Issuu on Google+

Edición

FEBRERO

2009

1

485

Fundado en 1961 ISSN 0123-2894 Circulación Nacional Bogotá, D.C.

Sede ACORE Nacional en Bogotá Gestión hecha realidad

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA

La Junta Directiva y el Presidente Nacional de ACORE, mediante la Resolución No. 001 de 2009, convocan a los Asociados a la Asamblea General Ordinaria que se llevará a cabo el día SÁBADO 28 de marzo, en el Teatro del Club Militar, a partir de las 08:00 horas.

Pág.

2

¡LOS ESPERAMOS! ALMUERZO MENSUAL DE COMPAÑEROS

Día: 26 de febrero de 2009

Conferencista:

General FERNANDO TAPIAS STAHELIN Viceministro de Defensa para Sector Descentralizado

Lugar: Club Militar de Oficiales Hora: 12:30 P.M.

Fiscal se abstiene de dictar medida de aseguramiento contra el general Samudio Perspectiva arquitectónica del nuevo edificio de ACORE en la ciudad de Bogotá, en los terrenos de la actual sede. En páginas interiores se presenta, para conocimiento de los Acorados, la información correspondiente al ante-proyecto de plantas arquitectónicas y la prefactibilidad económicofinanciera, que han sido elaboradas sin costo para la Asociación. El anteproyecto en planos lo pueden apreciar en las oficinas de ACORE.

13

Pág.

Tras haberlo escuchado en indagatoria, la Fiscalía General de la Nación se abstuvo de dictar medida de aseguramiento en contra del general Rafael Samudio Molina, en el proceso que se sigue por la desaparición de varias personas en la toma del Palacio de Justicia por la guerrilla del M-19, el 6 y 7 de noviembre de 1985.

Pág.

5


2

Asamblea

ASAMBLEA ORDINARIA ¡INVITACIÓN A PARTICIPAR!

SÁBADO 28

DE MARZO DE 2009

CLUB MILITAR DE OFICIALES 08:00 HORAS SECCIONALES, TRAMITEN DEBIDAMENTE LOS PODERES

PODERES ASAMBLEA ORDINARIA ¡RECUERDE!

Si no puede estar presente en la Asamblea Ordinaria, envíe su poder debidamente certificado por el Secretario de la Seccional correspondiente o por el Secretario General Ejecutivo para los residentes en Bogotá D.C. y el departamento de Cundinamarca. Los poderes deben ser entregados, a más tardar, el miércoles 18 de marzo de 2009, en la Sede Nacional de ACORE.

RESOLUCIÓN No. 001 DE 2009 (Enero 27 del 2009)

POR LA CUAL SE CONVOCA A ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA La Junta Directiva Nacional de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares, ACORE, en uso de las facultades estatutarias y reglamentarias y CONSIDERANDO: PRIMERO.- Que de conformidad con lo prescrito en el Artículo 24 de los Estatutos de la Asociación, la Asamblea General Ordinaria deberá ser convocada una vez al año en el mes de marzo correspondiente. SEGUNDO.- Que de acuerdo con lo establecido en los literales b) y n) del Artículo 37 de los Estatutos vigentes, compete a la Junta Directiva Nacional: “ejercer la dirección de ACORE, dictando las políticas o normas para el funcionamiento de la entidad” y “convocar a Asambleas Generales Ordinaria y Extraordinaria”. TERCERO.- Que al tenor del Artículo 25 de los Estatutos, la convocatoria a la Asamblea General Ordinaria, se hará utilizando los medios de comunicación de ACORE o por notificación a cada uno de los Asociados, “con anticipación no menor de cincuenta (50) días calendario, a la fecha de la Asamblea, indicando el día, hora y lugar de la reunión”. CUARTO.- Que la Junta Directiva Nacional, en reunión ordinaria del día veintisiete (27) de enero del año dos mil nueve (2009), aprobó por unanimidad convocar a la Asamblea General Ordinaria, correspondiente al año dos mil nueve (2009) y para

todos los aspectos expuestos en la parte motiva de ésta providencia. RESUELVE: ARTICULO 1º.- Convocar a los Asociados de ACORE a la Asamblea General Ordinaria, para el sábado veintiocho (28) de marzo de dos mil nueve (2009), a partir de las 08:00 horas, la cual se realizará en el Teatro del Club Militar de Oficiales, Puente Aranda, en Bogotá, D.C., carrera 50 Nº 15-80. ARTICULO 2º.- La presente Resolución rige a partir de la fecha. Será comunicada de inmediato a las Seccionales en oficio y publicada en el próximo periódico de ACORE del mes de febrero de 2009 y fijada en las carteleras de la Sede Nacional y de las Seccionales en todo el país. Comuníquese y cúmplase. Dada en Bogotá, D.C. a los veintisiete (27) días del mes de enero de dos mil nueve (2009).

Mayor General JUAN SALCEDO LORA Presidente Nacional de ACORE Presidente de la Junta Directiva Nacional de ACORE

Brigadier General Guillermo Bastidas Ordóñez Secretario General Ejecutivo de ACORE Secretario de la Junta Directiva Nacional de ACORE


3

Editorial

2009 S

Calle 70 No. 4-24 PBX 345 0511 www.acore.org.co acore@cable.net.co Bogotá, D.C.

una ACORE en plena evolución

e inicia el 2009 en medio de convulsiones internacionales e internas que sobrepasan los pronósticos y augurios de quienes se atreven a hacer vaticinios en un mundo en donde la única certeza y realidad es el cambio. Internamente no cesa la violencia, aunque disminuye, tampoco cesan las calamidades inmanejables de los desbordes de la naturaleza, el país inundado como nunca y los pocos días de sol de enero se acaban intempestivamente con repentinos inviernos temporales e inconstantes. Medio país se lanzó a las carreteras buscando en la distancia el descanso de la cotidianidad. La economía se retuerce agónicamente en los escenarios mundiales, en tanto que en Colombia las pirámides despedazan las ilusiones de los ilusos que creyeron encontrar en ella la solución o panacea a las incertidumbres económicas. Triste epílogo les estaba esperando a la vuelta de las realidades.

las viejas instalaciones, es un proyecto productivo. Significa duplicar la capacidad instalada para ofrecer nuevas y mejores oportunidades y servicios para los Asociados; significa disfrutar de grandes espacios para nuestras asambleas, reuniones formales, almuerzos o fiestas tradicionales o subdividir el gran salón en salas individuales de conferencias o de clase de forma simultánea; significa convertir cada espacio en áreas multiusos; significa tener parqueaderos disponibles para que los Asociados puedan concurrir a la sede nacional sin dificultades; significa comercializar los espacios sobrantes para generar recursos reinvertibles en el mejoramiento de servicios; en fin, la planificación que se realiza se hará sin tocar los bolsillos de los Asociados con cuotas extraordinarias y sin lesionar las arcas institucionales: es planeación moderna simple y llanamente.

En ese interminable panorama de escenarios mundanos, ACORE sigue su marcha siempre en busca de un mejor estar de sus Asociados. Entidad que no cambia o no avanza, se acaba o retrocede. ACORE está en plena evolución, a pesar de los pesimistas, a pesar de los palos que se atraviesan en los engranajes de su maquinaria, a pesar de la insidia y la mala intención. En primera página se muestra imponente la fachada de un sueño en busca de una esperanza. No es una simple solución o mejoramiento de

ACORE no actúa sola. Se ha buscado y obtenido la fraternidad natural con otras organizaciones de la Reserva y con ellas se intenta conformar un bloque sólido para atender las justas reclamaciones en lo salarial, para exigir la atención debida en la salud que nos merecemos y para hacer resistencia a la perfidia que representa la manipulación de la guerra jurídica y que abarca no solamente a la Reserva sino también al servicio activo.

Fraternidad de la Reserva

Algo se ha conseguido. Por lo menos hoy se presenta una alianza estratégica creciente sumada a la reacción de sectores o grupos de oficiales, suboficiales, soldados, agentes de policía y civiles en la defensa de los valores que nos legaron los tiempos remotos. Hasta la Presidencia de la República llegaron esas alianzas y fuimos escuchados pacientemente por el Jefe del Estado. Algo se ha conseguido, pero los esfuerzos siguen. No hay méritos personales. Mucho se espera conseguir y lo alcanzaremos con mayor rapidez y sin pérdida de tiempo, si todos se afanan en construir, si todos los Asociados empujan la pesada nave de las voluntades, si hay constancia y perseverancia para conseguir unidos lo que la desunión nos ha estado quitando. No podemos seguir quejándonos de la pérdida del fuero militar si nada hacemos por recuperarlo. No debemos quejarnos si nos han despedazado la Justicia Penal Militar, si nada hacemos por fortalecer el pegamento en sus estructuras, no debemos alarmarnos si están llenando las cárceles de compañeros procesados e investigados injustamente si nada hacemos por ayudar a sacarlos de su confinamiento cruel e inmerecido, no hay que esperar que las juntas directivas actúen; tales grupúsculos deben sentir la enorme fuerza de las colectividades detrás empujando y exigiendo.

Presidente MG Juan Salcedo Lora Director TC Efraín Martínez Rocchi Editor Periodista Carlos Castillo Lugo Consejo de Redacción BG Jair Perdomo Alvarado CN Carlos Prieto Ávila CO Gustavo Laíno Moreno CO Carlos Acosta Arévalo Gerente TC Rosa María Llovera Terradas Diseño Gráfico IMAGEN Eficaz Ltda Publicidad y Digitación Erika Castro Rincón Fotografía: Álvaro Díaz Impresión: Editorial El Globo S.A. Calle 46 No. 103-59 Teléfono: 413 50 77 NOTA: Los artículos no reflejan el pensamiento de ACORE. Son de exclusiva responsabilidad de sus autores y por razones de espacio podrán ser editados. La reproducción total o parcial de los artículos publicados en esta edición pueden ser utilizados con la referencia del periódico ACORE.

Año Nuevo, Sede Nueva

Acorito


4

Columnista Invitado

COLOMBIA , tras un Sistema

Integrado de Seguridad Nacional General MANUEL JOSÉ BONETT LOCARNO Editor del libro Dimensiones y enfoques de la seguridad en Colombia. Seguridad integral. Universidad del Rosario.

E

n Colombia no tenemos aún una idea clara de lo que significan los conceptos de defensa y seguridad nacional. Desde los tiempos de nuestra independencia, la práctica siempre ha sido la de obligar a las Fuerzas Militares a que se encarguen de todo lo que tiene que ver con la seguridad nacional y esto ha llevado al errado concepto de que los problemas de seguridad solo se resuelven con el empleo del poder militar de la Nación. Hechos como las protestas sociales por falta de acueductos, carreteras, hospitales y reclamos laborales, siempre terminan con la acción represiva de la Fuerza Pública, lo que trae como resultado la confrontación y el agravamiento de los problemas. Las autoridades civiles se limitan a tomar decisiones marginales o a no hacer nada porque para ellos todo esto se reduce a un problema de orden público. Por esta razón, en Colombia no existe una política de Seguridad Nacional que fije la actitud estratégica de la Nación, determine las funciones de la sociedad, de los poderes, de las instituciones y de las organizaciones sociales en este campo vital de nuestra vida republicana. Como resultado, no tenemos relaciones de la política con la seguridad, ni signos de que en el país haya una cultura de seguridad y mucho menos que esta última se pueda convertir en un asunto de interés nacional como función del Estado como debiera ser, tal como lo indica la Constitución en su Artículo Segundo, que contiene los fines esenciales del Estado. De acuerdo con la doctrina vigente para nuestro país, la Seguridad Nacional se define como la situación en la cual los intereses de la Nación se hallan protegidos contra interferencias y perturbaciones sustanciales y que en el lenguaje especializado se denominan amenazas. Nuestra misma doctrina dice que es función del Estado crear y mantener una situación protegida para que nuestros intereses se puedan alcanzar sin temores a las amenazas. Cuando alguno de nuestros intereses se encuentra en peligro porque una amenaza se ha materializado, entonces si debemos reaccionar con el poder nacional y es lo que llamamos Defensa Nacional. Así podemos concluir que la seguridad es preventiva y le corresponde a todo el poder nacional y la defensa es reactiva y su actor principal son las Fuerzas Militares.

A partir del fin de la llamada Guerra Fría, la seguridad se ha ampliado a todas las actividades del Estado y por eso lo debemos llamar Sistema Integrado de Seguridad Nacional. La integralidad incluye a todos los responsables y participantes en la vida de la Nación para que aporten sus capacidades y esfuerzos en el logro de los fines esenciales, cada uno en su campo de acción. De esta manera tenemos que la seguridad nacional nos obliga a todos e incluye el conjunto de actividades que el Estado desarrolla dentro y fuera del territorio nacional en representación y para beneficio de la Nación tal como lo ordena la Carta Magna. Aquí se debe insistir en que la Nación participe de manera activa en la concepción del sistema de seguridad y en su ejecución misma, porque de esta interacción depende la eficacia de la estrategia nacional que no busca otra cosa que el logro de los fines esenciales del Estado. Esta es una tarea ponderosa, pero si es colectiva será más efectiva. Es posible que la errada concepción de seguridad nacional se deba a la poca relación que en nuestro país existe entre política y seguridad; en pocas palabras, a que la conducción del Estado no incluye la seguridad nacional como una de sus tareas integradas. Consecuentemente, los frentes social, económico y político de la Nación sólo exigen medidas de protección física para desarrollar sus actividades y creen que el simple pago de los impuestos los exime de cualquier otra responsabilidad en lo que se refiere a la seguridad. Esta actitud, a la vez militarista y facilista por parte del sistema, distorsiona la concepción moderna de la seguridad nacional, donde las políticas del Estado priman sobre la idea del poder militar en el logro de la misma y orientan el empleo del poder nacional en forma integrada y armónica para que esta sea competa y cubra todos los campos de nuestra vida. La agenda moderna de seguridad desplaza el interés del Estado desde el campo de su propia seguridad hacia el hombre y la sociedad. Esto es lo que llama el modelo liberal de la seguridad y que está en boga en la actualidad en la mayoría de las democracias de la tierra. Esta es una nueva idea y obliga a considerar las necesidades de la sociedad como parte fundamental de la seguridad nacional. Por lo anterior, han aparecido conceptos de Seguridad Humana, Alimentaria, Ambiental, Sanitaria, Económica, Ciudadana, y muchos tipos de seguridad que antes no eran tenidas en cuenta por los estados ya que sólo les interesaba el empleo del poder militar para garantizar


5

Junta Directiva su propia supervivencia. Hasta el fin de la Guerra Fría la seguridad de la Nación en los campos que acabamos de enunciar no hacía parte de las agendas de seguridad de los estados. Esto obligará a nuestro país a revisar su preparación para la seguridad nacional. Encontraremos entonces que no tenemos una dirección estratégica nacional, tampoco un análisis de las amenazas que nos puedan afectar y mucho menos un concepto estratégico nacional. Como consecuencia nuestro país no cuenta con una ley de defensa y seguridad nacional que oriente los esfuerzos del Estado para el logro de los fines esenciales. No parecemos estar concientes de que las amenazas modernas son transnacionales y ya no vienen de un Estado contra otro y tampoco tenemos la capacidad de anticiparlas. Tal es el caso del terrorismo internacional, los desastres naturales, la actual catástrofe económica, las enfermedades y muchas otras amenazas que nos pueden perturbar de manera imprevista para las cuales no estamos preparados. Debemos entonces hacer un llamado de atención para que nuestro Estado entienda que la Seguridad Nacional no se refiere solamente al empleo del poder militar de la Nación porque hoy con la globalización es mucho más compleja y se requiere la acción coordinada de todo el Estado para prevenir, anticipar y contrarrestar cualquier amenaza ya sea antropogénica, como el terrorismo; exógena, como la crisis económica; o natural, como una epidemia, que puedan poner en peligro nuestra estabilidad y el logro de los fines esenciales del Estado.

