Page 1


NOVÍSIMA POESÍA FEMENINA de TACNA

“mis palabras exigen silencio...”


“Novísima poesía femenina de Tacna” Primera edición: noviembre 2013 Wilmer Kutipa Luque Edición, diseño y corrección: El Laykha / Editorial KOREKHENKE E-mail: skepsis_21@hotmail.com Tacna - Perú En la portada, de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo: Yesebell Sechar, Marcela Oversluijs, Luz Luque, Vania Zúñiga, Marianna Espezúa y Diana Carolina. El contenido de esta publicación puede reproducirse por todos los medios posibles, siempre que sean citados: autor, editorial y el contexto de origen.


LA MIRADA AJENA Creo firmemente que la poesía es conocimiento, en cuyo seno el tráfico creativo busca una epifanía a través de la palabra. Es una singularidad, un órgano vivo que pretende demostrar, como se da en este caso, diferentes estilos y miradas que se suman no sólo a una propuesta estilística sino también ideológica que admite visitar el mundo desde distintos ojos y con diferentes sensaciones lectoras. No hay poesía sin incertidumbre y esta idea exige el arriesgarse a la apuesta por este tipo de discurso conversacional-modal donde, a partir de un criterio, se escoge un grupo de poetas para crear una antología que refleje una tradición cultural que se reformula mediante este tipo de proyectos que ponen de manifiesto expresiones artísticas invisibilizadas como es el caso de estas escritoras de Tacna. Este es un nuevo espacio donde la palabra es un acontecimiento y las poetas se contrastan con la luz y la sombra, con las voces generadas y los lugares en común de sus propias ficciones. Toda antología es arbitraria, de modo que ésta aparece con un espíritu distinto donde el criterio de selección se basa en el género y la generación. Este criterio permite incurrir en campos más abiertos en cuestiones ideológicas y de estilo, respetando la intención primera, que es la de rescatar la labor literaria de poetas mujeres jóvenes. Creo es importante mencionar el hecho de que las seis poetas antologadas no nacieron antes de 1990 y que muchas de ellas presentan textos inéditos no habiendo publicado un libro formal; y es gracias al trabajo de la Editorial Korekhenke que se pudo ir conociendo algunas de las frecuencias incluidas en este libro, quienes estuvieron presentes en recitales y en números de la revista literaria “Letrasértica”, siendo ahora unidas en un solo cuerpo. Este texto es la reunión de nuevas tendencias poéticas que tienen una fuerte carga femenina, no necesariamente por el


género de las autoras sino por las voces que se erigen y se complementan subjetivamente. En cada autora podemos observar cómo los poemas recorren mundos internos, pesadillas, aspectos sociales, amores y cuerpos cargados de femineidad, siendo algunos temas de carácter recurrente en poesía hecha por mujeres pero que, considero, al poseer una fuerte carga simbólica puede resultar refrescante en una y muchas lecturas. La tradición literario-poética femenina peruana necesita de este tipo de trabajos que recopilen el quehacer de aquellas voces que escriben y permanecen en los estadios de sus propias ciudades. Este epítome erige un espacio a este grito cuya intención primera es dar a conocer nuevas poéticas nacidas en territorios a los que, casi siempre, pocos voltean a ver. Invito a todos a recorrer estas páginas poeta por poeta, pues las tan diversas propuestas se digieren mejor cuando la visión se da por grupo de textos de cada escritora, haciendo la valoración del texto una experiencia única en cada momento de las seis muestras que se respiran en estas páginas que configuran una mirada valiosa y renovadora de la naciente poesía femenina en Tacna. Es, por último, esta totalidad un universo que se abre como un escenario a la desnudez de nuevas poiesis y a la construcción de revelaciones en las distintas pupilas que contemplan este mundo a través de la ficción que sucede también en la poesía. Maru Delgado Arequipa, noviembre 2013


NOVÍSIMA POESÍA FEMENINA de TACNA


“mis palabras exigen silencio...� Alejandra Pizarnik


YESEBELL SECHAR VELAZCO


Yesebell Sechar Velazco (Tacna, 1993). Estudia Psicología. Aficionada a la astrología, a la música y al psicoanálisis. Ha sido antologada en “Poéticas del desierto: Estos tres de Tacna” (Edit. Korekhenke, 2012) y en la muestra de poesía latinoamericana “Tea Party II” (Cinosargo Ediciones/La Liga de la Justicia Ediciones, 2013). Colabora en la revista literaria LETRASÉRTICA. Actualmente viene preparando su primer poemario.


RITO DEL ESPEJO Y DE REPENTE UN HOMBRE RONDA MI CUARTO Cuando la noche caiga sobre sus párpados y el humo bastón que coge tus pasos hacia una misma soledad oiré tu voz en esta casa, mi casa. Habré de soportar estas risas como alguna vez fueron conmigo, sé que iras en la contra dirección de mis trece, ahora tengo veinte, no uso el listón de mamá, dejé de pasarme el peine , dejé la ropa ajustada, el maquillaje excesivo, la foxy bonita que todos deseaban, y por último, foxy, agarré una tijera, arranqué mi cabellera como quien baja su bragueta a la puta por una vida mejor. Y aquí estoy yo en este cuarto alimentando gusanos con tu música carnívora para volverme mariposa, para quitarme la esposas y exprimir la última realidad. Ya estás algo cansada, son las 2:39 am pero los ojos seguirán mirando, miro cómo danza tu muerte músicalevantacuervos y no diré nada. Te daré mi martillo si decides por vergüenza dejar el telón, ahora bien, sabes que el teatro es quitarse la máscara pero me juzgarás por el color de mis abrigos, por esta coraza, pequeñas aletas que conservan mi ontología, 6:55 am parto en mil este espejo, sangre sublime de mis manos como el loto y en retro el sentimiento aún dirige su energía hacia la observación, ya estás algo cansada pero los ojos seguirán mirando, 10


te dirán Juana la loca la hostil y las piedras que caen de la mano de otros mundos irán contra ti.

MATAR 8 DE FEBRERO REPETICIÓN DEL ACTO Muerte esquiva y silenciosa lo sé soy enferma loca y volátil estúpida y caliente pisco sour sin Perú gallina sin patas corazón de Maipú me desbordo y me abordo a otro viaje sin tour donde haya nada donde no existas tú te mato y no tengo miedo y me arrebato y luego regreso el idioma ileso me mantiene preso homicida gato macho impreso impide otro sexo caníbal de tu cuerpo convexo ritual de templo me voy con lágrimas y esta vez ya no hay barco en el retrógrado Perséfone baila en el prado y a su melodía se mece el hombre en el medio cielo elevando una música levanta cuervos devorados rezamos vomitados la llaga del poeta en su camino callejero que se enamora del amor que no le importa si tienes cara de televisor y fumado ante la absurda miseria de la preexistencia se vuelve estrofa anónima de una trova repetida.

