Issuu on Google+

Venezuela

Año 7

17 de enero 2013

Número 304

Precio Bs.F. 5,00

www.abcdelasemana.com

N U E S T R A

P A S I Ó N

E S

L A

V E R D A D

Cristina Marcano

En el área militar la presencia cubana va a producir fricciones más temprano que tarde / 11 David Alandete

El Pentágono consolida un cambio fundamental en la forma de hacer la guerra / 13 Diego Bautista Urbaneja

¿Quién gobierna en Venezuela? Lo único seguro es que Chávez no es / 6

Fernando Mires

En Venezuela hubo acto de usurpación a Chávez en nombre de Chávez por parte de Nicolás Maduro / 14 y 15

EDITORIAL

FIN DEL CICLO VERÓNICA PONTE AYALA Desde que el mundo es mundo, las cosas poseen por principio natural un fin. Todo se acaba. Esos patines con los que tantas calles recorriste, en algún momento su desgaste impide que sigas en ellos, o en ocasiones tus gustos por otras cosas hacen que ya no sean tan necesarios y al final no fue que se desgastaron, sino que sencillamente, decidiste no utilizarlos.

Aquel trabajo, ¿recuerdas?, sí, sí; ese que tanto te gustaba y apasionaba, un buen día te cansó y entonces decidiste que en ese momento lo mejor era tu jubilación y dedicar el tiempo que te quedaba en casa, con tus familiares, con el conocer nuevas pasiones, otras cosas. Sin darte cuenta y en el momento en el que menos lo pensabas, resulta que sin excepción, eso; también se acaba. Con tus tantas parejas que pensaste que no llegaría el día del fin, puesto que así te lo habías "impuesto" en tu cerebro, entendiste que de igual forma, sin amor no hay aguante y lo que a veces naturalmente nace, de la

misma forma deja de existir. No significa que sea malo, que te equivocaste, significa todo lo contrario, que entiendes los procesos y ciclos de todo y que además con ello creces y te lleva a otro plano. Ese desayuno que tomaste por la mañana ya se fue, no regresa. Aunque repitas la misma comida, jamás tendrá el mismo sabor ni gusto que el de hoy por la mañana. El ayer ya pasó y no tiene planes de regresar, lo que hiciste o dejaste de hacer, no lo podrás hacer más. Todo vence, naturalmente vence y termina. Sin embargo y a pesar de todo lo dicho, existen personas que se empeñan en llevarle la contraria a las "leyes naturales", en tener el fin tan palpable que les da miedo y se empeñan en luchar contra lo natural, convertirlo en inacabable. El error no está en la batalla, sino en lo que deja. ¿Por qué se empeñan en postergar un fin que ya llegó y en revivir un ser que (naturalmente) se acabó? vpontea@gmail.com * Como en ocasiones anteriores, esta semana cedemos nuestro espacio editorial a una columna de especial interés.

El ABC de Monseñor Ovidio Pérez Morales / Arzobispo Emérito de Los Teques

Con la decisión del TSJ se pierde la estatura, el respeto, la majestad del poder y la seriedad de las instituciones • Es grave cuando el Estado se identifica con un gobierno, el gobierno con un partido, y el partido con un líder • Renunciar a posiciones críticas es trágico social, política, históricamente • La democracia es polifónica, multicolor y plural • Todo el mundo mira a Cuba porque es la sede donde se cocinan decisiones políticas del país /8 y 9

Moisés Naím:

La crisis económica moldeará el futuro inmediato del país, incluyendo el político / 10


2

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

CONTENIDO Crónica en vivo

| CRÓNICA EN VIVO |

2

JUAN CARLOS PÉREZ TORIBIO

El Debate de la semana

PRISIONERO DE SÍ MISMO N

o he tenido la oportunidad de conocer al Presidente, ni antes ni después de asumir el cargo. Ni siquiera me he cruzado con él, pero lo he adversado ideológicamente desde el mismo momento que apareció en la escena nacional. Nunca pensé que fuera el hombre indicado para conducir los destinos del país y lo sigo pensando. Muchos lo siguen viendo como un perJUAN CARLOS sonaje trágico, roPÉREZ deado de quienes se TORIBIO aprovechan de su inmenso poder para cometer toda clase de fechorías, quien, en una especie de manifestación del inconsciente activo de que hablan los psicólogos, abusó de sus constantes invocaciones a la muerte ("yo sólo soy una brizna en el viento"), y tal vez tengan razón. En todo caso, es normal que en estos momentos todos sintamos una cierta empatía hacia su persona, y que se despierte en nosotros ese sentimiento producto de los comunes sinsabores que experimentamos todos los seres humanos. Como Savater, pienso que nuestra tarea consiste en aceptar o combatir ideas y no personas particulares, un principio que este gobierno haría bien en aplicar. De ahí que en este mismo espacio haya hablado de la soledad que deben sentir los poderosos en general, porque supongo que terminan desconfiando de

todos sus colaboradores y, lo que podría ser todavía más grave, imposibilitados para transmitir sus verdaderos sentimientos a quienes los rodean. Me he referido también a Hobbes y, siempre de forma general, al temor que impulsa la búsqueda del poder como un medio seguro para evitar la agresión de los otros. En una oportunidad, sin embargo, fui un poco más allá al ver cómo se destruían ciertas propiedades, se perseguía a algunos ciudadanos y se deshacían vidas y familias, y no dejé de citar la carta que el dramaturgo español Fernando Arrabal envió a Franco años antes de su desaparición, aquella en la que plasmó la célebre frase de que "sólo un ser que tanto sufre puede imponer tanto dolor en torno suyo". Y es que así como tengo la convicción de que la mayoría de los colaboradores del Presidente sólo los mueve el interés crematístico, del mismo modo estoy persuadido de que el Presidente cree firmemente que el modelo que ha tratado de imponer al país le traerá algún día "la mayor felicidad posible a los venezolanos"; y que, en tal sentido, y a partir de que asumió definitivamente el marxismo y abandonó el famoso árbol de las tres raíces, ha hecho con el país y consigo mismo lo que el personaje del cuento de Giovanni Papini El prisionero de sí mismo: encerrarse y entregar la llave. Si hay algo que ha atentado en contra de la felicidad personal del mismo Presidente es con toda seguridad su propia posi-

ción política, pues si existe algo que nos ata y sujeta es, como sostenía Althusser, la ideología. Esa interpretación que hacemos de los acontecimientos y que nos permite ver el mundo de forma coherente, a la vez que nos vuelve sujetos nos ata a una forma de pensar determinada (de ahí que Hume llegara a decir que era una contradicción de términos sostener que existían filósofos militantes de ciertos partidos). Sin embargo, entre estas formas de pensar que profesamos todos de alguna u otra forma, y que queremos que la ciudadanía entera las acepte por creerlas las más convenientes, existen unas que se basan en el diálogo y la conciliación; pero el Presidente, como alguno de sus allegados, se ha terminado decantado por una que supone la conquista y el mantenimiento del poder para imponer el tipo de sociedad que se quiere, a cualquier precio y mediante cualquier método. Por supuesto, los que participan de esta forma de pensar ni siquiera pueden ellos mismos sustraerse al sacrificio que esto implica. De otra forma no se explican los sufrimientos que se ha causado a algunos ciudadanos y hasta la forma cómo él ha terminado tratándose a sí mismo; tampoco el que no haya acudido en su momento a los mejores médicos y, por el contrario, se haya puesto en manos de la medicina cubana; o que se haya presentado en esas condiciones físicas a unas elecciones tan exigentes como las presidenciales (lo que seguramente constituirá, para los que adversan estas ideas, una irresponsabilidad hasta con él mismo). Al decir verdad, es muy difícil no dejarse sujetar por estas interpretaciones (pues de alguna manera todos necesitamos de un mundo coherente), y es todavía más difícil decir si ésta o aquélla es la correcta. En todo caso, lo que sí podemos, como sostiene Rorty, es aseverar cuál ha causado o causa más sufrimientos. Y el caso del presidente nos lo viene a corroborar una vez más. @pereztoribio juancarlospereztoribio@gmail.com

3

ENTRE UNA PATRIA SOBERANA...

La Cátedra de ABC

4 5

ÁNGEL OROPEZA HENRIQUE SALAS RÖMER

Contrapunteo DIEGO BAUTISTA URBANEJA FERNANDO OCHOA ANTICH

6 7

El ABC de

8

MONSEÑOR OVIDIO PÉREZ MORALES

Alta Política MOISÉS NAÍM CRISTINA MARCANO PIERPAOLO BARBIERI DAVID ALANDETE

10 11 12 13

Centrales

14

¿GOLPES DE ESTADO?

Opinión ROCÍO SAN MIGUEL MANUEL FELIPE SIERRA SAMMY EPPEL ADOLFO P. SALGUEIRO EL PAÍS - ESPAÑA AMÉRICO MARTÍN DIANA CALDERÓN EUGENIO G. MARTÍNEZ MILAGROS SOCORRO ARGELIA RÍOS FREDDY LEPAGE CIPRIANO HEREDIA S. ANTONIO A. HERRERA-VAILLANT

16 17 18 18 18 19 20 20 21 22 22 23 23

24 25 26 28

Ecología Cine Deportes Rodó

VENEZUELA C.A. AV. BOLIVAR NORTE, RESD. MARGORIE Nº 122-4, PISO 2, APTO. 2-2. VALENCIA, EDO. CARABOBO. TELF: 0241-821.74.40 • ZONA POSTAL: 2001 RIF: J-29808286-0 DEPÓSITO LEGAL: PP200601CA944 www.abcdelasemana.com edicionesabcdelasemana@gmail.com Twitter: @abcdelasemana Facebook: abcdelasemanafb PRESIDENTE:

Carlos Méndez Orel Sambrano

DIRECTOR EDITORIAL: CONSEJO EDITORIAL:

(1946-2009)

Américo Martín María Sol Pérez Schael Manuel Felipe Sierra DIRECTOR: Manuel Felipe Sierra DIRECTOR DE REDACCIÓN: Nicomedes Boada DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN:

José Santander (Jefe) Marianella Moreno COMERCIALIZACIÓN: DLB Group, C.A. Telf: 0212-400.18.00 (Master): 0412-335.82.70 E-mail: sales@dlbgroup.com DISTRIBUICIÓN EN MIAMI:

E.C.O. Distribution 3625 NW 82 ave. # 406. Doral, Fl 33166. (786) 786-2675. E-mail: ecodistribution1@yahoo.com

LAS OPINIONES E INFORMACIONES QUE APARECEN EN ESTE SEMANARIO, SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DEL AUTOR Y EN NADA COMPROMETEN LA LÍNEA INFORMATIVA Y EDITORIAL DEL MEDIO.


Opini贸n

Valencia, 17 de enero 2013

El Debate de la semana

Entre una Patria soberana...

...y un paisito encogido

3


4

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

La Cátedra de ABC

EL ÚLTIMO LEGADO DE LA CULTURA CHAVISTA ara poder garantizar la convivencia, y en su propio beneficio, los pueblos se dan leyes y normas. Éstas son las guías que orientan y regulan la coexistencia, bajo un mismo espacio físico y social, de personas que tienen –por inevitable mandato de la naturaleza– intereses, visiones y pareceres distintos. La única forma posible de sociabilidad entre plurales, sean estos una familia, un grupo, o ÁNGEL una sociedad, es el OROPEZA establecimiento de reglas de juego consensuadas y claras que permitan a sus miembros un marco preciso para planificar sus propias acciones, orientar su conducta y disponer de un piso sólido sobre el cual levantar sus esfuerzos, sus proyectos y su vida en común. No existe

P

convivencia humana civilizada sin reglas de coexistencia. Lo contrario es el caos y la anarquía. A propósito de las previsiones constitucionales venezolanas –que son nuestras supremas reglas de coexistencia social– sobre los inicios, duración, e instalación de los gobiernos, algunos voceros de la oligarquía gobernante han recurrido al insostenible argumento de que tales disposiciones son sólo "formalismos", que por tanto pueden ser burlados y desconocidos porque no resultan convenientes a sus particulares y privados intereses. Más allá de la diatriba política coyuntural, el reduccionismo de la ley y su degeneración a formas maleables y acomodaticias en beneficio del hegemón de turno, sea éste quien sea, constituye un daño inconmensurable y perverso a la cultura política de un país. Y es un daño in-

menso en dos formas igualmente nocivas: en primer lugar, porque el aprendizaje social que se comienza a imponer es que la ley –en el sentido de norma universal que regula la convivencia– no existe ni tiene valor, sino que sólo impera el arbitrio e interpretación de los poderosos.

puestos, acatar una orden judicial, aceptar un decreto del gobierno, cumplir con las fechas de vencimiento de obligaciones entre particulares o con el Estado, respetar los límites de la propiedad ajena o simplemente cumplir cualquier disposición legal que a algún grupo social le parezca inconveniente.

Es el oligarca del momento, sea este dueño de un poder económico, político o de uso provisional de la fuerza, quien impone su voluntad y su parecer. Es el regreso a la ley del más fuerte, origen último de toda violencia. Quien pasa así a regular las interacciones sociales no es la ley, sino la conveniencia del funcionario. Por tanto, las leyes pierden su valor de orientación y coordinación de la coexistencia nacional, y el pueblo termina convenciéndose y aceptando que, por encima de aquéllas, siempre el apetito autoritario tiene la última palabra y por tanto es a éste a quien se debe someter.

Si a alguien le parece exagerado este escenario, permítanme recordar, sólo a manera de ejemplo, que la delincuencia generalizada de la cual somos víctimas hoy los venezolanos, tiene entre sus raíces esta percepción de condicionalidad de las normas. De hecho, una de las causas estructurales de la violencia en Venezuela es la relativización de la ley, que la convierte en formalismos que pueden ser burlados dependiendo de la cercanía del delincuente a alguna fuente de poder, sea ésta política, económica, policial, judicial, de influencia o de cualquier otra índole, y que explica los altísimos niveles de impunidad que registran hasta las propias cifras oficiales.

En segundo lugar, si los pueblos se acostumbran al criterio de que las normas que no convienen en un momento particular a un grupo de personas poderosas se pueden corromper y degradar a meros formalismos, que por tanto no es necesario ni reconocer ni acatar, se abre un indeseable y peligroso boquete en línea de flotación de la sociedad. Porque entonces, aplicando el mismo criterio, el pueblo puede peligrosamente asumir también como meros formalismos obedecer a una autoridad, pagar im-

La conveniencia circunstancial de nuestros poderosos de turno puede convertirse en criterio generalizable que legitime y estimule no sólo la anarquía, el caos y el envilecimiento social, sino la violencia y la imposición del más fuerte. Pareciera ser éste el último y desafortunado legado del chavecismo como forma particular de cultura política. @angeloropeza182


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

VENEZUELA SE DESPRENDERÁ s trágica la epopeya de Chávez, un muchacho barinés que, impulsado por un sueño imposible, terminó sometiendo a su país a un imperio inexistente y voraz. Fue engañado o él mismo se engañó. Atándose a los intereses de Fidel, entregó nuestra soberanía y ahora le ha tocado entregar su vida como precio a una ilusión.

E

HENRIQUE SALAS RÖMER

Tal como ocurre en el espacio sideral, cuan satélites, las naciones giran en torno al país más poderoso. Es algo inevitable puesto que responde a la Ley Natural. Pero también existen imperios de ficción. Luchando retóricamente contra el astro más próximo y mayor, Fidel construyó un enorme imperio emocional. Y a ese imperio, el muchacho de

Sabaneta ató el carruaje de su pueblo, convirtiendo a Venezuela en satélite de una nación, hecha imperio, infinitamente más pequeña que la nuestra. La naturaleza de las relaciones entre los dos países se fue transformando en la última década. Cuba se hizo más poderosa en Venezuela y de Venezuela… mucho más dependiente. Tanto que acosada por sus propias miserias, controlar política y militarmente al país se convirtió para Castro en un problema de supervivencia. Tanto, que se hizo imprescindible que el muchacho de Sabaneta, ahora gravemente enfermo con el cáncer que en sus entrañas tercamente avanzaba, retuviera a toda costa el poder. Las recientes elecciones fueron el escenario de su inmolación. Chávez fue “medicado” en Cuba para soportar el ritmo de la campaña, manteniéndole con esteroides su estado de ánimo y su voluntad

de poder. Pero el desgaste de su gobierno, aunado a la fragilidad de su cuerpo, se lo impidieron. Claro que las maquinitas, ahora monitoreadas desde La Habana, lo dieron por ganador. Esa había sido seguramente la promesa de Fidel. Garantizarle el triunfo. Pero no fue ese, según los indicios que hemos podido recoger, el resultado real. Todo había sido planificado.

peripecia judicial que el TSJ ha ejecutado, y la fragilísima alianza fraguada en Cuba entre Nicolás Maduro y Diosdado Cabello es apenas un retrato parcial de una inestabilidad política que, en ausencia del verdadero líder, más temprano que tarde estallará.

Debatir sobre esta materia es por supuesto un ejercicio inútil cuando los hechos se han consumado. Chávez ganó. Sí, oficialmente ganó… pero, per contra, no podrá ejercer más el poder.

Venezuela ha sido siempre un país indómito, lo recordé por twitter hace poco. Siendo apenas una Capitanía General, se rebeló contra España. Luego hizo lo mismo, no contra Bolívar, como erróneamente se ha señalado, sino contra el gobierno de Bogotá. ¿Cuánto tiempo tardará en rebelarse contra sus nuevos pretendientes?

Ya habíamos afirmado en septiembre que aun ganando no podría gobernar. Hoy, convertido el vaticinio en realidad, el dominio imperial de Cuba sobre Venezuela parece no tener solución de continuidad. Es evidente que no tiene asidero constitucional alguno la

Probablemente poco. La nación, la nuestra, es arisca. Nunca ha aceptado tutelaje exterior. Además, Fidel, junto a Chávez, está cerrando su ciclo vital. Si los hechos o la historia pueden servirnos de guía, Venezuela pronto se desprenderá.

