Argos nº22

Page 1

6AñoSept2022.nº22ARGoS Nudibranquios La aguja de río en el Mar Menor / Los Barbos (Puntius) / Antibióticos vs. Peces Nudibranquios La aguja de río en el Mar Menor / Los Barbos (Puntius) / Antibióticos vs. Peces

Si estáis familiarizados con el método científico, sabréis que, en resu midas cuentas, consiste en empaparse sobre un tema, cuestionarse una hipótesis sobre el mismo y después diseñar un método para po ner a prueba dicha hipótesis. Esa prueba arrojará un resultado que, en la mayoría de los casos, no será el que uno esperaba. Y eso será porque la hipótesis no estaba bien planteada o el método de prueba no es lo bastante adecuado para llegar a demostrarla. Así que toca volver a empezar: leer más, repensarlo todo y ponerlo a prueba de

nuevo. Así, poco a poco te irás acercando al conocimiento que bus cas. Lo bonito de este proceso es que por este camino de tropiezos se aprende muchísimo, se trabaja en comunidad y se saca una lec ción muy importante que podemos aplicar a otros los ámbitos de la vida: no hay ningún error del que no podamos extraer conocimiento para seguir avanzando..

6AñoSept2022.nº22ARGoS2 editorialeditorial
Publicación trimestral de la Asociación Española de Acuaristas www.mundoacuariofilo.org Argos es una publicación para acuaristas hecha por acuaristas, anímate a colaborar. Director
Comité
Redacción Miriam Falgueras (Coordinadora) Fernando Zamora Juan
González-Granda Responsable de Marketing Xabier García Legido Diseño y Maquetación Planeario Queda prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización expresa del autor y de la revista Argos. contactanos en aquaticnotesweb@gmail.comFotoportada: Dondice banyulensis. ©Roberto Alcácer.

contenidos

Finalizando ya el verano, aquí tenemos un nuevo número de Argos, con una am plia variedad de contenidos. Todos ellos, basados en la propia experiencia de sus autores. Así, abrimos la revista, con un magnífico trabajo de reproducción y de conservación de una de nuestras especies más emblemáticas del Mar Menor, Syngnathus abaster. Su autor, Emilio Cortes, nos detalla pormenorizadamente no solo los procesos reproductivos de la especie, sino también, la situación crítica de las especies de signátidos en el Mar Menor. Seguidamente, encontraremos el artí culo “Nudibranquios”, a través del cual, su autor, Eduardo Alzola, nos introduce en la más que interesante biología de estos bellos moluscos gasterópodos, describiendo con amenidad y precisión su experiencia con ellos y alertandonos sobre la inconveniencia de mantener especies no sostenibles en acuario.

Los Barbos, es el título de nuestro siguiente trabajo, Juan Artieda, su autor, nos presenta los resultados de su experiencia práctica en el mantenimiento de algu nas de las especies más comunes de adquirir en los comercios especializados, dándonos al mismo tiempo una visión actualizada de la diáspora de géneros en que ha devenido el género Puntius. “Antibióticos vs. Peces”, es el título de nues tro siguiente artículo, en el, Teresa Álvaro, aborda un tema de capital importancia y actualidad, tanto en humanos como en animales en general. La autora nos clari fica con gran rigor, el panorama legal y científico que soporta a día de hoy el uso de esta fenomenal herramienta terapéutica, pero que mal usada, puede acarrear consecuencias catastróficas para la salud de peces y personas. Si avanzáis en la lectura, como así espero, encontrareis las secciones: “Acuariofilia en la Red”, “Noticias” y “Contraportada”, las cuales, completan nuestra propuesta de contenidos para el presente número.

Todo vuestro. ¡Que lo disfrutéis!

6AñoSept2022.nº22ARGoS3
6AñoSept2022.nº22ARGoS4 sumario 17270640 52 La aguja de río en el Mar Menor Emilio Cortes Nudibranquios Eduardo Alzola vs.AntibióticosPeces Teresa Álvaro En contraportada Antennarius striatus 5149Los Barbos (Puntius) Juan Artieda enAcuarofilialaRedNoticias La polución por ruido de origen humano daña a las especies arrecifales. Equipo de Redacción Impresión 3D para tu acuario Equipo de Redacción José María Cid Ruiz 6AñoSept2022.nº22ARGoS
S. abaster. © Javier Murcia. Emilio Cortés Melendreras. Acuario de la Universidad de Murcia en el Mar Menor. Acuariología y conservación La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827)La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación Emilio Cortés Melendreras. Acuario de la Universidad de Murcia

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

Entre las especies de Singnátidos característicos de este hábitat lagunar, posiblemente sea el caballito de mar de hocico largo (Hippocampus guttulatus) el más representativo, aunque atendiendo a su abundancia, la aguja de rio (Syngnathus abaster) alcanza una densidad de población de las más importantes en toda su área de Eldistribución.restodeespecies

de la familia, presentes en la laguna, suelen aparecer en baja densidad, siendo la más frecuente la aguja mula (Syng nathus typhle) y con escasa representación la aguja de mar (Syngna thus acus) y el alfiler (Nerophis ophiodon).

La bajada de salinidad asociada a episodios de lluvias importantes y a la entrada de agua dulce a través del acuífero cuaternario, puede llegar a prolongarse en el tiempo, favoreciendo la entrada de

especies con menor tolerancia a las salinidades elevadas (45 psu), habituales en el Mar Menor. En el caso de los Singnátidos se ha observado la entrada puntual de ejemplares de caballitos de mar de la especie Hippocampus hippocampus, que no logran establecerse en el Mar Menor debido al incremento de salinidad que tiene lugar cuando dejan de tener efecto estos eventos temporales.

SYNGNATHUS ABASTER RISSO, 1827

La aguja de rio es una especie bentónica de pequeño tamaño, con una talla máxima de 21 cm., aunque suelen existir variaciones entre poblaciones diferentes. Como en el resto de especies del grupo de los singnátidos, las mandíbulas están fusionadas formando un hocico tubular. El cuerpo, fino y alargado, está cubierto por placas óseas articu ladas. El número de anillos corpora les total está entre 49 y 54. Las aletas son de pequeño tamaño con ausen cia de pelvianas y su fórmula merística es D28-32, A3, P13-14, C9-10.

Se trata de una especie eurihalina con un amplio rango de tolerancia a diferentes salinidades. Habita zonas de agua dulce, nidadencuentranambientesdesembocadurasfundamentalmentederíos,asícomomarinos,entrelosqueselagunascosterasdesalielevadacomoelMarMenor.

S.

abaster es una de las especies carac terísticas en la laguna, cuyas aguas, antes de la apertura del Canal del Es tacio, tenían una salinidad alrededor

6AñoSept2022.nº22ARGoS7
Área de distribución de S. abaster

La aguja de río Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

gas de distintas especies, en aguas con una profundidad máxima de 5 m.

En el Mar Menor es característica la pre sencia de S. abaster sobre praderas de Caulerpa prolifera, praderas mixtas de cimodocea y caulerpa e incluso prade ras monoespecíficas de caulerpa don de también forma densas poblaciones. En estas zonas obtiene su alimento principalmente basado en pequeños crustáceos planctónicos, fundamentalmente del grupo de los copépodos, así como pequeños misidáceos.

La aguja de rio tiene un ciclo de vida corto, habitualmente entre 13 y 18 meses dependiendo fundamentalmente del esfuerzo reproductivo y las condiciones ambientales.

de 54 psu y tras su apertura, a principios de la década de los 70, se estabilizo en 45 psu. También es una especie euriterma, en el Mar Menor sufre variaciones de temperatura importantes durante todo el año, pudiendo alcanzar 8ºC en inviernos fríos y 31ºC en los vera nos cálidos.

La aguja de río suele aparecer en entornos marinos sobre fondos de arena poblados de fanerógamas como Cymodocea nodosa o Zooste ra noltii, con las que se mimetiza perfectamente, e incluso macroal

El área de distribución de la especie comprende Mar Mediterráneo, Mar Negro y costa atlántica de la Península Ibérica hasta el Golfo de Vizcaya. Tam bién se ha citado como especie inva sora en zonas de Georgia próximas al Mar Negro, en concreto la reserva de Tbilisi, en la que está presente desde hace ya cuatro décadas, tras una introducción de origen an trópico (Kuljanishvili et al, 2021).

Estudios genéticos realizados en el mediterráneo occidental, propo nen la existencia de tres poblaciones, una en la costa mediterránea española y francesa, que incluye Córcega y Cerdeña, otra en Italia y otra en Túnez, claramente diferenciadas. Estos trabajos abren una

Detalle de la Cabeza de S. abaster. ©Javier Murcia
6AñoSept2022.nº22ARGoS8
(

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

puerta a la posibilidad de que se trate de un complejo de especies que requiere una revisión en profundidad (Sanna et al, 2013).

Los problemas asociados a la conservación de la especie en su hábi tat natural tienen que ver con la degradación ambiental y la pérdida de calidad de agua. Uno de los efectos que provoca ese deterioro en las condiciones físicas y químicas del biotopo es la desaparición de la vegetación, fundamentalmente fanerógamas. Todos estos cambios suelen tener su origen en la contaminación ocasionada por vertidos de origen antrópico.

Esta situación, especialmente evi dente en los hábitats dulceacuíco las, también se hace patente en lagunas costeras como el Mar Menor, un ecosistema degradado por los cambios en la calidad de sus aguas ocasionados por vertidos de dis tintos orígenes, fundamentalmente agrícolas y ganaderos, aunque también industriales y urbanos.

Se ha observado que S. abaster es muy exigente con la calidad del agua en el hábitat donde vive, por lo que también resulta interesante como bioindicador. Su estatus de protección proba blemente no se corresponda con la situación actual de la especie en algunas zonas de su área de distriEnbución:lalista roja de la UICN se en cuentra en “Preocupación menor”.

En el Convenio de Berna (82/72), incluida en el Anexo III.

En el Libro Rojo de los Vertebrados Españoles, citada como no ame Ennazada.elLibro Rojo de los Vertebrados de la Región de Murcia aparece como “casi amenazada”.

Dado el tiempo transcurrido desde las últimas revisiones, se hace necesaria una nueva valoración del estado de las poblaciones, tras la

Aguja de rio. Hábitat natural en el Mar Menor. ©Javier Murcia
6AñoSept2022.nº22ARGoS9

La aguja de río Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

constancia de la aparición de factores de regresión que han afectado a algunas poblaciones de forma localmente importante, como es el caso del Mar Menor.

