Page 1


Trapacería y fiesta D. R. © 2016, Adán Echeverría D. R. © 2016, Pinosalados ediciones Calleg G 274-5, Colonia Nueva 21100, Mexicali, Baja California Colección Pinosalados. Primera edición, 2017. Queda prohibida, sin la autorización expresa del editor, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra, por cualquier medio o procedimiento, comprendidos reprográfico y tratamiento informático. Edición, diseño de interiores y cubiertas: Rosa Espinoza (Pinosalados ediciones) IMPRESO EN MÉXICO/ PRINTED IN MEXICO


Adán Echeverría

Trapacería

y fiesta • Colección Pinosalados •


5

Antes del plenilunio está la cabellera y esta rueda de mi cráneo sobre la más escandalosa e irredenta plegaria que rasca debajo del colchón Te adoraré has dicho y una risa hienética surgió a contraluz de ese crucifijo que me cuelga Ay, cómo me está colgando esa cruz de migajón Las amapolitas quieren cortarse las palabras e ir al dos por tres por cuatro pero siempre completas siempre y claro que sí


6

Sin faltarnos al respeto Nos hemos sacrificado tanto y el Sol sale y no hay remedio De nuevo estamos despiertos para soportarnos la mirada las distancias mutuas del ensimismarse Si ya nada nos divierte para qué forzarlo todo Hay un recuerdo lumínico así sea hagámoslo por él y dejemos a la luna aullar y que el calendario gire su rueda cósmica Esto del fin del mundo tiene que ser una broma El fin está marcado justo al momento de azotar la puerta


7

No puede ser tan franco y estremecedor para la incomprensible sauriés que se repite en cada rododendro Agitaremos siempre los palmareses y el céntuple centauro seguirá royendo calaveras Sabrá decir que sí que sí le entra al encontronazo cultural en que todos acabaremos por despreciarnos eso sí el que no le guste puede tomar su ropa


8

y agitar el semicírculo qué más da Qué nos pueden importar estos copos de nieve tan únicos o el vaso de dios o el verso de dios en dios y aquel venero supernatural Vendrá aquel cíclope a jugar con el cadáver de nuestra tristeza en esta muerta sutileza del adiós No puede ser tan franco y estremecedor eso de los tenedores que nunca nunca nos sorprendieron desnudos en la cama clavados en el omóplato detrás de la cortina de aquel pestañar tan álgido por culpa de las medicinas Quédatelos


9

y quĂŠdatelas todas las culpas, vamos La casa vacĂ­a serĂĄ nuestro amuleto para salvarnos el uno contra el otro


10

A las dos el reloj se marcha agusanado y nadie puede detenerlo Se azotarán las puertas las persianas rasgarán el sol y esas cortinas tan sucias de la música en cámara lenta se irán agitando para que pueda recordar el viento de nuestra recámara o el pedacito de dolor que guardo en este frasco de mayonesa para recordar tus sobrenombres


11

Ocho de marzo A ti te llaman puta yo te digo bendita de mi carne de mi mano bendita de mi lengua de mi desprendido cuello entre tus muslos Y te llaman zorra o doncella de la noche luciĂŠrnaga y avispa murciĂŠlago que agita mis neuronas en la calma


12

de una noche que no termina de cuajarme en las acuarelas A ti te llaman carne féretro funda pedazo de estúpida que nada sabe y por eso te maldigo en nombre de todas las flores te desprecio como se desprecian las calamidades y me hundo en el surco de tu vientre a respirar las mil pesadillas que me brindan las hordas de furiosos monjes y sus biblias que nada saben de ti que todo temen en el desprecio de sentirse pequeñitos ante la furia vaginal que ha sangrado tu historia ¡querida compañera!


13

¿Cómo pensar que al dibujarnos la honra perdimos el fuego? La situación es clara cuando los animales bajen a beber ellas se irán de fiesta encima de los postes Cuando los animales se lancen al abismo con sus aleteos multicolor ellas cintilarán enormes y con los muslos lustrosos los mulsos de titanio y eucalipto darán sus parabienes por pocos servicios al cuarto


14

No temas el día es siempre pulcro no tiene mucho de donde roerle y eso es algo serio Ellas y sus terciopélicos muslos y los rostros fatuos que buscan encendidas lenguas Cuando los animales digan que sí el día tiene que estar nublado y no hay porque hablar de pérdidas ni de futuros inciertos para eso quedan los caimanes sus dientes de diamante y los dobleces de su piel tan largos, eso sí no podrás volver jamás por el mismo camino [sinuoso volver siempre Es y de frente