5


6

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

Contrapunteo La razón de la sinrazón

¿POR QUÉ SE TUERCE LA CONSTITUCIÓN? ¿Quién gobierna en Venezuela? Lo único seguro es que Chávez no es or razones de su situación interna y de sus conexiones internacionales, el oficialismo ha sometido a la Constitución a una tortuosa interpretación para asegurar que el ejercicio del Poder Ejecutivo permaneciera en las manos de Nicolás Maduro, excluyendo de él a Diosdado Cabello.

P

La verdad es que es difícil sentir simpatía por Cabello. Lejos de uno la intención de inmiscuirse en las disDIEGO putas internas del BAUTISTA PSUV e interponer arURBANEJA gumentos a favor de éste o aquel. Sería por lo demás completamente inútil, si no que contraproducente para aquel a favor del cual razonara un opositor. Simplemente se trata de que por circunstancias de la vida, le correspondía a Cabello ser el beneficiario provisional de la solución más adecuada a la situación planteada por la imposibilidad de Hugo Chávez de prestar en el día previsto por la Constitución el juramento que marca la toma de posesión de su cargo y el inicio de su nuevo período de gobierno. Tal situación tiene una solución jurídica bastante sencilla. Consiste en declarar la ausencia temporal del presidente electo, encargándose de la presidencia de la República el presidente de la Asamblea Nacional, hasta que Chávez, gracias a una eventual evolución favorable de su enfermedad, pudiera venir a juramentarse y a tomar posesión de su cargo. Con ello se respeta la elección popular de la que fue objeto Chávez el 7 de octubre, se le reconoce desde luego su carácter de presidente, se mantiene el gobierno en manos de su partido, y, sobre todo, la Constitución queda incólume y sujeta a una interpretación inobjetable, nacional e internacionalmente. En caso de que la salud de Chávez tuviese un desarrollo negativo y se llegara al caso de la ausencia absoluta y de las consiguientes nuevas elecciones, la voluntad de aquel respecto a que en esa eventualidad era Maduro quien debía ser el candidato oficialista, había sido inequívocamente expresada en las palabras que pronunció Chávez el 8 de diciembre.

De manera que estaba a mano una solución que atendía a los intereses de Chávez, del partido de gobierno, de la Constitución y del país. Pero el oficialismo se ha empeñado en darle a la situación una "solución" diferente, que supone una interpretación verdaderamente retorcida del texto constitucional. Se trata de la tesis de la continuidad, según la cual lo que tenemos es la continuación del gobierno de Chávez, por lo cual no es necesaria ni juramentación ni nada para que el antiguo gobierno simplemente continúe. La juramentación y todo eso no son sino formalismos secundarios. La interpretación en sí misma me resulta completamente disparatada e insostenible. Pero dejemos de lado este juicio personal. Digamos en vez lo siguiente: estando disponible la solución y la interpretación de la ausencia temporal que antes hemos resumido, mucho más clara, defendible, acorde con el espíritu de la Constitución, y cuya adopción no hubiera encontrado resistencia de nadie, es imposible que no se deba a poderosos motivos que nada tienen que ver con la Constitución, la adopción de la otra tesis, la tesis de la continuidad, que genera una fir-

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, ambos con Constitución en mano.

me oposición de toda o una parte de la sociedad. Para acoger esa tesis en vez de la otra, tienen que estar operando motivos extra-constitucionales de mucho peso. No hay que ser Sherlock Holmes para tener su pista. Ya hemos asomado alguno de ellos: la desconfianza

hacia Cabello de parte de muchos de sus camaradas. Pero hay otro: los intereses cubanos, o más exactamente la desconfianza hacia Cabello por parte de los intereses cubanos. Hablamos nada menos que de la razón de Estado del gobierno cubano. En nombre de factores como esos la Constitución venezolana ha recibido una nueva bofetada. Con ello se genera una reacción legal y política que el oficialismo se hubiera podido ahorrar y un nuevo episodio de confrontación que se le hubiera podido evitar al país, tan necesitado de la conjunción de esfuerzos, ahora que se le viene encima una difícil situación social y económica con la jefatura del Estado a los efectos prácticos vacía. Todo esto nos lleva a una de las preguntas más angustiosas que puede hacerse un venezolano cualquiera en estos días. ¿Quién gobierna en Venezuela? Lo único seguro es que Chávez no es. Es obvio que, hasta nuevo aviso, no está en condiciones de hacerlo y eso es así desde hace un mes. Entonces ¿quién? Es muy posible que este país nunca haya sino menos soberano que en este momento. dburbaneja@gmail.com


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

7

UN GOLPE DE ESTADO ejémonos de tonterías. En Venezuela, lo que ha ocurrido es un golpe de Estado mediante un fraude constitucional. La arbitraria y antijurídica decisión del Tribunal Supremo de Justicia ha sido criticada con severidad por los más prestigiosos constitucionalistas de nuestro país. FERNANDO OCHOA Esas opinioANTICH nes han sido acertadas, objetivas y prudentes. De todas maneras, y ojalá así lo entienda la opinión pública internacional, dicha interpretación no ha El “mitin” de Nicolás Maduro sorprendido a los venezolanos: todos conocen que el la voluntad popular y es ilegítimo. Tribunal Supremo de Justicia, desde Surge de un golpe de Estado. que fue reorganizado por el régimen El delicado asunto de la enfermechavista, no ha dictado una sola decidad de Hugo Chávez se podía resolsión contraria a la posición del ver cumpliendo cabalmente con la Ejecutivo Nacional. No voy a profunConstitución Nacional a objeto de evidizar en disquisiciones jurídicas. Me detendré a analizar las consecuencias tar provocar la actual crisis nacional: designar al presidente de la Asampolíticas de esta arbitraria decisión. blea Nacional encargado del Poder La primera consecuencia es de su- Ejecutivo a objeto de formar un goma gravedad: Venezuela no tiene pre- bierno legítimo y nombrar una junta sidente constitucional. Hugo Chávez, médica para determinar su verdadero presidente electo de la República por estado de salud. En caso de comprohaber triunfado, el 7 de octubre de barse la incapacidad física y mental 2012, en unas elecciones muy cues- de Hugo Chávez, que a mi criterio ya tionadas por la opinión pública, no es una realidad, convocar a elecciopudo juramentarse el 10 de enero de nes a los treinta días como 2013, como establece la Constitución establece la Constitución Nacional, por una sola razón: no se Nacional. Tomaron el caencuentra en condiciones físicas y mino del golpe de mentales para ejercer dicho cargo. Estado. Esa es la verdad. Ningún venezolano, La segunda a excepción de la camarilla que se beconseneficia del poder y su familia, ha tenido la oportunidad de verlo y oírlo. Los partes médicos del Gobierno Nacional han sido incoherentes y mentirosos. El gobierno actual, presidido por Nicolás Maduro, usurpa

D

cuencia es muy delicada: los actos que realice el vicepresidente Maduro y cualquiera de los actuales ministros es "nulo de toda nulidad", es decir no existen y por lo tanto no tienen efecto alguno. Esta compleja situación surge como consecuencia a la flagrante inconstitucionalidad de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia. No soy un experto en derecho constitucional para visualizar la crisis institucional hacia dónde se dirige Venezuela, pero mi larga experiencia en la administración pública y haber desempeñado cargos ministeriales en medio de una severa crisis política en la década de los noventa, me indica que un gobierno que surge tan cuestionado en su legitimidad de origen es incapaz de enfrentar u n a

situación como la que se visualiza en Venezuela. El colmo fue el acto político organizado por el chavismo el mismo jueves 10 de enero de 2013. Fue el inicio de la campaña electoral de Nicolás Maduro. Es tal la urgencia de fortalecer su imagen que, en lugar de hacer un acto protocolar discreto y respetuoso ante la gravedad de Hugo Chávez, organizó un mitin para iniciar su gobierno e invitó a varios jefes de Estado y cancilleres de América Latina y del Caribe para darle mayor prestancia al acto. El objetivo de dicho mitin era claro: tratar de asustar a los sectores de la oposición para evitar se movilicen ante el fraude constitucional. Naturalmente, sobraron las amenazas: el sobrevuelo de aviones Sukhoi, las ofensas a la oposición de algunos presidentes extranjeros y la amenaza de Nicolás Maduro a Henrique Capriles. Compañeros de armas: ustedes tienen una gran responsabilidad histórica. Deben mantenerse unidos para poder garantizar la paz de la República. Nicolás Maduro, de una manera sibilina, se dirigió a la Fuerza Armada Nacional y a la milicia bolivariana como dos organizaciones distintas. Esto es inaceptable. Busca dividirnos y enfrentarnos. Ustedes pueden lograr reorientar el proceso político y obligar se regrese al texto constitucional: designar encargado del Poder Ejecutivo al presidente de la Asamblea Nacional, establecer una junta médica calificada para determinar el estado de salud de Hugo Chávez y en caso de no poder desempeñar sus funciones declarar la ausencia absoluta del presidente de la República y convocar a elecciones. Ustedes tienen la palabra. fochoaantich@gmail.com


8

Alta Política

Valencia, 17 de enero 2013

El ABC de Monseñor Ovidio Pérez Morales / Arz

“Ningún país es viable en la situación en que está Venezuela” Lo sucedido con la decisión del TSJ era de esperarse. Para mucha gente es algo normal que el centro de decisión política se haya trasladado a Cuba. Nunca se le presentó a Venezuela una situación tan dramática como la que vivimos hoy. Lo señala quien en su momento fuera presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, Arzobispo de Maracaibo y hoy Arzobispo Emérito de Los Teques MACKY ARENAS

En el marco de la XCIX ASAMBLEA PLENARIA ORDINARIA de la Conferencia Episcopal Venezolana, realizada los primeros días del año en Caracas, tanto las palabras de apertura pronunciadas por Mons. Diego Padrón, Presidente de la CEV, como el comunicado conjunto de los pastores de la Iglesia Católica Venezolana fueron de gran impacto por su contundencia, pertinencia y coraje. Sobre el tema conversamos con Monseñor Ovidio Pérez Morales y estas son sus reflexiones para los lectores del ABC de la Semana. Sin duda que declarar “moralmente inaceptable” la manipulación de la Constitución es la condena más tajante que se ha escuchado a todo el manejo político detrás de la decisión del TSJ. ¿Cómo visualizan esta coyuntura? - En la raíz de todo esto está la falta de separación de poderes en este país, no sólo de hecho, sino que desde el propio TSJ se ha afirmado que armar un poder monolítico es lo deseable. Cuando se parte de esa premisa, no debe extrañar que el TSJ manifieste su total acuerdo con lo que diga el Ejecutivo. No hay equilibrio. Y ese es el verdadero problema. Aquí no hay poderes independientes y abiertos a todos los venezolanos. Así que lo sucedido con la decisión del TSJ era de esperarse y muy lamentable tanto desde el punto de vista democrático, como ético. A partir de ese momento la gente ve cerrados los caminos a cualquier desarrollo democrático y abiertos para la incertidumbre y la desestabilización. ¿Quedan alternativas, a su manera de ver? - La preocupación fundamental del Episcopado en torno a esta situación es la búsqueda de un acuerdo o consenso básico en el país. Eso es ineludible y la apelación y el respeto a la Constitución es la línea maestra. Hay

Monseñor Ovidio Pérez Morales: “viene funcionando el “síndrome de Estocolmo” con Cuba”

que mover a los sectores políticos y sociales para una salida de unión, que el país no marche partido en dos. Lograr eso requiere de diálogo, encuentro, o como se le prefiera llamar. Ningún país es viable en la situación en que está Venezuela. Estamos andando sobre una sola pata. El país tiene que marchar con el conjunto de la población. ¿A quiénes corresponde auspiciar ese proceso? - A las autoridades del país, comenzando por la Presidencia de la República. Quienes tienen la responsabilidad de conducir el país no la ganaron para dedicarse a un color político, ni a una facción determinada. Están allí para responderle a la nación. La Asamblea Nacional es de y para la República, al igual que el resto de los poderes. No pueden estar al servicio de un partido. Lo grave es cuando el Estado se identifica con un gobierno, el gobierno con un partido y el partido con un líder. Es una monopolización que polariza al país, lo enfrenta y produce resultados como la complicada situación en que nos encontramos actualmente. Como el TSJ, que se adecuó sin

ningún problema al objetivo oficialista… - Y esto no puede ser pues se pierde la estatura, el respeto, la majestad del poder y la seriedad de las instituciones, al convertirse en agencias político partidistas. Eso es muy peligroso pues en momentos críticos las instituciones deben conservar una gran altura.

Pérdida de Soberanía El diálogo se dificulta cuando el poder se ejerce, extremo sin precedentes en nuestra historia, desde otro país. Para dialogar habría que ir a Cuba… - Aquí ha venido funcionando el archiconocido “síndrome de Estocolmo”. Hace diez años habría causado estupor y escándalo. Ahora, para mucha gente, es algo normal que el centro de decisión política de Venezuela se haya trasladado a otro país. Todo el mundo mira a Cuba, no sólo porque sea el lugar donde se atiende la salud el Presidente, sino porque es la sede donde se están cocinando las decisiones políticas de Venezuela. Esto es absolutamente inaceptable y constituye una pérdida de soberanía para el país. Una clara injerencia que

lleva a la gente a habituarse a la pérdida de soberanía, a la no separación de poderes, a la confusión entre Estado, gobierno, partido y líder. Allí hay una lógica maléfica. Cuando la gente no encuentra respuestas se lanza a la calle por sus demandas y la reacción es la represión. Es una fábrica de temor… - Temor en la población, en los medios de comunicación. Estamos pasando una de las situaciones más críticas en la historia de país. Quizá nunca se le presentó a Venezuela una situación tan dramática como la que vivimos hoy. Hemos tenido, sí, abusos de poder, dictaduras, arbitrariedad; pero aquí se trata de algo inédito que no se explica sino por el proyecto de fondo que está funcionando y sobre el cual no se ha tomado suficiente conciencia. Ojalá fuera este un proyecto dictatorial, pues las dictaduras ofrecen otros espacios. Acá lo que se escenifica es el totalitarismo que busca el control político, económico y cultural de la nación. Eso es lo más grave. No es una democracia débil lo que se está fabricando, es un sistema totalitario al estilo de Cuba, de Corea del Norte, como lo hubo durante el nacionalsocialismo y luego en la URSS. Van tras el control total del individuo y de la sociedad. Preocupa que no se distinga ese como un componente fundamental de la agenda opositora y menos se haga presente en el discurso… - Lo advertí oportunamente y la reacción que hubo en su momento es que este tipo de temas, que tocan lo político-ideológico de fondo, la gente común no los entendía. Y yo me pregunto ¿qué creen que entiende la gente, por qué se afirma tal cosa, si es obvio que se sufre las consecuencias de un régimen que asfixia al ciudadano? Tal vez lo que no se encuentra es la manera de abordar estos temas y resulta más sencillo excusarse en la supuesta incapacidad del venezolano pa-


9

Valencia, 17 de enero 2013

obispo Emérito de Los Teques ra discernir sobre su presente y su futuro. Los temas hay que abordarlos… Como ha sido capaz de hacerlo la Iglesia con sus advertencias y precisiones… - El problema es que si no se identifica claramente a quién se tiene al frente, es causa de errores que pueden ser fatales. Hay problemas que son de orden práctico, cotidiano, necesidades que están a flor de piel para la gente, seguridad, empleo, vivienda, servicios, costo de la vida. Pero hay otros, que están a la raíz de todos ellos, que hay que develar, sacarlos del fondo y presentarlos a la población y es allí donde se impone tratar estos temas, ayudar a su comprensión, no eludirlos. Es una de las razones que facilitarían que el mensaje de los dirigentes llegara a la gente. Por otra parte, el ciudadano necesita ser formado en un acervo de principios y valores que puedan dar base sólida a sus decisiones. ¿No tiene igualmente en esto una responsabilidad la Iglesia y quienes dentro de ella llevan la dirección pastoral? - Obviamente. Y allí viene la autocrítica. Hemos faltado en prestar esta asistencia a la población. Hace falta una interpelación para reconocer nuestras deficiencias en la preparación de la población para la vida cívica, en la formación para la convivencia social. Cuando hablo de Iglesia hablo de jerarquía, de laicado, de vida consagrada, quienes tenemos en nuestras manos un acervo de gran valor, de gran enraizamiento histórico y actualización que es la Doctrina Social de la Iglesia. Ella debe ser promovida a todo nivel y en verdad nos ha faltado mucho por hacer, pero hay que retomar todo eso como un desafío en esta hora en que el venezolano necesita orientación y respuestas. La historia de Venezuela no queda cerrada aquí, sino que se abre a un gran futuro. Sin embargo, a pesar de esas carencias en el plano de la formación, existe la percepción de que el episcopado ha sido asertivo a la hora de hablar claro y acompañar al venezolano que vive circunstancias tan difíciles… - El tema de las posturas que asumimos es otra cosa y es bueno recordar -a pesar de que desde el gobierno se identifican como tomas de posición políticas partidistas- que la inquietud de la Iglesia es por el conjunto de la población venezolana, donde están incluidos rojos y no rojos. Nos interesa un futuro de convivencia pacífica, porque no podemos nosotros pasar este año, el que viene y los que vienen en enfrentamientos, en pugnacidad, generando cada vez más hostilidad entre unos y otros, consu-

miendo las energías hacia adentro e impiden que exista un desarrollo integral en el país.

