Rostros y Jardines. Marta Aguirre & Elvira Carrasco

Page 1

Rostros y jardines DIÁLOGOS XI MARTA AGUIRRE & elvira carrasco


María de Guzmán, 61, 28003 MADRID, España T. +34 91 554 48 10 T. +34 91 554 49 20 www.galeriabat.com art@galeriabat.com

Directora: Mariam Alcaraz Asistente de dirección: Isabela Rodríguez Texto y maquetación: Elisa Andueza e Isabela Rodríguez Obras: Marta Aguirre y Elvira Carrasco


Rostros y jardines diálogos xi marta aguirre & elvira carrasco 24 de Junio - 17 de septiembre

Elvira Carrasco, Génesis (2019) Fotografía sobre metacrilato 50 x 37 cm




Rostros y jardines

DIÁLOGOs xi 24 de junio - 17 de septiembre Rostros y Jardines nace como un diálogo entre Marta Aguirre (Tudela, 1983) y Elvira Carrasco (Cuenca, 1990), dos artistas plásticas que, desde la individualidad de sus obras y la investigación de lo abstracto a través del color, presentan una serie de obras que llevan al límite una figuración muy subjetiva. Reflejo de la experimentación sintética del color y la forma, Marta Aguirre contempla su obra como un viaje hacia nuevas dimensiones más allá de la realidad, empleando el cromatismo como vehículo visual mediante el cual alcanzar nuevas perspectivas sensoriales. Al igual que los impresionistas, empezó deconstruyendo los paisajes hacia formas cada vez más reducidas, a prescindir cada vez más de la línea para dejarse guiar por los reflejos de luz como manchas flotantes que se superponen en el espacio. Manteniendo la esencia de los elementos, Aguirre juega con diferentes longitudes de onda, consciente del gratificante impacto que supone para el cerebro humano dar con la combinación idónea visualmente hablando. Los ojos observadores que decodifiquen su obra compartirán entonces cómo la artista es capaz de disfrutar de ese vasto abanico cromático que emplea como un mantra. Relacionando la mancha, el grafismo y distintos materiales, la abstracción lírica de Marta establece una armonía de conjunto que permite que cada color tenga una dimensión y comportamiento único. La presencia del libre albedrío puede apreciarse en cada pieza, donde asume que, para que sus habilidades artísticas se desplieguen en su máximo potencial, debe aceptar el error como parte de su metodología creativa: unas veces, generando nuevos paisajes oníricos, etéreos, vibrantes y cautivadores, y otras, asumiendo aquellas combinaciones de color que no logran alcanzar la armonía deseada y prosiguiendo así con la aplicación de nuevos estratos y ralladuras de pigmento que generen el ese paisaje que representa su vitalidad interior. De nuevo, no se trata de cualquier perspectiva de la realidad. Aunque sus coloridas obras pueden dar la apariencia de perseguir un sentimiento de alegría o similar, algunas de ellas reflexionan sobre momentos más crudos de la vida, pero siempre con una respuesta de aceptación sobre el flujo constante de los acontecimientos. De ahí, sea la historia que sea la que esté escondida detrás de sus obras, es esa adaptabilidad a las circunstancias la que genera una sensación de armonía mental con el entorno, propia de Marta Aguirre por su uso tan personal del color como filosofía vital. Igualmente, Elvira Carrasco comparte esa profunda devoción hacia la multiplicidad de los significados del color, pero con otros recursos artísticos. Su proyecto actual “Faces Project” resulta en la materialización de la simbiosis entre pintura y fotografía, donde la artista recurre a su propio rostro como soporte pictórico desde hace 6 años. Con una motivación experimental, Elvira lo considera como un proceso investigativo que nunca termina; primero, pintando todo su cuerpo para luego centrarse en su propia concepción del autorretrato, como máximo método de autoconocimiento, autoconsciencia y transmisión de historias. Contemplando su expresión y los colores empleados, ella recuerda a la perfección el día en el que se hizo las fotografías. Siempre al lado de una ventana que queda reflejada en su mirada, en la que se recopilan todos los talleres, casas y viajes en los que ha estado como un diario de vida.


