Page 1

    PRACTICAANTROPOSOFICA74

Práctica antroposófica- Diálogos, Iniciativas, Esbozos: Libros de bolsillo que no sólo conciben al mundo como existente, sino que quieren anticiparse con el pensamiento a su desarrollo.

Sobre el libro: En lugar del Yo es una exposición amplia, fundada, muy interesante sobre las drogas: en forma clara Ron Dunselman describe de donde provienen y las características propias de las drogas de borrachera. Narra los antecedentes históricos del actual consumo de drogas, relaciones histórico-culturales, mitológicas, como así también los testimonios de ex adictos a las drogas permiten dar una imagen vívida de las distintas sustancias tóxicas, su efecto sobre la conciencia y el organismo del ser humano. Gracias al uso de conocimientos antroposóficos sobre la constitución del ser humano el autor abre nuevas dimensiones para la comprensión del efecto del LSD, la Marihuana, la Heroína, las Drogas Sintéticas y el Alcohol.

Sobre el autor: Ron Dunselman es psicólogo y colaborador del ARTA, ( Centro terapéutico para drogadictos en los Países Bajos) El ARTA procura una terapia basada en cuatro pasos y en conocimientos antroposóficos destinados a fortalecer la iniciativa personal y la fuerza del Yo del paciente) El libro de Dunselman surgió luego de años de trabajo con drogadictos gracias a la ayuda de médicos, amigos y terapeutas.



        1


   RonDunselman

ENLUGARDELYO (InPlaatsVanIk) EfectosT贸xicosdelasDrogas       Conpr贸logo delaDra.MichaelaGl枚ckler 

2


Editorial Freies Geistesleban

Indice Agradecimiento Prólogo Dra. Michaela Glöckler

1. Introducción ¿Qué son drogas? ¿Qué significa adicción? ¿Qué significa adicción a las drogas?

2. Sobre la historia del consumo de drogas El retorno a los dioses En camino a la tierra El efecto estimulante Drogas como medicamentos

3. El consumo de drogas en la actualidad 4. LSD El cornezuelo de centeno Sobre la historia del cornezuelo de centeno El altar de Isenheim El descubrimiento del LSD La revolución psicodélica El efecto del LSD

3


La pérdida de los límites Experiencias cósmicas El espejo que distorsiona El “ mal viaje” (Bad trip) Sueños en estado de vigilia Flashback Otras drogas emparentadas con el LSD

5. Marihuana y Hachís Historia de la Marihuana y Hachís El efecto de la Marihuana y Hachís El proceso de una toma de Marihuana y de Hachís El cambio de la percepción de los sentidos El cambio del pensamiento, del sentimiento y la voluntad El cambio de la experiencia del espacio y del tiempo La tendencia a soñar y a estar cansado Dormir La resaca El consumo crónico de Marihuana y Hachís y sus consecuencias

6. Opiáceos El cuento de la amapola La historia de los Opiáceos Opio Morfina Heroína El efecto de los Opiáceos El efecto del Opio El efecto del Opio sobre el cuerpo etérico El efecto del Opio sobre el cuerpo astral El efecto del Opio sobre el Yo Euforia La Resaca Síntomas de privación El efecto de la Morfina El sistema de metabolismo El sistema rítmico El sistema nervioso El efecto de la Heroína Metadona

4


7. Alcohol La historia del Alcohol Cómo se produce el Alcohol El efecto del Alcohol El Alcohol en la juventud

8. Cocaína y Anfetamina Cocaína Contexto histórico La planta de Coca Cocaína en Europa Coca cola El fin del siglo XIX La Cocaína en el siglo XX Después de la 2º Guerra Mundial Crack El efecto de la Cocaína El efecto narcotizante El efecto estimulante La euforia La resaca La adicción Las consecuencias en el cuerpo físico del consumo crónico de la Cocaína Anfetamina (Speed) Contexto histórico El efecto

9. Éxtasis (XTC) Contexto histórico El efecto del éxtasis Riesgos

10. Drogas sintéticas 11. Consumo de drogas y adicción a las drogas Notas Literatura

5


          Agradecimiento Sin la ayuda de las siguientes personas este libro no hubiera sido posible: Marcel Koopman fue el colaborador permanente e inspirador, el que acompañó el crecimiento del todo desde el contenido, el lenguaje, y lo artístico. Ate Koopmans, Marko van Gerven y Joop van Dam me dieron indicios valiosos en el campo antroposófico, humano, psiquiátrico, y médico. A Frank Wijnbergh le agradezco una conversación que me esclareció mucho, a Michaela Glöckler le agradezco su interés estimulador y a la Fundación Talenta le agradezco su aporte financiero para este proyecto. Simultáneamente le agradezco profundamente a la población de ARTA que me apoyó moralmente, como también a los colaboradores que en momentos cruciales me dieron el espacio interior que necesito para trabajar en este libro. Sin su ayuda generosa y cálida no hubiera podido ser terminado.

Ron Duselman

  

6


  Prólogo

Cuando Ron Dunselman me preguntó si estaba dispuesta a escribir un preámbulo para la edición alemana del libro “En lugar del Yo”, me alegré ya que sé de la gestación de este libro desde hace muchos años a través de conversaciones que se dieron en la Escuela Superior para temas de drogadicción en la sección del Goetheanum en Suiza. A pesar de que Ron Dunselman en primer lugar trabaja como psicólogo en la terapia de drogadictos, su interés se dirige especialmente al efecto farmacéutico de las drogas y el efecto sobre los distintos organismos del ser humano. Esta constitución de los organismos que estudió Rudolf Steiner como complemento a la ciencia natural no debe entenderse como un paralelismo psicofísico. Debe entenderse que la actividad vital anímica y espiritual del ser humano actúa formando sustancias y también debe considerarse que sustancias que entran en contacto con los organismos humanos actúan sobre los mismos, en el caso de las drogas, pueden producir dramáticos cambios de conciencia. La conciencia normal cotidiana, generada a asimismo por los procesos de asimilación de los alimentos es apoyada mediante la formación de sustancias. ¿Adónde están los límites entre los procesos de alimentación, el uso y abuso de drogas, dónde están los límites con respecto al uso terapéutico de sustancias? A estas preguntas se les da respuesta en forma diferenciada en este libro. Ron Dunselman describe en su libro con gran empatía la toma de drogas y la adicción como un acontecimiento cercano al hombre moderno que está en la búsqueda de sí mismo y de su patria espiritual. Es una aspiración del autor señalar que las drogas tienen el poder de brindar experiencias que de otro modo sólo son posibles a través de un arduo adiestramiento espiritual. Desde ese punto de vista la droga hoy en día aparece a menudo en lugar del Yo Humano activo, ya que puede brindar experiencia espiritual, riqueza anímica y realización de cualidades humanas amorosas, diáfanas, experiencias de visión panorámica, vigilia, luz interior, colores, calidez, la sensación de estar inmerso el contexto cósmico de la naturaleza y de la humanidad. Todo eso puede proporcionarlo ciertas drogas, pero si sucede esto la personalidad humana se condena, la droga llega a ocupar el lugar del Yo, por lo tanto la experiencia anímica y espiritual se sumerge en la esfera de la falta de libertad. Aparece de forma coaccionada lo que de otro modo sólo es el resultado del esfuerzo propio y de la lucha consecuente. En el consumo de drogas que actualmente ya llega a niños de nueve años de edad, en el consumo de Alcohol, que en Alemania abarca a más de dos millones de personas, se expresa algo que pertenece a lo más valioso y vulnerable del hombre moderno: el anhelo de encontrarse a sí mismo como un ser espiritual creativo, y a partir de ahí trabajar a favor de soluciones sociales. El libro “En lugar del Yo”

7


de Ron Dunselman pretende por un lado comprender el consumo de drogas pero también quiere ayudar a que la droga sea reemplazada por la voluntad, la independencia personal, y el anhelo de realizar lo humano como consecuencia de un trabajo personal y no como una experiencia pasiva a través de la droga. Espero que este libro no sólo ayude a comprender la adicción a las drogas como un fenómeno de nuestro tiempo, sino que estimule la comprensión del secreto de la transformación de las sustancias en el organismo humano como un acontecer psicofísico. Sección Médica del Goetheanum Dornach, 28 de agosto de 1996

Michaela Glöckler

 8


1.Introducción

El consumo de Alcohol y de drogas ha crecido enormemente en el siglo XX. En un Concejo para el problema del Alcohol aparecido en 1993 se establece que: “la cifra de alcohólicos en Alemania se estima en 2,5 millones. También se podría decir que para cada tres docenas de ciudadanos corresponde un alcohólico. Para que no haya un malentendido. Esos 2,5 millones están enfermos. Mediante la dependencia del alcohol y el abuso del mismo mueren 42.000 personas por año en Alemania. Además en Alemania hay alrededor de 1,4 millones de personas dependientes de medicamentos. Se considera que hay cerca de 5,8 millones de fumadores (con un consumo de 20 cigarrillos diarios). La cifra de víctimas de la Nicotina en Alemania se estima anualmente entre 110.000 y 140.000. En toda Europa mueren entre 750.000 y 1.000.000 de personas por el consumo de Nicotina. Simultáneamente en Alemania hay entre 210.000 y 300.000 personas que consumen drogas fuertes como Heroína, Cocaína, y Anfetaminas. Especialmente en los que concierne a la Cocaína y el Crack, el número de consumidores creció vertiginosamente en los últimos años. En EEUU se estima una cifra de más de 2.000.000 de personas que consumen las mencionadas drogas. El número de consumidores regulares de Cannabis está entre los 270.000. Más allá de esto las drogas sintéticas gozan de una creciente popularidad. Se parte de la suposición de que actualmente en Alemania entre 500.000 y 1.000.000 personas consumen Éxtasis, cuando en 1992 se confiscaron 18.245 unidades, en el 2001 ya eran 4.576.504. Si contemplamos estas cifras podemos llegar a la conclusión de que se expande una epidemia de adicción. El pronóstico es macabro: ¡Si este desarrollo continúa, alrededor del 2100 en el mundo industrializado el número de drogadictos (entendiéndose por drogadictos a aquellos que consumen alcohol y otos medios de alterar la conciencia) sobrepasará a los no adictos! ¿Qué se entiende por adicción? ¿Qué es lo que hace atrayente a las drogas para que tanta gente encuentre su refugio allí?, Sintetizando: ¿Qué son las drogas realmente?

Quesonlasdrogas? De acuerdo a su naturaleza y utilización las drogas son sustancias o medios que pueden producir un cambio en la conciencia. Pueden ser cambios de conciencia de la más diversa naturaleza: empezando con beber una cerveza con el fin de apartar, aunque sea momentáneamente, una preocupación, siguiendo con fumar marihuana para relajarse y tomar píldoras de Éxtasis para sentirse más acivo, abierto y comunicativo, hasta el consumo de Heroína, que calma la sensación de miedo y tristeza. Lo característico en

9


estos casos es el hecho de que el cambio de conciencia no acontece gracias a la propia actividad, sino desde afuera a través del efecto producido por el medio escogido. No es uno mismo el que cambia la conciencia, sino que se delega esa tarea a la droga, el cambio de conciencia es la meta, no es un efecto colateral del consumo. Podríamos precisar la definición: drogas tóxicas son sustancias o medios que se utilizan a propósito porque producen una alteración de la conciencia.

Quesignificaadicción?  Muchas personas comienzan el día con un cigarrillo y el periódico, ¡Fenómeno! a lo largo del día se suman las distintas tazas de café aromático, más cigarrillos para la relajación, un aperitivo antes de la comida, el vaso de cerveza o de vino para acompañar la comida, y antes de irse a dormir la agradable horita delante del televisor, eventualmente se redondea el día con una tableta para dormir... Observando detalladamente este ejemplo podemos afirmar que esas comodidades se diferencian de las actividades cotidianas como comer, beber, y dormir que tenemos que realizar durante toda nuestra vida para mantener nuestro cuerpo sano. Estas actividades son necesidades básicas que hacen posible nuestra existencia y desarrollo sobre la Tierra, si no las satisfacemos, descuidamos nuestro cuerpo y finalmente morimos. A pesar de eso no somos adictos con respecto a las mismas, sería absurdo decir que somos adictos a la respiración, tenemos que respirar ya sea que lo queramos o no; pero no por eso somos adictos al respecto. Las distintas tazas de café, los cigarrillos, el traguito de aguardiente, el vaso de cerveza o de vino naturalmente nos gustan mucho pero en realidad no los necesitamos. Es más: ¡cómo protestó nuestro cuerpo cuando fumamos nuestro primer cigarrillo o cuando tomamos nuestro primer vaso de Alcohol! Nos sentimos mal, lo que no deja de ser una reacción sana de nuestro cuerpo que muestra claramente que esas sustancias tóxicas más bien lo dañan. El hecho de que muchos de nosotros a pesar de eso proseguimos con el mencionado hábito, que proviene de la experiencia placentera que nos quedó en la memoria después de repetidos intentos. Pero no somos tan conscientes de que esas sustancias no son benéficas para el restablecimiento de nuestro cuerpo, los utilizamos como medios de placer no como alimentos. Además después del consumo reiterado nuestro cuerpo se acostumbra a estas sustancias placenteras y tenemos que consumirlas tomando dosis cada vez mayores (hasta un límite tóxico, o sea mortal) para lograr el mismo efecto. En este caso hablamos de la tolerancia que se genera. Si por ejemplo al principio bastaba con un vasito de Vino para lograr una leve embriaguez, después de un año eventualmente ya se requieren cuatro vasos...

La gestación de la tolerancia va a la par de síntomas de abstinencia que nos acosan y atormentan cuando terminamos abruptamente con el consumo. Si nos acostumbramos al alcohol, estos síntomas se traducen en forma de sudor, intranquilidad, hipersensibilidad, temblor, insomnio, vómitos, calambres, miedos, estados depresivos, fases de confusión, e incluso alucinaciones.

10


De manera que se generó una situación en la que nuestro cuerpo depende de la sustancia placentera y sin ella no puede funcionar de manera normal. Nosotros definimos ese estado como acostumbramiento, con esto nos referimos a la adicción del cuerpo que se muestra en ambos factores: la tolerancia y los síntomas de abstinencia. Lo que se acaba de exponer con respecto a la dependencia física también vale para la dependencia psíquica. Las lecturas matutinas, la hora frente al televisor antes de dormir, pero también el uso de los servicios de información telefónica, las noticias de la bolsa, las páginas pornográficas, la adicción al trabajo no son necesarias para nuestra salud, pero nosotros nos entregamos a las mismas porque nos brindan experiencias placenteras. Tal

como en el caso de la dependencia física, la diversión que experimentamos puede ser la causa para buscar la repetición de ese placer. Pero cuando después de un tiempo reclamamos en forma tan intensiva esas experiencias placenteras y hacemos todo tipo de cosas para volver a experimentarlas, entonces ha llegado al punto en que nos volvimos psíquicamente adictos a esos medios de placer, incluso por miedo al vacío, al desgano, al desasosiego por falta de otra satisfacción. Ha surgido un anhelo en nuestra alma, cuando ya no respondemos a él, cuando ya no le podemos oponer resistencia, cuando el deseo es más fuerte que nuestra individualidad,

que nuestro Yo, entonces estamos “enganchados” y nos convertimos en adictos. Resumiendo podemos decir que mediante las sustancias alimenticias que consumimos por necesidad en la medida justa y necesaria para la constitución de nuestro cuerpo no nos tornamos en adictos. Cuanto más disfrutamos de los mismos tanto mejor, ya que de ese modo experimentamos más su efecto benéfico, podría decirse que somos reyes que administramos el reino que nos fue confiado, nuestro cuerpo, de la mejor manera posible. Los roles cambian totalmente cuando ingerimos sustancias que sólo tienen importancia para nosotros porque nos brindan experiencias placenteras, por otro lado una “experiencia placentera” es un concepto muy flexible, en este sentido también puede ser el no querer aguantar una experiencia displacentera (como el vacío interior, el desasosiego, el miedo, la tristeza, y los síntomas de privación) Si buscamos esas experiencias placenteras en forma reiterada, entonces el deseo en nuestra alma—eventualmente sobre la base de las necesidades de nuestro cuerpo como en el caso de la dependencia física—se puede convertir en un tirano insaciable que está rabioso y triste cuando no se le concede a tiempo su deseo. Cuando no podemos ofrecer resistencia a aquello y decir NO, la fuerza de nuestro Yo no alcance, entonces el deseo se adueña de nosotros, perdimos nuestra independencia, nuestra realeza y nos convertimos en esclavos. La palabra holandesa para adicción es: “verslaving” con razón contiene el concepto de esclavitud. La adicción es una dependencia psicológica originada por un deseo irresistible. Ese

deseo tiene la tendencia a ser cada vez más dominante de manera que al final sólo pensamos en el medio que nos puede satisfacer, quedando nuestros sentimientos totalmente dominados porque no queremos más nada que ese medio o sustancia. J. H van Epen escribe al respecto: “La vida del alcohólico gira alrededor del Alcohol, el drogadicto piensa continuamente en la sustancia. El consumidor que no es adicto puede dedicarse a su tarea diaria después del uso del medio de su elección; el adicto queda

11


prendido con sus pensamientos a su adicción, por eso los adictos a menudo dan la impresión de vivir una existencia reducida”. Arie Visser en su novela Het vangen van de draak (La captura del dragón) deja decir al protagonista adicto: “ La vida de un drogadicto está dominada por el anhelo y la satisfacción... El anhelo es la obsesión de su existencia y es tan fuerte que lo domina todo... La necesidad es tan absoluta que todos los otros sentimientos comparados con este anhelo empalidecen, así como no se puede ver las estrellas cuando brilla el sol, recién bajo la cúpula nocturna de la amapola los sentimientos normales resurgen en la conciencia... ¿Cómo se puede vivir así? Sufriendo semejante existencia de esclavo, noche y día delante de la producción en serie de tu adicción al placer”

 Queesladrogadicción? Cuando uno es drogadicto entonces después de un tiempo se produce un cambio interior. Al principio sólo se trataba de una vivencia del placer, la euforia del cambio de conciencia, después de la adicción se necesita la droga para evadir sentimientos que atormentan, que surgen cuando uno está sin el efecto de la droga. El que es adicto en forma crónica no toma la droga para sentirse mejor sino que la toma para apartar el doloroso tiempo sin droga. Aquello que siente el que no es adicto como conciencia cotidiana, eso se convierte en un tormento para el adicto. Un adicto al Opio se expresa de la siguiente manera: “La primera vez es un sueño, algo paradisíaco, increíble, un encuentro con los dioses, las primeras veces son hermosas. ¡Te reconcilian con la vida!, - Perdonas, ¡Podes respirar plenamente!, -Luego viene el tiempo en el que tomas heroína y apenas sentís algo, entonces tomas más, y por algunos días eso funciona. Posteriormente viene el día en el que ya no sientes nada después de una triple dosis. Incluso cuando te drogas en forma inmediata dos veces seguidas no sientes mucho. Ahí todo recibe un vuelco: sólo sientes algo cuando no tomaste droga. Entonces sientes dolores y todo lo desagradable y nauseabundo que puede ofrecer este mundo, pero ahora llegaste al punto de tener que pagar un precio de locura simplemente para sentirte bien. ¡Sangras sólo para sufrir, entonces vas y cometes toda clase de delitos perseguido por la policía y te inyecta esa porquería en la sangre hasta sentirte con el suficientemente coraje para volver a robar, etc., etc.!”

   12


2.Sobrelahistoriadelconsumodedrogas 

Uno se puede preguntar por qué se usan drogas cuando entrañan semejantes riesgos, aquel que busca una respuesta a esta pregunta debe dirigir la mirada a la antigüedad. Ya en tiempos muy antiguos el hombre buscaba medios con los cuales podía cambiar artificialmente su conciencia. Las drogas realmente son tan antiguas como el mundo, pero ¿cuáles son los motivos de que ya se las empleara en aquel entonces?, Vamos intentar encontrar una respuesta desde un panorama histórico antroposófico. Se pueden hallar cuatro razones básicas para el empleo de drogas.

ElretornoalosDioses. Las drogas en primer lugar se utilizaban para encontrar un acceso al mundo de los Dioses, al mundo que está más allá de los sentidos, ese mundo que en tiempos remotos era una realidad tan indiscutible como lo es para nuestra conciencia actual el mundo visible exterior. En la Biblia, el Bhagavad Gita y en muchos otros documentos religiosos encontramos rasgos de esa conciencia, en los mismos podemos leer acerca del intercambio entre los dioses y los hombres. Aún no había una separación clara entre el mundo de los Dioses y el de los hombres. Los sabios sacerdotes que frecuentaban a ambos mundos organizaban la vida según la voluntad de los Dioses. Pero con el tiempo la vivencia de los Dioses se cubrió con un velo del “Ocaso de los Dioses”, con ello se perdió la original orientación hacia el mundo espiritual y divino. El ser humano consiguió una conciencia cada vez más fuerte de sí mismo, despertó para la realidad de la Tierra y para hacerse cargo en forma creciente de la responsabilidad de sus actos. Para reestablecer la unión con el mundo espiritual y divino en el transcurso de la historia en innumerables lugares del mundo se puso a personas escogidas cuidadosamente en un estado de conciencia que les permitía tener contacto con el mundo espiritual. Las drogas en ese caso podían servir de ayuda. Cuando la persona en cuestión se hallaba en un estado de conciencia superior gracias a ciertas drogas y otros rituales, se esperaba obtener a través de las mismos, explicaciones sobre procesos específicos del mundo espiritual y sobre la voluntad de los Dioses. Pero estos métodos de contactar el mundo espiritual involucraba grandes peligros para aquellos que tomaban las drogas, podían ser presas de confusión y de pánico cuando se hallaban en un estado de conciencia totalmente alterado por la droga. Por eso una toma de drogas sola se permitía a personas que habían pasado por un largo y severo adiestramiento interior para que estuvieran preparados para las consecuencias: iniciados, alumnos de los misterios, intermediarios en los oráculos, sacerdotes, chamanes, etc.

13


A medida que seguía el desarrollo el “Ocaso de los Dioses” se profundizaba, el mundo de los Dioses se tornó más silencioso, y el hombre impulsado por el anhelo cada vez fue más osado en el uso de estos medios. Cuando los Sacerdotes entraban en un estado consciente de trance mediante drogas, surgió la pregunta si los fragmentos de una realidad espiritual aún contenían informaciones confiables en el transcurso de los milenios. Los así llamados mensajes de los Dioses se desfiguraban más y más, se tornaban confusos y de múltiple interpretación posible, de manera que era muy riesgoso buscar consejo en esos oráculos, misterios decadentes y tomarlos seriamente. Además los criterios para la selección y preparación rigurosa fueron perdiendo consistencia, lo que trajo como resultado que un creciente número de personas comenzó a usar drogas como medios de placer en rituales, ceremonias y fiestas para excluir la conciencia cotidiana, para transportarse a un estado desencarnado y de éxtasis que proporcionaba experiencias suprasensibles sin preparación. Así estos medios sagrados que permitían ingresar al mundo espiritual, después de un prolongado período de preparación y purificación, se convirtieron en medios de placer con los cuales se podía tener todo tipo de experiencias espectaculares e inesperadas. Hoy en día aún vivimos los últimos restos de esa práctica en el consumo de las así llamadas drogas alucinógenas como LSD, Mezcalina y diversos medios de “viaje” (trip) a un mundo suprasensorial. Aún estas drogas tienen una atmósfera de aquellas antiguas prácticas como expresa un párrafo de un escrito de Timothy Leary, el gran profeta del LSD de los años sesenta: “Hay tres grupos que provocan la evolución de la droga en los últimos años y que vivimos actualmente: son los comerciantes de drogas, los músicos de rock y los artistas “underground”... de estos tres tipos de héroes o grupos místicos a mi entender los comerciantes son los más importantes. En los próximos años la televisión y el cine van a descubrir a los traficantes de drogas de los años sesenta como un material dramático, va a ser el Robin Hood, el guerrillero espiritual, el agente misterioso que reemplaza la figura del cowboy heroico o del detective de una novela policial. No hay nada nuevo aquí, en el transcurso de la historia humana, desde siempre, la figura poco transparente del alquimista, del chamán, del médico yuyero, del sabio sonriente que posee la llave para sentirse bien, ha sido el centro del impulso religioso, estético, y revolucionario. Yo creo que este es la profesión más elevada, quiero recomendarle a toda persona joven y creativa que esté realmente interesada en su propia evolución y en apoyar el desarrollo de la sociedad, a que examine de cerca esta profesión antigua y honorable. Lo paradójico de un traficante honorable es que te vende un sueño celestial, él es totalmente distinto a cualquier otro comerciante porque la mercadería que ofrece es libertad y regocijo. Tú exiges de tu vendedor de coches que conduzca un buen coche, de un sastre que esté bien vestido; de manera que se sobreentiende que el traficante de drogas debe irradiar regocijo y libertad, aquello que tú buscas en su producto. Por eso el reto del traficante no solo consiste en que su producto sea puro y espiritual, sino que él mismo refleje la luz humana que él encarna. Por eso nunca compres droga ni consigas los sacramentos de alguien que no posea él mismo las cualidades que tú persigues” hasta ahí las palabras de Timothy Leary. Los años transcurridos no obstante mostraron que todo esto es una ilusión, Robin Hood, el traficante honesto, resultó ser un mafioso criminal que no lo libera a uno sino que lo

14


esclaviza, es el que a cambio de una corta fase de regocijo suministra una depresión inevitable y un decaimiento físico. No obstante la consecuencia no fue que estas drogas alucinógenas no se consumieran más, al contrario, en nuestro tiempo, en el que Dios para muchos está “muerto”, estos medios se convirtieron en “ascensores” para planos suprasensibles, complacen una necesidad de experiencia espiritual, pero lo hacen llamando a la vida retazos de la antigua conciencia perdida.

EncaminoalaTierra Otra causa para el empleo de drogas visto históricamente es lo opuesto: se empleaban medios de borrachera porque daban el primer impulso para la separación descripta entre el mundo divino y el mundo humano, esto vale especialmente para el Alcohol. El Alcohol en la historia de la humanidad se conoce desde hace mucho tiempo como muestran dos párrafos de la Biblia. Así leemos en Génesis: 9, 20-21: “ Noé se dedicó al cultivo de la tierra y plantó una vid, tomó del vino, se embriagó y se desnudó en su carpa” También en Génesis 14: 18 leemos: “Y Melquisedec, el rey de Salem, llevó pan y vino y fue un sacerdote del altísimo Dios.” Aún en tablas de barro, correspondientes al año 6000 AC, que se encontraron en el delta del Nilo, hallan recetas para la preparación de bebidas alcohólicas. El Alcohol (vino) era el medio con el cual, especialmente a partir del período Egipcio—Babilónico (alrededor de 3000 AC) y luego en forma creciente durante el período Griego ( desde 700 AC) fue usado para llevar a la conciencia humana a un estado en el que la unión con el Mundo Divino estuviera interrumpida. El ser humano a través del Alcohol fue guiado en dirección a su estado de conciencia futura, en la cual los Dioses daban lugar a las realidades terrestres, una conciencia en la cual no se soñaba más místicamente, sino que se pensaba racionalmente. La conciencia grupal daba lugar a una conciencia individual, esa nueva conciencia “terrenal y cotidiana” se estimulaba en el caso de ser necesario mediante un consumo del Alcohol rigurosamente reglamentado, ya que se sabía que un consumo permanente e ilimitado de Alcohol albergaba grandes peligros, que con el tiempo llevaría a una conciencia demasiada terrenal a través de la cual el hombre perdería su origen espiritual y se endurecería interiormente como un ser solitario y egoísta. Así vemos como ya en el siglo XVIII AC el rey babilónico Hammurabi decretó la primer ley por la cual se limitaba y reglamentaba el consumo del Alcohol. Posteriormente en Grecia y Asia Menor surgió el así llamado culto a Dionisio, en el cual se bebía vino durante las fiestas pero de manera controlada. En estas fiestas se experimentaba el efecto del vino en forma grupal y no en individualmente ya que de haber sido así el individuo hubiese caído en el aislamiento y la depresión. Durante estas fiestas también se realizaban ejercicios de equilibrio por los cuales se podía demostrar que a pesar de haber bebido Alcohol todavía se podía dominar el cuerpo. A través de estos ejercicios el ser humano penetraba más y más en su cuerpo, en su “propio pedazo de tierra”, lo que le proporcionaba una elevada conciencia personal. Otro método destinado a la misma meta era tomar vino hasta la embriaguez, de eso se trataba, se sabía dentro del

15


culto a Dionisio que la conciencia propia provocada de esta manera era necesaria para que el ser humano estuviera en condiciones de retornar en forma autónoma al mundo espiritual, pero en este último caso mediante la libre voluntad y manteniendo la conciencia propia adquirida. De ahí que el cultivo de la vid y la preparación del Alcohol estaba manejado por los antiguos misterios. Esta medida no estaba destinada a los sacerdotes y candidatos a iniciados, que tenían que intentar adquirir la nueva conciencia con su propio esfuerzo, sino que estaba destinado a los miembros de la población en general, los cuales mediante el Alcohol obtenían un impulso para experimentarse más y más como personalidad individual y autónoma. Pero se sabía en estos misterios que esa liberación de las viejas ataduras tenía que acontecer en forma paulatina para que no fuera destructiva. El empleo descontrolado, forzado y sin preparación para el consumo del alcohol hubiese conducido a un prematuro quiebre de la existente estructura social. Luego esto efectivamente ocurrió cuando se forzó a beber alcohol a los indígenas y a muchos otros pueblos. El efecto sobre la estructura social de estos pueblos fue devastador, como sabemos por la descripción de Albert Schweitzer entre otros. En forma paulatina y bajo la guía de ciertos sitios de misterios el Alcohol debía cumplir una misión pasajera. Hace poco (alrededor de 1800) se mantuvo en el mundo occidental el uso reglamentado del Alcohol a pesar de la decadencia progresiva de los sitios de misterio: “Se tomaba Alcohol en momentos determinados y para ocasiones festivas, aún cuando había algunos excesos”. (20) Posteriormente se independizó el consumo y por primera vez surgió el concepto de adicción al Alcohol (21), en el siglo XX finalmente el consumo de Alcohol, especialmente después de la Segunda Guerra Mundial, ha tomado proporciones cada vez mayores. A partir de los años ochenta en muchos países hubo un leve estancamiento. La historia del Alcohol y su efecto, cambian con el correr del tiempo sobre la conciencia humana, se expondrá detalladamente en el capítulo séptimo.

Elefectoestimulante Una tercera causa para el empleo de drogas desde la antigüedad fue el anhelo de elevar el rendimiento, tanto en el plano corporal (entre otros el sexual) como también en el plano anímico. Mediante la toma de ciertas drogas uno puede rendir mucho más que en condiciones normales, se cuenta con más fuerzas físicas y anímicas, se puede trascender los propios límites naturales. Calificamos estas drogas como medios estimulantes. Un ejemplo: de acuerdo a una antigua saga incaica en tiempos lejanos (probablemente alrededor del año 3000 AC) el Manco Kapak, el “Hijo del Sol” les regaló a los humanos el arbusto de Coca para alegrarles la vida, brindar nuevas fuerzas a los que están agotados, y para satisfacer a los hambrientos. Muy sorprendido el conquistador Augusto Zárate le relata a su rey que los indígenas que mastican las hojas de Coca pueden permanecer 36 horas en las minas sin comer ni dormir (23) En 1859 por primera vez se aisló Cocaína a partir de las hojas de Coca, y desde entonces en tres períodos consecutivos esta energía llegó a ser un sobrecogedor medio estimulante. El primer período arranca después de

16


1860, el segundo período, después de la Primera Guerra Mundial hasta los “salvajes años veinte”, el tercer período transcurre principalmente en los años ochenta (del siglo XX) Otro ejemplo: En China se disfrutaba a partir del siglo VI DC del suave y estimulante efecto de las hojas del arbusto de té que contiene Cafeína. Aunque se estima que el té ya era conocido alrededor del año 3000 AC, el efecto estimulante recién se descubrió muchos siglos más tarde como ilustra la siguiente leyenda: “Bodhidarma, un discípulo de Budda sucumbió al sueño en una meditación nocturna, como no quiso ser víctima nuevamente de esa debilidad humana, este santo se cortó los párpados, allí donde éstos cayeron a la tierra formaron raíces y surgió un arbusto con hojas verdes, cuando Bodhidarma a la mañana siguiente las degustó, repentinamente estuvo plenamente despierto, había descubierto el poder del té: ” En Europa la Cafeína apareció también en forma de café. Esta droga que estimula suavemente, aleja el cansancio, contribuye a la formación de pensamientos rápidos y sólidos, vino del mundo árabe. Hay dos leyendas sobre el origen del café, una de ellas dice así: “Sucedió en la patria del arbusto del café en Abisinia, allí un pastor cuidaba camellos, una noche notó que los animales en contra de su costumbre estaban más intranquilos que nunca, se la pasaron caminando durante toda la noche, a la mañana siguiente el pastor descubrió que sus animales habían devorado una serie de arbustos. Les contó de su experiencia nocturna a los monjes del convento cercano de Kaffa, los monjes examinaron los arbustos y desde entonces usaron las hojas para preparar una infusión que les permitía mantenerse despiertos durante sus oraciones y meditaciones nocturnas” (25) De acuerdo a la otra leyenda el arcángel Gabriel le habría dado el café al profeta Mahoma para su reanimación” (26) Al principio sólo se usaron las hojas de la planta del café, pero esto cambió más tarde (alrededor del año 1000 DC) y se usaron los granos, posteriormente – para ser exactos en el año 1511—en los centros islámicos de Meca y Medina por primera vez se preparó café con los granos secados y molidos. A partir de ahí el café invadió a Europa, en el año 1517 se inauguró la primera cafetería en Constantinopla, actualmente Estambul. Pero la nueva droga enfrentó una fuerte resistencia: los sacerdotes llamaban al café “ la negra bebida diabólica” que confiere sufrimientos infernales. Veinticinco años más tarde un jerarca de Constantinopla ordenó meter a los bebedores de café en bolsas de cuero que se cerraban, cosían, y se arrojaban al mar” (27) De manera que no se puede hablar de una rápida legalización de la nueva droga. Recién en el transcurso de los posteriores siglos se popularizó el café cuando soldados turcos en su invasión a Europa llevaron café fuerte con una pizca de Opio, al que usaban como medio estimulante. Este “agua de héroes” alejaba el cansancio, proporcionaba energía adicional mediante el efecto de la Cafeína, encima adormecía todos los sentimientos de miedo gracias al agregado de Opio. Pero la resistencia, incluso al café puro, permaneció, así vemos como en el año 1674 en Inglaterra se da a conocer una “petición femenina” en la cual se expresa la indignación acerca de una cafetería: a las mujeres no se les permite la entrada y los hombres gastan su dinero por un poco de agua sucia, repugnante, amarga y de mal olor, que los hacer tan estériles como el desierto (28) . ¡En este mismo panfleto también se sugiere castigar a los bebedores de café que tengan menos de sesenta años!

17


Pero cuando los turcos en 1683 son derrotados en Viena y los cristianos en esa oportunidad capturan 10.000 bolsas de café, ya no hubo marcha atrás, el café rápidamente se convirtió en la bebida número uno del pueblo a pesar de las prohibiciones pasajeras, amenazas de castigo, etc. En épocas de guerra los medios estimulantes fueron especialmente populares, también durante la Segunda Guerra Mundial se consumieron enormes cantidades de “píldoras para la lucha” tanto por parte de los nacionalistas alemanes como por parte de los aliados, con el fin de evitar el cansancio, estimular el valor y la conducta agresiva. Así vemos que sólo los soldados británicos y americanos consumieron más de 150 millones de tabletas de anfetaminas. Cuando finalizó la guerra en Japón aparecieron en el mercado grandes provisiones de píldoras estimulantes que provenían del ejército. El resultado fue una ola de adicción: en 1950 se estima que hubo entre medio millón y un millón de personas adictas. En 1954 se encarcelaron a 55.000 personas, pero tampoco las severas leyes que se dictaron posteriormente pudieron impedir el uso de estos estimulantes. (50) También en el mundo del deporte se usan estas sustancias para mejorar artificialmente el rendimiento, el problema del “dopping” es de conocimiento público.

Drogascomomedicina La cuarta área de uso de drogas, desde tiempos muy remotos es en la Medicina. En muchas culturas el chamán a la vez era el médico, el cual con sus drogas trasladaba a las personas a un éxtasis religioso, pero que también podía sanar. Richard Schultes y Albert Hofmann escriben en su libro “Plantas de los Dioses”: De manera que las plantas alucinógenas, que permiten al chamán aborigen, y a veces también al paciente, entrar en contacto con Dioses y demonios, en la farmacología aborigen eran considerados como remedios de primer nivel. Se les atribuye un rol mucho más importante que los medios de curación y calmantes del dolor que actúan directamente sobre el cuerpo. Por eso para la mayoría de los pueblos que tienen una íntima relación con la naturaleza, estas drogas se convirtieron en sólida base del tratamiento médico”(31) un ejemplo es el empleo de Hachís y Marihuana (Cannabis), que desde hace siglos fue usado como una especie de remedio universal contra todo tipo de sufrimientos y enfermedades en muchas tribus asiáticas y africanas. Así el emperador chino Shen Nung que conocía de plantas medicinales, recomienda Cannabis contra Beriberi hace 5000 años (Beriberi es una enfermedad que se produce por la falta de vitamina B), además el mismo la recomienda contra malaria, constipación, dolores reumáticos y problemas femeninos(32) En India se usaba ese “regalo de los Dioses” para prolongar la vida, animar el espíritu, y mejorar el discernimiento, se lo usaba para bajar la fiebre y favorecer el sueño. Incluso con eso se combatía la caspa, dolores de cabeza, estados maníacos, la tos, dolores de oído y la tuberculosis. (33) También en nuestro tiempo se usan drogas como medicamentos, así por ejemplo los “opiáceos ”, la Morfina y la Heroína son excelentes medios de anestesia. El LSD y otros alucinógenos algunas veces se usan en el tratamiento de pacientes que sufren de traumas

18


serios como por ejemplo el así llamado síndrome KZ (en los Países Bajos esto se conoce por las investigaciones del profesor Bastiaan; Véase abajo página...), por último tenemos que mencionar los innumerables somníferos, los tranquilizantes del tipo Valium y los antidepresivos destinados a hacer más tolerable la vida. La Heroína se usa como narcótico contra el miedo, la vergüenza y la tristeza. El Alcohol se usa para alejar las preocupaciones, el Speed y la Cocaína son remedios contra la pasividad interior, el vacío y la inseguridad. Con esto llegamos a una de las causas más importantes del actual consumo de drogas: la

automedicación con el fin de alejar estados psicológicos no deseados.

