Issuu on Google+


2

sábado 22 de febrero de 2014

criterio nacional

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Lo hemos intentado ya 500 veces Clodovaldo Hernández clodoher@yahoo.com

Todosadentro No 500 Portada: Erika Estrada

CONTENIDO HUMANO Farruco Sesto, Iván Padilla Bravo, Cecilio Pérez Tovar, Alejandra Fleitas Machado, Damarys López Bravo, Yaemith Soles, Judith Herrada, Jimmy López Morillo, Estela Ríos, Joselín Gallardo, Clodovaldo Hernández, Yraiz Castillo, María Eugenia Guerra, Lisbella Páez, Marco Vega Ardila, Pedro Estacio, Odry Farnetano, Daniela Saidman, Ángel Méndez, Modaira Rubio, Adrián Padilla, Ildegar Gil, Carmen Salazar, Rosa Latorraca, Manuel López, Dubraska Moya, Edgar A. Moreno Uribe, Gleidy Bedoya, Andrea Medina, René Piñango, Zurima Jiménez, Teresa Quilez, Raymar Vásquez, Jerónimo Pedraza, Juan Carlos Espinoza, Ángel Urbaez, Mauricio Rodríguez, Soledad Ramírez, Beatriz Opitz, Yaifred Ron, Dileny Jiménez, Rosina Romero, Oscar Acosta, Néstor Rodríguez, Lil Rodríguez, Rubén Wisotzky, Sergio Chapman, Horacio Ramírez, Trilce Quiaragua, Ubaldo Zabala, Michell Valdéz, Gregorio Sojo, Xulio Formoso, Edgar Vargas, Erika Estrada, Henry Rojas, Camila Lessire, Jorlenys Bernal, Mireya Machado, Merle Ramos, Mayrín Moreno, Vanessa Arapé, Carmen Isabel Maracara, Dennis Hernández, Yoslen Colina, Marcos Colina, Leo Bello, Larissa Chacón, Nadja Méndez, Rocío Sarabia, Gustavo Rángel, Aarón Lares, Wildemar Uki Liendo, Eulín González, Dalfer Serrano, Iván Lira, Yulifer Gómez Blanco, Cristina Salazar, Sofía Ramos, Manuel Abrizo, Morelis Gonzalo, Yarleny Áñez, Lisbeya Páez, Antonio Barrios, Ismael Llinás, Lorena González, Gilberto Rodríguez, María Orsatti Ascanio, Carlos Vargas, Adalys Javier, Iván Torres Verdú, Gleidy Bedoya, Sofía Ramos, María Orsatti Ascanio, Luis Manuel Pimentel, César Sánchez, Myryam Sosa, Vilena Figueira, Rosa María Rappa, Wiston Márquez López, Edward Mendoza, Claudio Cedeño, Edwards Delgado, Osman Lovera, Alba Marina Gutiérrez, Lisandro Rojas, Beatriz García, Natcha Méndez, Amarelys Vásquez, María Valentina Arroyo, Arturo Moreno... Y muchas y muchos más

Sistema Bolivariano de Comunicación e Información

Cuando comencé en la profesión, hace ya 30 años, me intrigaba la disonancia que existía en el periodismo cultural. Los periodistas del área eran, en su mayoría, gente poco convencional: hippies, rastas, reporteras con mantas guajiras o ropa hindú, intelectuales barbudos de izquierda (que luego resultaron ser seudointelectuales de seudoizquierda) y muchos sexodiversos, aunque en esa época nadie los llamaba así, sino con apelativos mordaces e hirientes. ¿Y dónde estaba la disonancia?, pues en que toda esa gente rara, inconforme y divina producía unas secciones de cultura acartonadas, conservadoras, tradicionales, aburridas. Un verdadero misterio. Cuando les agarré confianza, me atreví a preguntarles

a estos panas cómo era que personas tan zumbadas parían unas criaturas tan reaccionarias, tan tiesas, tan de paltó y corbata. Dejé de hacerles ese tipo de interrogantes porque, como es de suponer, no les gustaban mucho. Luego fui entendiendo que no era culpa de los hippies, rastas, chicas con batolas, barbudos ni sexodiversos. Lo que sucedía era que el estatus quo cultural imponía sus líneas editoriales. La casta cultural dominante mandaba en las páginas culturales con toda su carga de eurocentrismo, idolatría por las vacas sagradas y veneración de las llamadas bellas artes. Aquello no era nada bueno para quien tuviera una visión cultural nacionalista, latinoamericanista, originaria y

popular. Pero lo peor estaba por venir. A finales de los años 80 llegó la ola neoliberal, entró como río en conuco en nuestra economía y causó deslaves enormes en la política, la educación y, desde luego, la cultura. Las estructuras edificadas por la vieja aristocracia cultural se desplomaron bajo el peso de la cultura para consumir y desechar producida por la multimillonaria y fatua industria del entretenimiento imperial. Ese tsunami arrasó hasta con los suplementos culturales de los diarios por una razón obvia dentro de su lógica: no eran rentables. Ese era el panorama del periodismo cultural cuando se planteó el nacimiento de Todosadentro, publicación que hoy llega a su edición 500:

reinaba la cultura-chatarra neoliberal edificada sobre las ruinas de la cultura elitesca cuartorrepublicana. El semanario pretendía romper la disonancia, que las notas fuesen irreverentes, naturales, libres (o sea, que se parecieran a los típicos periodistas culturales). Y pretendía dignificar lo originario, lo popular, lo esencial, rescatándolo del lugar de curiosidad antropológica que le asignaba la vieja clase cultural; y salvándolo de la desaparición decretada por la industria cultural globalizada. Si lo hemos logrado o no, solo el público puede decirlo, pero a nadie debe quedarle duda de que –con la mayor honestidad- al menos lo hemos intentado ya 500 veces.

tresorejas

Director: Iván Padilla Bravo / Coordinadora de Fotografia: Mayrín Moreno / Equipo de Redacción: Michell Valdez, Camila Lessire, Sergio Chapman, Horacio Ramírez S. / Corrector: Henry Rojas / Fotógrafo: Ubaldo Zabala / Diseño y Diagramación: Erika Estrada, Jorlenys Bernal y José Sojo / Ilustradores: Iván Lira, Xulio Formoso y Edgar Vargas / ISSN: 1856058X Depósito legal: pp200401cs787 / Versión Digital: en www.ministeriodelacultura.gob. ve / http//: aporrea.org / Twitter: @todosadentro / Dirección: Centro Simón Bolívar, Torre Norte, piso 19, El Silencio. / Teléfono. 0212-484.71.18

@carabobocultura @Todosadentro títeres cotopri en el marco del programa fiesta cultural. Carabobo sin violencia. Sncp. Fortin solano pic.twitter.com/ Jq69AR7W5X 1 nuevo tweet

@Gabinetene MANIFIESTO DE TRABAJADORES DEL MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA CULTURA EN NUEVA ESPARTA …http:// gabineteculturalnuevaesparta. blogspot.com/2014/02/manifiestode-las-y-los-trabajadores.html… @todosadentro 1 nuevo tweet

@ModairaR @ivanpadilla Imperdible Semanario vanguardia del periodismo impreso en Revolución http://issuu.com/todosadentro/ docs/pdf_499… Lee y divulga. @Todosadentro 1 nuevo tweet

@ciclonnero @Todosadentro Ser joven es al futuro. Aventurarse sin miedo.Comprobar que en el “SI PUEDO”.Se forja un rumbo seguro.http://tl.gd/n_1s0ecc8 Unirse a la conversación Consejo editorial: Oscar Acosta todosadentroteatro@gmail.com / Néstor Rodríguez todosadentrodanzas@gmail.com / Ángel Méndez todosadentromusica@gmail.com / Cristina Salazar todosadentroartesania@gmail.com / Literatura todosadentroliteratura@gmail.com / Cine todosadentrocineymedios@gmail.com / Plástica todosadentroplastica@gmail.com


editorial

www.ministeriodelacultura.gob.ve

la voz de la casa

El lugar para pronunciar al pueblo y sus culturas

El Editorial de la edición número Uno del periódico Todosadentro, que circuló impreso el 17 de abril de 2004, decía en su penúltimo párrafo que “Este semanario es el lugar para pronunciar la política de un Estado que asume en cada acto el desafío de las transformaciones hacia ‘la mayor suma de felicidad ’ ”. Ese año se estaba recordando el centenar y medio de la abolición de la esclavitud y, sobre la fotografía de una mujer representante de nuestros pueblos indígenas, cuyo crédito es de la periodista Wendys Olivo, el titular resaltaba que “Continúa la lucha emancipadora”. De esa manera se expresaba claramente cuál sería el rumbo

DE UNA

¿Qué le pones y qué le quitas al periódico de las culturas en Venezuela?

Freddys Rivas Aumentar el contacto con los talentos regionales, de provincia, tanto en música como en otras áreas para impulsarlos.

Aquiles Pino No le quitaría nada. Pero le agregaría mayor difusión de figuras como Dudamel.

Jorge Millar No le quitaría nada, le agregaría mayor cantidad de temas relacionados con la alegría del buen vivir revolucionario y comunitario.

de esta publicación periódica de la que hoy circula su número 500. “Este es el reto: mostrar los cambios moleculares que permiten evidenciar que El Pueblo es la cultura”. Todosadentro ha querido mantener su militancia periodística expresada en la voz primera y sucesiva. Cada nuevo número sabatino lo hacemos con el mismo amor inicial que nos motivó el Comandante Supremo Hugo Chávez. La tarea sigue inconclusa. Somos apenas “una brizna de paja arrastrada por el viento” en esta tarea múltiple de ser independientes definitivamente y de construir en colectivo nuestra Patria socialista. Ocho páginas de esta edición especial, de 24, reúnen

sábado 22 de febrero de 2014

3

LA ESPUELA

criterios de colaboradoras y colaboradores del semanario que nos acompañan o nos han acompañado en algún momento de esta hermosa construcción comunicacional crítica. Un cuadernillo de cuatro páginas centra el Diálogo con el fundador, Farruco Sesto. También destacan tres entrevistas, a igual número de protagonistas, en distintas áreas creativas del periódico semanal de nuestras culturas: Clodovaldo Hernández, Iván Lira y Cecilio Pérez. Es el apretado resumen de una historia de palabras que se anclan de conciencia en la modesta contribución a forjar pensamiento y valores de la Patria definitiva.

Comandante Supremo

“Somos libres, escribimos en un país libre, y no nos proponemos engañar al público” Correo del Orinoco, 27 de junio de 1818 El oficio del periodismo se ejerce desde una hermosa trinchera: la defensa del derecho que tienen los pueblos a ser informados, de manera oportuna y veraz, y a expresarse libremente, sin más limitaciones que sus propios y legítimos intereses. Este compromiso convierte al periodista en un combatiente de primera fila. En Venezuela, el Día del Periodista se celebra el 27 de junio, justamente en conmemoración de aquella fecha del año 1818, cuando apareció por primera vez el Correo del Orinoco, creación de ese alfarero de repúblicas y libertades que fue Simón Bolívar. “Somos libres, escribimos en un país libre, y no nos proponemos engañar al público”, decía el Correo en su primer número, en una lección de quehacer periodístico que mantiene vigencia dos siglos después. Bolívar, siempre visionario, libraba de esta manera

la batalla de las ideas. Nos decía: “la imprenta es la artillería del pensamiento”, y agregaba, “es tan útil como los pertrechos en la guerra”. Así consideramos hoy que debe ser el periodismo verdadero, útil para la independencia definitiva, para la unidad de nuestros pueblos, para la labor concientizadora y transformadora. En este combate de ideas, el periodista debe empuñar armas poderosas: la ética y la justicia. Sólo así evadirá a quienes pretenden convertirlo en cómplice, utilizarlo para la desinformación, la tergiversación, la descontextualización, la omisión, la manipulación. Bien lo dice el Código de Ética del Periodista Venezolano, “el periodista se debe fundamentalmente al pueblo” y en ese sentido debe ser su aliado en la búsqueda de una sociedad más justa. ¡Patria socialista o muerte! ¡Venceremos! Hugo Chávez Frías (Extracto del mensaje por Día del Periodista, 27 de junio de 2010)


4

sábado 22 de febrero de 2014

protagonistas

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Primeros bocetos germinaron en la calle Manduca

Tardes de cafés inspiraron creación de

Todosadentro

Clodovaldo Hernández elogia el mérito de haber llegado al número 500 en un país donde abundan los cementerios de semanarios y revistas

E

l sol despunta en el alba y en el parque Generalísimo Francisco de Miranda hace calistenia con las palabras del pensamiento, un intelectual del periodismo y la docencia, ejemplo de lo que debe ser la dedicación al trabajo. Es Clodovaldo Hernández, quien escribe en Todosadentro, publicación de la que es columnista-fundador, y para Épale, La Iguana y Ciudad Ccs. También trabaja en una editorial, es profesor en la Universidad Bolivariana de Venezuela, ejerce con maestría el periodismo humorístico de opinión en El Especulador Precoz, y cotorrea, junto a Farruco Sesto, Iván Padilla Bravo, Carmen Bohórquez, Gipsy Gastello, Juan Carlos Lossada y Ruben Wisotzki, en Siete a la carga, espacio que transmite todos los viernes, a partir de las siete de la mañana, Radio Nacional en su canal clásico. -¿Cuándo comenzó a crecer la semilla de nuestra publicación? -El alumbramiento ocurrió después del Carmonazo, entonces yo trabajaba en El Universal, junto al artífice de Todosadentro Iván Padilla Bravo. Por las tardes tomábamos cafés conspirativos en un restaurante ubicado detrás de ese diario en la calle Manduca de la parroquia La Candelaria, donde discutíamos las ideas acerca de lo que debería ser el semanario, en esas reuniones nacieron los primeros bocetos.