11


AHORA LA NIÑA TUVO MIEDO / ROTA SU PRIMER PENSAMIENTO: FÁBRICAS DE ABISMOS Hagamos la guerra al a m o r Citaremos el primer epígrafe a este silencio Fin del poema ojos que traspasan la fotografía en la edad primitiva del ser humano como si fuera pedazo de un árbol taladrado sólo VALÍA y PROFECÍA no valkiria no tu hombre No No te ves en el reflejo de las vitrinas de un mercado te ves ¼ de carne un pedazo de grasa y mucha sal sal sal 2 cucharadas de ayuda sólo para el sabor de sentirte cósmico pero eres inhumano desnaturalizado despedazado bombardeado de mirar ausencias de sentir presencias Ahora la niña tuvo miedo quiere salir de su comunicación rota su primer pensamiento Fábricas de abismos: El Yo. 12


MIENTRAS QUE JÚPITER, NEPTUNO, URANO, PLUTÓN, A MI PRÓJIMO Hay días en que cambio el llanto por tu sonrisa de bisturí que doy un giro de ciento ochenta grados y creo en ti que desnudo como yo eres el sol hacia el horizonte también sé que eres música y tempestad que ante todo como hombre te atoras en el vacío por tus narices 13


también caen las penas en órbitas como lluvias transfigurando los rostros pero es en mi pecho cuando vuelas que doy cálculo que fuiste el mismo niño con quien jugaba antes de hacerme horrible y grande.

Y´s en huelga Decadencia de ser las palabras H U M A N O mamá durmiendo Sus sonidos enfermos inspiran la elocuencia 14


Esta madrugada.. los pájaros mataron la lluvia y un mostro gigante orina mi cabeza Y Sigue durmiendo Y sigue soñando Y yo sigo a su lado Y 's que se sublevaron Y´s intrapersonales que circulan las cafeteras hablando, seduciendo las tazas del acecho Y putas a la economía con osos púrpuras Violadores y elefantes Zapatos y pensamientos Luna de caos de sesos volando orgasmos ultrajados Y´s de nunca encajar Que se aletean que se aletean Estoy patriarca demencia buscando letras que me definan Humano Mamá no duermas 15


OBSERVACIÓN TOPOGRÁFICA DEL APARATO PSÍQUICO EN LOS AUTOBUSES ASTROLÓGICOS A las putas, que también saben amar. Sucede del silencio el caos enervado de ausencia, pero eso no importa porque detrás de un universo se desplazarán las cortinas del teatro más grande del mundo, y es que sucede que siempre que llega ella se ha ocultado el sol y la noche termina en un cigarro ¡pare! Ocurre que no ocurre que todo lo escribido no sea Yo si no Ella. Pero ella tenía la capacidad de ver al sol con su fulgurante retina desplazándose de Yo, yo que de sol tengo un sol o dos cincuenta para que en la micro me den treinta y me salga de competencia hacia la ramera composición de paso en paso encontrando el equilibrio perfecto de los pies que se dirigen a una psicología más manoseada que las perras de mis amigas. Yo siento ganas de entregar mi vagina o fornicar a unas caladas y hacer el amor como dicen aquellos hombres trascendentales que no huelen ni el repudiable olor de la dental de sus víctimas, unos cuestan 2 Lt. de algo que se asemeja al vino, otras se venden a la cena del restaurante más lujoso de esta ciudad, lo siento, los transeúntes quieren montar el caballo de oro y no son felices, en estos autobuses no se me ocurre algo más ingenioso. Ella, en cambio sale a cuenta, en la 14 se dirige a marte, le debes 10 soles de aquella noche del asqueroso hospedaje y ella te dice quieres? con su mirada desvalida casi inválida, con la rectitud de una S es capaz de seducir a uno de dos tristes huesos buscan16


do pan para ser carne, guardando en su frágil memoria algunos de aquellos que se la penetraron junto a sus listones de seda. Ella que parece mujer pero ya es niña sus redondeantes tetas delatan dilatan como luna llena y harán nuevamente una antítesis con su inocencia.

TUS RESIDUOS EN UNA BOLSA DE BASURA QUE EL MENDIGO RECOGE CUANDO TIENE HAMBRE Nada desproporcional

ni la predisposición para constantemente herirnos ni los soliloquios de tus anarquías mentales desplazamientos Hagamos el equilibrio Miento Ahora usas el pensamiento así lo prefieres por la libertad que tiene este versoracionalizado Es claro entender por lógica superlativa aún creo que estás poseído a la mitad de tu cuerpo? Si al administrador también le falla la estadística de miedos por recibos de honorario Moreno: Para que no tengas desasosiego el amor suele estar AUTOMATISACRIFICADO efecto-causa Yo por mi lado irreal sin desemparejar de lo hecho lo pensado 17


para mí el fuego suele ser vicio suele ser agua suele significar que estoy jugando significa que soy niña y que sigo tirando en tus labios mis 20 años. VALOR NUMÉRICO DE Y Si quieres resolver esta ecuación

Principios: recuerda que no soy matemático Ni tú el número 3 en potencia activa Y = Así que no me pidas ser linda mira: Posibilidad Y. 1 = Yo soy ardor Área del círculo existencia abstracta Quiero amante esta noche tus egos en el bolsillo que elevándolo: decida olerme Entonces mata a tu madre mientras yo no me caso con mi padre que podría ser otra posibilidad Ven a la dirección de amarte como hombre Aniquilemos la circunferencia a la respuesta a puro instinto Sin que nuestra libertad sea un delito X si te apareces como Beta no dudaré en dispararte Valor: A ninguno de los dos nos conviene la prisión si nos incriminamos a caminar juntos. 18


LA MUERTE HACE AULLIDOS DE SOLEDAD Ciudad que sube a temperaturas obsesivas de matarasesinar como un cuerpo en batalla del infierno que no se pinta las uñas, debajo de los puentes la fuga transpira el ensueño primitivo y en medio de un tráfico peatonal del vacío donde los rostros emergen los pies amortiguan cerebros de mi llanto o de la boca existencial. He visto a los colores en los hospitales tratando de volar pero mis ojos fusilan las piernas de la miseria Es el fantasma ¡de ruidos relojes que inducen cuchillos, de ruidos relojes que exigen cuchillos! de silencios musicales desagües con patas / desiertos sin piernas zapatos con alma / bosques sin pulmones nidos huevos larvas El diente de lágrima fecunda la noche La muerte hace aullidos de soledad, gimen las sirenas promesas de perros a la Luna 19


MARCELA OVERSLUIJS ALVARADO


Marcela Oversluijs Alvarado (Iquitos, 1990). Radica en Tacna. Estudia Biología en la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann. Ha publicado sus primeros poemas en la revista LETRASÉRTICA. También dibuja y actualmente realiza cortometrajes.


