Issuu on Google+

O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“O Libro no libro�

I


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Me encantan esos libros de segunda mano que se abren por aquella página que su anterior propietario leía más a menudo. El día en que me llegó el ejemplar de “Hazlitt”, se abrió por una página en la que leí: “Detesto leer libros nuevos.”” Se o queres ler...

84, Charing Cross Road – Helen Hanff

“En la primavera de 1998, Bluma Lennon compró en la librería del Soho un viejo ejemplar de los “Poemas” de Emily Dickinson, y al llegar al segundo poema, sobre la primera bocacalle, la atropelló un automóvil. Los libros cambian el destino de las personas.” Se o queres ler...

La Casa de papel – Carlos María Domínguez

“Puse un cartucho de tinta en la pluma, abrí el cuaderno por la primera hoja y me quedé mirando la primera línea. No tenía ni idea de cómo empezar. El objeto del ejercicio no consistía en escribir algo concreto, sino en demostrarme a mí mismo que aún era capaz de escribir...” Se o queres ler

La noche del oráculo – Paul Auster

“En la habitación de su padre aún había luz. Él solía permanecer despierto hasta bien entrada la noche, leyendo. Meggie había heredado de él la pasión de los libros. Cuando después de una pesadilla buscaba refugio a su lado, nada le hacía conciliar el sueño mejor que la tranquila respiración de su padre junto a ella y el ruido que producía al pasar las páginas.” Se o queres ler...

Corazón de tinta – Cornelia Funke

II


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Los lectores – prosiguió la señorita Winter – son ingenuos. Creen que todo lo que se escribe es autobiográfico. Y lo es, pero no como ellos creen: La vida del escritor necesita tiempo para descomponerse antes de que pueda ser utilizada para alimentar una obra de ficción. Hay que dejar que se pudra.” Se o queres ler...

El Cuento número Trece – Diane Setterfiel

“De viaje en Teherán con su tío, tropezó por casualidad con todos los manuales que buscaba en uno de los bien provistos mercados de libros de la ciudad y compró cierta cantidad de volúmenes de varios títulos, que vendió a sus compañeros de clase por el doble de precio a su regreso a Kabul. Había nacido el librero y Sultán se había salvado.” Se o queres ler...

El Librero de Kabul – Asne Seierstad

“-¡Vaya, vaya! Con que leyendo en horas de trabajo. No sabía yo que don Perfecto incumpliera sus obligaciones laborales. Siempre tan seriecito, tan calladito, y ahora resulta que se escaquea como todo hijo de vecino.”

Se o queres ler...

El Librero de la Atlántida – Manuel Pimentel

LA REINA : ¿Y para qué han servido entonces tantos maestros? EL REY: Para que nuestro hijo se canse de ellos y prefiera a sus lecciones fastidiosas leer cuentos de hadas y encantadores. ¿Te parece poco? Se o queres ler...

El Príncipe que todo lo aprendió en los libro s – Jacinto Benavente

III


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“... sólo el bibliotecario sabe, por la colocación del volumen, por su grado de inaccesibilidad, qué tipo de secretos, de verdades o de mentiras encierra cada libro. Sólo él decide cómo, cuándo, y si conviene, suministrarlo al monje que lo solicita...” Se o queres ler...

El Nombre de la Rosa – Humberto Eco

“Alia teme que los fuegos de la guerra destruyan los libros, que para ella son más valiosos que todo el oro del mundo.”

Se o queres ler...

La Bibliotecaria de Basora – Jeannette Winte

“Miró fijamente el título del libro y sintió frío y calor a un tiempo. Eso era, exactamente, lo que había soñado tan a menudo y lo que, desde que se había entregado a su pasión, venía deseando: ¡una historia que no acabase nunca! ¡El libro de todos los libros!. Se o queres ler...

La Historia interminable – Michael Ende

“Vollard se percató de que estaba explicando una historia a la niña que se escondía detrás de la máscara de yeso. Explicaba la primera historia que le había venido a la mente. “ Se o queres ler...

El Librero Vollard – Pierre Pejú

IV


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“O señor Blank interrompe a lectura. O medo que sentira antes déixalle paso á confusión e, por máis que ata este momento comprendeu todas e cada unha das palabras do texto, non é quen de darlles sentido.”

Se o queres ler...

