Issuu on Google+

Tema 1 El Camino de la Realización Personal Para realizarnos en la vida es necesario conocer nuestra propia naturaleza y vivir de acuerdo a ella. A medida que logremos más acceso a nuestro verdadero ser, también iremos teniendo espontáneamente pensamientos creativos. El silencio interior ayuda a conocernos mejor y el contacto con la naturaleza nos hará tomar conciencia de la inteligencia que existe en todo y a aceptar las cosas como son. Cuanto más demos a los demás más recibiremos. Dar a los otros para crear felicidad sin sentir que estamos perdiendo algo. La generosidad vuelve multiplicada y la manera más fácil de obtener lo que deseamos es ayudar a los demás a conseguir lo mismo. Actuar correctamente nos ayuda a alcanzar nuestras metas porque la confianza que generamos abre muchas puertas. La acción correcta es la que nos hace sentir bien, nos da felicidad a nosotros y a quienes nos rodean. El que hace lo que le gusta no tiene que esforzarse porque su tarea le resulta fácil y agradable, por eso, la ley del mínimo esfuerzo nos asegura que estamos haciendo lo correcto. Cuando aparezcan las oportunidades el esfuerzo será espontáneo y placentero porque estamos concretando lo nuestro. La atención da energía y la intención transforma. Cualquier cosa a la cual prestamos atención crecerá con fuerza en la vida y la intención organizará su realización. El acto de dirigir la intención sobre el objeto de la atención desencadenará una infinidad de sucesos espacio temporales orientados a producir el resultado buscado. Para lograr cualquier cosa, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Tan pronto como nos rendimos, abandonando nuestro interés por el resultado, combinando nuestra intención concentrada y el desapego, conseguiremos lo que deseamos. El desapego se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo. El apego en cambio se basa en el temor y en la inseguridad. Cada uno de nosotros tiene una capacidad única y una manera única de expresarla. Para esta cualidad personal única existen también necesidades únicas. Cuando expresamos nuestras capacidades y satisfacemos así necesidades, creamos riqueza y abundancia sin límites para nosotros y para los demás. En lo que hay que concentrarse es en preguntarnos a nosotros mismos: ¿cómo puedo ayudar a los demás? y ¿cuál es mi capacidad única? Son las dos preguntas esenciales que tenemos que hacernos para conocer nuestro verdadero camino. Poniendo toda nuestra energía en esa actividad que nos agrada, que hacemos mejor que ninguno, que nos hace sentir bien, y que nos hace perder la noción del tiempo, nuestra realización personal está asegurada, porque todo lo que nos rodea se transformará para que se haga posible lo que deseamos. Pongámonos en marcha entonces, el conocimiento de nosotros mismos es el primer paso.


Tema 2 Cómo incrementar la capacidad para prestar atención La atención es la actitud consciente para advertir de forma evidente los estímulos que nos llegan del exterior. Se trata de aplicar la mente a un objeto de manera exclusiva y durante un tiempo determinado. La atención es tomar interés por todo lo que se escucha y se observa. Para prestar atención se requiere realizar un esfuerzo físico y mental considerable para evitar las distracciones que ejercen otros estímulos. Este esfuerzo produce un desgaste de energía. El objetivo que se persigue prestando atención es captar completamente el mensaje de nuestro interlocutor y demostrarle que escuchamos activamente. Prestar atención es uno de los elementos clave para poder practicar la escucha activa eficazmente. Las técnicas más relevantes para incrementar la capacidad de atención son: • Evitaremos totalmente las distracciones externas, como por ejemplo los ruidos. Apagaremos el teléfono móvil. • Apartaremos a las distracciones internas, tales como prejuicios, pensamientos y preocupaciones que no tienen relación alguna con la conversación. • Nos interesaremos por el mensaje de nuestro interlocutor, aunque en principio se trate de un tema que no sea uno de nuestros temas favoritos. • Nos mantendremos mentalmente sin tensiones. • Controlaremos nuestras emociones, especialmente las emociones negativas que pueden conducirnos a la desconexión de la comunicación. • Interpretaremos con nuestras propias palabras las ideas principales del mensaje de nuestro interlocutor. Así, nos esforzaremos por captar las ideas principales. Además, evitaremos malentendidos. • Realizaremos una serie ejercicios para mejorar la atención: o El primer ejercicio consiste en contar todas las letras “a” de una página teniendo en cuenta el tiempo que se tarda. o El segundo ejercicio radica en observar un objeto durante un minuto para intentar recordarlo luego al mínimo detalle. o El tercer ejercicio se basa en escuchar durante 10 minutos música, sin importar el estilo musical. Elige unos de los instrumentos que suenan y focaliza toda tu atención sobre dicho instrumento. o Otro ejercicio se desarrolla mientras ves un partido deportivo entre diferentes equipos. Escoge un jugador de uno de los equipos y observa en todo momento como juega, intervenga o no en las diferentes jugadas. Presta atención sólo a ese jugador, sin tener en cuenta el desarrollo general del partido. o El último ejercicio consiste en escuchar atentamente durante 5 minutos un discurso radiofónico o televisivo. A continuación, escribiremos en un folio las ideas principales del comunicado.


