Issuu on Google+

GENTE

REPORTAJE

Inauguración del la últimas olimpiadas que se realizaron en Beijing. El difícil reto de Río de Janeiro es superar la extraordinaria organización de los chinos.

El JUEGO de los millones Después de cuarenta y ocho años, América Latina volverá a ser sede de los Juegos Olímpicos. En una carrera que duró más de tres años, y que contó con la cooperación de políticos y empresarios, Brasil se adjudicó la realización de las Olimpiadas 2016. Todo un suceso que tendrá un enorme impacto sin precedentes en la economía brasileña. La lluvia de millones llega a Sudamérica.

Después de la alegría brasileña, viene el desafío inmenso. Aquí encabezando el grupo, el presidente Lula que llegará al Perú el próximo mes en visita oficial.

28

Escribe: Erika Tipe Jaime

S

olo en el día inaugural de los pasados Juegos Olímpicos de Beijing 2008 los atletas y turistas gastaron casi diez millones de dólares con tarjetas de crédito, débito y prepagadas en la capital china. Ese monto significó un incremento del 11 por ciento en relación a los meses anteriores. Los visitantes que más gastaron el día de la apertura de los juegos procedieron de Estados Unidos, seguido de Japón, Hong Kong, Corea del Sur y del Reino Unido. Esta cifra da una idea del enorme negocio que significa la realización de una olimpiada en cualquier país y, específicamente, en una ciudad. El movimiento de los millones no se inicia con la llegada de los atletas, comienza muchos años antes, incluso, antes de la designación de una sede. El impacto económico es tan grande que los efectos se pueden percibir hasta en la bolsa de valores. Por ejemplo, el 2 de octubre pasado, apenas se eligió a Río de Janeiro como sede de las Olimpiadas del 2016, las acciones de América Latina subieron en las principales bolsas del mundo. El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, afirma que la preparación para las Olimpiadas en Río de Janeiro en 2016 elevará el crecimiento de su país y fomentará la inversión. Y es que Brasil se ha propuesto organizar un evento sin precedentes. El presidente Lula Da Silva, sin duda uno de los más importantes propulsores de la candidatura brasileña respondió recientemente las críticas a la elección. “No vamos a fracasar. Queremos demostrar que nuestro país no le debe nada a Madrid, Chicago ni a Tokio”, dijo refiriéndose a las otras ciudades finalistas en esta elección. Brasil también será sede de otro evento deportivo de gran


GENTE REPORTAJE relevancia internacional: El Mundial de Fútbol 2014. Esto les dio una ventaja frente a las ciudades en la competencia. Asimismo, el Comité Internacional Olímpico consideró que Brasil fue la sede de los Panamericanos en el año 2007 con éxito. La experiencia en la organización de eventos y el Mundial del año 2014 garantizarían que los trabajos de mejoras se realizarán a tiempo y con eficacia. Es tanta la expectativa por las posibles ganancias de las Olimpiadas, que el propio presidente peruano Alan García está optimista por lo que le toca al Perú, pues se convertirá en una de las escalas más importantes para la llegada de millones de turistas al Brasil. ¿Cuánto cuestan las Olimpiadas? La elección de Brasil causó polémica al hacerse conocida por diferente razones. Una de las principales fue la de su gigantesco presupuesto. Con más de 14 mil millones de dólares, el presupuesto brasileño se presenta como el más ambicioso en la historia de las Olimpiadas. Un gran peligro, considerando que las Olimpiadas de Londres en 2012 ya se encuentra por los 15 mil millones, cifra cuatro veces mayor a la esperada. Las últimas Olimpiadas de Beijing también sufrieron un drástico cambio. Inicialmente se pensó en dos mil millones de dólares, pero el costo total superó los treinta mil millones. El enorme gasto previsto por los brasileños tiene un propósito específico. Los organizadores de las olimpiadas en Río esperan obtener ganancias de aproximadamente 57 mil millones de dólares. Sin embargo, los efectos de los Juegos Olímpicos pueden demorar en llegar años. En Brasil, se espera que de cada dólar gastado, se generan tres más hasta el año 2027.

La ciudad española de Barcelona fue una de las más beneficiadas con la organización de una olimpiada.

Datos

Brasil espera ganar 57 mil millones de dólares con las Olimpiadas del 2016. Las Olimpiadas se podrán ver en Internet, gracias a quince plataformas en línea que mantendrán informado a todo el mundo en cualquier momento. Brasil es el primer país Sudamericano en organizar una olimpiada. Con la elección de Brasil, África sería el único continente que no ha sido sede de las olimpiadas.

La pasión de Río “Vive tu pasión” es el lema de Río de Janeiro para estas Olimpiadas. Según los organizadores, Río brindará una experiencia inolvidable para los atletas y turistas. La mayoría de los ambientes deportivos olímpicos ya están construidos, debido a la realización de los Juegos Panamericanos en el 2007. Asimismo, el famoso estadio de fútbol Maracaná estará cerrado por dos años para mejorar su infraestructura. La Villa Olímpica en Río hospedará a miles de deportistas. Con una vista impresionante a orillas de un lago y una infraestructura de primera, Río se prepara para mostrar al mundo su diversidad cultural y su comida. Estos aspectos han sido descritos y programados en el Plan de los Juegos de Río. Incluso, en caso haga falta, los cruceros anclados en la orilla servirán de hoteles para los miles de visitantes que llegarán de todo el mundo. ¿Ganancia segura? El día que Brasil fue designado como la sede de las Olimpiadas se escuchó samba en Copenhagen. Todo Brasil celebró y el presidente Lula Da Silva, con lágrimas en los ojos, agradeció la confianza puesta en su país. Sin embargo, no todas las olimpiadas han sido negocios redondos. Algunas han causado tantas pérdidas que podrían asustar hasta al más entusiasta. El principal problema es si se podrá recuperar la enorme inversión realizada. Solo los costos operativos costarán 2.8 mil millones, mientras que 11 mil millones se destinarán a modernizar y prepara a esta famosa ciudad para este magno certamen. En transporte se invertirán 5 mil millones de dólares. En consecuencia, Brasil se enfrenta a un gran desafío. Un claro ejemplo del riesgo que Brasil está asumiendo ocurrió en 1978. Montreal organizó las Olimpiadas y estuvo pagando las cuentas hasta el año 2005. De acuerdo a los estudios de Andrew Zimbalist y Brad Humphreys hay poca evidencia de que los Juegos Olímpicos generen beneficios económicos reales para la ciudad o región organizadora del evento. Sin embargo, la ganancia no sólo se puede medir en dólares. El prestigio y relevancia internacional de los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol le traerán a Brasil una gran promoción a nivel mundial.

No solo los turistas generan ingresos en una olimpiada. Los atletas también contribuyen a la economía de la ciudad organizadora.

29


EL JUEGO DE LOS MILLONES. Conozca cuanto cuesta las Olimpiad