Page 1

EMPRESA Diciembre 2008 / Enero 2009

DESAFIOS AL COMENZAR EL 2009

Editorial La crisis del capitalismo global

Mario Teijeiro

192

La rentabilidad de los valores, una forma de gestion para empresas que perduran

Pascual Rubiani


EMPRESA

Número 192 Diciembre 2008 / Enero 2009

Publicación de ACDE Buenos Aires Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa Afiliada a la Federación ACDE UNIAPAC de Argentina

Director

SUMARIO 5

Editorial Desafíos al comenzar el 2009 (Caminos de esperanza)

6

Reportajes Pascual Rubiani La rentabilidad de los valores, una forma de gestión para empresas que perduran

11

Institucional 7ma. edición del Premio ACDE Enrique Shaw Empresas que incluyen a través del trabajo

25

Economía La crisis del capitalismo global Mario Teijeiro

29

Empresa De Campo: tambo y trabajo Enrique Carlos Behrends

36

Desde Oxford Cena con mesa alzada en un College de la Universidad de Oxford Santiago Mariani

38

Testimonio La paz es posible Celso Enrique Arabetti

48

Desde España Hasta el final del final Miguel Aranguren

50

Sociedad Las protestas callejeras ¿Un derecho cívico o un atentado a la convivencia? Augusto Zampini

57

Sociedad De habitantes a ciudadanos Eduardo Serantes

60

Sociedad Derechos humanos y persona por nacer Carlos O. Franco

64

Institucional Encuentro Anual de Socios de ACDE 2008 Celso Enrique Arabetti

Carlos G. Garaventa

Consejo de Redacción Eduardo Aceiro Celso Enrique Arabetti Pablo Bevilacqua Ana Martiarena Viviana Morandi Héctor Mario Rodríguez

Consejo Editorial Luis M. Bameule Enrique Del Carril Horacio Diez Gabriel Mayor

Editor

Eduardo Otsubo

Asistente de Dirección Patricia D’Agostino

Premio Santa Clara de Asís 2002 Los artículos reflejan el punto de vista del autor y no necesariamente el de ACDE Registro Propiedad Intelectual 632.907 Precio del ejemplar: $12.- (S/envío postal)

Suscripción anual

(seis números, incluye envío postal) Buenos Aires, Interior: $ 80.Países Limítrofes: U$S 60.Resto de América: U$S 70.Europa: U$S 80.Suscripción estudiantes: $ 50.Suscripción donación: $ 200.Bolívar 425 - (C1066AAI) Buenos Aires República Argentina Tel./Fax: (54 11) 4331-0251 E-mail: empresa@acde.org.ar www.acde.org.ar

Tarifa Reducida Concesión Nº 1453 Franqueo Pagado Concesión Nº 1277


Editorial

Desafíos al comenzar el 2009 (Caminos de esperanza) “….el presente, aunque sea un presente fatigoso, se puede vivir y aceptar si lleva hacia una meta, si podemos estar seguros de esta meta y si esta meta es tan grande que justifique el esfuerzo del camino.” (Benedicto XVI, Carta Encíclica Spe Salvi, N. 1)

La esperanza es una virtud cristiana porque nos pide esfuerzos en este mundo con la vista puesta en el Reino prometido por Dios. Pero también es una virtud ciudadana porque nos llama a poner todo nuestro compromiso en un país mejor que satisfaga las exigencias del bien común. No es una virtud estática o contemplativa que se satisface solo con el mero hecho de esperar que Dios venga a ayudarnos sin que pongamos nada de nosotros. “Hombres de Galilea, ¿qué estáis mirando al Cielo?” (Hechos de los Apóstoles, 1,11), le dijeron los ángeles a los discípulos en el momento de la ascensión de Jesús, llamándolos a ponerse en camino para difundir el Reino en esta Tierra. Como nos marca el Papa, no hay esperanza si no existen metas y planes que orienten nuestro esfuerzo, diseñados luego de una visión sobre la realidad actual y los posibles escenarios futuros. Primeramente, debemos observar la realidad para describir lo ocurrido este año en nuestro país y para ubicarnos al finalizar el 2008. Consideramos, entonces, que vale la pena destacar algunos hechos: • En momentos en que la confianza es el bien más valioso en el mundo, en nuestro país, por la acción y omisión de la dirigencia empresaria y política, asistimos a un año de pérdida record de este bien tan escaso. • Esta pérdida de confianza se ha producido, especialmente, porque se ha abandonado la búsqueda de la verdad como eje central del camino hacia el bien común. • Antes que estallara la crisis internacional y por políticas equivocadas hemos desperdiciado una oportunidad histórica para reposicionar a la Argentina y colocarla en mejor situación para superar aquella. Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 3


Editorial

• Nadie duda de que la crisis golpeará fuertemente a nuestro País, pero la dirigencia no atina a alinearse en la búsqueda de las soluciones que ayuden a paliar sus efectos. Nos hemos dejado robar la esperanza de un futuro mejor. Frente a esta realidad, debemos reaccionar y darnos cuenta de que la región, y en particular la Argentina, están en inmejorables condiciones para convertir la crisis en oportunidad de resurgimiento. Así lo entienden, y están trabajando para ello, nuestros países vecinos. La reacción debe necesariamente enmarcarse en la virtud de la esperanza y la firmeza de la conciencia y el accionar para promover el cambio. Esperanza y firmeza no son incompatibles. Debemos buscar metas institucionales que nos permitan encontrar el camino del afianzamiento de la república, único objetivo que permitirá reestablecer la seguridad jurídica como base fundamental del desarrollo económico y social. El calendario político nos muestra un hito que puede cambiar fundamentalmente la institucionalidad: las elecciones legislativas de octubre del 2009. Se trata de la oportunidad en que la ciudadanía, en la mitad del período presidencial, debe juzgar los dos primeros años de gestión llevados adelante por un Gobierno que contó con mayorías propias en cada una de las Cámaras del Congreso. Como ciudadanos tendremos la oportunidad de expresar a través del voto nuestra decisión y juicio de valor sobre la gestión de quienes nos han dirigido y de aquellos que ocuparon bancas en el Congreso. Será nuestra responsabilidad hacerlo con sabiduría y valentía para revertir el deterioro institucional en que hemos caído. Frente a esa realidad, es necesario que la dirigencia política se una detrás de un conjunto de principios y coincidencias mínimas sobre las cuales se construyan consensos de gobernabilidad. Este plan exige que todos los partidos que sostienen el régimen republicano, democrático, representativo y federal se comprometan a cumplir las siguientes metas: • Reforma de la composición del Consejo de la Magistratura a fin de dotar a este organismo de verdadera independencia, capacidad técnica y objetividad que permita que los nombramientos y remociones de jueces se funden en la idoneidad a fin de evitar designaciones realizadas por motivaciones políticas o sectoriales que pueden lesionar la independencia del Poder Judicial. • Abolición de los denominados “superpoderes”, como así también de la legislación de emergencia, devolviendo las facultades de control presupuestario al Congreso. • Modificación de la ley de control legislativo de los decretos de necesidad y urgencia imponiéndoles un plazo perentorio de vigencia o la ratificación expresa del Congreso.

Página 4

EMPRESA Nº192


Editorial

• Inmediato dictado de una ley de coparticipación federal e instrumentación de una reforma fiscal que reinstale el federalismo permitiendo que las Provincias y Municipios sean quienes recauden y decidan sus inversiones. La reforma debe acabar con la distribución arbitraria de los fondos del poder central, guiada más por intereses políticos que por reales necesidades de la comunidad. • Reforma previsional que otorgue una absoluta autonomía a la ANSES desvinculando su dirección y gestión del Gobierno a fin de evitar el dispendio y utilización de fondos que pertenecen a nuestros jubilados para otros fines que deben cubrirse con el presupuesto. A su vez, debe conservarse la individualización de las cuentas de cada aportante a fin de respetar el derecho de propiedad de los ciudadanos sobre el ahorro forzoso que impone el sistema jubilatorio. Las organizaciones ciudadanas, entre ellas la nuestra, deben ponerse en campaña para instar a la unión de quienes estén dispuestos a trabajar tras estas metas comunes, cualquiera sea el partido o sector que representen. Si, como resultado de las elecciones de octubre próximo, asume un número importante de legisladores comprometidos con este objetivo, se favorecerá el equilibrio de relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo en beneficio de la reconstrucción institucional en Argentina. Otro escenario posible es que el resultado electoral afiance el centralismo hoy presente. Si ello ocurriera habría aún más razones para mantener la esperanza porque las dificultades nos obligarán a templar el ánimo y aguzar la inteligencia. Debemos tomar como ejemplo la joven generación de 1837 que planteó una visión superadora de la división entre unitarios y federales, que había convulsionado gravemente nuestra patria y, aún en la adversidad y en el exilio, se preocupó en pensar un proyecto de país para cuando la crisis provocada por el régimen político entonces imperante cediera. Echeverría, Alberdi, Sarmiento, Mitre y muchos otros supieron mantener la esperanza frente a la adversidad durante muchos años. Su legado fue la organización nacional que nos dio estabilidad y progreso por más de sesenta años hasta ocupar un lugar entre las diez naciones más avanzadas del planeta. De la misma forma hoy, nuestros jóvenes están en condiciones de tomar una actitud similar. La adversidad actual más que desalentarnos debe impulsarnos a pensar en la Argentina del Segundo Centenario. Los errores del pasado deben ser el motor que nos lleve a proponer acciones orientadas hacia el afianzamiento de nuestras instituciones, de la división de poderes, de una democracia real y no sólo formal o electoral, y del federalismo. Miremos el futuro con determinación, esperanza y optimismo. No son tiempos de quedarnos mirando al Cielo, sino de comprometernos y actuar.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 5


Reportajes

Pascual Rubiani

La rentabilidad de los valores, una forma de gestión para empresas que perduran “Debemos desarrollar empresas socialmente responsables. Estas son las empresas que perduran, con alma e ideales, cuyo principal motor son los valores. Esto nos llevará a la creación de empresas muy competitivas, generadoras de más empleos.Y estos empleos pueden estar mejor remunerados provocando el fortalecimiento de los mercados internos, que significará de manea inexorable disminuir la pobreza en forma concreta”, señala Rubiani, dando forma a un círculo virtuoso que se inicia en la propia organización. Presidente de Uniapac (Unión Internacional de Empresarios Cristianos) Latinoamericana.

El desafío de la responsabilidad social empresaria, los efectos de la crisis financiera y su proyección en la región, el compromiso del dirigente por una empresa con valores son algunos de los temas que surgieron de la charla establecida con quien hoy ejerce la presidencia de Uniapac Latinoamericana. Página 6

EMPRESA Nº192


Reportajes

Vivimos un tiempo de turbulencias económicas y financieras a nivel mundial que, de manera inevitable, afectará en mayor o menor grado a la realidad económica y social de los países de la región. ¿Qué lectura realiza de esta actualidad? Pascual: - En mi opinión, el mundo se encuentra ante una situación que engloba cuatro crisis fundamentales: la alimentaria, la energética, la del cambio climático y, por último, esta crisis financiera que se origina en Estados Unidos y que dentro de un mundo globalizado se traslada a los principales países, afectando a la economía real y generando una recesión con profundos impactos, que alcanza y alcanzará a muchísimas personas en todos los países del mundo. Sin duda esta situación que, vuelvo a insistir, es una conjugación de varias crisis simultáneas cambiarán nuestros modos de hacer empresas de manera de buscar que el desarrollo se dé dentro de marcos sostenibles en el tiempo, que permitan una mayor valorización de la dignidad de la persona humana. ¿Qué proyección avizora para América Latina? - América Latina, evidentemente, sufrirá los impactos, y esto traerá consecuencias a los países, a las empresas y a la vida misma de las personas, pero esta crisis, sin duda, nos encuentra, a algunos países de la región, mejor preparados que en otros momentos y con áreas de oportunidades que podemos aprovechar al construir un futuro mejor para nuestras economías.

presente en la vida de las empresas, los valores de la Doctrina Social de la Iglesia y, en ese sentido, la responsabilidad social empresaria es la manera práctica con la que podemos trabajar para cumplir este desafío. Nuestro propio enfoque de la RSE se fundamenta en el hecho de que la Así como demandamos nuevas persona humana es el centro de nuestra conductas o nuevas actitudes para actividad económica. Por lo tanto, otros sectores de la sociedad, con además de los resultados económicos, frecuencia lo escuchamos referido a la los sociales y los ambientales existe clase política; la sociedad demanda hoy una cuarta dimensión que es la de la una nueva misión, un nuevo rol para los persona humana. Y esto nos introduce empresarios y las empresas. dentro del ámbito espiritual de la misma. Nuestra manera de hacer empresa tiene que tener en cuenta estas cuatro dimensiones. Asumir este tiempo como una oportunidad que haga más que nunca vigente estos postulados, sin duda, es la reflexión que estamos teniendo en nuestra asociación. ¿Qué rol cumple el empresario en este proceso?

En este contexto, ¿qué desafíos se plantea Uniapac Latinoamericana?

- La misión de los empresarios es fundamentalmente generar dichas oportunidades para todos los habitantes de nuestros países. ¿Por qué? Porque tenemos la capacidad de emprender, y para nosotros emprender es el verbo activo que mejor captura la necesidad de transformar el mundo para hacernos merecedores de nuestro lugar en él.

- El desafío fundamental de UNIAPAC Latinoamericana sigue siendo el hacer

Sin duda, transformar y cambiar son los verbos consecuentes del verbo emprender.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 7


Reportajes

Emprendemos para transformar. Así como transformamos bienes en otros que adquieren valor, transformamos la vida, eso nos distingue. Y nuestro desafío es plantearnos una transformación que asegure la vida digna de nuestras comunidades, hoy y en el futuro. Ud. hace referencia a una misión del dirigente de empresa que también se ha reformulado en el tiempo - Ciertamente. Durante mucho No se trata de conformarnos tiempo la misión de los empresarios con agregar una política o programa fue reducida solamente a la transde RSE a nuestras empresas, formación de los diversos productos sino de encarar el desafío de plantearnos de la naturaleza en bienes y servicios un abordaje integral, observando y a la creación de fuentes de trabajo. nuestras propias vidas, nuestro Hoy, sin embargo, tenemos una conentorno social y cultural y nuestro cepción mucho más amplia de lo medio natural. que implica una vida digna sostenible, que va más allá de la realización personal en el trabajo asumiendo la integralidad de la vida de las personas en la sociedad y de cara al futuro de nuevas generaciones. Esto, por cierto, también plantea nuevos desafíos para una renovada misión del empresario en la sociedad. Así como demandamos nuevas conductas o nuevas actitudes para otros sectores de la sociedad, con frecuencia lo escuchamos referido a la clase política; la sociedad demanda hoy una nueva misión, un nuevo rol para los empresarios y las empresas. Página 8

Entonces, actualmente emprender va mucho más allá de tomar la iniciativa y asumir los riesgos de una actividad económica o un negocio; hoy, además de transformar bienes y servicios, de agregar valor a los mismos, tenemos la enorme responsabilidad y el gran desafío de agregar valor a una vida digna sostenible de las personas, transformar la sociedad y construir esa visión de futuro en los países en los que vivimos. ¿Cómo se traduce este deber ser en la vida diaria? - En el acceso a un trabajo significativo, la satisfacción de las diversas necesidades básicas interrelacionadas, la salud, la seguridad y la existencia en general dentro de una equitativa y justa sociedad, sin comprometer los ecosistemas, la comunidad, y la capacidad de hacer frente a la subsistencia tanto en el corto plazo como en la vida a largo plazo. Hoy nos corresponde seguir avanzando, plantearnos conceptos y estrategias cada vez más abarcadoras y creativas para seguir llenando las expectativas de nuestras sociedades y, más concretamente, de nuestros hijos, que cada vez más nos cuestionan sobre el legado que dejaremos en términos sociales, ambientales y culturales. Eso sin olvidar la base ineludible de todo lo demás: un sistema productivo sano, sostenible, respetuoso de la gente y del entorno. No se trata, entonces, de conformarnos con agregar una política o programa de RSE a nuestras empresas, sino de encarar el desafío de plantearnos un abordaje integral, observando nuestras propias vidas, nuestro entorno social y cultural y nuestro medio natural Ha señalado a la responsabilidad social empresaria. UNIAPAC ha hecho un EMPRESA Nº192


Reportajes

Debemos desarrollar empresas socialmen­ te responsables. Estas son las empresas que perduran, con alma e ideales cuyo princi­pal motor son los valores.

apor te muy enriquecedor en esta materia…

Una forma de gestión para empresas que perduran.