                          19


3.Elconsumodedrogasenlaactualidad 

Como vemos las drogas existen desde tiempos inmemoriales, pero el fenómeno de la adicción a la droga es mucho más reciente. Tomemos el ejemplo del Alcohol: encontramos el concepto de la adicción al Alcohol alrededor del año 1800, hasta entonces la consecuencia más grave del consumo de Alcohol era la embriaguez, que se consideraba una conducta ética desdeñable y el origen de muchas enfermedades. Posteriormente también se lo consideró un cuadro patológico independiente. En el transcurso del siglo XIX el consumo del Alcohol fue creciendo, esto estaba condicionado en parte por la falta o bien la pésima calidad del agua potable en las regiones industriales emergentes. La gente prácticamente estaba obligada a beber cerveza, vino, o aguardiente sino querían enfermarse. Por otro lado también había condiciones de vivienda y de trabajo malas a las que estaba sometida una parte importante de la población, la que estimaba el Alcohol como un consuelo que hacía olvidar la miseria y la presión de la vida. El gráfico de la página 32 proporciona un panorama del consumo de alcohol en Alemania desde al año 1900. Llama la atención el crecimiento del consumo desde la Segunda Guerra Mundial, el consumo por cápita tiene un carácter visiblemente distinto que a principios del siglo XX—un período en el que el alto consumo aún estaba relacionado con las deplorables condiciones sociales. Si observamos la figura 1 atentamente vemos lo siguiente:

Fig 1: Consumo anual de Alcohol puro en Alemania per cápita desde 1900 hasta el 2000 Nota aclaratoria: Reiner Alcohol = Alcohol puro Bier = Cerveza Spirituosen = Bebidas espirituosas Wein/Sekt = Vino/Champaña

20


- El alto consumo a principios del siglo XX (a fines del siglo XIX era aún más alto). - La fuerte disminución en las décadas siguientes gracias a la mejoría de las condiciones sociales y de los esfuerzos masivos en el campo de la lucha contra el alcoholismo - El enorme crecimiento después de la Segunda Guerra Mundial hasta mediados de los años setenta. - La estabilización y el leve retroceso que tiene lugar posteriormente en relación con el desarrollo global El gráfico número 1 contiene algunos datos sobre el consumo anual total de bebidas alcohólicas y no alcohólicas por cápita en Alemania desde el año 1950 hasta el 2001. En otros países occidentales existe un desarrollo similar con relación al consumo de alcohol. En base de otro gráfico, que registra el número estimado de grandes bebedores en los Países Bajos desde 1960 hasta 1990, se concluye que el mayor crecimiento promedio de alcohol por día tuvo lugar entre 1966 y 1975. Bebidas Alcohólicas 1950 Cerveza (4,4Vol-%) 36,5 Vino (12 Vol-%) 4,7 Champaña (12 Vol-% B. Espirituosas 2,5 TOTAL GENERAL 42,8 3,1

Alcohol puro Bebidas Alcohol

1960

1970

1980

1990

2001

95,3 10,8

141,1 15,3

145,9 21,4

142,7 22

122,4 19,8

4,9

1,9 6,8

4,4 8

5,1 6,2

4,2 5,8

111

165,1

179,7

176

152,2

7,3

10,8

12,5

11,9

10,4

47,5 14,4 9,9 80,3 116,2

69,6 41,4 19,4 73,3 158,8

85 85 39,6 79,7 186,3

106,2 110,2 40,3 88,2 159,2

16,6 16,1 301

8,9 26,8 405,2

8,7 25 509,3 685,5

3 26,2

sin

Refrescos 5,5 13,6 Agua Mineral 4,8 13 Jugos Frutales 1,9 6,6 Leche 110 88,1 Café 19,2 94,1 Reemplazo de Café 105,5 52,2 Té Negro 9,6 13,5 TOTAL GENERAL 256,6 281,1

Tabla 1: Consumo de bebidas por litro y por cápita entre 1950 y 2001 en Alemania

21


Si tomamos a otra droga, la Nicotina (planta de tabaco), se puede ver un desarrollo similar: desde mediados de los años sesenta hay un notable crecimiento del consumo de cigarrillos en Alemania. A comienzos de los años setenta el consumo de cigarrillos por cápita asciende a más de 2000 cigarrillos por año, en los años ochenta se nota un leve retroceso y una posterior estabilización (ver Fig. 31) (37) También para la mayoría de las otras drogas és válido que el consumo desde fines de los años sesenta tuvo un auge fenomenal como demuestra la Tabla Nº 2 (38)

Fig 2: Cifra estimada de grandes bebedores en Holanda entre 1966 y 1990

Nota aclaratoria: “pro Tag” = por día.

Fig 3: Consumo por cápita de cigarrillos en toda Alemania el 3 de octubre de 1990

Nota aclaratoria: BDR: Alemania Occidental DDR: Alemania Oriental Gesamtdeutschland: Toda Alemania

22


Año 1969 1970 1971 1972 1973 1974 1975 1976 1977 1978 1979 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989 1990 1998 2001 2002

Heoína Kg 0,6 0,5 2,9 3,7 15,4 3,3 3,1 167,2 61,1 187,3 207,3 167,1 93,1 202,3 260 163,8 208 157,2 319,9 537,2 727,4 846,8 686 836 520

Cocaína Kg 0,1 0,1 9,2 1,7 4,3 5,4 1,4 2,4 7,7 4,3 19 22,3 24 32,7 106,3 171,1 164,8 186,5 296 496,1 1.405,60 2.473,80 1.133,00 1.288,00 2.136,00

Anfetamina Kg --6,6 9 6,1 3,6 17,5 16,2 2,7 0,1 3,8 5,6 16,5 24,8 14,4 28,2 84,5 61,7 91,4 66,8 85,5 310 263 362

Hachís KG 2.278,20 4.332,00 6.669,50 6.114,40 4.731,90 3.913,00 6.627,80 5.325,90 9.821,70 4.723,50 6.407,20 3.200,20 4.825,50 2.407,30 3.326,60 2.709,20 9.150,70 2.309,10 2.604,30 2.476,40 11.641,20 4.655,40 6.110,00 6.863,00 ?

Marihuana Kg ------------1.838,00 748,3 1.256,30 2.922,40 2.347,40 3.656,00 393,5 8.873,80 432,00 8.985,30 14.897,00 2.079,00 ?

LSD "Viajes" 5.861 178.925 89.281 52.272 77.207 1.407 50.855 60.952 14.300 33.328 38.132 28.881 31.167 42.170 41.848 40.951 30.536 22.237 19.487 38.033 10.574 14.332 ? 11.441 30.144

Éxtasis Unidades --------------------------------------------419.329 4.576.504 3.210.000

Tabla 2: Las drogas más importantes incautadas en Alemania entre 1969 y 2002

Lo que salta a la vista acá es el fuerte crecimiento de la cantidad de cocaína incautada. En 1989 por primera vez se incautó más Cocaína que Heroína, en el mismo año la cantidad de Hachís incautado llegó a un récord. Resumiendo podemos comprobar que: 1.

A partir de mediados de los años sesenta se observa un enorme crecimiento del consumo de drogas; esto no sólo vale para el Alcohol cuyo consumo acrecentado comenzó con anterioridad, sino también vale para las nuevas drogas como Marihuana y Hachís, LSD, Heroína, Anfetaminas, algo más tarde la Cocaína. 2. A mediados de los años ochenta el consumo de algunas drogas – excluyendo a la Cocaína, la Marihuana, el Hachís, y la Heroína—se estabiliza y el consumo disminuye

23


levemente. Hace poco también disminuyó algo el consumo de Alcohol, a pesar de esto el consumo aún es considerable. Ese desarrollo se puede ver ilustrado en estos datos: - Respecto al Alcohol: casi una cuarta parte de todas las bebidas consumidas por cápita en el 2001 eran de naturaleza alcohólica. Después del café (159,2 l), la cerveza (122,4l) es la bebida más consumida por los alemanes (ver Tabla 1) - Heroína, Cocaína y Anfetaminas (“drogas duras”) - El número de personas que tuvo experiencias con drogas duras en el año 2001 se calculó en 300.000, el número de consumidores de drogas duras con alto consumo se estableció en 100.000 (39) En la comparación europea: el número de consumidores de drogas duras en 1990 en Francia era de unos 120.000 a 150.000, en Italia entre 100.000 y 200.000, en Holanda, 20.000, en Suiza, entre 28.000 y 56.000. (40) En un grupo de personas entre 12 y 24 años en Alemania alrededor del 1% tuvo experiencias con Cocaína o Crack, y 0,3% tuvo experiencia con Heroína. (41) En el año 2001 el número de consumidores incipientes de drogas duras establecido por la policía en Alemania fue de 22.551 (en comparación en 1974): 19,947; 1983: 2.987; 1986: 3.921) (42) La cantidad de muertos a causa de drogas en 2001 en Alemania subió a 1.835 casos. Muchas personas de los países occidentales en las últimas décadas tuvieron problemas por consumo de drogas. Esto se traduce en primer lugar en un fuerte crecimiento de recepción de pacientes víctimas del abuso de alcohol en sanatorios, en segundo lugar se nota un creciente número de clientes con problemas de alcohol, en tercer lugar se nota un inmenso crecimiento de personas con problemas de drogas en los consultorios para alcohólicos y drogodependientes. (43) Uno se puede preguntar por qué desde la tercera parte del siglo XX las drogas tienen tal poder de seducción para tanta gente. ¿Qué cambió en la psiquis humana para que se busque refugio en todo tipo de medios que desde afuera producen cierto efecto sobre el alma? Para encontrar una respuesta a esta pregunta es necesario dirigir la mirada al pasado reciente. Llama la atención cómo se transformó nuestro entorno social y cultural desde los años sesenta. Hasta allí los modelos de pensamiento, sentimiento y comportamiento estaban determinados en mucho mayor grado por el sexo, la familia, la clase social, la profesión, la comunidad religiosa o de la aldea. Pero en el transcurso de los años sesenta esto cambia en forma creciente, hacia fines de los años sesenta hubo una fase de grandes cambios culturales; fue la época de las revueltas estudiantiles, primero en París, luego también en otros centros del mundo. ” La imaginación al poder” (L’imagination au pouvoir) “Todo tiene que cambiar” eran lemas característicos, dominaba el sentimiento: queremos entrar en movimiento y queremos determinar adónde nos dirigimos de acuerdo a criterios que nosotros disponemos...

24


Se buscaba una ampliación de la conciencia, y mucha gente joven apareció con drogas—sobre todo LSD, Marihuana o Hachís. Las tradiciones se tiraron por la ventana y muchos automatismos tradicionales se quebraron. Basta recordar el cuestionamiento de los roles tradicionales, de la distribución de la autoridad en la familia, en la escuela, en universidades y empresas, en el movimiento de emancipación de las mujeres y las minorías reprimidas, en la alteración de la moral sexual; las relaciones sexuales se aflojaron, se diversificaron, el número de feligreses disminuyó, etc. Las tradiciones y las costumbres tienen dos características que en este contexto son de importancia, por un lado mantienen el alma en un estado esclavizante y son más bien un obstaculo para una búsqueda de nuestra propia realidad, por el otro lado le confieren al alma una contención, ya que los pensamientos, las costumbres y los impulsos de las personas están sintonizados. Dicho de otra manera: las tradiciones se encargan en cierto sentido de que por ejemplo el pensar y la voluntad concuerden y formen cierta unidad dentro de la personalidad, uno actúa desde la convicción de que “es lo que corresponde”, si desaparece esa fuerza formadora de la tradición, no sólo se genera libertad, sino que también surge la necesidad de unificar el pensar, el sentir, y la voluntad mediante una fuerza interior. Tal vez sea una característica de nuestro tiempo que experimentemos: aquello que Yo pienso o que Yo siento no concuerda naturalmente con aquello que Yo quiero, o bien: Yo pienso o hago algo así o asa, pero en la profundidad de mi conciencia lo siento diferente.

El Pensar, sentir y querer, comienzan a vivir una vida propia, por decir así a emanciparse, cada día estamos ante la tarea de unificar estas tres fuerzas del alma. Hasta los años sesenta la cultura y las tradiciones garantizaban esto en alto grado de quiebre en las tradiciones. Simultáneamente implica un quiebre anímico, por un lado nos brinda libertad de formar nosotros mismos contenidos, relaciones, y una respectiva relación cambiante entre el pensar, el sentir y la voluntad, por otro lado suscita la pregunta si nosotros tenemos suficiente fuerza de lograr eso desde nuestro Yo. Pero también las drogas se pueden encargar de eso, pueden activar pasajeramente una o varias fuerzas anímicas, reforzarlas y ponerlas en primer plano, estimular el pensamiento asociativo, dirigir el sentimiento en cierta dirección, y hacer más intensiva la voluntad (la acción)

Las siguientes drogas actúan en forma estimulante sobre el Pensar : - Cocaína y Anfetamina (Speed) Actúan vigorosamente en el área de la cabeza. Las asociaciones de los pensamientos funcionan a una velocidad fabulosa y se percibe una mayor claridad. - El Alcohol tiene el mismo efecto inmediatamente después del consumo - La Cafeína, especialmente el café, posibilita en forma más clara un proceso de pensamiento rápido, claro y sólido. - El LSD, la Mezcalina, otras drogas similares, altas dosis de Marihuana o Hachís (y en menor medida) producen una percepción alterada e imágenes internas, esto último también acontece con el Opio, bien en forma mucho más traumática.

25


Finalmente nombraremos los “smart drugs” o “smarties”, llamadas también “píldoras de aprendizaje”, se dice que mejoran las funciones del cerebro ( preparados sobre la base de hormonas: Vasopressin, Hydergin y Piracetam, entre otros), la mayoría de estos medicamentos se desarrollaron para pacientes de edad avanzada, pero se usan cada vez con mayor frecuencia para tratar a personas jóvenes, especialmente a alumnos y estudiantes con el fin de mejorar sus resultados de aprendizaje, a pesar de sus considerables efectos colaterales.

Una alteración del Sentir se logra con las siguientes drogas: - Marihuana, o Hachís intensifican los sentimientos; la escala va desde percepciones intensivas vividas con mucho sentimiento e imaginaciones que generan un estado alegre, hasta el sueño dulce, o bien a un estado de conciencia que proporciona un sentimiento de relajación que a menudo termina en que el sujeto se duerme. Es por eso que la Marihuana o el Hachís constituyen una salida apreciada para muchos jóvenes cuya vida sentimental sufre de un debilitamiento anímico, ya que especialmente a través de una enseñanza unilateral e intelectual se desarrolla sólo el pensamiento. Pero también aquellos que se pierden en una actividad exagerada (voluntad desarrollada unilateralmente) alcanzan un reposo que les sienta bien a través de la Marihuana o Hachís. -También el Alcohol provoca sentimientos intensivos, además les sirve a muchas personas para estimular su alegría de contactar personas y a mejorar el ánimo. Funciona de acuerdo a la expresión de P. H. Esser, como “lubricante social”, tomando un alto porcentaje de Alcohol éste proporciona un sentimiento de fuerza, seguridad de uno mismo, loca alegría, y agresión. - Cocaína y “Speed” mejoran el ánimo y generan un sentimiento de felicidad: uno se siente superior. El Crack, un producto de la Cocaína, produce lo mismo en forma más rápida y efecto más fuerte. - Píldoras para dormir y tranquilizantes disminuyen el miedo, proporcionando un sentimiento de indiferencia, serenidad y quietud. - La Nicotina actúa en forma parecida, le confiere al fumador, cuando éste está tenso y nervioso, un apacible sentimiento de tranquilidad. - El Opio, los Opiáceos, la Morfina y la Heroína, así como la droga sintética Metadona, narcotizan en distinta medida los sentimientos desagradables de miedo, tristeza, dolor, vergüenza, etc., disminuyen la conciencia produciendo un sentimiento de unanimidad y bienestar. - Si se inyecta Morfina, Heroína, Cocaína o Speed en forma directa en las venas, entonces en pocos segundos producen un “flash”, un intensivo sentimiento de felicidad.

26


Sobre la Voluntad (querer) actúan las siguientes drogas: - Drogas estimulantes como la Anfetamina (“Pepas” Speed, Pep Pills) aportan fuerza artificial de voluntad, proporcionan al consumidor la experiencia de una mayor energía. - La Cafeína provoca lo mismo pero de modo más suave; uno también se siente activado corporalmente. - La Cocaína posibilita mayor rendimiento físico. Le damos la palabra a Sigmund Freud: “Uno siente crecer el dominio propio, se siente más fuerza vital, energía para trabajar, sencillamente uno se siente normal y al poco tiempo cuesta creer que se está bajo el efecto de alguna sustancia” (45) Freud le mandó pequeñas dosis de Cocaína a su novia Martha Bernays y le escribió: “Si te portas mal vas a ver quién es más fuerte, una pequeña y dócil niña que no come, o un hombre grande y salvaje que tiene Cocaína en su cuerpo. Durante mi última descompostura he tomado nuevamente Coca y me he restablecido maravillosamente, estoy ocupado en recoger literatura para hacer un himno de alabanza para este remedio mágico” (46) - La Nicotina por último tiene un suave y estimulante efecto cuando el fumador está pasivo y desganado. De manera que las drogas están en condiciones de poner en primer plano a una o varias fuerzas anímicas. De esta forma se pueden hacer cargo del reto que implica la emancipación del pensar, del sentir y del querer. Si el consumo es regular esto contiene el riesgo de que la médula de nuestra personalidad, el Yo se desactive en forma creciente: son las drogas en lugar del Yo las que determinan la relación del pensar, sentir y querer. Entonces pasan a ser las que tienen el control u ocupan el lugar del Yo. El centro de la personalidad humana se excluye en mayor o menor grado, sólo se puede desarrollar en menor medida, con el tiempo llega a tener cada vez menos fuerza para unir el pensamiento, el sentimiento, y la voluntad, de esta forma la tentación de usar la droga con mencionado fin aumenta, al final está la adicción. En el extremo se genera así el adicto permanente de drogas duras de nuestro tiempo: el así llamado poli toxicómano, el consumidor de drogas que permanentemente está ocupado en prepararse una “mezcla” de diferentes drogas, que le den la fuerza deseada, el contenido y la unificación de las tres áreas anímicas. Con ese fin está en la búsqueda de la combinación ideal, del mejor “coctel”. William S. Burroughs lo describe en su novela autobiográfica “Junkie” (Yonqui), una combinación de sentimientos de tensión y de relajación simultánea a través del “Speed Ball” (una mezcla de Cocaína y de Morfina): “Yo sostuve un fósforo debajo de la cuchara hasta que la Morfina se disolvió, la Cocaína nunca se calienta, le agregué una pizca de Cocaína, se disolvió inmediatamente como la nieve en el agua, luego envolví una corbata usada bajo mi brazo, mi respiración estaba entrecortada por la excitación, mis manos temblaban “Dámela, Ike”, suavemente el viejo Ike pasó un dedo a lo largo de la vena,

27


manteniendo el cuentagotas entre el pulgar y otros dedos, Ike sabía cómo hacerlo, yo apenas sentí entrar la aguja en la vena. En el gotero se disparó sangre de color roja oscura, “Está bien” dijo él, “Suelta”, yo aflojé la corbata y el cuentagotas se vació en la vena. La Cocaína se disparó a mi cabeza provocando un agradable sentimiento de sopor y tensión, mientras que la Morfina se extendía en ondas relajantes en el cuerpo. “¿Estuvo bueno?” pregunto Ike sonriendo, “Si Dios alguna vez creó algo mejor entonces se lo guardó para él” dije (47) Incluso se pueden hacer combinaciones con una misma droga con el fin de regular de determinada manera las fuerzas del pensar, sentir y querer. Un ejemplo relativamente nuevo para esto es el Éxtasis (XTC ó MDMA: 3,4 Metilendioximetanfetamina), una sustancia que se impuso a fines de los años ochenta en Europa, y que es descripta de la siguiente manera por el investigador de drogas August de Loor: “El Éxtasis tiene un efecto amplificador de la conciencia, debe describirse como el efecto principal de la sustancia, eso es lo que atrae al consumidor. El lado energético del Éxtasis tiene que considerarse como “base”, que activa la función principal, pero interviniendo otros factores, desde el punto de vista lógico habría que esperar que ambos efectos se repelan cuando se combinen, porque en el fondo son contrarios. Lo especial del Éxtasis es que esto no sucede, el efecto consiste en que se neutralizan mutuamente, más bien los efectos se reducen. El efecto energizante debilita al efecto principal. De esta manera el consumidor no experimenta efectos alucinógenos y el componente ampliador de la conciencia reduce el efecto del factor energizante. El efecto de que uno se siente tirado de aquí para allá, el oscilar entre seguridad e inseguridad—cualidades que pertenecen a las Anfetaminas, en el Éxtasis pasa a segundo plano. El consumidor de Éxtasis sólo experimenta un leve efecto de crecimiento de energía, por medio del cual la sensación de expansión de la conciencia sé vivencia más intensamente” (48) De Loor lo aclara en su esquema de la página 29: A es el efecto amplificador de la conciencia de Éxtasis, tiene que considerarse como el efecto principal (área del pensamiento). B es el componente energético del Éxtasis y tiene que ser considerado como “base” de ese efecto principal (área de la voluntad) C se encarga de que A y B se superpongan, esta superposición (D) es específica del Éxtasis. Reduce el efecto de A y B, el área D también se denomina “válvula de seguridad “ del Éxtasis. Además el Éxtasis genera un sentimiento de bienestar, a la fase inicial le sigue un sentimiento de calor tanto corpóreo como espiritual que se describe como un agradable “sentimiento comunitario”. (49) (área del sentimiento) Resumiendo podemos decir que el Éxtasis está en condiciones de combinar el pensamiento, el sentimiento y la voluntad de una manera agradable para el consumidor.

Fig 4 Ilustración de los componentes del Éxtasis

A= El efecto amplificador de la conciencia producido por el Éxtasis

28


B = El componente energético del Éxtasis y portador de ese efecto C = Se ocupa de que A y B se superpongan D = La superposición de A y B, también llamada “válvula de seguridad” del Éxtasis.

De acuerdo a todas las expectativas en el futuro aparecerán muchas más sustancias parecidas, drogas que manipulan de manera muy diferenciada, sutil o vigorosa al pensar, sentir y querer del consumidor. Aparece una imagen del futuro con la que Arman Sahihi hace la apertura de su libro: “Una vez, en un futuro relativamente lejano va a haber drogas económicas, a través de las cuales el ser humano de acuerdo a su voluntad podrá regular sus sentimientos molestos o de regocijo, sus períodos de productividad y descanso sin perjudicar a la sociedad o a sí mismo de manera alguna. Ya disponemos actualmente –de sustancias químicas, que por lo menos de manera aproximada —sobre el conocimiento necesario en el campo neurofisiológico y químico- de sustancias con las cuales se pueden producir los futuros portadores de felicidad y medios de relajación” (50) Sin embargo estas nuevas drogas van a tener algo en común:

29


Van a ocupar en mayor o menor medida el lugar de nuestro Yo, excluyendo al mismo, como ya lo hacen los actuales otras drogas. Se encargan de diversas tareas y funciones de nuestro Yo, sí, lo reemplazan en cierto sentido,esto nos conduce a la pregunta: ¿A través de qué medio las drogas están en condiciónes de hacer eso? En los próximos capítulos vamos a ocuparnos detenidamente de esa pregunta. Con ese fin primeramente se describirá la historia de las respectivas sustancias tóxicas, antes de exponer sus efectos. Ésta es la mejor manera de conocer las drogas.

                          30


4.LSD

El LSD se produce de manera sintética con el ácido lisérgico (un componente del cornezuelo de centeno) que se une con un grupo de Dietilamida, de esta manera se origina el Ácido Lisérgico de Dietilamida que desaparece fácilmente bajo el efecto de la luz y el aire, y que en forma abreviada se denomina LSD, después de alrededor de 45 minutos de una toma se produce un fuerte efecto, luego disminuye, para rebrotar posteriormente con intensidad. Ese proceso alternante continúa, recién después de ocho a doce horas cesa ese

efecto rítmico.

 Elcornezuelodecenteno La base original del LSD es una planta, el cornezuelo de centeno, observémosla con atención. El cornezuelo es un hongo que se asienta preferiblemente en la flor de la espiga de centeno (Ver imagen Pág.32), Otras clases de cereales son afectadas en mucho menor medida. Obstaculiza a que crezcan frutos sanos en la espiga de centeno (granos sanos), ya que es un parásito que debilita a la espiga y a la larga la hace estéril. La procreación del hongo se realiza en forma que este se disuelve en numerosas esporas, allí donde florece la espiga, adopta una forma, de la que podríamos decir que en gran medida es “inmaterial”. Con esto queremos decir lo siguiente: la forma en la que florece una planta puede considerarse como la expresión de la parte menos material de su ser, esto se expresa tanto en el crecimiento de las delicadas, incluso a menudo tranparentes hojas de la flor, como también en la formación de los granos frecuentemente de tamaños microscópicos, que tienen lugar en los estambres. En estos granos la planta prácticamente ya no está presente, podría decirse que se disuelve y desmaterializa. Precisamente a través de este pequeñísimo polen, la planta se puede “agrandar” en forma inmensa: su efecto puede extenderse a una zona de kilómetros, una vez que el viento y los insectos transportan el polen a través de grandes distancias, a los pegajosos pistilos de otras plantas. En lo que

concierne a la dimensión y la apariencia física, la planta casi desaparece totalmente mientras que simultáneamente aumenta con respecto a su efecto hacia lo infinito.

31


32


Es justamente este proceso de pulverización, de atomización, del movimiento dirigido a la desmaterialización y disolución de la sustancia física, que recorre la espiga del centeno, al que se siente atraído especialmente el cornezuelo. A través de sus esporas se asienta sobre los pistilos de las flores abiertas del centeno, para formar primeramente el micelio, y luego los granos sumamente venenosos, de color negro-violáceo, de forma de banana. Además se reproduce en los bordes del micelio disolviéndose en parte, en un sinnúmero de nuevas “esporas”, o sea que el cornezuelo de centeno se anida en el proceso de la “desmaterialización” y disolución de la espiga, de acuerdo a su naturaleza allí se siente “como en su casa”. Este Ser muestra un fuerte parentesco con el proceso de la disolución de la materia, aunque ciertamente vive en forma parasitaria sobre la planta del centeno, debilitándola y deformándola.

Contextohistóricodelcornezuelodecenteno  La primera vez que se menciona al hongo del cornezuelo de centeno, es alrededor del 600 AC. Los asirios lo describen como “ pústula dañina en la espiga del grano” (52) En los libros sagrados de los persas (alrededor del 350 AC) leemos: “Entre las cosas creadas por Ahrimán se encuentran gramíneas dañinas, las que originan una depresión del útero femenino y provocan la muerte de la madre en el puerperio” (53) También en los misterios griegos, el cornezuelo de centeno parece haber tenido un rol importante. Citamos nuevamente el libro de Albert Hofmann el descubridor del LSD, y Richard Schultes, “Pflanzen de Götter” (Plantas de los Dioses): “En un análisis interdisciplinario, los ritos ocultos de la antigua Grecia se convierten en una adivinanza de cuatro mil años, relacionado con una borrachera originada por el hongo parásito “Claviceps”. Hoy se cree que Claviceps paspali, y posiblemente otras clases que afectan al Lolium, y otras gramíneas oriundas de Grecia, son responsables de la causa -efecto sobre el que se basa el éxtasis, que se vivía en los misterios” (54) Como los griegos no comían centeno porque lo consideraban un fruto “negro y maloliente” de Tracia y Macedonia, el mismo desapareció por mucho tiempo de la historia europea. Es por eso que en los manuales farmacológicos de los romanos no se menciona ningún envenenamiento relacionado con él. Recién con el auge de la cultura cristiana en Europa, vuelve el centeno; el comienzo de la Edad Media trae los primeros testimonios de serios envenenamientos a causa del cornezuelo de centeno. En muchas partes de Europa se difunden grandes epidemias, como ocurrió en el año 1039, en la zona de Saint Didier-la Mothe en Dauphiné. Un noble con el nombre de Gastón, y su hijo, se ven afectados. En la Iglesia del lugar se encontraban las reliquias de San Antonio (251-356), quien vivió durante décadas como ermitaño, se lo considera el padre espiritual de los monasterios, vivió en el desierto de Egipto, y murió a la edad de 105 años. Gastón y su hijo le suplican al santo,curarse, jurando solemnemente obsequiarle todas sus riquezas, si ellos se sanaban.

33


Y el milagro efectivamente ocurrió: ¡Se sanaron!, fue construído un hospital, en el año 1098 se fundó una orden laica de médicos y caballeros, esta orden se extendería con el tiempo formando la orden de los Hermanos de Antonio, orden que se dedicó especialmente al cuidado de enfermos y de personas sin techo, que sufrían del terrible envenenamiento del cornezuelo de centeno. ¿Cómo se manifestaban estos síntomas? Cuando el cornezuelo de centeno se molía junto al grano sano, se horneaba, y se comía, provocaba una intensa picazón, en los miembros se manifestaban dolores ardientes y falta de irrigación sanguínea. Con el tiempo eso provocaba que los miembros afectados tomaban un color negro y se morían. Hoy se sabe que esta enfermedad de gangrena, en la que muere el tejido, es provocada por la Ergotina contenida en el cornezuelo, un veneno muy potente, achica los pequeños y periféricos vasos sanguíneos, por lo que se lo usa en la medicina, en los partos, como medio de calmar el dolor, en la terapéutica como medio hemostático. Los masivos síntomas de ardor y sequedad estaban acompañados de ataques de delirio furioso, espasmos nerviosos con síntomas epilépticos, como así también de delirios acompañados de alucinaciones. Por el ardor dominante se hablaba del “Fuego sagrado”, de la “Fiebre de San Antonio” ó del “Fuego de San Antonio”. Al respecto citamos dos crónicas medievales. En primer lugar presentamos un informe oficial, en el mismo se habla de una gran plaga, ampollas que se hinchan y que consumen a los seres humanos a través de una repugnante putrefacción (56) El monje Sigbert von Gemgloux escribe: “Fue un año de epidemia en el que muchos, a los que devoraba el fuego sagrado, se pudrían con sus miembros carcomidos, que se tornaban negros como el carbón, morían miserablemente, o seguían vivos, pero de manera aún más deplorable, después de la separación de sus manos y pies podridos. Muchos sufrían de espasmos nerviosos” (57) La orden de San Antonio estaba dedicada a este tipo de gente, construyeron centenares de hospitales a lo largo de las grandes avenidas para dar refugio a las víctimas del “Fuego de San Antonio” y para las personas sin techo. En aquel entonces la cura se vivía como un proceso espiritual: en los líquidos y sustancias curativas que entraban en contacto con las reliquias de San Antonio actuaban las fuerzas de este último, el Santo se hallaba inmerso en dichas sustancias y los enfermos vivían un encuentro con este Santo a través de dichas sustancias, él era quien le confería el poder a las sustancias. Pero también estaba presente, en los hermosos cuadros, y grandiosas obras de arte que encargaron los monjes, también de allí emanaba la influencia del Santo. Es por eso que tradicionalmente los enfermos eran llevados primeramente ante el altar con las pinturas, y otras obras de arte. Se esperaba que las fuerzas de Antonio y a través de él la de Cristo, les brindara sosiego, los armonizara, así de esa manera finalmente también se posibilitara la cura corporal, que a pesar de la colaboración de los medicamentos, constituía un milagro. Pero siempre la cura vista como proceso espiritual, estaba en primer plano, ya que la enfermedad se experimentaba como la consecuencia de debilidades internas y extravíos espirituales. El proceso de cura por tanto debía empezar en primer lugar en el interior del ser humano. Uno de los altares que surgieron puntualmente con ese fin, es el hoy mundialmente

34


famoso Altar de Isenheim, que perteneció al Convento de San Antonio y está ubicado en una de las rutas de peregrinaje que atraviesa Alsacia: el Altar de Isenheim, cuyo autor es Matthias Grünewald (actualmente se denomina Colmar)

ElAltardeIsenheim  Sería demasiado extenso, si describiésemos todo el camino interior que el enfermo recorría una vez que había sido colocado ante el altar de Isenheim. Nosotros acá queremos indagar en las raíces de las experiencias relacionadas con el LSD, pero resumiendo podemos decir que el enfermo podía reconocerse a sí mismo en el cuadro pintado en forma realista de la crucifixión de Cristo. Por eso podía reconocerse a sí mismo, sobre la base de los otros cuadros, como un ser eterno y espiritual que recibía las fuerzas de resurrección de Cristo para poder, a través de ellas, soportar la enfermedad, trascender a ésta y su agonía. El último cuadro del conjunto era la Tentación de San Antonio en el desierto, una exposición artística no menos realista de las fuerzas atormentadoras, como así también de las fuerzas auxiliadoras en las almas de aquellos, que eran devorados por el fuego de San Antonio (Ver Imagen Pág. 36) Gottfried Richter describe esta escena en su libro sobre el Altar de Isenheim de la siguiente manera: “Si dirigimos la mirada al cuadro derecho, entonces aparecía allí otra escena terrible, en la que Antonio, el luchador incansable, un día fue atacado por los demonios, como cuenta Atanasio. Él los provocó y ellos lo atacaron, destruyeron su casa, la quemaron, le pegaron y pisotearon al indefenso. Grünewald pinta al Santo entregado a sus torturadores, los desolados restos de su casa, esa pesadilla de orgías de odio y de alegría masoquista en la que triunfan los demonios, con el mismo realismo cruel con el que representa la muerte del Salvador en la Cruz. ¡Qué audacia, la de presentar esta terrible imagen del cuadro en último término! Y si uno se imagina a una víctima de esta horrible epidemia, acercándose a este lugar en busca de ayuda, uno se plantea la pregunta: ¿Qué veía el enfermo entonces?—

35


“LatentaciondeSanAntonio”deBrunoGrünewald  

36


Se veía a sí mismo, él mismo estaba acostado junto a la sonrisa sarcástica del demonio con una enfermedad de absceso. El demonio está acurrucado en el rincón izquierdo, y el enfermo, abandonado a los poderes sin ánima, sofocantes de la desesperación y el miedo, pisoteado, destruido, desgarrado. Pero también el que no tenía esta enfermedad podía asustarse profundamente ante este cuadro, ya que en la fisonomía, en los gestos, en toda la figura de estos terribles seres, que lo miraban fijamente, pueden verse los peores enemigos del ser humano: la necedad, la estupidez, la brutalidad, la vanidad, la apatía de la mera fuerza física, la falta de alma que toma la forma de un reptil. Aquel que estaba expuesto a su furia – esta también era una experiencia—se sentía abandonado, como lo expresa el papel sujetado a la derecha sobre un tronco: “Ubi eras, bone Jhesu? Ubi eras? Quare non affuisti, ut vulnera mea sanares ? (¿Dónde estabas, buen Jesús? ¿Dónde estabas?¿Porqué no estuvo, ahí, para sanar mis heridas?) Estas palabras del torturado, transmitidas por Atanasio, al mismo tiempo representan la llave para el enigma de toda la escena. Si tenemos en cuenta que estas palabras no sólo eran las palabras finales de toda la historia, sino que habían encontrado una respuesta, que seguramente cualquiera que llegaba a Isenheim conocía en aquel entonces... Atanasio las transmite así: “ Entonces se oyó una voz: “Antonio, yo estuve aquí, pero esperé para observar tu lucha, como perseveraste, siempre te ayudaré, voy a hacer que tu nombre se honre por doquier”—Cuando Antonio escuchó esto, se levantó y oró, estaba tan fortalecido, que él mismo sentía como disponía de más fuerzas que antes...“ Luego se percibió que la ayuda estaba en camino, que el cielo estaba abierto y bajaban ángeles— pronto el aquelarre llegaría a su fin. Había que tener en cuenta lo siguiente: el Santo mismo había sufrido tal suplicio (58) También el enfermo podía aprender a perseverar, tal como lo había hecho Antonio, y fortalecido por la fuerza del Santo, del Ser que estaba presente la fuerza de Cristo, podía esperar una progresiva cura, sin quebrarse interiormente. Lo que nos interesa especialmente, es la llamativa concordancia de esta vista demoníaca en el alma del envenenado, con la experiencia atemorizadora, del “mal viaje” (bad trip) o “viaje al horror”(horrortrip) que experimenta el consumidor de LSD. Damos un ejemplo: “Yo sólo puedo expresar el susto, mediante una comparación, imagínate que te obligan a mirar en forma indefensa como algunos monstruos devoran a tus hijos, ¡Imagínate ese sentimiento aumentado por mil y tienes una leve idea de lo que yo experimenté!” (59) Otra experiencia: “Apenas reconocí a la vecina que me trajo leche, tomé más de dos litros en el transcurso de la noche, la vecina ya no era la señora R, era una bruja maligna y pérfida con una mueca de colores vistosos “ (60) Wolfgang Schmidbauer y Jürgen vom Scheidt en su libro “Handbuch der Rauschdrogen” (Manual de las drogas de borrachera) resumen estas experiencias de la siguiente forma: “El riesgo más común es el mal viaje” (bad trip), un intenso ataque de pánico, en el cual el prometido cielo, que sería provocado por el LSD, se convierte en un infierno. El consumidor se ve perseguido y amenazado por animales salvajes, personas, demonios, o torturadores, su sentido de la realidad puede derrumbarse: la consecuencia es una breve reacción de tipo psicótico... Si la reacción negativa no cesa, puede seguir una fase de psicosis más larga. El sujeto se comporta como un enfermo mental (por regla general en

37


forma análoga a un caso paranoico de alucinaciones esquizofrénicas). En este caso debe ser internado en una clínica adecuada.” (61!) ¿Acaso en la representación de la Tentación de San Antonio no se muestra una imagen arquetípica del “mal viaje” (bad trip)? ¿Acaso los extraños cuernos de aquella figura demoníaca que aparece encima del Santo en el ala derecha, insuflándole un alo venenoso (Ver Pág. ...), en el ángulo superior derecho, sobre el hombro izquierdo del Santo, con su forma ¿no recuerdan al hongo del cornezuelo?. Teniendo en cuenta que la relación entre el “fuego sagrado” y el cornezuelo recién se esclareció a fines del siglo XVII. ¿ És un mero paralelismo casual y artístico? Sea como fuere, para el enfermo, San Antonio representa la salvación, él estuvo en condiciones, gracias a la purificación de su vida como eremita durante décadas, de soportar el venenoso olor maloliente del cornezuelo sin sufrir daño, mirar con entereza y fuerza interior, al mundo del futuro. Pero ¿quién está en condiciones de ayudar al consumidor de LSD, al que le falta preparación y tiene tanto pánico?

EldescubrimientodelLSD Ya mencionamos que la relación entre el cornezuelo y el “fuego de San Antonio” recién se comprobó oficialmente a fines del siglo XVII (para ser exactos en 1676), alrededor de 500 años después de que las epidemias llegaran a su cúspide, en dicho año se tomaron una serie de medidas tendientes a evitar que el cornezuelo se moliera junto al grano de centeno sano. Eso tuvo como consecuencia que la enfermedad, que de todos modos ya había perdido importancia, prácticamente no apareció más. La última gran epidemia tuvo lugar entre 1926/1927, y afectó a la zona entre Kazán y el Ural, en el sur de Rusia. Se ha analizado químicamente al cornezuelo, y se lo usó para distintos remedios. Así por ejemplo en 1918 el alcaloide venenoso “Ergotamina” fue aislado, y se lo usó como medicamento contra la migraña. Como ya mencionáramos, también se lo usó como potente hemostático después del parto. Otros medicamentos basados en el cornezuelo fueron empleados en la Geriatría y la Psiquiatría. Durante el trabajo en un proyecto de investigación sobre los empleos médicos del cornezuelo, el Dr. Albert Hofmann, por entonces jefe del Laboratorio de sustancias naturales de la importante empresa farmacéutica Sandoz en Basilea, en el año 1938 agregó una sustancia aislada del cornezuelo, el Ácido Lisérgico. Cinco años más tarde, era el 16 de abril de 1943, “casualmente” ingirió una pequeña cantidad de la nueva sustancia, él la llamó LSD: Dietilamida del Ácido Lisérgico. Posiblemente durante la experimentación haya quedado pegado a sus dedos, algo de la sustancia. Se sintió repentinamente como aturdido, tuvo que irse a su casa. Una vez en su casa, la luz normal del día le molestó tanto que tuvo que cerrar los ojos, posteriormente tuvo visiones fantásticas e imágenes de colores intensos, estos síntomas duraron cerca de dos horas. ¿Qué explicación tenía eso? Hofmann recapituló que durante todo el día había trabajado solamente con LSD, pero era imposible que hubiera ingerido una dosis importante del mismo. Decidió tomar una pequeña dosis experimental unos días más tarde, el 19 de abril, tomó 0,25 miligramos (diez veces

38


más de la dosis efectiva, como se descubrió más tarde) Esa cantidad la disolvió en una solución acuosa, lo que pasó entonces lo anotó detalladamente en su diario. Reproduciremos completamente a estos párrafos porque, a nuestro entender, presentan una concordancia asombrosa con las experiencias internas representadas en el Altar de Isenheim, en relación de la Tentación de San Antonio. “19 de abril de 1943. 17:00: Comienzo del mareo, sentimiento de miedo, perturbación de la vista, paralización, ganas de reír. Agregados del 21 de abril: volví con la vista nublada a casa, entre las 18 hasta cerca de las 20 horas hubo una grave crisis... Las últimas palabras las pude escribir solo con gran esfuerzo, Ahora me doy cuenta que la Dietilamida del Ácido Lisérgico es la causa de la extraña experiencia del viernes último pasado, ya que los cambios de las sensaciones y vivencias fueron del mismo tipo que ese día, mucho más pronunciadas. Sólo pude hablar en forma comprensible, haciendo enormes esfuerzos, le pedí a la empleada del laboratorio que me acompañara a casa. Ya durante el camino de regreso con la bicicleta—no había un coche disponible en ese momento, los coches durante la época de la guerra estaban reservados sólo a algunos privilegiados—mi estado tomó formas amenazantes. Todo lo que estaba ante mi vista se movía, estaba desfigurado como en un espejo torcido, también tenía la sensación de no avanzar con la bicicleta, no obstante, luego me dijo mi asistente que anduvimos muy rápido en bicicleta. Cuando finalmente llegamos a casa sanos y salvos, apenas estuve en condiciones de llamar a mi médico de cabecera y pedir leche al vecino. A pesar de mi estado confuso de borrachera, podía pensar en forma clara durante algunos instantes: la leche sería como un desintoxicante no específico. El mareo, el sentimiento de desmayo por momentos era tan fuerte, que no pude mantenerme en pie y me recosté sobre un sofá. Mi entorno se había transformado en forma atemorizante, todo lo que estaba en el ambiente se movía y los objetos familiares adoptaron formas grotescas, generalmente amenazantes, estaban en permanente movimiento, como vivos, como llenos de una inquietud interior. A duras penas reconocí a la vecina que me trajo la leche— tomé más de dos litros en el transcurso de la noche- Ya no era la señora R., era una maligna bruja con una mueca de vistosos colores, pero peor que las transformaciones grotescas del mundo externo, eran los cambios que percibí en mí mismo, en mi interior. Todos los esfuerzos de mi voluntad de frenar el derrumbe del mundo externo y la disolución del Yo, parecían inútiles, un demonio había penetrado en mí y había tomado posesión de mi cuerpo, mis sentidos, y mi alma. Yo me levanté de un salto y grité para liberarme del demonio, pero volví a caer impotente sobre el sofá, la sustancia con la que había querido experimentar, me había vencido, la misma era como un demonio que triunfaba con su afrenta burlona. Tuve pánico de haberme vuelto loco, había ingresado en otro mundo, en otros espacios, en otro tiempo, mi cuerpo parecía estar insensible, sin vida, ajeno; ¿Me estaba muriendo? ¿Era eso la transición? Momentáneamente tenía la sensación de estar fuera de mi cuerpo, entonces reconocía en forma clara, como un observador de afuera, toda la tragedia de mi situación.