La guerra no es solución Suenan ustedes muy preocupados por los escenarios que se le plantean al país… - Por supuesto. Monseñor Padrón lo ha dicho claramente. Ha advertido que si no se procede con sensatez buscando acuerdos fundamentales y un diálogo civilizado, si se excluye la reconciliación entre los venezolanos, se está enviando un mensaje muy peligroso: la solución está en la guerra o la imposición sobre los demás. Si la cosa es así “apaga y vámonos” pues se le está abriendo la puerta a la voz de las armas y no a la voz de la razón. Hacia allá apunta el enguerrillamiento verbal en esta competencia de cómo destrozar al enemigo. Por esa vía no hay futuro hacia dónde mirar. Todo carecería de sentido. Es suicida. El mismo día en que se anuncia la decisión del TSJ se le abre un procedimiento sancionatorio a Globovisión. Eso no apunta precisamente hacia la creación de un clima de diálogo… - Ojalá recapaciten. No se puede perder la esperanza. Pero es otra evidencia de cómo lo que se busca es aniquilar al que piense diferente. Hay que renunciar a pensar y opinar, como lo ha hecho el conglomerado que sólo piensa por el cerebro de una sola persona. Renunciar a posiciones críticas es trágico desde el punto de vista social, político, histórico. Un panorama monocromático es patético. La democracia es polifónica, multicolor, plural. El pensamiento único que se quiere imponer es sencillamente monstruoso y la historia se encarga de desnudar y derribar estos monolitos. No es difícil entender, entonces, que se imponga a Globovisión un castigo por difundir el contenido de la Constitución y se obligue a no opinar sobre el tema… - Mire y quiero que esto se entienda, el gobierno, al proceder de

esa manera contra el canal lo está haciendo lógicamente. Si usted asienta que la revolución es monocromática, de un solo color, en una sola dirección, con un solo pensamiento, pues usted tendrá que eliminar toda pluralidad de opinión. Ya un ministro de información lo dijo: “El objetivo es la hegemonía comunicacional”. Lo ocurrido al canal está en la lógica de un esquema totalitario. Lo grave es que no se perciba como lo que realmente es. Mucha gente, aún en sectores de conducción política, no se han dado cuenta o no lo han manifestado. Pero esto es lo que está en el fondo, lo que vemos son solo consecuencias. ¿Cuál es la premisa allí?: la revolución está por encima de todo, aún por sobre la Constitución, la cual queda reducida a leguleyismo, no cuenta para nada.

lógica e involucrarse, con responsabilidad en el partido o movimiento que mejor les parezca. Es allí donde el hombre y la mujer de fe, deben desempeñarse, luchar y trabajar. La jerarquía en cuanto tal no puede ni debe hacer lo que puede y debe un partido político o una organización sindical o cualquier asociación de la vida civil. Algunos quisieran impedir hasta eso a la jerarquía - Nos han atacado mucho por posturas como la que hemos asumido con el reciente anuncio del TSJ. Repito que nuestro propósito es que se respete la Constitución y que se hagan esfuerzos por lograr acuerdos fundamentales que permitan a este país vivir en paz. Y se olvida que la CEV ha tomado posiciones, en distintos momentos históricos y con respecto a diferentes gobiernos y sistePara las personas que tienen mas, cada vez que ha sido necesario. un compromiso de fe, para quieOcasiona molestias a algunos gobernes ustedes son guías espirituanantes, pero hay que hacerlo. Siendo les, ¿qué deberes plantea este yo presidente de la CEV estuvo el momento? presidente HCh en prisión. Se nom- Hay que hacer algunas distinciobró una comisión para hacer un senes. La Iglesia, como comunidad de guimiento a las condiciones de su decreyentes, no se identifica con nintención, velar por sus derechos y resgún proyecto político-ideológico. guardarle su vida. Tengo la carta Pueden ser muy legítimos y válidos, donde él agradece la intervención pero la Iglesia no tiene esa misión codel episcopado a favor de los presos mo institución. Sin embargo, ella esy de él mismo. Un sector no lo vio tá constituida casi totalmente por laicon agrado, pero era un deber ocucos y ellos sí están llamados a entrar parnos de ese asunto en pro de la paz en la arena política- partidista - ideoy la reconciliación, de la misma manera que lo estamos haciendo ahora. Asumimos los “Las puertas costos, pero no podede la iglesia mos desentendernos están abiertas cuando están en juego para todos” los derechos humanos. Ya que toca el tema de los derechos humanos, ¿está la Iglesia involucrada en las gestiones por la liberación de los presos políticos? - Una y otra vez hemos hecho manifestaciones en ese sentido, no sólo la CVE sino yo mismo y otros obispos en particular. ¡Es que lo tenemos que hacer! Si lo hicimos en resguardo de la vida de quienes intentaron el golpe de Estado en 1992 y para facilitar decisiones que preservaran la paz en el país, ¿cómo no lo vamos a hacer ahora?


10

Valencia, 17 de enero 2013

Alta Política

¿QUÉ PASARÁ EN VENEZUELA? Se avecinan problemas graves porque Chávez deja Venezuela sumida en una crisis económica enorme orge Botti, presidente de la federación empresarial de Venezuela (Fedecámaras), explicó hace poco que si el Gobierno no suministra más dólares para pagar las importaciones, la escasez de productos de primera necesidad será grave. “Lo que le vamos a dar a Fedecámaras no son más dólares sino más dolores de cabeza”, respondió el vicepresidente Nicolás Maduro, el heredero escogido por Hugo MOISÉS Chávez. NAÍM Maduro tiene razón. El Gobierno provocará muchos dolores de cabeza a las empresas privadas. Pero los dolores de los empresarios serán leves comparados con los que va a sufrir la población en general, particularmente los pobres. Hugo Chávez deja Venezuela sumida en una crisis económica de enormes proporciones. Si bien la incertidumbre política desencadenada por la enfermedad del presidente ha concentrado la atención del mundo, será la crisis económica lo que va a moldear el futuro inmediato del país, incluyendo el político. Los desajustes económicos incluyen un déficit fiscal cercano al 20% del producto interior bruto (en EE UU es del 7%) y un mercado de divisas en el cual el dólar que se compra en la calle cuesta cuatro veces más que el dólar que vende el Gobierno a la tasa oficial. Esto quiere decir que una devaluación de la moneda es inevitable y que, por lo tanto, la inflación que se avecina será aún mayor que la actual, que es una de las más altas del mundo. Los niveles de empleo están artificialmente abultados por la gigantesca expansión del empleo público, los

J

compromisos laborales adquiridos por el Gobierno nutren una fuerte conflictividad sindical, la deuda externa es ahora diez veces mayor que en 2003, el sistema bancario está muy frágil y la capacidad productiva del país, incluyendo la de su industria petrolera, ha caído drásticamente. Los países exportadores de petróleo rara vez sufren crisis económicas causadas por la escasez de divisas fuertes. Pero el régimen del presidente Chávez se las ha arreglado para quedarse corto de dólares o euros, a pesar de que ha gozado de más de una década de altos precios del petróleo y de una enorme capacidad de endeudamiento gracias a los elevados intereses que está dispuesto a pagar. Sin embargo, el dinero no alcanza. El desenfrenado gasto en consumo ha dispara-

do las importaciones, a la vez que la mala gestión y la falta de inversión en la industria petrolera han venido reduciendo los ingresos por exportaciones. Los ingresos petroleros de Venezuela también caen por otras razones. El elevado consumo interno de gasolina absorbe una gran parte de la producción (llenar el tanque de un coche normal cuesta 25 céntimos de dólar, unos 19 céntimos de euro). Otra parte de la producción se envía a Cuba y a otros aliados de Chávez a precios altamente subsidiados y a crédito: de hecho, muchas de estas facturas nunca llegan a cobrarse. Otra parte de la producción petrolera va a China, ya que este país pagó por adelantado, con importantes descuentos, grandes volúmenes de crudo. El Gobierno de Chávez ya recibió y

gastó ese dinero y ahora debe honrar el contrato suministrando a China petróleo por el cual no recibe ingreso alguno. Así, la mayor parte del crudo que queda para ser exportado a precios de mercado (y que se cobra) se vende al país que es a la vez el mejor cliente y el principal enemigo de Chávez: Estados Unidos. Sin embargo, como resultado de su propio auge petrolero, las compras estadounidenses de crudo venezolano han caído al mínimo en 30 años. Y por si esto fuera poco, una explosión en su mayor refinería obliga a Venezuela a importar gasolina. El Financial Times calcula que por cada 10 barriles de crudo que vende a Estados Unidos tiene que importar (a un precio más alto) dos barriles de petróleo refinado en el exterior. Esta caída en los ingresos ocurre mientras las importaciones totales del país han pasado de 13.000 millones de dólares en 2003 a más de 50.000 millones hoy. Pagar esas importaciones y los altísimos intereses de la deuda requiere más divisas de las que la economía genera. A todo esto se agrega que la Venezuela de Chávez ha caído a los últimos lugares de las listas que clasifican a los países según su competitividad, la facilidad de hacer negocios o el atractivo para los inversores extranjeros, mientras que se coloca entre los campeones mundiales en materia de homicidios y de corrupción gubernamental. Sí. El vicepresidente Maduro ha dado en el clavo: se avecinan grandes dolores de cabeza. Y a él le tocará explicarle al pueblo por qué cuando el presidente era Chávez se vivía mejor. mnaim@elpais.es @moisesnaim


11

Valencia, 17 de enero 2013

CUBA AÚN MARCA EL PASO La indudable influencia de los hermanos Castro no tiene por qué persistir aunque el chavismo siga en el poder as últimas imágenes que guardan los venezolanos del presidente Hugo Chávez corresponden a la noche lluviosa del 10 de diciembre cuando partió de Venezuela y llegó a Cuba de madrugada. Allí, al pie de la escalerilla del avión, lo esperaba Raúl Castro como hace 18 años lo CRISTINA esperó por MARCANO primera vez su hermano, Fidel, en el aeropuerto internacional José Martí. Entonces, el venezolano era sólo un ex teniente coronel que había pasado dos años en prisión tras una intentona golpista. “Usted no sabe el honor que usted me hace y el sueño que me hace vivir el día de hoy”. Con una sonrisa que no le cabía en el rostro, Chávez agradecía al gobernante cubano la sorpresa de haberlo recibido en persona, con la pompa reservada a los jefes de Estado. Agasajado por aquel ícono viviente durante dos días, habló de los “inmensos recursos energéticos” que poseía Venezuela durante un discurso profético en la Universidad de La Habana. “Los cubanos tienen mucho que aportar, mucho que discutir con nosotros, en un proyecto de un horizonte de 20 a 40 años (…) algún día esperamos venir a Cuba en condiciones de extender los brazos”. Tanto se han extendido después que si no fuera por sus generosos brazos probablemente Cuba habría padecido un “periodo especial” de estrecheces similar al que sufrió en los noventa. Hoy la isla cubre 60 por ciento de sus necesidades energéticas con los más de 110 mil barriles diarios de petróleo venezolano, financiados a precios preferenciales y pagados en parte con mano de obra. Y tanto han aportado los cubanos que hoy no sólo controlan los programas sociales del gobierno venezolano -con más de 44 mil cooperantes entre personal médico, maestros e instructores deportivos- sino que también manejan el servicio de identificación, las notarías y registros, los puertos de Venezuela, además de realizar labores de inteligencia del Estado y brindar

L

asesoría en el área militar. Fidel Castro, ya retirado, ha sido el líder extranjero más influyente en la política venezolana. Ningún otro tuvo tanta ascendencia. El peso del castrismo en Venezuela, el rol que ha jugado en la autodenominada revolución bolivariana, es evidente pero está por verse si sobrevivirá una posible desaparición de Chávez, quien lleva ya un mes de muda convalecencia en La Habana. “La influencia política de Cuba es obvia y tiene mucho que ver con el peso de la relación de Fidel Castro con Hugo Chávez. Las cosas pueden cambiar en un sentido bastante significativo si uno de los dos ejes de la ecuación deja de actuar. En este caso, puesto que Fidel es un anciano y Chávez está muy enfermo, cualquier desenlace que afecte a uno de las dos personas afectará cualitativamente la relación entre Cuba y Venezuela”, afirma el político izquierdista Teodoro Petkoff, editor del diario Tal Cual. Chávez ha confiado su salud a médicos cubanos. A causa de su enfermedad, en 2012 pasó 106 días en la isla. En La Habana ha firmado decretos, ha girado instrucciones, ha sostenido reuniones de trabajo con sus ministros. “Los cubanos tienen una gran baraja en la mano, ellos son los que saben cuál es la enfermedad del presidente, tienen la información que los venezolanos no tenemos. No estoy ni siquiera segura si Nicolás Maduro tiene toda la información que hay que tener. Los cubanos manejan el poder ahora pero en el momento en que Chávez no esté allí pues ese poder desaparece también”, señala la historiadora Margarita López Maya.

Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso). “Estábamos reunidos un grupo de venezolanos y Fidel nos llamó, se reunió con nosotros y nos explicó que él despedía a los médicos en el aeropuerto y que tenía un mapa de Venezuela donde marcaba en qué lugar iban a estar”. López Maya señala que si se mantiene un gobierno chavista es probable que se mantengan también los programas sociales pero no en la amplitud que tienen con Chávez. “No lo creo porque eso produce bastante tensión Llegada de Hugo Chávez a Cuba incluso dentro del chavismo. (10 de diciembre 2012) Hay sectores que son más nacionalistas que socialistas, en especial el Ejército, y a los que Para los dirigentes gubernamentales no existe tal influencia sino una rela- tiene que estar haciéndole mucho ruido ción de cooperación, solidaridad e in- el acceso de los cubanos a información tercambio. “Nuestras historias están de seguridad del Estado venezolano”. Especialmente, predice, “en el área unidas (…) gracias a Fidel y Chávez estamos en el camino de la liberación”, ha de inteligencia y de asesoría militar, la dicho el vicepresidente Nicolás Madu- presencia cubana va a producir fricciones más temprano que tarde”. ro, asiduo visitante de la isla. No sería la primera vez que los veneSe especula que Maduro fue designado sucesor por contar con la venia zolanos tuvieran fricciones con los cude los Castro, versión a la que no da banos. El primer país que visitó Fidel crédito Petkoff. “No sé si los Castro con- pocos días después del triunfo de la refían en él, el punto es que Chávez confía volución fue Venezuela, que había coen él. Chávez no es un lacayito de los laborado con recursos y armas al deCastro, tiene una admiración todavía rrocamiento del dictador Fulgencio juvenil por Fidel que lo ha hecho esta- Batista. Fue recibido entonces como blecer una relación muy peculiar pero un héroe en las calles pero fríamente tiene un criterio político. No habría que por el gobierno del presidente Rómulo Betancourt, que se negó a venderle pesubestimarlo tanto”. Es evidente, agrega, que el presiden- tróleo a precio especial. En los años sete desconfía de Diosdado Cabello (pre- senta, Castro dio recursos, entrenasidente del parlamento). “Su dramáti- miento y hombres a la guerrilla veneca comparecencia el día de su salida pi- zolana que combatió a Betancourt y a diendo a los venezolanos que votaran su sucesor, pero los propios guerrillepor Maduro es demasiado indicativa de ros comunistas terminaron por rechalo que piensa no de Maduro sino de zar su injerencia. Petkoff, uno de los miembros más Diosdado”. La influencia cubana, patente en la importantes de la subversión en aqueprincipal consigna oficial -“Patria, so- llos años, cree que el primer cambio cialismo y muerte” antes de que el su- que se verá si Chávez desaparece, “sepersticioso Chávez la cambiara por ría la recuperación de nuestra soberanía “Patria socialista, viviremos y vencere- en algunos de esos servicios que hoy mamos”- cobró fuerza a partir del golpe nejan los cubanos”. Aun si el chavismo de Estado de 2002 y el paro petrolero, siguiera en el poder. “Nadie se podía después de los cuales se iniciaron las imaginar que después del dictador Juan primeras “misiones” sociales de inspi- V. Gómez, un general gomecista iba a trazar un rumbo distinto. Nadie que ración cubana, dice López Maya. La historiadora, que ha trabajado muerto Franco, España iba a tomar el durante años en el activismo social co- rumbo que tomó tomo gobernada por munitario, fue testigo del involucra- los propios franquistas en entendimienmiento de Fidel en las misiones mien- to con los comunistas y socialistas”. @ELPAIS tras asistía a un congreso del Consejo


12

Alta Política

Valencia, 17 de enero 2013

LAS DOS AMÉRICAS LATINAS EN 2013 En unos países se amenaza el pluralismo y en otros despega la democracia esde una perspectiva de economía política, no existe una América Latina. Más bien existen dos. Una aprendió las difíciles lecciones democráticas de los años 70, las inflacionarias de los 80 y las de deuda pública de los 90. La otra no. Una logra integrarse más y mejor en el mundo globalizado, aumentando las oportunidades de su población. La otra se aísla. Una mejora sus instituciones, mientras la otra se PIERPAOLO acerca cada vez más al BARBIERI autoritarismo que su ideología tanto denuncia. Tres elecciones en este incipiente 2013 se perfilan como determinantes para el futuro de la segunda Latinoamérica. Las realidades políticas conspiran contra un mayor pluralismo. Después de todo, la democracia verdadera requiere alternancia.

D

Venezuela La primera elección ni siquiera está en el calendario, pero muchos la esperan en Venezuela. De acuerdo con el rendimiento de bonos y la prima de riesgo, los mercados internacionales esperan una transición poschavista. Gobiernos en Europa y Norteamérica también aguardan con ansias “el día después.” Pase lo que pase con la salud del comandante, tal expectativa parece utópica. Es cierto que, de acuerdo con la Constitución venezolana de 1999 que el mismo Chávez promulgó (artículo 233), la “falta absoluta” del Presidente forzaría elecciones anticipadas. Irónicamente, el artículo parecía diseñado para proteger a Chávez de un golpe de Estado de entre sus filas. Hoy juega en su contra. Pero en una democracia tan débil como la venezolana, las definiciones constitucionales de iure son, de facto, moldeables ante el poder. Tanto el Tribunal Supremo como la

Asamblea Nacional podrán mantener el poder en las manos de Chávez mientras se mantenga vivo. Y en el caso de su muerte, las perspectivas de transición no son buenas. Algo ha aprendido Chávez de su héroe Simón Bolívar y sus conflictos hereditarios. El ungido sucesor, Nicolás Maduro, parece haber llegado a un acuerdo de gobernabilidad con su único rival, Diosdado Cabello, un presidente de la Asamblea más cercano a las Fuerzas Armadas que al “socialismo revolucionario.” Con el crucial apoyo del régimen de La Habana -un ejemplo de democraciaasí como del Ejército y de un cuestionado Tribunal Electoral, Maduro estará en condiciones de vencer holgadamente a cualquier opositor, particularmente si los comicios se organizan a toda velocidad. Serán elecciones, pero no será democracia.