Tema 3 LA CONCIENCIA 1. ¿Qué es la conciencia? La conciencia es un juicio de la razón por el que el hombre reconoce la bondad o maldad de un acto. Por ejemplo dice: "soy consciente de que este detalle con mis padres es bueno". 2. ¿Qué se necesita para tener conciencia? Para emitir un juicio de conciencia sobre el bien-mal de un acto, se necesita una inteligencia que juzgue, y un conocimiento previo que sea la base en que se apoya este juicio moral. Algo similar sucede cuando el entendimiento dictamina sobre la verdad de algo. Por ejemplo, al escuchar: "las vacas vuelan", la razón emite un juicio inmediato que dice: "falso". Este juicio está basado en el conocimiento previo de vacas y vuelo. 3. ¿Cuál es la base de apoyo para la conciencia? El juicio de conciencia se basa en el conocimiento de la naturaleza humana y de lo que le conviene. Esta sabiduría se adquiere de dos fuentes: o Por un lado, la propia naturaleza humana reclama un modo de actuar que suele llamarse ley natural. El Creador nos ha hecho de una determinada manera y está grabado en el hombre un conocimiento básico de lo que está bien o mal. o Además, el Señor ha querido manifestar claramente lo que nos conviene, y disponemos de los diez mandamientos y las enseñanzas de Jesucristo, que ayudan a formar la conciencia. 4. ¿Cómo formarse bien la conciencia? El juicio moral de la inteligencia se hace más certero si el hombre obtiene más conocimientos de las dos fuentes anteriores. o Para conocer mejor la naturaleza humana irá bien fomentar el deseo de buscar la verdad y de obrar bien. También esto último, pues a base de obrar mal la inteligencia se malacostumbra y pierde claridad de juicio. o Para aprender o recordar las enseñanzas de Jesucristo, habrá que acudir a medios de formación cristiana: charlas, homilías, cursillos, libros, etc. o Para la aplicación práctica de esos conocimientos, irá bien escuchar el consejo de personas buenas y entendidas. 5. ¿Conviene tener una conciencia bien formada? Es importante distinguir el bien del mal, para acertar en lo que conviene hacer. Los grandes criminales tienen la conciencia deformada y se dice de ellos que son hombres sin conciencia. 6. ¿Cualidades de la conciencia? o La conciencia no crea la ley, sino que aplica la ley de Dios al caso concreto.- El hombre no inventa el bien-mal, sino que juzga basado en la ley natural grabada en su naturaleza. Un carterista puede autoconvencerse de que robar es bueno, pero no lo es. Simplemente se equivoca. o La conciencia es inseparable de los actos humanos.- Se llaman actos humanos a los voluntarios y libres, y por tanto conscientes. Conscientes de su bondad sensible -me gustay de su bondad moral -me conviene-. o La conciencia instruye sobre el bien y mueve a obrar.- El juicio de conciencia es práctico: esto lo puedo o debo hacer; esto lo debo evitar. Y se adquiere experiencia. o La conciencia aprueba o reprende.- El juicio de conciencia es principalmente anterior a la acción, para obrar o no. Pero una persona continúa reflexionando después de actuar, con un dictamen de aprobación y paz si se obró bien, o de inquieto rechazo si se obró mal. Por esto el hombre tiene responsabilidad ante sí mismo.