La cotidianidad de “Faces Project” también pasará por adaptarse a la huella del tiempo, como son las nuevas experiencias del individuo plasmadas en las arrugas de la piel. También, a raíz de la pandemia, empezó a interesarse en terceros lienzos. Otras facciones, proporciones, gestos y miradas entraron a formar parte de su serie “Faces Project” cuyos retratados y retratadas confesaron apreciar facetas personales en las que nunca antes se habían percatado, como si emergiera una parte oculta de su conciencia traducida en colores. Carrasco acentúa la irónica transparencia de sus obras donde la superposición de pigmentos ofrece una visión en carne viva, sin disfraces, de la persona. Siguiendo su carácter multidisciplinar, decide resaltar la importancia de lo procesual y lo intuitivo en sus obras al trasladarlas al performance, donde el público puede apreciar el desarrollo ejecutivo de las formas y texturas en su rostro. De tal forma, Elvira crea su propia simbiosis entre abstracción y realidad, al pensar la primera como un fragmento de la segunda, prosiguiendo así de su reflexión sobre la gestualidad hacia lo referente a la memoria y la veracidad humana expuesta por los colores. La naturaleza de sus gestos se convierte en un ritual en busca del detalle abstraizante para alcanzar nuevos niveles de significado, generando nuevos elementos visuales de forma semiconsciente. Esta exposición temporal esencialmente pictórica que es “Rostros y jardines” utiliza la explosión cromática de dos jóvenes artistas para ofrecer una visión sincera del entorno y de nosotros mismos. Mediante los colores, el visitante conecta con la armonía del paisaje, a la vez que reflexiona sobre nuestro propio filtro subjetivo con los rostros de Elvira. “Faces Project” expone la diferencia que en ocasiones existe entre lo que nosotros queremos creer de nosotros mismos y lo que realmente reflejamos exteriormente. Entonces, tomando consciencia de esa diferencia se aprecia el filtro con el que observamos la realidad.

Marta Aguirre, Garden 05 (2021) Acrílico sobre tela, 150 x 200 cm


FACES & GardEns

DIALOGUEs xi 24 June - 17 September

Faces & Gardens bornt as a dialogue between Marta Aguirre (Tudela, 1983) and Elvira Carrasco (Cuenca, 1990), two visual artists who, from the individuality of their works and the investigation of the abstract through colour, present a series of works that take a very subjective figuration to the limit. A reflection of synthetic experimentation with colour and form, Marta Aguirre considers her work as a journey towards new dimensions beyond reality, that is to say, by using chromaticism as a visual vehicle to reach new sensory perspectives. Inspired by the impressionists, she began by deconstructing landscapes into ever smaller forms, increasingly dispensing with line and allowing herself to be guided by light reflections as floating stains overlapped in space. While maintaining the essence of the elements, Aguirre plays with different wavelengths, being aware of its gratifying impact on the human brain when finding a great visual combination. That observer who is able to decode her message will share her joyment when she explores the vast chromatic range, a process assumed as her mantra. By combining stain, graphics and different materials, Marta’s lyrical abstraction establishes an overall harmony that allows each colour to have a unique dimension and behaviour. Freedom can be appreciated in each piece, because the artist knows that if she wants to unfold the full potential of her artistic abilities, she must accept unexpected mistakes as part of her creative methodology: sometimes, generating new dreamlike, ethereal, vibrant and captivating landscapes, and others, assuming those combinations that fail to achieve the desired harmony and thus continuing with the application of new layers and scratches of pigment to generate the image that represents her inner vitality. Again, this is not just any perspective of reality. Despite that her colourful works may give the appearance of pursuing just a feeling of joy or similar, some of them reflect on rawer moments in life, but always transmitting an inspiring feeling of hope. Therefore, whatever the story behind her pieces, it is about that willingness to get adapted to circumstances that generates a sense of mental harmony with the environment, typical of Marta Aguirre’s very personal use of colour as a philosophy of life. Likewise, Elvira Carrasco shares this strong devotion to the multiplicity of colour meanings, but with other artistic resources. Her current long-term work “Faces Project” is the materialisation of the symbiosis between painting and photography, in which the artist has been using her own face as a pictorial support for the last 6 years. With an experimental motivation spirit, Elvira considers it as a research process that never ends; first, by painting her whole body and then focusing on her own conception of the self-portrait as the most effective method of self-knowledge, self-awareness and story-telling. Contemplating her colourful expression, she remembers perfectly the day on which the photographs were taken; always next to a window that is reflected in her gaze, in which all the workshops, houses and trips she has been to are compiled like a diary of life.