- Desde UNIAPAC, la RSE es una forma de gestión surgida del compromiso personal, moral, consciente y coherente del empresario y de los miembros que integran la empresa, para nosotros, basada en la ética social cristiana. A fin de cumplir íntegramente con los objetivos internos y externos de la empresa, considerando las expectativas de todos los grupos de interés involucrados en lo económico, social, humano y ambiental para el desarrollo sostenible de la empresa y de la sociedad, demostrando el respeto a la dignidad de las personas, a las comunidades y al medio ambiente, coadyuvando así a la construcción del bien común con justicia social.

- Debemos desarrollar empresas socialmente responsables. Estas son las empresas que perduran, con alma e ideales cuyo principal motor son los valores. Esto nos llevará a la creación de empresas muy competitivas, generadoras de más empleos. Y estos empleos pueden estar mejor remunerados provocando el fortalecimiento de los mercados internos, que significará de manea inexorable disminuir la pobreza en forma concreta.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Esta dinámica se transforma en un mayor crecimiento económico lo cual vuelve a generar más empresas y más empleos, impactando en una mayor recaudación fiscal y al mismo tiempo generando una igualdad de los actores Página 9


Reportajes

que nos permite generar valor económico social y ambiental y, al mismo tiempo, construir una nueva sociedad como activos actores y protagonistas de un cambio que nos lleva a demandar el cumplimiento de similar responsabilidad a otros sectores de la ciudadanía. Esta dinámica, evidentemente, nos lleva a buscar nuevas formas de liderazgos en todos los sectores, no solo en el empresarial; liderazgos que estén preocupados por asumir sus responsabilidades de generar y asegurar los medios para una vida digna sostenible de cada persona humana. Liderazgos que puedan entender, parafraseando al Padre Xabier Gorostiaga, que no puede haber empresas exitosas en sociedades fracasadas y, de la misma manera, no puede haber sociedades exitosas con empresas fracasadas.

Rubiani: “Emprender es el verbo activo que mejor captura la necesidad de transformar el mundo para hacernos merecedores de nuestro lugar en él”.

económicos al haber una sola economía, todos dentro de la ley. Es con una mayor recaudación fiscal y con todos los actores dentro de una sola economía que se puede generar mayor inversión en infraestructura, educación de calidad, inversión social efectiva, investigación y desarrollo, y lograr la tan ansiada seguridad física y patrimonial. ¿Es éste el proceso para convertirnos en un país competitivo? - Así es. Y, además, ese país competitivo es el que nos llevará de vuelta a una cultura ciudadana de participación, de transparencia, de rendición de cuentas y de exigencia en todos los niveles del gobierno. Este es el circulo virtuoso de la responsabilidad social empresaria, responsabilidad Página 10

En algunas de sus exposiciones, como presidente de Uniapac Latinoamericana, alentó a construir “islas de esperanza”. Nos gustaría pudiera cerrar esta entrevista profundizando en este concepto. - Construir las “islas de esperanza”, que pueden ser cada una de nuestras empresas en las comunidades donde nos hallamos. Islas de esperanza que como un testimonio de integridad serán las semillas de un nuevo y alentador futuro para nosotros, nuestros hijos y las próximas generaciones. Que entre todos podamos construir un futuro, no solo de empresas socialmente responsables, sino de ciudadanos socialmente responsables y comprometidos con la realidad de sus respectivos países, en solidaridad con nuestra patria grande América Latina. Eduardo Otsubo EMPRESA Nº192


Institucional

7ma. edición del Premio ACDE Enrique Shaw

Empresas que incluyen a través del trabajo

Durante un acto realizado en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa hizo entrega del Premio ACDE Enrique Shaw 2008 “Empresas que incluyen a través del trabajo”.

“Las actividades de inclusión brindan oportunidades significativas de desarrollo humano a quienes participan en ellas”, señaló Adolfo Ablático, presidente de ACDE, durante el encuentro de premiación.

El Premio ACDE se otorgó por primera vez en 1989, y ha reconocido diferentes temáticas, siempre asociadas al ámbito de la empresa y a su esfera de actividad. Este año, la Distinción concreta el interés de la asociación por la inclusión laboral, premisa que, dentro de su visión de la responsabilidad social empresaria, viene trabajando desde el Encuentro Anual del 2006.

Y agregó: “En esta séptima edición del Premio, reconocemos a aquellas empresas que desarrollan instrumentos concretos para poner la economía al servicio del hombre. A través de su acción facilitan el derecho al trabajo a personas que por razones personales, familiares y sociales se encuentran con dificultades para acceder al mercado laboral”.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 11


Institucional

Arriba izq.: Luis Riva hace entrega del Premio a Paul How, Director de Logística, estrategia y desarrollo sustentable de Wal-Mart. Arriba der.: Alejandro Preusche entrega el premio Enrique Shaw a Antonio Alonso, Presidente de Megaflex. Abajo izq.: Marcelo Fiuri, Consejero Ejecutivo de la Fundación La Cuenca recibe la distinción de manos de Alfredo Rojas Lagarde. Abajo der.: Alfredo Fagalde, Director General de Manpower, agradece la distinción recibida

Los premiados Los programas distinguidos constituyen modelos de inclusión, ya que forman parte de la estrategia de la empresa, impactando en ella y en su cadena de valor, y en la comunidad. Fueron 18 las empresas que presentaron sus programas de inclusión, todos ejemplos para otras organizaciones por ser replicables, sencillos de implementar y sustentables. El jurado, integrado por Adolfo Ablático, Alejandro Llorente, Alejandro Preusche, Alfredo Rojas Lagarde, Luis S. Grynwald, Luis Riva y Silvia Sioli de Torres Carbonell, tuvo a cargo la difícil tarea de seleccionar, entre los casos propuestos, los finalistas. Página 12

En pie de igualdad, resultaron premiados: • Programa “Inclusión para personas con discapacidad en empleos competitivos” (Fundación de La Cuenca). • Programas que promueven la inclusión y la diversidad en el mundo del trabajo (Manpower). • Programa “Educación primaria y secundaria para empleados” (Megaflex S.A.). • Programa “Capacidades Distintas” (Wal-Mart Argentina). Asimismo, recibieron una mención especial: • Programa “Ideas que dan trabajo” (Banco Santander Río). • Programa “EnterTech” e “Invertí en Vos” (Oracle Argentina). En esta edición compartimos los programas seleccionados. EMPRESA Nº192


Institucional

Fundación de la Cuenca

“Programa de inclusión para personas con discapacidad en empleos competitivos” Fundación de la Cuenca es una entidad sin fines de lucro, de origen empresario, creada por el conjunto de empresas que conforman Grupo Unido. El programa, que comenzó rudimentariamente en 1997, se concreta bajo tres modalidades: 1) Pasantías Laborales, que ofrece a las instituciones que trabajan con personas con discapacidad, la posibilidad de que estas realicen pasantías en las empresas del Grupo. 2) Empleo efectivo con Apoyo, en el que se contratan personas con discapacidad, que son guiadas y acompañadas por un referente del área de Recursos Humanos en el aprendizaje de su labor. 3) Empleo Protegido, en el que se gerencia el Taller Protegido de Producción Rupay (que elabora mermeladas, ensaladas de fruta y lemoncello), fundado por la Fundación CANDI. Esta última se encarga de seleccionar, implementar y realizar el seguimiento de los beneficiados del taller. En tanto, Fundación de la Cuenca articula la tarea de los distintos actores sociales y gestiona los aspectos legales y económicos. Más de 100 personas ya han realizado pasantías laborales, siendo más de 20 las que cuentan con trabajo efectivo en alguna de las empresas del Grupo.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 13


Institucional

Manpower Argentina

Programas que promueven la inclusión y la diversidad en el mundo del trabajo Manpower es una empresa dedicada a la provisión de servicios integrales de Recursos Humanos. Entre otros programas, la empresa desarrolla los siguientes: 1) Oportunidades para todos: que desde el 2004 promociona la diversidad en el mundo laboral. Este programa cuenta con profesionales que brindan asesoramiento y capacitación a empresas, identifican ocupaciones que pueden ser cubiertas por personas con discapacidad y administran talleres de inserción laboral, entrevistas y evaluaciones para consolidar una base de datos de personas con discapacidad.

Página 14

2) Juntos por los jóvenes: que desde el 2004 promociona el empleo y la inserción laboral de jóvenes, entre 18 y 30 años, de bajos recursos, brindando talleres de orientación para la búsqueda de empleo. 3) Sin Fronteras: que desde el 2006 brinda orientación laboral y colabora en la búsqueda de empleo para inmigrantes y refugiados en Argentina. Con estos programas, más de 400 personas han conseguido empleo en Manpower y en empresas clientes.

EMPRESA Nº192


Institucional

Megaflex S.A.

Programa de educación primaria y secundaria para empleados Megaflex S.A. es una empresa dedicada a la elaboración de productos impermeabilizantes, y desde sus comienzos incorporó a personas que hubieran tenido dificultades para conseguir un trabajo digno por su edad, enfermedad o nivel de estudios, entre otros. Por otra parte, Megaflex S.A. creó una escuela primaria para sus empleados, considerando que un número importante de ellos tiene pendiente realizar y completar su educación primaria. Así, en 2007 comenzó a funcionar dicha escuela que pasó

Diciembre 2008 / Enero 2009

a depender de la Secretaría de Educación Pública/Educación para Adultos. De la misma manera, para aquellos empleados que no han concluido sus estudios secundarios, se firmó en el 2008 un convenio de cooperación entre Megaflex S.A. y la Facultad de Ingeniería de Lomas de Zamora. A la fecha, son 14 los operarios que asisten a la escuela primaria y 24 a la secundaria. En ambos casos, las horas de cursada son abonadas, y la modalidad es intensiva y semi presencial.

Página 15


Institucional

Wal-Mart Argentina S.R.L.

Programa de capacidades distintas Wal-Mart es una cadena de hipermercados que se extiende a nivel internacional. El “Programa de Capacidades Distintas” ya lleva 13 años. Tiene como objetivo contribuir al pleno respeto y ejercicio de los derechos humanos y sociales de personas con discapacidad motora, mental o sensorial, a través de la equidad en los procesos de reclutamiento, selección, contratación y desarrollo laboral.

Este programa recluta personal de fuentes internas (de la propia compañía) y externas (del grupo de socios estratégicos de Wal-Mart: Fundación Par, Fundación Discar y Fundación Creando Espacios). Al 2008 se ha logrado una incorporación total de 59 empleados estables con discapacidad, que representa un 0,7% de la dotación total. Se espera para el 2009, lograr el 1%.

Menciones Banco Santander Río S.A.: “Ideas que dan trabajo”

Oracle Argentina: “EnterTech” e “Invertí en vos”

Banco Santander Río es un banco privado del sistema financiero argentino.

Oracle Argentina es una compañía de Software empresarial.

“Ideas que dan trabajo” es un emprendimiento que funciona desde el 2004. El objetivo fue financiar la puesta en marcha de emprendimientos productivos autosustentables, que generen fuentes de empleo genuino para personas de las comunidades donde estos operan. Los emprendimientos son apadrinados por los propios empleados del Banco.

Junto a la CESSI (Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos), el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, y Sun Microsystems (fabricante de semiconductores y Software), creó en el 2006 el programa “EnterTech”. Este otorga becas de estudio a desocupados y egresados de nivel secundario, para adquirir conocimientos básicos de programación y conocimientos avanzados de administración de base de datos. Esta iniciativa contempló la inclusión de personas con discapacidades diferenciales, pudiendo recibir el curso en tres instituciones educativas especiales.

Responsable al empleado que presentó la idea. Cada proyecto recibe un seguimiento por parte del Banco. Esto permite detectar y ayudar a subsanar fallas y contribuye a ratificar el compromiso de los beneficiarios. En la actualidad, son 35 los emprendimientos puestos en marcha, que dieron origen a 420 puestos de trabajo.

Página 16

Por otra parte, en conjunto con la CESSI y el Ministerio de Trabajo, Oracle desarrolló en 2006 el programa “Invertí en Vos” con el objetivo de capacitar, a lo largo de un año, en Java y Oracle. Más de 3.000 personas se han graduado en alguno de los dos programas y alrededor del 60% de los alumnos desocupados ya ha sido empleado.

EMPRESA Nº192


Economía

Mario Teijeiro

La crisis del capitalismo global “Denunciar los males del liberalismo por la crisis financiera es análogo a argumentar que la libertad de precios es perversa después de garantizarle a la industria la capacidad de aumentar sus precios al amparo de la protección de la competencia externa. Lo que ha provocado la crisis no es el liberalismo, sino el libertinaje financiero al amparo de garantías estatales”, señala Teijeiro. Restablecidas las garantías mínimas sobre la sobrevivencia de las entidades financieras y las acreencias de depositantes y bonistas, como parte del deber hacer en el contexto de crisis, el autor subraya que la prioridad ahora es morigerar la recesión y evitar la deflación en las economías desarrolladas. Finaliza la nota compartiendo las lecciones que nos ha dejado esta problemática, que incluye una profunda revisión de la industria financiera internacional.