LA AGUJA DE RIO EN EL Mar Menor

La población de Syngna thus abaster en la laguna costera, se puede con siderar una de las más densas en su área de distribución. La especie ha sido chasmomentoportantessufriósidadAdescensociesmayordujopartiraperturaespecialmenteentornodoresausenciaabundanteespecialmentedebidoaladedepreda-específicoseneldelalaguna,hastaladelEstacio,adelacualseprolaentradadeunnúmerodeesperelacionadaconeldesalinidad.pesardeestoladendepoblaciónnovariacionesimhasta2016,enelquemudelasespeciescaracterísticas de la laguna entraron en un pro ceso de regresión relacionado con los sucesivos eventos de eutrofi

zación y anoxia que han afectado al Mar Menor en los últimos años. En concreto hay que destacar una crisis de especial importancia para el grupo de los sing nátidos en los meses de septiembre – octubre de 2019. Su origen está en las lluvias torrenciales que afectaron a la zona del Campo de Cartagena y Mar Menor a mediados de septiembre y provocaron la entrada masiva de agua dulce en la lagu

Enna.

un periodo de 24 ho ras el nivel del Mar Menor subió 80 cm. El efecto sobre las poblaciones de peces de aguas someras fue muy evidente duran te la semana siguiente. En muestreos realizados en la zona de ribera di rigidos a detectar restos de peces que eviden ciasen mortalidades ma sivas relacionadas con el evento, se hizo patente el efecto de la entrada de agua sobre la población de singnátidos de la laguna.

La especie S. abaster, fue la más afectada durante los primeros días contando los ejemplares muertos por miles. Otras especies como H.

Detalle de los ojos de S. abaster, pequeño pero efectivo depredador. ©Javier Murcia
10ARGoSnº222022.SeptAño6
(

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

nátidos que habían sobrevivido hasta el momento. Desde entonces los muestreos de seguimiento de las poblaciones de singnátidos, realizadas por nuestro equipo de trabajo arrojan resultados bastante preocupantes. La densidad de población en especies como S. abaster ha descendido en más de un 90%.

PROYECTO BANCO DE ESPECIES

Entre los proyectos de recuperación relacionados con las especies características del Mar Menor se encuentra el Proyecto Banco de es pecies.

guttulatus o S. typhle también aparecieron, aunque en número bastante inferior, debido fundamentalmente a que la población de es tas últimas es mucho más reducida que la de S. abaster.

La entrada de agua de lluvia en un ambiente eutrófico provocó fe nómenos de estratificación en la masa de agua que favorecieron la aparición de procesos de anoxia en las capas profundas. Esas aguas anóxicas bascularon por el efecto de los vientos en superficie, mo viéndose hacia la zona norte de la laguna, atrapando y matando a cientos de miles de peces e invertebrados, entre los que volvieron a aparecer ejemplares de las diferentes especies del grupo de los sing

Pareja de S. abaster tras la cópula en el medio natural. Obsérvese su posición vertical, la pa pila genital de la hembra y la bolsa incubadora del macho repleta de huevos. ©Javier Murcia

S. abaster cerca de una flor de Cymodocea nodosa. ©Javier Murcia
11ARGoSnº222022.SeptAño6

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

Desde el Acuario de la Universidad de Murcia, centro integrado en el Vice rrectorado de Investigación de dicha Universidad, en coordinación con la Dirección General del Mar Menor, perteneciente a la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, se planteó la creación de un Banco de Especies Emblemáticas y de Singular Importancia del Mar Menor, contemplado como una acción de interés público general, para garantizar la permanencia en el tiem po de las poblaciones de esas espe cies, con independencia de posibles eventos, puntualmente críticos en el medio natural.

Entre los resultados de este proyecto se encuentra el desarrollo y optimi zación de los protocolos de manteni miento y reproducción de un grupo de especies seleccionadas por ser representativas del ambiente del Mar Me nor. Para ello se han formado grupos reproductores de las diferentes espe cies y se han abordado programas de cría. Evidentemente la aguja de rio se encuentra entre las especies seleccionadas para el proyecto.

Los ejemplares seleccionados para la formación de los grupos reproducto res provienen de las acciones dirigidas

a la recogida de ejemplares afectados por las crisis de anoxia. Durante los pe riodos de anoxia detectados en zonas concretas del medio natural, los Agen tes Medioambientales de la Consejería, procedieron a la captura de indi viduos afectados de las especies más sensibles. Entre estas, los ejemplares de S. abaster fueron los más numero sos y con ellos se ha formado un grupo reproductor de la especie con suficiente variabilidad genética, con el que se programan cruzamientos, mantenién dolo activo y generando un stock de ejemplares que debe llegar a ser lo su ficientemente abundante como para poder abordar proyectos de recuperación, en el caso que sea necesario.

EL EVENTO REPRODUCTOR EN Syngnathus abaster.

El periodo reproductor en el medio natural de S. abaster tiene lugar entre abril y octubre (Fernández- Delgado et al., 2000), aunque dependiendo de la climatología es posible encontrar ejemplares machos portando huevos en el mes de marzo.

Una característica común a todas las especies de la familia de los singná tidos, es que los machos incuban los huevos transferidos por la hembra du rante el cortejo (Vincent et al. 1995),Pareja reproductora de S. abaster tras la cópula en acuario. ©Emilio Cortés.

12ARGoSnº222022.SeptAño6

en una bolsa de incubación presente en la región ventral, que puede variar en cuanto a su forma y disposición en las distintas especies e incluso estar ausente en otras.

El cortejo comprende varias fases. Comienza con desplazamientos verticales en los que son apreciables movimientos de vibración en el cuerpo de la hembra con el fin de atraer a los machos con predis-

posición. Tras esta fase se entrelazan los cuerpos y se dirigen hacia el fondo, donde nadan con los cuerpos en paralelo. En una última fase se vuelven a elevar en posición vertical y la hembra con la papila genital completamente extendida se acerca al macho entre vibraciones del cuerpo y le transfiere los huevos a la bolsa de incubación. Tras esa fase el macho se retira mientras realiza con el cuerpo movimientos característicos relacionados con la colocación de los huevos y muy posi blemente con su fecunda ción.

Se ha observado que las hembras pueden llegar a aparearse con varios machos durante una misma fase de cortejos, al igual que los machos pueden recibir huevos de distintas hembras, no solo durante la misma fase de cortejo, sino en días suce sivos, por lo que es posible encontrar huevos en dife rente estado de desarrollo en la bolsa incubadora del Enmacho.elcaso de S. abaster, la bolsa de incubación está formada por dos pliegues cutáneos longitudinales que se solapan tras la re cepción de los huevos con el objeto de proteger la

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación
Juvenil de S. abaster en el momento de salir de la bolsa incubadora de su padre. ©Javier Murcia
13ARGoSnº222022.SeptAño6

La aguja de río Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

puesta durante los 21-34 días (en función de la Tª) que dura el desa rrollo de los embriones en el huevo. En este tiempo los embriones en sus huevos tienen relación con su progenitor a través de una zona de tejido similar a una placenta que les proporciona nutrientes y oxígeno durante su desarrollo (Ahnesjö 1996).

Llegado el momento, tras la eclosión del huevo y la reabsorción de los restos de saco vitelino, se produce la liberación de los juveniles en el medio acuático. En ese momento los juveniles nadan hacia el fondo, donde pasaran el resto de su vida. No existen fases pelágicas y en muy pocas ocasiones los juveniles se mueven hacia la superficie

(Silva et al., 2005).

Este comportamiento junto con su corto ciclo vital y su reducida mo vilidad es determinante en la forma en que se distribuyen las pobla ciones de la especie, con conectividad bastante limitada entre ellas y una mayor tendencia a la especiación (Silva et al, 2005).

Una vez transcurrido el periodo reproductor la bolsa incubadora puede ser reabsorbida, aunque muchos de los machos tras un periodo reproductor completo mueren agotados.

Detalle de juvenil recién salido de la bolsa parental. Obsérvese su completa formación a falta del alargamiento de la región oral. ©Emilio Cortés

Detalle del contenido de la bolsa incubadora en un macho de S. abaster. Se observan huevos y embriones en diferente estado de desarrollo que corresponden a diferentes cópulas. ©Emilio Cortés

14ARGoSnº222022.SeptAño6
(

La aguja de río (Syngnathus abaster risso, 1827) en el Mar Menor. Acuariología y conservación

CONCLUSIONES

La aguja de rio es una de esas especies que siempre hemos conside rado sólidamente afianzadas en el Mar Menor, al igual que el zorro (Gobius niger) o el Saltón o Gallineta (Salarias pavo). Nunca llegamos a pensar que las especies, que tenían su nicho preferido en aguas someras, se iban a ver afectadas por procesos de anoxia que habitualmente aparecen a partir de una determinada profundidad. En octubre de 2019 tuvimos un baño de realidad sobre como de mal se pueden poner las cosas en un ambiente en proceso de eutrofi zación en cuestión de horas. Desde entonces nuestra perspectiva sobre protocolos de actuación y fundamentalmente sobre como poder anticipar los problemas ha cambiado mucho.

Confiemos en que desde el Gobierno Central y el Gobierno Regio nal se agilicen las medidas que ayuden a solucionar el problema del Mar Menor y permitan a nuestros hijos disfrutar de un entorno tan especial.

BIBLIOGRAFÍA

Ahnesjö, I. Apparent resource competition among embryos in the brood pouch of a male pi pefish. Behav. Ecol. Sociobiol. 38 (1996): 167- 172.

Fernandez-Delgado, C., Drake, P., Arias, A. M. y Garcia, D. (2000). Peces de Doñana y su entorno. Organismo Autónomo de Parques Naturales. Ministerio de Medio Ambiente. Madrid. Sanna, Bagi, Alaya, ... Quignard...Francalacci (2013) Syngnathus abaster, Genetic, mitochondrial DNA variability. Journal of Fish Biology (2013) - DOI:10.1111/jfb.12027.

SILVA, K., MONTEIRO, N., ALMADA, V., & VIEIRA, M. (2005). Early life history of Syngnathus abas ter. Journal of Fish Biology, 68, 80-86.

Tatia Kuljanishvili, Jiří Patoka, Lucie Bohatá, Kateřina Rylková, Bella Japoshvili & Lukáš Kalous (2021) Evaluation of the potential establishment ofblack-striped pipefish transferred by cultu ral drivers, Inland Waters, 11:3, 278-285, -DOI:10.1080/20442041.2021.1909374.

Vincent, A.; Berglund, A.; Ahnesjö, I. Reproductive ecology of five pipefish species in one eel grass meadow. Enviromental Biology of Fishes 44 (1995): 347-361.

Emilio Cortés Melendreras

Licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. Director Técnico y Conservador del Acuario de la Universidad de Murcia desde 2006. Autor de numerosos artículos científicos y de divulgación sobre Acuariología y Biología de especies tanto dulceacuícolas como marinas. Ha participado y dirigido distintos proyectos de ámbito científico, enfocados en su mayoría a la conservación de especies acuáticas y también proyectos técnicos sobre montaje y mantenimiento de instalaciones adecuadas para organismos acuáticos. Profesor en Cursos de Acuariología en toda Europa desde 1992. Los últimos 10 años ha dirigido su trabajo científico hacia la reproducción de peces e invertebrados en sistema cerrado, centrándose principalmente en peces de la Familia Syngnathidae (caballitos de mar y peces pipa) y en invertebrados del Grupo Cnidaria Clase Anthozoa (corales y anémonas).

