Issuu on Google+

m.1 

Tarjeta Compra Fàcil, la nuestra, la de todos  Comprar  cualquier  producto  pagan‐ campos se materializó en un plástico  do  a  seis  meses  sin  intereses  en  en forma de tarjeta que fue bautiza‐ tiempo de crisis y con una tarjeta de  da  como  Tarjeta  Compra  Fàcil,  un  crédito VISA pensada especialmente  concepto  simple,  pensado,  intuitivo  para el usuario del comercio?, parece  y  fácilmente  asimilable  por  el  pres‐ una utopía pero es una realidad y esa  criptor  natural  y  el  usuario  potencial  realidad  se  llama  Tarjeta  Compra  y que aspiraba en el momento de su  Fàcil, un producto diseñado específi‐ alumbramiento  a  convertirse  en  re‐ camente para el comercio y el cliente  ferente  de  uso  en  el  comercio  y  fiel  a  sus  tradiciones  y  principios  de  orientados  sobre  todo  a  ayudar  a  consumo  y  que  marca  estructurar  y  una  diferencia  en  el  sec‐ fomentar  el  tor  del  plástico  bancario  consumo    co‐ Tener un producto dife‐ por  sus  especiales  y  dife‐ herente  en  rencial y no apreciar sus  renciales  características  nuestras Islas.  que  la  hacen  única  en  el  valores es como no te‐ Han pasado los  mercado.  años  y  casi  sin  nerlo. La Tarjeta Compra  Los  entornos  socio‐ darnos  cuenta  Fàcil está diseñada para  empresariales  como  el  hemos  aterri‐ el cliente del comercio y  balear  viven  condiciona‐ zado  en  2011,  dos por la insularidad y la  un  año  muy  debe ser éste último el  estacionalidad  lo  que  complejo  en  que aprecie y transmita  moldea  escenarios  co‐ todos  los  as‐ sus beneficios  merciales  especiales  pectos  socio‐ afectos  no  sólo  por  el  e c o n ó m i c o s  cliente  autóctono  sino  muy  sufrido  también por el turista lo que fomen‐ por  el  tejido  comercial  pero  que  aún  ta la creatividad.  así  viene  viviendo  un  desarrollo  im‐ portante de la Tarjeta  Compra  Fàcil  Al  hilo  de  ella  y  hace  ya  unos  años  como medio de pago por excelencia.  surgió una inquietud que puso sobre  Este hecho es destacable ya que per‐ la  mesa  la  posibilidad  de  crear  y  po‐ fila claramente que muy a pesar de la  tenciar un canal de facilitación finan‐ crisis las personas necesitamos com‐ ciera  que  permitiese  y  activase  el  desarrollo  coherente  del  consumo  prar  y  cuantas  más  facilidades  en‐ natural en el comercio y que fideliza‐ contremos  para  ello  más  minimiza‐ se al cliente como usuario del canal a  mos  la  problemática  económica  de  través  de  condiciones  preferentes  y  una cesta de la compra muy comple‐ ja de gestionar.  diferenciales.  Toda esa estructura de conocimiento   y  experiencia  profesional  en  ambos 

La  Tarjeta  Compra  Fàcil  tiene  una  penetración importante en el comer‐

cio  con  una  elevadísima  tasa  de  uso  lo  que  siempre  es  un  reto  y  una  ele‐ vación  del  listón  para  otros  produc‐ tos  similares  en  concepto  debido  sobre todo a que sus funcionalidades  son  diferentes  por  definición  lo  que  hace  que  el  diseño  a  medida  de  la  Tarjeta  Compra  Fàcil  sea  difícil  de  seguir.  Pero  como  todo  en  la  vida  también  existen  inconvenientes.  Disponer  de  un producto excelente no siempre es  garantía  de  difusión,  uso  o  penetra‐ ción y éste ha sido el caso de la Tar‐ jeta  Compra  Fàcil  estos  últimos  años  al  existir  divergencia  de  com‐ prensión entre las ventajas de la mis‐ ma  y  la  recepción  que  el  comercio  tenía de ellas.  Llevamos  ya  unos  años  viviendo  in‐ tensamente  la  crisis,  el  consumo  ha  descendido  de  forma  global  pero  no  de  forma  absoluta  ni  en  todos  los  sectores ni para todos los productos;  la banca ha cerrado sus puertas pero  se  sigue  emitiendo  plástico  sobre  todo  si  fomenta  el  consumo;  el  co‐ mercio ha visto descender sus ingre‐ sos lo que ha alterado su dinámica de  negocio  y  el  cliente  ha  frenado  casi  en  seco  su  ímpetu  consumista  here‐ dado  de  los  momentos  de  bonanza  para  reconvertirse  y  aferrarse  a  una  moderada necesidad consumidora.  Y  mientras  la  Tarjeta  Compra  Fàcil  ha  seguido  penetrando  en  el  sector  comercio  con  un  desarrollo  ajustado  a los tiempos pero con un crecimien‐ to  inferior  al  potencial  innato  y  real  del  producto  y  debido  a  esa  diver‐


gencia de conocimiento antes citada,  y  afecta  también  a  su  desarrollo  el  que  en  estos  momentos  de  incerti‐ dumbre el comercio necesita dedicar  todos sus esfuerzos a intentar conse‐ guir que con mucho esfuerzo su día a  día sea, en ocasiones, sólo una parte  de lo bueno de lo que solía ser. 

