Profesiones 187

Page 28

EN PROFUNDIDAD

El conocimiento profesional, revulsivo ante la infodemia Desde que comenzó la pandemia el conocido portal verificador Maldita.es ha contabilizado hasta el mes de octubre un total de 776 mentiras, alertas falsas y desinformaciones sobre el COVID-19. Difusión de información con un objetivo claro: alarmar a la población a propósito de la incertidumbre creada provocada por una situación desconocida para nuestra generación que supone además, un alto riesgo para lo más preciado que disponemos: la vida. Esther Plaza Alba Este 2020 será difícil de olvidar para las profesiones. Su consideración pública ha ido creciendo conforme la pandemia del COVID-19 se expandía a lo largo y ancho del mundo. Una calamidad que ha necesitado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser reconocida como tal. Desde ese mismo momento (10 de marzo del 2020) la OMS se convertía en la fuente fidedigna a la que medios de comunicación, gobiernos y ciudadanía consideraron, salvo algunas notables excepciones —entre ellas el actual presidente de los EE.UU.— de total confianza. Y fue precisamente este organismo internacional el que alertó de otra epidemia consustancial con el COVID-19: la infodemia, proveniente del neologismo ‘infodemic’ para referirse a la sobreabundancia de información acerca de un tema en concreto. La OMS advertía de la infodemia de noticias, también falsas, en relación con el conocido virus: «No sólo luchamos contra una epidemia, sino también contra una infodemia», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS en una reunión de expertos en política exterior y seguridad en la ciudad alemana de Munich a mediados de febrero, refiriéndose a las noticias falsas que «se propagan más rápido y más fácilmente que el virus». Dicha sobreabundancia llegó a impedir que las personas distinguieran de manera correcta aquellas informaciones que sostienen rigor técnico de las que no. Conforme la pandemia tomó protagonismo, las profesiones, por su conocimiento experto, quisieron tomar posiciones y reclamar a los poderes públicos y también a los medios de comunicación que se cuente con su criterio riguroso. Meses después y todavía sumidos en la infodemia, las corporaciones colegiales integradas en Unión Profesional reflexionan sobre la necesidad de confiar en su sapiencia, pericia y experiencia cuando se pretenda informar a la ciudadanía sobre temas competentes a las capacidades profesionales de sus colegiados.

el caballo de batalla para quienes debían elaborar información a toda velocidad, pues rápidamente podía cambiar de rumbo, casi siempre, hacia un camino peor. «Las fuentes han sido confusas, debido a las dificultades de las circunstancias que estamos viviendo. No creo que haya faltado voluntad, pero ha sobrado desconocimiento, en ambos casos, en profesionales y periodistas», advierten desde el Colegio de Registradores. Como ha sucedido en otras crisis y tal como comentan del Consejo General de Trabajo Social (CGTS), «se ha evidenciado la falta de fuentes expertas cercanas, a disposición o de respuesta ágil entre los medios». Para el CGTS, «en la mayoría de los casos ocurría dos situaciones: o no se contaba con expertos/as realmente especializadas en el tema o siempre se recurre a la misma fuente» Y es que pese a tratarse de una crisis fundamentalmente de Salud Pública, han sido muchos los sectores profesionales que se han visto afectados, de ahí que haya habido oportunidades para llamar a la puerta de algunas profesiones con el objetivo fundamental de solicitar portavoces autorizados. «Esta crisis sanitaria azota también a otros sectores, por lo que no solo hemos visto portavoces de los colegios sanitarios, también compañeros de otras profesiones colegiadas han ofrecido sus valoraciones cada uno en su sector de influencia», responde en este caso el Consejo General

Fuentes fidedignas «No se ha dado a los expertos suficiente espacio para exponer públicamente la situación en cada momento, sustituyendo el debate de los expertos por el de tertulianos», comentan desde el Colegio Oficial de Físicos (COFIS). Acudir a fuentes fidedignas ha sido 28 g Profesiones

nº 187 g septiembre-octubre 2020