Libertad.

de lo que es correcto o no, de lo que está justificado en Antroposofía o lo que no, entonces generamos una dinámica de enriquecimiento en la que nadie sale perjudicado… porque incluso el que rectifica, si lo hace conscientemente, es el que más se enriquece.

Sobre la Libertad.

Es triste ver que en muchos casos entramos en una dinámica de GANARPERDER. Perder las relaciones y sentirse aislado; vetar la capacidad de hablar, de encontrarse, de ser escuchado...de ser reconocido. Es una necesidad de nuestra época el encuentro en la diferencia, la relación humana directa y continua, la claridad y la sinceridad en nuestras comunicaciones, y la comprensión del obrar del otro. Hoy más que nunca tenemos los medios para ello, y hoy más que nunca, estos mismos medios están siendo manipulados para otros fines. Internet es una vía de comunicación que nació con el ánimo de intercambiar información en el ámbito universitario-científico. Utilicemos todos los medios a nuestro alcance para conocernos, para encontrarnos y para enriquecernos mutuamente.

NOTICIAS.

Octubre 2012. Ha aparecido el primer número de “Realizando Antroposofía” la Correspondencia en Español para Miembros de la Sociedad Antroposófica. La iniciativa independiente parte de Tatiana García-Cuerva, afincada en Arlesheim, Suiza, a escasos minutos del Goetheanum y pretende ser un punto de encuentro con la vida Antroposófica desde el Goetheanum con todos los miembros de habla hispana. Más información: realizando.a@gmail.com

Autor. Antonio Martínez Alcalá. En muchas ocasiones hemos oído decir, incluso lo hemos manifestado, que somos libres cuando hacemos lo que queremos. Sin embargo esta afirmación es susceptible de un análisis más detallado, veamos. Se puede diferenciar entre aquellas decisiones que tomamos para la consecución de un deseo momentáneo y, aquellas otras, que por su calado se prolongan en el tiempo y merecen un esfuerzo y dedicación. No es lo mismo decidir ir a ver un partido de fútbol o cualquier otro espectáculo, que resolver ser miembro activo de una ONG. En el primer caso ejecutar ese proyecto es resultado de un deseo momentáneo y del cual se obtiene un recompensa. En el segundo estamos hablando de algo que se prolonga en el tiempo y que merece una dedicación sin ninguna ayuda exterior material. Es un ejercicio de voluntad puro y desinteresado. Pasado un tiempo podemos enfrentarnos con el resultado de la puesta en acto de nuestra constancia. Puede que sigamos fieles a la decisión tomada o, por el contrario, nos hayamos relajado y nuestro compromiso haya ido decayendo con el tiempo. Como vemos el actuar humano es mucho más complejo de lo que en un principio podría parecernos. Ya que su puesta en acción es resultado de tres condiciones claramente definidas: la DECISIÓN que es la representación interior del proyecto; la EJECUCIÓN que es la puesta en el mundo de esa intención y, por último, la prolongación en el tiempo de esa intención que exige una renovación constante del propósito previamente tomado. El primer paso se corresponde con el mundo del pensar. La idea como resultado de una representación de mi pensamiento. Sin embargo la ejecución de esa representación en el mundo exige la aportación al proceso de las fuerzas de la voluntad. Tanto en el caso más simple como en el más sublime. Dado que la puesta en acto de la idea modifica sus-

tancialmente la relación del sujeto con el mundo. La demostración es fácil, si no existe la presencia de la voluntad la forma de comunicación con el mundo no varía, permanece inalterable. Pensemos en un soñador que es capaz, en su imaginación, de desarrollar los más arriesgados y excitantes proyectos. Sin embargo si no es capaz de pasar a la siguiente fase, la de la ejecución, el acto volitivo, jamás modifica su situación, ni la del mundo. La toma de decisión es resultado de un ejercicio de conocimiento, ya que se trata de la representación de un acto que se intenta realizar. Más este acto de conocimiento, ¿de dónde procede? Si nos planteamos esta pregunta como objeto de análisis entendemos que la voluntad se orienta por un objetivo, previamente marcado, y que de tal intención además de ser clara y precisa, debemos conocer su origen. Situémonos en una situación de peligro que afecta a un grupo de gente. En tal escenario el desarrollo de los acontecimientos hace que aparezca el héroe, el que hace lo que debe de hacer. Y, aquel otro, que sólo busca su salvación. En éste prima el deseo de supervivencia resultado del funcionamiento instantáneo del instinto. En ese movimiento reflejo no hay libertad, sólo la respuesta del cuerpo físico a un atentado contra su integridad. Sin embargo la reacción del héroe es la manifestación de un impuso voluntario resultado de una manera, ética y moral, de relacionarse con el mundo. La voluntad de responder a este impulso, sobrepasado el cuerpo físico, supera el cuerpo vital, llega al de la emociones y puede sentir el YO, allí donde parece el motivo como la conceptualización del objetivo. Uno y otro caso quedan caracterizados de manera diáfana en el Fausto, cuando preso de la dualidad, pronuncia: Dos almas viven, ¡ay! En mi pecho. Una quiere separarse de la otra. Una con órganos tenaces


