Page 1


Año 7 - Vol. III • 2010

4 10

Soluciones de superoxidación y su evolución tecnológica Super oxidized solutions and their technological evolution

Asociación Mexicana de Quemaduras, AC Más de 35 años a la vanguardia, aliviando el sufrimiento humano Asociación Mexicana de Quemaduras AC. More than 35 years at the vanguard relieving human suffering

14 22 26

Fisiopatología y valoración de las lesiones por quemaduras Physiopathology and valuation of burn-related lesions

Cuestionario Test

Convocatoria de la Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

C O N T E N I D O

Publicación del Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor

CONSEJEROS ESTATALES • SECRETARIOS DE SALUD 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13.

Dr. Ventura Vilchis Huerta Director General del Instituto de Salud en Aguascalientes, Ags. Dr. Francisco Cardoza Macías Secretario de Salud en la Paz, BCS Dr. Álvaro Emilio Arceo Ortiz Secretario Estatal de Salud en Campeche, Camp. Dr. Adrián Pérez Vargas * Dr. Ángel René Estrada Arévalo Secretario de Salud en Tuxtla Gutiérrez, Chis. Dr. Octavio Rodrigo Martínez Pérez * Dr. Javier Lozano Herrera Director General de los Servicios de Salud en Chihuahua, Chih. Dr. José Salazar Aviña Secretario de Salud en Colima, Col. Dr. Armando Ahued Ortega * Dra. Asa Cristina Laurell Secretario de Salud en México, DF Dra. Elvia E. Patricia Herrera Gutiérrez * Dr. José Ramón Enríquez Herrera Secretaria de Salud en Durango, Dgo. Dr. Jorge Armando Aguirre Torres * Dr. Ector Jaime Ramírez Barba Secretario de Salud en Guanajuato, Gto. Dr. Luis Barrera Ríos Secretario de Salud en Chilpancingo, Gro. Dr. Alfonso Gutiérrez Carranza * Dr. José de Jesús Becerra Soto Secretario de Salud en Zapopan, Jal. Dr. Jorge Felipe Islas Fuentes * Dr. Alberto Longitud Falcón Director General de los Servicios de Salud en Pachuca, Hgo. M en SP Franklin Liberson Violante * Dra. María Elena Barrera Tapia Secretario de Salud en Toluca, Estado de México

14. Dr. Víctor Manuel Caballero Solano * Dr. Antonio Campos Rendón Secretario de Salud en Cuernavaca, Mor. 15. Dr. Rafael Antonio Marín y López * Dr. Roberto Morales Flores Secretario de Salud en Puebla, Pue. 16. Dr. Felipe Rafael Ascencio Ascencio Secretario de Salud en Querétaro, Qro. 17. Quím. Juan Carlos Azueta Cárdenas * Dr. Amilcar Rosado Alabes Secretario de Salud en Chetumal, Q Roo 18. Dr. Juan Sánchez Ramos * Dr. Fernando Toranzo Fernández Director General de los Servicios de Salud en San Luis Potosí, SLP 19. Dr. Luis Felipe Graham Zapata * Dr. Raymundo López Vucovich Subsecretario de Servicios de Salud en Villahermosa, Tab. 20. Dr. Raymundo López Vocovich * Dra Hilda Santos Padrón Secretario de Salud Pública en Hermosillo, Son. 21. Dr. Juan Guillermo Mansur Arzola * Dr. Rodolfo Torre Cantú Secretario de Salud en Ciudad Victoria, Tamps. 22. Dr. Daby Manuel Lila de Arce * Dr. Jon G Rementería Sempé Secretario de Salud en Xalapa, Ver. 23. Dr. Álvaro Augusto Quijano Vivas * Dr. Jorge Luis Sosa Muñoz Secretario de Salud en Mérida, Yuc. 24. Dra. Elsa Alicia Aguilar Díaz * Dra. Esperanza Ávalos Díaz Directora General de los Servicios de Salud en Zacatecas, Zac. * H ex-Secretarios estatales de Salud


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

COMITÉ CIENTÍFICO Dra. Alicia Kassian Rank Directora del Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor Hospital General de México Dr. José Luis Gutiérrez García Subdirector del Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor Hospital General de México Dr. Jimmy G Valencia Julio Presidente de la Asociación Mexicana de Algología “Dr. Vicente García Olivera”

Dr. José Carlos Gómez de la Cortina Miembro del Consejo Mexicano de Anestesia Dr. Sergio Guillermo Bautista Sánchez Dr. Alfredo Ramírez Bermejo Dra. Nora Godínez Cubillo Dr. Manuel Murillo Ortiz Dra. Ma. Antonieta Flores Muñoz Médicos algólogos adscritos al Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor

Hospital General de México Dra. Virginia Gordillo Álvarez Algología pediátrica del IMSS Miembro honorario Dr. Vicente García Olivera Fundador de la Clínica del Dolor en la República Mexicana

CONSEJO EDITORIAL Médicos Especialistas en Algología y Cuidados Paliativos

Dr. Maximiliano Arriaza Asturias

Dr. Román E Franco Verdín

Dra. Nora Alcázar Chavarría

El Salvador, San Salvador

Guanajuato, Guanajuato

San José, Costa Rica

Dra. Lourdes Y Palmer Morales

Dra. Alma Pancardo Ramírez

Dr. Roberto Suárez Saldaña

Dra. Beatriz Rivera Villegas

Baja California Norte, Baja California

Estado de México

Monterrey, Nuevo León

Tampico, Tamaulipas

Dra. Rosalía López Rodríguez

Dra. Gloria Luz Mestas Hernández

Dra. Isabelle Torres Rocha

Dr. Ramón Monterrosas Rodríguez

Cancún, Quintana Roo

Fresnillo, Zacatecas

Phoenix, Arizona, EUA

Veracruz, Veracruz

Dr. Alfonso Neri Juárez

Dra. Claudia Gutiérrez Hernández

Dr. José Ubaldo Ramírez Delgado

Chihuahua, Chihuahua

Guadalajara, Jalisco

Representante en el IMSS

CONSEJO MÉDICO ESPECIALISTA Dr. Adalberto Corral Medina Gastroenterología Dr. Luis Padierna Olivos Inmunología Dra. Anabella Barragán Solís Antropología y Ciencias Afines Dr. Luis Molina Cardiología Dra. Rocío Guerrero Bustos Dra. Leticia de Anda Aguilar Gineco-Obstetricia Dr. Luis Pérez Tamayo Anestesiología

Dr. José Damián Carrillo Ruiz Neurología y Neurocirugía Dr. Fernando Paredes Odontología Dr. Fernando Ángeles Medina Odontología e Investigación Dr. Isaías Cervantes Zúñiga Oncología Dr. Dámazo Jesús Suazo Andrade Dra. Jacqueline Vázquez Medicina Física y Rehabilitación Dra. Elvira Aguilar Martínez Hematología

Dr. Octavio Amancio Chassin Farmacología Clínica Dr. Fernando Castillo Nájera Oftalmología Dr. Fernando Pancardo Ramírez Electrofisiología Dra. Leonor Pedrero Nieto Dr. Armando Pichardo Fuster Dra. Lucina Blanco Fernández Dr. Lorenzo García Asociación Mexicana de Gerontología y Geriatría AC Dr. Enrique Villalobos Garduño Dr. Benigno Zenteno Chávez

Dr. Julio Gómez Velázquez Dr. Federico Cisneros Dreinhofer Sociedad Mexicana de Ortopedia Dr. Armando Garduño Espinosa Dr. Luis Carbajal Rodríguez Dr. Eduardo Barragán Padilla Dr. Alfonso Copto García Asociación Mexicana de Pediatría AC Dr. Rolando Espinosa Morales Dr. Luis H Silveira Torre Dr. Gerardo Bori Segura Dr. Manuel Robles Sanromán Colegio Mexicano de Reumatología AC

CONSEJO ÉTICO ACADÉMICO Dra. Melanie De Boer (Presidenta)

Dr. Miguel Ángel García García

Dra. María de Lourdes Martínez Zúñiga

Organización Panamericana de la Salud-Organización Mundial de la Salud (OPS-OMS)

Hospital General “Dr. Manuel Gea González”