RELIGIÓN BAJO ESCALERAS El libre albedrío supuesto, dogmático, brutal y nefasto, el glorioso paradigma de moléculas sagradas, de eminentes santos que a saltos y en sentido curvo van formando una vertiente de río existencial que penetra en el barro profundo, entre partículas de diminutas criaturas vestidas de humanos, seres móviles que intentan tomar aire en vez de agua; en instantes colgados de una fuerza silenciosa, en instantes de insípida esencia; noctámbulos se abren al mundo de sonidos alternos, bipolares, de óvulos sucios, plagados de elemento macho, prototipo salvaje, de existencia pseudo-magna, perteneciente al margen del paradigma, a la sabiduría del no saber y creer que se sabe, dependientes de imposición, de posturas rígidas, de columnas vertebrales que caerán petrificadas en el tiempo, impactando en las palabras con aliento añejo. * No me preguntes cómo pasa el tiempo, un día volverá la prehistoria y con ella, el desierto de su boca seca, y en él, yo en un oasis de perdición, y en él, yo mujer.

Transparencia minúscula / Blindaje portátil Con el himen roto aún se puede vivir, aún si lo atravesara un accidente ferroviario; por encima del valle los espíritus ágiles purifican el aire. Con el himen roto aún se puede vivir, y con voces abstractas que saturan los espacios límpidos de mi cuerpo en ayunas, y con mis anticuerpos convertidos en amor de pura leche de madre a cría, contra tú YO de escala geriátrica. 22


Frío – calor / Calor – frío / Glaciación / Calentamiento global Yo sólo quiero verdor, y un anillo de cocos protectores, mi pensamiento enmarañado penetra mi propio instinto, atenta contra mi voluntad y riqueza corporal, ¿qué riqueza corporal? un resguardo de línea recta en el tejido de mi piel, ¿para favorecer a quién? a pensamientos mundanos, muertos, necrotizantes. Contrariedad, basura extrema. La flacidez de mi instinto me agobia, quiero ser más animal que hombre. MACHO NO TE OFENDAS

DESPERSONALIZACIÓN Atardece temprano desde el altar mayor // La ira me señala el camino // El silencio era tan grande que se oía rebosar // Lúgubre antojo perdido en carnes negras, esas carnes que me excitan // Arrodillada en su ritmo sonoro, mi latir en los oídos dejaba a puertas abiertas mi cuerpo y sus miserias. Hubo otro ruido. Voraz es el hambre en mis huesos, incesantes latidos por segundo // Mientras mis ojos se hacían pequeños, rozaban el suelo. Cuerpos cayendo pesadamente entre las rocas, así me extingo en ecos. En ecos que no recuerdo. 23


LA CRUDA AUSENCIA DEL CALOR Bajaba mirando al cielo, al oscuro infinito, a tus brazos semiáridos – semidulces. La energía desvanecida intentando huir de su prisión conseguirá fracturar mi piel, sin escayola que lo repare // Mis poros no aguantarán tanta presión // La marchitez instantánea adormecerá aun cuando mis latidos intenten no cesar // La bomba en mi pecho explotará, desesperadamente intentaré no palidecer // El sendero de la vida hacia la muerte quedará al descubierto. Transparente me percibirás. Me alejo // Corres detrás // Amiga de la gravedad, detenme // La vida pesa poco cuando va muriendo. Inevitablemente mi cuerpo comprendió con el tuyo que el frío es el abandono del calor. Me pienso, me veo, me siento, me voy como los corderos.

VÉRTICE El lado claro de este cuerpo lo hallarás en la luz de sus venas, el amor rebasa el límite, en este cuerpo ya no entra más, ya no el amor, esto es lo que hay, no amor, miel que no caducará. 24


CUADRATURA Flirteaba con el frío de la tarde, tomaba su calor cesante, me abrigaba con su aliento entre mis manos. ¿Por qué llegaste mi noche espía? Antes y después de la oscuridad, me viste y ya no, te escondes, muerdes el ruido, escupes al techo, te mojas los párpados, me vuelves a ver, suplicas y callas, piensas, me escribes, susurras, me tiñes, me gozas. Me crees otra, te excita, me coges como a otra y vuelves a morder el ruido (Todo en tu mente). Frente al espejo, te sonríes, tu nariz y boca intentan no soplar. El viento puede manipular un mes y convertirlo en años, lo sabes, porque manipuló tu pensamiento y en alcohol se convirtió. Me viste, no fue un hola, fue una penetración de tu beso en mi pseudomejilla. Mi recta intersecada con la tuya, tu dulce agonía del gozo sin mi placer. El frío se cobija en mi solitaria piel, me compadece. Duermo con luz presente en mi oscuro cartucho negro, con la fractura de mi momento. Me oíste decir basta y no paraste, tus ojos lujuriosos hipnotizaron al cristo de la cruz y bajó para ensalzarme, me aceitaste la piel, y vomitaste en mi sexo. 25


El tibio aliento del frío en mis manos, el himen de mis poros no lo agradece, No me viste, no te detuviste, a través del metal me experimentaste, desvirgaste mi piel, dejándola sangrante y sin ruido. NO. No es poesía, es tu cerebro enmarañado. No es amor, es un semáforo en rojo. No es sangre, son aguas servidas. No es frío, son mis células muertas. El peso de tus hombros hace transcurrir mi sangre casi coagulada perdiendo su color, la cuelas y brindas por la nada de mi cuerpo, esclavo de ti y de tu sexo. Si te gustó lo que leíste, te jodiste, espera a dejar de rotar. Tu mundo es un trozo de carne mordido por un pitbull. Tu mundo es tu profe paseando a su perro. Tu mundo es un vaso incrustado en una palmera. Tu mundo es una puerta oxidada. Tu mundo es una bragueta abierta. Tu mundo es delivery. Tu mundo es una consulta interna, lavandería flash, un semáforo en ámbar. Tu mundo es una trampa de luz, tu miedo hecho realidad. Un cuaderno cuadriculado, y tú un puto cuadrado. 26


ROMANTICISMO INDUCIDO A TRAVÉS DEL PATRIARCADO Observó por primera vez su rostro y esa vez primera le dio asco, se descubrió en aspecto humano ante la terrible criatura que gestaban sus ojos, y odió a todos; en el espacio de su voz infante no sabía si retrocedería y extendió los brazos, la negra luna, la densa niebla, el clima era perfecto para asesinas intenciones, el lienzo estaba listo, todo se asomaba como firma de pintor, la bestia de fragancia etérea sublimó su rostro oscilante, en sus sombras se imprimían idas y venidas de jadeantes ojos, vaivén mecedor con cadena entre sus piernas, ella no podía ir más lejos, los vio un par de veces más, y así aprendió a amar su violentado cuerpo.

