Page 1

Comunicadora social y periodista

VILLANUEVA ORJUELA KELIN 387861


LA CICLA UN SUEÑO ROSADO

Desde niña tuve la sensación de querer practicar el ciclismo, pero por falta de tiempo o de interés no solo por mí, sino también de mis padres no continúe insistiendo. Pero quería lograr el objetivo de adquirir una cicla que con tantas ganas quería. Aunque nunca tuve una cicla si me dieron la oportunidad de que el niño Dios me trajera un triciclo, aquel niño llamado Dios era el nombre que mis padres me hicieron creer de pequeña él cual era el que cada veinticuatro de diciembre traía los regalos a los niños que obraban bien en todo el año, el cual me trajo un triciclo amarillo con negro que en su frente llevaba una enorme cara de un muñeco llamado Miki Mause. Parecía de niño, pero con gusto siembre andaba feliz por las cuadras de mi barrio manejándolo. Después del tiempo ya esperaba un regalo el cual su contenido fuera una cicla rosada con un estampado de Barbie, ya había crecido con un pensamiento religioso el cual uno no escoge sino los padres estipulan

según sus creencias, aunque me portaba bien para recibir aquella cicla rosada nunca llego. Desde muy corta edad quería practicar el ciclismo, pero él no tener una cicla en mí poder, fue una de las razones del porque no continúe con el sueño de montarse en una cicla y quizás cogerlo como mi proyecto de vida. Cuando una persona desde una corta edad adquiere un gusto por un regalo deportivo es necesario que los padres contribuyan con la ejecución de ese regalo ya que se va descubriendo el tipo de deporte que llama la atención para que quizás en un futuro no solo lo tenga como un gusto, sino poderlo desarrollar con el tiempo como una profesión. Por ello Resalto con gran felicidad el triunfo de Mariana Pajón que con su gran esfuerzo y alegría y lágrimas en los ojos gano la medalla de oro en los juegos Olímpico rio 2016 dejando una excelente representación en el deporte de ciclista de BMX y dejando en alto el deporte colombiano.


LA PAZ ES VISTA COMO UN NUEVO COMIENZO

Colombia, un país que ha sufrido más de 50 años de conflicto armado, que con ello solo ha ganado sufrimientos, desplazamiento y desapariciones donde familias se han visto obligadas a estar desunidas. Las víctimas no solo tienen que sobrevivir con las angustias del pasado a las que fueron sometidas con amenazas a causa del despojo de sus tierras o por culpa de un conflicto que ni siquiera ellos fueron participes. Sino que también en la actualidad tener que lidiar con los retos que le ponen una capital como Bogotá o un municipio como Soacha, (País, s.f.). Según el más reciente informe de la Acnur, titulado “Colombia el segundo país con más desplazados”, argumenta que, en total de personas obligadas a abandonar sus casas, 19,5 millones son refugiados. 170 solicitantes de asilo 6 refugiados retornados 6.044.151 desplazados. Cuando los desplazados se enfrentan a la realidad Donde tienen que buscar trabajo, educación y alimentación, entran a

la búsqueda y se encuentran con diversas dificultades ya que están acostumbrados a cultivar y no cuentan con la experiencia que requieren otros trabajos y en algunos casos tienen la necesidad de recurrir a la limosna. Por lo dicho anteriormente se tiene que construir un nuevo comienzo de vida con los tratados de paz a cargo del gobierno de Juan Manuel Santos, que en el periodo de cuatro años están logrando acordar un trato con las FARC, y con esto darle un final a los 50años de sufrimiento de un país, ya que lo que está en proceso de negociación no es un juego, es una oportunidad para que el país viva con tranquilidad y sin temor a las guerras ya vividas. No es solo el hecho de acabar con los enfrentamientos sino es contribuir con un perdón sincero y duradero dejando a un lado los rencores para que no se vuelvan a repetir, ya no más sufrimientos, es mejor tener la oportunidad de un nuevo comienzo en el cual los colombianos trabajemos Por la paz.