Fiscal se abstiene de dictar medida de aseguramiento contra el general Samudio Tras haberlo escuchado en indagatoria, la Fiscalía General de la Nación se abstuvo de dictar medida de aseguramiento en contra del general Rafael

Confirmada Junta Directiva de ACORE E

l pasado 19 de enero de 2009 el Ministerio de la Protección Social confirmó en todas sus partes el Auto N° 075 de 15 de julio de 2008, proferido por la Coordinación del Grupo de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, mediante el cual se ordenó la inscripción de la Junta Directiva de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares, ACORE, elegida en los comicios realizados durante los días 25, 26 y 27 de marzo de 2008, y aprobada su elección en Asamblea General de socios llevada a cabo el 29 de marzo del mismo año. El citado Auto 075 fue objeto de impugnación por parte del teniente coronel ALVARO CRUZ ENCISO, quien interpuso en su contra recurso de reposición y en subsidio de apelación, por considerar que la solicitud de inscripción, por parte de ACORE, no reunía los requisitos exigidos en la ley ni en las disposiciones de los Estatutos de la Asociación. Argumentó el Ministerio en su decisión final lo siguiente: “... comparte este despacho lo expuesto en la primera instancia en la providencia impugnada, dado que como bien lo señaló en su momento, la elección de la Junta Directiva fue un proceso previo y autónomo, expresión de la voluntad en voto

personal y directo de los Asociados, dentro del respectivo proceso de elección; acreditando el solicitante las respectivas actas de escrutinio de los días 25, 26 y 27 de marzo de 2008, que fueran solicitadas por el funcionario y que reposan a folios 227 y s.s. No encuentra este despacho argumento alguno dentro de dicho proceso de elección reglado en los estatutos, al planteamiento dado por el contradictor, quien al respecto señala una posible violación al Artículo 29 de los Estatutos al no configurarse el número de votos allí plasmado atinente a las decisiones que debe adoptar la Asamblea General y que difiere totalmente del procedimiento aplicable a las elecciones contemplado en el Capítulo VIII antes mencionado. Luego entonces, al cumplirse el proceso de elección señalado en los Estatutos, los dignatarios elegidos en los escrutinios fueron posesionados por la Asamblea General, estando así concebido dentro de sus funciones, obteniendo en consecuencia la aprobación impartida mediante Auto N° 075 del 15 de julio de 2008; considerando esta Dirección que la decisión impartida, se tomó en atención a la normatividad estatutaria de la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares, ACORE”.

Samudio Molina, en el proceso que se sigue por de este proceso. La Fiscalía argumentó que existen la desaparición de varias personas en la toma del serias dudas sobre la participación del general Palacio de Justicia por la guerrilla del M-19, el 6 y 7 Samudio en los hechos del Palacio de Justicia. de noviembre de 1985. El general Rafael Samudio Molina, ex ministro de La decisión fue adoptada por la Fiscal Cuarta Defensa, ex comandante del Ejército, había rendido Delegada ante la Corte Suprema de Justicia a cargo indagatoria ante la Fiscalía a comienzos de año.


6

Opinión

Venezuelay el 2009 Coronel MARIO LÓPEZ CASTAÑO

El año que apenas comienza, en Venezuela estará presidido por la aprobación del Referendo programado para el 15 de febrero, que avalará la enmienda constitucional de la reelección indefinida del Presidente Hugo Chávez y los miembros de las corporaciones públicas de elección popular. De por sí, este hecho sumado a la incertidumbre por la suerte de los precios del petróleo, cuyo valor actual es aproximadamente la mitad del calculado para el presupuesto de 2009, constituirán dos circunstancias que agitarán el ambiente político de ese país durante el presente año.

E

l proyecto reeleccionista de Chávez es una pasión desordenada por la Hugolatría, y como tal, vulnera el esquema constitucional de su país que prohíbe, en su Artículo 345, consultar nuevamente el tema de la reelección en el mismo período presidencial, la cual fue negada por el pueblo en 2007, por lo que habría que esperar hasta el 2013 para otro intento de consulta. Chávez en su dislocada aventura, a marchas forzadas programó para el próximo 15 de febrero una enmienda constitucional, lo cual deja entrever improvisación y ser el comienzo del posible fracaso de su ambicioso proyecto reeleccionista, por cuanto un proceso de votación para un referendo en su complejidad demanda como mínimo ocho meses para su implantación y desarrollo. Como bien se conoce, el pueblo con ligera mayoría ya rechazó el primer intento de perpetuarse en el poder mediante la reelección indefinida el 2 de diciembre de 2007. Ahora, una oposición y disidencia antichavista en progresivo crecimiento, merced a los resultados electorales del 23

de noviembre pasado, aumentarían el rechazo a su ambición reeleccionista. Además de lo anterior, la sociedad venezolana, acostumbrada a una vivencia revestida de comodidades y subsidios gracias a su riqueza petrolera, es reacia por naturaleza a un régimen socialista, donde el intervencionismo de Estado, dentro del cual la restricción a las libertades de todo orden es una de sus características, no va a asistir a las urnas a apoyar un proyecto de izquierda, sino a ratificar el régimen democrático afín a su idiosincrasia y a sus preferencias, como así lo han confirmado todas las encuestas sobre sistemas de gobierno que se le han hecho al pueblo venezolano. Dependiendo del resultado del Referendo, la situación para el año 2009 en Venezuela estará convulsionada, bien por su nueva derrota que pueda sufrir Chávez en su intento de perpetuarse en el poder, o porque logre quizá el triunfo mediante oscuras maniobras electorales; si lo primero, el mismo Presidente tratará mediante salidas autoritarias de neutralizar a la oposición

en su crecimiento como opción de poder, por lo cual la inestabilidad institucional será permanente y de consecuencias imprevisibles; si lo segundo, habrá en Venezuela un candidato presidente enfrentado a una oposición, que acudirá a todos los medios a su alcance para evitar su reelección indefinida, por lo que también el orden institucional estaría sensiblemente afectado. Pero quizá, el arma estratégica del petróleo con la cual el presidente Chávez ha logrado liderazgo internacional merced a la entrega inconsulta de los recursos del crudo a otros países del hemisferio, jugará un papel importante en la economía y en la política de Venezuela para el año 2009. A este respecto, bien se sabe que el presupuesto venezolano está bien desfasado por la abrupta caída de los precios del petróleo, con incidencia negativa en el desarrollo socioeconómico del país. De otro lado, el presidente Chávez, consciente del fracaso de la OPEP de frenar la caída del precio del crudo mediante el recorte de cuotas de suministro, presume que no contará con los recursos petroleros suficien-

tes para financiar a manos llenas su campaña reeleccionista, de allí que cada día son más agresivos sus pronunciamientos en contra de quienes no simpatizan con el proyecto socialista y su perpetuación en el poder que a toda costa quiere imponerle al pueblo venezolano. En resumen, la situación socioeconómica y política de Venezuela estará signada o caracterizada en el presente año, por la polarización de la sociedad entre quienes predican el socialismo del siglo XXI y una oposición que cada día explota a su favor, el crecimiento de la inflación y por consiguiente el desempleo, la progresiva escasez del petróleo con el cual se financian los gastos del Estado y el desespero de un Presidente que en lugar de aceptar el posible fracaso de su proyecto socialista y reeleccionista esta acudiendo a la agresividad y a la violencia intimidatoria contra sus opositores, razón por la cual la tranquilidad, el bienestar y la seguridad de la sociedad venezolana se verá seriamente perturbada en lo que resta del año 2009.


7

Opinión

Algo está pasando con las Fuerzas Armadas JEAN CARLO MEJÍA AZUERO*

Hace poco más de dos años un grupo de distinguidos académicos, entre ellos varios expertos en seguridad y defensa, publicó un excelente libro titulado ‘En la encrucijada, Colombia en el siglo XXI’, que contiene un capítulo escrito por el amigo y profesor, Armando Borrero, en donde muestra los problemas del crecimiento militar de los últimos años, principalmente relacionados con el Ejército Nacional.

H

ace poco más de dos años un grupo de distinguidos académicos, entre ellos varios expertos en seguridad y defensa, publicó un excelente libro titulado ‘En la encrucijada, Colombia en el siglo XXI’, que contiene un capítulo escrito por el amigo y profesor, Armando Borrero, en donde muestra los problemas del crecimiento militar de los últimos años, principalmente relacionados con el Ejército Nacional. Ese texto, complementado con tertulias extensas con varios militares de la Reserva; el intercambio académico con mis discentes de las escuelas de formación militar y policial, acompañado de los hechos desafortunados que se vienen conociendo, me han conducido a una profunda reflexión: ¿Algo está pasando con las Fuerzas Armadas? ¿Algo está pasando con el Ejército Nacional? Quiero de antemano aclarar, como defensor a ultranza de militares y policías (lo que ha acarreado el que me digan algunas personas que soy de ultraderecha ¿y es qué los militares y policías son de ultraderecha?), que la defensa, no puede llevar por apasionamiento el desconocimiento de que muchas cosas pueden estar fallando; pero también quiero dejar en claro, que soy absolutamente respetuoso del debido proceso y de la presunción de inocencia, principios y derechos tan escasos en Colombia cuando se trata de juzgar a miembros de la institución armada, convirtiéndose la justicia en simple venganza, como sucedió con los famosos juicios de Nüremberg y Tokio; como aconteció con el juzgamiento y posterior ejecución de Hussein; así ha pasado en el cono sur y así está sucediendo en Perú. Sobre lo que está pasando tengo una hipótesis que quiero compartir. El crecimiento del Ejército está generando un grave problema: la pérdida de valores y principios. Sin ellos, así como sin disciplina, está perdida cualquier institución jerarquizada. Sin esos valores y principios, es imposible contar con una soldadesca y unos cuadros que sepan comprender, que sólo el fin constitucional justifica todos los medios siempre y cuando sean legales. ¿De qué sirve contar con las Fuerzas Armadas más capacitadas en derechos humanos en el mundo? ¿De qué sirve estar ganando la guerra en lo militar cuando perfectamente podemos ser derrotados en otros ámbitos? ¿De qué sirve crear más y más dependencias, que a veces por el desespero y la prisa, no llegan a cumplir con el verdadero propósito de transformar culturas?

Los hechos hablan por sí solos, pero también sirve como orientador el innegable malestar en gran parte de los miembros de las Fuerzas, no solo en los hombres y mujeres que hoy están en retiro. Los derechos humanos se convirtieron en la principal revolución del siglo XX, cambiando incluso el orden internacional, y derrumbando la soberanía westfaliana como se tenía concebida desde el final de la guerra de los treinta años en 1648; hoy de la soberanía sólo queda el hálito de la jurídica, que como consuelo recuerda la igualdad formal de los estados. La globalización como fenómeno ha sido evidente en materia judicial, Pinochet, Fujimori, Silingo, Cavallo, Katanga, Lubanga, entre otros tantos, así lo demuestran. En un extenso artículo para la revista ACORE, en 2005, realice un análisis sobre la guerra en Colombia, recordando al gran capitán hebreo Gedeón; allí hice alusión a mi posición sobre control territorial en conflictos armados asimétricos, totalmente diferente a la del crecimiento desaforado del pie de fuerza. Tecnología y educación del hombre militar, considero humildemente son la clave. Y entonces, ¿qué es lo que ha venido pasando? En un estudio de la Universidad de los Andes (abanderada desde Rafael Pardo del tema de seguridad y defensa, conformando la escuela con más influencia en el tema en el país), Andrés Dávila Ladrón de Guevara, muestra como al comenzar el gobierno Samper, el Ejército contaba con 120.650 efectivos, (el Ejército colombiano durante el período Samper; paradojas de un proceso tendencialmente crítico. Revista Colombia Internacional, número 49/50). Para el año 2008, el Ejército estuvo cercano a los 280.000 hombres, de acuerdo con cifras de Planeación Nacional. De acuerdo con lo anterior, en quince años, nuestro Ejército se incremento en más de 160.000 seres humanos. Bajo el actual gobierno, en donde no obstante brindarse un apoyo decidido a las Fuerzas Armadas se ha resquebrajado moralmente la institución, tanto así que con el general Quiñónez se completan 79 generales retirados en algo más de seis años (sin contar coroneles y de ahí para abajo; ¿qué fuerzas militares en plena guerra se pueden dar ese lujo?); en donde se ha dicho, hay que acabar con los terroristas y eso ha significado una presión innegable a todo nivel para obtener resultados; en dónde se ha permitido desaparecer de facto la Justicia Penal Militar y ahora las baterías se dirigen contra el régimen disciplinario; en dónde veintiocho o treinta años de carrera se terminan en un

polígrafo; y en donde la institución castrense en buena medida sigue funcionando doctrinalmente como en los años setenta, ese incremento del píe de fuerza significa: ¡¡¡PELIGRO!!!, tenemos hombres y mujeres que pueden disparar, conocer los derechos humanos de memoria, pero no poseer una cultura sobre ellos. No obstante reconocer todos los esfuerzos de ciertos oficiales y suboficiales, que actúan como golondrinas, incluso alejándose del statu quo, y el sentido de ghetto que todavía irradia muchos ámbitos castrenses, la educación militar para semejante número de hombres y mujeres se está viendo totalmente desbordada. Es imposible transmitir los valores y principios institucionales, cuando existe una presión tan grande para incrementar soldados y cuadros; la incorporación está fallando, y este es un grito desesperado en el silencio de cientos de militares. Le educación en derechos humanos debe replantearse y no obstante haber participado activamente como interventor de los contratos del Ministerio para hacer un diagnóstico sobre la situación en este tema de las Fuerzas Militares en donde existió la participación de expertos internacionales (¡peritos en guerras convencionales!) y nacionales, debo decir, que la tarea esta en realidad por hacer. La política integral de derechos humanos y DIH del Ministerio de Defensa, para mi es la verdadera política de seguridad democrática, pero ella debe ser llevada al corazón de los militares, no sólo a su memoria. Al militar colombiano todavía le cuesta mucho reconocer que tiene derechos y garantías fundamentales como ciudadano pleno; sí ello es tan difícil, bastaría imaginarse lo complicado que es construir una cultura de los derechos humanos, cuando no hay sensibilización sino repetición. Sin cuadros debidamente educados y sin la interiorización de lo que significa el honor militar y la dignidad del cuerpo castrense, estamos destinados a seguir viendo acusaciones por falsos positivos, presuntas participaciones en masacres, connivencia individual con criminales y una descomposición moral que se incrementa causando tanta corrupción, que parecería ser que hoy el espíritu de cuerpo, podría entenderse como otra cosa. Mucho más difícil cuando la coherencia entre lo que se predica y se hace, logra evidenciar porque el mando es un don, y como don, no todos lo poseen aunque manden. ¡Cómo ha costado crecer!

