Page 1

2005 - 2012

-3-


“HACER ES LA MEJOR MANERA DE DECIR ” José Martí

-4-


“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo” Eduardo Galeano Hacia fines del 2004 tuvimos un sueño: ver un país mejor. En seguida nos dimos cuenta que para verlo primero teníamos que hacerlo, teníamos que embarrarnos y dedicarnos de lleno a cumplir ese sueño. Y porque pensamos que para problemas complejos sólo caben soluciones complejas decidimos ir a donde el problema nace: en la desigualdad de oportunidades. Elegimos generar trabajo enseñando el oficio de la costura porque creemos que generar trabajo digno es generar igualdad. Entendemos y creemos con firmeza que la importancia del trabajo no radica sólo en una seguridad económica sino también en el derecho de todo ser humano de comprenderse como ser creativo, digno y libre. Mediapila es emprender, es fuerza, es pasión y sobre todo es CREER. Creer que todos merecemos la oportunidad de tener una vida digna y que sólo el compromiso de la sociedad en su conjunto puede hacer un mundo más justo. Hoy podemos afirmar con certeza que una marca de ropa puede contribuir a formar un país más justo, porque ponerse una remera de Mediapila es ponerse la camiseta argentina. Presentamos en esta publicación la historia de la primera marca de ropa solidaria del país, narrada a través de sus protagonistas. Lo hacemos con el objetivo de no perder nunca el espíritu que le dio origen, y para demostrar, una vez más, que la realidad es transformable y que un país mejor es posible.

Fundación Mediapila

-5-


MEDIAPILA, MI CABLE A TIERRA Hoy pasaron siete años de mi vida en Mediapila. A simple vista, uno cree que es mucho tiempo, pero la verdad es que ni me di cuenta. Pasó todo en un abrir y cerrar de ojos; hoy, a los 29 años, parece que fue ayer que decidí empezar a trabajar en la fundación, y la verdad es que fue una de las mejores decisiones de mi vida. Mediapila es una gran escuela de Vida, donde dejé mi granito de arena, y recibí un médano entero. Fueron muchos los problemas y frustraciones, pero todos me han hecho crecer y comprender muchas cosas de la vida. Me han hecho entender que el éxito no se logra con la suerte sino que es el resultado de un esfuerzo constante. Detrás del esfuerzo aparece el placer, el orgullo y la felicidad. Es entonces donde lo que importa no son los años de vida, sino cómo se vivieron esos años. Mediapila es un cable a tierra, es saber que estás parado en el lugar indicado, que la vida no se ha hecho para comprenderla sino para vivirla. Este proyecto me enseñó a mirar la vida de una manera diferente, optimista, donde los sueños se hacen realidad, donde los problemas se transforman en soluciones, donde las tristezas se convierten en sonrisas y donde la esperanza es lo último que se pierden. Buscamos demostrar que si dejamos de pensar únicamente en nosotros y salimos a ver a quien tenemos al lado, las cosas se pueden cambiar. El secreto está en el otro, en el esfuerzo y en el dar. Se trata de una marca de ropa diferente porque propone algo diferente, desarrollamos una alternativa al consumo frívolo, tomando como premisa que la felicidad se construye sacando el foco de uno mismo y poniéndolo en el otro. Esta marca propone otra manera de entender la felicidad porque está pensada con un fin exclusivamente solidario. Ponerse una remera de Mediapila es ayudar al prójimo, y en este acto de solidaridad también poder ser feliz uno mismo.