Viaxes no scriptorium – Paul Auster

“La costumbre es que la primera vez que alguien visita este lugar tiene que escoger un libro, el que prefiera, y adoptarlo, asegurándose de que nunca desaparezca, de que siempre permanezca vivo. Es una promesa muy importante. De por vida – explicó mi padre -. Hoy es tu turno” Se o queres ler...

La Sombra del viento – Carlos Ruiz Zafón

“Imagino que otros se encargarán de divulgar lo que he sido durante veinte años: un traductor del árabe, nacido en la blanca Argel, que, a su manera, fue una referencia ambigua, venerable, y por qué no confesarlo, incómoda, en la Universidad.” Se o queres ler...

El Traductor de Cambridge – Fernando Báez

“Juan Borrego Borges tenía que desaparecer. No podía permitirme el lujo de dejar que un pajarraco así anduviera diciendo a voces por ahí que yo traducía sus libros antes de que él los hubiera escrito.” Se o queres ler...

Los Negros del traductor – Claude Bleton

V


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Vi a la ladrona de libros en tres ocasiones. Sí, la recuerdo a menudo y conservo su historia en uno de mis múltiples bolsillos para contarla una y otra vez. [...] Aquí está. Una más entre tantas. “La ladrona de libros”. Si te apetece, ven conmigo. Te contaré una historia. Te mostraré algo” Se o queres ler...

La Ladrona de libros – Markus Zusak

“Voy a iniciar este relato con una declaración de principios: yo soy un personaje y me dispongo a hablar (mal) del autor de los libros en que aparezco.” “Ars poética”. Jorge Volpi Se o queres ler...

Pasión de papel : cuentos sobre el mundo del libro – VV.AA.

“Mi devoción, al principio, era tosca, orgiástica, descentrada, cochina – me daba igual emprenderla a mordiscos con Faulkner que con Flaubert -, pero pronto empecé a percibir sutiles diferencias.”

Se o queres ler...

Firmin – Sam Savage

“Ella no había dicho nada más, excepto que se trataba de un texto hermético, un texto oscuro que jamás había sido publicado.”

Se o queres ler...

Ex libris – Ross King

VI


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Había una vez un escritor indeciso. Cuando escribía, lamentaba no poder leer, y, cuando leía, lamentaba no poder escribir.”

Se o queres ler...

El Libro de los libros: historias sobre imágenes

“Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia.”

Se o queres ler...

El Juego del ángel – Carlos Ruiz Zafón

“Conocí a Lucas Corso cuando vino a verme con “El vino de Anjou” bajo el brazo. Corso era un mercenario de la bibliofilia; un cazador de libros por cuenta ajena.”

Se o queres ler...

El Club Dumas – Arturo Pérez Reverte

“A finales del siglo XX el joven Montano, que acababa de publicar su peligrosa novela sobre el enigmático caso de los escritores que renuncian a escribir, quedó atrapado en las redes de su propia ficción y se convirtió en un escritor que, pese a su compulsiva tendencia a la escritura, quedó totalmente bloqueado, paralizado, ágrafo trágico”. Se o queres ler...

El Mal de Montano – Enrique Vila-Matas

VII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“El pasado mes de marzo hizo once años que se publicó el libro en las Ediciones de la Universidad de Pensilvania. Tres meses después, justo cuando empezaban a salir las primeras críticas en las revistas cinematográficas y en las publicaciones especializadas, me encontré una carta en el buzón.” Se o queres ler...

El Libro de las ilusiones – Paul Auster

“El día siguiente a nuestra conversación, Hanna me preguntó qué cosas aprendía en el colegio. Le hablé de los poemas de Homero, de los discursos de Cicerón y de la historia de Hemingway en la que un viejo lucha contra un pez y contra el mar. Ella quería saber cómo sonaban el latín y el griego, y le leí fragmentos de la “Odisea” y de las “Catilinarias”.” Se o queres ler...

El Lector - Bernhard Schlink

“Las obras eróticas están prohibidas, son caras y no se encuentran con facilidad. Y, sin embargo, casi todos los libreros les dirán que, dentro de este género, las obras más valiosas están intactas y por estrenar.”

Se o queres ler...

Memorias de un librero pornógrafo – A. Coppens

“- Mira, en el negocio de los libros he tenido mis más y mis menos, pero siempre me he preciado de olfato [...]. Cuando leí el “Guzmán de Alfarache” me dije: esto va a ser negocio, se va a vender, ¿es verdad o no?

