Page 1

Abr apalabr as Viajo en el AVE hacia Málaga, mañana tengo que predicar abrapalabras1 en unas jornadas. Esta mañana, mientras acababa de atender a mis alumnos on-line2 de aularagón3, he elegido una de mis plumas de émbolo cargándola en el tintero con torpeza, olvidada la sensación de ver el líquido índigo ascender hasta llenar el depósito. He rebuscado por los cajones y, sorprendido de no encontrar ningún cuaderno, tomo una agenda inmaculada4 del año 2008, con cubierta de tela y preciosas infografías 5, regalo de una empresa de diseño gráfico (por ordenador). Las acomodo en mi mochila, junto al tablet-pc6, un disco duro externo de 500 GB7 y la memoria USB8 donde llevo mi presentación y todo lo necesario para la exposición de mañana. Aprovecharé el cada vez menos largo viaje para escribir este texto y quiero tenerlo todo a mano. Lo reconozco, soy un tipo fronterizo y contradictorio. A mis 48 años me ha tocado vivir en la linde del siglo I d.P.C. 9 y soy consciente de ello: me escolarizaron cuando el bolígrafo acababa de sustituir al tintero y la pluma, aunque todavía quedaban pizarrines; aprendí a leer de izquierda a derecha, la segunda línea tras la primera; fui del año escoba que recogía a los rezagados del bachillerato anterior al BUP; entré a la Universidad cuando los peritos dejaron de serlo para convertirse en ingenieros (y yo que quería ser perito en lunas); me incorporé a la enseñanza a la vez que los Commodore y los Amstrad10, poco antes de la llegada de los monitores de fósforo verde11 del proyecto Atenea12, así que me subí a ese tren, que era como los que me gustan: expresos y lentos, y los utilicé para disfrazarme de perito en palabras. Es la contradicción que marca mi frontera con mojones anacrónicos: pertenezco al otro lado, el de la pluma, el cuaderno, los peritos y los trenes expresos y lentos; pero llevo viviendo casi la mitad de mi vida en éste 1

Abrapalabra es un portal de escritura y lectura cuya dirección es: www.catedu.es/abrapalabra. Término que se identifica con estar conectado (en línea). 3 Plataforma para la formación a distancia a través de Internet del Departamento de Educación. 4 Hace tiempo sustituí mi agenda por Google calendar, un entorno virtual para crear calendarios on-line. 5 Técnica de elaboración de imágenes mediante ordenador. 6 Ordenador portátil que permite la escritura manuscrita sobre la pantalla. 7 Unidad con la que se mide la capacidad de los dispositivos de almacenamiento. 8 Dispositivos de almacenamiento externo para ordenadores. 9 Después del nacimiento del PC. 10 Ordenadores de cinta de cassette, los primeros que podemos considerar domésticos. 11 Monitores monocromos de tipo CRT con pantalla "P1" y letras verdes sobre fondo negro. 12 Primer plan de integración de las Nuevas Tecnologías en la escuela del Ministerio de Educación. 2


disimulando mi falta de papeles; un inmigrante digital que viaja en AVE, saca sus billetes en una página web que se lee en diagonal acrobática (ahora a la derecha, ahora a la izquierda) con tangentes desplegables, utiliza para ésta y otras transacciones una tarjeta de crédito que ni siquiera es de plástico, sino virtual, avalada por inseguros certificados de seguridad online2. Un maestro que enseña en el aula real y en la virtual, mediante tutorías telemáticas13, bitácoras14 y portales de Internet15. Por eso, mientras viajo por la frontera entre la era de la comunicación y mi tiempo antiguo, escribo, con pluma sobre una agenda pautada de rayas, conceptos nuevos que anoto a pie de página, en un intento vano de texto interactivo, mutidireccional e hipervinculado16. Por eso, hace un par de años compré por entregas, domingo a domingo, mi última enciclopedia junto con el dominical de mi periódico, sabiendo que no la abriría nunca, sólo para ser consciente de mi última enciclopedia, de mi anacronismo contradictorio. Pese a todo hablar, leer y escribir, siguen siendo, como antes del año I d.P.C.17, el eje de una educación que busca alumnos competentes, capaces de comunicarse la vida, con todos y cada uno de sus momentos. Si la lectura, la escritura y la oralidad son inexorablemente educativas y las tecnologías de la información y de la comunicación (en adelante TIC) son, querámoslo o no, uno de los cimientos de la sociedad actual, su combinación es ineludible. Leí en algún sitio que cuando soplan vientos de cambio, unos cavan trincheras mientras que otros construyen molinos, una frase que resume con acierto las posturas docentes respecto de las TIC; todavía hay quien sigue armando la resistencia, combativa o indiferente, a su integración en la escuela. Llevo años dedicado a la formación del profesorado, intentando captar constructores de molinos he inventado argumentos que sirvieron, en su día, para justificarme y que han acabado por convencerme: No sé si alguna vez se acabará el libro impreso, lo que tengo claro es que la lectura y la escritura en pantalla serán, a lo largo del siglo XXI, la forma más habitual de leer y escribir. La cultura escrita está en las bibliotecas, es cierto, pero no lo es menos que también está en Internet. Todas las nuevas formas de cultura escrita nacidas desde finales del siglo XX y todas las que 13

