Issuu on Google+

 www.facebook.com/CatequesisElAmparo   

IV Tiempo Ordinario Dichosos los pobres en el Espíritu Jesús trae hoy un mensaje para aquellos que son marginalizados: pobres, humildes, hambrientos, oprimidos, perseguidos: ¡son los preferidos de Dios!

Oremos En nustro librito de oraciones recemos con el numeral 4 página 13.

Escuchemos a Jesús Hoy leeremos las locuras de Jesús, sí, así mismo él está loco de amor por la humanidad, y va alterar la lógica de la sociedad por la lógica de Dios escuchemos con atención Mateo 5, 1-12.

Entendamos sus Palabras

primeras comunidades cristianas. Este sermón se dirige a los que se adhieren a Jesús, como los cuatro discípulos del domingo pasado, los valores del Reino que él anuncia. ¿Qué expresión se repite en la primera y en la octava bienaventuranza? ¿A quiénes está declara dichosos Jesús en las cuatro primeras bienaventuranzas? Las bienaventuranzas son la moral cristiana, lo que un cristiano debe ser. Y Jesús nos ofrece como una apuesta por la felicidad. Jesús dice: “dichosos los pobres en el espíritu, los que están tristes, los humildes…” ¿Quiénes son los que sufren a nuestro lado? ¿Cómo llevarles la Buena Noticia de las bienaventuranzas? Por dondequiera que vayas, difunde el amor: ante todo en tu propia casa. Brinda amor a tus hijos, a tu mujer o tu marido,a tu compañerito de escuela, al vecino de al lado... No dejes que nadie llegue jamás a ti sin que al irse se sienta mejor y más feliz. Sé la expresión viviente de la bondad de Dios; bondad en tu rostro, bondad en tus ojos, bondad en tu sonrisa, bondad en tu cálido saludo. Madre Teresa de Calcuta

Jesús comienza a poner en marcha el programa de acción, y nos presenta este hermoso discurso que es el manual para la vida cristiana y se llama “sermón del monte”. Contiene problemas que preocupaban a las    www.facebook.com/Salvatorianos 


www.facebook.com/CatequesisElAmparo   

Cuenta cuentos                                                              

Mi Compromiso

   www.facebook.com/Salvatorianos 


Las Bienaventuranzas