Hospital de la Mujer

Mtro. Javier de la Fuente Hernández

Dra. Matilde Enríquez Sandoval

Dr. Pedro A Sánchez Márquez

Facultad de Odontología de la UNAM

Instituto Nacional de Rehabilitación

Instituto Nacional de Pediatría

Dr. Federico Barceló Santana

Dr. Antonio León Pérez

Dra. Rosaura Rosas Vargas

División de Estudios de Posgrado e Investigación de la Facultad

Instituto Nacional de Rehabilitación

Instituto Nacional de Pediatría

de Odontología de la UNAM

Dr. Miguel Ángel Collado

Dra. Yolanda Rocío Peña Alonso

Mtro. Enrique Navarro Bori

Instituto Nacional de Rehabilitación

Hospital Infantil de México

Secretario Académico de la División de Estudios de Posgrado e Investigación

Dr. Aquiles Ayala Ruiz

Dra. Celia Alpuche Aranda

de la Facultad de Odontología de la UNAM

Hospital Juárez de México

Hospital Infantil de México

Dra. Diana Vilar Compte

Dr. Jorge Alberto del Castillo Medina

Dr. Rubén Bolaños Ancona

Instituto Nacional de Cancerología

Hospital Juárez de México

Instituto Nacional de Perinatología

Dra. Teresa Corona Vázquez

Dr. Jorge Meléndez Zagla

Dr. Carlos Neri Méndez

Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía

Hospital Juárez de México

Instituto Nacional de Perinatología

Dr. Ricardo Colín Piana

Dra. Blanca Estela Vargas

Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía

Instituto Nacional de Psiquiatría

Dr. Javier Rodríguez Suárez

Dra. Azucena Gómez Mendieta

Hospital General “Dr. Manuel Gea González”

Hospital de la Mujer

DIRECTORIO



La Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica es un órgano de difusión del Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor, Secretaría de Salud, para toda la comunidad de especialistas médicos, de distribución gratuita en toda la República Mexicana; cuenta con el auspicio de los laboratorios Siegfried Rhein y es editada por Grupo Editorial y Comunicaciones Biomédicas, SA de CV, miembro de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), bajo registro número 3558, Sistema de Información Empresarial folio número 6870.

Gerente de línea de Siegfried Rhein; Dr. César A Erosa González, Editor Responsable en México, dr.erosaglez@ gmail.com miembro de World Association of Medical Editors (WAME)

Eduardo Aicardi Franssens, Director General de Siegfried Rhein; Miguel Zagal, Director de Mercadotecnia de Siegfried Rhein; Bernardo Rusakiewics, Director Administrativo de Siegfried Rhein; Giselle González Ney,

El contenido editorial es responsabilidad única y exclusivamente de los autores y no representa necesariamente el pensamiento de los editores y/o de los laboratorios Siegfried Rhein.

Lic. Martha Aranda Pereyra, edición y corrección de estilo; DG Miguel Emilio Martínez Cárdenas, diseño y formación; Ing. Raúl Francisco Esquivel Díaz, traducción de editoriales y resúmenes; Lic. Carlos Javier Huerta Psihas y Lic. Carlos Javier Huerta Ochoa, bufete jurídico asociado, responsable de asuntos jurídicos y legales.

La presente revista es una aportación de comunicación científica nacional de carácter gratuito, consultada, asesorada y elaborada por y para médicos. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio audiovisual, electrónico o impreso sin autorización por escrito de los editores y del autor. Titulo actual Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica. Reserva de derechos al uso exclusivo del título con folio 0143380 ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Registro ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor número 04-2009-102612454300102. Indizada en el Sistema Regional de Informacion en Linea Para Revistas Cientificas de America Latina, el Caribe, España y Portugal www.latindex.unam.mx, Index

latinoamericano número de folio 18682, Registro en línea 15920. Evite la pirateria, revista hecha en México en plataforma original Adobe Creative Suite Premium NP 18040050. Grupo Editorial y Comunicaciones Biomédicas, SA de CV: Calle Tierra, Mz. 1, Lote 7, Oficina 102, Col. Media Luna, Delegación Coyoacán, 04737 México DF, Tel: (55) 51716924 • E-mail: revistadedolor@gmail.com Impresa por: Litográfica Jamsa, SA de CV, Santa Anita núm. 372, Col. Evolución, Cd. Nezahualcóyotl, Estado de México • Tiraje: 25,000 ejemplares más sobrantes. Producto Editorial Hecho en México


L

as instalaciones del Hospital Central Sur de Alta Especialidad fueron inau­guradas el 26 de junio de 1984, siendo desde su fundación el centro hospitalario más importante bajo la tutela de la Subdirección de Servicios de Salud de Petróleos Mexicanos.

O

pening of the facilities for Hospital Central Sur de Alta Especialidad took place on June 26, 1984, this hospital being since its founding the most important medical center being managed by the Subdirección de Servicios de Salud of Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Además de las actividades asistenciales y de prevención de la salud de los trabajadores petroleros, jubilados y de sus familiares derechohabientes, el hospital ha colaborado con el resto de las instituciones médicas educativas de México en la formación de recursos profesionales para la salud.

In addition to welfare and health prevention activities provided to active and retired oil-industry employees and to their next-of-kin affiliates, the Hospital has collaborated with the rest of the educational medical ­institutions in the country in the development of professional human resources for the health sector.

Actualmente cuenta con 56 especialidades, de las cuales 18 de éstas im­ parten cursos de posgrado que están avalados por la Universidad Nacional Autónoma de México, y a la fecha han egresado más de 860 médicos espe­ cialistas; integrados, muchos de ellos, a los Servicios Médicos de Petróleos Mexicanos y otros forman parte del Sistema Nacional de Salud.

At present it handles 56 specialties, out of which 18 of them offer ­graduate courses that are endorsed by the Universidad Nacional Autónoma de ­México, and as of to date more than 860 specialist physicians have ­completed the courses; many of them have been hired by the Medical Services of Petróleos Mexicanos and some others have enrolled in the National Health System.

La institución ha ido escalando en sus programas educativos y propor­ ciona también apoyo para la actualización y especialización de sus enfer­ meras, pilar fundamental de toda organización asistencial. Cuenta además con programas de superespecialización tales como: Cardiología interven­ cionista, Cirugía endoscópica, Endoscopía ginecológica y Radiología intervencionista, programas que lo colocan a la vanguardia educativa y tecnológica y le dan su calidad de hospital de alta especialidad.

The institution has been progressing in its educational programs and it also provides support for upgrading and specialization of its nurses, the backbone of any welfare-related organization. It also has available programs of super-specialization such as: Intervention Cardiology, Endoscopic Surgery, Gynecologic Surgery, and Intervention Radiology. These programs position the institution in the forefront of educational and technological advances and rank it as a highly specialized hospital.

Por sus quirófanos, áreas de hospitalización, consultorios, gabinetes y pasillos han pasado, en 25 años, no sólo pacientes, médicos y residentes, sino también la historia reciente de la Ciudad; en 1985, durante los sis­ mos, colaboró activa y solidariamente prestando su experiencia humana y recursos materiales; durante los desastres naturales a nivel nacional siempre ha colaborado con gran disposición, como en la reciente alerta nacional de salud, decretada debido a la epidemia de influen­za A H1N1; los servicios médicos petroleros implementaron estrategias preventivas, terapéuticas y una campaña de información y educación. En sus insta­ laciones se siguieron estrictamente medidas higiénicas de prevención y seguridad.

Its operating rooms, areas of hospitalization, consulting rooms, laboratories and corridors have received in the course of 25 years, not only patients, doctors and residents, but they have also witnessed the recent history of Mexico City; in 1985 after the major earthquakes, it participated with an active and sympathetic involvement by offering its human experience and material resources. When natural disasters have overwhelmed the nation, it has always be attentive and ready to participate, as it occurred during the recent national health alert that was decreed as a result of the epidemics of A-H1N1 influenza when the Mexican oil industry medical services implemented preventive and therapeutic strategies as well as a campaign of information and education. At its facilities, prevention and safety sanitary measures were strictly enforced.

Por su diseño, el edificio de nuestro hospital se ha convertido en una referencia icónica del sur de la Ciudad; y para nosotros, los que cuidamos de la salud de los trabajadores de la empresa más importante del país, es la piedra angular que sostiene nuestro espíritu de servicio.

Because of its architectural design, the building of our hospital has become an icon in the southern part of Mexico City and for us, who are ­committed to preserve healthy conditions among employees of the most important company of the country it represents the stepping-stone that maintains high our spirit of service.