15

rapidito por favor como en cualquier huída nueva Cuando los animales enceguezcan ellas serán canela y guía rincón propicio para que los aletazos apenas se escuchen detrás de las campanas y los días permanezcan en el sudor que lo aterriza todo así como esa gota de agua en que me pierdo así me perdí en el recuerdo que no quiero jamás volver a ser porque la situación es tensa y el grito se hace mandíbula Nos morderá en los vetustos corazones tan agujereados por esas agujitas del miedo


16

miedo a los animales a los tóxicos y a los barrenos que se empeñan en colgar tus ojos por cada habitación de este cuerpo que no para de sangrarse así ciegos y para siempre ambos se buscarán de nuevo ¿Consumatum? Yes


17

No hay por qué dejarse imaginar dejarse consentir agradecerse el consuelo está en poder repasar cualquier enigma el caballo que salta sobre los tréboles o aquel orangután colgado de la luna no es que la araña de luz se vuelva un espejismo ni el anquilosado alquitrán tenga menos bravura son los números juan, los números enteros para refugiarnos en la puebla de los ángeles porque en tijuana no laboramos los días de [silencio


18

y en mexicali la furia oriental se nos dividió en arriba y debajo de los que esperan por el [boletaje perdidos otra vez en los mismos desiertos bah no tiene caso voy a traerme un tapir desde chetumal para volar sobre su peludo lomo o es que el vampirismo es algo tan común en la ciudad de méxico para dejar de anochecernos y seguir prendidos de la teta en esta fiesta incólume que tiene que ser la palabra cuando los búhos canten el suplicio comenzará a latir el monte y no hay azul no habrá remedio cuando nos cobren por las dulces señoritas


19

que agitan su virginidad en la pantalla de plasma usted no me lo va a creer, pero acá está mi corazón en esta pecera de cristal cortado acá me serviré un vodka y miraré a la colegiala desnudarse con lentitud y lanzar los condones maltrechos encima del buró vamos vamos a volar sigamos adelante en esta marcha de los cuerpos sobre el arenal o el fango de aquellas noches testiculares que nunca debieron de juntarse para nosotros noches frescas en qué despedazarnos clarísimas noches como el agua bautismal cuando mi semen te cubrió los párpados y tú dijiste que sí


20

dijiste ahora seré más niña que antes vas a verlo así dijiste y yo me quedé sentado en el inodoro mirándote rasparte las costras del amor y lavarte los dientes como si encendieras con aquel gesto el aroma de tus ideogramas toda tú resplandecías apaga la luz antonio apágala dijiste suplicante y a qué importar que no pudieras recordar mi [nombre perdona tuviste que decir mientras empujabas de nuevo y pasabas tus muslos cerca de mi rostro como el humo de la respiración o el agua clara en que ahora dibujas la [reencarnación de tantos cristos que era yo con el pelo largo y aquella barba donde se había quedado


21

la baba vaginal que tanto te había torcido los [músculos mañana va a dolerte todo y la luz no deja de parpadear en cada risa tan tenue tu risa tan descalza y de puntitas como ese lengüetazo rasposo de vaca cayendo en la quijada tuvo que ser tan sólo una pequeña navaja para poder dibujarte nuevamente tan diamante y ruina tan certeza tan pedazo de cristal cortado que ahora me había terminado por sangrar la calavera me levanté del inodoro y fui a tu abrazo tus nalgas se habían quedado frías por la brisa [matinal y no había más que morderte la cadera


22

o dejarme ir encima de tu cuerpo como el sediento a la laguna lo habíamos visto todo y era mentira la mentira de los adioses cortos la idea estúpida de querernos antes de tiempo largo fuera de mi vista vete llévate tus trapacerías a otras nuevas fiestas y que la palabra sea… o el abandono o la pequeña adivinanza que no tiene futuro para la música pan para el trabajo las nuevas noches en la discoteca o en el bar porque así es mi mexicali esa cuna de serpientes que siempre vigila así son las noches en tijuana tanto verde paradiso y pocos poemas que sobresalen al círculo yo lo sé casi me ahogo al aprenderlo


23

por eso traigo mi tapir bien amarrado en el lomo por eso monto y vuelo por la serranía en esta escoba pálida que mira la hambruna divertirse por los descabezados qué risa el día es tan difícil para enfrentarlo que al correr en la serpiente hacia la ensenada todo era niebla olivos y viñedos para rendirme a tus muslos a tus piernas como el odre en que el sol se ha quedado harto por aquello del amor y la blasfemia amor y nos vemos en la noche amor y que cada quien logre cazar a las niñas que pueda por esas calles tan insatisfechas de historia junto a esos calamares o detrás del mariachi y su tequila así era la fiesta que todas las noches nos había amanecido


