Issuu on Google+


POEMARIO XXL/LXX

A. J. ABERATS Industrias El Rat贸n

2


Si después de leer el libro quieres comprar un ejemplar en papel, escríbenos una carta ¡Y convincente! pues no vendemos a cualquiera, ni el autor se presta a dedicar personalmente a inapropiados. Por libro plantamos árbol. Nos gusta controlar nuestra relación con Pachamama. Buen viaje.

a.j.aberats@hotmail.es industriaselraton@hotmail.com

3


ÍNDICE

Poema I ……………Palabra de poema o poema de palabra “ II ……………Hagar Qim a la Luna Llena “ III ……………Anatema a la Métrica (Opus Corpus nº1) “ IV ……………Anatema a la Métrica (Opus Corpus nº 1 bis.) “ V …………….La Nana de la Nena “ VI …………….Allí la encontré y la hice mía “ VII ……………Sólo Ploff “ VIII ……………Alcoholes saturados “ IX …………….Por no saber Álgebra quedé a la puerta “ X …………….La estatua de la Almudena “ XI ……………Aguamanil de versos “ XII ……………Valdesimonte ergo Castilla “ XIII …………...Moratalaz “ XIV ……………Campos a la capa “ XV …………….El cafetín de la Reina Mora “ XVI ……………Gacela brinca “ XVII ……….…..Geografías internas “ XVIII ………….Viajes cruzados “ XIX …………..Madrid siglo XXI “ XX …………...Así soy… ¡Ahora! “ XXI …….……..Encrucijada “ XXII …….…….Señora Tormenta “ XXIII ………….Pescando vaivén “ XXIV …………Semana Santa en la calle Montera “ XXV …………Cuestión de Letras “ XXVI …………Yermo vergel dos veces bello “ XXVII ………..Guicholes “ XXVIII ……….Raíces salobres 4


“ XXIX …………Verano “ XXX ………….¿Arpegiar arqueologías imposible? “ XXXI …………Cribando estridencias “ XXXII ………..Por ti “ XXXIII ……….Menos cuándo estás en Méjico “ XXXIV ………..Gotita de Mar “ XXXV …………Astralidades “ XXXVI ……….Calibraciones en “R” “ XXXVII ……… Luna y callejón “ XXXVIII ……..¿Qué es Poesía? “ IXL …………..Acantilado “ XL ……………7 x 4 “ XLI ……………Aquí mismo “ XLII ……………Assessino confeso “ XLIII …………..La piedra de Yorick “ XLIV …………¿Jugamos? “ XLV …………..Delicatessen “ XLVI ………….Mi Viejo “ XLVII …………La cantinela del Bribón “ XLVIII ………..Al fruto del deseo “ XLIX ………….Intimidades metropolitanas “ L ………………A diario “ LI ……………...Incertidumbre “ LII …………….La Tristeza Imposible “ LIII ……………Almas de Vampiro “ LIV …………….Encontronazo de Poetas dentro de un vagón de metro a las 7 de la mañana “ LV ……………..Perdido y famélico “ LVI ……………¿Oírse el Ser? “ LVII …………..Josetxu eta Maribel “ LVIII …………Maribel y Josechu “ LIX ……………Permutaciones y vigilia “ LX …………….Ramón “ LXI ……………Es (meta) “ LXII …………..Bodegón “ LXIII ………….Susana “ LXIV ………….Salud mermada y enjuta 5


“ “ “ “ “ “

LXV …………..¿Qué me separa de ti? LXVI ………….A Javi Sánchez Elgueta “Cuñao” LXVII ………… Los Liquidadores LXVIII ………..Haiku 365´25 LXIX ………….Primeros amores LXX …………..The End

6


Palabra de poema o poema de palabra

Sinestesia

7


Hagar Qim a la Luna Llena

Huesos. Sosos, siesos. Secos. Limpios de polvo y paja. Robustos. Inhiestos. ‌‌ Eternamente modernos.

8


Anatema a la Métrica (Opus Corpus nº1)

Sangre de burro chorreo, humor de sobaco y entrepierna que no atiende a liga. No me educaron para eso. Crecí asilvestrado en el Caos de un Universo pequeño. Sin órdenes que entender, con instintos que acatar. Y me rebelé contra Dios, claro. A la cara le grité una mañana mientras se afeitaba que no. Que nunca más. Y me tentó, sí. Me mandó al Diablo con una propuesta que supuso no podría rechazar. El Don de la elocuencia. Me ofreció rimar en 1.000 lenguas con métrica de reloj. Y no, gracias. Ez, eskerrik asko.

9


Anatema a la Métrica (Opus Corpus nº 1 bis. –variante sin chalaparta-)

¡Espíritus constreñidos! Destierro a la corsetería. Cuelguen las entrañas libres. Espanten los nebrijas. Exudemos sangre de burro. Vomitemos sin liga. Descerrajemos corduras. Hagamos poesía, hermanos ¡Hagamos! …… Y tras tirar de la cadena, lavémonos bien las manos.