Dr. Carlos Fernando Díaz Aranda Director del Hospital Central Sur, Petróleos Mexicanos

Dr. Carlos Fernando Díaz Aranda Director del Hospital Central Sur, Petróleos Mexicanos

E D I T O R I A L

Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

El Centro Nacional de Capacitación en Terapia del Dolor con gran orgullo anuncia que la Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica es el título de su órgano oficial de comunicación. Con la intención de enlazar a nivel nacional e internacional a todos los expertos en Clínica del Dolor y con el propósito firme de fortalecer la academia y el proceso de actualización médica continua, nos congratula el inicio de esta nueva etapa. Bienvenidos a esta su Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica




Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Autor: Dr. Héctor César Durán Vega Cirujano Plástico, Presidente de la Asociación Mexicana de Quemaduras, AC Adscrito al Departamento de Cirugía Reconstructiva, Hospital Central Sur Petróleos Mexicanos, México, DF

Año 7 - Vol. III • 2010

Soluciones de superoxidación y su evolución tecnológica Super oxidized solutions and their technological evolution

Resumen as soluciones de superoxidación (SSO) son solu­ ciones con efecto desinfectante, esterilizante y antiséptico que han demostrado ser efectivas en el manejo de heridas diversas así como en la desinfec­ ción de áreas o instrumental quirúrgico. Su proceso de producción es sencillo, ya que son desarrolladas a partir de agua común y sal (NaCl), tratadas en una cámara con electrodos a la cual se le induce corriente eléctrica, gene­ rando diversos elementos, principalmente derivados de cloro, hidrógeno y oxígeno. Su espectro microbicida es amplio y efectivo contra una gran variedad de bacterias, hongos, virus y micobacterias, eliminándolos de manera rápida. El uso clínico de estas soluciones ha demostrado su eficacia y seguridad así como su potencia al mantener los tejidos libres de infección. Además, se ha sugerido que algunas de éstas pueden tener un efecto sinérgico relacionado con la modulación de procesos inflamatorios y de cicatrización. El objetivo de este trabajo es describir las características principales y la evolución tecnológica de las SSO, denominadas Soluciones Electrolizadas de Selectividad Iónica (SESI), las cuales son más estables y con una composición y pH más apropiados.

L ABSTRACT Summary Super oxidized solutions (SSO) have a ­disinfectant, sterilizing and antiseptic action; they have been effec­tive in wound handling as well as in­ ­disinfection of surgical areas and ­instrumental. Their ­production process is simple; they are ­developed from ­common water and salt (NaCl), treated in a ­chamber with electrodes and an electric current, and transforming them in to ­different elements, mainly chlorine, hydrogen and oxygen derivates. They have wide and ­effective microbicidal effect, against ­variety of bacteria, fungus, virus and ­mycobacterium, destroying them quickly. Besides, it’s been suggested that some of this solutions may have a synergic effect related with ­inflammatory and wound-healing process ­modulations. The objective of this paper is to describe the SSO main characteristics and their technological evolution, known as Ion ­Selective Electrolyzed Solutions (SESI in spanish), which are more stable and with a more situable pH and ­composition. Keywords Electrolyzed solution, super oxidizing solution, infec­tion, microbicidal, disinfectant.



Palabras clave Soluciones electrolizadas, soluciones de superoxida­ción, microbicida, infección, desinfectante.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica




Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Introducción Las soluciones de superoxidación (SSO) son conocidas por su eficiencia en la desinfección y esterilización de productos, así como por ser auxiliares en el tratamien­ to de infecciones en tejidos. Las SSO son relativamente de recien­te tecnología. Descritas en 1996 por Tanaka, desde su aparición comercial han llamado mucho la atención por su efectividad en contra de bacterias, vi­ rus, hongos, esporas y micobacterias, así como por su baja toxicidad en tejidos y fácil manejo en el almace­ namiento, uso y desecho. El objetivo de este trabajo de revisión es el dar a conocer las SSO desde su proceso de producción, composición, mecanismos de acción, espectro antimicrobiano, usos clínicos, además de los efectos que tienen en piel y tejidos. Existen muchos sinónimos de soluciones de superoxidación, como aguas electrolizadas, ácidos fuertes electrolizados en so­ lución acuosa, soluciones oxidantes mixtas y solución electrolítica ácida. Sin embargo, todos estos nombres sirven para definir a las SSO. Obtención de las SSO En general, la materia prima de las SSO es agua común más la adición de sal (NaCl). A nivel industrial, el agua de la llave se purifica a través de osmosis inversa y se añade cloruro de sodio. Esta solución mezclada se vier­ te en un contenedor, donde se transfiere una corriente eléctrica con parámetros establecidos de 9 volts. Este contenedor o cámara cuenta con dos electrodos cubier­ tos de titanio, uno positivo o ánodo y uno negativo o cátodo, y están a su vez divididos por una membrana catiónica o diafragma. Esto genera que el cloruro de sodio en el agua se disocie en cloro cargado negativa­ mente, así como en sodio e hidrógeno cargados posi­ tivamente. Los iones hidroxilo y cloro son absorbidos por el ánodo, mientras liberan un electrón para trans­ formarse en radicales. Los radicales cloro e hidroxilo se combinan formando ácido hipocloroso (HClO) que se separa del ánodo, mientras que en el lado del cátodo cada sodio cargado positivamente recibe un electrón y



Año 7 - Vol. III • 2010

se vuelve sodio metálico; éste se combina con molécu­ las de agua formando hidróxido de sodio y gas hidróge­ no. Una membrana bipolar que separa los electrodos aumenta la electrolisis del agua para producir ácidos y álcalis más fuertes que el ánodo y el cátodo respectiva­ mente. La solución obtenida del ánodo corres­ponde a una solución incolora, ácida, con un alto potencial de oxidorreducción (ORP) y con una variedad de iones que pueden ser útiles clínicamente. La producción de SESI, aunque es un proceso similar, resulta más compleja por la necesidad de obtener un pH neutro más ajustado a través del control y la selección iónica, así como del control de los flujos. En este caso el sustrato, que es agua tratada con características fisico­ químicas muy especificas y una solución saturada de clo­ ruro de sodio grado reactivo, es sometido a un proceso de electrolisis controlada (parámetros estrictos de voltaje y carga de corriente) para la generación de iones, que son posteriormente ordenados por medio de un proceso de electro-diálisis bipolar, y se seleccionan a través de un proceso de electro-diálisis inducido (selectividad iónica) con el que se consiguen iones controlados y estables. Al final de este proceso se realiza una concentración contro­ lada de volúmenes obteniendo la neutralidad del pH. La ventaja de estos procesos es que resulta una solución con un pH neutro de 6.4 a 7.5, con un ORP de +800 a +900 ­mV, ­una estabilidad mayor ante condiciones am­ bientales con rangos de iones dentro de estándares cono­ cidos y permitidos para fines terapéuticos. Diversidad de las SSO No todas las soluciones que pasan por un proceso de electrolisis son iguales, aunque todas provengan en principio de la misma materia prima y pasen por un proceso similar. Existen diferencias principales en el pH, el ORP y los componentes generados en el pro­ ceso electrolítico. Con relación al pH, las SSO se pue­ den clasificar como ácidos fuertes y ácidos débiles. Las que son de pH bajo, o ácidos fuertes, se preparan de soluciones con cloruro de sodio y se electrolizan con


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

electrodos positivos y negativos en pozos separados por una membrana catiónica. Aunque tienen un pH muy ácido, su comportamiento es diferente al ácido clorhí­ drico o al ácido sulfúrico, que tienen un alto grado de ionización, y cuando la oxidación ocurre se usa H+ y se forma nuevo H+. Pero en el caso de las SSO ácidas no se genera nuevo H+, porque son producidas por la electrolisis de la solución salina, así que la solución no es corrosiva a la piel. Las soluciones acuosas de áci­ dos débiles se obtienen por la electrolisis de solucio­ nes con más altas concentraciones de cloruro de sodio en un solo pozo sin una membrana catiónica. Ambas tienen efectos microbicidas, pero es más efectiva la de ácidos fuertes, sin embargo es también más corrosiva (oxidativa) para materiales metálicos, especialmente el aluminio, lo que ha limitado su utilidad. Además, exis­ ten SSO de pH alcalino (>9), que han sido estudiadas ya que tienen propiedades microbicidas, no obstante es más limitada su efectividad ya que disminuye mucho la presencia de cloro, por lo que prácticamente no son utilizadas. Con la nueva tecnología de SESI, la neutralidad del pH se obtiene por un control estricto de los flujos, lo que permite ajustarlo de acuerdo a especificaciones determinadas. También pueden clasificarse como de primera o de segunda generación, dependiendo de la tecnología con que fueron producidas, aunque actual­ mente las SESI ya no son consideradas como una SSO, ya que las diferencias en el mecanismo de reacción las ha clasificado como una evolución tecnológica de este tipo de solu­ciones. Las de primera generación son las que tuvieron el primer uso comercial por medio de la marca Sterilox. La compañía comercializa la cámara de producción de la solución, ya que la SSO tiene que producirse en fresco, al añadir agua de la llave más sal. El princi­ pal agente efectivo del Sterilox es ácido hipocloroso y cloro. Sin embargo, la SSO que se obtiene presenta algunos inconvenientes, principalmente un pH muy ácido (2.7 a 6.8, una muy alta variación del pH), así