24

nos incendiamos sí ¿por qué no? el tiempo es sólo voltereta y desde los jardines de chapultepec donde guardara un poco de mis ilusiones las más descanalladas las que dicen que alguna vez podré devolver la risa a mis hijos tercas en su permanente felicidad no lo sé en puebla perdí mis alfombras y el terciopelo de mi voz acabó hundido la montaña por el aguacero sobre la muchedumbre que claro que me conoce pues me ha visto todas las mañanas rondando sus espejos mientras tú sigues paseándote desnuda y yo me voy quedando como un musgo


25

sobre la humedad de tus sueños como ese queridísimo murciélago que no tiene tiempo para buscar consentirse agradecerse inocularse nuevas ideas maravillosas sobre la luz y la ciencia a qué decirlo soy ese caballo que salta sobre los tréboles aquel orangután colgado de la luna cargado de la fatal indiferencia hienético y con la discordia creciente hasta el hartazgo


26

Voy a buscarte por los subterráneos cuando el Imago se presienta furioso y todas las calles expongan su temor No podrás reconocerme y estaré a tu lado soplándote al oído mordiendo siempre mordiéndote la vista ¿Acaso sangras? Soy yo que estoy dentro de tus venas Tienes que implorar Cuando el Imago se presienta furioso los edificios agitarán sus piernas y la ciudad habrá de abandonarte


27

Los días tranquilos el diablo nos lamerá en el culo y acabarás por entregarle tus blanquísimas axilas


28

Ahí van las brujas sobre los helicópteros la luz cae encima de los vagones del metro ¿A qué salir a la superficie? quedémonos encerrados en el cuarto en el subterráneo en el subsuelo en el búnker para qué volar si podemos arrastrarnos para qué sonreír si podemos despedazarnos hey, tú préstame tu machete epa ahí va el machetazo justo a tiempo legal


29

consolatorio machetazo de tenerte lejos lejos del corazón Ahí van las brujas sobre los helicópteros y esta ciudad que se me mueve toda como la fe hey, tú deja el gimoteo y que venga la Salsa ¡arránquese, maestro! arránquese los brazos y la esperanza a qué salir a la superficie quedémonos encerrados en el cuarto las malditas azoteas me harán desfallecer y la luz continuará su fuga Esto ya no es divertido


30

Cuando te hice el amor anoche te miré tan plena de chinches que no quise agitanarme sobre tu cabello y tus caderas de rinoceronte me volvieron el cuerpo en dos y no quise enamorarme de nuevo porque el tifus es algo tan antiguo para este inicio de siglo que no es posible que nos vayamos adornando las distancias el ropero todo lo posibilita de ahí sale el corazón y las tripas de ahí también los vestidos de arandelas y [volandas


31

ahí cuelgan mis corbatas con las que tantas veces te apreté el cuello ¿lo recuerdas? A qué la resurrección de los muertos si ponemos luego tanta dedicación en matarnos Eso de la muerte es tan aburrido que mejor sería vivir ciento cincuenta y nueve años plenos de cansancio y miserias así parasitándonos Anoche cuando te hice el amor tan plena de chinches tuve una revelación supe que me era necesario destruirte para que mi pequeñita jamás puedas olvidarme


32

Vamos a dispararle a los ejércitos que siempre andan ahí buscando viejecitas a quienes clavarles la linterna El ojo amargo y la sauriés que no se espanta como no se espanta el padrenuestro Tirémosle piedras a los vendedores ambulantes que nos afean la ciudad con sus oficinas Saquemos del Congreso a los parásitos vamos a fusilarlos ¡claro! para qué tanto marchar y marchar si cada linchamiento lo podríamos hacer con [tanta clase


33

pocas mentadas de madre sangre y las antorchas El ojo amargo y la sauriés que no se espanta y en cada bichito que entra en el oído yo te escucho menos y menos y ... ah ésta mi conciencia tan olvidadiza de trato tan amable como esas lindas viejecitas que siempre andan [por ahí con las linternas clavadas del olvido y olvidadas Tiremos piedras a los enamorados acabad con ellos corazón Haced una fogata con esa basura y limpiemos la ciudad Todo sea por amor


34

No sé tú pero en la distancia entre tu ojo y mis dientes queda un recitador infame que anda ahí en las oficinas limpiando los retretes Es la hora mágica la hora en que todos nos unimos cantando muy quedito afuera del Círculo de impostores que encienden las fogatas asan carnes y lanzan los dados a la imaginaria Así de cosas mi corazoncito nacarado mi enchufe mi enemigo ternurita


35

yo sé recitar en zwagili a Borges y he construido tres libros de cuentos con los poemas de Pound parado de cabeza por supuesto El día quema como las letras que están arrinconadas en la preciosa palabra la dichosa palabra populachera palabra que salta y se va agujereando el cosmos (Hace dos días leía mi ponencia en la Universidad de México brindaba en la cantina Esquina con Amsterdam y pasaba la noche con el velador de un estacionamiento déjame el catre esta vez que tengo frío)