39


40


Morir sin despedirme de mi familia —mi esposa había viajado con nuestros tres hijos a Lucerna ese día. ¿Entendería ella algún día, que yo no había experimentado en forma irresponsable, sino muy cuidadosamente, y que este resultado había sido imprevisible? No sólo que una joven familia prematuramente perdería al papá, también el pensamiento de tener que abandonar el trabajo de investigación tan promisorio, que tanto significaba para mí, acrecentaba mi miedo y mi desesperación. Entre tanto surgía la ocurrencia, llena de amarga ironía, de que precisamente esa Dietilamida de Ácido Lisérgico, que yo había puesto en el mundo, me obligaba a dejar este mundo prematuramente. Cuando llegó el médico, la culminación de mi estado de desesperación ya había pasado, mi asistente le contó al médico sobre mi experimento, yo no estaba en condiciones de formular ni una sola frase coherente, después de que yo le señalara mi estado, que a mí me parecía mortal, él meneó la cabeza, perplejo, ya que a excepción de las pupilas extremadamente abiertas, él no encontraba otros síntomas anormales. El pulso, la presión sanguínea y la respiración eran normales, no prescribió medicamentos, me llevó al dormitorio, se quedó de guardia junto a mi cama, lentamente volví, de un mundo extraño y siniestro, a mi realidad cotidiana. El susto se retiró y dio lugar a un sentimiento de gratitud, en la medida que el sentimiento y pensamiento normal volvían, se fortalecía la certeza de que yo había escapado definitivamente del peligro de la locura. Ahora empecé a disfrutar del tremendo juego de colores y formas que perduraba ante mis ojos cerrados,transformándose en forma de calidoscopio, penetraban en mí formas coloridas y fantásticas, que se abrían en círculos y espirales que nuevamente se cerraban, deshaciéndose en fuentes coloridas se ordenaban nuevamente y se cruzaban, en un permanente proceso. Era especialmente extraño, la forma en que las percepciones acústicas, como por ejemplo el ruido de un picaporte de una puerta, o de un coche que pasaba, se transformaba en una sensación óptica. Cada sonido generaba una imagen cambiante en forma análoga con el color y la forma” (63)

Larevoluciónpsicodélica. Después del descubrimiento del LSD comenzaron los experimentos. Los colegas de Hofmann, Stoll y Rothlin, hicieron pruebas con voluntarios, los resultados fueron publicados en 1974. Debido a que la empresa Sandoz había lanzado el LSD al mercado, innumerables investigadores en todo el mundo podían experimentar sin impedimentos, lo que provocó muchísimas publicaciones en revistas científicas. Sobre todo en los años cincuenta, en el ámbito de la psiquiatría, se experimentó mucho con LSD, se usó este medio sobre todo para provocar las llamadas psicosis experimentales, las cuales estaban destinadas a brindar mayores conocimientos sobre la esencia de la persona esquizofrénica y el tratamiento psicoterapéutico. Una nueva fase comenzó en 1961, en ese año comenzó a experimentar un profesor de psiquiatría en la Universidad de Harvard, que era relativamente desconocido hasta entonces. Timothy Leary había sido impresionado por las cualidades transformativas de

41


la conciencia, del hongo Psilocybin y del cactus Peyote. Leary, que por entonces tenía cuarenta años, tomaba él mismo regularmente LSD, y llevó a cabo experimentos con su colega más joven, Richard Alpert, incluyendo a estudiantes, de ahí surgió algo así como un movimiento religioso en torno al LSD que se extendió rápidamente y creció hasta abarcar un movimiento juvenil en todo el mundo, en el cual el empleo de “drogas ampliadoras de la conciencia” tenían un rol central a gran escala. El objetivo era la obtención de una conciencia superior y extática, el LSD era el medio para eso, y el sacramento a la vez. Leary, que en el transcurso de tres años tomó casi seiscientas veces la droga, escribió: “Sorprendido y lleno de devoción casi siempre recibí revelaciones religiosas, las mismas siempre fueron tan estremecedoras como la primera vez” (64) Otra cita: “En una sesión cuidadosamente preparada de LSD, una mujer puede tener centenares de orgasmos”. (65) Sigue Leary: “Se le dieron (al éxtasis psicodélico) muchos nombres: “Samadhi”, “Satori”, “Numina”, “Nirvana”, estado místico o visionario, trascendencia... Desde siglos se sabe que el estado extático puede ser generado mediante métodos que alteran los procesos químicos en el cuerpo—mediante ayuno, concentración contemplativa, ejercicios de yoga- a través de la ingestión de alimentos y de drogas. El éxtasis generado por las drogas últimamente recibe el nombre de “la vivencia psicodélica” (66) Desde entonces muchas personas jóvenes emprendieron la búsqueda de “la verdad, el camino, y la divinidad” (67) mediante el LSD alabado por Leary, la reacción oficial no tardó en llegar, y como consecuencia Sandoz frenó la producción y sacó las drogas del mercado. El 15 de julio de 1965 el LSD fue prohibido en los EEUU, y su uso en muchos países, entre otros Holanda y Alemania, fue penado por la ley. Pero a numerosas personas jóvenes, muchas que estaban en la búsqueda de experiencias espirituales, el LSD les parecía como un sueño, la preparación y la purificación ya no eran necesarias, había una conciencia estática espiritual “sin esfuerzo” al alcance de la mano. Una atrayente perspectiva para una juventud que estaba a punto de desligarse de una ambición de bienestar unilateral y que, de acuerdo a la manera de ver de esta juventud, amenazaba con destruir al mundo y a la humanidad; una juventud que estaba en la búsqueda de un mundo distinto, mejor, en el que hubiese más espacio para la naturaleza y para personas con fantasía creativa. El orden establecido y el movimiento psicodélico “Poder de la flor” (Flowerpower, movimiento Hippie) se encontraban enfrentados y eran incompatibles: las autoridades reaccionaron con prohibiciones y castigos de prisión. La juventud entró en la clandestinidad, formó una cultura alternativa, en la que el LSD y otras drogas, ( en menor medida, la Marihuana o Hachís) servían como portones a un mundo de unión total, de libertad y de paz, pero esto fue ilusorio como se demostraría más tarde. Las posibilidades del LSD habían sido sobreestimadas: demasiadas personas con el tiempo terminaban en un estado psicótico esquizofrénico, paranoico, depresivo, sufrían de una pérdida de la realidad. Ya en el año 1970 Hofmann advirtió: ”El poder de las drogas alucinógenas, de cambiar totalmente la vivencia, contiene inquietantes peligros, es comprensible que los llamados pueblos primitivos impusieran un tabú sobre estas drogas, para ellos eran drogas sagradas, relegadas al sacerdote sanador y al uso dentro del ámbito de la ceremonia religiosa. Como en nuestra sociedad ya no hay más tabúes, más bien existe la tendencia a apartar las últimas inhibiciones, lamentablemente quedaron sin efecto todos los intentos de esclarecimiento objetivo y las advertencias acerca de

42


posibles peligros del efecto de drogas alucinógenas. Consciente de su responsabilidad, a la empresa productora de la droga y a las instituciones relacionadas con la salud, no les quedó otra alternativa que limitar el empleo de estos alucinógenos a la investigación científica y al uso médico. Medidas policiales no son soluciones ideales pero, dada la situación actual, son la única manera de controlar la situación ” (68) Un año más tarde, Hofmann se encuentra con Leary, que acababa de salir de la cárcel de California y había encontrado asilo en Suiza. “Este encuentro personal con Leary me dejó la impresión de una personalidad amable, que estaba convencido de su misión, que representa sus convicciones en forma divertida, que cree profundamente en el efecto milagroso de las drogas psicodélicas, del optimismo resultante, que está en las nubes, que tiene la tendencia a negar dificultades prácticas, realidades tristes y posibles peligros; a menospreciarlos, o a no advertirlos.” (69) Cuando ambos se encuentran un año más tarde, en febrero de 1972, Leary parecía “cambiado, descuidado, y despistado.” (70) Poco más tarde Leary fue detenido en el aeropuerto de Kabul, fue llevado a Norteamérica, y puesto en prisión, siguió un proceso importante y lo condenaron a 15 años de prisión por haber construído una enorme red de comercialización y suministro de drogas, así por ejemplo, se encontró en su poder, polvo para la fabricación de 14 millones de “LSD Trips” (“viajes con LSD”) Leary, que mientras tanto consideraba que estaba a la altura de un gran sacerdote y que era una encarnación de Jesús (71), fue dejado en libertad por buen comportamiento después de pocos años, en la primavera de 1976. Hofmann cuenta que habría oído por parte de amigos de Leary, que éste habría pasado a ocuparse de problemas psicológicos relacionados con los viajes espaciales y con la investigación de las analogías cósmicas con el sistema nervioso humano en el espacio interestelar, en síntesis, con problemas cuyos estudios probablemente no encontrarían oposición por parte de las autoridades (72) ¿Qué hay con respecto a Hofmann? En 1979 él se expresa en una entrevista sobre un tema que le preocupa, el LSD: “Mediante los efectos de dicha droga y su uso descuidado, por confundir, en la escena de la droga, el LSD con un medio de placer, se produjeron todos aquellos casos desafortunados y catastróficos, que provocaron que muchos la denominaron “droga de Satanás”... Son necesarios preparativos especiales, tanto interiores como exteriores, para que una toma de LSD pueda provocar una experiencia con sentido. Usos descalificados de dicha droga hicieron que el LSD se convirtiera en una verdadera preocupación para mí” (73) En el mismo año, Hofmann, teniendo ya 73 años, hace un resumen del LSD, la droga que tantas preocupaciones le causara durante su vida: “La meditación es una preparación para la misma meta que se perseguía y se conseguía en los misterios de Eleusis. Es posible que en el futuro, el LSD se use para lograr una culminación de la meditación a través de una iluminación. En la posibilidad de apoyar desde el lado material una meditación más profunda, basada sobre una vivencia mística, dirigida simultáneamente a una realidad superior e inferior, ahí veo el verdadero significado del LSD... Un empleo de la droga en ese sentido corresponde a la esencia del LSD como droga sagrada” (74)

43


  ElefectodelLSD  Si queremos comprender el efecto del LSD, es necesario primeramente introducir algunos conceptos que, según nuestro parecer, son insoslayables para la comprensión del modo de actuar de esta y de otras drogas. Se trata de conceptos antroposóficos relacionados con la estructuración del organismo humano. Visto antroposóficamente, el ser humano consta de miembros que se pueden percibir con nuestros sentidos y de otros que no se pueden percibir con los mismos. Podemos distinguir las siguientes partes:  El cuerpo físico, la parte exterior visible, que se puede pesar, que el ser humano tiene en común con el mundo mineral;  El cuerpo etérico o cuerpo de vida, complejo de procesos vitales como se manifiestan por ejemplo en el crecimiento, en la reproducción, el mismo se encarga de que el cuerpo físico no se desintegre hasta el momento de la muerte; esta parte de su ser, él lo tiene en común con el mundo vegetal;  El cuerpo astral, el portador de la conciencia (con las sensaciones, instintos, pasiones, sentimientos, impulsos volitivos), también todos los pensamientos que permanentemente pasan por nuestra alma; esta parte del Ser, el hombre la tiene en común con los animales;  El Yo, que hace del hombre la corona de la creación, y por el cual él tiene una

conciencia de sí mismo. Estos cuatro miembros del Ser están en permanente mutualidad, en intercambio. Vamos a detallar este tema en el transcurso de nuestra exposición. Hemos visto que el LSD, una sustancia obtenida del venenoso Cornezuelo, provoca profundos cambios de conciencia con una dosis muy pequeña. ¿Cómo se puede entender esto? Para ello tenemos que estudiar el efecto general de sustancias venenosas sobre el organismo humano. ¿Qué sucede si tomamos una dosis fatal de veneno? Moriremos. Morir es – desde el punto de visto de los distintos miembros del ser humano mencionado—un proceso en el que el cuerpo etérico abandona al cuerpo físico, quedando sólo este último en la tierra. La vida se retira del cuerpo físico, el cuerpo etérico se retrotrae, la unión entre ambos miembros se rompe. Personas que estuvieron al borde de la muerte, o estuvieron aparentemente muertos, conocen ese proceso por experiencia propia y pueden informar posteriormente sobre la misma. Un ejemplo: “Repentinamente la señora Schwarz se vio a sí misma abandonando lenta y tranquilamente su cuerpo físico, y volar a cierta distancia sobre su cama. Con sentido de humor ella nos cuenta cómo miró desde esa distancia a su cuerpo tendido que tenía un aspecto tan pálido y repugnante, sintió en ese momento una sensación de asombro, pero no estaba asustada”(75) Ésta es una descripción que Elisabeth Kübler—Ross introdujo en su libro “Sobre la muerte y la vida después de la muerte” (Über den Tod und das Leben danach). Contiene experiencias de personas que presenciaron conscientemente la salida del cuerpo etérico del cuerpo físico. La conclusión de la autora es la siguiente: “Después de todos estos años

44


de coleccionar casos podemos decir, que en todas las experiencias de muerte cercana se puede constatar lo siguiente: en el momento de la muerte, todos vamos a vivenciar la separación del Yo real e inmortal, de su casa pasajera, su cuerpo físico. Este Yo inmortal también recibe el nombre de Alma o Entidad, si nos expresamos simbólicamente, como lo hacemos frente a niños, podemos comparar ese Yo que se libera del cuerpo físico, con una mariposa que sale de su capullo. Tan pronto como dejamos atrás nuestro cuerpo físico, nos damos cuenta que no somos presa de ningún ataque de pánico, miedo, o preocupación. Siempre nos percibimos como una unidad corporal íntegra, somos perfectamente conscientes del lugar en el que tuvo lugar el accidente o la muerte, no importa si se trató del cuarto de un enfermo, o de nuestro propio dormitorio en el que morimos por un paro cardíaco, o, si era el lugar donde se produjo el accidente automovilístico o la caída del avión, podemos percibir con claridad qué personas, por ejemplo, conformaban el equipo de reanimación, o si es un grupo que se acercó rápidamente y está ocupado de liberar a un cuerpo herido, desfigurado de los restos de un coche. Somos capaces de percibir todo esto desde la distancia de algunos metros sin vernos involucrados espiritualmente por eso. Permítaseme hablar de un estado espiritual, que en la mayoría de los casos en ese momento ya no se está conectado con el cerebro funcionando. Estos acontecimientos son frecuentes, especialmente cuando ya no se pueden medir ondas cerebrales que indiquen si el cerebro todavía funciona, cuando los médicos ya no constatan signos de vida. En aquellos momentos en los que presenciamos nuestra propia escena de muerte, percibimos las conversaciones de los presentes, incluyendo su interior, su vestimenta, sus pensamientos, sin que estemos impresionados negativamente por lo acontecido. Nuestro segundo cuerpo, en el cual permanecemos provisoriamente y al que percibimos como tal, no es nuestro cuerpo físico sino un cuerpo etérico” (76) ¿En qué consiste la relación con el efecto del LSD? Las personas que toman LSD también pueden tener la experiencia similar, a esa persona que casi muere, la salida del cuerpo etérico del cuerpo físico. Demos la palabra nuevamente a Albert Hofmann, quien fue el primero en tomar esta droga: “A veces tenía la sensación de estar fuera de mi propio cuerpo, pensé que había muerto, mi “Ego” volaba en algún lugar del espacio y veía a mi cuerpo muerto sobre el sofá.” (77) Timothy Leary se expresa de modo similar: “Yo comprendí que había muerto, que yo, Timothy Leary, el ingenuo, despreocupado Timothy Leary, estaba muerto, me di vuelta y vi a mi cuerpo acostado sobre la cama” (78) Naturalmente Hofmann y Leary no estaban realmente muertos, habían salido de su cuerpo físico, el cuerpo etérico se había desprendido del cuerpo físico, pero no en forma definitiva, digámoslo de otra forma: “murieron en forma pasajera”. Y como durante el efecto del LSD seguían siendo posibles experiencias que se transmitían a través del cuerpo físico—lo que indica que el cuerpo etérico seguía parcialmente conectado en cierta forma al cuerpo físico—podemos expresarnos aún en forma más exacta: a través del LSD se produce una muerte parcial, (79) el cuerpo etérico se retira parcialmente del cuerpo físico, somos expulsados parcialmente de él por el veneno, aunque tomemos una dosis

45


pequeñísima (0,00003 gr. son suficiente para producir una reacción intensa), y atravesamos un poco el límite: Entramos en el reino de la muerte. El conocimiento de este fenómeno es una premisa importante para la comprensión del efecto del LSD y de otras drogas de las que se dice que amplían la conciencia: con la ingestión del veneno salimos parcialmente de nuestro cuerpo físico y experimentamos el comienzo del proceso de muerte. En el camino que se recorre, en dirección a la muerte, nos esperan experiencias límites, como las que relatan personas que estuvieron aparentemente muertas, o casi muertas, “experiencias cercanas a la muerte” (“near death experiences”). Así vemos como prosigue Timothy Leary con su relato: “Mi vida pasaba ante mí, yo volví a vivir muchos acontecimientos que ya había olvidado hace tiempo” (80) Este desarrollo parecido a una película, del panorama de la vida, lo encontramos a menudo en los relatos de aquellos que tomaron LSD, ellos experimentan una gran vista panorámica, recortes o parcelas de su vida, por ejemplo los primeros años de la niñez, regresando hasta el nacimiento, las imágenes son, de acuerdo a cada caso, claras, o también pueden ser caóticas, pero siempre son muy vívidas. Si comparamos las experiencias de personas que alguna vez estuvieron clínicamente muertas, existe una semejanza llamativa, un ejemplo: “Cuando hice el servicio en Vietnam fui herido, lo que tuvo como consecuencia que “morí”, sin embargo durante todo el tiempo yo vivencié exactamente lo que pasaba conmigo, cuando sucedió, y yo fui alcanzado por seis balas... repentinamente apareció toda mi vida en forma de sucesivas imágenes ante mí. Me vi siendo un niño pequeño, y desde ese punto las imágenes se fueron moviendo a través de toda mi vida, realmente me pude acordar de todo, estuvo tan nítido y vivo ante mí, desde los primeros recuerdos que apenas puedo recordar en el presente, estaba todo dibujado con exactitud, y las imágenes se sucedían a la velocidad del viento” (81) Raymond Moody resume estas experiencias retrospectivas de la vida pasada de la siguiente forma: “ La vista regresiva se deja describir de la mejor manera indicando recuerdos más cercanos a las apariciones conocidas, por el otro lado exhibe signos que se distinguen de cualquier proceso de recuerdo normal, en primer lugar las imágenes se suceden con una velocidad extraordinaria, en sentido temporal se informa que las imágenes se suceden rápidamente y en orden cronológico Otros testigos relatan que no percibieron una sucesión temporal, el reconocimiento sucedió rápido como el relámpago; “Todos los acontecimientos aparecieron simultáneamente y podían ser aprehendidos con el ojo espiritual. Independientemente de la respectiva expresión del sujeto, parece haber un acuerdo de que la vivencia, medida en tiempo físico, pasa en un instante” (82) Elisabeth Kübler Ross confirma esas experiencias sobre la base de las investigaciones de Víctor Frankl: “Hace algunas décadas, cuando aún no había interés por estos temas, él ya coleccionaba informes de aquellos, que en Europa se habían caído de una roca montañosa y en esa oportunidad, de cara a la muerte, habían visto pasar ante sus ojos espirituales, toda su vida, como si hubiese sido una película. Él investigó, cuanto alcanzaban ver de su vida, estas personas en esos pocos segundos. Llegó a la conclusión que durante esa experiencia fuera del cuerpo, el tiempo como tal no puede existir. Muchas personas han vivido experiencias similares antes de ahogarse, o en otras situaciones peligrosas” (83)

46


¿Cómo es posible eso? ¿Y cómo se puede comprender? Rudolf Steiner en su libro “La Ciencia Oculta” (Die Geheimwissenschaft im Umriss) también da una detallada descripción de este fenómeno. Él lo explica diciendo que el cuerpo etérico se puede desprender en forma pasajera, por ejemplo mediante un gran efecto de “shock”, lo que produce que las fuerzas etéricas liberadas penetren en la conciencia (cuerpo astral) De esta forma los recuerdos contenidos en el cuerpo etérico pueden transformarse en imagen, ya que, según Steiner, el cuerpo etérico es el portador de nuestra memoria, todas las impresiones que recibimos durante nuestra vida, quedan almacenadas ahí, todo lo que aparentemente hemos olvidado, queda guardado en forma permanente en nuestro cuerpo etérico. Cuando morimos en forma definitiva, se separa el cuerpo etérico como un todo del cuerpo físico, lo que tiene como consecuencia que todos los recuerdos de pronto se expresan en el cuerpo astral. Eso posibilita que podamos ver toda nuestra vida como un gran panorama, ya que el cuerpo etérico no tiene que mantener más al cuerpo físico, puede poner a disposición del cuerpo astral todas sus fuerzas, transformándolas, puede transformarse así en imágenes la vida que acaba de terminar. Cuando tomamos LSD, sucede lo mismo en mayor o menor medida: mediante la muerte parcial, que experimentamos luego de la ingestión de la droga, ciertos contenidos de nuestra memoria, que posiblemente ya hayamos olvidado hace tiempo, se pueden transformar en imagen interna. Ese fenómeno, de que ciertas impresiones de nuestro cuerpo etérico entran en la conciencia, puede regresar a un pasado lejano, incluso puede abarcar impresiones prenatales, hasta impresiones anteriores a la concepción. Si sucede esto último, se trata de impresiones que se impregnaron en esa parte del cuerpo etérico que heredamos de nuestros padres (84) y éstos estuvieron a su vez en la corriente hereditaria de sus padres, abuelos, tatarabuelos etc. Así podemos obtener una visión de la memoria general de la humanidad, o sea la historia de gestación del organismo humano. Timothy Leary describe sus experiencias relativas a la memoria embrionaria y anterior a esta última de la siguiente forma: “Yo incluso experimenté el pasado en sentido histórico, mi propia evolución, hasta que me reconocí como organismo unicelular,todo eso hizo volar los límites de mi razón” (85) Éstas y otras experiencias similares de Timothy Leary fueron ratificadas por las importantes investigaciones de Stanislav Grof, quien analizó a más de 3800 sesiones de LSD y llegó a la conclusión de que dentro de las experiencias, que son de una complejidad inimaginable, las “fetales, embrionarias, colectivas, raciales, evolutivas, y de antepasados, tienen un rol importante” (86) A través del LSD se nos abre el campo del subconsciente colectivo y de sus arquetipos (C. G. Jung), un proceso respecto al cual Jung – independientemente del uso de drogas— siempre advirtió. Él habla de “inflamación psíquica”, en la cual el subconsciente adquiere dimensiones enormes e inunda al individuo con sus contenidos, hasta que éste—en caso extremo—se torna psicótico o incluso se destruye a sí mismo. Además él advirtió “que la aproximación al subconsciente conduce en forma creciente al aislamiento social, lentamente se da un enorme aumento de la autonomía de las figuras

47


inconscientes que llega hasta la agresión y al verdadero miedo” (87) Éstos y otros peligros se abordarán más adelante en forma detallada. Limitémonos nuevamente a la vida entre el nacimiento y la muerte, es algo característico, que no sólo imágenes sino también sentimientos, así como fuertes contenidos emocionales, son llevados a la conciencia a través del LSD. Eso también vale para imaginaciones reprimidas y olvidadas con una fuerte carga de miedo, dicho brevemente: esto vale para traumas, el origen de depresiones persistentes, neurosis y otras alteraciones de la conducta. De ahí se explica el frecuente uso del LSD en la psicoterapia, a pesar de existir el peligro que la repentina entrada en la conciencia de tales contenidos no elaborados, conduzca a intensas reacciones de pánico en el paciente. Así en Holanda el trabajo del profesor Bastiaans alcanzó mucha difusión. Bastiaans le suministraba LSD a pacientes que sufrían del así llamado “síndrome KZ”. Mediante el LSD las vivencias reprimidas de los pacientes durante el tiempo de KZ se despertaban en la conciencia, posteriormente se podía establecer un tratamiento psicoterapéutico (no queremos juzgar acá esa forma de psicoterapia; a nosotros solo nos interesa el efecto del LSD en este contexto) También en este ejemplo se evidencia que el LSD está en condiciones de desprender el cuerpo etérico del cuerpo físico, dejando de lado nuestra voluntad, lo que tiene como consecuencia que el cuerpo etérico junto a las representaciones mentales y emociones impregnadas en él, se hagan perceptibles. Queremos dedicarle un poco de atención a esto. El cuerpo etérico, de acuerdo a la exposición de Rudolf Steiner, no es un organismo etérico uniforme, sino que es cuerpo muy complicado, consta de distintas clases de “principios etéricos”, los cuales forman y mantienen al cuerpo físico obrando conjuntamente. ¿Se pueden disernir estas cuatro distintas clases de éteres en la descripción de experiencias con LSD? Para contestar a esta pregunta caracterizaremos primeramente a estos cuatro principios etéricos. Para ello partimos de la presentación que hace Bernard Lievegoed en su libro Der Mensch an der Schwelle (El hombre en el umbral) Posteriormente se citarán las correspondientes manifestaciones de consumidores de LSD, o bien Informes de experiencias de la literatura psiquiátrica.

1. Éterdeforma Lievegoed: “El éter de forma también recibe el nombre de éter de cristalización o éter de vida. Los ritmos de esta calidad de éter producen el orden geométrico de la materia en su estructura de cristal, el éter de forma conduce a la inmovilización. Una expresión imaginativa de esta fuerza se encuentra en la figura de la Reina de la nieve, en el cuento del mismo nombre de Andersen,“Lo que ella toca, se solidifica” (88) Una experiencia de LSD comparativa: “Yo vi algunas figuras geométricas maravillosas y multicolores” (89) En la literatura especializada encontramos muchas descripciones de rejas luminosas, redes, tejidos de araña, copos de nieve, o de estructuras de aros de benceno (90)

48


2. Éterquímico Lievergoed: El éter químico o éter de sonido ordena la materia en el elemento líquido. Combinaciones y derrumbes dentro de filas infinitas de procesos químicos y reacciones, caracterizan el efecto de este tipo de éter en el metabolismo..., en el organismo líquido” (91) En la literatura especializada de experiencias con LSD se habla mucho de un fluir de colores y chispas, de fuentes de colores, burbujas brillantes y torbellinos veloces (92) De todos modos al éter químico lo encontramos a menudo entremezclado con experiencias de luz y color (véase también el párrafo del éter de luz) Estas experiencias de tipo sobre todo visual, de corrientes infinitamente cambiantes, coloridas en un ambiente acuoso, de corrientes que se combinan y se vuelven a diluir, incluyendo a las burbujas de agua contenidas allí, dan una base para el comienzo de la época psicodélica, con el surgimiento de “espectáculos de luz” (lightshows) Durante los conciertos “pop” se proyectaban sobre una gran pantalla ese tipo de corrientes líquidas, para complementar la vivencia musical, lo que constituye una apropiada imagen para el éter de sonido combinado con la música perceptible desde afuera.

3. ÉterdeLuz Lievegoed: “Al éter de luz también se lo podría llamar éter de conciencia”, ya que en sus ritmos tiene lugar la conciencia. Estos constituyen el puente para el principio organizativo inmediatamente superior en el ser humano, el nivel de lo astral, el ámbito central de acción del éter de luz es el sistema nervioso” (93) La experiencia con LSD correspondiente: “Cuando un amigo después puso un disco con música de Telemann cambió, como de manera mágica, todo mi mundo perceptivo. El espacio entorno mío se llenó con una luz blanca resplandeciente como de magnesio ardiente, al dilatarse parecía inmensamente grande” (94) La percepción de la cualidad del éter de luz es tan general durante el efecto de LSD, que todo lo penetra, y se la menciona continuamente en la literatura científica. Así leemos por ejemplo en la obra Handbuch der Rauschdrogen (Manual de las drogas de borrachera) de Wolfgang Schmidbauer y Jürgen vom Scheidt: “Casi todas las personas que una vez tomaron un alucinógeno, van a describir como principal característica del cambio psíquico, el acentuado brillo de los colores. Todas las percepciones son más intensivas, más brillantes, los colores más densos” (95) Algo parecido dice van Ree: “Los cambios de las percepciones son muy marcados en el campo visual. Es llamativo sobre todo el aumento de la intensidad de las sensaciones de los colores” (96) Van Epen escribe: “El comienzo del “viaje” (trip) se caracteriza generalmente por cambios en las percepciones sensoriales, el pasto es más verde que normalmente, el aire más azul, todos los colores y formas están cargados en mayor grado de intensidad. Es como si todas las cosas se acercaran de modo más intensivo a aquel que está bajo el

49


efecto de la droga, las sensaciones se sienten y viven más profundamente... a veces todo tipo de objeto irradia luz” (97) ¿Cómo se pueden explicar estos fenómenos? Ya hemos mencionado que por el efecto del LSD se genera una separación parcial del cuerpo etérico del cuerpo físico. Si se trata de fuerzas del éter de luz, éstas se desprenden de ciertos órganos del cuerpo físico (comentaremos sobre esto más adelante), y luego se unen con el éter de luz presente en nuestros órganos sensorios, de esta manera esa experiencia más intensiva de luz de nuestros sentidos pasa a la conciencia de nuestro cuerpo astral, conduce a la experiencia intensiva de colores y de sensaciones de luz. Esto se puede ejemplificar así: si miramos fijamente a una mancha roja, tiene lugar un fuerte proceso de explotación de nuestra retina, nuestro cuerpo etérico trata de compensarla, son esas fuerzas de éter de luz que reconstruyen, las que nosotros percibimos como imagen colorida posteriormente: como verde luminoso, el color complementario del rojo, lo que percibimos son fuerzas del éter de luz, ya que la mancha verde en el papel no existe. De modo parecido como esa imagen posterior se genera por la impresión de las fuerzas de éter de luz que se reconstruyen en nuestra conciencia visual y sensoria ( en nuestro cuerpo astral), así se generan las intensas sensaciones de color y de luz por la impresión de las liberadas fuerzas del éter de luz en la conciencia mediante el LSD. Si éstas se pueden mezclar con las impresiones sensoriales normales, es diferente ya que hay que tener en cuenta lo siguiente: si nuestros ojos están cerrados, nuestro cuerpo astral puede percibir el éter de luz “sobrante” en forma pura. Si nuestros ojos están abiertos, nuestro cuerpo astral combina a este éter de luz con las impresiones visuales normales – o se producen las intensivas sensaciones de color y luz descriptas, o el éter de luz es proyectado por el cuerpo astral en forma de alucinaciones a nuestro entorno perceptible. Como ejemplo de lo último citamos una experiencia de van Ree: “Algunos meses después me encontré nuevamente en un “viaje” de LSD (LSD—trip) Nuevamente el ambiente estaba lleno de visiones coloridas, pero esta vez sin música acompañante, entonces mi esposa entró en la pieza, en ese momento su pelo comenzó a brillar en color dorado, la misma luz deslumbrante irradiaba de ella, su pelo estaba lleno de tejidos finos de hilos de oro y de plata, nunca vi a mi esposa tan hermosa como esa vez” (98) Este tipo de alucinaciones de luz y color son comunes en el uso del LSD. Por eso se describen a menudo en la literatura científica. Más tarde volveremos sobre lo mismo. Finalmente hay que mencionar que el consumidor de LSD puede llegar a sufrir bastante bajo la continua irritación de la luz. También Hofmann durante sus primeros “viajes” (trips) apenas pudo soportar la normal luz del día, de ahí que se impusiera el uso de anteojos de sol de modo tan arrasador.

4.Éterdecalor Lievegoed: “El éter de calor penetra la totalidad del organismo con sus efectos. Su órgano central es el sistema sanguíneo, el medio que le permite al Yo, que es de naturaleza espiritual, relacionarse con la vida del cuerpo” (99)

50


El fenómeno de la disolución de las fuerzas del éter de calor prácticamente no se menciona en la literatura científica. Los efectos del éter de calor más bien pasan a primer plano con el uso de Opio, Morfina, y Heroína, sobre todo si la sustancia se inyecta directamente a la sangre. Pero hay excepciones. Un habitante de ARTA (un centro de droga terapia en los Países Bajos) escribió sobre sus experiencias con LSD: “Alrededor de mi decimoctavo año tomé por primer vez LSD, tuve una sensación de bienestar, mi cuerpo empezó a arder, pero no pasó nada más, y como yo había tenido la expectativa de algo más volví a tomar esta droga reiteradas veces. A menudo tomaba el doble o el triple que mis amigos, pero el sentimiento fue siempre el mismo: bienestar y mi cuerpo ardiente” Si resumimos lo expuesto hasta aquí, observamos la medida en la cual cada uno de estos cuatro tipos de éteres se liberan del cuerpo físico, se evidencia que los que se liberan son, sobre todo el éter de luz, también el éter químico (éter de sonido). En el caso del éter de forma esto sucede en menor medida, y el éter de calor sólo se libera excepcionalmente. Si uno pregunta, en qué parte del cuerpo se realiza esto, el siguiente hecho tiene gran importancia: pruebas con LSD marcado radiactivamente, demostraron que el veneno tomado de manera acostumbrada, en forma oral, llega sobre todo al hígado y también a los riñones—en mucho menor medida también al cerebro -(100), de donde se expulsa después de ocho a doce horas (101) Por la medicina antroposófica se conoce que el hígado es el centro del éter de sonido, así como los riñones son el centro del éter de luz. Por eso no debe sorprender, que sean estas cualidades de éter, las que se perciben, ya que mediante el efecto del LSD las mismas se separan de su más importante función física, sus centros orgánicos. De cierta forma “morimos” en el área de nuestro hígado y de nuestros riñones cuando tomamos LSD, estos órganos se envenenan, tiene lugar un proceso de desintegración y como consecuencia aparece esa experiencia que nos proporciona la liberación del éter de luz, en menor medida el éter de sonido. Investigaciones recientes mostraron que el LSD provoca daños en ciertas áreas del sistema nervioso y también en los procesos del metabolismo. La transmisión del estímulo entre las células nerviosas (neuronas), las cuales se producen mediante ciertas sustancias (los así llamados “Neurotransmisores”, en este caso Serotonina), esa transmisión es influenciada por el LSD, estimula los receptores de Serotonina de las células nerviosas receptoras. (102) Estas así llamadas neuronas de Serotonina, tienen sus cuerpos celulares en el cerebro, y su estribación en diversas partes del mismo, como por ejemplo en la corteza cerebral, en el sistema límbico (relacionado con la vida de los sentimientos) y otros centros del mismo, los cuales entre otras funciones, se expresan en el área sensorial. El LSD provoca cambios en el así llamado sistema nervioso “serotónico” (de serotonina: molécula que interviene en la transmisión de mensajes) El resultado es que también aquí las fuerzas del éter de luz se desprenden, lo que puede provocar alucinaciones. Rudolf Steiner lo comenta en su conferencia del 21 de marzo de 1918: “Cuando por circunstancias anormales algún órgano de conocimiento del hombre sufre una agresión, de manera que no

51


sólo actúa a través de él, el cuerpo anímico, sino también el resto del organismo, con su organización animal, por la enfermedad o la debilidad de un órgano, entonces la persona no se brinda a la vida imaginativa del mundo exterior, independientemente de las fuerzas de crecimiento, la digestión, el metabolismo (o sea de las fuerzas etéricas), apareciendo alucinaciones y visiones... Algo que debería servir a otros procesos, asciende al conocimiento, a los procesos de percepción. La alucinación y la visión siempre son un indicio de que algo no está en orden en el Ser Humano.” (103) La liberación de las fuerzas del éter de luz también se realiza en el cerebro (Stammhirn), en aquella parte del sistema nervioso humano del que Olaf Koob, basándose en Rudolf Steiner escribe, “que es responsable de todas las aptitudes oníricas, creadoras de imágenes, aptitudes instintivas, que son parte de una época histórica en la cual el hombre aún poseía una tenue videncia” (104) Si consideramos nuevamente el fuerte efecto que tiene el LSD sobre los riñones y el hígado, entendemos que son precisamente experiencias con un fuerte contenido emocional, que cobran vida en nuestra alma mediante el LSD. Porque el hígado es, como muestra la medicina antroposófica, el fundamento de la memoria etérica de nuestra vida anímica, así como los riñones son el fundamento para nuestros sentimientos... Los envenenamientos de estos órganos provocan, mediante la liberación de las fuerzas etéricas, más sentimientos y estados de ánimos que los normales, por un lado pueden provenir del pasado (queridos recuerdos de nuestra juventud, pero también traumas suprimidos), mientras que por otro lado todos nuestros sentimientos directos pueden estar impregnados, durante esa experiencia de LSD con sentimientos y estados de ánimo. Todo lo que pensamos y

percibimos está entremezclado. Pero eso no es todo, precisamente mediante ese envenenamiento del hígado y de los riñones se produce una situación, que en la psiquiatría antroposófica es característica de la psicosis: fuerzas etéricas que normalmente están en órganos del cuerpo humano, se desprenden del mismo y entran en la conciencia (cuerpo astral), donde actúan en forma coercitiva. Aquel que toma LSD se coloca en forma pasajera en un estado de disfunción hepática o renal, hay que tener la esperanza de que las fuerzas etéricas que fueron alejadas, se puedan unir nuevamente con los órganos dañados por el veneno, una vez que el efecto del mismo haya desaparecido. Si eso no ocurre, entonces estos órganos están dañados en su estructura sutil, y puede resultar un estado psicótico crónico. Lievegoed describe ¿Qué es una psicosis de hígado? Es un estado en el que: “ Aparecen visiones irreales y alucinaciones. Esta forma de trascender los límites puede llevar a fuertes reacciones, las alucinaciones, que a menudo son absurdas, tienen un rol importante aquí. Por ejemplo se perciben voces con mandatos, o bien se siente influencias de vibraciones eléctricas, todo esto se experimenta de manera absolutamente real, el sujeto por ejemplo realmente escucha voces, etc., por el otro lado él sabe racionalmente que los fenómenos no son auténticos, cuando ese apoyo también desaparece, el vulgo dice: ¡Ahora se volvió loco! Una alucinación es el reflejo de un órgano del cuerpo etérico. Mediante el reflejo entra en la conciencia la función del órgano, por lo que se perturba la vida anímica normal. La clase de alucinaciones siempre está en relación interna con la biografía personal... Una persona con rasgos de carácter miedoso, de coacción, sufrirá de otras alucinaciones e imaginaciones coercitivas que un hedonista de nacimiento” (105)

52


Los consumidores de LSD conocerán esto seguramente, sólo hay que pensar en la descripción de Hofmann de su alucinación durante su primer “LSD-trip”: “Entonces paulatinamente empecé a disfrutar de ese tremendo juego de colores y formas que persistía detrás de mis ojos cerrados. Cambiantes como un caleidoscopio, penetraban en mí formas coloridas y fantásticas, abriéndose en círculos y espirales, y cerrándose nuevamente, deshaciéndose en fuentes de colores, ordenándose nuevamente y cruzándose en un permanente fluir.” (106) En esta cita tenemos ante nosotros una descripción especialmente detallada de una disfunción hepática, con más precisión: son las experiencias generadas en el cuerpo astral, por las fuerzas del éter químico liberado, compenetrado con el éter de luz de los riñones.