como rangos muy variables de ORP y de iones, además de ser muy inestable y de poca duración, ya que sólo se puede almacenar por uno o dos días para obte­ner resultados consistentes. La acidez de la solución la vuelve muy corrosiva para los metales, por lo que se volvió poco práctica para esterili­zar instrumental crítico y especializado, ocasionando incluso que cier­ tas compañías, principalmente de endoscopios, modi­ ficaran sus indicaciones de cuidado y las cláusulas de invalidación de la garantía, si es que eran esterilizados con ella, ya que provoca daños costosos en los instru­ mentos. La siguiente generación de SSO para venta comer­ cial estuvo representada principalmente por las marcas Dermacyn y Microcyn; la solución tiene un pH neutro (entre 6.2 y 7.8), una concentración de iones algo más definida pero aún con rangos variables y una ORP >950 mV. Esta SSO mejoró en mucho las expectativas del mercado y se volvió más comercial, ya que presenta una vida media de almacenamiento de un año, y de uso hasta 30 días después de ser abierta. Este producto tiene varias presentaciones líquidas y algunos envases pequeños y de bajo costo, con los que entraron al mer­ cado dando la oportunidad a más médicos para cono­ cer la utilización de las SSO. En la actualidad los nuevos productos en el mercado se deben a una evolución tecnológica, como lo conside­ ran algunos, o una nueva clase de antisépticos, ya que al tener procesos distintos dejan de considerarse SSO y se consideran SESI. Un ejemplo de estos son los productos Qx, Varul y Esterilife. El primero es una SESI antiséptica en presentación líquida, mientras que el segundo tiene una presentación de fase semisólida (gel); el tercero es una SESI para la desinfección de instrumental crítico y áreas, lo que amplia las posibilidades de uso de este tipo de antisépticos. Espectro antimicrobiano Aunque todas las SSO son preparadas por un proceso de electrolisis similar, las variaciones en la concentración




Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

activa (desde 7 ppm hasta 180 ppm AFC) y el pH de la solución (de 2.3 hasta 10) producen agentes antimicro­ bianos con diferencias en su potencia microbicida. Sin embargo, todas ellas comparten un espectro antimicro­ biano amplio, con capacidad micobactericida, virucida y bactericida en menos de 5 minutos y esporicida en 10 minutos. El efecto clínico que se obtiene a partir de los 5 minutos de contacto con SSO ácidas y SESI es suficiente para obtener una desinfección adecuada que cubra los parámetros de pruebas de esterilización europeas. In vitro, las SSO ácidas y las SESI han mostrado actividad microbicida contra los siguientes patógenos: Pseudomonas aeruginosa, Escherichia coli, Enterococcus hirae, Acinetobacter baumanni, Acinetobacter sp, Bacteroides fragilis, Enterobacter aerogenes, Enterococcus faecalis, Enterococcus resistentes a vancomicina, Haemophilus influenzae, Klebsiella oxytoca, Klebsiella pneumoniae, Micrococcus luteus, Proteus mirabilis, Serratia marcescens, Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis, Staphy­ lococcus haemolyticus, Staphylococcus pyogenes, Salmonella typhi, Salmonella enteritidis, Listeria monocytogenes, Mycobacterium avium intracellurare, Micobacterium chelonae, Mycobacterium tuberculosis y Candida albicans. Destruyen esporas de Baccillus atrophaeus, Bacillus cereus y Bacillus subtillis. También destruyen a los virus de hepatitis B, poliovirus, norovirus y virus de inmuno­ deficiencia humana (VIH) de manera rápida, pero para la destrucción de adenovirus se requiere la exposición durante al menos 10 minutos.



Año 7 - Vol. III • 2010

Referencias bibliográficas 1. Tanaka H; Hirakata Y, Kaku M, et al. Antimicrobial activity of superoxidized water. Jour Hosp Infect 1996;34:43-49. 2. Sampson M. Not all super-oxidized waters are the same. Jour Hosp Infect 2002 Nov;52(3):228-9. 3. Gutierrez A. The science behind stable, super-oxidized water. Wounds Jan. 2006:7–13 (Suppl). 4. Nachón García FJ, Díaz Téllez J, Nachón García MG. Tolerancia peritoneal a la solución de alta selectividad iónica con pH neutro en ratas macho Wistar Rev Med UV 2005; 5(2):15-20. 5. Shetty N, Srinivasan S, Holton J, Ridgway L. Evaluation of microbicidal ­acti­vity of a new disinfectant: Sterilox 2500 against Clostridium difficile spores, Helicobacter pylori, vancomycin resistant Enterococcus species, Candi­da albicans and several Mycobacterium species. Jour Hosp Infect. 1999 Feb;41(2):101-5. 6. Hata G, Uemura M, Weine F, Toda T. Removal of smear layer in the root canal using oxidative potential water. Jour Endodont 1996;22(12):643-645. 7. Venkitanarayanan K, Ezeike G, Hung Y, Doyle M. Efficacy of electrolyzed oxidizing water for inactivating Escherichia coli O157:H7, Salmonella enteritidis, and Listeria monocytogenes. Appl Environ Microbiol. 1999 Sep;65(9):4276-9. 8. Dossier y ficha técnica de productos Qx y Varul, Esterilife. Prodinnv SA de CV Camino a la Huerta No. 613-C, Col. Ex – Hacienda la Huerta. CP 58080. Morelia Mich. México. 9. Tanaka N, Fujisawa T, et al. The use of electrolyzed solutions for the cleaning and disinfecting of dialyzers. Artif Organs 2000 Dec;24(12):921-8. 10. Morita C, Sano K, Morimatsu S, et al. Disinfection potential of electrolyzed solutions containing sodium chloride at low concentrations. J Virol ­Me­thods 2000 Mar;85(1-2):163-74. 11. Landa S, Gonzalez E, Guzman S, et al. Microcyn: a novel super-oxidized water with neutral pH and disinfectant activity. Jour Hosp Infect 2005 Dec;61(4):291-9. 12. Selkon J, Babb J, Morris R. Evaluation of the antimicrobial activity of a new super-oxidized water, Sterilox, for the disinfection of endoscopes. Jour Hosp Infect 1999 Jan;41(1):59-70. 13. Clark J, Barret SP, Rogers M, Stapleton R. Efficacy of superoxidized water fogging in environmental decontamination. Jour Hosp Infect 2006 Dec; 64(4):386-90. 14. Ayliffe G. Decontamination of minimally invasive surgical endoscopes and accesories. J Hosp Inf 2000;45:263-277. 15. Horitza Y, Miyazaki M, Noguchi M, et al. Healing of Fournier gangrene of the scrotum in a haemodialysis patient after conservative therapy alone. Nephrol Dial Tranplant 2000;15:419-421. 16. Selkon JB. Sterilox disinfection of endoscopes. Jour Hosp Inf 2001 Jun;48(2):154-5. 17. Park G, Boston D, Kase J, Sampson M, Sobsey M. Evaluation of liquid and fog-based application of Sterilox hypochlorous acid solution for surface inactivation of human norovirus. Appl Environ Microbiol 2007 Jul;73(14):4463-8. 18. Fraise AP. Choosing disinfectants. Jour Hosp Infect 1999 Dec;43(4):255-64. 19. Goretti C, Mazzurco S, Ambrosini L, et al. Clinical outcomes of wide postsurgical lesions in the infected diabetic foot managed with 2 different local treatment regimes compared using a quasi-experimental study design: a preliminary communication. Int J Low Extrem Wounds 2007 Mar;6(1):22-7.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica




Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

Asociación Mexicana de Quemaduras, AC Más de 35 años a la vanguardia, aliviando el sufrimiento humano

Entrevista por: Martha Aranda Pereyra

Asociación Mexicana de Quemaduras AC. More than 35 years at the vanguard relieving the human suffering

E

n la AMQAC estamos luchando porque el manejo del paciente quemado cada vez sea más efectivo: menos molesto, doloroso y traumático para la persona y con una mejor recuperación en términos de calidad de vida. Dr. Héctor Durán

ABSTRACT Few medical situations can be as traumatic and painful as burns, not only for those afflicted by the tragic episode but also to relatives, physicians and nurses responsible for their attention. To be able to do something to alleviate human suffering in a patient bearing these conditions also represents an act of profound humanity and bravery. Objectives of the Asociación Mexicana de ­ uemaduras AC comprise the dissemination of Q all topics related to burns including ­prevention, ­treatment in acute and of sequels, as well as ­research and treatment of burns through ­campaigns of outside surgery performed ­throughout the country. As part of this tribute dedicated to this heroic group of specialists we are honored to ­present the following interview with Dr. Héctor César Durán-Vega, President of AMQAC.

