Page 8

ACTUALIDAD ACTUALIDAD

!

INNOVACIÓN ENTREVISTA A RAÚL OLIVÁN, promotor de la iniciativa ciudadana ‘Frena la Curva’ y autor del informe 'Instituciones que aprenden'

«La idea de un único profesional solucionando verticalmente un desafío ha quedado obsoleta» Elisa G. McCausland Llevas más de una década trabajando en el ámbito de la innovación pública y la transformación institucional. Al calor del informe 'Instituciones que aprenden', ¿qué experiencias has tenido en este tiempo que puedan ofrecer horizontes de posibilidad a entornos, a priori, cerrados pero que, en su mismo código, aspiran a la apertura, a la conexión con la sociedad? La idea principal que me gustaría trasladar es que las organizaciones ya se están abriendo; es decir, el informe 'Instituciones que aprenden', elaborado para la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado — un informe pensado para potenciar la innovación pública y la transformación institucional en los 22 países iberoamericanos— no pretende ser nuevo o revolucionario; lo que pretende es diagnosticar un proceso que ya está sucediendo. Las instituciones, en general, están innovando. Incluso las más clásicas, poco a poco, han ido evolucionando. El asunto aquí es la velocidad de esa evolución, así como la aceleración de esos procesos de transformación y cambio, que es lo que propone el informe ‘Instituciones que aprenden’ y el Modelo HIP del hexágono de la innovación pública o innovación social: Identificar seis caminos que sabemos propician estos cambios. ¿Cómo ha sido tu experiencia introduciendo mecánicas de innovación durante esta última década en ámbitos resistentes?¿Qué recomiendas tener en cuenta a la hora de plantear este tipo de procesos? Las organizaciones clásicas, entre las que estarían las organizales colegiales, suelen ser, a veces, organizaciones muy cerradas, burocráticas, fuertemente jerarquizadas, con monólogos de arriba a abajo. La problemática reside en que este tipo de organizaciones, según avance el tiempo, se van a entender menos con el siglo XXI. Son organizaciones que se han de enfrentar a problemas complejos —como el cambio climático, el reto demográfico o el machismo— desde nuevo tipo de soluciones; soluciones que son transversales y requieren de la imbricación de diferentes áreas y enfoques transdisciplinares. Cada vez se necesita más de la cosmovisión de muchos profesionales a la vez, la idea de un pensamiento trans y holístico que es, precisamente, la que atraviesa el informe ‘Instituciones que aprenden’. Recrear las condiciones ambientales que dan lugar a la innovación y la creatividad, repensando las instituciones como redes, como conjuntos de nodos y enlaces en su nivel más abstracto, y como conversaciones en su nivel más elemental. Para que esto sea posible, propones un modelo, el Hexágono de la innovación pública. ¿En qué consiste y cómo podemos trazar a partir del mismo lo que denominas como «ecosistema de innovación»? El Modelo HIP es el Hexágono de la innovación pública, que también puede ser Hexágono de innovación social, y que se centra en desarrollar potenciales de innovación en grandes organizaciones, instituciones, universidades, colegios profesionales… es decir, las grandes estructuras y organizaciones humanas. El HIP es un modelo sintético con el poten8 g Profesiones

cial de cambiar cientos de organizaciones. La idea surge de concebir los ecosistemas de innovación como redes de personas conversando. Acudiendo a la ciencia de redes en su nivel más básico —a las nociones de nodos, enlaces, sincronía, distancias, etc— se podía empezar a generar una pequeña teoría de la innovación entendida como un contexto, es decir, como unas condiciones ambientales. Para llegar a ello, analizamos ciento cinco metodologías de las cuales sacamos seis vectores, entendidos como dinámicas que permiten a las organizaciones acelerar la innovación: lo OPEN_, que tiene que ver con abrir; lo TRANS_, que tiene que ver con el pensamiento transversal; lo PROTO_, el trabajo sobre modelos; lo FAST_, que tiene que ver con la aceleración; lo CO_, por colaborativo; y finalmente lo TEC_, con lo digital. En estos momentos estamos trabajando en una herramienta de autodiagnóstico para que cada organización pueda detectar en qué vectores y con qué metodologías puede trabajar. ¿Qué es exactamente un laboratorio de innovación pública y social? ¿Cabría la posibilidad de que los colegios profesionales pudieran idear algo parecido? Si nos ceñimos a la definición más poética, un laboratorio es un dispositivo con vocación troyana con el propósito de abrir las instituciones desde dentro, enchufándolas a la sociedad-red para explotar todo su ancho de banda; actúan como super hubs, vinculando a varios actores —entre los que se encuentran los colegios profesionales— para pensar, experimentar y producir entre todos una nueva institucionalidad que redunde en relaciones significativas basadas en la confianza y el afecto, por una parte, y en el mestizaje y la hibridación transdisciplinar, por otra; en torno a conversaciones productivas y otros entregables que gracias a la tecnología pueden ser iterados, escalados y replicados quedando todo documentado para fecundar nuevos brotes y así reactivar un proceso desde el principio en un flujo circular, performativo, virtuoso, rizomático. En Unión Profesional se dan cita 34 profesiones de ocho ámbitos distintos, pero complementarios —económico, jurídicos, sanitario, social, docente, arquitectura e ingeniería—. ¿Qué oportunidades le ves a nuestra institución como laboratorio? Unión Profesional es un contingente de talento y de conocimiento especializado, lo que genera una oportunidad y una responsabilidad porque hay que encontrar la manera de transformar todo ello en valor social. Veo muy interesante cómo trabajáis en la organización la idea de la transdisciplinariedad, que entiendo puede chocar con los enfoques más verticales que podemos encontrar en los colegios profesionales, pero me alegra que hayáis identificado que el futuro es trans. La idea de un único profesional solucionando verticalmente un desafío ha quedado obsoleta en el mundo en el que nos manejamos ahora mismo. Creo que en la hibridación se encuentra la clave del futuro de las profesiones y Unión Profesional como laboratorio donde generar estas remezclas es una idea muy potente, necesaria en estos tiempos de pandemia. nº 186 g julio-agosto 2020

Profile for Unión Profesional

Profesiones 186  

Advertisement
Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded