Page 1

Nivel 2 | Año 6 | Número 4


“Un pequeño paso para el hombre...

© NASA

El 20 de julio de 1969, después de un viaje de cuatro días a bordo de una nave espacial lanzada desde la Tierra por el cohete Saturno V, los astronautas estadounidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin imprimieron sus huellas en el suelo lunar y pasaron dos horas caminando por allí, hasta reencontrarse con su compañero Michael Collins, quien se había quedado en el módulo de comando Columbia, orbitando el satélite, a la espera de los dos. Fue una aventura tan osada y peligrosa, que hasta hoy hay quienes dudan de que la NASA realmente haya llevado y traído a los tres. Como en este año se celebran los 51 años del primer alunizaje (sí, ese es el nombre del aterrizaje en la Luna), nos pareció una buena idea dedicar esta edición para recordar el hecho y sacarnos algunas dudas.

stock), archivo personal de Michelson Borges Historia de la Vida 51 años del aterrizaje en la Luna Michelson Borges Título del original: História da vida. 50 anos po pouso na lua. Casa Publicadora Brasileira, Tatuí, San Pablo, Brasil, 2019. Dirección: Stella M. Romero Traducción: Gisell Erfurth de Juez Diseño del interior: Bruna Ribeiro Diseño de tapa: Cristiano Vieira Ilustración del interior: Michelson Borges Ilustración de tapa: NASA Fotografía: NASA, scruggelgreen (Adobe

Libro de edición argentina IMPRESO EN LA ARGENTINA - Printed in Argentina Primera edición MMXIX – 38,5M Es propiedad. © 2019, Casa Publicadora Brasileira. © 2019, ACES. Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723. ISBN 978-987-701-938-4 (Obra completa) ISBN 978-987-798-017-2 (Fascículo 4)

Borges, Michelson Historia de la Vida : 51 años de aterrizaje en la Luna / Michelson Borges. – 1ª ed. – Florida : Asociación Casa Editora Sudamericana, 2019. v. 4, 8 p. ; 21 x 14 cm. Traducción de: Gisell Erfurth de Juez. ISBN 978-987-798-017-2 1. Historia Universal. 2. Educación. I. Erfurth de Juez, Gisell, trad. II. Título. CDD 909

Se terminó de imprimir el 30 de octubre de 2019 en talleres propios (Gral. José de San Martín 4555, B1604CDG Florida Oeste, Buenos Aires). Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación (texto, imágenes y diseño), su manipulación informática y transmisión ya sea electrónica, mecánica, por fotocopia u otros medios, sin permiso previo del editor. -111234-


e te,

un gran salto para la humanidad”.

© Archivo personal de Michelson Borges.

Los tres astronautas despegaron del centro de lanzamientos de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA), en Cabo Cañaveral, Florida (EE. UU.), el 16 de julio de 1969, y viajaron 383 mil kilómetros hasta llegar a su destino. La ingeniería por detrás de la aventura fue muy compleja. La nave tenía tres partes: un módulo de comando con una cabina para tres hombres (la única parte que regresó a la Tierra), un módulo de servicio y un módulo lunar (“Eagle”) con dos etapas: uno de bajada y uno de subida. El de bajada fue dejado en la Luna. Armstrong, Aldrin y Collins posaron en el Océano Pacífico el 24 de julio, después de pasar ocho días en el espacio. Todo fue transmitido en vivo por televisión. La misión Apolo 11 puso a los estadounidenses al frente en la “corrida espacial” (los rusos dieron el primer paso al llevar a la órbita de la Tierra al primer ser humano: Yuri Gagarin, el 12 de abril de 1961). Debido al enorme costo para llevar seres humanos a la Luna y a los peligros involucrados en esto, después de algunas misiones más tripuladas, la NASA desistió del proyecto Apolo, lo cual no impidió el envío de sondas a la Luna (lo que fue hecho por otros países también, como China, recientemente).