15ARGoSnº222022.SeptAño6

Una joya difícil de mantener Nudibranquios

Flavellina affinis. ©Roberto Alcácer.

NudibranquiosUnajoyadifícildemantener

celente para observarlos y que en ellas hay una increíble variedad de especies a cuál más interesante. La realidad es que hay nudibran quios en todos los mares del planeta incluidos los océanos ártico y antártico y que en nuestras costas podemos encontrar una variedad de especies cuya vistosidad y colorido nada tienen que envidiar a sus primos más tropicales.

LosTAXONOMÍA:nudibranquios

son un grupo de moluscos gasterópodos que constituyen el orden Nudibranchia que a su vez es uno de los diez órdenes en los que se estructura la infraclase de los opistobranquios. Es frecuente que los profanos en la materia nos refi ramos a todas las babosas marinas como nudibranquios, pero no es verdad que lo sean.

Mientras que en tierra hablar de babosas nos evoca a un animal ras trero, feo e incluso desagradable, en el mar, adquieren una dimen sión completamente diferente. Existe un grupo de babosas marinas cuyos colores y formas rivalizan en belleza, extravagancia y fantasía con cualquier otro animal que nos encontremos en el mar. Nos esta mos refiriendo a los nudibranquios. Personalmente los he admirado desde que era un niño, pero dado su colorido y su aspecto tan ex travagante, siempre los había relacionado con los arrecifes de coral en mares tropicales, donde prosperan todo tipo de criaturas increí bles. También es cierto que la mayoría de documentales se refieren a los trópicos más que a los mares templados lo cual contribuye a alimentar el error. Por supuesto que es allí donde se encuentra una mayor diversidad de especies y algunas de las más coloridas y extra ñas, pero para mi sorpresa, cuando hace pocos años nació mi pasión por el submarinismo, descubrí que nuestras costas son un lugar ex-

Doriopsilla areolata. Véanse los rinóforos lamelados. ©Roberto Alcácer. Dondice banyulensis. Véanse los tentáculos orales. ©Roberto Alcácer.
18ARGoSnº222022.SeptAño6

UnaNudibranquiosjoyadifícildemantener

Se han descrito más de 3000 especies de nudibranquios, aunque su clasificación está sufriendo muchísimos cambios en los últimos años. Algunas especies o géneros han sido agrupadas o segregadas y se ha cambiado la nomenclatura en muchos de ellos. Este hecho, dificulta muchísimo su estudio y clasificación.

que no siempre es así.

Tentáculos orales: Les sirven principalmente para reconocer el terre no y son variables en forma, número y longitud.

Ceratas y cnidosacos: Son excrecencias a modo de pelos gruesos que cubren la parte superior de algunas especies. Tienen función respiratoria, digestiva y en ocasiones defensiva.

MORFOLOGÍA:

Un nudibranquio básicamente es una babosa marina en la que po demos destacar las siguientes partes:

Rinóforos: Son los órganos sensoriales. Suelen situarse en la parte superior frontal del cuerpo. Vienen a ser lo que en otras especies co nocemos como antenas. Normalmente tienen forma lamelada, aun

Algunos nudibranquios tienen la capacidad de almacenar los cnidocitos (células urticantes) de algunas de las presas de las que se alimentan en las ceratas, y utilizarlos posteriormente para defenderse.

Pie: Podemos verlo por debajo del manto. Lo utilizan para desplazar se y con frecuencia segrega una sustancia que les ayuda a deslizarse durante la marcha.

Janolus cristatus. ©Roberto Alcácer. Trapania maculata. ©Roberto Alcácer.
19ARGoSnº222022.SeptAño6

Branquias: En muchas especies, las branquias son muy llamativas y aparecen como un penacho de plumas en la parte poste rior dorsal del animal. Rodean el orificio anal y son retráctiles de manera que en caso de necesidad pueden esconderlas en una vaina Ojosbranquial.:Sonmuy rudimentarios y se encuentran bajo la piel en la base de los rinóforos. Solamente les permiten detectar cambios de inten sidad en la iluminación o sombras.

TodosDIETA:los nudibranquios son carnívoros. Se alimentan de espon jas, anémonas, hidrozoos, briozoos, entoproctos, tunicados, gorgo nias, e incluso de otros nudibranquios o sus puestas de huevos.

Discodoris atromaculata apareándose. ©Roberto Alcácer.

La mayoría de las especies tienen una dieta restringida a una o muy pocas especies de presas mientras que otras, las menos, pueden ali mentarse de una amplia gama de animales.

EstosREPRODUCCIÓN:animalesson hermafroditas, tienen los dos sexos simultáneamente, aunque no pueden autofecundarse y dos ejemplares tienen que aparearse para poder producir huevos fértiles. Durante estos apareamientos, ambos ejemplares pueden trasferir esperma a su pareja. En ocasiones podemos encontrar grupos de animales aparándose dos a dos, pero todos en un pequeño espacio. Ponen huevos agrupados en láminas enrolladas que se fijan a las ro cas o algas de los sitios donde viven. Con frecuencia es más fácil ver estas puestas de huevos que a los propios animales.

Felimare cantabrica apareamiento y puesta de ambos ejemplares. ©Roberto Alcácer.

20ARGoSnº222022.SeptAño6
NudibranquiosUnajoyadifícildemantener

UnaNudibranquiosjoyadifícildemantener

En el interior de los huevos, el tiempo de desarrollo embrionario varía según las especies, pero como norma general podemos decir que solamente dura pocos días, tras los cuales, nacen larvas planctóni cas (veliger) dotadas de una concha que perderán durante sus primeros días de vida.

MECANISMOS DE DEFENSA

Tratándose de animales pequeños y de colores muy llamativos, daría la impresión de que constituyan un bocado fácil para cualquier de predador que los encontrara.

En la naturaleza las cosas nunca son así de sencillas. Los nudibranquios han desarrollado diferentes estrategias para protegerse y di suadir a cualquier enemigo que tuviera la tentación de comérselos.

Toxinas: Muchas especies son venenosas teniendo la capacidad de conservar las toxinas de las presas que devoran y utilizarlas en su propia organismoperfectamentequiosgunosMimetismodefensa.:Alnudibranimitanalhos

Felimare tricolor. Apareamiento en grupo. ©Roberto Alcácer. Tritonia sobre Gorgonia. Uno de los mimetismos más perfectos. ©Roberto Alcácer.
21ARGoSnº222022.SeptAño6

NudibranquiosUnajoyadifícildemantener

pedante sobre el que viven. Es el caso por ejemplo de las tritonias que son idénticas a las ramas de la gorgonia so bre la que viven, crían y se alimentan. Colores de aviso: Uno de los motivos por los que los nudibranquios presen tan estas coloraciones tan llamativas es precisamente porque estos colores en la naturaleza significan peligro. En reali dad, van diciendo a sus posibles depre dadores que es mejor que busquen otra cosa para saciar su apetito porque si se los comen pueden tener una desagrada ble Imitaciónsorpresa.:Algunos nudibranquios, si bien no son tóxicos, se parecen a otras especies que sí lo son, confundiendo así a los posibles depredadores.

LOS NUDIBRANQUIOS EN LA ACUARIOFILIA

A la mayoría de nosotros nos encanta ría poder añadir algunas de estas joyi tas vivientes a nuestros tanques, pero lamentablemente su mantenimiento en acuario no es posible a día de hoy para la mayoría de las especies. Como ya hemos dicho, en general son cazadores extremadamen te especializados que se alimentan de pocas especies de esponjas, briozoos, corales e incluso otros nudibranquios o sus puestas. Esta especialización y la imposibilidad de encontrar una dieta sustituti-

Felimida luteorosea. Las coloraciones vistosas son una advertencia a los depre dadores ©Roberto Alcácer.

va hace de ellos especies imposibles de alimentar en el acuario condenándolos a una terrible muerte por inanición. La única opción para nosotros sería poder reproducir también la especie que los alimenta, pero esto de momento, suele ser imposible. Si a esto le añadimos el hecho de que en muchos casos es com plicado encontrar información sobre la dieta de cada una de las especies, la conclusión es que casi es preferible no intentar Lamentablementemantenerlos.algunas especies tro picales son importadas y ofrecidas en venta ignorando el hecho de que pro bablemente las estamos condenando a morir de inanición en poco tiempo. Mi consejo desde luego es que no se ad quieran si no se está seguro de que va yamos a poder darles lo que necesitan para Existencomer.algunos nudibranquios que sí podemos mantener e incluso que pue den resultar muy útiles en la lucha con tra algunas plagas.

Los ejemplares del género Berghia se alimentan de anémonas Aiptasia y sin duda alguna son una buena elección si tenemos un problema con esta plaga. Lamentablemente, si acaban con las Aiptasias mueren por inanición al cabo de pocos días, pero es cierto que son unos co medores de anémonas insaciables y muy efectivos en la lucha con tra ellas. Estos nudibranquios se pueden reproducir fácilmente en el

22ARGoSnº222022.SeptAño6

UnaNudibranquiosjoyadifícildemantener

acuario siempre que mantengamos una calidad de agua suficiente mente buena y que no tengamos depredadores que se los coman. Son activos principalmente por la noche cuando la mayoría de los depredadores no les molestan.

En nuestras costas es relativamente común la especie Berghia coerulescens, que, aunque pequeño de tamaño, es de una gran belleza y también se alimenta de Aiptasias.

En el número 21 de nuestra revista Argos, aparece un artículo de

nuestro compañero y amigo Xabier García en el que hay información mucho más extensa sobre los Berghia y su cría como comedores de Aiptasias.

Por otro lado, hay dos grupos de nudibranquios que te nemos que destacar, pero por el motivo contrario. Hablamos de los nudibranquios comedores de Zoanthus y de los que se alimentan de corales de los géneros Montipora y Porites.

Los nudibranquios comedores de Montiporas pertenecen a la especie Phestilla subodiosus. Se trata de pequeños nudibranquios de hasta 8 mm. de longitud dotados de grandes ce ratas y de color blanco. Tienen una voracidad realmente enorme y una vez que atacan a una colonia de coral, pueden acabar con ella en muy poco tiempo. Normalmente empiezan a comer por la base y van avanzando hacia el extremo de las ramas del coral. En pocos días pueden acaban completamente con una colonia de buen tamaño.