Ecuador En el vecino Ecuador habrá elecciones el 17 de febrero. Luego de una reforma constitucional en su primer año de gobierno (nada menos que la vigésima en la historia ecuatoriana), Rafael Correa tiene una intención de voto lo suficientemente alta para ganar la reelección sin necesidad de segunda vuelta. Correa es un presidente extremada-

mente popular, en parte gracias al boom de las materias primas. Pero sería imposible negar que Ecuador hoy es un país menos plural del que era antes de sus persecuciones contra medios opositores y sus expropiaciones. Los excesos no han logrado unir a una oposición atomizada, pero ponen a una democracia débil en peligro existencial. La pregunta no es si Correa gana en 2013, sino si dejará el poder en 2017.

Argentina Finalmente, en Argentina, debería haber elecciones legislativas en octubre, pero los juegos antidemocráticos empezaron hace mucho. El Gobierno de Cristina Kirchner ha barajado adelantarlas, tal como se hizo en 2009; además, aprobó el voto opcional para jóvenes de 16 a 18 años, añadiendo más de un millón de posibles votantes que solo han experimentado gobiernos kirchneristas (gobiernan desde 2003). Mientras tanto, el clientelismo político se financia con “adelantos temporales” del Banco Central -un oxímoron en la historia financiera- y pensiones futuras -ahora nacionalizadas-. Cualquier potencial opositor, mientras tanto, es rehén del centralismo financiero en un Estado cuyo federalismo no trasciende de la Constitución.

Es triste ver cómo un Gobierno que ha defendido los derechos humanos ataca a los pocos medios opositores que quedan, mientras desvirtúa sus propias leyes para proteger a sus miembros corruptos y amigos afines. Más triste es ver a las Madres de la Plaza de Mayo -heroínas de otro tiempo- amenazando con “tomar el palacio” de una Corte Suprema que se atreve a mostrar independencia. Pero lo más triste es el objetivo: sin sucesores viables, los fieles apuntan a una reforma constitucional que permita la “Cristina eterna.” El poder nunca es eterno, pero en esta América Latina todavía se intenta. Y es probable que poco cambie en 2013. La otra América Latina -desde Chile a Perú y hasta México- despega. La esperanza es que, tal como se soñó durante las revoluciones independentistas, algún día estas Américas avancen unidas y más libres. @ELPAIS *Pierpaolo Barbieri es fellow de la Escuela Kennedy de Gobierno en Harvard. Su libro, Hitler’s Shadow Empire, será publicado por Harvard University Press en 2013. Su próximo proyecto es sobre la historia económica de América Latina.


13

Alta Política

Valencia, 17 de enero 2013

LOS DESAFIOS DEL PENTÁGONO rranca una nueva legislatura en Estados Unidos con un nominado para Secretario de Defensa, el senador republicano Chuck Hagel, que, si es confirmado por el Senado, será el primer veterano de la guerra de Vietnam en ocupar el puesto. Barack Obama ha elegido a Hagel porque es un firme defensor de la idea de que es necesario buscar todas las alternativas antes de iniciar una ofensiva armada, una prudencia que será importante si Irán sigue avanDAVID ALANDETE zando en su programa nuclear. También ha apoyado, en el pasado, recortes en el gasto de defensa. Y lo cierto es que, gracias a diversos acuerdos en el Capitolio, en este segundo mandato de Obama habrá numerosas reducciones en la inversión en programas militares. Estos son los desafíos a los que se enfrenta la cúpula del Pentágono en el segundo mandato de Obama.

Flota de drones

A

Recortes Uno de los mayores retos del Pentágono en esta legislatura es el de los recortes en su financiación, impuestos por una serie de negociaciones entre el Congreso y el poder legislativo. El llamado abismo fiscal, que se evitó en año nuevo, hubiera impuesto unos recortes automáticos de 55.000 millones de dólares sobre el gasto militar. Los congresistas no llegaron entonces a un pacto para cancelar esos recortes, sino que simplemente los aplazaron hasta el mes de marzo. Ahora, ese aplazamiento, junto con las negociaciones sobre el incremento del límite de endeudamiento del Gobierno y la aprobación de una ley de financiación de defensa, podrían crear “la tormenta perfecta de incertidumbre presupuestaria”, según dijo recientemente en rueda de prensa el jefe del Pentágono saliente, Leon Panetta. El presupuesto del Pentágono, sin contar el coste de la guerra de Afganistán, es de más de 500.000 mi-

llones de dólares anuales. De él dependen 1,4 millones de soldados activos y unos 800.000 empleados civiles. Financiar la guerra de Afganistán cuesta unos 120.000 millones de dólares al año. Ese gasto se irá reduciendo a medida que las tropas desplegadas vayan retornando a Estados Unidos, según el plan de retirada establecido por el presidente Barack Obama, que quiere que la guerra haya acabado a finales de 2014.

Con las miras puestas en África A medida que avanza el repliegue en Afganistán, el Pentágono también consolida un cambio fundamental en la forma en que hace la guerra. El ascenso de generales como David Petraeus o Stanley MacChrystal durante los últimos años de George Bush y los primeros de Barack Obama marcó un cambio de la infantería tradicional a grandes operaciones contrainsurgentes. Hoy,

yendo un paso más allá, las fuerzas armadas de EE UU cooperan más con la CIA, en ataques con misiles desde aviones no tripulados, y confían más y más en operaciones de alto riesgo, asumidas por equipos de élite como los Navy SEALS. Tanto la Junta del Estado Mayor Conjunto como la cúpula civil del Pentágono han admitido recientemente que sus miras están puestas, más que nunca, en el norte de África. Siguen acosando a los líderes de Al Qaeda en Pakistán, Yemen y Somalia, pero ven con recelo los avances del grupo Al Qaeda en el Magreb Islámico en Malí y su poder desestabilizador en Argelia, Mauritania, Marruecos, Níger y Túnez. En 2008, el Pentágono creó un Comando África, bajo el que recae la responsabilidad de las tropas y operaciones militares de EE UU en todo el continente excepto Egipto.

La flota de drones o aviones no tripulados del Pentágono irá creciendo de forma considerable en estos años. Un plan de recursos aéreos entregado al Congreso en abril contempla un incremento de drones de un 45% en los próximos 10 años. En este momento cuenta con unos 445 artefactos, empleados tanto para vigilancia como para ataque. Los modelos Reaper y Predator pueden ir cargados, entre otras armas, con misiles Hellfire. El Pentágono calcula que en 2022 tendrá unos 645 drones. El programa y los protocolos por los que estos aviones atacan objetivos de Al Qaeda en Asia y África sigue siendo secreto.

Mujeres en el frente La cúpula militar también está sufriendo presión para permitir a las mujeres tomar parte en operaciones de combate, algo que les está prohibido por una directiva de 1994. Las mujeres soldado son sólo un 14% del personal en activo de las fuerzas armadas norteamericanas. Cuatro soldados demandaron en noviembre al gobierno federal norteamericano, pidiendo que se les deje servir en primera línea de combate junto a los hombres. Las denunciantes argumentan que esa prohibición les impide, a largo plazo, obtener ascensos por mérito, y entienden que supone una discriminación. Cuentan con poderosos enemigos en el Capitolio. Un nuevo congresista republicano por Arkansas, Tom Cotton, que además es veterano de guerra, dijo recientemente en un programa de radio: “El que las mujeres sirvieran en operaciones de infantería perjudicaría las labores esenciales de esas unidades... Ha quedado demostrado en estudio tras estudio, es una cuestión de naturaleza, de fortaleza y movimiento físico, de velocidad, de resistencia y todo lo demás”. Es por posiciones como estas por lo que las cuatro demandantes han optado por buscar una solución a su problema por la vía judicial. @ELPAIS


14

Opinión

En el siglo XX cuando acontecía en América Latina un golpe de Estado no había discusión. Un golpe de Estado era un golpe de Estado y punto.

1

Por supuesto, nunca los golpistas han dicho en ninguna parte que los que perpetraban eran golpes de Estado. Ellos siempre hablan de pronunciamiento militar, levantamiento nacional, incluso FERNANDO de revolución. No así MIRES quienes nos ocupamos con temas políticos pues un golpe de Estado era, sin duda, algo fácilmente reconocible. Entre otras, las características de cada golpe eran las siguientes: (a) Toma del poder por un grupo militar sublevado el cual (b) de modo repentino y generalmente violento destituía al gobierno reemplazándolo (c) por una junta militar que nombraba a un representante máximo (casi siempre militar) el que (d) prometía entregar el poder a las fuerzas cívicas (nunca ocurrió). Después del golpe, (e) era instaurado un estado de excepción, el parlamento disuelto, el poder judicial convertido en oficina notarial del ejecutivo, las libertades individuales y colectivas suspendidas y los derechos humanos pateados. ¿O no era así? En el siglo XXl las cosas son algo distintas. Cada vez que un presidente es destituido, las aguas se dividen. Para unos se trata de alteraciones en el ejercicio del poder. Para otros son golpes de Estado camuflados. De

ahí que si queremos seguir hablando de golpes de Estado tenemos que ponernos de acuerdo. ¿Vamos a usar el concepto “golpe” en sentido analítico o en sentido agitativo? En el campo del análisis político debe imperar, empero, cierta disciplina. Esa es la razón por la cual quien escribe estas líneas ha optado por seguir trabajando con el quizás anticuado “modelo” de las cinco características arriba enunciadas. Ahora bien, durante el siglo XXl ha habido tres países en los cuales se han levantado voces denunciando golpes de Estado: Honduras en 2009, Paraguay en 2012 y Venezuela en 2013. Quienes señalan que en Honduras y Paraguay hubo golpes de Estado niegan que en Venezuela ocurrió algo similar. A la inversa, quienes acusan a Nicolás Maduro de golpista suelen negar que en Honduras o en Paraguay ocurrió lo mismo. De ahí que para obtener una mayor claridad convendrá separar cada caso. Procedamos entonces de modo cronológico: 2. El 28 de junio de 2012 el presidente Manuel Zelaya fue secuestrado por tropas del ejército desde su residencia en Tegucigalpa y, en pijama y sin sombrero, arrojado en un avión rumbo a Costa Rica. Sólo ese hecho permite hablar sin problemas de golpe de Estado. En efecto, ahí hubo acción militar y violencia armada. Quienes defienden la tesis de que el acto que desalojó a Zelaya del poder no fue un golpe recurren a los siguientes argumentos

El primero es que la acción militar fue una respuesta a una violación constitucional urdida por Zelaya y los suyos destinada a prorrogar ilegalmente su mandato. No obstante, ese argumento no niega que hubo golpe. Es, si se quiere, una condición atenuante, pero sin validez jurídica ni política. El segundo argumento dice que no hubo ocupación militar del gobierno ya que Roberto Micheletti asumió el cargo de presidente interino encomendado por el propio Parlamento del cual había sido presidente. Hecho muy cierto. Pero también es cierto que Micheletti ocupó ese cargo como consecuencia de una acción militar y no de una política. En ese caso el acto destituyente puede considerarse atípico, pero no por eso menos golpista. El tercer argumento aduce que el gobernante interino respetó la independencia de los poderes públicos abriendo condiciones para que tuvieran lugar elecciones libres, algo que no había ocurrido en la gran mayoría de los golpes de Estados habidos en el continente. Ese hecho es también muy cierto. En ese sentido podría hablarse con cierta sutileza de un “golpe de gobierno”. Pero, en cualquier caso, fue un golpe. Si se quiere, fue un golpe más cívico que militar, pero -repetimos- fue un golpe.

¿Go

de Est

“Pocas veces, quizás nun situación política tan mon un partido, Nicolás Madu han repartido entre sí el po bajo el auspicio, y seg de una dictadura territorio extranjero

3. Distinto fue el caso de la destitución que expulsó a Fernando Lugo del gobierno paraguayo el 22 de Junio de 2012. Allí hubo efectivamente una conjura parlamentaria, pero no hubo violencia ni intervención militar como en Honduras. En el fondo se trató de una destitución del presidente, hecho que suele ocurrir en muchos países europeos aunque en países latinoamericanos -dado el sobrepeso del poder ejecutivo sobre el parlamentario- es considerado casi como un regicidio. Más todavía, hay constancia escrita de que el propio Lugo aceptó su renuncia.

Manuel Zelaya

Honduras, Parag

Nicolás Maduro

La destitución de Lugo -llamado en su país “el padre de casi todos los paraguayos”- no fue entonces un golpe de Estado, ni típico ni atípico. Fue una destitución presidencial.

tución constitucional o puramente institucional. A favor de la primera tesis habla el hecho de que el juicio político por medio de la Cámara de Diputados y la vigilancia del Senado está estipulado en la Constitución paraguaya. En contra habla el hecho de que Lugo sólo fue acusado de mal gobierno pero no de violación a la Carta Constitucional.

Donde hay todavía discusiones es en el tema de si se trató de una desti-

En cualquier caso, donde no hay dudas es en que la salida de Lugo del


15

Valencia, 17 de enero 2013

uay y Venezuela:

olpes

tado?

nca, se había dado una nstruosa: dos caudillos de ro y Diosdado Cabello, se oder político de un Estado, uramente bajo la dirección militar extranjera, y en o”

La primera es que más allá de su viabilidad jurídica, la destitución de Fernando Lugo ocurrió como resultado -en ese punto comparto la opinión de Álvaro Vargas Llosa- de una imbecilidad política sin nombre. Por una parte, no hubo la menor consulta popular, obteniéndose así la impresión de que el Parlamento actuaba de espaldas al pueblo. Por otra, Lugo fue destituido nueve meses antes de unas elecciones que, dada la catastrófica gestión de su gobierno, sólo podía perder. La segunda razón fue que Federico Franco no contó con el furioso activismo del ALBA y su periferia latinoamericana. Para Chávez, Lugo, como también lo fue Zelaya, era una simple ficha en el tablero del ajedrez latinoamericano. De este modo, después de la destitución del mal presidente, Paraguay ha quedado tan aislado del continente como en los tiempos del Doctor Francia y del tirano Stroessner. 4. No obstante, y como si se tratara de una venganza histórica, desde el 10 de enero de 2013 no son pocos quienes hablan de un golpe de Estado en Venezuela. ¿Ha habido golpe de Estado en Venezuela? En Venezuela antes que nada hubo una violación constitucional de proporciones gigantescas llevada a cabo nada menos que por el Tribunal Superior de Justicia. A través de esa violación, el TSJ pasó por alto la letra constitucional y subordinó su potestad a los intereses del partidoestado, siguiendo las pautas sentadas por un pacto concertado entre Maduro, Cabello y los Castro, en La Habana.

gobierno resultó de un clásico conflicto de poderes al interior del Estado.

En Venezuela hubo, además, una acto de usurpación a Chávez en nombre de Chávez de parte de Nicolás Maduro quien gracias al dictamen del TSJ podrá prolongar su mandato hasta que Chávez muera o sane completamente. Esto significa, sólo la muerte o regreso de Chávez podría salvar a Venezuela de una dictadura Maduro/ Cabello (“alianza cívico-militar”, en las palabras de Maduro).

¿Por qué entonces un acto institucional y probablemente constitucional fue tan condenado por los gobiernos latinoamericanos hasta el punto de que Paraguay llegó a ser expulsado de MERCOSUR permitiéndose así la entrada de Venezuela a dicho organismo? Hay dos razones.

Ahora bien, según la partitura descrita, en Venezuela no ha habido golpe de Estado. Hubo sí una violación constitucional y una usurpación mediante la cual Chávez ha sido convertido, aún en vida, en simple ídolo totémico destinado a cohesionar un liderazgo que ningún chavista está en condiciones de ejercer. ¿No bastaría

Diosdado Cabello

Fernando Lugo

eso para hablar de golpe de Estado? La respuesta podría ser afirmativa si es que por primera vez hubiera tenido lugar una violación constitucional en Venezuela. Pero todos sabemos que no es así. Los 14 años de gobierno chavista están plagados de múltiples violaciones constitucionales, entre otras, el referendo por la reelección presidencial, las leyes habilitantes, la conversión de la justicia en un organismo en el cual la “santa palabra” del caudillo era ley, el proyecto del Estado comunal (no figura en la Constitución), la conversión de las FAN en aparato militar al servicio de un partido y de una ideología, y paremos de contar. De tal modo que la violación constitucional de Maduro fue sólo una, una entre muchísimas. Esa es la razón por la cual tendríamos que decir: si hubo golpe de Estado en Venezuela, uno que hizo posible la transformación de una democracia en una autocracia, eso ya había ocurrido, pero en cámara lenta y durante Chávez. Ahí reside la diferencia del caso venezolano con el hondureño y el paraguayo. Maduro ha asumido su mandato en el marco de una estricta “continuidad inconstitucional”. Luego, la violación constitucional de Maduro no es el origen de un golpe de Estado sino el resultado del apoderamiento progresivo de las instituciones de la nación por parte de Chávez y el chavismo. Chávez transformó una democracia en una autocracia. Maduro, si no median circunstancias oponentes, transformará una autocracia en una dictadura.

