Issuu on Google+

Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Alto Rendimiento Revista de la Asociación de Deportistas Olímpicos

Enero de 2013

FISIOLOGÍA: ¿POR QUÉ NECESITAMOS EL AGUA? ¿CÓMO HIDRATARSE? MECANISMOS DE DISIPACIÓN DEL CALOR TIPS DE HIDRATACIÓN CON BÁRBARA RIVEROS COLUMNA DE FELIPE VAN DE WYNGARD ACCIÓN NOTICIOSA DEL VERANO

MÁQUINAS DE CALOR…¡SERES DE AGUA!


Alto Rendimiento

MÁQUINAS DE CALOR


Alto Rendimiento

...SERES DE AGUA

Especial

Colofón

Hidratación

Termorregulación

REVISTA ALTO RENDIMIENTO PUBLICACIÓN OFICIAL DE LA

ADO CHILE:

CORPORACIÓN NACIONAL DEL DEPORTE

Presidente: Neven Ilic A.

Staff:

DE ALTO RENDIMIENTO

Gerente general: Arturo Guzmán V.

Textos: María Elena Guzmán M.

Ramón Cruz 1176, sexto piso

Directora-editora revista:

Fotografía: Mauricio Palma M.

Ñuñoa-Santiago-Chile

María Elena Guzmán M.

Diseño: David Aguirre V.

Estadísticas: María Elena Guzmán M.

Infografías: David Aguirre V.

Teléfono: 22703606 E-mail: info@adochile.cl Web: www.adochile.cl

y

Twitter: @adochile

Informática: Ignacio Rozas V.


Alto Rendimiento

AGUA C

ada vez que abrimos la llave para calmar nuestra sed o nuestro calor interior, lo que estamos consumiendo no es otra cosa que una larga cadena de moléculas en estado líquido, formadas por dos átomos de Hidrógeno y uno de Oxígeno: el H2O, el agua, nuestro elemento vital. Esta sustancia química recubre el 70 por ciento de la corteza terrestre y sin ella, la vida como la conocemos, no podría existir. Somos seres de agua y sin ella ninguna reacción química, ningún proceso fisiológico, ningún respiro ni movimiento, serían posibles. La vida no sería posible. Y es que correspondientemente con el planeta que nos alberga, nuestro organismo está igualmente formado en un 70 por ciento de moléculas de agua y todas las reacciones químicas en nuestro interior necesitan efectuarse en presencia de H2O. Necesitamos el agua. De hecho, hay una relación directa entre la cantidad de agua y la cantidad de energía que se requiere para las actividades diarias: un mililitro o un centímetro cúbico por cada kilocaloría que se consume. O sea que si un individuo requiere consumir dos mil calorías, entonces requiere dos litros de agua (contabilizando el

4

Tanto para la respiración, para la degradación de los alimentos y su transformación a energía, para excretar nuestros desechos a través de orina, deyección y transpiración, y para mantener nuestra hoguera interior a los sagrados 37 grados centígrados, necesitamos el agua. Nuestro elemento vital es sinónimo de vida y en tiempo de calor y altas temperaturas, su ingesta se vuelve fundamental. En este Especial les entregamos las claves para una hidratación y termorregulación adecuadas.

agua de los alimentos). Tanto para la respiración, para la degradación de los alimentos y su transformación a energía, para excretar nuestros desechos a través de orina, deyección y transpiración, y para mantener nuestra hoguera interior a los sa-

PARA VIVIR

grados 37 grados centígrados, necesitamos el agua. Pongamos, por ejemplo, atención a este hecho: para el sólo acto de movilizar nuestro sistema músculo-esquelético por el mundo, requerimos combustible. Y éste lo fabricaremos a partir


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Mauricio Palma

Alto Rendimiento

A R

de la degradación de los alimentos. Pero la cadena enzimática que permite que la energía química de la comida se transforme en energía mecánica o de movimiento, genera mucho calor en nuestro interior. De hecho, sólo el 30 por ciento del alimento que ingerimos

es finalmente utilizado como energía para la acción y el otro 70 por ciento se convierte en calor. Y es allí donde el agua y la urgencia de una buena hidratación entran en escena: porque si no recibimos H2O, simplemente nos quemaríamos por dentro.

Y así como la presencia de los océanos amortigua y templa la temperatura en los continentes, la presencia de agua en nuestro organismo nos permite mantener nuestra temperatura central en los sagrados 37 grados centígrados que permiten nuestra existencia.

5


Alto Rendimiento

SOMOS DE

AGUA Por María Elena Guzmán M.

E

s verano y hace calor. Imaginemos entonces a un corredor que permanece en ejercicio prolongado y de alta intensidad por un extenso lapso de tiempo y bajo una alta temperatura ambiental. ¿Qué pasará dentro de su organismo?

Recordemos que todas las reacciones y las funciones de nuestro organismo están programadas para lograr un funcionamiento óptimo con una temperatura central de 37 grados. Y que cuando estamos en ejercicio aumentará la temperatura y nuestro funcionamiento ya no será óptimo. Entonces, la radiografía del estado metabólico interno de nuestro corredor arrojaría índices de alerta: durante el ejercicio se aceleran todos los procesos metabólicos relacionados con la producción de energía, generándose mucho más calor. Habrá además un aumento en la reabsorción de agua por parte del riñón, con lo que aumentará la concentración y el color de la orina, porque el organismo intentará conservar así más agua destinada a

6

mantener la temperatura corporal y con ello las funciones vitales. Obviamente que la producción de calor en su interior debido a la aceleración de los procesos metabólicos, aumentará de manera exponencial y podría llegar hasta las 14.5 kilocalorías por minuto (en reposo es una). O sea que la producción de calor aumentaría en más de 10 veces respecto de la producción normal. Y si a ello sumamos el calor ambiental, estas cifras aún podrían elevarse. ¿Cómo es, entonces, que este corredor no se incendia por dentro? Lo cierto es que su temperatura corporal, si el calor fuera almacenando y no liberado, podría llegar a aumentar en un grado centígrado cada cinco minutos, de manera que en 20 minutos su organismo colapsaría por hipertermia. ¿Pero cómo es que el organismo logrará salvar esta situación que podría tornarse crítica? Por cierto, el organismo posee efectivos mecanismos de termorregulación,


Especial

Hidratación

y

Así como el 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta por agua, igualmente casi un 70 por ciento de nuestro organismo es también acuoso. Prácticamente todas nuestras reacciones químicas y nuestros procesos fisiológicos, la circulación, la respiración y nuestros movimientos dependen de la presencia de agua. Ningún proceso químico existe sin ella. Y su ausencia nos puede llevar a colapsar.

como la transpiración, que ayudan a desprenderse del calor interior. Pero mucho antes de eso, existe una respuesta de primera línea en la defensa de nuestro funcionamiento orgánico ante el aumento de la temperatura corporal: simplemente, beber agua. Porque somos seres de agua. Y así como el 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta por agua, igualmente casi un 70 por ciento de nuestro organismo es también acuoso. Prácticamente todas nuestras reacciones químicas y nuestros procesos fisiológicos, la circulación, la respiración y nuestros movimientos dependen de la presencia de agua. Ningún proceso químico existe sin ella. Y su ausencia nos puede llevar a colapsar. Tanto para la respiración, para la degradación de los alimentos y su transformación a energía, para excretar nuestros desechos a través de orina, deyección y transpiración, y para mantener nuestra hoguera interior a los sagrados 37 grados centígrados, necesitamos agua. El agua ocupa un lugar central en nuestra vida.