36

Los poemas de agosto se quedaron en el metro alguien los guardará para inmediatos futuros de reconocimiento Ay esta incertidumbre de no ser nadie tiene que acabar hay que cerrar el Círculo yo traigo el sombrero y hay que alinearse tomen su distancia y que empiece la ronda el que quiera escuchar que mire quien quiera saber que implore y el que quiera acostarse que ase las carnes y lo nombraremos poeta yo tengo el sombrero y gira que gira la ronda y todos los motores ay esta incertidumbre de ser tan sólo sombrero o un padre para los amigos de siempre porque el poeta se hacía chiquito


37

se hacía grandote y el poema claro habrá que construirlo alguna vez ay esta incertidumbre que todo lo puede Vamos a comulgar que todo el día es día de muertos ella está muerta La hemos asesinado todos con esta trapacería La hemos aniquilado con esas constantes quejas Ellos son Aquellos Ésos otros Todos sanos y saltarines como aquel chopo de [agua que hacía al poeta chiquito lo hacía grandote Ahora podré lanzarme sobre todos sin


38

paracaĂ­das sobre los mismos edificios que hemos querido fomentar Tomen su distancia y ÂĄque empiecen los madrazos!


39

Hey, tú ésta es mi orina cómo arde ser la niña que nació en la noche y se coronó en la madrugada el jurado o el jumento para esta nueva oportunidad que se nos abre reveladora y hierática no hay más que revolverse en la cantiga irrisoria en la voluntad celeste del pinta labios para besar y mordisquear testículos En el lustroso glande nos hemos glorificado


40

por mi glande por mi glande por mi lustroso y rojísimo glande En cada glande te espero para ir de ceremonia como los calamares que siempre andan de fiesta Aló ¿Quién es? El diablo, mamá Hey, tú que ésta es mi orina y he aprendido a escribir mi nombre en la arena pero cómo arde, mamá estoy goteando estoy ardiendo escribí mi nombre en la arena por mi glande por mi glande cómo me arde el poema que no es


41

Lo pequeño innecesario En el principio ella se levantó la hoja de parra su desnudez de gacela caminó hacia el Tigris se inclinó para tocar con la punta de los dedos el claror del agua Yo desperté del coma II No hay porqué seducir al demonio No Demasiadas niñas hay que van al kinder para necesitar de los burdeles


42

III Esto de la violación tiene su encanto al venirme siempre se me va la voz y me queda algo como de remordimiento Pero me hago al fuerte y siempre siempre vuelve la erección Así no hay cosmologías ni religiones que puedan detenerme IV El arrepentido siempre has sido tú a qué negarlo el circo es transparente y los leones están de fiesta con las zebras tienes que entender


43

Cuando el poema calle no habrá mayores temores que el incendio de [los cuerpos Si que tienes tiempo, ¿verdad? Nada más hay para nuestros vagabundos que estas miríadas de piojos las tres comidas al día un litro de gasolina y los incendiados versos


44

Este calor es de naturaleza muerta Los ojos se mueven de un lado al otro y hacia arriba Cada que un tatuaje se pega a mi nariz muerdo El día es incoloro para tanto amor que vengo [regalando Volverán las luces a sentir mi precipitado miembro Jonás Jonás se te ha perdido la ballena Donde está el Jericó de tanto arrepentido La niña sodomita sabe cómo jugar con mis vulgares apetitos Con diez años tiene la justa medida para mis terribles orificios


45

y la costumbre única de preferir mis ojos A partir de este momento todo es bajo tu riesgo La muerte el orgasmo o la bendita abstinencia Si tu cadáver me persigue qué interesa No podré volver a convocar a los cuervos a la entrada de mi casa El calor es como de naturaleza muerta Apaga las velas que no tengo más ganas de verme Rompamos los espejos y permanezcamos solos Esta casa sin tus libros es un paraíso No sé cuánto tiempo tuve que pasar hipnotizado persiguiéndote Si tú caes el sonido del golpe inundará mi corazón Los ojos siempre se mueven hacia adentro La niña sodomita ahora duerme dejémosla tranquila El agua quieta sobre su apagada cicatriz.