Berghia coerulescens. ©Roberto Alcácer. Nudibranquio comedor de Zoanthus con sus puestas. ©reefstable.com
23ARGoSnº222022.SeptAño6

NudibranquiosUnajoyadifícildemantener

Afortunadamente son muy específicos a la hora de comer y “so lamente” afectan a los corales de los géneros Montipora y Porites. Nor malmente prefieren las montiporas afectando a cualquier especie de estos corales. Según mi experiencia, Montipora confusa está sin duda entre sus presas favoritas, concentrándose la mayoría de los nudibranquios en esta especie, mientras esté presente en el cibidos.pasarnudibranquiosLamentablementeacuario.estossuelenbastantedesaper

Vemos perfectamente que nuestro coral está muriendo desde la base, pero lo atribuimos a un STN (slow tissue necrosis) y no reparamos en los nudibranquios que se lo están comiendo y que vistos de lejos parecen cualquier alga o pelusa que se ha enganchado a la base del coral. Cuando por fin diagnosticamos el problema, la lucha contra ellos puede ser bastante encarnizada, larga y tediosa. Podemos retirar los que vemos aspirándolos. Si po demos sacar del acuario las colonias de corales, pueden ser tratadas con algunos baños. Hay muchos productos que han demostrado ser efectivos contra los adultos (yodo, levamisol, permanganato potá

sico, etc.). El problema es que ninguno de ellos afecta a los huevos por lo que necesitaremos repetir el tratamiento cada diez días para ir matando los tetiporasdejarcomer,ralesacuariopensamosalimentarse.virquiosqueblemareproducirse.capacidadellosnaciendonudibranquiospequeñosquevanantesdequemismostengandevolveraOtroproesquepareceestosnudibranpuedensobrevibastantetiemposinEsdecir,siensacardeltodosloscoqueellospuedentendríamosqueelacuariosinMonniPoritesduran-almenosdosmeses

para pensar que nuestra plaga ha muerto de hambre. Algunas especies de peces son de mucha ayuda en la lucha contra estas babosas marinas. Muchos lábridos son especialmente conoci dos por esta labor y entre ellos podemos mencionar al Halichoeres marginatus, H. iridis o Peudocheilinus hexataenia como los más reco nocidos. En mi caso, me resultó de una gran efectividad un ejemplar de Anamses meleagrides que, además de ser una preciosidad, man tuvo a raya a los nudibranquios durante años, aunque he de reco

Nudibranquio comedor Montiporas (Phestilla subodiosus) devorando una Montipora digitata. ©reefkeeping
24ARGoSnº222022.SeptAño6

UnaNudibranquiosjoyadifícildemantener

nocer que en el momento en que perdí al pez, los nudibranquios volvieron a aparecer, lo que me hace pensar que, aunque yo creía haberlos erradicado, nunca fue así.

Desde luego, lo más efectivo sin duda alguna, cuarentenar a los co rales y darles varios baños con tratamiento durante esta cuarentena, de manera que nos aseguremos de haber eliminado cualquier nudibranquio antes de su introducción en el acuario. De no hacerlo, una vez dentro es bastante complicado acabar con ellos.

Con los nudibranquios que se alimentan de los Zoanthus ocurre aproximadamente lo mismo. Con frecuencia son difíciles de ver y para cuando lo conseguimos ya suele ser demasiado tarde. En este caso, los adultos suelen adquirir la coloración de los corales que comen lo cual los hace aún más invisibles. Lo que sí se suelen ver cla ramente son los efectos que tienen sobre los Zoanthus. Los corales no se abren y cuando están muy afectados aparecen comidos en la parte superior.

Con estos nudibranquios es frecuente que podamos ver las puestas de huevos, como pequeñas espirales de huevos blancos adheridos a los Zoanthus e incluso con frecuencia en los cristales del acuario o en las rocas.

En resumen, yo creo que tenemos que apostar por un acuarismo sostenible y responsable y si queremos disfrutar de estas pequeñas maravillas de la naturaleza en vivo, solo nos quedan dos opciones: Investigar mucho hasta encontrar una buena manera de alimentar los, o aficionarnos al submarinismo e ir a verlos en su medio natural. Afortunadamente el acuarismo está sufriendo una constante evo lución en los últimos años y animales que no hace tanto tiempo re sultaban imposibles de mantener, actualmente son una realidad en nuestros acuarios. Esperemos que los nudibranquios pasen en un futuro no muy lejano a formar parte de este grupo.

BIBLIOGRAFÍA

NudibranquiosNudibranquioshttps://www.saltyunderground.com/article/15-berghia-q-and-ahttps://coraleverafter.org/?p=611delaIsladeTarifa(ManuelMartínezChacón)delaCostaVasca(LuisM.ªNayaGarmendia)

Eduardo Alzola Elizondo

Aficionado a la acuariofilia marina desde el año 1983 en que montó su primer acuario marino de 350 l. En la actualidad mantiene tres acuarios marinos entre los cuales se cuenta un acuario de arrecife de 600 l con corales SPS, un acuario dedicado a las relaciones simbióticas de 350 l y un cubo de 120 l. dedicado a miniaturas de peces y Administrativocrustáceos.de formación y profesional de la cría de aves exóticas retirado en la actualidad. Durante 20 años fue el propietario del criadero de aves Blue Macaws España en el que se reproducían diversas especies de aves principalmente psitácidas y frugívoras.

25ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos

Juan Artieda Ilustraciones del libro Acuarios y Terrarios de 1966 Juan Artieda Los Barbos
Puntius
Puntius

Todavía recuerdo la belleza de un tanque que me impresionó. Bien plantado, aunque no con profusión. Poblado por ejemplares de Pun tius tetrazona y Chromobotia macracanthus. Especies muy diferen tes, pero que tienen en común una librea de colores, esplendida, muy similar. Especies del sudeste asiático que, presentan afinidades climáticas y de calidad de aguas y, según algunos autores, son muy buenos compañeros de tanque.

En esta ocasión, os traigo un género de peces, con los que estoy implicado en la actualidad. Aunque a los ojos de algún acuariofilo

Los Barbos Puntius

experimentado parezcan humildes, son especímenes que dotan de movimiento a nuestro acuario y en muchos casos de bellísimo colo

Osrido.estoy hablando de los conocidos normalmente bajo el nombre común de barbos.

Aunque dentro de esta familia se incluyen peces que tienen como nombre de género, el término Barbo, aludiendo a las barbillas, no es característico de los ciprínidos (grupo al que pertenecen) el te ner este rasgo morfológico, y de disponer de estos apéndices, nunca presentan más de dos pares.

Los ciprínidos no disponen de aleta adiposa, como disponen otras especies de aspecto similar

Muchas de las especies tienen colores fuertemente plateados debi do a que su piel contiene cristales de guanina, otras disponen de bellos y llamativos colores, aunque casi siempre con una base metalizada. Este tipo de señales ópticas son de vital importancia para peces que se mueven en cardumen.

Muchas de las especies cambian o intensifican sus colores en tiem pos de freza, aunque, transcurrida esta, vuelven a sus tonos norma les.1Aunque

los especímenes de acuariofilia son de pequeño porte (nor malmente menores de 15cm.) existe una gran variedad de tamaños, siendo el de mayor tamaño el Barbus tor, de la India, que alcanza los 2,5 Muchasm.

de las especies, las más “acuariófilas”, que estaban incluidas dentro de los géneros Barbus Tor, o Capoeta, han sido reclasificadas bajo el género Puntius , aunque no habíamos acabado de acostum brarnos a ello, cuando este se ha subdividido en varios géneros a su vez: Barbodes, Dawkinsia, Desmopuntius, Haludaria, Oliotius, Pethia, Puntigrus, Sahyadria y Systomus 2,3

Puntigrus tetrazona. ©J. Artieda
28ARGoSnº222022.SeptAño6

Por ello, el lector se podrá encontrar nombres en el mercado y en la bibliografía de lo más dispar.

En este artículo nos vamos a ocupar del género Puntius, que está constituido por especímenes de pequeña y muy pequeña talla, pre sentes algunos de ellos en el mundo acuariofilo, casi todos prove nientes de la India y países próximos. Es decir, del Sudeste asiático. Sin embargo, hay alguna especie radicada en África.

Si tenéis la curiosidad de consultar Fishbase, podéis contar 381 es pecies distintas dentro de géneros que incluyen en su nombre la raíz “Puntius” y 322 que son realmente del género Puntius, a secas4.

Es imposible describir su totalidad, o incluso una pequeña parte, por lo que en este artículo me voy a centrar en aquellas especies que son más habituales de localizar en nuestros comercios del ramo. Realmente son especies donde el baile de nombres es bastante per manente y, a mí, se me escapan las verdaderas razones para ello. No debe de ser fácil, según confesiones de ictiólogos que han tenido problemas para clasificar cada especie. Por ejemplo, el barbo Suma trano o Tetrazona ha pasado al género Puntigrus que es una contrac

Los Barbos Puntius de localización de la mayor parte de las especies del género Puntius. ©Google Maps.

ción de Puntius y Tigrus, de lo que se deduce que no ha dejado de ser Puntius, pero se le añade una nueva terminación.

Ni que decir tiene que existen especies muy similares, de muy difícil diferenciación y otras donde hay un pequeño lio de nombres dentro de la afición.

Por ejemplo, el llamado comercialmente “Barbo Odessa”, en algunos lugares (web, revistas, etc.) lo identifican como Puntius ticto , en otros lugares lo podréis ver identificado como Pethia padamya (Kullander y Britz,2002), pero también se importan bajo el nombre de Pethia enmingii (Günther, 1868). Son especies diferentes pero muy similares al Puntius conchonius.5 De hecho, yo he adquirido una serie de bar bos Odessa y dentro del lote, al entrar en la madurez, pude observar ejemplares claramente Odessa y otros claramente conchonius que eran identificados como las hembras de los primeros. Más tarde he encontrado otras fuentes que los identifican con el llamado barbo de dos puntos, P. ticto (el P. conchonius solo tienen un punto, el cual es más apreciable en las hembras) 6

En fin, un pequeño lío en el que parece han puesto orden los cientí ficos Pethiyagoda et al. (2012) and Raghavan et al. (2013), lo que dio como resultado la descripción y validación de varios de estos nuevos géneros que han sustituido al tradicional Puntius. 7 Una gran parte de estas especies son de fácil reproducción, por lo que los criadores profesionales han desarrollado, por selección, ejemplares de vivos colores, especímenes albinos, han alargado sus aletas, etc. cuyas denominaciones se unen al “mare magnum” de nombres comerciales.

Pero, también, para mí criterio, han hecho tropelías, produciendo ejemplares fluorescentes y de colores artificiales

El género Puntius pertenece a la familia Cyprinidae (Carpas). Se co nocen más de 1400 especies pertenecientes a esta familia. Sus com

29ARGoSnº222022.SeptAño6
Área

Los Barbos Puntius

ponentes suelen tener la típica forma de pez. Tan es así, que cuando se estudia la morfología de un pez, en primaria o secundaria, o al menos en mi niñez así se hacía, siempre se usaba como ejemplo a uno de los componentes de la familia, como es el Carasius auratus, o ciprino dorado, o goldfish. Habitan en las aguas dulces de todo el mundo a excepción de Sudamérica y Australia.