10

Pocas situaciones médicas pueden ser tan traumáticas y dolorosas como las quemaduras, no solamente para quien sufre el trágico episodio, también lo es para fa­ miliares, médicos y enfermeras que brindan la atención. El poder hacer algo para aliviar el dolor humano, en un paciente en estas condiciones, es también un acto de profunda humanidad y valentía. La Asociación Mexicana de Quemaduras AC tiene como objetivos la enseñanza acerca de todos los tópicos relacionados con las quemaduras, incluyendo la preven­ ción, tratamiento en agudo y de secuelas, así como de investigación y tratamiento de quemaduras a través de las campañas de cirugía extramuros, realizadas a lo largo de todo el país. Como un pequeño homenaje dedicado al heroico grupo de especialistas en el tratamiento de quemaduras, nos honra presentar esta entrevista con el Dr. Héctor César Durán Vega, Presidente de la AMQAC.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

¿Cómo surgió la Asociación? Nació desde 1973, cuando se reúnen varios médicos ex­ pertos en el manejo de quemaduras que se dieron cuenta de que no había un consenso ni el conocimiento adecuado para el manejo de quemaduras en México; por eso ellos decidieron que tenían que hacer algo al respecto. Estaba gente de Petróleos Mexicanos, del Departamento del DF, de la Secretaría de Salud y uno que otro del IMSS, y ellos se dieron cuenta de que hacía falta una aso­ ciación que diera los lineamientos en el tratamiento de quemaduras en el país. De hecho, en la Asociación están involucrados, o son miembros, los principales líderes de opinión sobre que­ maduras en el país; y tenemos contacto, no sólo a nivel nacional sino internacional, con los líderes de opinión de los distintos países; llevamos una relación bastante sana, académica y también de amistad. ¿Qué tanta capacidad tenemos los médicos en México para atender a este tipo de pacientes? Al igual que en cualquier otro país y que en cualquier otro ámbito de la medicina, se requiere de la especiali­ dad, aunque no existe de manera formal, se requiere ser un experto en el manejo de los pacientes, de manera que en México sí existen los médicos especialistas con la capacidad para atender al paciente quemado. De hecho esta aptitud no está reconocida solamente por la Asociación, sino también por organismos de médicos expertos y hospitales internacionales que reconocen la calidad del tratamiento de quemaduras en México. El problema es que a veces algunos médicos, aun con buena fe, pero que no tienen la experiencia necesaria para el manejo de quemaduras, quieren tratar a estos pacientes y ahí es cuando empiezan un poco los problemas. Pero de que existen médicos y lugares adecuados para tratar a los pacientes quemados, eso es cierto y reconocido. Incluso en Estados Unidos, cuando vemos que en ocasiones se llevan a pacientes quemados

a algunos centros hospitalarios, mucho responde más a intereses de alguna fundación o a intereses políticos o personales, que a una verdadera capacidad, porque aun los mismos médicos de estos hospitales de EU reconocen y nos han hecho mención, e incluso a los mismos pacien­ tes les preguntan por qué no los atendieron en México, si hay excelente capacidad. México tiene que desarrollarse en muchas áreas y en algunas ocasiones la infraestructura y los recursos sí son una necesidad; sin embargo, sí existen en nuestro país los lugares con los recursos adecuados, los centros de que­ maduras que tienen los tratamientos punta de lanza. ¿Ustedes reciben donativos o tienen algún patrocinio? Somos una asociación sin fines de lucro, no tenemos patrocinios. Lo único que nos mantiene son las cuotas de los socios que se reciben a través de los congresos anuales; no tenemos una potencia económica, la cual no estaría mal. Aunque no ha sido el objetivo de la Asoci­ ación, a veces, cuando yo veo que en nuestro país hay mucha gente sin dinero, que no tiene recursos, pienso que a la mejor ese sería el camino; tener una cantidad de recursos suficiente para que nosotros como asociación, pudiéramos brindar el apoyo a esta gente, creo que eso sería algo buenísimo, porque el manejo del paciente quemado es exageradamente caro y no existe un apoyo como tal. ¿Cuál es la estadística de pacientes quemados en México? Esto puede variar de año en año, en general hay un pro­ medio de alrededor de 120 mil pacientes quemados, que son reportados, porque en realidad creemos que puede estar ocurriendo el doble de quemaduras al año, ya que no se reportan todos los casos, a veces porque la grave­ dad no ha sido suficiente como para ser reportados, pero sí es un gran número.

11


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

¿Cuáles han sido los avances en el ámbito del tratamiento a pacientes quemados? Son muchísimos, de tal manera de que la Asociación se ve obligada hacer un congreso anual donde se hace una recapitulación de todos los avances y una sesión mensual donde vamos viendo muchos de ellos. En lo general, en el manejo analgésico hay muchos avances, por ejemplo, en el tratamiento del paciente quemado de manera repetida ya no se está optando tanto por la anestesia general en cada curación, porque sí es necesaria. Cada vez se observa que con la administración anestésica se pueden hacer bloqueos regionales, bloqueos locales, incluso con el uso de mascarilla laríngea, sedaciones y disociaciones, los cuales fueron un gran adelanto. Aparte del empleo de cada vez mejores analgésicos con narcóticos, que son más poderosos, manejados con dosis menores de nar­ cóticos, se está obteniendo una mucho mejor analgesia de la que se lograba antes con el uso exclusivo de un solo grupo de analgésicos, medicamentos que sabemos que fueron útiles durante mucho tiempo, pero que ya no son muy prácticos. En la administración de antibióticos, la idea es mane­ jar de manera muy básica a los pacientes quemados e ir aumentando la potencia antibiótica, en caso requeri­ do. No iniciar el manejo con antibióticos muy fuertes porque muchas veces no se requiere.

12

Año 7 - Vol. III • 2010

En donde se ha tenido mayor avance, sobre todo, es en el manejo de heridas, en el tratamiento de la que­ madura en sí, porque existe una nueva serie de apósitos o de coberturas cutáneas que lo que hacen es mejorar la cicatrización de la piel de una manera espectacular. Estos apósitos, que ya no son sintéticos sino biológicos y brindan células vivas a las zonas de quemadura, han sido un adelanto enorme –incluso liderado por empresas mexicanas– para la recuperación de estos pacientes. De tal manera que antes se tenía como regla que un paciente quemado se tenía que meter diario a curación y ahora las cosas han cambiado; la idea es que ahora un paciente quemado, que está incluso con quemaduras im­ portantes, ya no entra tan frecuentemente a quirófano, para permitir que ya no tenga un estado catabólico de inestabilidad, sino que se vaya recuperando; pero con la ayuda de estos apósitos incluso ya no es una necesidad, sino que se vuelve una opción, de tal manera que una persona con éste tipo de quemaduras puede entrar una o dos veces quizá a la semana, a veces hasta una vez a la semana y con una gran evolución, donde con el manejo de estos apósitos, incluso niños con quemaduras se­ rias de segundo grado, superficial a profundo, sólo se les tiene que hacer un manejo en quirófano y el resto puede realizarse como consulta externa. Con todo esto el do­ lor se ha reducido bastante, si pudiéramos cuantificarlo, sería alrededor de un 80%.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

13


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Autores: Dr. Carlos M Bueno Fernández Especialista de Cirugía Plástica. Hospital Clínica Pascual de Málaga, España Dr. José M Vergara Olivares Médico del 061 de Ceuta, España Dr. Andrés Buforn Galiana Adjunto del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario de Málaga, España Dra. Clara Rodríguez Serrano DUE Nefrología. Clínica Santa Elena de Málaga, España

Año 7 - Vol. III • 2010

Fisiopatología y valoración de las lesiones por quemaduras Physiopathology and valuation of burn-related lesions

T

ras una quemadura se produce en el orga­nismo una serie de mecanismos fisiológicos, condicio­ nados por un gasto metabólico elevado propor­

cional a la magnitud de la lesión, que conducen a un daño patológico. Alteración de la permeabilidad capilar La quemadura aumenta la permeabilidad capilar de la zona quemada y de las áreas vecinas. Hay un trastorno en la microcirculación con paso de líquidos, iones y proteínas del espacio intravascular al intersticial formán­

ABSTRACT As a result of a burn, the body produces a series of physiologic mechanisms conditioned by high metabolic output that is proportional to the magnitude of the lesion, thus leading to pathologic damage.

dose un edema, que se ve favorecido por la liberación de sustancias vasoactivas de la escara, quemadura y zonas adyacentes.