46

Te odio de ocho de la maĂąana hasta las diez de la noche luego ella llega y te juro que no vuelves a importarme hasta la maĂąana siguiente a las ocho de la maĂąana cuando ella se viste me besa y corre apresurada a su oficina


47

No tengo tiempo ya para la momificación el cuervo se ha ido a nuevos cementerios y el día es tan transparente que preludia un asesinato Esos poetas que corren de cuerpo en cuerpo Atragantándose ¿quién los recuerda hoy? Ya no tenemos tiempo para adorarlos el día se nos va en despedazar a los vivos a los que habitan hoy los periódicos y las revistas No en revisitar las tradiciones te lo juro con sus palomas y sus cítaras


48

van diciendo: hey, Bonita eres una sombra calidúlcica que no tiene promontorio ¿y el feto? En el feto todo es formativo acércate y escúchalo


49

Cuando los niños nacen son el arco iris que fue anunciado Hoy en esta oficina y sin un pulpo no hay nada que hacer No hay por dónde irse a dormir Fornicar es un complejo edípico La niña terrosa siempre espera aletargada junto a la copiadora con sus dientecillos de ardilla junto al techo el agua la oscurece y no encuentro mi cepillo ni mi navaja de rasurar La cenicienta amor


50

La cenicienta de tanto castillo perdido La cenicienta que sube y baja en los elevadores de mi cama El drama de la laguna y el sobrenombre que ha partido hacia occidente Vendrá el cordero como vino el lagarto y se quedó sembrado en la bañera El policía turbio el marihuano aterrador que camina silencioso hacia nuevas orillas El día es una terquedad ¿por qué tanto aluminio detrás de las antenas? No hay paraísos incompletos La perdida lobreguez del zapatero sin vidrio nuevo para tanta cenicienta Es muy simple eso de buscar detrás de la conciencia al viejo remolino No puedes desgastar todo en sueños efímeros El cosmos El huracán


51

Las pantorrillas junto a mis labios Esa bailarina que hoy padece artritis como si el color mostaza fuera hoy tan necesario para entendernos La caída de las bolsas El trato amable de los talibanes La horca de Sadam o esa niña becaria que dejó prendado al Presidente No podemos lamentarlo todo Cuando nace un niño asoma de nuevo el arco iris El tema es cantar y esos loros ahí mirándonos morir Porque Eva se está metiendo al Éufrates con su infame desnudez y nadie hay que pueda detenerla Dónde tus trapitos niña dónde los has dejado sobre qué lecho


52

Y la niĂąa terrosa que espera junto a la copiadora esperando un arco iris creciĂŠndole en el vientre y estamos todos hartos y apenas podemos con nuestra doble personalidad Que te ves tan degenerada y el agua te oscurece y no encuentro mi cepillo ni mi navaja de rasurar


53

El cosmos La noche Todo encendido menos el televisor La noche La noche El cosmos Y el alquiler no se ha pagado Ahí nos vienen a correr Abran el féretro el último paga, ¡a huevo! Para pagar hay que tener miedo de ser rico para pagar hay que saber de esos días equinóxicos


54

El doblez de la noche es una ruina y el estertor del vientre la cómoda sensación de todo aquel que lucha con el tiempo y el sudor en el retrete La noche El cosmos ¿a dónde llevas el televisor?


55

Mira cuánto futbolista vino hoy a la fiesta Si parece mitin este cumpleaños mío No te conozco No te conozco Ni a ti ni a ti Hablemos de la guerra en Grecia A ti para nada te conozco Pero date una vueltecita y siéntate ¿qué te ofrezco para tomar? No tengo más que este cepillo de dientes y ven acá mujer habitaré sobre tus ruinas


56

Sé que no soy un cómodo mariconcito que se queja y se va quejando Me duelen tanto los testículos de tanto andarlos [sobando Pero es que tu madre no ha llegado y ya estoy que no me aguanto Ven ratoncito mío ven con papi “los poetas callaron” y en el silencio el llanto era una furia de gatos desgarrándose ¿a qué hora llegará tu madre? Nos sobra tiempo


57

El dĂ­a es una luz tan clara tan clara que me irrita todo amanecer quisiera la noche amplia y eterna La noche de Alaska y Dinamarca La noche de Islandia AhĂ­ por ser vampiro te contratan en el bar No hay rutinas impuestas y cada dos dĂ­as tienes libre los dientes para volar y volar hacia orfanatos y universidades


58

El mar es una simpleza hoy dĂ­a Se traga los derrames Los cadĂĄveres Tanta lata vieja Algunas ciudades El mar el mar y su consentido humor negro que nos hace llorar la humanidad perdida mientras escogemos el traje de baĂąo


59

Cuando las aves se vuelvan a escapar de la jaula te devolveré la libertad te costuraré los ojos de nuevo y te soltaré la lengua Antes tendré que descocerte la boca así que plújole al demonio porque un día aquellas aves incoloras logren escapar ¿Ves mi rostro? Llevo en los ojos tu cárcel


60

No tengo por qué repetirte mi nombre quedarme callado decir que lo siento soportarte o fingir no tengo por qué acusar a nadie pedírtelo dos veces tener miedo hacerte caso no tengo por qué obedecer levantarme si no quiero dejar de escribir no tengo hasta comprenderme