Sebastián Sarasola Director

-6-


¿UN PROYECTO SOLIDARIO?, ¿UN PAÍS MEJOR ES POSIBLE?, UNA MARCA DIFERENTE Tenía 19 años y exactamente el sábado 1 de marzo de 2008, por una de esas cosas de la vida que difícilmente se explican, me levanté temprano y bastante dormido fui a un departamento sobre la calle Montevideo en capital federal. Éramos 10 personas, y lo que se planeaba era ir a Derqui, a un barrio llamado “El Ceibo”, para hacer un censo, seleccionar a las familias más necesitadas y con interés en trabajar, para luego montar un taller. Ese fue mi primer contacto con Mediapila. En su momento sólo sabía que tenía ganas de hacer algo. Necesitaba hacer cosas nuevas, conocer gente nueva y andá a saber cuántas otras cosas más tenía en la cabeza. De lo que si estoy seguro es que nunca imaginé que 5 años más tarde iba a estar escribiendo esto, sentado en la oficina de Mediapila. Una de las 4 que tuvimos en estos últimos 6 años. Hoy por hoy, si me preguntan qué significa este proyecto para mí, no sabría qué responder. Por un lado puedo decir que es mi trabajo. Por una parte lo es, es a lo que le dedico más de 8 horas todos los días de mi vida. Pero no, no entra ni loco en la categoría de “trabajo”. Para mí Mediapila puede ser igual a desafíos, compromiso, miedos, disfrute, alegría, euforia, cansancio, perseverancia, aprendizaje, crecimiento y muchísimas otras emociones más. Es el lugar donde aprendí que para lograr las cosas hay que trabajar, hay que esforzarse y tener paciencia. Es el lugar que me enseñó que no hay que bajar los brazos ante los obstáculos que puedan aparecer. Es donde pude ver y entender que para lograr las cosas hay que trabajar en equipo: un verdadero equipo que crea, que sienta y que empuje siempre para el mismo lado. Al día de hoy, puedo decir que logramos muchísimo. Pero también puedo asegurar que nos falta mucho. Hay que seguir trabajando, aprendiendo y por sobre todas las cosas, seguir disfrutando de este hermoso proyecto y de toda la gente que participa de él. Se puede decir que ya pasaron 7 años del nacimiento de Mediapila. De todas formas, estoy seguro que esto recién empieza.

Leandro Andres Director Comercial

-7-


LA IDEA FUNDANTE: GENERAR TRABAJO Entrevista a José Sarasola, fundador de Mediapila.

-¿Cuándo surge la idea de empezar con el proyecto?

Había llegado al país después de estudiar economía en Australia, tenía dos títulos y había traído ahorros, así que me la pasaba pensando qué hacer. En un viaje a Salta, pasamos con un amigo por un pueblito llamado Alemanía, un lugar hermoso pero muy pobre, era evidente que el problema que tenían era la falta de capacidad de producir más allá de su propio abastecimiento. Ese encuentro fue el disparador que me llevó a pensar y a empezar a desarrollar un modelo productivo que tenga como fin la inclusión social, lo que después iba a ser Mediapila.

- ¿Por qué generar trabajo?

Pensé en una solución de fondo al problema de la pobreza, no hacer algo simplemente para calmar mi conciencia. Mediapila es un modelo de producción que altera la estructura capitalista, y provoca algo concreto y diferente.

- ¿En qué le cambia a una persona el hecho de tener un trabajo? Primero le da una tranquilidad económica, pero también sirve para sentirse útil, sentirse valorado por otro

-8-

hace que uno mismo se empiece a valorar más. Una persona que es cartonera está todo el día trabajando con la basura, y de repente poder aprender a hacer una producción que no sólo es su trabajo sino que sirve para alguien más, es un cambio muy importante. Y por sobre todas las cosas permite ver una proyección a futuro, pensar que sus hijos no van a salir a cartonear.

“ TRABAJAR LE PERMITE A CADA PERSO-

NA SENTIRSE ÚTIL Y VALORADO, Y ESTO CAMBIA COSAS MUCHO MÁS PROFUNDAS QUE LO ECONÓMICO.” - ¿Cómo te imaginás a Mediapila de acá a diez años? No puedo decirte exactamente, pero no tengo dudas de que va a ser algo grande, simplemente no hay que perder el rumbo. Mediapila es el desarrollo de un mecanismo que puede sostenerse en el tiempo, es comunicar una idea totalmente nueva, es un sistema completamente innovador a la hora de producir y consumir. Es un proceso largo, puede que entender el concepto lleve tiempo, tal vez ahora no se entienda pero en 30 o 40 años tal vez hay un clic que hace que se logren plasmar esas ideas y podamos ayudar a más gente.