-En el número uno de Todosadentro usted escribió: “Sucede a los poetas lo mismo que a los periodistas, les persigue a ambos un dogma de fe. Los sacerdotes de este dogma deliberadamente hacen pasar por sinónimo gobierno y estatus, lo que en Venezuela fue cierto durante un largo período histórico”. ¿Cuál es la situación en 2014? -Esta Revolución ha colocado en tela de juicio a todos los paradigmas. Antes de la gestión bolivariana había una identificación entre el poder político y el fáctico, los empresarios, la Iglesia, la embajada americana, los medios de comunicación, todo eso. En aquel entonces eran solidarios esos dos bloques de poder , lógicamente el periodismo tenía que estar siempre en contra de ellos. Una vez que se produce el cambio se hace factible hacer periodismo a favor del Gobierno. Esto es lo que hemos estado haciendo los comunicadores bolivarianos, batallando en contra del poder, pero no del poder político, que ahora lo tiene el pueblo para decirlo de un modo abstracto, sino en contra del fáctico, en contra del capitalismo hegemónico. -Cuando transitábamos por el número tres su firma brillaba por su ausencia, en lugar de ella estaba la de José Pilar Torres. ¿Por qué perdió tan rápido el puesto? -En el tiempo que comenzó Todosadentro yo tenía un contrato de

exclusividad respecto a mi firma con el El Universal, y si quería publicar en otro medio distinto de circulación nacional o internacional requería de un permiso. Ya había pedido uno porque, en ese momento, también era corresponsal de El País de España, entonces recurrí al seudónimo de José Pilar Torres. Cuando salí de El Universal regresó el nombre de Clodovaldo Hernández a Todosadentro.

el reportaje, el cuatro los de opinión, y el cinco los interpretativos, de precisión e investigativos. En todos ellos he dado clases porque en cada semestre rotan a los profesores, también soy docente, por la vía de los textos, en mi labor actual en la Editorial Santillana.

Sin dogmatismos

-¿Tiene normas predefinidas la sección Criterio? -Nunca se han trazado parámetros dogmáticos, en Todosadentro siempre ha habido un acuerdo tácito en el sentido de la cultura en su visión inclusiva. -¿Cómo cataloga su otra profesión, la de docente? -He tomado un gran respeto por ella, considero que son unos héroes y heroínas los que la ejercen. Estoy desde 2004 en la Universidad Bolivariana de Venezuela, año de la creación en esa institución del Programa de Comunicación Social. Soy profesor de lo que allí denominan Discurso Periodístico, que son los géneros periodísticos. El uno es la noticia, el dos la entrevista, el tres Intelectual del periodismo y la docencia


protagonistas

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Profesional de las fuentes parlamentaria y cancillería -¿Cuándo debutó en los medios de comunicación? -En el año 1984, cuando aún era estudiante de Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela, entré a Radio Continente de la mano de mi gran amigo y colega Ernesto Fagúndez, quien me invitó a participar en el noticiero. La pasantía la hice en el horario de cinco de la mañana a siete de la mañana, luego me dio “tigres”, como por ejemplo las vacaciones de los redactores, y en 1985 me lanzó a la calle para cubrir la fuente del entonces Congreso de la República, donde comenzó mi carrera de periodista político. Ya estaba vinculado a esa área porque la Central de la época era una universidad de activistas, pero mi acercamiento a la fuente fue a través de Radio Continente. El año siguiente El Diario de Caracas buscaba reporteros y me contrataron en la misma fuente parlamentaria. Esa publicación fue mi primera experiencia profesional recién graduado en Comunicación Social Mención Impresos, en ella me mantuve hasta 1992, cuando me despidieron. Era dirigente sindical y se produjo un paro de la prensa, que fue convocado por la intentona de Hugo Chávez del cuatro de febrero. El gobierno de la época suspendió la garantía constitucional de la libertad de expresión y colocó censores en los medios.

Tanto el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) decidieron la aplicación de medidas de presión. Cada delegado sindical dirigió el paro en los organismos en que laboraban y a mí me tocó El Diario de Caracas. Eso me lo cobraron apenas perdí el fuero sindical, dejé de ser directivo del SNTP y me botaron. Después de este incidente tuve la suerte que me llamaron, casi inmediatamente, del diario El Globo, donde permanecí hasta 1994. Estando ahí eligieron a Vladimir Villegas diputado y me ofrecieron su cargo en El Universal, en cierto modo fui beneficiado con

sus votos. En esa publicación cubrí tanto la fuente parlamentaria como la de cancillería. El Globo también fue una experiencia muy buena porque me permitió conocer varios países, la mayoría de Nuestramérica.

La tarea es seguir abriendo puertas

-Hemos llegado a esta edición con una gestión que convoca a la inclusión. Muchísimos ya están adentro, ¿quiénes faltan? -Ese hecho del número 500 convierte a Todosadentro en una “ave rara” del periodismo porque Venezuela, sobre

Apuntes Lugar y fecha de nacimiento: Maternidad Concepción Palacios, 01-12-1961. Sector de crianza: Parroquia Antímano. Primaria: Escuela municipal José Antonio Villavicencio. Ciclo Básico: Liceo Fermín Paúl. Ciclo Diversificado: Liceo Caracas. Título: Licenciado en Comunicación Social Mención Impresos. (Universidad Central de Venezuela, 1986). Frase: “No fue fácil haber sido editor nocturno, porque era como estar todos los días, luego que se oculta el sol, en la sala de emergencia de un hospital”.

“Biografía tiene García Márquez, yo lo que puedo tener es currículum vitae”

sábado 22 de febrero de 2014

5

todo en la fuente cultura, es un cementerio de revistas y semanarios de todo tipo. Es un mérito que quizás no se calibra bien, porque a lo mejor alguna gente piensa que ello es posible por tener el apoyo del Estado, pero en ese camposanto que mencioné ha habido publicaciones que han gozado de ese respaldo, así como de grandes grupos económicos y no han sobrevivido. Otra virtud de Todosadentro es que fue la primera publicación de la Revolución. Algún día le será reconocido eso, pero en todo caso no se trabaja para el reconocimiento. También vale destacar su multimedialidad, Todosadentro encontró su versión en radio, televisión y está disponible en internet, el semanario no se quedó sólo en la versión de papel y eso, en estos tiempos, es muy importante. A medida que avanza la Revolución van apareciendo nuevos grupos que podrían sentirse al margen, incluso los de las manifestaciones alternas del periodismo. Esto es un proceso natural, ya que en la medida que se incluya a más gente siempre habrá quien no se sienta tomado en cuenta. Entonces, la tarea es continuar abriendo más puertas. Sergio Chapman / Caracas Fotos: Mayrín Moreno Ilustración: Xulio Formoso


6

sábado 22 de febrero de 2014

protagonistas

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Desde la Isla de Margarita

A Todosadentro lo define su alma y esencia El artista gráfico Iván Lira tiene más de seis años trabajando con el semanario

Dibujo, luego existo”, así se define Iván Lira, quien ha adoptado los trazos de un lápiz como lenguaje. Con él transmite, a través de caricaturas e imágenes, mensajes para persuadir a quien los observa. Lira, oriundo del estado Nueva Esparta, actualmente hace vida en Juangriego, la ciudad crepuscular, donde cada atardecer se asienta como lienzo perfecto para la imaginación de un dibujante. Lira asegura que si en alguna actividad ha sido tenaz, perseverante y obstinado es en el dibujo. “Me he dedicado a la pintura, el diseño, la caricatura y un largo etcétera de ocupaciones que, según yo las entiendo, están fundadas en la habilidad de esquematizar, de proyectar, de trazar, en definitiva, de dibujar. Así que desde mis inicios, y hasta ahora, he visto al mundo con ojos de dibujante”, afirma. -¿Cómo comienza su experiencia en el campo de la gráfica? - Comencé a dibujar desde carajito y una cosa llevó a la otra, mi papá era periodista y siempre estuve en contacto con ese mundo de las publicaciones. Hice caricaturas desde los ocho años, incluso se publicaron algunas en una revista. Luego, trabajé con el diario Sol de Margarita haciendo algunas colaboraciones. -Y, ¿llegó a estudiarlo como una carrera en una universidad? -No, yo estudié cine con Liliane Blaser en Cotrain. Soy autodidacta en el área de las artes gráficas.

Símbolos alternativos

-¿Qué objetivo persigue con su trabajo? -El arte que me interesa es aquel que asume la tarea de proveer de riqueza simbólica a los espacios y sujetos que han sido víctimas de un dilatado proceso de degradación económica, social, política y cultural. Espacios y sujetos a los que las clases dominantes

suelen desdeñar o negar en sus posibilidades estéticas, éticas y creativas. Creo en un arte que aprovisiona de símbolos alternativos mientras quebranta los atributos que externalizan el poder de las oligarquías. Que muestre las cosas como son y despierte o refuerce la conciencia crítica, es decir, creo en un arte para el cambio social, que no sea herramienta para la dominación sino para la igualdad.

Reflejo cultural

-¿A Todosadentro cómo llega? -Conocí a Raúl Grioni, el ex director del Instituto de Patrimonio Cultural, él me puso en contacto con Iván Padilla Bravo, porque iba a surgir un proyecto de una publicación semanal que se llamó La Tarea que era para la formación de cuadros políticos y que tuvo una vida de un par de años. Por ese contacto comencé a colaborar en La Tarea, y cuando esa publicación dejó de existir, me invitaron a colaborar en Todosadentro porque ya existía. -¿Cómo define a este semanario? -Las publicaciones dedicadas al quehacer cultural suelen ser, desgraciadamente, de vida efímera, así que una década de existencia es realmente un gran logro. Pero quizá lo que mejor define a Todosadentro es su alma y su esencia. Es verdaderamente un semanario nacional de las culturas de Venezuela. No una publicación caraqueña que tiene circulación nacional, sino un reflejo fiel de las actividades de los más diversos colectivos culturales, creadores, cultores y artesanos de todo el país. Que Todosadentro, siendo un semanario cultural arribe a su décimo aniversario es motivo de celebración por muchas razones.

Cambios gráficos

-Todosadentro ha pasado por varios períodos de rediseño, ¿cuál ha sido su aporte para ello? -Básicamente he colaborado con varios géneros de las artes gráficas que

han tenido que ver con el rediseño. Por ejemplo, en este momento estoy haciendo carteles como afiches para última página y eso tiene que ver con un rediseño porque antes había otras cosas. Iván Padilla Bravo, en un giro que le dio al diseño del semanario hace

algún tiempo, decidió colocar carteles en ese espacio. Mi aporte ha sido ese, sumarme con un granito de arena a esos cambios de diseño gráfico, y eso lo lleva adelante el equipo de diseñadores pero yo, desde lo que me corresponde, lo que hago es anexarme.


www.ministeriodelacultura.gob.ve

-Cuando a uno le gusta algo siempre quiere ponerle o quitarle, ¿qué le agregaría Iván Lira a Todosadentro? -Páginas, muchas páginas más y mejor circulación en todo el país. En este momento está siendo encartado en el diario Correo del Orinoco pero yo le agregaría independencia y que pueda circular establemente en todo el territorio nacional. Y más páginas para que no deje de salir ninguna sección. -Ha hecho muchísimos trabajos para este semanario, pero ¿tiene alguno que sea su favorito? -Se han publicado algunos trabajos que particularmente me han gustado y que tienen que ver no solo con el dibujo y su calidad sino con el texto, lo imbricado y bien casado que está el texto con la imagen, el tamaño de la imagen, el diseño de la página en general. Hay uno que recuerdo, que era un dibujo de Simón Bolívar y Simón Rodríguez. Es una ilustración a creyón

protagonistas

7

con una textura muy marcada, salió como media página de ilustración con un texto que firmaba Juan Antonio Calzadilla Arreaza. De verdad fue una página muy memorable para mí. Retratos, caricaturas, collages y carteles son los que se publican con más frecuencia.