Luego de la caída de Lehman Brothers en septiembre, la crisis financiera adquirió un carácter dramático, el pánico se apropió de los inversores y se inició un proceso recesivo global de intensidad y duración de difícil previsión. La capitalización de los bancos y las garantías extraordinarias concedidas por los gobiernos han sido pasos necesarios para frenar el colapso de los mercados de crédito. Pero la confianza no se ha restablecido y los precios de acciones, bonos corporativos y commodities continúan deprimidos y volátiles. ¿Por qué la confianza no se ha restablecido? En primer lugar, porque en este clima de pánico la demanda mundial se ha desplomado y estamos frente a la probabilidad de una recesión importante y prolongada. Esta circunstancia genera un circulo vicioso de desconfianza, ya que ha instalado el temor de que los beneficios empresarios se desplomarán (lo que validaría un valor aparentemente “regalado” de las acciones), las quiebras empresarias aumentarán Diciembre 2008 / Enero 2009

(lo que validaría un precio muy bajo de los bonos corporativos) y los países emergentes entrarán en serias dificultades (lo que validaría la caída de los bonos soberanos). La decisión de los países centrales de que no se produzcan más quiebras financieras desordenadas tipo Lehman ha disminuido significativamente el riesgo de depositantes y tenedores de bonos de entidades financieras de países centrales, pero no ha hecho desaparecer el riesgo de los accionistas de esas entidades que pueden sufrir por el empeoramiento de las carteras de préstamos, asociado a la recesión mundial que se avecina. En segundo lugar, los mercados se mantienen deprimidos por las continuas ventas de bancos de inversión y fondos de cobertura (hedge funds) que tenían posiciones de acciones, bonos y préstamos financiados parcialmente con líneas de crédito bancarias. El corte de esas líneas, por bancos ansiosos por disminuir riesgos y recuperar Página 25

Lic. en Economía (UNLP) Doctor en Filosofía en Economía (Universidad de Chicago, EE.UU.). Presidente del Centro de Estudios Públicos.


Economía

liquidez, fuerza la liquidación de activos a cualquier precio. En tercer lugar, ha continuado el rescate masivo de inversores en pánico de sus fondos de inversión, que fuerza a ventas de bonos y acciones por parte de esas instituciones. En cuarto lugar, todavía no han tenido un impacto efectivo en el mercado el programa de U$S 700 mil millones de la Tesorería para comprar carteras hipotecarias, y recién ha comenzado el programa de la Reserva Federal para comprar directamente papeles comerciales.

Las amenazas de la recesión ¿Estaremos en los inicios de una crisis El problema central en el corto plazo como la de la gran depresión iniciaes que la inseguridad de los propios da en 1930? Los síntomas iniciales bancos en su propio financiamiento son parecidos, pero existe conciencia y capitalización, y las dudas sobre la de que los errores cometidos en aquesolvencia de sus eventuales clientes, hará lla oportunidad no deben repetirse. Las que presten mucho menos que lo que decididas acciones en materia de aposus fondos líquidos les permitirían. yo a las entidades financieras es un indicador claro que ya no se permitirán -como ocurrió en los años 30- sucesivas quiebras desordenadas de miles de bancos, en perjuicio de depositantes y acreedores. Los gobiernos facilitarán la absorción de entidades débiles por entidades más sólidas, lo que llevará a una mayor concentración de la actividad financiera. Pero, ¿los grandes bancos sobrevivirán un eventual empeoramiento de sus carteras? Muchos probablemente sí y cuando así no fuera, el Estado tomará control de entidades que son “demasiado grandes como para Página 26

caer”, les eliminará sus préstamos fallidos (a costa de los contribuyentes futuros) y posteriormente reprivatizará los bancos ya saneados. Pero el rescate no alcanzará a los mutuals funds, los hedge funds y los private equity funds que seguirán “implosionando” ante el rescate de sus cuotapartistas en pánico y la evaporación de sus fuentes bancarias de financiamiento. El problema central en el corto plazo es que la inseguridad de los propios bancos, en su propio financiamiento y capitalización, y las dudas sobre la solvencia de sus eventuales clientes, hará que presten mucho menos que lo que sus fondos líquidos les permitirían. No se animarán a prestar a quienes más lo necesitarían (empresas con alto endeudamiento, hedge funds, individuos transitoriamente desempleados o empresas con un flujo de caja comprometido por la recesión). El sector financiero es naturalmente procíclico, no anticíclico. Presta cuando menos se lo necesita y se retrae cuando más se lo necesita. Las excepcionales medidas financieras de las últimas semanas son una condición necesaria para evitar una profundización del colapso del crédito, pero no serán suficientes para revertir inmediatamente la recesión económica. La lección que se aprendió de la crisis de 1930 es que el Estado debe expandir las líneas de crédito a los bancos para evitar un colapso total del crédito. Pero también se aprendió que esto puede ser insuficiente para reflotar inmediatamente la economía, ya que un sistema financiero jaqueado por temores estará limitado para canalizar las inyecciones de liquidez intentadas desde los bancos centrales.

La dinámica de la recesión mundial Restablecidas las garantías mínimas sobre la sobrevivencia de las entidades finanEMPRESA Nº192


Economía

cieras y las acreencias de depositantes y bonistas, la prioridad ahora es morigerar la recesión y evitar la deflación en las economías desarrolladas. La recesión disminuye la capacidad de empresas e individuos de servir sus deudas, y la deflación agrandaría el tamaño de esas deudas en términos reales. Los estados mismos encontrarían inconveniente que sus deudas, además de aumentar por el déficit fiscal y las operaciones de rescate, aumenten en términos reales por una deflación generalizada. El único factor positivo que hoy beneficia a las economías centrales es la caída del precio del petróleo, que aumenta la capacidad de gasto doméstico de sus consumidores. Pero hay otras repercusiones globales que agravarán la caída de la demanda. Por ejemplo, las devaluaciones de Canadá, México, Australia y Brasil no harán sino disminuir la demanda por exportaciones americanas y hacer más competitivas las exportaciones de esos países hacia E.E. U.U., en perjuicio de la producción americana. El punto central es que la mayoría de los países pueden devaluar frente al dólar, el yen o el euro y así morigerar un panorama interno deflacionario y super recesivo, pero al hacerlo concentran las presiones deflacionarias en los países centrales.

rará mucho más lentamente, a la espera de que la recesión económica no arriesgue la sobrevivencia de quienes colocan bonos o demandan crédito.

Ni Europa ni Japón, ni E.E. U.U. pueden devaluar y, por el contrario, sus monedas se aprecian en términos de otros países desarrollados y sobre todo emergentes. Su única solución para paliar la recesión y evitar una perversa deflación es utilizar su propia política fiscal y monetaria. ¿Será suficiente la política monetaria que capitaliza bancos, garantiza líneas de crédito, facilita líneas de redescuento y financia directamente empresas productivas comprando sus papeles comerciales? Los resultados recién empiezan a sentirse a través de una baja de la tasa Libor de corto plazo. El financiamiento de largo plazo a empresas privadas se recupe-

Las limitaciones del sistema financiero para canalizar una política monetaria expansiva en estas circunstancias pueden necesitar el complemento de una política fiscal deficitaria, que estimule la demanda directamente a través de bajas impositivas y programas de gasto. Los países centrales pasarán por un periodo de experimentación en sus políticas de reflotamiento de la economía mundial, probablemente continuarán yendo por un tiempo detrás de los acontecimientos y se sucederán las medidas hasta que la economía empiece a recuperarse. Pero no estaremos frente a la pasividad posterior a la crisis del 29, que garantizó la Gran Depresión.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Página 27

El rescate no alcanzará a los mutuals funds, los hedge funds y los private equity funds que seguirán “implosionando” ante el rescate de sus cuotapartistas en pánico y la evaporación de sus fuentes bancarias de financiamiento.


Economía

Las lecciones de la crisis El sistema financiero continúa demostrando una y otra vez, sea en países emergentes o desarrollados, que es intrínsecamente inestable y capaz de generar ciclos de auge y depresión. Los enemigos de la libertad se regocijan cada vez que una crisis financiera “demuestra” las falencias del capitalismo liberal. Nuestros gobernantes llegan al ridículo de concluir que lo que está ocurriendo en el mundo desarrollado es una validación de sus ideas intervencionistas y saqueadoras del sector privado. La paradoja es que el sistema financiero en su actual forma es la antítesis del liberalismo. Es el sistema financiero que se impuso después de la Gran Depresión, que fomenta la irresponsabilidad de los banqueros al amparo de las garantías explícitas e implícitas del EstaEl sector financiero es naturalmente do. Esas garantías estatales son tan procíclico, no anticíclico. Presta cuando perversas como las intervenciones que menos se lo necesita y se retrae cuando en otros mercados aseguran monomás se lo necesita. polios privados o distorsionan el comercio. Denunciar los males del liberalismo por la crisis financiera es análogo a argumentar que la libertad de precios es perversa después de garantizarle a la industria la capacidad de aumentar sus precios al amparo de la protección de la competencia externa. Lo que ha provocado la crisis no es el liberalismo, sino el libertinaje financiero al amparo de garantías estatales. Tal como argumentara en un artículo anterior (La nueva crisis financiera, 25 de enero de 2008), la naturaleza de la industria financiera debe revisarse profundamente. En primer lugar, los bancos Página 28

que gozan de garantías estatales deberían mantener patrimonios mínimos y reservas liquidas (en proporción a sus activos) que sean substancialmente superiores a las actuales. En segundo lugar, con sus depósitos a corto plazo los bancos deberían prestar sólo a corto plazo; y otorgar préstamos a individuos, empresas o entes estatales que tengan un endeudamiento global que no supere niveles prudentes. En tercer lugar, los bancos deberían tener prohibido prestar a vehículos o instituciones que a su vez invierten en activos riesgosos (instituciones de préstamos hipotecarios, fondos de inversión accionaria, hedge funds, private equity funds, etc.). En cuarto lugar, ninguna institución no bancaria que invierta en activos de riesgo debería tener garantías estatales y quienes decidan invertir en sus fondos de riesgo deberían afrontar todos los riesgos de las fluctuaciones de precio. Finalmente, el Estado no debería garantizar el fondeo de instituciones que prestan para determinados fines sociales (como las garantías otorgadas al fondeo de instituciones hipotecarias como Fannie Mae y Freddie Mac). Pero así como en la Argentina la irresponsabilidad financiera durante la Convertibilidad dio por tierra con todo principio liberal, hoy el ambiente político en los países desarrollados se ha tornado propicio para ideas más intervencionistas. Lo importante en estas circunstancias es que los países desarrollados limiten su activismo a la política monetaria y fiscal, se concentren en revisar los principios básicos con los que ha operado el sistema financiero internacional, pero mantengan e incluso acentúen el liberalismo comercial. Sería catastrófico que, como ocurrió en la década de los treinta, se produjera ahora una oleada de proteccionismo comercial. Son los intereses comunes del comercio los que mantendrán al mundo unido y cooperando para superar esta crisis. EMPRESA Nº192


Empresa

Enrique Carlos Behrends

De Campo: tambo y trabajo Un aporte al conocimiento de las ocupaciones y características de la gente de campo El presente artículo es el extracto de un trabajo de investigación* del autor sobre el tambero mediero. A través del mismo, se buscó describir una ocupación que permitiera reflejar la complejidad creciente de las tareas en el medio rural, y la aparición de nuevos perfiles con implicancias laborales, sociales y culturales que convierten en obsoletos los clichés, a veces utilizados hablando de la gente de campo. Behrends describe las competencias profesionales requeridas para el trabajo del tambero, analiza la vinculación entre el trabajo del mismo y su familia, profundiza en cómo influye su trabajo en la organización de su tiempo personal y evalúa la dimensión subjetiva del trabajo y la medida de su satisfacción/insatisfacción. Rescatamos parte de este completo documento que nos ayuda a entender -como dirigentes de empresa- la problemática del hombre de campo en algunas de sus distintas perspectivas.

La ocupación del tambero no es una de las más prestigiosas en el ámbito rural. Por lo menos, comparándola con otras relacionadas con la agricultura o con la ganadería. Ésta se encuentra signada, a nivel popular, por el estigma de la falta de higiene, por ciertas picardías como aguar la leche, o -como se verá más adelante- por el alto nivel de dedicación que requiere y el bajo nivel educativo de quienes ejercen este oficio. Por todo ello, y hasta ahora, esta ocupación no ha sido muy Diciembre 2008 / Enero 2009

codiciada en el ámbito rural. Sin embargo, y como ha ocurrido con alguna otra (por ejemplo, la del chacarero-contratista), la incorporación de tecnologías y determinadas estructuras productivas han producido una creciente calificación (“enriquecimiento”) de las mismas. El del tambero es un oficio que integra habilidades, conocimientos y actitudes -es decir, competencias- de creciente complejidad; volviéndose un recurso altamente calificado. Página 29

Lic. en Sociología (USAL). Doctor en Sociología (UCA). Especialista en temas de Organización, Recursos Humanos y Sociología del Trabajo.

*Realizado entre 2006 y 2007 en la zona del Abasto Sur, región de 17 partidos vecinos, al sudoeste de la ciudad de Buenos Aires, mayormente en lo que se denomina la Cuenca del Salado. El trabajo forma parte de la tesis doctoral del autor.


Empresa

Un estudio sobre el tambero mediero en el marco de la sociología de las ocupaciones A lo largo del tiempo, la actividad de las personas en el marco del entorno social en que viven se desdobla en diferentes aspectos: el trabajo, la religión, la vida social, lo familiar, etc. Si bien la personalidad social de cada uno es única e indivisible, podemos, a los fines prácticos, diferenciar dichos órdenes en un análisis específico. De esta forma abordamos, desde la perspectiva del trabajo -tomado este en un sentido amplio y no solamente como trabajo en relación de dependencia- la temática de las ocupaciones. Una ocupación requiere de la particular forma en que una persona se inLa ocupación del tambero se serta en el proceso de trabajo a partir desarrolla en familia y se adquiere en de un conjunto de roles definidos por la misma. El 70% de los entrevistados la intersección de aspectos tecnolóes hijo de tamberos. gicos, productivos, económicos y humanos. Así el conocimiento de cada uno de estos aspectos permite una mayor comprensión de los actores que ejercen una determinada ocupación. Una ocupación es susceptible de ser analizada considerando estas dimensiones: 1) La tecnológica, que refiere a los procesos productivos, las operaciones, insumos, dispositivos, maniobras, etc., necesarias para realizar la tarea y los saberes, habilidades y actitudes requeridas para operar todos ellos; 2) La económica, es decir la forma en que se sustenta la actividad, ya sea las conPágina 30

diciones financieras que deben darse para viabilizar la ocupación y el sostenimiento de quienes participan en ella y sus familias; 3) Los aspectos humanos y sociales: la personalidad, las historias de vida, la familia, el marco social y cultural, los valores y creencias, el prestigio y el estatus, etc. La investigación orientada al conocimiento y a la comprensión de las diferentes ocupaciones permite el análisis y el diagnóstico de las mismas con fines educativo-formativos, de economía laboral, organizacional y administrativo. Por otro lado, permite también el conocimiento y la comprensión de los agregados sociales compuestos por quienes ejercen cada ocupación. El objetivo de esta investigación en particular fue caracterizar la ocupación del tambero mediero en dicha región con el fin de: 1) Describir cuáles son las competencias profesionales requeridas para el trabajo del tambero. 2) Analizar la vinculación entre el trabajo del mismo y su familia. 3) Conocer cómo influye su trabajo en la organización de su tiempo personal. 4) Analizar la dimensión subjetiva del trabajo y la medida de su satisfacción/ insatisfacción.