Alteration of capillary permeability A burn increases capillary permeability of the affected area and of surrounding areas. A disorder develops in the micro-circulation process with passage of liquids, ions and proteins from the intravascular space into the interstitial space with an ensuing edema that is affected by the release of vasoactive substances from the eschar, burn and adjacent areas. Evaporation Under normal conditions the body evaporates about 2.8% of water. In burns this rate becomes tenfold due to the loss of the dermoepidermic stratum. Quemadura 1er grado

14


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Evaporación En condiciones normales evaporamos el 2.8% de agua. En las quemaduras se multiplica por diez, debido a la pérdida del estrato dermoepidérmico.

a) Edema (por secuestro de plasma en el espacio intersticial) b) Aumento de la evaporación. 2. Factor depresor de la contractilidad: favorece la disminución del gasto cardiaco (GC).

Alteraciones sistémicas

3. Liberación de catecolaminas: ↑ RVP y postcarga.

A. Hematológicas:

4. Alteración de la perfusión tisular: hipoxia tisular.

1. Se produce una gran hemólisis: Un 20% de super­ ficie corporal quemada (SCQ) destruye 15% GR. 2. Hemoglobinemia + Hemoglobinuria (40-50 % SCQ). 3. Aumento de bilirrubina a 5-10 mg/dl. 4. Anemia resistente a tratamiento, no hemoterápico. B. Alteraciones de la coagulación:

D. Alteraciones renales: 1. Insuficiencia prerrenal con oliguria. E. Infección: 1. Contaminación endógena de la quemadura: Aproxi­madamente el 70-80% de la infección procede del mismo quemado: flora rectal, nasal,

1. Se produce una hipercoagulabilidad sin CID.

fondos de saco, folículos polisebáceos. Contami­

2. La actividad de la protrombina está normal o dis­

nación cruzada: 20-30%.

minuida. 3. ↑ Actividad plaquetaria: se traduce en la produc­ ción de microtrombos. 4. ↓ Antitrombina III (inhibidor coagulación): Trom­ bosis. C. Alteraciones cardiovasculares: 1. Hipovolemia con disminución del gasto cardiaco; además, se ve favorecido por:

Quemadura 2º superficial (dérmica)

2. Herida por quemadura: la escara es en sí el sus­ trato idóneo para la proliferación bacteriana. 3. Otros: venotomías, punciones, cateterismo, esca­ rotomías, apertura de síndromes compartimenta­ les. Todas ellas favorecen la infección. F. En pacientes con inmunodeficiencias: Síndrome de inmunodeficiencia adquirida postquemadura debido a: 1. Inhibición quimiotaxis y fagocitosis

Quemadura 2º profunda (dérmica)

15


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

Quemadura 3er grado profunda

Quemadura 2º (escaldadura)

2. Endotoxinas bacterianas

producida por la inhalación de vapor o de gases

3. Prostaglandinas

calientes.

4. Corticoides endógenos

• La infección (1ª causa de mortalidad).

5. Citoquinas

• Las arritmias cardíacas en pacientes quemados es­

6. Inmunocomplejos

tán producidas por hipovolemia, hipoxia, acidosis

7. Neuropépticos.

o hiperpotasemia y directamente por la quemadu­ ra eléctrica.

Entre las complicaciones probables de las quemaduras,

• La hipoalbuminemia e hipocalcemia.

exceptuando las lesiones ocasionadas por la acción di­ recta del calor, se encuentran: • Las secuelas sistémicas (por ejemplo, colapso cir­ culatorio hipovolémico, infección).

Anamnesis Las circunstancias, el mecanismo productor, la inhala­

• La alteración obstructiva y restrictiva. La lesión

ción de humos, el estar en un espacio abierto o cerrado,

térmica del tracto respiratorio inferior suele estar

la existencia de traumatismo asociado, etc., toda esa in­

Quemadura 2º profunda (dérmica)

16

Valoración de las lesiones

Quemadura 3er grado ó subdérmica superficial


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

17


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

formación sobre el suceso puede proceder de cualquie­

B) Como norma general, la quemadura se debe la­

ra que haya presenciado o intervenido en el rescate. La

var con cantidades abundantes de solución salina

a­namnesis debe incluir el uso habitual de medicamentos,

fisio­lógica o agua fría durante bastante tiempo y

la existencia de enfermedades previas (alergias, enferme­

des­bridar. Quitar cuidadosamente anillos, pulseras,

dad pulmonar, cardiaca o renal, diabetes) o alteraciones

cinturones y en general todo objeto o ropa ajustada

psiquiátricas (la quemadura puede ser por maltrato o in­

antes que la zona comience a inflamarse.

tento de suicidio) y los hábitos tóxicos (tabaco, alcohol y otras drogas).

C) Establecer una vía aérea adecuada y más si sos­ pechásemos de inhalación de humos y obstrucción, con especial cuidado con las quemaduras faciales,

Exploración física

pérdida de vello en ceja y nariz, ronquera o estri­

Se debe practicar una exploración física completa antes

dor, esputos carbonáceos y alteración del nivel de

que la quemadura madure (ya que los signos físicos son

conciencia.

más difíciles de interpretar entonces). Se debe calcular el

D) Reponer el líquido perdido por vía oral, en el caso

área de superficie corporal (ASC) en todos los pacientes.

de que tengamos una quemadura ↓ al 15%, el

Previo o posterior a los dos puntos anteriores y

paciente esté consciente y no existan patologías

según las circunstancias en las que nos encontremos

asociadas; o por vía endovenosa en el resto de los

(equipo médico que llega primero al lugar donde se

casos.

encuentra el pa­ciente, urgencia hospitalaria, médicos rurales, etc.) y también según las circunstancias del afectado y de la quemadura (leve o grave), actuaremos

naza vital. F) Proteger al paciente de una mayor contaminación

en conse­cu­en­­cia:

bacteriana. No romper las ampollas. Cubrir el área

A) Se actúa sobre el agente productor, deteniendo su

quemada con una compresa húmeda.

acción y/o apartando inmediatamente a la víctima

G) Establecer dos vías venosas, con al menos dos ca­

del agente. Se retira toda la ropa, exceptuando

téteres de grueso calibre utilizando, si es posible,

aquella que esté adherida a la piel. Tranquilizare­

zonas no quemadas.

mos al afectado, si está consciente.

Quemadura 3er grado superficial

18

E) Reconocer y tratar signos que supongan una ame­

H) Controlar la diuresis; en el caso de hidratación

Quemadura química


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Quemadura por radiodermitis

oral, se puede orinar en una botella, y en el caso de hidratación endovenosa, colocar una sonda de Foley. I) Administrar analgésicos en caso necesario para dis­ minuir el dolor. J) Si se localizan las quemaduras en cara o cuello co­ locar una almohada o cojín debajo de los hombros y controlar los signos vitales, cubrir las quemaduras de la cara con gasa estéril o tela limpia abriéndole agujeros para los ojos, nariz y boca. Aproximadamente, el 85% de los pacientes quema­ dos tienen quemaduras de pequeño tamaño y pue­

Quemadura química

Quemadura por cizallamiento

den tratarse de forma ambulatoria. Los pacientes con quemaduras más extensas y aquellos con que­ maduras profundas de pequeño tamaño en manos, cara, pies y perineo se deben hospitalizar. Esto se debe a que la posibilidad de infección en estas áreas puede provocar una alteración estética y funcional grave. Un paciente que recibe tratamiento ambula­ torio debe ser hospitalizado si la herida no va a cu­ rar espontáneamente en 3 semanas. También puede ser necesaria la hospitalización si se prevé un mal cumplimiento en el tratamiento, cambios de apósito e instrucciones médicas o si el paciente es menor de 2 años o mayor de 60.

Quemadura eléctrica

19


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

Cálculo de la superficie corporal quemada de Pulasky o regla de los 9

Características comunes de las quemaduras Causas

Profundidad Dolor

en grados

Líquidos

Aspecto Sugerencias de lectura

Intenso

Húmedo/Ampollas/

calientes

Color rosa

Exposición 2º y 3º

Mínimo

Húmedo/Rojo oscuro

Severo

Húmedo/Rojo oscuro

Mínimo

Seco/Blanco

Electricidad 3º

Intenso

Marrón claro/Blanco

prolongada Llama por Flash Contacto directo Químicas

2º hacia 3º

Severo

cetrino/Correoso Marrón/Correoso/ Blanco claro

Cualquier paciente quemado puede tener quemaduras con diversos grados de profundidad.