*Decano Facultad de Derecho UMNG Presidente de ACOFADE


8

Opinión

CRÓNICA de una mentira insostenible ALEJANDRO NOGUERA Representante Foro Javeriano “… los integrantes del M-19 son los únicos y exclusivos responsables del ataque y ocupación del Palacio de Justicia al planear y ejecutar la Operación Antonio Nariño por los derechos del hombre, cumplida durante los días 6 y 7 de noviembre de 1985...”

N

o son para nadie desconocidos los hechos que tuvieron lugar en nuestro país durante los primeros días de noviembre de 1985, cuando guerrilleros del M-19 emprendieron la toma del Palacio de Justicia, desatando pavorosos sucesos que tuvieron en inminente peligro la institucionalidad y la democracia colombianas. Como consecuencia de estos hechos, la Fiscalía General de la Nación adelanta investigaciones sobre la presunta desaparición forzada de algunas personas que para el momento de la toma trabajaban en la sede de la Justicia colombiana. Como fruto de tales investigaciones, se encuentra recluido en la Escuela de Infantería del Ejército el coronel Luis Alfonso Plazas Vega, por ser presuntamente responsable del delito de desaparición forzada. Y habiendo pasado cerca de dos años desde que se le privara de la libertad, el proceso se encuentra hoy en la etapa de juzgamiento, razón por la cual Foro Javeriano se dio a la tarea de investigar en detalle los pormenores de dicho proceso para lograr con ello proporcionar una información ilustrativa del mismo. En diálogo con el Coronel, es asombroso notar la protuberancia de las arbitrariedades que han sido cometidas a lo largo del proceso, y los intereses ocultos que puede haber detrás del mismo y que, tristemente, tienen hoy recluida a una persona que nada tiene que ver con los delitos que se le imputan. Tal y como lo menciona Plazas, el proceso hasta el momento ha sido únicamente “la mejor expresión de cómo se vulneran todos los principios del Ordenamiento Jurídico

Colombiano”.

ordenamiento jurídico nacional.

Veamos:

De otro lado, en lo que tiene que ver con los desaparecidos y la presunta responsabilidad del Coronel enjuiciado por el hecho (quien, por lo demás, ninguna competencia tenía sobre la movilización de los liberados del Palacio hacia la Casa del Florero, lugar en que eran recibidos e identificados), las conclusiones del Tribunal de Instrucción son absolutamente claras e irrefutables. Por ejemplo, y a manera ilustrativa, valdría la pena que el personal de la Fiscalía General de la Nación diera una mirada somera a la cláusula decimoséptima del minucioso informe del Tribunal, según la cual: “… El Tribunal considera que existe prueba suficiente en el sumario para concluir en que tales personas fallecieron en el cuarto piso, a donde fueron conducidas como rehenes en los primeros momentos de los sucesos…”.

Surtidos los hechos conocidos por todos en el Palacio de Justicia, el Gobierno Nacional en cabeza del presidente Belisario Betancur Cuartas, en asocio con la Corte Suprema de Justicia, decidieron conformar una comisión de investigación sobre los hechos, integrada por magistrados e investigadores de las más altas calidades, que en su informe profirieron conclusiones que bien valdría la pena tener presente (mas aún, que tendrían que ser tenidas en cuenta por cualquier juez o fiscal en sus cabales), pero que han sido claramente desconocidas por las autoridades colombianas. Tal investigación, que concluyó con un extenso y pormenorizado documento entregado a la Corte Suprema de Justicia de entonces, al Gobierno Nacional y a la Procuraduría General de la Nación, estableció en primer lugar que: “… los integrantes del M-19 son los únicos y exclusivos responsables del ataque y ocupación del Palacio de Justicia al planear y ejecutar la Operación Antonio Nariño por los derechos del hombre, cumplida durante los días 6 y 7 de noviembre de 1985...” . Y es de particular importancia tener dicha conclusión en cuenta, dado que se pretende desconocer la identidad de los verdaderos asesinos e incendiarios, y confundir con ellos a quienes realmente cumplieron labores ajustadas a la Constitución y la ley para preservar el

Es claro el desconocimiento abierto y arbitrario que ha hecho hasta el momento la Fiscalía General de la Nación, que luego de conocer las conclusiones del Tribunal de Instrucción sigue adelante con un proceso que resulta una mentira insostenible, y que tiene recluso a un Coronel que, como ya se ha dicho, nada tenía que ver con las personas presuntamente desaparecidas tras los hechos del Palacio. Tal y como


9

Opinión él mismo lo menciona en los alegatos pre calificatorios que presentó previo a que fuera proferida resolución de acusación en su contra: “… En el cuaderno seis, folio 244, la sola pregunta de la Fiscal lo dice todo, al interrogar nada menos que al Presidente del Tribunal de Instrucción, Dr. Carlos Upegui Zapata, hombre respetable al cual hizo comparecer al bunker de la Fiscalía a preguntarle: Ese informe que presentan a la Corte Suprema de Justicia en ese momento, cómo fue elaborado, con base en qué?...”. Ha sido evidente, a lo largo del proceso, como se desprende de lo anterior, ver cómo ha habido en el asunto un desconocimiento, intencionado o no, del informe emitido por tan distinguido Tribunal y que reposa en el Diario Oficial de la Nación del martes 17 de junio de 1986. Como dato de cierre a esta pequeña reseña sobre las omisiones de estudio a lo establecido por el Tribunal de Instrucción y por las investigaciones posteriores, resulta oportuno tener en cuenta un hecho que es, si no reprochable, siquiera cómico, para ver la manera tan ridícula o malintencionada como se adelantan las investigaciones alrededor de este proceso y los claros indicios de los intereses ocultos que pueden haber en ellas. Hacia 1998, se exhuman los cadáveres del Cementerio del Sur y se levanta una lápida que decía: “en homenaje a las víctimas del Palacio de Justicia”, donde se encontraron los cadáveres que fueron llevados al Laboratorio de Antropología de la Universidad Nacional, y las investigaciones van más allá de lo normal. Mal haría Foro Javeriano y el suscrito como su representante actual en formular opiniones técnicas fungiendo de profesional en

...el ya mencionado Tribunal terminó por establecer que un grupo de las personas presuntamente desaparecidas en el Palacio de Justicia el día de la toma fueron asesinadas allí. criminalística, pero corroborarán ellos que los resultados que se derivan de una craneometría van encaminados a determinar datos como la estatura y la edad de una persona, pero mal podría afirmarse que mediante una prueba de

este estilo se pueda determinar dónde, cómo y cuándo murió una persona, como pretendieron hacerlo el director del Departamento de Antropología de la Universidad Nacional de la época y una persona del Departamento Forense de la República de Argentina. Pues bien, de los informes emitidos por el personal encargado de llevar a cabo tales pruebas (personal que, por lo demás, trabajó ad honorem denotando un sospechoso “alto sentido de patriotismo”), por gracia divina expiden un informe en el que determinan datos como el lugar donde cayó muerta la persona.

y nos preguntamos todavía nosotros.

La validación de falsos testimonios, el desconocimiento de las pruebas allegadas al proceso (dentro de las que se encuentran, por ejemplo, dictámenes e informes que establecen el sexo femenino del cadáver que fue inhumado en el sepulcro de un “magistrado” que, según esos informes, tenía “útero no preñado”, comprobándose con ello que no corresponde el cadáver al nombre grabado en la lápida, y que sus familiares reclaman aún, no obstante haber firmado el acta de entrega del cadáver ante la Fiscalía correspondiente, desconocida por la No es necesario entonces ver con mucha Fiscal encargada durante la etapa de instrucción), profundidad la materia para evidenciar la la utilización de documentos sin firma como carencia de fundamentos sobre los cuales prueba en contra del para entonces sindicado, se edifica el proceso, más aún si se tiene en y el abierto desconocimiento de cantidad de cuenta que el ya mencionado Tribunal terminó documentos oficiales en los que se demuestra por establecer que un grupo de las personas la inhumación de muchos de los supuestamente presuntamente desaparecidas en el Palacio de desaparecidos han sido, como ya lo veremos, el pilar de esta mentira, Justicia el día de la toma fueron asesinadas una mentira que Es claro el desconocimiento abierto y arbitrario que ha hecho hasta a nuestro parecer el momento la Fiscalía General de la Nación, que luego de conocer resulta, como hemos las conclusiones del Tribunal de Instrucción sigue adelante con un dicho, insostenible. proceso que resulta una mentira insostenible, y que tiene recluso a

un Coronel que, como ya se ha dicho, nada tenía que ver con las personas presuntamente desaparecidas tras los hechos del Palacio. allí. (Tal y como lo establece la cláusula decimoséptima del Informe). Iniciada la etapa de instrucción en el año 2006, y recluido el coronel Plazas en las instalaciones de la unidad militar señalada, inicia entonces un capitulo lamentable dentro de toda la cadena de hechos que se han suscitado desde la horrible toma al Palacio de Justicia a manos del M-19. Violaciones tan abiertas al debido proceso como proferir una resolución de acusación por el presunto desaparecimiento forzado de algo más de diez personas (cuando la investigación se adelantaba tan solo por tres y al sindicado jamás se le había preguntado ni el nombre de esas personas) se han presentado y, por qué no decirlo, han sido la regla general durante el trámite. “… abrieron el proceso sin verificar la existencia del delito y desconociendo lo establecido por el tribunal de instrucción. ¿Cómo va a existir secuestro sobre un muerto…?”, pregunta Plazas

Próxima a celebrarse está la audiencia pública a Plazas, para la cual esperamos que el juez como el ente acusador actúe propugnando por un fallo en Derecho y se dignen, por lo menos, a conceder el uso de la palabra al enjuiciado, a quien ya le ha sido conculcado el uso de la palabra en anteriores diligencias, aun cuando el juez se considere suficientemente “garantista concediéndole cinco minutos para su exposición”. Y bien, hasta aquí hemos visto solo algunos de los detalles de esta artimaña que tiene recluido a un hombre inocente por los cargos que se le acusan, y ante todo a un hombre que, como colombiano y como ser humano, merece que se le respeten sus derechos a la administración de justicia, al debido proceso y a la libertad. Atentos estaremos a la decisión que profiera el juez de conocimiento y respetuosos de sus decisiones seremos, pero ello siempre y cuando sean fallos proferidos en Derecho y no con base en mañas y maniobras de la más repugnante calaña.


10

Opinión

EN ASUNTOS DE SEGURIDAD Y DEFENSA NACIONAL

Los Altos Mandos deben ser los asesores del Presidente

General HAROLD BEDOYA PIZARRO Con la injerencia de Fidel Castro, el eterno verdugo de Cuba y América, agravada por gobernantes pusilánimes como César Gaviria, Ernesto Samper y Andrés Pastrana, llevaron a Álvaro Uribe Vélez a cabalgar triunfante en el caballo de batalla de la Seguridad Democrática, que tanto optimismo y bienestar le ha traído a sus compatriotas y tantas derrotas y sin sabores a las Farc y sus aliados del vecindario. La eficiencia y extraordinaria voluntad de vencer del Ejército, protegiendo la soberanía, la independencia, la integridad territorial, el orden constitucional y la vida, honra, bienes, derechos y libertades de los colombianos, catapultaron al Presidente como adalid mundial de la libertad, transformando los éxitos militares en réditos políticos para su primera reelección, que aspira prolongar en el 2010, reafirmando la seguridad como el verdadero patrimonio del pueblo en su ruta a la prosperidad y la paz. El cheque de 200 años de historia gloriosa, que el actual gobernante recibió en prenda de las Fuerzas Militares y que como Comandante en Jefe viene girando desde el 7 de agosto de 2002, lo está malversando por no tener en cuenta fundamentos en que se sustenta la institución militar, única y real garante del orden establecido, a la que la Constitución reconoce un fuero especial que hoy se ignora y se quiere eliminar con la aquiescencia de un gobierno indolente, al que ha servido con el heroísmo demostrado en las geniales operaciones Jaque y Fénix, inalcanzables por otras epopeyas de la humanidad.

El Fuero Militar siempre ha existido como patrimonio de la Nación para impedir retaliaciones de enemigos ocultos, dispuestos a transformar en derrotas éxitos del Estado o de quienes por razón de su profesión, no son deliberantes y sí vulnerables a la guerra sucia de las otras formas de lucha, como la política, la jurídica, las ONG y la de los medios de comunicación, que le corresponde al Gobierno encarar y resolver, como parte de sus responsabilidades, sopena de crear desconfianza, desmoralización o caos con sus graves consecuencias. Por no respetarse y exigir el estricto cumplimiento del Fuero Militar, a los mejores combatientes se les viola la dignidad en las mazmorras del Estado y se deshonran en juicios y tribunales espurios, sin prueba alguna y con jueces, fiscales y procuradores infiltrados, comprados, sindicalizados o ignorantes de la milicia, sin que el Presidente de la República se dé por notificado y contrariamente los propicie, con declaraciones, deslegitimando la Justicia Penal Militar o con afirmaciones temerarias e injustas de supuestos falsos positivos, no probados hasta el día de hoy, como los del día de su posesión, Jamundí y el 27 de octubre del 2008, acabando con la dignidad de tres comandantes de División y con ellos medio Ejército, responsable de la frontera con la República de Venezuela. Ni hablar de la indignante persecución jurídica a los comandantes de Brigada de la región de Urabá, que la recuperaron del genocidio de grupos narcoterroristas, o de los héroes del Palacio de Justicia, quienes

hace 23 años salvaron la democracia y con ella al Congreso y la Presidencia, para que el M-19, mandadero de Pablo Escobar, con total impunidad, legisle, gobierne y pontifique en la Colombia que el Ejército les impidió destruir y que ahora disfrutan, viendo como a los héroes que los derrotaron, se les violan los más elementales derechos humanos. Como si esto fuera poco, el Congreso tramitó el Acto legislativo 04 de 2008, que traslada la Justicia Penal Militar a la rama jurisdiccional, relegando la participación de militares activos y retirados, desconociendo los conceptos de la Corte Constitucional y de generales, almirantes y juristas que integraban el comité asesor escogido por el Gobierno Nacional. Paralelamente el Congreso aprobó la Ley 335 del 2008, mal llamada de Inteligencia elaborada por legos de las dos Cámaras, donde se confunde lo civil con lo militar, la información con la inteligencia, ignorando que sin funciones de policía judicial la inteligencia militar no puede cumplir eficazmente con la misión para la cual fue creada. Se confunde lo secreto con lo reservado, se fractura el mando y la compartimentación creando direcciones, regionales, jefaturas, juntas, comisiones y centros; así esta Ley, es más un galimatías que una norma que facilite y proteja la inteligencia, sus agentes, informantes y organismos. El Presidente de la República, como Comandante en Jefe, debe saber que los altos mandos militares son sus asesores en asuntos estratégicos relacionados con la seguridad y

defensa nacional, sin los cuales es imposible acertar en el complejo arte de la guerra, como decía Sun Tzu, hace más de 2000 años: “Existen tres maneras en las que un gobierno civil lleva al Ejército al desastre: 1. Cuando ignorando los hechos ordena avanzar o retirarse, cuando no deben hacerlo, a esto se le llama inmovilidad al Ejército. 2. Cuando un gobierno ignora los asuntos militares, pero comparte en pie de igualdad el mando del Ejército, los soldados acaban confusos. 3. Cuando los gobernantes civiles ignoran como llevar a cabo las maniobras militares, pero comparten por igual su dirección, los soldados están vacilantes”. Una vez que los ejércitos están confusos y vacilantes, empiezan los problemas procedentes de los adversarios. A esto se le llama perder la victoria por trastornar el aspecto militar.” A lo dicho por este gran guerrero chino, podría agregarse que el triunfo solo se consolida cuando se persigue el enemigo en derrota y no a los héroes que los derrotaron o cuando la victoria se exalta con honores y no con traiciones y deslealtades.