LUCES DE NEÓN SOBRE PUTAS BARATAS Por cien en una esquina te regalan un viaje interplanetario. Con el sudor de tu miembro alimentas las bragas de la zona verde, sigues tus niveles, cambias de carril, te metes en un túnel escapando de ti, adentrándote en ella. Con tus bolas juega al billar, a ti te gusta, se enjuga la boca, aprieta los dientes y a ti te gusta. Te muerde, devora, traga, alimentas más que su sistema y lo disfrutas. Te gusta, le gusta, te ensordeces para callar esa voz, tu voz, su voz, sus cuerdas vocales las sientes, adentro, al fondo, grita… te viertes. 27


LUZ LUQUE BÁRCENA


Luz Luque Bárcena (Tacna, 1991). Estudia Psicología en la Universidad Privada de Tacna. Pertenece al comité editorial de la revista LETRASÉRTICA, en la que ha publicado poemas desde el año 2011. Tiene una plaqueta titulada “Delirios condenados”. Es viajera incansable. Muy pronto publicará su primer poemario.


En el país del eros parte I Quebrar las emociones dejar latir el corazón Carecer de espasmos y de llantos Trasfigurar las luces Cobrar venganza a los mares incrustados en el pecho Mutilar las glándulas lacrimales Y solamente quedarse con arterias…

DIOS NOS ORINA EN CADA LLUVIA INVERNAL He comprimido tu imagen y la he guardado en aquel agujero negro que es mi alma. Porque los amaneceres no son los mismos y los gallos se atoran en sus cantos. Dios nos orina en cada lluvia invernal y una niebla caótica nos hace ver qué grises son nuestros pasos…

30


En el país del eros parte II Las fosas nasales ardiendo y tú te escabulles en melodramas congénitos Imitas gritos universales (orgasmos musicales entre las sienes) ¡comienzaaaa! La extirpación de penumbras Undostres mil meteoritos C A E N sobre el jardín de los S S E

MELODÍA VISCERAL Hambre abandona abandona los latidos las náuseas y los llantos Abandona cada paso de angustia y sueños ficticios Abandona la armoniosa melodía de las tripas Cuerpo abandona abandona al deseo abandona tu último aliento... 31

S O


ATUM RA Te he visto tocarte el escroto mientras me mirabas con tus ojos de amor Te he visto copular con las flores/ba単arte en desag端es/caminar en galaxias/ incendiar arenas (entre madrugadas infinitas) Te he visto defecar astros/secuestrar a neonatos/embriagar sirenas (sincretismo de calamidades) AHORA COMPRAS UN PASAJE AL INCONSCIENTE

UN VERSO INGENUO ESCAPA DE LA FRIGIDEZ DEL POEMA Mis manos en ataduras (cataclismos de ensue単os) infiernos desolados contraste de signos desnudos Todo persigue al VERSO desata esas l叩grimas camina hacia el destello Abriga ilusiones crea un nuevo salto nocturno y arguye las mar-eas... 32


ESCATOLOGÍA DEL MIEDO Estos cuerpos infectados no cubren la remembranza de las avenidas sólo pido que me dejes ir ahogar este llanto infértil porque la cabeza estalla como tu verbo ahora que escribo AL revés como cuando era niña y me dejabas en esa clínica donde sólo me rodeaban fantasmas carnívoros y el bien y el mal gemían ¡Ahora! LLEGÓ LA HORA DE FUSILAR LOS ASTROS JUNIO Soy la niña encaminada al desierto de tu boca… obligada a recordar cada noche el oscilar de tu silueta. Obligada… a mantener mis manos asfixiando mis ojos… No me dijiste qué día era hoy, 33


sólo me golpeaste con tus palabras como cada mañana… Cuando las agujas del reloj escarben mi memoria, te irás y regresarás como el superman barato de una novela chicha… disfrazando tu querer con viejos argumentos abortados por tu pasado…

LA TIERRA DESECHA NUESTROS CUERPOS I Enfrascar tu silueta con brazos agónicos enmudecer el tiempo y seguir registrando los latidos… II Porque los muertos del recuerdo no resucitarán hoy resucitarán el día en que las hojas ya no registren tu ausencia 34


III Dibujaré de nuevo como cada madrugada tu cuerpo con palabras Dibujaré y el ave de pocas plumas buscará la carne amarga carne rancia como el recuerdo de nuestros ancestros como el recuerdo de aquel invierno (áspero) cuando la tierra nos exilió al precipicio y no supo más qué hacer con nuestros cuerpos porque hasta el vacío nos rechazaba porque hasta la infertilidad de las nubes no nos podía cobijar….

VERSO NÁUFRAGO (La decadencia de las flores) Los martes más largos estiran los tranvías con VECINAS GALAXIAS casi igual como corren en verano las golondrinas e s c a p a n d de los faroles del mundo 35

o


VANIA Zテ堙選GA SILVA


Vania Zúñiga Silva (Arequipa, 1990). Radica en Tacna. Estudia Psicología. También hace teatro, música y ha participado en la película tacneña “¿Verdad o castigo?” en el rol de actriz principal. Es feminista y diversa.