Los ladrones de tinta: una novela sobre el Madrid de Cervantes… - Alonso Mateo Sagasta

VIII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“La soldadesca mongol se había ocupado de matar a los notables y a los ulemas: con todo, alguno pudo escapar al otro lado del río tras cambiar su vida por su biblioteca. A fin de que el ejército mongol cruzara a la otra orilla, los libros y manuscritos de la famosa “Casa de la Sabiduría” fueron arrojados al río, a modo de puente. Se dice que los puentes fueron construidos asi...” Se o queres ler...

El lector de Bagdad- Jabbar Yassin Hussin

“Por eso al lado del mundo real el escritor edifica un mundo paralelo, como el niño que, incapaz de construir una casa, alinea en la acera piedrecitas en forma de rectángulos y se limita a explicar a los que pasan: esto es el comedor, eso la sala y aquel cuadradito la comuna...” Se o queres ler...

El Hacedor de páginas – Antonio Rabinad

“Contuvo el aliento cuando sus manos se toparon con un libro encuadernado en cuero en el fondo del baúl. Calma, corazón, pensó. La cubierta estaba mohosa. Janey la limpió con la manga de la camisa, dejando sólo un borrón tenue. Contuvo el aliento al ver el título del libro.” Se o queres ler...

El País pequeño – Charles de Lint

“- Ser bombeiro éche un bo traballo. Os luns queimo a Millay, os mércores a Whitman, os venres a Faulkner. Queimámolos ata que só quedan cinsas, despois queimamos as cinsas, ese é o noso slogan oficial.”

Se o queres ler...

Farenheit 451 – Ray Bradbury

IX


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“No país máis católico do orbe, a xente tiña medo de mercar as Sagradas Escrituras. Podías ver como lles tremían as ventás do nariz cando eu lles puña un libro nas mans. Estaban a cheirar o lume da Inquisición.”

Se o queres ler...

Os libros arden mal – Manuel Rivas

“En un callejón angosto y oscuro de Barcelona, vivía no hace mucho tiempo, uno de esos hombres de rostro demacrado, de mirada turbia y aviesa; uno se esos personajes de condición satánica y desconcertante como aquellos a quienes daba vida, en sus desvaríos, Hoffmann, el autor de los célebres “Cuentos fantásticos”. Era el librero Vicente.” Se o queres ler...

El Librero asesino de Barcelona – Ramón Miquel i Planas

“Y es que parece cabal reconocer que esta revolución de la ciencia, como la Reforma de Lucero y Calvino, como la literatura maravillosa de esa época, de Cervantes a Shakespeare, no hubieran existido de no ser por esos modestos artesanos y comerciantes que imprimían libros y los llevaban a través de las fronteras de un sitio para otro.”

Se o queres ler..

Tomo, el librero : un testigo de la Revolución Copernicana – Miguel A. Pérez Oca

X


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Era la biblioteca ambulante del municipio de Westminster, una camioneta grande como un camión de mudanzas, aparcada junto a los cubos de basura, delante de una de las puertas de la cocina. No era una parte de palacio que ella visitase...”

Se o queres ler…

Una Lectora nada común – Alan Bennett

“Por lo menos, piensa, no lee novelas de misterio ni novelas rosa. Por lo menos continúa mejorando su mente. Ahora mismo está leyendo a Virginia Wolf, toda su obra, libro por libro: le fascina la idea de una mujer así, una mujer tan brillante, tan extraña...” Se o queres ler…

Las Horas – Michael Cunningham

“Conocí a Paul gracias a un libro. Probablemente nos hubiéramos conocido de todas formas en la Biblioteca Firestone, o en una de las clases de literatura que ambos seguimos el primer año, así que tal vez lo del libro no tenga nada especial. Pero...éste tenía más de quinientos años de antigüedad...” Se o queres ler…

El Enigma del cuatro – Ian Caldwell

“Saqué la lupa y el libro del panecillo de los pantalones, que estaban al lado de la cama. Pero justo cuando iba a encender la luz para empezar la lectura, mi viejo dio un grito y se despertó tan repentinamente como solía dormirse.”