Competencias profesionales El concepto de competencias refiere a la preocupación de vincular y corresponder dos órdenes de distribución, el de las proEMPRESA Nº192


Empresa

piedades de los puestos de trabajo y el de los atributos de las personas (Tanguy, 2001). Las competencias no son propias del puesto de trabajo, sino que son atributos del trabajador que reflejan elementos individuales y sociales en una trayectoria que en cada caso es única (Gallart y Jacinto, 1995). Las competencias aluden a un saber operacional que se compone de: 1) Conocimientos= información y experiencia de un trabajador. 2) Operacionabilizados instrumentados en una organización productiva determinada. 3) Actitudes= interés y motivación para realizar la tarea. La introducción del paquete tecnológico en el sector lácteo a partir de la década de 1970, no sólo implicó la generalización de la mecanización del ordeñe, sino que también incluyó nuevas prácticas vinculadas con la sanidad animal, la alimentación y el manejo reproductivo del rodeo. Afectó, asimismo, la duración de la jornada de trabajo y la remuneración de los tamberos. En términos absolutos (como veremos mas adelante), incrementó su remuneración como consecuencia del incremento en la producción. Por consiguiente, esta transformación de las tareas de la producción lechera demandó a los trabajadores nuevos conocimientos para su ejecución (Solé en Quaranta, 2001). Los mismos pueden ser comprendidos y analizados desde el punto de vista de los procesos centrales en que se desarrolla la tarea. Uno de ellos es el proceso de producción ganadera (mantenimientos, sanidad, cría y recría, alimentación y reproducción de rodeos ganaderos). El segundo es el proceso agrícola (gestión de la producción de forrajes y pasturas, siembra, fertilización, cosecha y procesaDiciembre 2008 / Enero 2009

miento de diferentes tipos de producciones agrícolas para la alimentación vacuna), y el tercero es el proceso de producción industrial de la leche a partir del ordeñe, su procesamiento inmediato (manejo de maquinarias de creciente complejidad, equipos de frío, higiene y mantenimiento electromecánico y electrónico, llevar registros de todos los procesos). Y frente al desafío que esta complejidad supone nos encontramos con el hecho de que en el grupo entrevistado -cuyas edades se distribuyen entre dos tercios que tienen entre 26 y 45 años, un tercio de 46 a 55 años, y tres casos mas de 65 años-, el 90% tiene solamente primario incompleto o completo, dos casos secundario completo, y que ninguno de los entrevistados adquirió las competencias requeridas en el marco de la educación formal.

¿Una ocupación familiar? Si bien, normalmente, el contrato de mediería se firma entre el productor y el Página 31

Behrends: “El del tambero es un oficio que integra habilidades, conocimientos y actitudes -es decir, competencias- de creciente complejidad; volviéndose un recurso altamente calificado”.


Empresa

mediero (es decir, la persona que ejerce el rol de jefe de familia), la presencia de la familia y su participación -en alguna forma- en las tareas del tambo constituye un rasgo característico de esta ocupación. Más del 90% de los encuestados vive en pareja y con hijos. Solamente, un 10% de los casos declara que el/la cónyuge tiene una Si bien, normalmente, el contrato ocupación fuera del tambo. En el de mediería se firma entre el resto de los casos, la mitad expresa productor y el mediero (es decir, la que el/la cónyuge participa en las persona que ejerce el rol de jefe de tareas del mismo. Sin embargo, la familia), la presencia de la familia y su observación realizada en las visitas participación -en alguna forma- en las permite asegurar que como mínimo tareas del tambo constituye un rasgo en las funciones de ordenamiento característico de esta ocupación. y limpieza hay una participación mucho mayor. Con una edad promedio de la muestra para los hombres de 43 años y de 33 años para las mujeres -es decir, en una etapa aún fértil- el 50% de las familias tiene dos o menos hijos y el otro 50%, entre tres y siete hijos. El 85% de los hijos integran el grupo doméstico, es decir conviven con los padres, y el 70% tiene entre 6 y 20 años. En la etapa de la escuela primaria (5 a 12 años), el 80% de los niños solamente estudia y un 20% colabora en alguna tarea. De los 13 a los 17 años, solamente un 10% no estudia; sin embargo, ya un 33% estudia y trabaja colaborando en el tambo. Los mayores de 18 años que aún conviven con los padres participan en un 60% de las tareas del establecimiento, en tanto que un 40% lo hace en otras ocupaciones. Página 32

Podemos decir que el tambero generalmente vive y trabaja en familia. Las mujeres se incluyen y tienen una activa participación en tareas de higiene, orden y recría, y en el ordeñe. Asimismo surge de la observación realizada que poseen las competencias requeridas para la recría y el ordeñe en un grado superior. Las mujeres que están a cargo de tambos responden a los casos en los cuales son jefes de familia. Los hijos, incluidos en el proceso educativo, mas allá de lo que lo fueron sus padres, comienzan a participar en las tareas del tambo. Al llegar a la mayoría de edad, una porción de los mismos deja el hogar paterno y se dedica en un 75% a otras actividades. La mayoría de los que permanecen en el hogar paterno y una cuarta parte de los que no viven con los padres también se dedican al tambo. En síntesis, la ocupación del tambero se desarrolla en familia y se adquiere en la misma. El 70% de los entrevistados es hijo de tamberos.

El uso del tiempo Una de las dimensiones con mayor frecuencia consideradas para determinar la calidad de vida en nuestra sociedad está vinculada al uso del tiempo y a la relación entre tiempo libre y tiempo de trabajo. Esta dimensión es particularmente importante en este caso dado que los distintos procesos que convergen en la producción de leche son continuos los 365 días del año. A la pregunta de si tienen tiempo libre, el 91% de los entrevistados afirmó que sí. Sin embargo, responden en un 70% no tener días francos ni la posibilidad de tomarse vacaciones, aunque todos consideran que debieran tenerlos. Analizando las respuestas sobre organización de la jornada, las tareas específicas del tambo, el campo, maquinarias EMPRESA Nº192


Empresa

y registración, consumen entre 8 y 10 horas diarias, lo que parece equiparable a una jornada laboral urbana, pero sin tiempos de desplazamiento. De esta forma se puede estimar que en la semana normalmente se generan entre 15 y 18 horas de tiempo “liberado” que se utilizan en diferentes actividades. Entre las mismas se destacan visitar a familiares y amigos, hacer compras, ver televisión y, en menor medida, deportes y actividades sociales como concurrir a espectáculos y bailes. En síntesis, se trata de una ocupación con una alta exigencia de permanencia, con un ritmo esforzado de actividades en horarios extremos, bajo diferentes condiciones climáticas, con inexistencia de períodos libres (francos o vacaciones), pero sí con espacios de tiempo liberados en lo cotidiano. El uso del tiempo liberado con fuerte predominio de actividades familiares y sociales.

Diciembre 2008 / Enero 2009

La satisfacción laboral En primera instancia consideramos los factores objetivos que hacen a la satisfacción: la remuneración y el nivel de consumo resultante del ingreso. Como expresáramos anteriormente, el estudio se focaliza en la ocupación del tambero mediero que, en el marco de la institución de la mediería, percibe como retribución a su trabajo un porcentaje de la facturación por leche del establecimiento. Tomando los datos a la fecha del relevamiento (octubre 2006) los ingresos de la muestra oscilaban entre $1.440 de mínimo y $13.200 de máximo, con un promedio de $3.687 y una mayor densidad de ocurrencias entre $1.807 y $4.050. Para esa fecha el ingreso medio del trabajador asalariado del sector privado (no incluyendo el sector público, desempleados y otras situaciones) era de un promedio de $1.542 (según el Observatorio

Página 33


Empresa

tante”. Respecto de cuáles son los aspectos que más le gustan de la actividad, un 70% mencionó que “es lo que sabe” o “porque es de tradición familiar”. Un 75% manifestó su gusto por la actividad porque la misma es “Muy autónoma”” o “Autónoma”, y que lo que menos les gustaba era “la rutina” (60% de los casos). En su percepción entienden, en un 80% de las respuestas, que su actividad es “Muy reconocida” o “Reconocida”.

La introducción del paquete tecnológico en el sector lácteo a partir de la década de 1970, no solo implicó la generalización de la mecanización del ordeñe, sino que también incluyó nuevas prácticas vinculadas con la sanidad animal, la alimentación y el manejo reproductivo del rodeo.

del Empleo, elaborado por el Ministerio de Trabajo en base a datos del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones). Estos valores, los de la retribución de los tamberos, basados en el precio de la leche, deben ser duplicados a septiembre de 2008. Obviamente, este ingreso debe computarse como del grupo familiar que hemos descripto antes. Sin embargo, aun así, superan ampliamente los obtenidos por amplias franjas de población urbana y rural. El nivel de consumo derivado de este nivel de ingresos es relativamente elevado. Asimismo, debe recordarse que el contrato de mediería implica la provisión por parte del propietario de casa para el tambero y su familia. Es decir que, en primera instancia, éste no tiene gastos de vivienda presente ni de desplazamiento para ir a su trabajo. Asimismo el 90% de los tamberos declara poseer uno (en algunos casos hasta dos) automóviles, en promedio modelos con 10/20 años de antigüedad, poseen televisión, heladera, teléfono celular, termo de agua caliente y calefacción. Desde la perspectiva subjetiva, el 100% de los entrevistados manifestó que el trabajo en su vida era “Muy importante” o “ImporPágina 34

En síntesis, la satisfacción laboral de los tamberos medieros se funda en aspectos objetivos (nivel de compensación, acceso a un nivel de vida de perfil similar al de la clase media urbana y movilidad social). En lo subjetivo, la satisfacción se deriva del conocimiento de la tarea, del trabajo en familia, de la autonomía en el desempeño de las tareas y de la percepción propia acerca del reconocimiento social de la actividad. Di-satisfactores son la rutina y la carga horaria.

A modo de conclusión El objetivo del presente artículo estará cumplido si el lector no conocedor de la actividad se familiariza con la evolución y complejidad de la ocupación. La descripción efectuada trasciende los tipos clásicos (peón, chacarero, bracero, chango, latifundista, etc.) acerca del trabajo y los grupos sociales emergentes en el campo y motiva, tal vez, a un estudio sistemático de esta nueva realidad. Algunas cuestiones quedan inconclusas y para el debate: ¿Es viable esta ocupación en el futuro? ¿Qué ha hecho el sistema educativo formal para preparar técnicos tamberos? ¿Es viable la mediería como institución reguladora de relaciones laborales? Quedan planteadas las cuestiones. EMPRESA Nº192


Desde Oxford

Dejo la biblioteca de St. Antony’s College y parto en mi bicicleta rumbo a la cena en el Sommerville College. Al llegar el porter, con su flema británica y su sombrero de hongo, me indica respetuosamente el camino a través de los patios de piedra. Ingreso vestido con mi toga, como es de rigor para estos encuentros formales. Los anfitriones nos reciben en una sala contigua para disfrutar del clásico aperitivo, un “vino de Jerez o sherry”. Desde los amplios ventanales de la sala se pueden ver los jardines iluminados del college y su capilla. Nos invitan a pasar al salón principal o hall. Las mesas ya están dispuestas, las velas encendidas, nos rodea la madera, y los cuadros de honor nos hacen sentir el paso del tiempo. El lugar es único. Nos vamos acomodando en nuestros lugares respectivos, y los anfitriones relatan la historia del Somerville College. Fundado a fines del siglo XIX, es hoy uno de los 38 colegios que componen la Universidad de Oxford. Durante varias décadas funcionó exclusivamente como un colegio para mujeres. Tuvo entre sus miembros más destacados a Margaret Thatcher. Santiago Mariani Argentino. Actualmente realizando el Master of Science in Public Policy in Latin America. Página 36

Al frente del salón, notamos imponente la mesa alzada para los miembros Senior de la “congregación”. Nadie está

sentado todavía. Nuestras mesas están ubicadas en un escalón inferior; desde ya, somos simplemente estudiantes. El mensaje que deja la disposición de las mismas es claro. Todos nos miramos y pensamos: “Algún día..., algún día...”. Quienes pertenecen a la Universidad de Oxford, nos recuerdan, forman parte de la “congregación” en referencia a los religiosos que la fundaron allá por el siglo XIII. La cena en Sommerville nos hace sentir con fuerza que somos parte de ella. Ingresan los Senior members caminando detrás del Warden (Director) del college, todos en fila y por orden de importancia. Nos paramos para recibirlos y permanecemos en silencio. Hace más de un siglo que así se celebran las cenas. La tradición se conserva y las formas permanecen a manera de ritual. Benedicto benedicatur, son las palabras en latín que pronuncia el warden del college para bendecir la ceremonia. Golpea con el martillo la peana, pronunciamos a coro el “Amén”. Ya podemos sentarnos y con el ingreso de los mozos y el plato de entrada, comienza la cena. Nos sentamos mezclados entre los miembros de St. Antony’s y los de Somerville. La conversación transcurre amigablemente. El primer tema es la existencia de Dios. Difícil argumentar en inglés acerca de semejante cuestión. A mi izquierda, un economista alemán sostiene creer en algo, pero no estar seguro. Un caso de agnosticismo pienso, EMPRESA Nº192


Cena con mesa alzada en un College de la Universidad de Oxford hay esperanza. Frente al alemán está sentada una especialista en desarrollo de la India que también participa del intercambio. Intento que la conversación gire en torno a la tradición de Oxford, su escudo de armas y su lema: Dominus Illuminatio Mea (El señor es mi luz). Pongo como ejemplo a Santo Tomás Moro, profesor de nuestra Universidad y santo patrono de los hombres públicos, me refiero al Cardenal Newman, su conversación y militancia a través del The Oxford Movement. Las dudas persisten en ellos. El relativismo no cesa. Ingresan, nuevamente y coordinados, los mozos con el segundo plato. El cordero y las papas nos permiten pasar a otros temas como la Unión Europea y los líderes que la formaron. Vuelven los valores religiosos a la mesa mediante un artilugio que intento llevar adelante. Mi argumento gira en torno a esos inolvidables democristianos que tuvieron la visión de ponerla en marcha. No dan crédito a mi tesis. El relativismo sigue imperando, se ponen como factores de éxito otras cuestiones. En mi cabeza gira el Mercosur. ¡Ay, Mercosur! ¿Dónde estarás y cuando serás..., Brasil ya no te quiere? A mi derecha “pierdo” al compañero que está solamente concentrado en seducir a una dama bastante guapa de Oregon. Introduzco el tema de la primaria fallida de Robert Kennedy en Oregon, primera elección que los Kennedy pierden en su historia. La norteamericana sorprendida con este dato se interesa en mis argumentos sobre los políticos católicos. Es inevitable hablar ahora Diciembre 2008 / Enero 2009

de la elección reciente y de Barack Obama. Mi compañero de la derecha me mira consternado. Decido entonces emprender con dignidad la retirada y conversar nuevamente con el economista de la izquierda. El vino sigue corriendo, la relajación ya es total y podemos hablar de la vida universitaria en Oxford. Llegamos a la conclusión que nos quieren civilizar con estas tradiciones, que son parte necesaria de la formación humanista que estamos recibiendo. La aspiración a la universalidad y a sus valores es lo que estamos encontrando en nuestro camino. Aquellos que pensábamos en venir a “especializarnos”, nos damos cuenta que debemos regresar a lo universal. Terminado el postre nos volvemos a parar para despedir a los Senior members, en silencio. Detrás del Warden vuelven a salir todos respetando al hacerlo el orden de importancia. El ambiente se relaja. Ahora somos solamente los estudiantes los que nos quedamos. Volvemos al salón contiguo para disfrutar de café, chocolates y más charla. Transcurre la noche, se hace tarde; luego de esa maravillosa ceremonia sentimos que es hora de regresar. Nos esperan en algunas horas las más de cien bibliotecas de la Ciudad de Oxford para continuar con los dulces rigores de la academia.