10


La Nana de la Nena

Tengo un ratón. Chiquitito, juguetón. Juguetona. Mi ratón es una mujer. La más grande que haya habido o pueda haber. Mi ratón duerme. Ssssss Mi ratón está dormido. Ssssss Mi ratón está en el nido. Sssssss Duerme de un tirón, ratón.

11


Allí la encontré y la hice mía

Mi poesía es mía. Es frágil, quebradiza, voluble cómo terrón de aire disuelto en el cerebelo. Apenas vive un instante. Puede esconderse en una foto vieja, o en la sonrisa de un minero a 700 m bajo tierra. Dónde menos lo espero, aguarda el encuentro. Recuerdo un mayo que topé con ella atardeciendo en la era. Vino a dejarse ver presagiando chaparrada, inundando el campo de aires frescos, cuajando el pentagrama celeste con corcheas en vuelo acrobático. Y el breviario del ocaso. Allí la encontré y la hice mía. Aunque sé que nunca será de nadie.

12


Sólo Ploff

Yo sé cómo suena un cuerpo que cae del cielo. Y describirlo podría, mas no hago ¡Maldito Santraspiés! por perder la lengua en el ejemplo. Tal sonaría lo digo sin dientes, sin sien, sin fémur también. Tan perdido del equidistante propio, que recapitulo viendo a un gorrión beber. Dos aleteos. Un gorjeo y medio verso. Pío a la par que él. Y me mira. Y le enjaulo el requiebro con guiño póstumo. ¡Quién fuese gorrión en fuente ajena! ¡Quién corriese el aire de nuevo! ¡Quién viese desde otros ojos por un instante! ¿Quién no ha caído alguna vez desde el Cielo?

13


Alcoholes saturados

Me embriagué de Luna a Luna. Y de Lunas llenas hablo. 100 lunas de solsticio metabolizando inacabados. Trasegué miltons, rimbauds y bodelaires, y desde luego glorias fuertes a granel. Y un culín de pepes hierro, con dos hielos de byron. Ahora, 50 años después, resacosa y cirrótica el Alma, del delirio acorralado, me pregunto si no hubiese sido mejor ¡Válgame el Dios del refermento! haber dedicado ese Tiempo a la sobria Prosa. …… Y no. Definitivamente, no. …… -¡Camarero! Por favor, póngame otra de lorca en tubo largo.

14


Por no saber Álgebra quedé a la puerta1

1

N. A. Poema compuesto por título y nota. 15


La estatua de la Almudena

De tu boca a mi boca dulce la baba que huyese del beso. Bendita tu piel serrana, tus cabellos de oro negro, el nacimiento de tu espalda. Muérete conmigo otra vez, aunque sea durmiendo, que la Fría, al alba, al entrar entre el follaje, me coja enroscado al pie del columbario. Aquí me encuentre la barrendera, llorando lo incierto de tu sereno estado. Ni un respingo, ni un mal ronquido, delata el argumento de tu sueño.

16


Aguamanil de versos

… Los pelos alborotados del chopo… … Unos ojos tras la vela… … La chicharra de gallo a grillo… … El arañazo con cautela… -------------------------… Hermanarse con millón y medio… … Aire fresco en la ruta… … Estrellas que ya no existen… … Balnearios para las pupilas… -------------------------… Devociones que hacen callo… … Retoños en las ubres… … Sombrillas de azotea… … Los besos bien cruditos… ------------------------… La White widow de mi vecino… … Películas free del PPV… … La cadena engrasada a modo… … Los cuadernos de espiral sin fin… ------------------------… El fiel diluido en el Verbo… … Un banco discreto en el monte… … La firmeza de una lapa… … Arena de río en los bolsillos… ------------------------… Sorber la fruta carnosa… … Disfrutar la playa desnuda… … El té verde con hierbabuena… … Tumbar dónde diga la Luna… -------------------------… Latigazos de una línea…

17


Valdesimonte ergo Castilla

Castilla, mar de fondo, violento hasta tu polvo. Hijos de granito, arenisca, yeso que desmiga si no fragua con vino. Agua sólo en los ojos. Castilla la de los lobos, la del buitre orillando, el tapial demandando viga, el girasol humillado. Castilla grana terrones secos. Infinita a la redonda, manchada con verdes pinos ……. ¿Qué escondes, Castilla? ¿Qué ocultas para volverme loco?

18


Moratalaz

A ratos hay silencio. Una puerta, una tos, un beso, un adi贸s a media voz. Dos ruedas y un motor. Vienen, se alejan. Londres, LaValleta o Nueva York.