20

1. Vidal García Torres. Quemaduras. Tratamiento de urgencia. Quemaduras Tratamiento de Urgencia. 1993; 3:63-71. 2. Artigas-Nambrard R. Tratamiento local de la herida-quemadura según la etapa evolutiva. Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética. Felipe Coiffman 1994; 65:500-515. 3. JL Pereira Cunill, PP García Luna, T Gómez-Cia. Nutrición artificial en el quemado. Tratado de Nutrición Artificial II 1996; 31: 469-489. 4. Benaim F. Enfoque global del tratamiento de las quemaduras. Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética. Felipe Coiffman 1994; 63:443-496. 5. Benaim F. Tratamiento de urgencia en las quemaduras graves. Fanetti. Buenos Aires; 1962. 6. Sabinston DH. Quemaduras incluyendo lesiones por frío, químicas y eléctricas, en Tratado de Patología Quirúrgica de Davis Christofer 10 Ed. Interamericana 1997: 233-261. 7. Márquez- Flores, García-Torres, Cháves-Vinagre. Principios de urgencias, emergencias y cuidados críticos. Capítulo 9.8 .SAMIUC. Ed Alhulia.1999. 8. EPES – 061. Protocolos de urgencia y emergencia más frecuentes en el adulto. Capítulo 26, Diciembre 1999.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

21


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

Cuestionario

Autores: Dr. Carlos M Bueno Fernández Especialista de Cirugía Plástica. Hospital Clínica Pascual de Málaga, España Dr. José M Vergara Olivares Médico del 061 de Ceuta, España Dr. Andrés Buforn Galiana Adjunto del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario de Málaga, España Dra. Clara Rodríguez Serrano DUE Nefrología. Clínica Santa Elena de Málaga, España

E

stimado médico, le invitamos a resolver el siguien­ te cuestionario.

1. Todas estas circunstancias, menos una, deter­ minan la gravedad de una quemadura. Señale cuál: a.- afectación de regiones críticas b.- profundidad de la quemadura c.- sexo del paciente d.- extensión e.- enfermedades concomitantes del paciente 2.

¿Qué agente no es causa de quemadura? a.- fuego directo b.- lejía c.- cemento d.- radiaciones ionizantes e.- electricidad

3. Todas estos rasgos corresponden a una quemadura epidérmica, menos uno. Diga cuál:

22

Test

a.- aspecto enrojecido, eritematoso b.- forma ampollas característicamente c.- edema local y vasodilatación d.- se resuelve de forma espontánea en 4 o 5 días e.- es molesta e incómoda

4. Las siguientes características pertenecen a una que­ madura dérmica superficial, excepto una. Elija cuál: a.- es de tipo exudativo b.- pierde el folículo pilosebáceo c.- es dolorosa d.- se cura de 8 a 10 días e.- existe un despegamiento del cuerpo mucoso de Malpigio 5. Una quemadura dérmica profunda tiene todas es­ tas peculiaridades, con excepción de una. Señale: a.- no presenta ampollas b.- característicamente ya no es dolorosa c.- presenta pérdida de los folículos pilosebáceos d.- se cura en 10 o 15 días e.- es exudativa y rojiza


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

6. Todas estas características son particulares de una quemadura subdérmica superficial, pero una no. Indique cuál: a.- es muy dolorosa b.- existe destrucción de las terminaciones nerviosas c.- hay destrucción del estrato dermo-epidérmico d.- su apariencia es carbonácea e.- puede tener aspecto nacarado 7. Todos los incisos describen una quemadura dér­ mica profunda, con exclusión de uno. ¿Puede ad­ vertirlo? a.- es indolora b.- sobrepasa el estrato dermo-epidérmico c.- puede dañar el hueso d.- siempre necesitan tratamiento quirúrgico e.- es típica de las quemaduras por ácidos 8. Una de estas aseveraciones con respecto a la exten­ sión de una quemadura no es correcta: a.- es de utilidad la regla de los 9 de Pulanski b.- puede ser útil el cálculo de la extensión con la relación del 1% como la mano del médico c.- la extensión es diferente en niños que en adultos d.- los genitales corresponden al l % e.- la extensión se ha de calcular con el enfermo desnudo y tras el primer lavado 9. Un paciente varón que sufre una quemadura en espalda, brazo y pierna derechos tendrá una SCQ (superficie corporal quemada) de: a.- 36 % b.- 45 % c.- 18 % d.- 54 % e.- 60 % 10. Un paciente varón que se ha quemado la cabeza, cara anterior de brazo derecho y pierna derecha, tiene una SCQ de:

a.- 36 % b.- 45 % c.- 42 % d.- 54 % e.- 32 %

11. La SCQ de un paciente varón que ha sufrido una quemadura en cara y antebrazos es de: a.- 12 % b.- 14 % c.- 16 % d.- 18 % e.- 20 % 12. ¿Qué afirmación no es característica de las altera­ ciones hematológicas en el quemado? a.- gran hemólisis b.- hemoglobinemia sin hemoglobinuria c.- aumento de la bilirrubina d.- anemia resistente a tratamiento no hemote­ rápico e.- se evitará en lo posible la administración de he­ moderivados 13. ¿Qué afirmación no es característica de los cam­ bios de la coagulación en el quemado? a.- hipercoagulabilidad sin CID b.- la actividad de la protrombina puede estar normal c.- la actividad de la protrombina puede estar au­ mentada d.- aumento en la actividad plaquetaria e.- disminución de antitrombina III 14. ¿Cuál de estas afirmaciones no corresponde con los trastornos cardiovasculares en el quemado? a.- existe una disminución en el gasto cardíaco b.- hay hipoxia tisular c.- se da un gran aumento en la evaporización d.- se produce una disminución de la resistencia vascular periférica y de la postcarga

23


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

e.- hay un aumento de líquido en el espacio inters­ ticial 15. Señale la respuesta verdadera en relación al pacien­ te quemado: a.- existe insuficiencia renal por poliuria b.- la mayor parte de la contaminación en el que­ mado es cruzada c.- se produce un aumento en la quimiotaxis y en la fagocitosis d.- el tratamiento quirúrgico del quemado evita la infección e.- existe un aumento de corticoides endógenos 16. Respecto a la valoración inicial del paciente que­ mado, elija la respuesta correcta: a.- quemaduras en lugares cerrados son por defi­ nición más peligrosas b.- en quemados eléctricos lo primero será retirar al enfermo de la corriente c.- siempre se realizará una limpieza con agua fría d.- se romperán de forma cuidadosa todas las am­ pollas e.- se establecerá una vía venosa y una arterial para determinar la tensión de forma prioritaria 17. ¿Qué cantidad de fluidos administraría en las primeras 24 horas a un paciente de 60 kg de peso, quemado en un 30%? a.- 8.700 cc en total, ringer lactato alternando cada 500 cc con suero fisiológico b.- 7.200 cc de ringer lactato y 1.500 de dextrosa al 5 % c.- 7.200 cc en total, ringer lactato alternando cada 500 cc con suero fisiológico d.- 7.200 cc en total, ringer lactato alternando cada 500 cc con suero fisiológico y 1.500 cc de dex­ trosa al 5% e.- 8.700 cc en total de suero fisiológico alternando cada 500 cc con dextrosa al 5 %

24

Año 7 - Vol. III • 2010

18. Encuentre cuál de estas afirmaciones, en relación a la hidratación en el paciente quemado, es inco­rrecta: a.- la diuresis se mantendrá por encima de 40~50 ml/hora b.- la administración de coloides se iniciará en las terceras 8 horas c.- se debe monitorizar electrolitos, pH, hemato­ crito d.- la diuresis se medirá cada 8 horas para ajustar la hidratación e.- en caso de diuresis cortas utilizaremos diuré­ ticos tipo furosemida 19. Localice cuál de estas aseveraciones, en relación con el tratamiento de urgencia en el paciente que­ mado, no es correcta: a.- se pueden utilizar sedantes suaves b.- la analgesia será siempre que se pueda por vía intramuscular, evitando la oral c.- la oxigenoterapia puede ser útil incluso sin haber síndrome inhalatorio d.- se evitarán los antibióticos en los primeros días e.- el uso de sonda nasogástrica puede ser de uti­lidad 20. Diga cuál de estas oraciones no es acertada en rela­ ción con los quimioterápicos tópicos: a.- el sulfato de gentamicina tiene nula penetración en la escara b.- la povidona yodada favorece la proliferación de fibroblastos c.- la nitrofurazona produce fotosensibilización d.- la sulfadiazina argéntica es de elección en la mayoría de los casos e.- la sulfadiazina argéntica es activa frente a pseu­ domonas 21. ¿Cuál de los incisos no corresponde al tratamiento quirúrgico de las quemaduras? a.- la escarotomía es de urgencia en las quemaduras circunferenciales