Página 37


Te s t i m o n i o

Celso Enrique Arabetti

La paz es posible “Amor y verdad se han dado cita, justicia y paz se abrazan”. (Sal. 85,11)

El 16 de octubre de 1978, hace ya más de treinta años, cuando una fría tarde otoñal caía sobre la Plaza de San Pedro, siendo las 18.15, surgió de la pequeña chimenea sobre la Capilla Sixtina (esta vez, sí) el humo blanco. Teníamos nuevo Papa. Había sido elegido el cardenal Karol Jozef Wojtyla Kaczoroska. ¿Quien era este casi desconocido cardenal que rompía, después de aproximadamente 500 años, con la tradición de un Papa no italiano? No falto quien, en la concurrida Plaza de San Pedro, asombrado, expresara: “e un afrikano”, “un Papa nero”. No, este cardenal era, desde 1964, el arzobispo de Cracovia. Karol Jozef Wojtyla, que adoptó el nombre de Juan Pablo II en homenaje al corto pontificado de su antecesor Juan Pablo I, era el primer Papa polaco y venía de una sufriente Iglesia de la Europa Central, con una rica historia pastoral.

Socio de ACDE y Miembro del Consejo de Redacción de Empresa. El artículo contó con la colaboración de Ana Cecilia Martiarena.

hermanos y hermanas”, dijo en un claro y duro italiano. Estas palabras que sonaron distintas fueron el símbolo del inicio de un inapreciable pontificado, que viviríamos en plenitud durante un cuarto de siglo. No hubiéramos imaginado, quienes hemos transitado esta parte de la historia, que treinta años después, estaríamos hoy recordando juntos a estos hombres de Dios, a quienes la providencia puso al servicio de una causa: la búsqueda de la paz entre dos naciones que, unidas por largos lazos de historia y hermandad, se precipitaban al abismo de una guerra. Argentina y Chile habían entrado en una etapa que parecía no tener retorno. La Navidad de 1978 se aproximaba con más prolegómenos de guerra que con vocación de paz. El viejo diferendo por las islas Picton, Lennox y Nueva, ubicadas en el canal de Beagle, eran esta vez el tema central de nuestro desencuentro.

Cuando Juan Pablo II apareció por primera vez en la logia de San Pedro, a su izquierda, solo separado por el maestro de ceremonias, había un prelado, a quién los argentinos, muy poco tiempo después llegaríamos conocer y a familiarizarnos con su nombre; era el cardenal Antonio Samoré.

No es mi intención entrar en un análisis sobre los ya históricos conflictos, sino recordar a quienes fueros los artífices de una verdadera gestión de paz y tener en este nuevo adviento, un sentido recuerdo a quienes supieron interpretar que:

Ese día, un Papa polaco rompía con la tradición de dirigirse a sus fieles en vez de impartir solo la bendición apostólica en latín. “Alabado sea Jesucristo. Mis queridos

“La paz es un valor y un deber universal, halla su fundamento en el poder racional y moral de la sociedad que tiene sus raíces en Dios mismo”.

Página 38

EMPRESA Nº192


Te s t i m o n i o

Podemos decir que cuando no habían transcurrido muchos días de su pontificado, el 23 de diciembre, Juan Pablo II toma su primera iniciativa diplomática, destacando al cardenal Antonio Samoré como mediador del conflicto. Hay que recordar que, desde 1885, la Santa Sede no había sido mediadora en ningún conflicto entre países. La última intervención había ocurrido entre España y Alemania, lo que pone en evidencia el valor que tenía la paz para este nuevo Papa. La Curia Vaticana no dejo de manifestarle que mucho temían por el éxito de su intervención. En respuesta surge el coraje y

El cardenal Samoré en una de sus tantas visitas a la Argentina en tiempos del conflicto con Chile.

Testimonios “Juan Pablo II, cada día, en su vida, en sus actos, ha buscado construir la paz de tantas maneras; primero con la palabra, con la predicación, porque la palabra es algo que puede cambiar la vida de la fe. Juan Pablo II dio un testimonio concreto de este cambio”. Dr. Marco Gallo

“Yo creo que los dos países se dan cuenta de lo absurdo de una guerra y que la paz trajo muchos más bienes. Porque hay países que se arrepienten de haber estado en paz en otra época de la historia; en cambio nosotros hemos aprendido eso”. Prof. Joaquín Fernandois Universidad Católica de Chile

Coordinador de la Cátedra Juan Pablo II, Universidad Católica Argentina

“...el Papa no es ni poder militar ni poder económico ni político; es un poder espiritual, entonces nos tiene que servir para reflexionar sobre esta realidad: cómo el poder espiritual muchas veces puede más que el poder militar, el económico o el político”. Dr. Rosendo Fraga Analista Político. Presidente del Centro de Estudios para la Nueva Mayoría.

Diciembre 2008 / Enero 2009

“La enseñanza que nos deja la intervención de Su Santidad en aquellas horas aciagas es que la paz es producto del diálogo y la negociación. La paz auténtica requiere de la mutua comprensión a fin de que las aspiraciones de las partes se vean reflejadas con justicia. Porque la paz, en efecto, debe ser también obra de la justicia”. Mons. Dr. Alfredo Zecca Rector de la Universidad Católica Argentina

“Siendo ejemplar, el cardenal Samoré, por su fidelidad y su objetividad; hay otras cualidades necesarias en cualquier obra de envergadura como lo son la inteligencia y el esfuerzo imaginativo. La prudencia en esos días y la paciencia en cada momento para lograr superar los estatus e inconvenientes que se presentan en ese camino. Y el Cardenal Samoré dio buena prueba de ello”. Arzobispo Faustino Sainz Muñoz Nuncio Apostólico en Gran Bretaña e integrante del equipo de mediación.

Extracto de las entrevistas realizadas para el Programa Factor Futuro (Canal Metro) al cierre de la Jornada organizada por la UCA: “A 30 años de la Mediación de Su Santidad Juan Pablo II en el Diferendo Austral entre Argentina y Chile”.

Página 39


Te s t i m o n i o

el valor de quien había vivido la guerra y padecido la ocupación de su patria por dos potencias dictatoriales.

siones de carácter diplomático. En 1950 fue Nuncio en Colombia y luego, de 1953 a 1967, estuvo a cargo de la Secretaria, hoy llamada para las Relaciones con los Estados.

Cualquier riesgo, antes que la guerra. El cardenal Samoré, de 73 años recién cumplidos, persona sencilla y austera, tenía una larga experiencia en el campo de la diplomacia vaticana. Pese a que cuando fue convocado para esta misión, parecía casi olvidado, ya que cumplía funciones más bien burocráticas en el Archivo y la Biblioteca Vaticana. Cincuenta años al servicio de la santa sede, más de treinta de ellos habían sido en mi-

El cardenal Casaroli, profundo conocedor de la diplomacia vaticana, no habría sido ajeno a la propuesta de su elección por parte de Juan Pablo II. Acompañó al cardenal Samoré en esta difícil misión, el hoy nuncio en Gran Bretaña, monseñor Faustino Sainz Muñoz. Las condiciones de gran diplomático, su enriquecedora experiencia, la fidelidad inquebrantable a quien hay que representar, una autoridad moral innata eran un pa-

El valor del diálogo El recuerdo de los acontecimientos de hace treinta años está indisolublemente unido a la amada figura del Papa Juan Pablo II y a la destacada obra de su Delegado especial, el cardenal Antonio Samoré, ambos muy comprometidos en la búsqueda de la paz y de la concordia entre los pueblos argentino y chileno, unidos desde siglos por sólidos vínculos de fe y solidaridad. Es obligado mencionar también al Card. Agostino Casaroli y a sus colaboradores que, tras la muerte del llorado Card. Samoré, finalizaron los trabajos de mediación, hasta conseguir la firma de un Tratado de Paz y Amistad, que tuvo lugar en el Vaticano el 29 de noviembre de 1984. Fue un ejemplo admirable de construcción de la paz a través de la vía maestra y siempre actual del diálogo, que tiene como finalidad no la supremacía de la fuerza y del interés, sino la afirmación de una justicia ecuánime y solidaria, fundamento seguro y estable de la convivencia entre los pueblos. A treinta años de aquellos hechos, la mediación de Beagle sigue siendo un

Página 40

ejemplo que se puede poner para llamar la atención de la Comunidad internacional, que demuestra, junto a la paciencia y a la responsabilidad de las partes implicadas, cómo en todas las controversias el diálogo no perjudica los derechos, sino que amplía el campo de las posibilidades razonables para resolver las divergencias. Es necesario, por tanto, seguir recurriendo a la diplomacia y a sus métodos de negociación, para garantizar la paz, la seguridad y el bienestar. Las nuevas generaciones, teniendo presente las lecciones de la historia, antigua y reciente, están llamadas a mirar el futuro con ojos de esperanza y a comprometerse en la realización de la civilización del amor, de la cual Juan Pablo II fue profeta, aunque no siempre fuera escuchado. Benedicto VXI

Extracto del Mensaje de Benedicto XVI leído en la Jornada “A 30 años de la Mediación de Su Santidad Juan Pablo II en el Diferendo Austral entre Argentina y Chile”, organizado por la Universidad Católica Argentina (16 de octubre de 2008).

EMPRESA Nº192


Te s t i m o n i o

trimonio reconocido incluso por aquellos, que no solo no son creyentes, sino que dudan de las intervenciones, cuyo fin ultimo es la búsqueda de la paz.

El Tratado de Paz y Amistad entre Chile y Argentina fue firmado ante el secretario de Estado Vaticano, cardenal Agostino Casaroli, en 1984. La paz era posible.

El 9 de enero de 1979, la Argentina y Chile solicitaron formalmente la mediación papal. El acuerdo de Montevideo disipa las señales de guerra y comienza la larga etapa de negociaciones, cuyo fin el cardenal Samoré no llegaría a ver.

El importante paso cordillerano entre Argentina y Chile, conocido como paso Puyehue, hoy lleva con toda justicia el nombre de cardenal Samoré.

Su muerte llegó anticipadamente; el celo y el esfuerzo puesto en su misión, para la que no tuvo descanso, conspiraron para ello. Falleció el 3 de febrero de 1983. Sus últimas palabras fueron para Juan Pablo II. En un susurro, le dijo al cardenal Casaroli: “Di al Santo Padre que mi sono stato semper fedele (he sido siempre fiel)”.

Diciembre 2008 / Enero 2009

Nunca será suficiente el agradecimiento que podamos manifestar a estos dos grandes hombres de la iglesia, que demostraron que el verdadero servicio a Dios es la paz. Si alguna vez cruzamos a Chile por este paso, escuchemos en lo profundo de nuestro corazón, las palabras que Samoré expreso al inicio de su misión: “Veo una lucecita de esperanza al final del túnel”.

Página 41


Desde España

Dicen que el matrimonio está en crisis. Dicen que los jóvenes ya no quieren casarse. Dicen que han triunfado formas más libres de convivencia que no ponen en riesgo la posibilidad de un fracaso. Dicen que el divorcio exprés ha pasado por la institución familiar como un tornado y que los casados desgajan el armazón de sus promesas con apenas un trámite con el que se hace realidad el “si te he visto, no me acuerdo”.

Miguel Aranguren Escritor y artista plástico español. Colaborador para El Mundo, Telva, el Correo y Alba, entre otros medios europeos. El thriller La sangre del pelicano es su reciente y séptima novela publicada. www.miguelaranguren.com.

Página 48

Los que dicen y dicen tantas banalidades acerca del matrimonio desconocen la esencia misma del amor, que no es una mera probatura, un vamos a ver qué tal, un si no funciona aquí santas pascuas. El matrimonio poco tiene que ver con esas relaciones de todo a cien fabricadas en molde, en las que uno juega al amor como pudiera haberse puesto a jugar a las chapas. El matrimonio es algo muy serio. Muy bonito y muy serio, que ambos términos se complementan bien y trazan el dibujo de la institución primigenia de la sociedad humana: un hombre y una mujer que se quieren y porque se quieren deciden formar entre ellos una unidad sin condiciones. Repito, sin condiciones, de tal forma que puedan sobrellevar con alegría los sinsabores de una larga vida en común. Pero también los momentos felices, los proyectos y la formación de nuevas vidas. La belleza del matrimonio está desde hace tiempo mal contada. Puede que los que estamos implicados hasta el tuétano en la vida familiar hayamos dejado a otros –que han fracasado en el amor- que cuenten en qué consiste la vida en común. Y claro, como cada cual EMPRESA Nº192


Hasta el final del final bebe de su experiencia, han transfigurado el matrimonio en un esperpento que poco o nada tiene que ver con la realidad. El noviazgo es una faceta interesante, fundamental para ceñir después un vínculo más sólido. Pero nos confundimos cuando focalizamos toda la atención en los novios, ya que estos aún viven una especie de sombra del amor en la que no existe el compromiso ni, por tanto, la entrega radical. El hombre o la mujer que cambian y vuelven a cambiar de novio, de ligue, de compañero o de amante ocupan demasiada atención en nuestra vida (los medios de comunicación, las películas, las conversaciones, el sector de la información rosa…), como si fueran ellos los auténticos adalides del amor. Por sus rostros y testimonios deducimos que disfrutan en esa búsqueda, a veces enfermiza, de la estabilidad emocional con la que se lanzan a aventuras sin ton ni son que ya desde el principio anuncian a los cuatro vientos su caducidad. La versatilidad de sus acompañantes, la sensación de seguridad que muestran ante cámaras y micrófonos, la interpretación de estar viviendo una historia de cuento desfigura la realidad, que es mucho más amarga: “no consigo soportar a nadie o nadie logra soportarme a mí, mientras a mi lado siempre encuentro a algún familiar y amigo que mantiene un amor estable y duradero con el que se libran de tantas lágrimas, de tanto ir y venir, con el corazón en las manos, dispuesto a entregárselo al primero que me lo pida”. Diciembre 2008 / Enero 2009

Detrás de la careta de aparente felicidad del novio eterno, del amante sin par, suele esconderse el escozor de una vida no completada. Porque el amor es donación, un proyecto que comienza el día que se verifica el compromiso público de amar a otra persona hasta los huesos, en salud y en enfermedad, en bonanza y necesidad, y que no termina nunca porque nunca acaba de perfeccionarse. La donación matrimonial es total y creciente, una suerte de perfección humana que –si se plantea bien, sin reservas de egoísmo en un por si acaso- cada vez nos hace más felices porque nos convierte en más dueños de nosotros mismos mediante nuestro abandono total en el otro. Tal vez escriba un lenguaje difícil de entender por esta sociedad en la que los papeles están cambiados. Como decía al principio, es hora de que los que vivimos la pasión del matrimonio comencemos a contar que no se trata de una equivocación de la juventud. Ni mucho menos. Es la mejor elección que pueden tomar un hombre y una mujer que se quieren y que desean quererse hasta el final del final. Así de sencillo.

