Page 1

AMPLIA VICTORIA DE LOS TRASEROS

jorge m. molinero


Todos los beneficios de este poemario, si los hubiere, serán destinados única y exclusivamente a la búsqueda de inspiradoras musas mediante gin-tonics, ron con cola y alcoholes varios.

amplia victoria de los traseros is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License. Tienes permiso para robar estos versos a placer mientras no vayas a ganar dinero con ellos. Puedes ningunearlos, destrozarlos, cambiarlos, incluso mejorarlos y decir que son tuyos si así consigues sexo con la persona deseada. O amor, quién sabe.

jorge m molinero La juventud del otro

http://elhombreinvisible-invisible.blogspot.com Óscar R. Cardeñosa Oleo sobre pixel

http://oleosobrepixel.blogspot.com


A Julieta, por despejar la nubes más negras cada vez que ríe y me llama papá. Y, sobre todo, a la mujer que con el lazo de su boca me tiene sujeto. Y verbo. Y predicado.


PRÓLOGO A modo de prefacio o justificación (nunca se sabe).

Cuando el llamado monstruo de Frankenstein, que no era más que una víctima, en un acto de ternura y de amor puro, abraza a una niña y, sin poder controlar su fuerza, la mata, el horror recorre la sala de cine. Los espectadores se estremecen y señalan con el dedo, para siempre, al monstruo. Para toda la eternidad será el monstruo o la "criatura" de Frankenstein. Pero, para ese hombre hecho a retazos de todos los hombres, como todos nosotros, aunque no lo quisiéramos ver, producto de nuestros genes, de nuestra educación, de nuestros amigos, y a veces, de nuestras lecturas y mucho más en el fondo, de nuestros circunloquios y secretos pensamientos, para ese hombre-monstruo, no hay malicia. Sólo ternura y amor. El horror está únicamente en los ojos de los espectadores. Cuando leo los poemas de Jorge, me siento, ¡qué presunción!, parte de su creación. Pero yo le dejé en Lorca. Machado sobre todo. Me olvidaba de Miguel Hernández. Nunca Zorrillas, Gabrieles y Galanes, ni Gustavos. Larras, tampoco. Ni Daríos. "Margarita, está linda la mar, siento, en el alma, una alondra cantar" ¡Qué bonito! ¡Qué fino! Pero se me quedaron Quevedo y Garcilaso. Este último rompió muchas cosas. Los habrá intuido. O tal vez, los soñó sin saberlo. Ambos usaron la lengua con descaro. Uno por arriba y otro por abajo. Por eso creo que contribuí al monstruo.

I


Jorge, cuando atrapa una idea, la acaricia, la ama, la acoge. La disfruta. Y, en un momento, soez, la estrangula. La deja muerta, sucia y pestilente en la palangana de un vulgar lupanar. Y sin embargo, él, es dulce, aunque no lo crean. ¿Seré yo, al fin y al cabo, el doctor y el monstruo? Los poetas ya no ejercen la carrera diplomática, pasan de métrica, endecasílabos. De asonantes, consonantes y ripios. Y hasta de "buenas maneras". Les gusta el buen vino. Pero es caro. Se enturbian el ojo, si es preciso, en calimocho. La cultura se refugia en cloacas. Donde anidan perros ciegos, sin pelo y asesinos. Y allá en Nueva York cocodrilos y caimanes. Leyendas urbanas. Poesías también. Démosle al chico la palabra. Alguien, siempre alguien, querrá quitársela. Perros hay que ladran aunque sólo mires a su amo. Martín Merino, padre de la criatura.

II


Silbando una antigua canci贸n, aparentemente felices, la barra de pan nunca llega entera a casa. Sisamos del cuscurro el sabor de los sue帽os infantiles siempre incumplidos, engullimos la miga, excavamos en la corteza un hueco donde abandonar el miedo a que alguien descubra nuestros fracasos. (Mi reino por un Sancheski, J. Malone Miller)


DIÁLOGO ANTE UN CADÁVER Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse. Gabriel Celaya

-Perdone, ¿el finado, por favor? -Aún descansa en la nevera, aterido, a la espera que alguien pague su sepelio. -¿No tenía descendencia? -Muchos eran sus hijos, mas volaron como el viento. Por cierto, ¿desea verlo? -No, muchas gracias. Me gustaría recordarlo cuando era el pasatiempo del rey soberano era la canción del labrador era el lamento y el grito del obrero era la voz del oprimido era, sobre todo, el beso del enamorado. -De todo eso, "ha" mucho tiempo. -Y diga buen hombre, al final, ¿cómo murió? -¡Qué le voy a decir que ya no sepa usted! Lo de siempre, a saber: la sociedad, el sistema de educación. La falta de educación. La televisión. La comodidad, el sillón, el dinero de papá. Desaprendimos la lucha y el esfuerzo... -Vamos, que entre todos lo matamos... -Y ella sola se murió.

1


-Dicen por ahí que no aguantó tanto azúcar -Claro, la estábamos maltratando quienes más la queríamos, y no me avergüenza incluirme. ¡Tanta dulzura, tanta miel! Ella no era así. No, me niego, era un corazón latiendo que acariciaba con las manos ásperas. Era saliva, fluidos y piel. Era la búsqueda de sexo. Lo demás son patrañas. Todos la utilizamos para follar. -Ahí, usted perdone, me muestro en desacuerdo, creo que era algo más: Ella derrocó gobiernos y levantó cerebros dormidos. ¡Destaponó tantos oídos sordos! -Bah, bah. Solamente un truco vulgar. Una gran mentira para acabar en una cama. -Y, ¿quiénes lloran tan compungidos? -No sé, nunca les vi con ella. -¡Se la veía tan viva!, ¡tan llena de futuro! -Mira, chaval, eres joven y crédulo todavía, pero he de abrirte los ojos. Ni era arma ni estaba cargada ni tenía futuro. Murió sola como un número primo, como la pasta de té con fruta roja. -Perdone, caballero, ¿cómo se llamaba en realidad? -Poesía. -He de confesarle algo, señor. Yo la maté. Yo y el verso libre. 2


REVISIÓN ANUAL Madrid y ya sabía lo que tocaba: hospital de La Paz, pruebas y el sábado, cuando llegaba mi padre, Museo del Prado. Siempre me llevaba a ver las pinturas negras de Goya. Yo me aterrorizaba al ver la media sonrisa de mi viejo ante Saturno devorando a su hijo.