...el Congreso aprobó la Ley 335 del 2008, mal llamada de Inteligencia elaborada por legos de las dos Cámaras, donde se confunde lo civil con lo militar, la información con la inteligencia,...


Opinión

EN CARTA DIRIGIDA AL FISCAL GENERAL DE LA NACIÓN

11

Organizaciones Mundiales salen en defensa del contraalmirante Bacci

Miembros de la comunidad internacional y organizaciones defensoras de derechos humanos, en cabeza del Director de Relaciones Públicas de Canadian Human Rights International Support Team, le dirigieron una comunicación al Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán Arana, en el que le expresan su preocupación por la seguridad jurídica del contraalmirante Gabriel Arango Bacci, detenido desde hace siete meses sin que se le haya resuelto su situación a pesar de haber desvirtuado todas y cada una de las pruebas que condujeron a su detención y le solicitan que resuelva definitivamente la situación jurídica del contraalmirante Bacci, porque en este caso se esté condenando a un inocente. Copia de la carta fue enviada al Presidente de la República, al Vicepresidente, a los ministros de Defensa Nacional y del Interior y Justicia, al Procurador General de la Nación, al Defensor del Pueblo, a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en Colombia, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a la Corporation Collective Human Rights Defender Laura Acosta, a la American Civilian liberties Union, a Human Rights First y a la Federación Internacional de Derechos Humanos FIDH. El texto de la carta es el siguiente: Doctor MARIO IGUARÁN ARANA Fiscal General de la Nación Bogotá, D.C. Señor Fiscal: REF. Caso CA Gabriel Arango Bacci Miembros de la comunidad internacional y organizaciones defensoras de derechos humanos, desean expresar su muy seria preocupación por la seguridad jurídica en el caso del contraalmirante Gabriel Arango Bacci, detenido desde hace aproximadamente siete meses sin que se le haya resuelto su situación jurídica a pesar de haber desvirtuado todas y cada una de las pruebas que condujeron a su detención. Situación que no es normal en un Estado de Derecho como lo es el colombiano, teniendo en cuenta que la responsabilidad de la entidad que Usted dirige es precisamente investigar, esclarecer la verdad, “garantizar el acceso a una justicia oportuna y eficaz con el fin de encontrar la verdad dentro del marco del respeto por el debido proceso y las garantías constitucionales”, y que los jueces absuelvan o condenen al acusado según sea el caso”. Actualmente la Fiscalía cuenta con la tecnología, los recursos humanos necesarios y el seguimiento y la observación de la comunidad internacional, que dado lo mediático del caso, el despliegue publicitario a que ha sido sometido y lo controvertido de las pruebas, ha hecho que organizaciones defensoras de derechos humanos por primera vez se interesen en el caso de un militar. En la búsqueda de una justicia imparcial, demostrándose que hay un Estado que protege los derechos de sus ciudadanos por encima de intereses políticos o revanchismos institucionales, garantizando “la protección de la defensa de sus derechos frente a toda violencia o represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, y/o sucumbir en el ejercicio de sus funciones ante presiones exteriores”.

Han sido múltiples las comunicaciones, mensajes recibidos de diferentes países requiriendo que la comunidad internacional se convierta en observadora y se pronuncie frente a este proceso que al igual que el del capitán Alfred Dreyfus, en la Francia de 1895, se vio envuelto en un caso similar, resultando inocente, como lo narra Emilio José Zola en su obra ‘Yo Acuso’. Nos parece muy preocupante, señor Fiscal, que a pesar de haberse iniciado las debidas investigaciones en su momento, haber controvertido y desvirtuado todas y cada una de las pruebas, el señor Fiscal no ha resuelto la situación del acusado. Finalmente, señor Fiscal General, queremos manifestarle que es muy alarmante para los defensores de derechos humanos que a causa de la labor poco eficiente de la Fiscalía en la investigación de este caso se esté condenando a un inocente. Señor Fiscal, Usted no es el único responsable de la situación del acusado, lo es también en gran medida la Institución para la que trabajó, la cual ha mostrado un inusitado interés en buscar su condena; pero Usted, señor Fiscal, cumple una labor esencial: ayudar a encontrar la verdad, elemento fundamental en la defensa de los derechos humanos y en este caso, en la defensa del CA Arango. Atentamente, MARIO GUILOMBO Director Relaciones Públicas Canadian Human Rights International Support Team


12

Institucional

Información Institucional para los Asociados Nuevos asociados enero de 2009 Los siguientes oficiales y beneficiarias han ingresado como Asociados de ACORE: Coronel FAC Daniel Hernando Abril Sánchez Bogotá, D. C. Teniente Coronel EJC Hugo Manuel Benítez Ordoñez Bogotá, D. C. Capitán ARC William Fernando Herrera Giraldo Bolívar Mayor EJC Carlos Enrique Martínez Orozco Antioquia Capitán de Navío ARC Laura Victoria Peña Acevedo Bogotá, D. C. Coronel FAC Víctor Rafael Plata Cáceres Bogotá, D. C. Capitán de Fragata ARC José Oswaldo Reina Espitia Bogotá, D. C. Capitán EJC Carlos Gonzalo Rolón Paz Bogotá, D. C. Mayor EJC Cesar Augusto Rossi Jiménez Bogotá, D. C. Coronel EJC Henry Jesús Salcedo Jaimes Bogotá, D. C.

In Memoriam Coronel ARC Luis Alberto Bernal Forero Bogotá, D. C. Mayor EJC Hugo Hermes González Racines Valle Mayor EJC Bernardo Martin Forero Bogotá, D. C. Teniente Coronel EJC Hernán Rodríguez Ramírez Bogotá, D. C. Coronel EJC Héctor Sanabria Parra Bogotá, D. C. Señora BNF María Luisa Schroeder Vda. de Uribe Bogotá, D. C. ACORE rinde homenaje a los oficiales, suboficiales, soldados y personal civil al servicio de la Fuerza Pública quienes, en cumplimiento de su deber ante la Patria, ofrendaron sus vidas durante el mes que termina, en aras de un país en paz.

Aporte Voluntario por Defunción El Departamento Financiero informa que durante el año 2009 han fallecido cuatro (4) afiliados al Aporte Voluntario por Defunción y se han girado Setenta millones novecientos cincuenta y tres doscientos treinta y seis pesos moneda corriente ($70´953.236,00) por auxilios. Durante el mes de enero, ingresaron las siguientes personas: Sra. Martha Sofía Amado de Plata TC Hugo Manuel Benítez Ordoñez MY Luz Astrid Estupiñán Miranda MY José Duverney Gil Vaca Sra. María Cristina Ovalle Sosa CN Laura Victoria Peña Acevedo CO Victor Rafael Plata Cáceres CO Henry Jesús Salcedo Jaimes Sra. Claudia Lucia Vásquez de Salcedo Durante el año 2009 han ingresado nueve (9) nuevos afiliados. Se invita a los nuevos afiliados, acercarse a la Gerencia del AVODE, para firmar el Certificado de Afiliación.

CONVOCATORIAS CURSO GARCIA ROVIRA El Presidente de la Asociación de ex alumnos de la Escuela Militar General José Maria Córdova, Curso CUSTODIO GARCIA ROVIRA, cita a sus Asociados a la ASAMBLEA ORDINARIA, que se llevará a cabo el día viernes 6 de marzo de 2009, en la sede de la División Córdova (Escuela de Infantería) a las 10:00 horas, y posteriormente a un almuerzo de compañeros a cargo de la Asociación. AGRUPACIÓN MURILLO TORO

La Junta Directiva de la Agrupación de Oficiales de Comunicaciones Manuel Murillo Toro invita a todos sus socios a la Asamblea Ordinaria que, de acuerdo con los Estatutos, se efectuará en el Cantón de Comunicaciones de Facatativá, el día sábado 14 de marzo a partir de las 10:00 horas. Sus conceptos y asistencia son importantes para el buen funcionamiento y cumplimiento de sus objetivos propuestos. Supervivencia Para comodidad de todos los Asociados, la Supervivencia se podrá hacer en las oficinas de ACORE en el horario habitual de trabajo (lunes a viernes de 08:30 a 17:30); de todas maneras se requiere presentación personal. Lo anterior es vigente para Asociados y no Asociados, sin distingo de fuerza ni grado.

Convenio para parqueo Teniendo en cuenta los inconvenientes que tienen los Asociados para parquear sus vehículos sobre la Calle 70, al frente de la sede de ACORE, la Asociación ha suscrito un convenio con el parqueadero Inversiones el Alto Bogotá Ltda., ubicado en la: Calle 69 No. 4 – 48 Teléfono: 2359285 Para efectos de pago los Asociados recibirán el 17% de descuento sobre la tarifa normal, previa presentación del carné de ACORE.

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA ¡INVITACIÓN A PARTICIPAR!

SÁBADO 28

DE MARZO DE 2009

CLUB MILITAR DE OFICIALES 08:00 HORAS SECCIONALES, TRAMITEN DEBIDAMENTE LOS PODERES

www.acore.org.co

Señor Asociado visite nuestra página web


13

Institucional El costo total estimado en la prefactibilidad económico-financiera es de $5.980 millones y el producido de venta de tres pisos $6.260 millones, todo lo cual se detallará y ajustará al tener los estudios definitivos.

ACORE Planea un legado significativo para sus Asociados

A

migos Acorados: nos complace informarles que dentro del proyecto de Gestión de Calidad Total, se está planificando la nueva sede nacional como parte de la evolución integral de la Asociación, en las más cuidadosas condiciones económicofinancieras y con la meta de obtener en el corto plazo una importante renta adicional que permita ampliar los servicios y beneficios a los Asociados. El plan financiero contempla la pre-venta de tres pisos de oficinas a precios comerciales del sector, preferiblemente a otras asociaciones relacionadas, ya contactadas, con cuyo producido se cubrirían los costos totales de la nueva construcción. El costo total estimado en la prefactibilidad económico-financiera es de $5.980 millones y el producido de venta de tres pisos $6.260 millones, todo lo cual se detallará y ajustará al tener los estudios definitivos. El nuevo edificio de conformidad con las normas urbanísticas existentes, constaría de: a) Dos sótanos con 51 parqueos para automóviles y 29 para motos y bicicletas, rampas, subestación eléctrica, tanque de agua y equipos hidroneumáticos.

b) Primer piso con 10 parqueos (60% del área) inclusive para minusválidos y rampa a primer sótano, área de servicios (40% del área) de recepción y consultorios. c) Seis pisos adicionales, de los cuales cinco son para oficinas y el último para un salón auditorio multifuncional, divisible en tres o cuatro módulos, con cafeteríarestaurante; baños en cada piso, punto fijo de escalera y dos ascensores para 8 ó 10 personas, desde los sótanos hasta el salón auditorio. El área total para construcción será de 4.675 m2. Los dos sótanos ocupan 1.222 m2; el primer piso 471 m2, y seis pisos adicionales 2.982 m2 (497 m2, cada uno). Los pisos de segundo a séptimo tienen mayor área que el primero por estar permitida la construcción de voladizos a partir del segundo, como se ve en la perspectiva. Los tres pisos de oficinas para venta (de 497 m2, cada uno) suman 1.491 m2, que-

dando disponible para ACORE, 1.684 m2 en: a) primer piso 40% área de servicios, b) un piso para oficinas de funcionamiento de la Asociación, c) un piso para renta de oficinas virtuales, d) el último piso (Salón-Auditorio), arrendable para eventos, y la cafetería-restaurante. Para manejo por la copropiedad, con tarifas previamente establecidas, el arriendo de los 61 parqueos para automóviles y 29 para motos y bicicletas, contribuirá a costear la administración y vigilancia del edificio. Es deseable para todos los fines de ACORE contar con la opinión de sus Asociados como parte de una Cultura Corporativa participativa, por tanto esperamos sus oportunos y valiosos aportes en el más breve plazo posible, con el fin de evitar innecesarias demoras en el mejoramiento continuo de la Asociación, cuyos proyectos se están elaborando con criterio empresarial para el beneficio de la totalidad de sus miembros.


14

Escuela

60trasMUJERES el sueño del GENERALATO

CARMEN LUCÍA AGUIRRE Jefe de Prensa Escuela Militar de Cadetes Después de 101 años, la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova recibió por primera vez a un grupo de mujeres bachilleres como alumnas, quienes, podrán llegar a ser generales de la República.

E

l pasado 10 de enero de 2009 pasará a la historia del Ejército Nacional por ser el día en que sesenta mujeres se incorporaron por primera vez a sus filas. Este grupo se formará en la carrera de las armas y abrirá las puertas para que las mujeres ingresen al escalafón del mando castrense. Estas jóvenes cumplieran con el primer paso para la consecución de su ansiado sueño: ser cadetes del Ejército colombiano. El ingreso de mujeres al alma máter del Ejército no implicará cambios en los programas de formación y educación; al contrario, las líneas de carrera están estructuradas en forma similar para hombres y mujeres, en función a las actividades y competencias profesionales requeridas por Ejército Nacional.

A partir de este semestre sesenta colombianas se formaran como Oficiales de las Armas en las especialidades de Inteligencia, Logística y Comunicaciones, y podrán estar en el frente de batalla, como cualquier comandante de tropa. Es evidente, que las divergencias de género existirán, sobre todo en la parte física, pero en ningún momento esta condición restringirá el ingreso de las mujeres como cadetes. Ellas tendrán un proceso de acondicionamiento físico que las pondrá en el mismo nivel que los varones y lucharán con las mismas competencias que los hombres hasta lograr un grado en el escalafón de la oficialidad de las Fuerzas Militares. Hoy, las oficiales que hacen parte de las filas, ejercen solamente funciones administrativas, una labor reconocida por el país porque constituye un valioso y fundamental apoyo institucional.