EROS y TÁNATHOS …Y voy hacia la muerte que no existe que se llama horizonte en mi pecho siempre la eternidad a destiempo. Blanca Varela Eros, carne que invade espacios perforaciones sentidos íntimamente penetrados digamos que lo estoy haciendo. ¿De verdad se hace o se disfruta? ¿Se busca o se construye? En frío, en calor, viento, en el corazón del apocalipsis soy un jinete degollado por sonrisas lacrimógenas. Me quitas el aliento mientras brillamos pero la luz no escapa, algo muy parecido a la muerte, somos verdugo y víctima desangrándose, firmando una sentencia, encontrándose en noches oscuras como ésta, entonces morir se me hace vital, morir a veces me hace feliz…

38


POEMA DÉRMICO ¿Los poemas se escriben con una navaja sobre la piel humana? ¿Las manos del poeta son rojas por la huella de las letras? Vasko Popa Arde navaja dulce vas tatuando visible y desafiante corriendo sobre la piel Divides realidades de ficciones alternando el dulce sadismo en oníricos parajes dibujados surcos de ébano mientras el poeta gime aprieta la mandíbula brama una queja el dolor se muestra en la carne gesticula aprieta la mandíbula ¿Importa acaso la lacerante lentitud de la impresión? ¿y la intensidad de la permanencia? ¿importa la aguja caliente y sodomita penetrando superficialidad prejuicios poros abiertos? El dolor ya se ve en su cuerpo y va tomando forma Ay la vida que se le va pintando de negro! 39


CREACIÓN DE LA NUEVA MUJER GOZADORA Cachar ha sido mi suerte cachar mi constante apuro y si me muero, yo lo juro que he de cachar a la muerte. Hay días en los que maldigo mis gónadas, sexo no es el género, el género no hace el sexo. Sexo y sexo: encarnación del verbo. Y si de eso tratase, elegiría al animal, uno de cuerpo deformado por supravivencia con carnes mal distribuidas y lípidos náufragos, las marcas y las palabras con sangre mes a mes, y el manifiesto erótico de las cuatro mujeres salvajes que habitan en mí.

TESIS CONFUSA Patología es relativa a una constante cuando anormalidad se torna un antídoto al vacío. Es la dialéctica de roces enfrascados en un tubito de ensayo. El mundo puede ser eso, me dijo una cajita de Skinner, y el sistema la comidilla execrada del hámster. 40


RE-CAÍDA Hola, siempre te encuentro. Cerati a Walter... Me quedo contigo, con aquello que jamás podrás siquiera darme. Me quedo ahí Time after time Soy mitad mujer, mitad muerte soy una maniaca triste con el destino incierto que sólo tú conoces. Lo he pensado demasiado y sé lo que es… ilusión miserable y mierda a colorcitos, insisto quedarme con eso: inspiración, un recuerdo pintado en acrílico, nuestros cuerpos estampados en la sábana sucia, algún eco de lujuria cósmica. Un viaje, un cuartucho de hotel de quinta categoría adornado por dos que murieron en el intento. Lo sigo pensando, dos y tres, cinco y seis. Me quedo contigo, me quedo conmigo. 41


EL CIELO TAMBIÉN ARDE Exiliada del infierno, sin opciones de reclamo ni invitaciones por cortesía, es un alivio que aún conserve mis alas maltrechas. Me arrancaron a la fuerza algunas plumas pero conservo las direccionales del vuelo eterno. Estoy expulsada del infierno, no por buena, sino por ser más mala que el diablo (quien ahora no es más que un viejo cascarrabias al que ya nadie tiene miedo). Mi cuerpo se convirtió en luz blanca refractándose en mil colores, es extraño que en el infierno fuera feliz pero es delicioso el sabor de la huida, es extraño mantener el cuerpo herido y cicatrizado, descuartizado y dividido en partecitas y aún esbozar sonrisas… no hay leche ni miel al lado de Mefistófeles.

42


RE-CONOCIMIENTO A mi amor ausente Tus manos huelen a mí y se sumergen en sueños crudos pensamientos en rojo: lúdicos y lascivos, en ceremoniosos rituales de carne fresca. Bebemos el licor salino de nuestro encuentro. Yo estratósfera y tú underground (mi loco, como siempre) desdibujamos contornos, alternamos pericias, reabrimos cicatrices. Mi loco feliz: estás feliz, eres un trozo de alegría inmune a mi sucia realidad, y yo, un yo extraviado, neurótico y tolerante, tóxico y vacío. Soy mentira repitiendo: ´´No lo volveré a hacer, no lo volveré a hacer…´´

43


SEUDO-DIAGNÓSTICOS Quiero armar la holística de lo que representas, que a cambio de cristales ofreces vidrios rotos, tu revolución me sabe amarga y ajena tu revolución no es más que cartón prensado de reciclaje, tu revolución vuela irresponsable y se estrella inevitable en suelo rocoso, en un campo árido. Ya no hay hombres, no hay mujeres sólo animales expuestos vendidos al 3x2 en liquidación, eres sólo carne e instinto, tu filogénesis, el confabulador de exquisitos ataques, sorpresa y por la espalda.

Parece que lo más sensato que uno puede hacer es estar sentado con una copa en la mano (Bukowski dixit) De vino, de poesía o de virtud, diría Baudelaire. La felicidad de 40 grados quema quema rico sube a la cabeza y se evapora en la vorágine. Reestructuración. ¿Al menos unas horas de lucidez? 44


LA LUCHA CONSTANTE, LA LUCHA FRUSTRADA, LA LUCHA DE QUIEN YA NO EXISTE. Una mujer se sutura los labios mientras bendice su tortura y a su victimario, su resignación mira con ojitos cerrados la mentira cruel de los suyos y de los míos: Le dicen que sólo es un drama tragicómico, le dicen que es frío plástico que cuando arde se extingue, ensuciando el aire, contaminando los flujos, que su guerra a contranatura eliminará su corazón. Le dicen que ella sólo es un cántico fúnebre y hormonas revoltosas complotando revoluciones de rosa, y la rosa es el fusil, decía Chabuca. …Quizás jale el gatillo, las ráfagas de ternura… …quizás la única manera de escapar sea volviéndose parte del paisaje…

45


MARIANNA ESPEZÚA ESPEZÚA


Marianna Espezúa Espezúa (Puno, 1993). Radica en Tacna. Estudia en la Facultad de Educación de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann. Ha publicado el poemario “Pólux” (Edit. Korekhenke, 2013). Poemas suyos han aparecido en la revista literaria LETRASÉRTICA.