TESTIMONIOS LOS PRIMEROS VOLUNTARIOS

-9-


TESTIMONIOS

Merced Córdoba Paisajista. 30 años. Trabajó en Mediapila del 2004 al 2006.

“ Me llegó un mail, a fines del 2004,

proponiendo hacer una reunión para conversar de la situación del país y sobre todo para hacer algo. Fui sola, nos juntamos en una terraza y éramos treinta personas, a las dos semanas éramos sólo dos. La idea era hacer una fundación que le de trabajo a la gente. En un principió fueron remeras, pero podía ser cualquier cosa. Yo siempre busque que mi trabajo también sirva para ayudar a otro, más allá de que me gusté a mí, y Mediapila reunía las dos cosas. Era buenísimo. Además conocí mucha gente con muchas ganas de ayudar. ”

Joaquín Driollet Administrador de empresa. 29 años. Trabajó en Mediapila del 2004 al 2006.

“ Tenía 20 años, estudiaba admi-

nistración, todos mis compañeros de la facultad querían trabajar en la gran empresa, seguían ese modelo de éxito. Yo quería hacer otra cosa, no me importaba la plata. Me interesaba también hacer algo social. Nos encontramos con gente muy sufrida, al principio no creían que íbamos a ayudar. Trabajar en Mediapila es trabajar todo el día. Fue una experiencia espectacular. ”

- 10 -


Eugenia Barbieri Psicóloga. 29 años. Trabajó en Mediapila del 2005 al 2006.

“ Conocí Mediapila en mi facultad.

Contaron de qué se trataba y me encantó, me movilizó mucho. Siempre tuve la intención de generar un cambio y cuando los vi a los chicos pensé: ‘ellos son como yo y están haciendo algo, algo grande’. Me acuerdo que una vez una de las chicas se fue para ponerse una verdulería, y lo primero que pensamos fue ‘¡no! como se va a ir’ y José nos dijo ‘está bien, no tienen que ser costureras toda la vida, tienen que vivir dignamente’ y si, esa era la idea. ”

Santiago Lloveras Publicista. 32 años. Trabajó en Mediapila del 2005 al 2006.

“ Mucha gente es parte de clubes,

de grupos, te dicen ‘yo soy de acá, de allá…’. Cuando veo una remera de Mediapila siento que yo fui parte de eso, que puse mi granito de arena, y me hace sentir orgulloso. Mediapila es una organización que empezó de abajo. Mediapila de verdad transforma la vida de las personas, transforma su mundo. Trabajar en Mediapila era ser parte de algo en lo que crees, es un proyecto que de verdad le cambió la vida a un montón de personas y en serio. ”

- 11 -


TESTIMONIOS

Rosario Bullrich Comunicadora Social. 30 años. Trabajó en Mediapila del 2005 al 2007.

“ Mediapila fue una etapa muy im-

portante de mi vida. Para mí fue muy importante pasar de estudiar publicidad y de vender un consumo frívolo a conocer una parte nueva de mí misma que me encantaba. Fue una etapa espectacular que volvería hacer mil veces. Trabajar por una causa justa no tiene comparación, sigo creyendo en el proyecto y siempre estuve muy orgullosa de ser parte de él, Mediapila es puro corazón, es creer y amar. ”

Joaquín Padilla Estudiante. 23 años. Trabajó en Mediapila del 2006 al 2008.