Tutorías a distancia mediante internet y sus herramientas. (Blogs) Sitios web que recopilan textos o artículos en orden inverso al de su publicación. 15 Conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas que utilizan la familia de protocolos TCP/IP... 16 Enlace dentro de una página web que lleva a otro lugar para aclarar conceptos, descargar documentos… 17 Ver nota 9 14


aparecerán en el futuro están en la red antes que en las bibliotecas y todas las bibliotecas caben en la red. Leemos periódicos en el quiosco digital que se actualizan con una inmediatez que, hasta hace poco, sólo tenía la radio y todas las mañanas encontramos los titulares de prensa en nuestro buzón electrónico. Muchos escritores desconocidos publican en Internet, cada día son más los autores conocidos que cuelgan sus obras en la Web y nuestra biblioteca personal cabe en una pantalla para llevar en el bolso, nada más inquietante para los que gustamos de tocar los libros ni más apasionante para los que amamos la lectura. Surgen movimientos de intercambio de libros entre personas desconocidas: ediciones digitales, piratas o legales, se descargan constantemente y fenómenos como el Book Crossing18 convierten nuestras ciudades en bibliotecas urbanas. Arrinconamos las enciclopedias y los libros de consulta… Este proceso incesantemente nuevo lo vivimos también en la escuela: Leemos multitextos19 e hipertextos20 en pantalla, también narraciones y poemas, adivinanzas y acrósticos, periódicos e imágenes… Niños escritores publican sus creaciones para que otros niños escritores y lectores las lean y las comenten en las bitácoras escolares, lo que confiere al hecho de escribir el valor añadido de hacerlo para alguien distinto del maestro y eso es emocionante; convertimos una tarea escolar en un acto de creación. El texto en la pantalla escolar se deja acariciar y acepta todo tipo de mimos: desde el ortográfico hasta el estilístico, pasando por el semántico; no padece el sufrimiento del tachón ni la vergüenza de la corrección en rojo; es un texto vivo: cambio una palabra por otra, añado tres más, elijo un sinónimo, reordeno dos párrafos... y nos hacemos amigos y crecemos juntos mi pensamiento y mi texto. El texto en pantalla se escribe para presentarlo y explicarlo a otros mediante la pizarra digital, leerlo en voz alta, publicarlo en la blogosfera21, compartirlo con otros para que lo revisen, lo amplíen, lo mimen y lo reaviven y se hagan también amigos, del autor, de los otros lectores, del propio texto… Los alumnos de nuestra escuela del siglo XXI quieren compartir sus textos con otros; quieren investigar y contarlo; quieren escribir, no para que les corrijan, sino para que les lean; quieren, como Laura, de tercero de primaria en Villalengua, dejarnos boquiabiertos con este poema, publicado en la bitácora el rincón del poeta:

18

Liberar libros para que otras personas los encuentren, los lean y los comenten en Internet. Textos multidireccionales y multimedia (con sonido, imágenes fijas o en movimiento, hipervínculos…) 20 Texto que contiene elementos vinculados a partir de los cuales se puede acceder a otra información. 21 Comunidad virtual de bitácoras (blogs) 19


Esel viento que sopla al revés, está en las montañas, detrás de las cabañas. Grande y fuerte igual que él. Nubes blancas, nubes negras esperan. Soy yo la nube oscura la nube nublada la luna escapada.

Y yo quiero seguir sintiéndome un tipo anacrónico y contradictorio, emocionado cuando leo el poema que Laura escribió en Internet22.

22

Utilizando técnicas de un taller de poesía publicado en una página Web


Abrapalabras  

Lectura, escritura y TIC

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you