Y en calor, hay que tomar la mayor cantidad posible: como el estómago transporta un máximo de un litro por hora, ese será el máximo posible. Pero no hay que tomarlo todo de una vez, sino a razón de un cuarto de litro por cada cuarto de hora. ¿Por qué tomar agua nos ayuda? Porque si bien la transpiración nos libera del calor, el líquido perdido debe ser repuesto con urgencia. El agua es un buffer o amortiguador del calor y entonces por el mero hecho de estar bien hidratado ya habrá un aumento menor de la temperatura. Además, si hay agua eso nos permitirá transpirar y deshacernos del calor. Es más, beberla significa rellenar el aparato circulatorio, lo que contribuirá a mantener un débito cardíaco alto y por lo tanto una buena oxigenación. El agua posibilita el transporte de nutrientes a las células y de las sustancias de desecho desde las células. Y es el medio por el que se comunican las células de nuestros órganos y por el que se transporta el Oxígeno y los nutrientes a nuestros tejidos.

7

Alto Rendimiento

Mauricio Palma

Termorregulación


Alto Rendimiento

BUFFER DEL

CALOR

¿

En qué característica del agua reside su importancia vital? El agua es la biomolécula más abundante y también la más importante. La vida, tal como se conoce en nuestro planeta, se desarrolla siempre en medio acuoso. Incluso en los seres no acuáticos el medio interno es esencialmente hídrico. Y de hecho, la búsqueda de vida en otros planetas está supeditada a la presencia de agua. ¿Pero, qué la hace ser un líquido fundamental para la vida? Sencillamente, su gran capacidad calórica. Es decir que para hacerla cambiar de estado se tienen que invertir grandes cantidades de calor: cuando uno quiere enfriar el agua tiene que sacar grandes cantidades de calor de ella. Y cuando uno quiere calentar el agua se requiere agregar grandes cantidades de calor. De manera que el agua capta mucho calor cuando hay exceso de calor; y entrega mucho calor cuando hace frío. Ello se explica por el amplio margen de temperaturas en que el agua permanece en estado líquido (entre cero grados en su punto de fusión y 100 grados centígrados en su punto de ebullición al nivel del mar,) lo que por lo demás pro-

8

porciona variadas posibilidades de vida. El agua puede absorber grandes cantidades de calor, por lo que la temperatura se eleva muy lentamente. Esto permite, por ejemplo, que el citoplasma acuoso de nuestras células sirva de protección ante los cambios de temperatura. Así se mantiene la temperatura constante. Una unidad de volumen de agua es capaz de contener más calor que cualquier otro líquido conocido. Debido justamente a esta capacidad calórica, el agua es un buffer o amortiguador del calor de primera clase. Y en el cuerpo, el agua amortigua los cambios de temperatura, volviéndose fundamental porque todas las reacciones bioquímicas son muy susceptibles a los cambios de calor. ¿Pero cómo es que la molécula de agua logra esta gran capacidad calórica? Es simple: cuando hablamos de que nuna molécula de agua (H2O) posee un átomo de Oxígeno y dos de Hidrógeno, uno podría pensar que la disposición de esos átomos debería ser simétrica, es decir, con el Oxígeno al centro y un Hidrógeno a cada lado, y sin carga electrostática.

Y sin embargo, la realidad química es afortunadamente distinta: la forma en que están dispuestos el Oxígeno y los Hidrógenos en la molécula de agua, con los dos Hidrógenos juntos a un lado y el Oxígeno al otro, hacen que esta molécula se constituya en un dipolo, con un extremo más positivo, y el otro, más negativo. ¿Qué significa esto?


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

El agua es el componente más abundante en el organismo humano. La necesitamos porque además de constituir un amortiguador para los cambios de temperatura, representa un solvente ideal que favorece todas las reacciones bioquímicas, porque las sustancias se disuelven a plenitud. El agua es el líquido que más sustancias disuelve, por eso decimos que es el disolvente universal. Esta propiedad, tal vez la más importante para la vida, se debe a su capacidad para formar puentes de hidrógeno. La capacidad disolvente es la responsable de que sea el medio donde ocurren las reacciones del metabolismo.

Que por afinidad electrostática una molécula de agua se unirá a la molécula de agua de al lado y así sucesivamente, hasta formar cadenas que no se pueden separar tan fácilmente. Para lograrlo se requeriría mucho calor. Por eso es que el agua es capaz de guardar mucho calor y a esto llamamos

“capacidad calórica’’, que es la característica que convierte al agua en un gran amortiguador del calor. Entonces, llevado esto a nuestro organismo, si el cuerpo debe mantener su temperatura central en 37 grados y en situación de ejercicio prolongado el organismo está produciendo mucho calor,

en ese marco el agua es vital. En la periferia del cuerpo la temperatura cambia según el ambiente, somos heterotermos. Pero en el centro del cuerpo somos homeotermos o de temperatura constante y es ahí justamente, en la mantención constante de los 37 grados fundamentales para la vida, donde que el agua juega su gran rol.

9

Alto Rendimiento

EL GRAN SOLVENTE UNIVERSAL


HIDRATACIÓN:

Alto Rendimiento

NO ESPERE A QU Por María Elena Guzmán M.

S

i en toda persona la hidratación es importante, en los deportistas es sagrada. Porque si bien la transpiración nos libera del calor, el líquido perdido debe ser repuesto con urgencia. ¿Pero qué debemos tomar? ¿Agua pura? Lo primero es saber si se está bien hidratado. Para ello, mire su orina: un fluido oscuro y concentrado será signo de falta de agua. Pero si es claro, irá por el camino correcto. Para decidir con qué hidratarse debe considerarse qué es lo que se ha perdido. Y para ello, como señala el doctor Claus Behn, Fisiólogo, “es necesario considerar que la sangre contiene una parte líquida, llamada plasma, constituida por agua y sustancias disueltas como las proteínas y los electrolitos (sodio, potasio, calcio, etc.). Y el término isotónico significa tener la misma proporción de agua y solutos que el plasma’’.