Chávez era sin dudas un autócrata, pero un autócrata electo. A Maduro, en cambio, no lo ha elegido nadie. Su mandato no sólo es ilegal. Además, es ilegítimo. A través de violaciones constitucionales -lo estamos viendo- se puede llegar al mismo resultado de un golpe de Estado. Pero en sentido estricto las violaciones no constituyen de por sí un golpe de Estado aunque sus consecuencias pueden ser aún más graves. Eso ha quedado demostrado no sólo en las violaciones constitucionales que han tenido lugar en Venezuela, sino en un hecho que no ocurrió ni en Honduras ni en Paraguay. Ese hecho es la violación a la soberanía política de una nación. Pocas veces, quizás nunca, se había dado una situación política tan monstruosa: dos caudillos de un partido, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, se han repartido entre sí el poder político de un Estado, bajo el auspicio, y seguramente bajo la dirección de una dictadura militar extranjera, y en territorio extranjero. Esa, más aún que la jurídica, es la gran transgresión ocurrida en Venezuela. Es también la razón por la cual la oposición democrática venezolana está entendiendo que la lucha no sólo debe ser jurídica sino esencialmente política. No se trata, es lo que se quiere decir, de oponerse a un golpe que nunca ha habido, sino de defender, antes que nada y por sobre todo, la integridad política de una nación cuya independencia política, tanto la interna como la externa, se encuentra muy amenazada. fernando.mires@uni-oldenburg.de


16

Valencia, 17 de enero 2013

Opinión | SEMANCHETA |

COMANDANTE EN JEFE INVISIBLE a decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en torno a la ausencia de Presidente Chávez del país y el mandato constitucional para el cual debería juramentarse, no promueve certeza ni paz a la República, cuando tantas interrogantes han quedado abiertas en Venezuela. Esta decisión, que beneficia al actual Vicepresidente de la RepúbliROCÍO SAN ca Nicolás Maduro, MIGUEL tendrá sus consecuencias por supuesto en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN), piedra angular de un proyecto militarista como el que ha encarnado Chávez en estos 14 años en el poder. A esta hora, no saben los subalternos cuándo, dónde y cómo será juramentado el Presidente de la República, un comandante en jefe invisible que ha estado ausente durante un mes del territorio nacional. El asunto se complejiza frente al trato que deben dar los militares al Vicepresidente de la República, que si bien está llamado a realizar coordinaciones con el ministro de la Defensa, como con el resto de los ministros, no puede asumir el comportamiento que exhibió en una cadena de radio y televisión, en la que de manera apresurada se dirigió los comandantes de las Regiones Estratégicas de Defensa Integral, algunos integrantes del Alto Mando Militar y miembros de la Milicia Nacional Bolivariana, sin estar autorizado para ello. Debe recordársele a Maduro, que la decisión del TSJ no lo autoriza a ello y que además constituye función indelegable del Presidente de la República,

L

de acuerdo a la propia Constitución, la de dirigir la Fuerza Armada Nacional en su carácter de Comandante en Jefe, ejercer la suprema autoridad jerárquica de ellas y fijar su contingente. La irresponsabilidad de la Sala Constitucional de Tribunal Supremo de Justicia ha dejado a la FAN huérfana, con un comandante en jefe invisible que no se sabe cuándo vendrá. Situación peligrosa para la seguridad y defensa nacional, pero también de cara a la atomización de grupos militaristas existentes que solo Chávez pudo amalgamar temporalmente a un precio inmenso de 4 reformas a la Ley Orgánica de la FAN, los hechos del 11, 12 y 13 de abril, los eventos de Plaza Altamira y la pérdida por baja de unos 1.500 oficiales de comando ubicados entre los mejores de los componentes. El Alto Mando no apareció completo apoyando a Maduro en su cadena nacional montada a la carrera, tampoco asistió el Vicepresidente a 3 actos de toma de posesión claves para gobernadores militares: los de Apure, Bolívar y Vargas. Quitándose a Diosdado de encima, quien no lo acompañó, en la toma de posesión de los 2 militares retirados chavistas con más poder en este momento, Henry Rangel Silva y Francisco Arias Cárdenas, quienes representan 2 facciones cuyo nombre prefiero reservarme por ahora. Vienen tiempos difíciles para la FAN, en el medio de una lucha encarnizada por el poder en Venezuela, cada vez más apartada del sendero constitucional, que claramente está siendo dirigida desde La Habana.

rociosm@cantv.net

Chávez designó a Elías Jaua como nuevo canciller… Un Maduro sin convencimiento

¡Sí… Luis! En verdad que nos vieron caras de bolsas. Un revolucionario que no cree en cobas

| K-S.O.S |


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

17

| FÁBULA COTIDIANA |

ENERO 1958 l 1 de enero de 1958 se subleva la Fuerza Aérea en Maracay. El mayor Luis Evencio Carrillo jefe de la Base concluye la cena de fin de año con una lacónica frase: “hay que defender la patria y no a un hombre” y de inmediato sesenta efectivos ocupan la instalación de Boca de Río. La conspiración se venía urdiendo desde meses atrás en largas reuniones en el restaurant “Beergartem” frente a la Plaza Girardot. A las siete de la MANUEL mañana fue desarmaFELIPE SIERRA do y detenido el jefe de la base coronel Abel Romero Villate y una hora después un Venus del Escuadrón de Caza 36 pilotado por el mayor Edgar Suárez Mier y Terán sobrevuela Caracas como un anuncio para los complotados. Cuenta el periodista Antonio Manrique: “Maracay estaba sumida en un ambiente revolucionario, con la gente en la calle persiguiendo a los “seguranales” (los agentes de la policía política del régimen). Las puertas del Cuartel Páez habían sido abiertas y muchas armas fueron tomadas por el pueblo maracayero. Militantes de AD, Copei (uno de los más activos lo era el abogado Godofredo González), PCV y URD, salidos de sus “conchas”, coordinaban las acciones de los civiles. El Cuartel Sucre era el centro del fragor revolucionario. En sus calabozos estaban presos más de treinta integrantes de la Seguridad Nacional que el pueblo quería linchar. Desde Radio Maracay, Hugo Montesinos Castillo, oficial pasado a retiro por su antiperezjimenismo, arengaba al pueblo y leía consignas contra el “régimen dictatorial”. Pérez Jiménez reúne el Gabinete,

E

mientras se repiten incursiones aéreas sobre Miraflores, una de las cuales da en el blanco de la oficina presidencial y un portero conocido como “Perecito” se desploma carbonizado. Se conoce que el capitán Martín Parada piloto de confianza del Presidente encabeza la insurrección. A los minutos una columna de blindados del Cuartel Urdaneta al mando del joven oficial Hugo Trejo se declara también en rebeldía. Hay noticias, rumores y versiones cruzadas. A la media tarde se anuncia que el coronel Romero Villate ha retomado la base aérea y horas después que el grupo de rebeldes comandado por Parada huyen hacia Colombia. Trejo, en una operación que nunca pudo ser explicada, marchó hacia la capital aragüeña y fue apresado en La Encrucijada por el coronel Roberto Casanova. En la noche Pérez Jiménez, con el bastón de mando en la mano derecha, anuncia en cadena de radio y televisión el aplastamiento de la sublevación y sanciones ejemplarizantes para los insurrectos. Ciertamente, la acción de Maracay resultó un fracaso militar, pero exacerbó un clima político ya demasiado sensible.

El día 9, oficiales de la Armada liderados por el capitán de navío Eduardo Morales Luengo, desplazan varios destructores en La Guaira. Morales es detenido y en la noche curiosamente se produce la renuncia del Gabinete y del gobernador del DF Guillermo Pacanins. Al día siguiente, Pérez Jiménez se ve obligado a nombrar al general Rómulo Fernández ministro de la Defensa quien le presenta un memorandum con severas exigencias, que plantea un Gabinete militar y la salida de Laureano Vallenilla Lanz y Pedro Estrada, los principales operadores del régimen. Al día siguiente, Pérez Jiménez destituye al ministro Fernández y él personalmente asume el ministerio de la Defensa. El oficial destituido es enviado a Santo Domingo, pero la dictadura entra en el juego de los golpes y contragolpes. El 17 la Junta Patriótica convoca a una huelga general el día 21. El 20, Pérez Jiménez nombra al vicealmirante Wolfang Larrazábal Comandante de las Fuerzas Navales en medio de una huelga de prensa. El 21 hay revueltas callejeras, manifestaciones, quema de autobuses, heridos, muertos y se de-

creta el toque de queda desde las cinco de la tarde. El 22 se produce la sublevación de oficiales en la Base Naval de Mamo y la Comandancia General de la Marina en el Centro Simón Bolívar. El capitán Vicente Azopardo está al frente de la acción y se comunica con sus compañeros de conspiración en la Escuela Militar, el capitán Felipe Párraga Núñez del Ejército y el teniente José Luis Fernández de la Aviación, a quienes acompaña el activista civil Oscar Centeno Lusinchi. Informan entonces al coronel Pedro José Quevedo director del Instituto de la acción subversiva y éste conviene en que para la paz del país ya es necesario que el dictador abandone el poder. Pérez Jiménez llama telefónicamente a Quevedo quien se niega en varias ocasiones a atenderlo. El mandatario está convencido que una sublevación de la Escuela Militar tendría un efecto psicológico decisivo en todos los componentes. El coronel Adolfo Medina Sánchez, jefe del Batallón Bolívar, llega a Miraflores y le presenta un plan para recuperar la escuela. Según cuenta el piloto presidencial mayor José Cova Rey, Pérez Jiménez revisó el documento y respondió: “prefiero irme antes que matar cadetes”. Ya la Junta Patriótica había perdido contacto con la mayoría de los enlaces comprometidos con la huelga. El buró político del PCV reunido en el edificio “San Pedro” de los Chaguaramos, integrado por Pompeyo Márquez, Eloy Torres, Alonso Ojeda Olaechea, Guillermo García Ponce y el líder universitario Héctor Rodríguez Bauza, hacen en la tarde un balance desfavorable de la jornada. Entrada la noche Márquez recibe una llamada de Rodríguez Bauza, quien había salido a olfatear el ambiente y que identificado con su seudónimo le dice: “sube a la terraza y espera una sorpresa en pocos minutos”. Márquez y sus compañeros se miran a la cara con desgano. Luego deciden ir a la parte superior del edificio. Al poco tiempo, ven las luces y oyen el estrépito de un avión que se tambalea bordeando El Ávila. Pérez Jiménez huía en la “Vaca Sagrada”. Era el resultado de un típico Golpe de Estado, pero la decisión de marcharse es la consecuencia de un clima de malestar pasivo que finalmente se tradujo en una movilización activa e indetenible de las masas, que ya no podía neutralizar políticamente y menos aún aplastar con el uso de las armas. manuelfsierra@yahoo.com http://manuelfelipesierra.blogspot.com @manuelfsierra


18

Opinión

LAS VIUDAS DE STALIN Se logra el éxtasis socialista al montar la más grande fábrica de millonarios... a criminal aplicación de algunas posiblemente buenas ideas socialistas, derivó en esa monstruosidad llamada comunismo que además de la ruina moral y económica de los países que la aplicaron, también llevó al asesinato de decenas de millones de seres humanos. Luego de su innegable fracaso, algunos seguidores en la búsqueda del SAMMY santo grial de la EPPEL utopía de Marx, se reconvierten en "luchadores" sociales en algunas loables disciplinas como el indigenismo, el medio ambiente, la pobreza, etc. Otros, no habiendo aprendido la lección se van por el camino de la "revolución" tratando de reeditar el engendro del estalinismo y tenemos los ejemplos de Corea del Norte y Cuba. En Venezuela, se juntan las viudas y los huérfanos e inventan el socialismo del siglo XXI, se sacan la lotería con Chávez y se arma la más tenebrosa mafia cívico-militar, ahora dueña de un país petrolero. Se logra el éxtasis socialista al montar la más grande fábrica de millonarios jamás vista, y en una gigantesca orgía de corrupción, se reparten la riqueza del país, lo cual no les alcanza y endeudan el futuro de la patria de Bolívar por los próximos 30 años. El resultado es la creación muy izquierdista del bi-producto de la lucha de clases; El boliburgués, que pegado a la teta de contratos y Cadivi, es experto en todo tipo de manipulación financiera pero que con su fortuna mal habida, no es capaz de crear ni un solo puesto de trabajo, a menos que sea chofer, guardaespaldas o cachifa. Este estado de cosas nos ha llevado a la atrofia moral y al caos económico. Lo que viene ahora es el colapso del caos. Pero el 10 de enero dimos un salto ectoplásmico al demostrar ante el mundo, que un fantasma puede ser presidente. Stalin lo fue durante 6 meses y estaba muerto. ¡Será!

L

sammyeppel@gmail.com

Valencia, 17 de enero 2013

PASÓ EL 10-E ¿Y..? Resulta insólito que la disyuntiva para la oposición fuera apoyar el mal mayor o el menor ADOLFO P. SALGUEIRO

a pasó el 10-E cuando se suponía iban a develarse las incertidumbres en las que se debate el momento nacional. Como era de suponer, no pasó nada salvo un golpe de Estado constitucional. ¡Una pelusa! Desde el punto de vista jurídico todo "ha quedado claro" con la sentencia interpretativa que emitió el Tribunal Supremo de Justicia. No importa que los mismos magistrados que años atrás fijaron jurisprudencia en el caso del gobernador Salas Feo decidiendo que juramentarse es un acto indispensable para obtener la investidura hoy hayan sostenido lo contrario. El ropaje constitucional ha sido salvaguardado y por lo tanto, como la virginidad se ha perdido dentro de la casa es posible proclamar fuera de ella que la virtud no ha sido mancillada. Lo de Paraguay ¡ni existió! Resulta insólito que la disyuntiva para la oposición fuera apoyar el mal mayor o el menor. Decantarse por Maduro era políticamente insostenible y hacerlo (la Oposición) por Diosdado -como ocurrió- al menos implicaba el reconocimiento de la ausencia del presidente electo pese a

Y

que quien la iba a cubrir fuera enemigo de la democracia y cuyo estilo pendenciero deja poco espacio para imaginar días más tranquilos. Aun cuando los "hermanos siameses" del oficialismo afirmen una y otra vez que ejercen el control absoluto, es evidente que tienen grandes preocupaciones que deben atender: las decisiones inaplazables en materia económica y jurídica como así también la interacción con la comunidad internacional ante la cual les resulta necesario revestirse de legalidad y es por eso que organizaron la concentración "de masas" cuya pretensión evidente era la de sustituir el acto de juramentación requerido por la Constitución con un reconocimiento internacional que les va a hacer mucha falta en los meses por venir, especialmente cuando los "siameses" deban afrontar la necesaria separación que es lógica ante los engendros equivocados de la naturaleza y de la historia. Pero... hay que ver quiénes fueron los que llegaron al susodicho encuentro: algunos compañeros ideológicos en la militancia de la izquierda (Evo y Pepe Mujica), otros como Ortega o el vicepresidente cubano que a cuen-

ta de izquierdistas son auténticos vampiros que se alimentan de los recursos venezolanos, más el canciller argentino Timerman -millonario él en lo personal- representando a Cristina, cuyo crecimiento patrimonial asombra a los argentinos, más la chulocracia caribeña de siempre. En cuanto a Pepe Mujica su prestigio personal y ejemplo de consecuencia política contribuyó a dar alguna seriedad a una tribuna en la que casi todos los demás resultan menos presentables. Ademas Uruguay -en un momento estelar de su economíaviene de cancelar tremenda deuda de varios cientos de millones con Venezuela por lo que no se puede deducir que vino a buscar su cheque como hacía su antecesor Tabaré Vázquez. De los "pesados" y serios que suelen concurrir a estos eventos no vimos a ninguno, (Piñera, Santos, Rousseff, Humala, el príncipe de Asturias etc.). Ni siquiera el "pana" Correa quiso retratarse en fotos de dudoso beneficio. Cada quien sabrá por qué.

apsalgueiro@cantv.net

Editorial

EL ESTADO DE CHÁVEZ Los poderes dispensan al presidente reelecto de toda investidura hasta su regreso de Cuba EL PAÍS - ESPAÑA

a enfermedad de Hugo Chávez se ha convertido en un esperpento político. Lo demuestra el hecho de que el Tribunal Supremo haya avalado ayer una “continuidad administrativa” que dispensa al presidente reelecto de la investidura, hoy, ante la Asamblea Nacional. Ésta, de forma escandalosa, había aprobado la víspera que el mandatario —reelegido para un tercer periodo, de 2013 a 2019— se tome “todo el tiempo que necesite”, para recuperarse y regresar a su país. Esconder la información sobre la situación médica de Chávez constituye una afrenta democrática, especialmente en estos tiempos de la comunicación en red. Todos los venezolanos tienen derecho a saber. La opacidad es una tomadura de pelo a los ciudadanos, sean o no chavistas. Este silencio se ha urdido desde hace tiempo, y quizás para gestionar-

L

lo con más eficacia, Chávez decidió operarse por cuarta vez de un cáncer de naturaleza no desvelada en Cuba, lo que, además, constituye el reconocimiento de otro fracaso —el de la medicina venezolana— y ratifica las intenciones del castrismo de seguir influyendo en la suerte de Venezuela (y beneficiándose de su petróleo). Es difícil precisar, con la información disponible, si Venezuela está ante la previsión constitucional de una “falta absoluta” de su presidente, lo que obligaría a convocar en 30 días unas elecciones que ni los chavistas ni la oposición —temerosa de un nuevo revolcón tras sus recientes derrotas— desean. O si se trata de una “falta temporal” que daría un respiro de hasta 180 días. De hecho, la Sala Constitucional del Supremo, que nunca ha fallado en contra del Gobierno, se ha situado en una tercera opción: la de que “aquí no pasa

nada”. No puede sorprender; el chavismo limpió muy recientemente el Supremo de los pocos independientes que le quedaban y controla todos los resortes de un poder del Estado que desconoce la división de Montesquieu. El chavismo domina plenamente el Estado a través del petróleo, las Fuerzas Armadas y el Supremo. Y el Estado tapa el estado del presidente reelecto. El país no dispone de “todo el tiempo”. La enfermedad presidencial está aplazando decisiones capitales —como la devaluación de la moneda— para la recuperación de una economía desastrosamente gestionada por el régimen. En todo caso, nadie debe estar interesado en estos momentos en tensar la situación ni en llevar a Venezuela al caos. Es necesaria la serenidad. @ELPAIS


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

19

| DESDE LA CIMA DEL ÁVILA |

LAS CUITAS DEL POSCHAVISMO I En el séptimo círculo del infierno dantesco están los fraudulentos, género que incluye los aduladores y amantes del oro, los falsos magos, estafadores, hipócritas, ladrones, malos consejeros, falsificadores e intrigantes. Muy mala reputación tendrían cuando se escribieron los versos de la Divina Comedia para que Dante los haya colocaAMÉRICO do en una de las diviMARTÍN siones de la horrenda mansión de Satanás. No creo que esos especímenes se hayan aclimatado por completo en Venezuela, pero en la eventualidad de que así ocurriera, quizá la primera playa donde desembarcarían o la primera puerta que tocarían sería la del estremecido mundo del poschavismo, devenido residencia de desesperadas intrigas. De cuidado estaría la temperatura interna cuando en la campaña presidencial quisieron sobornar a Macario González y JG García Urquiola, dos verticales dirigentes de la oposición. Creyeron halagarlos asegurándoles que por su certificado liderazgo “valían más”. En la avidez por envenenarle infructuosamente el alma a Macario, soltaron otras perlas reveladoras - Aprovecha, Macario. Ganarás un buen dinero y entrarás con nosotros en la explosiva lucha entre militaristas y civilistas, Diosdado y Maduro. El presidente no da más -le soltaron con inhumana frialdad- se retira después del 7-0 y la lucha es por la sucesión. Tomemos esto con algodones, por supuesto; pero pensemos en la desesperación de aquel hormiguero revuelto cuando el país le ponga punto final a la Divina Comedia, y haya que tomar una decisión para cubrir la ausencia del presidente Chávez.