Nuevas formas expresivas

-¿Qué ha significado para usted ser parte del equipo de Todosadentro? -Ser parte de este equipo de excelentes periodistas, escritores, fotógrafos, diseñadores e ilustradores, es para mí un gran reto profesional y un motivo permanente de estudio y aprendizaje así como de búsqueda de nuevas formas expresivas que me permitan adaptar mis gráficas a los textos que me corresponde ilustrar. María Eugenia Guerra / Nueva Esparta Fotos e ilustración: Iván Lira

Creo en un arte que aprovisiona de símbolos alternativos mientras quebranta los atributos que externalizan el poder de las oligarquías

Para la paz y la vida -¿Cuál sería su aporte al proceso de pacificación nacional? -La gráfica, la pintura, el dibujo, la caricatura, deberían contar con un impulso similar al que se le está dando al teatro con el Movimiento Nacional de Teatro para Niñas, Niños y Jóvenes César Rengifo, o el que tradicionalmente ha tenido la música a través de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, enmarcado en los mismos principios de inclusión, formación y participación, y como un instrumento para la pacificación social. Que todas las niñas y todos los niños que así lo deseen, puedan recibir formación en estas áreas y canalizar sus pensamientos y emociones a través del color y la forma, con el objetivo de alejarlos de la violencia y brindarles espacios de creación para la paz y la vida.

sábado 22 de febrero de 2014

Iván Lira comparte trazos y ternuras con su hija Bianca

Iván Lira


8

protagonistas

sábado 22 de febrero de 2014

www.ministeriodelacultura.gob.ve

En este momento la guerra es intensa

El diseño es hoy parte de la manipulación mediática

Cecilio Pérez considera que algunos medios manejan lo visual para incitar al odio y la violencia

-Eso fue lo que hicieron en esos días, donde en un medio digital, en internet, aparecieron imágenes de policías disparándole a estudiantes, con lo que intentaban mostrar al gobierno como el autor de la violencia, causante de muertes y resulta que la foto correspondía a agentes de la desaparecida Policía Metropolitana. Así como al mostrar una gigantesca manifestación de fieles de la Divina Pastora, para decir que era la oposición venezolana? -No solamente eso, sino que también utilizaron imágenes de Egipto, con el movimiento supuestamente revolucionario, que fabricó Estados Unidos, y colocaron una gráfica de efectivos policiales que arrastraba a una mujer por los cabellos. Eso fue publicado no sólo a través de internet, sino también en algunas televisoras de América Latina. Considero que con las nuevas técnicas dentro del diseño, la manipulación de las gráficas es grande. Las tecnologías permiten manipular cualquier gráfica, colocar cualquier imagen, pero los conocedores del diseño inmediatamente se dan cuenta de que los pixeles nunca coinciden.

Las tecnologías permiten manipular cualquier imagen

El diseño está siendo utilizado hoy, completamente, como parte integrante de la manipulación mediática que está operando en Venezuela”, según manifiesta el periodista Cecilio Pérez, comunicador que comenzó haciendo trazos a punta de lápiz y continúa haciéndolos ahora en computadoras. Con su experiencia en el área de diseño de diarios y revistas, Pérez nos

comenta que, en la televisión podemos apreciar diversas opciones de “como se manejan las imágenes, los colores, los efectos, la incitación, a través del diseño, ya que la gente percibe más lo visual, incluso que el mismo sonido. Lo visual es lo que más compromete al público”.

Lo visual compromete

“Es igual que en un periódico impreso –hace énfasis- que maneja

sus temas a través de imágenes grandes, impactantes, muchas veces editadas, donde la gente es manipulada porque desconoce, no sabe, todos los pasos que se dan para realizar un diseño”. Para el diseñador y diagramador, en los actuales momentos, hay una guerra mediática, tanto en los periódicos como en la televisión con el diseño gráfico de por medio.

-¿Y la superposición de imágenes que se utiliza en televisión? -Bueno, es que, aparte de lo anterior, también existe lo que hizo el Canal NTN24, colombiano, comenzó a manipular las imágenes y provocó -algo así como lo que ocurrió el 11 de abril de 2002- con imágenes sobrepuestas, tanto en movimiento como fijas, afectar la soberanía de Venezuela en esos momentos.


www.ministeriodelacultura.gob.ve

protagonistas

Diseñadores con conciencia revolucionaria

-Dentro de toda esta dinámica política incrustada en los medios de comunicación privados, ¿cómo hacemos para que el diseño, como técnica comunicacional, no se vea tan afectado? ¿Salvamos al diseño? ¿Cómo lo salvamos? -Es fácil de salvarlo, creando los nuevos grupos, las nuevas generaciones de estudiantes de diseño. Crearles una conciencia revolucionaria, ofrecerles una formación en la que el diseño esté en función de la comunicación auténtica, oportuna y veraz y en la educación de un país. Porque, cuando lo manipulan, también manipulan al pueblo y eso es una parte, una fisura, porque a través de las artes, se han hecho y también destruido revoluciones.

Darle esencia de pueblo

-Fuiste uno de los fundadores del semanario cultural Todosadentro, ¿Cuál es tu visión hoy día del impreso cultural? -Me parece muy bien, aunque debo decirlo, le falta mucha divulgación, su distribución no es buena. Le faltaría algo así como más apertura hacia el pueblo. Es mi punto de vista, no sé si Iván Padilla Bravo se vaya a enojar porque lo digo, pero es mi apreciación personal, y como soy uno de los fundadores, puedo decirlo. Comenzamos con una hojita, luego dos hojitas y después se transformó en periódico. No es que se le cambie la esencia como periódico cultural, pero también hay que darle mayor comunicación con el pueblo, esencia de una cultura popular que encaje dentro lo que estamos persiguiendo, que es la transformación de este país.

Hoy diseñan el odio

-Como trabajaste en el pasado en aquellos que fueron los mejores medios

sábado 22 de febrero de 2014

9

Historia contra bozal

impresos estándar, hiciste rediseño en ellos, fuiste en dos ocasiones Premio Nacional en esa área, ¿no te percataste que por ahí pudiese salir una culebra como la que tiene esta gente que anda de conspiración en conspiración? -¡Claro que sí! Y hoy, gráficamente, lo están haciendo. El Nacional, El Universal, Últimas Noticias y los periódicos como Panorama y El Impulso, todos están trabajando en función de la gráfica. Con ella crean toda una motivación visual y también van desarrollando odio, rechazo a un proceso de cambio y eso determina lo que pueden hacer. Es más, los mismos reporteros gráficos y redactores se prestan para ello. Muchas veces defienden los intereses de las empresas privadas. Hoy día es tan sencillo verlos por televisión marchar, pidiendo dinero, los dólares o las divisas que supuestamente el Estado les debe. No comprendo ese tipo de periodismo que algunos están haciendo, jóvenes que todavía no entienden la labor del periodista, que es un punto de referencia en una sociedad. Hoy los vemos defender los dineros de la oligarquía, que maneja

y domina la prensa. Me sorprende ver gente contemporánea, como nosotros, que luchamos contra la dictadura de los adecos y copeyanos –vamos a llamarlo así porque hubo desaparecidos, torturados y muertos-, que nunca salieron a defender una empresa editora, pero ahora se les ve en esas tareas.

-¿Es un bozal de arepa? -Claro, no lo voy a calificar, pero lo que sí es cierto, es que falta bastante conciencia y ética, que es lo principal. Los principios en los que nos sumergimos cuando nos hacemos periodistas, que deben ser mantenidos, independientemente dentro del concepto ideológico. Pienso que al pueblo hay que respetarlo y no puede ser que algunos periodistas no llegan sino hasta el período del “Caracazo”, en 1989, y no quieren recordar ni conocer más allá, pues dicen que el Estado tiene la culpa y olvidan los muertos y allanamientos que se produjeron, incluyendo a El Nacional, El Universal y fueron censurados. El único diario que salió fue El Nacional y recuerdo, que en 1992, les colocaron tanquetas alrededor de toda la cuadra del periódico, para amedrentar y silenciar. No sé si tú lo recuerdas... Pedro Estacio / Caracas Fotos: Ubaldo Zabala


10

sábado 22 de febrero de 2014

calle

www.ministeriodelacultura.gob.ve

29 años desde su partida

Alí me enamoraba y me regalaba claveles rojos

E

Los seguidores del Cantor de la Patria dan continuidad a su mensaje de paz

l recorrido anual se inició desde la Casa Museo, continuó por la antigua carretera de la Flúor, para allí cruzar a la intercomunal Alí Primera y llegar al cementerio de Santa Elena, con mucha alegría, pancartas, banderas, claveles, música, tambores y cohetes. Sol Musset, esposa de Alí, durante el trayecto, nos comentó: “Alí me enamoraba y me regalaba claveles rojos. Es un símbolo para demostrar el amor al amigo, a la madre. Cuando traíamos sus restos a Paraguaná, en los pueblitos nos recibían con cayenas y claveles rojos, el rojo no está asociado a una ideología, a él le gustaba que me vistiera de rojo, responde al amor, a la vida, nuestra sangre es roja”.

Dejó herencias de amor

“Quisieron cercenarle su canto, más vigente que nunca ahora en la voz del pueblo, porque si analizamos cada canción encontramos las misiones y todo ese legado que dejó el Comandante Eterno. Gracias al presidente Chávez que tomó melodías de Alí como bandera y se encargó de enseñarlas a esta generación, es nuestro deber velar porque funcione y denunciar lo que se esté haciendo mal”, concluyó Musset.

Encuentros en la Casa Museo

En la Casa Museo Alí Primera, el equipo de Todosadentro conversó con Mireya Padilla, hermana menor de Alí y coordinadora de ese centro, quien recuerda de él, la ternura, el amor por los niños, y esa inspiración hermosa con la cual le cantaba al amor y a su madre. Al

ver los rostros que conforman la exposición realizada en este espacio por diferentes colectivos creativos, piensa que el Cantor del Pueblo está en todas partes con su sonrisa y su amor prolongado.

“Estamos cosechando esos frutos de esa siembra que es inmensa y que cada día crece más. Dando continuidad al mensaje de Alí y al de Carmen Adela que fue la que inició en su casita este museo

que ahora tenemos. Cada año nos sentimos más felices por la participación de la gente joven”. También expresó que fue una marcha por amor. “Hoy estamos viendo tanta rabia en esos jóvenes que no saben porqué protestan, enfermando sus corazones, y desde Paraguaná repudiamos esas acciones, no se dejen inyectar tanta rabia, escuchen las canciones de Alí”. “Es un sitio de visita obligatoria para conocer un poco más acerca de él, van a encontrar su cajón de limpiabotas, ropa, afiches que le hicieron amigos, objetos de colección. Es un peregrinaje del resto del país hacia esta casa. Un epicentro cultural que se mantiene espiritualmente”, así dijo Simón Petit, presidente del Instituto de Cultura del estado Falcón. Mayrín Moreno / Paraguaná Fotos: M. M.


www.ministeriodelacultura.gob.ve

diálogo

sábado 22 de febrero de 2014

11

A diez años de lucha mediática

“Me hubiese gustado ser periodista” El poeta y artista plástico Farruco Sesto considera que nuestra principal guerra es de ideas y de confrontación de valores

En vista del décimo aniversario de Todosadentro y de su edición número 500, Francisco Farruco Sesto, precursor en la creación de un periódico exclusivo para la cultura, conversó con el equipo reporteril del semanario para resaltar cuáles fueron los criterios empleados para construir la trinchera comunicativa. Además, dejó la puerta abierta para conocer otros aspectos que forman parte de su línea de trabajo y de su vida. -¿Cómo fue el proceso de afianzamiento de las culturas a través de las plataformas impulsadas por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura? -El trabajo que asumimos cuando el Comandante Chávez hizo un cambio en la institucionalidad cultural y fijó unas tareas, fue fundamentalmente sobre la gestión, más que sobre la cultura en sí misma. Porque en ésta no es tan fácil introducir cambios rápidos, la hace el pueblo y él es protagonista de las transformaciones que se realizan. Nuestra tarea era hacer una transformación profunda, una refundación de la institucionalidad cultural, para que los recursos que tiene el Estado y la posibilidad de gestión, se pusiera al servicio de las culturas que desarrollan los poderes creadores del pueblo. No nos propusimos cambios culturales sino cambios en la gestión, como equipo de gobierno. Por supuesto, los cambios se dieron. Entre ellos la plataforma del libro, donde se creó una institucionalidad que facilitaba la integración de los escritores, lectores y público. En el área cinematográfica, se hicieron miles de talleres en todos los estados y municipios. Pero los cambios culturales trascienden a la generaciones, son de más largo alcance. Lo que hay es una disposición espiritual para ir hacia los cambios. Es el dilema de la revolución. Cómo generamos ese hombre nuevo, esa mujer nueva. Cómo generamos esos valores profundos, positivos, que tenemos y desechamos los valores negativos, que también existen porque somos hijos, de alguna manera, del capitalismo. Estamos metidos en eso, en la lucha por la paz. Es todo un proceso de cambio que se da entre el gobierno y el pueblo. La tarea del gobierno no debe ser otra que transferirle el poder al pueblo.