VICTIMAS Y PROCESOS DE PAZ

Comienzo hablando de La ética ya que es la ciencia que estudia la moral y la conducta humana y Es el eje principal en el que se tiene que basar los acuerdos colombianos ya que no se tiene que pensar si los acuerdos son favorables para el gobierno para las FARC si no principalmente en el pueblo colombiano que es el que ha sido directamente afectado mediante las perdidas familiares, materiales y el sufrimiento psicológico. Una amiga cercana describe el sufrimiento por el cual ha tenido que vivir a casusa de la guerra empieza contando con gran tristeza la vida tranquila que llevaba en la finca de su padre en la cual habitaba su hermana, su madre y padre, cuando de repente llegan tres señores con fusiles en la espalda pidiendo plata, la finca o a su hermana diciendo: cuál de sus hijas tendrá el honor de unirse a fuerzas armadas revolucionarias de Colombia. Karen Arango dijo “yo no entendía nada en ese momento pues no tenia en claro de lo que se estaba refiriendo cuando se querían llevar a mi hermana mayor, cuando de repente mi padre al otro día se levantó más temprano de lo común y me despertó diciéndome que empacada mis cosas lo más rápido posible, y mama y mi hermana ya estaban empacando salimos a la madrugada, con la ropa y un poco de mercado a coge un

bus, fue en ese momento que mi vida cambio tolamente ya que llegamos a una capital diferente y fría a la cual no estaba acostumbrada, pues llegamos a donde una tía por parte de mí papa que ni siquiera conocía al comienzo teníamos que dormir en un cuartón pequeño y oscuro, mi papa decía que era por nuestro bien.” A medida que fui creciendo y entendiendo que mi papa y mi mama abandonaron todo lo que había construido en su vida, hoy en día no vivimos con grandes comodidades, pero si con lo necesario llevando una vida tranquila y sin el temor que en cualquier momento vuelvan esos hombres. Las víctimas son los principiantes pioneros que tienen la decisión para continuar con el proceso de paz, ya que son los únicos que han sufrido y necesitan una paz duradera, con el principal derecho a la restitución de tierras. Cuando se lee o se escucha casos como el anterior es cuando se reflexionar, ya que no es justo que más familias se destruyan o sufran las consecuencias del desplazamiento se tiene que llegar a una verdadera paz que no solo se defina con una firma si no que se tiene que ver reflejado por parte del gobierno colombiano y la Farc.


GRAN DECISIÓN Los ciudadanos están en la decisión de botar por un sí o un no el presente dos de octubre algunos se dejan guiar por los medios de comunicación como la televisión, la radio, periódico y vallas publicitarias o se dejan influir con las opiniones de Álvaro Uribe o Juan Manuel Santos que tienen dos puntos de vistas muy diferentes, cuando en realidad hay que ponerse en los zapatos de las víctimas del conflicto armado que son los que realmente han pasado por el sufrimiento de vivir una guerra. Es ahí cuando tenemos que tomar conciencia si queremos que el

pasado se vuelva a reflejar mediante fusiles, sufrimiento, muertes y desplazamientos o hay que cambiar el panorama en construcción de una nueva Colombia que con ayuda de dios se quiere lograr una paz tranquila y duradera, velando por los derechos de los ciudadanos y garantizando que no se vuelva a repetir. Por eso demoler el voto de confianza al Sí y pongámoslo en las manos de Dios para que en el desarrollo que se lleva en las negaciones de paz siempre sea un perdón verdadero a favor de las víctimas.


UN PERDÓN VERDADERO

No entiendo como las víctimas del conflicto armados tienen la fortaleza de perdonar al grupo como las Facr que fueron los culpables de desplazamiento, secuestros y causantes de muchas muertes, ya que ver a uno de sus familiares postrado en el piso por culpa de la guerra es muy difícil contribuir con un perdón, es ahí cuando los sentimientos juegan un papel importante en las decisiones del apoyo de una paz duradera. El dialogo siempre a si la mejor opción para no llegar a la violencia, pero en el caso en la charla que se llevó acabo el sábado pasado en la habana se demostró que mediante

los argumentos de Las víctimas se reflejan el sufrimiento por el cual han tenido que vivir a causa de las FARC, pero que a pesar de todo no quieren que se vuelva a repetir por eso apoyan a los acuerdos de paz depositando su confianza para que se lleve a cabo mediante el dialogo para una mejor calidad de vidas. Francisco de Roux en su última columna (El Perdón Increíble) expresa lo sorprendido sobre los integrantes de las facr y las victimas a la hora del dialogo ya que las victimas expresaron su dolor, pero al final llegaron a un perdón reflejado en el apoyo de los acuerdos de paz.