10

El punto es que cuando se transpira, el sudor es en realidad un líquido que contiene más agua que sales si se le compara con el plasma. Es hipotónico, o sea de baja concentración de electrolitos, aunque su sabor sea salado. ¿Qué pasa con las bebidas isotónicas? “Si están así rotuladas es porque supuestamente tienen la misma proporción de agua y solutos que el plasma. Y entonces habría que estimar si cumplirían el objetivo de reponer adecuadamente el líquido perdido, que es hipotónico. Lo ideal es hidratarse con agua mineral (sin gas), y si está mezclada con jugo de frutas para aportar potasio, tanto mejor’’. Es cierto que cuando transpiramos perdemos electrolitos que deben ser repuestos. Pero se pierden en una cantidad mínima. Lo que más se elimina es sodio, que será suplido fácilmente en base al sodio contenido en los huesos. Por eso, basta con los electrolitos del agua mineral para reponer lo perdido.

¿Cómo saber si está bien hidratado? ¿Cómo hidratarse? ¿Qué y cuándo beber? Lo claro es que si en toda persona la hidratación es importante, en los deportistas es sagrada.


Especial

Hidrataci贸n

y

Termorregulaci贸n

Alto Rendimiento

UE LLEGUE LA SED

11


Alto Rendimiento

En cuanto a las bebidas gaseosas, éstas tienen una alta concentración de azúcar y nada de electrolitos. Y por ser demasiado concentradas van a secuestrar líquido en vez de aportarlo, para poder compensar esa mayor concentración de glucosa. El agua de la llave tampoco es lo más indicado. Lo que más tiene es calcio. Pero no posee los demás electrolitos. En suma, el líquido debe tener una adecuada cantidad de hidratos de carbono, de un cuatro a un ocho por ciento. Y también, niveles apropiados de electrolitos. La cantidad correcta de sodio, por ejemplo, es de 110 mg. por cada 240 ml. ¿CUÁNDO HIDRATARSE? Beber agua significa rellenar el aparato circulatorio, lo que ayudará a las sagradas tareas orgánicas de mantener un débito cardíaco alto (el débito es el producto de la frecuencia y del volumen expulsivo de sangre) y por lo tanto una buena oxigenación. En la hidratación la ley es ingerir líquido antes, durante y después del ejercicio. Es aconsejable beber unos 500 ml al menos 30 minutos antes de comenzar, para que el líquido ya haya pasado del estómago al intestino. “Durante la actividad el líquido es crucial. Porque se aceleran todo los procesos metabólicos relacionados con la producción de energía, generándose mucho calor, que será a su vez eliminado con mucha transpiración’’, señala el doctor Behn. Además hay reabsorción de líquidos, se concentran las deposiciones y la orina se transforma se vuelve más

12


Especial

Hidratación

y

concentrada, porque el agua es captada para mantener las funciones. Conviene ingerir un cuarto de litro cada 15 minutos. Y al término de la actividad, con el fin de reponer el líquido perdido ¬la baja de peso durante el ejercicio se debe a pérdida de líquido¬ hay que tomar cerca de un litro por cada kilo de peso perdido. Pero no de una vez, porque el estómago sólo transporta un litro por hora. TÓMELA CON CALMA… No olvide que el estómago sólo es capaz de transportar un litro por hora, por lo que la ingesta acuosa debe ser pausada. Como dato, el balance acuoso del cuerpo es claro: según David Nieman (Excercise testing and Prescription), si se considera la entrada de agua al organismo, ésta puede ascender hasta 2.750 ml al día en los sedentarios (y hasta 4.250 ml en los altamente activos, como los deportistas de alto rendimiento). El desglose de este ingreso de agua al cuerpo indica que aproximadamente 750 ml provienen del agua contenida en las comidas; 1.650 ml, del agua bebida; y 350 ml del metabolismo. A su vez, la salida de estos 2.750 ml, se desglosa en 400 ml por respiración; 500 ml por sudoración; 1.700 ml por eliminación de orina; y 150 ml por defecación. NO ESPERE A QUE LLEGUE LA SED “La sed es un señal tardía de deshidratación. Porque cuando el organismo logra generar este verdadera llamado de auxilio ya no es posible compensar

la pérdida con la ingesta’’, advierte el doctor Behn. Es que la sed recién se produce cuando el agua corporal ha disminuido en un dos por ciento, o sea cuando se ha perdido 1.5 litro. Digamos que la sed es una señal enviada por los receptores del hipotálamo cuando se detecta que la sangre está densa. Pero para entonces, ya estamos en deshidratación. ¿Por qué surge la sed? “Frente a la pérdida de agua que acarrea la deshidratación, el organismo inicia sus mecanismos de regulación: potencia la entrada de líquido y disminuye la pérdida. O sea, aumenta la sed y disminuye volumen urinario’’, aporta el facultativo. ¿Qué mecanismos gatillan estas respuestas? “Primero, a través del aumento de la osmolaridad (concentración de solutos del plasma): cuando se pierde más agua que solutos, sube la concentración de éstos. Y al estar hiperconcentrados el cuerpo estimula la producción de hormona antidiurética, que determinará retención del agua en el riñón’’, dice el doctor Behn. Además, como a consecuencia de la pérdida de agua disminuye el volumen de sangre, esta baja es detectada por receptores que responden a distensión de las aurículas (menos volumen, menos distensión). Y la falta de distensión auricular también gatillará un aumento en la producción de hormona antidiurética y se retendrá agua. A nivel de riñón, en tanto, la baja en el flujo de sangre da paso a la formación de la hormona angiotensina, que

13

Alto Rendimiento

Termorregulación


Alto Rendimiento

estimulará la sed. Es que cuando los receptores de osmolaridad que existen en el hipotálamo notan que la concentración de solutos es muy alta, es decir, cuando detectan que hay poca agua en el cuerpo, activan mecanismos que aumentan la ingesta y disminuyen la pérdida de agua. Y se genera entonces ese mecanismo reflejo pero consciente: la sed. “Sin embargo, como la sed recién aparece cuando se ha perdido un dos por ciento del agua corporal, es decir, cerca del litro y medio, la reposición de este líquido no puede hacerse de manera inmediata porque, como decíamos, el estómago transporta sólo un litro por hora. De manera de que se caerá en un déficit’’, comenta el especialista. Entonces, la hidratación debe ser un proceso preventivo. No se debe esperar a que llegue la sed para tomar agua.

14


Especial

Hidrataci贸n

y

Alto Rendimiento

Termorregulaci贸n

15


DESDE AUSTRALIA:

BÁRBARA RIVEROS

Y LOS SECRETOS DE UNA BUENA HIDRATACIÓN

Alto Rendimiento

Por María Elena Guzmán M.

