__MAIN_TEXT__

Page 37

per la personalidad de la plaza de las Nacions sense Estat de Tàrrega, en un espectáculo vibrante de parkour en que lograron conectar con el público, arrastrarlo a su espacio y hacer que la dureza del cemento pareciera un blando colchón.

La ternura de Claire Ducreux De la rudeza de estos jóvenes a la ternura de Claire Ducreux, una artista que supo sacar todas las emociones y lo mejor del público en uno de los espectáculos de calle más tiernos de los últimos tiempos en que potenció la solidaridad y las ansias de libertad. Con muy poco hizo mucho. El nuevo número de esta talentosa artista, que se llama La sonrisa del Los jóvenes de Galizian Urban Project (GUP) en la plaza de las Nacions sense Estat. Foto: Marcel Barrera. Marina Montserrat y Ferriol Barbena, de la compañía Vola qui Vol, presentaron el nuevo espectáculo ‘Salsa!’ en Tàrrega. Foto: Joan Guasch.

ya que su número se hizo con las luces más propias de una discoteca que las luces blancas que requería su actuación. Y es que el cabaret de circo Subtopia tuvo bastante mala suerte.

El cabaret de la mala suerte La primera función comenzó cargada de energía con una clase de fitness airosa y delirante de la mano de Ruby Rose, que permitió mover las caderas. Sin embargo, el cabaret fue de más a menos y terminó suspendiéndose debido a un fallo generalizado en el cuadro de luces durante la actuación de la compañía La Meute en el columpio coreano. Al día siguiente tampoco se pudo hacer a causa de otro infortunio, la lluvia; y el tercer y último día se adelantó la actuación respecto al horario oficial, cosa que molestó a algunos programadores. Todo estaba a punto para tres grandes veladas, con una plataforma circular elevada que rodeaba toda la plaza de los Àlbers, creada para la ocasión por el coreógrafo Jordi Queral, pero no pudo ser y el experimento no triunfó como era de esperar. Más allá de este combinado, la feria brindó la oportunidad de ver en el espacio ADGAE el espectáculo de Chimichurri, un trío de artistas (Marina Benites, Guillermo Hunter y Rafael Dante) que fundaron el grupo en el año 2000 y que en el montaje Rollito de primavera ejecutaron ejercicios básicos de muchas disciplinas de circo (rola-rola, báscula, malabarismo y contorsión) en un montaje fresco, trabajado y muy variado.

La compañía catalana Vola qui Vol (Marina Montserrat y Ferriol Barbena), nacida en un curso de trapecio en el Centro Social Okupat La Fibra de la ciudad de Mataró, presentó un nuevo espectáculo cómico que bajo el nombre de Salsa! giraba en torno a dos bailarines torpes y extravagantes que intentaban coordinarse para hacer ejercicios de cuadrante aéreo. Por su parte, los nueve jóvenes del Galizian Urban Project (GUP), con piruetas en el suelo y saltos al estilo del agente secreto Jason Bourne, intentaron rom-

náufrago, estaba inspirado en la escultura El náufrago de Eduardo Cuadrado y evocó el cine mudo de principios del siglo XX. La Corcoles (Mariona Moya), con su personaje misterioso de una intensa mirada que gravitaba por el escenario, logró entusiasmar a los programadores que asistieron a una de las funciones programadas en el espacio La Maleta. La sala estaba casi vacía, pero el magnetismo de esta chica embrujó tanto a los programadores que pocas horas después ya tenía un buen número de actuaciones apalabradas. Objetivo cumplido, pues. ZIRKÓLIKA 37

ZIRKÓLIKA #34 otoño 2012  

REVISTA DEL CIRCO Y LAS ARTES CIRCENSES

ZIRKÓLIKA #34 otoño 2012  

REVISTA DEL CIRCO Y LAS ARTES CIRCENSES

Profile for zirkolika
Advertisement