No tengo otra arma que la palabra

-¿Cuál es la importancia de tener una trinchera comunicacional desde la cultura? -El papel del periodismo es ser la voz del pueblo. Los medios de comunicación tienen que hacer que el pueblo se exprese a través de ellos, para defender y expresar sus intereses profundos. En términos culturales, tiene que ver con el trabajo del alma colectiva. El pueblo no es ajeno a nosotros, nosotros estamos metidos allí. Hay que ir creando una sociedad de gente que se relacione entre sí de otra manera. A mí me hubiese gustado ser periodista, es una de esas vocaciones que hubiese podido tener. En su momento elegí otra cosa pero le hemos dado mucha importancia al trabajo comunicacional. En esa materia aprendimos mucho del Comandante Chávez y, ahora, con el presidente Nicolás Maduro se sigue en la misma línea. Allí hay mucho que hacer, es un tema muy importante, porque nuestra guerra principal es de ideas, de confrontación de

valores, de miradas. Nuestra intención no es derrotar al enemigo físicamente, sino derrotarlo porque nos lo ganamos, lo convencemos, lo hacemos nuestro. Que se venga con nosotros porque en la humanidad cabemos todos. El trabajo de los periodistas jóvenes es esencial, son el pilar en esta batalla de las ideas.

Comunicador innato

-¿Qué ha pensado para apoyar al Movimiento por la Paz y la Vida que se está impulsando? -Yo no tengo otra arma que la palabra, escrita o hablada. Uno puede hacer tareas pequeñas como ciudadano, como vecino. Trabajando en donde vives, creando esa situación de paz, contribuyendo. No hay nadie que pueda decir que está al margen de eso. Es una tarea que trasciende a la visión política más restringida. Considero que es una política de Estado muy amplia, trasciende a los grupos y sectores, se convierte en una política nacional y cada uno debe

hacer lo que realmente pueda. Yo no soy periodista, pero de alguna manera, con la palabra, hago ese trabajo comunicacional. A través del blog, de un proyecto colectivo que se llama Siete a la carga, a través de mi columna de opinión en el Correo del Orinoco, programas de radio, charlas, foros, conversaciones, libros, en todo lo que uno pueda. Ningún esfuerzo debe quedar al margen.


12

diál

sábado 22 de febrero de 2014

-¿En qué consiste el proyecto Siete a la carga? -Somos siete personas que se quieren entre sí, se consideran hermanos, en una propuesta de transformación en revolución. Algunos nos conocíamos previamente, otros nos conocimos en este proceso. Nos sentamos un día y dijimos, nosotros siete podemos hacer el trabajo. En este proyecto estamos: Carmen Bohórquez, diputada, lleva la oficina de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, su trabajo intelectual tiene mucha fuerza internacionalmente; Iván Padilla Bravo, un hombre de la comunicación siempre en batalla incansable; Juan Carlos Lossada, con responsabilidades en el área del cine; Clodovaldo Hernández, uno de los periodistas culturales más agudos, fundamentalmente en sus columnas de opinión; Gipsy Gastello, periodista, de la nueva generación de escritores, comprometida con la revolución; Rubén Wisotzki, periodista; y yo, Farruco Sesto. Nos hemos juntado para coincidir en este proyecto que consiste, por ahora, en una página web donde escribimos todos los días uno de nosotros, y el programa de radio. Es un trabajo un poco ambicioso, porque queremos ir más allá de la labor editorial o audiovisual, tenemos planeado comenzar a organizar foros. Utilizamos la expresión ‘a la carga’ en el sentido de batallar, pero también porque nos echamos la carga sobre nuestras espaldas. No es una organización cerrada, pueden ser siete, ocho, diez, 40, 60, 300, 7000. Es un colectivo entregado al proceso de la revolución.

La musa de Chávez

-¿Qué impacto dejó Hugo Chávez en Farruco Sesto? -Me cambió la vida. Yo no soy revolucionario gracias a Hugo Chávez. Milité en política desde hace más de 40 años, en partidos, movimientos estudiantiles y trabajando siempre con una visión de izquierda revolucionaria. Pero conseguir una jefatura como la de Chávez te cambia la vida. Es un liderazgo que transformó la realidad venezolana y latinoaméricana. En términos políticos uno se siente privilegiado de vivir en este tiempo, un tiempo donde el Comandante logró darle ese impulso a este proceso. Sin embargo, en términos personales, agradezco haber conocido a ese ser humano extraordinario. Ser amigo de él, poder haber intercambiado ideas, conceptos y sentimientos. Una de las cosas que más le agradezco es haber explicitado lo que él llamó la razón amorosa, algo que todos los revolucionarios sabíamos que estaba allí, implícito. Un revolucionario se mete a transformar el mundo por amor

al género humano. Solidaridad con el explotado, con el oprimido, por querer un mundo distinto. Es el amor contra el odio. Él le dio esa dimensión amorosa a la política. Eso fue como si hubiese estado en las penumbras y, de repente, se prendió la luz. Esa parte de Chávez que no ha sido tan comentada, la parte espiritual, de motivación profunda, sí se la agradezco. -¿Cómo fue el proceso de escribir el libro El amor en batalla redescubrimiento del amor a partir de Chávez? -Carmen Bohórquez, Fidel Barbarito, ministro de cultura; Abel Prieto, ex ministro de cultura de Cuba por muchos años; Ana María Pellón, que dirige la casa del Alba y yo, estábamos reunidos en unos seminarios con el gobernador Adán Chávez, allá en Barinas. Se realizaron entre septiembre y octubre para hablar sobre el Comandante. De ahí surgió ese tema, cada uno habló de su visión. Cuando yo comencé a exponer,

me di cuenta que tenía que dejarlo por escrito. Con las tareas que tenía en ese momento, de ministro, no era fácil escribir. No tenía tiempo para hacer un gran libro documentado. Más bien, fue un trabajo productivo, por momentos muy rápido. No es un libro sobre Chávez, sino sobre esa dimensión amorosa que él le dio a la política. Son apuntes, algo que pudiera servir de base a una investigación más profunda. Fue muy placentero hacerlo con esa intensidad de trabajo, porque desde que surge la idea hasta que el libro está impreso pasan, prácticamente, ocho semanas. Creo que me siento satisfecho.

Un hogar para la patria

-¿Qué enseñanzas le dejó estar al frente de la Planificación de Caracas y de la Misión Vivienda? -Otra vez nos referimos al genio de Chávez. Él intentó resolver el problema de la vivienda desde que llegó al poder, desde que asume la


logo

www.ministeriodelacultura.gob.ve

13

Un canto para Bolívar Presidencia de la República. Cuando fui ministro de Vivienda y Hábitat, lo tratamos todo. Sin embargo lo veíamos como un problema más, que podía resolverse por los viejos métodos, por eso no daba resultado. Hubo que hacer una reflexión a fondo, el problema era muy fuerte, Chávez llegaba a los sitios y le pedían vivienda. Ya el ministerio llevaba unos años y no se podía resolver el problema. El Presidente le da un giro a la manera de diseñar. Fue así como esa frase del Ché que dice: ‘con las armas melladas del capitalismo no se puede construir socialismo’. Él dejó las armas melladas y comenzó con nuevos procedimientos, se inventó otra política de Estado. Cambió leyes, creó el Órgano Superior de la Vivienda donde participaron 11 ministros. El giro total lo dio cuando creó la Gran Misión Vivienda Venezuela. De ahí aprendimos sobre el talento de Chávez, la felicidad de estar en una política exitosa. Nos dimos cuenta que el punto de inflexión era asumir el reto con la cantidad, no sólo con la calidad. El lema que se impulsó fue que ni una sola familia quedase sin vivienda. Eso es un reto revolucionario. Asumir la construcción de tantas viviendas como sea necesario. Si son tres millones, son tres millones, no corre la arruga. Cumplir con esa palabra del Comandante Presidente nos hizo trabajar en lugares difíciles de resolver, como es el caso de Caracas. Conversaba mucho con Chávez, y él tenía la idea de que se podía construir estas viviendas en la misma ciudad sin obligar a la migración forzosa de la gente.

Semanario cultural

-Como fundador de Todosadentro, ¿qué reflexión ofrece en su décimo aniversario? -Lo que más aprecio de Todosadentro es la constancia, no sé si alguna revista cultural ha llegado a diez años de trabajo sostenido, semanal, no ocasional. Porque está, por ejemplo, la Revista Nacional de la Cultura, que es más antigua, pero puede pasar un año, dos años y no sale. La primera de las virtudes que yo reconocería del semanario es la constancia, el trabajo. Además creo en el punto de vista de Todosadentro, es inclusivo en la gama de manifestaciones culturales que se llevan a cabo en todo el territorio, trata de ver en todas partes. No se le puede llamar una publicación caraqueña, esa es siempre la tentación, limitarse a la tarea cultural que te rodea. Han hecho un esfuerzo por estar presentes en todas partes. No hay sector que dejó al margen. Aunque me estoy refiriendo al semanario, está además, la conexión con los medios de comunicación audiovisuales, en radio y televisión. Es un proyecto

modesto pero ambicioso en su visión, gota a gota. -¿Cómo se le ocurrió el nombre de Todosadentro para identificar el semanario de la cultura? -La idea justamente tiene que ver con ese espíritu inclusivo. Cuando llegamos a refundar la institucionalidad cultural, una de las características que tratamos de sustituir era la gestión para la élites. Todo era muy caraqueño, no había ni siquiera instituciones fuera de Caracas. Era de un sector social, cuya mirada sobre el mundo era la de la élite. La gestión cultural tiene que ser para todos, así como la revolución es para todos. Eso se traduce en ese nombre. Todosadentro, nadie afuera, vámonos todos, que nadie se quede. Ya lo asimilamos pero era un nombre extraño.

En lo personal

-Una frase con la que se identifique -Esa de Terencio, escritor de la antigua Roma, que le gustaba a Marx. “Puesto que soy humano, nada humano me es ajeno”. -Poema favorito -Yo no podría decir que tengo un poema favorito, pero quiero resaltar Un canto para Bolívar, de Neruda. Creo que nos expresa mucho en este momento. -Mayor preocupación -No, no tengo preocupaciones. Tengo mucha confianza en que la revolución va a continuar. Soy revolucionariamente optimista. Las preocupaciones personales no tienen mayor importancia. -Un momento memorable -Un intercambio de mensajes con el presidente Chávez, donde me da el grado de Capitán. Estábamos hablando de Aquél capitán sin nombre, de Luis Alberto Crespo, que narra un encuentro en Elorza antes del alzamiento del 4F. Chávez, en un consejo de ministros, habló del Capitán y me preguntó si lo había leído. Yo respondí que no sabía y él me lo recomendó. Un día estaba pasando por Los Llanos, venía de Barinas, y le mandé un mensaje: ‘Presidente estoy por Los Llanos, ya leí Aquél capitán sin nombre’. Tuvimos un intercambio muy bonito de frases, en las que pasamos por los humildes, y ahí me dijo que yo también era un capitán de los pobres. Una vaina chévere. Recuerdo eso con mucho cariño. Camila Lessire / Caracas Fotos: Mayrín Moreno Ilustración: Xulio Formoso

Pablo Neruda Padre nuestro que estás en la tierra, en el agua, en el aire de toda nuestra extensa latitud silenciosa, todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada: tu apellido la caña levanta a la dulzura, el estaño bolívar tiene un fulgor bolívar, el pájaro bolívar sobre el volcán bolívar, la patata, el salitre, las sombras especiales, las corrientes, las vetas de fosfórica piedra, todo lo nuestro viene de tu vida apagada, tu herencia fueron ríos, llanuras, campanarios, tu herencia es el pan nuestro de cada día, padre. Tu pequeño cadáver de capitán valiente ha extendido en lo inmenso su metálica forma, de pronto salen dedos tuyos entre la nieve y el austral pescador saca a la luz de pronto tu sonrisa, tu voz palpitando en las redes. ¿De qué color la rosa que junto a tu alma alcemos? Roja será la rosa que recuerde tu paso. ¿Cómo serán las manos que toquen tu ceniza? Rojas serán las manos que en tu ceniza nacen. ¿Y cómo es la semilla de tu corazón muerto? Es roja la semilla de tu corazón vivo. Por eso es hoy la ronda de manos junto a ti. Junto a mi mano hay otra y hay otra junto a ella, y otra más, hasta el fondo del continente oscuro. Y otra mano que tú no conociste entonces viene también, Bolívar, a estrechar a la tuya: de Teruel, de Madrid, del Jarama, del Ebro, de la cárcel, del aire, de los muertos de España llega esta mano roja que es hija de la tuya. Capitán, combatiente, donde una boca grita libertad, donde un oído escucha,

donde un soldado rojo rompe una frente parda, donde un laurel de libres brota, donde una nueva bandera se adorna con la sangre de nuestra insigne aurora, Bolívar, capitán, se divisa tu rostro. Otra vez entre pólvora y humo tu espada está naciendo. Otra vez tu bandera con sangre se ha bordado. Los malvados atacan tu semilla de nuevo, clavado en otra cruz está el hijo del hombre. Pero hacia la esperanza nos conduce tu sombra, el laurel y la luz de tu ejército rojo a través de la noche de América con tu mirada mira. Tus ojos que vigilan más allá de los mares, más allá de los pueblos oprimidos y heridos, más allá de las negras ciudades incendiadas, tu voz nace de nuevo, tu mano otra vez nace: tu ejército defiende las banderas sagradas: la Libertad sacude las campanas sangrientas, y un sonido terrible de dolores precede la aurora enrojecida por la sangre del hombre. Libertador, un mundo de paz nació en tus brazos. La paz, el pan, el trigo de tu sangre nacieron, de nuestra joven sangre venida de tu sangre saldrán paz, pan y trigo para el mundo que haremos. Yo conocí a Bolívar una mañana larga, en Madrid, en la boca del Quinto Regimiento, Padre, le dije, eres o no eres o quién eres? Y mirando el Cuartel de la Montaña, dijo: "Despierto cada cien años cuando despierta el pueblo".