Tema 4 LOS SENTIMIENTOS

A. ¿QUÉ SON LOS SENTIMIENTOS? 1. ¿Qué son los sentimientos? Son emociones o impulsos de la sensibilidad hacia lo sentido o imaginado como bueno o como malo. Son reacciones automáticas ante cosas o sucesos que nos afectan. Responden a frases de este estilo: me gustaría, no tengo ganas, no la soporto, me cae bien... 2. ¿Qué sentimientos hay? Se suelen agrupar así: o Ante un bien: amor (simpatía, estima, admiración), deseo, gozo (alegría). o Ante un mal: odio (antipatía, repugnancia, fastidio), aversión (huída), tristeza. o Ante un bien difícil de alcanzar: esperanza, desesperación. o Ante un mal difícil de superar: temor, audacia, ira. El más importante es el amor. Es conveniente no confundir el amor como sentimiento y el amor como virtud que es de mayor categoría. Sobre esto ver el tema amor. 3. ¿Los sentimientos son buenos? Son buenos cuando facilitan obrar bien; entonces conviene fomentarlos. Son perjudiciales cuando invitan al mal; entonces habrá que dominarlos y cambiarlos. 4. ¿El hombre debe guiarse por sus sentimientos? No, no. El hombre debe guiarse por su inteligencia, que es la facultad que muestra el verdadero bien. Los sentimientos son en buena parte instintivos, y dejarse dominar por ellos es una pérdida de libertad. Por ejemplo, el sentimiento de fastidio ante el estudio se debe vencer. Igualmente, el sentimiento de odio no debe guiar una conducta; no se debe clavar un puñal a nadie guiado por este sentimiento; hay que procurar cambiarlo o dominarlo. B. ¿CÓMO MEJORAR LOS SENTIMIENTOS? 1. ¿El hombre debe ser frío y cerebral? El hombre no debe congelar su corazón. Cuando la inteligencia dirige los sentimientos unas veces frena, pero otras empuja y fomenta los afectos. Sólo una razón equivocada olvida esto último. 2. ¿Conviene dominar los sentimientos? Sí. La inteligencia debe guiar a la persona, hasta adquirir los mismos sentimientos de Cristo, perfecto hombre. Por ejemplo: o El sentimiento de amor a Dios se debe fomentar, mientras que la inclinación hacia el vecino casado debe dominarse. o El sentimiento de ira ante un error arbitral se debe dominar, mientras que ante la tentación es bueno airarse y rechazarla con prontitud. o Conviene fomentar mucho los deseos de santidad y de obrar bien. En cambio, los malos deseos -como el de robar- se deben rechazar. 3. ¿Conviene cambiar de sentimientos? Además de dominar los malos sentimientos, conviene cambiarlos para no estar siempre con el esfuerzo de frenar. En cambio, conviene mantener y fomentar los buenos sentimientos. 4. ¿Qué se necesita para mejorar los sentimientos? Para que los sentimientos inclinen al bien, es preciso que: o La inteligencia esté bien formada para distinguir el bien del mal y acertar en las inclinaciones que se deben fomentar o corregir. o Conviene que la voluntad esté entrenada a sacrificarse, para no dejarse llevar por sentimientos caprichosos llegando a considerarlos correctos: es necesario huir del egoísmo, que paraliza muchos buenos sentimientos. 5. ¿Cómo mejorar los sentimientos? El hombre mejora a base de realizar buenas acciones. Repitiéndolas se adquieren las cualidades. Si se desea fomentar un sentimiento, basta repetirlo. En el tema apetece se trata también esto. A continuación vemos dos ejemplos.


Tema 5 LA COMUNICACIÓN Y LA TOMA DE DECISIONES La Comunicación es el intercambio de ideas, pensamientos y sentimientos entre dos o más personas. Es un proceso bilateral, un circuito en el cual interactúan y se interrelacionan dos o más personas a través de un conjunto de signos o símbolos convencionales, por ambos conocidos. Hay dos términos que indiscriminadamente utilizamos muchas veces como sinónimos, pero que no lo son, porque su significado es muy distinto, estos términos son: Información y Comunicación. Informar.- Es transmitir ideas en un sólo sentido, es decir, de manera unilateral. El emisor transmite un mensaje al receptor, sin esperar reacción o respuesta. Comunicarse.- Es un proceso mediante el cual dos personas se ponen en contacto, intercambiando ideas, de una manera bilateral. El emisor transmite el mensaje al receptor y recibe su respuesta, en un intercambio constante de papeles, cada uno adopta el papel de emisor cuando se expresa y el de receptor cuando recibe la respuesta de su interlocutor. o La comunicación es una doble vía, por la que se transita en ambas direcciones. o La comunicación es la transferencia de la información y la comprensión resultante entre dos personas. o Es una manera de entrar en contacto con los demás, sin la comunicación no existirían las relaciones humanas. o Es a través de la comunicación que conocemos a las demás personas, sus ideas, sus sentimientos, sus valores, hechos y pensamientos. o La comunicación es el puente de significado entre los seres humanos, que les permite comprenderse y compartir lo que son, lo que sienten y lo que saben. Al utilizar ese puente existe un acercamiento que permite a la gente superar cualquier cosa que los separe. o La comunicación no se da en el momento que mandamos información, sino cuando ésta ya ha sido recibida, interpretada y comprendida. La comunicación es lo que el receptor entiende, no lo que el emisor dice. GUÍA PARA SABER ESCUCHAR: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13.

Deje hablar Escuche con una mente abierta Haga que su interlocutor se sienta cómodo Centre su atención en lo que le están diciendo Elimine las distracciones Conserve la calma Muestre empatía con los que hablan. Centre su atención en las ideas principales Escuche la totalidad del mensaje Haga preguntas Evite en lo posible las discusiones y las críticas No se deje llevar por sus emociones No sueñe despierto


temas de persona familia y rr.hh