Quédebemosentenderporpsicosisacausadeladisfunciónrenal? El psiquiatra Rudolf Treichler la describe en su libro “El desarrollo del alma durante la vida” (Die Entwicklung der Seele im Lebenslauf) como una psicosis esquizofrénica se caracteriza de la siguiente manera: En la psicosis esquizofrénica se distinguen tres formas principales: si los cambios de percepción y el pensar están en primer plano, se habla de una forma paranoica alucinatoria de la esquizofrenia (incluyendo a ilusiones y alucinaciones), si los cambios atañen más a la vida de los sentimientos, lo que termina en una conducta ridícula o tosca y determina una pérdida de los sentimientos, se diagnostica Hebefrenia, en la que sobresale un aumento de los síntomas de pubertad. Se trata de una Catatonía, cuando la enfermedad esquizofrénica aparece sobre todo en el ámbito de la voluntad y del sistema de movimiento, desde allí conduce a estados de tensión y agotamiento, de furia y aturdimiento (107) También el psiquiatra J. H. Van Epen ve una estrecha conexión entre la psicosis esquizofrénica y la psicosis del LSD: “Como vimos existe la posibilidad de que después de la toma del LSD uno se torne psicótico, apareciendo confusión, miedos y alucinaciones. En la mayoría de las víctimas una psicosis de este tipo después de unos días hasta unas semanas, con o sin tratamiento, desaparece. Pero también hay personas que a veces quedan confundidas durante meses o años, aún cuando no siguen tomando LSD. La psicosis

persistente que puede aparecer después de la toma de LSD se asemeja a veces a la esquizofrenia. Los pacientes están confundidos, lo que se evidencia tan pronto se entabla una conversación con ellos, en sus historias aparecen cosas extrañas e ilógicas, a menudo cambian repentinamente de tema y no pueden continuar el hilo de una conversación. Generalmente existen alucinaciones: ellos escuchan “voces” que hacen todo tipo de comentarios, les mandan hacer cosas, reaccionan frente a sus pensamientos. A veces también existen alucinaciones de sentimientos: irradiaciones, extraños estímulos en el estómago, en los órganos sexuales, o en el cerebro, ocasionalmente en las psicosis de LSD aparecen ilusiones, generalmente en forma de manía persecutoria, los pacientes se sienten perseguidos, amenazados, la policía los observa, hay quienes quieren matarlos, etc. Esto puede conducir a intensos estados de miedo, ellos a veces pueden reaccionar de manera extraordinariamente agresiva frente a sus supuestos perseguidores. También hay apariciones que después de un fuerte efecto de LSD no desaparecen, sino que persisten:

53


los pacientes ven colores chillones o perciben contornos oscuros que a veces oscilan de un lado al otro o realizan movimientos rítmicos, a menudo ellos están conscientes de su estado enfermizo y manifiestan que quedaron “enganchados en su viaje” (trip). Es comprensible que la mayoría de las personas que sufren de una psicosis crónica de LSD finalmente terminen en un establecimiento psiquiátrico, allí apenas se diferencian de los otros pacientes, ya que en la esquizofrenia también aparece confusión, ilusiones y alucinaciones. Es difícil encontrar criterios de confianza para diferenciar ambos estados” (108) Si resumimos estas exposiciones, las comparamos con las declaraciones de Treichler y van Epen sobre la disfunción renal que podría provocar, psicosis esquizofrénica y psicosis de LSD, podemos concluir que a través del efecto del LSD en el consumidor, se produce una disfunción renal pasajera, que por las alucinaciones, confusiones y eventuales ilusiones asociadas, tiene una marcada coincidencia con la esquizofrenia paranoica alucinatoria. Además existe el peligro que este estado esquizofrénico psicótico sea de larga duración, por lo que el consumidor de LSD finalmente se convierta en un paciente psiquiátrico. Resumiendo lo expuesto hasta aquí en forma panorámica podemos decir que mediante el uso de LSD, fuerzas etéricas—especialmente fuerzas del éter de luz, y en menor medida del éter químico (éter de sonido) y del éter de forma, menos aún el éter de calor- se desprenden del cuerpo físico. Esto tiene muchas consecuencias importantes, que podemos resumir así:  El sujeto puede experimentar una muerte parcial, como se refleja en la experiencia de la salida del cuerpo físico, del panorama que obtiene de la vida vivida, o bien de episodios particulares de esa vida.  Pueden surgir vivencias de recuerdos que llegan hasta el estado fetal, embrionario, experiencias de raza, colectivas y evolutivas, ya que los contenidos de la memoria del cuerpo etérico se liberan y se desenvuelven en el cuerpo astral.  A medida que el cuerpo etérico, sobre todo en los riñones y el hígado, se libera, aparecen en la conciencia un fuerte potencial de sentimientos, que no sólo “tiñen” las imágenes de los recuerdos, sino que también afectan a imaginaciones y sentimientos momentáneos.  Las imaginaciones y sensaciones se ven fuertemente afectadas por el éter de luz, que se desprendió de su centro en los riñones, y se vuelca a la totalidad de los nervios y de los sentidos, especialmente al sentido de la vista.  Originados por la liberación de las fuerzas del éter de luz de la parte “serotónica” (de serotonina: compuesto químico que actúa como neurotransmisor) del sistema nervioso, se generan alucinaciones y visiones, que parecen tener cierta semejanza con recuerdos de viejos estados de conciencia de la humanidad.  Se produce un estado psicótico pasajero, que puede estar acompañado de alucinaciones, confusión y eventualmente de ilusiones, cuando éstas persisten, exhiben todos los rasgos de una psicosis esquizofrénica (paranoia alucinatoria)  Antes de que nos ocupemos de la cuestión de dónde permanecen las fuerzas etéricas liberadas, observaremos aún dos efectos del cuerpo etérico parcialmente

54


desprendido, que echan luz sobre algunas experiencias esenciales informadas por consumidores de LSD  Cuando las fuerzas etéricas se liberan y se unen con nuestros órganos sensoriales, prácticamente cualquiera que consume LSD tiene la experiencia que sus percepciones sensoriales se vuelven más intensas. Las percepciones sensoriales se trasladan en forma creciente al cuerpo astral—al área de la conciencia, lo que tiene como consecuencia, que estímulos sensorios antes no percibidos, ahora llegan a percibirse. Entonces se producen experiencias tan tremendas como por ejemplo la siguiente: “Mis sentidos estaban tan despiertos, que podía escuchar respirar a alguien en la casa vecina, y podía oler como alguien que estaba a kilómetros de distancia preparaba jalea naranja, roja, y verde” (109) Y George Harrison, guitarrista de los Beatles, quien ya tomó LSD en 1967, dice: “Fue como si nunca antes hubiera degustado, hablado, mirado, pensado, u oído correctamente” (110)  Otra experiencia que conoce casi cualquier consumidor, es la confluencia de distintas percepciones sensoriales, la así llamada “Sinestesia”. Ya las encontramos en la descripción de Hofmann de su primera sesión consciente de LSD: “Era particularmente extraño como todas las percepciones acústicas, por ejemplo el ruido del picaporte o de un coche que pasaba, se transformaba en sensación óptica. Cada sonido generaba una imagen correspondiente en forma y color, que cambiaba en forma viviente” (111) Van Epen resume estos fenómenos de la siguiente forma: “Merece mencionarse la aparición de así llamadas sinestesias, la mezcla de distintas cualidades sensoriales. La música, por ejemplo, se llega a “ver” una foto o un paisaje se puede “oír”, etc. Puede ocurrir que la persona que está de “viaje” con LSD, haga intentos de explicarle a personas que no participan del “viaje”, que la normal diferencia entre ver, oír, oler, degustar, etc, en el fondo no tiene sentido, que en realidad siempre hay que hablar de una vivencia total, acústica, visual y de otras sensaciones” (112) Van Ree hizo él mismo la siguiente experiencia durante una sesión de LSD: “Sentado ante una mesa, el mentón apoyado sobre las palmas de la mano, observaba atentamente la colorida “aurora boreal”, que se manifestaba ante mí en el espacio (alucinaciones). Pero paulatinamente tomé conciencia que cada ruido de la pieza influenciaba la imagen. Cuando alguien hablaba conmigo, entonces el ritmo de sus palabras se hacía visible en el movimiento de los coloridos velos que estaban ante mí, a veces incluso las imágenes de sus palabras tomaban forma en el ambiente en un color azul pastel claro. Cuando toqué la mesa dura y lisa, eso hizo que los colores aparentaran ser más punzantes, de carácter metálico, mientras que al acariciar la suave tela de un mantelito que estaba en el medio de la mesa, eso hizo que todo mi entorno se llenara de nubes lanosas y coloridas en las que se habían transformado los velos. Me pareció como si yo pudiera ver las palabras de otros en la pieza, como así también mi propio sentido del tacto, sentimiento, oído y sentido visual estaban en contacto mutuo y confluían unificándose” (113) ¿Cómo se puede explicar esto? Hemos descrito recién como el cuerpo etérico no es un organismo etérico uniforme, sino que es un complicado tejido que consta de cuatro clases distintas de éter, que se compenetran y que obran en conjunto en la formación y

55


mantenimiento del cuerpo físico. Rudolf Steiner lo describió en su libro Die Geheimwissenschaft im Umriss (La Ciencia Oculta) de la siguiente manera: “Por ahora es suficiente decir que el cuerpo etérico compenetra el cuerpo físico totalmente, hay que verlo como una especie de arquitecto de este último. Todos los órganos se sostienen en su forma mediante las corrientes y movimientos del cuerpo etérico. Detrás del corazón físico hay un “corazón etérico”, detrás del cerebro, un “cerebro etérico”, etc. El cuerpo etérico está articulado en sí mismo, como el cuerpo físico, sólo que es más complicado, en él, todo está fluyendo vitalmente, entremezclado, mientras que en el cuerpo físico hay partes separadas” (114) Sobre todo lo último que se menciona es muy importante en nuestro contexto, porque de eso se puede concluir que los límites -entre la manera de influir de los cuatro principios etéricos diferenciados-, no se pueden trazar en forma exacta. Basado en eso, las fuerzas etéricas liberadas por el LSD se pueden unir en distintas partes con los órganos sensoriales—un estímulo en un órgano sensorio provoca reacciones (o sea también sensaciones) en otros órganos sensorios: “Yo traté de comunicarles a los otros algo de esta belleza, pero mis palabras salieron goteando, mojadas, o con gusto a pintura... Me sentí espantoso, y finalmente no pude hablar más y caí al piso, cerré los ojos, y la música empezó a absorberme corporalmente. No sólo la pude oír, sino que también la pude oler, tocar y sentir” (115) Mediante la liberación de las fuerzas etéricas, varios órganos sensoriales son estimulados. Estímulos en un órgano provocan inmediatas “respuestas”, eso significa sensaciones en otro órgano, ya que el cuerpo etérico está activo en varios lugares simultáneamente, potencialmente está presente en todos lados. El pequeño estímulo sensorio de un solo órgano provoca, sobre la base de fuerzas etéricas suplementarias, directas reacciones en el cuerpo etérico de los otros sentidos, a las que el cuerpo astral, que está unido, deja florecer formando sensaciones sensoriales. (116)

Lapérdidadeloslímites Mediante el efecto del veneno del LSD de cierto modo se produce una separación entre el cuerpo físico y el cuerpo etérico. La droga separa a ambos cuerpos citados. Una parte del cuerpo etérico abandona al cuerpo físico. Como el cuerpo astral y el Yo, siguen estando unidos a la totalidad del cuerpo etérico—incluyendo a la parte que se separó!-, el consumidor de LSD puede tener una vivencia despierta y consciente de las impresiones que el cuerpo etérico colecciona en su entorno. De todos modos estas impresiones muchas veces tendrán un carácter distorsionado,vamos a seguir comentando esto más adelante. Mediante la toma de LSD se rompe violentamente el límite del mundo etérico, se tira abajo la puerta, se tambalea sobre el umbral y se llega – totalmente sin preparación—a una zona, a la que normalmente sólo se llega después de años de trabajo. Rudolf Steiner ha descrito detalladamente que un entrenamiento de ese tipo, desarrollando un criterio despierto, requiere de sobriedad, de paciencia, de capacidad de concentración, y otras aptitudes anímicas, si se quiere incursionar sin peligro con el correcto discernimiento del mundo de lo etérico. Él también describe, hasta donde es posible expresar eso con

56


nuestros conceptos normales, con un ejemplo de cómo se puede experimentar el traspaso del límite del mundo físico al mundo etérico: “Uno se siente rodeado de tormentas, oye tronar, percibe relámpagos, sabe que está en la pieza de una casa, se percibe impregnado de una fuerza de la que antes no se sabía nada, se tiene la sensación de ver rajaduras en los muros en torno a uno, se siente motivado a decirse a sí mismo o a una persona, a la que cree tener al lado: “Ahora se trata de algo difícil; el relámpago penetra en la casa, me agarra; siento que se apodera de mí, me disuelve” (117) Comparemos esto con la siguiente experiencia de LSD, que describe John Cashman: ”Las dimensiones del ambiente se empezaron a mover, cambiaban continuamente hasta que las paredes amenazaron con despedazarse. En una iluminación tipo relámpago comprendí espantado que esa cosa negra (que yo vi) me devoraba a mí mismo: yo era la flor, y ese algo ajeno, que se arrastraba, me devoró... sentí como me disolvía en esa espantosa aparición. Mi cuerpo se derritió en olas, se unió con el centro de ese algo, mi espíritu fue liberado de la vida, e incluso de la muerte, en un único momento cristalino reconocí que yo era inmortal” (118) ¡Qué llamativa coincidencia con la descripción de Rudolf Steiner! En otra parte Cashman relata la siguiente experiencia: “Vi una víbora viscosa y asquerosa, era mucho más asquerosa que todas las víboras que había visto hasta entonces. Era grande y fea, se enrolló alrededor de mí... Yo sentí que la víbora me tragó... Yo me convertí en parte de ella.” (119) Otra cita: “Yo miré a lo alto donde había una gaviota, de pronto ella devoró mi ser, fue como si yo fuera aspirado por sus ojos” (120) Podríamos agregar muchos otros ejemplos. Siempre se trata de experiencias en las que la conciencia del consumidor se “amplía”, se disuelve, se unifica con una parte del mundo que lo rodea—de ahí el término “medios de ampliar la conciencia”. Que esto pueda estar ligado a miedos e incluso el pánico en el consumidor que no está preparado para eso, es comprensible para cualquiera. Se habla en estos casos del así llamado “mal viaje” (bad trip) ó “viaje al horror” (Horrortrip) Relacionando lo expuesto debemos considerar que Rudolf Steiner siempre resaltaba, que sus descripciones—por el uso forzado de conceptos que se refieren al plano físico y sensorio—no son otra cosa que un idioma sobre la base de imágenes aproximativas para los acontecimientos que discurren en el mundo etérico, mientras que las vivencias del consumidor de LSD, a nuestro parecer, a menudo toman la forma de imágenes oníricas, que pueden surgir debido a que el cuerpo etérico ( parcialmente separado), junto al cuerpo astral y el Yo, aún están unidos con el cuerpo físico. Sobre la base de esta unión con los sentidos físicos, en forma parecida a los sueños, todas las impresiones que el cuerpo astral recibe y que en él se hacen conscientes—en nuestro caso son impresiones del mundo etérico--, toman la forma de imágenes conocidas, e imaginaciones del mundo físico y sensual (colores, formas, distancias, movimientos, ruidos, etc.) Lo decisivo en este contexto, es el hecho que mediante el efecto del LSD, el cuerpo etérico se disuelve parcialmente (en parte) en el mundo que nos rodea! Y esto nos conduce a la experiencia que los límites entre el mundo interior y el mundo exterior desaparecen.

57


Uno se siente devorado, destruido, disuelto. Eso significa: que el cuerpo etérico se unifica (una parte) con su entorno, el cuerpo astral traduce eso—de una manera característica para la respectiva persona—en imágenes de sueño consciente, que representan el proceso de soltarse, volatilizarse, de disolución del cuerpo etérico. Que este proceso de unificación con el entorno por otra parte también se puede dar de una forma mucho más grata, el consumidor realmente puede disfrutar de la disolución de los límites, se muestra en las siguientes expresiones: “Yo vi, divertido, como mi casa se disolvió en pequeñísimas partes, como si se disolviera la cáscara exterior, que se iban con el viento y mi “Ser” se liberara para unificarse con las cosas que estaban entorno a mí” (121) “Yo no podía precisar lo que era real y lo que no lo era, yo era la mesa, ó el libro, o la música, o bien yo era una parte de todos ellos, pero no importaba, ya que cualquier cosa que yo fuera, era maravilloso” (122) “Así yo sentí la pieza como parte de mí, y yo pasé a ser una parte de la pieza. Yo incluso sabía que el espacio que estaba fuera de la pieza, las flores en el jardín, todo vibraba conmigo, así como yo vibraba con todo. Yo me sentí uno con toda la naturaleza y con todo el universo... el “trip” (viaje) me hizo perder todos los límites” (123) Lo fascinante en todas estas experiencias consiste en que las mismas representan una expresión característica de la incipiente conciencia del mundo etérico, incluyendo el cuerpo etérico contenido en el mundo etérico. Rudolf Steiner lo describe en un texto (“El que medita trata de obtener una real imaginación del cuerpo elemental o etérico”): ”El alma siente que el cuerpo sensorial está separado del mundo restante, lo percibe como si sólo perteneciera a él. Pero es distinto lo que se siente en sí mismo, una vez que se está fuera del cuerpo. Ahí uno se siente unido con todo lo que se denomina mundo exterior. Lo que está en el entorno, se siente como formando parte de uno, así como en el mundo sensorial, la propia mano... Uno se siente totalmente unido, entretejido con aquello que se puede llamar el mundo. Sus efectos penetran la propia identidad, eso se percibe, no hay un límite definido entre el mundo interior y el mundo exterior... A pesar de eso se puede hablar de una parte del mundo exterior, que pertenece más a la propia identidad que el entorno restante, de la misma manera como se habla de la cabeza como de un miembro independiente de las manos o de los pies. El alma llama “su cuerpo”, a una parte del mundo exterior, que está fuera del cuerpo, del mismo modo puede considerar parte de sí misma, una parte del mundo exterior que no es sensual. Si el ser humano llega a observar una zona que está más allá del mundo sensual, entonces él puede decir que un cuerpo no perceptible por los sentidos, forma parte de él. Se puede llamar a este cuerpo, cuerpo sutil o cuerpo etérico...” (124)

Experienciascósmicas  Vimos que se liberan fuerzas etéricas. ¿Hacia dónde tienden las mismas?, a su hogar, al cosmos. Rudolf Steiner describe como la planta continuamente absorbe fuerzas etéricas del cosmos, mediante lo cual crece y se reproduce. Estas fuerzas etéricas son de origen cósmico, se irradian sobre la Tierra. Pero en el ser humano, estas fuerzas desde la época

58


embrionaria están individualizadas, por lo que aquello que en la planta irradia desde el cosmos, en el ser humano actúa desde los órganos de su propio cuerpo físico (por ejemplo del hígado y de los pulmones) Se produjo una metamorfosis respecto a la dirección: Aquello que la planta recibe del entorno, actúa en el hombre desde el cuerpo etérico traído por él y le pertenece. Pero sucede que este cuerpo etérico tiene la tendencia, como lo expresa Walter Bühler, “de evaporarse continuamente en todas las direcciones del cosmos simultáneamente, de disolverse en esos espacios” (125) Las fuerzas etéricas tienden a volver a su origen. Durante la vida se ven impedidas por la unión con el cuerpo físico, que para el ser humano representa un propio pedazo de tierra, un propio elemento de peso, Brevemente, las fuerzas etéricas están atadas. Pero ¿qué pasa concretamente si las liberamos por el efecto del LSD? Van a tener la tendencia a evaporarse hacia el entorno, alejándose de la Tierra en dirección al espacio, hacia su lugar de origen. En ese viaje se llevan al cuerpo astral y al Yo del consumidor de LSD, a través de esto, éste llega al éxtasis, o sea, afuera de sí, a un mundo lleno de luz, a un mundo sin gravedad. Van Ree: “El “trip” hizo que yo perdiera mis límites y me volviera uno con el universo” (126) Otros informan: “De repente ingreso a un inmenso, nuevo e indescriptible cosmos.” (127) “Esa borrachera fue un viaje espacial— no del ser humano exterior, sino del ser humano interior” (128) “Es bárbaro, es lo máximo, os volvéis loco, eso es grandioso—una locura única, si queréis ver la vía láctea, ahí está todo...” (129) También acá encontramos experiencias que coinciden con las de personas declaradas clínicamente muertas. Raymond Moody escribe al respecto: “Algunos informan de un sentimiento de “volar”, cuentan que ascienden rápidamente al cielo, ven el mundo desde una perspectiva que generalmente está limitada a los satélites y a los astronautas. El psicólogo C. G. Jung tuvo una experiencia de este tipo cuando sufrió un infarto de corazón en 1944. Habría sentido, dice, como ascendió rápidamente hasta un punto situado muy por encima de la Tierra. Un niño me dijo en una conversación, que sintió como ascendió bien alto sobre la tierra, voló por medio de las estrellas y llegó hasta adonde están los ángeles. Otro me contó que fue disparado como un cohete hasta que vio a los planetas enrededor suyo y la Tierra parecía ser una bolita azul de vidrio” (130) Moody sigue describiendo que, ese mundo no terrenal, es experimentado por muchas personas que estuvieron en un estado cercano a la muerte, como un mundo lleno de luz. Hay encuentros con seres de luz: “Esos seres sin embargo no están formados de luz normal, sino que parecen estar iluminados por una luz maravillosa y clara, que compenetra a todo y parece llenar a las personas con amor. Efectivamente, dice uno de mis testigos que tuvo esta experiencia: “Yo también podría llamar amor a esta luz brillante—el resultado sería el mismo” Algunos dicen que es así como si uno fuera inundado por un estremecimiento de luz. Las personas que pasaron por una experiencia cercana a la muerte, definen a esa luz como mucho más clara que todo lo que se conoce en la Tierra, a pesar de su potente brillo no ciega los ojos, sino que es cálida, vigorosa y llena de vida” (131)

59


La correspondiente experiencia de LSD: “De repente estaba la radiante luz, suave y resplandeciente belleza de la unidad, todo estaba lleno de esa luz... Mi conciencia era aguda, plena... Sentí como volaba hacia el infinito sin peso ni ataduras, liberado, para bañarme en el hermoso resplandor de la apariencia celestial” (132) Resumiendo podemos decir que mediante el efecto del LSD, el consumidor muere parcialmente, sale con su cuerpo etérico parcialmente de su cuerpo físico, el que en este caso se disuelve en su entorno y se unifica con el mismo. Ese “entorno” no obstante hay que entenderlo muy abarcantemente... Alcanza el entorno cercano, pasando por el espacio extraterrestre, hasta el firmamento celestial, las fuerzas etéricas vuelven a su origen. En ese viaje se llevan consigo al cuerpo astral y al Yo del consumidor de LSD, que están unidos al cuerpo etérico. De esta manera el consumidor de LSD está en condiciones de tener una conciencia onírica de manera casi despierta, de todas las impresiones que recibe el cuerpo etérico de su entorno. Ve luz interior, a veces encuentra a seres, esas percepciones luminicas resultan ser impresiones de la cualidad de la luz que compenetra el cosmos, que también compenetra al propio cuerpo etérico. La percepción de seres a menudo puede ser una visión o alucinación correspondientes a deseos, miedos etc., están teñidos en forma personal, no lo podemos afirmar con seguridad. Los indígenas Huichol, en México, usan el cactus Peyote- cuyo principio activo principal es la Mezcalina- como describe van Epen, de manera ritual, para incursionar “en un puro estado de éxtasis acompañado de alucinaciones y visiones llenas de vida y de color, en el que las personas comulgan directamente con los Dioses” (133) Es difícil alcanzar claridad en este campo, ya que las fuerzas etéricas liberadas del cuerpo físico conjuntamente con las fuerzas etéricas del cosmos forman un gran “ovillo etérico”, con el resultado que las alucinaciones que suben de los órganos se pueden mezclar con las impresiones que percibe el cuerpo etérico del entorno cósmico. “El mundo interior” y el “mundo exterior” se entremezclan, no se pueden discernir. Todo esto nos induce a la pregunta: ¿El consumidor de LSD puede confiar en sus experiencias? ¿Son realmente una fuente de experiencias extrasensoriales como muchos creen?

Elespejoquedistorsiona  Es llamativo que en las descripciones de muchos consumidores de LSD se habla de grandes y profundas comprensiones que se experimentan durante la sesión de LSD. Pero estas son incomprensibles, no se pueden formular, ni comunicar, un ejemplo: “Pronto aparecieron hileras de pensamientos entre cada palabra, yo había encontrado el idioma verdadero, el idioma original completo, el que ya usaran Adán y Eva, pero cuando traté de explicarlo, mis palabras tenían poco que ver con mis pensamientos. Yo las perdí, se me escapó esa cosa maravillosa e invalorable que debía ser preservada para la posteridad, me sentí espantosamente, finalmente no pude hablar más en absoluto y me caí al piso...” (134) Hay innumerables descripciones de este tipo. Van Epen caracteriza así el proceso: “También se generan perturbaciones del pensamiento en intoxicaciones un poco más

60


graves. Para un observador objetivo que no participa, y que trata de entablar una conversación con una persona que está bajo el efecto de la droga, la lógica desapareció del hilo de pensamiento de este último. El consumidor tiene todo tipo de asociaciones que no aparecen en personas normales, él puede parecer confuso, si bien en algunos la aptitud del pensamiento claro y lógico permanece intacta durante el “trip” (135) De manera que son posibles muchos tipos de confusión, es fácil de entender, porque el consumidor no está preparado en absoluto para la experiencia que se le aproxima. No pasó por un aprendizaje profundo, mediante el cual hubiera podido aprender a formar conceptos para lo que percibe fuera de su cuerpo físico, no puede “aprehender” esas experiencias, no puede encontrar las palabras correspondientes. Tampoco puede, como se describió, discernir claramente lo que son alucinaciones que ascienden desde el cuerpo, de lo que son percepciones del entorno más amplio del mundo etérico. Mezcla todo, para hacer todo más difícil aún: en su cuerpo etérico se pueden entrometer los cuerpos etéricos de otros consumidores de LSD. Todos los cuerpos etéricos liberados parcialmente, se entremezclan y confunden, se unifican con el entorno etérico. A pesar de que esa unificación puede generar un sentimiento de felicidad, de comunicación sin palabras, de unidad religiosa, también trae mucha falta de claridad y desconocimiento de lo que está sucediendo. Esa también fue la causa de que muchos consumidores de LSD a principios de la onda del LSD, estaban en la búsqueda de “guías de viaje”, como el “Libro de los Muertos de los tibetanos” y “El libro de los Muertos egipcio”, libros que describen la vida después de la muerte—por lo menos como era hace miles de años—También de ahí se concluye que el LSD realmente lleva al consumidor al dominio de la muerte. Porque en esa área uno se percibe a sí mismo, y eso requiere de orientación y ayuda en forma urgente. Esa ayuda se esperaba encontrar en los libros antiguos mencionados sobre la muerte. Pero volvamos a nuestra pregunta: ¿El consumidor de LSD puede confiar en sus experiencias? ¿Son realmente una fuente de experiencias extrasensoriales, o no es así? Por lo pronto ya se puede afirmar que el consumidor de LSD durante su “viaje” está expuesto a una multiplicidad de percepciones caóticas que se entremezclan, imaginaciones, sentimientos, alucinaciones, etc. , que lo atacan, cuya causa, relación y grado de realidad él no puede evaluar. Estas experiencias no parecen ser una base de conocimiento muy confiable. Pero hay algo más, que en este contexto es de suma importancia, y que ataña a la confiabilidad y grado de realidad de las experiencias de LSD en general. Nuestro cuerpo físico es un organismo espacial, ocupa un espacio, un volumen. Nuestro cuerpo etérico, penetra nuestro cuerpo físico, entre otros fines se ocupa del crecimiento, reproducción, formación de la figura, y procesos de regeneración. Brevemente, para todos los procesos vitales que se desarrollan en el tiempo, es un organismo temporal. Si queremos tener un sentimiento sano, correcto del espacio y del tiempo, es necesario que el cuerpo físico y el cuerpo etérico se “adapten” bien, que “combinen” bien, que el cuerpo físico pueda estar totalmente impregnado del cuerpo etérico. Si alguien toma LSD, la droga separa al cuerpo físico del etérico, lo que

61


indeclinablemente conduce a que el sentimiento sano de espacio y tiempo se pierda en el consumidor de LSD! Albert Hofmann ya hizo esta experiencia durante su primer “LSD-Trip: ”También tuve la sensación de que no avanzaba del lugar con la bicicleta. No obstante mi asistente me dijo posteriormente que anduvimos muy rápido” (...) También van Epen informa de ese tipo de experiencias: “Son dignas de mencionar las perturbaciones respecto a la vivencia del espacio y del tiempo. El espacio en el que se encuentra el consumidor de droga, se percibe distinto. Un sencillo jardín puede parecer un parque de Versailles, una pieza con algunos cuadros en la pared se convierte en una sala de museo. Pero una pieza algo húmeda e incómoda puede tomar, sin problemas, las proporciones de un sotano medieval, provocándole mucho miedo a la persona respectiva... Con el tiempo pasan cosas extrañas, generalmente de modo que el tiempo parece pasar mas lentamente, todo lo que pasa parece tener una duración infinita. A pesar de eso, personas que están bajo el efecto de LSD están en condiciones de estimar bastante bien el tiempo. En el caso de un envenenamiento mayor de LSD se genera a menudo la sensación de que el tiempo se para, lo que puede provocar el sentimiento de lo interminable y eterno. Esos sentimientos pueden conducir al consumidor de LSD a la ocurrencia de que se encuentra “fuera del tiempo” en una especie de “más allá”. Como resultados pueden aparecer sentimientos místicos y religiosos” (...) ¿Cómo se pueden explicar estos cambios drásticos en la percepción del espacio y del tiempo? En primer lugar podemos imaginarnos, en lo que respecta a la vivencia del tiempo, que el consumidor de LSD, ya que su cuerpo etérico como organismo temporal se disuelve parcialmente en el mundo etérico—eso significa en el mundo del tiempo, o mejor dicho en el mar del tiempo, llega a una vivencia de unificación con el tiempo puro, de una vida en un “tiempo sin fin”, una especie de eternidad. A continuación, con vista a la vivencia del tiempo y del espacio, se puede considerar lo que dice Rudolf Steiner en su Geheimwissenschaft im Umriss (Ciencia Oculta); El cuerpo astral y el Yo requieren del cuerpo etérico si no quieren llenarse exclusivamente de sensaciones de alegría y de tristeza, para tener percepciones conscientes. (138) Esto se puede entender bien, porque cuando el cuerpo astral se retira del cuerpo físico y del cuerpo etérico, una vez que la persona se duerme, aparece un estado de falta de conciencia general, o sea, del reposo profundo sin sueño. Ahondaremos el tema cuando abordemos la descripción del efecto de la Marihuana y el Hachís. Pero ya se puede anticipar lo siguiente: para que se generen sensaciones reales, imaginaciones, pensamientos, sentimientos e impulsos volitivos, es necesario que los contenidos perceptivos del cuerpo astral sean reflejados por el cuerpo físico y el cuerpo etérico, los cuales deben estar bien adaptados mutuamente. Con el uso del LSD existen sensaciones, recuerdos, imágenes conscientes, como ya se describió detenidamente, pero los contenidos del cuerpo astral son reflejados por un cuerpo físico y un cuerpo etérico que ya no están más en una relación correcta. Por eso los contenidos no pueden reflejarse en la dimensión espacial y temporal exacta. Para citar

62


nuevamente a Albert Hofmann: “Todo lo que estaba ante mis ojos se tambaleaba y estaba desfigurado como en un espejo torcido” (139) El cuerpo físico y el cuerpo etérico constituyen pues los contenidos del cuerpo astral respecto a la extensión espacial y temporal en forma falsificada; no aparecen en un espejo normal sino en un espejo que distorsiona! Y eso hace tan imprevisible el mundo que percibe el consumidor de LSD. Mediante el alejamiento parcial del cuerpo etérico del cuerpo físico, el consumidor se ve a sí mismo y al mundo a través del espejo, que en parte es un reflejo distorsionado, en el que no pude confiar. Por eso el LSD no puede considerarse una fuente de conocimiento confiable, ni relacionado al autoconocimiento, -de los propios sentimientos y recuerdos—ni al mundo y al cosmos. Eso vale por lo menos en general; a pesar de todo eso puede haber una estimación bastante correcta del espacio y del tiempo, ya que en algunos casos se separó sólo una relativamente pequeña parte del cuerpo etérico, aún existe una unión permanente con el cuerpo físico. De ahí que un reflejo más o menos exacto de los contenidos de conciencia del espacio y del tiempo es posible. Eso explica también la declaración de van Epen, respecto a que, especialmente en leves envenenamientos de LSD, el sentido del tiempo, el pensamiento claro y lógico de algunos consumidores puede permanecer. Pero en general podemos concluir: el mundo interior y exterior que el consumidor de LSD experimenta, a menudo está distorsionado. No puede confiar en sus impresiones. Cuando piensa, de acuerdo a su cuerpo etérico expandido, que puede volar del décimo piso hacia las nubes—ya que él es parte de las nubes, el suelo parece estar tan cercano, entonces se larga a la muerte. Si él piensa que puede cruzar la calle a pesar de un coche que – de acuerdo a su percepción - está a 200 metros de distancia, mientras que en realidad está a 5 metros, entonces eso significa su fin. Por eso vale: ya sea que se trate de percepciones sensuales, experiencias de salidas, imágenes de un lejano pasado, alucinaciones, sinestesias o experiencias de unificación todo está reflejado por los sentidos de un cuerpo etérico que no se ajusta bien a un cuerpo físico: un espejo torcido, un espejo que distorsiona la imagen, en el que no se puede confiar, el mal viaje “bad trip” La imprevisibilidad y falta de confiabilidad de las impresiones sensoriales descriptas, la posibilidad de su distorsión, que puede llegar hasta lo grotesco, las alucinaciones y todo tipo de vivencias inesperadas, sentimientos, etc., que acosan al consumidor de LSD evitando su voluntad conciente, y a los que está entregado, pueden influir de manera muy atemorizante y amenazante. También Albert Hofmann sintió esto, cuando su entorno fue cambiando de manera inquietante, la vecina se convirtió en una bruja maligna, y un demonio se introdujo en él, triunfando sarcásticamente. “Tuve un terrible miedo de haberme vuelto loco, había ingresado en otro mundo, en otros espacios con otro tiempo, mi cuerpo me pareció insensible, sin vida, ajeno. ¿Me estaba muriendo? El pensamiento de tener que abandonar mi trabajo como investigador químico sin haberlo completado, aumentó mi temor y desesperación... Luego de haber tratado de indicar al médico mi estado mortal

63


(supuesto por mí)... volví paulatinamente a la realidad conocida y cotidiana. El susto se fue yendo... (140) Está claro: la experiencia de LSD puede tornarse una experiencia acompañada de susto y panico. En realidad es lógico, ya que el límite que normalmente hay entre el mundo de los sentidos y el mundo etérico, y que protege a los no preparados contra las impresiones avasalladoras de este mundo etérico, ese límite se derriba violentamente por el efecto del LSD. Rudolf Steiner advierte sobre los peligros que acechan cuando se pasa al mundo extrasensorio sin la debida preparación. Uno puede ser dominado por las experiencias de ese mundo. Esas experiencias pueden ingresar en la conciencia física sensoria como imágenes ilusorias y adoptar el carácter de percepciones sensoriales; la consecuencia es que el alma las toma por realidad, aunque en realidad no lo son” (141) Estas ilusiones se basan en la unión de las fuerzas etéricas que se abren al mundo etérico con los sentidos del cuerpo físico. Estas imágenes y alucinaciones que reflejan falsamente el espacio y el tiempo, pueden conducir a intensos sentimientos de miedo y pánico en el consumidor. Ya hemos mencionado algunos ejemplos: “El consumidor de LSD experimenta con terror que se convirtió en una flor, que fue devorado por una espantosa cosa negra, o que una repugnante y maliciosa víbora gigante lo enrolló y devoró—todas imágenes ilusorias, no obstante imágenes reales para el proceso de confluencia de una parte del cuerpo etérico con su entorno: imágenes que pueden conducir a la descripta psicosis de LSD, si no están acompañadas del autoconocimiento insoslayable (al que también pertenece la comprensión del propio cuerpo etérico, del mundo etérico y de los otros miembros del ser junto a sus leyes, fuerzas, contenidos, e interrelaciones), con eso nos referimos a un estado alucinatorio-paranoico de la esquizofrenia, de duración más o menos larga. Agregamos a modo de ilustración un último ejemplo: “De repente vi una gran víbora, me asuste mucho, luego vino otra, que se arrastró sobre mí. ¡Mi Dios! ¿De dónde aparecen estas víboras? Detrás de mi espalda también parecía haber algo. Me di vuelta y vi una víbora a punto de devorarme. Tenía brazos, piernas, una cola larga, la punta era como una lanza ¡Oh Dios! Ahora tengo que morir, pensé. Luego miré en otra dirección y vi un hombre con cuernos, largas uñas, y con una lanza en su mano, saltó en mi dirección y yo me tiré al piso, él erró. Después miré hacia atrás, se disponía nuevamente a atacarme, me pareció que dirigía su lanza hacia mí, nuevamente me tiré al piso, parecía no haber escapatoria...” (142)

        

64


 Sueñosenestadodevigilia  ¿Cómo tenemos que describir la conciencia del consumidor de LSD durante su “viaje”? Una primera característica consiste en que todas las sensaciones se alinean de manera imprevisible. “Yo me convertí en un ángel que volaba graciosamente por el espacio... Cada célula de mi cuerpo estaba alborozada de vibraciones de regocijo. Me convertí en un “kuli” chino... un gordo sultán turco... gusanos de seda... una víbora cobra. Me convertí en un gran relámpago que pasaba aullando por el cielo y cortaba las bellezas de éste.” (143) Stanislav Grof, quien investigó detenidamente los efectos del LSD sobre la psiquis, llegó a la conclusión que no hay una imagen de efecto constante, ni comparando distintos consumidores de LSD, ni comparando distintas borracheras de la misma persona. Él escribe: “Después de haber analizado “más de 3800 anotaciones sobre sesiones de LSD, no encontré ni un único síntoma que fuera un componente absolutamente seguro de todas las sesiones, y que por lo tanto se pudiera considerar como inmutable y constante” (144) Una abundancia imprevisible de experiencias inunda al consumidor, aunque se prepare para el goce del LSD, nunca sabrá de antemano lo que le espera, pueden ser todos los fenómenos mencionados hasta acá, pero cuáles van a ser, en qué orden, con qué duración, y con qué intensidad—eso no se puede predecir. Una segunda característica consiste en que no hay control posible, todas las sensaciones se vuelcan sobre el consumidor y está entregado a ellos, no tiene defensa. Estas dos características, “la imprevisibilidad y el Ser inundado por experiencias”, son peculiares para la conciencia del consumidor de LSD, es como durante el sueño, cuando – a pesar de temas eventualmente característicos para la persona—pasa ante el alma una corriente impredecible de imágenes, sólo que la persona no sueña, está despierta y puede dirigir sus sentidos al mundo exterior. Por eso su conciencia se puede definir como una conciencia extraordinariamente intensa de tipo onírica, pero que se desarrolla en un estado de vigilia: es como estar soñando despierto.

