Issuu on Google+

2013

USUARIO PERSONAL 14/04/2013


Barranquilla Barranquilla, situada a 1.007 kilómetros Al norte de Bogotá, en la costa Caribe, Es la capital del departamento del Atlántico y cuenta en la actualidad con cerca de 1,5 millones de habitantes. Con un área municipal de 166 kilómetros cuadrados, Barranquilla limita al norte con el mar Caribe y el departamento

del

Magdalena,

por

el

este

con

el

departamento del Magdalena, por el sur con Soledad y Galapa y por el oeste con Tubará y Puerto Colombia. Su temperatura promedio es de 26.9 grados centígrados y está a 18 metros sobre el nivel del mar. El aspecto general de Barranquilla muestra dos áreas diferentes: una al este, plana y baja, aledaña al río Magdalena, la otra hacia el oeste, formada por lomas de diferente altitud que no sobrepasan los 150 metros sobre el nivel del mar. Predominan los vientos alisios del noroeste, las temperaturas son altas pero refrescadas por las brisas marinas.


La actividad económica de Barranquilla Es dinámica y se concentra principalmente En la industria, el comercio y la pesca. La ciudad cuenta además con la mayor infraestructura industrial, comercial y de servicios de la Costa Caribe de Colombia. Barranquilla conforma un distrito especial, industrial y portuario. Su comercio es uno de los más importante del país y el mayor movimiento de la región. Sus calles son amplias y pavimentadas. La salida y entrada de pasajeros y carga por vía área se realiza a través del aeropuerto Ernesto Cortissoz, ubicado en el municipio de Soledad. Barranquilla tiene una infraestructura hotelera amplia, además de hostales, residencias y otras formas de hospedaje, que ofrecen al visitante diferentes alternativas de alojamiento.


Teatro Amira De La Rosa

Lleva el nombre de uno de los personajes más importantes en la historia cultural de Barranquilla, quien escribió poemas, obras teatrales, novelas y cuentos con una maestría impecable. A ella le deben también los barranquilleros la letra del himno a la ciudad. El teatro fue inaugurado el 25 de junio de 1982 por el Presidente de la República Julio César Turbay Ayala y es administrado por el Banco de la República, mediante comodato con la Sociedad de Mejoras Públicas de Barranquilla.


Desde entonces, ha funcionado normalmente, acogiendo los públicos de los más diversos sectores de la comunidad. Paralelo a su programación de eventos y espéctaculos, programa exposiciones diversas, talleres, conferencias, lanzamientos de libros y otras actividades asupiciadas por el Banco de la República, siempre dentro del más amplio espíritu de apoyo y estimulo a las expresiones culturales del país. Dirección: Carrera 54 con calle 52 Está ubicado en los límites del barrio El Prado con el barrio Abajo del río. Es el centro de la cultura en la ciudad de Barranquilla. En su interior, el turista puede disfrutar de obras de teatro, exposiciones de pintura, espectáculos musicales y eventos de todo tipo. Tiene un hermoso telón que representa con sus múltiples colores la leyenda del Hombre Caimán. Condiciones Físicas: Escenario: Boca 13.7 mt. Fondo 10 mts. Altura: 8.70 mt. Capacidad: 949 espectadores Condiciones Técnicas: Tramoya: 24 barras Equipo de Iluminación: Consola 144 CUES Equipo de Sonido: Consola 24 canales


Museo Romántico

Es una vieja mansión de estilo republicano donada por Carmen Freud, hija de Julios Freud, judío alemán norteamericano llegado a Barranquilla a principios donde se guardan como memoria de pasatiempos, objetos de la historia de la ciudad. Como disfraces de la reina del carnaval, una réplica de la antigua calle denominada Camellón Abello, la máquina de escribir de Alfonso Fuenmayor en la que Gabriel García Márquez escribió su novela “La Hojarasca”, algunas cartas del libertador Simón Bolívar, fotografías, discos, colecciones de periódicos de antaño y otros objetos históricos.