3


EL SOL ES EL NEÓN DE UN CLUB DE CARRETERA

seguía siendo el sol el neón de un club de carretera la madrugada inerte que incendié con la colilla de un cigarro el campo de madreselvas rosadas para dejar paso a las avasalladoras agujas de pinus pinea y mancharme las manos de resina pegajosa hiriente cotidiana he dejado a las diosas en su cielo para acostarme con todas las mujeres terrenales de belleza renacentista la luna a la luna la dejo tranquila / sin abrirla de piernas desdeñando sus cráteres abro mis venas / mira / no es tinta negra sino roja sangre mira / ¿por qué me sigues llamando poeta?

4


EL PATO YAÑEZ Un niño escuálido juega a recrear con unas medias hechas un rebujo al pato Yañez recorriendo la banda. Imita con la garganta el fervor de la grada en pie coreando su nombre. Sin saber el pobre que es lo más cerca que llegará a estar de la gloria.

5


SERIE B Ha aprendido a quitarse el chupete pero la cuesta un triunfo volvĂŠrselo a poner y gruĂąe desesperada y no me deja seguir con el Serie B de Karmelo C. Iribarren. Me quedan una decena de poemas para acabarlo. Pongo unos dibujos animados en la tele, se calma y consigo al fin terminar el libro. Ahora gruĂąe mi ego mermado porque acabo de ver el camino y soy incapaz de encontrar la casilla de salida.

6


INDIOS VS. VAQUEROS Pero ahora, prefiero ser un indio, que un importante abogado Extremoduro En el patio del José Zorrilla cuando aún era un mocoso esquelético elegía siempre el indio en vez del vaquero el policía en vez del ladrón el payaso en vez del domador y siempre me ofrecía para quedarla si jugábamos a pillar. Me acostumbré demasiado temprano a perder.

7


EL EXCEDENTE DE CUPO a mi abuelo Valentín In Memoriam

El excedente de cupo que tuvo que ir a una guerra perdió en los campos de Castrillo la melodía silbada entre dientes. Le cambiaron el azadón por la patria mudó su boina en casco nacional y en el monte intentaron inyectarle a ráfagas, el odio. Miraba la foto de una jovencita cada vez que desfallecía el borrico lastrado de azúcar y chuscos de pan. Miraba la foto de una jovencita cada vez que desfallecían sus botas embarradas. Sus ideales se apartaron de flechas, yugos y manos alzadas. Rechazó libros rojos y puños cerrados y vacíos y abrazó el sueño de comer cada día trabajando todas las horas de su vida. Estar en el bando que menos perdió le brindó como única dispensa manzanas reineta, sopas de ajo y nitratos de castilla.

8


El penúltimo de una estirpe de hombres de verdad, nunca quiso recordar. Yo no llegué a tiempo para preguntar. Le jugó su corazón una mala pasada al seguir latiendo el día que quedó ciego con las piernas tronchadas. Todavía le recuerdo caminando con las manos en la espalda entrelazadas con fuerza para que no se escapara nunca jamás la melodía silbada entre dientes.

9


NI PUTA IDEA Demasiado guapo para la poesía / demasiado feo para el rock&roll J. Malone Miller Me gusta enseñar mis nuevos poemas a mi padre. Es mucho más culto y leído que yo. El crítico más feroz, sin duda. Me despoja de los laureles y me susurra que soy mortal. dice que no tengo ni puta idea de puntuar que ni riman ni tienen musicalidad que rompo el poema por donde me sale de los huevos sin ritmo ni concierto que mi verbo soez no es transgresivo es soez solamente él se quedó esperando la resurrección de poetas andaluces y siglos dorados sigue creyendo incauto en la poesía yo resisto como puedo a ser poeta quiero que me entiendan en las tiendas de ultramarinos 10


sin más conflicto generacional que mi defensa a ultranza de raúl y guti o su intolerancia con mi gusto musical quiero dedi carle un poema descabezado más que nada por TOCARLE LOS COJONES y decirle para que lo entienda en un verso endecasílabo la poesía murió hace ya siglos

11


INGENUIDAD Era más bien discretita en el arte de la felación una buena chica para compartir sueños, cama y macarrones no había descubierto aún las artes con las que encadenar a un hombre y joderle la vida entera

12


FELIZ NAVIDAD A Javier BretaĂąa luce el dinero luce su coche nuevo luce su odio J. Malone Miller -feliz navidad- nos dijo mi jefe sin extender su mano por el miedo a mancharse con el polvo / el hierro / la grasa / la mierda que vestĂ­an nuestras manos. ignorando sin ganas de conocer que toda aquella suciedad con la que ganamos el pan se va con un poco de agua y jabĂłn. sin tener que frotar con geles caros los restos invisibles de la sangre alojada en los surcos de sus manos.

13


CRISIS el diablo lleva traje no hay que descuidar la imagen para robar el alma J. Malone Miller me he fijado en los patrones y en los jefes de recursos humanos ¡ cada día están más gordos! empiezo a pensar que en realidad no despidieron a los obreros creo que se los comieron sin masticar

14


SOL siempre hay refranes que justifiquen todos nuestros pecados J. Malone Miller Durante toda la mañana permaneció campeando en el cielo pegando de lo lindo un sol de cojones Cuando salí del curre nubes amoratadas lo cubrieron jodiéndome una tarde de playa Por un momento me sentí de una importancia tremenda realmente me creí víctima de la fría venganza de un Dios por no creer en él

15


ME VINO A LA MEMORIA Me vino a la memoria Tenía apenas dos años Una enfermera me vestía Hospital de La Paz Mi madre tras el cristal con ojeras Su risa de flor digital encubriendo cicatrices / destierros / miedos Venía a salvarme Eso era la felicidad Ahora sé que llevo buscando aquel momento en todas las mujeres en todas las camas

16


EXENTA hoy he soñado que me hacía caso la chica que me volvía loco en el instituto. la misma que me usaba como pañuelo y jugaba conmigo cuando se aburría de esperar a aquellos tíos con moto. su cara estaba borrosa olvidé el color de sus ojos la largura de sus cabellos y uñas incluso el nombre se me antoja difuso. entendedme estaba exenta de la clase de gimnasia por los dolores de espalda que le producían sus ENORMES tetas.