Dentro de la familia, y dada su extensa dispersión geográfica, no es difícil deducir que existen especies que habitan todo tipo de aguas: lentas o rápidas, frías o calientes, estancadas u oxigenadas.

Como ya he comentado, los ciprínidos están muy extendidos por el mundo y habitan muchos y diferentes ecosistemas. Así tenemos es pecies, como la Tinca Tinca (Tenca), pez muy valorado en las dehesas del oeste español, que habita en pequeñas charchas artificiales, rea lizadas para dar de beber al ganado, donde el contenido de oxígeno y la temperatura alcanzada en verano es muy elevada. También en nuestro país tenemos especies como el barbo gitano, el comizo, la boga, etc., que habitan flujos de agua o embalses importantes.

La zona geográfica donde habitan la mayor parte de estas especies predestina, como es lógico, los factores ambientales donde han evo lucionado y, por lo tanto, marcan su existencia.

Centrándonos en el género Puntius, las lluvias monzónicas tienen una relevancia primordial en sus comportamientos reproductivos y en la calidad de las aguas en las que viven. Como ya hemos dicho, son peces de pequeña talla, predestinados a ser devorados si se cruzan en el camino de otras especies de mayor

Portamaño.ello, casi todos, habitan charcas y pequeñas corrientes de agua de muy escasa profundidad, donde encuentran fácil refugio entre la profusa vegetación que se encuentra en ellas.

Si bien son peces rápidos que gustan de nadar en espacios abiertos

pero seguros, como se puede deducir de su morfología, Los machos gustan de perseguirse continuamente en la mayor parte de las especies.

Su frenesí perseguidor hace que en muchas ocasiones resulten molestos para otras especies más tranquilas, aunque esto se evita te niendo pequeños grupos de Puntius; ya que son peces gregarios que habitan en cardúmenes.

También suelen ser muy aficionados a mordisquear las aletas de otros compañeros de tanque, principalmente cuando son largas y

Hembra de Puntius conchonius. ©J. Artieda
30ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos

Puntius

así como un rango de durezas de agua amplio (desde 5 a 12 odGH).

Para su reproducción (aunque no es difícil) es conveniente que si mulemos su hábitat y su clima, así, deberíamos mantener a los es pecímenes a reproducir durante un periodo que simule la sequía, manteniendo el acuario a temperatura moderada y sin cambios de agua (subirá la dureza), e incluso sin reposiciones por evaporación, y a continuación, otro periodo cálido y lluvioso, donde realicemos un cambio de agua drástico, con aguas blandas, para simular las inten sas lluvias.

deshilachadas o tienen alguna enfermedad. Esto les ha creado mala fama y muchos aficionados los han relegado por dicho motivo.

La diferenciación sexual no es evidente a primera vista en la mayor parte de las especies, pero para acuariófilos avezados, con especí menes adultos, los vientres abultados de las hembras se diferencian claramente de los abdómenes de los machos. En otras especies, las libreas de machos y hembras son diferentes en cuanto alcanzan la madurez sexual.

El clima monzónico se caracteriza por una sucesión sistemática de inviernos fríos y secos y veranos húmedos y calurosos. Este clima predestina los ciclos biológicos de las especies que habi tan estas regiones, por ello las especies del género Puntius, son espe cies que resisten un rango de temperaturas entre los 18oC y los 24oC,

Al mismo tiempo bajaremos el nivel del acuario para simular que las crecidas han inundado zonas de ribera donde pueden desovar entre la Dependiendohierba. de la especie, las puestas se hacen a primera hora de la mañana o a la puesta del sol. Casi siempre con una iluminación muy ligera, natural, donde las menosgerpuestaembargo,pocohabitante,nadoComointensidad.iluminaciónenvidadhepredominan.sombrasNuncaobservadoactireproductivaelacuarioconlaaplenahemencioanteriormenestasespeciesaguasprofundas,sinparalasuelenescoaguastodavíaprofundas,

Disposición de una rejilla de fondo en el acuario de cría. ©J. Artieda

Macho de Puntius conchonius en 1º plano. ©J. Artieda
31ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos Puntius

donde crezca una vegetación intrincada. Escogen zonas de ribera encharcadas por las crecidas provocadas por las intensas lluvias del período monzónico. En estas zonas, de escasos centímetros de lá mina de agua, los alevines encuentran una especial protección, al ser poco accesibles a peces adultos, entre los que se encuentran sus propios padres y de las que estos últimos huyen, una vez pasado el furor reproductivo, al quedar muy expuestos a la depredación en aguas tan someras.

Los alevines encuentran comida suficiente para su crecimiento en estas zonas, donde no suelen tener competencia.

Esta manera de proceder durante la cría es propia de otros muchos géneros que habitan estas zonas, como pueden ser los Danios, Ras boras, etc.

Como sabéis el pez cebra, Danio rerio (Brachydanio rerio) es criado de forma industrial como sujeto de experimentación científica. Para la reproducción se usan acuarios pequeños, con muy poca agua, una

media de 8 cm. de profundidad, que son colocados de forma inclina da para que en una parte de acuario haya menos profundidad y en otro más, simulando lo que podría ser una orilla de un charco. Esto incentiva el desove.

Una vez realizado el desove hay que sacar del acuario a los progenitores y esperar la eclosión de los huevos, lo que viene tardando una media de 36h.

Para criar en nuestros acuarios a los “puntius” hemos de proceder de una manera similar, trasladando a uno o dos machos y varias hem bras (también se puede meter una pareja simplemente) a un pequeño acuario con poca agua, incluyendo vegetación suficiente, como pueden ser madejas de musgo de Java, u otras especies similares. Sería también posible incluir alguna mopa de fibras textiles de colo res verdes o marrones.

Para evitar la depredación de los huevos por parte de los progenitores, es conveniente poner una malla de plástico, algo sobreelevada

Puntius conchonius, hembra (1º plano) y macho. ©J. Artieda Puntius (Pethia) padamya. ©J. Artieda
32ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos Puntius

mente los huevecillos para llevarlos a otro acuario sin tocar a los progenitores. Yo tengo alguna idea de cómo hacerlo, pero seguro que vuestra creatividad es infinita y conseguiréis diseños eficientes.

La cantidad de la puesta varia un poco con la especie, pudiendo en algunas especies hacer puestas frecuentes de unas decenas de hue vos, a puestas únicas de varios centenares.

En el comercio medio, al menos de la comunidad de Madrid, se pue den encontrar con asiduidad algunas especies de Puntius: Puntius conchonius; Puntigrus tetrazona, Puntius pentazona, Puntius rhom boocellatus, Puntius titteya, Puntius semifasciolatus, puntius tictus, P. padamya, Puntius denisoni, Puntius nigrosfaciatus, etc. y algunas va riaciones de color de los P. tetrazona y otros.

El sudeste asiático es el origen de la mayor parte de estas especies. La India con sus enormes ríos: Ganges, Brahmaputra, Krishna, Kaveri, Godavari, y Narmada ofrece una amplia red hidrográfica donde se pueden encontrar todo tipo de ecosistemas: desde la cordillera del Himalaya, hasta las tierras bajas y tropicales que se bañan en el Golfo de Bengala. Sri Lanka y los archipiélagos vecinos de Indonesia aco gen también una buena variedad de especies8

Veamos a continuación algunas especies en concreto.

sobre el fondo (1 cm). La luz de malla debe de ser inferior al tamaño de los padres para que la atraviesen fácilmente los huevecillos, pero queden inaccesibles a la voracidad de los adultos. Antaño se solía re comendar llenar el fondo de canicas de cristal para que cumpliesen esta misma función.

Para los aficionados a la acuariofilia que no disponen de mucho es pacio, podría diseñarse un artilugio flotante que reprodujera este efecto orilla en los acuarios comunales y permitiera recoger fácil

Puntius (Pethia) conchonius (Hamilton, 1822). Es una especie muy extendida en el sureste asiático, encontrándose en Afganistán, Pa kistán, India, Nepal y Bangladesh. También se han reportado ha llazgos en Myanmar. Los denominados Beels de Aassam y los Ghats occidentales 9 (India), zona de humedal, acogen a esta especie, en donde conviven con otras especies tales como Rasbora elegans y R. daniconius, Botia dario, Colisa sota, Colisa fasciata, etc. 10 Puede alcanzar hasta los 15cm en la naturaleza, aunque en cautivi dad es raro que pase de los 5cm.

33ARGoSnº222022.SeptAño6
Zona de los Ghats occidentales, India. ©Jungpionier(www.maps_for_free.com)

En cuanto a la flora, conviven con especies como Eichhornia crassipes, Pistia stratiotes, Ottelia alismoides, Lemna minor, Potamogeton crispus, Vallisneria spiralis, Hydrilla verticillata, Ipomoea reptans, Azo lla pinnata, Spirodela polyrhiza, Eleocharis plantaginea, Nymphaea alba, Euryale ferox, Nymphaea rubra y Sagittaria sagittifolia.11

Hay una clara diferenciación de sexos, siempre que hayan alcanza do la madurez sexual, siendo los machos más pequeños y esbeltos, y los que adquieren una bonita coloración metalizada anaranjada, más que rosa, muy atractiva y poco habitual entre los peces de agua

Esdulce.una especie que devora muy eficazmente caracoles, entre ellos

Los Barbos Puntius

los del género Melanoides, especie que debido a su dura concha es difícil de depredar.

Puntigrus tetrazona, o Barbo sumatrano (Bleeker, 1855). Natural de Sumatra y Borneo, aunque ha sido introducido en otros países tropicales y subtropicales. Alcanza una longitud máxima de 7 cm, aunque en el acuario suele ser algo menor.

En el comercio existen variedades verdes y albinas provenientes de cría selectiva.

Son peces gregarios que requieren de más congéneres a su alrede dor. La diferenciación sexual no es evidente, aunque los ojos aveza dos de los acuariófilos experimentados, distinguirán, en cuanto sus ejemplares alcancen la madurez sexual, hembras y machos, princi palmente por la constitución más rechoncha y de mayor tamaño de las hembras.

Hembra de Puntius conchonius. ©J. Artieda Puntigrus tetrazona. ©J. Artieda
34ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos Puntius

Son comedores oportunistas, estando constantemente al acecho de la puesta de huevos de miembros de su especie o de otras, a las que depredan sin piedad.

Se dice que son peces que gustan de una cierta corriente en las aguas, por vivir en pequeños arroyos.12

En la afición son peces con una cierta mala fama por perseguir a especies más tranquilas y mordisquearles las aletas, sobre todo si son grandes y deshilachadas, a las que seguro confunden con aletas en fermas. Ello es cierto y la presión sobre otras especies baja cuando se mantienen en cardumen.