19


Campos a la capa

No me puedo quejar de cómo va la granja. Si acaso, por purgar de placeres el canto, comentar, a vuelapluma, lo que exaspera cuándo se cuelga el soporte sin avisar. Temo, tiemblo al pensar en mis plantas sin su labriego. Binario él, si no está, quién vigilará el bancal, el goteo, los bichos de siempre y los nuevos. Añoro los tiempos del onagro rebuznando y su respuesta al eco. De la fricción del agua que escapa al cepo, del sudor bajo la boina, del disfrute de cachimba con botijo y a la sombra. ¡Qué tiempos aquellos de ir descalzo a la viña! De no estar prohibido el canto del brahamán. ¡Ah! Si volvieran ¡Ay! Si volviesen, no habría palmo sin verde en las cornisas.

20


El cafetín de la Reina Mora

A eso de sobremesa cae severo. … ¡Gitana, dame lumbre!... Juntan a pie de tiesto las sombras rondando dañinas bestezuelas. … Gracias, guapa… Decía, que corrían el tallo trips, arañas rojas, mosquitas blancas de almibarados ojos, revolotean cabriolas las mariposas. … Mañana la buenaventura, sí… Es lo que tiene la guerra, te centra al enemigo. Ante mí tengo yo al mío, epatándome su ferina belleza. … No hablo solo, morena, es batalla… Y contrincantes serían de no tener en el alfeizar jeringa que distribuya lo mismo abono que pérfida ponzoña para combatir hasta los piojos. … Aquí me tendrás, desde luego… Disfrutando la efímera victoria, el entreacto de solsticios, el padrenuestro antibiótico, la encíclica pírrica del que descuida sus… … Adiós, hermosa… … Reina Mora…

21


Gacela brinca

Brinca gacela la tapia de mi huerto, date solaz en la fresca umbría porque arrima la hora. Espérame desnuda. No vistas pieles, te prefiero tostada de alberca y merendero, con toboganes por pestañas y al labio prendido un “Te quiero”. Duran dos vidas esos besos.

22


Geografías internas

De un lluvioso día de emociones qué tristeza pintar con letras. ¿La Luz? ¿La vega fugaz? ¿El soul entre los trigos? ¿El aire a maitines de María? ---------Cosa complicada concretar un segundo eterno.

23


Viajes cruzados

Amigo de entretener la senda he tragado mil historias. Y a cual peor. Ni una buena. Bueno, ni una no. Algunas enganchan y casi cuelan. Se hacen interesantes si el contertulio es rapsoda. Aunque si habla de ogros, de malos rollos con guardas forestales que tienen la nariz c贸mo Pinocho 隆De partir nueces! Entonces es cuando desconecto y sigo disfrutando del viaje solo. La ventanilla ofrece Castilla cuajada de verdes ocultando sus rojos.

24


Madrid siglo XXI

Jarrea primavera contra el cristal bajando a la fosa del Tajo. Alfoz de disputados pastos, guarderĂ­a de villanĂ­a universal, pezonuda la arquitecta Corte, Madrid relumbra lo menos hasta DespeĂąaperros.

25


Así soy… ¡Ahora! (y quedan 13 minutos para las 4:00 AM)

Ateo político y anarkista religioso. Carpetovetónico. O mejor, vetocarpetano al maquinar del corazón. Bombeando RH-, bombeando Septimana gemia. A groso modo ése es el continente. El contenido, aviso, es polidivergente. Y no encripto, porque dejo dicho que me oreen las pavesas. Pero… ¿Dónde? ¡Ay, Ratón! Hadme sitio entre tus tetas que allá voy. No me cojan las empunto a calzón subido.

26


Encrucijada III

Cuatro sendas, cuatro caminos, cuatro vías, cuatro rumbos. Y un único futuro con querencia a la fractalidad. Descanso en la peña. Los cencerros mugen, la aldeana plañe y un faisán bizquea. La Luna enarca la ceja y yo me miro las manos. No hay raya en ellas. Apenas me queda otra que tallarme la trocha cuándo despierte.

27


Señora Tormenta

De lejos avisa que viene enojada. Y todos lo sabemos. La palmera. La gaviota. La rueda rota de la noria. Todos. Canta el aire la nueva al cruce con el aloe vera. Hoy no ¡Hoy hay Levante! O Poniente. De mala baba anda la dama y toca a contención. Que encamen cangrejos y bañistas ¡Los peces achanten! Es instante de Elementos. Cosa de ver, pero no arrimar.

28


Pescando vaivén

… Chump… chump … Llama a misa la Señora. … … chump… chump El niño de misal salado, burbujas pías, blanco de comulgar, … chump… chump el niño que escucha aprende a nadar. … chump… chump Elíptica blanca a hilar, seco aroma de negrura, Cerro Negro, y negra, … chump… chump negra negrura, … chump… chump …… … chump… chump … negro crudo canta la Mar. …… … chump… chump Aquí estoy y aquí estaré. … chump… chump …… No me olvides. … … chump… chump Ven.