Flashback Al final de nuestras consideraciones sobre el LSD queremos señalar una posible consecuencia del consumo de LSD: el “Flashback”, con este término asociamos una espontánea aparición denominada “Viaje posterior”, que es por así decir el efecto resultante de una o varias experiencias de LSD (sin haber tomado LSD). El Flashback puede aparecer en el momento menos esperado, siempre cuando por diferentes causascansancio, tensión, situaciones parecidas con el LSD-trip, etc—el cuerpo etérico se separa parcialmente del cuerpo físico, lo que tiene como consecuencia que de repente se vuelve a vivir una experiencia de LSD. Es fácil de entender: mediante el efecto del veneno se produce una separación del cuerpo físico y el cuerpo etérico, algunas partes quedan así en forma permanente, esas “fisuras” debilitan la unión, la consecuencia es

65


que a veces sólo se requiere de una ocasión sin demasiada importancia para que el cuerpo etérico sea empujado hacia fuera del cuerpo físico. En algunos adictos de LSD esto tiene un carácter crónico, viven en permanente temor de tener un “flashback”, o de entrar en una psicosis de LSD, damos un ejemplo de: “Pregunten a Alice“ (Fragt mal Alice), el diario de una joven de quince años que es adicta al LSD: “11 de abril. Querido diario, sólo anoto esto porque no lo quiero borrar para siempre de mi memoria, pero estoy tan espantada, que puede parecer menos terrible si lo escribo. Oh, diario, por favor ayúdame, tengo miedo, tengo tanto miedo, que mis manos están húmedas y que realmente tiemblo. Yo supongo que debo haber tenido un flashback, estaba sentado sobre mi cama, planeaba el cumpleaños de mi madre, justamente pensaba qué comprar y quería que fuese una sorpresa, cuando mi espíritu se tornó muy confuso. No lo puedo explicar bien, pero parecía que mi razón retrocedía por cuenta propia y yo no podía hacer nada para detenerlo. La pieza se llenó de humo y yo pensaba que estaba en un lugar donde se consume Hachís, estábamos todos parados y leíamos los avisos sobre artículos usados, todo tipo de sexo imaginable, yo empecé a reír, me sentia muy bien. Yo era la persona más encumbrada, miraba hacia abajo a los otros, todo el mundo estaba formado de extraños rincones y sombras, luego de repente todo se transformó en una película de subterráneo, rodaba muy lenta, la iluminación realmente era espectral, jovenes desnudas bailaban alrededor, amaban a estatuas, recuerdo a una de ellas que pasó su lengua sobre la estatua, ésta cobró vida y se la llevó al pasto alto y azul. Yo no pude ver realmente lo que ocurría, pero evidentemente le hacía el amor, yo me sentí tan sexy que hubiera querido levantarme y seguirlos. Pero posteriormente me acordé que estaba nuevamente en la calle, pedía limosna, todos le decían a los turistas: “Muy amables son ustedes, espero que hoy todavía tengan un lindo orgasmo con vuestro perro” Después tuve la sensación que me moría por falta de aire, me encontraba arriba, en un resplandor que enceguecía, provenientes de luces y fuegos artificiales, todo pasaba en círculo... Yo era una estrella fugaz, un cometa que atravesaba el firmamento e iluminaba el cielo, cuando finalmente volvía a mí misma, estaba desnuda sobre el piso. Aún no lo puedo creer, ¿qué pasa conmigo?, Sólo estaba recostada sobre la cama, reflexionaba sobre el cumpleaños de mi madre, escuchaba discos de música, y bamm!, quizas no fue un flashback, quizás soy una esquizofrénica. A menudo empieza así con adolescentes, cuando pierden el contacto con la realidad, ¿o no, sea como fuere, estoy totalmente confundida, ni siquiera tengo el control sobre mi espíritu. Las palabras que escribí cuando estuve ausente, son sólo pequeñas líneas torcidas con un montón de signos sucios y símbolos entremedio. Oh, ¿Qué debería hacer?, Necesito a alguien con quien hablar, realmente lo necesito de manera imperiosa. Oh Dios, ayúdame, estoy tan miedosa, tan fría, tan sola, sólo te tengo a ti diario, tú y yo, qué pareja. Más tarde: hice algunos ejercicios matemáticos e incluso leí algunas páginas, por lo menos todavía puedo leer, aprendí algunas líneas de memoria, mi razón parece funcionar bastante bien ahora. También hice algunos ejercicios de gimnasia y creo que tengo control sobre mi cuerpo, pero quisiera tener a alguien con quien hablar, alguien

66


que sepa lo que pasa y que va a pasar, pero no tengo a nadie, por eso tengo que olvidar este asunto. Olvidar, olvidar, olvidar y no volver la vista atrás, me seguiré ocupando de la fiesta de mamá, tal vez pueda conseguir que Tim y Alexa después de la escuela vayan con mamá a una función temprana de cine, entonces pueda preparar una deliciosa comida, para cuando vuelvan a casa. Por favor, Dios, déjame olvidar, no dejes que vuelva a ocurrir, por favor, por favor” (145)

Otrosmediosde“viaje”(trip)parecidosalLSD En esta sección podemos ser breves, ya que el efecto de los “medios emparentados” con el LSD, en general es el mismo que con el LSD puro, si bien hay algunas diferencias entre las distintas sustancias, sobre todo con respecto a la intensidad, la forma y la duración de los síntomas, se trata sin excepción de sustancias tóxicas, en parte de origen vegetal, en parte de origen total o parcialmente sintético. Los medios más importantes de tipo vegetal son los “Hongos Psilocibina” (de América Central), de los “Hongos Oronja” (que crecen en Europa, América del Norte, Siberia, Manchuria) y el “Cactus Peyote” al que encontramos en Norteamérica y México. Este último contiene el principio activo Mezcalina, la que también puede ser producida sintéticamente, para una dosis efectiva se requiere más o menos mil veces más que de lo que se requiere para un LSD-Trip. Sustancias compuestas químicamente son entre otros STP, DMT, PCP “Polvo de Ángel”(Angel Dust”), Mezcalina y MDA ( Véase el capítulo 10) Ni de lejos todos estos medios de “viaje” tienen el efecto intenso del LSD, se puede hallar más informacion en el libro brillantemente ilustrado sobre las plantas alucinógenas del mundo, de Albert Hofmann y Richard Schultes: Pflanzen der Götter. Die magischen Kräfte der Rausch- und Giftgewächse (“Plantas de los dioses. Las fuerzas mágicas de las plantas venenosas y de borrachera”) Entre las sustancias puramente vegetales aptas para “viajes”, el efecto del Peyote y Psilocibina es prácticamente idéntico al efecto del LSD.

67


5. MarihuanayHachís 

La Marihuana y el Hachís provienen de ejemplares hembras del cáñamo (Cannabis Sativa), que aparece en muchas partes de la Tierra. La planta tiene un ciclo de germinación, formación de hoja, flor, fruto y semilla de un año (desde primavera hasta otoño), las fibras del tallo, sobre todo de los ejemplares masculinos, se usan desde siglos para la fabricación de papel, hilo, tela de velamen, los ejemplares femeninos proporcionan semillas, (las cuales gustan mucho a los pájaros), también la Marihuana y el Hachís—sustancias que despertaron el interés de muchos pueblos desde hace mucho tiempo por sus propiedades capaces de alterar la conciencia. La Cannabis Sativa es una planta de crecimiento abundante que tiende hacia arriba, según el suelo y el clima alcanza una altura entre 1 metro y 5,5 metros. El tallo grueso y hueco tiene muchas ramificaciones con hojas compuestas: cada hoja consiste de un número impar de hojitas finitas en forma de lanceta, que se abren en forma de abanico, todas las hojas están cubiertas con glándulas en forma de pelos que segregan una sustancia resinosa y pegajosa, ésta se vierte sobre el tallo, las hojas y los pétalos de las flores, formando una película que protege a la planta para que no se seque. Cuánto más alto se encuentran las hojas en la planta, más resina segregan. Durante el período de floración de las plantas femeninas, la producción de resina llega al máximo: sus puntas—junto a todas las flores y hojas—están pegajosas y pesadas por la resina. Esa resina es la sustancia básica para la Marihuana y el Hachís, contiene sustancias tóxicas que efectúan transformaciones en la conciencia humana, entre otras la así llamada THC (Tetrahydrocannabinole), que resultan ser los principales causantes de esa transformación de la conciencia (146) Pero también otros componentes de esa resina (así por ejemplo un ácido que tiene un efecto narcotizante), pueden contribuir a ese efecto transformador de la conciencia (147) La Marihuana no es otra cosa que la planta seca pulverizada, las mejores clases son las puntas ricas en resina de las plantas femeninas florecientes (148), el Hachís es la resina, que puede ser obtenida de distintas formas. Un método posible es el siguiente: “Cuando la planta está lo suficientemente seca, la resina se torna como el talco, que puede ser volcado sobre telas u obtenido mediante el rallado de las puntas de las plantas entre dos paños, este procedimiento se reitera varias veces, pero la sustancia (la resina) que cae la primera vez, se considera como de mejor calidad. Semillas y hojitas que se entremetieron, se sacan, y mediante un colador, se retiran otras impurezas (arena), ese talco se pega cuando se lo golpea, se lo envasa en sobres, se lo

68


amasa formando pequeñas bolas o se lo presiona haciendo láminas. Todo fabricante que se aprecia a sí mismo le impregna como una especie de signo de marca, un sello” (149) De esta manera se obtiene Hachís (resina) de calidad bastante pura, un método de obtención de Hachís más puro lo describe O’Shaughnessy, quien observó la cosecha desde la proximidad en la India: “Durante los períodos cálidos del año pasan hombres vestidos de cuero caminando o corriendo por los campos de cáñamo, los mismos tratan de tener el mayor contacto posible con las plantas, después de esa caminata o corrida, la resina que quedó pegada en el cuero puede ser raspada con cuchillos y amasada formando bolitas” (150) Hay distintas técnicas para la obtención del Hachís, de acuerdo a las costumbres lugareñas, el suelo, la situación climática, actualmente hay clases conocidas como “Turco verde”, “Libanés rojo”, “Negro afgano”, “Pakistaní marrón oscuro”, etc. Los mismos se pueden diferenciar entre sí respecto a su pureza y contenido de THC (nombre común del Tetrahydrocannabinole), así por ejemplo en 1982 el contenido de THC de las partidas del Líbano, de Pakistán y de India varió entre 1 y 8 % (151) La Marihuana (“Pasto del Congo”, “ Pasto de Kenia” “Bhang Indú”, etc.) en general contenía entre el 0,5 y el 5 % de THC. En 1992 el contenido de THC de Marihuana extranjero Hachís, según fuentes del Centro de Servicio de Información sobre Investigaciones (CRI), varió entre el 0,5 y 14% (152) Cuanto más sol y calor recibe la planta de cáñamo, más resina segrega, en regiones cálidas y secas la resina fluye abundantemente de las glándulas hinchadas, protegiendo a la planta para que no se seque, en zonas templadas, más frías, con poca luz solar y más lluvia, la planta segrega menos resina. De ahí que allí la planta sirve más como fuente de fibras y semillas que para la obtención de Marihuana y Hachís. La luz solar y el calor no sólo determinan la cantidad de resina que se segrega, sino que también determina la concentración de THC en esa resina, en zonas más templadas (por ejemplo en Europa Central y Europa occidental), la concentración de THC, en la resina también reducida, por lo tanto es mucho menor (menos que 0,3%) que en zonas cálidas y secas, a menos que las plantas se cultiven bajo condiciones artificiales (en viveros bien luminosos y cálidos, en la pieza doméstica, etc.), entonces el contenido de THC del Cáñamo puede subir hasta el 10-15%, según algunas fuentes, inclusive hasta el 27% (153) Cuando la resina pesada, pegajosa se purifica y se separa de otras partes de la planta, se elabora y se vende, entonces el consumidor de Hachís tiene la mejor calidad en sus manos, generalmente lo disfrutará fumando, eventualmente mezclado con tabaco, también es posible comer Hachís, ya sea en forma pura u horneado, por ejemplo como torta, o bien se lo puede desmigajar en bebidas. La Marihuana en los países occidentales casi siempre se fuma, eventualmente se mezcla con el tabaco. Pero también se lo puede masticar, o, como sucede a menudo en la India, se la prepara como infusión y se la toma como té. En un estudio de las Naciones Unidas de 1950 se calcula que mundialmente hay más de 200 millones de consumidores entre la Marihuana y el Hachís, de los cuales la mayoría viven en Asia y África.

69


En comparación: el número de dependientes del alcohol en ese año se calculó en más de 20 millones de personas, el número de bebedores no dependientes del alcohol en el mundo, en alrededor de mil millones de personas. Como desde 1950 el consumo de Hachís y Marihuana en el mundo occidental ha aumentado mucho, se puede suponer, que esta droga se convirtió en uno de los medios más usados en el mundo para alterar la conciencia, uno se puede preguntar cómo fue posible esto. ¿Cómo se emplearon la Marihuana y el Hachís en el transcurso de la historia humana?

HistoriadelaMarihuanaydelHachís Es muy probable que el lugar de origen de la planta Cannabis, que pertenece a las más antiguas plantas de cultivo de la humanidad, se encuentre en el altiplano de Asia Central, de allí pasó a China, donde se pudo comprobar la existencia de fibras de cáñamo por el año 4000 AC. En el año 2737 AC, encontramos Cannabis por primera vez en la literatura: el Emperador chino Shen-Nung recomienda la planta como remedio contra todo tipo de malestares como beriberi, constipación, reuma, malaria, amenorrea, dolores reumáticos, gota y falta de concentración (!), En el Atharveda (siglo 20 a siglo 14 AC) se dice de la planta, que es fuente de “felicidad y regocijo”, se la denomina “sustancia para reír”. La utilización como medio para alterar la conciencia, con el fin de entrar en contacto con el mundo invisible, no obstante, parece haber tenido un rol menor, en el caso donde eso sucedía intervenía la guía de un chamán. Así vemos que un sacerdote taoísta del siglo V AC escribe que la Cannabis Sativa es usada por “conjuradores de espíritus, en combinación con Ginseng, para revelar acontecimientos futuros “ (154), sin embargo no se hizo popular como medio para alterar la conciencia. En escrituras chinas de aproximadamente ese tiempo, el signo para Cannabis Sativa (“Ma”), tiene un acento “negativo” que indica propiedades narcotizantes, también se le dio el apodo de “Liberador del pecado”, pero fue desapareciendo paulatinamente de la cultura china. Cuando los europeos alrededor del año 1000 DC visitaron China, ya no encontraron ningún vestigio de Marihuana como medio de borrachera. Además de China, el cáñamo se difundió de Asia Central al Occidente: a partir de 1500 AC el pueblo de jinetes escitas llevó esta planta a Persia y a la Mesopotamia, de allí las semillas de la planta pudieron llegar hasta la India a través de las corrientes de tribus persas. Así aparece el cáñamo en la cultura hindú, donde se creía que la planta había sido mandada por el mundo divino para generar en la gente un estado de éxtasis en el que se pudiese producir un contacto con el mundo divino— para regalarles valor y una pasión sexual más intensa. “La Cannabis Sativa surgió como néctar o maná del cielo” dice una tradición hindú (155) De acuerdo a otra tradición los Dioses con ayuda de demonios obtuvieron “Amrita“ del océano de leche, una de las bebidas así creadas con la Marihuana. Fue consagrada a Shiva y fue la bebida preferida de India. Posteriormente los demonios trataron de apoderarse de “Amrita”, pero los Dioses lograron evitarlo. En memoria a su victoria le dieron a la Cannabis Sativa el nombre Vijaya (Victoria)” (156), desde entonces este

70


“regalo de los dioses” es impensable la cultura hindú sin dicho regalo. Por un lado se lo emplea como remedio (mencionado cerca de 800 AC en la literatura), por el otro lado se lo considera un santificado mediador entre los dioses y los seres humanos. También en Tibet y en la cordillera Himalaya se veneró a dicha planta, de acuerdo a una transmisión del Budismo Mahayana, Buda habría vivido de una sola semilla de cáñamo por día durante los seis niveles de ascesis que condujeron a su iluminación. (La semilla del cáñamo es muy nutritiva, no contiene propiedades que alteran la conciencia) En toda la India se veneraba a la Marihuana, “Bhang” (Marihuana secada con condimentos) era tan sagrada, que se creía que alejaba a las malas influencias, traía suerte, y purificaba al ser humano de sus pecados. Se hacían juramentos sagrados sobre este cáñamo, y la gente estaba convenciada que cualquiera que pisoteaba las hojas de esta planta sagrada, sería dañado o sufriría un gran infortunio (157) Alrededor del año 1000 DC el consumo de Cannabis en la India era tan popular que formaba parte de la vida cotidiana y había ingresado en la religión del pueblo. Esto no cambió en los siglos posteriores, así, por ejemplo, en el siglo XVIII se le daba Hachís a los jóvenes sacerdotes en la ocasión de grandes fiestas, como la fiesta de Vishnu. En la borrachera ellos veían el semblante de Dios y tenían el don de la profecía. Otro ejemplo: durante las fiestas en honor a la sangrienta diosa Kali se le daba a las víctimas una bebida que contenía Hachís, y luego se los empujaba bajo las enormes ruedas del coche lujoso sobre el que tronaba la estatua de la diosa. Otras personas, en plena borrachera, se tiraban ante las patas de los elefantes sagrados, se dejaban pisotear, de acuerdo a una estimación del año 1806, el número de víctimas durante estas fiestas, anualmente llegaba a 20.000 (158) En el año 1894 apareció el informe de más de 3.000 páginas de la “Comisión Hindú del Cáñamo”, un proyecto de investigación pedido por los ingleses para dilucidar los posibles perjuicios del consumo de Cannabis en la India, ese informe también contiene una selección de la literatura hindú sobre el cáñamo, citamos a algunas: “Para el hindú la planta de cáñamo es sagrada... Soñar con las hojas o el jugo de la planta, es considerado un signo promisorio... La misma cura disentería, insolación, actúa disolviendo la mucosidad, acelera la digestión, estimula el apetito, libera la lengua a quien tiene dificultades para hablar, agudiza el intelecto, le da energía al cuerpo, y alegra el alma. Éstos son efectos útiles y necesarios para cuyo fin el Todopoderoso en su bondad creó el Bhang... En el éxtasis del Bhang, la chispa divina echa luz sobre la oscuridad de la materia... Bhang es el donante de alegría, el levantador del cielo, el compañero de camino celestial, el cielo del pobre, el matador de la tristeza... En Benares, Ujjain y otros lugares sagrados los Yoghis, Bairahis y Sanyassins respiran Bhang, porque entonces ellos pueden concentrar sus pensamientos en lo Eterno... Con la ayuda de “Bhang” los ascetas pueden estar varios días sin comer ni beber. Con su auxilio muchas familias hindúes pasaron sanos y salvos a través de la miseria del hambre. Una prohibición, o la drástica reducción del uso de una hierba, que es tan sagrada, sana como el cáñamo, provocaría el sufrimiento, el enojo y la furia de grandes grupos de Santos ascetas, le robaría al pueblo el consuelo en tiempos difíciles,

71


la posibilidad de sanarse cuando está enfermo, como también le quitaría el guardián que los protege de los ataques de influencias malignas.” (159) Hasta aquí esta impresión de la cultura hindú hasta fines del siglo XIX. Por eso no sorprende, el uso de la Cannabis Sativa como medicina, que al mismo tiempo era usada como droga tóxica y hasta el día de hoy está muy difundida. El gobierno hindú se niega a poner en práctica la prohibición del Hachís y la Marihuana por parte de la Organización Mundial de la Salud, de todos modos el gobierno controla el cultivo y la propagación de la droga. Pero volvamos a Persia y Mesopotamia de la época de 1500 AC, no sólo a la India, también al oeste se distribuyó el Cáñamo de allí, los escitas trajeron la planta a Europa. De esta manera la clásica Antigüedad conoció la Marihuana, Heródoto (484424 AC) describió el ritual de purificación por medio del cual los escitas en las ceremonias de los entierros entraban en éxtasis: “Levantan una carpa con tres varas clavadas en la tierra a los que cubren con pieles de lana; en el interior de la carpa se coloca una bandeja sobre el piso en la que colocan una cantidad de piedras incandescentes sobre las que echan semillas de cáñamo, enseguida empieza a salir humo; lo que se genera no puede superarlo ningún baño de vapor griego, los escitas encantados gritan de placer (provocado por el vapor inhalado, RD.), “Ellos reemplazan el baño de agua (ya que nunca lavan su cuerpo, bajo ninguna circunstancia)” (160) Además Heródoto informa de un pueblo que vive junto al río Araxes, que durante ciertas ceremonias tira una hierba al fuego e inhala el humo, de esa inhalación las personas se emborracharían tanto como los griegos con el vino. Los griegos y luego también los romanos—que utilizaban el cáñamo sobre todo para la fabricación de sogas, velas, y prendas de vestir—el efecto alterador de la conciencia de la planta no obstante era bien conocido, Demócrito relata que la Cannabis Sativa se bebía en ocasiones especiales junto con vino y mirra, para provocar visiones. En Tebas se elaboraba el cáñamo para producir una bebida que tenía un efecto parecido al Opio. Un médico llamado Galeno narra que alrededor de 200 DC el cáñamo a veces se preparaba como una especie de postre dulce que se disfrutaba con una bebida dulce para lograr un clima distendido y placentero después de la comida, pero no podemos saber con certeza si también tuvo su lugar como droga en los misterios y oráculos. No obstante en excavaciones de 1975, bajo las ruinas de los oráculos de los muertos en Ephyra, en el norte de Grecia, se encontraron numerosos conglomerados de Hachís. Ya mencionamos en el Capítulo 2, que las drogas en los oráculos y durante los procesos de iniciación ocupaban un lugar muy importante. Pero no sabemos con certeza, si entre las drogas utilizadas figuraban la Marihuana y el Hachís, hay que dejarlo en suspenso. A la floreciente cultura árabe se integró el uso de la Marihuana y el Hachís de manera creciente. Vemos como en la literatura árabe se alaba el goce del Hachís en muchos escritos, como en los cuentos de “Las mil y una noches”, que prácticamente parecen impregnadas del dulce aroma del Hachís, pero también hubo peligro de abuso: ya alrededor del VIII siglo DC el goce del Hachís se castigaba severamente, a lo sumo en el siglo X se sumaron medidas contra el consumo excesivo de dicha droga, en otros lugares.

72


Aproximadamente desde la Primer Cruzada (1099 DC), la droga aparece en otro contexto: se la usó en la sociedad secreta de asesinos fundada por Al-Hasan-ibn-alSabbah (1124 DC), Hasan había creado una orden religiosa-terrorista delante de su fortaleza Alamut, esta organización sembraba terror entre los caballeros cristianos de la Cruzada y la población árabe de todo el entorno (Palestina, Siria, Irak, Persia). Para agrandar su zona de influencia, Hasan hizo liquidar mediante atentados a distintos opositores, estos asesinatos fueron realizados bajo peligro de muerte por los “Fidawis”, que ocupaban el último rango de la organización, que realizaban los atentados como una especie de comando suicida. Cómo se llegó a eso lo narra Marco Polo que visitó la fortaleza Alamut en 1271 o 1272 DC, después de haber descrito el jardín paradisíaco con el elegante pabellón instalado por Hasan, Marco Polo continúa: “Nadie tenía acceso al jardín a excepción de los que estaban destinados a ser asesinos, en la entrada había un castillo lo suficientemente fuerte para resistir a todo el mundo, y no había otro camino para llegar al jardín. En su corte tenía una serie de jóvenes de edad entre doce a veinte años, que habían encontrado gusto en la actividad militar..., éstos estaban autorizados a ingresar en el jardín en grupos de cuatro, seis o diez, luego de haber tomado cierta bebida, a causa de la cual caían en un sueño profundo (según la tradición la bebida contenía un Hachís fuerte), luego los hacía llevar al jardín, cuando posteriormente despertaban en ese lugar encantador, pensaban que estaban en el mismo paraíso. Las damas y doncellas los mimaban y acariciaban a gusto... Cuando el viejo Hasan quería hacer asesinar a un príncipe, le decía a uno de los jóvenes: anda y asesina a éste o aquél; cuando vuelvas, mis ángeles te conducirán al paraíso, si llegaras a morir, igualmente enviaré a mis ángeles para que te lleven al paraíso” (161) La orden existió de 1090 hasta 1257 DC, en este último año los Mongoles invadieron el reino de los Asesinos y destruyeron a esta hermandad secreta, los sucesores de los asesinos se distribuyeron en Siria del norte, Irán, Sansibar, sobre todo en la India, donde se llaman Thojas y Mowlas. Su jefe espiritual recibe el nombre de séptimo Imán, y es conocido en el resto del mundo como Agha Khan. Un recuerdo del rol que tenía el Hachís dentro de esta hermandad, es el nombre que los cruzados dieron a los integrantes de la orden: Haschischin (Protectores del Hachís), de esa palabra derivó el término Assassin. Incluso el carácter asesino de la antigua orden se preservó en el idioma francés: “Asesino” aún hoy en francés se dice “Assassin” Volvamos al mundo árabe, a pesar de muchas prohibiciones y amenazas de severos castigos no se consiguió terminar con el uso de la droga, el consumo de Hachís siguió siendo para muchos, una parte importante de la vida diaria. Lo mismo sucedía en Egipto, Martín Schouten da cuenta que alrededor del año 1402 DC un reformador puritano ordenó eliminar todo el cáñamo del Jardín Dschoneina (un jardín de diversión, en el que las mujeres que trabajaban allí, para su placer cultivaban cáñamo, luego ofrecían los productos derivados del mismo a sus clientes) Para reforzar la prohibición, se ordenó que se le arrancaran los dientes sin perdón a toda aquella doncella, que poseyera “Ganja” (pétalos secos de la planta de cultivo)

73


A pesar de eso - así narra el cronista-, en el interín de pocos años el consumo fue mayor que nunca “ (162) De Egipto, la droga pasó a los países africanos del norte a África Central yOriental, donde los Hotentotes, Bosquimanos, Pigmeos y muchos otros pueblos aprendieron a usar este medio de borrachera, que tenía un rol importante en ceremonias y rituales. Así describe Hofmann y Schultes, como las tribus del Congo despertaron a la vida a un viejo culto Riamba, elevando al Cáñamo a la altura de un Dios protector de males físicos y espirituales, que ocupaba el lugar de los antiguos fetiches y símbolos. Además, los acuerdos se sellaban con pequeñas nubes de humo que subían de pipas de calabaza acuática. (163) Desde África, la práctica del uso interno del Cáñamo, según algunos historiadores, fue llevada por esclavos negros a América, donde encontró un suelo fértil, ya que la planta había sido introducida por los españoles para la fabricación de sogas, velas y vestimenta. Hubo cultivos de Cáñamo, entre otros, desde 1545 en Chile y desde 1554 en Perú. Otros investigadores, por el contrario, sostienen que tanto la Cannabis Sativa, como su empleo religioso-ritual ya existió en América antes de Colón, ya los Aztecas de América Central y las tribus indígenas norteamericanas la habrían usado en sus ceremonias religiosas. En el año 1611 en la proximidad de Jamestown (actualmente EEUU) los ingleses plantaron por primera vez Cáñamo con objetivos marítimos (para la confección de sogas y velas), posteriormente la plantación de llegó a ser un factor importante para la industria textil, todavía no se hablaba del uso como droga. Pero esto habría de cambiar en el transcurso del siglo XIX, cuando un grupo de médicos, escritores y artistas, entre otros Lewis Carroll, John Stuart Mill, y William James, empezaron a experimentar con Marihuana y Hachís, no obstante el uso quedó restringido a un grupo pequeño, hasta que en el primer cuarto del siglo XX, trabajadores mexicanos invitados introdujeron la Marihuana en el sur de los Estados Unidos. La Marihuana en aquel tiempo era más barata que el alcohol, cuando en el año 1920 se decretó una prohibición general de alcohol, el consumo de Marihuana creció en aquella parte de la población que trabajaba en forma conjunta con los mexicanos (negros, trabajadores blancos sin experiencia, marinos, etc.) New Orleans era el centro donde se adoptó el uso de fumar Marihuana de los mexicanos, en el año 1926, de acuerdo a informes de periódicos, toda la ciudad, desde los bajos fondos hasta la elite social, desde los lugares de diversión hasta las escuelas, eran adictos a la Marihuana. Desde New Orleans el consumo de la droga se difunde por la tribulación de los buques del Mississipi en dirección al Oeste medio, y al norte de los Estados Unidos. En 1921 ya se fumaba Marihuana en Nueva York, en al año 1930, en todo EEUU prácticamente no había ciudad en el que no se fumara la droga. No obstante el consumo se limitó al principio al así llamado nivel más bajo de la población, y al ambiente artístico, lugares importantes en este sentido eran los ghetos de negros de las grandes ciudades. La música de Jazz le cantaba a la droga: “Muggles” (Louis Armstrong, 1928), “Chant of weed” (Don Redman, 1931), “Sweet Marihuana Brown” (Barney Bigard, 1945), “Stoned” (Wardell Gray, 1948). En 1937 la comercialización de la Marihuana y la posesión mediante “Marihuana –Tax-Act”, la ley del impuesto a la

74


Marihuana, se hizo prácticamente imposible—tal vez por la presión de la industria de bebidas, debido a que el alcohol desde 1933 ya era legal. Se impuso un impuesto extremadamente alto sobre la compra de Marihuana: 100 dólares por onza (28 g), aquel que no pagaba, era multado con hasta 2000 dólares, recibía hasta cinco años de cárcel. Pero a pesar de una campaña intensiva en todo el país, y la destrucción de miles de toneladas de Marihuana, el consumo siguió aumentando durante los años cuarenta y cincuenta, hasta que pasando por los músicos de Jazz, artistas blancos, e intelectuales en el transcurso de los años sesenta alcanzó a estudiantes y adolescentes, de esta manera el consumo aumentó de manera prácticamente explosiva. El poeta norteamericano Allen Ginsberg escribió en 1966: “Los más importantes poetas, pintores, músicos, productores de cine, escultores, actores, cantores y publicistas en América e Inglaterra desde años fuman Marihuana. Yo estuve “high” (drogado) junto a la mayoría de los poetas de los cuales se incluyó un aporte en la antología Don Allen de poesía norteamericana reciente entre 1945- 1960, en los años posteriores a su aparición, he tomado una taza de café y fumado un cigarrillo de Marihuana con distintos poetas académicos concurrentes a la Antología Hall-PackSimpson. No se puede dar apertura a una exposición en París, Londres, New York, o Wichita, sin que se huela el olor a incienso de Marihuana, cuando se abre la puerta del baño de damas” (164) A fines de los años sesenta se estimaba que más de un tercio de todos los estudiantes universitarios, así como centenares de miles de alumnos de escuelas superiores, habrían fumado Marihuana y Hachís, también numerosos militares norteamericanos en Vietnam consumían regularmente Cannabis. Fue, junto al LSD, la droga del movimiento hippie, el consumo adquirió una extensión epidémica, en el año 1986 durante un Congreso en San Francisco incluso se habló de un crecimiento explosivo del número de adictos a la Marihuana y el Hachís. Esto se refería sobre todo a personas jóvenes, cuyos padres eran por así decir “consumidores sociales” de Cannabis Sativa —la “segunda generación” de consumidores de Marihuana y Hachís... Por último echemos una mirada al desarrollo histórico en Europa, desde la introducción por parte de los escitas, la Cannabis Sativa no tuvo un rol importante hasta mediados del siglo XIX como medio para alterar la conciencia. Ciertamente la planta fue usada posiblemente en distintos “ungüentos de brujas” del Medioevo tardío. Como materia prima para fibra textil el cáñamo desde la época greco-romana fue muy popular. Desde el tercer siglo AC la planta fue cultivada en Galicia porque las fibras allí eran más fuertes por el clima del lugar, desde allí fue transportado a países situados más al sur. También se menciona a la Cannabis Sativa como remedio, aunque se sabía el peligro que involucraba: “Recolectores de hierbas medievales distinguían entre “cáñamo cultivado” y cáñamo de “menor valor”, recomendaban a este último para tumores, problemas de gota, y otros tumores duros, al primero contra toda una serie de enfermedades, desde la tos hasta la ictericia. Sin embargo advertían sobre el peligro de tomar demasiada cantidad de esta droga, ya que podía conducir a la esterilidad; en los hombres “diseca la semilla”, en las mujeres, “ seca la leche de sus pechos” (165) En escritos médicos del siglo XVII y XVIII se menciona repetidas

75


veces el Cáñamo, así por ejemplo como remedio útil, que sin embargo “llena la cabeza con vapor” (“The New London Dispensaroty, 1682), como” preparado que provoca alegría” (Alexander, 1763) No obstante no se puede hablar de un uso de envergadura, ya sea de tipo médico o de otra clase (166) Pero esto cambiaría, en forma análoga a los EEUU, en el transcurso del siglo XIX, porque en aquel entonces, probablemente a través de los soldados de la armada napoleónica, el Hachís se introdujo de Egipto a Europa. Cuando además los médicos O’Shoughnessy, Aubert-Roche, y Moreau de Tours investigaron el uso de la droga en India y en los estados Unidos—Moreau de Tours escribe en 1845 una obra fundamental sobre el tema: Du Haschisch et de L’Aliénation Mentale-, el interés creció paulatinamente. Al principio la gente se entusiasmó con el efecto tranquilizante y narcotizante del Hachís. Más tarde se ponderó a la Cannabis Sativa como remedio contra muchos sufrimientos de diversa índole: durante la segunda mitad del siglo XIX en casi cualquier farmacia se podía conseguir un extracto. Las investigaciones de Moreau de Tour también suscitaron el interés en los artistas parisinos y poetas, ellos crearon el “Club des Hachischins” y se encontraban en el Hotel Pimodan, ubicado en el Barrio Latino, para experimentar allí con la droga. Escritores como Charles Baudelaire, Théophile Gautier, Arthur Rimbaud y Gérard de Nerval más tarde describieron sus experiencia, llegó a conocerse sobre todo “Los Paraísos artificiales” (Les paradis artificiels) de Baudelaire, a pesar de esto, el uso quedó restringido a este círculo de artistas. Si descartamos al sur de Rusia, de donde se importó la droga del Cercano Oriente y de Grecia ( por las extensas plantaciones de cáñamo) en el tiempo de la Primera Guerra Mundial se consumió bastante, hasta que ésta se prohibió en 1920, esta prohibición realmente tuvo vigencia en 1936, no encontrantrándose consumo de Marihuana y Hachís en Europa hasta la Segunda Guerra Mundial. Luego la planta paulatinamente también penetra hasta allí, inmigrantes de todos los países en los que el consumo de Hachís y Marihuana a menudo es una parte de la cultura, llevan sus costumbres a Europa: Jamaiquinos y Africanos a Inglaterra, gente de Surinam a los Países Bajos, Africanos a Francia. El interés se limita, además de estos grupos, a los músicos de jazz, los cuales tuvieron contacto con la droga a través de sus colegas norteamericanos, en círculos de artistas, que los adoptan de estos grupos. Recién hacia fines de los años cincuenta, el consumo se expande paulatinamente a grupos juveniles, en el transcurso de los años sesenta vemos, igual que en los Estados Unidos, como el consumo sube en forma explosiva. Hippies, estudiantes, alumnos superiores, gente joven en formación y otros, (mayoritariamente) gente joven adoptan el consumo de Hachís de acuerdo a su modo de comportamiento, primeramente como medio de expandir la conciencia, luego como medio de placer, así también como medicina contra inquietud, soledad y vacío. Algunas cifras pueden ilustrar esto, la cantidad incautada de Cannabis Sativa en Alemania Occidental en 1968 fue de 380 Kg, en 1979 de 6.407 Kg, en toda Alemania durante 1990 de 13.640 Kg, en 2001 de 8.942 Kg, En los Países Bajos, como centro comercial europeo en el año 1972 de 2.315 Kg, en 1979 de 17.919 Kg, en 1988 de 68.238 Kg, en 1990 de 109.752 Kg, y en 2001 de 33.419 Kg, (En Alemania se parte del

76


supuesto que ¡la cantidad ilegal de Hachís es diez veces mayor que la incautada!) En los Países Bajos la cifra de consumidores de Marihuana en el año 1988 se estimó en medio millón, la droga se puede conseguir en cafeterías, discotecas, centros juveniles, etc., aquel que la busca, la conseguirá sin problemas, y puede usarla sin entrar en infracción. Resumiendo podemos decir que el consumo de Marihuana y Hachís, que se preservó en el mundo árabe, Asia, África, como así también en América del Sur y América Central hasta hoy en día, sobre la base del crecimiento explosivo, sobre todo en el mundo occidental, llegó a una altura que no había alcanzado nunca. La Marihuana es sin duda la droga más usada en el mundo. Este medio de borrachera oriundo del Este se ha ganado un lugar seguro entre muchas personas jóvenes, dentro del arsenal de los medios de alterar la conciencia, sobre los que pueden disponer. Los porcentajes de los jóvenes de dieciocho años, que alguna vez tomaron Cannabis en los Estados Unidos se ilustran así: en 1975 de 47%; en 1980 de 60 %; en 1987 de 50%. Del mismo estudio, publicado en 1987, se desprende que el 4% de los norteamericanos de dieciocho años usan veinte veces o más la Marihuana durante un mes (178) En Alemania el 20% de los alemanes del oeste y el 10% de los alemanes del este tienen experiencia con la Marihúna, actualmente el 6% consume Hachís o Marihuana en los viejos países de la alianza y el 5% en los nuevos países de la alianza (168)

ElefectodelaMarihuanaydelHachís.  Una descripción del efecto de la Marihuana y del Hachís sobre el Ser y las partes del organismo humano, no es para nada fácil, ya que la Cannabis Sativa tiene una amplia gama de efectos posibles. Por un lado tiene propiedades alucinógenas, por el otro, efectos narcotizantes y adormecedores; además se la puede usar (esto vale principalmente para la Marihuana), como medio ligeramente estimulante. Como estos efectos durante el consumo pueden alternar y superponerse, es difícil predecir cómo va a ser el efecto del Hachís y la Marihuana en el caso respectivo. Las diversas clases de Cannabis Sativa, además se diferencian en su efecto principal, así por ejemplo la resina secada, y las puntas de la planta norteafricana, en general actúa más bien en forma estimulante, mientras que el Hachís afgano-nepalés tiene para muchos un efecto más alucinatorio y pasivo. También incide el contenido diferenciado de THC de los distintos productos de la Cannabis Sativa, lo que también contribuye a distintas experiencias intensivas. En síntesis la droga le ofrece al consumidor -dentro de la escala de efectos que vamos a exponer— diferentes posibilidades con respecto al tipo y a la intensidad de la experiencia. Por eso el consumidor rutinario tratará de comprar aquellas clases y cualidades, que, de acuerdo a su efecto, le complacen más, algunos prefieren el “Libanés rojo”, otros preferirán el “Afgano negro”, también hay quienes prefieren “Kif”, etc. A pesar de estas diferencias de los efectos específicos trataremos de brindar una imagen panorámica del efecto de la Cannabis Sativa sobre los distintos miembros del ser del organismo humano. Con tal fin tenemos que estudiar en primer lugar, a qué parte del cuerpo humano llegan los componentes activos de la Cannabis Sativa (especialmente el THC) A través

77


de numerosas pruebas científicas en el ser humano y en animales—en los cuales se usó, entre otros, THC marcado radiativamente —se descubrió que esos componentes efectivos, a pesar de las diferencias individuales, van al cerebro. Así por ejemplo se encontró, en el caso de monos, después de una hora de haberle suministrado THC marcado radiactivamente, una alta concentración, especialmente en la corteza cerebral y los ganglios basales (...). Allí se encuentran sobre todo aquellos centros relacionados con los sentimientos de placer, displacer, etc. Al mismo tiempo los componentes efectivos de la Marihúana llegan al sistema rítmico del ser humano, con eso nos referimos a aquellas partes del organismo humano, que están en continuo movimiento rítmico, los pulmones (respiración), el corazón con su circuito sanguíneo. Las sustancias venenosas de la Marihuana y el Hachís—este último, prácticamente siempre es fumado—llegan en primer lugar a los pulmones, desde allí encuentran su camino al corazón y al sistema sanguíneo, para difundirse luego en todo el cuerpo. En los pulmones el THC expande los bronquios, (...), en tanto que en el corazón y en el sistema sanguíneo primeramente provoca un aumento de la frecuencia del pulso, lo que es peligroso en pacientes cardíacos, simultáneamente los vasos sanguíneos del tejido conjuntivo en el ojo se dilatan; la persona llega a tener ojos rojos bañados en sangre (“ojos de conejo”). Además se dilatan los vasos sanguíneos periféricos, lo que produce pies, manos, orejas y punta de la nariz fríos. Cuando el THC alcanza el sistema de glandulas y el sistema linfático, la función de las glándulas de saliva se inhibe: la consecuencia es una sensación seca en la boca y la tráquea. Luego los componentes de la Marihuana compenetran a todo el cuerpo restante. El THC tiene la propiedad—algo parecido pasa con el DDT-, de adhierirse a los tejidos grasosos y por eso sólo puede ser expulsado muy lentamente (...), pruebas hechas con animales, muestran que en el transcurso de 24 horas, sólo el 17% hasta 40% del THC marcado radiactivamente, abandona nuevamente el cuerpo, en el transcurso de una semana, aún más de 50% de la dosis original en forma de restos del metabolismo (productos residuales químicos) estaban existentes en el cuerpo (...) En un experimento con personas voluntarias se resultó que después de ocho días de la toma de una sola dosis de THC marcado radiactivamente (mediante una inyección endovenosa), 20 a 30 %, en forma de restos del metabolismo, permanecían en el cuerpo (...), incluso treinta días después del consumo, aún se pudo probar la existencia de restos químicos del THC (...)