Alcanzan los 5 cm en buenas condiciones y son bastante robustos y resistentes.

Pethia(Puntius) nigrofasciata .(Günther, 1868). Fue un pez de acuario muy popular en los años 60 y 70, aunque paulatinamente fue siendo sustituido en nuestros tanques por los tetrazona y otros barbos, quizás más vistosos. Hecho este que, como en otros casos, se ve agravado por la circunstancia de que los comercios del ramo venden ejemplares juveniles, en los que no se les reconoce aun su esplendor y color futuro.

Las condiciones medias de su hábitat, según Fishbase, son pH rango: 6.0 - 6.5; dH rango: 5 - 12. Tropical; 22°C - 26°C

La diferenciación de sexos en estado adulto no es difícil, al carecer las hembras de los colores rojos de los machos, además de por la diferencia de las morfologías, hembras más rechonchas que los ma Lachos.reproducción

es similar al del resto de las especies descritas. Es necesario aislar un macho con varias hembras en un tanque con no mucha agua y con vegetación, pues la puesta la suelen realizar en tre ella, poniendo más de un centenar de huevecillos. que quedarán

Pethia nigrosfaciatus, macho. ©Derek Ramsey.

abandonados a su suerte. Empezaran a eclosionar a partir de las 25 horas tras el desove. Infusorios y nauplios de Artemia serán sus primeros alimentos.

Puntius titteya (Deraniyagala, 1929). - Comúnmente denominado barbo cereza. Originario de las cuencas de Kelani, Nilwala, y de Sri Lanka, las cuales se hayan sobreexplotadas en busca de los ejem plares de colores más intensos, aunque su facilidad de cría hace que los criadores hayan ido seleccionados los mejores ejemplares, por lo que el colorido de los ejemplares criados en cautividad suele ser más intenso aun que los naturales. En ejemplares maduros, la dife renciación de sexos es, como en casi todos los barbos, fácil ya que los machos son claramente de color más intenso, además de más esbeltos. pH: 6.0 - 8.0; dH: 5 - 19. Tropical; 23 °C - 27°C Pueden alcanzar los 5 cm, aunque en el acuario raramente superan los 2,5cm.

35ARGoSnº222022.SeptAño6

La cría es como la del resto de los barbos descri tos, aunque gustan desovar en zonas sombrías profusamente plantadas. Hacen puestas de un par de centenas de huevos. Su eclosión es próxi ma a las 48h, nadando libremente los alevines dos días más tarde.13

Los Barbos Puntius

característica hace que la especie, al igual que otras similares, pue dan habitar y colonizar aguas de países templados como el nuestro, por lo que se ha de ser extremadamente cuidadoso para evitar intro ducciones indeseadas.

Es un pez muy bello y grande, pues puede alcanzar los 15 cm, lo que le hace no apto para todos los acuarios.

Es un pez vegetariano, según fishbase. Habita en las corrientes rápi das de ciertos arroyos de montaña.

Pethia padamya, (Kullander & Britz, 2008). Es una especie de reciente clasificación y comercialmente se la conoce como barbo Odessa, por haber aparecido en los mercados en esta ciudad.

Padamya es la palabra birmana para rubí, que es realmente el color de los machos.

Sahyadria(antes Puntius) denisonii, (Day, 1865). El nombre del género viene de la lengua vernácu la hablada en los Ghats occidentales, de donde es Laoriginario.calidad del agua que lo acoge es: pH rango: 6.8 - 7.8; dH rango: 5 - 25. Subtropical; 15°C - 25°C, similar a la de las otras especies, destacando el amplio rango de temperaturas que soporta. Esta

Sahyadria denisonii ©José María Cid. Macho de Puntius titteya ©Brian Gratwicke.
36ARGoSnº222022.SeptAño6

Los Barbos

Puntius

Es originario de Birmania (Myanmar). Conocido solo en la localidad tipo, un estanque artificial en el pueblo de Toe Gyi, situado justo en cima de las cataratas de Anisakan, cerca de Pyin Oo Lwin, en la carre tera Mandalay-Hsipaw, y de la parte baja del río Chindwin.14

Desde mi punto de vista es una especie preciosa, pero de orígenes inciertos. En alguno de nuestros comercios aparece mezclado con P. conchonius, como si fueran juveniles de la misma especie, y también con P. tictus. No me extrañaría que se tratara de alguna hibridación, natural o artificial.

Puntius semifasciolatus. (Günther, 1868)También llamado en in glés chinese barb y barbo dorado en castellano. El aspecto del ejemplar salvaje que se muestra en Fishbase no tiene nada que ver con el aspecto de los ejemplares comerciales, totalmente amarillos, más o menos metálicos. Se ve que es una especie que desde hace tiempo ha sido objeto de cruces y selección.

Es originario de la cuenca del río Rojo, en el suroeste de China, incluyendo Hainan.

Las condiciones del agua son las que se muestran: pH rango: 6.08.0; dH rango: 5 - 19; rango de profundidad 0 - 5 m Subtropical; 18°C - 24°C, muy similares a las de otros barbos. Son especies que podrían vivir en estanques en las latitudes más meridionales de nuestro país (España).

Mapa de Myanmar y situación de Pyin U Lwin en cuyas proximidades se localizó el ejemplar descrito de P. Padamya. ©Google earth. Puntius semifasciolatus comercial. ©Gürkan Sengün
37ARGoSnº222022.SeptAño6

Son omnívoros, aunque gustan de alimento vivo, como el resto. Sus desoves suelen producirse a primeras horas de la mañana.

En el acuario alcanza los 5 cm de longitud como máximo.15

Podríamos seguir describiendo alguna que otra especie, incluso algunas aparecidas recientemente, pero creo que las hasta aquí des critas, son las más comunes en nuestros comercios y aquellas que con mayor probabilidad cuidaremos en nuestros tanques.

BIBLIOGRAFÍA

1 Atlas del Acuario. tomo I (MERGUS) del Dr. RüdigerRiehl y Hans Baensch

2 Puntius - Wikipedia

3 www.atlas.el acuarista.com, de Roberto Petracini

4 Fishbase.www.fishbase.org

5 www.laguiadelacuario.es

6 Acuario Practico nº 89.- Myanmar: el nuevo granero de peces asiáticos. Por A. Cánovas y M.

7PuigcerverAmazonas

Magazine, julio-agosto de 2020. “Discovering new Pethia barbs of the Western Ghats” by Unmesh Katwate

8 Amazonas Magazine, julio-agosto de 2020. “Discovering new Pethia barbs of the Western Ghats” by Unmesh Katwate

9 Amazonas Magazine, julio-agosto de 2020. “The western Ghats in India: a hotspot for cyprin iform fishes” by Ralf Britz

10 Acuario practico, nº68, “Peces de agua dulce en las islas del suroeste del océano Índico” de M. Puigcerver y A. Cánovas

11 Dipor Bil, Wikipedia

12 Acuario práctico, nº 25, pág. 8. “Barbos: las 5 especies más populares” por la redacción.

13 https://www.fishbase.se/summary/Puntius-titteya.html

14 https://www.fishbase.se/summary/Pethia-padamya.html

15 https://www.fishbase.se/summary/Barbodes-semifasciolatus.html

Los Barbos Puntius

Juan I. Artieda G-Granda

Ingeniero Superior de Minas y Graduado PDA Dirección de Empresas por el IESE.

Ha sido Vicepresidente de la Asociación Española para la Calidad y Director del Proyecto hidrometalurgico “Quercus”, Director Financiero y de Participadas de una empresa publica del sector

Actualmenteenergetico.

es Vicedecano del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas y Presidente de la Asociación Nacional de Ingenieros de Minas .

Aficionado a la Acuariofilia desde el año 1964, fecha en la que se asoció, con 10 años, por primera vez a la Asociación Española de Acuariófilos con el número de asociado 220.

Autor de algunos artículos sobre Acuariofilia de agua dulce y sobre todo acuariófilo de base de gran experiencia en esta disciplina.

Desde hace dos años comparte la tenencia de acuarios de agua dulce con la acuariofilia marina

Vocal de la Junta directiva de la AEA

38ARGoSnº222022.SeptAño6
©Teresa Álvaro Antibióticos vs. Peces
Antibióticos vs. Peces

Antibióticos vs. Peces

Los antibióticos son una herramienta terapéutica muy importante para la salud y el bienestar del hombre y de los animales. Sin embar go, cada vez más se está cuestionando el uso excesivo e inadecuado de estos, debido al aumento en la resistencia de bacterias que afec tan a la salud humana y animal y frente a las cuales los antibióticos han perdido su eficacia, lo que ha levantado una alarma global. Dentro de este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desarrolló el Plan de Acción Mundial sobre Resistencia a los Antimi crobianos y en conjunto con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), señalan que el gran problema de la resistencia bacteriana es que el arsenal terapéutico disponible para tratar las enfermedades infecciosas de origen bacteriano está disminuyendo, y piden a los países adoptar las medidas necesarias para abordar la resistencia bacteriana bajo el concepto de “Una Salud” o “One Health”.

Estados Unidos, ha desarrollado e implementado una Estrategia y un Plan de Acción Nacional para combatir las bacterias resistentes a antibióticos, que se ha actualizado para el periodo 2020-2025, las metas son reducir la presencia de bacterias resistentes y la propaga ción de infecciones resistentes, fortalecer los esfuerzos de vigilan cia nacional de salud, desarrollo y uso de pruebas de diagnóstico rápido para identificación y caracterización de bacterias resistentes, impulsar la investigación y desarrollo de nuevos antibióticos, vacunas y otras terapias y mejorar la colaboración internacional y las ca pacidades para la prevención, vigilancia, control e investigación de resistencia a antibióticos. Los medicamentos veterinarios deben ser aprobados por el Centro para Medicina Veterinaria de la FDA (Admi nistración de Medicamentos y Alimentos).

La Unión Europea publicó el Reglamento (UE) 2019/6, que entró en vigor el 28 de enero de 2022, sobre medicamentos veterina rios cuyo fin es regular el uso de medicamentos, incluidos antibióticos, para garantizar un nivel adecuado de seguridad y eficacia

de estos en el animal tratado y proteger la salud del consumidor de productos alimenticios de origen animal. Esto ha tenido como consecuencia directa la reducción del arsenal terapéutico disponi ble

Dicho. Reglamento indica que el medicamento veterinario solo debe estar disponible bajo prescripción veterinaria, y es el veterinario el que debe garantizar el uso responsable de estos antimicrobianos, basándose en sus conocimientos sobre las resistencias a los mismos, en sus conocimientos epidemiológicos y clínicos y su comprensión de los factores de riesgo del animal o grupo de animales. Esto quiere decir que, un veterinario tras realizar un examen clínico u otra evalua ción para diagnosticar el estado de un animal o grupo de animales podrá prescribir el uso de algún medicamento antimicrobiano.