Página 49


Sociedad

Augusto Zampini

Las protestas callejeras ¿Un derecho cívico o un atentado a la convivencia? Zampini nos invita a reflexionar acerca de “los piquetes” una expresión de protesta que la sociedad civil ha tomado como herramienta de acción directa. Los valores en juego que involucran este tipo de medidas y el déficit de la justicia para dirimir los conflictos sociales son parte importante de este análisis. Para el autor no se puede justificar moralmente esta forma de reclamos. Y como “la justicia es el equilibrio entre la moral y el derecho”, desequilibrar aquella balanza generaría mayor injusticia. El remedio sería peor que la enfermedad. Los piquetes argentinos no se presentan como una salida justa, ni tolerante, ni dialogante y consensuada para solucionar nuestro déficit de justicia. Pero como este último existe, si deseamos mantener esta postura y disminuir o abolir el piqueterismo, precisamos crecer en un sistema de protección de derechos, sobre todo para los más necesitados.

Una realidad Lic. en Economía (UNLP). Especialista en Administración Financiera (UBA). Profesor Administración Financiera (UBA). Analista de Research Provinfondos S.A.

Para hacer un análisis ético de algún asunto es necesario partir de la realidad. Echemos una atenta mirada a las protestas callejeras del último año en nuestro país : • Corte de los habitantes de la Villa 31 al ingreso a la Ciudad de Buenos Aires por el Acceso Norte, acceso que la atraviesa por sus aires. • Cortes de quienes reclamaron en contra de la estatización de las AFJP en el Página 50

Congreso y en la Quinta de Olivos. • Corte de los taxistas y de los colectiveros por la reglamentación de carriles exclusivos. • Cortes de grupos llamados “piqueteros” en diversos puntos de las principales ciudades del país, pero que suelen reincidir en el acceso sur a la Ciudad de Bs. As. • Cortes de sindicalistas por diferentes reclamos gremiales en todo el país. Vale mencionar el corte de la Asociación de los Trabajadores del Estado (ATE), quienes junto al Instituto de Tecnología Industrial (INTI) cortaron la General Paz, avenida que circunvala a la Ciudad de Bs. As. Este corte terminó en la justicia, quien absolvió a los manifestantes sosteniendo que ellos hacían uso de su derecho constitucional de libre expresión y en el caso de los sindicalistas, de legítimos reclamos salariales. Una vez absueltos, sindicalistas y técnicos decidieron festejar y ¡volvieron a cortar la calle por 20 minutos! EMPRESA Nº192


Sociedad

• Cortes de los productores rurales por reclamos contra impuestos abusivos. • Amenazas de productores rurales de Santa Rosa a cortar la ruta del Rally Dakar, que en enero de 2009 se correrá por caminos de Argentina y Chile. • Cortes varios de docentes por sus reclamos laborales. • Cortes de un grupo de estudiantes en protesta por la inseguridad, malos tratos y el mal estado de las instalaciones de un hostel. • Cortes múltiples para pedir mayor seguridad de ciudadanos de diferentes clases sociales y en distintas ciudades del país. • Corte de calles por vecinos de Almagro, Boedo y Caballito debido a la falta de suministro de luz y agua. • Corte permanente de vecinos de una ciudad (Gualeguaychú) a una ruta internacional que da paso a un país vecino. Ya lleva dos años. • Corte de las vías del ferrocarril por habitantes que usurpan tierras aledañas al mismo en reclamo de sus derechos básicos de vivienda. Estas noticias, tan sólo de los últimos meses, revelan que estamos ante un nuevo fenómeno social: “el piqueterismo”. Nacido en los albores del nuevo siglo, tomó vuelo y color en los últimos años. Consiste en reclamar derechos propios o de algún grupo impidiendo el paso de otros. Se buscan lugares y horas claves para afectar a la mayor cantidad de conciudadanos posibles y obtener una fuerte exposición mediática. No es exclusivo de una clase social. Los concretan vecinos de clases bajas, medias y altas, organizaciones sindicales de izquierda y productores rurales, estudiantes y maestros, sindicalistas e investigadores en tecnología, grupos pequeños y ciudades enteras. Se trata de una actitud que ha venido a engrosar el patrimonio cultural argentino. Diciembre 2008 / Enero 2009

Valores en juego Al analizar esta nueva expresión social encontramos algunos valores en juego. Por tratarse de un conflicto de valores, precisamos identificarlos y contextualizarlos para discernir cómo resolver el conflicto, es decir, cómo armonizarlos o qué valores deberían primar sobre otros. - Derechos humanos (DD.HH.) y Estado de Derecho

Las causas de los cortes son generalmente reclamos por DD.HH.: a la vida y a la integridad física, a la libertad de sindicación y de reclamo, a la no injerencia abusiva del Estado en la actividad privada (derechos que corresponden a los llamados de primera generación); a la vivienda, a la educación, a la seguridad personal y social, a un salario justo (derechos que corresponden a los llamados de segunda generación); y también a la protección del medio ambiente (derecho que corresponde a los llamados de tercera generación o de los pueblos) . Analizados exclusivamente por sus causas, estos reclamos están más que justificados. En efecto, los DD.HH. corresponden a la naturaleza humana y no pueden ser violados ni alienados. Se basan en la dignidad de la persona humana, tal como lo reconoció la declaración de las Naciones Unidas de 1948 y lo explicó la Iglesia Católica en su Constitución Apostólica Página 51

Zampini: “Al existir formas razonables y mejores para solucionar los conflictos, la sociedad no puede aceptar como válida estas protestas violentas que afectan la convivencia”.


Sociedad

Gaudium et spes de 1966 . La dignidad no depende de los méritos individuales, es esencialmente igualitaria y no se pierde nunca, ni siquiera cuando el sujeto comete acciones indignas. A diferencia de lo que ocurría en el derecho romano, en donde tenían dignitas las personas que merecían un respeto especial o privilegiado, en el mundo moderno la dignidad no se debe sólo a los que tienen cargos o méritos especiales, se debe a todos los hombres y mujeres por el sólo hecho de ser personas humanas. “Sólo el reconociSi bien la tarea de tutelar y promover miento de la dignidad humana hace los DD.HH. es de todos los integrantes posible el crecimiento común y la de una comunidad, las violaciones dignidad de todos” (CDSI, 145). Por a ellos o los conflictos que de ellos ende, si aceptamos que hay violaciones puedan derivarse deberían ser a estos derechos que afectan la dignidad resueltos por el Poder Judicial, poder de las personas y que impiden el creen quien la sociedad delegó esta tarea. cimiento de la sociedad, los reclamos serían legítimos. La forma de estos reclamos, sin embargo, podría cuestionarse. Toda solicitud por los DD.HH. necesita un contexto determinado. Se lo suele identificar como el “estado de derecho”, sin el cual ningún derecho violado podría ser recuperado con justicia. En un sistema republicano, esta clase de reclamos se realiza a través del sistema judicial. Este “poder” es el encargado de armonizar los diferentes derechos de los ciudadanos. Si bien la tarea de tutelar y promover los DD.HH. es de todos los integrantes de una comunidad, las violaciones a ellos o los conflictos que de ellos puedan derivarse deberían ser resueltos por el Poder Judicial, poder en quien la Página 52

sociedad delegó esta tarea. El gobierno por medio de representantes que menciona la Constitución Nacional, no se limita a la administración (Poder Ejecutivo) ni a la regulación (Poder Judicial). Los jueces son también representantes de los ciudadanos, nombrados para impartir justicia y de este modo impedir que sólo los fuertes y poderosos puedan defender sus derechos. Estas afirmaciones parecerían descalificar la vía piquetera de reclamos por los derechos naturales de las personas. Sin embargo, existe un problema jurídico-moral que complica aún más la cuestión. Cuando los jueces se encierran en un positivismo extremo y desconocen los derechos naturales de las personas, éstas suelen rebelarse, y es justo que así lo hagan. En efecto, en los DD.HH. están condensadas las principales exigencias morales y jurídicas de una sociedad, y constituyen una norma objetiva que es el fundamento del derecho positivo y que no puede ser ignorada bajo ningún punto de vista . Cuando son ignorados, y encima por los representantes de la sociedad para impartir justicia, se comete una flagrante injusticia. Buscar la justicia, aquí, ¿no implicaría cuestionar el orden legal establecido? En estos casos, ¿no tienen los ciudadanos el derecho de resistencia? Desde un punto de vista ético siempre se ha reconocido el derecho de resistencia contra las injusticias institucionales. Para iluminar y encausar este derecho la Doctrina social de la Iglesia ha ido estableciendo pautas: (i) debe tratarse de violaciones ciertas, graves y prolongadas de los derechos fundamentales; (ii) se deben haber agotado todos los recursos; (iii) no debe provocar peores desórdenes; (iv) debe haber una esperanza fundada de éxito; y (v) debe ser imposible prever razonablemente soluciones mejores . Veamos si nuestros piquetes cumplen estas pautas. EMPRESA Nº192


Sociedad

En algunos casos, no en todos, pueden tratarse de violaciones a derechos fundamentales, y pueden ser graves y prolongados (ej. integridad física, viviendas dignas, etc.). En ocasiones, también estarían agotadas las vías judiciales del reclamo (ej. en los casos penales o ambientales). En casi todos los casos se generaron desórdenes, pero calificar si son peores es una tarea difícil, pues depende del sector social desde donde se lo mire (los afectados que reclaman o los afectados por el reclamo). La esperanza de éxito del “piquete” es alta. Lamentablemente comprobamos que resulta en ocasiones más exitoso que los reclamos tradicionales e institucionales. Hasta aquí, y sólo para ciertos casos, podríamos justificar el derecho de rebeldía al orden establecido en función de los DD.HH., puesto que éstos sustentan todo orden jurídico. Pero el último requisito no parece cumplirse, al menos en la situación actual de nuestro país. Existen muchas soluciones razonables y mejores a la hora de resolver estas protestas. De hecho, luego de realizados los piquetes, esas soluciones suelen aparecer. Esto es una prueba irrefutable de la inconveniencia de este tipo de movilizaciones. Al existir formas razonables y mejores para solucionar los conflictos, la sociedad no puede aceptar como válida estas protestas violentas que afectan la convivencia. En síntesis, el piqueterismo argentino actual nos obligó a analizar dos valores en juego: los DD.HH. y el Estado de Derecho. Si bien el reclamo por el primer valor (DD.HH.) en sí mismo considerado es de extrema justicia, si lo analizamos en las circunstancias actuales de nuestro país, para que sea realmente justo necesita respetar el segundo valor analizado (Estado de Derecho). Hoy, y en nuestra República, no se puede justificar moralmente esta forma de reclamos. Y como “la justicia es Diciembre 2008 / Enero 2009

el equilibrio entre la moral y el derecho”, desequilibrar aquella balanza generaría mayor injusticia. El remedio sería peor que la enfermedad. - Libertad y Tolerancia

El piqueterismo también pone en juego otros dos valores democráticos esenciales, la libertad y la tolerancia. ¿Se puede vivir en democracia sin libertad? Decididamente no. Es lógico entonces que los ciudadanos se crispen cuando ven cercenados sus derechos a transitar libremente. También es lógico que otros ciudadanos se violenten cuando se les vulneran sus derechos esenciales y deseen manifestarlo públicamente. Muchos creen que realizar piquetes es un derecho y que además contribuye al bien común. PoSe nos califica fácilmente de dríamos imaginar la siguiente fundamen“intolerantes” cuando esbozamos tación: “¿Por qué no podemos protestar ciertos límites a las expresiones de en el lugar y en el momento que deciotros en aras de un bien social o en dimos? Somos libres para ello, y además respeto a los bienes individuales.Y estamos haciendo un bien a la sociedad esta desvirtuación de la tolerancia la entera al reclamar por derechos esenha convertido en un despropósito ciales, aunque sean de una minoría. Los que ha dado lugar a nuevas formas de otros ciudadanos deberían no sólo autoritarismo. tolerar nuestro justo reclamo, sino que deberían apoyarnos en nombre de la democracia”. De esta manera se oponen libertades de unos con libertades de otros ciudadanos. Con el dicho pseudo-jurídico: “la libertad de uno termina donde comienza la del otro”, o con la regla de oro moral: “(no) hagan a los demás lo que (no) quieren que les hagan a Uds. ” se podrían zanjar estos conflictos libertarios. Pero el planteo maniPágina 53


Sociedad

La tolerancia bien entendida no entra en conflicto con la libertad sincera, que nunca es absoluta. Armonizar estos valores es necesario para ir solucionando esta forma violenta de protestas por los derechos esenciales de algunos. Pero para ello se requiere una tarea conjunta de todos los integrantes de la sociedad.

fiesta otra pugna de valores: la libertad con la tolerancia. ¿Quién debe tolerar? ¿El que padece el desconocimiento de un derecho mientras realiza el reclamo por vía institucional? ¿O el que sufre el piquete debe tolerar que vulneren su libertad porque su conciencia ciudadana reconoce que el reclamo por aquellos derechos es cierto y legítimo? ¿Se oponen tolerancia y libertad?

