Page 1

GENTE ACTUALIDAD

El general Edwin Donayre muestra a GENTE los documentos que refutan su presunta responsabilidad en el caso del tráfico de combustibles en el Ejército.

Pruebas del COMPLOT

Un atentado con explosivo, el descabellado juicio por supuesto tráfico de combustibles seguido de una incesante campaña mediática, el ataque nocturno contra su secretario y otra serie de hechos extraños alimentan la idea que existe un complot contra el General (r) Edwin Donayre Gotzch.

Unidad de Investigación de GENTE

L

El General Donayre en la Plaza de Pucará minutos antes del atentado

10

as evidencias confirman que el pasado 9 de agosto, el ex Comandante General del Ejército, Edwin Donayre Gotzch, sufrió un atentado con explosivos en la localidad de Pucará, cerca de Huancayo. El propio General PNP, Alfredo Miranda, Jefe de la Octava Dirección Territorial de la Policía lo admite luego de haber informado apresuradamente a la prensa que el incidente se debió a “una falla en el mecanismo del vehículo”. Lo cierto es que días después, las evidencias han hecho retrucar al Jefe Policial. Existen pruebas contundentes de que el estallido fue provocado por un artefacto colocado debajo del asiento del Cherockee de placa RGP 340 en el que se desplazaba Donayre. El General Donayre está convencido de que fue víctima de un atentado cuyo origen debe investigarse y, por tal motivo, envió oficios al Ministro del Interior, al Director General de la Policía y a la Fiscal de la Nación pidiendo ahondar en el caso.


GENTE ACTUALIDAD Los hechos ocurrieron cuando Donayre iba a practicar parapente en las alturas de Pucará acompañado de una reducida comitiva compuesta por 3 personas más. En el camino ocurrió algo raro. En un lugar totalmente solitario, donde no existían viviendas cercanas ni rebaños, vieron a un hombre que estaba sentado sospechosamente al borde de la carretera con la cabeza cubierta con la casaca. Pocos minutos después ocurrió el atentado. El explosivo estalló y el General pudo salvarse gracias a una mochila que tenía en el regazo con varios libros de religión, entre ellos la Biblia. La bolsa amortiguó milagrosamente las ondas expansivas. Desde el primer instante, Donayre estuvo completamente seguro que había sido un atentado en su contra. Su larga experiencia como militar especialista en ingeniería le confirmó que allí no hubo desperfecto en el vehículo. El olor y las características de la explosión fueron evidentes. “Cómo pudo haber sido un desperfecto si después el vehículo funcionó normalmente por 40 minutos y pudo ser llevado por carretera de retorno a Huancayo sin problemas. Si se hubiera malogrado no se habría podido mover”, argumenta. Sospechoso ataque Cuatro días antes del incidente en Pucará, ocurrió otro hecho extraño que nutren las versiones de complot. El comandante (r) Alfonso Ramírez, secretario de Donayre, fue asaltado cuando llegaba a su domicilio en La Molina. Los atacantes se llevaron una bolsa con los planillones que contenía más de cinco mil firmas para la inscripción del partido político “Bien Peruano”, pero sospechosamente no se llevaron los otros objetos de valor que llevaba la víctima como la computadora portátil, el celular, el reloj ni el dinero. Otros hechos extraños son las continuas amenazas contra Donayre, así como el robo de material electoral, propaganda y pintura en el domicilio de la coordinadora del partido en Iquitos. “Estoy seguro que se trata de un complot para anular la candidatura porque a alguien no le conviene el gradual incremento de respaldo que recibo en el interior del país, que impulsa hacia el cambio de una real y efectiva democracia representativa”, afirma el general. El general rechaza enfáticamente las versiones que señalan que el atentado no existió y sólo es una maniobra para llamar la atención, “Esos son comentarios antojadizos y extravagantes que lindan con la ridiculez y la perversidad y denotan ignorancia en explosivos”, agrega. Sostiene que, sin lugar a duda hay una mano negra aún no identificada que está detrás de todos estos hechos. “No me van a intimidar y por eso continuaré mi recorrido por el todo país”, dice. El caso del combustible Donayre denuncia que tampoco es coincidencia que se le haya involucrado, sin razón, en el caso del supuesto tráfico de combustible en el Ejército. Han pasado tres años desde que estalló el escándalo y hasta ahora no hay evidencias contundentes en su contra y todo se ventila sólo en el ámbito mediático. Sin embargo existe un informe de la Contraloría que sirvió para la investigación de la fiscal, con falsedades y vicios procesales, observada por la misma Fiscalía de Nación y que fuera invalidado por Donayre, sin respuesta a la fecha, en el que se le involucra por ejemplo, en una supuesta falsificación, para regularizar “en un solo acto escritural” los pedidos de uso de combustible en la Región Sur. Según la documentación a la que GENTE tuvo acceso, la prueba grafológica lo hizo un perito en “falsificación de monedas”, que no estaba calificado en grafología. Por lo demás, nunca se permitió que el General, hasta la fecha pudiera hacer sus descargos, como corresponde. En realidad, los hechos se originan en noviembre del 2006, con una denuncia periodística contra el General Cesar Reinoso, sobre la distribución irregular del combustible. Éste dispuso arbitrariamente que las dependencias del Ejército, formulen en sólo dos días, registros sobre el uso de combustible de 11 meses anteriores.