II La realidad es tan sorprendente, tan burlona, que el fantasma del chavismo sin Chávez ha aterrizado en nuestra tierra. No hubo un devoto del presidente enfermo que no rechazara indignado esa eventualidad. El Olimpo del partido, con sus dioses de anime, se revolvía colérico cuando alguien insinuara, se preguntara o simplemente esperara antes de decir nada, que algún día el supremo demiurgo pudiera salir del escenario. La respuesta orillera amenazaba con la destrucción a quien dentro o fuera del gobierno no afirmara que el chavismo era Chávez. La ecuación siempre terminaba condenando a la MUD. Los rumores malignos provenían de sus laboratorios, donde quiera que se encuentren. Hubo líderes del PSUV que se especializaron en relacionar semejante especulación con el del guión del golpe y el magnicidio. Y por más que la conducta opositora fuera translúcida y coherente como lo ha sido y seguirá siendo, la acusación permanecía y hasta se recrudecía. Es más, sea por la monomanía paranoide que atrapa el cerebro estremecido de los autócratas o protodictadores o por la helada decisión de mantener la peligrosa división del país, suprema ratio de su permanencia, la cúpula del poder rompe la necesaria relación entre “el signo y el sentido” exigida como prenda de rectitud por Leopold Senghor, el gran poeta africano de la negritud. Por no seguir ese sabio consejo, los dueños del poder redoblan la lucha contra los conspiradores de la oposición justamente cuando ésta ratifica, confirma y remacha su adhesión superprobada a la vía pacífico-electoral.

III Pero bueno, resulta que hemos entrado en el reino del chavismo sin Chávez, vulgo: el poschavismo. Lo primero que se ofrece a la vista es la danza macabra de los aspirantes a la sucesión y de sus respectivos beneficiarios alrededor del cuerpo enfermo del presidente. Sus altibajos declarativos acerca del diagnóstico, evolución o remisión del mal que lo aqueja, ya no denotan preocupación por lo que le pueda suceder al líder, sino angustia por la situación en que quedará cada uno de ellos. Angustia y algo peor: uso de la decaída imagen para favorecer las oscuras negociaciones en las que están envueltos. Con la designación por Chávez de los gobernadores y su intento de nombrar heredero a Nicolás Maduro, quedó claro que la cumbre del PSUV no

está en capacidad de tomar decisiones importantes en ausencia del presidente. Arrebatar el derecho de los militantes a elegir o ser elegidos e incluso la posibilidad supletoria de que los dirigentes regionales buscaran un consenso, sólo demuestra el miedo de la dirección a tres cosas: la ausencia del gran timonel, el ejercicio de la libertad de decidir, propia de las democracias y más si se proclaman pomposamente “participativas” y “protagónicas”, y los secretos o abiertos pasos que se proponga dar el rival. Y cuando hablo de rival no aludo sólo al enfrentamiento entre Maduro y Diosdado, sino a su proyección a todo el partido, desde el cogollo hasta los pies. El último acto de este drama ha sido el más humillante. A falta de Chávez, Raúl. Y a aquella isla han ido a parar todos, desfilando contritos frente a un gobierno foráneo para poner en sus manos el destino de Venezuela. Bajo la facilitación -para no decir jefatura- del presidente de Cuba han concebido un pacto destinado a correr la arruga. Por el momento Maduro a la presidencia y Diosdado a retener la caja de machetes. Ha sido la suprema humillación, la insólita muestra de su bolivarianismo de cartón, la insigne hipocresía de sus soflamas sobre la independencia. Se arrodillan frente a un gobierno ajeno sin perjuicio de autoproclamarse albaceas del Libertador. Pero creo que el esfuerzo será inútil. En el momento de obligarse a declarar la ausencia “temporal” o peor aún: absoluta, esta unidad de palitos mantequilleros no sobrevivirá. Y entonces descubriremos la verdadera naturaleza del chavismo sin Chávez.. amermart@yahoo.com @AmericoMartin


20

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

LA CAPITAL DESDE UNA MOTO A la pregunta de ¿qué les ha dado Chávez? Todos responden: Patria os simpatizantes del presidente venezolano Hugo Chávez se manifiestan en Caracas. La única forma de seguir el ritmo a los venezolanos para llegar al único acto de posesión de un ausente fue a bordo de una moto Suzuki propiedad de Alexander Palacios, uno de los 34 conductores de mototaxis que funcionan como sistema de transporte DIANA masivo en Caracas, CALDERÓN y que se ubican a una cuadra del Hotel Meliá, convertido estos días en una especie de Fuerte Apache. De 41 años, dos hijos menores de 6, de madre colombiana que llegó a

D

Caracas por amor, con casco marca Sandoval de 500 bolívares (116 dolares), el único que puede comprar con su ingreso mensual, me llevó raudo por la vía Simón Bolívar, buena parte en sentido contrario sin respetar un solo semáforo en rojo hasta El Calvario del general Ezequiel Zamora. Y es que aquí nada ocurre por coincidencia. Se cumplían 153 años del asesinato de Zamora, según gritaban, “por los mismos oligarcas conservadores” que las milicias uniformadas, firmes y perfectamente afinadas, convirtieron en el estribillo de “sicarios terratenientes... todos somos Chávez”, y que llenaron las escalinatas de ese lugar a tan solo dos cuadras del Palacio de Miraflores, donde personal contratado era grabado en cámaras de televisión en-

tregando libreto (dando consignas) a muchos de los que salen a la calle a apoyar a su presidente. Libreto que solo habla de la importancia que la organización política del chavismo le da a sus comunicaciones porque no hay uno solo de los manifestantes presentes que no respondan con una emotividad casi rabiosa, con la misma respuesta, a la pregunta de ¿qué les ha dado Chávez? La respuesta es Patria. Ezequiel Zamora inspiró a los marchantes como ayer el 13º vicepresidente de Estados Unidos, William R. King, inspiró a los magistrados del Tribunal Supremo porque el entonces senador demócrata fue tratado por tuberculosis en Cuba y tomó posesión de manera tardía y fuera de su país. Y es posible que al chavismo lo

haya inspirado otro general, Juan Vicente Gómez, como acertadamente me lo mencionó alguien, para dejar presente las coincidencias entre dos hombres que enfermaron, tal vez debido al poder y por el poder, y cuyas reformas se hicieron entonces como ahora, a la medida de sus necesidades y de las fuerzas que los legitiman. La diferencia es que todos aquellos que inspiran y justifican la Venezuela de este siglo pertenecen al XIX. Quizás vale la pena buscar una mayor ilustración un siglo antes. Por lo pronto, a bordo de una Suzuki, sigo recorriendo esta Caracas del socialismo del siglo XXI. @ELPAIS *Diana Calderón es directora de informativos de Radio Caracol.

DIOSDADO PRESIDENTE n el debate sobre el 10 de enero equivocó el camino. La mayoría de las personas se orientan a discutir si el presidente reelecto Hugo Chávez puede asumir el poder después del día del 10 de enero, cuando lo realmente importante es quién –si Chávez no se presenta– asumirá como Presidente y será responsable de todas las decisiones que se tomen en el corto y mediano plazo. Varias precisiones antes de continuar: 1) EUGENIO G. Los magistrados de la MARTÍNEZ Sala Constitucional del Tribunal Supremo no han emitido desde hace 10 años fallos que sean contrarios a la opinión del presidente Chávez o del Ejecutivo Nacional sobre los temas consultados. 2) La Sala Constitucional, al momento de valorar la desincorporación de ocho magistrados en diciembre de 2012, argumentó que el principio de continuidad administrativa se aplica a la función, pero no a las funcionarios 3) La continuidad administrativa se utilizó en el pasado para alargar el mandato de gobernadores, alcaldes y concejales al diferirse sus elecciones, en el caso de los concejales la continuidad ha durado tres años. 4) La palabra "continuidad" no aparece en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 5) En el año 2007 Hugo Chávez, dos días antes de tomar juramento para el periodo 20072013, designó a Jorge Rodríguez como Vicepresidente, y al resto de los inte-

E

grantes de su Gabinete. En aquella oportunidad nadie reclamó como inconstitucional esta decisión. Para el Alto Gobierno la continuidad es un hecho y han convertido la juramentación en un acto sin relevancia, en un formalismo innecesario. Aunque es obvio que Chávez no perdería su condición de presidente electo para el periodo 2013-2019 si no lograba tomar posesión en el día indicado, el tema central es quién asume el poder en Venezuela mientras Chávez puede tomar juramento de forma efectiva. Aunque luzca curioso, pareciera existir más incertidumbre en la comunidad internacional sobre los días posteriores que en el propio pueblo venezolano. Las dudas internacionales son comprensibles. Si Venezuela no sigue un camino que el resto del mundo pueda interpretar como "legal", las decisiones del Gobierno que asuma a partir de hoy –acuerdos económicos, pactos interna-

cionales, etc.– podrían ser consideradas írritas en el futuro inmediato. Aunque muchos sectores sostienen que dentro de 30 días debe convocarse elecciones, razonablemente hay que advertir que eso solo será posible si: 1) Hoy se convoca sesión de la Asamblea Nacional; 2) En la sesión del Parlamento se declara la ausencia absoluta (Art. 234 de la CRBV) del Presidente Hugo Chávez. No obstante, si el Parlamento sesiona y declara la ausencia temporal (Art. 234 de la Constitución) entonces comenzaría a correr un plazo de –mínimo– 180 días antes que se pueda declarar la ausencia absoluta del Jefe del Estado y procederse a convocar nuevas elecciones. Desafortunadamente se debe alertar que la incertidumbre que existe está asociada a la escasa información sobre el estado de salud del presidente Chávez. En este punto, el chavismo argu-

mentará que el Gobierno ha emitido 27 informes médicos desde el pasado 8 de diciembre 2012. No obstante, en este caso no importa la cantidad de los informes, sino la precisión de la información que aportan al colectivo. A las dudas razonables sobre el estado de salud del presidente (y la evolución del cáncer que lo aqueja desde 2011) se debe unir la posibilidad que una élite de dirigentes quieran gobernar el país en nombre del pueblo y del presidente Chávez. Como argumentó hace dos días David J. Kramer, presidente de Freedom House: "El hecho que el Gobierno venezolano no haya divulgado información médica que pueda ser verificada independientemente y que demuestre la posibilidad de que Hugo Chávez pueda asumir al poder, seguirá dañando la credibilidad del Gobierno y amenazando a la gobernabilidad democrática (...). El pueblo de Venezuela merece una explicación transparente sobre el estado de salud del Presidente para que se pueda determinar si las nuevas elecciones son necesarias y cuándo ocurrirán. Prolongar la incertidumbre acerca de quién será el próximo Presidente de Venezuela es inaceptable". En medio de esta incertidumbre por la salud del presidente Chávez debería resultar inaceptable para todos los venezolanos que en ausencia del Jefe del Estado se mantenga Nicolás Maduro ejerciendo el poder con funciones delegadas de forma indefinida. emartinez@eluniversal.com


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

21

LA ÉTICA SEGÚN MUJICA Después de las declaraciones de Marco Aurelio García, asesor especial de asuntos internacionales de Brasil, la única opción decente era el mutismo ste lunes, 7 de enero, el llamado Maquiavelo del Brasil, García, anunció lo que su gobierno había arreglado con los Castro, durante el viaje de dos días que acababa de hacer a Cuba. El asuntillo que cubanos y brasileños habían despachado era, ni más ni menos, el MILAGROS destino de SOCORRO Venezuela. Y así mismo lo hizo saber García, quien, sin disimulo, sin subterfugios y sin siquiera la presencia de algún venezolano aunque fuera para fungir de hoja de parra, estableció que el vicepresidente Nicolás Maduro podría asumir temporalmente el poder en Venezuela hasta que Chávez se recupere o se determine su incapacidad. "Hay un vacío constitucional en ese punto mintió García. Y la interpretación que está siendo dada es que quien asume es el vicepresidente". Y, desde luego, "la interpretación" estaba "siendo dada" por el generalato cubano y el poder político y económico del Brasil, que se han repartido a Venezuela, sin olvidar a socios menores, como Argentina y Colombia, que ya tienen asegurado el mercado para su producción. Esa decisión fue comunicada a Maduro, que nada tuvo que ver en ella. Como tampoco fueron consultados Diosdado Cabello, el PSUV, la FAN, el Tribunal Supremo de Justicia ni mucho menos la oposición democrática. Todos fuimos enterados por Marco Aurelio García de

E

Marco Aurelio García

cuál sería la deriva de nuestro país. Y eso era una sentencia inapelable, como los hechos lo demostraron. De manera que el acto de celebración... ¿fue celebración? Bueno, el acto de masas para festejar el inicio de un nuevo periodo constitucional sin Chávez no fue más que una mojiganga para las masas. Una farsa, con alcohol y congas, escenificada después de que la Asamblea Nacional y la Sala Constitucional del TSJ repitieran como autómatas el veredicto de Marco Aurelio García. Nuestro país había sido humillado como nunca en su historia. Y frente a eso lo único prudente... piadoso... era el silencio. El solo hecho de tomar parte en el jolgorio, un ritual primitivo para primitivos, equivalía a hacerse cómplice de la celada que se ha tendido contra Venezuela. A un banquete de comi-

da podrida era previsible que sólo comparecieran los degradados, los más hambrientos. Y así fue, efectivamente, pero hete aquí que entre ellos se encontraba José Mujica, el San Francisco de Asís de la izquierda latinoamericana, el abuelito bonachón, el de los discursos impregnados del tono bobalicón de Benedetti. Había venido a sobreactuar la gratitud por los beneficios que Chávez, sin esperar autorización del Poder Legislativo y sin contraloría, había dispensado al Uruguay. Y, naturalmente, a rellenarse las faltriqueras. Unas semanas antes había manifestado con toda nitidez su desprecio por la tradición política y cultural de Venezuela. "En el Caribe dijo Mujica con su carita de estampa de paño de cocina, la política funciona determinada por verdaderos caudi-

llos de carácter popular y Chávez lo es". ¡Y al carajo, pues! El país que en los setenta recibió a los uruguayos martirizados por las dictaduras militares, que en su momento cerró nuestra embajada en Montevideo porque los esbirros de aquel país irrumpieron en sus instalaciones para sacar a una maestra que había intentado buscar asilo en la legación de una nación democrática, resulta que en la consideración de Mujica lo que le cuadra es un chafarote. En menos de lo que espabila un monje loco, el peluche de los tupamaros coincide con Vallenilla Lanz en la tesis del gendarme necesario. Cuando vino a ver, estaba en medio de un frenético areíto, escoltado por el conocido malhechor Daniel Ortega, quien, con su arraigada entonación etílica (me dicen que también ayudado por ciertas drogas) se despachó insultando a la oposición venezolana en términos de vileza cónsona con la calaña del nicaragüense. Y ahí estaba el cándido Mujica, en el grupo de los extranjeros venidos a ultrajar venezolanos (con viáticos venezolanos). Cuando lo arrastraron al micrófono pretendió mostrarse superior. Ponerse tanguero. Distanciarse del señalado de violación sistemática contra su hijastra. Hacer el pedigüeño, pero no babearse en público. Ya era tarde. Ya estaba pringado de la miseria que vino a Venezuela, pero esta vez no para pedir protección del Plan Cóndor, sino para llamarnos "buitres". msocorro@el-nacional.com


22

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

REELECCIÓN INDEFINIDA: EL DRAMA DE DIOSDADO Los Castro se están decantando por sustituir las presidenciales, con la celebración de un referendo s imposible no dudar de la solidez del llamado "Pacto de La Habana". Concebido para atenuar el tenso conflicto interno del PSUV -y garantizar una transición despojada de la amenaza de la división-, su diseño no parece poseer el alcance que la coyuntura exige. La escogencia de la directiva de la Asamblea Nacional -donde Cabello ha sido marcado y escoltado por dos vicepresidentes del "madurismo" radical- describe el tenor de este acuerdo, en el cual se ha planteado un esquema de reparto burocrático entre las partes incordiadas, con el que apenas se resuelven los calorones inmediatos, derivados de la escogencia de Maduro como heredero del legado político del comandante Chávez. ARGELIA RÍOS La sustentabilidad de este "armisticio" negociado en Cuba -cuyos comandantes se invistieron como los tutores del "chavismo sin Chávez" y del devenir venezolano-, está atada a problemas mucho más serios. Tal como lo advierten las acalladas tribulaciones de Cabello, a quien los Castro le han negado tan siquiera un fugaz acceso a la primera magistratura, las contradicciones son de mayor envergadura. La tesis de "la continuidad" -fraguada por el mismísimo Fidel- no sólo obedece a la alergia que los cubanos experimentan ante la figura de Cabello. Ese es tan sólo un vértice del asunto: es innegable que el planteamiento está dirigido también a la preparación de un escenario para eludir la convocatoria a elecciones presidenciales, en caso de que se llegare a certificar una ausencia absoluta de Chávez. La enmarañada interpretación que La Habana ha aconsejado darle a la Carta Magna venezolana, revela que, en este momento, los Castro se están decantando sustituir las presidenciales, con la celebración de un referendo constitucional, dirigido a la consideración de una reforma -o enmienda-, con la cual Maduro completaría los 6 años del período administrativo iniciado ayer. Con seguridad, los cambios que se le formularían al texto de la Bolivariana, involucrarían algunos "caramelos de cianuro", útiles para procurar la división del campo opositor venezolano, algunos de cuyos segmentos -ya carentes de toda vocación de poder, por causa de su evaporación progresiva del paisaje político- creerán ver "oportunidades de negociación": una rocambolesca historia donde se dan la mano la ingenuidad y la picaresca criolla, y en la que Cabello -el patrón de la "derecha endógena"- tendría un rol inestimable... Y es que, si bien ha aceptado hoy a Maduro como el "irrevocable" sustituto de Chávez, difícilmente avalará su reelección indefinida. Si el Pacto de La Habana no contempla el tema, más temprano que tarde, la pacificación interna del PSUV se expondrá como lo que es: un cuento de camino.