Everyday life when it comes to “Faces Project” will also involve the footprint of time, as the individual’s new experiences are captured in their skin wrinkles. Besides that, in the wake of the pandemic, Elvira began to be interested in third canvases. Other features, proportions, gestures and gazes became part of his series “Faces Project”, whose subjects confessed to start realizing personal facets they had never noticed before, as if a hidden part of their consciousness were emerging translated into colour. Carrasco accentuates the ironic transparency of her works where pigments overlays offer an undisguised vision of the person in the flesh. Following her multidisciplinary character, the artist decides to highlight the importance of her personal intuitive process by doing performances where the public can notice better the executive development of forms and textures on her face. In this way, Elvira creates her own fusion of abstraction and reality by considering the first one as a fragment of the second, thus continuing her reflection on gestuality towards memory and human truthfulness exposed by colours. The nature of her techinique becomes a ritual in search of abstracting detail to reach new levels of meaning, generating new visual elements in a semi-conscious way. This essentially pictorial temporary exhibition that is Faces and Gardens appeals to chromatic explosion of two young artists to offer a sincere vision of the environment as well as of ourselves. Through the colours, the visitor connects with the harmony of the landscape, while reflecting on our own subjective filter with Elvira’s faces. “Faces Project” exposes the difference that sometimes exists between what we want to believe about ourselves and what we really reflect on the outside. Therefore, by becoming aware of this difference, the way we filter reality can be realized.

Marta Aguirre, Garden 05 (2021) Acrylic on canvas, 150 x 200 cm


MARTA AGUIRRE (1983, Tudela, navarra)

La artista se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Granada (2008) y posteriormente, obtuvo una beca para cursar el Máster de Obra Gráfica de la Fundación CIEC en el Centro Internacional de Estampa Contemporánea de Betanzos, A Coruña (2015). Desde entonces, establece su estudio-taller en Las Gabias (Granada) donde continúa su investigación artística basada en la reducción de las formas a diferentes gamas cromáticas para construir nuevos paisajes. Su trabajo ha recibido importantes galardones y reconocimientos como Premio al mejor Libro de Artista 2018 en Feria Librarte Burgos, el Kyoto Shimbun Prize 2015 organizado por la Kyoto International Woodprint Association y el Segundo Premio de Pintura “Emilio Ollero” 2014, entre otros. Además, ha realizado varias exposiciones individuales en importantes instituciones artísticas como Vidas infinitas en tiempos olvidados (2011) en el Centro de Arte Contemporáneo Damián Bayón en Santa Fé (Granada) y las exposiciones itinerantes patrocinadas por la Fundación Obra Social IBERCAJA en Logroño, Guadalajara y Zaragoza (2010). Entre sus colectivas, cabe destacar la DA2 organizada en el Museo de Arte Contemporáneo de Salamanca, los Encuentros de Arte Contemporáneo (EAC) del Museo de la Universidad de Alicantes (2018 y 2019) y el Museo Ibercaja Camón Aznar-MICAZ (Zaragoza), entre otras. Algunas ferias en las que ha participado son la Feria Internacional de Grabado (FIG) de Bilbao, la Feria de Arte Contemporáneo GetxoArte y en la Feria ART JAÉN.