29


Semana Santa en la calle Montera

A la flor caída, al pétalo que resiste. Lágrima que fertilizas adoquín, no desfallezcas. En manos de santos tenéis el negocio, y en manojos a las andas os llevan. ¡Y qué olor a campo roto!

30


Cuestión de Letras

Paz. Soñar. Ser y estar. Ésa es la duda. La nocturna comezón. La razón del dulce eco tenebroso. ./../…/ Paz. Soñar. Ser y estar. Ésa es la duda. La nocturna comezón. La razón del dulce ego tenebroso. ./../…/…../ Paz. Soñar. Ser y Estar. Ésa es la duda. La nocturna comezón. La sazón del dulce eco tenebroso. ./../…/…../……./ Paz. Soñar. Ser y est…………. “ “ “ “

31


Yermo vergel dos veces bello

Cielo abajo, Mar afuera, al baldío desierto se le tumba la oreja para escuchar. Aunque sea una voz interior. Sí, mi amor. Acerca y tiende ojo. No temas de escorpiones, descuida de suaves arañas, de mil pares de patas que troten el secarral. Huele. Sacia tus papilas. Piensa que antes que tú nadie cató esta aridez. Y pese a ser mentira, que vestigios hay, hazte a la idea, mi vida, estate segura, que no habría Cultura Humana, ni Ser, que al paso por el pago no os rindiese pleitesía.

32


Guicholes

A mis hermanos guicholes les debemos una línea. O dos. O tres o cuatro. O una cuartilla entera. ¡Y no les conozco en persona! Conozco una trufa psicodélica. Negra. Achocolatada. Chufosa en la entremuela. De bien llevar, ¡eh! Vamos, con remargo singular ¡Entendámonos! …… En fin, que de ahí nacerá la relación fraternal que ya quifuera, ya. Ya quisiera, yo.

33


Raíces Salobres

Dónde no te quieran, ¡Tonto el haba!, no estés. Y dónde sí, o quieras tú, persevera. Sé liquen. Agárrate al feldespato. Que por ti no quede el dar la plana contra el ultravioleta. …… … (Batalla perdida). …… ¡Arraiga dónde puedas!

34


Verano

Tu piel papel de tacto frĂ­o, blanco impoluto escrito con pecas, postales escuetas de amor al Sol.

35


¿Arpegiar arqueologías imposible?

… Bueno, sí, quizás si el lerdo que escucha desoye lo que hay detrás. Na. Moco de pavo, algo así como el devenir de la familia, o cualquier fragmento polvoriento de interín. “Arqueología”. Casi na. Minucia la palabra. Aunque a nada de deslerdar, quien más, quien menos, ínclito belfo cuaja degustando en primicia un hueso, una ostraca. Un vetusto antepasado. Un lingote del pretérito incierto.

36


Cribando estridencias

“¡Buffa campana, buffa! ¡Pollo, paga pollo!” Así suena el acordeón de mi cabeza cuando exhala el aire estrujado. Brinca entonces la mano y corre rauda la tinta, galguea entre latinajos del que garrapatea. … Servidor. Muá. Ése soy yo. … A fin de cuentas, la zarabanda es en mi sesera e improcedente no queda la queja. … ¡Toc, toc! … ¡¡Esa voz!! ¡¡¡Por favor, que hay gente que lo intenta!!! … Por Dios, a qué horas. … Sí, again las cuatro y cuarto.

37


Por ti

Nací porque nacías tú. Y lo hice un poco antes para quitarte las espinas del medio. No quiero que te hieras los pies andando entre cristales. No podría consentir que te dañases con las inmundicias del suelo. En vilo te llevaré, flotarás sobre las minas que plantó algún descerebrado. Y con mi sangre de caballo sintetizaré plasma por si te arañase un cruel clavel. No oirás las guerras, ni sabrás de enfermedad que no sea de curar con arrumacos. No olerás la carne muerta del mercado, ni el pescado pasado de la feria, y mucho menos atisbar avinagrados de los que alaban prístinas bellezas. Desterré del arco iris el negro, rellenaré con selz los lagos. Beberé por ti el veneno que exuda el Ser Humano.

38


Menos cuándo estás en Méjico

Vivo en el Éxtasis. Vamos, que a ratos, frecuento el Paraíso. Lo juro por lo más sagrado sin temor a la herejía. Antes lo hallaba en casa, y en ti también, obvio, mi Ser, porque me eres Edén. El Vergel que describo rodea un minúsculo desierto que asemeja oasis para refugio a tanta dicha que hay por todas partes. 20 días bastan para cruzar la más inexpugnable aridez. ¡Pero que días los veinte! Con sus horas, sus minutos, sus segundos y lo que cunda a cada uno.