DONDE ESTÁ LA PAZ

La paz cada día se ve más perdida, ya que la mayoría de pueblo colombiano están seguros que, si ganaba el si por la paz, el gobierno le dará mejores condiciones y le entregarán el país en “bandeja de plata” al grupo de las FARC, argumentando que los desmovilizados ganará más del mínimo y tendrán acceso a trabajar en el gobierno y así llegar al ala presidencia. Por este motivo triunfo el no en el plebiscito ya que muchas personas quedaron atrapadas en el

manipulo de un ex presidente el cual solo busca protagonismo sin pensar en el beneficio de los ciudadanos. La falta de educación, desinformación y la ignorancia del pueblo fue un eje principal en los resultados ya que a las personas no les gusta la idea de tomarse el tiempo y leer los cuerdos que se tienen en la mesa de entonación para un mejor entendimiento de las condiciones para una paz estable y duradera, en realidad había que tomarse el tiempo de conocer más el contexto de los acuerdos para así verdaderamente y así tener una mejor decisión a la hora de votar.


.

DEBER DE PARTICIPACIÓN

Un deber que no era una decisión grupal si no individual en el cual todo el pueblo colombiano tenía que estar y participar ya que la paz es algo que toca a todo un país ya que una problemática que afecta directa mente a los campesinos que son obligados a vivir el conflicto mediante guerras en las cuales se cruzan sin ninguna precaución si no solo con el interés económico, e indirectamente ya que la sobrepoblación en uno de los municipio como Soacha con más sobrepoblación a causa del desplazamiento que nunca tiene un fin sino solo trae malos días.

Por esto es fundamental la participación de todos los jóvenes, adultos qué puedan salir al botar Para cambiar los rumbos de la entrevista, pero con un gran aliento de esperanza de que la situación del país cambie y sea un país sin temor. Temor de salir a la calle y no obtener el miedo de que en cualquier instante salga a la tienda y empezar a esconderse para que su vida no salga ni se exponga al peligro peligro. Aunque se preveía que ganaría el sí triunfo el no por la poca falta de participación de los jóvenes los cuales apoyaron al plebiscito mediante redes sociales, pero ª la hora del verdadera no fueron a votar y las pocas personas que fueron muchas se dejan conceder con la manipulación de la televisión o las políticas de los enemigos de la paz.


IGUAL DE DERECHO Y OPORTUNIDAD PARA TODO EL PAÍS

Colombia es un país que sus grandes dirigentes se encuentran centralizados en el territorio de Bogotá, aunque a esta le falte mucho por mejorar en la seguridad es una de las ciudades en la cual las personas de otros lugares de Colombia la ven como una oportunidad de crecer tanto económicamente como profesionalmente También necesita que esta sea distribuida con igualdad, es muy evidente que es una capital manipulable ya que esta fue una de

las zonas en las que gano no en cuanto al plebiscito por la paz y porque sucedió esto porque aun en pleno siglo XXI nos dejamos llevar por lo que unos cantos dicen Entonces donde esta nuestro derecho de decidir por nosotros mismo el derecho a estar en contra o a favor y por supuesto nuestro derecho a votar a participar de algo de que muchos antepasados no tuvieron la oportunidad, pero ahora solo elegimos no participar. Esta sociedad se ha vuelto tan fría y cruel que solo le importa su bien propio sin importar si tiene que pasar por encima del otro Lo principal para lograr un cambio y una igual para todos es ayudarnos unos a los otros ser más generosos y solidarios.


LA JUSTICIA

La justicia en el conocimiento de las personas es una palabra que no tiene valor ya que al pasar del tiempo el gobierno la ha venido transformándola a favor de las personas con más poder y alejándola cada vez más de generar un beneficio al pueblo. Los políticos cada día se ven más involucrados con la corrupción para lograr un beneficio personal como se ve reflejado en el momento de las elecciones el cual compran botos prometiendo beneficios de vivienda, alimentación o el simple hecho de un plato de lechosa el cual perdura el día de las elecciones ya que al final termina engañados mandando al poder a un mentiroso, que juega con las ilusiones con las personas con un débil criterio que se deja convencer dejando en un gran problema al pueblo colombiano a cargo de unos

políticos engañosos. La justicia juega un gran papel con la ciudadanía de bajos recursos ya que ellos no cuentan con grandes recursos económicos y por ente se ven obligados a defenderse, pero de esto no logran favorablemente si no a lo qué el destino les tenga preparado. Por esto en Colombia no existe una justicia verdadera si no una justicia falsa a favor de las personas con mejores condiciones económicas. La justicia Se debe respectar y transformarla en una justicia igualitaria sin tantos secretos y ni tapujos ya que todos somos seres vivos tenemos los mismos derechos, y deberes ante la sociedad, con esto será más fácil resolver los problemas pesado en un beneficio mutuo y no personal.