Días por venir Quiero acribillar a ese tipo que cruza mis pesadillas. / Quiero amarrarlo con un cable del color de su sangre y calmarlo con cuentos. / Quiero seguir acariciando su espalda cruda con el Leopoldo de fondo. / Quiero que escuche mis silencios sin entenderme. / Quiero tenderle un puente y abajo el infinito abismo de la locura Y caigo… ¡No! Mejor aún, me suspendo… me cuelgo, me ubico, me siento en peligro… Quiero enfermarme con dramatismos. / Quiero el lado izquierdo de su cuerpo, ese que lo hace fuerte, grande, suave y dulce / Quiero la mentira de los amantes sin tiempo. / Quiero una emisora clandestina alojada en sus miedos. / Quiero conocer sus rabias Huir de sus enojos… ¡Provocarlos! Ver la detonación de su sangre con bencina… Quiero la cosecha de sus pasos, temblar de mis espejismos. / Quiero clavar mis colmillos y besarle la sangre / Quiero una razón para desconectar mis cables / Quiero que siga siendo la más racional de mis locuras (momento imperfecto) / Quiero mi despertar debajo del agua sin rutinas. / Quiero un personaje de guitarra vieja… Con días por venir. 48


Señor de misa: Lo admito sin el AVE MARIA PURISIMA. Soy la niña que se atrevió a pedirle eucaristía y a espaldas suyas le robaba las hostias a sus hormonas más despiertas. /A mí no me juzguen antes de los siete sellos, con los primeros cuatro vienen mis 15 primeros años de euforia, con los 2 siguientes vienen el detonante de mi presente…y ahora (el último): silencio. Ahora laven mi cuerpo, dejen en paz a los cerebros pasivos. / Laven mi cuerpo sucio. / Soy un lirio negro, un girasol sin Helios, una rosa sin pétalos. / Soy un cuerpo casi descompuesto que necesita de sus milagros, de sus Cristos crucificados. SIN PECADO CONCEBIDA. Con manojos y partes de repuesto, armada con las astillas de la cruz santa, mezclada con las piedras del monte Calvario, sumergida en los orgasmos de María, cargando con los otros hijos de José. Gritar PIEDAD, Padre ¡Piedad, Señor! ¡Cristo, oh, ten piedad! ¡Jesús, hermano de mis pecados! Y EL VERBO SE HIZO CARNE: hoy putrefacta. Aquí, habito hoy entre ustedes. ÉL se compone de la luz las estrellas, combina la suavidad de una nube con la luna, conoce la composición del fuego que castiga y el cielo que gratifica, camina despacio bajo la lluvia, salta sobre el sol que entibia sus cabellos, 49


sonríe a la tristeza y a ratos muere con la vida, posee sueños que robaron su color al alba, él sabe la fórmula de la materia y la energía, sus ojos cambian de color con el frío viento que lo abriga. SABE LA DIRECCIÓN pero me enamora tanto que no conozca el camino.

Catarsis <<Para olvidar algo hay que dejar de quererlo>> Tengo un recuerdo colgando entre los senos y los precipicios, ahora me brilla tanto el sexo como el corazón. Tal vez soy sólo una sirena que chilla en tierra. Tengo las caderas forradas con magma de un volcán ya seco. Puedes lamerlas y morderlas, puedes… quieres… Pero te advierto: luego morirás. En fin, es algo triste, yo aquí con un cuchillo, y tú tan lejos.

Aviso Aquí no ha muerto nadie: cuidado 50


#CARTA SUICIDA “Algo así, pienso, debe ocurrir con el suicida: un exceso de lucidez debe deslizarlo hacia la nada. Su necesidad de destrucción va de la mano con la emoción casi poética de no ser nunca ya nada, salvo la posibilidad del inefable placer del olvido. El suicida: un delicado irreverente que agota en definitiva nuestras posibilidades”. Juan Torres Gárate

Esto ya pasó en mis vidas pasadas, lo recordé esta madrugada. AC A B O D E V E R M E E NA M O R A DA D E LO S MORTALES: ME ENCANTAN MORTALES, VESTIDOS EN PLÁSTICO Y CON CABELLOS SEDOSOS Y MANEJABLES. ¡ME FASCINAN CRIATURAS DEL DÍA! SON TAN TIERNOS CON SUS GUERRAS, SUS BOMBAS Y SU PRETEXTO DE PAZ. QUÉ DELICIA, HUMANOS MORTALES, QUÉ DELEITE SU EXISTENCIA. ¿SABEN CUÁNDO MÁS LOS AMO? CUANDO SE DIBUJA UN SIGNO DE INTERROGACIÓN DESPUÉS DE ESCUCHARME… TAN DULCES. ¿SABEN CUÁNDO MÁS ME ENLOQUECEN? CUANDO EXCLAMAN AL ENTENDERME. Son la carne bruta de este cuerpo de constelación. ¡Nací inmortal! 51


ME ENAMORAN DE SU VULGARIDAD EN HORARIOS DE OFICINA, ME ENAMORAN CON SU CAMINATA DIARIA DE TRAJES CON CORBATA. ¡SE VEN TAN TIERNOS Y RIDÍCULOS! A USTEDES LOS DEJO. Dejo a la mentira de una familia que jamás intentó comprender mi supremacía. Soy tan grande, más grande que su planeta. Soy una estrella. La simpleza de este planeta que nunca comprende, ni comprenderá… me aleja. Soy inmensa, gigante, no me tocan ni los dedos más putrefactos. Pero volveré a dar a luz mi gloria, pariré hijos supremos, seres perfectos que los harán llorar. Sus cartas mágicas no predicen mi futuro, me desdibujo en esa imagen falsa como esta llovizna veraniega ¡ridícula! Pero no soy tan triste, no, eso es absurdo. “Es sólo la tercera espina albergada en mi quinto pétalo” (diría la flor). SOY INMENSAMENTE HEMBRA Y MACHO. SOY EL ALFA Y EL BETA. SOY EL NEGRO Y EL CLARO. SOY EL BIEN Y EL MAL. SOY DIOS Y EL DIABLO. SOY SU TUMBA Y SU ÚTERO. 52


SOY EL LIRIO Y EL FANGO. SOY PUTA Y SOY VIRGEN. SOY POETA Y NO SOY NADA. SOY MAGDALENA Y SOY FLORA. SOY PÓLUX, UNA ESTRELLA MALDITA, FELIZMENTE MALDITA. Canto el cántico que repetirán otras generaciones, que adorarán miles de dioses en el infierno más profundo y en el cielo más inmundo. Antes de morir grito mis versos más peligrosos para que sus oídos estallen y su corazón se apague de indignación. ¡Indignación! Es lo que a mí me causan sus mentes. Pero aún los amo… con eso quiero decir que los aborrezco, pierdan cuidado, es sólo el más puro de los odios. ESTAS ESTACIONES PEGAN DURÍSIMO, GOLPEAN Y SANGRO POR LA FRENTE DORADA. ESTE INVIERNO ES TAN ATROZ COMO EL VERANO MÁS CÁLIDO ((Y LOS AMORES QUE ÉSTE TRAE)) A mi alrededor no hay nada, nadie. ¿Cómo? ¿Acaso no bajé por conocerlos? 53