15

Militar “Quiero ser General” “Con orgullo estoy representando a mi género en la Escuela Militar. Mi meta es llegar a ser general, y sé que lo voy a lograr”, afirma, con una gran sonrisa y la voz resquebrajada de emoción, Lina María Ramírez, una de las sesenta jóvenes que iniciaron su carrera militar el pasado 10 de enero. Al igual que ella, cada una de las seleccionadas para conformar este histórico grupo fueron llegando con su juvenil sonrisa, sueños inquebrantables, ojos brillantes y llenos de expectativas, sentimientos encontrados y profundos deseos de buscar un sueño en común: portar sobre sus hombros, las anheladas estrellas de la República. Estas sesenta mujeres, procedentes de todos los rincones de la geografía nacional, fueron despidiéndose de sus emocionados padres, familiares y amigos, para ubicarse al lado de sus 320 compañeros en las filas de sus unidades asignadas por los próximos tres años. Una lágrima, producto de la nostalgia de un pasado de juegos infantiles y calor de hogar que dejaban atrás y de la incertidumbre por el reto asumido, se vio en los rostros de algunas aspirantes.

“la ocasión se torna visiblemente más particular, por el hecho de que hoy ingresa a nuestra academia, un selecto grupo de mujeres que serán tras 101 años de la fundación de nuestra Escuela, las primeras representantes de su género como Cadetes de las Armas, a quienes les corresponderá ser las pioneras en estos históricos predios y que pondrán, no lo dudamos, su toque de especial gracia, propia de la feminidad, además de su intuición y compromiso, para demostrar por siempre una verdad que ya todos reconocemos sin reserva: que la mujer con su elevado espíritu de

entrega y sacrificio, es la servidora por excelencia, de las más nobles causas, y que al asumirlas ponen todo su temple y todas sus tradicionales virtudes para impulsarlas con ilimitados afán, amor y tesón”.

TC Jairo Alejandro Fuentes Sandoval, comandante del Batallón de Cadetes No.1, que estará a cargo de la primera etapa de formación de las sesenta mujeres.


16

Gráfica

Centro de Reclusión Cantón Sur La acción de ACORE traspasa las fronteras de la Asociación y va en busca de los compañeros procesados e investigados injustamente con el fin de aunar esfuerzos para ayudar a sacarlos de su confinamiento cruel e inmerecido. En ese sentido, el presidente Nacional de ACORE, mayor general Juan Salcedo Lora, ha visitado algunos centros de reclusión donde se encuentran varios miembros de la Reserva llevándoles un saludo solidario y esperanzador de los Asociados a oficiales, suboficiales y soldados. El MG Salcedo visitó, con cinco oficiales Acorados, el Centro de Reclusión del Cantón Sur, instalaciones de la Escuela de Artillería. Todos los Acorados podemos visitar a nuestros compañeros en momentos tan difíciles y ofrecerles nuestra amistad, apoyo y solidaridad.

Boyacá El pasado sábado 14 de diciembre se reunieron en Paipa, para la conmemoración de los 48 años de ACORE y de paso despedir el año, el 85% de los Acorados de la Seccional. Es la primera vez que se reúnen esta cantidad de Asociados en Boyacá.

ACORE en Centroamérica Coronel ENRIQUE AMAYA CASTRO (cuarto de izquierda a derecha)

ACORE ha proyectado su imagen en el exterior mediante visitas y encuentros con asociaciones militares de Ecuador, Venezuela, Chile, Argentina y, a mediados del año pasado, intercambiaron comunicaciones el presidente, mayor general Juan Salcedo Lora, con el brigadier general Luis Felipe Miranda Trejo, presidente de la Asociación de Veteranos de Guatemala. En desarrollo de esta política el coronel Enrique Amaya Castro, asociado de ACORE, visitó en diciembre las asociaciones de Veteranos Militares de Guatemala y El Salvador y la Asociación de la Fraternidad Militar de El Salvador.

En la sede de la Asociación de Veteranos Militares de Guatemala, Avemilgua, el brigadier general Miranda Trejo, se refirió a la creación de una legión internacional de veteranos militares, proyecto en desarrollo, al cual se han vinculado asociaciones de México, Honduras, El Salvador, y China (Taiwan). También se refirió al proceso de paz en Guatemala, la reducción del pie de fuerza y a la organización de Avemilgua como única entidad que afilia a oficiales, soldados y ex servidores de la Fuerza Armada, circunstancia que facilita consolidar a los veteranos en un solo cuerpo. En la sede de Asvem, el general René Emilio Ponce se refirió a la importancia de la integración de los vetera-

nos, a las buenas relaciones de Colombia y El Salvador, a la hostilidad contra los militares por parte de las ONG de DD.HH. y otras organizaciones internacionales, y a la marcha que la Asociación realizó en San Salvador el pasado 7 de septiembre de 2008, con motivo del día del Ejército, cuando se movilizaron veinte mil veteranos salvadoreños. Es importante que la Reserva Activa y sus organizaciones mantengan relaciones con las asociaciones de Veteranos de los países de América, dado del punto de vista de la Institución militar y en el marco de la geopolítica y la diplomacia.


Opinión

LEY DE DEFENSORÍA TÉCNICA PARA LA FUERZA PÚBLICA

17

En 2011,

los militares se quedarán sin Defensa Técnica en procesos disciplinarios

Brigadier General JAIME HUMBERTO USCÁTEGUI RAMÍREZ El propósito de la Ley 1224 del 16 de julio de 2008 fue el de solucionar la falta de atención a los miembros activos o retirados de la Fuerza Pública incursos en procesos penales o disciplinarios, bien sea en la Justicia Ordinaria o Militar, en sus unidades o en la Procuraduría General de la Nación, y que no tienen capacidad económica o física para garantizar su defensa. Sin embargo, la Ley no contempló la Defensa Técnica en la parte Disciplinaria y solo tuvo en cuenta el ordenamiento penal (artículos 1, 5 parágrafo, 8 y 31), sin que se considerara que bajo la misma cuerda procesal que se sigue en los procesos penales para los miembros de la Fuerza Pública, se adelantan los disciplinarios, que se abren simultáneamente, bien sea de manera interna por la respectiva Institución, o por la Procuraduría General de la Nación. Cuando los miembros de la Fuerza Pública se ven incursos en delitos en los que se les indilga violación a los Derechos Humanos o al Derecho Internacional Humanitario, obligatoriamente, la Procuraduría inicia investigación disciplinaria contra los vinculados al caso. El hecho de no tener este tipo de Defensa Técnica contraviene el ordenamiento constitucional (Artículo 29), el Artículo 3º de la Ley Estatutaria de la Administración de Justicia y el principio constitucional de igualdad (Artículo 13). Según el Artículo 38: “Esta ley deroga las normas que le sean contrarias y entrará a regir a partir de que empiece a funcionar el Sistema Penal Acusatorio en la Justicia Penal Militar”.

El Proyecto de Ley que implementa el Sistema Penal Acusatorio en la Justicia Penal Militar, se encuentra en examen de la Corte Constitucional y pendiente para sanción presidencial. El último artículo de dicho proyecto dispone que la Ley entrará a regir dos años después de su promulgación. Por consiguiente, la Ley 1224 de 2008 de la Defensoría Técnica de la Fuerza Pública también tendrá vigencia dos años después de la aprobación de la Ley que implementa el Sistema Penal Acusatorio en la Jurisdicción Penal Militar.

Recomendación

Considerando que la Ley de Defensoría Técnica para la Fuerza Pública no tuvo en cuenta la parte disciplinaria y ante la cantidad de investigaciones (aproximadamente 1.000) que se adelantan, tanto a nivel interno en las unidades de la Fuerza Pública como en la Procuraduría General de la Nación, y cuyo número va en aumento de manera preocupante, se requiere solucionar el inexplicable vacío de la Ley 1224. Además, aprovechando que no entra en vigencia hasta que se implemente el Sistema Penal Acusatorio en el Código Penal Militar, el Ministerio de Defensa Nacional debe presentar un Proyecto de Ley al Congreso de la República, con petición de urgencia, que cubra el derecho disciplinario que hace parte del derecho sancionador del Estado junto con el Derecho Penal.

A NUESTROS LECTORES ¡SU OPINIÓN ES IMPORTANTE! APORTE SU CRÍTICA CONSTRUCTIVA, SUS CONOCIMIENTOS, SUS EXPERIENCIAS. ¡ENTRE TODOS PODEMOS MEJORAR!

PARTICIPE DE LOS CONTENIDOS DE NUESTROS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

CIERRE PRÓXIMA EDICIÓN: MARTES 17 DE FEBRERO Correspondencia: Calle 70 Nº 4-24 - PBX: 3450511 Correo electrónico: acore@cable.net.co


18

Opinión

Las Farc

golpeadas pero no derrotadas Capitán CÉSAR AUGUSTO CASTAÑO RUBIANO

En una entrevista al periodista español Jorge Melgarejo, divulgada en Cuadernos para el Diálogo, publicación de la revista Cambio 16, ‘Alfonso Cano’ define así la actual situación de su organización: “Siendo las FARC un ejército irregular, mantenemos todos nuestros comandos conjuntos, frentes y columnas estratégicas actuando, de acuerdo a planes elaborados en los plenos del Estado Mayor Central y reforzados el año pasado en nuestra Novena Conferencia. Hemos golpeado y también sufrido golpes, así son las guerras”. Tras su lectura, podría pensarse en un ‘Cano’ desorientado, prepotente y de espalda a la realidad. Sin embargo, esta primera entrevista, refleja el pensamiento del jefe de una organización ilegal que no da muestras de impaciencia ni debilidad, todo ello gracias a una ortodoxa y juiciosa formación política marxista leninista. Lo único cierto es que, a través de esa publicación reafirma el carácter político de las Farc. Por otra parte, el Ministerio de Defensa en un documento de análisis presentado en agosto de 2008 bajo el título “Las Farc en el peor momento de su historia”, hace una descripción de las deficiencias de esa organización en los planos militar, político e internacional, producto de los certeros golpes ocasionados por la Fuerza Pública. Concluye el informe, en uno de sus apartes, que las Farc no pueden dar cuenta de ningún tipo de apoyo masivo, que existen algunos focos reducidos de apoyo voluntario en zonas muy apartadas donde históricamente el Estado colombiano no ha hecho presencia y que internacionalmente no cuentan con apoyos importantes. Todo lo anterior puede ser cierto, pero se comete un craso error al desestimar los aparatos políticos clandestinos diseñados por ‘Alfonso Cano’, que hoy como nunca están en pleno vigor, hablamos del Partido Comunista clandestino (PC3) y el Movimiento Bolivariano (MB), estructuras funcionales que desarrollan una efectiva labor política dentro y fuera del país. ‘Cano’ siempre ha atendido los planteamientos de Antonio Gramsci, un intelectual y activista político italiano de finales del siglo XIX, fundador del Partido Comunista. Por esta razón, al asumir la jefatura de la organización subversiva, bajo la influencia gramsciana, ‘Cano’ asegura que su objetivo es el de conceder la

máxima importancia a la lucha política, al trabajo de masas, a la acción urbana y al frente internacional. Basta observar como el jefe guerrillero una vez asumió el poder, catapultó a ‘Iván Márquez’ como responsable de las relaciones internacionales y a ‘Pablo Catatumbo’ como nuevo miembro del Secretariado y encargado del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia. Igualmente, puso a varios de sus “cuadros” con formación política en la dirección de Estados Mayores de bloques y frentes. Por otra parte, está recomponiendo los perfiles de los mandos y subordinando las órdenes militares al escrutinio de las comisiones políticas. Todo esto refleja una incesante actividad que no tendría objeto si las Farc estuviesen acorraladas y dedicadas simplemente a la supervivencia. Si bien es justo reconocer que, en la confrontación militar, las Farc han sufrido los peores golpes y retrocesos de su historia, y afronta una fase de franco debilitamiento de su poder militar, han perdido iniciativa estratégica y se hallan en una fase de preservación de su escasa fuerza armada, no puede desestimarse el silencioso pero eficaz trabajo político clandestino, desarrollado a lo largo de estos años de Seguridad Democrática. Prueba de la reorientación de su lucha, es el plan conocido como “Renacer revolucionario de las masas”, dado a conocer el 16 de agosto de 2008. En éste se plantean el desarrollo de los siguientes objetivos: Un fuerte trabajo de infiltración y control de los movimientos y las organizaciones sociales; la utilización de la guerra de guerrillas como respuesta a la política de Seguridad Democrática; el aumento de la siembra de minas antipersona como método para detener el avance de las tropas; la obligación de realizar atentados terroristas, urbanos y rurales, con explosivos, como requisito indispensable para la “graduación” de nuevos guerrilleros; el empleo de francotiradores equipados con fusiles rusos de alta precisión, del tipo VD o Dragunov; el uso de misiles tierra-aire para enfrentar el poderío aéreo; disponer de seis millones de dólares de los fondos del Secretariado para adquirir material de guerra y comunicaciones, especialmente potentes radios que ofrecerán gran dificultad para ser monitoreados; replantear el trabajo internacional que se vino a menos, luego de la muerte de ‘Raúl Reyes’ y la

evidencia encontrada en sus computadores; fortalecer las relaciones con Venezuela a través de personajes como el ex ministro del Interior Rodríguez Chapín; desarrollar trabajos conjuntos con el Eln en algunas regiones del país. Es decir, todo un andamiaje, que sumado a un eficiente trabajo mediático a través de una compleja red de organizaciones aliadas, busca resucitar y fortalecer la organización frente a la opinión pública, nacional e internacional. A pesar de todo, el líder guerrillero sabe que mientras las estructuras clandestinas en las ciudades avancen, la atención estará centrada en las tropas guerrilleras y éstas requieren acción, una necesidad que está siendo atendida toda vez que se vienen reestructurando las instancias de poder interno de la organización. Pese a ese esfuerzo por “recomponer” a la agrupación terrorista, ‘Cano’ enfrenta también varios problemas, entre ellos, la degradación de muchos de sus combatientes que se van a ver tentados a distanciarse de una eventual reorientación política, pues se habituaron al tráfico de las drogas lo que podría llevarlos a descubrir que finalmente tienen numerosos intereses comunes con los narcotraficantes y la delincuencia organizada. Pese al oscuro panorama que enfrentan, por acción de la Fuerza Pública y sus problemas internos, aún les queda un margen de maniobra en el campo del trabajo político clandestino, pues siguen en la tarea de ganar espacios que les permita acceder a organizaciones y personajes que les sirvan de apoyo, empleando simpatías de anacrónicas izquierdas, especialmente europeas, utilizando al movimiento continental bolivariano como plataforma de lucha y aprovechando adecuadamente la red global. En el tema de los secuestrados, que genera tanto rechazo, es un espacio político que muy seguramente continuarán cultivando pues los mantiene vigentes, particularmente en el escenario mediático. Basta leer una de las misivas dirigidas por el Secretariado al llamado grupo de intelectuales, políticos y periodistas “Colombianos por la paz”, compuesto por 25.000 miembros, en ella dijeron: “Saludamos el florecimiento de una corriente de opinión que se aparta del falso triunfalismo y de los parámetros de la solución guerrerista a los grandes problemas nacionales. No dudamos del éxito de su gestión porque coincide con el sentimiento y el anhelo de paz de las mayorías. Esta carta es ya el comienzo del intercambio epistolar que nos proponen para discutir en torno a la salida política del conflicto, el canje humanitario y la paz”. Hoy podemos estar seguros de que las Farc jamás se tomarán el poder por la vía armada, pero la estrategia que están empleando les asegurará supervivencia, lo cual hace presumir que “el fin del fin” no es tan cercano como realmente quisiéramos, y que la organización subversiva continúará su silencioso pero eficaz trabajo desde aquel campo en el cual poco se combate, el de la famosa guerra política que, de no librarse adecuadamente, en unos años nos hará recordar con dolor la oportunidad perdida.