17


UN TROZO DE TELA unas bragas, un trozo de tela una bandera, un trozo de tela o un sĂ­mbolo de algo por lo que matar o morir debo saber urgentemente si son una cosa u otra y llamar a todas las mujeres que pasaron recientemente por mi cama preguntando si son suyas estas bragas y fundar entre sus piernas una nueva patria

18


ALGUNA VEZ FUI UN CABRÓN éramos incompatibles a los quince tan dulce ella por corazón una piruleta de Fiesta y yo tan ansioso incapaz de evitar ronchar cualquier caramelo que la vida me regalaba 19


GENIO Lo he leído, ninguno lo pudo superar. Todos murieron alcoholizados o drogadictos, locos depresivos. La mayoría se suicidó antes de la treintena, no pudieron saltar la sombra alargada de un padre considerado un genio. Por eso yo, ahora, en vez de escribir el poema que me haga inmortal, me tumbo en el sillón a escuchar a INXS en calzoncillos. Me corto las uñas de los pies, engordo con bollería industrial y me quejo de todo. Es mi manera de apartar un peligro más a mi pequeña Julieta.

20


APENAS QUEDABA A José Alberto, Tito, Miguel... Apenas quedaba una tónica caliente y una botella de cocacola de dos litros que, mellada por el uso, doblaba el espinazo en una esquina del local. Acabamos con el alcohol barato de marcas impronunciables. De aquel sillón pegajoso, María salía limpiándose y subiéndose las bragas, justo en el momento en que la última vela expiraba hecha un gurruño de cera. Borrachos, cerramos el candado de aquella puerta con la ayuda del fulgor del mechero con el que nos encendimos los Marlboros que alguien ofreció antes de tirar el paquete vacío al suelo. Fue esa y no otra. La noche en que dejamos de ser jóvenes para siempre. Y no lo sabíamos.

21


SALVANDO LAS DISTANCIAS es beneruda el poeta más grande que yo conozco J. Malone Miller

cuando empecé no sabía si quería ser -salvando las distanciasbenedetti o neruda gerardo diego o leonard cohen lorca o celaya bukowski o panero ahora tengo claro que -salvando las distanciasno quiero ser jorge m. molinero

22


"Esta vez me metí en un café; conseguí una mesa junto a la ventana. En un lapso de una hora y cuarto, pasaron exactamente treinta y cinco mujeres de interés. Para entretenerme hice una estadística sobre qué me gustaba más en cada una de ellas. Lo apunté en la servilleta de papel. Este es el resultado. De dos, me gustó la cara; de cuatro, el pelo; de seis, el busto; de ocho, las piernas; de quince, el trasero. Amplia victoria de los traseros." (La tregua, Mario Benedetti)

Se abrió un claro entre las nubes, hemos vuelto a ver el sol. Como dos presos comunes en el tejado de una prisión (Intro a Pepe Botika, Extremoduro)

23


EL CORAZÓN DEL ÁNGEL Prepara una tortilla de dos almas para cenar. El sortilegio, a punto, espera en la cama anegada de adioses. Reina de la magia negra, me cabalga ensangrentada desmenuzando mi corazón con la furia latente del condenado a muerte. Sexual hasta límites macabros, me toma con la boca llena de sacrificios como Lisa Bonet en un rito satánico. El conjuro inquebrantable y precioso de sus manos ilusionistas convierte una noche de lunes vulgar en la última noche en la tierra.

24


CULITO DE RANA Alguna vez me ha sorprendido despoj谩ndose de un disfraz de enfermera. No hace falta, aunque se agradece el gesto. Es experta en remendar mi coraz贸n Curacurasana cada vez que ataja por mis pantalones.

25


MIRO A LAS CHICAS apaga la luz / cierra también la puerta / sueña / amor mío J. Malone Miller Me preguntas con ojos inciertos por qué miro por la calle a las chicas; es para ratificar que a todas sacas al menos un cuerpo de ventaja. Dime dónde iba a estar mejor este gusano sino dentro de la manzana guardada entre tus senos. Tus senos cuando se tornan senos -más allá de jugosas y grandes tetas- enmascaran mis temores y esconden en el canalillo mi alma reservada lejos de satán. Miro a las demás para poder respirar, me da miedo tu belleza septentrional. Eres una semidiosa con cara de ratoncilla y cuerpo de mariposa, enamorada de un pobre mortal, castigada por los celos de hades y teseos a aguantar a un poeta más fracasado que la cherry coke (y eso que siempre quise ser payaso en lugar de domador). Yo me preocupo sólo de escribir y de cargar con la bolsa de tus miedos, poco puedo darte aparte de malos versos y mi lengua colibrí. Eres masaje en los pies, un último trago de agua fresca, el brazo gangrenado bajo mi cabeza, la artesana que sabe recuperar con besos mi corazón renqueante. Miro a las chicas para recordarme todo lo que contigo gané; amarraste en espiral con tus rizos mi barca desvencijada a tus labios, asfaltas con arrumacos mi árida piel. Miro a todas las mujeres que me cruzo y ver su vulgaridad. Ya sé que tú también sudas, tropiezas y te embarullas. Cagas. Supongo que es una táctica de camuflaje para ninfas de incólume hermosura. Tu regazo es calmante pramoxina cuando todos se empeñan en buscarme el [punto g, tu bolsillo repara las goteras de mi cuenta corriente cuando Botín, verdugo, me señala como una cara de Bélmez. Miro a las demás chicas para confirmar la evidencia de ser tú, mi vida entera.