Resumiendo los resultados, podemos decir que a través de la Marihuana en todos estas áreas: en el cerebro, en el restante tejido del cuerpo humano que contienen grasa, a la que también pertenecen los órganos del metabolismo, en el sistema rítmico y en las extremidades, en la totalidad del ser humano, se producen cambios de envergadura. Esto difiere con el LSD, también la Mezcalina) , tienen un campo de acción mucho más reducido, el LSD apenas llega al cerebro, casi exclusivamente a los riñones y al hígado. La Marihuana y el Hachís por el contrario actúan en forma mucho más general, se distribuyen en todo el cuerpo e influyen en la persona en casi todas las áreas.

78


¿Cuál es el efecto del Hachís y de la Marihuana sobre los miembros del organismo humano? Trataremos de dilucidar esto paso a paso, sobre la base de la descripción en el consumo de Marihuana (“High”)

Elprocesocumbre deMarihuanaodeHachís.(“High”))  El punto culminante de una toma de Marihuana o de Hachís, es que, si la droga se llegara a fumar, duraría entre dos y cuatro horas, descontando diferencias individuales y la intensidad de la dosis utilizada, transcurre de la siguiente manera: El punto culminante (“High”) comienza relativizando todas las realidades terrestres, como las percepciones sensoriales normales, los pensamientos relacionados a los mismos, los detalles de pronto pueden adquirir mucho más importancia, tipos de costumbres, fechas acordadas, procesos temporales, distancias físicas, etc. Todo eso se convierte en mucho más relativo, tan distinto, tan chistoso... Uno en cierta forma está sobre las cosas. Un ejemplo del libro “Marihuana en hasjiesj” (Marihuana y Hachís) de Martín Schouten: “Comienza cuando tú estás delante de un ropero abierto, justo estás disponiéndote a desvestirte e ir a la cama, tienes que dormir pronto, porque en cuatro horas debes levantarte nuevamente para controlar la estufa, que no funciona más en forma perfecta y lo que es más importante: el contrato debe ser llevado lo antes posible a la oficina, llamó Mike diciendo que terminó con el plan de inversión, que tienes que llamar a Huerote en forma urgente. Te sientes con tensión, estás en estado de borrachera y tú lo sabes, pero luego te aclaras el tema... Te dices a ti mismo que no hay motivo para ir a la cama en forma tan precipitada. ¡Eso es una estupidez! ¡Irse a dormir en forma precipitada!, todo eso pasa por tu cabeza, mientras que estás sacándote las medias—y pronto te relajas, al fin el tiempo no es lo más importante, en definitiva sos el amo de tu propio tiempo, tu mismo y nadie más. Piensas: ¡Oh! Dios, ¿Realmente tengo tanto apuro?¿El tiempo realmente es tan importante?. Decides disfrutar del acto de sacarte la otra media, “Una persona no debe tener tanto apuro, asi sólo se llega a la tumba en forma más rápida, es una estupidez sacarse la camisa” (...) Si se ríe mucho cuando el ánimo que se acaba de describir se acrecienta, durante el incipiente momento de borrachera de Marihuana o de Hachís, entonces se habla de un “ataque de risa”. Van Epen: “Las personas afectadas pueden tener tremendos ataques de risa, sin que las situaciones necesariamente sean divertidas, esta risa es contagiosa para personas que también están en estado de “borrachera”, pero personas ajenas a la droga a menudo observan estas estúpidas risotadas con asombro” (...) Podemos deducir de los fenómenos descriptos hasta ahora, especialmente del ataque de risa, que tiene lugar una parcial separación del cuerpo astral del cuerpo etérico y del cuerpo físico. La risa es una expresión del hecho que el cuerpo astral se separa por un momento del cuerpo etérico y del cuerpo físico; de esta manera se puede agrandar en forma casi elástica en su entorno, se libera, por lo menos por un momento, de los otros dos cuerpos mencionados. Rudolf Steiner expresa así a este proceso: “ Cuando nos elevamos sobre un Ser, dejamos que nuestro cuerpo astral se amplíe como una sustancia elástica, se afloje, mientras que en otros momentos lo tensionamos.

79


A través de esa extensión del cuerpo astral nos liberamos de alguna ligadura con el Ser respectivo; nos retrotraemos y concentramos en nosotros mismos, nos elevamos sobre toda la situación y como todo lo que sucede en el cuerpo astral, se expresa en el cuerpo físico, así también se expresa esa retirada; la expresión de la expansión del cuerpo astral en el cuerpo físico es la risa o la sonrisa” (177) Precisamente esto puede suceder en gran medida durante el comienzo del estado que se acaba de describir. La persona afectada siente un “movimiento ascendente”, que está por encima de la situación y sobre los modelos de costumbre existentes en el cuerpo etérico, los contempla desde arriba, los relativiza, se “mata de risa” - por lo menos durante el ataque de risa, resulta estupendo cuando a estas experiencias se suman imágenes de la realidad como desfiguradas por un espejo distorsionador, eventualmente incluyen alucinaciones (178) Entonces el ataque de risa – así lo sienten las personas afectadas¡realmente llega a ser óptimo! Vemos como por la influencia del Hachís y de la Marihuana se produce una salida, o un ascender del cuerpo astral por sobre el cuerpo etérico y el cuerpo físico ; ese proceso de expansión y distensión del cuerpo astral que de otra forma estaría tenso, de esta manera asciende, efectivamente se siente liberado, liviano, el cuerpo físico queda pasivo, distendido, con músculos relajados, pesado como una piedra, “borracho”, hace que uno se sienta bien. Un ejemplo de “Fragt mal Alice” (Pregunten a Alice); “Pero finalmente se dio, justo cuando yo pensaba que nunca acontecería, empecé a sentirme realmente feliz y libre, como un canario colorido que gorjea a través del cielo amplio e inmenso, ¡Y yo estaba tan relajada! Creo que nunca en toda mi vida estuve tan relajada, fue hermoso” (179) Pero el proceso también puede ser distinto, el cuerpo astral parcialmente separado, puede transportar su efecto, unirse con los órganos del sistema rítmico (el ritmo cardíaco se acelera), pero sobre todo con los órganos del sistema metabólico y el sistema muscular, por lo que la persona al poco tiempo de haber tomado la dosis se siente sumamente activada, se torna inquieta, hiperactiva, quiere precipitarse y mover el acontecer mundial, su cuerpo astral lo obliga a eso. Este miembro del Ser está sumergido más de lo normal, entre otros, en el sistema muscular y las extremidades. La persona afectada siente como si tuviera fuerzas adicionales a su disposición, la Marihuana actúa en este caso como una sustancia ligeramente estimulante, pero no por demasiado tiempo. Es una unión floja, la que se formó, que después de cierto tiempo se puede cortar nuevamente, la consecuencia: la actividad mengua, la persona se tranquiliza. Simultáneamente, durante el “sentimiento de borrachera” pueden presentarse una serie de apariciones, que vamos a encontrar más adelante en forma más detallada, como por ejemplo la reducción de la corriente de pensamientos y la intensificación de las impresiones sensoriales. ¿Cuáles son entonces los fenómenos que, como consecuencia del estar “borracho”, se presentan más nítidamente? Aunque no se puedan predecir las experiencias—éstas dependen de la personalidad, del estado de ánimo en el momento de la toma, de la calidad y fuerza de la droga, etc., podemos constatar que las siguientes apariciones son dominantes:

80


• • • •

Alteración de las percepciones sensoriales Alteración del pensar, sentir, querer. Alteración de la vivencia del espacio y del tiempo. Uno se torna más soñador y somnoliento.

Alteracióndelaspercepcionessensoriales.  Los sentidos, especialmente el oído y la vista, también el olfato, el gusto y el tacto, se intensifican, se profundizan y se perciben acompañados de un sentimiento más intenso. Los sonidos son más plenos, más profundos, los colores más fuertes, más luminosos, etc. Un ejemplo de Fragt mal Alice (“Pregunten a Alice”): “Luego tomé un maní salado y noté que nunca antes había comido algo tan salado. Me pareció que volví a ser una niña y que trataba de nadar en el gran lago salado. ¡Sólo que el maní era más salado aún! Mi hígado, mi bazo, y mi intestino estaban carcomidos por la sal” (180) Pero eso no significa que las percepciones sensoriales, exteriormente también se sientan más fuertes; el umbral de las percepciones no bajo— las sustancias alucinógenas más bien muestran lo contrario, los sonidos, colores, olores, sensaciones de gusto, etc., se torna internamente más intensas, más plenas, con más sentimiento. Está más impregnada de sentimiento, vida interior anímica. La vida y el sentimiento se unen con los mismos, podemos concluir lo siguiente: que- en lo que concierne a la vida—a través del efecto de la Marihuana y el Hachís, fuerzas del éter de luz (181), o más bien fuerzas de luz y vida se separan de la esfera de los riñones y del sistema nervioso, para unirse en otros lugares con las fuerzas etéricas del sistema nervioso sensorio—especialmente con los órganos sensoriales. A través de esto llegan sensaciones más intensiva, más vitales en el cuerpo astral. El hecho de que además estén impregnados de un componente más fuerte de sentimiento, señala también que el cuerpo astral parcialmente liberado (el portador de nuestros sentimientos de placer, sufrimiento, de la alegría, del dolor, etc.) se combina con procesos sensoriales. Volveremos sobre el tema.

Alteracionesdelpensar,elsentir,yvoluntad.  Con respecto al pensamiento, llama la atención, que tomando una dosis bien alta de la Marihuana, la persona afectada pierde la lógica, el hilo de pensamientos conscientes, estos pensamientos a menudo saltan de un objeto al otro, la persona se puede tornar confusa y caótica, su pensar se torna asociativo. Es inundado por un permanente flujo de ideas fantásticas que le es difícil formularlas, ya que sencillamente son “demasiado locas”. El pensar pierde el contacto con la realidad terrestre, porque la persona afectada realiza todo tipo de asociaciones que no concuerdan con la realidad y las personas no afectadas por la droga, no pueden seguirlos. Esto seguramente tiene que ver con que el THC, como ya se mencionara, ya que provoca alteraciones en el cerebro, de modo que éste ya no puede cumplir acabadamente con su rol de ser instrumento del pensamiento.

81


¿Qué pasa con este “instrumento reflejo” ? Para comprender este hecho, se requiere de un breve comentario sobre la actividad del pensamiento, como se presenta en la ciencia espiritual. Queremos anticipar que con el término “pensar”, nos referimos a una actividad decidida desde adentro, no el modelo sin relación de asociaciones mentales e imaginaciones condicionadas que surgen en el alma. El auténtico pensar siempre es de naturaleza volitiva. Podemos considerar al pensar como una “actividad liberada del cuerpo”, o sea como una actividad que tiene lugar en nuestra alma, pero fuera del cuerpo, que sirve—a través de nuestro cerebro—para comprender el mundo de los conceptos, de percibirlos, de “aprehenderlos”. A través del esfuerzo de pensar, surge una impresión en el cuerpo físico y en el cuerpo etérico del cerebro, a la vez deja sus huellas y es reflejado, como consecuencia —en forma de pensamientos e imaginaciones— instantáneamente puede ser concientizados dentro del alma. Dicho de otra manera: la actividad espiritual del pensar decidida por el Yo, tiene lugar fuera del cuerpo físico, en el alma y el proceso de esa actividad se expresa en el cuerpo físico y en el cuerpo etérico del cerebro: el cuerpo etérico provoca, por su lado, nuevamente una impresión en el alma, para poder surgir allí en el cuerpo astral en forma consciente. Esto parece un proceso complicado, pero precisamente ese esfuerzo hace que el pensar sea un proceso absolutamente libre, ya que de esta forma no lo perturban los diversos modelos de pensamiento asociativo e imaginativo que ascienden del complejo del cuerpo físico y del cuerpo etérico. Resulta claro que este modo de ver es diametralmente opuesto a la concepción corriente sobre el pensar como función del cerebro físico, el cual los hace surgir como resultado de procesos bioquímicos y eléctricos. Ésta no es nuestra visión del auténtico pensar, por el contrario, esta definición es coincidente con los retazos de pensamiento, imaginaciones y asociaciones que en forma forzosa surgen a través del cuerpo etérico, del cerebro a la conciencia. Pero el auténtico pensar, de acuerdo a una definición de L. F. C. Mees, “ No es una función del cerebro, así como cuando tocamos piano, esto no es una función del piano, alguien toca piano. El piano es un instrumento al servicio de aquel que lo toca. Para que pueda pensar, el ser humano requiere del cerebro, pero él mismo es el que piensa y su cerebro es el instrumento adecuado” Y este instrumento es influenciado por el THC. A través de esto, el cerebro del consumidor de Marihuana o de Hachís se convierte en un frágil “plano de reflejo”, del cual se pueden separar retazos de fuerzas etéricas en forma de asociaciones e imaginaciones. Dicho brevemente: el “lago” (potencialmente) tranquilo, claro, desde abajo se torna inquieto, caótico, por lo tanto no es confiable como espejo. Este hecho es de importancia fundamental, porque ahora podemos preguntarnos: ¿Qué pasa cuando se produce este proceso – al menos en forma incipiente—durante la vigilia, ocasionado mediante circunstancias especiales (a modo de ejemplo) por la toma de drogas? Si éste es el caso, ¡entonces se produce una alteración de la conciencia! Esta alteración de la conciencia conlleva, según Rudolf Steiner, la posibilidad de percibir en forma de sentimiento, lo que de otro modo está oculto detrás del umbral de la conciencia: la sabiduría, que impregna a todas las apariciones del mundo y que unifica a la creación en un gran Todo. Así vemos como un consumidor de Hachís expresa lo siguiente, mientras que estaba en estado “high”: Es como si cada granito de arena, cada hojita están en el lugar correcto, guardados llenos de sentido y tienen una forma perfecta, yo siento la

82


tendencia de identificarme y de disolverme en ello” (185) Martín Schouten opina en Marihuana en jasjiesj (Marihuana y Hachís): ”Hay una fuerza que mantiene cohesionado al mundo en sus partes, que las compenetra. El fumador de Hachís también vivencia lo mismo, un contexto en el que se siente incluido” (...) En nuestro bosquejo histórico ya encontramos esta experiencia. Es uno de los motivos más antiguos para el consumo de Cannabis, sobre todo en el mundo oriental: la experiencia mística de que todo el mundo está impregnado de sabiduría divina, y por medio de la cual la creación es una unidad. Para el consumidor de Marihuana o de Hachís, eso se convierte en una experiencia inmediata, un saber que se siente y que se percibe como sensación amorosa, porque, aunque parezca extraño: “Cuando se desarrolla el amor entre una y otra persona, en la vida cotidiana está activa, también inconsciente, en gran medida, la relación del Yo con el sistema de ganglios y la relación del cuerpo astral con el sistema de la médula espinal”, según Rudolf Steiner (...) Por lo tanto también se puede decir: debido a que esas conexiones se forman a través de la droga, se genera un sentimiento de amor a la sabiduría que impregna a todo el mundo. Es una experiencia totalmente mística que se genera, una experiencia que es novedosa, y que difícilmente se puede entender analizándola. Formulado de otra manera: el cuerpo astral y el Yo, durante el estado despierto de la conciencia, se separan parcialmente, sucede algo, que normalmente sólo acontece durante el estado de sueño. La consecuencia: La persona afectada ingresa, durante el estado de “borrachera”, en un estado intermedio entre la vigilia y el sueño, un “estado onírico” a pesar de estar despierta. Ésta es una experiencia que se puede comparar con el estado de conciencia normal de la humanidad en tiempos muy remotos, cuando el mundo divino y el mundo humano aún formaban un todo, la sabiduría Divina que lo impregnaba todo, era una experiencia natural vivida en forma onírica. Este estado de conciencia se perdió con el tiempo, el mundo divino se retiró paulatinamente de la conciencia, la humanidad despertó en forma creciente para la Tierra, sintiéndose sola, abandonada, teniéndose que hacer cargo de sí misma. Lo que de esa manera creció en el interior, fue el anhelo de ese estado, la Marihuana pudo satisfacer este anhelo miles de años antes de la llegada de Cristo. M. Kooyman menciona en su libro Soft Drugs que: “Desde tiempos muy antiguos en el Oriente se usaba la Cannabis Sativa como medio para tener experiencias místicas, por las que vivenciaban la presencia de lo Divino en el Ser humano y en todas las cosas. Los budistas utilizan la Marihuana para llegar a experiencias místicas, en las que el desprendimiento de todo lo físico ocupa un lugar central.” (188) Así vemos que mediante su efecto nuevamente se genera un antiguo estado de conciencia, a costa del pensamiento sobrio y lógico. Las fuerzas del cuerpo astral y del Yo fueron expulsadas parcialmente del cerebro, no pueden por lo tanto apoyar el desarrollo de un pensamiento concentrado. La persona afectada, como se acaba de describir, se torna un soñador. Si a pesar de eso intenta pensar en forma rectilínea, lógica, permanece la desventaja de que la formación de conceptos se realiza a través de un instrumento desafinado por el efecto del THC—para reiterar una imagen de L. F. C. Mee— Dicho en forma breve, se hace difícil llegar a conocimientos confiables y a la comprensión de las experiencias obtenidas.

83


Ahora podemos comprender por qué la Marihuana y el Hachís para muchas personas (jóvenes), junto al LSD, fue el medio para saciar su anhelo interior, a menudo inconsciente, de comprensión, de amor y de comunidad. Las experiencias vividas durante el estado de “borrachera” (estado “high), satisfacían este anhelo, pero el precio era alto: muchos abandonaron el modo de pensar occidental, dejaron el estudio o la profesión, se convirtieron en así llamados “drop outs” (píldoras de evasión), abandonaron a otros, el ulterior desarrollo de la sociedad occidental... A pesar de que se exhibían al mundo en forma clara los sentimientos de amor y unión total vividos durante el estado de “borrachera”,- piénsese en el movimiento Hippie, el Poder de las flores ( Flower-Power), en el lema “Hacer el amor y no la guerra” (Make love, not war), y se desarrolló una nueva conciencia ecológica, muchos dejaron de participar de las costumbres de la “sociedad de rendimiento”. Ellos se dieron cuenta de la pobreza interior de la persecución de “notas altas”, “ la obtención de una carrera para progresar en la vida”, permanentemente tener que aferrarse a estructuras caducas y modos de pensar obsoletos. Se reían, sin prescindir de cierta burla, de los pobretones que seguían con eso, total, ellos habían abandonado el sistema. Fue una resignación, una retirada, que por otra parte les vino muy bien a los representantes del orden establecido de aquel entonces—durante el período turbulento de las revueltas estudiantiles—ya que un fumador de Hachís satisfecho no es una persona que cause desorden. Para adquirir sabiduría, muchos se dirigieron hacia el oriente, haciéndose moda, antiguos escritos y técnicas de meditación. El modo de pensar occidental, que quiere explicar de modo racional, en forma materialista todos los fenómenos, en el que no quedaba espacio para el asombro y el amor frente a la creación dispuesta tan sabiamente, había perdido. Simultáneamente se buscaba a las otras personas, se buscaba la comunidad, también ese anhelo propició (¡y propicia!) la Marihuana, a saber: hasta ahora hemos hablado solamente sobre aquellas partes de las fuerzas del cuerpo astral y del Yo, que abandonan el cerebro y se liga a los nervios de la médula espinal, al sistema nervioso autónomo. Las otras partes de las fuerzas liberadas se separan del cerebro durante el sueño, se expande en el mundo astral y el mundo espiritual. Lo mencionado en último lugar es importante si queremos comprender las experiencias de comunidad, del contacto intensivo, que experimentan los consumidores mientras que están “borrachos” en forma conjunta. Ya que a través del efecto de la droga los cuerpos astrales de las personas afectadas salen parcialmente, con la consecuencia que todos esos cuerpos astrales liberados parcialmente – con el Yo contenidos en los mismos— se expanden un poco en el mundo astral, se reunen y mutuamente allí se unifican. Vivencialmente proporciona un sentimiento de unificación, un contacto intensivo, que además puede estar reforzada por una marcada simpatía y sentimiento de amor, que por su parte pueden estar provocados por la unión de otra parte del cuerpo astral y del Yo, con el sistema nervioso autónomo. Para personas que no participan, sea dicho de paso, este acontecer tiene un carácter bastante exclusivo, permanecen totalmente ajenos al mismo, porque no forman parte del proceso de fusión: por otra parte los fumadores de Hachís que están “borrachos”, tienen sensaciones del siguiente tipo: “ Están tan lejos de nosotros, no se tiene ningún contacto con ellos”. Sienten más contacto los consumidores de Marihuana con sus iguales, por lo

84


que personas jóvenes, que en la pubertad están en búsqueda de camaradería y amistad en el marco de personas de su edad, disfrutan de esa fuerza atrayente, por medio de una sustancia que altera su conciencia. Se disfruta estando juntos en el mundo astral, exhalando humo. El problema consiste en que esto sucede en un contexto en el que el cuerpo astral individual está parcialmente “afuera”, mientras que en la pubertad precisamente el mismo quiere ingresar en el ser humano, para que la identidad paulatinamente pueda ir haciendo del cuerpo astral un instrumento adecuado para el resto de la vida (189) El fumador juvenil realiza exactamente el gesto contrario: deja que se esfume y se escape el recién “nacido” cuerpo astral, dejando que se pierda en el mundo astral, cuando éste debe encontrar su propia forma, su propia, inconfundible estructura y figura, a través de la vivencia, la elaboración, el aprendizaje, y la omisión de sentimientos de regocijo, de tristeza, de simpatía, antipatía, de contacto, y de soledad, etc. La Marihuana justamente impide esto, en su lugar el cuerpo astral parcialmente separado, proporciona las experiencias descriptas de cálida y mística protección dentro de la creación sabiamente dispuesta, y el intensivo contacto, la comunidad con un grupo de personas de la misma edad, así como una vivencia de las percepciones, representaciones mentales y pensamientos, mucho más teñida de sentimiento.

¡Lo decisivo es que la Marihuana proporciona todo esto sin la participación de la persona afectada!, Uno se puede entregar a eso en forma pasiva, mediante el consumo regular de la droga, no queda mucho de un desarrollo anímico generado por sentimientos de amor y de sufrimiento. Se produce un paro en el desarrollo en esta área, las posibilidades de la pubertad se pierden en estados oníricos, así se explica que personas jóvenes, que consumen regularmente Cannabis, personas que por ejemplo empezaron a consumir a los catorce años, y tomaron Marihuana o Hachís durante diez años en forma diaria, con veinticuatro años, ciertamente envejecieron corporalmente respecto a los no consumidores de su misma edad cronológica, pero que anímicamente exhiben muchos signos de la incipiente pubertad, que, cuando dejan definitivamente el consumo, aún tienen que pasar en gran medida por el estado de pubertad y adolescencia... Los sentimientos se intensifican por efecto de Marihuana y Hachís. M. Kooyman escribe en “Drogas Blandas” (Soft Drugs): “Sentimientos ya existentes se refuerzan por el consumo... Así el dolor, el miedo, la desconfianza y la melancolía, pueden aumentar durante el consumo” (190) Esa es la otra cara de la medalla, el efecto inclusive puede desarrollarse en direcciones inesperadas, precisamente cuando, por ejemplo, la ya existente melancolía del alma e inseguridad, se ven reforzados de tal forma, por las suplementarias fuerzas astrales, que estos sentimientos van formando un clima de depresión y miedo dominante. Conjuntamente pueden acontecer fenómenos —como consecuencia de la parcial separación del cuerpo etérico del cuerpo físico, a través del venenoso THC, a los que ya hemos descrito como efectos de LSD; por lo menos una serie de tales fenómenos pueden aparecer. Nos referimos aquí especialmente a procesos de muerte parcial, como se expresan en la liberación de emociones e imágenes recordatorias, impresiones de los sentidos vividos anormal e intensamente, sinestesias, alucinaciones, en la pérdida de límites, en la confluencia con el entorno, en “flashbacks”, “horrortrips”, etc. Y también

85


aquí aparece nuevamente la entrada en la conciencia (frecuentemente imprevisible), de estas experiencias, mediante el así llamado espejo deformador —o sea en dimensiones espaciales y temporales deformadas--, basado en la falta de coherencia entre el cuerpo físico y el cuerpo etérico. Sin embargo en general los efectos de la Marihuana serán más “blandos” y menos intensos que en el LSD. Se aproximan a los efectos del LSD, en la medida que la dosis inhalada de THC aumenta: “ Los efectos de dosis más elevadas, de productos más fuertes, Hachís y aceite de Hachís, pueden asemejarse mucho a los efectos del LSD” (191) Un ejemplo de una experiencia de Hachís intensa, que muestra mucha coincidencia con la experiencia de LSD, es la experiencia del periodista norteamericano Bayard Taylor, quien había tomado una dosis muy alta, comenzó con la experiencia espacial y temporalmente distorsionada, de la disolución de una parte del cuerpo etérico en el mundo etérico. “Instantáneamente perdi el sentido de los limites, la limitación de los sentidos a la propia carne y sangre. Los muros de mi cuerpo estallaron hacia fuera y se derrumbaron; sin pensar en la figura que yo había adoptado-, sin siquiera poder captar sencillamente la idea de la forma, sentí que yo existía extendido sobre un espacio inmensamente grande. La sangre, que seguía bombeando en mi corazón, recorría incontables millas antes de alcanzar mis extremidades, el aire que inhalaba a mis pulmones, se expandía hasta llegar a convertirse en mares de éter claro, y la curvatura de mi cráneo se estiró más allá de la bóveda celeste. En la cavidad en la que estaba mi cerebro, había profundidades insondables de un azul indescriptible, por ahí pasaban nubes, que el viento celeste juntaba, ahí resplandecía el disco solar. Era—aunque yo en ese momento no pensaba en eso en absoluto—como si se me revelara el secreto de la omnipresencia de Dios... “ Ahora, la contraparte oscura, el “horror trip”: (... Yo había pasado por el paraíso del Hachís, e inmediatamente después fui arrojado al infierno más abominable... La sangre agitada pasaba como un mar furioso a través de mi cuerpo. Se me cerraron los ojos hasta que no pude ver más nada, percibí como golpes sordos en mis oídos, mi corazón temblaba intensamente, temía que mis entrañas cederían bajo sus golpes. De un tirón abrí mi camisa, coloqué mi mano sobre el pecho y traté de contar mi pulso; pero había dos corazones, de los cuales uno latía mil veces por minuto y el otro sólo latía en forma lenta e inerte. Me parecía que mi garganta estaba llena de sangre hasta arriba, y que la misma salía disparando en torrentes por mis orejas. Sentía como fluía cálida sobre mi cuello y mi nuca, profundamente desesperado, cerca de la locura, huí de la pieza” (192)

Resumiendo se pude decir, que el consumidor, especialmente cuando toma dosis altas, se dirige en forma creciente hacia el interior. Se retira hacia su mundo interior—al que también pertenecen las percepciones sensoriales, imaginaciones, y pensamientos- y vivencia la experiencia que su estado de “borrachera” le proporcionan. Su conciencia se tornó más onírica, y no se lo puede poner en acción rápidamente—a menos que las fuerzas astrales suplementarias lo obliguen a ello. Corporalmente esa retirada hacia sí mismo, la retirada a su propio mundo astral, se hace visible de la siguiente forma: su acción disminuye, su cara empalidece y tiene lugar un proceso de enfriamiento en las extremidades. Dice van Epen: “La persona afectada a menudo está fría, con frecuencia tiene chuchos de frío. Especialmente los dedos de pies, manos y la punta de la nariz están fríos” (193)

86


El Yo del consumidor apoyado por el cuerpo astral, se retira del mundo de la acción, uniéndose con el sistema nervioso autónomo, experimenta los procesos de unificación con los otros consumidores, las percepciones, representaciones mentales y pensamientos—en sí mismo—reforzadas en forma de sentimiento. Está orientado hacia adentro, la voluntad de dirigirse activamente y sin coacción al mundo exterior, el estar en el mundo en forma activa se debilitó, a consecuencia de la separación parcial entre el cuerpo astral y el cuerpo etérico.

Alteracionesdelavivenciadelespacioydeltiempo. Ya hablamos detenidamente sobre los cambios en la vivencia del espacio y del tiempo con relación al efecto del LSD (ver Pág... ff): por la separación del cuerpo físico (nuestro organismo espacial) y el cuerpo etérico (nuestro organismo temporal) por un lado, el cuerpo astral y el Yo, del otro lado, los contenidos de la conciencia no pueden ser reflejados en la dimensión espacial y temporal correcta, la sana sensación del espacio en el tiempo se pierde. Por eso es suficiente, si agregamos aquí un ejemplo de William Burroughs: “Otra cosa sobre la Marihuana: bajo su influencia un hombre no está en condiciones de conducir un coche. Tee (argot para Marihuana) confunde el sentido temporal y por lo tanto el sentido para las relaciones espaciales. En New Orleans tuve que bajarme una vez a la banquina, esperar a que el efecto pasara, yo ya no sabía a qué distancia estaba algo, o cuándo tenía que accionar el freno en un cruce” (194)

Latendenciaasoñaryaamodorrarse.  Nosotros caracterizamos la conciencia del consumidor de LSD como una especie de “sueño despierto”—esto, sobre la base de la imprevisibilidad de experiencias incontrolables, que pasan como un flujo de sensaciones internas, imaginaciones, sentimientos y pensamientos, ante la conciencia de la persona afectada. Lo mismo vale para el consumidor de Marihuana, nunca estará en condiciones de saber de antemano, lo que le espera, cuáles de las posibilidades incontables de experiencias se le va a presentar, él está entregado a eso en forma absoluta. : la persona afectada se encuentra dentro de una oleada de imágenes internas, etc., duerme pero no sueña, sino que está en estado de conciencia despierta. Pero esto va cambiando, ya que en el transcurso de la “borrachera” de la Marihuana o del Hachís (“highs”), la conciencia de la persona afectada—sobre todo bajo dosis más elevadas—se puede tornar más onírica y somnolienta, hasta que, en forma casi imperceptible, cae en un sueño profundo. Entonces está—como se dice en el argot de la droga, “out”. Esto significa: él salió de su cuerpo, o, para expresarlo de manera más exacta, su cuerpo astral y su Yo, se separaron de su cuerpo físico y de su cuerpo etérico, éstos últimos se quedan durmiendo en el plano terrestre. El estado intermedio que transcurre, es aquella conciencia onírica que ya hemos caracterizado. La persona afectada entra en un estado intermedio, forzado por la salida del cuerpo astral y del Yo, un estado entre el sueño y la vigilia, un estado onírico que—

87


sobre todo con dosis muy elevadas- por el sueño involucrado, a menudo se experimenta como agradable y dulce. Cuando se empela Opio, esto sucede aún en mayor grado. Rudolf Steiner señala lo siguiente: “ Cuando la persona toma Opio, ese líquido de la adormidera, entonces percibe una dulzura, ya que en realidad está en su cuerpo como si durmiera, pero al mismo tiempo está despierto, Por eso puede disfrutarla y se siente sumamente bien con ello. Es como si todo su cuerpo estuviera impregnado de azúcar muy especial, algo totalmente dulce. Pero simultáneamente su cuerpo astral está libre del cuerpo físico, por eso percibe todo tipo de cosas, si bien no las percibe nítidamente. No tiene sueños normales, sino que percibe el mundo espiritual, hace grandes viajes a través del mundo espiritual... Los orientales obtuvieron muchas cosas que describen del mundo espiritual, aún cuando no lo describan en forma correcta, a través del consumo del Opio, Hachís, y drogas por el estilo.” (195) Los mensajes que recibe el consumidor de Hachís en el mundo espiritual no son correctos, entre otras causas, sobre la base de la separación parcial del cuerpo etérico y del cuerpo físico, por lo que las percepciones astrales en el espejo distorsionador de la conciencia, a menudo aparecen desfiguradas (Compárese el efecto, en el capítulo del LSD)

Resumiendo, se concluye que el cuerpo astral del consumidor, a través del efecto de Cannabis, se ve obligado a separarse paulatinamente del cuerpo físico y etérico, luego se diluye en el mundo Cósmico Astral, en el que, en estado onírico puede experimentarse todo tipo de experiencias espirituales, aunque están desfiguradas y sean poco confiables-hasta que la persona afectada pierde la conciencia y realmente cae dormido, entonces su cuerpo astral se separa totalmente del cuerpo físico y del cuerpo etérico, permanece en forma pasajera, hasta que se despierta, en el mundo cósmico astral; su conexión con el sistema de la médula espinal no se ve afectada por esto. De esta forma llegamos a la última fase de la “borrachera” de Marihuana y de Hachís, o sea el dormirse y el auténtico estado de sueño.

 Dormirse Acá podemos ser breves, el consumidor puede dormirse en forma imperceptible y quedar “out”, especialmente si toma una dosis alta, si se encuentra en una posición inmóvil, con ojos cerrados, en un estado introvertido. Eso significa: que su cuerpo astral se une de la manera ya descripta con los nervios de la médula espinal, simultáneamente se disuelve como una “gota astral” en el “mar astral cósmico; el cuerpo etérico y el cuerpo físico quedan en la Tierra en estado relajado, a pesar de ello, ésta última fase no siempre sobreviene—muchos consumidores de Hachís no dejan que esto suceda.

LaResaca Cuando el estado de “borrachera” ya pasó, muchos sienten (sobre todo los consumidores crónicos), que son víctimas de una resaca: puede haber un sentimiento de indolencia que llega hasta la apatía, mientras que por otra parte existe un sentimiento de

88


relajamiento agradable del cuerpo, esto puede durar un día, como puede durar más de una semana (196) “En forma subjetiva uno percibe la falta de energía anímica, hasta una semana después del estado de borrachera: en forma de agotamiento, cansancio, falta de iniciativa...” (197) Eso no es sorprendente, ya que el estado onírico intensivo forzado por la Marihuana, inunda a la persona afecta con tal sobreabundancia de experiencias, que interiormente lo consumen, mucho más que en estado normal, lo que tiene como consecuencia que posteriormente el consumidor se siente abatido, vacio, agotado. A eso se agrega, que para su cuerpo astral—especialmente si hay un consumo regular—va a ser difícil reintegrarse totalmente al cuerpo físico, posiblemente a causa de que los restos de Cannabis en el metabolismo, permanecen en parte durante tanto tiempo en el cuerpo humano. La persona afectada no puede volver en forma óptima a su cuerpo, permanece algo “colgado allá arriba”, no está plenamente “presente”. De ahí su estado de ensueño, la impresión de ausencia, también—si hay un consumo regular de la droga—la indiferencia, y la falta de interés que manifiesta a menudo para lo terrestre y las cosas prácticas. Resulta claro que eso trae grandes problemas, por ejemplo en la escuela, donde hay que estar atento y activo. Con esto finalizamos la exposición del proceso de “borrachera de Marihuana y del Hachís, en el cual el consumidor, después de un frecuente inicio “fantástico” primero pasa por un estado de borrachera, luego (eventualmente) por un estado de “out”, para finalizar, especialmente cuando se trata de un consumo regular, en un estado de “resaca”. De la indolencia y el sentimiento de vacio que acompaña a esa resaca, a menudo se pretende salir tomando una nueva dosis de la droga. Esto nos lleva a cuestionarnos: ¿Cuáles son las consecuencias si, después de cierto tiempo, se consume la droga en forma crónica?

ElconsumocrónicodeMarihuanayHachís,ysusconsecuencias.  Una de las primeras consecuencias negativas para la salud del consumidor crónico de Cannabis, reside en el hecho que el cuerpo astral durante las sesiones, que a menudo duran entre dos y cuatro horas, se retira parcialmente del cuerpo etérico y del cuerpo físico. De este modo las fuerzas del cuerpo astral y del Yo, durante la duración del efecto, la droga puede influir en mucho menor medida sobre la fuerza de crecimiento indiferenciada del cuerpo etérico, dándole forma, ya que “el crecimiento es el resultado de dos procesos, por un lado, la reproducción de las células, que se debe al cuerpo etérico, y por el otro, la forma, que es la manifestación de las fuerzas del cuerpo astral y del Yo, las cuales transforman a las fuerzas etéricas en fuerzas formativas” (198) Por la salida parcial del cuerpo astral y del Yo, del cuerpo etérico, se genera una escasez de fuerzas formativas. El crecimiento del cuerpo físico puede perder de este modo su carácter humano e individual. Pueden proliferar procesos de crecimiento indiferenciados durante la “fase de borrachera”. La sustancia puede generar formación enfermiza, excesiva y anormal, que incida perjudicialmente en el sano crecimiento del cuerpo.