19

Opinión

Ejército vs.Justicia

Mayor RODRIGO ROJAS SUÁREZ*

El Ejército, por ser la institución armada que lleva sobre sus hombros el peso de la Política de Seguridad Democrática, bandera de la campaña de elección y reelección del presidente Álvaro Uribe Vélez, ha sido objeto de ataques por parte de quienes libran en su contra las guerras jurídica y judicial. Desde hace años se ha construido un burdo montaje para convencer a los colombianos de que la Inteligencia Militar era incompetente y que organizaba “falsos positivos” para ganar y mantener su prestigio. No obstante de que la mayor parte de lo afirmado por los medios de comunicación fue desvirtuado, quienes manejan la desinformación continúan hablando de los incidentes desmentidos como ciertos. La frase “falsos positivos”, una vez acuñada, se sigue repitiendo, una y otra vez. Aumentan las acusaciones en todo el país sobre las “ejecuciones extrajudiciales” de humildes campesinos. Aunque finalmente suele caerse la acusación y se demuestra la falsedad de los testigos, contra éstos no se abre ningún proceso y la prensa no registra la declaración de inocencia de los acusados o lo hace en un pequeño rincón de una página interior. Sorprende que en la discusión sobre los falsos positivos y las ejecuciones extrajudiciales presuntamente cometidas por el Ejército no se presenten dos pruebas fundamentales, sin las cuales no pueden configurarse ninguno de los dos fenómenos: que las “víctimas” no hacían parte de ninguna organización criminal y que fueron asesinadas por fuera de un combate. Esos mismos elementos están ausentes en el sonado caso de los “muchachos de Soacha”, y así se evidencia en las declaraciones del fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, quien dijo que hubo reclutamiento y que no había pruebas de que

hubieran sido o no muertos en combate. Con ese par de ausencias no hay nada en contra del Ejército. No hay rigidez lógica en un argumento según el cual si una persona es denunciada como desaparecida y aparece luego reportada como baja del Ejército en otro municipio, se presume que la Fuerza Pública actuó ilegalmente. La denuncia de desaparecidos por parte de la familia que descubre la ausencia de uno de sus miembros no significa la inocencia del mismo; si alguien decide hacerse parte de un grupo terrorista es muy probable que no se lo notifique a su familia y simplemente se vaya. Y por supuesto que comprendemos el dolor de esa familia que además de perder a uno de los suyos tiene que enterarse a través de su muerte que se ha convertido en miembro de una organización criminal; el intento por limpiar su nombre es apenas natural. Lo que es claro, es que en los casos denunciados las supuestas “víctimas” se fueron a las zonas por su propia voluntad; a qué, con quién y con qué propósitos, no sabe el país y no lo saben tampoco los miembros de esas familias. Sabemos que sí hubo reclutamiento; son delincuentes concertados para delinquir, al menos, y que probablemente se preparan para participar en nuevos crímenes. ¿Desde cuándo pertenece una persona a una organización criminal? ¿Desde que toma la decisión de serlo? ¿Desde que es reclutado y se desplaza con esa organización? O cuando empuña un arma o sólo si ha volado pueblos y acribillado campesinos. Todavía no tenemos pruebas sobre la naturaleza de esos reclutamientos. Podemos estar

ante una tendencia de las organizaciones criminales, terroristas y mafiosas de aumentar sus filas con personal de las ciudades, pues en el campo los jóvenes se han hecho más difíciles de persuadir y sobre todo escasos. No disuena esta versión con la tendencia de las Farc de fortalecer sus milicias urbanas. Por ello es imperioso que la Fiscalía sea más seria, precise e investigue, pues de ser así, se requieren medidas inmediatas y definitivas.

No hay rigidez lógica en un argumento según el cual si una persona es denunciada como desaparecida y aparece luego reportada como baja del Ejército en otro municipio, se presume que la Fuerza Pública actuó ilegalmente. Aún siendo delincuentes es inaceptable que sean asesinados, por eso es imperativo saber si las bajas se produjeron o no en combate. Para configurar los falsos positivos y, más aún, las ejecuciones extrajudiciales, esto es indispensable. Una cosa es el asesinato a sangre fría y otra muy distinta es que durante un combate aparezcan muertos que no cumplen con las características “típicas” de las bajas. Habrá que investigar entonces por qué están ahí, si son o no parte de una organización criminal. Tampoco hay pruebas, otra falta de la Fiscalía. Está en juego el Ejército, sus hombres con sus vidas nos defienden; el país debe conocer el informe de la comisión que investigó al Ejército para poder juzgar con información más completa. No podemos aceptar la injusticia por parte del Ejército, pero tampoco en su contra. *rodrigorojass@hotmail.com


20

Cuba: un país como

corcho en remolino Brtigadier General EDGAR PEÑA VELÁSQUEZ Se conmemoraron los cincuenta años del derrocamiento del presidente Fulgencio Batista, quien estaba en el poder desde 1952, por segunda vez, y apoyado por el gobierno estadounidense. Después de la arremetida de algo menos de un centenar de hombres empecinados en renovar la política de la Isla desde 1956, sólo hasta el primero de enero de 1959 pudieron celebrar la pretendida caída del gobernante, para ser sucedido por Fidel Castro, en quien depositaba el pueblo todas sus esperanzas. Vino luego el embargo económico ordenado por el gobierno de Estados Unidos como reacción a la nacionalización de sus bancos y empresas extranjeras, polarizándose el conflicto al solidarizarse la Unión Soviética con los nuevos rumbos revolucionarios que se proclamaron socialistas. Se generó entonces la respuesta del presidente Jhon F. Kennedy, quien envió un ejército de 1.500 exiliados cubanos que no pudieron vencer la resistencia armada apoyada por los soviéticos, sino que, por el contrario, la nueva orientación del devenir cubano fue consolidándose hasta presentarse la “crisis de los balseros” como reacción de los nativos a la opresión a que eran sometidos, atropellados en sus derechos humanos, sin propiedad privada, sin trabajo adecuadamente remunerado y sin posibilidades de una vida digna que les pudiera permitir un libre desarrollo de su personalidad. Bajo una orientación ideológica comunista, alimentada en el marxismo-leninismo, se cimentó una organización política que ha mantenido al pueblo caribeño en un aislamiento comercial que, bajo la prédica de un discurso universalmente superado, mantiene sus estructuras en las mismas ruinas que aquejan las mansiones de las que fueron despojadas las adineradas familias que un día se alejaron en busca de otros destinos que creyeron transitorios. La senectud de Fidel, único factor que permitió un cambio en la conducción de la

Nación, ha permitido la expectativa de tímidos cambios que no se vislumbran suficientemente nítidos, en materias como la reducción de la burocracia y la ampliación de los márgenes de libertad, tan recortada como anhelada. Los oficios elementales, como la preparación de alimentos para turistas o el transporte informal, son actividades que solapadamente asumen los nativos a riesgo de ser sancionados. La luz de esperanza que se encendía por la década de los sesenta, cuando las juventudes admiraban las corrientes comunistas y se enorgullecían de militar en sus movimientos, se ha desvanecido en estos cincuenta años, dejando un testimonio pétreo en La Habana, donde el desencanto generacional nos muestra el balance de una revolución triunfante, bajo las banderas de la libertad y la derrota de la opresión. Curiosamente, estas expresiones tienen buena rima con las de modernos gobernantes que como oradores de la reivindicación de sus pueblos, les van suprimiendo paulatinamente sus expresiones de autonomía. Se dicen desinteresados ante el poder y tan solo líderes de la libertad, primer valor que sacrifican. El esplendor paisajístico de la Isla, su riqueza artística y cultural, su pujanza económica y comercial, su agricultura y ganadería, admiradas aún bajo la dirigencia de Batista, hoy son apenas un nostálgico recuerdo trastocado por la obligada prostitución de las niñas, la ruina de sus habitantes y la discriminación patente en lugares a los que solo tienen acceso los foráneos. Dolorosamente, debemos reconocer que pueblos hay, capaces de soportar el fanatismo individual que arrasa con las riquezas de su suelo, la inteligencia de sus nacionales y la potencialidad de sus culturas. Quizá a la espera de otra revolución más promisoria.

Opinión NIVELACIÓN ESCALA SALARIAL

Avances de la Mesa de Concertación Los miembros de la Mesa de Concertación para la Nivelación de la Escala Salarial de la Fuerza Pública, en representación de ACORE, Acorpol, y con el aval de varias asociaciones de suboficiales en situación de Retiro, han venido reuniéndose con representantes del Gobierno Nacional, a fin de restaurar, entre otras, la escala salarial y asignaciones básicas de los integrantes del escalafón, partiendo del sueldo de un general. Así mismo, en defensa de la Prima de Actualización, Prima de Actividad, IPC y Bonificación por Compensación, posteriores a la Ley 4a, porque tiene connotaciones, violatorias de los principios establecidos en el régimen especial que ampara a los miembros de las Fuerzas Militares y de Policía. Hay que decir al respecto que muchas de ellas (más de 15.000 con sentencia) están siendo resueltas favorablemente mediante demandas individuales, y otras muchas más, en trámite. Sin embargo, según el mayor Jaime Gómez Aponte, representante de ACORE y Acorpol, después de cuatro meses, con una reunión semanal en la que se han planteado la argumentación jurídica, cálculos matemáticos, recuento histórico de los hechos, análisis de cada una de las leyes y decretos relacionados con el problema, no se ha logrado absolutamente nada. Según el oficial, “No existe voluntad por parte del Gobierno Nacional con representación de los ministerios de Interior y de Justicia, Hacienda y Defensa Nacional en la mesa de concertación y se advierte por acción repetida y manifiesta la exclusión de los derechos que amparan a la Fuerza Pública: se modifica la base de cómputo del sueldo de un General, pasándolo de lo devengado por un miembro del Congreso a un ministro del Despacho Ejecutivo”. Además, dice, se dictan decretos violatorios de las normas consagradas en el régimen especial que las ampara y son los tribunales y el propio Consejo de Estado los que resuelven favorablemente las demandas individuales, condenando a las Cajas de Retiro, al pago con sus propias utilidades de su patrimonio. “Igualmente es notoria la discriminación de la Fuerza Pública respecto a la solución dada a otros servidores del Estado, Congreso, empleados de la Justicia y Magisterio, a un problema idéntico”, sostiene Gómez Aponte. “En mi primera intervención rechacé tal afirmación por ser contraria a la verdad que se desprende de la comparación de los porcentajes de la escala tradicional y la que se está aplicando en la actualidad, partiendo del sueldo básico de un general, su relación con los cuatro primeros grados del escalafón y las diferencias en los grados de Teniente Coronel hacia abajo. Advertí sobre el peligro que significa romper el ordenamiento jerárquico establecido que relaciona el mando y la obediencia indispensable para el cumplimiento de la misión encomendada y que afectaría no solamente a la Institución, sino a todo el ordenamiento nacional”. Ante esta situación, los miembros de la Reserva de las Fuerzas Militares y de Policía, esperan que el Presidente Álvaro Uribe, como máxima autoridad y Jefe supremo de la Fuerza Pública única persona con autoridad y conocimiento, convoque a la Reserva con el fin de darle solución a éste problema que completa 28 años.


Opinión

Una inaceptable

21

e injusta persecución

Coronel JOSÉ FORERO FLORIÁN El autor de los comentarios que a continuación se hacen, es un viejo soldado de la República, quien se alegra o se entristece por lo que se haga o se diga a favor o en contra de la más grande y respetable de nuestras instituciones legitimas como son nuestras Fuerzas Militares y especialmente de nuestro glorioso Ejercito Nacional, tan injustamente atacado en los últimos días y por lo cual me permito hacer las siguientes precisiones: 1. Desde siempre los colombianos sabemos que sus legitimas instituciones permanecen incólumes, sus gobiernos se mantienen estables y la sociedad se siente protegida y sin mayores zozobras, gracias al insomne y estricto cumplimiento de la misión constitucional encomendada a sus Fuerzas Militares y de Policía, las que de día y de noche se inmolan en el altar sacrosanto de la Patria para garantizar y velar por la seguridad de la vida, honra y bienes de todos sus conciudadanos sin distingos de ninguna naturaleza. 2. Nuestras Fuerzas Militares están integradas por hombres y mujeres de selección, con una profunda vocación de servicio a los demás, de una contextura moral y ética que se fundamenta en las más excelsas virtudes y sentimientos, como son, entre otros, el honor, el amor a la Patria, el sacrificio y la abnegación que las hacen dignas del aprecio, del respaldo y de la admiración de quienes se sienten protegidos por su abnegado accionar en cumplimiento de su deber constitucional. 3. Las ligeras y desafortunadas declaraciones y sindicaciones hechas por el Jefe del Estado, Álvaro Uribe Vélez, aquella lúgubre mañana del 30 de octubre pasado ante la opinión pública nacional e internacional contra 27 oficiales y suboficiales del Ejército Nacional, hasta esa fecha reconocidos y abnegados servidores de la Patria, con excelentes antecedentes personales y profesionales con intachables hojas de vida y en los últimos tiempos, es decir en el Gobierno actual, coautores de la tan aplaudida y reconocida Seguridad Democrática, que le ha valido al Presidente una altísima popularidad y prestigio, pero que desde ese desafortunado momento de sus vidas fueron lanzados a las tinieblas exteriores y sindicados de traición a la Patria, autores de crímenes

de lesa humanidad en alianza y contubernios inconfesables con las bandas de guerrilleros y criminales colocándolos de esa manera en la picota pública para escarnio y repudio de propios y extraños. 4. Lo anterior ha dado pie para que los verdaderos enemigos del gobierno y la democracia, llámense grupos subversivos, organizaciones no gubernamentales de izquierda, partidos de oposición y hasta medios de comunicación, cual idiotas útiles, han hecho causa común y se han ido lanza en ristre para acabar con la honra, dignidad y bien ganado prestigio de tan abnegados servidores del Estado de Derecho sin haber sido oídos y vencidos en juicio como lo determina la norma constitucional. 5. Hoy los soldados de Colombia, hombres de honor y de principios, están siendo atacados y ofendidos en lo más profundo de su ser espiritual, como son su moral y su incuestionable entusiasmo en el cumplimiento de su misión. ¿Qué hacer entonces para detener tan injustos y demoledores ataques del enemigo que quiere echar por tierra el gran monumento del legado histórico, del heroísmo, de las glorias de nuestros hombres en armas y de su entrega total al servicio de los Colombianos? Ante este panorama sombrío y preocupante para el Gobierno y sus legítimas instituciones especialmente para el estamento Militar, es recomendable, en primer lugar, que sus integrantes, tanto en actividad como en la Reserva, hiciéramos causa común, apoyáramos y rodeáramos moral y económicamente a quienes han caído en desagracia y están en el ojo del huracán. En segundo lugar, aceptar el reto planteado por el enemigo para que en franca lid, sin esguinces, sin componendas ni tapujos se haga claridad meridiana respecto de la participación de oficiales, suboficiales y soldados sindicados en crímenes y violaciones de los Derechos Humanos conocidos hoy como falsos positivos. Para ello, el gobierno debe nombrar una Comisión de la Verdad del más alto nivel, integrada

por hombres y mujeres, militares y civiles, de probadas y reconocidas calidades y cualidades humanas, científicas e investigativas, que conozcan a fondo el modus operandi de las Fuerzas Militares y sean ellos los que después de un sopesado y riguroso examen y análisis de las pruebas documentales y testimoniales allegadas a los procesos, hagan brillar la justicia y se condene a los responsables o se absuelva a los inocentes. Teniendo en cuenta lo anterior se me ocurre preguntar a la inmensa mayoría de los compatriotas amigos del orden, de la paz y del progreso de los colombianos: ¿Qué buscan los enemigos del gobierno y de sus legitimas Instituciones con tan inconsultas y criminales acusaciones a los miembros de la Fuerza Pública? ¿Será que los enemigos de la Fuerza Pública quieren que sus gobernantes y la sociedad les quiten todo su apoyo y respaldo para que el país quede en manos de fuerzas oscuras, anarquistas y revolucionarias? No de otra manera se explica la feroz e injusta persecución a quienes desde siempre han sido garantes y soportes inamovibles de la institucionalidad colombiana.