JUL 10

39


Gotita de Mar en la bahía oceánica, playita en la cala, recodo al ojo tras unas cañas. Caminito de vuelta a casa un reguerillo remansa. Aisla una gota salada preñada de arena. Se sabe perdida, soso borde el de la nada, quicio plano el horizonte, muertecita fijo a la que salta.

40


Astralidades

……… ……… ……… Tumbo en el sofá pero despego. Atravieso la cocina, la alcoba, el desván y hasta el techo. Floto sobre la calle con propósito incierto. ¿Qué hago allí? Aunque no me arraiga la duda, al acto salgo pitando para la estratosfera. Y más allá. Intento llegar a otra estrella concreta, mas… … arduo es el trayecto con el añadido de temer despertar en ruta. Así que me quedo. Sí, aquí le andaré, en torno al Sol por si se me busca. En el tercer planeta.

41


Calibraciones en “R”

¿Me quierres? Tal que los fierrros a las mazmorrras. Perro ¿Cuánto es eso? Tanto el Trrino al trrono de la espadaña.

42


Luna y callejón

No le incumbe lo que me traigo con la morena de ojos pardos. Madre, no le atañe la calle dónde nació. Déjeme que ronde hasta que apaguen las farolas y huyan las sombras. Consienta, madre, que gato ya maúllo yo. Miauuuu… Miauuuu…

43


¡¿Qué es Poesía?!

…… ¿Y tú, zalamera, me lo preguntas? …… …… …… Poesía es dilatar los hollares y paladearte en el aire. Poesía, ¡qué coño, mi amor!, Poesía eres tú.

44


Acantilado

Hondo, abrupto, siniestro. Mal pozo de perder miradas, astillero conocido de féretros, despeñadero de no pocas hazañas. Lo conozco ¿por qué negar? Acudo con frecuencia a balancear los pies y contemplar.

45


7x4

A la Luna le duele lo suyo cada 7 x 4. Y nadie oye mรกs que yo. Acerco la silla a la reja y conversamos. Suele respingar antes, hipar, parece perrilla, alma de lazarillo que rastrea amo. Aunque luego se suelta y me cuenta la luz de gas que le hace el Sol.

46


Aquí mismo

Tengo Alma. Me la he visto al escudriñarme por dentro. Y no es cómo esperaba pese a englobar Universo. No sé cómo explicarla. Aunque sé que está. Nunca se va. Está ahí. O eso espero.

47


Assessino confeso

Cuelga boca abajo y no niego. Lo hice, sí, lo tenía que hacer. No me fue impedimento su corta vida, cinco mesecitos tiernos segados ayer diecisiete. Era su hora. El momento de pasar al secadero y curar cómo carnaza el mes. ¡¡Y que no entere nadie!! Luego la podré cremar tranquilo y convertir el delito en humo. ¡Arte la del hachichín!

48


La piedra de Yorick

Quise jugar a ser inmortal. Deshacer a ojo lo trenzado imaginario. Que Cielo, Mar y Tierra se diesen la mano ofreciéndome al uso telar. Y tejer. Y esculpir. Y pintar. Y adivinar en piedra bruta, rendidas las aristas, una deidad arcaica entregada a la erosión. ¡Palabra! Entraña plutónica, piel de torrentera, y acné de edad eólica. Y todo el carácter primigenio. Sí. Sí que era así. Sí. …… ¡¡Aaaaay!! ¡Vaya mal culto te rodó, compañera!

49


¿Jugamos?

A la luz de otra luz descubre el cuadro. …… No muy viejo, vamos, atemperado en otro presente, muy candente para nosotros, reza el pie del óleo 1.93… y tantos. …… ¿Estamos? … Obvio que aún no. …… Hay de todo, o casi faltando perro, y pero tampoco al firmar un maestro. …… Señoras, señores, niños, flores, casi todo plural en la piel de toro, ya está empezado el juego. …… Farolas… Candelas. Ventanas… Puertas. Hasta los tejados graznan: “¡Bajo cascos heridos, los planes rotos!” …… Caras de autismo, dolor y miedo. El fuego crudo, la singular muerte, plañen, ama, amomas a los cielos. …… …… ¿Nooooo? …… Blancos… … Negros. 50


Y algún gris. …… ¡¡¡Boniatos mis dedos y no los de Picasso!!!

51


Delicatessen

Por b煤ho ulula un coche desafinado y remol贸n.

52


Mi Viejo

Mi padre es un toro. Un uro cavernĂ­cola de corazĂłn tierno y ojos muy azules. Casta la suya mĂĄs vieja que la de los 4 de Guisando. Con perfil cubista, sombras de sordo carabanchelero y asaltador de dispensarios. Buen hombre. Un/a fiera mi viejo.