Para los antibióticos, el reglamento señala que debe utilizarse según lo establece la autorización comercial del producto, y nunca podrá utilizarse de forma continua con el fin de:

España tiene autorizados actualmente 24 medicamentos para acuicultura. ©pixbay

41ARGoSnº222022.SeptAño6

Antibióticos vs. Peces

- Compensar una falta de higiene, falta de cuidados o cría inadecua -da.Fomentar el crecimiento, ni aumentar el rendimiento animal.

- Con fines profilácticos, salvo en casos excepcionales.

SITUACIÓN DE LOS MEDICAMENTOS DISPONIBLES PARA PECES.

Hasta finales del siglo pasado, en acuicultura estaba muy extendido el uso de productos farmacológicos tanto para prevención como para tratamiento de las patologías más frecuentes en esas explota ciones, sin un control muy riguroso y bajo la responsabilidad exclu siva de los técnicos que tenían a su cargo dichas explotaciones, o de los veterinarios que trabajaban para los propios fabricantes de estos Enmedicamentos.elcasodepeces

ornamentales era mucha la oferta que había de medicamentos, compues tos, desinfectantes, etc., para tratar los distintos pro blemas que aparecían en los acuarios sin necesidad de una prescripción veterinaria y que podían comprarse en cualquier tienda especiali zada en acuariofilia.

Pero desde la integración de las actividades agrícolas en la UE, han aumentado las exigencias en lo relativo a las autorizaciones y regis tros de medicamentos, lo

que ha llevado al establecimiento de límites máximos de residuos admisibles (LMR) en los organismos acuáticos, que significa que solo se puede permitir su uso como alimento seguro si no superan estos límites, y basados en estos LMR se han establecido unos tiempos de espera (TE) hasta el momento del sacrificio.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y su equivalente espa ñol AEMPS (Agencia Española del Medicamento y Productos Sanita rios), son las entidades que ordenan la actividad de registro y control de estos medicamentos, que afectan tanto a los peces de acuicultu ra como a los peces ornamentales. En la actualidad no son muchos los medicamentos registrados que cuenten con las autorizaciones necesarias para su uso en países de la UE, además estos pocos me dicamentos (incluidos antibióticos) están destinados a unas pocas especies de producción como la trucha y el salmón; por lo que se sigue utilizando otra forma de prescripción como la prescripción ex cepcional por vacío terapéutico (prescripción en cascada), que está justificada legalmente cuando no existen medicamentos veterina rios autorizados en nuestro país para tratar una dolen cia concreta en una especie animal determinada, y que además estará justificada para evitar causar un sufri miento inaceptable al ani mal, bajo la responsabilidad personal y directa del veteri nario responsable.

En el caso de acuicultura, se establecen una serie de pre misas de cara al control de una patología, que tienen como objetivo proteger la

Estrés, mala calidad de agua, alimentación inadecuada, hacinamiento, falta de cuarentenas, son las principales causas que provocan ciertas enfermedades en los peces . ©J.J.Jiménez.

42ARGoSnº222022.SeptAño6

Antibióticos vs. Peces

vida acuática, la salud de estos animales y la prevención de sus enfermedades, que pueden hacerse extensible a peces ornamentales y que son:

- El mantenimiento de la calidad del medio

- Una nutrición y alimentación óptima.

- Prevención e higiene en las instalaciones y el medio

- Estimulación de la inmunidad y utilización de vacunas para ciertas -enfermedadesYengeneralla aplicación de códigos de buenas prácticas en la pro ducción que hacen disminuir el estrés y la predisposición a sufrir brotes infecciosos.

ENFERMEDADES BACTERIANAS EN PECES.

Las causas principales de muchos de los trastornos y enfermedades de los peces de acuicultura y ornamentales son el estrés, la mala ca lidad de agua, alimentación inadecuada, hacinamiento, y la falta de prevención en la introducción de nuevos peces en el acuario (cua rentena). Factores que debemos intentar minimizar para evitar la producción y propagación de enfermedades mediante una atención adecuada y un correcto mantenimiento.

Entre los principales agentes bacterianos, responsables de pro ducir enfermedades, podemos destacar las siguientes especies: Aeromona spp. Pseudomona spp., Corynebacterium spp. Enterobacterias, Haemophylus spp., Mycobacterium spp., Strectomyces spp., y Vibrio spp.

Provocando una gran variedad de enfermedades sobre todo en anima les de producción, como tuberculosis por micobacterias, forunculosis por Aeromonas, enfermedad de la boca roja por Yersinia, flavobacterio sis por bacterias pertenecientes al género Flavobacterium, etc.

Y con una gran variedad de síntomas, según el agente causal. Los síntomas generales que suelen identificarse con más frecuencia son la inactividad, inapetencia, cambios en coloración de la piel, en al gunos casos presencia de heridas, úlceras o erosiones en cuerpo o aletas, dificultad respiratoria, etc.

USO Y OBJETIVO DEL TRATAMIENTO ANTIBIÓTICO EN PECES.

Los antibióticos son compuestos que tienen una acción directa so bre las bacterias y deben utilizarse bajo prescripción de un médico veterinario, solo para tratar y controlar una enfermedad infecciosa de origen bacteriano. Debe existir un diagnóstico clínico (empírico o confirmatorio) previo y solo se utilizarán con fines metafilácticos (tratar a un grupo de animales cuando uno muestra signos de infec ción) cuando el riesgo de propagación de una infección o enferme

Ejemplar con lesiones de Aeromoniasis.

43ARGoSnº222022.SeptAño6
©MAG

Antibióticos vs. Peces

dad infecciosa en el grupo sea alto y no se disponga de otras alter nativas adecuadas.

Para que un tratamiento antibiótico sea eficaz, se debe conseguir que el fármaco esté presente en el lugar de infección a una concentración determinada y durante un tiempo suficiente para inhibir o matar la bacteria, con lo cual el veterinario a la hora de elegir un antibiótico que sea eficaz debe tener en cuenta:

- Diagnóstico clínico y etiológico de la enfermedad: lo primero es saber si es necesaria o no la administración de un antibiótico, identi ficar si el proceso es bacteriano o no.

- Identificar por cultivo el agente causal, si es posible.

- Elegir el antibiótico en función de la sensibilidad de la bacteria al antibiótico y su capacidad para alcanzar el lugar de infección.

- Determinar la concentración mínima inhibitoria para ese agente aislado (CMI): es la concentración más baja de un antibiótico que in hibe el crecimiento de una determinada cepa bacteriana.

- Considerar la vía de administración, dosis, frecuencia de adminis tración más adecuada y duración del tratamiento: hay que seguir las indicaciones del fabricante ya que estas pautas de administración y dosis son establecidas mediante estudios de farmacocinética y far macodinamia en ensayos clínicos. En cuanto a la duración, no hay un criterio único, pero debe respetarse el tiempo señalado en la etiqueta del producto en la medida que hayan desparecido los síntomas clíni cos del cuadro infeccioso. Es el médico veterinario quien de acuerdo con sus conocimientos clínicos y antecedentes epidemiológicos del centro quien debe tomar la decisión de la duración, considerando utilizar la menor cantidad posible de antibiótico.

- Considerar la posible toxicidad para el hospedador.

- Tiempo de espera o periodo de supresión: en animales de produc ción, se define como el lapso que transcurre desde que finaliza un

Ejemplar con los síntomas de Columnaris. ©MAG

tratamiento con un producto farmacéutico de uso veterinario y administrado en las condiciones recomendadas en el etiquetado hasta el momento en el que los peces pueden ser sacrificados sin tener presencia de dicho producto en la piel y músculo. Esto asegura que no existan residuos del fármaco o sus metabolitos en cantidades ma yores al límite permitido, garantizando así un alimento inocuo.

RUTAS DE ADMINISTRACIÓN DE FÁRMACOS.

La ruta de administración va a depender de la farmacocinética del fármaco, del número de individuos a tratar, de la ingesta, de las con sideraciones de manejo, de la legislación, de los posibles problemas asociados a los residuos del fármaco o a los efectos indeseables que puede provocar en una especie que no es la especie autorizada.

44ARGoSnº222022.SeptAño6

Antibióticos vs. Peces

-InyectableLainyección

intramuscular (IM) es la vía más común de adminis tración parenteral. Se realiza en la musculatura epiaxial, entre la lí nea dorsal media y la línea lateral, buscando la zona de mayor masa muscular. (Fig. 1). El volumen del fármaco que puede inyectarse en el músculo sin fugas es relativamente pequeño comparado con mamíferos y aves de tamaño similar, para evitar estas fugas se recomienda minimizar el volumen, utilizar agujas más largas o inyectar en ángulo -oblicuo.Lainyección intravenosa (IV), es la vía menos común pero muy útil para medicamentos de urgencia y fluidoterapia. Los sitios más co munes para la venopunción son la vena ventral de la cola y la arteria.

La inyección subcutánea, no está recomendada en peces ya que la

piel es poco elástica y la capa subcutánea puede ser difícil de iden-tificar.Lainyección intracelómica (Ice) se realiza en la línea ventral media dirección cráneo- ventral. Se pueden administrar grandes volúme nes. Es una vía muy utilizada pero como inconveniente es que puede producir adherencias en los órganos intracelómicos produciendo alteraciones como, por ejemplo, imposibilidad de que se produzca la ovulación en hembras.

LosOralfármacos

por vía oral pueden administrarse por sonda o directa mente añadidos a la comida, en el caso de acuicultura la forma más usada es a través del pienso.

Si los animales comen, no es necesario manipularlos y en el caso de los peces ornamentales el medicamento puede administrarse en forma de cápsula o comprimido añadido al alimento o en los alimen tos en forma de gel.

LosInmersióntratamientos

por inmersión varían desde una inmersión de unos segundos hasta una inmersión o baño prolongado durante varios días. Son aptos para grupos de peces o peces aislados inapetentes y pueden no requerir manipulación alguna. Antes de iniciar el tratamiento debe tenerse en cuenta la exposición humana y la elimina ción de esta agua tratada.

La absorción del fármaco se realiza principalmente a nivel del epi telio branquial y otra pequeña parte puede absorberse a través del tracto gastrointestinal.

El tratamiento puede hacerse en el tanque original o en otro tan que o contenedor más pequeño, el uso de estos contenedores más pequeños limita los efectos del fármaco solo al animal afectado y requiere menores cantidades de fármaco y volumen de agua.