“ Mediapila me dio todo, yo entré

como un chico que recién salía del colegio y no tenia idea de nada. Aprendí a cómo laburar, a tener más confianza, hay cosas que sigo viendo que las aprendí en Mediapila. Sobre todo a poder hacer las cosas por uno mismo. Te digo, yo trato de dar una mano en lo que pueda porque me encanta la fundación y a Mediapila todavía le debo mucho. ”

- 12 -


HiSTorias de una marca diferente

- 13 -


HISTORIAS

para comer. No nos dieron, entonces, le dije a mi marido: “vos ahora olvidate que tenés mujer, entrá a caminar y no mirés para atrás, no mirés lo que hago yo, nada.” Y empecé a pedir: en negocios, en todos lados. Cuando llegué a donde estaba esperándome, lo vi llorando. Me decía que no podía ser que, siendo él un hombre joven, en condiciones de trabajar, yo tuviera que salir a pedir. Después de un tiempo pudimos pasar esa etapa, pero nos seguían faltando cosas. Por ejemplo, las

María Coronel María Coronel conoció Mediapila hace seis años. Como a tanta gente, la crisis del 2001 le cambió la vida, y tuvo que arrancar de cero, empezar de nuevo. No le fueron fácil las cosas a María, pero con el correr del tiempo pudo salir adelante. Hoy, varios años después, ya tiene su taller, y nos comparte su historia: “Cuando pasó lo del 2001, los saqueos y todo eso, a nosotros nos empezó a ir mal, pero mal en serio. No había plata, nos faltaba para las chicas... Un día lo llevé a Carlos a un comedor de San Miguel, para que nos den una ayuda porqué no teníamos ni

- 14 -

“ APRENDER UN OFICIO DESDE CERO Y

CON PERSONAS QUE NO CONOCÍA AL PRINCIPIO ME DABA MIEDO Y EL MIEDO ME HACÍA PENSAR QUE NO IBA A PODER.” chicas no tenían calzado para ir a la escuela, entonces un día me fui a cartonear, a cirujear, como le dicen. Pero yo no revolvía todas las bolsitas, era específico lo que pedía: calzado para mis hijos. La gente me daba zapatillas, ropa, alimento, y así sobrevivimos. Un día pasé por lo que era el comedor de Chacarita. Ahí, me enteré que


había una persona que daba trabajo. Lo primero que pensé fue: “estos deben ser como los políticos, prometen y no cumplen nada.” Pero después empecé a ir, y me di cuenta que llegaba el fin de semana y yo tenía plata, que si bien no era una locura, era una plata que a mí me servía. Quizás no me compraba nada, pero esa plata era para que mis chicos estudiaran, que era lo que yo quería. Fue así que empecé a ir al comedor de Chacarita, y a aprender con Felicitas. Salía muy temprano: alrededor de las 6 de la mañana ya le estaba tocando el timbre. Ella me decía que iba muy temprano, pero yo tenía muchas ganas de aprender y de ayudarle. Al principio, me daba miedo, veía cómo la máquina se llevaba la tela, y tenía miedo de romperla. Hasta que un día Felicitas se enojó y me dijo “No le doy más pedacitos, usted me trabaja bien”. “Pero Felicitas ¿si se rompe?”, le decía yo. “No se va a romper”. Y ahí encaminé. Estuve un año y medio con ella. El miedo me hacía pensar que yo no iba a poder. Finalmente, le agarré la mano. Aprendí mucho de ella, y después, en el 2007 tuve mi taller, donde me tocó enseñar a mí también.”

Cinthia delgado (Hija de maría)

“Conocer a Mediapila a mí me ayudó mucho. En el taller somos independientes, y si yo tuviera que salir a trabajar afuera, por horas, no podría. Acá estoy con mis hijas, las cuido. Además, por mi hija más chica tengo que ir periódicamente al hospital, y hay días que me tengo que dividir en tres pedazos: por la sala, el colegio… Pero estoy en mi casa y tengo mi trabajo. Llegué a lo que yo quería, que era tener una profesión. Este era mi sueño. Primero tuve mi casa, después fui por más, y ahora tenemos un taller propio. Trabajamos, nunca falta. Conocer a Mediapila, la verdad, fue muy lindo. Yo ahora soy alguien gracias a este proyecto.”