E

argelia.rios@gmail.com @argeliarios

SECUESTRO EN LA HABANA eguramente, cuando Chávez decidió tratarse en Cuba el cáncer que lo aqueja, lo hizo por distintas razones, entre las cuales me atrevo a destacar, fundamentalmente, la recomendación de su tutor Fidel Castro de que en La Habana se aseguraba el manejo inveterado de los regímenes comunistas del manto de secretismo con el cual se cubren las enfermedades de los altos jerarcas. Esto seguramente FREDDY privó sobre el nivel de la LEPAGE medicina cubana. Pero, bueno, a estas alturas ya eso es clavo pasado y, por ende, sería ocioso volver al tema que se presta para larguísimas discusiones e interpretaciones. Lo que sí es cierto, sin lugar a equívocos, es la influencia dogmática, rayana en cuasi religiosa, que ejerce el viejo líder de la Revolución Cubana sobre Chávez. De allí, pues, que desechara algunos ofrecimientos de gobiernos amigos, como el de Brasil, para tratarlo en alguno de sus modernos hospitales especializados como el Sirio Libanés de Sao Paulo, tal como lo hizo el ex presidente Lugo de Paraguay, quien, aparentemente, superó su dificultad con éxito. Ahora bien, el agravamiento de la salud del Presidente ha puesto de manifiesto lo que ya era un secreto a voces, en el sentido de la fuerte injerencia y el dominio y el mando del régimen de los hermanos Castro sobre el Gobierno venezolano. En estos momentos tan difíciles para el devenir nacional las decisiones más importantes se toman en la capital de la isla caribeña. Se sabe de los frecuentes viajes de los más altos jerarcas de la cúpula chavista a recibir instrucciones sobre lo que se debe hacer para mantener el poder hegemónico que detentan en la actualidad. El tratamiento dado al problema generado por la no asistencia del Presidente electo a la toma de posesión de su cargo ante

S

la Asamblea Nacional, y el curso tomado por el tándem Diosdado Cabello y Nicolás Maduro (los albaceas de Chávez) es una muestra de lo que está ocurriendo. De hecho, Chávez no está en condiciones de gobernar y mucho menos de tomar providencias de ese calibre. Entonces, la pregunta sobrevenida (para usar un término de moda) es ¿quién diseña y da los lineamientos para hacer lo que hace este dúo, utilizando la mayoría que detentan en la Asamblea Nacional y su control absoluto sobre el Tribunal Supremo de Justicia y las demás instituciones del Estado? La respuesta está tan clara que no necesita de mayores explicaciones. Pero, lo que más llama la atención es el virtual secuestro en que tienen a un Chávez enfermo que, por lo poco que se puede desprender de los partes oficiales, no está en plenitud de sus facultades físicas y mentales (?). Pero lo peor no es eso. Lo peor es que la dirigencia chavista y el estamento militar acepten esta situación de hecho sin chistar. Más bien, como lo señalo arriba, acuden presurosos a los llamados de los Castro a recibir las órdenes del caso. Esta dependencia colonial inaceptable de un gobierno extranjero no ocurriría en ninguna nación libre y soberana del mundo, por más lazos de amistad y solidaridad política que existieran. Ni siquiera sucedió entre Cuba y la Unión Soviética. Varios presidentes como Evo Morales y Rafael Correa viajaron a Cuba y les fue imposible ver a su amigo. Otros como Mujica y Cristina Kirchner desistieron y, last but not least, la poderosa Dilma Rousseff tuvo que conformarse con mandar un emisario para informarse sobre el cuadro clínico de su homólogo. Ni hablar de los representantes del PSUV. ¡Ah!, por cierto, Daniel Ortega, tan cercano geográficamente a Cuba, no ha dicho ni pío... @Freddy_Lepage


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

23

NICOLÁS MADURO Y LA USURPACIÓN ras varias semanas de conjeturas y manejo de distintos escenarios y tesis interpretativas de la Constitución, el oficialismo finalmente deja clara su postura frente a la ausencia del Presidente este 10 de enero y esboza una tesis absolutamente inconstitucional y temeraria: la continuidad administrativa del gobierno actual, sin que el Presidente reelecto jure cumplir la Constitución y tome CIPRIANO posesión del cargo HEREDIA S. para el nuevo período, todo fundamentado en la estrafalaria hipótesis según la cual "la toma de posesión establecida para el 10 de enero del primer año del período es un mero formalismo". Este columnista es de quienes piensa que efectivamente el Presidente electo no pierde su carácter de tal si por algún motivo sobrevenido no se presenta a la Asamblea el 10-E a tomar posesión. De hecho, seguro estoy que si hubiese ganado la Alternativa Democrática el pasado 7-O y fuera Henrique Capriles quien estuviera hoy hospitalizado, nadie de este lado de la acera sostendría esa tesis, a pesar de que evidentemente lo de Capriles sí sería una causa genuinamente sobreve-

T

nida, lo que es difícil de sostener para el caso del Presidente, quien padece un cáncer desde hace más de año y medio y era posible prever esta recaída en el corto plazo, ya que a finales de febrero de 2012 él mismo anunció una recurrencia de su enfermedad y fue a operarse por tercera vez a La Habana. De igual forma, somos de quienes también pensamos que acogerse a la tesis de la falta temporal del Presidente electo a partir del 10-E era políticamente viable y aceptable para el oficialismo y estaba perfectamente apegado a la Constitución, por cuanto la analogía es fuente de derecho y era posible aplicar las normas de las faltas temporales del Presidente en ejercicio a las de un Presidente electo, con lo cual se ponía a rodar un lapso de 90 días –solo prorrogable por 90 días más tras un debate en la AN-, y que permitía a ambas partes tener un esquema cierto y constitucional sobre la situación y eventual sucesión presidencial. En ese esquema estaba, además, más que claro que es el presidente de la Asamblea Nacional quien debía encargarse de la Presidencia, por ser representante de un poder electo por el pueblo, porque así lo prevé la

Constitución para cubrir las faltas del Presidente electo mientras se celebra una nueva elección, y porque -sin lugar a dudas- el mandato del Vicepresidente se extingue el 10 de enero -haya o no haya toma de posesión- al ser la fecha en que culmina el período constitucional y comienza otro para el cual no ha sido designado. Pero apegarse a la Constitución es muy difícil para este Gobierno. Una vez más han sido capaces de esbozar la tesis más retorcida para justificar cualquier barbaridad, y hoy sostienen la aberrante posición de que, siendo

Chávez un presidente reelecto, no hace falta que tome posesión y se juramente para que él y su gobierno sigan en ejercicio de sus cargos, lo cual no aguanta la más mínima discusión seria. Ante esta abierta violación de la Constitución, no dudamos en señalar lo siguiente: 1) Nicolás Maduro a partir del 10-E es un usurpador del cargo de vicepresidente de la República y sus actuaciones son írritas y nulas en consecuencia; 2) el pretendido gobierno que se constituye es de facto y no tiene legitimidad de origen; 3) en Venezuela se está dando una variante muy particular de golpe de Estado y así debe ser denunciado nacional e internacionalmente; y 4) la soberanía del país está seriamente comprometida y queda claro que Venezuela está siendo en realidad gobernada desde Cuba. Frente a estas realidades, todos los sectores democráticos del país debemos estar unidos en la lucha por recuperar la democracia y restituir el imperio de la Constitución de 1999. cipriano.heredia@gmail.com @ciprianoheredia

POSICIÓN ADELANTADA NO ES GOL La ocasión exige calma, cordura y sobre todo paciencia: el juego será para quien menos errores cometa on frecuencia hay idealistas que confunden Derecho con Política, y así abren oportunidades a la burda demagogia. Al presentar complejas legalidades a una horda embrutecida que ni las entiende ni le importan se apunta casi siempre fuera del tiesto. La Venezuela democrática carga ya un largo rollo de fracasadas experiencias deriANTONIO A. vadas de inHERRERA geniosas inVAILLANT terpretaciones jurídicas, porque Derecho y Política son cosas distintas y cada una tiene su momento. Un juego político exitoso necesita más estrategias inteligentes, ágiles y flexibles, y menos intrincados alegatos constitucionales, sobre todo en

C

medio de la incultura y la mendicidad. Hoy, toda postura debe tomar en cuenta la coyuntura emotiva, con una sentimental y agitada masa que aún cree en la resurrección de su icono adorado. Lo peor que puede hacer quien mira al futuro es presentarse como quien clava una lanza al costado

de un "Mesías" que agoniza -así sea cual indignada vestal democrática. En 1952 pintaron las paredes porteñas con la frase "¡Viva el cáncer!", mientras agonizaba Evita Perón; y las consecuencias las paga Argentina hasta el Sol de hoy. Así de repente salga un Cid montado en su corcel no hay que llamarse a engaño: no existe milagro pues la procesión va por dentro. La desaparición del tótem es inapelable, y su fecha la sabe Dios, pero será más antes que tarde. La verdadera tragedia no es que el poder esté en Cuba sino que está vivito y coleando en la chusma desaforada y procaz de la Asamblea y algunos cuarteles: un atajo de perros sin amo que rápidamente pierde legitimidad. Los cubanos lógicamente intentan que no se caigan a dentelladas entre sí. Unos hablan del inicio de un PRI mexicano, pero donde México contó una constelación

de dirigentes como Plutarco Elías Calles, Emilio Portes Gil y sobre todo un Lázaro Cárdenas, aquí no son sino vulgares cacos con barniz comunista. Su arma es la provocación cada vez más grosera y atroz, pero no hay que precipitarse. La ocasión exige calma, cordura y sobre todo paciencia: el juego será para quien menos errores cometa. Frente a un desenlace seguro es prudente esperar alerta en la bajadita y a la puerta de la tienda a ver pasar el cadáver del enemigo: así sea que hoy mismo le pinten una raya más al tigre del abuso. Mejor esperar la inevitable desintegración del cadáver del Cid que empeñarse en apearlo hoy mismo del caballo, apenas para ensillar un chingo en vez de un sin-nariz. La legalidad la decide quien gane el partido: pero no existe gol en posición adelantada, y del apuro queda apenas el cansancio. aherreravaillant@yahoo.com


24

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

Ecología

África se queda sin leones En todo el continente quedan tan solo 15.000 ejemplares en libertad En el oeste y centro de la región apenas viven 645 animales de esta especie La pobreza y las cacerías de trofeos son uno de los principales motivos de su desaparición SUSANA GONZÁLEZ VEJO

Los leones en África se extinguen. Durante siglos han formado parte del imaginario que atrae a miles de aventureros y curiosos que mueren por conocer a este ejemplar. Pero la realidad hoy es muy distinta: el continente está sufriendo un descenso de esta especie, hasta el punto de que en el oeste y el centro del continente está a punto de desaparecer. Así lo señala un informe de la ONG Lionaid, en Reino Unido, que se dedica al estudio y conservación de los leones. Y los resultados del trabajo son devastadores: en toda África hay 15.000 leones en libertad, en comparación con los 200.000 que había hace 30 años. En 25 países africanos esta especie ha desaparecido y en otros 10 se encuentra virtualmente extinto. El panorama es especialmente desolador para el oeste y el centro de la región, donde hay apenas unos 645 ejemplares, en contraposición con el sur y el este, donde existen todavía unos 15.000 ejemplares. “Los leones en el oeste de África están especialmente desprotegidos”, dice Pieter Kat, director de Lionaid. El biólogo explica que esta parte de la región se caracteriza por un alto nivel de pobreza y una falta de interés político en conservar a la especie. Además, se tratan de zonas que, debido a estas caracterís-

En Zambia se han dado cuenta de que un león vale más vivo que muerto

ticas, tienen un turismo muy poco desarrollado. El biólogo señala asimismo que otro de los factores que han contribuido a la desaparición de la especie es la cacería del animal para convertirlo en un trofeo. “Esta práctica atrae a miles de extranjeros que invierten muchísimo dinero”, dice. El informe señala que los leones que habitan los países del centro y el oeste de África son muy distintos del resto y que su enorme descenso no ha recibido la atención que se merece. “De hecho, existen análisis que muestran que estos ejemplares son más parecidos a los leones que quedan en la India que a aque-

La caza del León es una de las principales causas de su extinción.

llos que habitan en el resto del continente”. Según Lionaid, estos leones podrían extinguirse dentro de cinco años, especialmente en las zonas pequeñas y aisladas. “Si solo tienes 645 leones, pueden morir por un incendio o cualquier cosa y parece que no se hace mucho para protegerlos”, asegura, con enormes dosis de pesimismo, Pieter Kat . Países como Zambia, precisamente en el este, cuentan con mejores políticas de protección a estos animales. Para el inves-

tigador, en este país se enfatiza una mentalidad a largo plazo en lugar de querer ingresar dinero a toda costa como en Sudáfrica, en donde la cacería de trofeo es una práctica extendida. “En Zambia se han dado cuenta de que un león vale más vivo que muerto”, dice Kat, y añade: “El turismo que atraen estos animales reporta a los países alrededor de dos millones de euros". Para la organización ecologista, la posible extinción del león será una pérdida vital de la cultura del continente. “Si desaparece este animal, desaparece parte del corazón de África”. elpais.com


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

25

Cine

Otra lección de historia de Daniel Day-Lewis Un sólido actor para el presidente más icónico de la historia de EE UU, bajo las órdenes de Steven Spielberg ANDREA AGUILAR

La clase se llamaba Entrenamiento Básico. Había que sentarse en una silla colocada en el centro del estudio y estar a solas, frente a una docena de compañeros que hacían las veces de público. Este ejercicio que Rudy Shelley proponía a sus alumnos en la Bristol Old Vic era uno de los favoritos de Daniel Day-Lewis (Londres, 1957), uno de los grandes actores, junto a Anthony Hopkins o Jeremy Irons, que han tomado clases con el maestro austriaco, judío refugiado en Londres, ya fallecido. “Suena como lo más sencillo del mundo, pero fue una de las cosas más profundas, retadoras y gratificantes que aprendí. Estate solo, nos decía. Luego, claro, es importante aprender a relacionarte con la gente y comunicarte”, dice irónico el actor, antes de soltar una carcajada y retomar el tono serio. “Pero si no sabes estar solo de verdad, no puedes comunicarte con la gente a un nivel real. Lo uno depende de lo otro”. La lección quedó bien interiorizada. No hay rastro de tono afectado o excesivo en Day-Lewis, en contra de lo que cabría suponer. Ágil y atento conversador, se muestra relajado en la habitación del hotel Ritz de Nueva York, donde se celebró la ronda de entrevistas para la promoción de su último trabajo en Lincoln. Esta superproducción de Steven Spielberg, que tiene 12 nominaciones a los Oscars (entre ellas mejor película, director), reconstruye los últimos cuatro meses del icónico presi-

Daniel Day-Lewis, como Abraham Lincoln, presidente de EE UU. que abolió la esclavitud

dente estadounidense, un momento en el que el político trataba desesperadamente de lograr los votos necesarios en el Congreso para aprobar la abolición de la esclavitud en EE UU, antes de que terminase la Guerra de Secesión. Su interpretación del austero y melancólico abogado de Illinois que cambió el rumbo de su país ha supuesto una inmersión en la política estadounidense que aún le mantiene absorto. “Hay mucho teatro en política. He acabado prestando mucho más interés a la política de este país que a la del mío propio, no solo porque he trabajado duro para entender el sistema, sino porque además estoy genuinamente fascinado por el circo. Resulta interesante, porque el proceso es exactamente el mismo que en tiempos de Lincoln, aunque lo emplean de manera distinta. La televisión es el factor que más cosas ha alterado. También los medios electrónicos, que han acelerado la velocidad de comunicación a un grado alarmante, quizá un poco demasiado. Antes había que trabajar muy duro para llegar a la gente”. Con Lincoln, el actor británico-irlandés ahonda en la clave americana que tantos éxitos le ha reportado. Desde El último mohicano hasta el magnate del petróleo de Pozos de ambición, pasan-

do por La edad de la inocencia o el personaje de John Proctor en El crisol –la adaptación de la obra de Arthur Miller, ¬con cuya hija, la directora y escritora Rebecca Miller, está casado–, Day-Lewis ha tenido una completa educación histórica de este país. “¡Qué pérdida de tiempo si no fuera así!”, comenta divertido. Alto, flaco y con un aire algo desgarbado, Day-Lewis viste vaqueros oscuros y una camiseta de algodón de manga larga, calza unas sencillas botas con cordones, luce una pulsera de cuerda y un pequeño tatuaje en la base de su pulgar derecho. Le costó aceptar este nuevo papel con el que regresa a las pantallas tras casi cuatro años de pausa. Lo cierto es que el actor, ganador de dos oscars, ha escogido siempre sus papeles con celo y no ha temido mantenerse lejos de los focos durante largos periodos. “El gran problema con Lincoln es que ha sido mitificado hasta la deshumanización”, explica. La clave la encontró en la biografía Team of rivals (Equipo de rivales), de Doris Kearn Goodwin. “El libro fue un trampolín para Spielberg; para Tony Kushner, el guionista, y para mí porque traza e ilumina la ruta para acercarse a la dimensión humana de este hombre”, dice Day-Lewis. “Al principio te sientes como un niño frente a un monumento, no sabes qué hacer o si esa cosa labrada en piedra tuvo aliento en algún momento. Pero en cuanto te acercas es muy accesible”. El exhaustivo método de prepara-

ción de este actor para sus papeles es tan legendario como su talento interpretativo. Probablemente se han escrito tantos artículos sobre ello como elogiosas críticas de su trabajo, en un vano intento por descubrir la fórmula que esconde el prodigioso intérprete de Christy Brown en Mi pie izquierdo. En el caso de Lincoln, tuvo un año para prepararse. Cuenta que leyó sus cartas y lo que de él escribieron sus contemporáneos. Las lecturas no cayeron en saco roto y así, aunque asegura que no tiene una escena favorita del filme, se muestra muy impresionado por sus discursos, “una constante referencia en los que hoy pronuncia Obama”. Hijo del poeta Cecil DayLewis y de la actriz Jill Balcon, Daniel conoce el poder de las palabras. “Creo que la única comparación posible con Lincoln, y no es muy exacta, sería Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial. Empleó el pentámetro yámbico, un metro que Shakespeare usó y suena casi como un pulso. Estableció una conexión emocional increíble con el público. Lincoln consiguió lo mismo con sus discursos”. En la película, Day-Lewis ha logrado retratar al presidente como un líder singular, astuto y reservado, pero también como un hombre común, con un acento, una voz y un registro gestual precisos. “No se trata de encontrar una voz fuera, tienes que pensar que sale de ti porque, si no, se convierte en algo impostado, cosmético, como un bigote pegado”.