“La tolerancia es la virtud indiscutible de la democracia. Sin ella, la democracia es un engaño, pues la intolerancia conduce directamente al totalitarismo”. Sin embargo, esta virtud esencial para nuestra actual forma de organización política produce sospechas en más de uno. En primer lugar, porque resulta incómoda y es trabajoso lograrla. Exige un respeto al prójimo, quienquiera que éste sea. Respetarlo significa no perseguirlo, ni discriminarlo ni marginarlo por sus convicciones, algo en que los argentinos necesitamos aún evolucionar. Pero también las sospechas se deben a que en nombre de esta virtud se han otorgado cheques en blanco a varios grupos para expresar sus convicciones y reclamos de la forma en que se les plazca. La tolerancia se ha corrompido y se ha convertido en un “prohibido prohibir”. Se nos califica fácilmente de “intolerantes” cuando esbozamos ciertos límites a las expresiones de otros en aras de un bien social o en respeto a los bienes individuales. Y esta desvirtuación de la tolerancia la ha convertido en un despropósito que ha dado lugar a nuevas formas de autoritarismo. Página 54

Por lo tanto, la tolerancia bien entendida no entra en conflicto con la libertad sincera, que nunca es absoluta. Armonizar estos valores es necesario para ir solucionando esta forma violenta de protestas por los derechos esenciales de algunos. Pero para ello se requiere una tarea conjunta de todos los integrantes de la sociedad. La tolerancia se trabaja. No trabajar en el crecimiento gradual de la tolerancia genera serias consecuencias sociales, enferma la manera de vincularnos y dinamita las bases de una sociedad plural. No hay excusas, entonces, para omitir esta tarea. Pero este trabajo también consiste en purificar su término, en valorarla en su verdadero rostro y no en su caricatura, en devolverle su esencia. La tolerancia no es escepticismo ni indiferencia, sino responsabilidad y compromiso. La responsabilidad de establecer los justos límites a las expresiones libres de los ciudadanos cuando éstas afectan el interés general y la convivencia pacífica de la ciudadanía no puede ser tarea exclusiva del Estado. En efecto, el Gobierno no puede obrar ni fuera de la ley ni tampoco a espaldas de la comunidad política. Cuando obra fuera de la ley pierde inmediatamente su legitimidad. Los argentinos, lamentablemente, ya hemos experimentado reiteradas veces las nefastas consecuencias de este obrar autoritario. Pero cuando un gobierno obra sin el consenso ciudadano, sobre todo limitando la forma de expresión de algunos grupos, también pierde legitimidad. El grado de inmediatez de aquella pérdida dependerá del impacto mediático del accionar gubernamental. Esto tampoco colabora con al sistema democrático. Si el “vale todo” es injustificable, el “que ellos se encarguen” (por el Estado) tampoco lo es. Los ciudadanos, a quienes representa el Gobierno, también son responsables de generar un ambiente sano y tolerante. Aún cuando el grado de responsabilidad difiere entre EMPRESA Nº192


Sociedad

gobierno y gobernados, sobre todo cuando se trata de generar las condiciones de socialidad básicas para que los grupos y los individuos puedan desarrollarse, la ciudadanía tiene mucho que hacer al respecto. Tolerar aquello que beneficia a la sociedad, aunque no me beneficie individualmente, es un deber. No tolerar aquello que nos perjudica a todos también. Claro que entonces nos topamos con otro conflicto. ¿Cómo saber cuándo un piquete beneficia o perjudica a la comunidad? ¿Quién lo determina? No podemos analizar profundamente aquí esta cuestión. Sí podemos dar un principio de justicia que ayude al lector a continuar la discusión. Lo tomamos del filósofo John Rawls, quien sostiene que un sistema estable de justicia no puede fundarse en el sacrificio de algunos miembros (generalmente los menos favorecidos) en aras del bien común, a menos que aquellos que tienen que sacrificarse se identifiquen fuertemente con intereses más amplios que los suyos. No hay estabilidad cuando la mayoría puede vulnerar derechos fundamentales de la minoría. Como el utilitarismo reinante favorece el sufrimiento de algunos en aras de muchos e incentiva las desigualdades (ej. no favorecer políticas donde las clases necesitadas consuman preciosos recursos que puedan perjudicar a la mayoría de la población), Rawls propone entonces algunas correcciones al principio de utilidad, dentro de los cuales se destaca el de la desigualdad benéfica: las desigualdades sociales y económicas pueden aceptarse (e incluso contribuir a la justicia) cuando cumplen dos condiciones: (i) están vinculadas con una igualdad equitativa de oportunidades; y (ii) promueven el mayor beneficio para los miembros menos aventajados de la sociedad. Análogamente, y volviendo a nuestro caso, para que los piquetes sean útiles a la sociedad, es decir, para que sean justas demandas Diciembre 2008 / Enero 2009

de derechos y así un deber moral y social tolerarlos, deberían: (i) garantizar igualdad de oportunidades a todos los miembros de la sociedad. Todos, sobre todos los menos poderosos, los que tienen menos influencias, los que no poseen un aparato armado, los que no influyen en los medios de comunicación, deberían poder realizar este tipo de reivindicaciones. Este requisito está completamente ausente en el piqueterismo argentino, lo que constituye un punto en contra a la hora de analizar si deben ser tolerados los piquetes por el resto de la ciudadanía; y (ii) los reclamos piqueteros deberían favorecer a los más pobres y débiles de la comunidad. Esto podría ocurrir cuando los movilizaciones son un sincero grito ante la falta de respeto de derechos esenciales por parte de las instituciones de la sociedad para con los menos aventajados. Aquí cabría su tolerancia, siempre temporal y excepcionalmente y mientras construimos una sociedad más civilizada y una democracia más sólida. Pero si no es así, de ningún modo pueden tolerarse acciones que violenten el modo de convivencia. Nuevamente aquí, el remedio sería peor que la enfermedad. Sintetizando, vemos que los piquetes argentinos, en general, no parecieran favorePágina 55

La postergación de derechos esenciales de las personas es inaceptable, y no puede justificarse en aras de un orden que no resulta tal, pues deja fuera a muchos que viven al margen (marginados). Así como los derechos son para todos, la tolerancia y el orden también.


Sociedad

cer al bien común, aunque esto no es una afirmación absoluta. Para que sean considerados como justas solicitudes en función del bien de la sociedad, deberían darse ciertas circunstancias que no aparecen en el contexto actual, como ser la igualdad de oportunidades en la forma de peticionar. Si la igualdad de oportunidades para el reclamo judicial está en cuestionamiento, cuánto más debería estarlo la igualdad de oportunidades ante una manera de reclamar que requiere de una gran organización e influencia mediática. La libertad no se opone a la toleranSólo habrá logros estables por el cia. Los ciudadanos hemos de trabajar camino del diálogo y del consenso en el crecimiento de un ámbito tolea favor del bien común, si tenemos rante para resolver nuestros conflictos, particularmente en cuenta a nuestros y también hemos de trabajar para no hermanos más pobres y excluidos. tolerar los abusos del poder y la irrespetuosidad de derechos elementales por parte de las instituciones. Pero conforme lo analizado, y dadas las circunstancias actuales de nuestro país, el piqueterismo no pareciera ser una salida justa a las injusticias institucionalizadas. Es decir, no entraría dentro de las buenas acciones que no toleran lo injustificable. Su misma naturaleza está cargada de injusticia: no es un modo en que todos tengan oportunidad de peticionar por sus derechos; no muestran ser beneficios para los más relegados de la sociedad; violan derechos de otros ciudadanos; alteran el orden de convivencia social.

Propuesta Como señalaron los obispos hace pocos días, los argentinos “crecimos en la proPágina 56

moción de los DD.HH., aunque todavía debemos avanzar en su concepción integral, que abarque a la persona humana en todas sus dimensiones…, también maduramos en la aceptación del pluralismo, que nos enriquece como sociedad, aunque todavía persisten resabios de antiguas intolerancias”. Para continuar con nuestro crecimiento democrático que incluyen los DD.HH. en todas sus dimensiones y el pluralismo (tolerancia) comprometido y sin resabios intolerantes, necesitamos encontrar soluciones a las demandas por los derechos que permitan hacer justicia sin fomentar el caos ni la división social. Es imperioso, entonces, mejorar gradual y sostenidamente nuestro sistema judicial. La postergación de derechos esenciales de las personas es inaceptable, y no puede justificarse en aras de un orden que no resulta tal, pues deja fuera a muchos que viven al margen (marginados). Así como los derechos son para todos, la tolerancia y el orden también. Empresarios y trabajadores, educadores y educandos, gobernantes y gobernados necesitamos trabajar sin descanso en aras de una sociedad más justa para todos. Es “un problema moral que nos afecta en nuestra dignidad más esencial y requiere que nos decidamos a un mayor compromiso ciudadano”, cada uno desde el lugar que le corresponde. “Pero sólo habrá logros estables por el camino del diálogo y del consenso a favor del bien común, si tenemos particularmente en cuenta a nuestros hermanos más pobres y excluidos”. Los piquetes argentinos no se presentan como una salida justa, ni tolerante, ni dialogante y consensuada para solucionar nuestro déficit de justicia. Pero como esto último existe, si deseamos mantener esta postura y disminuir o abolir el piqueterismo, precisamos crecer en un sistema de protección de derechos, sobre todo para los más necesitados. EMPRESA Nº192


Sociedad

Eduardo Serantes

De habitantes a ciudadanos “Trabajar por un proyecto de país que nos incluya a todos es el gran desafío que tenemos hoy los argentinos”, señaló Serantes, partícipe activo del Foro Nacional De habitantes a ciudadanos, iniciativa promovida por la Conferencia Episcopal Argentina -a la que se han sumado 20 organizaciones sociales-, que viene trabajando con el objetivo de contribuir a la generación de políticas públicas que favorezcan la inclusión social en el país. “Para ello, agrega, tenemos que sumar nuestros esfuerzos abandonando la actitud de fragmentación para trabajar unidos por la consecución de este objetivo”. Tomando como base la experiencia de la Mesa del Diálogo Argentino, y habiendo superado el país la crisis del 2001, la Conferencia Episcopal Argentina consideró que era importante empezar a trabajar en políticas públicas y le encargó esta tarea, en el 2005, a la Comisión Nacional de Justicia y Paz (única comisión de la Conferencia Episcopal Argentina integrada por laicos). Esta Comisión comenzó a trabajar, entonces, con el objetivo de construir un país que nos incluya a todos, tomando como meta el período de los Bicentenarios (2010-2016). Cuando comenzamos a diseñar posibles líneas de acción para este trabajo, los 17 miembros que integramos la Comisión, con el asesoramiento de Monseñor Casaretto, estuvimos de acuerdo en que, para la promoción de un proyecto de país, en el que prime el bien común sobre los bienes e intereses particulares, debíamos trabajar en una construcción conjunta que contara con el aporte responsable de cada uno de los sectores. Ya lo había sugerido el Profesor Stéfano Zamagni cuando nos dijo que, dados los Diciembre 2008 / Enero 2009

avances científicos y tecnológicos, es la sociedad civil la que está en capacidad de brindar el conocimiento específico que se requiere para solucionar cada problemática de las que aquejan al país. Por este motivo, sugería Zamagni, los dirigentes de la sociedad civil deben buscar consensos para promover políticas públicas que pongan a disposición de las instituciones del Estado iniciativas que, fundamentadas en un conocimiento científico, puedan salir al encuentro de las principales dificultades que afrontamos los argentinos. Esto implica un nuevo concepto de Estado, de sociedad civil y de mercado (que también deberá aportar su know how para colaborar con el bien común) donde las relaciones entre estos sean de cooperación y no de contraposición. Siguiendo esta línea, nos propusimos promover, en el marco de las instituciones democráticas, la elaboración de políticas públicas, con miras al bien común en el mediano y largo plazo, que pondríamos a disposición de la sociedad toda y de las autoridades, según los mecanismos institucionales de decisión previstos por nuestra Constitución. Página 57

Presidente del Consejo de Justicia y Paz, de la Conferencia Episcopal Argentina.


Sociedad

Fue así como elaboramos una Propuesta para la Participación que titulamos “De habitantes a ciudadanos”, en la cual nos planteamos 10 temas prioritarios para empezar a trabajar, y delineamos dos líneas concretas de acción: una con la dirigencia nacional y otra con la dirigencia local (provincial y municipal).

Serantes: “En estos tres años de trabajo, hemos generado espacios de diálogo abierto con los distintos sectores de la sociedad y logramos entre todos que este espacio tenga continuidad, contando con el compromiso de cada institución parte”.

Después de un año de realizar visitas escuchando a los dirigentes de las distintas organizaciones del país, llegamos a la conclusión de que el eje de las políticas públicas debía ser la inclusión social. Resolvimos, también, que el mecanismo para llevar esta tarea a cabo, necesariamente, sería el de dialogar para encontrar consensos. En este sentido, planteamos 10 temas en los que se podía trabajar a nivel nacional y local por la inclusión: Educación; Salud, Justicia y Seguridad Ciudadana; Organización Económica; Integración Regional y Mundial; Medio Ambiente; Política Social; Reforma Política y del Estado; Trabajo/Empleo decente; Tierra, Infraestructura y Hábitat; Libertad y Responsabilidad Ciudadana.

Trabajo con la dirigencia nacional: Foro “De habitantes a ciudadanos” Con el objetivo de trabajar sobre las temáticas mencionadas para buscar soluciones consensuadas, contribuyendo a Página 58

la generación de políticas públicas que favorezcan la inclusión social, convocamos a la dirigencia nacional, representada por asociaciones sindicales, empresarias, bancarias, agropecuarias, académicas, ONG y Credos. Fue así como se constituyó el Foro Nacional “De habitantes a ciudadanos” integrado por 20 organizaciones que se reúnen cinco veces al año. Entre las organizaciones miembros del Foro están: por el sector empresarial: UIA, AEA, CAME y ACDE; por el sector financiero: ABA y ADEBA; por el sector rural: FAA, SRA, CRA, CONINAGRO, AACREA; por el sector obrero: CGT y CTA; por el sector académico: CRUP y UCA; por las ONG (representando al Diálogo Ciudadano): Asociación Conciencia y Foro del Sector Social; y por los credos: AMIA, ACIERA, CIRA y la Comisión Nacional de Justicia y Paz, animando este espacio. En el Foro se plantearon los 10 temas prioritarios y se resolvió comenzar por abordar dos temáticas: Educación y Trabajo/Empleo Decente. El Foro gestiona sus iniciativas mediante un Equipo Coordinador conformado por representantes de 11 de las organizaciones miembros que se reúnen semanalmente. Este Equipo monitorea el trabajo de los Equipos Técnicos que estudian los temas seleccionados por el Foro y proponen a éste alternativas de intervención en política pública. En el caso de las temáticas mencionadas, los Equipos Técnicos sugirieron abocarse a un aspecto concreto para abordarlo en profundidad. Los subtemas planteados, entonces, fueron los siguientes: • En relación con trabajo/empleo decente: Reducción del trabajo no registrado. Se están elaborando alternativas de intervención que puedan reflejar EMPRESA Nº192


Sociedad

tanto el interés de las partes como la inclusión de los que están fuera del trabajo formal y sus beneficios. • En relación con educación: Educación y prevención sobre el consumo de drogas. Se ha elaborado un ante-proyecto de ley para un Programa Nacional de Educación y Prevención sobre el Consumo de Drogas. En primera instancia, este programa fue presentado por el Foro a los legisladores nacionales de las comisiones relacionadas a esta temática, quienes trabajaron con el Equipo Técnico del Foro, en varios encuentros, puliendo el documento para finalmente poder presentarlo en la Cámara de Diputados de la Nación, el día 16 de septiembre. En dicha ocasión, el Foro visitó el Congreso de la Nación y presentó la iniciativa a las autoridades de la Cámara de Diputados, a los Presidentes de las Comisiones relacionadas a la temática y a los Presidentes de los distintos Bloques Partidarios. En las últimas reuniones del Foro se plantearon nuevas temáticas para abordar el año entrante y ya se formaron los equipos técnicos correspondientes para comenzar a trabajar. Los nuevos temas son: Niñez excluida y Adultos mayores excluidos.