USTED COMO HA VIVIDO LA GUERRA Cuestionarnos acerca de este asunto es un tema de gran trascendencia permanentemente, mucho más cuatro semanas atrás cuando nuestra gente debía responder esta pregunta frente a las urnas. Uno de los errores en la formulación de conclusiones generales radica en que el pueblo nunca intenta responder esta pregunta de forma objetiva. Tiempo atrás, de cara al plebiscito por la paz, alguien me formuló la siguiente pregunta: ”¿De qué forma afecta la guerra a su realidad inmediata?”. Muchas personas responderían este cuestionamiento argumentando que guerra es guerra y en un país los problemas se sienten en todas partes, tesis que de alguna forma es válida pues la mayoría de la población se entera de un alto porcentaje de las problemáticas globales a pesar del subjetivismo y “amarillismo” de los medios de comunicación. Pero para responder de forma sincera esta pregunta es necesario remontarnos a nuestra verdadera y neta realidad inmediata, sabemos que la guerra deja gran cantidad de muertos, sabemos que la guerra cuesta dinero, y que el pueblo la financia, sabemos que la toma de tierras, además de afectar los desplazados, afecta el bienestar social y la economía debido a que los afectados deben trasladarse a las ciudades a insertarse en la sociedad urbana, sabemos que separa los intereses de un país, afecta la economía en general, etc. ¿Todos estos hechos los sabemos, pero alguno de estos nos afecta directamente? Para empezar, aunque la guerra y la delincuencia por supuesto se evidencia en las ciudades no se permite comparación alguna ni de cantidad ni de forma (reclutamientos, homicidios). La cuestión económica de los impuestos es un argumento pobre. Es lógico (en un modelo IDEAL) que los habitantes tengamos que pagar una parte de nuestros ingresos para poder mantener entre todos unos entornos habitables. Ahora, que algunos de los impuestos se direccionen a financiar la guerra es un factor propio del sometimiento de un gobierno mediocre e injusto, pues de cualquier forma los altos impuestos van a existir con o sin guerra. Esto simplemente porque, aunque la culpa de la situación global negativa del país es en mayor parte de sus habitantes, el gobierno tampoco aporta nada para cambiar dicha realidad, por el contrario, justifican los altos salarios a los mandos por medio de la financiación de la guerra, entonces no es útil darle rodeos al tema de los impuestos, de alguna u


otra forma van a existir. Respecto a la toma de tierras y desplazados, en nuestra sociedad existe cierta discriminación y elitismo, y una intolerancia a quienes llegan nuevos a cualquier comunidad, sin embargo, es una situación que soportamos y que no nos afecta. Ahora los intereses del país la guerra no fue la única que los separó, nuestros intereses ya estaban cortados, la política, la religión, las culturas, las filosofías y los estratos hace mucho tiempo habían segmentado el país no en dos partes, en muchas. Finalmente, la economía. Es un tema alterado no solo por la guerra sino por la mediocridad de la mayor parte de la población (generalizando), en Colombia reinan muchas cosas antes del progreso de los nuestros, lamentablemente la mayoría de los nuestros prefiere trabajar a medias en sus empleos formales e informales, prefieren pagar más en un estadio de futbol que en otras cosas que edifiquen sus vidas, prefieren “invertir” en bebidas alcohólicas cada fin de semana, que en la educación de sus hijos, pero este es otro tema.

Entonces, hemos planteado que las problemáticas globales NO afectan ni alteran nuestra sociedad en gran magnitud, analicemos la situación desde la cotidianidad pura. Muchos de nosotros tenemos los medios suficientes para gozar de servicios públicos, contamos con la posibilidad de tomar transporte, contamos con la posibilidad de educarnos y educar a os nuestros, de cierta forma contamos con la seguridad de nuestras autoridades, y contamos con la posibilidad de acudir a las entidades de salud, que todo esto sea efectivo y organizado es otro tema. A fin de cuentas, nuestra sociedad directa cuenta con todo lo que la demanda básica vital humana requiere, no podemos hablar de guerra, aquí no la vivimos.


CORPORACION UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS

Kelin villanueva  
Advertisement