53


La cantinela del Bribón

Escucha. Al poquito de irse Ulisses llegué yo a la isla de las Sirenas con mil compañeros de viaje todos ellos indeseables. Cabeceaban los navíos y se dudaba el desembarco, pese a estar fletado el viaje desde hace no se cuánto. Perejilera la compañía -de referir apartey embarcado de rondón, al descuido de la tropa salté, tonto motivo, a tierra. Me alejé de tapadillo buscando fortuna, y cotejo, en lo oído tiempo ha en un tugurio: “Muchacho” dijo el pirata ebrio y tranquimanco, “Muchacho” dijo “Ve hasta dónde da la vuelta el aire y busca el pez más bello que gaste pulmones. Dile de mí. Dile que respeté palabra y que aunque muera mañana mi Alma quedará con ella. Júrale, por la caña del timón, que no pasó día sin que escuchase su voz. ¿Harás por mí?”. …… Obvio que no. Pero no me manifesté así. 54


Si se diese, sí. Haría. Mas sabiendo algo de oleajes no comprometería mis vientos en empresa con terceros desconocidos. Eso bastó. Se levantó con paso incierto, y enfilando hacia la puerta, trastabilleando estertor o lapidaria, masculló que haría quisiese o no. Próxima, que llamó a la hebrea, agita los mares hasta que alguien le lleva noticia fresca del marino que partió con premisa de regreso. ¡¡Y paga bien la nueva!! Con el tesoro de su carne, si place, y no placiendo, satisfecho, … ¡Satisfechos!... con el zurrón hecho hucha, a la Mar el mensajero. Y quieras, o no, picaflor, pasarás tú también la voz. *

*

*

*

*

*

“¡Picaflor!” ¡Picaflor! me llamó el bribón. ¡Qué bien supo verme el trapo! ¡Qué hacía yo en aquella isla! ¡¿A santo de qué el desatino?! Una palabra, una promesa de Gloria, de placeres sin estribos. Pero a la vista sólo piedra reseca, hoyos poblados de estepa y el agua emboscada del último diluvio. 30 km x 20. Un día a caballo. Tres a la pata coja. Un reino comedido, sí, 55


y con todo y eso, dos días, dos semanas, y el mes, me llevó dar con alguien. Gasté las viandas y tres anzuelos antes de sacar una sirena contrahecha del lomo. Gibosa. Feota. Mas al sonar su voz, proferido el lamento, un simple ¡Ay! de descubrirse presa, la cara le demudó a mejor, o a mis ojos lo hizo y trocó de sopapo en Diosa. Un ser perfecto que sufría el oprobio del sedal. Una alzada de ceja bastó para zafarse del hilo de mi caña, y muy enojada, echando chispas la mirada, preguntó quién era yo. Y no para entablar conversación, no, destilaban sus ojos lava. Levantó el dedo para fulminarme, pero antes, conseguí articular dos palabras: “Soy cartero”. Aquello detuvo el rayo que gestaba su dedo. “¿Cartero?” Sí, cartero. Heraldo. Hubiese afirmado ser Mercurio, de no intuirlos seguros conocidos. Ojiplática, al suponer lo que vendría, tal tormenta que revienta del viejo libertino le puse al día. *

*

*

*

*

*

*

“Está tocado el truhán”. Dije. “Bajo la línea de agua 56


abre garganta. Y no es que le entre el océano a la barriga, ¡que no cabría más odre!, apuntala con la cachaba la escora de su persona por entenderse yendo a pique. Y capitán y autoridad, voluntad la suya, y nuestra, orillar yo a esta playa con la fresca del día”. Sus ojos pidieron más. Crecido, y malcreyéndola incauta me explayé. “No le fue bien separarse de usted. Arruinó su ser con placebos servidos por mesoneras, princesas sin reino, helenas, asirias tratantes en amapolas. Maestras de Ur. Adoratrices tiriotas. ¡Núbiles nubias! …… Mas… nada. Estridencias a sus orejas. … a las mías. Al que arguyera pabellón”. Ahí me temblaron las canillas. Osado yo, biselando ella el ceño de su faz ultraterrena, me espetó desde cuándo ha nos conocíamos. …… 57


Perdido, hasta de corazón, no concibiendo más demora confesé ser yo mismo el viejo Amor que volvía. Y siendo cierto, porque me lo leyó en las tripas, jugó conmigo los años que quiso en torno al templete de las delicias. Y quieras, o no, tú también pasarás la voz. ¡Picaflor!

58


Al fruto del deseo

Si mi Alma tuviese precio, y entre tus piernas manzano, Adan sabido yo, desdeñoso de ningún pecado, que descuide Dios, o deidad que entrone el pago, que dé por perdido mi caso, que no tiente, que no gaste más en ebilis, no. ¡Confeso y gustoso! Muerda o bese la manzana, sexo y flor del árbol, llave de gruta, alcoba y castillo, nirvana en el tálamo.