Marta Aguirre, Petit petit 07 (2022) Acrílico y ceras sobre tela. 25 x 25 cm

Marta Aguirre, Petit petit 11 (2022) Acrílico y ceras sobre tela. 25 x 25 cm

Marta Aguirre, Petit petit 06 (2022) Acrílico y ceras sobre tela. 25 x 25 cm

Marta Aguirre, Petit petit 08 (2022) Acrílico y ceras sobre tela. 25 x 25 cm



Marta Aguirre, Garden 05 (2021) Acrílico sobre tela, 150 x 200 cm


Marta Aguirre, Mi jardín 01 (2015) Acrílico ceras y lapiceros sobre tela, 162 x 162 cm


Marta Aguirre, Mi jardín 03 (2015) Acrílico, ceras y lapiceros sobre tela, 162 x 162 cm



Marta Aguirre, Garden 07 Acrílico y ceras sobre tela 162x195cm



Marta Aguirre, Garden 06 (2021) Acrílico sobre tela, 162 x 195 cm


Marta Aguirre, Jardín 05 (2017) Acrílico, ceras y lapiceros sobre tela, 114 x 148 cm


Marta Aguirre, Dulce Jardín 04 (2022) Acrílico sobre tela, 114 x 148 cm


Marta Aguirre, Garden 10 (2022) Acrílico y ceras sobre tela, 92 x 73 cm


Marta Aguirre, Garden 11(2022) Acrílico y ceras sobre tela, 92 x 73 cm




ELVIRA CARRASCO

(1990, Villanueva de Jara, Cuenca)

Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Valencia, al terminar, consigue una beca para trabajar en la Stair Sainty Gallery de Londres. Allí, decide comprarse una cámara para experimentar con la fotografía y se deja inspirar a su vez por los grafiteros de su barrio. Cuando regresó a España, empieza a investigar las posibilidades el body art, concretamente, en el autorretrato como máximo recurso de expresión emocional. Algunos de sus más importantes reconocimientos son el Premio “Fata Verde” (Sorrento, 2020) y el Diseño BMW Serie 2 Gran Coupè (2020). Entre sus exposiciones individuales, destacan Galería Maika Sánchez (Valencia, 2022), Carrasco Gallery (Lisboa, 2019) y Galería X Amor Al Arte (Cuenca, 2017) y en cuanto a colectivas, en SistArt Gallery (Venecia, 2022), MA Scène Nationale, Montbéliard (Francia, 2022), Galería Bennassar (Pollença, 2020), Star Gallery (Taiwán, 2019), COVA Gallery (Eindhonven, 2018) y Contempop Gallery (Nueva York, 2016), entre otras. También la artista ha tomado parte en varias ferias internacionales como Art Madrid (2022), Art On Paper Art Fair (New York, 2019), Affordable Art Fair (Milán, 2019), SCOPE Art Fair (Basel, 2018) y Art Palm Beach Art Fair (Miami, 2016), además de reconocidos eventos como Balearia, una Gira artística por C. Valenciana y Baleares (2021), el Festival Syart (Sorrento, 2020), la Gira Mundial ArtWave (2019) y el Festival Longlake (Lugano, 2017).


Elvira Carrasco, Metamorfosis (2021) Fotografía, 100 x 74 cm

Elvira Carrasco, Génesis (2019) Fotografía sobre metacrilato 50 x 37 cm

Elvira Carrasco, Turquoise & Gold (2018) Fotografía, 100 x 74 cm


Elvira Carrasco, Anisoptera (2021) Fotografía, 50 x 37 cm


Elvira Carrasco, Bargibant (2021) Fotografía, 50 x 37 cm


Elvira Carrasco, Eudaimonia (2022) Fotografía sobre caja de luz, 160 x 132 cm




Elvira Carrasco, Serenity (2018) Fotografía, 100 x 74 cm


Elvira Carrasco, Purple dimension (2020) Fotografía, 135 x 100 cm




Elvira Carrasco, Between 2 worlds (2017) Fotografía, 100 x 74 cm