61

Saltaron hacia mí las muy depravadas se colgaron de mis uñas se metieron entre los dientes me aguijonearon los ojos y ahí se están gritando en mis oídos Yo quise evadirlas y me emborraché me sacudieron y me hicieron levantarme del suelo me arrastraron al retrete me hicieron vomitar la vida el dolor la maldita depresión


62

se metieron como un maldito supositorio y no tuve tiempo ni de reaccionar me pellizcaron las muy putas hasta que me tuvieron acรก amarrado frente a la hoja en blanco esclavizado en la construcciรณn del poema


63

Ah el mar Ese viejo depravado que guarda sirenas en su interior y manosea las desnudeces de tanto baĂąista despistado


64

Me veía tan lindo con sotana mi padre se sentía complacido mi madre lloraba de emoción unas mujeres trataban de mirar bajo mi vestidura aquellos hombres me envidiaban y yo sólo pensaba en tus ojitos de doce años me veía tan lindo con sotana


65

Yo robo tú robas el roba nosotros robamos ellos roban y todo aquel que roba le roba a un ladrón yo mato tú matas el mata nosotros matamos ellos matan y todos nos andamos matando unos a otros como nos lo encargó el señor yo envidio tú envidias el envidia nosotros [envidiamos ellos envidian y en envidiar al otro se nos va la vida


66

Tú eres mi padre y mi madre y todos mis primos y mis primas y mis tíos y mis tías y mi decadencia toda eres tú la fauna y la flora mágica que creció y creció en el árbol genealógico que me ha sido impuesto tú lo eres todo pero jamás serás yo aunque me abras el cráneo


67

Yo estoy muy alterado estoy muy desquiciado el día de hoy lo siento en la punta de los dientes y todo es escupir insultos me he golpeado con dos hombres esta mañana pateé a mi perro y a mi mujer embarazada la tiré por las escaleras porque hoy me siento muy alterado como bendecido por no se cuánta iglesia que me ha enseñado que eso del amor al prójimo


68

tiene que ver con despreciarlo señalarlo con el dedo seamos todos la viga y la trapacería como una maldita fiesta para los poderosos y esos poderosos están acá entre mis vértebras brillando en mis nudillos ¡que se hagan para atrás!


69

No voy a olvidarme de tus trapacerías Que si la juventud es inexperta y que nadie podrá replicar tu grandeza y con todo no voy a olvidarme de tus trapacerías El día es una fiesta en erupción Cuando el Sol se apague sólo quedarán las ruinas del miedo bien guardadas en los cajones No te creas el siglo tiene sus propios minutos contados y no eres más que una moda pasajera


70

De cuándo acá crees en la desobediencia De cuándo acá eres vegetariano De cuándo acá odias las corridas de toros De cuándo acá defiendes a los animales De cuándo acá eres atea o te preocupa el país De cuándo acá lees tantos libros De cuándo acá tienes 2585 amigos “Usted ha sido bloqueado”


71

Estamos todos de fiesta y al cielo queremos ir ya están reunidos nuestros compas los niños ya están aquí (Al cerrarse las persianas las sotanas cayeron hasta los tobillos) Agitados campanarios y el silencio como gato cómplice en crucifijo de ceniza


72

Así te queríamos agarrar, poetita ¿Te crees muy ingenioso? ¿Que porque conoces las palabras uno tiene que cuidarse contigo en cómo dice las [cosas? Ora si que no te la vas a acabar, mi poetita a ver qué piensas de esta fiesta a ver si te quedan ganas de vivir burlando al otro Al otro se le respeta ¿no lo sabes? Yo verso señor yo verso


73

Así te quería agarrar ¿No que te la pasas trabajando? Sólo estás dedicado a ligarte hombres y mujeres con tu palabrería ¿Acaso lo vas a negar? ¿Cómo pude creer en ti? Te la pasas escribe y escribe y yo pensando que era tu trabajo y ahí voy como tonta trabajando y manteniéndote que necesitas cigarros que si te invito un buen vino ¿Y qué es lo que obtengo? un poco de semen de vez en cuando ¿Pero de amor? Eso lo tienes para tus putas y tus putos a los que escribes todos los días Yo verso mujer yo verso


74

Así te quería encontrar, chamaco ¿No que tenías mucha tarea? He visto en tu muro como te pasas las horas escribe y escribe comentarios sin sentido a la espera de que alguien te comente y cuando el juego se termina te sientes indispuesto necesitas otra dosis de Me gusta que alimente tu vanidad ¿Pero la tarea? Nada ¿El estudio? Nada Luego te andarás quejando de que la educación [tal cosa que el gobierno no da oportunidades Eres una vergüenza Yo verso madre yo verso