- 15 -

Taller de Jose C. Paz


HISTORIAS

que conocí mucha gente… va gente se conoce en cualquier lado, pero ahora tengo más amistades. De verdad nos gusta trabajar acá, a veces les digo a mis patrones: ‘no es porque este trabajo es de ustedes, es porque a nosotros nos gusta’. Nosotros trabajamos como si el trabajo este fuera de nosotros, eso es lo que yo siento.

timo Timo tiene piel del norte y ojos de madre. Hace 20 años vino a Buenos Aires desde Jujuy sin nada en las manos más que sus hijos. Entre mates con peperina y algunas lágrimas de emoción nos cuenta su historia.

- ¿Por qué crees que se creó Mediapila? - Porque vieron que hay mucha gente que necesita una ayuda, y nadie le da nada. Yo pienso eso, son chicos jóvenes que pensaron en la gente que más lo necesita. Podrían no haberse comprometido, hacer como que no ven, como todo el mundo hace. Y yo se que este trabajo no es fácil, no es fácil agarrar todo esto. Si nosotras a veces cortamos todo mal, y siempre nos tienen paciencia. En ningún lado te abren las puestas como acá. Con los chicos somos amigos y compañeros de trabajo.

-Yo trabajaba en una panadería poquitas horas a la mañana y después salía a cartonear, pero no me gustaba, no es un trabajo seguro. Un día en el comedor donde llevaba a comer a mis hijos conocí a José y a los chicos de Mediapila. - ¿En qué crees que te cambió empezar a trabajar en Mediapila? - Para nosotras conocer a Mediapila fue una alegría, ¿quién no quiere trabajar? Yo cambié bastante, antes era muy humilde, no hablaba una palabra, nada jamás. Y ahora me he hecho sin vergüenza. Antes era seria, seria, me daba bronca cuando se reían. Ahora decime algo y te la devuelvo, hasta al patrón a veces (risa). Lo mejor de haber empezado en Mediapila es

- 16 - 16 -


taller derqui El taller textil de Derqui se encuentra ubicado en la casa de Elda Moreno, conocida por todos como “La Abuela”. La Abuela fue una de las primeras mujeres que se animaron a aprender el oficio. Desde el 2006 la Abuela trabaja en su propio taller confeccionando remeras Mediapila y enseñándoles el oficio a su familia y a las demás mujeres del barrio.

“ME CAMBIÓ LA VIDA, ANTES NO SALÍA DE MI CASA, NI IBA A NINGÚN LADO, AHORA PASA UNA SEMANA QUE NO TRABAJO Y YA ME INQUIETO. ME ENCANTARÍA TRABAJAR ACÁ TODA LA VIDA”. “Trabajaba en la calle. Iba al comedor niño Jesús en Chacarita con mi hija, ayudaba ahí haciendo ropita para los chicos. Ahí los conocí a José y a Joaquín que nos hicieron la propuesta para que hagamos las remeras, enseguida dijimos que sí. A los 55 años acá aprendí todo.” Cuenta “La Abuela”.

- 17 -


TRABAJAR EN FAMILIA Lidia Camacho se acercó a Mediapila en el comedor de Cachartia, actualmente su familia tiene un taller de costura en su casa y trabajan produciendo remeras Mediapila y otros pedidos.

- 18 - 18 -


Empezamos a construir un nuevo centro de capacitación en el barrio de Derqui. Desde el 2005 y durante siete años María Leiva fue la primera en llegar al taller central y la última en irse. Trabajaba ayudando a la jefa del taller con el corte y estampado, pero por problemas de salud este año ya no pudo ir más a trabajar. Sin embargo como María es el único sustento económico de su familia, y sobre todo porque Mediapila no sería lo mismo sin ella decidimos poner manos a la obra y empezar a construir en su propia casa un nuevo taller. Para el 2013 el taller ubicado en la casa de Elda Moreno pasará a la casa de María Leiva, ubicada en el mismo barrio, donde se está acondicionando el lugar para que puedan trabajar tres mujeres más.