14

sábado 22 de febrero de 2014

diálogo

Extracto del texto de Luis Alberto Crespo, Aquél capitán sin nombre

Maisanta en miraflores

Una mañana después, un 4 de febrero, estaba de nuevo allí mi capitán de entonces, frente a sí mismo, dolido pero altivo, la misma mirada aquella del 19 de marzo en la plaza de Elorza, nunca destruido, nunca derrotado, como enseña Hemingway. El destino le restañaría las heridas de aquella insurrección nacionalista. “¿Ese es el hombre, el hombre de Elorza?”, le pregunté ese día a Tapia, “Ese es”, me contestó. Sí, era Maisanta, era Pedro Pérez Delgado de nuevo frente a los gomecistas de nueva calaña que regresaba de su rebeldía. Lo sabría más tarde, cuando visitara a una tía suya en Villa de Cura. Se llamaba Ana Domínguez. Una fotografía de Pérez Delgado adornaba la pared de la casa. Vestía de civil. Ella aún guardaba las facciones de su padre. Me confesó esa vez que había una muchacha en una pensión de Villa de Cura que vio a su tía perder el hilo del bordado cuando apareció un hombre alto, blanco, el pelo pasudo, en la puerta de la pensión La Llanera. Que lo conocía en las fotos y usaba su paltó para cobijarse, me dice con exactitud desmintiendo al tiempo que medía entre aquella aparición y su ancianidad de ochenta y cinco años. Tras un breve silencio que dejó hablar a cierto cristofué y no sé qué paloma de monte, prosiguió atisbando su recuerdo entre las dalias y los helechos: Nunca supe quién le dio a mi tía el escapulario que usaba mi papá desde que era un muchacho de doce años en Ospino. Yo heredé ese escapulario. Ahora lo tiene mi sobrino bisnieto Hugo Chávez Frías, el presidente de la República. Mamá, ahí la busca un militar que dice que es familia suya, me vinieron a avisar cuando lo conocí. ¿No me cree?, me dijo Hugo, pero cómo no te voy a creer si eres el vivo retrato de papá. Él es, es el mismo, el de siempre. Se asemeja todavía al capitán demócrata y sentimental que encendió con su palabra a un solitario pueblo llanero donde su bisabuelo cumplió una hazaña de pasión y machura, le digo yo ahora a mi memoria. De aquel 4 de febrero proviene su ardimiento. Hoy, enciende a Venezuela y a los pueblos de América y de más lejos.

www.ministeriodelacultura.gob.ve


www.ministeriodelacultura.gob.ve

calle

sábado 22 de febrero de 2014

...Pido que mis camaradas me despidan con canciones flores rojas, puño en alto y me prometan seguir luchando por la alborada que también es camarada Alí Primera

15


16

sábado 22 de febrero de 2014

criterio

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Semanario Todosadentro,

estandarte de la revolución cultural

Fidel Barbarito Ilustración: Xulio Formoso

Los que luchamos de verdad por la igualdad, la libertad, la justicia, la democracia, terminamos siendo señalados como tiranos; y los que dan golpe, desaparecen gente y asesinan, esos son los demócratas” expresó el Comandante Hugo Chávez al recibir el premio Rodolfo Walsh Presidente Latinoamericano por la Comunicación Popular, en la Universidad de la Plata. Argentina, 29 de marzo de 2011. Así, nuestro amado Comandante Eterno denunció los sórdidos propósitos de “los medios”. “Ellos logran desmoralizar muchas veces a las juventudes, desde niños, a través de sus grandes campañas mediáticas los llevan muchas veces por el camino de las drogas, de la violencia, de la no participación en política” . “Somos el territorio de la utopía… Somos el territorio del renacimiento humano”, nos dijo también. De pie, firme frente a lo que señaló claramente como colonialismo cultural, la forma más

efectiva de opresión con la que el imperialismo mantiene su hegemonía en el planeta, determinó: “La dictadura internacional de aquel imperio, no sólo es militar, es económica, también cultural, la más profunda y la más peligrosa, porque a veces nos ponen a pensar como ellos”. Chávez, quien nos hizo emerger de la noche más profunda con las luces de Bolívar, legó el testimonio de una vida consagrada a la defensa de la verdad de los pueblos, a la humanidad toda. Siempre nos exhortó, y lo sigue haciendo, a pensar como nosotros y nosotras, distinto a lo impuesto por la extendida tela de araña del poder económico transnacional: los medios privados de comunicación. El semanario Todosadentro, fue creado el 17 de abril de 2004, meses antes de vencer con Florentino en el Referéndum Revocatorio y dos años después de que el pueblo venezolano derrotara el golpe de Estado, aquel glorioso 13 de abril, y el terror propagado por prensa y

televisión durante la cruel operación del sabotaje petrolero de diciembre de 2002 y comienzos de 2003. Diez años han pasado y hoy nos enorgullecemos de que Todosadentro naciera en un momento de grandes batallas políticas y llegara como la primera publicación de la Revolución Bolivariana para la defensa de la verdad y el debate profundo de las ideas. Los camaradas Farruco Sesto, al frente del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, e Iván Padilla Bravo, como director de Todosadentro, lideraron a un equipo de mujeres y hombres comprometidos en palabra y obra con la Revolución Bolivariana. A través de sus destacadas plumas, Todosadentro se ha dedicado a visibilizar, sentir, pensar y expresar de acuerdo a la naturaleza de los pueblos de Nuestramérica, tal como nos enseñó José Martí, la exaltación de nuestro origen histórico, personajes vitales y gestas heroicas de este y todos los tiempos.

Tal y como el Correo del Orinoco en 1818 luchó con la artillería del pensamiento por la independencia de los pueblos americanos, Todosadentro nació para derrotar las mentiras que pretendan insensibilizarnos, alejarnos de nuestra verdad histórica y demonizar nuestra legítima rebeldía. Hoy, en plena Revolución Cultural y Comunicacional, impulsada por el primer presidente obrero Nicolás Maduro, hoy, cuando la lealtad al pensamiento de Bolívar y de Chávez nos lleva a dar la batalla de las ideas en el seno de las comunidades para transformar el modelo cultural de la violencia, egoísmo, discriminación, traición e insensibilidad en el modelo cultural de la paz, del colectivo, de la inclusión, la solidaridad, del amor y la conciencia sensible, Todosadentro se eleva, con dignidad, como estandarte de la Revolución Cultural y herramienta de lucha por la Patria libre y soberana.


criterio

www.ministeriodelacultura.gob.ve

La verdad en tiempos de conjura Ildegar Gil

ildegargil@gmail.com

El arribo de la Revolución a nuestro país trazó la línea entre el antes y el después en materia de libertad de expresión. El huracán bolivariano, de la mano de Hugo Chávez e inspirado en el pensamiento de Simón Bolívar, hizo presencia con la fuerza suficiente para hacer de ese concepto algo mucho más que una trivial premisa. El ala contrarrevolucionaria, incluso, se encuentra dentro de ese sector de la población que ejerce y disfruta de tal derecho, esquilmado, negado y combatido por ella misma durante su aborrecible permanencia dictatorial durante la cuarta República. Obviamente, sus voceros más conocidos no admiten ni admitirán jamás

–tampoco lo harán lo menos visibles- el avance que en esta elemental materia de derechos humanos alcanzaron los habitantes de la República Bolivariana de Venezuela. En este contexto se inscribe la aparición del semanario Todosadentro. Sus páginas, desde el mismísimo génesis hace 499 números, sirvieron para plasmar las verdades socialistas que en otros medios no tenían cabida, pues, la lucha de ideas, planteada en términos del más brutal canibalismo político como lo practican los exregentes y exmercaderes del poder, es capaz de sacrificar el brillo de las noticias más bellas e importantes no obstante su abrumadora trascendencia.

Todosadentro es uno de los ejemplos a seguir cuando de evaluar medios impresos y digitales –entre revolucionarios y no- se trata. Dentro de su periodicidad y su tiraje, la realidad convertida en información ejerce un rol de importancia fundamental: llevar a las masas las buenas nuevas de la era que desarrollan mujeres y hombres del pueblo venezolano desde ángulos diversos. Como alimentador de conciencias, se trata de una publicación que no se conforma con los logros obtenidos, puesto que perfectamente entiende que la verdad no tiene y no cree en límites, así los fascistoides egos de ayer mezclados con los de hoy intenten imponernos tiempos de conjura.

Todosadentro Escuela del periodismo en revolución Modaira Rubio Coordinadora de la Plataforma de Periodistas y Comunicadores-Barinas

El periodismo sólo puede ser artillería del pensamiento si es ejercido como herramienta del pueblo y para el pueblo; si logra transmitir las ideas con sencillez familiar pero también con profundidad ideológica para de este modo cultivar en las masas la conciencia transformadora de la realidad. Tal es el caso del semanario Todosadentro, que inició hace una década la labor de buscar “la noticia” donde no la encuentra el periodismo tradicional: en las comunidades, en sus habitantes, en sus costumbres y tradiciones, en la palabra, en la poesía, en la esencia humana. Esa conexión con el pueblo, convertido no en lector sino en protagonista de los hechos, es en la práctica la diferencia del periodismo impreso revolucionario con el que se realiza desde el criterio del target, marketing y consumidor final.

Desde su creación el 17 de abril de 2004, Todosadentro se convirtió en precursor de experiencias que están hoy transformando la práctica periodista mercantilista, que era la que conocíamos. Todosadentro, como su nombre lo indica, se convirtió en el impreso representativo de la comunicación incluyente, de la comunicación socialista, en un medio para divulgar esos milagros cotidianos que suceden día a día en un país donde se está produciendo una transformación profunda en la cultura de valores. Si usted quiere saber por qué el pueblo venezolano ha derrotado al fascismo en estos años, incluso la última intentona golpista de este 12 de febrero, lea el Todosadentro y allí observará las claves de la resistencia y el Poder Popular. Todavía encontramos muchos y muchas colegas que viven con el cliché de “lo noticioso”, olvidándose que no se trata de competir

con la Cadena Capriles, ni con el bobolongo, sino de transformar la práctica periodística en tiempos de Revolución. Por eso, Todosadentro ha sido una gran escuela. Sabemos que el periodismo se aprende en la calle más que en el aula. Es vital que formemos a los periodistas más jóvenes con criterio de quien está formando a un cuadro político. Eso lo ha comprendido muy bien su director y fundador, el camarada Iván Padilla Bravo, que antes de formarse como periodista, se formó como cuadro político. Así como tenemos los médicos integrales comunitarios, así debemos formar periodistas integrales que logren captar el momento histórico en que vivimos. Y en eso Todosadentro es un aula impresa que debemos convertir en experiencia formadora, con talleres y seminarios sobre cómo hacer periodismo en tiempos de revolución.

sábado 22 de febrero de 2014

17

Todosadentro La propuesta que encajó pese a las dificultades y amenazas Pedro Estacio

Aunque suene a fastidio, quienes creemos en la transformación revolucionaria que nos rodea, creemos firmemente en que esa transformación se da primero en el campo de la cultura familiar, vecinal, de la comunidad y luego es fortalecida en el área educativa. Es así de sencillo. Las teorías sobre el particular, las arman los intelectuales que suelen estudiar mucho, que hacen definiciones, que analizan, conjeturan, hacen investigaciones y ven las perspectivas futuras del ser humano. Los reporteros, personas menos complicadas, como quien escribe, vemos las cosas desde otro punto de vista y con facilidad encajamos en propuestas de impacto. Una de esas propuestas, a pesar de los vaivenes burocráticos de la revolución bolivariana, es el semanario cultural Todosadentro, el único del país, un impreso que se transforma de manera permanente y como verdadera herramienta cultural de guerra ha llegado a diez años, luego de una travesía exitosa y no exenta de los pormenores que suelen darse en una guerra. Pero y con todo eso, a Todosadentro impreso le acompañan sus hermanos TvTodosadentro y Todosadentro Radio, con premios y reconocimientos periodísticos, toda una escuela por la que han pasado profesionales de talla y estudiantes aventajados. Allí se ha hecho y se sigue haciendo periodismo de calidad. Las reuniones de pauta son abiertas, hay sugerencias, observaciones y críticas como no las hay en ningún medio de Venezuela y por supuesto una gran sensiblidad en quienes allí trabajan, donde él o los jefes o coordinadores, son más que eso, son equipo. Un detalle interesante, es que un reportero que haya formado parte del equipo, puede pasar por su redacción e incorporarse, junto a los demás periodistas, a la mesa de trabajo como si nada hubiese pasado. ¡Esa amplia apertura y reconocimiento de la calidad de los comunicadores, no se consigue en ningún otro medio periodístico! Lo que no logramos entender hasta ahora, en el marco de la Revolución Bolivariana, es que luego de 14 años y a pesar de ser un Estado socialista y con la fortaleza que le dan sus seguidores, no pueda tener unos cuatro o cinco diarios con una calidad altamente superior, lo que se puede conseguir, porque hay buenos periodistas y políticamente claros. Pero mientras eso logra ocurrir, siempre es bueno recordar que el Comandante Eterno Hugo Chávez se pronunció porque tuviésemos medios de comunicación de calidad, no medios gobierneros y de paso, siempre críticos.