Cohete Saturno, expuesto en el Kennedy Space Center (NASA), en Cabo Cañaveral, Florida.

a, o

51 años del aterrizaje en la Luna

3


¿Fueron o no fueron?

Con la tecnología de la época sería imposible falsificar las imágenes de la Luna, pero sí había tecnología aeronáutica suficiente para llevar personas al espacio. Si tienes dudas, mira este video que habla de un avión súper tecnológico de los años 1960, el Blackbird.

bit.ly/2IleXtr

4

© Scruggelgreen | Adobe Stock

En pleno siglo 21, hay personas que defienden la idea de que la Tierra sería plana y cubierta por un “domo” sólido (vamos a tratar este asunto en una edición futura). Así, el Sol y la Luna serían mucho menores que nuestro planeta y estarían girando y flotando dentro de la atmósfera (¡sí, esa idea es muy extraña!). Por lo tanto, como el domo representaría una barrera, sería imposible enviar satélites y naves al espacio y, claro, los estadounidenses no habrían pisado la Luna en 1969. Para los terraplanistas, eso fue todo armado. Además, según ellos, la NASA y otras agencias espaciales (como las de Israel, India, Corea del Norte, China y Europa) invierten billones de dólares todos los años solo para mantener a las personas engañadas, pensando que la Tierra es una esfera. Por más que se presenten argumentos bíblicos y científicos clarísimos, hay personas que prefieren creer en videos de YouTube y teorías de la conspiración. A continuación, analizaremos brevemente las objeciones levantadas por los negacionistas de la llegada del hombre a la Luna, y dejaremos ese asunto de la Tierra plana para otra ocasión.

Historia de la Vida - Año 6 - Número 4


¿La bandera flameó? En la filmación, cuando el astronauta coloca el asta de la bandera norteamericana en el suelo lunar, ella “flamea” en un ambiente sin aire y con gravedad seis veces más débil que la de la Tierra. La NASA explicó que el movimiento fue resultado de la fuerza aplicada por el astronauta que puso la bandera. Por no haber fricción, el objeto absorbió la energía del movimiento y la disipó por más tiempo, dando la impresión de que la bandera estaba siendo soplada por el viento (que obviamente no existe allá). Las sombras. En las fotos se pueden observar sombras del módulo lunar, de piedras y de los astronautas señalando a lugares distintos. ¿Cómo fue posible eso, si la única fuente de luz era el Sol? La culpa es del terreno irregular de la Luna, que altera la longitud y dirección de las sombras proyectadas en él. Fotos y filmaciones. Algunos llegan a decir que la NASA recibió una ayudita de los estudios cinematográficos de Hollywood para producir aquellas imágenes, que dicen haber sido hechas en la región desértica de Nevada, un Estado en el oeste de los Estados Unidos, que sería muy similar al suelo lunar presentado en el material divulgado. Está también la cuestión tecnológica. A fines de la década de 1960, las transmisiones vía satélite ya funcionaban, pero no eran tan sofisticadas, por eso hay quienes creen que en la Luna sería prácticamente imposible obtener imágenes tan buenas y casi al mismo tiempo. En verdad, realmente difícil sería manipular las imágenes con la tecnología de la época.

51 años del aterrizaje en la Luna

© NASA

En el artículo “El hombre realmente fue a la Luna”, el físico Diego Galeano hace un análisis interesante de esa discusión. Para él, el argumento más fuerte de que el hombre realmente habría ido a la Luna es la existencia de reflectores dejados allá por los astronautas. Esos equipos reflejan los láseres disparados desde la Tierra. Gracias a eso, se puede determinar con gran precisión la distancia entre la Tierra y la Luna.