Dirección Carrera 54 con Calle 59. Ubicado en la antigua residencia de las hermanas Freund Strunz, quienes la cedieron para el montaje de un museo sobre la historia de la ciudad. Fecha de Fundación Fundado el 17 de diciembre de 1986. Colecciones Sus colecciones abarcan 12.000 piezas Secciones Consta de 26 espacios distribuidos en 2 plantas. • Primer piso se hallan la recepción y las salas Colonia Norteamericana, Centro Artístico, Periodismo, Colonia Alemana, Camarografilla, Pasillo Camellón Avello, Colonia Árabe y Réplica del Teatro Municipal. • Segunda planta hay cuatro salas dedicadas a la historia de Barranquilla desde 1.628 hasta el siglo , la Sala Barrio El Prado, la Sala C.U.C., el Salón Patria, el Salón Bolivariano, el Salón de los Constituyentes, la Sala Colonia Hebrea, el Salón Carioca y seis salas consagradas al Carnaval de Barranquilla.

Objetos • El piano que perteneció al Teatro Emiliani, con la partitura original del Himno de Barranquilla, de la autoría de


Amira De la Rosa, y que lleva la firma del músico panameño Simón Urbina, quien dirigió la primera orquesta que tocó en el Club ABC. • Otros pianos que reposan en el Museo Romántico está el de Anita Zabaraín, autora del himno del Atlántico, colocado en el rincón dedicado al Colegio Barranquilla para Señoritas; y el de Tica Emiliani, destacada concertista barranquillera que vivió en Roma. • Amira De la Rosa, igualmente tiene un lugar privilegiado en el museo. En un rincón no solamente está un maniquí sentado en un mecedor (que fue de ella) con uno de los vestidos que lució la insigne poetisa, sino su máquina de escribir y la de coser, en la que aprendió a dar sus primeras puntadas. También la vieja calculadora que usó cuando estuvo al frente del Colegio Gabriela Mistral, que fundó. Cursos de historia, tradiciones y cívica. Biblioteca, Hemeroteca. Material didáctico y de divulgación. General : Consta de 26 espacios distribuidos en 2 plantas. En el primer piso se hallan la recepción y las salas Colonia Norteamericana, Centro Artístico, Periodismo, Colonia Alemana, Camarografla, Pasillo Camellón Avello, Colonia Árabe y Réplica del Teatro Municipal. En la segunda planta hay cuatro salas dedicadas a la historia de Barranquilla desde 1628 hasta el siglo XX, la Sala Barrio El Prado, la Sala C.U.C., el


Zoológico de Barranquilla

Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla Fecha de inauguración

1953 Localización Barranquilla,

Colombia Área 1,6 hectáreas Coordenadas

11°00′38″N

74°47′49″O Número de animales + de 500 Número de especies 130 (nativas, exóticas)

El zoológico de Barranquilla es un zoológico de la ciudad colombiana de Barranquilla. Operado por la La Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, tiene una área de 10 000 m² y unas 130 especies nativas y foráneas. Cuenta con el tigre blanco, especie en vía de extinción y presidente del zoológico elegido por los niños.


Historia La idea del zoológico de Barranquilla data de la década de 1930, con el lote legado por don Tomás Suri Salcedo a la Sociedad de Mejoras Públicas, colindante con el barrio "El Prado" diagonal al Estadio Municipal, en el cual se instaló un parque-vivero cuyos primeros ejemplares fueron unas palomas domésticas propiedad de don Roberto Puyana, presidente de la Sociedad de Mejoras Públicas. En 1952, el parque-vivero fue trasladado a un lote de varias hectáreas por cuestiones de ampliación urbanística a su actual ubicación en el barrio La Concepción y fue inaugurado oficialmente en febrero de 1953 con el nombre de "Roberto Puyana". Entre 1968 y 1975 se registró el mayor número de animales exóticos en la colección del zoológico, los cuales fueron intercambiados por especies nativas con los zoológicos de Zurich, Lisboa, Barcelona y Miami, entre otros. En la década de los 80, las Empresas Públicas Municipales, que hasta entonces habían manejado el zoológico, entran en crisis y el Instituto Nacional de Recursos Naturales estableció que el zoológico debía cerrarse dadas sus condiciones. En 1993, el gobierno de Barranquilla suscribió un contrato de administración con la Fundación para el Desarrollo Integral del Caribe Colombiano, el cual fue posteriormente cedido a la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla.