75

Uno por uno vienen los soldados a mi puerta ¡queremos al poeta! dicen Vienen de noche y de madrugada Con el viento vienen vienen con la espada ¡aquel que lo descuelgue se lo lleva! dices limándote las uñas


76

Yo no cojo putos me los como no trafico niños los columpio hasta tocar el manto estelar no asesino periodistas les voy arando el pelo hasta que la grabadora deja de respirar no conduzco ebrio para la borrachera me basta la espalda de aquella cocinera jamás me junto con los policías subo hasta las cúpulas de las diputaciones


77

y desde ahĂ­ les regalo este salivar amargo y por supuesto que jamĂĄs me prendo fuego por ninguna religiĂłn para los queridos dioses aun tengo video juegos


78

Usted no me lo va a creer pero es necesario que sepa que aquello de la paz que se respira por acá y [por ahí tiene mucho de engaño Hay unas cosas muy grandes que están pasando que nadie quiere decir que si el día se nubla que el sol rojo de cada día que las gaviotas pasaron para no volver que los delfines, ay los delfines que los delfines se han ahogado en lodazales


79

y que el océano usted no me lo va a creer se ha retirado de la playa varios kilómetros No tiene que creerme pero es verdad palabra que es más que la pura verdad lo que le estoy diciendo Este 2012 que nos agarren confesados porque todo terminará como lo oye hay quienes dicen que un cometa que un cometa se está acercando pero yo estoy seguro que es culpa del Islam ya ve lo que pasó con el tsunami Dios castiga a los infieles y esta sociedad está perdida Supo usted de esos maricones que adoptaron estuvo en todas las noticias pobre criatura qué va a ser de ella


80

Usted no me lo va a creer pero habemos quienes en verdad queremos la paz No esa paz de las palomas blancas y las banderitas No La paz de que cada quien respete al otro Para eso tenemos leyes pero ay, no Diosito nos libre Toco madera Hasta en el congreso he visto a una que otra [lesbiana No ponga cara de susto que es verdad lo que le digo Usted no está para creerlo pero diosito me habla en las noches porque me he portado bien toda la vida y me lo ha dicho eso de los mayas es cierto de veras Dios actúa de formas misteriosas y mire que dejarle a los mayas la revelación más importante ya sabes en esas mismas tierras cayó el meteoro


81

que acabó con los dinosaurios ahora será igual El golpe a Gomorra y Sodoma Eso es Dios me lo ha dicho Por ésta que se lo juro Ya no hay pa, dónde El mal está encarnado en el hombre Todo son secuestros mentiras robos y migrantes Qué cosas Mujeres y hombres que se desnudan sin pudor Y esos vegetarianos ¡herejía! Sus budas y sus agujas yo jamás lo he permitido en mi familia Pero sí nos ha tocado Hay una sobrina que le gusta el yoga y me da pena la pobrecita Le faltó guianza El padre era un alcohólico y mi pobre hermanita pues batalló mucho para salir adelante


mi sobrina fue la más afectada ni modo Hasta se cortó el pelo a rape Parece una de aquellas sólo le faltan las botas ¿usted cree? Yo ya estoy harta y si viene el final que me agarren confesada comadrita ¿Usted no lo cree? Pero comadre Sólo vine a decirle que su marido se viene a vivir conmigo


83

Ella dice que no tenemos salida a una relación que se ha quedado estancada y que no puede avanzar por mi falta de dedicación y no se cuánta cosa más la verdad es que no me dejaba ver el fútbol y no podía escucharla como ella hubiera querido así que gritó algo como: ni siquiera me quieres escuchar y creo se fue llorando azotó la puerta eso sí y ni siquiera trajo las cervezas que le pedí pasar a comprar cuando me avisó


84

que venía a verme bueno ni hablar terminando el fútbol me echo un baño descanso y si me provoca al rato le llamaré


85

Mano negra mano negra mano negra somos los relámpagos que lo han incendiado todo desde la pupila hasta la azotea mano negra mano negra mano negra ahí miro unas piernas lustrosas mi mano negra no es posible la mariposa cuelga de la luna y ésta es mi mano negra cómo que no puedo tocarte mano negrísima


86

el tiempo sĂ­ el tiempo lo pondrĂĄ todo en su lugar para que dejemos de quejarnos siempre mi mano negra ven te invito a mi fiesta


87

Era un día muy boscoso un día muy gatuno atigrado un tiboroncísimo día sin muelas y sin anteojos era un día salitrado un día ímpetu macabro era un día nadie se ha quejado en la ventanilla solo los simios saben del olor a frutas acá los plátanos allá quedan las voces desprevenidas insertadas en este teléfono descompuesto ésas son mis propias ardillas y no las vendo


88

todo tiene que seguir azul y buenos días este era un día con los segundos al revés ¿te lo cuento otra vez?


