Profesiones 187

Page 36

INTERNACIONAL INTERNACIONAL

r

Arno Metzler, presidente del Grupo Diversidad Europa del Comité Económico y Social Europeo (CESE)

«No existe libertad sin profesiones liberales independientes» Elisa G. McCausland Dado su compromiso con las profesiones en el marco europeo, nos gustaría comenzar la entrevista con un balance: ¿Cuál podríamos decir que ha sido la evolución de las profesiones en Europa durante esta última década? ¿Cuáles considera que han sido los hitos de este proceso y qué considera que queda por hacer en este ámbito? Las profesiones liberales han visto casi duplicar su número y contribución al producto interior bruto en los últimos diez años, y no dejan de crecer. En algunos países se han regulado nuevas profesiones, por ejemplo en el sector de los cuidados o en el de las tecnologías de la información, y deberían regularse a medio plazo en todos los países de la Unión Europea (UE) para garantizar la calidad y uniformidad de las normas. La Directiva sobre el reconocimiento de cualificaciones profesionales no basta, ya que las competencias y las exigencias en el plano personal repercuten de manera importante en el ejercicio de la profesión. El dictamen «El papel y el futuro de las profesiones liberales en la sociedad civil europea de 2020» tenía, precisamente, este año clave en el que estamos como horizonte. ¿Qué balance hace del rol del CESE en relación con la sociedad civil, y con las profesiones liberales? La Declaración de Roma del CESE ha contribuido significativamente a caracterizar de manera uniforme la profesión liberal. La definición que allí se establece ha sido adoptada por muchos y permite disponer de un sistema dinámico, capaz de integrar nuevas profesiones. La labor del CESE también ha favorecido que en numerosos países —así como en las instituciones de la UE— se reconozca que la regulación de las profesiones liberales puede ayudar a resolver muchos problemas, y que la autorregulación merece la misma confianza que los organismos públicos. En los dos últimos años se ha conseguido que las organizaciones europeas de profesiones liberales —a excepción de la de los abogados— se incorporen como miembros permanentes al Grupo de Enlace con las Organizaciones y Redes Europeas de la So36 g Profesiones

ciedad Civil del CESE. Asimismo, he emprendido en el CESE la elaboración de un Dictamen de iniciativa sobre los requisitos para un marco regulador de las profesiones liberales 4.0, que se completará durante el próximo mandato.

La Directiva sobre el reconocimiento de cualificaciones profesionales no basta, ya que las competencias y las exigencias en el plano personal repercuten de manera importante en el ejercicio de las profesiones El actual contexto de pandemia ha traído un ánimo crispado, con tendencia a los extremos, que nos dificulta ver el camino a seguir. ¿Cómo pueden ayudar los valores europeos a trazar ese camino de futuro? ¿Cuál ha de ser, desde su punto de vista, el rol de las profesiones liberales en ese ámbito? Las profesiones liberales constituyen un aspecto central del ordenamiento liberal y democrático de nuestros países. No existe libertad sin profesiones liberales independientes. En tiempos de pandemia vemos manifestarse por doquier Estados fuertes y restricciones significativas a nuestra libertad personal con la justificación de la prevención sanitaria. Incumbe a las profesiones liberales vigilar esta situación y hacer sonar la voz de alarma cuando se sobrepasan los límites más allá de lo necesario. Entre estos profesionales se cuentan por ejemplo los médicos, que conocen las necesidades sanitarias, o los abogados, que están al tanto de las posibilidades jurídicas. Además, los médicos son los primeros responsables de prestar servicios sanitarios a sus conciudadanos garantizando al mismo tiempo el respeto de todas las normas éticas.

Las instituciones de la UE podrían cesar en sus empeños de desregulación y garantizar, en colaboración con las profesiones liberales, el respeto de los intereses públicos nº 187 g septiembre-octubre 2020