59


Intimidades metropolitanas

En el metro de enero, dónde aprieta el calor humano, el carterista es conde o sucumbe a su ocaso. Dios proveerá. ¡¡Inshallah!! Ya caerá algo por sí solo de bolsa o fuente gubernamental. ¡Hasta bajo tierra las hay, sí! Y de renombre, si es citar, quede dicho, al olvido no repose envuelta en un millón de pasos, que en Ópera estuvo ¡Y está! trufaldina ella, La Fuente de los Caños del Peral.

60


A diario

Debajo de mi casa pela cables un gitanito, al ratito llega el SAMUR y luego los chinos. Sólo las pizzas ruedan, los mormones levitan. Vivo en un remanso de la urbe. Cristal adentro enjaulo flores, árboles diminutos hechos tótem, esqueletos tropicales, y carne magra de chumbera. E infinidad de vida microscópica mal que me pese. Veo el polvo en el aire ensartado por haces morse. Y el reloj… Tic, tac. Tic… tac. Tic…… …… tac. No se detiene. Se estira. Si no fuese por el caló, no sabría siquiera si es de día.

61


Incertidumbre

Te espero. Te aguardo. Siento junto al teléfono y a mano dejo el móvil. Internet está enchufado pero no canta mensajes. No se acerca un alma al telefonillo, no alborotan niños la calle. Muda está la radio, negra la tele. No hay aire, no hay movimiento. …… En tu ausencia se escapa, canalla, el “Tac” del reloj.

62


La Tristeza Imposible

De gotas rebosan las paredes del tarro. Sí. Vacío. Prisma al Sol de febrero, revienta sorpresivamente la habitación por acción del caleidoscopio y los muebles cobran vida. Se reseñan los libros solos, las ánimas de las fotos sonríen, los fósiles relucen al infrarrojo. Salta el arco iris hasta la cama y atraviesa la casa de lado a lado. Imposible. Así no hay quién claudique. Y aunque no quiera, ¡que quiero!, aplaudo con lágrimas en los ojos por el rayo que escapó del cielo y acertó en mi mesa. ¡Malos son los días negros!

63


Almas de Vampiro …

… No me gustan los espejos. No. No me gustan. Ni los propios, ni ajenos. Y mucho menos lo que sale en ellos y aún más lo que reflejan. Me disturba la distorsión inversa. Odio lo contrario. Y lo que más: Los espejos de cuatro lados, blancos, y surcados con letras negras. Por muy caro que sea el marco.

64


Encontronazo de Poetas dentro de un vagón de metro a las 7 de la mañana - ¿De qué se alimenta el Poeta? - De aire, lógico. De pan y cebolla. Del hierro dulce. De un des/equilibrio. - ¿Sólo de eso? - De eso por gusto, a disgusto… pasto, rumio, rechino… Prefiero el ayuno. - ¿Y… - No sigas que no sigo. Aquí me apeo. Sácame las manos del bolsillo y devuélveme el dinero.

65


Perdido y famélico

¡¡A degüello!! No hagáis rehenes. Sin piedad con los percebes, matute a la nécora. A la plancha la cigala. Que no baile gamba en platea. ¡¡¡Mis perros de la letra, abran paso a dentelladas!!! Sorbed del mambrino al escargot, desnudad langostinos, que kraken los esqueletos. No huya la almeja del salacot ¡Al mejillón! ¡¡Al mejillón!! Que no quede angula sin ajo, ni calma chicha sin salsa.

66


¿Oírse

el Ser? ¿Tañirse el Alma? A solas y en hora de brujas. De fondo la estática y algún adicto al porno. El fuelle del naso, la ropa al roce, los huesos articulados, son ruidos a matar. Y también todo contrapelo. Sólo sottovoce las vísceras. …… Tras esa quietud, y un infinito de colorines, sí, estoy yo. Aunque poco rato duro.

67


Josetxu eta Maribel Josechu y Maribel

1/3 ó 4/5. Matemática sucesión. Caníbal mastico la Ley hecha en Roma. De hiel me temo, y por temerme no me miro. ¿O sí? ¡Ayyy! ¿Dónde estarás, Josetxu? …… Coño, cogiendo caracoles.

68


Maribel y Josechu Maribel eta Josetxu

Al labio la tita, “Tito”. Siempre sonrisa y seseo, una mujer que no vio milenio pero vivió en él. Un crack la Maribel.

69


Permutaciones y vigilia

Cierra ojo a la noche aunque sea de día. Un uso somero. Un coscorrón. Sí. Vuelen los velos ¡Corre cabritilla al monte! Busca pasto que crezca recto, cruza el horizonte. Se tu dueña. Abre ojo a la mañana aunque sea de noche.