La máxima triatleta criolla de todos los tiempos, dada la alta exigencia de hidratación que implica su deporte, se ha convertido en una experta en el tema y aquí entrega las claves para hidratarse antes, durante y después del ejercicio. “Hacer ejercicio en altas temperaturas es muy peligroso y sin dudas requiere de precauciones especiales como tomar mucho líquido con frecuencia, para reponer el líquido y las sales perdidas a través del sudor’’, advierte la afamada “Chicka’’ desde su concentración veraniega en Oceanía.

S

u experiencia en carreras de alta exigencia, en condiciones a veces límite en cuanto a las altas temperaturas y la humedad, es enorme: es que la triatleta ADO Bárbara Riveros suma en su carrera deportiva nada menos que 19 Top Ten y 10 podios en certámenes del circuito mundial desde 2005 a la fecha, incluidos cuatro podios en Campeonatos Mundiales de Triatlón: oro en el Mundial Sprint 2011, plata en el Mundial Off Road en Maui 2012 (1.609-30.4-9.5); bronce en el Campeonato Mundial de distancias olímpicas en Auckland 2012; y bronce en el Campeonato Mundial de distancias sprint en Estocolmo 2012.

16

A ello sumó el año pasado su mejor posicionamiento a nivel del ranking planetario, cerrando esta temporada en el tercer lugar del listado: un puesto que la catapulta definitivamente a la elite mundial, luego de haber concluido en el puesto quinto en 2011.Suma además dos Juegos Olímpicos, Beijing 2008 y Londres 2012; la medalla de plata en los Juegos Panamericanos 2011; y el oro en los Juegos Suramericanos 2010. Con todo ese currículum, es claro que “Chicka’’ ha debido aprender muy bien cómo hidratarse. Y este verano, desde Australia, ella quiso compartir con nues-


Especial

Hidratación

y

gran variación dependiendo del deporte que se practique pero tratar de ingerir un litro por hora en lo posible -Después del ejercicio dependiendo del porcentaje de pérdida del individuo (peso corporal + líquido ingerido - peso corporal después del evento + líquido ingerido= ingesta por recuperar en litros). Se deberá ingerir 100-150 por ciento como mínimo y en lo ideal es que sea con sales’’. 4.- Dentro de tu extensa experiencia en carreras de alto rendimiento, has sufrido alguna de deshidratación? “Sí. En un par de eventos como Madrid 2010 World Championship Series’’. 5.- Durante una carrera de distancias olímpicas, ¿cuánta agua se puede llegar a perder a través del sudor? “Mínimo dos a tres litros, pero como dije anteriormente depende mucho del porcentaje de sudoración que tenga el individuo’’. tros lectores ese aprendizaje. Aquí está una breve pero contundente guía para no caer es deshidratación durante el ejercicio. 1.- ¿Hacer ejercicio en condiciones de altas temperaturas, requiere de cuidados o precauciones especiales? “Sí por su puesto, el hacer ejercicio en altas temperaturas tiende hacer muy peligroso y sin duda requiere de precauciones especiales, como tomar mucho líquido con frecuencia, agua, sport drink o jugos que puedan cumplir la demanda de tu pérdida de líquido y sales minerales’’. 2.- ¿Existe mayor riesgo de deshidratarse cuando hace calor?

“Sí, muchos y depende del individuo el porcentaje de pérdida que tenga. Pero para tener una amplia idea se puede llegara a perder cercano a dos litros por hora de ejercicio’’.

3.- ¿Cómo te hidratas (en cuanto a cantidad de líquido y frecuencia de ingesta), antes, durante y después de una carrera? “Se estipula que previo al ejercicio (como antes de irse a dormir ) se requiere ingerir 5-20ml.kg-1 -120 minutos a 90 minutos antes del entrenamiento o la competicion se estipula alrededor de 10ml.kg-1 -Durante el ejercicio siempre existirá una

6.- ¿Qué consejo le darías a las personas que este verano quieran comenzar un plan de trabajo físico durante sus vacaciones, para no sufrir los efectos del calor? “Tomar mucha agua regularmente. En lo posible con sales en extremos de calor, pero no abusar de los sport drink, ya que a menudo el porcentaje que tienen de sales minerales es muy bajo (Sodio, Potasio, Magnesio, etc.) y muy alto el de azúcares (que no nos ayudan en nada). Uno de los minerales que más perdemos es el Sodio (por eso el sudor es salado), por lo tanto sería bueno que en días muy calurosos agreguen extra en las comidas de sal marina, la cual es una fuente excelente de minerales’’.

17

Alto Rendimiento

Termorregulación


COLUMNA

MI EXPERIENCIA EN EL CALOR Y LA

Alto Rendimiento

FELIPE VAN DE WYNGARD Triatleta profesional, Olímpico Londres 2012. Campeón Iberoamericano 2011, medallista sudamericano Sub 23 y Elite, Campeón Nacional por 10 años consecutivos. Twitter: @fvande

J

unio de 2011. Cartagena de Indias, Colombia, 12 :30 Hrs. Temperatura: 38°C. Humedad ambiental: 90%. Sensación térmica: 43°C. Nubes: ninguna. Estoy en la última porción de los 10 kilómetros de pedestrismo de la Copa Continental y Campeonato Iberoamericano; voy peleando los primeros lugares de la carrera con un serbio y un estadounidense, y con posibilidad de ganar la prueba, pero más importante es que pocos minutos me separan de ganar el título de Campeón Iberoamericano…si es que logro cruzar la meta. Vamos corriendo rápido y con un gran esfuerzo, el serbio más adelante y yo, hombro a hombro con el norteamericano. El circuito son cuatro giros de ir y volver por la costanera de la ciudad, y completado el último giro hay que doblar por una calle lateral y entrar 50 metros, donde está ubicada la meta. Mi último recuerdo es aproximadamente 100 metros antes de la curva y estoy diciéndome “aguanta, ahí está la curva…”, luego nada más. No perdí nunca la consciencia, pero los recuerdos recién vuelven cuando ya estoy en la zona de recuperación acostado en una camilla, entrando en shock por un golpe de calor y deshidratación severa. Pasan varios minutos, la situación empeora y me suben a la ambulancia hacia el hospital; mi esposa Pamela va conmigo, estoy consciente todo el tiempo y trato de comunicarme con ella pero no tengo control de mi cuerpo, mis piernas, brazos, manos y pies están tiesos, agarrotados, no los puedo mover y tampoco puedo hablar, no salen palabras ni sonido alguno de mi boca. Fue un momento de angustia, pánico y desesperación máxima. Finalmente en el hospital, luego de que me bajara la temperatura corporal, de un par de bolsas de suero y mucho líquido, me recuperé y afortunadamente sin consecuencias mayores. Simplemente ocurrió que mi “radiador” colapsó y no pudo enfriar más. Aunque esta fue la ocasión en que el golpe de calor fue más intenso, en otras oportunidades, en competencias y algunas veces en entrenamientos, también sufrí situaciones similares, con descompensaciones