¿Acaso no me humillé hasta la mañana incierta? Es extraño… no es normal. ¿Pero, qué es ser normal a sus ojos ciegos? Son dos piernas largas, son cuatro ruedas con vendas verdes. Yo que soy áspera, con rojo escarlata en las uñas. Yo que llevo mi arma en el pecho y no en el bolsillo… no soy lo suficientemente buena. ¡Para qué ser buena! Si mi sangre es pura y la bondad no le sirve a mis órganos, a mi sexo, a mi ((in)) conciencia, a mi bohemia, a mi praxis, a mi desdén. Ser buena pasará de moda. ¡Y me amarán! Seré su nueva María, su nuevo Jesús, un dios más real. <<Tal vez si mi muerte estuviera en sus manos me adorarían con inciensos plateados. Tal vez si mi asunción fuera pre-escrita con la arena del tiempo, me adorarían. Tal vez si mi cuerpo nunca se consumiera por gusanos, me adorarían. Tal vez si mi política fuera graciosa y sensual, me adorarían. Tal vez si les cerrara las mentes, me adorarían. >> Pero también me odian, por ser diferente, por ser suprema. 54


Mi nombre es Pólux, hija y padre de una quimera que nació durante una epifanía o durante un orgasmo. <<El violín que sonríe asco, el arco de la vida loca. >> Podría ser más que una carta esta simple nota ((que hace rato dejó de serla)). Mi carta suicida es más que una carta con la rectitud de una fecha y una firma larga, mi carta suicida es un poema que gime en un grito desconsolado, un poema que se derrite caliente entre sus ojos muertos. ¿PARA QUÉ QUEDARSE? Si ya dejé este tatuaje entre sus pieles secas, entre sus pieles mixtas, entre sus pieles grasosas. ¿QUEDARME PARA SENTIR? Sería posible si es que en algo esta vida que me ofrecen mis signos vitales valdría la pena. No me quedo, mis amados y odiados mortales. Me voy con este último suspiro, con este último susurro, con esta última maldición. Me voy, yo, Pólux. Geminiana, malvada, sensual, caótica, 55


suprema. Sé que me extrañarán, me soñarán en sus pesadillas más terribles, me recordarán al despertar en sus orines, en su sudor, en su miedo… en su profundo miedo ((similar al que les causa Jehová)). MORIRÉ HOY, ME DEGOLLARÉ PARA QUE VEAN MI SANGRE INCOLORA, MI PUREZA. MI GRANDIOSIDAD, MI SUPREMACÍA… DE ESO QUE TANTO Y TANTO LES HABLO. LA GRAN ESTRELLA PÓLUX, HERMANA DE CÁSTOR. ((Y así quemo patrióticamente todas las banderas, de todas las naciones.)) Ya pasó… ¿Calmados? ¿Sí? Ahora sin llanto, me voy… ((Y a ésta que aborrecieron en vida, la adorarán en la muerte.))

56


#CONTAGIA EL UNIVERSO A MIS AZUCENAS SUBVERSIVAS, LA VANIDAD DE SUS PALABRAS... “Observad y ved cómo todos los árboles se secan y cae todo su follaje; excepto catorce árboles cuyo follaje permanece y esperan con todas sus hojas viejas hasta que vengan nuevas tras dos o tres años”. Libro de Enoc

DEJARÉ QUE CADA SILABA SE ENGANCHE EN UN RITMO LENTO, Y ME ENSEÑEN LA AGONÍA DEL DÍA. CABALGAMOS ENTRE NOTAS VACÍAS PERO EL ECO DE SU SILENCIO CREA VIENTO… QUE NUNCA TERMINA DE CONCLUIR JUNTO CON EL DIOS QUE NUNCA MUERE DEL TODO. Ocurrió que un día mi nombre cambió, se tiñó de tiempo. Y se compuso de palabras rotas y sílabas descompuestas. Mi todo es algo sencillo con toques mundanos, con acotes de esencia; es un instrumento que estoy aprendiendo a tocar, un acorde perdido que camina por un campo verde y llano. Escuché que el no hacer es lo único capaz de hacer todas las cosas. Yo lo desmiento, el hacer muchos es hacer todo. Así, lo creo y lo sueña mi anonimato cargado del ego de mi pasado ((memoria de lo que ya no es)). Hay muchas letras que deletrean delicadamente estos pecados, tienen una escritura gótica… siniestra, en punta. El yaraví retumba queriendo engancharse en ese ritmo lento, entre sus letras resalta mi nombre, me ama hasta el extremo derecho de la muerte.

57


DIANA CAROLINA


Diana Carolina (Tacna, 1994). Desde temprana edad desarrolló su talento en dibujo y pintura de forma empírica para luego dedicarse a la poesía, por influencias de poetas como Héctor Rojas Herazo, Charles Baudelaire, Antonin Artaud, etc., y las místicas historias de H. P. Lovecraft, que han sido piedra angular de muchos de sus dibujos y poemas. Actualmente es estudiante de la Facultad de Educación en la Universidad Jorge Basadre Grohmann.


PARÁBOLA DE TACTOS Encontré la mano fría que dibujó las sombras, esporas que pueden vestir tus pecados de poesía entre los cuerpos aniquilados de tu vértigo. Nos sobró el anonimato y la dicha de sentirnos quimeras. Bájate de los sauces... están barriendo los cuerpos impregnados de frío, después miraremos la lluvia y gritaremos afonías en cada silencio… Diccionarios, enciclopedias, epidemias de palabras, de calambres, en tus manos rotas por la sed. Escribo desde tus guerras, desde el lecho de mi espanto que se fue a la matriz de un desquiciado tormento. Me río, varón, me río como cuervo arrebatado en el espasmo, me río entre armas y pañuelos, donde cada poema es como un testamento, una cosa horrorosa, una vejez sin pausa, una inmortalidad de palabras, casi un delito; entonces vamos por la vida con la mueca rota de nuestro porvenir, usamos paraguas cuando llueve desde nuestros ojos porque creemos que no nos empaparemos de angustia. Así… sólo así… 60


Dame una copa vacía que yo te entrego un espejo, falsete del alma, dibujos en cada pared enamorada, ¿y dices que la palabra amor no rima con árbol? Y el terror se viste de malabares en nuestros retorcidos traumas vulgares. Tengo la mano hambrienta en el pulso, abrasándome el cuello con cruel gesto de pasión, como irse a vivir dentro de un ruido donde la fauna de tu origen me da un pérfido saludo. AFUERA SE DESCOSE NUESTRA PATRIA, NUESTRO PUEBLO, NUESTRA SUCIA CASITA HECHA PESADILLAS DONDE SE INCENDIARON NUESTROS OJOS, TUS OJOS, RESURRECCIÓN DE LA CARNE, DE MIS POEMAS LARGOS, RESURRECCIÓN DE MIS BESTIAS QUE DEVORARON EL CAOS DEL CUENTO Sí, poeta… el cuento…