18

criterio

sábado 22 de febrero de 2014

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Todosadentro, operativos y revolución Gustavo Pereira

L

-I-

a palabra operativo (“lo que obra y hace su efecto” según el DRAE) ha alcanzado entre nosotros nueva connotación, si se quiere menos precisa, aunque más grácil, puesto que asimismo caracteriza, cual solícito emblema de dejadez emprendedora, lo circunstancial, lo provisional, lo pasajero, lo eventual, lo transitorio. Bajo esta nueva acepción hacemos operativos para todo. Operativos para reparar vías de tránsito y luego, en otro operativo, meses o años después recoger los escombros dejados, o tapar los huecos nuevamente abiertos, o trazar los rayados señalizadores que tantas vidas salvan. Operativos para sembrar árboles y olvidarse que necesitan de riego y de cuidados. Operativos para construir escuelas o parques o edificaciones (o autopistas como las de Oriente o balnearios como el de Lechería) y a medio terminar echarlos al abandono hasta que un nuevo operativo, años después, proceda a restaurarlos al doble del costo original, o hasta que un nuevo operativo tenga que derribar lo construido y sea necesario gastar diez veces más reconstruyéndolo en otro operativo. Pese a que toda generalización es por naturaleza injusta, lo cierto es que desde tiempos inmemoriales la gestión pública ha venido conformándose en nuestro país cual contumaz empresa de operativos, simplemente porque las palabras mantenimiento y conservación no parecen formar parte de los esquemas de planificadores y funcionarios, y cuando lo hacen se convierten por lo común en otros operativos. Aunque no lo parezca, estamos ante un problema cultural. Se trata de conceptos como conciencia, eficiencia, probidad y hasta sensibilidad, valores todos que una revolución verdadera privilegia. En candorosa indagación podríamos preguntar si en ministerios, gobernaciones y alcaldías existen dependencias y presupuestos para cuidados, conservación y preservación de los bienes públicos, entre ellos los culturales, cuando los hay. A la inversa de lo que pensamos ojalá la respuesta, con las excepciones de rigor, sea sí. Se supone que el socialismo anti dogmático ha de ser el reino de la planificación sin dogmas, aunque tales previsiones no son inherentes per se a ningún sistema. De modo que ante una realidad en donde todo o casi todo asunto público parece interino o efímero, ¿cómo no celebrar por todo lo alto que una

publicación, y más si cultural, llegue a su número 500?

-II-

Desde su fundación, cuando Farruco Sesto fungía como Ministro de Cultura e Iván Padilla Bravo fue nombrado primer y actual director –y a ellos se debe la iniciativa, el nombre y los propósitos del semanario- Todosadentro ha sido consecuente e importante vocero de las preocupaciones y hechuras del mundo cultural venezolano. La idea de Farruco e Iván era convertirlo en diario de la cultura, independizado de su rol adminicular, pero hasta ahora constatamos con tristeza que ni siquiera, como tal, circula como se pensó. Por lo general no es encartado en el Correo del Orinoco como alguna vez lo fue, que si así fuera tendría garantizada circulación y número de lectores (el Correo se agota desde

temprano en los puestos de periódicos). Por añadidura su sitio web, amén de inoperante, está en inglés. Confieso con pena que desde hace varios números me ha sido imposible leerlo. Sabemos cuánto tropiezo –presupuestario u otros- no exento de incomprensión, indiferencia, subestimación y desoladora tacañería, suele padecer, en múltiples instancias, cuanto tenga que ver con los afanes culturales, sobre todo si son transformadores y no fugaces entretenimientos. Esto último lo decimos con no poco desasosiego, pues no nos cansaremos de reafirmar que sin revolución cultural verdadera no habrá revolución verdadera, por la simple razón de que las revoluciones verdaderas operan en la conciencia. En la racional y en la sensible. La esperanza de ver la enseña cultural transformadora desplegada en todos

los ámbitos, ahora, en este tiempo nuestro, cuando se rectifique lo que haya que rectificar y se emprenda lo que haya que emprender, debe ser convertida en certeza. Sabemos que miles de compañeros están entregados en cuerpo y alma a ello en todos los ámbitos. ¿Y cuánto no hemos avanzado? La palabra compañero, más allá de su original e histórica etimología, significa también entre nosotros compartir los sueños posibles. Y sobre todo luchar por hacerlos realidad. POST SCRIPTUM: ¿Qué habrá ocurrido con el magnífico sistema de revistas que tan bien nos representaba en las distintas artes y disciplinas intelectuales? Ojalá no haya sido creación y víctima de otro operativo. Ojalá se esté reformulando para garantizar, junto a su calidad, la eficaz distribución.


criterio

www.ministeriodelacultura.gob.ve

sábado 22 de febrero de 2014

19

Mi escuelita, la escuelita de todas y todos

María Eugenia Guerra minimau182@hotmail.com

Todosadentro

Muchas personas pasamos cinco años (o quizás más) en una universidad para ser “profesionales” de un área específica del saber. Cinco años donde nuestra casa de estudios nos proporciona las herramientas necesarias para nuestro desenvolvimiento. Sin embargo, a veces, paralelamente con ese momento de nuestra vida o después de culminar los estudios universitarios nos enfrentamos a la realidad. Sí, la realidad, esa de la que a veces creemos que podemos huir pero que al final debemos asumir. En mi caso, estudié Comunicación Social en una universidad que, para mi felicidad, está íntimamente ligada a la comunidad que la rodea y eso hace que entendamos desde temprano el compromiso real de un o una periodista.

Estando en el segundo año de estudio comencé a laborar en un medio de comunicación privado, y cuando digo “privado”, personalmente no me refiero al ámbito económico sino a que priva de libertad de expresión y creatividad a sus trabajadoras y trabajadores, ordenándoles lo que deben o no escribir. Fueron muchas lágrimas las que derramé allí, de rabia e impotencia por estar de manos atadas sin poder cambiar nada de lo que allí pasaba. Pero un buen día, cogí mis cosas y me fui. Me quedé sin trabajo, pero con la conciencia tranquila. Y dos años antes de graduarme llegué a Todosadentro, orgullosamente, como colaboradora, realizando artículos para algunas páginas que me eran asignadas. Fue como entrar

Contrahegemonía cultural

Todosadentro

Ileana Ruiz iradeantares@gmail.com

Ninguna palabra es neutral; tampoco neutraliza. Es urgente apelar a los imaginarios simbólicos en cada aporte teórico. No podemos protegernos del virus de inmunodeficiencia hegemónica con los condones usados del capitalismo. Hay que asumir la responsabilidad de las acciones al ejercer el derecho de expresar: se trabaja por compromiso ético con una justa retribución o mercenariamente teniendo, además, la recurrencia mediática como recompensa. El contenido de una propuesta revolucionaria se ahogaría en el fondo si se sumerge en un soporte amorfo. Lenguaje textual y el pronunciamiento gráfico deben impregnar el alma ideológica para que la estructura social no se quiebre debido a sacudidas sísmicas. ¿Se discute para llegar a acuerdos o, al contrario, para imponer una posición así ésta sea de izquierda? ¿Se llama las cosas y a las personas por su nombre sin buscar subterfugios para comunicarse o se descalifica y discrimina por razones de religión, opciones sexuales o políticas? Diversidad y paridad son ejes equitativos en las acciones tendientes a resignificar actores, hechos y relaciones en la misma humanidad. La limitación de recursos financieros o talento humano nunca puede ser excusa para abrirle la puerta a la mediocridad. Al contrario, debe ser un reto para la implementación de alternativas creativas. Lo popular no es sinónimo de una vulgaridad solo conocedora de lo superficial. Todosadentro: mar abierto, río caudaloso o estero. Cada cual con su propia belleza si se reconoce en ella. Hegemonía socialista o democracia radical. Es cuestión de opciones.

a otro mundo. Tranquilidad y amor al trabajo son algunas de las sorpresas con las que me encontré. Pero mucho más allá, conseguí en Todosadentro el campo más hermoso para mi formación periodística y política. Sí, política, porque el compromiso que adopté con el Comandante Chávez durante el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 (cuando tenía doce años) estando en esta oficina creció en un porcentaje que es innumerable. Las palabras sobran para contar mi anécdota. Pero es, para mí, una de las mejores experiencias de mi vida. Haber trabajado en Todosadentro, o mejor dicho, trabajar en Todosadentro porque aún me siento parte de este equipo, fue realmente lo que me hizo periodista.

Ciertamente puse en práctica lo que había aprendido en la universidad. Pero con este semanario fue que pateé calle, me encontré enteramente con la cultura, conocí muchas esquinas de la geografía nacional, las adoré y las seguiré adorando. Me siento periodista, lo digo sin duda alguna, porque estudié en la mejor escuelita. La escuelita del amor por lo que se hace y del compromiso patrio. Eso es Todosadentro para mí. El amigo, el fiel compañero, el que me escuchó y al que escucharé (o mejor dicho, leeré) siempre. Doy gracias a Dios y a la Revolución Bolivariana por darme la oportunidad de estar aquí. Gracias a la vida, que me dio esta oportunidad y con esto ¡me ha dando tanto! Gracias miles.

y las banderas de la pasión Nelson Guzmán

Todosadentro recoge un espíritu de disidencia, de debate. Una revolución no puede existir sin el buen periodismo que recoja lo que está sucediendo en el país. Venezuela es una patria diversa, compuesta por una infinitud de fenómenos sociológicos que deben ser discutidos y recuperados. El intento de esta generación es entender un país que fue examinado desde una sola vertiente marcada por el eurocentrismo y desde una visión decimonónica. Hoy hemos entendido que los fenómenos y hechos económicos están profundamente vinculados a sus imaginarios culturales. Venezuela es el producto de fuerzas que vienen pugnando desde que se estableció la Capitanía General en 1776. En Todosadentro intentamos comprender la honda huella que germina en el pueblo venezolano. La política ha ocupado un momento estelar en ese discurrir. Bolívar fue el hombre de las dificultades, de los empeños, de los compromisos históricos. Esa miasma oculta de nuestros fueros internos es discutido en este semanario. Personajes

diversos han sido visualizados en este intento hermenéutico de asir la realidad. Desde hace 14 años Venezuela viene invocando sus raíces. Los modelos desarrollistas nos hicieron trastabillar hasta casi caer al precipicio. Hoy la tarea es descubrirnos en nuestra multidiversidad lingüística, cultural, sociológica y religiosa, por eso, llegar al número 500 de un semanario no es fácil en una Venezuela atacada por el discurso de la intolerancia. Este es un momento de profunda tensión, se avizora un nuevo mundo y todo parto es difícil en un universo profundamente dominado por la globalización y el dislate. Todosadentro es un semanario donde asoman otras banderas, se visualiza una nueva lógica de la pasión y desde allí los venezolanos sabemos que debemos reexaminar la escuela, las universidades, los hechos más elementales de la vida. El periodismo debía dar cabida a los hechos de la cotidianidad y lo hemos logrado desde los propios nervios de nuestra cultura. Venezuela se ha empinado desde sus propios valores, desde sus propios

mitos. La revolución tiene su fundamento cardinal en el corazón del pueblo. Nuestros libertadores empuñaron las armas para legarnos una República donde debía imperar la equidad y el diálogo. Lamentablemente la derecha sólo entiende el discurso fascista, en su ideario impera el salvajismo y la brutalidad. Todosadentro cumple el rol fundamental de ser un instrumento pedagógico y de educación del pueblo. Acá hemos tenido presentes voces preclaras como las de Antonieta Colón. Hemos seguido con emoción la declaración de la Unesco de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad a los Diablos Danzantes del Corpus Christi y a la Parranda de San Pedro. Voces diversas nos han acompañado durante todos estos años en los cuales hemos tropezado con obstáculos diversos para seguir existiendo, debemos celebrar con Iván Padilla Bravo los sortilegios de seguir viviendo como una empresa vivencial que tiene la convicción de que las grandes utopías históricas de la redención se construyen desde el hecho cotidiano.