de  aplazamiento  es  ya  un  valor  que  por  sí  mismo  destaca  por  su  poten‐ cial en momentos donde el dinero es  más  caro  que  nunca  y  es  más  difícil  desprenderse de él, pero en realidad  la  problemática  es  a  nivel  cognitivo,  de  entendimiento,  ya  que  como  hemos  dicho  el  día  a  día  del  comer‐ cio  hace  que  el  comerciante  deba  preocuparse casi exclusivamente por  amortizar diariamente la subida de la  barrera. 

Y  aquí  ,  en  este  escenario  complejo  para  el  comercio,  cuyo  horizonte  no   se  vislumbra  y  mora  sometido  a  los  vaivenes de la crisis es donde la Tar‐ jeta Compra Fàcil adquiere una nue‐ La  Tarjeta  Compra  Fàcil  tiene  más  va  identidad,  donde  de  39.000  uni‐ este producto evolu‐ dades  circulan‐ ciona  por  y  para  el  do  y  su  tasa  de  Comprar cualquier producto  comercio y el cliente  uso es extrema‐ pagando a seis meses sin  convirtiéndose ya en  damente  eleva‐ da  y  el  aplaza‐ 2008  en  producto  intereses en tiempo de crisis  miento  a  seis  VISA  y  reinventan‐ y con una tarjeta de crédito  meses  es  in‐ do sus condiciones y  VISA. Esa es la Tarjeta Com‐ igualable  pero  su  canal  de  comuni‐ cación  para  que  el  quedaba  al  pra Fàcil  comercio  visualice  hándicap  del  las  ventajas  de  dis‐ aplazamiento  a  poner  de  ella  como  un  mes  que  es  medio de cobro y para que el cliente  el  estándar  por  excelencia  en  cual‐ detecte que como la Tarjeta  Compra  quier tarjeta de crédito y en el que la  Fàcil no hay otra en diseño funcional.  Tarjeta  Compra  Fàcil vivía una des‐ ventaja a nivel de condiciones frente  Si analizamos objetivamente el refle‐ al resto de tarjetas.  jo  funcional  en  el  comercio  de  los  Conscientes  de  esta  diferencia,  des‐ datos  numéricos  de  la  tarjeta  nos  pués de mucho esfuerzo en análisis y  encontramos en un dilema: cómo es  estrategia  de  producto  para  hacerlo  posible   viable y teniendo claro el objetivo del   Y es importante apuntar que tener al  esfuerzo  que  es  disponer  dela  mejor  alcance un producto como la Tarjeta  tarjeta del mercado para comprar en  Compra  Fàcil  y  no  disponerla  por  el  comercio,  este  2011  es  testigo  de  una  mera  cuestión  de  desconoci‐ la equiparación de las condiciones de  miento  real  de  sus  características  es  base de la Tarjeta  Compra  Fàcil a la  un lujo que no podemos permitirnos  media  de  las  condiciones  comunes  en tiempos que demandan alternati‐ de las demás tarjetas del mercado.  vas  de  dinamización  del  comercio  y  Cuando  tienes  valores  añadidos  y  ejercicios  ciertos  de  fomento  del  consigues  igualar  las  condiciones  de  consumo.   base  de  tu  competidor,  liderar  el  La  Tarjeta  Compra  Fàcil  define  un  mercado  es  sólo  cuestión  de  tiempo  modelo  especial  que  pivota  sobre  la  y buen hacer.  atención  al  cliente  y  a  su  facilidad  Y  es  importante  visualizar  con  clari‐ para aplazar seis meses sus compras  dad que el mundo del pago aplazado  en el comercio sin tener que soportar  no es tanto cuestión de números co‐ carga financiera por el mismo.  mo  de  emociones,  las  personas  ne‐  Ser la única que permite ese modelo 