Zoológico de barranquilla

Dirección: Calle 77 Carrera 68 Sin Duda alguna es algo que nuestra barranquilla tiene de los más hermosos lugares de la costa Caribe como también la desembocadura del rio con el mar en boca cenizas de la cual hablaremos mas abajo. El zoológico Es el sitio ideal para que el turista pase un rato agradable en familia, porque tiene una granja para que los niños tengan contacto directo con


la naturaleza. Este zoológico cuenta con 550 animales de 140 especies, algunas de ellas

en vías de extinción;

como el cóndor,el manatí y el oso de anteojos; así como guacamayas, leones, chimpancés, reptiles y murciélagos, además del mono tití cabeciblanco, que es característico de la región. Tiene una Granja para que los niños tengan contacto directo con los animales y un parque de recreación. Un zoológico reúne lo más selecto del reino animal, como el poderoso tigre, el gigantesco elefante y el estudioso zoólogo. Sorpréndete con las maravillas de la naturaleza con este Groupon. Paga $4.500 en vez de $9.000 por una entrada de niño o adulto al Zoológico.


La aduana de Barranquilla

El Complejo Cultural de la Antigua Aduana es un centro cultural de la ciudad de Barranquilla, Colombia. Está integrado por el Archivo Histórico del departamento del Atlántico, la Biblioteca Piloto del Caribe, la Biblioteca Infantil Piloto del Caribe y el Centro de Documentación Musical Hans Federico Neuman. El complejo es administrado por la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta; funciona en históricas edificaciones restauradas como el antiguo edificio de la Aduana de la ciudad y en las estaciones del Tranvía y Montoya. Otros escenarios que integran el complejo son el parque cultural AduanaElbers, la plaza de la Locomotora, el Auditorio Mario Santo Domingo, una plazoleta, la galería de la Aduana y


La Arcada, espacios para la realización de eventos, presentaciones, asambleas, reuniones, entre otros. Además, en las edificaciones funcionan entidades privadas como la Cámara de Comercio de Barranquilla, la ANDI, Fundesarrollo, el Fondo Regional de Garantías e Incubar. En 1984, el antiguo edificio de la Aduana y las estaciones del tranvía y Montoya fueron declarados monumentos nacionales. El antiguo edificio de la Aduana fue además galardonado con el Primer Premio Nacional de Arquitectura en la categoría de Restauración, y con el Primer Premio Internacional FIABCI de Renovación Urbana.

Historia Restauración del Antiguo Edificio de la Aduana La historia del Edificio desde su construcción a principios del siglo pasado cuando era el centro económico local, hasta la época actual, convertido en icono de la Ciudad y encuentro de la actividad gremial y cultural. Construido en 1919 por el arquitecto inglés Leslie Arbouin, el edificio de la Aduana era el epicentro de la economía en la época del auge del sistema de transporte y de las actividades portuarias fluviales. En sus alrededores se localizaban un buen


número de las estructuras físicas que sirvieron de soporte a esta actividad: el puerto fluvial propiamente dicho, la terminal del ferrocarrril que conectaba con el puerto marítimo, las instalaciones de la Aduana, bodegas, depósitos, oficinas gestoras. Era sin lugar a dudas, el centro de la actividad económica local, hasta la apertura de Bocas de Ceniza, el traslado del puerto al sitio del actual terminal y a la decadencia de la navegación fluvial, cuando la zona entra en etapa de franco detrimento a finales de las décadas de los 30´ s. En el período de 1951 y 1964, cuando casi se duplica el número de habitantes en la ciudad, se acelera el deterioro del centro tradicional y sus alrededores como resultado de la transformación de la zona de comercio pesado y de la proliferación de actividades económicas informales. En 1981, la Administración local encarga el estudio para renovación urbana del Centro: Entre la calle 40, la carrera 38 y el Río Magdalena. En éste se incluía por supuesto el Palacio de la Aduana. Ese mismo año, la Cámara de Comercio de Barranquilla con el apoyo y la colaboración de diferentes estamentos locales apoyó el programa para montar en la edificación el Museo de Arte Moderno que tendría el apoyo de Colcultura. Sin embargo, en 1982, con el cambio de Gobierno se orientaron las políticas de ese organismo