18

estomacales y cuasi pérdidas de consciencia. Pero ya tengo un buen conocimiento y experiencia de cómo controlar y manejar de la mejor forma posible las exigencias de climas complicados. Aprendí a punta de porrazos, entendí que influyen muchos factores, no sólo la hidratación, también, entre otros, la alimentación, el descanso, el estar mal (poco) entrenado, o bien, tener un mal entrenamiento (planificación, estructura, diseño y asimilación de las cargas de entrenamiento). Tengo una contextura gruesa, poco común en deportes como el triatlón, lo cual normalmente juega en contra al momento de tolerar climas tropicales. Sin embargo, siento que actualmente el competir en estas condiciones no es un factor que me limite, al menos no más que a otros. Al igual que esas malas experiencias, también he tenido otras muy buenas, donde he rendido en condiciones extremas, como en los Juegos Panamericanos 2011 (en Puerto Vallarta) o en otras fechas ITU que se realizan con climas muy exigentes. La deshidratación se produce por efecto de la temperatura y especialmente por la humedad. Aunque en Chile tenemos un clima más bien seco, en pleno verano sí hay temperaturas muy altas, y entrenar o competir bajo estas circunstancias también es muy desgastante para el cuerpo. Algunos consejos que en general se deben seguir en todo momento y especialmente cuando se entrenará o competirá con calor: l Hidratación: lógicamente es fundamental, es importante consumir agua y bebidas isotónicas, y tomar todo el líquido que el cuerpo pida, el agua nunca sobra. Por lo menos un litro de líquido por hora de actividad física, aunque perfectamente puede ser más. Siempre tener en cuenta que cuando te da sed, ya estás deshidratado. Te debes hidratar con tragos pequeños y permanentes, ojalá cada 10 ó 15 minutos.


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Alto Rendimiento

HUMEDAD

l Alimentación: debe ser ligera antes y durante los entrenamientos, lo mismo para los días previos a una competencia. Porciones relativamente pequeñas varias veces al día, evitar grasas y alimentos pesados o de difícil digestión. l Descanso: fundamental, cuando el cuerpo está recuperado y fresco, también tolera mejor el calor y humedad. l Bajar la temperatura corporal: cada grado o fracción de grado que logres bajar la temperatura del núcleo del cuerpo antes de entrenar o competir, retarda el aparecimiento del sobrecalentamiento corporal y de la deshidratación, es decir, nos permite rendir por más tiempo y a más alta intensidad. En condiciones extremas, cubrir la cabeza, nuca y espalda con una toalla sumergida en agua fría ayuda mucho. l Entrenamiento: como comentaba antes, una planificación apropiada, tener una buena base (especialmente en deportes de endurance) y una correcta asimilación de los entrenamientos, sin duda mejora la tolerancia al calor y humedad. l Frecuencia cardíaca: es importante entender cómo responde cada persona y cada cuerpo al esfuerzo y condiciones de calor. En general, el monitoreo de la frecuencia cardiaca permite mantenerse en ciertas zonas de esfuerzo de acuerdo al tipo de actividad que se realice, y tener un mejor control de qué tanto se “calienta el motor”. l Aclimatación: al competir en climas calurosos o tropicales, una buena aclimatación se logra llegando 10 a 15 días antes. Otra alternativa es realizar sesiones en sauna; debe ser una sesión activa, no de reposo, con alguna actividad física de baja intensidad. En el triatlón hemos tenido buenas experiencias realizando sesiones en el CAR, entrando al sauna con escaladoras pequeñas o la bicicleta y rodillo. l Protección: nunca olvidar el bloqueador solar, una visera o jockey y anteojos deportivos, todos elementos que ayudan a frenar la acción directa de la radiación solar sobre el cuerp y a proteger la piel y ojos… ¡Son los únicos que tenemos!

19


VIAJE AL CENTRO Alto Rendimiento

DE NUESTRA HOG Por María Elena Guzmán M.

Lava it or leave it’’, reza un cartel escrito a mano a la orilla del camino: o adentrarse por el camino de la lava aceptando un desafío fisiológico absolutamente extremo para la naturaleza humana, o simplemente abandonar. Es lo que cada año, justo en la mañana en el sábado coincidente con la luna llena de octubre, miles de hombres de acero de todas las latitudes deben decidir en Hawai, a la hora de la largada del Ironman. Porque con 35 grados de calor; sobre una carretera de asfalto negro que capta casi ilimitadamente la radiación solar; y con un grado de humedad ambiental de casi el 90 por ciento, se arma la mezcla perfecta para poner a prueba la efectividad de los mecanismos humanos de termorregulación, de pérdida de calor interior y, en definitiva, de sobrevivencia. Si además se considera que con 3.800 metros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 de carrera pedestre, el Ironman es una carrera de al menos ocho horas para los más rápidos, queda claro que se trata del mejor ejemplo de cómo transitar fisiológicamente por el infierno. Y no caer derretido en el intento.

20

En tales condiciones, tanto por el calor exógeno que recibiremos del medio ambiental, por el calor endógeno que produciremos naturalmente al efectuar ejercicio de alta intensidad, nuestro organismo estará obligado a echar a andar sus sistemas de disipación para mantener los 37 grados centígrados que le permiten funcionar en equilibrio. CAMINO DE LAVA Para el movimiento nuestro de cada día por el mundo y para el desarrollo de las actividades vitales requerimos energía o ATP, el verdadero combustible humano, que se fabrica a partir de la degradación de los alimentos. Tal cadena enzimática permitirá que la energía química de la comida se transforme en energía mecánica o de movimiento. Pero también producirá calor, a razón de una kilocaloría por minuto en reposo (una kilocaloría es la cantidad de calor que se requiere para subir en un grado la temperatura de un litro de agua). Y es somos un motor de combustión bastante eficiente. Pero, como todo motor, producimos energía calórica. Y eso nos transforma en una verdadera llama andante. De hecho, sólo el 30 por ciento del ATP es finalmente

¿Por qué el rendimiento e humedad son la peor com organismo del exceso de de temperatura. Y aquí, la utilizado para acción y funcionamiento orgánico. Y el otro 70 por ciento se convierte en calor. Y si esta acción se ejecuta en el camino de lava que debe afrontar un atleta en el Ironman o en otras competiciones extremas, esta tasa se elevará en alto grado durante el ejercicio: cuando se realiza una actividad física prolongada, ésta puede subir hasta las 14,5 kilocalorías por minuto. O sea, más de diez veces la producción normal. ¿Puede el cuerpo almacenar ese calor? Lo cierto es que si lo hiciera podría llegar a aumentar su temperatura interna en un grado Celsius cada 5 a 8 minutos. Y a esa medida, en 20 minutos de ejercicio de alta exigencia, colapsaría por hipertermia. Afortunadamente, el organismo está diseñado para afrontar ese tipo de descalabros echando a andar sus mecanismos de disipación del calor. La vía habitual de pérdida de calor es


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Alto Rendimiento

GUERA INTERIOR

Fotos: Mauricio Palma

empeora cuando sube la temperatura? ¿Por qué el calor y la mbinación ambiental para hacer actividad física? ¿Cómo se libera el calor? Son las interrogantes del organismo activo, ante el exceso as respuestas para mantener la sagrada termorregulación.