N u m .2 — O toñ o 2 0 1 2 Antropología y Libertad. se aferra al mundo en intenso deleite amoroso. La otra se eleva con vigor desde las tinieblas hacia las regiones de los excelsos antepasados. Motivo, si atendemos a su etimología, tiene que ver con motor. Motor es lo que pone en movimiento. Acción que tiene que darse en el ámbito de la conciencia, origen de la libertad del acto consciente humano, ya que es en ese actuar donde reside el elemento volitivo que pone en contacto al hombre con el mundo, proporcionándole, de esta manera, la capacidad de transformarlo. Sin embargo se preguntaran: Los animales también actúan. Y es cierto, pero hay una sustancial diferencia, dado que si en esta ocasión la actuación es consecuencia de un acto instintivo. No ocurre así en el ser humano donde actúa la conciencia, elemento que nos incita a ser conscientes de los motivos que nos impulsan a movernos, para vinculándonos con el mundo cambiarlo, cambiándonos. La diferencia en uno y otro caso es trascendente y definitiva. En los motivos es donde la libertad comienza. Es en el motivo consciente donde la libertad aparece, ya que aquello que define y decide cuál es el objetivo del acto esta generado en la actividad pensante. El ser humano desde su yo no sólo desarrolla motivos, también reflexiona sobre esos porqués que lo impulsan a actuar. Sólo se alcanza aquello de que “uno hace lo que quiere” cuando la lúcida luz de la conciencia ha penetrado la voluntad, introduciendo claridad en los deseos, impulsos e instintos. Ya que en ese momento la voluntad que nos pone en contacto con el mundo está totalmente humanizada. Ya no sigue arbitrios en ocasiones oscuros, automáticos e inconscientes, sino que actúa desde lo más profundo de la esencia humana. Pero todo quedaría incompleto si no aclaráramos como se produce esa relación del ser humano con el mundo. Ocurre, se desarrolla y procede según el siguiente esquema: La VOLUNTAD asciende paulatinamente

Página 11

Iniciativas. desde los INSTINTOS propios del cuerpo físico, hacia la formalización del IMPULSO que se forma en el cuerpo vital, para desde allí convertirse en DESEO en el cuerpo de las emociones, hasta alcanzar el YO donde se capta el MOTIVO. A la luz de ese MOTIVO, la voluntad toma el camino descendente hasta llegar otra vez al cuerpo físico, donde la puesta en acto de lo generado en el proceso, nos pone en relación con el mundo. Este transcurso por el cual el ser humano se pone en contacto con el exterior, es de una cualidad muy distinta a aquella otra que surge del deseo, el impulso o el instinto. En el deseo revivimos el pasado, algo de aquél que nos agradó y queremos repetirlo. Por el impuso repetimos aquello regulado por el ritmo y que también nos llega desde el pasado. Mientras que por el instinto reaccionamos al estímulo respuesta siempre desde el presente. Sólo la intención tiene que ver con el futuro y cuando la decisión es verdadera, resultado correcto del proceso descrito, nos relaciona con el mundo con tanta precisión y justeza como lo hace el instinto a través del cuerpo físico. Más no termina aquí el procedimiento, ya que esos impulsos que descienden del yo, resultado de las fuerzas superiores, a través de la voluntad deben encarnar en las partes inferiores del hombre para ir afinándolas y transformándolas. Esta transformación le lleva a expresar la voluntad personal que puede ir desarrollándose, a través de los gérmenes de futuro que la acompañan, en los principios de la libertad. Mientras no logremos desplegar estas intenciones seguiremos sujetos a los impulsos que, a través de los miembros, ascienden desde lo terrestre por los cuerpos inferiores del hombre. Llegados a aquí, sólo nos queda decir que alcanzar o no la LIBERTAD es la tarea esencial en la que se tiene que embarcar el hombre, ya que sólo a través de ella puede adquirir su condición humana.