dejando el proyecto sin ninguna posibilidad de financiación. Por las anteriores razones y por considerar que la ciudad presentaba en ese momento otras necesidades que exigían atención prioritaria por parte de la Cámara de Comercio, se suspendió temporalmente la promoción de proyecto, sin descartarlo totalmente ni perder de vista su importancia como elemento iniciador de un proceso de renovación urbana. En 1991, la Gobernación del Atlántico y la Cámara de Comercio aúnan esfuerzos del sector público y privado para la restauración del Edificio de la Aduana. Las obras civiles se entregaron ante el Expresidente Cesar Gaviria Trujillo en julio de 1994. Ese mismo año, se crea la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta para administrar y velar por el mantenimiento del Edificio. En la actualidad y desde el 2002, en este edificio emblemático funcionan las oficinas administrativas de la Cámara de Comercio de Barranquilla. El Edificio como en sus inicios vuelve a ser epicentro de la actividad gremial, la investigación, la cultura y punto de encuentro de los empresarios de la Región


Bocas de ceniza

Bocas de Ceniza es el punto de desembocadura del río Magdalena en el Mar Caribe. Debe su nombre al color cenizo que toman las aguas del océano al recibir las contaminadas del río. En la actualidad, el río desemboca en el mar a través de un canal artificial construido en los años 1930. Historia Las Bocas de Ceniza fueron descubiertas por Rodrigo de Bastidas el 1.° de abril de 1501, descubriendo de paso el río Magdalena. En el año 1824 se inició la navegación fluvial con buques de vapor, lo que despertó


el interés local en la utilización de Bocas de Ceniza. La construcción del Ferrocarril Barranquilla-Salgar en 1872 y el traslado de la Aduana Nacional a Barranquilla incrementó el deseo de habilitar el sector de Bocas de Ceniza para el comercio marítimo internacional. La construcción del muelle de Puerto Colombia en 1893 contribuyó al abandono definitivo de la vía Bocas de Ceniza, pero por el año 1906 se reanudó la campaña a favor de su apertura. Los efectos de este esfuerzo de Barranquilla culminaron en el contrato celebrado por el Gobierno Nacional en 1914 con la Casa Julius Berger Konsortium para la elaboración del proyecto de apertura y canalización de las Bocas de Ceniza y la construcción de un puerto terminal. Sin embargo, el resultado de la Primera Guerra Mundial y sus consecuencias económicas impidieron la ejecución de éste.


Barranquilla desde el tajamar occidental. En 1919 la Compañía Colombiana de Bocas de Ceniza celebró un contrato con el Gobierno Nacional para la ejecución de las obras. Su directiva quedó integrada porTomás Suri Salcedo, José Fuenmayor Reyes, Manuel Julián Alzamora, Víctor Dugand y Clodomiro Salas, miembros de la Junta Directiva de la recién constituida Cámara de Comercio de Barranquilla. También pertenecían a la Junta Ernesto Cortissoz, Gregorio Obregón, Julio E. Gerlein, Alberto Osorio, Andrés Rodríguez, Germán Palacio, Pelegrino Puccini y Alberto Roncallo. La crisis de 1929 paralizó nuevamente el proyecto, pero por iniciativa de los hermanos Roberto y Karl Parrish, el Gobierno Nacional suscribe un contrato con Winston Brothers para la terminación de los trabajos, solemnemente inaugurados por el presidente Alfonso López Pumarejo en 1936. El 22 de diciembre se oficializó la apertura del canal navegable y se inauguraron las instalaciones del Terminal Marítimo y Fluvial. López Pumarejo abordó en Puerto Colombia el destructor Antioquia de la marina colombiana a las 2:40 de la tarde, acompañado por el Designado a la Presidencia Alberto Pumarejo Vengoechea, dirigente barranquillero que intervino activamente para convertir en realidad el proyecto, por los ministros Plinio Mendoza Neira y César