21


Alto Rendimiento

la radiación de la temperatura interna a través de la piel, según la cual cuando hay una alta temperatura en el medio ambiente los vasos sanguíneos subcutáneos se dilatan, aumentando el flujo de sangre y conduciendo el calor desde las zonas profundas del cuerpo hacia la superficie. Porque si el vaso se dilata se hace más grande y alcanza a llegar casi hasta el borde de la piel, traspasándole su calor y liberándolo al exterior. Por eso es que cuando hay vasodilatación la epidermis se pone roja.

NO TODO ES IDEAL… Hasta ahí, la radiación del calor interno hacia el exterior a través de la piel, parece una solución ideal. Pero ojo, que como señala el doctor Claus Behn, experto en Fisiología del ejercicio, “cuando hay vasodilatación periférica baja la presión venosa y por lo tanto la sangre no retorna con la misma velocidad hacia el corazón: porque para igual cantidad de líquido (la sangre), hay ahora un recipiente más grande (los vasos están dilatados)’’. Y así habrá menos presión o fuerza motriz para retornar la sangre al corazón. Producto de ello, el organismo habrá de hacer un nuevo esfuerzo para poder seguir irrigando normalmente y surtiendo de Oxígeno a todos los órganos. La orden vital será entonces mantener a toda costa “el débito cardíaco de cinco litros por minuto (el débito es el producto de la frecuencia y del volumen expulsivo de sangre) para poder llevar el O2 y la sangre al organismo. Y ello se logrará a través del aumento de la frecuencia de los latidos’’, agrega el facultativo. Por eso es que cuando hace mucho calor, o cuando tenemos fiebre, nuestras pulsaciones se elevan. ¿Está así todo solucionado para el deportista? Hasta aquí, tal parece que el calor no tendría por qué afectar el rendimiento,

22


Especial

Hidratación

y

Alto Rendimiento

Termorregulación

“El débito cardíaco de cinco litros por minuto (el débito es el producto de la frecuencia y del volumen expulsivo de sangre) para poder llevar el O2 y la sangre al organismo. Y ello se logrará a través del aumento de la frecuencia de los latidos’’ porque una vez elevada la frecuencia y restablecido el débito, el organismo debería seguir surtiéndose normalmente de O2. Pero el punto es que a mayor intensidad del ejercicio, más aumenta el ritmo cardíaco. Pero, cuidado porque todo tiene su límite. Y para el ritmo cardíaco el tope máximo está en las 200 pulsaciones. De manera que si nuestro atleta, por el sólo hecho de que hace calor, ya tiene una frecuencia alta producto de haber recurrido a la pérdida de calor a través de la piel, su límite de esfuerzo llegará mucho antes que en condiciones normales. “Porque mientras mayor sea la frecuencia con que el atleta parta, menor será su rango de progreso antes de llegar al límite máximo. Por eso es tan importante que el deportista posea eficientes mecanismos para la disipación del calor. Ellos lo mantendrán en equilibrio térmico hasta llegar a la meta’’, agrega el experto.

MECANISMOS CONTRA EL CALOR Para evitar quemarse por dentro, el organismo echa a andar sus mecanismos para disipar el calor: radiación, sudoración-evaporación, conducción y convección. La radiación se produce cuando los vasos subcutáneos se dilatan y por lo tanto quedan más cerca de la piel, permitiendo traspasar el calor interno al ambiente. Pero si la energía calórica que irradia el medio (el pavimento) sobre el cuerpo es mayor que la irradiada por la piel, será imposible deshacerse del calor. Ahí se echará a andar el mecanismo de la transpiración y la consiguiente y casi instantánea evaporación del sudor, ese líquido hipotónico (con menor proporción de sal que el plasma sanguíneo) secretado por las glándulas sudoríparas. Para comprenderlo, es importante considerar que la transpiración está siempre presente. Pero no la alcanzamos

23


Alto Rendimiento

a ver porque se evapora casi instantáneamente. Sólo nos percatamos de ella cuando estamos en actividad y sudamos más. “Durante el ejercicio, la evaporación de un gramo de sudor desde la superficie de la piel equivale a eliminar 0,6 kilocaloría. Y como las glándulas sudoríparas pueden entregar hasta 30 gramos de sudor por minuto, prácticamente todo el calor producido durante la actividad de alta intensidad puede ser eliminado por esta vía’’, dice el doctor Behn. Porque el agua tiene una alta capacidad de almacenamiento de la temperatura (ningún líquido se demora

tanto como el H2O en llegar al punto de ebullición), y cuando se evapora, se lleva ese calor. El agua es entonces un gran buffer o amortiguador de la temperatura, tanto para entregarla como para disiparla. Sin embargo, la eficacia de la transpiración como medio termorregulador tiende a perderse en ambientes muy húmedos porque la sudoración sólo sirve como mecanismo de regulación térmica cuando se puede evaporar. Y si el aire está saturado de agua, el sudor que está corriendo por la superficie cutánea no podrá evaporarse y no podremos perder calor. Peor aún, la pérdida de líquido a través de la transpiración, que en pruebas de resistencia puede llegar hasta los seis litros, dejará en condiciones críticas de hipertermia al organismo. Afortunadamente, tenemos más mecanismos de disipación del calor a los cuales recurrir, como la conducción, o traspaso del exceso de temperatura corporal a través del contacto de la piel con un medio más frío, como el agua. Y además está el mecanismo de la convección, o intercambio de calor con el aire que circula a 4 o 5 milímetros de la superficie cutánea. Porque sobre la piel se forma siempre una capa aislante de aire y cuando la piel está caliente se vuelve una capa de alta temperatura. Y si hay una masa viento, esa capa de calor será removida.

24


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Alto Rendimiento

“Durante el ejercicio, la evaporación de un gramo de sudor desde la superficie de la piel equivale a eliminar 0,6 kilocaloría. Y como las glándulas sudoríparas pueden entregar hasta 30 gramos de sudor por minuto, prácticamente todo el calor producido durante la actividad de alta intensidad puede ser eliminado por esta vía’’, dice el doctor Behn.