70


Ramón

Ramón, amigo fiel de piel aserrada. Un doctor en Materia. A tambor suena tu palabra. Tras tu paso dulce la escalera. Hoy trajiste yakis aderezados con conguitos. Un ágape templado con café. Ya no estás, pero se te sigue recordando. …… Bueno, que mañana te llamo al móvil.

71


Es (meta)

El poeta ve. Bonito. Pero ve. Feo. Pero ve. El poeta es lo que ve ยกY reverbere lo visto!

72


BODEGÓN2

A cuarta del cenicero baila sinuoso el humo. Un chusco roído, un vino bebido, la tijerita y papelillos. Un brick lleno y otro vacío. Rotulador, libro y mechero, tabaco, mando, celo. Reloj. Pinzas de herido y ropa. Pueblan la mesa del salón.

2

N. A. El título lo sugirió Susana. 73


Susana

Tu nombre es un beso, una sonrisa, un catar el cielo y abrir la boca. Genes los tuyos de guerra y de palabra de por vida. Vida la mía a tu lado para que lo sea. No me canso, no ceja mi lengua de dar coletazos mudos aunque te sepa tras la puerta. Si taño las cuerdas me oirías, seguro, pero perdería el placer de llamarte a ciegas. De ametrallar la noche a sílabas. Susana Susana Susana Susana Susana Susana Susana Susana

74


Salud mermada y enjuta

¡Ayudado de vara roma! Plaño a lo Obscuro, A lo Claro ¡¡Al Lucero!! Por aquello que no hallo. Dinero Dinero ¡¡¡Y dinero!!! que dijo un corso, para recuperar lo extraviado.

75


¿Qué me separa de ti?

Nada. …… Tras esta tinta engarzan tus ojos. …… Son palabras tuyas. Mías. Del vecino indiscreto de andén. Del que lee braille o bajo prisma de Flora Davis. Y del borracho que gusta el amargo sólo en la cerveza y orina a mi lado. …… Son palabras del que apura y rebaña miga en la fonda de Pepe Merda. …… El enlace del poeta con la ebria realidad, dista, sí, cariño, un click de la tuya. A un bit de ti, del puntero de esta pluma, siento tus ojos en mí. Y me subyuga.

76


A Javi Sánchez Elgueta “Cuñao”

La fosa que te abran será chica para enterrarnos a tu lado. ¡Qué risa la tuya! ¡Qué cerca Córdoba y qué honda tu sepultura! ¡Qué alegría el conocerte! ¡Qué sin sentido despedirte sin darte antes los Buenos Días! ¡Maldita la gravedad de tu caída! Malditas todas las leyes que rigen nuestros Universos. Aciaga la verdad de la Muerte. Pero tranquilo, descansa, algún día, al otro lado, también tendremos jarana de despedida, Cuñao. 13, y cientos, no te olvidan.

77


Los Liquidadores

“Cerca del Creador anduvimos enredando. Entre la bóveda celeste y el tejerío mundano. En el trasdós. Sin ruidos. Entre ángeles apenumbrados. Seguros. Tranquilos. Inmunes, dijeron, a cualquier contagio”. …… Terribilis est locus iste, Hic domus familiae est. Tres Millas, Chernobyl o Fukushima.

78


Haiku 365´25

Viento del Norte Sin Oriente orientado Pudre toda mies.

79


Primeros amores

Mi mejor beso me lo robó una rubiaja de seis años. Y un año mayor que yo. Con él huyó en los labios amparándose en el timbre del recreo. Y al acto lo supe perdido para siempre. Intenté a mi vez sustraer de otra boca el espíritu frugal. Aunque no hubo forma. Fresas, corazones, paréntesis sabrosos, y aún gomosos, dulces, cálidos, fríos, duros, marchitos, según la estación, caté. Ósculos limpios. Furtivos a veces. Solemnes. Tiernos. Lujuriosos. Guarros. Imaginarios muchos. Y eso sí, todos gratos. Pero no hubo par, no, hasta acertar con el morro de mi Ramona. Ella me hozaba la cara llenándome de babas y yo felíz. …… 80


Y que perdonen todas mis mujeres por recordar, in extremis, aquellos labios de regaliz.

81


The End

Y hasta aquí hemos llegado. La vía deja a la puerta y en casa siento sintiendo los estertores del viaje. Dolorido. Traqueteado el esqueleto. El culo bien jodido, pero contento ¡Echando entre rimas el día!

82


POEMARIO XXL/LXX

83


Si después de leer el libro quieres comprar un ejemplar en papel, escríbenos una carta ¡Y convincente! pues no vendemos a cualquiera, ni el autor se presta a dedicar personalmente a inapropiados. Por libro plantamos árbol. Nos gusta controlar nuestra relación con Pachamama.

a.j.aberats@hotmail.es industriaselraton@hotmail.com

84


POEMARIO XXL/LXX