CÓFRADES PERPETUOS Somos los niños abandonados en una frialdad incómodamente corrosiva, los que observan un universo de peste y miedo; quisimos ver árboles, crecer sobre las paredes mientras nos descuartizábamos en las alcantarillas funestas de la 61


desesperación. Somos los niños huérfanos de un trágico poema, soportando lo insoportable... Drogados del olor maravilloso de la risa. Nos traicionó el vapor vetusto de la culpa cuando nos tocamos más allá de la prudencia, cantamos nuestra soledad, nos desgarramos el pánico filoso, nos volvimos locos, completamente delirantes. Somos niños hambrientos, fatales, niños que entierran a otros niños y odiamos la madurez del miedo dentro del fatídico silencio, somos niños enamorados, violentados, ingenuos, agredidos al compás del viento… Tendremos que mancillarnos el cuerpo para llegar al abismo de nuestros amores enmarcados por la poesía y seguir llorando como niños que juegan en el risco asqueroso de la realidad como cuando nos reíamos de la vida que terminó por destruirnos el autoestima. Nos mordíamos las uñas y le hacíamos pleitesía a esos tics nerviosos que nos colgaban desde las lágrimas. Somos niños a tres centímetros del horror, pero la estupidez es más sincera que el pánico pulverizando el presente. Vamos por las calles pensando que alguna noche vendrá el poema que nos arrancará el alma 62


y cerraremos los ojos, nos acomodaremos en lo que fue una inútil esperanza y nos brotará una tímida pero macabra sonrisa entre los labios para finalmente darnos cuenta de que nunca fuimos inmortales.

HÁLITO Te respiro en el asmático filo de esta mueca imaginaria, en la oscuridad, en la serenidad del pulso, pervirtiendo la cordura. Soy la flor maldita, hechicera que se hizo trauma ((Mi cuerpo se hace costra con tus miedos dentro)) Soy la de antes, la de hoy, la de nunca, soy tu poesía, la que escribiste mientras dormías boca abajo, callado, humilde, traspasado, como un demonio perdido que miró la silueta de su culpa. Tengo frío y quiero fumarme el árbol de tu nombre de esos que crecen en su propio musgo y arrojarme al vacío como esos suicidas del verso que tienen el hambre acumulada 63


y la belleza perdida, y las dolencias, y el enojo, y tu beso, y tu cara, y amén de tus perturbaciones que mañana tendremos la solución para mimarnos en el despojo, mientras por las alcantarillas oiremos histriónicas charlas, las tuyas, las mías, las que tuvimos en nuestro terrible tráfico abismal de soledad, cuando nos llovía espuma, sangre y clavos que terminaron por atravesar el morbo de tus anhelos. Debiste haberme tajeado los brazos cuando descubrí que el sol era de hielo. Debiste quitarme cada hebra insomne de tu sueño para no sumergirme en el caótico silencio fétido de acrobacias. Debemos partir detrás de todo, con la respiración en la retina, con el grito dentro del tórax y los escombros de cada verso entre las encías para que a lo lejos naveguemos escandalosamente ebrios sin un faro suicida como si mañana despertaras todo blanco todo nube todo confusión en una hermosa tragedia abstracta, mágica, incongruente, donde no puedan tejernos más el daño. 64


ASPA “Dame música, la sinfonía que me sumerja en la gravedad de lo imposible, dame puñaladas, una en cada pensamiento, que mis ojos son cielos esperando a gritos ponerse a llover” De la promesa al precipicio, nos refugiamos y nos dimos la tarea de crecer para luego morir lentamente. Volvimos a casa, forajidos del nunca jamás, riendo lágrimas de un torrente angustiado. Somos coágulos toscos de una poesía que no tiene ni tuvo reglas, por eso amamos la barbarie, la franquicia de leernos el dolor, de escribir por las noches y lamernos las heridas por las mañanas. Fuimos niños violentos, postrados en recuerdos, era el nombre nuestra cruel derrota mientras amábamos dentro del odio y la memoria, la honestidad y la franca hipocresía de vivir feliz. Lo que ves no es el poema como quien trepa su árbol, lo que ves es el árbol que regaste con tu indulgencia. 65


ÍNDICE Prólogo de Maru Delgado / 4 Yesebell Sechar Velazco / 8 Marcela Oversluijs Alvarado / 20 Luz Luque Bárcena / 28 Vania Zúñiga Silva / 36 Marianna Espezúa Espezúa / 46 Diana Carolina / 58


“Novísima poesía femenina de Tacna” se terminó de imprimir el 27 de noviembre del 2013 por encargo de la Editorial KOREKHENKE en la ciudad de Tacna - Perú. Tuvo un tiraje de 200 ejemplares.


Esta antología colectiva viene ocupar un terreno casi despoblado en la tradición literaria tacneña, el de la poesía hecha por mujeres. Las excepciones son aisladas, desde Carolina Freyre de Jaimes en el siglo diecinueve hasta Giovanna Pollarolo y Caroline Valdivia que cierran el siglo pasado e inician el presente, pasando por el grupo de poetisas de mediados del siglo veinte: Florencia del Río, Carmen Cafferata de Benavides, Rosalina Albarracín, Esperanza Martínez y Nancy Rosales Porras, estas dos últimas vigentes hasta el final de la centuria. Naturalmente, ninguno de estos casos conformó una expresión colectiva. De modo que la presente muestra reviste justificada importancia. Las poetas reunidas pertenecen a una generación iconoclasta que se ubica en las antípodas de la tradición poética tacneñista, cuyo símbolo máximo se erige sobre la imagen de la “mujer tacneña” de exacerbado civismo, defensora de los valores tradicionales, castrada en su sexualidad y anclada en la añoranza de tiempos pretéritos. Estas seis mujeres escriben liberadas del corsé convencional, transitan senderos signados por la experimentación y la ruptura desde el momento en que objetivizan un lugar de enunciación: el cuerpo femenino, desde él vertebran un discurso liberalizante con todo el riesgo (ensayo y error) que ello implica, pero con absoluta honestidad; acaso sea cierto sentimiento de desarraigo –ese spleen nuestro que es el desierto– que las induce a aventurarse por regiones remotas en la medida en que la imaginación, que no es poca, les permite. “Novísima poesía femenina” es un rótulo quizás demasiado pretencioso, sin embargo es necesario asumir el riesgo, desde luego esta antología no es definitiva, es el punto de inicio de lo que debe ser una escena literaria sólida donde la voz femenina ocupe su sitial que por derecho de naturaleza le corresponde.

Antología takneña de poesía femenina - Oversluijs/ Bárcena/Sechar/Zúñiga/Espezúa/Carolina  

...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you