Inicialmente, Spielberg le ofreció el papel a Liam Neeson (Taken), pero éste abandonó el proyecto por sus innumerables postergaciones.

Day-Lewis no vuelve a ver sus interpretaciones; dice que encontraría muchos fallos y que, aunque sabe que en ellos reside parte del encanto, lo que le interesa es seguir aprendiendo. “Cuando escucho lo que dicen sobre mi forma de trabajar, suena insufriblemente pretencioso. Pero me duele que se hable tanto de cómo paso el tiempo preparándome. No me importa cómo se preparan los demás, lo que me interesa es que hayan llegado a un punto en el que estén sueltos, fluyendo. Yo trato de ofrecer lo mismo”. elpais.com


26

Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

Deportes

Falcao es “9”, Messi es Messi SANTIAGO SOLARI

Cuando el incesante debate deportivo español ponía a prueba la paciencia de los contertulios, cuando parecíamos condenados a la polarización eterna y las conversaciones giraban desgastadas en los bares de siempre entre los mismos tipos y las mismas tapas, solo amenizadas de cuando en cuando por alguna simpática tribulación existencial, se coló en boca de todos Radamel Falcao.

Ahí arriba, en el Olimpo de las redes, entre Messi y Cristiano, Falcao cronometra sus encuentros con el gol. El colombiano es uno de esos nueves que de tanto en tanto surgen y nos dejan a todos con la boca abierta, buscando explicaciones a tanta continuidad en el acierto. Descontemos de arranque que para hacer tantos goles se necesita un buen equipo detrás y ciertas condiciones físicas evidentes en la posición, como la fuerza, la velocidad y uno de los descendientes directos de ambas: la potencia. Porque todo eso lo tiene Falcao y también muchos otros que no marcan 36 goles por temporada. Hay, para empezar, un aspecto clave sin el cual no es posible acercarse a ciertas cifras y en el que Falcao me recuerda a Raúl. Y es que Raúl, junto a Van Nistelrooy, son los nueves a quienes menos errores recuerdo a la hora de rematar. Esa efectividad en el último toque suma a veces, como los errores no forzados en el tenis, más aún que la cantidad de tiros ganadores.

Técnicamente, Falcao es un nueve completo.

Messi como goleador es inclasificable.

Técnicamente, Falcao es un nueve completo. Dispara con fuerza y precisión con ambas piernas, recorta hacia adentro con cualquiera de ellas con la misma facilidad, cabecea con los dos perfiles y gira hacia ambos lados. También maneja definiciones más difíciles, como la volea, la tijera y la chilena en los balones de aire, altos o a media altura, donde, sin ser Hugo Sánchez, destaca su faceta más espectacular (su gol al América de Cali). Acciones que resumen su dominio del cuerpo con relación al espacio y la pelota. Como todo gran nueve, no permite que los cantos de sirena del juego lo arrastren demasiado lejos de su zona de influencia y logra alejarse de los defensas sin perder de vista el arco. Ya maduro, entra y sale de las posiciones para no otorgar referencias, no da pistas en los

anticipos y no ocupa posiciones antes de tiempo. Lejos de incomodarse, convive con vocación de equilibrista en el alambre del fuera de juego. Involu-crado y participativo también en labores de presión en fase defensiva, hacen de Falcao un goleador completo. Listo desde hace tiempo para competir con cualquier otro de los grandes nueves de mundo. Messi como goleador, en cambio, es inclasificable. Goleador es intrínseco a Messi de la misma manera que las tormentas, los relámpagos, o el viento huracanado, son fenómenos atmosféricos. Cada vez que Messi recibe la pelota la tierra se sacude, todo el mundo hace silencio y los entrenadores rivales hunden la cabeza entre los hombros y meten las manos en los bolsillos, como quien acaba de ver un rayo y no tiene otra opción que esperar el trueno. El aire tiembla unos segundos. Después se escucha el gol. elpais.com


Opinión

Valencia, 17 de enero 2013

| BEISBOL AL DÍA |

La radicalización se muda al estadio

Sojo y Kremblas se quejan… y con razón Los managers de los dos equipos más populares de Venezuela, Luis Sojo y Frank Kremblas, se quejan de la agresividad verbal que utilizan los parciales de sus equipos Magallanes y Caracas, respectivamente, y en especial cuando pierden. Sojo dice que es odiado en Venezuela y Kremblas alega que sus decisiones fallidas RAÚL son seguidas por insulLÓPEZ tos desproporcionados. Parece que la radicalización política se ha trasladado a los estadios de nuestra pelota como nunca antes se había visto. Los aficionados deben recobrar la sindéresis, ya que se trata de un deporte sano y de familia, en el que unos ganan y otros pierden. Nada es infalible en el campo de juego. No hay que olvidar que la pelota es redonda y que 9 peloteros por

equipo se paran en el jón con un bate en la mano. Sojo y Kremblas tienen toda la razón. También el taponero Jean Machí ha sido víctima de insultos y agresiones verbales, que impiden su concentración en el montículo. Muchos ya se han interesado en cómo será un eventual empate entre los 5 participantes al finalizar esta semifinal. Eso sería lo más engorroso posible y un contratiempo para todos los equipos. Es una opción que está ahí, y de finalizar de esa manera obligaría a la LVBP a buscar alternativas diferentes para determinar a los finalistas. La temporada anterior fue bastante complicado conseguir el segundo finalista, cuando tres equipos finalizaron con la misma marca. El mensaje llegó clarito desde Cooperstown. No quieren nada con aquellos tramposos del béisbol, y les siguen cerrando las puertas a todos ellos: McGwire, Sosa, Palmeiro, Bonds,

Frank Kremblas

Clemens y todo lo que se parezca a trampa. Será bien difícil que estos peloteros, con buenas estadísticas ingresen alguna vez al “Templo de los Inmortales”. Deberán cambiar los parámetros de manera radical para que eso ocurra. Nuestro béisbol profesional pierde a sus mejores jugadores durante el mes de enero, ya que los prospectos y estrellas son obligados a abandonar a sus equipos por motivos diferentes, como por ejemplo mini campos, entrega de premios, posible titularidad, cansancio, miedo a lesiones. En definitiva son un sinfín de excusas que atentan contra el brillo de nuestra pelota, pero así son las cosas y los equipos se ven obligados a volver a las alineaciones de octubre y noviembre con las que tuvieron bastante éxito. Los Yankees anuncian que no buscarán a otro cátcher luego de perder por vía de la agencia libre al titular Russ Martin. La gerencia ha decidido

27

Luis Sojo

entregarle la receptoría a Francisco Cervelli y a Chris Stewart, ambos con buenos reportes y queridos por sus compañeros de equipo, pero deben rendir porque de lo contrario antes del 30/7, Brian Cashman buscará en canje a uno con mejores argumentos. Cervelli decidió y con buenos motivos, abandonar al Magallanes para que su preparación sea más profunda. Nos despertamos la mañana del domingo con la triste noticia del suicidio de Enzo Hernández, aquel campo corto de los Tiburones de La Guaira en la década de los setenta. De buenas manos, excelente fildeo y poco bateo, logró en una época difícil jugar 5 temporadas en rol de regular en Grandes Ligas con los Padres de San Diego, en el comienzo de esa divisa. En nuestra pelota su titularidad fue a lo largo de 11 campañas. Muchos lo llegaron a catalogar como el sucesor de Luis Aparicio. ¡Paz a sus restos! @PepeBeisbol


Venezuela

Año 7

17 de enero 2013

Número 304

www.abcdelasemana.com

Precio Bs.F. 5,00

N U E S T R A Lámpara bajita Al comienzo de esta historia, de final trágico y aciago, dos genios de las letras en el mundo, ubicados uno a la izquierda y el otro a la derecha -más bien un desencantado tempranero del comunismo tanto soviético como cubano-, expresaron pareceres contradictorios sobre un personaje que con voz de trueno y mensajes cargados de violencia, irrumpía en la política latinoamericana: Hugo Chávez. El otrora joven de Sabaneta no logró entusiasmar a Gabriel García Márquez a bordo de un avión que compartieron en uno de sus viajes a Cuba. Algo no le gustó al Gabo y escribió que Chávez no era de confiar, comparándolo con los típicos caudillos que tanto daño han hecho en el continente. Vargas Llosa tuvo una impresión semejante y la completó al señalar “que fácil llegan al poder estos personajes, pero qué difícil es sacarlos”. Nunca antes nadie tuvo tanta razón como el escritor peruano. “Fíjense que ni en las condiciones precarias de salud en que se encuentra, han podido alejarlo del poder”, dijo desde la sombra de una mata de mango el inefable Serapio Rea. Es nuestra primera reunión del año y cómo nos ha costado conseguir carne para una parrilla o gallina o pollo para un hervido. Los supermercados y las carnicerías están vacíos. Finalmente, Serapio se conformó con preparar una pasta corta con sardinas y queso blanco rayado señalando sonriente: “al mal tiempo, buena cara”. Basilicio Balsamino Maurera había puesto sobre la mesa una botella de 12 años indicando con voz clara: “esto se consigue todavía, pero con un precio bien elevado”. Para Basilicio Balsamino si el chavismo fue capaz de torcer la Constitución para encaramar a Nicolás Maduro por sobre Diosdado Cabello -siguiendo las órdenes de La Habana-, estamos tocando fondo. Y aunque la situación parezca estable, no hay dudas de que el poder tiene un tiro en el ala y todo lo que parece ser no es. Para los entendedores, Cabello es quien manda detrás del trono junto a los militares de su promoción, con quienes se ha reunido mucho últimamente, sobre todo desde el anuncio de Chávez el pasado 8 de diciembre. La lámpara está bajita y cualquiera puede patearla.

P A S I Ó N

E S

L A

V E R D A D

| RODÓ EN LA BARRA...! |

La basura como arma política y económica en Carabobo

LA FAMILIA DE CHÁVEZ PARECE AJENA A LOS JUEGOS DEL PODER BUENAVENTURA NORIEGA (BUENO) • abcbuenaventura@gmail.com

Eliécer Otaiza, Vielma Mora, Carlos Rotondaro, el gobernador de Apure Carrizalez, José Cabello, Francisco Ameliach, Pedro Carreño, entre otros, le han permitido ascender a las más altas posiciones y mantener la presidencia de la AN, que pese a la imposición de Maduro, es el lugar donde está el destino de la República. Además tiene buenos peones en la Fuerza Armada, de allí que los Castro lo obligaron a viajar a Cuba para hacerlo respetar el ya archiconocido Plan de La Habana. El poder económico también baila “apretao” con Diosdado. “El mismo Chávez conoce la fortaleza de Cabello”, sentenció Jeremías Astolfo. Mientras tanto, la familia de Chávez parece ajena los “juegos del poder”.

La basura huele a billete Por más que la Ley de Gestión Integral de la Basura otorga responsabilidad a los gobiernos regionales sobre esa área, no deja de ser un “palo cochinero” para Edgardo Parra que el gobernador Ameliach asumiera el vertedero de La Guásima. Zenón Maximiliano Alarcón Brea aprueba con la cabeza cada bocado de “pasta con sardina” mientras recuerda su niñez en Achaguas.

“A mí no me gusta meterme en vainas, Buenaventura, pero me dijeron que alguien cercano al gobierno de Carabobo, conocedor de la materia, es el responsable de lo que ha sucedido en el relleno y de la posterior decisión de Ameliach. A mí no me creas, pero eso es lo que se ha regado en el ambiente. Hay mucho dinero de por medio y grupos económicos y políticos que quieren disfrutar del festín”, apuntó el viejo amigo. Parra dijo estar alegre por la decisión de Pancho, pero respondió con 8 nuevas compactadoras de basura y con el anuncio de que el Ministerio del Ambiente preaprobó el proyecto de la planta procesadora de desechos sólidos, un viejo cuento que viene desde la administración de Armando Celli o del “Negro” Seijas. “No sé, la memoria me falla. Lo único que sé, es que la basura huele a billete”, digo yo, Buenaventura Noriega.

La cooptación del dedo Para las elecciones de alcaldes el PSUV nuevamente insistirá en la cooptación para designar a los candidatos. Esta vez, la “cooptación del dedo” la dirigirán Francisco Ameliach, Elías Jaua y Jorge Rodríguez. El trío será responsable de la designación de los

El poder baila con Diosdado A dentellada limpia defienden sus espacios los diferentes grupos que hacen vida dentro del chavismo. Para nadie es un secreto, precisó mi informante Jeremías Astolfo Rentería Ruiz, el control de Diosdado sobre el “ala militar”- ya es más civil que otra cosa- dentro del PSUV y de un nutrido grupo de oficiales dentro de la FANB. Jesse Chacón,

SIN OXÍGENO… Ni las “brigadas de respuesta rápida” anunciadas por el alcalde Edgardo Parra podrán convencer a Francisco Ameliach de que es él, el hombre indicado para repetir en Valencia. El golpe asestado en el relleno sanitario de La Guásima fue directo al plexo solar. Pese a que Parra presentó ocho nuevos camiones compactadores, en la foto los mira pasar como un sueño perdido. El oxígeno económico parece faltarle.

candidatos en las ciudades más importantes del país, como es el caso de Caracas, Maracaibo, Los Teques, Maracay, Valencia o Barquisimeto. Artemio Gordon Silva me informó que en la capital carabobeña hay una lucha soterrada por la alcaldía entre Edgardo Parra, Pablo Montoya, Miguel Flores y José Ávila, pero hay otros que quieren entrar en la pelea y dirigentes de base les ofrecen respaldo como es el caso de Lubis Heras. Para Artemio, Edgardo Parra no va pa’l baile ni que reclame el triunfo de Ameliach en Valencia por su obra de gobierno. Montoya siempre ha estado al lado de Ameliach, pero Miguel Flores tiene campo libre desde la Secretaría de Gobierno. “En los pueblos y ciudades peque��as, la dirigencia regional tendrá a su cargo la decisión de nombrar los abanderados del chavismo”, acotó el viejo espía que conoció a Jim West en Güiria.

NOTI RÁPIDAS • GOLPE DE ESTADO A LA CUBANA. La entronización de Nicolás Maduro -sin votos y sin apego a la Constitución- no parece tener importancia ni para la OEA ni para la ONU. Todo lo contrario ocurrió con la remoción de Zelaya en Honduras y Lugo en Paraguay, decisiones que pese a ceñirse a la Ley, provocaron reacciones virulentas de los organismos internacionales. • VIOLACIÓN DE DERECHOS. Puro cuento chino es la inamovilidad decretada por el Gobierno. El Gobierno Regional no se contenta con sustituir los cargos de libre nombramiento y remoción, en su mayoría en manos de independientes, sino que desoyendo el decreto de inamovilidad, han procedido a despedir a 63 coordinadores, además sin tomar en cuenta su antigüedad, o permisos pre y post natal. • MÁS ATROPELLOS DE LA GOBERNACIÓN. Giordani Infante, coordinador vecinal, denuncia maltratos verbales y guerra sicológica para que renuncien los miembros de la nómina menor, abusando física y moralmente contra los promotores vecinales de FUNDAVANZA. • MAYORÍA CUESTIONADA. La pírrica votación obtenida por el chavismo en las elecciones regionales es una prueba evidente de que ya no es la mayoría en Venezuela. Además, cuando menos en Carabobo, aparecen nuevamente indicios de manipulación electrónica, sumándole no menos de un 20% a los votos a los candidatos oficialistas, tal como ha ocurrido, según ESDATA, en todas las elecciones regionales desde 2004. Pero como dijo el Pollo en su discurso de despedida. “Si aceptamos las reglas, tenemos que acatar los resultados”.


ABC de la Semana Edicion 304