89


Esto se hace visible de forma más clara en el área de la herencia, para ser más precisos: en la formación e integración del material de reproducción y de herencia, porque éste es particularmente modelable, y se renueva permanentemente. Presentaremos algunos ejemplos ilustrativos: - En los hombres disminuye la potencia, cuando hay un consumo crónico de Cannabis Sativa. La cantidad de espermatozoides es menor a la normal, la movilidad es más reducida, (199) por el otro lado, las células infértiles se multiplican (200) - En muchas chicas, que fuman Marihuana durante seis meses, a razón de tres veces por semana, se generan ciclos anormales de menstruación, en los que cesa la ovulación. Esto no sucede en otras chicas de la misma edad. A la vez se puedo comprobar una reducción del contenido de Prolactina, lo que eventualmente pude incidir negativamente sobre la producción de la leche materna. (102) De acuerdo a las investigaciones del Instituto para la Investigación sexual de Master y Jonson en St. Louis, es desastrosa la influencia de la Marihuana sobre el metabolismo hormonal femenino en mujeres jóvenes. (202) - En mujeres embarazadas: el THC atraviesa la placenta e influye el desarrollo de la criatura. En un reciente proyecto de investigación científica (publicado en el New England Jouyrnal of Medicine del 23 de marzo de 1989) un grupo de investigación de Boston llegó al siguiente resultado: “El uso de Marihuana condujo de manera comprobable, a una reducción del peso natal de la criatura, de alrededor de 39 gramos, y a una reducción del largo del cuerpo, de 0,5cm. - En el caso de la Cocaína, los valores correspondientes son: 93 gramos, y 0,7 cm” (203) - En experimentos con animales, resultó que un alto contenido de THC de la madre, puede conducir a una deformación del embrión (204) Se pudo comprobar la existencia de THC en la leche materna. (205) -Tanto en hombres como en mujeres: son probables los daños en los cromosomas. Pruebas con animales dieron como resultado, que la Marihuana, o el Hachís, hacen más lenta la división del tiempo e inhiben la formación de ADN, los elementos constitutivos de los cromosomas (206). Solo tres cigarrillos de Hachís por semana dañan “después de sólo tres años, a los cromosomas de los consumidores de manera irreparable” (207) Vemos como el consumo crónico de Cannabis tiene serias consecuencias para el crecimiento sano del cuerpo físico de la persona respectiva. Posiblemente también se vea afectado el sistema inmunológico. Van Epen escribe al respecto: “Pruebas con animales mostraron que, si se les suministraban dosis altas de Cannabis Sativa, se generaba un debilitamiento de las cualidades inmunológicas y en el caso de personas, esto aún no está totalmente comprobado. Estos estudios de investigación han despertado un enorme

90


interés en el último tiempo, porque la conocida y temida enfermedad de AIDS (SIDA), se basa en un sistema inmunológico reducido o totalmente ineficaz. Hay que suponer que el consumo de Marihuana, por parte de enfermos de SIDA, puede provocar una influencia desventajosa” (208) Terminamos acá el estudio de la influencia sobre el lado físico del consumo crónico de Cannabis Sativa. Contemplemos ahora la influencia sobre la parte anímica del consumidor. Debido a que los períodos “de borrachera” en el caso del consumo crónico, ocupan una notable parte de la vida del sujeto, los cambios relativos al pensamiento, sentimiento y la voluntad durante el consumo, pueden extender su influencia de manera creciente sobre la cualidad de las fuerzas anímicas. Se genera la siguiente imagen: - El Pensar de manera creciente, se torna confuso, asociativo, y soñador, incluso en períodos en los que no hay consumo de droga. Se pierde “el hilo”, aparecen lagunas en la memoria, la concentración disminuye, nosotros conocemos esto con el nombre de “Hasch-denken” (modo de pensar del consumidor de Hachís). Seguramente incide el hecho de que residuos del metabolismo del THC, se juntan formando un tejido graso en el cerebro, produciendo una suerte de “mancha” que se agranda con cada nueva dosis, (cuando hay consumo crónico) (209). De esa manera el cerebro ya no puede cumplir adecuadamente su tarea como instrumento creador de conciencia del pensamiento activo, guiado por el Yo. - El Sentir: luego del flujo de sentimientos durante el estado de embriaguez, el consumidor crónico se siente como ahuecado, vacío, y gris. “Todos mis sentimientos son grises, no puedo llegar más a mis auténticos sentimientos”, expresan algunas personas afectadas. Y esto fortalece la tentación de tomar nuevamente Hachís o Marihuana, porque muchos consumidores saben, “que entonces por lo menos siento algo, entonces por lo menos vivo algo” - La Voluntad (querer): al consumidor le falta voluntad, así se expresa un consumidor crónico: “Hago todo a medias...” Simultáneamente el cuerpo astral va entablando una relación floja con el cuerpo físico y el cuerpo astral, por sus reiterados movimientos de separación con los mismos. Lo mismo pasa con el cuerpo etérico en relación al cuerpo físico, esto conlleva a que la sensación de la distensión corporal, luego de la borrachera, cede el lugar a las sensaciones contrarias, de nerviosismo, inquietud, y de miedo. Estos sentimientos son una expresión del hecho, que el cuerpo astral y el Yo de la persona afectada, ya no se pueden unir óptimamente con el cuerpo físico y el cuerpo etérico (que a su vez están en una relación mutua inestable). El organismo humano perdió su estabilidad, entró en un contexto incompleto, fluctuante, y eso genera inseguridad interior y miedo. Además, bajo circunstancias especiales, pueden surgir rajaduras entre los miembros del ser, a través de los cuales repentinamente – en estado de estrés, agotamiento, y circunstancias

91


parecidas—sin ninguna dosis, casi automáticamente, se produzca un “high” inesperado. Ya conocemos estos “Flashback”. Los mencionamos cuando abordamos el tema del LSD. En el caso del Cannabis, ciertamente el efecto es mucho más “blando”. A pesar de eso, el proceso a menudo discurre tan lento para la persona afectada, que no se da cuenta, tanto más, por ejemplo personas con constitución vigorosa y fuerte cohesión de los miembros del Ser, gran vitalidad, etc., puede tardar bastante hasta que se noten las consecuencias del consumo. De todos modos el consumo de Marihuana y de Hachís conduce a que los miembros del Ser cada vez se diluyan en un contexto más grande. El cuerpo astral, principalmente, se disuelve en el mundo astral, el cuerpo etérico lo hace parcialmente en el mundo etérico, mientras que el Yo, tiene que aceptar, que los miembros del Ser a través de este proceso, pierdan la cohesión interna y su fuerza. Marihuana y Hachís son sustancias que “volatilizan”, sustancias que apartan parcialmente a la persona de sus miembros del Ser, hacia arriba, fuera de la Tierra, hacia el Cosmos... ¿Qué significa entonces que personas jóvenes fumen regularmente Marihuana? Ellos están – como ya se describió—en conflicto con su propio desarrollo. Porque estos procesos de “desencarnación” y de muerte parcial, esos sueños que los alejan de la vida real, todo eso está en fuerte oposición al camino hacia la vida, hacia la Tierra, como lo realiza toda persona joven en el transcurso del proceso de transformarse en un adulto.

Aunque sea comprensible el motivo para un consumo crónico de Cannabis Sativa en ciertas personas jóvenes, aunque consideren auxiliadora a la droga como medicina para su problemática interior—a la larga, no es una verdadera ayuda, en el fondo, el consumo más bien es un sustituto para la falta de contacto, o un contacto insuficiente con otros seres humanos, contacto, que también puede proporcionar calidez, protección, atención, sentimientos, cuidados, consuelo, y experiencias excitantes. Visto de esta manera, la búsqueda de la droga es una búsqueda de seres humanos, una búsqueda de encuentro con otros, en casa, en la escuela y en el mundo. Es un llamado pidiendo vida comunitaria en el aquí y ahora, un deseo de comunidad, en la que el otro lo perciba y lo necesite a uno.

      

92


6.OPIACEOS

Antes de hablar sobre el efecto y la historia de los Opiáceos, introduciremos un cuento hindú, que describe cómo vino al mundo la Adormidera, de la que se obtiene los Opiáceos (Opio, Morfina, Heroína)

ElcuentodelaAdormidera Había una vez un Santo, que se había retirado del mundo y que se había construido una pequeña choza en la selva. Allí estuvo meditando durante veinte años sin decir palabra, hasta que un día también pudo comprender el idioma de los animales. Su único alimento se lo traía una rata amable, él tampoco le preguntaba por qué ella hacía eso, ella suspiraba significativamente todos los días. “¿Por qué te lamentas así?” Pregunto el Santo un día, diciendo de esta manera la primera palabra después de veinte años.—“Santo hombre, suspiró la rata, “Mi vida sólo consiste de miedo permanente de mi peor enemigo, el gato. Tú no puedes comprender lo horrible que es una vida así, tú eres un hombre Santo, que adquirió tanto poder mediante la ascesis, que me podrías transformar en un mejor Ser, con sólo una palabra tuya, pero tú, en tu Santidad, no piensas en mi triste suerte” Y así le fue insistiendo la rata al Santo, hasta que un día, éste la transformó realmente en una gata, pero la rata-gata seguía siendo infeliz. “Hubiera sido mejor que no me hubieras transformado en una gata, se lamentaba en forma permanente”. Ahora tengo continuo miedo de los perros, ¿Por qué no me transformas en un perro?, Tú fuiste el que empezó a transformarme, ¿Por qué no haces el siguiente paso?, Así le seguía insistiendo la gata. Bien, cuando la rata-gata, fue un perro, tuvo miedo de los chacales. Ya que el maestro había llegado hasta allí, tuvo que hacer el siguiente paso. Y la rata-gata-perro-chacal, le tenía miedo al tigre. Éste bufaba y bramaba en forma terrible, y todos los animales de la selva se agazapaban ante él, en cuanto lo oían. Pero un día el tigre llegó totalmente apocado a la choza del santo. “¿Qué pasa ahora?” Preguntó éste. “ Ahora no me puedes decir que aún sigues sufriendo de miedo”, “Por supuesto que no, dijo la rata-tigre. No obstante mi corazón está carcomido de aflicción, simplemente pensé de modo equivocado—un tigre no es lo más sublime, ayer vi—no sabes cómo se me erizaban los pelos de la barba—ayer vi al elefante del rey, estaba adornado con una manta suntuosa, no era una imagen de este mundo, llevaba una litera bañada en oro, en la cual estaba el rey con todo su esplendor. Te digo la verdad,

93


desde que vi eso, nunca más podré ser feliz como tigre, tú debes transformarme en un elefante” El Santo estaba furioso, pero la rata tenía razón, como él había comenzado a convertir en realidad todos sus deseos, ahora tenía que transformarla en un elefante. El paquidermo primeramente pisoteó e hizo añicos su choza, luego se fue a la jungla. Pero después de un tiempo volvió y pidió disculpas ”Qué va”, dijo, “parece que me imaginé mal todo, fui realmente capturado y llevado a la corte del rey, allí me domaron, fue terrible, pero dejé que hicieran de todo conmigo, me adornadoron bellamente. Pero el rey no me quiso montar, sino que puso a la reina sobre mi litera, entonces me desesperé porque comprendí que lo más sublime es una reina. Por eso arrojé mi litera, pisoteé el portón del palacio y ahora estoy aquí, por favor, ¡Transfórmame en una bella doncella! -- Naturalmente el Santo no quiso hacer esto, sin embargo luego lo hizo. Y cuando el rey fue de caza a la selva, vio sentada en un árbol a una bellísima doncella, él preguntó curioso quién era esa belleza, la doncella se lamentó y lloró: ”Oh rey, yo soy la hija de un rey, que fue robada cuando era una niña, así llegué al bosque adonde vive un ermitaño, pero éste no hizo nada por mí, me mantuvo como esclava, ni siquiera me deja salir del bosque. “¡Ah! qué vida desolada que tengo” La rata había conservado siempre su carácter, de hacer lo que le servía a ella sin pensar en otros. El rey se enamoró de ella, la subió sobre su elefante y la convirtió en su esposa favorita, ahora ella tenía todo lo que hubiera podido soñar, aún más que eso. Pero una noche el rayo de la luna iluminó su cama y le hizo saber a la favorita del rey, que había llegado el fin de su vida de rata.

94


Llena de miedo, ella caminó de un lado a otro, como una rata en la trampa, se fue al jardín, trató de esconderse del rayo de la luna y empezó a cavar un agujero. Sus bellas uñas se partieron, pero no había caso, la encontraron a la mañana siguiente, con tierra en sus manos arañadas y en la bella cara que ahora estaba fría. El rey estaba desconsolado y en su desesperación hizo llamar al Santo para pedirle consejo. Éste contó toda la historia y dijo: “Tiren su cadáver a una fuente y cúbranla de

tierra, de allí va a crecer una flor que, en forma simultánea, va a brindar consuelo, veneno, y bendición. Así vino al mundo la Adormidera “ (210) En este cuento formidable se pueden reconocer algunos motivos, que reflejan con maestría la esencia del placer del Opio. Mencionaremos sólo los motivos principales: - La rata comienza su “carrera” de transformación de su figura, motivada por el miedo: “Ah, Santo hombre, mi vida sólo consiste de tener miedo”, eso es lo que ella quiere cambiar. Como comparación, pasemos a una caracterización de la Heroína: “La Heroína tiene una característica que es la razón principal para que la tomen personas jóvenes casi excluyentemente: “Ahuyenta los miedos” (...) - La rata —gata —perro, etc., que permanentemente está suspirando y acosando, que es víctima de sus sentimientos cuando habla, se asemeja al adicto al Opio (o al adicto a la droga en general), que pone en movimiento a todo el mundo con tal de conseguir su droga a tiempo. Leamos a van Epen: “El adicto está dispuesto a hacer cualquier cosa con el fin de conseguir su dosis. Va a mentir y robar, coimear y manipular, va a tratar por todos los medios que los médicos le prescriban una recta, con ese fin va a proceder de modo muy astuto, por ejemplo no irá al médico de cabecera, sino a un reemplazante de fin de semana, va a contar allí, que su médico de cabecera siempre le prescribe ese medicamento imprescindible. Si el médico se rehúsa, el adicto eventualmente comenzará a amenazar, por ejemplo con el suicidio, o, ciertamente menos frecuentemente, mediante actos violentos, simplemente no se alejará de la sala de espera hasta conseguir su objetivo. Una vez que el médico se ablandó, el próximo fin de semana será una víctima más servicial, si él durante un tiempo le prescribe reiteradamente la correspondiente receta, en forma garantizada escuchará del adicto, que fue el médico que hizo del consumidor un adicto— lo que es un motivo para obtener más recetas, mediante chantaje” (...) El cuento refiere acertadamente estos rasgos de la adicción al Opio, nos muestra como una persona originalmente miedosa, se puede transformar en un egoísta insatisfecho e insaciable, que manipula a otros. - Y el Santo cedió: “ Naturalmente el Santo no quiso hacer esto, sin embargo luego lo hizo...” – al igual como muchos miembros familiares, padres, amigos, y conocidos, ¡ceden frente al adicto!. Éste no resulta ser agradecido, sino que por el contrario, los usa para sus fines. Incluso va a robarles, en la mayoría de los casos, a aquellos que más le ayudaron, a quienes más les importa “El paquidermo primero pisoteó e hizo añicos la choza del Santo y luego desapareció en la selva”

95


- La nueva figura sólo le proporciona por poco tiempo satisfacción a la rata, la hace feliz por breve tiempo. Lo mismo pasa con la euforia que producen los Opiáceos: por un breve instante no hay miedo, inquietud, o tristeza, sino que reina la calidez y la tranquilidad. Pero pronto termina esto, aparece el miedo, el dolor (a través de síntomas de privación) y el hambre de más droga. Éstos son algunos motivos del cuento hindú, por supuesto que la correspondencia mutua no está completada, pero tal vez alcance para manifestar las sabidurías, ciertamente actuales, que están ocultas en el cuento. ¿Qué podemos decir acerca del empleo histórico de los Opiáceos? Trataremos a continuación de presentar primeramente la historia de los Opiáceos. Luego entraremos en el desarrollo de los productos aislados del Opio, la Morfina y la Heroína (sustancia que se obtiene a partir de la Morfina)

HistoriadelosOpiáceos  Opio

La primera vez que se menciona a esta planta, de la que se obtiene el Opio, Papaver Somniferum , es en una tabla de barro de alrededor del año 3500 AC. En este documento realizado con escritura cuneiforme, la Adormidera se describe como una sustancia que adormece y obnubila. Se la señala con los signos gil y hull, los sumerios le dieron el nombre “Planta de la alegría” De Sumeria los conocimientos sobre las propiedades del Opio, llegaron a Egipto, donde esta droga, entre otros empleos, se usó como remedio, para “Ahuyentar el griterío infantil excesivo” (alrededor de 1600 AC) Pero el Opio no sólo era conocido por sus propiedades narcotizantes, también se lo apreciaba como medio para apartar sueños peligrosos, y como una sustancia que producía sueño. Sobre la lápida de un médico egipcio se alaba a la planta de la siguiente forma (cerca de 800 AC): “Es una planta que está en el portón de la noche y de la muerte, quita el dolor, el conocimiento, hace dormir, obsequia sueños y muerte” No parece improbable que el Opio también haya sido un ingrediente del “Trago del olvido”, que, como veremos, parece haber sido un importante medio auxiliar en el ritual de la iniciación de los misterios, esto ciertamente no se puede afirmar con seguridad. En la antigua Grecia, la Adormidera estaba consagrada a tres divinidades específicas: Thanatos (Dios de la muerte), su hermano Hipnos (Dios del sueño) y al hijo de este último, Morfeo, el Dios de los sueños (de allí deviene la palabra Morfina) A menudo se adornaban las estatuas de estas divinidades con coronas de adormideras. En la Odisea se canta al Opio (que muy probablemente provenía de Egipto, se agregaba al vino) Se lo describe como medio para: “Quien disfrutaba de éste, ponía fin con la aflicción, la tristeza y cualquier recuerdo de sufrimiento, luego de que hubiese sido mezclado en la jarra,

96


En todo el día las lágrimas no mojan su cara, aunque se le hayan muerto la madre y el padre, Aún cuando el hermano esté ante él, Incluso cuando el hijo más amado muera a través de hierro enemigo, y él tuviera que presenciarlo...” (...) De manera acertada también se calificó al Opio como “Sueño invernal de los sentimientos”. En la medicina se lo usaba frecuentemente como narcotizante. En el reino romano se usó al Opio como calmante de dolores, como somnífero y, si bien en menor grado, como medio de placer. Petronius, en el I siglo DC lo menciona: “Y se llenó de esas dulces píldoras del jugo de la Adormidera, que brinda alegría y tranquilidad” (...) También se cometían suicidios con ayuda del Opio. En el Reino Bizantino y los países islámicos, el Opio también era conocido. Theodotus de Smyrna escribe alrededor del año 750 DC; “Sólo las personas que no pertenecen a ninguna clase social, se entregan al Opio, los que no poseen nada, y los que no tienen derechos. Ellos buscan en el Opio, la medicina contra su inferioridad. Para ciudadanos respetables y de buena reputación, el Opio sólo es medicina en caso de enfermedad” (...) Persia se convirtió en la mayor zona de plantación del Opio del mundo islámico. Desde allí se difundió el Opio al oriente, y las recetas médicas pasando por la India, incluso alcanzaron a la China (a través de la ruta de la seda). Pero no llegó a haber un uso importante como medio de borrachera y como medicina. La China había desarrollado un método eficaz contra el dolor mediante la acupuntura. La situación fue muy distinta en el mundo islámico. Allí el Opio, en oposición al alcohol, no estaba prohibido por el profeta. Los médicos árabes prescribieron abundantemente al Opio como medicamento en la temprana Edad Media. Uno de los científicos árabes más grandes de aquel tiempo, Avicenna (¡quien, dicho sea de paso, quien murió en 1037 a raíz de un envenenamiento de Opio!), Difundió este medio entre sus colegas europeos, de manera que en el siglo XII el Opio en forma creciente se usó en la medicina europea. Paracelso (1493-1541), el famoso médico del Renacimiento, usó Opio como ingrediente de su conocido “Remedio milagroso”, Laudanum, una tintura que calma el dolor, y tranquiliza, remedio que hasta el siglo pasado podía encontrarse en muchos hogares. El empleo del Opio como medio de placer popular en Europa data de fines del siglo XVIII. Sobre todo en Inglaterra se difundió el consumo de Opio rápidamente en todos los estratos de la población, pero sobre todo entre los pobres operarios industriales y portuarios. Thomas de Quincy nos informa: “Tres honorables farmacias en Londres me dijeron que la cifra de los consumidores de Opio es sumamente grande. Cuando yo llegué a Manchester algunos años después, me aseguraron varios fabricantes de algodón, que la costumbre de consumir Opio, se arraiga en los trabajadores; los sábados por la tarde se apilan pequeños paquetes con 1 o 2 gramos de Opio sobre los mostradores de las farmacias, paquetes que ya habían sido preparados con anterioridad para la noche. La razón para eso sería el magro salario, que no le permitiría a los trabajadores comprar cerveza o aguardiente.” (217)

97


También en Francia, aunque en menor medida, se hizo popular el Opio, sobre todo en las ciudades portuarias. A diferencia de Inglaterra, no se lo comía, sino que se lo fumaba—una costumbre que se había adoptado de los chinos. Esto nos lleva a un punto trágico culminante en la historia del Opio, al consumo gigantesco de Opio en China durante el siglo XIX. En China ya se había impuesto la costumbre de fumar Opio durante el siglo XVII, en menor grado: esta costumbre probablemente haya sido introducida por los árabes. Cuando el consumo creció incesantemente en el transcurso del tiempo, Inglaterra, que en aquel entonces era la nación comercial más importante del mundo, se empezó a interesar por razones económicas, por el permanente requerimiento del Opio. Por esta razón se crearon plantaciones de adormidera en India (Bengala). El monopolio lo obtuvo la empresa inglesa “East India Company”, que pasó a introducir cantidades de Opio, que estaban cubiertas por el requerimiento, al mercado chino. Las consecuencias no tardaron en llegar: el comercio creció de algunas miles de cajas de Opio en el año 1773, a 30.000 cajas en el año 1837. China se opuso a esta práctica. En 1794 se decretó una prohibición a la importación de Opio, pero no tuvo éxito. Los británicos evadieron los impedimentos y transportaron las cajas con barcos, y por contrabando, a las ciudades portuarias del Reino Chino, logrando un negocio muy lucrativo. El gobierno chino, consternado por el efecto catastrófico del consumo de Opio—por doquier había adictos esmirriados y enfermos— envió en el año 1739 a un funcionario de gobierno a Cantón, para terminar con las prácticas ilegales. Este funcionario, llamado Lin, procedió de forma enérgica: Encautó a más de 20.000 cajas británicas de Opio (más de 1000 toneladas!) y las destruyó. Además ordenó castigos de muerte a quienes comercializaran con el Opio. También amenazó con ocupar todos los barcos británicos, en el caso de que no se cumpliera con la orden impartida. Londres reaccionó de manera inmediata: “Con semejante requerimiento el Gobierno Chino ha destruido cualquier sentimiento de seguridad (o sea la seguridad de comerciar libremente. Nota de la redacción” El resultado fue la guerra, que siguió a una breve discusión. Los enfrentamientos bélicos duraron de 1839 hasta 1842. El poderío militar del Reino Chino, que en aquel entonces contaba alrededor de 370 millones de pobladores, pero cuya armada estaba provista parcialmente con escopetas antiguas, estaba enfrentada a la superioridad de 10.000 hombres del Ejército Británico, que estaban armados con armas modernas, en arte con ametralladoras. Fue una lucha desigual. Los chinos no estaban a la altura del Ejército Británico y tuvieron que capitular. Inglaterra pidió reparaciones para las 20.000 cajas de Opio destruidas, como también libre acceso a los cinco puertos chinos más importantes. Además Hongkong pasó a ser británica. Entre 1856 y 1860 tuvo lugar la Segunda Guerra del Opio. Inglaterra, Francia y Norteamérica obligaron a China a abandonar su política de cerrarse frente al Occidente y a intensificar el comercio. Se procedió a la apertura de otros puertos chinos, lo que también fue de provecho al comercio del Opio. Las autoridades chinas dejaron de lado sus reservas contra el consumo de Opio, de forma obligada, y reconocieron “que la actual generación de fumadores de Opio, quiere y debe tenerlo” (...) Se legalizó la droga y se ganó buen dinero con eso—el impuesto del precio de la mercadería en todo caso ¡llegaba al 8%!. El número de los adictos subió drásticamente:

98


Ascendió de 2 millones en el año 1850 a 20 millones en al año 1878. Millones de personas murieron a causa del Opio. En 1880 la importación de Opio de la India llegó a un punto culminante de 6500 toneladas. Esto fue razón suficiente para que China pasara a crear sus propias plantaciones de adormidera. Ahora había Opio nacional, que le hacía la competencia a la calidad hindú, y el éxito no tardó en llegar: para fines de siglo, la importación de la India había bajado a 3.200 toneladas, mientras que la producción china había subido a 22.000 toneladas. Personas esmirriadas, que llevaban sólo una vida vegetativa, ahora formaban parte de la impresión callejera en las ciudades importantes. Pero la mayoría de los adictos no permitían que la situación llegara a tanto. Para evitar dar una imagen tan deplorable, era usual suicidarse tomando una dosis excesiva antes de que empezara la fase final. El contrato de capitulación del año 1860 había contenido un punto, por el que se establecía que misioneros extranjeros podían establecerse en China. Lo que encontraron éstos, como consecuencia del comercio libre, les dio el impulso a estos misioneros, de buscar métodos para ayudar a los adictos al Opio, en hospitales creados por estos misioneros; Por el otro lado eso condujo a un alejamiento profundamente moral, de una política que sancionaba a ese comercio libre, por lo menos en lo que concernía al Opio. “Lo que moralmente es incorrecto, no puede ser políticamente correcto” era el lema de estos ricos cuáqueros y el viejo misionero chino, que en 1874 fundaron la “Sociedad para la supresión del comercio del Opio”(220) Esta sociedad, pronta, movilizó un gran lobby en Inglaterra, para lograr su meta. Sobre la base de la iniciativa de éstos misioneros, en 1895 se creó la “Royal Comisión on Opium Study” (Comisión Real para el estudio del Opio), que un año más tarde informaba que una prohibición del Opio perjudicaría el presupuesto hindú de modo inadmisible, sin ayudar a China en absoluto. Además los asiáticos, en oposición a los blancos, “serían inmunes en gran medida a los efectos negativos del Opio” (221) ¡Reinó gran decepción en la Liga contraria al Opio! Pero no cedieron. De Norteamérica vino un creciente apoyo; allí trabajadores chinos, que habían sido mandado a California, para trabajar en la construcción del ferrocarril transcontinental, se entregaron sin inhibición al consumo de Opio. El público norteamericano estaba aterrado, presenciando las consecuencias de ese consumo desmedido, y se promulgaron leyes para prohibir que se fumara Opio. Esto no era demasiado problemático en los Estados Unidos, ya que en una gran parte de la población había una fuerte tradición moral contraria al abuso del alcohol. El consumo de alcohol estaba prohibido en varios estados norteamericanos desde mediados del siglo XIX, ya que los puritanos desde comienzos del siglo XVIII habían comenzado con sus acciones contrarias al alcohol. Además existían razones económicas y políticas para enfrentar el creciente abuso del Opio. Los Estados Unidos, que habían “liberado” a Filipinas poco antes del fin del siglo, descubrieron allí, lo terrible que podían ser los efectos del flagelo del Opio—alrededor del 40% de la población adulta era adicta, (222), y las potencias coloniales, Inglaterra y Francia, ganaban mucho dinero con ello Teodoro Roosevelt, el presidente de los Estados Unidos de ese momento, escribió en 1906: “Con acciones contrarias al comercio del Opio, mejoramos nuestra posición en Asia en dos sentidos. Las víctimas serán nuestros aliados naturales, y además debilitamos la economía de los poderes coloniales” (223) Y bajo el lema “¡Es el deber sagrado de los Estados

99


Unidos, proporcionarles a los pueblos del mundo la libertad y la posibilidad de la verdadera vida!” (224), formuló tres puntos esenciales de la política externa:

a) Opio es un problema serio en Asia b) Los Estados Unidos deben apoyar a China a nivel Internacional (la viuda del emperador chino había sancionado severas leyes contra el consumo de Opio en el mismo año, pero sin mayor éxito) c) Los Estados Unidos deben ser los pioneros en la lucha a favor de una prohibición general del Opio en todo el mundo. Bajo la presión del lobby británico e internacional Anti-Opio, como también por el desarrollo político mencionado arriba, el Parlamento Británico en el mismo año (1906) en forma unánime aceptó un pedido, que le recomendaba al gobierno “emprender los pasos necesarios para terminar a la brevedad con el comercio del Opio hindú-chino” (225) En los próximos diez años, sobre la base de los requerimientos de los Estados Unidos y de China, tuvieron lugar tres conferencias internacionales. El objetivo era combatir el contrabando, regular severamente la comercialización del Opio, Opiáceos y limitar la producción al uso médico. Los Gobiernos Chino y Británico decidieron trabajar en forma conjunta, para frenar el consumo en China. Inglaterra disminuyó la importación de Opio hindú en la misma medida que China desmontaba sus plantaciones de adormidera. En el año 1917 se destruyeron las últimas cajas de Opio hindú por parte de China, de esta forma el comercio oficial del Opio para fines no medicinales había llegado a su fin. Cualquier uso ilegal del Opio y de los Opiáceos quedó bajo severo control internacional, como impuso la Convención Internacional del Opio en La Haya en el año 1912 y las conferencias posteriores, la producción sólo debería servir a fines estrictamente médicos. Pero duraría bastante tiempo, hasta que la base legal fuera más o menos segura, todos los países habrían firmado la Convención de La Haya. En la Convención del Opio de 1925 este proceso provisoriamente finalizó. Recién en 1961 y 1971 hubo nuevos convenios, pero ese fin fue muy insatisfactorio. La delegación norteamericana y china, abandonaron antes de tiempo la conferencia, completamente decepcionados, porque opinaban que las regulaciones no eran lo suficientemente radicales, dada la falta de medidas de control contundentes. Pensaban que de esa forma no era posible que la miseria del Opio fuera retrocediendo. Como ilustración: en al año 1925 tan sólo la producción total del comercio del Opio en los Países Bajos, llegaba a 11.948.000 Florines, montos de los que difícilmente podía prescindir el tesoro colonial, por lo que no había realmente mucho entusiasmo de regular severamente el tráfico del Opio (226) Los problemas siguieron existiendo, esto afectó especialmente a China: el Gobierno Central perdió de manera creciente, el control sobre el reino fragmentado, líderes regionales dominaban la política, descubrieron que se podía ganar mucho dinero a través de la producción y el comercio del Opio. Para ser breves: hasta los años cincuenta siguió existiendo un consumo colectivo, recién cuando los comunistas, bajo el mando de Mao Tse Tung decidieron medidas de supervisión severas, éstas realmente se llevaron a cabo, se terminó radicalmente con el tráfico ilegal, como también con el consumo nacional. Hasta hace pocos años, China ya no tenía mayores problemas de Opio.

100


Recién en los últimos años se acumularon informes sobre el resurgimiento del consumo de Opio e inclusive de la Heroína. En 1991 había 300.000 adictos al Opio y a la Heroína, según la estimación de un informe policial chino. Oficialmente la cifra sólo llegaría a 70.000 adictos (227) También en el mundo occidental el consumo de Opio provisoriamente ha decrecido en forma drástica, En su lugar se establecieron la Morfina y la Heroína como sus sucesores, como veremos seguidamente. Al final de este bosquejo histórico queremos responder a la pregunta sobre qué es el Opio: ¿A qué sustancia se la denomina Opio, y cómo se produce esta sustancia? El Opio se obtiene del jugo lechoso de la planta Papaver Somniferum (Adormidera), una planta de la familia de las Papaveráceas, al que también pertenece nuestra amapola. El método clásico de la obtención del Opio es el siguiente: a las cápsulas frutales inmaduras se las tajea cuidadosamente, de esta forma sale un jugo lechoso blanco, que en contacto con el aire rápidamente se tiñe de marrón y se convierte en una sustancia plástica que se puede amasar, se la raspa al día siguiente, es el Opio bruto, aún tienen algunas impurezas, que se limpian mediante ciertos métodos de purificación. Finalmente, después de procedimientos adicionales, se genera el Opio fumable (Chandul) Jean Cocteau en su libro “Opium. Ein Tagebuch” (Opio. Un libro diario) da las siguientes recetas de purificación: “Yo recomiendo agregar vino viejo al agua, en la que se ablanda la bola cruda, evitar hervirlo, filtrar siete veces y macerarlo todo durante ocho días” (228) El Opio crudo tiene un gusto amargo y un olor que desmaya, contiene 25 sustancias activas diferentes (Alcaloides), de los cuales la venenosa Morfina ocupa la mayor parte (10-14%). Las sustancias más importantes restantes, que en conjunto ocupan entre 5,5 y 10,8 %, del total, son las siguientes:  Codeína: un medio de parar la tos, actúa de manera similar a la Morfina  Papaverina: un veneno que anula los espasmos y relaja; actúa sobre la musculatura lisa del intestino, los bronquios y la vesícula.  Narcotina: un veneno que anula los espasmos y relaja; actúa en forma similar como la Papaverina.  Narceína: un medio potente para calmar el dolor, con un efecto paralizante sobre la musculatura lisa.  Tebeína: un veneno que produce espasmos. De esta lista se puede ver cómo los diversos ingredientes del Opio se refuerzan mutualmente en forma alternante, por el otro lado (por lo menos en parte), también se bloquean. Esto también explica por qué el efecto del Opio bruto—que dicho sea de paso, consiste sobre todo de la Morfina que contiene, —es definidamente distinto a la Morfina pura aislada. Si se convierte el Opio bruto y fumable, los ingredientes de la Morfina, en comparación a los restantes alcaloides, aumentan, de forma que el efecto del Opio fumable es más fuerte que el Opio bruto. Sin embargo ciertamente no alcanza el efecto de la Morfina pura.

101


Morfina(Morphium) Aún antes de fines del siglo XVIII, la investigación en casi todos los países europeos, se ocupaba de dos cuestiones: ¿Cuál es la sustancia activa del Opio? , ¿Se puede encontrar en la masa de Opio, uno o más sustancias responsables para ese efecto? Sobre estas cuestiones se trabajó en forma intensiva en los primeros años de la química moderna. Para fines de siglo (XVIII), en círculos científicos se tenía la sensación de que el descubrimiento era inminente. Sorpresivamente fue el farmacéutico Friedrich Wilhelm Sertürner, de veinte años, quien en el año 1803 en Paderborn aisló por primera vez el ingrediente más potente del Opio. Con ese fin trabajó sobre el Opio bruto, al que calentó y disolvió en agua destilada, entre otros, con amoníaco, de manera que finalmente obtuvo una nueva sustancia cristalina. ¿Era esta sustancia realmente la portadora de las propiedades alteradoras de la conciencia? Para dilucidar esta cuestión desparramó algo de esta sustancia sobre un pedazo de pan, y se lo dio a comer a un perro, que merodeaba delante de la farmacia. Sertürner constató: después de la toma de la sustancia se produjo sueño y luego vómito, con una segunda toma, se vomitó todo, pero la tendencia al sueño permaneció por varias horas, de manera que esta sustancia es el ingrediente narcótico básico” (229) Posteriormente probó lo mismo con el perro de un vecino, esta vez tuvo menos suerte: “El animal tambalea cansado, finalmente muere...” (230) Además emprendió pruebas contrarias: usó los restos(no la sustancia cristalina), para alimentar a un pollito, dejó que un ratón inhalara los gases salientes. En ambos casos no se notó ningún efecto, así Sertürner creyó “ poder concluir con seguridad, que el gran estímulo del Opio no se derivaba de la resina, o las partes extraídas, sino de este cuerpo cristalino especial” (231) A esta sustancia cristalina la llamó Morfina –palabra derivada del Dios del Sueño(Morfeo) Después de haber hecho algunos experimentos consigo mismo y algunos amigos jóvenes, publicó su descubrimiento dos años después, en 1805, como carta de lector en el Journal der Pharmacie de Leipzig, sin embargo no se lo tomó muy en serio. Siguieron otros artículos en 1806, 1811, y 1812, en el último describió las propiedades alcalinas, formadoras de sal, de la Morfina, posteriormente, en forma retrospectiva, se denominó “Alcaloides” a distintas sustancias de origen vegetal. Durante mucho tiempo Sertürner se lamentó que sus descubrimientos no fueran honrados debidamente, finalmente la “Sociedad para Mineralogía General en Jena”, en el año 1817 lo nombró miembro extranjero ordinario, una honra especial, ya que el documento estaba firmado por el presidente de esta asociación: Johann Wolfgang Goethe. Probablemente también fue éste, quien se ocupó en segundo plano, de que Sertürner en el mismo año recibiera el título de Doctor Honorario de la Universidad de Jena. El descubrimiento de Sertürner, tuvo consecuencias de envergadura: por un lado produjo, que con el tiempo se investigara a otros alcaloides contenidos en el Opio bruto (Codeína, Papaverina, Narcotina, etc.), por el otro lado se tenía la esperanza, de haber encontrado finalmente en la Morfina un medio que no produjera adicción, pero que tuviera un efecto parecido al Opio, si estaba bien dosificado. Para investigar esto, se lo

102


recomendó como droga sustituta para adictos al Opio. La esperanza se cumplió, los adictos efectivamente dieron la espalda al Opio, pero sólo para dirigirse, después de un tiempo, a la Morfina, el problema sólo cambiaba de sitio. Así la gente preguntaba—sobre la base de la suposición que el así llamado “hambre de opio”, lo genera el órgano, en el cual aparece esa sensación de hambre, el estómago--, si el sentimiento del hambre de Opio, o de Morfina, seguiría generándose, si de alguna manera se lograse traspasar la sustancia del estómago al cuerpo. La invención de la inyección

trajo la solución. En el año 1864 el farmacéutico Charles-Gabriel Parvas visualizó interiormente este instrumento, cuando observó a un hombre dedicado a la desinfección, desratización, y control de plagas, quien rociaba veneno con su gran jeringa manual en agujeros y rincones difícilmente accesibles. ¡Ésa era la solución!, 2 días más tarde, Parvas se había construido una jeringa tipo miniatura, la cual del lado delantero tenía una larga aguja hueca. Unas semanas más tarde se presentaron seis adictos al Opio, en forma voluntaria para el experimento, se les inyectó Morfina. ¡Ninguno de ellos jamás volvió a tomar Laudanum (que contenía Opio)! ¿Sería ésta la solución, entonces, inyectar Morfina (que tenía las propiedades narcóticas y calmantes del dolor del Opio), de modo subcutáneo? ¿Se podría evitar de esta forma la “hambre de Opio”, el problema de la drogadicción? Unos años más tarde, durante la guerra alemana-francesa, durante 1871/1872, se suscitó la gran decepción: Luego de que se usara Morfina en gran escala como narcótico en el caso de heridas, operaciones, amputaciones, se constató en muchos soldados heridos, que después de reiteradas dosis de la droga, se generaba un creciente deseo de la misma, aunque las sucesivas aplicaciones ya no eran necesarias para combatir el dolor. Muchos soldados empezaron a inyectarse Morfina ellos mismos, la usaban como medio de placer que les daba una sensación de calor, relajamiento, felicidad y olvido. Se manifestó una verdadera adicción a la Morfina a través de los primeros estudios empíricos, que se llevaron a cabo en los años noventa del siglo XIX. Había muchos adictos entre los médicos y farmacéuticos. Una tercera parte de los 142 adictos, descritos en un estudio alemán, pertenecían a esta profesión y eran víctimas de la Morfina. La usaban para “poder soportar las cargas de la profesión, que tanto tiene que ver con el sufrimiento humano” (232) También sobre la base de las experiencias que se hicieron en los Estados Unidos, donde había ingresado la Morfina como medio de placer, después del fin de la guerra civil (18611865), se relegó a la Morfina al uso médico, debido a sus propiedades generadores de adicción. Pero esto no significó de ningún modo, que el uso tóxico de la Morfina como droga hubiese terminado. Hasta el día de hoy, el consumo de Morfina está difundido entre médicos, enfermeros y farmacéuticos, debido a sus propiedades eufóricas.

LaHeroína Se siguió buscando un medio que calmara el dolor pero que no creara adicción. En 1898 se vuelve a pensar que se lo había encontrado, en la fábrica de medicamentos de Elberfelder, en Baviera, el profesor Heinrich Dreser, de 37 años, había obtenido la sustancia Diacetilmorfina, que estaba basado en la Morfina con el agregado de ácido de vinagre y

103


complicados procedimientos de limpieza, entre otros, a través del éter. Después de una corta fase de experimentación de menos de dos meses, se habían descubierto las siguientes propiedades:    

En oposición a las propiedades generadoras de sueño de la Morfina, la Diacetilmorfina producía más bien una activación. Reducía sentimientos de miedo de cualquier naturaleza. Ya una dosis sumamente pequeña, termina con la tos, incluso en pacientes de tuberculosis. Adictos a la Morfina, que fueron tratados con esta sustancia, perdían inmediatamente todo interés por la Morfina.