89

No pararán las balas No pararán las balas No pararán las balas Parará Para Ra Rá Y el parangutirimícuaro se me ha perdido entre los dientes Así de cosas mi hermano el escudo es el poema jamás el escondite No pararán las balas Pero mis ojos sonreirán Para Rá


90

En el siglo 21 los cosmonautas se han ido de recreo a Marte y tú sigues pensando en aquello de las democracias Tuviste doscientos años para asimilar la historia y ésta estuvo encadenada entre los libros en las oscuras bibliotecas Luego se hizo la luz en el ordenador y el canto creció Que pobre espíritu tiene el hombre para tanta [historia No has podido reconocerte en esos yigabaits


91

Te equivocas no paso de unos brazos de mujer a otros no es mi afĂĄn ir escribiendo las historias del amor como trofeos sobre la cabecera pero no podrĂŠ negarte mi respeto por las damas aquello de mirarlas desnudarse frente a la luna al pie de la laguna de mi alma no puedo negar que nunca me cansarĂŠ de escucharlas ni estoy en el mundo para salvarlas como alguna vez dijera mi ex esposa


92

estoy para aplaudir su belleza empujarles el rostro sobre los amaneceres decirles al oído Carajo claro que puedes porque en el silencio de cada noche donde de rojo se tiñen las arenas y se arrastran las gargantas de las heridas las ultrajadas las que han caído víctimas de sus propias vicisitudes yo me quedo fumando en el jardín sabiendo que en algún lugar una mujer está naciendo al amor alguna está gozando intensamente alguna cocina a las llamas el amor maternal otra irradia aquello de dulzura que mana de sus [pechos alguna está ahí detenida en los orgasmos y tan [plena tan entera tan valiente deslizándose en el tubo


93

en la pasarela en las escaleras que van a la oficina tras alguna cacería de dragones en el parque sobando alguna pierna lastimada con esa dulzura que cae de sus risas de sus ademanes de pantera blanca de hembra fanerógama y también pienso en aquella que estará siendo conceptualizada cual objeto despedida arrastrada apedreada multilada por aquellos fantasmas que igual nombran amor como las hienas y en esa podredumbre me hinco encima de la paz del maldito equilibrio de los cromosomas porque jamás entenderé los empoderamientos de los genitales pero he de permitirme el maldito vicio de no poder dejar de mirarlas conocerlas


94

y decirles al oĂ­do CĂłmo carajos que no pero claro que lo puedes todo sola que para morir solo hemos nacido para plantar el pie con muchas ganas en la tierra


95

Yo no lo sĂŠ de cierto pero lo supongo que una mujer y un hombre que se han saciado y se separan es porque no han sabido superar la sociedad y su aburrimiento Amar es divertirse no seamos hipĂłcritas


96

Un día el sueño de Borges se me quedó mirando fijo no pude contener la risa y me fui a dormir sin leer ni medio capítulo de la biblia estaba un poco provocado


97

No tengo otro llavero que esta carne No tengo otro cordel que esta voluntad de negra carne No tengo un pedacito de cielo en esta amarillada carne que te espera para cerrar la tĂşnica No tengo carne


98

Pensarte Hay tantas niĂąas recostadas en tantas camas hay tantas manos subiendo por las piernas en [tantos sitios hay tantos labios repartidos en la nuca y en los [corazones y tanto techo donde guarecernos de la lluvia Hay tanto odio repartido por las calles tantas mujeres caminando a los burdeles hay tanto labio roto entre los niĂąos y tantos dientes no encontrados en el sueĂąo.


99

Hay tanto amor escondido en las banquetas tanto silencio esperando en los semĂĄforos tanto pensar en el diluvio de las manos y entre lo uno y otro tu mirada que surge en el [recuerdo delgada voz atravesando los cables del telĂŠfono y esta distancia en que no puedo asirte con los [brazos


100

Un dos tres se hizo la palabra cuatro cinco seis se hizo la luz siete ocho nueve de nuevo el silencio por favor guarde respeto Este libro es mi casa de oraciรณn


• Trapacería y fiesta se terminó de imprimir en el mes de marzo de 2017 en C M Gráficos. Calle 18 de Marzo #498, Col. Carbajal, Mexicali, Baja California. Para su composición se utilizó el tipo Adobe Garamond. El cuidado de la edición estuvo a cargo del autor con la asistencia de Pinos Alados ediciones ediciones. Su tiraje consta de 200 ejemplares. •


Trapacería y fiesta (poemario)  

Poemario de Adán Echeverría, publicado en 2017 por Pinosalados, en Mexicali, Baja California.

Trapacería y fiesta (poemario)  

Poemario de Adán Echeverría, publicado en 2017 por Pinosalados, en Mexicali, Baja California.

Advertisement