26


AMA DOMINANTE por romper el himen de mi corazón no cambiaría el cromo de tus besos aunque lo tuviera repetido J. Malone Miller

ama dominante / guantes de cuero servicial pornochacha desconocida ardiente tierna mamá / caricias en el pelo madura ninfómana colegiala inocente has de ser cada noche una distinta y ganar la batalla del amor que te profeso / mi vida / contra el sucio deseo de tirarme una nueva cada día 27


GÉNESIS 2.0 descansa de lado dándome la espalda le acaricio la silueta arriscada me entretengo en sus nalgas cariño y me responde con un suave rechinar de noes tiene sueño tendrás que esperar digo mirando la dureza de mi erección esto debe ser aquello que los antiguos pobladores de la tierra de sangre llamaban Sodoma y Modorra

28


TAN BELLA, TAN PERFECTA Para lucirla por la calle, hermosa. Y para convivir, la razonable belleza que Lucrecio aconsejaba. Pero para la cama más bien fea. José María Fonollosa era tan bella, tan perfecta en sus ojos el mar que cubre la atlántida su boca una cereza del valle del jerte su pelo tejido por gusanos de seda sus pechos cincelados desafiando la gravedad su vientre plano como la meseta era tan bella sus manos llenas de unicornios y diosas griegas tan bella, tan perfecta que me follé a su amiga imperfecta manufacturada a base de golpes y lágrimas de trabajar ocho horas sudorosa real cálida sensual con su cuerpo lleno de plieges cortado a hachazos como un verso de bukowski. porque nunca me gustó el olor a nuevo ni el sabor a plástico

29


ELLA ES la bolsa de guisantes congelados en el tobillo hinchado el billete encontrado en el bolsillo de un viejo pantalón el bidón de agua fresca en la subida al Tourmalet el tirón de orejas las comas que ordenan mi vida el olor a café por la mañana entrando en la habitación las gafas de ver de cerca las gafas de ver de lejos el escudo y la trinchera mi efecto placebo las sopas de ajo en las heladas de enero el goteo en el huerto castellano el gol de Iniesta la crema contra el acné de un quinceañero el pollo asado con el que sueña Carpanta el despertador que olvido desconectar los domingos el sofá tras las horas extras en agosto el poema que escribí con versos desechados el alka-seltzer que aplaca mis resacas el verso encontrado sin buscar el almuerzo del cazador la toalla tirada a la lona antes del coma cerebral el diablo disfrazado de canción del verano el papel higiénico en el w.c de tíos en un bar la pistola que mató a Kurt Cobain la arena que llena mi reloj los cordones de mis botas un número mayor ella es algo más que mi vida entera 30


DESPUÉS DE ESTE POEMA sé que después de este poema vendrán las caras largas los silenciosos reproches de la luz que embarga mi vida triplica al menos mi valor yo únicamente tengo mi tiempo para darle junto al gol del honor en medio de una dolorosa derrota podría estar cubierta de tesoros y eligió un perdedor al hombre que toca el triángulo en una orquesta es tan guapa como (?) es tan bella como (?) es tan hermosa como su reflejo en el espejo tan desagradecido para las demás no sabe que en mis versos consigo merecerla al fin yo tan solo quería regalarle un vestido de marca para la cena de los premios a peor poeta del mundo

31


BREVE VICTORIA Tardar en reconocer a la primera chica que te dej贸 bajo una recopilaci贸n de arrugas grasas ojeras amargura gravedad a帽os llegados antes de tiempo y mirar a tu lado para ver una mujer hermosa que a pesar de perder su reino por apostar al caballo equivocado te sigue mirando con una hoguera en los ojos 32


INSPIRACIÓN -¿En qué te inspiras, cariño? preguntan tus ojos glotones a mi espalda. - En ti, mi vida. Siempre en ti. Así callas y me dejas seguir escribiendo, sin saber que vuelco en el papel retales de una cabeza de chorlito. Las musas aguardan a veces en inexpugnables vericuetos. A veces en la sangre coagulada de la carnicería. En una esquina vestida con medias de rejilla. En el contenedor de una clínica de liposucciones. En un vaso de ron. En los pezones de las maniquíes. A veces son el disfraz para una mentira. Otras una certeza asumida. Viene de repente con una frase antes oída, vistiendo de flores o minas mi descampado. Hay días que la busco en las ofertas del mercadona, en la sección de congelados. Pero es ella quien me encuentra cuando estoy dormido. Amontonando poemas putrefactos en las cunetas del olvido. Como un pueblo castellano. Al morir las rimas, los versos se exilian a la isla de los leprosos. Es entonces cuando exploro tu cuerpo excelso y hallo una vez más en tus besos, la inspiración que lleva tu nombre de nuevo.

33


EDELWEISS Busca la penumbra entre el juego de sombras que filtra la persiana. Termina por desvestirse y me da por canturrear edelweiss. Íbamos a hacer el amor pero no encuentra otro momento mejor para decirme con un lince salvaje en sus labios que la pinto demasiado bella en mis poemas. Que luego vienen las decepciones tras descubrir sus imperfecciones de mortal. No es una diosa griega y me pregunto si no son de extrema hermosura las estrías por dar cobijo a Julieta el culo cítrico en el que descansan mis sueños los pies cóncavos cuando rinde ante ellos su ropa los ojos marrones donde aguardan firmamentos los rizos indomables al enredar mi deseo en espiral las manos secas y ajadas si me acarician... ...De sus pechos nunca se queja, siguen desafiando al mismísimo Einstein, aunque desde mis versos en el desierto, sostiene que mis amigos le miran las tetas. Aunque en realidad no sea perfecta, dudo que interese a alguien un poema con su manía de encoger por costumbre mis camisetas favoritas.