25


Alto Rendimiento

ACCIÓN ESTE VERANO

GANCHOS DE

VERANO El equipo chileno de boxeo olímpico no se da tregua en sus entrenamientos en el gimnasio de la Federación. Están prontos a partir en febrero a República Dominicana para competir en la “Copa Independencia’’, y luego a un concentrado en Colombia, bajo los órdenes del DT Jesús Martínez. Se trata de Alejandro González (56 kilos), Cristián Olivares (60), Daniel Muñoz (69), Joseph Cherkashyn (75), Miguel Véliz (91) y Natalia Matus (60 kilos, damas). 26


Especial

Hidrataci贸n

y

Alto Rendimiento

Termorregulaci贸n

27


ACCIÓN ESTE VERANO

Alto Rendimiento

¡SACA TUS PATINES

Y ÚNETE AL ROLLER ESTE VERANO!

U

n deporte especialmente atractivo y entretenido de practicar este verano es el roller por calle, que tras mucho años de ausencia vuelve ahora a ponerse de moda. Un entusiasta grupo de jóvenes rollers está reuniéndose y promoviendo la actividad como una alternativa deportivo-recreativa para todas las edades y géneros, fomentando el roller como estilo de vida saludable y como medio de transporte. Están organizando rolleadas con el objetivo de intervenir espacios urbanos y masificar el roller fitness. “En el año 2012 llegamos a 200 participantes en las tres rolleadas que organizamos. Para el 2013 tenemos por objetivo llegar a 500 asistentes. En nuestras clases se busca la superación de las metas personales de cada rollero a través de un formato lúdico y dinámico.

28

Hemos fusionado las disciplinas “Fitness” con el “Rollers”. Somos los primeros y los únicos en Chile que desarrollamos este tipo de práctica sobre los rollers. A partir de este año hemos generado acuerdos con el Instituto Nacional de Deportes y Ciclorecreovia para insertar el roller en los cierres de calles como parte de un proyecto que pretende insertar el roller en diferentes espacios urbanos e instancias deportivas privadas y públicas. Con todas estas gestiones y actividades queremos que el común de las personas tome la decisión de sacar sus patines guardados y volver a patinar o iniciarse en la actividad. Queremos que el roller tome vida propia en las calles de nuestra ciudad’’, dice Juan Rojas, integrante del equipo organizador de las rolleadas.


Especial

Hidratación

y

Alto Rendimiento

Termorregulación

l Roller (patín recreativo de caña alta) l Rollero (patinador recreativo que usa rollers) l Rollear (patinar por gusto) l Rolleada (actividad masiva que convoca a rolleros) l Zona Roller (espacio para rollear de forma recreativa) El grupo de rolleros está organizado y para quienes deseen unírseles les entregamos sus coordenadas de contacto:

Mauricio Palma

Algunos conceptos importantes para quienes deseen adentrarse en el mundo Roller:

SITIO WEB: www.rollertour.cl FACEBOOK: www.facebook.com/santiagorollertour CORREO: info.rollertour@gmail.com

29


ACCIÓN ESTE VERANO

Alto Rendimiento

Y MIENTRAS EN CHILE ASOLA EL

¡ELLOS BRILLAN EN E

Karen Gallardo, discóbola.

30


Especial

Hidratación

y

L CALOR…. U

Jeroen Halpen

n par de datos de hielo para aquilatar el altísimo nivel técnico en que están inmersos los chilenos en Holanda: cinco de los nueve vigentes récords mundiales de patinaje de velocidad en las superficies blancas, los posee la “Naranja Mecánica’’, encabezados por el maximarquista de los cinco mil y 10 mil metros Sven Kramer; 24 de los últimos 40 Campeonatos Europeos los ha ganado Holanda, incluyendo los cetros de 2010 y 2012; y la pista de 400 metros de la ciudad de Heerenveen es la más rápida del país y una de las más afamadas del orbe, pues de hecho este mismo mes se corrió ahí justamente la edición 2013 del Europeo. No extraña entonces que en tan alta escuela los patinadores chilenos de cuatro ruedas en línea que se lanzaron a la aventura de hacer la conversión al hielo y buscar la clasificación a los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, Paula Ruiz, Viviana Rodríguez, Daniela Mella y Claudio Sandoval, hayan logrado en menos de un mes una adaptación asombrosa a las cuchillas, incluyendo una exitosísima incursión en el maratón de 16 kilómetros en Tilburg, con Paula Ruiz como máxima estrella del cuadro nacional en el hielo; una bien ponderada clínica que les ofreció especialmente agradada por este empeño criollo la estadounidense Chris Witty, nada menos que campeona olímpica de los mil metros en los Juegos de Salt Lake 2002; y una invitación para el Open que se desarrolló justamente el famoso óvalo de Heerenveen, el más atractivo de Holanda por su nivel de hielo. Los chilenos ya establecieron los récords

nacionales para todas las distancias en que han competido. Y a sólo tres semanas de su ingreso al hielo corrieron en Tilburg un maratón del club local sobre 40 vueltas (aproximadamente 16 mil metros), quedando Paula Ruiz en el segundo lugar; Daniela Mella, en el tercero; y Viviana Rodríguez, en el cuarto. Estos lugares sorprendieron puesto que los chilenos recién se están adaptando al hielo y porque además habían estado entrenando para distancias menores, desde los 500 a los 10 mil metros. Paula Ruiz en especial protagonizó una gran carrera y demostró que su proceso de conversión al hielo ha sido del todo exitoso, fundamentalmente por dos razones: tiene 22 años y a los 16 había dejado de competir inline, retomando las ruedas hace sólo una temporada, por lo que estaba susceptible para comenzar un nuevo aprendizaje; y porque la técnica del patinaje sobre ruedas, con el doble apoyo, no le acomodaba, mientras que la técnica para deslizarse sobre las cuchillas le ha sentado de maravillas. El proyecto olímpico criollo está siendo gestionado en Holanda por la empresa Alchemists y mantendrá a los cuatro chilenos “sumergidos’’ en el hielo en preparación intensa hasta marzo de 2013, cuando regresarán a Chile para seguir trabajando en patín de ruedas en línea, con la idea de retornar en octubre a Europa. Los patinadores criollos compiten cada fin de semana en el hielo holandés y siguen con fechas programadas de competición: los días 20 y 26, en Eindhoven, siempre en busca de progreso y velocidad.

EL HIELO EUROPEO!