20

sábado 22 de febrero de 2014

criterio

Todos, todos adentro

El periodismo es una herramienta que puede ser usada para construir o para destruir María Alcira Matute @MarialciraMatuT Ilustración: Xulio Formoso

C

reo en el Periodismo cultural como plataforma de paz, de entendimiento. De divulgación de la capacidad creadora del ser humano. Periodismo propiciador de un diálogo permanente que se enriquece con las diferencias. Creo en el periodismo que, mostrando el quehacer de otros, acorta el camino del descubrimiento y la celebración de la capacidad creadora de todos. Creo en el Periodismo cultural amplio, generoso, incluyente, fundado en la identidad cultural de cada país, y que se nutre con el contacto del mundo. Creo en el Periodismo cultural que celebra las diferencias y ayuda a formar seres humanos respetuosos de sí mismos y de su entorno. Periodismo en constante revisión, siempre en ánimo de perfeccionarse, en la búsqueda infinita de formas expresivas tan creativas como los hechos culturales que reseña. Periodismo cultural libre que merece ser, y lucha por ser, sobre todo en estos tiempos que corren, protagonista en tiempos de protagonismos , en especial en nuestros medios, que surgen de la democracia participativa y protagónica para estar en correspondencia con nuestro estado social de derecho y de justicia. Libre en el verdadero sentido de la expresión, tan manipulada por algunos que no precisamente trabajan por la libertad. Periodismo cultural que no ha de ser relleno de los noticieros o material no considerado en las parrillas de programación de la radio, de la TV.

Todosadentro es periodismo cultural vivo, permanente. En sus distintas plataformas mediáticas construye espacios, propicia redes, incluye, convoca, muestra, llama a decir, a crear, a debatir, a escuchar. Todosadentro invita, cada semana, a ser parte de esta ebullición cultural de la que hemos sido todos -en especial en la última década- testigos y protagonistas, todos adentro. No bastan el oficio y la herramienta. Ambas debemos pulirlas continuamente. Pero no bastan, si no se basan en la conciencia del riguroso compromiso, amor

y honestidad. Es coherente con nuestro concepto de periodismo el siempre vigente dicho de Cortázar, sobre los escritores: “…creo que el escritor revolucionario es aquel en quien se fusionan indisolublemente la conciencia de su libre compromiso individual y colectivo, con esa otra soberana libertad cultural que confiere el pleno dominio de su oficio…transmitir al lector como se transmiten las cosas fundamentales: de sangre a sangre, de mano a mano, de hombre a hombre”. Creo en el periodismo que hacemos...Todosadentro.

Adentro vamos Todos Jimmy López Morillo

Si me preguntaran cómo llegué a este suplemento, es probable que respondería: a mí que me registren; no podemos precisar el momento exacto en el cual ese hermano de figura tan delgada como la mía, nos planteara: atento camarada, tenemos este proyecto, se llama Todosadentro ¿tú le echas bolas? Seguro lo hizo tendiendo su abrazo convincente, como luego lo haría al nacer otra de sus ideas, el Correo del Orinoco, haciéndonos como el personaje principal de El padrino, una oferta que no podíamos rechazar. Una de sus primeras pautas fue un trabajo sobre Alí Primera, conocidos mis vínculos con el Padre Cantor y

luego vendrían otros sobre distintos temas, incluyendo la poesía (hasta una entrevista me hicieron, a propósito de mi poemario Trigo y Almendra) y luego se le ocurrió proponerme una columna deportiva ¡en una publicación “cultural”, válgame Dios!... De saltos y palabras, fue nuestra primera entrega, convertida luego, como algunas otras, en poemas. Y mire usted, aquella invitación irrebatible, vamos adentro todos, anda ahora de lo más oronda, mostrando una sonrisa de 500 números y una década encima, haciéndonos llegar un periodismo que en esta quinceañera revolución, ha intentado con valentía

y no pocos guiños traviesos, ser un referente de inclusión. No sabe uno si su nombre y apellidos llegaron separados y luego se unieron o fueron uno solo desde el primer día; no importa, lo he visto crecer por ahí, como ese carajito al que uno mira a veces con algo de preocupación y otras con complicidad. Si no te gusta me lo escribes, nos apuntó con su dedo de hermano Iván Padilla, su creador, antes de soltar una carcajada al solicitarnos un “Criterio” para esta edición especial. ¿Cómo no van a gustarnos estas puertas, estas ventanas, si aquí han

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Arte e ideas Néstor Rivero

Contar con un semanario que difunda actividades, inquietudes y proyectos del sector cultural, ha sido una fortaleza del proceso de cambios que vive el país. Y afortunadamente para los creadores de las distintas ramas y manifestaciones, las autoridades del sector han dado prosecución al proyecto comunicacional representado por Todosadentro. Y ello merece resaltarse como expresión de una de las líneas que conducen a resultados en una gestión de gobierno que busca revertir la tendencia de lo coyuntural, lo efectista y lo meramente promocional, rasgos del modelo cuartorepublicano de Estado en el área. Convocar agrupaciones y autores individuales, y ofrecer acercamiento a la obra de los consagrados o noveles escritores, dramaturgos, participantes a congresos del pensamiento, todo dentro de una visión crítica, anti-mercantil del quehacer humano en arte y cultura, representa un esfuerzo que debe considerarse, para la construcción -desde la heterogeneidad de apreciaciones a que invita este tiempo de transformación en lo referente a la administración y acometimiento de la facilitación de potencialidades-, en la Venezuela Bolivariana que, si en algún campo debe mostrar su vocación de democracia, es en el ámbito cultural y de corrientes artísticas. Una visión que se espiga desde la militancia, el foro de ideas, el debate, la barricada y el lienzo, la partitura y el tambor culo ‘e puya. Sin duda, debería darse mayor espacio en los medios impresos, sonoros y audiovisuales, del país, a la reflexión cultural, a la potencialidad de imaginar, de crear y recrear la realidad desde el talento individual y grupal. Ésta es una manera -quizá la mejor ¿o la única?- para que el diálogo de la complejidad que es el de las diferencias, asegure sus espacios en la construcción de un modelo de convivencia para la alegría y el humanismo; con fe en el porvenir del tiempo histórico venezolano: uno que recorre la memoria contemporánea llevando a todos los rincones del mundo su llama de permanente Revolución. encontrado abrigo algunas, algunos, que no tienen cabida en otras publicaciones con una concepción elitesca, burguesa del hecho cultural? ¿Cómo no han de gustarnos unas páginas donde cohabitan, se enlazan literalmente, el poeta, el creador del barrio o del campo, con Neruda, Benedetti, Juan Gelman y tantos otros de renombre? Lo único que no me gusta es la limitación de caracteres para explayar celebraciones quinienteras, pero se debe ir cerrando el negocio, levantando el vaso y esbozando el brindis con uno, dos, varios tragos, por supuesto que Todosadentro.


criterio

www.ministeriodelacultura.gob.ve

sábado 22 de febrero de 2014

21

Con la revolución bolivariana siempre estamos Todosadentro Daniela Saidman dsaidman@gmail.com

A lo largo de estos quince años de revolución bolivariana se han hecho realidad muchos sueños. Claro, quedan muchos aún por soñar y tantos más para hacer realidad. Pero hablando de quimeras, nunca pensé, por ejemplo, que podríamos llegar a ser alguna vez un país libre de analfabetismo, jamás se me hubiera ocurrido que florecerían las artes y los saberes populares, y que las universidades serían para todos. Ni imaginar que pudiéramos hablar de un cine nacional, ni que las voces y los cantos llegaran tan cerquita con edición masiva de discos, ni que la palabra impresa de tantos venezolanos y venezolanas esperara por ser leída en unas librerías que a bajos

precios, están en cada rincón del país. ¿Soñar con que los zanqueros y malabaristas fueran considerados artistas? No, nunca. ¿Que la poesía nos convocara cada año? Tamaña utopía. ¿Y que la memoria alumbrara la narración de la historia nacional? ¿Es que todo esto hubiera sido posible en otro gobierno? No, no fue antes que estos pasos gigantes se dieron porque la diferencia es precisamente dónde está puesto el acento. Para el Gobierno Bolivariano, la fuerza nace de la infinita capacidad de creación del ser humano, de la posibilidad de desarrollarnos en todas las dimensiones y finalmente en encontrar la voz con que ahora narramos la realidad, con la que dibujamos el futuro.

Precisamente por eso Todosadentro es fundamental y lo ha sido desde su fundación. En sus páginas está contenido el hacer y sentir de las distintas manifestaciones culturales del pueblo venezolano, y sus expresiones en cada región del país. Y estamos Todosadentro cada sábado para constatar también que la cultura es una manifestación de resistencia por un lado y de liberación por el otro. Su lectura es la posibilidad de descubrir que la cultura es política y lleva entre sus pliegues los sabores, las texturas y los sueños del Pueblo. Todosadentro porque de eso se trata, hacer una revolución en lo cultural, lo político, lo social, en todo,

en cada acto cotidiano, incluyendo, sumando siempre. Todosadentro sí, para convocarnos a ser mejores, más tiernos, más solidarios, más libres y más justos; así como a reconocernos en el pueblo, porque los venezolanos somos justamente un amasijo de voces, donde los tambores marcan el ritmo de los días, y los cuatros y las maracas son la caricia de la brisa, y la arcilla es techo donde cobijar las esperanzas y la vida toda que se guarda y se disuelve suavecita en el café con papelón. Gracias Todosadentro por ser espejo que nos permite mirarnos y reconocernos, por estar siempre y por los sueños conquistados y los que aún faltan por contar.

Hablando de cultura

Fuente que no gana votos ni vende periódicos Marco Vega Ardila

Me aseguraba mi abuela, que vivió las dos pasadas guerras mundiales en Europa, antes de emigrar junto con su familia y esperanzas a América, exactamente a Venezuela, que en “época de guerra nadie está pendiente de la cultura, lo único que cuenta es sobrevivir, conseguir que comer”; quizás influenciado por eso y por algunos profesores en mi vieja Alma Mater, la Universidad Central de Venezuela, quienes decían que “la cultura es la primera víctima de los recortes presupuestarios durante las crisis económicas en cualquier país”, sumado a las opiniones de los políticos, quienes extraoficialmente repetían “la cultura no da votos” y después te pedían que no escribiéramos eso y por último lo que te explicaban los editores en los periódicos que les editaban hasta más no poder las notas de prensa a los colegas porque “la cultura no vende periódicos y

estás páginas se necesitan para los avisos publicitarios y si no te gusta escribe farándula”, fue por eso que siempre le saqué el cuerpo a esta interesante fuente. Pero las cosas han cambiado durante los dos últimos lustros para la cultura y para mí, Venezuela ha tenido un despertar cultural impresionante, no solamente por la existencia de la ya conocida nacional e internacionalmente Fundación del Estado para el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela y Gustavo Dudamel, sino por el surgimiento de otros valores culturales que antes no lo eran, ya que en el pasado cultura era únicamente lo que se exponía en los museos, que en su mayoría quedaban en Caracas, también era cultura lo que se escuchaba en las exclusivas salas del Teresa Carreño y los aburridos “programas culturales” que pasaban algunas televisoras nacionales

los domingos a partir de la medianoche, ahora la cultura se entiende como toda manifestación del quehacer y el saber de un pueblo, de una comunidad, de una etnia, es algo más que un definición académica, es un hacer de un día a día que lleva siglos haciéndose y apenas hoy se está comprendiendo. Hoy día, como periodista que escribe sobre temas culturales, me hubiera parecido imposible pensar que una ciudad de 200 mil habitantes como San Felipe, acudirían tantas personas cada año a una Feria del Libro, a pasear por sus espacios y llevarse varios ejemplares, donde también se acercan muy disimuladamente los detractores del Gobierno Revolucionario “a comprar un librito” porque son buenos y económicos. Las cosas también cambiaron para los artesanos, aquellos que con sus manos transforman al barro o la arcilla para

crear jarrones, ánforas, vasijas. Para los pintores ingenuos que nunca fueron a una academia, lo mismo para los cantautores y compositores de cada pueblo de nuestra provincia que nunca habían tenido la oportunidad de grabar un disco, de igual modo para aquellos actores que hacían teatro solo “por amor al arte”, todos ellos invisibilizados del pasado. Tanto así han cambiado las cosas, que la cultura hoy no es solo lo que habían creado algunos artistas para los museos, o la música que los compositores escribían para las salas y salones de las élites, hoy la cultura también es lo que ha estado creando el pueblo para el mismo pueblo. La cultura es una fuente interesante que hoy atrae a muchas personas y ha ganado muchos votos, aunque todavía, quizás no venda muchos periódicos.

Con fuerza mayúscula y con un olfato intuitivo, somos una ventana para evidenciar que cada manifestación cultural y que cada cultor, son riqueza y herencia para las próximas generaciones. Movida, música, gestión, literatura, protagonistas, teatro, memoria, diálogo, plástica, homenaje, criterio, calle, espacio urbano, danza, artesanía, tradición, son los espacios motores que enlazan, dinamizan y garantizan el quehacer

cultural, transformado en letras e imágenes para el disfrute de los lectores. Esta cantidad de Todosadentro, refleja, a su vez, el compromiso de un periodismo cercano a las comunidades, un servicio, en favor del otro, y que consiste en exteriorizar sus prácticas, sentires, y hallazgos culturales, como parte de la misión que nos ha sido encomendada. Hoy, celebramos y compartimos la dicha del 500.