45ARGoSnº222022.SeptAño6
Intramuscular en pez ángel Pomacanthus spp. ©Teresa Álvaro

Antibióticos vs. Peces

Se debe utilizar agua del sistema original, manteniendo las mismas condiciones de temperatura, oxigenación, pH y los niveles de amo niaco deben mantenerse dentro de los rangos objetivo durante todo el Cuandotratamiento.eltratamiento

se hace en el tanque original los riesgos son mayores ya que se trata mayor cantidad de agua, se utilizan mayores cantidades de fármaco, puede afectar a animales que no necesitan ser tratados. Y solo debe considerarse esta forma de tratamiento si no se dispone de otra opción mejor. Además, los antibióticos pue den dañar el filtro biológico y hay que monitorizar constantemente los niveles de oxígeno disuelto, amoniaco, nitritos y nitratos durante los tratamientos por inmersión.

Los antibióticos autorizados en España son:

1. Oxitetraciclina: Antibiótico de amplio espectro, con acción bacte riostática. Eficaz contra gram positivos y negativos. Se ha utilizado para tratar una gran variedad de enfermedades en acuicultura:

a. Vibriosis (V. salmonicida)

b. Boca roja (Yersinia ruckeri)

c. Flavobacteriosis en diversas especies

d. Forunculosis (Aeromona salmonicida)

e. Infecciones por Flexibacter columnaris

f. Estreptococosis, etc.

ANTIBIÓTICOS AUTORIZADOS EN ESPAÑA PARA SU USO EN PECES.

El número de medicamentos destinados a la acuicultura en la Unión Europea es reducido 304, comparando con otros grupos animales como perros o los destinados al ganado. De estos medicamentos más de la mitad (51 %) corresponden a vacunas y el segundo grupo son los antibióticos, un 29%, el resto son productos hormonales, antiparasitarios, anestésicos o sedantes y finalmente los antisépticos, insecticidas y homeopáticos.

El salmón la especie a la que más medicamentos veterinarios se des tinan, un 31%, la segunda especie es la trucha arcoíris, con un 20%, mientras que, por otro lado, un 16% de los medicamentos de utiliza ción acuícola está destinado en general al conjunto de las especies. Pero hay diferencias entre los distintos países de la Unión Europea en cuanto al número de medicamentos autorizados, España está en la cuarta posición con menos de 24 medicamentos autorizados, in cluidos antibióticos, antiparasitarios y desinfectantes.

Está autorizado para varias especies, salmón, lubina, dorada, roda ballo, anguila y carpa. Y se presenta en forma de premezcla medi camentosa para la elaboración de piensos medicamentosos Debido a su amplia utilización, uno de los principales inconve nientes es la aparición de resistencias

Los antibióticos, bien usados, son una eficaz herramienta curativa. Su errónea utilización provoca cepas resistentes a los medicamentos @FerZebra

46ARGoSnº222022.SeptAño6

Antibióticos vs. Peces

2. Flumequina: antibacteriano sintético perteneciente a la familia de las quinolonas de segunda generación, activo frente a bacterias gram negativas y en este caso solo está autorizada para truchas, como premezcla medicamentosa para el tratamiento de la forun culosis

3. Florfenicol: Antibacteriano sintético de amplio espectro, relacionado con el clorafenicol y autorizado también para el tratamiento de las forunculosis por Aeromonas en truchas.

RESUMEN

Los antibióticos son un gran aliado tanto en la medicina veterinaria como en la salud pública, pero el uso indiscriminado representa un gran problema y para asegurar una correcta prescripción el antibió tico debe ser indicado y controlado por un veterinario. el uso de an tibióticos para peces es muy importante para el control de enferme dades causadas por bacteria, pero el consenso veterinario estipula que la salud y el bienestar de los animales acuáticos debe siempre basarse en una postura preventiva.

BIBLIOGRAFÍA:

CATHERINE HADFIELD, LEIGH CLAYTON, Clinical Guide to Fish Medicine. 2021 Wyley Blackwell Antibióticos permitidos en Acuicultura en Europa. Agrosolmen. Luis Martinez Millán, Juan Carlos Fontanillas Pérez. Terapéutica en Acuicultura Ruiz Zarzuela I, Muquiz Moracho, JL, Ortega Rodriguez, C, Abadia Valleana, R., Muñoz Gonzal vo, MJ., Garces Sanagustin, A., Memoria: Repercusión de la legislación comunitaria sobre la acuicultura Agenciaeuropa.eu/legal-content/ES/ALL/?uri=CELEX:32019R0004https://eur-lex.europa.eu/legal-content/es/ALL/?uri=CELEX%3A32019R0006medicamentos-veterinarios-Reglamento-europeo.pdfhttps://www.icovv.com/wp-content/uploads/2022/01/Novedades-en-la-prescripcion-de-española.https://eur-lex.EspañoladeMedicamentosyproductosSanitarioshttps://www.aemps.gob.es/

Es licenciada en Veterinaria por la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid en 1994. Actualmente es la Responsable del Departamento de Veterinaria y Laboratorio en el Oceanogràfic de Valencia. Comenzó a trabajar en el acuario como veterinaria en 2003 y desde 2018 es la responsable del departamento. Comenzó su carrera profesional en medicina de perros y gatos y de ahí dio el salto a los animales acuáticos. Desde su inicio en el Oceanogràfic además de con peces e invertebrados trabaja también con mamíferos marinos, delfines, belugas, leones marinos y focas, aves y reptiles que forman parte de la colección del parque. Ha participado en congresos nacionales e internacionales, así como en cursos organizados por el propio Oceanográfico u otros centros o asociaciones relacionadas con animales acuáticos.

47ARGoSnº222022.SeptAño6

La Acuariofilia en la Red Impresión 3D para tu acuario

Equipo de Redacción

Uno de esos aparatos que nos mostraban hace años las peliculas futuristas ha comenzado a colarse en nuestras casas, de modo que mucha gente ya dispone de una im presora capaz de materializar diseños realizados en tres dimensiones. Los ámbitos de aplicación de esta tecnología son incontables, incluido el de la acuariofilia.

El material empleado en los filamentos con que se alimen tan estas máquinas es muy variable y va desde plásticos, resinas sintéticas, fibra de carbono, maíz o bambú. Es por ello que los resultados de la impresión en cuanto a re sistencia al agua pueden variar, por lo que conviene confirmar que el material elegido se mantenga inalterable si pensamos meterlo en el agua de nuestro acuario.

En el portal de modelos 3d para impresión Thingiverse. com se encuentra una de las mayores bibliotecas gratui tas donde descargar y subir diseños. Los usuarios de esta activa comunidad además de facilitar los diseños, revisan y comentan los trabajos, de manera que podemos en contrar información práctica si queremos atrevernos con algún diseño. Realizando una sencilla búsqueda con el término “aquarium”, encontramos un sinfín de resultados:

- Decoración: Aquí destacan las rocas, que en algunos casos tienen un acabado muy realista. También tenemos

cuevas de multitud de diseños, algunas incluso diseñadas para especies concretas, como gambas o apistogramas.

- Soporte para plantas: Podemos encontrar soportes para enraizar plantas y también varias opciones para rea lizar cultivos hidropónicos de las mismas y mantenerlas emergidas con las raíces en el acuario.

- Repuestos: Una de las aplicaciones más interesantes sea el obtener repuestos o piezas de nuestro acuario. No vamos a encontrar la pieza de cada filtro, pero si un gran surtido de pequeñas piezas como llaves, salidas de filtro, adaptadores, tapas, soportes, etc.

- Hazlo tú mismo: aquí se concentra el enorme potencial de la impresión 3D. Los usuarios han diseñado de todo: bombas peristálticas, lechos fluidos, skimmer de super ficie, ventiladores, rebosaderos, pantallas, alimentadores automáticos... Además del modelo para imprimir, los usuarios añaden detalladas explicaciones de las partes eléctricas y el montaje del conjunto.

En resumen, las impresoras 3D abarcan aplicaciones en todos los ámbitos y pueden convertirse en una tecnología que ayude a llevar la acuariofilia a otro nivel, diseñando soluciones específicas para cualquier necesidad.

49ARGoSnº222022.SeptAño6

noticias

La polución por ruido de origen humano daña a las especies arrecifales

Equipo de Redacción

La revista “Environmental Pollution” ha publicado un estudio científi co, donde se evidencian los efectos nocivos de la actividad humana en las proximidades de los arrecifes de coral.

El resumen del estudio es el siguiente: “Se llevaron a efecto dos experimentos de campo para investigar los efectos a corto plazo (30 minutos) y a largo plazo (48 horas) de la reproducción del ruido de las embarcaciones a motor sobre el comportamiento, los glucocor ticoides “GC” (cortisol, hormonas reguladoras del estrés) y los andró genos de los peces anémona (Amphiprion chrysopterus). A corto plazo, los peces anémona expuestos a la reproducción del ruido de las em barcaciones mostraron respuestas tan to conductuales como hormonales: el ocultamiento y la agresión aumenta ron, y la distancia recorrida fuera de la anémona disminuyó en ambos sexos; no hubo efectos sobre los niveles de cortisol, pero los niveles de andrógenos masculinos (11-cetotestosterona y tes tosterona) aumentaron. La exposición a largo plazo al ruido provocó niveles más altos de cortisol en ambos sexos y

niveles más altos de testosterona en los machos, y las respuestas al estrés a un desafío ambiental adicional en ambos sexos se vieron afectadas. Los niveles de andrógenos circulantes se correlacionaron con la agresión, mientras que los niveles de cortisol se correlacionaron con el ocultamiento, demostrando en una población salvaje que las vías de andrógenos/glucocorticoides son mecanismos próximos plausibles que impulsan las respuestas conductuales al ruido antro pogénico. La combinación de estudios funcionales y mecánicos es crucial para comprender plenamente este contaminante global.”

A la luz de los resultados de este y de otros estudios similares, no hay duda de que debemos tomar conciencia de que el ocio acuático motorizado pro voca una polución acústica elevada que afecta negativamente al comportamiento y la fisiología de los animales

Fuente:afectados.Environmental

Pollution, Volume 262, July 2020. “Hormonal and behavioural effects of motorboat noise on wild coral reef fish”. Suzan ne C.Mills et al.

51ARGoSnº222022.SeptAño6
©freepik ©Inet

ContraportadaContraportada

Antennarius striatus, presenta gran variabilidad cromática: amarillo, naranja, verde, gris o marrón, con rayas o manchas alargadas, marrones o negras. Con una talla máxima de 25 cm, dispone de un Illicium bulboso (primera espina dorsal modificada para atraer la presa hacia la boca). Especie ovípara, que desova sus huevos envueltos en una vaina gelatinosa. En acuario, al principio, hay que incitarle a comer, alimentándolo con camarones vivos. Posteriormente, se les puede dar marisco congelado y fresco un par de veces por semana. Respecto a otras especies que puedan convivir con él, no olvidar que: “los peces sapo consideran que cualquier cosa que les quepa en la boca es comida”. No son agresivos y si están estresados dejan de alimentarse. Los machos, como el ejemplar de la foto, presentan coloración más intensa y apéndices cutáneos más largos que las hembras. Fotografía tomada en Filipinas, a 23 metros de profundidad.

Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.