- 19 - 19 -

HISTORIAS

EN CONSTRUCCIÓN: PROYECTO 2013


FPIECRSHONAALSES

Estas son sólo algunas de las historias con cuyos protagonistas seguimos en contacto. Hay algunas historias que se nos fueron, se nos escaparon o surgieron sin que lo notáramos. En total en estos años han sido capacitadas más de 60 personas, Con ustedes algunas de ellas.

MARÍA CORONEL 53 años - Barrio El Ceibo de José C. Paz

Tiene 7 hijos. Se capacitó con Mediapila en el año 2005. Coordina su propio taller con su hija Cintia.

CINTIA DELGADO

30 años - Barrio René Favaloro de José C. Paz

Tiene 3 hijas. Se capacitó con Mediapila en el año 2005. Coordina su propio taller.

CARMEN CAMPOS 42 años - Barrio René Favaloro de José C. Paz

Tiene 3 hijas. Actualmente está aprendiendo el oficio en el taller de María y Cintia. - 20 -


ROSA MORENO

65 años - Pte. Derqui

35 años - Paso del rey

Vive con un hijo y también se hace cargo de varios de sus nietos. Se capacitó con Mediapila en el año 2005. En la actualidad Elda coordina su propio taller.

Tiene 3 hijos y se hace cargo de una sobrina. Conoció Mediapila junto a la abuela en el comedor de chacarita. Trabajó en Palermo y después en el taller de Elda. Actualmente hace arreglos en su casa.

MARÍA LEIVA 60 años - Pte. Derqui.

Tiene 4 hijos. Se capacitó con Mediapila en el año 2005. Trabaja en el taller de la Abuela, el año que viene va a tener su propio taller.

NOEMÍ PEREIRA, MIMI

33 años - Pte. Derqui.

Es ex nuera de María Leiva. Tiene 7 hijos. Se capacitó con Mediapila en el 2005 y trabajó en el taller central durante 3 años. Hoy es ama de casa.

SANDRA. HIJA DE MARÍA LEIVA 30 años - Pte. Derqui

Va a trabajar con María cuando esté instalado en taller en su casa. Actualmente está desempleada. - 21 -

HISTORIAS

ELDA MORENO, LA ABUELA


HISTORIAS

GRACIELA 59 años - Pte. Derqui.

Tiene 4 hijos. Se capacitó con Mediapila en el 2006, le enseñó a coser la Abuela. Trabajó dos años en el taller central y después dos más en el taller de la abuela. Actualmente trabaja como costurera en un taller textil de su barrio.

FELICITAS BUSTAMANTE

MARÍA BUSTAMANTE

40 años - caballito.

40 años - José C. Paz.

Es la prima de María Bustamante. Tiene un taller propio donde empezó produciendo remeras Mediapila. En la actualidad ahora hace sus propias producciones y las vende ella.

Tiene un hijo. Trabaja en Mediapila desde el año 2005. Maria actualmente es la coordinadora del taller central de Mediapila.

GERARDO MORINGO

35 años -José C. Paz.

Es el marido de María Bustamante. Trabajó siempre en construcción como albañil, pero hace dos años Mediapila armó un taller en su casa para que pueda cuidar a su hijo Alvarito. En este taller trabaja junto a dos personas más. - 22 -


MARÍA SUSANA ROMERO 52 años - San Miguel.

Hace dos años trabaja en el taller de Gerardo.

TIMOTEA VELAZQUEZ

45 años - Pte. Derqui.

Es jujeña. Tiene 7 hijos. Trabaja en el taller central hace 6 años.