Trabajo con las comunidades del interior Nos pareció, a su vez, sumamente importante integrar en la construcción de este proyecto de país no solamente a la dirigencia nacional, sino también a la dirigencia local (provincial y municipal). Nos planteamos con la dirigencia local el mismo objetivo que con la dirigencia nacional: convocar a un diálogo abierto entre quienes estén interesados en trabajar sobre las problemáticas locales para buscar Diciembre 2008 / Enero 2009

soluciones consensuadas, contribuyendo a la generación de políticas públicas que favorezcan la inclusión social a nivel local, siempre focalizándonos en el mediano y largo plazo. En este sentido, hay varias localiACDE viene acompañándonos en dades del interior del país trabajando este camino no solamente como en esta línea, otros tantos grupos formiembro del Foro Nacional “De mándose y otros interesados en habitantes a ciudadanos”, espacio en sumarse a esta iniciativa. A pedido el que nos ha enriquecido con sus de los Obispos, en el 2007 y 2008, la aportes profesionales y humanos, Comisión visitó 25 localidades para sino también como integrante del acompañarlas en este proceso. A su Equipo Coordinador del Foro y como vez diseñamos una metodología de trapromotor de nuestro trabajo con las bajo, para facilitar la labor de las discomunidades del interior del país. tintas localidades, en la cual se sugieren posibles líneas de acción. Visitamos: San Juan, Paraná, Rafaela, Bahía Blanca, Chaco, Tucumán, Reconquista, San Isidro, Morón, Quilmes, Avellaneda-Lanús, Lomas de Zamora, San Miguel, San Justo, La Plata, Chascomús, Ushuaia, Santo Tomé, Merlo-Moreno, Zárate-Campana y Corrientes, entre otras localidades. La Comisión Nacional de Justicia y Paz, a su vez, integra y anima una mesa de enlace llamada Diálogo Ciudadano, espacio conformado por los Credos y ONG, que busca promover una ciudadanía responsable, capaz de participar y consensuar caminos para la solución de sus problemas, en el marco de una democracia participativa. Página 59


Sociedad

ACDE viene acompañándonos en este camino no solamente como miembro del Foro Nacional “De habitantes a ciudadanos”, espacio en el que nos ha enriquecido con sus aportes profesionales y humanos, sino también como integrante del Equipo Coordinador del Foro y como promotor de nuestro trabajo con las comunidades del interior del país. Este es un gran desafío que tenemos hoy los argentinos: trabajar por un proyecto de país que nos incluya a todos. Para ello tenemos que sumar nuestros esfuerzos abandonando la actitud de fragmentación para trabajar unidos por la consecución de este objetivo. Es necesario convocar a un diálogo abierto entre quienes estén interesados en trabajar sobre las problemáticas locales para buscar soluciones consensuadas, contribuyendo a la generación de políticas públicas que favorezcan la inclusión social a nivel local, siempre focalizándonos en el mediano y largo plazo.

Aprendizajes y desafíos En estos tres años de trabajo hemos generado espacios de diálogo abierto con los distintos sectores de la sociedad y logramos entre todos que este espacio tenga continuidad, contando con el compromiso de cada institución parte. Gracias a este riquísimo intercambio, en el cual cada organización expresa sus inquietudes y propuestas, hemos podido elaborar una política pública, consensuada por todos, que hoy se encuentra en el Congreso: el proyecto de ley para la creación del Programa Nacional de Educación y Prevención sobre el Consumo de Drogas en el Ámbito del Ministerio de Educación. Este proyecto ya ha sido votado positivamente por los diputados de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. Sumado a este logro, el Foro ha presentado este proyecto en la Cámara Legislativa de la Provincia de Chaco. Esperamos que otras provincias sigan sus pasos. Página 60

Cuando me convocaron para asumir la presidencia de esta Comisión, creí que me enfrentaba a una utopía. Sin embargo, inmediatamente acepté, por lo que quiero a la Iglesia y a nuestro país y por sobre todo porque creo que Jesús es quien finalmente actúa en nuestra historia, personal, familiar y de país. A nosotros nos toca trabajar duro en pos del bien común y rezar poniendo este trabajo en sus manos. Quiero agradecer a ACDE, organización de la cual me enorgullezco por ser un viejo socio, por habernos acompañado en este recorrido. También agradezco especialmente el apoyo inicial de Santiago Del Sel, de Juan Carlos Sagardoyburu, quien actualmente nos acompaña en el Equipo Coordinador, de Alejandro Preusche, miembro de nuestra Comisión, y de los miembros de ACDE del interior y del Gran Buenos Aires que nos están ayudando en las distintas localidades en las que estamos trabajando. EMPRESA Nº192


Sociedad

Carlos O. Franco

Derechos humanos y persona por nacer La respuesta de la ciencia contemporánea al discutido tema del “aborto” En los últimos cincuenta años, los avances del conocimiento sobre el desarrollo de la vida humana han sido tan formidables que se equiparan a todo lo aprendido con anterioridad en esta materia, desde los comienzos mismos de la historia. Este avance alcanzó mayores proporciones desde que los biólogos, bioquímicos y genetistas incorporaron a sus investigaciones herramientas desarrolladas por la cibernética y la robótica. Los nuevos descubrimientos obligaron a fijar también nuevos paradigmas, tanto para la biología como para la bioética y, además, llevaron a descartar viejas prácticas y conceptos. Ya no quedaron dudas que la concepción -es decir el momento de la unión de los gametos masculino y femenino- constituye el inicio de la vida humana. Aun teorías como las que pretendían considerar el momento de la implantación del óvulo fecundado dentro del seno materno como el instante inicial de la vida quedaron desacreditadas, desde que se admite la posibilidad que tiene un óvulo fecundado de lograr su gestación completa en un medio artificial, sin pasar jamás por un útero femenino. Esa sola posibilidad pone en evidencia que ninguna máquina podría otorgar la condición humana y que si un tiempo después surge evolucionada es porque antes necesariamente ingresó en ella un mismo ser humano. Diciembre 2008 / Enero 2009

Esta visión abarcadora obligó inclusive a dejar de lado viejas denominaciones, como por ejemplo “feto” y hasta “embrión” -pues podían confundir y llevar a suponer que se trata de algo diferente a una persona- para adoptar, definitivamente, el término “niño o niña por nacer”, pues la gestación no es más que otra etapa en la evolución, como lo son la lactancia, la infancia, la adolescencia, la adultez o la vejez. No hay duda de que a través del tiempo observamos siempre a la misma persona, cuya información genética precisa y diferenciada se encuentra inscripta en sus cromosomas, desde la concepción hasta la muerte. Otro de los conceptos que debió redefinirse fue el de “aborto”, entendido anteriormente como la interrupción del embarazo con inevitable sacrificio de la vida del niño por nacer. El dilema que se presentaba cuando por razones extremas era aconsejable interrumpir un embarazo y se debía optar entre el derecho a la vida de la persona por nacer y el derecho a la vida igualmente importante de la mujer, quedó superado. Hoy la neonatología ha hecho posible que niños por nacer, con veintidós semanas de gestación y apenas doscientos cincuenta gramos de peso, hayan logrado concluir su proceso madurativo por medios asistidos, y pronto estos límites serán reducidos de manera asombrosa mediante equipos que ya se encuentran en etapa de prueba. Página 61

Médico especialista en Nefrología y Trasplantología renal y miembro fundador de la Defensoría de la Vida Humana (www.defenvida. org.ar)


Sociedad

Conciliación de derechos, interrupción del embarazo y homicidio prenatal Correspondió a la Argentina, el privilegio de enunciar en 2005 la “doctrina de la conciliación” entre los dos derechos en pugna, proponiendo a los médicos el deber ineludible de tratar de salvar siempre y de manera simultanea ambas vidas, recurriendo para ello a los medios terapéuticos intensivos que hoy se encuentran a disposición. Conforme con esta visión vanguarLos denodados esfuerzos de algunos dista, el vocablo “aborto” quedó organismos internacionales relegado solamente para aquellas que promueven en Latinoamérica situaciones espontáneas y naturales la implantación de políticas de control en las que, sin intervención volunpoblacional, basadas en la eliminación taria, el embarazo se interrumpe y se sistemática de personas por nacer, pierde la vida del niño en gestación. las que paradójicamente son apoyadas Pero cuando interviene la voluntad por grupos que se consideran del hombre para interrumpir un progresistas, han chocado con estas embarazo, es necesario entonces nuevas realidades que la ciencia presenta. distinguir entre dos supuestos bien diferentes: • La interrupción del embarazo procurando la vida del niño o niña por nacer, como ocurre con frecuencia cuando se induce un alumbramiento de manera anticipada para evitar riegos en la salud de la madre o del niño mismo. • La interrupción del embarazo mediante procedimientos que importan la eliminación voluntaria del niño o niña en gestación. Estamos aquí frente a un suPágina 62

puesto indudable de homicidio prenatal, y por más que parezca fuerte decirlo o resulte difícil aceptarlo, el hecho científico así lo demuestra. Despenalizado o no, eliminar una persona es siempre un homicidio.

Eliminacioncitas y organismos internacionales Las revelaciones y avances de la ciencia y las nuevas posibilidades que existen hoy para salvar la vida de infantes por nacer, aun cuando cuenten pocas semanas de gestación, pusieron en crisis la posición de los movimientos “eliminacioncitas” (conocidos eufemísticamente como “pro-elección” o “pro choice”) -los que invocando un supuesto “derecho de la mujer” a disponer de la vida de su hijo pretenden ignorar el igualmente válido derecho a la vida que tiene el niño o niña por nacer-, en un momento del avance de la ciencia en el que ambos derechos pueden ser perfectamente conciliados cuando el caso particular así lo amerita, incluyendo aquellos supuestos previstos en nuestro antiguo Código Penal, que eximía de pena la eliminación de niños por nacer en ciertos y específicos supuestos. Si es posible salvarlos, ¿por qué eliminarlos? Los denodados esfuerzos de algunos organismos internacionales que promueven en Latinoamérica la implantación de políticas de control poblacional basadas en la eliminación sistemática de personas por nacer, las que paradójicamente son apoyadas por grupos que se consideran progresistas, han chocado con estas nuevas realidades que la ciencia presenta. El hecho científico constituye un problema que no pueden eludir sin poner en evidencia sus propias contradicciones, en particular cuando observamos que las EMPRESA Nº192


Sociedad

ciencias jurídicas avanzan hacia el reconocimiento del deber que tiene el Estado en el tutelaje de niños en estado embrionario, o el derecho del niño por nacer a recibir alimentos que debe pagar el padre a la madre como ya lo ha resuelto la Justicia, o al acceso directo a cobertura médica, como ocurre con las operaciones intrauterinas que se practican en el cuerpo mismo del niño en gestación y cuyos costos deben ser cubiertos por las obras sociales. Para colmo, la crisis financiera mundial ha demostrado la superficialidad de las recomendaciones que estos mismos organismos internacionales propugnan en el campo económico, lo que indudablemente lleva a sospechar de las reales intenciones respecto de las políticas de control de natalidad que también proponen o financian.

La causa de los derechos humanos y la defensa de la vida de los niños por nacer El gran desconcierto que provocó entre los grupos eliminacioncitas el veto del presidente del Uruguay -un médico socialista y agnóstico- a la ley que pretendía despenalizar la práctica del homicidio prenatal en ese país, basado en argumentos biológicos y de derechos humanos, siguiendo similar criterio del Tribunal Constitucional de Chile, puso en evidencia que aún no se ha tomado la debida conciencia sobre el respeto que merece la vida de las personas por nacer, y que la lucha por su pleno reconocimiento es, fundamentalmente, una cuestión de derechos humanos, con independencia de las respetables posiciones confesionales con las que cada uno puede abordar el tema. Pero para las autoridades públicas, la cuestión debe necesariamente encuadrarse en el marco de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, tal Diciembre 2008 / Enero 2009

como lo hizo Tabaré Vázquez con admirable valentía y coherencia. La crítica y la denuncia contra los movimientos eliminacioncitas, los organismos que los financian y los funcionarios que las promueven no alcanzan, no obstante, al plano individual, en donde el problema siempre se inscribe en un drama personal de muy difícil solución, que requiere de una profunda humanidad y singular compasión. Se trata, en suma, de ser más humanos, más generosos y más sabios, pues la condición que nos caracteriza como tales es precisamente la capacidad de subrogar aspectos de nuestra vida o de nuestra voluntad de manera solidaria y en beneficio de la vida de otro. Es de esperar entonces un mayor involucramiento de la sociedad civil en la defensa de los derechos humanos de las personas por nacer, al igual que un mayor apoyo por parte de las empresas a las entidades que luchan por esta causa, incluyéndolas en el marco de sus programas de asistencia y en sus planes de responsabilidad social empresaria. Página 63

Franco : “Las revelaciones y avances de la ciencia y las nuevas posibilidades que existen hoy para salvar la vida de infantes por nacer, aun cuando cuenten pocas semanas de gestación, pusieron en crisis la posición de los movimientos “eliminacioncitas”.


Institucional

Celso Enrique Arabetti

Encuentro Anual de Socios de ACDE 2008 ...cuando dos o más se reúnan en mi nombre, Yo estaré en medio de vosotros. El 31 de octubre y el 1 de noviembre se realizó en El Cenáculo -La montonera, Pilar- el Encuentro de Socios. Para aquellos que transitamos la madurez de nuestra vida, fue una doble satisfacción: el encuentro con amigos, que hacía mucho que no veíamos, y con la nueva generación, que va asumiendo no sólo la conducción de nuestra querida institución, sino también su crecimiento, más allá de lo numérico, en la verdadera mística que implica el sentido de pertenencia a ACDE. Desde el Himno a la Alegría, oportuna apertura; las conclusiones que nos leyera Luis Outeiral, producto del trabajo de los Grupos, hasta la despedida de Adolfo Ablático, fue volver a encontrar algo que parecía olvidado. Con qué poco podemos poner nuestros corazones al servicio de ACDE y recordar que la búsqueda del bien común es algo que hay que alimentar para que no quede más en enunciado, sino en aplicación. La presencia de Mito van Peborg fue unir la historia de la memoria de ACDE con su proyección en el horizonte del futuro.

Quisiera dejar una pequeña reflexión, que espero pueda ser compartida por quienes participaron del encuentro: … el camino hacia la luz, es un camino lleno de esperanza y, por lo tanto, lleno de humor (lo que no faltó). El sentido del humor no es otra cosa que el conocimiento de una verdadera sonrisa; a veces hay que tomar distancia, pero no con cinismo. El humor relativiza, pero no ridiculiza, hace espacio, pero no te deja solo. Llenemos nuestra casa y nuestros corazones con el buen humor y hagamos que los serios “empresarios”, envueltos en sus grandes preocupaciones y proyectos, se sienten por un momento y puedan esbozar esa sonrisa que tanto puede significar. Una vez, en una muy protocolar Audiencia, un empresario le preguntó a Juan Pablo II: “Santo Padre, ¿cuántas personas trabajan el Vaticano?” El Papa, que tenía un profundo sentido del humor, contestó: “Más o menos, la mitad”. Que el año próximo seamos también…, más o menos la mitad. Cada uno sabrá la mitad de qué. Algo de eso nos llevamos del Cenáculo. Las reflexiones y conclusiones del Encuentro podrán marcar líneas de acción en el futuro de ACDE, las que estarán impregnadas por el sentir de algunos de sus socios. Recordemos lo que siempre nos decía el Padre Moledo: ACDE cambia para seguir siendo ACDE.

Página 64

EMPRESA Nº192


Revista EMPRESA 192  

Nº 192 de la Revista EMPRESA de ACDE - Dic-08 Ene-09

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you