El General muestra la mochila y la Biblia que amortiguaron la explosión.

Donayre y los militares que sufrieron graves lesiones durante la lucha antisubversiva.

11


GENTE ACTUALIDAD El informe fue considerado inconsistente por el entonces Ministro de Defensa y Reinoso fue removido. Es aquí que aparece la denuncia contra Donayre por supuestamente haber falseado documentos al responder el mencionado requerimiento de Reinoso quien pretendía sustraerse de responsabilidad en justificar el uso de combustible. Pero valgan verdades, cuando la solicitud se hizo ya Donayre no estaba en la Región Sur pues había sido trasladado a la Región Centro. Por lo demás, a Donayre le redujeron en 50% la asignación de combustible en el 2006, pese a que a las demás dependencias del Ejército se les incrementó sustantivamente hasta en 1,300% en ese mismo periodo. También se le acusa de haberse coludido con el propietario del grifo Italia de Arequipa para sustraer combustible, algo que no tiene sustento pues el mismo Donayre –cuando ya era Comandante General del Ejército- dispuso investigar los convenios que se habían suscrito con ese servicentro desde hacía años, es decir mucho antes de asumir el Comando de la Región Sur, así como haber denunciado al dueño del grifo. “De denunciante a denunciado”, como lo publicó GENTE 1538. Se ha dicho, asimismo, que Donayre inició una campaña de represalia contra el Comandante EP Orlando Berrú, (hermano de la fiscal que investiga el caso del combustible) que le impidió ascender. Sin embargo la verdad es otra. Existen evidencias que responsabilizan al mencionado militar por la muerte de un soldado, al ordenar atarlo a un poste y falsear su declaración manifestando que fue encontrado sin vida en el pueblo. Otra seria irregularidad de Berrú fue haber borrado sanciones y obtener felicitaciones irregulares aprovechándose del cargo de ayudante de un Comandante General. Uno de los casos más graves es que llegó a ser felicitado irregularmente dos veces después de 11 años por la “eliminación” de 11 delincuentes terroristas en 1992. Todas esas razones impidieron el ascenso de Berrú. Donayre argumenta que “otro general con rabo de paja lo habría ascendido y no pasaba nada”. “Conmigo no, aunque su hermana sea fiscal”, agrega. Finalmente, afirma que todos estos hechos obedecen a una represalia por haber emprendido medidas moralizadoras al interior del Ejército, contra oficiales con malos antecedentes y conducta inmoral y denuncias internas como la adquisición de pertrechos militares en mal estado y las propias irregularidades en la distribución de combustible.

Datos reservados

En la investigación del combustible dispuesta se detectó: Un incremento en el 2006 de 414,340 galones de gasolina (+47%) y del 1,162,342 (+61%) de petróleo. A Donayre en Arequipa le redujeron 41,506 galones de gasolina (-47%) y 15,000 en petróleo (-14%). Que se extravió documentación de años anteriores al 2006.

La presentación del revelador libro “El silencio de los Héroes” no ha gustado a muchos sectores.

12

EN ESTA EDICION Pruebas del complo. El general Donayre muestra evidencias de atentado en su cont2  

ACTUALIDAD Un atentado con explosivo, el descabellado juicio por supuesto tráfico de combustibles seguido de una incesante campaña mediática...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you