FLIA. CAMACHO: LYDIA, ELISA, SURITA, FELIX Y CLAUDIA Se acercan a Mediapila por Lydia que se capacita en el 2005. Ella trabaja durante un año en Mediapila y se va para armar un taller con su familia. Logran armar un muy buen taller pero en el 2011 se quedan sin trabajo, entonces velven a contactar a Mediapila y a trabajar en conjunto con la fundación. - 23 -


HISTORIAS

LAURA NOGUEIRA 38 años - Polvorines.

Se capacitó con Mediapila en el 2007. Coordina su propio taller.

RAMONA SEMPOLIS

45 años - Pte Derqui

Es chaqueña. Tiene 4 hijos. Se capactió con Mediapila en el 2005 y trabajó hasta el 2008. Este año volvió a trabajar en el taller central.

DORIS BARRETO

DAIANA (HIJA DE GRACIELA)

25 años - Bella Vista.

23 años

Tiene 3 hijos. Trabaja en su propio Se capacitó con Rosa en el taller taller produciendo las remeras de la Abuela. marca Mediapila.

DELIA DASILVA

39 años - Polvorines

Se capacitó con Mediapila en el 2007. Coordina su propio taller.

MIGUELINA BARRETO 35 años - Bella Vista

Tiene 3 hijos. Trabaja en su propio taller produciendo las remeras marca Mediapila. - 24 -


GENERAR

COMPROMISO

- 25 -


LOS JÓVENES COMO AGENTES DE CAMBIO SOCIAL “¿Cómo van a saber mañana, si hoy no les dejamos vivir una vida consciente y responsable? ” Janusz Korcza No podemos pensar a los chicos únicamente como la generación del mañana. Los niños tienen derecho a saber, participar y tomar conciencia de la realidad que los rodea, no para que cuando sean grandes participen de manera responsable, sino para que se sientan como agentes de cambio hoy. Los encuentros de Mediapila en los colegios consisten en pensar que la pobreza (gente durmiendo en la calle o cualquier otra problemática que se nos ocurra) es una construcción social. La responsabilidad no es ni de una persona ni de un grupo determinado. Si es una construcción social, la construye la sociedad. Y la sociedad somos todos. Por esta razón realizamos las actividades en los colegios, porque creemos que la conciencia solidaria y la transformación de la realidad, es algo de todos. Involucrar a los chicos es tan importante como a los adultos. Normalizar cuestiones que no deberían pasar desemboca inexorablemente en vivir con una inercia que no nos permite plantear la pregunta clave que hacemos en todos los encuentros con los chicos: ¿Qué tenemos que ver? Somos muchos los que trabajamos para transformar la impotencia en acción, lo “normal” en raro. Pero no alcanza, por eso invitamos todos los días a los chicos a que se pongan Mediapila.

Nicolás Levit

Coordinador del área de trabajo en colegios

- 26 - 26 -


- 27 - 27 -

COMPROMISO

GENERAR

2012


“EL AMANECER DE LA NUEVA ARGENTINA QUE LOS ARGENTINOS QUEREMOS ESTÁ EMPEZANDO” Le damos la palabra: Pablo Ríos vicedirector del colegio Pilgrims de Pacheco. - ¿Hace cuánto que reciben a Mediapila en el colegio? Este es el 4º año consecutivo, desde el 2009 ininterrumpidamente.

- ¿En qué crees que aporta la actividad de la fundación a los chicos?

Claramente los ayuda a tomar conciencia de una realidad que está muy cerca de ellos, pero que sin que MEDIAPILA venga al colegio sería casi imposible que supieran en qué consiste y todo el bien que pueden hacer con tan poco. En esa toma de conciencia los ayuda a sensibilizarse con los más necesitados, y a entender lo fácil que puede ser ayudar a las señoras que hacen las remeras a empezar a salir de la situación de indigencia en la que viven. Y así comprometiéndose libremente nuestros chicos se pueden sentir parte de un proyecto que es enorme, con su trabajito de hormiga experimentan que pueden hacer tanto bien.