Se o queres ler …

El misterio del solitario – Jostein Gaarder

XI


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Fue como si un cuadro, transparente cual cristal pintado, se depositase sobre lo que Resa estaba viendo momentos antes; la biblioteca de Elinor, los lomos de los libros, uno al lado del otro, tan cuidadosamente ordenados por Darius... todo se esfumó y otra imagen se tornó más diáfana.”

Se o queres ler…

Sangre de tinta – Cornelia Funke

“Mi abuelo está disgustado con un libro,afirmó Jacopo con tono altanero. Muy disgustado. Quizá tú consigas ayudarle. ... Creyó ver de nuevo el libro ante él, percibió el papel entre los dedos. Todas las páginas estaban en blanco.”

Se o queres ler …

Muerte de tinta – Cornelia Funke

“Francie creía que en esa biblioteca estaban todos los libros del mundo y se había propuesto leerlos todos. Devoraba un libro por día siguiendo celosamente el orden alfabético, sin saltarse ninguno, ni siquiera los más áridos.” Se o queres ler…

Un arbol crece en Brooklyn – Betty Smith

“Nos acercamos a la maleta […]. En el interior montones de libros se iluminaron bajo nuestra linterna eléctrica y los grandes escritores occidentales nos recibieron con los brazos abiertos: a su cabeza estaba nuestro viejo amigo Balzac…”

Se o queres ler…

Balzac y la joven costurera china - Dai Sijie

XII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Su lugar de trabajo consistía en un cubículo cuyas paredes eran estanterías, vitrinas y cajones, todos llenos de libros. Aquí actualizaba el catálogo on line. También mantenía el inventario al día, recibía los pedidos de ejemplares transmitidos por bibliógrafos de todo el mundo.”

Se o queres ler…

El libro del aire y de las sombras – Michael Gruber

“Por el cielo volaban libros. No podía confundirme, eran sin duda libros, todos iguales, todos con las tapas azules que conocía bien. Miré mejor: volaban libros y no volaban sin rumbo, parecían teledirigidos...” Se o queres ler…

El librero de Selinunte – Roberto Vecchioni

“En casa había una enciclopedia de la que mi padre hablaba como de un país remoto...tenía más de cien tomos...Yo mismo, por aburrimiento, abría a veces uno de aquellos libros y leía lo primero que me salía al paso” Se o queres ler…

El orden alfabético – J. J. Millás

“El día de mi decimoquinto cumpleaños me escapé de casa, me marché a una ciudad desconocida y empecé a vivir en un rincón de una pequeña biblioteca.”

Se o queres ler…

Kafka en la orilla – Haruki Murakami

XIII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Era Jakob Mendel, librero de viejo… Un colega de Universidad me llevó hasta él y me dijo “Él lo sabe todo y lo consigue todo. Él te trae el libro más singular del más olvidado de los anticuarios alemanes…”

Se o queres ler…

Mendel el de los libros – Stefan Zweig

“El señor Watts nos dijo no soy maestro, pero lo haré lo mejor que pueda. Sin olvidar al señor Dickens. Arrancó a leer sin más, pero cuando alzó la vista quedamos atónitos por el silencio. Esto ha sido el primer capítulo de Grandes esperanzas, la mejor novela del escritor Charles Dickens”

Se o queres ler…

El señor Pip - Lloyd Jones

“Me secuestraron para ponerme a leer una novela. Usted sabe leer?- preguntó. -A usted qué le importa? -Mire! Sí sabe, o, ¿para qué carga esto?- dijo mostrándome un libro de Kundera” Se o queres ler…

La lectora - Sergio Álvarez

“Tío Luis era tipógrafo y aquella imprenta Babel existía de verdad. Estaba escondida en el desván de la casa. Lo cierto es que era una vieja imprenta de la familia, casi de la época de Gutenberg…”

Se o queres ler…

Imprenta Babel - Andreu Carranza

XIV


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Me hallaba en una escribanía…La verdad es que no habría solicitado trabajo allí si nuestra necesidad no fuera tan acuciante…Los escribanos murmuraban ¿Una mujer? …Me puso un libro delante, del que debía copiar, pensando que ya sólo el idioma supondría un problema…- Entendéis latín?.....”