cesitan productos básicos para tener  calidad de vida y cuando la economía  no  ayuda  al  consumo  responsable  deben  emanar  iniciativas  que  orien‐ ten sus fines a facilitar ese consumo.  La  Tarjeta  Compra  Fàcil  nació  con  ese  objetivo  emocionalmente  primi‐ genio  pero  ha  tenido  que  adaptarse  también  al  objetivo  de  resultados  para no perder competitividad con el  resto  de  tarjetas  que  apuestan  por  generar negocio.  Cuando  la  Tarjeta  Compra  Fàcil  se  convirtió en VISA más del 85% de los  usuarios  encuestados  sobre  este  punto destacaron como muy positivo  este nuevo avance lo que muestra el  interés de los mismos no en el siste‐ ma  VISA  sino  en  que  SU  Tarjeta  Compra  Fàcil  estuviese  equiparada  en  condiciones  a  los  modernos  me‐ dios de pago.  Y  con  el  equilibrado  de  las  condicio‐ nes del aplazamiento a un mes se ha  perfilado  el  diseño  óptimo  de  plásti‐ co  orientado  al  consumo  necesario  coherente,  una  tarjeta  diseñada  es‐ pecialmente  para  el  usuario  del  co‐ mercio y que es una herramienta que  el  comercio  puede  utilizar  como  es‐ trategia de marketing.  La clave del éxito de la Tarjeta  Com‐ pra  Fàcil pasa por la comprensión de  su  funcionalidad  y  los  beneficios  de  desarrollo  de  negocio  que  puede  aportar al comercio.   Y  es  ahí  es  donde  el  comercio  tiene  un  papel  preponderante  como  pres‐ criptor  natural  de  este  producto,  co‐ mo  canalizador  del  conocimiento  que facilite su uso pensando siempre  en  los  beneficios  que  aportará  al  cliente el disponer de una herramien‐ ta  financiera  orientada  al  beneficio  del cliente y del comercio mismo.  En  tiempos  de  crisis  el  consumo  se  ve seriamente afectado y reactivarlo  es  tarea  complicada  ya  que  los  pro‐ blemas económicos provocan que las  personas  reduzcan  drásticamente  sus compras sin que campañas moti‐


vadoras del consumo como las Reba‐ jas  u  ofertas  muy  destacadas  como  saldos  o  liquidaciones  ejerzan  el  efecto deseado.  El comercio tradicional vive pendien‐ te del acceso del cliente a su tienda,  la  capacidad  de  influir  sobre  el  volu‐ men  de  clientes  que  visitan  el  nego‐ cio es limitada y la creatividad en ese  sentido escasa, por ello si las campa‐ ñas tradicionalmente facilitadoras de  consumo no funcionan hay que optar  por alguna estrategia diferencial que  afecte a la emocionalidad del cliente,  que  le  permite  vislumbrar  un  valor  añadido que fomente la recurrencia a  la hora de consumir.  La Tarjeta  Compra  Fàcil  ha ido acu‐ mulado  experiencia  a  pie  de  calle  todos estos años gracias a que el co‐ mercio ha transmitido su parecer y el  cliente  final  ha  querido  compartir  con nosotros sus impresiones.  Esta  gran  oportunidad  de  acercarse  al  cliente  final  a  través  del  trabajo  diario  del  comercio  permite  poder 

 

detectar, siempre sobre las necesida‐ des  del  cliente  y  el  comercio,  ano‐ malías  o  puntos  a  rectificar  o  recon‐ ducir, lo que ha permitido ir perfilan‐ do un escenario de cambio que con‐ vierta este 2011 en el año de la Tarje‐ ta Compra Fàcil . 

pra  Fàcil  sean de fácil interpretación  para el comercio ya que con ello con‐ seguirá  transmitir  con  claridad  las  ventajas  al  cliente  como  objetivo  prioritario.  Llevamos 

tiempo  consensuando  puntos de vista con  Desde  AFEDECO  el comercio y siem‐ tenemos  activa  pre  ha  dado  un  Cuando aportas valor  una  línea  de  con‐ gran  rendimiento  sulta  y  asesora‐ por  ello  pensamos  añadido y consigues igua‐ miento  permanen‐ que  con  las  ópti‐ lar las condiciones de ba‐ te  en  el  correo  mas condiciones en  las que este 2011 se  e l e c t r ó n i c o  se de tu competidor,  mueve  la  Tarjeta  tcf@afedeco.net  liderar el mercado es sólo  con  el  objeto  de  Compra  Fàcil  cre‐ “conocer  antes  de  cuestión de tiempo y buen  cerá  la  llegada  de  actuar”,  una  filo‐ consultas  pero  no  hacer  sofía que el comer‐ dudamos  que  cada  ciante  conoce  a  la  vez  más  se  orien‐ perfección  y  aplica  tarán  ya  de  forma  con  excelencia  pero  siempre  en  su  expresa a generar mayor volumen de  negocio  y  que  en  cualquier  otra  cir‐ visita y potenciar sobre ellas el volu‐ cunstancia  puede  hacerse  complica‐ men  de  venta  aprovechando  las  in‐ do.  mejorables  ventajas  de  esta  tarjeta,  la nuestra, la de todos.  Queremos con ello que todos los as‐ pectos  que  rodean  la  Tarjeta  Com‐

TU OPINIÓN ES LA QUE CUENTA 

 

Tienes claro como propietario de comercio las ventajas que aporta la  Tarjeta Compra Fàcil a la gestión de venta de tu negocio?    Tienes alguna idea para mejorar sus características y seguir  reforzando su presencia como nuestra tarjeta de compra?    Envíanos tus comentarios a info2g@afedeco.net 

website

 

en la red  http://www.facebook.com/afedeco.federacion  http://twitter.com/afedeco  http://observatoriodelcomercio.blogspot.com  info2g@afedeco.net 


Monográfico sobre la Tarjeta Compra Facil