García Álvarez, el gobernador Rafael Blanco de la Rosa, y el alcalde de Barranquilla, Arturo Ponce Rojas. El destructor Antioquia estuvo escoltado por el buque escuela Ciudad de Cúcuta y los navíos norteamericanos Omaha y Manley. El presidente López cruzó las Bocas de Ceniza y llegó al Terminal en medio de una escuadrilla de aviones militares. En su discurso, López señaló: «Barranquilla es, desde ahora, puerto de mar». Sin embargo, solo hasta 1939 se concluyeron las instalaciones del Terminal y la red de luces y señales en el canal navegable.1

Bocas de Ceniza desde la lejanía. Los trabajos, toda una proeza de la ingeniería hidráulica, consistieron en construir dos tajamares de roca, uno en cada margen del río, a manera de prolongación de las riberas, pero reduciendo al mismo tiempo su boca. De


esta manera se logra el efecto hidráulico de acelerar la velocidad de la corriente, la cual propulsiona violentamente la barra (banco de arena y sedimentos que se forma en la desembocadura de un río) hacia el mar, destaponando la desembocadura y permitiendo así la entrada de los buques por el río hasta la propia ciudad y otras poblaciones ribereñas.

No obstante la construcción de los tajamares, es preciso dragar periódicamente la desembocadura del río para eliminar la sedimentación que todavía se presenta y que impide el ingreso de buques de gran calado al puerto. El dragado se ha convertido en un dolor de cabeza para la dirigencia local, pues depende directamente de la inversión del gobierno nacional. Además, buena parte de los ingresos de la ciudad proviene de su actividad portuaria. La falta de una política seria por parte de los sucesivos gobiernos nacionales y su indiferencia ante el reclamo local por la reparación y mantenimiento de los deteriorados tajamares, hace incierto el futuro portuario de la ciudad.


Controversia Algunos incluso afirman que lo peor que le pudo pasar a Barranquilla fue la construcción del canal de las Bocas de Ceniza, en virtud del problema de sedimentación que siempre habrá de enfrentar, a diferencia de si se hubiera dejado a Puerto Colombia como puerto alterno, a la manera de São Paulo y Santos en Brasil, pues su bahía es un puerto natural que requiere poco mantenimiento. Con la prohibición, en 1943, de cualquier actividad portuaria a través de Puerto Colombia, de paso se condenó al ostracismo, la ruina y el olvido a la floreciente población atlanticense que vio ingresar por su muelle el progreso y a tantos inmigrantes de muchas partes del mundo. Otra consecuencia negativa de la construcción de los tajamares fue el deterioro del medio ambiente, pues además de las inmundicias arrojadas al océano, la sedimentación arrastrada por el mar a las playas cercanas las ha arruinado por completo.

"Muchos años, 1890 a 1930, Barranquilla tuvo en manos sefardí su gobierno, su economía, la religión, la moral y la política. Ellos contribuyen a abrir Sabanilla, Salgar y a


término Cupino, integran la aduana de la ciudad a Puerto Colombia y seguido debían crear el gran mercado interior que propiciara un modelo económico autónomo, no sujeto a consideraciones de la competencia. Pero un juicio erróneo, acaso mezquino, distrae los escasos medios en construir un puerto marítimo al lado del fluvial. Abandonan sin concierto industria y comercio actividades generosas por una aventura portuaria de difícil manejo, no costeable, en deterioro continuo sin término fijo. De otra parte el curso del río tiene alto costo de mantenimiento y presenta inconveniencias casi insalvables antes de permitir utilizarlo a fondo. Piensan entendidos que con parte del mucho dinero destinado a mantener Bocas de Ceniza se podría construir un Puerto Colombia más técnico y así evitar el inútil despilfarro y el impacto constante de tajamares contra el sagrado medio ambiente".


quilla