Se o queres ler…

La escribana de París - Sabrina Capitani

“El abad cree que una abadía tan ilustre debería albergar un manuscrito digno de esplendor…Aunque nuestros hermanos son buenos copistas y escribas, no tenemos ningún iluminador célebre para realzar nuestros textos…”

Se o queres ler…

El maestro iluminador - Brenda Vantrease

“No te preocupes por el libro Debilidades inglesas. Es mejor que pierdas el entusiasmo ahora que no después de haberte pasado seis meses escribiendo sobre conejitos. La posibilidad comercial de la idea era interesante, pero estoy de acuerdo en que el tema se habría vuelto tremendamente irreal. Ya verás cómo se te ocurrirá otro tema, otro que te guste” Se o queres ler…

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey - Mary Ann Shaffer y Annie Barrows

“El coronel Bantry y su esposa, viejos amigos de miss Marple, tenían justamente la biblioteca adecuada. Y, como si de una receta de cocina se tratara, añádanse los siguientes ingredientes: un entrenador de tenis, una joven bailarina, un artista, una anfitriona….y sírvase “a la miss Marple”

Se o queres ler…

Un cadáver en la biblioteca – Agatha Christie

XV


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“ Sin duda no eran los libros que una mujer como yo debería leer, lo que aparentemente demostraba una y otra vez, con millones de pequeñas variantes, que a las mujeres no las perturba el deseo y que la moralidad de la nación dependía de su pureza domestica” Se o queres ler…

La encuadernadora de libros prohibidos – Belinda Starling

“ Al cabo de una breve conversación, resultaba evidente el amor de Luca por la literatura, sin que importase demasiado si el título en cuestión era una manoseada edición de bolsillo o una antigua y valiosa primera edición”

Se o queres ler…

Los libros de Luca – Mikkel Birkegaard

“Para empezar, no había dinero para libros. Padre solía hacer intercambios. Les daba a sus clientes la oportunidad de comprar un libro y cuando terminasen de leerlo, volver a la librería a cambiarlo por otro pagando una perrona por cada cambio” Se o queres ler

Los libros luciérnaga – Leticia Sánchez Ruiz

“Lleva usted cuatro años enviándome regularmente sus poemas. Durante los tres primeros me esforcé en comentarlos, en ofrecerle a usted consuelo de unas cuantas trivialidades, no sin darle a entender, taimadamente, que me dejara en paz”

Se o queres ler

El lamento del perezoso – Sam Savage

XVI


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

Gaspar Lalouette, aunque fuera marchante de cuadros y de chamarilería, le tenía un gran respeto a las letras. Él mismo era autor…a consecuencia de lo cual había sido nombrado oficial de la Academia (Francesa)”

Se o queres ler…

El sillón maldito – Gaston Leroux

“Después de mucho debatir…, nos gustaría felicitarla por el examen de calificación doctoral más sólido que hemos presenciado en los últimos tiempos. Sus respuestas han sido completas, detalladas y claras, y creemos que está cualificada para...el doctorado”

Se o queres ler…

El libro de los hechizos – Katherine Howe

“Taron Trekk corría el riesgo de morirse de hambre…Sin embargo, descubrió rápidamente con qué se podía ganar en Bibliópolis mucho más dinero…: con libros raros…allí casi todo el mundo vendía libros. Había un tipo de ejemplares de los que siempre había gran demanda…” Se o queres ler…

La ciudad de los libros soñadores – Walter Moers

“Yo no le doy tanta importancia como usted, supongo, a las nociones del bien y del mal. He leído Lolita, como usted me pidió. Es un buen libro y, por lo tanto, debería intentar vendérselo a los habitantes de Hardboroug”

Se o queres ler…

La librería – Penélope Fitzgerald

XVII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Un buen día, en una pequeña ciudad de Iowa ocurre un imprevisto en el buzón de recoger libros de una biblioteca aparece, un pequeño gato…Una de las bibliotecarias lo recoge y le da calor…Este gato poco a poco, se encariña de todos los lectores…” Se o queres ler…

Dewey lee más libros – Vicki Myron

“Sonriendo, Kien prosiguió su camino hacia su casa. Raramente sonreía. Pocas veces ha habido alguien que hubiera anhelado tanto una biblioteca como él. A los nueve años soñaba con tener una librería”

Se o queres ler…

Auto de fe – Elias Canetti

“Antes de que los signos se volviesen para mí descifrables, eran sonidos y eran los mayores quienes poseían la capacidad de traducir los signos en palabras y con las palabras construir un cuento (…) Ahora que podía descifrar los signos sola me sentía poderosa y fuerte, podía leer sin esperar a que alguien lo hiciese por mí. Y empezó una aventura de la que me enamoré” Se o queres ler…