Hoy los soldados de Colombia, hombres de honor y de principios, están siendo atacados y ofendidos en lo más profundo de su ser espiritual, como son su moral y su incuestionable entusiasmo en el cumplimiento de su misión.


22

Opinión

CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO -CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO - CORREO

Un Llamado a la Indignación

“Hoy en la tarde recibí una llamada que deja ver en toda su crudeza las consecuencias de la guerra jurídica y de cómo ella nos ha envenenado, nos ha trasformado, ha corroído y puesto falsas creencias en nuestros corazones, como nos ha derrotado y sometido, como asesino la fe y la esperanza. Hoy varios oficiales, desde la cárcel de La Picota, me llamaron para decirme “mi coronel no más”, le agradecemos infinitamente su lucha por nosotros, pero por favor no insista, no permita que nos humillen mas, no nos venda ilusiones que por la ceguera, los intereses políticos que asustan y acobardan, no se cumplirán, no mas la ilusión de que la ley y sus garantías para los militares se vayan a dar, porque nuestros iguales no nos van a dejar llegar a las cárceles militares, pues un escándalo de la prensa, de las ONG, no lo pueden enfrentar, somos la cuota a pagar para tratar de satisfacer, como en los sacrificios paganos a un Dios cruel que jamás se saciará, pues ellos nuestros iguales piensan que así mantendrán apaciguado ese dragón y no los alcanzará.

Un asesor estableció que en el Artículo 27 de la Ley 65 debía condicionarse a nueve puntos, ideados por el arbitrio de su moral particular; las garantías constitucionales y de ley del fuero militar carcelario, quedaron a sus expensas a sus taras y odios y por extraño e irreal que parezca, van a ser norma y con ella van a seleccionar quienes se quedan y quienes pueden ser llevados a cárceles militares. Ellos, nuestros pares, van a someternos a otro juicio mas, como si el fatal olvido de años, su desidia institucional y su apatía no hubiese sido suficiente, para que la justicia parcial nos sometiera y colocara donde nos tiene.

Me dijeron con infinita frustración, que querían quedarse en La Picota, que no resistirán la desilusión humillante de ser rechazados por sus compañeros de armas que quieren convertir la garantía constitucional y legal que los protegía al convertirse en soldados, de una cárcel militar, en una prebenda, en un premio, con el cual dirán cumplimos, no los hemos olvidado y estamos protegiendo la Institución. Ellos entendieron lo que yo no quiero entender, que las conveniencias están por encima de las garantías constitucionales, de la ley y de algo mucho más sagrado el “Juramento de Honor” aquel que parecía sagrado para los Hombres de Honor “no abandonar a vuestros jefes, superiores y compañeros en acción de guerra, ni en ninguna otra ocasión”. Hoy aunque me lo han dicho varias personas no quiero pensar que eso es así, no quiero pensar que somos de esa calaña que vende sus principios, no quiero pensar que han acabado con el carácter, con la honradez profesional, con eso que no soy capaz de definir, pero lleva al soldado a morir por sus compañeros, subalternos, por su país, aquel sentimiento que no nos deja dejar a nuestros heridos o muertos abandonados en el campo de combate, y que al parecer no nos incomoda para dejar a los heridos y caídos en la guerra jurídica”. Coronel Víctor Hugo Matamoros R, Desde el Centro de Reclusión Militar (CRM)

Adiós al compañero: TC Hernán Rodríguez (q.e.p.d.) Coronel HÉCTOR CORREDOR CUERVO

La muerte, aunque es una realidad aprendida desde niño, no deja de suscitar muchas reflexiones, de conmover, y en algunas ocasiones, revive o deja en nuestra memoria huellas que no se borran nunca. Cuando ella aparece en los predios de la familia, su presencia adquiere unas dimensiones insospechables de dolor, de desconsuelo y llanto. Cuando hace presencia en la vida de quien fue nuestro compañero y amigo desde hace más de cincuenta años, nos sumerge en la tristeza y en las recordaciones que vienen a nuestra memoria cual cascada de río caudaloso que impide sintetizar en pocas palabras una vida adornada de virtudes, de patriotismo, de honor, de lealtad, de valor, de sacrificio, de honestidad y de abnegación. Hace algún tiempo, un grupo de 225 estudiantes seleccionados de diferentes colegios del país llevados por un idealismo puro, ingresamos a la Escuela Militar de Cadetes para servir a la Patria, cuando la sangre de colombianos corría en los campos como consecuencia de una guerra política, fratricida y absurda. Allí, en la Guardia de la Escuela, se encontraban nueve cadetes que ayudaban a organizar nuestro ingreso, los cuales habían entrado con anterioridad y que luego nos enseñarían a usar el uniforme y las primeras palabras del léxico militar como integrantes de la compañía ‘Juanita Escobar’. Dentro de estos jóvenes cadetes estaba un niño uniformado llamado Hernán Rodríguez Ramírez, quién sobresalía de los demás por su interés por el servicio, por su disciplina y por su ejemplo.

En el transcurso del tiempo como alumno de la Escuela, Hernán, el más joven del Curso, se distinguió por su afición al estudio, figurando siempre entre los primeros puestos. Al egresar como oficial de Infantería el 4 de diciembre de 1958, ocupó un puesto de honor dentro de los 181 oficiales ascendidos a subtenientes del Ejército Nacional. Como oficial sirvió en varias unidades del arma de Infantería y se desempeñó como profesor militar en las áreas de táctica, estrategia e inteligencia en las diferentes escuelas del Ejército y de la Policía Nacional. Fue condecorado en muchas oportunidades y escogido para adelantar los cursos de Lanceros, Paracaidista, Inteligencia y Fuerzas Especiales en Colombia y los cursos de Policía Militar en la Zona del Canal de Panamá y de Infantería Avanzada en Fort Bening, Georgia, (EEUU). En 1979 se retiró del Ejército para terminar sus estudios de economía en la Universidad Javeriana y para dedicarse a múltiples actividades, de las cuales sólo quiero citar la más importante al desempeñarse como asesor en temas de seguridad y participación ciudadana del doctor Luis Carlos Galán Sarmiento, con quien adelantó un proyecto que se puso a prueba en diferentes municipios de Cundinamarca, con excelentes resultados. Llevado por su inquietud empresarial y por su gran capacidad de organización, fundó en 1999 con sus hijos, la Distribuidora Mayorista de Combustible Green Oíl

de Colombia, la cual llevó hasta la creación de estaciones de servicio con marca propia. A finales de 2005, en plena capacidad de trabajo, fue sorprendido por una penosa enfermedad que le causó la muerte el 23 de enero de 2009, día que Dios quiso llevarlo a formar parte de su legión de honor en el Cielo.El día de su sepelio el 24 de enero pasado, nos reunimos en la Capilla del Cantón Norte: superiores, compañeros del Curso Teniente Ariel Cortés Correa, amigos, subalternos y familiares de Hernán, para decirle “hasta luego” a ese esposo y padre ejemplar, al militar sin tacha, al empresario exitoso, al ciudadano dispuesto a servir siempre a los intereses colectivos de una sociedad y sobre todo, al amigo y compañero sincero que nos acompañó por 54 años a lo largo de este camino de la vida, sin hacer alarde de su acción y distante de propósitos de beneficio personal como siempre lo demostró en sus acciones cotidianas. En esa triste ceremonia expresé condolido: “Hernán: Tu vida fue útil, meritoria y fecunda en el propósito que le trazaste. Colombia…, a la cual serviste con abnegación, ha perdido con tu partida a un excelente oficial, a un gran ciudadano, a un padre de familia ejemplar y a un amigo excepcional. Nos dejas tu recuerdo de hombre respetuoso y preocupado por la suerte y los éxitos de quienes estaban a tu lado como amigos, de tu equilibrio en los juicios y la prudencia en tus palabras. Tu voz seguirá sonando como una campana en nuestro Sigue página 23


Opinión

Por fin Reserva Activa

Mayor General JAIRO DUVÁN PINEDA NIÑO

Wayne W. Dyer en ‘La sabiduría de todos los tiempos’, dice: “Con frecuencia pasamos largas horas conversando, expresando nuestro enfado por cosas que nos sublevan e intercambiando insultos y ejemplos de lo que nos resulta tan exasperante. El cambio deseado no se realiza a pesar que la comunicación es la clave para las relaciones satisfactorias: no obstante, con frecuencia parece que cuantas más palabras se intercambian, menos logramos”. Es lo que hacemos cuando nos reunimos en los clubes y agremiaciones, hablar y hablar: las palabras, aunque importantes, corren el riesgo de ser olvidadas si no van acompañadas de hechos. “Se debería hablar menos y debería haber más acción de tu parte”, sentencia la Madre Teresa. Reflexión clara que podría ser tenida en cuenta por los miembros de ACORE, el Cuerpo de Generales y Almirantes y demás asociaciones que representan a los hombres en armas que desde el pasado traen a su memoria los momentos de gloria, las anécdotas y las nostalgias que dejara las huellas del servicio activo. Los mal llamados ‘retirados’ lloran internamente y ni siquiera lágrimas se les ve, porque les falta causa para vivir: la acción, el movimiento. A través de los artículos: ‘Reserva Activa o en uso de buen retiro’ y ‘Si no nos unimos nos van a colgar por separado’, que escribí en 2007 y 2008, publicados en este Periódico; se comenzó una compaña para abandonar la palabra de ‘Retirado’ y, peor aún, el de ‘Uso de Buen Retiro’, por ser discriminatorio para los militares. Esta campaña ha dado sus frutos, en la Asamblea de ACORE fue aprobado el uso de la ‘Reserva Activa’ en reemplazo de ‘Retirado’. El Comando General se encuentra en el proyecto de reglamentar la Reserva Activa, en las ceremonias militares se saluda a los oficiales y suboficiales de la Reserva Activa, en nuestro Periódico ACORE, se titula “Divulgación del pensamiento de la Reserva Activa de Oficiales de las Fuerzas Militares de Colombia”, los altos mandos militares y el Presidente de la República en sus últimos discursos hace referencia a ello. Los más entusiasmados con el cambio de ‘Retirado’ a Reserva Activa son los de servicio activo, porque saben que cuando dejen el uniforme, su carrera no terminará porque seguirán siendo activos, dinámicos y no llevarán el lastre de ‘Retirado’ que nos ha tocado vivir. Sin embargo, las otras asociaciones no se han dado cuenta de la importancia de abandonar la nefasta palabra de ‘Retirado’; que bueno que habláramos, por ejemplo: de la Caja de Sueldos de la Reserva Activa. Un cambio de estatutos y si se requiere cambio de ley para una nueva denominación, bien vale la pena. Debemos unirnos como gremios activos y operantes. La acción se diferencia del retiro, con razón se dice que “lo que haces habla tan alto, que no me deja oír lo que dices”, por ello, Thomas Edison decía que “la genialidad, es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de sudor”. Se debe aprovechar el momento y ACORE tiene la oportunidad. Son muchos los inconvenientes que circundan el ambiente de la agremiación, como el manejo político de los ‘falsos positivos’, el liderazgo dividido que afecta al estamento armado, la desmoralización que carcome el espíritu de los combatientes, los derechos adquiridos en peligro, la Corte Penal Internacional, la pérdida del sentido institucional, entre otros. Estamos progresando pero se debe actuar, hablar menos y apoyar para que ACORE no pierda el momento para actuar ante los problemas nacionales. Adiós a los mal llamados ‘Retirados’, bienvenidos los de la ‘Reserva Activa’, que están en acción y pueden formar un verdadero grupo de presión en ACORE para proteger los derechos adquiridos y defender a los del servicio activo que están desprotegidos por el Estado que defendieron y así los vemos tristemente abatidos, marchando como víctimas a las cárceles después de haber sido aplaudidos en el campo de combate. Definitivamente, “por no unirnos, nos están colgando por separado”. Que Dios nos proteja Viene página 22

pensamiento para alertarnos de peligros; tus ideales serán siendo nuestra guía para seguir trabajando por la patria hasta verla, como soñabas, en paz y unida; tus enseñanzas nos servirán como brújula para mostrarnos el camino recto con fe en lo que hacemos sin temor al fracaso; tu ejemplo como militar abnegado y como empresario visionario nos servirá para no desfallecer hasta el último instante de nuestras vidas; tu devoción será nuestro espejo para proseguir los senderos de justicia y de amor al prójimo.