La dicha del 500 Mayrín Moreno mayrimgisselmoreno@gmail.com

El espíritu vigoroso del semanario Todosadentro está impregnado de juventud. Asociando este término a la frescura, la sencillez y a la familiaridad de sus temas. Hago hincapié sobre esto, porque al leer sus páginas, la originalidad nos aproxima a nuevas formas de entender la cultura como fuente fundamental de resistencia. Su número 500, lo afirma. Los miles de rostros, conocidos y desconocidos, que impulsan la

actividad cultural en el país y que han compartido sus testimonios semana a semana, son la mayor prueba de inclusión, aunado a la presencia grata del equipo reporteril de Todosadentro, en quienes han depositado su confianza y que además, estos últimos, están conscientes de que el trabajo es un acompañamiento para dar voz y respaldo a todo aquello que implica la creación.


22

criterio

sábado 22 de febrero de 2014

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Celebración del Otro

Carmen Isabel Maracara

E

n medio de un café, cerca de la avenida Urdaneta, Iván (Padilla Bravo) me contó sobre un sueño, solo que éste era de esos con fecha fija, con voluntad cierta de ser, para ensayar una nueva forma de hacer periodismo cultural, para adentrarnos en los que en los aulas teóricas se llama periodismo interpretativo. Todo mi ejercicio, casi sin excepciones, hasta ese momento, fue con la estructura fija del “lead, cuerpo y cola”, de

las 5W del periodismo informativo, es decir qué, quién, cuándo, cómo, dónde, cuyas respuestas debían guiar la redacción de la noticia, sin importar poco o nada el por qué y para qué. Y mi alma de poeta, yacía aplastada bajo el yugo de la objetividad en el ejercicio profesional. En la UCV, cuando leímos A sangre fría, de Truman Capote, soñamos con un quehacer donde el Otro fuese también un nosotros y viceversa, pero siempre volvía el “lead,

cuerpo y cola”, así que la propuesta para participar del proyecto de Todosadentro fue festivamente aceptada. Y allí, el patrimonio y sus anécdotas, brilló con luz propia, las esquinas de Caracas susurraron recuerdos, los poetas que nacían, de cualquier edad, se hicieron presentes, como el Abuelo Ángel (Tortoza), que a sus más de 70 años se entrompó con la poesía, pudo luego publicar su obra con esa otra experiencia revolucionaria que es la editorial El

Perro y la Rana y sigue en su llamarada escritural. Con un equipo único, enamorado del proyecto, creo que transitamos una nueva forma de hacer periodismo. Una década después, le sonrío a este preadolescente Todosadentro y con un guiño le pido no olvide a Capote, que no se deje atrapar por el lead, cuerpo y cola, por la objetividad distante y que la palabra en comunión con el Otro sea su abrazo predilecto.

Jugar con las palabras Ángel Méndez

En un diario que fundé en el estado Yaracuy intenté impulsar un suplemento parecido a Todosadentro. Lo llamé Huella Cultural. Hubo excelentes críticas por parte de los lectores, pero la política editorial chocaba con la lectura sana y enriquecedora. Argumentaba el propietario del tabloide que los hechos de sangre “vendían” mucho más que un poema de Andrés Eloy Blanco o las cuitas de José Antonio Ramos Sucre en su eterno “yoismo”. Por otro lado, había que dedicarse más al rollo político por aquello de las pautas y el mercantilismo. Los días estaban contados. Regresé a mi Caracas, de dónde nunca debí salir; y lo hice en tiempos de

Feria del Libro, copando los hermosos espacios del Parque Miranda. Saltando de libro en libro me topé con un viejo amigo. Ambos nos conocimos en el pateo de calle. Yo sabía de su historia y él sabía de la mía. ¡Camarada, usted por estos lados!, exclamó a quemarropa cuando nos encontramos. Sin pensarlo mucho, ese Iván que es y será siempre mi amigo, me conminó a formar parte del Semanario Cultural que con éxito dirigía y dirige. Por voluntad del Comandante se llamó Todosadentro, y decidí entrar sin muchos problemas. Preámbulo obligado para decir lo bien que me siento en estas páginas. Todosadentro me

permitió escribir como siempre quise hacerlo. En mis notas volqué toda la creatividad posible. Me atreví a jugar con las palabras y el camarada Iván Padilla Bravo apostó a mí favor. No lo dejé mal. La libertad concedida me permitió obtener el Premio Nacional de Periodismo, galardón que me entregó el propio presidente, Comandante Hugo Chávez Frías. ¿Deslastrarme de Todosadentro? Lo veo cuesta arriba, porque no es esa mi voluntad? Sigo –y seguiré- disfrutando de esa libertad que me permite deambular por los laberintos del lenguaje. Iván sigue apostando por mí. Uno lo agradece.


criterio

www.ministeriodelacultura.gob.ve

Comunicado de la ASGDRe frente a hechos violentos 7 y 12-F de 2014 Alianza Sexo-Género Diversa Revolucionaria (ASGDRe)

La Alianza Sexo-Género Diversa Revolucionaria (ASGDRe), colectivo que lucha en y desde los espacios del pueblo (el barrio, la escuela, la fábrica, el campo), por la liberación de la sexualidad de todo@s, expresa en primer lugar, total apoyo a nuestro presidente constitucional chavista y obrero Nicolás Maduro Moros y al Gobierno Bolivariano y Revolucionario que él legítimamente preside como Jefe de Estado de nuestra República Bolivariana de Venezuela. Una vez más el fascismo se viste de caras falsas sonrientes y discursos llamando a la violencia, desestabilización de la vida cotidiana y guarimbas. Hechos llevado a cabo mayormente por la juventud opositora, que de manera apátrida acatan el llamado del fascista Leopoldo López y la fascista María Corina Machado a “encender la calle” y a “encender Venezuela”. Esto no difiere mucho al llamado que l@s mism@s fascistas junto a su combo de derecha y ultra derecha (incluyendo a Henrique Capriles y Julio Borges) hicieron en el golpe de Estado del 11 de abril de 2002, durante el paro petrolero, las guarimbas durante el 2004 y en las elecciones presidenciales de 2013, donde triunfó el pueblo venezolano y el hijo de Chávez. Como colectivo, parte del Poder Popular organizado, la clase obrera venezolana y la sexo-género diversidad chavista y patriota REPUDIAMOS y RECHAZAMOS los hechos violentos que se desarrollaron en Caracas y otras ciudades del país, en manos de grupos minúsculos y violentos de la oposición, que han dejado a 66 ciudadan@s herid@s y tres fallecidos; entre éstos, estudiantes, policías y militantes revolucionarios. De igual manera REPUDIAMOS y RECHAZAMOS las agresiones a la residencia del camarada gobernador José Vielma Mora, en el estado Táchira, así como los hechos violentos que ocurrieron en la ciudad de Mérida el día siete de febrero por grupos fascistas de oposición. La protesta es un derecho, y es un derecho que se protege y respeta a totalidad por parte del Gobierno Bolivariano. Lo que no se permite ni se debe respetar es la agresión y el asesinato a compañer@s chavistas y daños materiales a instituciones del Estado venezolano legítimamente instituidas. Eso no está en ninguna ley en nuestro país. No es parte de la actitud patriota de la mayoría del pueblo venezolano.

Como siempre, las transnacionales de la información, como CNN, y algunos medios de comunicación nacionales agreden a nuestro país, tergiversan la realidad y dan espacio a que los autores intelectuales y materiales de los hechos violentos sigan llamando a más violencia, a derrocar un Gobierno legítimamente constituido. Hacemos un llamado a practicar la política limpia por medio del debate continuo, la confrontación pacífica de las ideas y la contienda electoral democrática. El país y el pueblo venezolano a diario trabaja y construye la Patria nueva socialista, siguiendo el legado de nuestro líder supremo Comandante Hugo Chávez. La mayoría de nuestro pueblo está organizado, es chavista, apoya al presidente Maduro y aboga por la paz que se nos ha sido devuelta en los últimos 15 años de Revolución Bolivariana después de los años oscuros de la IV República. Nos pronunciamos en defensa total de nuestro proceso revolucionario, de nuestro presidente Nicolás Maduro y del derecho a la paz que tenemos a vivir en tranquilidad. No caeremos en provocaciones ni en chantajes tal como lo ha dicho nuestro Presidente, pero tampoco nos mantendremos de brazos cruzados ante este plan golpista en desarrollo, estaremos rodilla en tierra con el pueblo organizado y estaremos en pie de lucha permanente. La oposición se ha mostrado asesina, golpista, violenta y fascista. Por eso ahora más que nunca estamos con nuestro pueblo Bolivariano. ¡Somos cada día más chavistas y patriotas! En cadena nacional el ocho de diciembre de 2012 Hugo Chávez expresó: “No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras, como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria”. ¡Viva Chávez! ¡Viva la Revolución Bolivariana! ¡No Volverán! ¡Si salen como el 11, saldremos como el 13! ¡No a la impunidad!

sábado 22 de febrero de 2014

23

Todosadentro Todas y todos Xavier Sarabia Mariche

“¡Entren que caben cien!” tal como suena el coro de Timbalero, la famosa y sabrosa pieza salsera que sonó y suena en la voz de Héctor Lavoe, así evocamos a Todosadentro, el semanario Cultural de Venezuela. Era, como todavía es, tiempo de inclusión y Farruco Sesto e Iván Padilla Bravo, el timbalero mayor, optaron por llamar Todosadentro, al conjunto de páginas que en papel periódico dan cuenta de nuestras culturas cada semana, desde hace un tiempo suficiente como para que hoy tengamos en nuestras manos el número 500, del año 10, de un semanario que nos incluye a todas y todos. Toda la cultura cabe aquí desde siempre. Todas y todos, cultores, artistas, audiencias, trabajadores con y por el hecho cultural. Voces y gargantas, manos y pies, ojos y oídos, piel,

lienzos, cuatros, maracas, libros, poemas, canciones, danzas, calle y pueblo. Todas y todos, porque en Todosadentro, con el permiso de Iván, nos permitimos decir que la inclusión no es sólo de las expresiones artísticas y culturales de nuestra diversidad e identidad culturales, aquí se incluyen aun quienes no se quieren incluir. Aquí caben plumas y letras variadas Todosadentro, es un compromiso de revolucionarias y revolucionarios en y por la cultura. Con Todosadentro, se ratifica siempre que “El pueblo es la cultura”, se reafirma la transformación de la conciencia, se verifica que Poder cultural, Poder Popular. Todosadentro es rebeldía en acción, insurgencia Revolucionaria, descolonización en avanzada cultural. En Todosadentro, hay cuero pa`la timba, para mucho rato.

¡Jamás me veo en el periódico de las culturas!

Rafael Martínez A.

El sábado pasado quería leer el número 499 de Todosadentro, por ese prurito muy mío de estar cada sábado buscando el papel impreso de ese periódico tan bueno que nunca consigo, y... adivinen. Pues tampoco lo conseguí. Me tuve que conformar con leerlo en un formato gringo que llaman issuu, que llega primero a las manos de Obama que a las de nuestro pueblo de a pie internáutico, que se mueve de infocentro en infocentro. Siempre me ofrece la dirección la cuenta del tuíter @todosadentro u otra que mientan @ llegate_ Chévere porque, al menos, no me pierdo de leer ese perseverante prodigio del periodismo llamado cultural, que ya lleva 10 años pasando roncha y luchando para sobrevivir ante sus lectores y lectoras. Yo no quisiera hacer mucha historia ni recontar pasados porque, finalmente, terminarían aplaudidos los medios impresos de la burguesía, de los capitalistas, que fueron los que mejor distribuyeron (son los que también monopolizan el “arte” de distribuir) el Todosadentro en sus primeros años de existencia. Llegaba a todos lados, total, lo imprimía, distribuía y cobraba un

billete inmenso por ello, el periódico de mayor circulación “certificada” en Venezuela. No es que soy adivino ni tampoco que estoy dateado. Mucha de la información que les transmito, se la he escuchado a su director actual y fundador, Iván Padilla Bravo, quien es mi amigo pero no mi datero. De pana y tal, lo hemos hablado. Porque una preocupación que compartimos (no olviden que yo no llego a periodista, pero toda mi vida he sido periodiquero) es la del tema de la distribución de un medio impreso. ¿Qué sentido tiene producir un periódico, e incluso llegar a imprimirlo, si resulta que luego se quedará, literalmente engavetado? Bueno, en resumen. Nunca me veo, como pueblo, como creador, como artista y cultor, no me veo. Y no me veo porque me busco y no estoy en los quioscos. Hace falta (¡ES URGENTE!) que el Estado venezolano, que el Gobierno Revolucionario del camarada Maduro, cree una empresa social para la distribución total de nuestros productos periódicos impresos. No es difícil, pero es una tarea radical... tanto como la de construir el socialismo.



Todosadentro_N˚500