Los libros son tímidos – Giula Alberico

“En la lectura debe cuidarse de dos cosas: escoger bien los libros y leerlos bien” Balmes

Se o queres ler…

Máximas y pensamientos sobre el libro

XVIII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Aquella mañana, aún envuelto en la tibia placenta del sueño, descubrí que en mi zapato izquierdo estaba creciendo un libro. Tenía el tamaño de una caja de cerillas y se había anclado a la suela con el empeño de un molusco”

Se o queres ler…

Morir de libros – Miguel Ángel Mala

“Hubo un momento, hace años, en que todos queríamos ser Cortázar”. “Siempre tuvo la costumbre, tal vez algo escolar, Julio Cortázar de firmar buena parte de sus libros”. “Lo primero que llama la atención del Cortázar lector es su relación, voraz y casi nutritiva, con los libros. En buena parte de ellos ha dejado anotaciones, apostillas y notas” Se o queres ler…

Cortázar y los libros: un paseo por la biblioteca del autor de “Rayuela” – Jesús Marchamalo

“Ella aprende las costumbres de la casa, sin comprender que los hábitos y tejidos que ahora me atan a mí no tardarán en encadenarla a ella…Me he habituado a considerarme una especie de libro. Ahora me parezco a un libro tal como deben de ser para ella: me mira con sus ojos analfabetos, ve la forma, pero no entiende el sentido…! Se o queres ler…

Falsa identidad – Sarah Waters

“Después de encontrar la forma de bajar desde el tejado vio cómo los bomberos trataban de contener el incendio que consumía el edificio. Comprendió que los libros se habían perdido y si las llamas no devoraban hasta el último ejemplar, el calor y el humo causarían daños irreparable.”

Se o queres ler…

La conexión Alejandría – Steve Berry

XIX


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Pertenece a la cada vez ya más rara estirpe de los editores cultos, literarios. Y asiste todos los días conmovido al espectáculo de ver cómo la rama noble de su oficio, editores que todavía leen y a los que les ha atraído siempre la literatura, se van extinguiendo sigilosamente a comienzos de este siglo. Tuvo problemas hace dos años, pero supe cerrar a tiempo la editorial, que a fin de cuentas, aún habiendo alcanzado un notable prestigio, marchaba con asombrosa obstinación hacia la quiebra. Se o queres ler…

Dublinesca – Enrique Vila-Matas

“Ya en el escaparate de la librería localizaste la portada con el título que buscabas. Siguiendo esa huella visual te abriste paso a la tienda a través de la tupida barrera de libros Que No Has leído que te miraban ceñudos desde mostradores y estanterías tratando de intimidarte… Libros Que Puedes Prescindir de Leer, Libros Hechos Para Otros… Se o queres ler…

Si una noche de invierno un viajero – Italo Calvino

“Las librerías de esas cadenas son unos lugares que más vale no frecuentar, unos no-lugares, como diría Marc Augé. Mi librería será un sí-lugar. Yo no tendré clientes y consumidores, como decís los economistas, sino personas a quienes brindaré cortesía y respuestas, que no se sentirán perdidas como en un supermercado ni experimentarán la sensación de inferioridad que producen los establecimientos para bibliófilos… Se o queres ler…

Nosotros dos como en una novela – Paola Calvetti

“Todo comienza un día nevado, en la calle Fleurs de París, el 9 de enero de 1979. He escrito una novela, es la primera, no sé si es la primera, no sé si escribiré otras. Todo lo que sé es lo que he escrito y que si pudiera encontrar un editor, estaría bien. Si este editor pudiera ser Jerôme Lindon estaría, por supuesto, todavía mejor, pero no soñemos”. Se o queres ler…

Jerôme Lindon mi editor – Jean Echenoz

XX


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“El abuelo vivía bajo el mismo techo que nosotros, pero era una especie de figura misteriosa. Tiempo atrás había dejado el negocio familiar en manos de su único hijo, mi padre y se pasaba el día haciendo “experimentos” en su “laboratorio” de la parte de atrás (…). Cuando no estaba allí, salía a cazar especímenes o se refugiaba con sus apolillados libros en un rincón sombrío de la biblioteca” Se o queres ler