CARMEN VICTORIA RAMOS. Masaje Doctor Pressel. Tfno. 657 586 489 — 963 653 042

Juan Antonio Martínez Candel Médico. Orientación Antroposófica. Experto en Homeospagyria CENTRO KAIROI Calle Gascóns 2, 1ª 46002 Valencia. Teléfonos: 96 394 33 10 96 365 28 76 679 599 809


Grupo de Trabajo de Salutogéneis. Lugar: Centro Kairoi. Calle Gascons 2-1. Valencia. Viernes 3º de mes de 19:00 a 21:00 horas. Juan Antonio Martínez. Tel. 96 394 33 10 info@antroposofiaVLC.es

Y ahora nos cuentas tu... Deseamos hacer una revista participativa donde puedas expresar tus opiniones, plantearnos tus dudas o compartir tus poesías, o tus dibujos…

Grupo de Estudio Fundamentos de la Pedagog- Tus contribuciones puedes enviarlas por e-mail a: ía Waldorf. quijasanXVII-nea@hotmail.com (Antonio) y alberllo@me.com (Alberto); Lugar: C/ L'Álguer 2-15ª Quincenalmente los martes a las 18:30 horas. Consultar en: Tel: 96 328 67 02 lirio_rosa56@yahoo.es

Comunidad de Cristianos en Valencia. Lugar: C/ L'Alguer,2-15 Valencia 46022. Semanal: Todos los viernes a las 18 h. Tel: 96 328 67 02 lirio_rosa56@yahoo.es

Grupo de Estudio de Antroposofía. Altura-Castellón. Lugar: Calle Cartuja Vall de Crist 13. Altura –Castellón Sábado 4º de mes de 10:00 a 13:00 horas. Carmen Lozano: 609 814 379 info@antroposofiaVLC.es

Grupo de Estudio de Antroposofía. Valencia. Lugar: Centro Kairoi. Calle Gascons 2-1. Valencia. Viernes 1º y 3º de mes de 19:00 a 21:00 horas. Juan Antonio Martínez. Tel. 96 394 33 10 info@antroposofiaVLC.es

Escuela de Familia en Altura Castellón. Lugar: Calle Cartuja Vall de Crist 13. Altura –Castellón Información: Tlfn. 645 389 951 e-mail: abadchelo@yahoo.es http://www.antroposofiaVLC.es

por correo postal a Rama Micael. Calle Gascons 2, pta. 1. Valencia 46002. Teléfonos: 0034 962.677.570 Lola. 0034 639.222.973 Alberto

Agenda de Cursos y Actividades. La importancia del PENSAR CLARO para el desarrollo de la Imaginación, la Inspiración y la Intuición. Fechas : Domingo 21 y Lunes 22 de Octubre de 18:00 a 21:00 horas. Lugar: Calle Gascons 2, pta. 1 en Valencia. Curso impartido por: Cristóbal Ortín, Sacerdote de la Comunidad de Cristianos en Zurich (Suiza). PRECIO: 12 euros por CADA Conferencia-Taller Infomación: Alberto Llorca. E-mail: info@antroposofiaVLC.es

La visión económica de Rudolf Steiner y el sentido de la crisis actual.. Taller de Fin de Semana. Fechas del 14 al 16 Diciembre 2012. Lugar: Calle Gascons 2, pta 1. Valencia. Ponente: Joaquín Aguado. INFORMACIÓN y ORGANIZACION: Rama Micael de Valencia. e-mail: lolapbodi@hotmail.com

Formación de Pedagogía Waldorf-Steiner en Valencia. El primer año se centrará en el conocimiento de la naturaleza del niño vista a través de la antroposofía, así como a la capacitación del futuro maestro con herramientas básicas. La duración total será de 3 años y se impartirá el último fin de semana de cada mes. Inicia 27 -28 Octubre. Será posible asistir a fines de semana sueltos, como oyente. Organiza: Asociación Flor de Azahar. C/Ramón Navarrete, 3 L’Eliana, Valencia. Tfno. 691 692 691. www.flordeazahar.org

Formación en Agricultura Biodinámica en Valencia. Nivel I – 2012 en Alboraya (Valencia) Organizados por Instituto de Estudios para la Vida Rural Sostenible (IDEAVIDA). Información: teléfonos: +34-630754443; +34-699165189 e-mail: formacionbiodinamica@gmail.com http://www.formacionbiodinamida.com Puedes consultar las actividades actualizadas en la página web: www.antroposofiaVLC.es

La publicación de la revista “EL CANDIL” está producida enteramente por la Rama Micael de Valencia, perteneciente a la Sociedad Antroposófica en España. No tiene fines comerciales y por tanto su distribución es gratuita. Se ha utilizado el software con licencia de Microsoft Publisher y las imágenes tienen el copyright para publicaciones no comerciales.


EL CANDIL. num. 2