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

b.- siempre se hará la escarotomía alcanzando el tejido celular subcutáneo c.- la escarectomía se debe realizar en los primeros 3 o 4 días d.- la cobertura de las quemaduras con injertos evita alteraciones estéticas y funcionales e.- la piel de cadáver puede ser de utilidad 22. En relación con las quemaduras eléctricas, señale la respuesta correcta: a.- es necesario el contacto directo con la fuente eléctrica para producir quemaduras de impor­ tancia b.- no siempre es necesario la hospitalización del enfermo c.- la diuresis se mantiene alrededor de 75-100 cc por hora d.- se producen arritmias cardiacas en caso de co­ rriente alterna e.- en caso de accidente por cables de alta tensión lo primero es retirar al paciente de la fuente de energía

b.- quemaduras de vías aéreas c.- quemaduras de los dedos de una mano d.- quemaduras de 2o grado con más del 10% de SCQ en menores de 50 años e.- quemaduras de 2o grado con más del 10% de SCQ en menores de 10 años 25. Todos estos son criterios pronósticos, menos uno. Diga cuál: a.- profundidad b.- extensión c.- edad d.- localización e.- origen de la quemadura

23. Indique la respuesta correcta en relación con las quemaduras químicas: a.- las quemaduras por ácidos no suelen ser doloro­ sas y por eso actúan durante más tiempo. b.- los ácidos producen mayor destrucción tisular que las bases c.- las bases producen menor daño inmediato que los ácidos d.- no se debe utilizar el agua en las quemaduras por fósforo ya que puede darse una reacción exotérmica e.- en las quemaduras por extravasación se utili­ zarán localmente compresas templadas 22C

21B

12B

11C

2C

1C

23C 13C 3B

24D 14D 4B

25E 15A 5B

16B 6A

Respuestas

17D 7E

18D 8B

19B 20B 9B

10E

24. Todas estas circunstancias, menos una, son razo­ nes de ingreso hospitalario. Señale cuál: a.- quemaduras de 3er grado con más del 5% de SCQ

25


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

Año 7 - Vol. III • 2010

Convocatoria de la Revista Dolor Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica La Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica convoca a todos los especialistas interesados en el tratamiento del dolor a enviar sus artículos bajo el esquema editorial que se detallará más adelante. Todo médico interesado en escribir puede hacernos llegar sus trabajos para su calificación editorial. Cabe resaltar que los temas publicados en esta revista tienen reconocimiento académico nacional; de igual forma, están al alcance de lectores latinoamericanos por medio del sitio electrónico www.latindex.unam.mx, y son difundidos a nivel mundial a través de www.intramed.net y www.imbiomed.com. La Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica ha establecido acuerdos de participación con publicaciones hermanas del Continente Americano y de Europa, por lo que los mejores artículos serán enviados a las revistas de dichas zonas geográficas con el objetivo de divulgar las experiencias clínicas nacionales en el extranjero. Desde luego, también aparecerán en esta publicación.

Normas para la publicación de artículos La Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica publicará artículos originales de investigación, casos clínicos, artículos de formación continua­da y revisiones bi­bliográficas. Todos los tra­ bajos serán revisados por el Comité de Redacción y sometidos a las modificaciones que estime oportunas. Su aceptación estará basada en la originalidad y validez del material presentado. Los textos no aprobados para su publicación serán devueltos al autor. Los trabajos deben ir acompañados de una carta firmada por todos los autores, expresando el deseo de su publicación y haciendo constar sus nombres, apellidos y la dirección completa del primer firmante.

26

Asimismo, se incluirá un párrafo en el que los autores manifiesten que su texto no ha sido publicado total o parcialmente en otra revista. A continuación se men­ cionan algunas especificaciones que debe cumplir el artículo a publicar: • La extensión del artículo será de seis cuartillas (en Word, con letra Arial número 12 e interlinea­do sencillo) más bibliografía y, en su caso, más tablas, fotos y/o figuras. • Los trabajos deben entregarse por correo electrónico a la dirección revistadedolor@gmail.com con copia a dr.erosaglez@gmail.com.


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

27


Revista Dolor, Foro Nacional de Investigación y Clínica Médica

• En la primera página del trabajo debe aparecer el título completo del artículo, el nombre y apelli­dos del autor (o autores), su especialidad (si la tienen), su cargo y su centro de trabajo, así como su direc­ ción completa, e-mail y teléfono. • Debajo del resumen deberá in­cluirse una versión en inglés (Abstract) y las palabras clave. • El artículo debe estar escrito en mayúsculas y minús­ culas (nunca en mayúsculas solamente). • Cuando se trate de un estudio clínico, la primera parte deberá contener un breve resumen que incluya los apartados: introducción, pacientes y métodos, resultados, conclusiones y palabras clave. • Los trabajos deben entregarse completos y foliados desde la primera hasta la última página. • Los párrafos serán americanos o modernos, es decir, sin sangrías y dejando una línea en blanco entre cada uno de ellos. • Si se incluyen tablas, cuadros, figuras o fotos, es necesario escribir un breve título (pie) en la parte inferior y numerarlas. Se debe citar cada tabla, figura o fotografía en el texto en un orden consecutivo. Las abreviaturas deben acompañarse de una nota aclaratoria al pie de la tabla. Si una figura o tabla ya hubiera sido publicada, se debe hacer referencia a la fuente de procedencia. • En caso de que los cuadros, gráficas, fotos o cualquier material anexo se encuentre reunido al final del texto, deberá estar ordenado y con las indicaciones precisas de dónde debe entrar en el cuerpo del texto. • Los cuadros y todo aquel documento citado textual­ mente deben ir con la referencia bibliográfica y con el permiso respectivo de los derechos de autor o, en su caso, deberán modificarse con la frase “Tomado del original... ” (texto y/o cuadro modificado). • En caso de que se empleen abreviaturas, se debe anotar su significado entre paréntesis.

Año 7 - Vol. III • 2010

• Si menciona algún medicamento, sólo debe precisar su nombre genérico. La posología y adminis­tración deben estar fundamentadas; en caso de que no lo estén, debe anotar en qué basa su experiencia. • Las fotos incluidas en el artículo deberán tener una resolución de 300 dpi, en formato jpg y con una medida mínima de 15 cm de ancho (no enviar originales de dibujos o radiografías, sino copias fotográ­ficas). • Las referencias bibliográficas deben anotarse en el cuerpo del texto (indicadas en superíndice, en números arábigos consecutivos) y deben escribirse completas al final del texto. No utilizar más de veinte citas bibliográficas. La bibliografía debe anotarse según el estilo Vancouver. Ejemplos: Si se consultó gran parte de un libro: Healey PM, Jacobson EJ. Co­mmon medical diagnoses: an ­a lgorithmic approach. Second edition. Saunders ­Company, ­Philadelphia, 1994. Si se trata de capítulos de libros: Tisi GM, ­Braunwald E. Tos y hemoptisis. En: Braunwald E, Issebalcher KJ, Fauci AS. Harrison: Principios de Medicina Interna. Interamericana McGraw-Hill México, 1989, pp. 172-175. Si se consultó un artículo: Langenberg AG, Burke LR, Adair SF, Sekulovich R, Tigges M, Dekker CL, et al. A recombinant glycoprotein vaccine for herpes simples type 2: safety an efficacy. Ann intern Med 1995; 122 (12):889-898 (mismo caso en las consultas por Internet). • Los artículos deberán acompañarse de su respectiva carta de transfe­rencia de derechos de autor y la hoja de datos personales de los autores.

Estimado médico, cualquier duda,comentario o sugerencia sobre esta publicación envíela al correo electrónico: revistadedolor@gmail.com Visítenos en Internet en los sitios: www.imbiomed.com • www.intramed.net • www.latindex.unam.mx

28


revista-quemaduras  

Asociación Mexicana de Quemaduras AC. More than 35 years at the vanguard relieving human suffering Soluciones de superoxidación y su evoluci...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you