5


© NASA

La era de los ómnibus espaciales

La última misión tripulada con aterrizaje en la Luna fue la de Apolo 17, realizada en diciembre de 1972. Vencida la “carrera espacial” y con el fin de la Guerra Fría, el gobierno estadounidense perdió el interés en esas misiones tan caras y arriesgadas. Además, el país lidiaba con las duras consecuencias de la Guerra del Vietnam y con el movimiento por los derechos civiles. Resumiendo, los Estados Unidos estaban pasando por un momento social, económico y político delicado, y muchos cuestionaban inversiones en los carísimos programas espaciales, ya que había necesidades urgentes en otras áreas.

6

Historia de la Vida - Año 6 - Número 4


He aquí que tuvo inicio, entonces, la era de los ómnibus espaciales, que podían llevar personas y equipos al espacio y ser totalmente recuperables porque aterrizaban en la Tierra como aviones. A partir de 1977, la NASA desarrolló seis ómnibus espaciales: Enterprise, Columbia, Challenger, Discovery, Atlantis y Endeavour. Infelizmente, el Challenger y el Columbia explotaron, respectivamente, en 1986 y 2003. Atlantis fue la última nave en ser “jubilada” y voló al espacio por primera vez en 1985. Está en exhibición en el Kennedy Space Center, en Cabo Cañaveral, Florida.

Cabo Cañaveral: Un día en la NASA

© Archivo personal de Michelson Borges.

Digita este enlace en tu navegador para ver un video acerca de la NASA (activa los subtítulos en español):

bit.ly/2YSCs2H

Ómnibus espacial Atlantis, expuesto en el Kennedy Space Center (NASA), en Cabo Cañaveral, Florida.

51 años del aterrizaje en la Luna

7


EL FUTURO DE LA EXPLORACIÓN ESPACIAL Los próximos años podrán representar el entierro definitivo de las teorías de conspiración. Durante este año, 2020, la NASA enviará una cápsula que va a circundar la Luna. En el 2022, será enviada una nave tripulada para orbitar nuestro satélite. Para 2024, el plan es hacer que una pareja de seres humanos pise el suelo lunar. La inversión total podrá llegar a los 40 billones de dólares. El 22 de julio del 2019, India envió su segunda misión a la Luna, la Chandrayaan-2, que exploró el polo sur de la superficie lunar. La intención del país es lanzar una nueva misión con tres astronautas a bordo, durante siete días, en diciembre del 2021. La NASA también informó que permitirá el hospedaje de turistas en la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) por el período de un mes. El precio por noche costará alrededor de los US$ 35 mil. El cambio revierte una prohibición de mucho tiempo contra turistas e intereses privados en el laboratorio de investigación en órbita, y refleja un impulso más amplio para expandir las actividades comerciales en la ISS y en el espacio en general. © NASA

Michelson Borges es periodista, autor de libros creacionistas, especializado en Teología y posgraduado en Biología Molecular.

Michelson Borges ¿Tiene agua? Ajá… ¿tiene una luna del tamaño exacto y a la distancia justa para regular los mares, sin formar tsunamis?

Eeeh... No se sabe.

Eeeh... No se sabe.

¿Tiene un campo magnético para proteger de los vientos solares? ¿Hay ozono para filtrar los rayos UV?

Eeeh... No se sabe.

La velocidad de rotación ¿permite una temperatura global homogénea?

Eeeh... No se sabe.

Pero, ¿no es un segundo planeta Tierra? Bueno... Lo que se sabe hasta ahora, es esto: es sólido, redondo y orbita una estrella.

Para obtener más informaciones y materiales de apoyo, accede a

revistahistoriadelavida.com

Michelson Borges

Isaac, ¡descubrirán un segundo planeta!

Su gravedad ¿permite retener agua sin aplastar las formas de vida? ¿Están los gases en la proporción correcta y hay bacterias en los océanos que proporcionan el ciclo de nitrógeno?

Profile for Editorial ACES

Historia de la Vida - N2V4 2020  

La revista Historia de la Vida es editada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica para tratar temas de creacionismo entre es...

Historia de la Vida - N2V4 2020  

La revista Historia de la Vida es editada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica para tratar temas de creacionismo entre es...

Advertisement