34


CAFÉ FRAPPÉ

Un café frappé - nes glico poli megala- una lluvia de gaviotas apaga el volcán vaporoso y vuelve tornasolado el atardecer. Una mujer en mi alma arraigada esconde en sus ojos los secretos de la ciudad perdida. Todo es tan sublime que parece presagio de la muerte. 35


ZINEDINE emociones fuertes buscadlas en otra canción Joaquín Sabina Zinedine. Así la llamo cuando roba mis viejas camisetas arrugadas y blancas para dormir. Aunque ella prefiere que le llame mi vida o cariño, como las parejas que creen amarse de verdad. A mí me gusta más Zinedine. Porque apareció sin aura de estrella cuando sólo buscaba a Melibea en su huerto de piernas despejadas. Convinimos, para no enamorarnos, la prohibición de tirar a trallazo a los corazones sin almohadillar. Ella, con la intrascendente sencillez de bajar por la noche la basura, controló un meteorito con el pecho y regateó mis miedos. Cuando todos cantaban gol dio una asistencia a mis labios. Su lengua mojó la arena que hizo parar el tiempo de mi reloj. Y apenas llegó se instaló para siempre en mi vida. Ahora se prepara para madre, regañándome sin parar y cortando muy muy grandes los trozos de tomate para ensalada. Se prepara para madre, cree que soy un pez alevín, con esmero me ofrece el alimento de sus pechos generosos. Se prepara para madre, me prohíbe ir en chándal al centro. Se prepara para madre, afila la zapatilla y todo el amor que abriga me lo da sin esperar nada a cambio. Se prepara para madre: me ama sin condiciones. 36


PALABRAS PARA JULIETA Todo lo demás, todo lo demás papá se ha comprado no importa alas / un escudo y la espada Quique González matagigantes / la dependienta me aseguró de su prestancia también con dragones y monstruos nocturnos papá inventa para su niña versos inservibles / confeccionados con un puñado de orugas desertoras si eres lista buscarás un porqué si eres lista nunca lo encontrarás papá querrá rellenar los huecos entre tus costillas laceadas para que ningún montesco rompa tu corazón pero papá no podrá evitar que caigas mil veces / sabrás demasiado pronto que no es superman no temas / te acostumbrarás al sabor herrumbroso de la sangre a la sal a los ocres de un horizonte incierto será entonces cuando te abalances a las manos de mamá guardan más poesía que toda la colección visor

37


MEJOR, FOLLEMOS que el satélite que creímos ver la noche que nos arañamos el ayer no va a alterar la ruta que su órbita ordena no acometerá sobre la tierra enfurecido por no haber limpiado las ventanas del salón Mejor, follemos seguro que no abdicarán los reyes sobrantes no se suicidarán los dictadores eternos no perderán tus ojos el color avellana ni las ciruelas se negarán a madurar por no haber limpiado el baño esta semana Mejor, follemos están a nuestro favor la maleza y la mugre de los cristales que nos esconden de ojos extraños somos pobres acostumbrados al lujo imaginario a las sábanas reales cargadas de sangre y poesía preparados para ser felices con lo que mejor sabemos nos fruncimos nos rebosamos nos libamos nos ofrendamos nos corroemos nos amamos nos soñamos despiertos Mejor, follemos es el granito de arena que aporta nuestra cobardía para vengarnos con nuestra nimiedad de todo lo que nos hace daño

38


POST-IT mi vida, me he levantado tarde y he estado escribiendo. no me ha dado tiempo a hacer el baño. te dejo en el frigo unos macarrones. si sobran los cenamos. me voy a currar. TE AMO, ETC en ese etcétera abarcó sus labios la risa el miedo el suspiro ingrávido en ese etcétera estaba una vida a merced de unos pechos de talla cien no intentó inventar versos en escorzo para repetir lo dicho mil veces prefirió acallar todas las metáforas para colmarla de dulces etcéteras por la noche la llenó de caricias demostró de nuevo mi teoría: al final la poesía no es más que un aburrido disfraz para etcéteras

39


MI CHICA ALI OLI

no es que te quiera poco es que mis nueves a veces parecen cuatros

se enfada cuando la llamo mi chica ali oli tuerce el gesto y la entiendo tener un marido poeta para esto si no sé otra forma de describir su beso de buenos días repitiéndose durante toda la mañana en mi boca 40


LA CAMARERA DEL CAFÉ ESPAÑA bisnieta de brigitte bardot pin-up en miniatura los pies limitando una rayuela las manos atrás y un leve balanceo con el que sus tetas piden la independencia de su boca de adormidera -servida en copa de balónbajo las cejas late la caldera del volcán de una isla griega el bolsillo del pantalón roto por un culo que quiere ver mundo más allá de sus cortas piernas en bandeja un gin-tonic junto al lunar que tiembla en su escote imitando un grano de pimienta negra en una mesa estratégica bebo sin ganas / quédate con la vuelta y dejo algún verso en el reverso de la cuenta con la esperanza de ser invitado al menos una vez a probar la angostura que guarda en la barrica sagrada de su sexo not poetry final version: en mis pajas se sube encima y se corre lloviéndome gotitas de angostura 41


DESPUÉS DE CORRERNOS con la duermevela de cómplice escurridiza arrima el culete se insinúa sibilina fóllame como si fuese otra y el sexo es mejor sin cadenas después de corrernos regresa el amor

42


MINIFALDA AZUL hoy estrena sandalias estilo romano minifalda azul -como la del paso cebra de Sabinay una camiseta tan escotada que hace ponerme de todo menos po茅tico yo de su mano con esa sonrisa de tonto consciente de tener la suerte que s贸lo los tontos tienen nunca tuvo demasiado tino con los complementos

43


CACHÉ y entre otras mil cosas glosadas ya en mil poemas está el caché que una hembra como tú colgada del brazo otorga a un tipo como yo que de lejos se ve que no tengo un duro -visto de Zara y carezco de modaleseso que dicen que a las mujeres os gustan los que os hacen reír ya no se lo cree nadie y saber juntar mal o bien cuatro palabras para hacer conatos de poemas no parece suficiente motivo para que una hembra como tú pasee por la ciudad colgada de mi brazo caché, me das prestigio porque todos al vernos juntos, te miran me miran y piensan que debo tener un rabo descomunal

44


Una vez, puse música al furor de una cascada al soñar. Desperté, lo que antes era un río, ya no estaba. Ni estará. Sé muy bien, sé muy bien que si pido copas me saldrán espadas al final. Sé muy bien, sé muy bien que el destino guarda cartas en la manga hasta el final (Cartas en la manga, 091)

45


GÉMINIS Mi hernia de hiato se alivia con ácidos diptongos. Mi falta de fe colecciona vírgenes y rosarios. Mi amor por los animales decora una sala de trofeos. Mi timidez a menudo se viste de una risa escandalosa. El tiempo que me queda se ahoga en un reloj suizo sin pilas. Unas tijeras abiertas sostienen en el filo mi buena suerte. La estrella polar que me guía desaparece tras puntos cardinales mal avenidos. Y te amo con más fuerza cuando no duermes conmigo.