‘Evocaciones’

23

Homenaje de la Universidad Militar Nueva Granada al coronel de Artillería Gustavo Rosales Ariza

L

a Universidad Militar Nueva Granada, bajo la dirección del brigadier general Carlos Leongómez Mateus, editó y presentó a mediados de enero el libro ‘Evocaciones’, con el cual rinde merecido homenaje de exaltación de la vida y obra del coronel de Artillería Gustavo Rosales Ariza, director del Instituto de Estudios Geoestratégicos y Asuntos Políticos (IEGAP) de ese centro docente. Se trata de una compilación de los más destacados escritos del ilustre oficial, que incluye discursos, editoriales, escritos de prensa, elegías y exaltaciones, algunas de las cuales datan de 1968, cuando Rosales Ariza se desempeñaba como capitán en la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdova. En cada uno de los textos, la mayoría de ellos cortos, pero contundentes, el lector puede trasladarse sin dificultad al momento histórico y palpar -gracias a la pluma clara y exquisita del coronel Rosales- las vivencias, dificultades, preocupaciones, tristezas e inquietudes que alimentaban en determinado momento el espíritu y el alma de un oficial que a lo largo de su vida ha puesto por encima de todo y de todos, su amor a la Patria, a su Ejército y a su familia. Así lo confirma en el texto de presentación del libro el rector de la Universidad, brigadier general Leongómez, cuando señala que algunas de las razones para la edición de ‘Evocaciones’, fueron precisamente, entre otras, “el amor del autor por su Patria que se evidencia en sus expresiones, los mensajes de enseñanza que aspira a dar y su devoción por el Ejército”. “Al presentar esta obra, la Universidad Militar Nueva Granada desea expresar al coronel Gustavo Rosales Ariza, un reconocimiento a su labor de catedrático, historiador, investigador y su aporte a la elevación del espíritu y, esencialmente, su culto a la amistad el cual debe ser estimulado en las nuevas generaciones”, destaca además el Rector. Por su parte, en la Introducción del libro, el autor de la publicación, recuerda que “se trata de una selección de discursos de orden, elegías, presentaciones, posicionamientos, remembranzas históricas y otras expresiones que brotaron más del corazón que de mi mente, pero en todas ellas el mensaje de amor a Colombia, que es el mayor legado que puedo ofrecer a los míos y a quienes, con su amistad, han enaltecido mi vida”.

A Marlen, su esposa, a Hernán, María Cristina, Juan Pablo y María Fernando, sus hijos, y a tus nietos, les digo que sé que es cruel perder la sombra de un esposo, de un padre, de un abuelo maravilloso, pero también sé lo orgullosos que se deben sentir por haber seguido con resignación tu penosa y silenciosa enfermedad, por haberte dado amor y felicidad hasta el último segundo y por ser herederos de la historia de un hombre que caminó hasta el último día de su vida sirviendo a los demás y dando ejemplo.

Hernán: hoy nos queda un gran vacío en las filas de nuestro Curso Ariel Cortes Correa con un sentimiento de dolor intenso. Cada abrazo que nos diste quedará para siempre en nuestros cuerpos, cada gesto que hiciste ya está grabado en nuestra retina, y tu mirada quedará para siempre en nuestros corazones. Vete hermano, tranquilo, que nosotros te dejamos ir donde siempre preferías estar: en el silencio a conversar con Dios.


24

De los Medios

Seguridad y Paz en 2009 Mayor General EDUARDO HERRERA BERBEL*

Más que pretender hacer un balance de seguridad y paz en 2008, tan frecuentes en esta época, como otros llenos de estadísticas, criticas y predicciones, se puede señalar sin demasiadas elucubraciones estratégicas, que el Estado está ganando la guerra contra los violentos, que 2008 fue el peor año de las Farc y que las Fuerzas Armadas tuvieron el mejor año en su lucha contra la agresión terrorista. Podríamos hablar mucho sobre el fin del fin de la pesadilla terrorista, suponiendo victorias anticipadas, colapsos e implosiones de proyectos revolucionarios que no son la razón de este texto. Es más pertinente mirar ciertas acciones de Gobierno, retos de seguridad y paz para 2009.

La reciente aprobación de la ley de inteligencia, abre oportunidades para fortalecer la comunidad de inteligencia conjunta en 2009, priorizar una estrategia de fronteras para neutralizar áreas de retaguardia estratégicas de grupos armados ilegales y desarrollar una campaña de presión internacional, por la presencia de dirigentes de las Farc y el Eln en territorio de países vecinos. En suma, queda por concretar, si las Farc asimilaron la acción sostenida de la Seguridad Democrática; si cuentan con los suficientes arrestos y capacidad crítica para cumplir el Plan Renacer Revolucionario de Masas formulado por ‘Cano’. Por su parte, si las Fuerzas Armadas continuarán con un rendimiento operacional igual o superior al del año pasado, para causar la suficiente afectación estratégica a las Farc y el Eln, y obligarlos a negociar una salida política al conflicto. Nadie puede aventurar algo al respecto y a corto plazo, no se visualiza un proceso de este tipo.

Para iniciar, algunas reflexiones: ¿son las Farc, el origen de todos los males de violencia que aquejan al país? De ser así, ¿su derrota es el fin de los mismos? ¿No será que con esta premisa se ha creado un simbolismo incorrecto en El año 2009 será testigo de un nuevo pulso poun discurso excluyente que ha distorsionado la lítico de llegar a materializarse la liberación unirealidad, y al mismo tiempo entorpecido la solución integral a la problemática de seguridad que lateral, por parte de las Farc, de seis secuestrados. La paz no se avizora en el horizonte próximo de aqueja a los colombianos? la reconciliación nacional. La recomposición y Si bien, 2009 pinta como un año de gran pug- correlación de fuerzas de los actores violentos nacidad y definiciones políticas, referendo, acto frente al Estado seguirán a la orden del día. El legislativo, reelección, protesta social y una acti- Gobierno se mostrará comprometido para lograr va dinámica preelectoral, también demanda va- la derrota del terrorismo, sin espacio para apaciriadas acciones como: solucionar el limbo jurídi- guamiento, ventaja militar o concesión política co de más de 19.000 antiguos integrantes de las alguna a los actores antidemocráticos. autodefensas, y avanzar hacia su reintegración Por otra parte, en el frente externo, el Gobierarmónica y productiva en la sociedad. no nacional deberá proponer y consensuar un En el marco de la seguridad, 2009 se convierte nuevo modelo de cooperación bilateral con la en un imperativo para comprender el nuevo es- administración del presidente Obama, acerca de cenario multicriminal que se está configurando la extensión del Plan Colombia y la corresponcon la aparición de numerosas bandas crimina- sabilidad y replanteamiento en la lucha contra el les, y de nuevas alianzas y modalidades delic- narcotráfico y el terrorismo. tivas. Es oportuno preguntar entonces, ¿el conComo se puede ver, en 2009 nos esperan granflicto armado colombiano requiere de una nueva caracterización que permita formular un tercer des retos en seguridad y paz. período de la seguridad democrática con nuevas * El Colombiano. estrategias para contrarrestar estas mutaciones y Medellín, 19 de enero de 2009 nuevas expresiones de delincuencia organizada, como una posible transición hacia el posconflicto?

A PROPÓSITO DE COMPAÑEROS CAÍDOS EN DESGRACIA

La unión hace la FUERZA Hace algunos años, en las olimpíadas para personas con discapacidad de Seattle, también llamadas Olimpíadas Especiales, nueve participantes, todos con deficiencia mental, se alinearon para la salida de la carrera de los cien metros planos. A la señal, todos partieron con deseos de dar lo mejor de sí, terminar la carrera y ganar el premio. Todos, excepto un muchacho, que tropezó en el piso, cayó y rodando comenzó a llorar… Los otros ocho escucharon el llanto, disminuyeron el paso y miraron hacia atrás. Vieron al muchacho en el suelo, se detuvieron y regresaron todos, !Todos! Una de las muchachas, con síndrome de Down, se arrodilló, le dio un beso y dijo: “Listo, ahora vas a ganar”… Entonces, los nueve competidores entrelazaron sus brazos y caminaron juntos hasta la línea de llegada. El estadio entero se puso de pie y en ese momento no había un solo par de ojos secos, los aplausos duraron largos minutos. Las personas que estaban allí, repiten y repiten esa historia hoy. ¿Por qué? Porque en el fondo, todos sabemos que lo que importa en esta vida, más que ganar, es ayudar a los demás para vencer, aunque ello signifique disminuir el paso y cambiar el rumbo. Porque el verdadero sentido de esta vida es que… TODOS UNIDOS GANAMOS, no cada uno de nosotros en forma individual. Ojalá que también seamos capaces de disminuir el paso o cambiar el rumbo, para ayudar a alguien que en cierto momento de su vida tropezó, o a inocentes injustamente acusados, o a compañeros incursos en investigaciones, quienes necesitan de ayuda para continuar, y sobre todo que este no sea un proyecto individual, sino colectivo, entre todos seguro que podemos.


25

De los Medios

El Ejército,

¿Cuándo no? General ÁLVARO VALENCIA TOVAR*

“¿Por qué será ese rencor, esa rabia de muchos señores del Congreso, otros tribunales y de los paisanos de alto rango contra los jefes del Ejército más obediente y de más disciplina que se ha visto jamás?”. La frase amarga no la pronuncia un general de hoy, ni un oficial de alto rango de nuestra Colombia contemporánea sometido a los vejámenes, la acusación precipitada, la avidez publicitaria de funcionarios del Ejecutivo, los organismos de control, jueces en plan de nombradía o columnistas de prensa. La escribió hace 183 años el héroe de Pichincha y Ayacucho, José María Córdova, con cargas heroicas a la cabeza de sus hombres, en carta a José Manuel Restrepo, enviada desde Bolivia en 1825, cuando se le llamó a juicio por supuestos abusos de autoridad contra subalternos indisciplinados. La historia se repite en nuestra época, en medio del sangriento conflicto armado de más de medio siglo, que ha causado profundo deterioro a la moral pública y a los propios estamentos gobernantes invadidos por la corrupción rampante, destruida la ética ciudadana, con el honor convertido en antigualla poco menos que risible. Víctimas de una guerra política en la que nadie cree, se presta más credibilidad al bandido, al perdulario, al criminal de todos los matices que al militar que cumple años de servicio en defensa de la legitimidad y de la ley. La generalización entra a funcionar ante cualquier falla o hecho delictuoso, aun antes de que la investigación, no siempre imparcial ni justa, haya producido la evidencia en torno al hecho. Así se destruyen carreras meritorias, se lesionan prestigios, se mancilla el honor donde, precisamente, ese mandato de la propia conciencia, recta e irreprochable, es la esencia suprema del servicio a un ideal. Por ese hecho, real, exagerado o inexistente, se mide la institución militar en su conjunto. El Ejército conquista en años de esfuerzos intensos, de entrega total, de indescriptibles sacrificios que incluyen una operación de reconocimiento universal en la que no se vierte una gota de sangre ni se sacrifica una vida. Pero basta el acto criminal de unos pocos para que todo aquello se olvide

y el descrédito cubra a la institución. Escritores públicos llegan a afirmar que el Ejército se ha convertido en pandilla de delincuentes y asesinos. Un columnista de El País, de Cali, afirma que en la Operación Jaque el Ejército liberó a un grupo de secuestrados pero perdió el honor, porque un integrante del cuerpo de rescate exhibió un distintivo de la Cruz Roja Internacional en el acto de liberación. De ninguna manera se pretende que éxitos resonantes amparen la comisión de delitos de cualquier clase, mucho menos si revisten características atroces contrarias al Derecho Internacional Humanitario o a lo que antes llamábamos Derecho de Gentes. Pero sí demandamos aplicación del debido proceso dispuesto por ese mismo Derecho y por la Constitución hasta para los más despreciables delincuentes. Con las mismas razones, aspiramos a que no haya precipitud ni ligereza de gobernantes impetuosos, que se apresuran a incriminar y destituir ante informaciones no confirmadas ni debidamente investigadas. La destitución hecha a la ligera causará daño irreparable sin rectificación ni reversa. Así hemos perdido a generales y oficiales de alta graduación que costó años formar, curtidos en el combate irregular empleado por los que se dicen guerrilleros, para quienes algún día habrá amnistías e indultos, al paso que se perseguirá implacablemente a oficiales del Ejército que fueron héroes y que ven a sus enemigos en posiciones otorgadas por el Estado que pretendieron destruir. Si las heridas provienen de personajes del Estado que se defiende, el golpe ofende y desmoraliza en el propio corazón institucional. Expresiones de excusa ante instancias internacionales no deberían reforzarse con adjetivos hirientes contra el Ejército, que ha hecho posible el éxito de la política de Seguridad Democrática. Culpar a 250.000 hombres por lo que haga un puñado de criminales, no solo resulta injusto y ofensivo, sino altamente desmoralizador. * Tomado de El Tiempo, 18 de diciembre de 2008

Especialización en Derecho Administrativo Como fruto del convenio entre ACORE y la Universidad Militar Nueva Granada, un grupo de oficiales de las Fuerzas Militares y Policía Nacional, recibieron el diploma que los acredita como Especialistas en Derecho Administrativo. El Brigadier General Rodrigo Quiñones Cárdenas en el momento de recibir el diploma. Los actos contaron con la presencia de las autoridades académicas de la Universidad Militar quienes se hicieron presentes en la Sede Nacional de ACORE, entre otros asistieron: Jaime Duque Casas, vicerrector Académico; Jean Carlo Mejía, decano de Derecho; general José Arturo Camelo Piñeros, director Posgrados facultad de Derecho; y el coronel Ariel Masso de La Pava, coordinador del Programa de Derecho Administrativo; en representación de ACORE, el mayor general Jaime Neira García, miembro de la Junta Directiva.


26

Correo

CRUCIACORE 1

2

3

4

5

6

7

8

9

1

Verticales 1. Jefe de rebeldes. 2. Med., sífilis. (Virginio…), escultor chileno (1855-1941). 3. Padre de los aditas. Antiguamente, ratón Nota musical. 4. Imprescindible. 5. Símbolo químico del astato. Entrega.

2 3 4 5 6 7 8

6. Insustancialidad, trivialidad. 7. Preposición Manojo de mies cortada y dispuesta en el suelo para hacer gavillas. Nombre de letra. 8. Sabor que se da a los alimentos. Embriaguez, borrachera. 9. Asolamiento.

9

Solución al anterior

Horizontales 1. Tipo de agrupación social familiar. Vaso alejandrino. 2. Departamento de Francia. Nombre científico del pato. 3. Voz del carnero y de la oveja. Nombre de dos constelaciones. Bóvido estéril. 4. Alcohol metílico. 5. (Salomón…), ingeniero francés del siglo XVI.

Asteroide número 468. 6. Despide un cuerpo radiaciones luminosas. 7. Medida de longitud china. Símbolo del radiante. Letra griega. 8. Ciudad del Italia, en Toscana. Profeta hebreo. 9. Adorno, compostura. Cabeza del cabildo, después del prelado.

AJEDREZ

8 7 6 5 4 3 2 1

Solución problema: No. 67 (Edición octubre 2008 “483”) 1). Cf2 (amenaza: 2 D xe4 ++ Si: 1)…Re6 2).Dxf5++ 1)…Rc4 2).Dxd3++ 1)…De5 2).Df7++ 1)…Td4 2).Db3 ++

1 2 3 4 5 6 7 8 9

1 2 C S A T C O I R A C B E L E I

A B C D E F G H

3170

3 O L E R

4 A I N A S

5 6 P ME A Z N I C A E R S U G U A R O C R A E

7 8 9 A S A N B A D O L A R T U R A J E R A A R L E

ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA ¡INVITACIÓN A PARTICIPAR!

SÁBADO 28

DE MARZO DE 2009

CLUB MILITAR DE OFICIALES 08:00 HORAS SECCIONALES, TRAMITEN DEBIDAMENTE LOS PODERES


27


28


EDICIÓN 485 FEB. 2009