- ¿Por qué te parece importante darle espacio a este tipo de actividades y en particular a Mediapila?

Bueno, mirá realmente creo que el amanecer de la nueva Argentina que la mayoría de los argentinos queremos está empezando con este tipo de

- 28 -

emprendimientos en donde está claramente en juego el Bien Común: tirar entre muchos para el mismo lado en beneficio de muchos más. Mediapila es una realidad palpable y tangible, pero también es un símbolo de por dónde tenemos que transitar. En Mediapila o en otros emprendimientos por el estilo se achica la brecha que separa a la sociedad argentina, no me refiero a que seamos todos ricos o todos pobres, sino simplemente que a los que más tienen darles la oportunidad de saber que pueden hacer mucho bien a los que tienen menos que ellos y así con esa conciencia solidaria que se vaya generando, simplemente poder convivir en una mayor y mejor justicia social y por ende en un mayor y mejor AMOR, con el cual busquemos hacerle el bien a cualquier argentino y a cualquier persona que habite este suelo por el hecho de ser un hermano que comparte conmigo el mismo camino hacia la FELICIDAD.

- Algo que quieras agregar

Una felicitación para todos los chicos y chicas de MEDIAPILA, desde el corazón los felicito y los aliento a que no bajen los brazos en este emprendimiento y sepan que de parte nuestra tendrán siempre las puertas abiertas de nuestro colegio para colaborar con ustedes en ayudar a esa porción de argentina que lucha y muere por vivir un presente y futuro mejor que el actual.


marca

mediapila

- 29 -


EVOLUCIÓN DE LA MARCA

2006

2007 - 30 -

2008


2009

2010 - 31 -

2011-2012


PUNTOS DE VENTA 2012 50VOLUNTARIOS

30 DE VENTA EVENTOS

MAS DE 1250 REMERAS VENDIDAS

- 32 -


seguimos creciendo

- 33 -


SEGUIMOS CRECIENDO

NUEVO CENTRO DE CAPACITACIÓN Desde el 2010 venimos pensando cómo hacer crecer nuestro trabajo social, cómo llegar a más madres desocupadas. Hoy pudimos desarrollar una nueva manera de implementar las capacitaciones y hacer llegar la herramienta del trabajo a más familias. Hasta el momento, las capacitaciones de la fundación eran realizadas en micro talleres instalados en sus casas o cercanos a ellas, y las mujeres eran asesoradas de forma discontinua por otras madres de la fundación, lo cual significaba que sólo pudieran ser capacitadas entre 5 y 10 mujeres anualmente, con crecientes costos en tiempo y dinero.

Para generar un mejor apoyo y acompañamiento, la Fundación empezó a considerar la importancia de crear un único centro de capacitación textil, lo que permitiría que la formación en el oficio de la costura alcanzara a más mujeres, generando a su vez una inserción laboral más rápida y efectiva. Este proyecto contribuirá decididamente a disminuir la cantidad de mujeres desocupadas, ya que, siempre que ellas lo deseen, Mediapila las pondrá en contacto con aquellas empresas textiles que estén actualmente necesitando mano de obra calificada. Sin dudas, este nuevo centro de capacitación textil será un lugar de encuentro para aquellas mujeres que quieran salir a adelante.

- 34 -


“CAMBIAR EL MUNDO AMIGO

SANCHO, QUE NO ES LOCURA

NI UTOPÍA SINO JUSTICIA.” Don quijote

¿CÓMO PARTICIPAR? Datos de contacto: info@medipila.org - Tel 2068-7858 www.mediapila.org.ar - Paraguay 2544 Pb A Redacción y edición: Belén Murphy-Figueroa 35 - - Diseño: Valeria M. Schoua


2013 - 36 -


2005 - 2012

2005 - 2012

- 37 -


2005 - 2012

2005 - 2012

- 38 -

Anuario Mediapila  

Anuario para Fundación Mediapila.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you