46


ESTRELLA ERRANTE La tarde incita al suicidio colectivo en otro domingo aciago. Secular. Abatido, enjaulado. Fumas otro cigarro en el dormitorio desolado por demasiado tiempo. A nadie importa el olor y la cama sin hacer. El frío se acomoda en tus huesos cuando Lee Marvin resolla Wand`rin Star. El cenicero cobija pares de besos descasados y un aliento perecedero. Sin más castigo de una vida que jamás te ha regalado más de lo que merecías, en un silencioso acto de justicia divina. Anhelas un poquito de la suerte de los tontos que te rodean a diario. En la radio, Messi se exhibe con otro gol del siglo. Lo celebra con la desesperante falsa humildad que insulta nuestras dramáticas limitaciones. Fumando en la desordenada habitación, malversando versos ajenos a la espera de un rechace que deje tu vida muerta en boca de gol.

47


PONED UN TRES DE OREJA más que doloroso su adiós fue una sorpresa mi cara al ver hecha la maleta se convirtió en un poema que -permitidme la licencia (poética)no puedo por más dejarlo aquí 6 4 a la mayoría de los poetas esto les habría dado para todo un libro

48


CLOWN

era enorme la tristeza / no cabía en aquel par de zapatos abandonados J. Malone Miller PREFERÍA los gritos a ese silencio estridente, contaminado de reproches y avisos cumplidos. Es mentira que aman a quienes las hacen reír; se desmaquillan, juegan a la tercera guerra y rematan con una ceja de incredulidad tu disfraz de payaso. Fumo sentado en la escalera mientras un taxi huye hacia el aeropuerto. Un lobo solidario aúlla nuestro dolor desde su destierro de luna. Gracias, Charlie Rivel. 49


BLUE SUEDE SHOES durante un tiempo salí con una dependienta de una zapatería. siempre salía tarde. a veces, cuando cerraban, la esperaba dentro mientras pasaban la mopa, por no estar bebiendo cervezas como un bobo, solo, en el oxford café. sé distinguir si un zapato es de piel, serraje, nobuk, ante. incluso diferencio de un vistazo francesitas, merceditas, bailarinas, babuchas, chinelas. cuñas, plataformas, tacones de aguja, cubano, Luis XV. creo que es bastante para ser heterosexual. lo que nunca aprendí es a calzarme unos zapatos y empezar a andar en la dirección correcta.

50


DE MAMOLAS Y MAMADAS el año que no utilizamos la ropa de entretiempo volvimos loco al mercurio incrustado bajo la dermis dos extraños claudicando por el pasillo una mirada y pasamos de las mamolas a las mamadas demasiado pronto

el año que la luna alcanzó al sol se fueron a dormir las gallinas junto a nuestro futuro indolente el año que jugamos a cucú-tas te escondiste en el cesto de la ropa sucia y olvidaste salir me cansé de buscar se escapó la ilusión de volvernos a encontrar el año que el salitre tornó su sabor a pecina de río vulgar lanzamos las monedas a la fuente de los deseos agosto perdió incrédulo el azul nos quedamos esperando pero Anita Ekberg no emergió semidesnuda de las aguas de nuestro penúltimo revés

51


REBOZADO ARTIFICIAL siempre fuiste muy lista no te lo voy a negar aunque fueron tus tetas lo primero en llamar mi atenci贸n me dices que te vas mientras batallo en la cocina con tres sartenes en el fuego para evitar la confrontaci贸n una croqueta se desnuda del rebozado artificial y me acuerdo de la primera vez que dejaste caer el vestido azul. el aceite hirviendo me salta a los ojos pero no me duele pero no me duele ya corto una cebolla como excusa para llorar a gusto y me recreo en mi dolor con nuevos poemas grasientos se me quema la cena

52


LAS ARMAS DE LOS MUERTOS Son para siempre jóvenes. Se burlan De la caricatura que ya somos José Emilio Pacheco

A los muertos no les gusta utilizar la violencia para sus venganzas Todos los misterios y secretos les son revelados por el consejo sagrado de los dioses sin doctrina Saben más por muertos que por viejos No necesitan reunirse en nutridos ejércitos ni aparecer con sus calaveras descarnadas en noches de tormenta Ni extender leyendas sobre su vuelta al mundo de los vivos Los muertos en su muerte tienen la victoria Armados con su imagen aún vivos en las fotografías Nos recuerdan mientras un día nos abrazaron sonriendo que ellos los muertos en su muerte Siempre ganan la guerra del tiempo

53


ANIVERSARIO Cara A Salimos del italiano, una copa en un sitio tranquilo y a casa. No importa la lluvia, nos besamos en cada portal; apartas un mechón de tu pelo para enseñar los pendientes que acabas de estrenar. Tú sí sabes hacer regalos, te pones el traje de lolita que compramos en el sex-shop, te mueves con el I need you tonight, muestras mi futuro cercano lamiendo un caramelo de palo. Me siento Dragó a la puerta de las Teresianas, Woody Allen tirándose a su hija. Oh, sí nena, ya estoy dentro, tu sexo es un campo quemado de rastrojos. Oh, sí nena, en cada envite de mis caderas regresamos a los noventa, con cada empellón llamamos a los timbres, fumamos a escondidas; sabemos a 43 con chocolate, clases de latín. Esta noche de ayeres vestida de siempre juntos

54


Cara B He vuelto a fumar y cuento calculadora en mano todos los besos y te amos que nos mentimos estos años. ¿Cuántos llevarás con él?, ¿serán de verdad? Estoy en el italiano borracho, una de lambrusco para mí solo es demasiado. Las camareras cuchichean y ríen, me invitan a un limoncello, debo ser patético. Ya no conozco a nadie en los bares, perdí mi instinto cazador; enmascaro las penas con el pan que me ofrece una puta de Circunvalación. Su servicio me cuesta más que las obras completas de Roger Wolfe. Realiza bien su cometido pero no tiene galaxias altivas entre los labios. Lloramos juntos una de Atahualpa Yupanqui. Me siento Dragó ante una mujer de verdad, Woody Allen acomplejado ante Mia Farrow. Suicido tu recuerdo incandescente con Santa Teresa gran reserva en esta noche de ayeres vestida de nunca más.