La evolución de Calpurnia Tate – Jacqueline Kelly

“Ando con la moto recogiendo cuentos y leyendas por estos caminos. La gente del campo sabe una infinidad de cuentos, y ninguno de esos cuentos aparece en los libros. Hablan de diablos, de muertos que suben las escaleras, de huesos enterrados que resucitan; pero por aquí no pasaron unos hermanos Grimm que los anotaron. Más bien ha pasado la religiosidad más carca enterrándolos” Se o queres ler…

Todo lo que se llevó el diablo – Javier Pérez Andujar

“La biblioteca no abre hasta dentro de dos horas, no debería estar aquí. Esto es el colmo: ahora encierran a los lectores en mi sótano. ¡Lo que no me hayan hecho en esta casa!. No hace falta gritar, no es culpa mía, oiga…Pero yo le conozco, usted es uno de los habituales. Como se pasa aquí todo el santo día, alguna noche tenía que quedarse” Se o quere ler…

Signatura 400 – Sophie Divry

“Muchos nombres de autores surcan las páginas del libro, pero los que adquieren figura corporal son: Patricia Highsmith, Bukowski, Carmen Martín Gaite, Alejandro Rossi, Carlos Monsivais, Copi, Pedro Lemebel, Antonio Escohotado, Roberto Bolaño, Enrique Vila-Matas y el un servidor (Herralde)”

Se o quere ler…

Opiniones mohicanas – Jorge Herralde

XXI


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“En una calle estrecha y sin sol de Barcelona vivía, hace poco tiempo, uno de esos hombres de frente pálida y ojos apagados y hundidos, no de esos seres satánicos y extraños como los que Hoffmann desenterraba en sus sueños. Era Giacomo, el librero. Tenía treinta años y ya pasaba por viejo y gastado… soñaba noches y días enteros en su idea fija: los libros” Se o quere ler…

Bibliomanía – Gustav Flaubert

“En mi época de estudiante esa librería representaba ese mundo fascinante, tan cercano y aún así tan lejano, de la literatura moderna: lejano porque todavía no conocía ni a uno solo de los autores; cercano porque devoraba muchísimos de sus libros, que pedía prestados de la biblioteca de Adrienne… (prólogo de Simone de Beauvoir) Se o quere ler…

Rue de l´Odeon – Adrienne Mounier

“Miren, voy a serles franco…: tengo el presentimiento, es un decir, tengo la seguridad de que aquí puede haber libros que valen mucho dinero, y otros quizás tan valiosos que no se pueden o no se deben vender…Me explico: pudiera haber libros, sobre todo libros cubanos, que no deberían salir de Cuba y así nadie en Cuba les puede pagar lo que realmente valen, Menos que nadie la Biblioteca Nacional…” Se o queres ler…

La neblina del ayer – Leonardo Padura

“Nino se jurará a sí mismo que nunca será guardia civil como su padre, y comenzará a recibir clases de mecanografía en el cortijo… Mientras descubre un mundo nuevo gracias a las novelas de aventuras que le convertirán en otra persona.”

Se o queres ler…

El lector de Julio Verne – Almudena Grandes

XXII


O libro no libro. Biblioteca Central Universidade de Vigo

“Estaría bien que conocieras mi librería antes de aventurarte a dar consejos. Mi tía recoloca los libros. A nuestra espalda, un delgado ejemplar cae del estante, y aterriza en el suelo con un ruido sordo. Se titula “Cómo cambiar el espacio que habitas”. Venga, deja ya de quejarte, le dice al libro, y lo devuelve al estante…” Se o queres ler…

La librería de las nuevas oportunidades – Anjali Banerjee

“- Ambrosio, tes que pensar que moitas veces dubidar e preguntar demostra moita máis inteligencia que soltar a primeira e aventurada parvada que se nos pase polo caletre. O vello encuadernador… Ubaldo Luaces teme non ter oportunidade de instruír o seu espelido pupilo, que, aínda que teimudo e pillabán, apunta boas maneiras… Se o queres ler…

Festina lente – Marcos S. Calveiro

“En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro de manera que vino a perder el juicio. Llénosele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles.” Se o queres ler...

El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha –

Texto completo

Miguel de Cervantes

XXIII



O libro no libro 5