31

Alto Rendimiento

Termorregulación


ACCIÓN ESTE VERANO

Alto Rendimiento

LOS ASTROS DE UN LARGO El primer triunfo de una corredora nacional y el primer podio de un chileno desde que la carrera acredita distancias de Medio Ironman (70.3 millas), enarboló la cita más afamada del deporte triple criollo: Valentina Carvallo defendió con pleno éxito su localía, mientras que Felipe van de Wyngard, el máximo exponente chileno de las distancias olímpicas, volvió a las carreteras de la IX Región tras dos años de ausencia, destapándose en las longitudes largas con un bronce ante competidores de primer línea. Aquí, las postales de una carrera bajo el sol del verano sureño, que dejó alegrías para Chile en el deporte Fotos: Gentileza Prensa Club Deportivo Universidad Católica combinado. 32


Especial

Hidratación

y

Termorregulación

Fotos: Gentileza Club Deportivo U.C.

Alto Rendimiento

O Y ARDIENTE PUCÓN 2013

33


ACCIÓN ESTE VERANO

Alto Rendimiento

CALEU: REFLEXIONES Las VII Jornadas de Reflexión de la Federación Atlética de Chile se desarrollaron este mes en la localidad de Capilla de Caleu. Fue una instancia en la que compartieron nuevas y antiguas generaciones de atletas, entrenadores, dirigentes y autoridades de muchas regiones del país. Y todos con un objetivo común: seguir trabajando por el desarrollo del atletismo chileno en un ambiente de plena camaradería, en el que todos aportaron para engrandecer a la familia atlética. Hubo interesantes charlas, que junto a actividades de conversación y análisis permitieron abrir visiones y compartir experiencias: “Tradición y cambio, una década de liderazgo’’, por Álvaro González, presidente de la Federación Atlética de Chile; “Modificaciones a la Ley de Educación Física’’, por Nicolás Lemus Cifuentes, coordinador UCE Educación Física y Salud, Unidad de Currículum y Evaluación, Ministerio de Educación; “Miniatletismo, un proyecto emblemático’’, por Luis Felipe Cristi, tesorero de la Federación Atlética de Chile y coordinador general Programa Miniatletismo de la IAAF; “Plan Olímpico 2012-2016’’, por Marcelo Ubal, secretario ejecutivo del Plan Olímpico de Chile; “La Corporación Maratón de Santiago’’, por Fernando Jamarne, primer vicepresidente de la Federación Atlética de Chile y director de AIMS; “El arte y desafío de ser atleta’’, por Érika Olivera, atleta de alto rendimiento; y “Comunicaciones deportivas’’, por María Elena Guzmán, Jefa de Comunicaciones de ADO Chile. 34


Especial

Hidrataci贸n

y

Termorregulaci贸n

35

Alto Rendimiento

Fotos: Cinthya L贸pez

S DE PISTA Y CAMPO


ACCIÓN ESTE VERANO

Alto Rendimiento

CALEU: REFLEXIONES DE P

Nómina en Caleu Ávaro González, Presidente FEDACHI (Reg. XIII); Fernando Jamarne, Vicepresidente FEDACHI, Director AIMS (Reg. XIII); Luis Felipe Cristi, Tesorero FEDACHI (Reg. XIII); Lucy López, Secretaria General FEDACHI (Reg. XIII); Marcelo Ubal, Secretario Plan Olímpico (Reg. XIII); Nicolás Lemus, MINEDUC (Reg. XIII); Raúl Maturana, Presidente Honorario FEDACHI (Reg. XIII); Leonardo Viana, Metodólogo Jefe IND (Reg. XIII); María Elena Guzmán, Jefe de Comunicaciones ADO Chile (Reg. XIII); Raúl Valdés, Gerente Técnico FEDACHI (Reg. XIII); Juan Luis Carter, Vicerrector U. de Los Lagos, entrenador, dirigente (Reg. X); Érika Okivera, Atleta (Reg. XIII); Carlos Moreno, Coordinador Selecciones Nacionales FEDACHI, entrenador (Reg. XIII); Claudio Ávila, entrenador (Reg. X); Fernando Medina, Director FEDACHI, presidente Asociación Cuarta Región (Reg. IV); Rubén Urrutia, Director Asociación Cuarta Región (Reg. IV); Manuel Zabala, Entrenador (Reg. IV); Gladys de la Fuente, Presidenta Asociación del Maule (Reg. VII); Elizabeth Órdenes, Directora Asociación del Maule, entrenadora (Reg. VII); Mario Saldías, Entrenador (Reg. IX); Iván Pardo, Entrenador (Reg. XIII); Claudio Bossay (Reg. XIII); Leopoldo Sauré, Entrenador (Reg. XIII); Felipe Cornejo, Entrenador (Reg. XIII); Víctor Cuellar, Presidente Asociación Región de Los Rios (Reg. XIV); Luis Reyes, Director Asociación Región de O´Higgins (Reg. VI); Ignacio Peña, Presidente Asociación Región de O’Higgins (Reg. VI); Jorge Caceres, Director Asociación Atl. Región de O´Higgins (Reg. VI); Roberto Sáez, Atleta (Reg. X); Natalicio Barraz, Secretario Asociación III Región (Reg. III); Sergio Galdames, Entrenador Valparaíso (Reg. V); Bastián Carter, Entrenador (Reg. X); Leonardo Astorga, Entrenador (Reg. XIII); Hebert Riquelme, Entrenador (Reg. XIII); Cinthya López, Funcionaria FEDACHI (Reg. XIII); Alejandro Ulloa, Funcionario FEDACHI (Reg. XIII); Kurt Contreras, Gerente General FEDACHI (Reg. XIII); Bernardo Espinoza, Presidente Asociación Región Arica y Parinacota, Vicepresidente FEDACHI (Reg. XV); Óscar Alfar, Presidente Asociación Iquique (Reg. I); Sergio Quinteros, Presidente Asociación II Región (Reg. II)

36


Especial

Hidrataci贸n

y

Termorregulaci贸n

Alto Rendimiento

PISTA Y CAMPO

37


Alto Rendimiento

ACCIÓN ESTE VERANO Mientras la mayor parte de los chilenos disfruta de una merecidas vacaciones, nuestros deportistas de alto rendimiento trabajan muy duro durante el verano, consolidando el período básico de entrenamiento que será justamente la base para rendir en un año competitivo largo, que en definitiva tendrá 14 meses, considerando hasta los Juegos Suramericanos de Santiago 2014. Y durante un pequeño break de descanso en medio de las sesiones de práctica encontramos en los jardines del CEO a la selección chilena de pesas, que a cargo del entrenador Raúl Gutiérrez está preparando un 2013 que traerá Panamericano, Sudamericano, Mundial Juvenil, y Clasificatorio Panamericano. ¡Éxito para la halterofilia criolla, a reeditar los excelentes resultados conseguidos en 2012 y más aún! 38

¡UN MERECIDO BR

ENTRENAMI


Especial

Hidrataci贸n

y

Termorregulaci贸n

REAK EN MEDIO DEL

Alto Rendimiento

IENTO VERANIEGO!

39


Especial

Hidrataci贸n

y

Termorregulaci贸n


Revista Alto Rendimiento - Hidratación