55


ME VOY

me voy necesito pensar... y todas esas chorradas. -si eres el hombre de mi vida nos reunirá el destino. pero yo te amo ahora que tienes las tetas en su sitio que sigue firme tu culo ahora que tienes bruñida la piel y no eres un poema triste, que sudamos en el colchón y huyes de mi cuaderno cuadriculado. ahora que al oído te amo y no te odio en verso

56


POR SABERNOS VERDUGOS Te recuerdo claramente en el Chelsea Hotel. Eso es todo, no pienso en ti muy a menudo. Leonard Cohen

Nunca te llevé a Florencia No te quedaste desnuda para mí En el Chelsea Hotel Nos engañamos en la misma cama Soñando con bocas distintas Dejamos boca arriba la barra de pan Por sabernos verdugos Y cambiarte al final por mis poemas Nos tomamos el café amargo y frío No tarareamos más hallelujah Para disfrazar el amor Que ya falleció en el primer gemido No me preguntes qué pasó Yo crucé los brazos en el naufragio Con suerte mis miedos se ahogaron Aceptar la derrota no es difícil Si nunca te has quedado con la chica

57


BORRASCA

Aprovecho que esta latosa borrasca ahoga de nuevo todos los pantanos y embalses inaugurados por fran-co para regalarme un baño relajante hasta arriba de agua y pienso con una sonrisa estúpida en los labios qué haría si tuviese ahora mismo un revólver en vez de un libro de poemas salpicado de espuma

Menos mal que con los rifles no se matan las palabras Manolo Chinato

58


ENTERRAD MIS MANOS BAJO UN NARANJO Enterrad mis manos bajo un naranjo cuando llegue entrometida la muerte para recordar así sus muslos imperfectos mis ojos abandonadlos con disimulo en la galería de los Uffizi frente a la primavera de Botticelli como sucedáneo de su belleza mis huellas y mis callos quemadlos arrojadlos sobre un extenso melonar no quiero olvidar ni un momento sus pechos con exceso de velocidad mi pene colocadlo junto al altar de la ermita donde nos casamos ella siempre dice que lo adora mi lengua llevadla a las cuevas famosas de Nerja deseo sentir la humedad y la sal de su sexo inaplazable mi piel entre viñedos que evoquen sus abrazos desbrozados mis dientes yazcan en campo de algodón para tejer nuevas bragas inmaculadas mi corazón ya lo tiene ella preguntadla qué quiere hacer con él y los poemas los poemas creo que van al contenedor azul

59


NUEVA VIDA

Desde aquel día que se derritió la brea de tus pupilas remotas poco antes de huir con el tipo al que diste la contraseña que abren tus piernas ya no se compra fruta en esta casa y el dentífrico se apura antes de empezar otro El baño es una exposición de rollos concluidos no se paga un seguro a tiempo por olvido o desconocimiento ( tú llevabas esos temas) compongo cada vez peores poemas e ignoro cuándo echar a lavar el pijama Me masturbo diariamente sin pensar en nadie los botones del mando amanecen desgastados los zapatos siempre andan tirados por el suelo me alimento a base de pizza congelada se han roto tus discos de Beyoncé Y cuando la tristeza me hace añicos el pantalón si por casualidad me trae tu nombre me drogo con la morfina que revenden en los clasificados del domingo 60


EL BUEN VASALLO

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Aprovechar el dolor de tu partida para crear un amago de poema. Una última canción imposible de musicar. Mas prefiero masturbarme recordando tu cuerpo. Recorro tu piel y tus agujeros. Me pierdo en tu miel y tus tequieros. Despego de tu boca, aterrizo en tus labios. Disfruto a solas de los vapores sudorosos del recuerdo. Puedo ser un bardo galo y glosar tus virtudes excelsas pero evoco tu coño en mi cuerpo anacoreta. Puedes leer por última vez mis versos antes de romperlos. Llorar amargamente antes de surcar otros brazos. Pero escoges tocarte con mi imagen en tu cerebro. Estremecerte mientras mi lengua bífida te dobla el placer en un esfuerzo postrero. Expulsas evocándome todos los fluidos de tu sexo. Y como el Cid, gano la batalla después de muerto. 61


ME AMÓ Que le corten la cabeza al rey de copas por la torpeza con tu imposible sujetador; a tus labios de cereza asoma atónita la certeza de no ser para ti lo mejor. J. Malone Miller Me amó Me amó tanto, tan de veras Y es, precisamente, ese amor tan grande lo que legitima este profundo odio La odio porque hoy por hoy me amó En pasado se excusa mientras se va Quiere obligarme a rimar en pretérito imperfecto de primera desilusión -amaba, lloraba, soñaba, besabaPero rechazo el refugio de la poesía Tampoco tolero demasiado bien el alcohol Huye sin recordar que a su llegada me arrebató el arco y las flechas para cazar jóvenes gacelas Huye dejando vacía de asuetos mi faltriquera sin tiempo ni dinero que malgastar en otras camas Se larga linchando el proyecto de sábanas revueltas, de tardes de domingo bajo la manta

62


La odio porque hoy por hoy me am贸 Y porque me pide que la espere cual Pen茅lope tejiendo y deshaciendo una mortaja con patr贸n de vestido nupcial Oh, odiada m铆a, mucha tela va a sobrar para hacerte unos mini short como los que te vieron comprando en Bershka poco antes de salir a zorrear

63


PARA NO DESVELAR

nada hay más fácil que salir derrotado de entre sus piernas. J. Malone Miller Cierro la puerta en silencio, despacio, sin desvelar tu aturdido corazón; embolsando mi orgullo en el petate. Tengo más la certeza que el presagio de dejarme de nuevo atrás el balón en un último e imposible regate. 64


AQUÍ, PARECE

Aquí, parece, se bifurca nuestro camino. Nos reencontraremos en la última curva antes del infierno, esquina con la catedral. Yo, con mi mochila llena de errores. Tú, con los bolsillos colmados de adioses. Esconderé entre las uñas romas por el descalabro un puñadito de inviernos para soportar mejor el calor subsahariano del averno. No olvides conservar una moneda para pagar al barquero. Antes o después todos hemos de reembolsar la jauría de daños dejados a nuestro alrededor. 65


VERSOS Y VIDA DE UN RETRETE DIJE: Ave, mi amor, los que van a cagar te saludan. Como siempre, intentando reírme de nuestras miserias, taras y placenteros defectos mundanos. Ensimismado en el esfuerzo, releyendo La Tregua de Benedetti, no escuché cerrar la puerta y al salir, con las piernas dormidas del baño, encontré una nota: -bajo a por tabaco. Cuando me la cruce un día de estos camino de un estanco, le preguntaré si al final fue capaz de superar su adicción a joder la vida a los hombres.

66


TIENES UN EJÉRCITO SUMISO tienes un ejército sumiso dispuesto a morir antes que a matar por una audiencia privada contigo tienes un silencio incómodo tras el estruendo de los muelles tienes el botón rojo a diez centímetros del fin de tu minifalda los homicidas de tus problemas a un chasquido de dedos el meridiano de greenwich oprimido bajo las tapas de los tacones y anémonas decorando tu melena ten también este poema lo tienes todo también este poema todo excepto la penumbra silenciada del reverso del espejo en el cual ayuna tu bulímica belleza

67


EL RUIDO la nota de un suicidio no llevado a efecto la bandera de españa en la mesa del telediario de intereconomía] la banderilla rezagada en el arrastre de islero las flores muertas en el camerino de una diva la lluvia ácida comprada por un magnate de texas la melodía del despertador un sábado la L atropellada en la coruña la nómina de 800 euros la soga con aspecto de cinturón encontrado en la 524 del Ritz Carlton] el támpax en la suite de la noche de bodas los hielos derretidos en un vaso de cubata utilizado como cenizero] el pasillo de poesía vacío en la biblioteca la inmundicia en los pasillos de telecinco los ríos derrochados mientras esperamos que salga el agua caliente] la mancha de grasa en la dieta de un obeso la sala de espera en urgencias de pediatría los blísters de cerveza en primerísima línea de playa la borrasca en la exigua semana de vacaciones el ruido al cerrar la puerta cuando te marchas a trabajar el ruido del silencio cuando no estás el ruido inaguantable de tu ausencia

68


COMO EXCUSA como excusa como venganza como capricho u error, libélula magnicida como un pobre en navidad sentado a la mesa de tu sexo suntuoso como última voluntad antes del desprecio como migaja, sucedáneo, analgésico como penitencia como régimen o cura como flagelación con soberbia condescendencia hazme un hueco en tu cama esta noche

69


LA SEÑAL DE PROHIBIDO

En esta madrugada desagradable como ella sola, la señal de prohibido el paso a vehículos, es, en este momento, lo más parecido a la belleza. Una especie de Mona Lisa del siglo 21. Con esa mueca rara de horizontal blancura, no sabes si aprieta los dientes con rabia o se ríe de ti.

70


CELOS Y RECELOS te preguntas por qué llegamos a esta situación irreparable donde conviven silencios y gritos reproches y vajillas rotas celos y recelos y la culpa es mía al no haberme marchado cuando debía eres terriblemente hermosa confieso que me quedé en tu cama por miedo a quedar como un imbécil me pasa a menudo acuérdate de cuando entramos en alguna exposición y me da cosa irnos nada más entrar no sea que me miren raro los que ven el sufrimiento que el artista quería expresar en un cuadrado negro solitario dentro de un enorme lienzo en blanco

71


EL ÚLTIMO UROGALLO me voy en busca del grito del último urogallo una huida hacia delante sin nada que perder se acaba de ir me ha dado un beso de hermana -ya te llamaré- y seguro lo hará sin dolor sin rencor la canción más amarga es la que nunca se ha escrito la que jamás se tocó al piano se acaba de ir con la indiferencia asesina de quien no ha hecho nada malo Se trata de eso de vivir como quien se come una tarrina de helado* y yo buscando romper el silencio con el grito del último urogallo

*Robado a Juan Martín Ruiz

72


LA MUÑECA DERECHA me he cambiado el reloj a la muñeca derecha para evitar que interfieran los campos magnéticos en los latidos de mi corazón en el descanso de mi cerebro en el intestino delgado o en el correcto funcionamiento de mi miembro viril pero sigue corriendo el segundero en mi contra al amanecer tomarás ese avión

73


una boca que se come otra polla te degrado a objeto, a cosa, a boca que se come otra polla para poder respirar, eres sólo eso, una boca que se come otra polla una cavidad húmeda con lengua, dientes, papilas gustativas y campanilla una boca que se come otra polla la única forma de digerir las rotas promesas de algodón de azúcar, volatilizadas antes de salir de la boca de esa boca que ahora se come otra polla 74


ANGIE But Angie, Angie, ain't it good to be alive? e Rolling Stones

325.894 visitas en dos días se han puesto cachondas viendo el vídeo de youtube en el que bailas borracha, como una atleta del vicio, al ritmo del Angie de los Rolling, que insistente pediste al pincha de aquel pub de un pequeño pueblo caníbal de la Castilla más profunda. 325.894 personas y nadie se dio cuenta que entre el corro de hombres que te jaleaban para que te quitases la camiseta sudada que dejaba entrever los pezones, había un tipo que se volaba al sexto Santa Teresa la tapa de los sexos. De los 325.894 soy el único que sabe que aquella noche era la primera noche en la que los dos no bebíamos para olvidarnos. 75


CADA MAÑANA IGUAL cada mañana igual parado como un pasmarote en las escaleras del portal después de dejarte en la cama con ese olor a tierra mojada que tienes al despertar haciendo de tripas corazón consciente que no merece la pena abandonar tu madriguera para jugarse el pellejo en esta mierda de vida construida con hormigón y brea

76

Amplia victoria de los traseros  

Segundo poemario de Jorge M. Molinero, una autoedición del 2011 con ilustraciones de Óscar R. Cardeñosa

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you