A Dreser, después de su muerte, se lo caracterizó en una noticia necrológica, como “ una personalidad erudita, algo dura, pero original, no muy sociable, que se apartaba de los colegas, costaba lograr que participara de una reunión o de un Congreso” (233) Este personaje llamado Dreser pensaba que había encontrado la “sustancia milagrosa”, sólo faltaba el hombre apropiado, finalmente se la denominó “Heroína”, en alusión a la palabra griega “Heros” (héroe), por las propiedades heroicas que se le atribuían a la sustancia. En la circular anual para médicos, la “Biblia –Baviera” (Bayer-Bibel), Dreser presentó así a su producto: “Una sustancia, cuyas propiedades no producen acostumbramiento, que es muy fácil de usar, que es la única sustancia capaz de sanar rápidamente a adictos a la Morfina” (234) En el mismo año Bayer inició una campaña periodística mundial, en todos los diarios importantes aparecieron avisos para ambos medicamentos milagrosos de la empresa: Aspirina y Heroína (el “calmante de la tos”) Poco tiempo después, la Heroína se comercializó en gran escala en todo el mundo. Pero en el año 1904, el francés Morel-Lavallée tuvo el coraje de afirmar, que la Heroína efectivamente era muy adictiva. Un año más tarde él descubrió que la Heroína en la sangre se convierte en Morfina, duplicándose el efecto de la Morfina —un hecho que Dreser hipotéticamente había considerado imposible, ya que las fórmulas químicas de ambas sustancias se diferencian marcadamente. En 1912 la empresa Bayer decidió suprimir los avisos semanales, en el mismo año la Heroína, sobre la base de la creciente adicción a la Heroína, sobre todo en los Estados Unidos, en el marco de la Convención Internacional del Opio en La Haya, pasó a ser una sustancia prohibida, que sólo se podía conseguir mediante prescripción médica. Aunque ahora se reconocía, que la Heroína era adictiva, se prescribía a la misma, especialmente en los Estados Unidos, como medicamento contra la adicción al Opio, porque se la consideraba mucho más inofensiva que el Opio. Recién en 1924, cuando la adicción a la Heroína en los Estados Unidos amenazó alcanzar una extensión epidémica, también se la prohibió allí. No obstante, en muchos otros países se la siguió usando en gran escala, por un tiempo, así por ejemplo en Egipto, donde en 1925 muchas empresas pagaban parte del salario semanal con píldoras de heroína. A través de la prohibición internacional, el negocio de la Heroína pasó a la clandestinidad. Organizaciones criminales se apoderaron de la producción y del comercio, ganando sumas gigantescas desde el comienzo de la onda de la Heroína en los años sesenta.

104


En laboratorios secretos, situados en el “Triángulo Dorado” (la zona limítrofe de Birmania, Tailandia, Laos, China, Pakistán, Afganistán, y Turquía), se aisló y se aísla Heroína a partir del Opio bruto. Desde allí la droga pasa a través de rutas de contrabando, hasta llegar a su destino, donde se la mezcla, por ejemplo, con lactosa. De esta forma, de la Heroína bruta, en general queda una pureza del 20 al 60 % (235) Pero mientras tanto el precio subió en forma gigantesca: ¡El precio de venta en la calle a menudo son mil veces mayor que el costo de producción! El número de adictos a la Heroína desde comienzos de la onda de la Heroína actual, se acrecentó muchísimo. Se la usa como medicamento para ahuyentar el miedo, la ira, la tristeza (anímica), dolores, y depresiones. Se convirtió en el acompañante imprescindible para muchas personas jóvenes, a las que les hace más soportable la vida.

 ElefectodelosOpiáceos ElefectodelOpio Como punto de partida, de la descripción del efecto del Opio, presentamos aquella descripción de una borrachera, tan citada, que dio S. Hedayat: “Quería concentrarme, sólo el fino humo del Opio podía concentrar mis pensamientos, brindarme tranquilidad, yo fumé el resto de Opio que me había quedado, para que esa droga milagros me quitara todos los obstáculos y velos que estaban delante de mis ojos, ahuyentara los lejanos recuerdos grises apilados. El estado que ansiaba, se produjo de modo más intenso al esperado: lentamente mis pensamientos adquirieron gran filo y una sutil pureza. Yo caí en un estado, que era medio sueño y medio desmayo. Después sentí como si me quitaran un gran peso de mi pecho. Me parecía que la ley de la gravedad ya no valía para mí, y volé libremente detrás de mis pensamientos, que eran abundantes, amplios y muy nítidos. Estaba lleno de una profunda e inenarrable voluptuosidad. No sentía el peso de mi cuerpo. Todo mi ser se sentía parte de ese mundo fluyente de las plantas, una existencia tranquilizada, y sin embargo llena de encantadores formas y colores. La cohesión de mis pensamientos se abrió, y ellos se mezclaron con esos colores y formas. Yo estaba sumergido en olas de una ternura sumamente dulce. Podía escuchar latir a mi corazón, y sentía el palpitar de mi pulso. Todo eso era de lo más significativo y a la vez me llenaba de un encanto infinito. Me quería entregar completamente a ese sueño del olvido. Si fuera posible ese completo olvido, si hubiera podido tener permanencia, si mis ojos, cerrándose, más allá del sueño hubiesen podido sumergirse en la más absoluta nada, y yo no hubiera sentido más la conciencia de mi existencia, si todo mi Ser se diluyera en una mancha de tinta, en un soplo de música, o en un rayo colorido de luz, y esas olas, esas formas crecieran hasta una lejanía infinita, para luego palidecer silenciosamente hasta hacerse irreconocible, entonces sí, yo hubiera llegado a la meta de todos mis deseos. Paulatinamente se produjo el cansancio y la rigidez, era un cansancio agradable, como cuando olas delicadas emanaran de mi cuerpo. Luego me pareció que mi vida empezaba a rodar para atrás, en forma sucesiva vi experiencias que ya pertenecían al lejano pasado,

105


estados, acontecimientos de otro tiempo, recuerdos borrados y olvidados de mi niñez. No sólo que los veía—participaba de ellos actuando y sintiendo. De instante en instante me tornaba más joven y más infantil. Luego—de repente—todo se tornó impreciso y oscuro, y me pareció que todo mi ser estuviera colgado sobre un gancho delgado en el fondo de una fuente oscura y profunda. Luego me solté del gancho y caí, caí, y ninguna resistencia impidió la caída—era un precipicio sin piso en lo más interno de una noche eterna. Luego, y en forma paulatina, surgieron largas sucesiones de imágenes borrosas ante mis ojos. Después caí en un olvido completo...” (236) Si observamos detenidamente esta descripción de un fumador de Opio, en primer lugar llama la atención, que acá encontramos algunas apariciones, a las que ya conocemos de descripciones de LSD, y en menor medida de Cannabis. Muchos pasajes de las experiencias de Hedayat señalan, como explicaremos inmediatamente, una separación parcial del cuerpo etérico del cuerpo físico, o bien del cuerpo astral del cuerpo etérico y del cuerpo físico. Apariciones que ya hemos estudiado en forma detallada, por lo que ahora podremos ser breves.

ElefectodelOpiosobreelcuerpoetérico S. Hedayat antes de tomar la droga, reflexiona: “... sólo el fino humo del Opio podía concentrar mis pensamientos y brindarme tranquilidad” Efectivamente experimenta: “Y el estado al que esperaba, vino en forma más intensa de la esperada: Lentamente mis pensamientos se tornaron muy agudos y eran de una delicada pureza” Ésta es una descripción sumamente clara del efecto del Opio sobre el cuerpo etérico humano, especialmente sobre aquella parte, que en el transcurso del segundo septenio, se liberó de las fuerzas de crecimiento y de actividad formativa, que hasta entonces se concentraban sobre el cuerpo físico. Ahora están disponibles para el desarrollo y formación de procesos de pensamiento. Porque las fuerzas de crecimiento y de formación pasan por una metamorfosis alrededor del séptimo año, y se convierten parcialmente en fuerzas de pensamiento (237) Rudolf Steiner dice al respecto: “ Es de la mayor importancia saber, que las normales fuerzas de pensamiento, son las refinadas fuerzas de formación y crecimiento” (238) Son esas fuerzas de pensamiento, esas fuerzas etéricas libres, las que percibe Hedayat en su calidad clara, pura y formativa, sin que aparezca un enturbamiento por parte de las preocupaciones, recuerdos de la vida cotidiana (“para que esta droga, que obra milagros, me quite todos los obstáculos y velos que están ante mis ojos y ahuyente todos los lejanos recuerdos grises apilados”) Podemos concluir de esto, que el Opio en primer lugar influye sobre el efecto del cuerpo etérico, y que este miembro del Ser, se separa paulatina y parcialmente del cuerpo físico, con la consecuencia, de que la parte liberada del cuerpo etérico (las fuerzas de pensamiento) primeramente son percibidas y experimentadas a travéz de auto conciencia de la persona (a través del cuerpo astral y el Yo); A posteriori el cuerpo etérico, si la dosis no conduce a la muerte, en forma creciente se separará del cuerpo físico. De esta forma las fuerzas etéricas liberadas ( el cuerpo astral y el Yo llevados por el cuerpo

106


etérico), pueden subir las fuerzas de pensamiento que se elevan: “Me pareció que la ley de la gravedad ya no valía para mí, y volé libremente tras mis pensamientos, que eran abundantes, extensos y muy nítidos” El cuerpo etérico también se separa parcialmente en el nivel medio, el sistema rítmico: “Luego percibí, como si se me quitara un peso de mi pecho...Yo estaba libre del peso de mi cuerpo. Todo mi Ser lo sentía tranquilo, y como perteneciente al fluyente mundo de las plantas, una existencia tranquilizante, y sin embargo llena de formas y colores encantadores” Esto es muy interesante y cautivante, ya que también Rudolf Steiner habla de la “planta etérica” que está integrada a los pulmones, y que crece de los pulmones, como lo hace la planta física, de la Tierra” (239) Estas fuerzas etéricas que se liberan en los pulmones, las percibe el consumidor, y la parte libre de su cuerpo etérico—sus fuerzas de pensamientos—se une con él: “La cohesión de mis pensamientos se abrió, y éstos se mezclaron con esos colores y formas. Yo estaba sumergido en olas de una delicadeza muy suave” el cuerpo etérico se separa parcialmente de los pulmones, lo que se expresa inmediatamente en una respiración más lenta durante el consumo de Opio. Habiendo una sobredosis, la persona se muere por un paro respiratorio. El consumidor también percibe otros efectos del propio cuerpo etérico, por la fusión de las fuerzas etéricas liberadas (como ya vimos en el caso de LSD), del cuerpo astral y del Yo: “Yo podía escuchar el latido de mi corazón, percibir mi pulso, todo esto era muy significativo, me llenó a la vez con un encanto infinito” Y este proceso continúa; las fuerzas etéricas liberadas (y contenidas en ellas, el cuerpo astral y el Yo, quieren disolverse en el entorno, en el infinito: “... Si todo mi ser se disuelve en una mancha de tinta, en un soplo de música, o un rayo colorido de luz, olas y formas creciendo hasta el infinito, pera luego palidecer silenciosamente hasta ser irreconocibles...”

Sintetizando se aclara lo siguiente: una parte de la influencia del Opio consiste en que la persona afectada, en forma similar a la descripta en el LSD, su cuerpo etérico se separa parcialmente del cuerpo físico, las fuerzas etéricas liberadas pueden disolverse en el entorno. Sobre la base de esto se puede concluir, que las otras experiencias, que van acompañadas a esa vivencia del proceso de muerte, como por ejemplo la visión retrospectiva total o parcial de la vida pasada, o de la percepción alterada del espacio y del tiempo, también van a aparecer. La vivencia del panorama retrospectivo también la describe Hedayat: “Luego me pareció que mi vida rodaba hacia atrás, en forma sucesiva vi experiencias que habían pasado hace mucho, estados y acontecimientos de otro tiempo, recuerdos borrados de mi niñez. No sólo las vi, participé de ellas, actuando y sintiéndolas. De instante en instante yo era más joven y más infantil” El famoso poeta inglés adicto al Opio, Thomas de Quincey tuvo experiencias similares, él describe en sus “Testimonios de un inglés consumidor de Opio” (Bekenntnisse eines englischen Opiumessers) (1822) lo siguiente: “Las vivencias más insignificantes de mi niñez, o escenas totalmente olvidadas de años posteriores, a menudo despertaban a la vida... Yo estoy seguro que en el fondo no es posible el olvido” (240) Vamos a abordar este tema más detalladamente a continuación, este aspecto generado por el Opio, el enorme crecimiento de la memoria. En lo que respecta a la vivencia alterada

107


del tiempo y el espacio, también encontramos una impresionante descripción de Quincey: “Las sensaciones del espacio y el tiempo estaban ambas muy estimuladas. Edificios y paisajes surgían ante mí, en proporciones tan inmensas, como el ojo normal no las puede percibir. El espacio se hinchó y alcanzó una extensión inenarrable, pero eso no me inquietó tanto como la inmensa extensión del tiempo, por momentos tenía la impresión, como si hubiera vivido 70 o 100 años durante una sola noche. Sí, a veces tenía la sensación, como si hubiesen pasado 1000 años durante ese tiempo, o bien una duración que sobrepasa mucho los límites de la experiencia humana” (241) Si planteamos la pregunta, qué clases de éter están más involucradas en la separación del cuerpo físico, parece lógico pensar en el éter químico, unido al elemento acuoso y líquido. (Véase en este contexto los comentarios sobre el LSD) También la descripción de Hedayat señala hacia ahí: “Yo estaba inmerso en olas de una ternura muy suave... Era un cansancio agradable, como si mi cuerpo desprendiera olas delicadas... y esas olas, esas formas crecieran hasta lejanías infinitas...” Se trata de movimientos crecientes en forma de olas. Consideremos que las fuerzas etéricas son fuerzas de crecimiento. También en el comentario de Quincey, encontramos a este elemento de crecimiento: “El espacio se hinchó y alcanzó una extensión inenarrable... la inmensa extensión del tiempo” Estas fuerzas del éter químico unidos al elemento acuoso, tienen su centro en el hígado humano. Víctor Bott: “El hígado es el centro de la organización acuosa y el portador de nuestro cuerpo etérico” (242) En el hígado se separan fuerzas etéricas, esto puede producir con el tiempo una reducción etérica en primer lugar, pero luego también física, del hígado. Esto se refleja por un lado en un trastorno del metabolismo y de los procesos de calor (procesos constructivos) del cuerpo físico, por el otro lado, en una parálisis de la voluntad, en depresión y en un miedo a la vida (243) Hasta aquí, la descripción del efecto del Opio sobre el cuerpo etérico; tenemos que ser conscientes que también en el área de los pulmones, se liberan fuerzas etéricas, lo que genera un sentimiento liberador, relajante, tranquilizador.

 ElefectodelOpiosobreelcuerpoastral Al poco tiempo de que se producen los primeros efectos del Opio (“Lentamente mis pensamientos se tornaron agudos, de una pureza delicada), Hedayat cae en un estado, que es “mitad sueño y mitad de desmayo”. Podemos concluir que su cuerpo astral se separó parcialmente de su cuerpo físico, debe haber sacado a su cuerpo etérico, los cuales de esa forma entran en un estado de sueño (Véase la exposición correspondiente en el capítulo sobre Cannabis) También Thomas Quincey describió algo parecido y señaló sobre la base del efecto del Opio, el sueño y la realidad se van mezclando más y más, hasta que se fusionan completamente. Schmidbauer y vom Scheidt sacan su conclusión en su libro Handbuch der Rauschdrogen (Manual de las drogas de borrachera): “El fumador entra en un estado intermedio entre el sueño y la vigilia, surgen imágenes de sueño sin que la conciencia se pierda completamente” (244)

108


Se trata de imágenes oníricas, por eso es importante tener en cuenta, que todas las experiencias comentadas hasta aquí, se deben a la separación parcial del cuerpo etérico, como así también todas las experiencias que vamos a exponer (Véase especialmente los comentarios sobre el efecto del Opio sobre el Yo) ¡tienen lugar total o parcialmente en el área de esa conciencia onírica! La salida del cuerpo astral del cuerpo etérico y del cuerpo físico también tiene otras consecuencias:  Debido a que el cuerpo astral se retira de ciertas áreas del sistema nervioso, el consumidor ingresa a un estado narcotizado, por lo que entre otros, desaparecen sensaciones de dolor: “De acuerdo a investigaciones recientes, los Opiáceos influyen de la siguiente manera sobre el organismo: evidentemente en el cerebro existen ciertos receptores químicos, los que depositan preferentemente allí el efecto toxico ajeno al cuerpo. La concentración de los Opiáceos a través de estos receptores, se pudo comprobar sobre todo en el “sistema límbico”, que rodea como un borde de tejido al cerebro. Aquí se halla la amígdala, un área del cerebro, que tiene una función cuando hay miedo o reacciones de huída. En general se puede decir que los receptores de los Opiáceos (245) aparecen en el área del cerebro, que contienen ramas de transmisión para estímulos de dolor, por lo que se puede comprender el efecto calmante del dolor, de los Opiáceos” (247) Acá el cuerpo astral ya sea parcialmente, o de manera total, se ve empujado hacia fuera del sistema nervioso, de manera que las percepciones de dolor y miedo, provocadas por el cuerpo físico, no pasan a la conciencia, o sólo de forma reducida. En el caso de Morfina pura, esto sucede en mucho mayor grado, como veremos más adelante. El cuerpo astral salido parcialmente se va a conectar más que lo normal con ciertas partes del sistema nervioso de la médula espinal (248), por lo que el consumidor llega a estar en condiciones de percibir aquello, que de otra manera está oculto debajo del umbral de la conciencia cotidiana: la sabiduría que impregna a todo el mundo y hace de la creación un gran todo (Véase también los correspondientes efectos en el caso de Cannabis) Hedayat también lo narra: “La cohesión de mis pensamientos se abrió, los pensamientos se mezclaron con los colores y figuras (del mundo vegetal), yo estaba sumergido en olas de suavísima delicadeza, podía escuchar el latido del corazón, el latido de mi pulso, todo esto fue muy significativo, me llenó de un encanto infinito”  Es el lado nocturno de la conciencia, la que se vive aquí. La persona afectada se sumerge en el mundo de la sabiduría cósmica (no perceptible durante la conciencia cotidiana, sabiduría que impregna el cuerpo, especialmente durante el sueño, lo levanta, regenera, y que sólo se le hace consciente a través de los nervios del sistema de la médula espinal, de manera onírica.  Por el otro lado el cuerpo astral salido parcialmente, va a tender de manera diferenciada según el individuo, a diluirse en el mundo cósmico astral, de manera que las experiencias que se dan allí, surjan de manera onírica en la conciencia (Véase también los comentarios en el capítulo sobre Cannabis)

109


Para redondear la exposición sobre el efecto del Opio sobre el cuerpo astral, continuaremos con un párrafo de una conferencia de Rudolf Steiner sobre este tema: “Con respecto al Opio hay que tener en cuenta, que influye especialmente sobre el cuerpo astral, de tal manera que el ser humano lo saca de su cuerpo físico. Esa salida del cuerpo astral del cuerpo físico, el consumidor lo percibe como una sensación muy placentera, por un tiempo él está libre de su cuerpo físico, eso lo percibe como una sensación de bienestar. Ya habrán escuchado alguna vez que alguien dice: el sueño es dulce. ¡Pero durante el sueño el ser humano en realidad no puede percibir esa dulzura, ya que está durmiendo! No la puede percibir, sólo puede tener un gusto a posteriori, de ahí es que las personas dicen que el sueño es dulce. Pero cuando el ser humano toma el jugo de la adormidera, el Opio, entonces percibe esa dulzura, ya que entonces está en el cuerpo como si durmiera y a la vez está despierto. De esa forma puede gozar de esa dulzura, se siente muy bien allí, como si todo su cuerpo estuviera impregnado con azúcar, con un azúcar muy especial, totalmente dulce, pero simultáneamente su cuerpo astral está libre del cuerpo físico, por eso percibe todo tipo de cosas, no muy nítidamente. No tiene sueños comunes, sino que percibe el mundo espiritual, hace grandes viajes a través del mundo espiritual, eso le gusta, a través de eso es ascendido al mundo espiritual. En el caso del bebedor de alcohol por otro lado, su cuerpo físico es usado totalmente, incluyendo a la sangre, ahí el cuerpo astral no se libera. Todo es utilizado por el cuerpo físico. Por eso la persona que toma alcohol, es absorbida por el cuerpo físico mucho más que lo normal, ésa es la diferencia. En el Opio se libera lo anímicoespiritual, el consumidor disfruta primeramente del cuerpo físico en su dulzura, en segundo lugar hace viajes, por medio de los cuales entra en el mundo espiritual, si bien en forma no muy ordenada. Y los orientales describieron el mundo espiritual, en parte gracias a las experiencias del Opio, Hachís, y drogas por el estilo” (249) Finalmente la persona afectada se cansa. (Hedayat: “Paulatinamente me sentí cansado y rígido. Era un cansancio agradable, era como si mi cuerpo emanara delicadas olas”) Ese cansancio es una expresión del hecho, que el cuerpo astral se quiere separar del cuerpo físico y del cuerpo etérico, para diluirse en el mundo astral cósmico, como ya se describió, por el otro lado se une parcialmente con el sistema nervioso de la médula espinal. Luego de que Hedayat tuviera una visión regresiva e intensa de su vida pasada, repentinamente “todo se vuelve impreciso y oscuro”. A continuación sigue una descripción muy plástica, fuera de lo normal, del proceso de desencarnación del cuerpo astral y del Yo: “... y me pareció que todo mi Ser estaba colgado de un gancho fino en el fondo de una fuente profunda y oscura, luego pude soltarme del gancho, caí, caí, sin que algún obstáculo impidiera la caída -era un precipicio sin piso en lo más interno de una noche eterna-” Ésta es una maravillosa descripción, porque ahí se visualiza el cuerpo astral que desencarna, “vuela” con el Yo unido al mismo, todo eso se refleja en el cuerpo físico y etérico. Esto, la conciencia lo vive así, porque todo aquello que sube (o sea el cuerpo astral y el Yo), parece caer en un precipicio infinito. Uno tal vez pueda imaginárselo, poniendo un espejo sobre el piso, y luego levantando la mano

110


desde la superficie del espejo hacia arriba, en ese caso la mano parece desaparecer en la profundidad, si se observa el espejo. Este desaparecer, esa disolución del cuerpo astral y del Yo en el mundo astral y espiritual, también puede estar acompañado de sentimientos desagradables, ya que la conciencia cotidiana no está preparada para ese “hundimiento” en la noche, para desaparecer y la disolverse en infinitas alturas, o profundidades. Así describe Thomas de Quincey: “Noche, a, noche me parecía hundirme —no metafóricamente, sino que literalmente—en abismos adonde no entra el sol, en profundidades de lo más hondas, de las que no había esperanza de volver a salir. Aún cuando despertaba, a menudo tenía la sensación de haber subido, pero no quiero detenerme acá, ya que para esa oscuridad, que siguió al espléndido y colorido espectáculo, que hacia el final se condensó en una desesperación suicida, las palabras no alcanzan” (250) Finalmente la persona afectada se duerme, (“Luego, poco a poco aparecieron secuencias de imágenes borrosas delante de mis ojos, después me hundí en un olvido total”) Eso significa que él vivencia brevemente la disolución del cuerpo astral en el mundo astral, antes de perder la conciencia, lo que consiste en el olvido. “Aquello que es la muerte para el cuerpo físico, es el sueño para el cuerpo etérico y es el olvido para el cuerpo astral” (251) ¡Y es precisamente eso, lo que todo adicto al Opio quiere! Volvemos a citar a Hedayat: “... para que esa droga que obra milagros, me quitara todos los obstáculos y los velos delante de mis ojos, todos esos recuerdos apilados de color gris ceniza... Me quería entregar por completo a ese sueño del olvido, si hubiese sido posible ese olvido total, si hubiese tenido permanencia...”

Resumiendo podemos decir que el consumidor de Opio entra en un estado onírico a través de la desencarnación parcial del cuerpo astral del cuerpo físico y del cuerpo etérico. Los lejanos recuerdos “apilados de color gris ceniza” ya no pueden entrar en la conciencia de la manera acostumbrada (252) La persona afectada, los olvidó, su cuerpo astral parcialmente salido ya no percibe los contenidos cotidianos de la memoria, guardados en el cuerpo etérico. Las preocupaciones, los miedos, los problemas, etc., desaparecieron de la conciencia. Finalmente se duerme, su cuerpo astral y su conciencia se separan totalmente de la normal conexión con el cuerpo físico y el cuerpo etérico, se disuelven en el mundo Cósmico Astral. Como última experiencia el consumidor percibe que su conciencia (su cuerpo astral) se hunde, o sea que desaparece en el estado de sueño.

ElefectodelOpiosobreelYo. Pero por el otro lado Hedayat paradójicamente disfruta de sus recuerdos: “Luego me pareció que mi vida rodaba hacia atrás, en forma sucesiva vi experiencia que habían tenido lugar hace tiempo, estados y acontecimientos de entonces, recuerdos

111


borrosos... No sólo que los veía—participaba de ellos actuando, sintiendo, de instante en instante me tornaba más joven y más infantil” Nosotros ya hemos encontrado esta experiencia de enorme crecimiento de la capacidad de la memoria, cuando nos ocupamos del efecto del Opio sobre el cuerpo etérico. Allí hemos mencionado que este fenómeno está condicionado por la separación del cuerpo etérico del cuerpo físico. Pero hay otras razones: es probable, que a través del efecto de la droga, también el Yo se separe parcialmente de su relación con el sistema nervioso autónomo; Si sucede esto, el Yo obtiene la posibilidad de comunicarse libremente con el entorno. Entonces ya no está depositado en el sistema de ganglios, por lo tanto pude utilizar aquellos canales de comunicación con el mundo, que le posibilitan ver todo tipo de cosas en el espacio y el tiempo, lo que normalmente está asentado en el sistema de ganglios, en cuyo caso no son perceptibles esos fenómenos.” (253) En ese caso (de libre comunicación), son posibles grandes experiencias panorámicas con respecto al espacio y al tiempo, como lo mostraron las experiencias de Quincey. Con respecto a la vivencia modificada del tiempo, queremos citar nuevamente a Rudolf Steiner, quien se expresó así con respecto al uso del Opio en Asia: “Un malayo que consume Opio regularmente, encuentra algo gigantesco, su Yo. ¿Y qué obtiene? ¿Por qué se alegra ese malayo o ese turco, cuando consume regularmente Opio?... Él se alegra, porque entonces su memoria despierta de manera maravillosa. Tiene un panorama de la totalidad de su vida y de mucho más, por un lado es terrible, porque a través de eso, enferma a su cuerpo, pero por el otro lado, el deseo de conocer al Yo, es tan fuerte, que no lo puede resistir” (254) Y en otro lugar: “Entonces los turcos describen lo siguiente: “ Cuando consumí Opio, estuve en el paraíso... Y los malayos en Indochina, también quieren ver todo esto, de esa forma se acostumbran al consumo de Opio.. Esas personas... a través del consumo del Opio entran en un estado en el que pueden percibir algo de la eternidad del alma. Realmente es terrible, porque ellos siempre introducen una enfermedad en su cuerpo... Pero vean, es así: Cuando la persona hace algo de modo excesivo, entonces se arruina: Si piensa demasiado, se arruina y si la persona continuamente evoca una memoria excesiva, entonces arruina su cuerpo” (255) En este contexto, Rudolf Steiner menciona los síntomas generales que se producen como consecuencia de la adicción al Opio: El color de la piel empalidece (en la cara) Las cavidades de los ojos se hunden. Enflaquecimiento: Termina la función normal del intestino, por lo que aparece una constipación Los miembros se tornan torpes, el paso se dificulta, la persona cojea. Creciente pérdida de la memoria; Reducción de la capacidad de pensar. La totalidad del cuerpo se arruina, lo que provoca la muerte, en muchas personas (a través de una apoplejía)

112


Todos estos fenómenos, según Rudolf Steiner, son las consecuencias de una “memoria demasiada activa” O, como lo expresó en otra ocasión: “Si la persona sólo desarrollara la memoria, quedaría todo en la memoria aquello que lo impresionó alguna vez, entonces su cuerpo etérico tendría que soportar cada vez más, en ese caso tendría un contenido cada vez más rico, pero entonces la persona se secaría interiormente.” (256) Y eso termina afectando al cuerpo físico de manera desastrosa.

Resumimos: a través del efecto del Opio, el Yo se separo parcialmente del sistema nervioso autónomo, lo que provoca que el consumidor desarrolle una memoria excesiva, que simultáneamente mina al cuerpo físico. Por el explosivo aumento de la memoria no cotidiana durante la borrachera del Opio, a la vez se hace más olvidadizo, una vez que haya pasado el efecto del tóxico. Su memoria queda como quemada. Esto puede llegar al punto de que la persona afectada ni siquiera recuerde como poner un pie delante del otro... Finalmente, la memoria excesiva puede “quemar” el aparato reflejo del cerebro, destruirlo, por lo que el adicto muere (257)

Euforia  La salida del cuerpo etérico, del cuerpo astral y del Yo, del cuerpo físico, como sabe cualquier consumidor, va acompañado de fuertes sentimientos de felicidad y de placer (258). Citamos a Rudolf Steiner: Porque una liberación siempre va acompañada de una absorción en lo espiritual, eso va ligado a cierta voluptuosidad, en forma directa o indirecta. Porque lo liberado, ya sea el cuerpo etérico, el cuerpo astral, o el Yo, se vuelca en cierta forma al mundo espiritual. Este proceso ciertamente está relacionado con sentimientos de felicidad” (259). Menciona el ejemplo de un paciente perturbado psicológicamente, en el que su cuerpo etérico, cuerpo astral y Yo periódicamente se separaban de la unión con el cuerpo físico. El paciente escribió: “Yo esperaba mis ataques con impaciencia... Felicidad... Todo me parecía fácil; no parecía haber obstáculos, ni en la teoría, ni en la práctica, mi memoria de repente llegó a un estado de perfección...” (260) Es fácil imaginarse, que este sentimiento de euforia, aumenta considerablemente, si el Opio se inyecta por via venosa en forma de tintura, de manera que la sustancia a través de la sangre, alcanza con la velocidad del relámpago a órganos internos y al cerebro. Ahí se produce velozmente una separación parcial del cuerpo etérico, cuerpo astral y Yo. Las entidades del Ser “disparan” del cuerpo físico, tiene lugar el placer, una euforia en forma de un relámpago intenso de felicidad, como “flash”. En el caso de la Heroína eso incluso es más acentuado, como se mostrará más adelante.

LaResaca  El consumidor de Opio despierta de su borrachera con una terrible resaca, sentimientos de malestar, dolores, e inquietud interna, a menudo acompañados de culpa

113


con respecto a lo que hizo. Para desterrar estos sentimientos a menudo vuelve a tomar la droga; con la repetición puede generar la adicción. Nos podemos preguntar: ¿Por qué es tan doloroso volver a ocupar el propio cuerpo?. Dicho de manera más precisa: ¿Por qué es tan difícil compenetrar nuevamente el cuerpo físico y el cuerpo etérico, con el cuerpo astral y el Yo, que es lo que genera la conciencia cotidiana? Para contestar esto, es necesario observar brevemente el proceso, que tiene lugar durante el despertar. Helmut Hessenbruch describe en su libro “Esencia y sentido del dolor” (Wesen und Sinn des Schmerzes), el proceso del despertar de la siguiente forma: “Cuando nos despertamos a la mañana, lo que sucede, es que nuestra Ser anímica-espiritual vuelve a entrar en el cuerpo físico y realmente “choca” con éste. Esto hay que imaginárselo bien concretamente, lo suprasensible en sí no tiene carácter espacial, pero cuando se produce un contacto con el cuerpo espacial y lo penetra, entonces se produce una especie de “choque” Lo suprasensible, lo espiritual anímico que regresa, “choca” con el cuerpo físico, al que quiere penetrar. Y la vivencia de ese “choque” es el despertarse, el proceso concreto que tiene lugar durante el despertar, consiste en la entrada de lo anímico espiritual al nivel físico y percibe esa resistencia, esa condensación, como “choque”. Pero a través de las impresiones de la compresión en el cuerpo, inmediatamente luego de la primera resistencia, el cuerpo se hace permeable y lo anímico-espiritual puede compenetrarlo” (261) Pero si el cuerpo está intoxicado por el opio, está más o menos arruinado, sobre la base de la desarmonía entre el cuerpo minado por el Opio y el cuerpo astral que retorna junto al Yo, por el otro lado, entonces el cuerpo astral no puede compenetrar al cuerpo físico como corresponde. Sigue Hessenbruch: “Nosotros descubrimos que cada dolor significa experimentar una desarmonía, esto se refiere a todo tipo de dolores—si nos duele la cabeza, si nos duele el estómago, si tenemos dolor en las articulaciones, etc., siempre es una profunda vivencia de una desarmonía, alguna clase de perturbación de la correcta confluencia y de los procesos. En la medicina hablamos de la disfunción de los órganos. Podemos observar, se mire a donde se quiera, siempre el dolor físico se basa en una experimentación de un desgarramiento, separación, perturbación y destrucción de una desarmonía” (262) Precisamente eso es el caso de la resaca del Opio. El cuerpo astral y el Yo de la persona afectada, regresan al cuerpo físico afectado por el Opio, el consumidor percibe como dolor a esa desarmonía, esa imposibilidad de compenetración del cuerpo físico alterado. (263) A esto se agrega, que el cuerpo astral y el Yo, a través del efecto de la droga, son arrojados con cierta violencia fuera del cuerpo físico y del cuerpo etérico; su “regreso”, el “choque” de estas dos entidades del Ser con el cuerpo físico, por lo que será tanto más intenso. Esto se puede comparar con el giro del péndulo: cuánto más oscila el péndulo hacia un lado, tanto más fuerte es el movimiento inverso, el cuerpo astral y el Yo, durante el despertar de la borrachera, chocarán con el cuerpo físico, para compenetrarlo nuevamente, el consumidor percibirá la desarmonía generada de esta forma, como dolorosa. O como lo expresa Olaf Koob en su libro

114


Drogensprechstunde: (Consulta sobre drogas): “Cuánto más se sale del cuerpo físico, tanto más se “cae” nuevamente en el mismo. Eso significa que el alma se vuelve a unir en forma más intensiva con el cuerpo físico, eso produce dolor físico y anímico” (264)

Síntomasdeabstinencia  Cuando hay un uso regular del Opio como droga, el organismo humano hasta cierto grado se acostumbra a la sustancia y se hace necesario una dosificación más amplia, hasta cierto límite tóxico, para lograr el mismo efecto, para que el cuerpo etérico se separen del cuerpo físico (parcialmente), como también el cuerpo astral y el Yo (total, o parcialmente) Dicho brevemente, surge una tolerancia (véase los detalles en el capítulo introductorio) Junto a eso, aparecen una vez que se termina con el uso crónico de la droga, los así llamados síntomas de abstinencia, como espasmos del estómago o de los músculos, dolores en todo el cuerpo, inquietud, etc (el llamado Síndrome de abstinencia) Estos síntomas desaparecen en cuanto se vuelve a tomar la droga, o cuando se toleran hasta el final. ¿Cómo se generan estos síntomas de abstinencia? ¿Por qué son tan intensos? Como resultado de todo lo que se dijo hasta acá, podemos decir lo siguiente: Por el efecto del Opio, el cuerpo etérico se libera parcialmente del cuerpo físico, en tanto que el cuerpo astral y el Yo (lo hacen parcial o total), así se genera la borrachera del Opio. Mientras que la sustancia del Opio esté contenida suficientemente en el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo astral y el Yo no pueden volver totalmente al cuerpo físico, el estado de borrachera persiste. En cuanto el nivel del Opio en la sangre y en los tejidos, bajó a cierto mínimo, ( a través del catabolismo, procesos de expulsión, etc.) el cuerpo etérico, el cuerpo astral, y el Yo, vuelven a “caer” dentro del cuerpo físico, “chocan” con él y tratan de compenetrarlo con todas sus fuerzas. Ahí es donde se produce el dolor intenso, la enfermedad de la abstinencia. En la medida que el cuerpo físico es minado por el consumo, como sucede con la adicción y se acostumbró al metabolismo del Opio (265) tanto más impermeable y cerrado se torno frente al cuerpo astral y el Yo de la persona afectada: la desarmonía entre el cuerpo físico, por un lado, el cuerpo astral y el yo, por el otro, aumenta. Como consecuencia la “lucha “del cuerpo astral y del Yo, para compenetrar al cuerpo físico, se va a acrecentar. Los síntomas de abstinencia se tornan cada vez más dolorosos, pueden surgir entre otros, espasmos muy intensos. Citamos nuevamente a Helmut Hessenbruch: “Cuando el Ser anímico-espiritual quiere entrar en el cuerpo físico, pero no lo logra, entonces se producen espasmos. Éstos siempre son una señal de que la persona suprasensible hace el intento de compenetrar lo físico, pero no llega a lograrlo... Todos los espasmos son una expresión, de que el normal y sano fluir de lo espiritual no puede realizarse, que queda “colgado”, eso también es lo que produce el dolor” (266) Así vemos, como al vigoroso movimiento ascendente del cuerpo astral y del Yo, sigue el vigoroso movimiento de retroceso de estas entidades del Ser en dirección al deformado, condensado y alienado cuerpo físico, lo que produce intensos dolores musculares y dolorosos espasmos (267)

115


Ya hemos utilizado la imagen del péndulo: al movimiento ascendente (de salida) del cuerpo astral y del Yo, que busca abrirse y diluirse, con todas las consecuencias físicas como el descenso de la presión sanguínea y una respiración más lenta, sigue el movimiento descendente, de contracción, de condensación, que entre otros produce una mayor presión sanguínea, y un aceleramiento de la respiración. A modo de ilustración citamos para finalizar, a J. H. Van Epen: “Es llamativo, que los síntomas de abstinencia por lo general presentan los síntomas contrarios a los síntomas de la borrachera. Un ejemplo como ilustración: Alguien que consume de forma regular el Opio, la Morfina, o la Heroína, exhibe tranquilidad, pupilas achicadas, actividad lenta del intestino (constipación), e inhibición de la función sexual. Durante la fase de abstinencia aparecen los siguientes síntomas: Inquietud, pupilas grandes, una actividad acelerada del intestino asociada con espasmos estomacales y diarrea, como así también una función sexual desinhibida, por ejemplo en forma de eyaculaciones espontáneas y orgasmos, que generalmente se perciben como desagradables” (268) De manera que podemos afirmar, para concluir, que el Opio, a través del cuerpo físico, ejerce un fuerte efecto sobre las otras entidades del ser (cuerpo etérico, cuerpo astral y Yo). Eso hace comprensible, porqué esta droga tiene un efecto tan alterador sobre la conciencia. Queremos señalar al lector, que esté interesado en más perspectivas antroposóficas, que hay unas notas aclaratorias al final (269) Allí se estudian algunos fenómenos, que también tiene una estrecha relación con los Opiáceos: la “atmósfera paradisíaca” que rodea al consumidor, y la relación paradójica entre el olvido y el recuerdo.

ElefectodelaMorfina. Hemos citado primeramente informes de consumidores de Morfina, que aclaran el efecto de la Morfina. William Burroughs, por ejemplo, escribe: ”Primeramente se siente la Morfina en la parte trasera de las piernas, luego en la nuca, una ola de relajación se expande, los músculos se aflojan y ceden a los huesos, de manera que uno tiene la sensación de flotar, como si uno estuviera en agua salada y caliente” (270) Hans Fallada describe el efecto que antecede a la inyección: “Solo un par de minutos, un breve instante, y una profunda tranquilidad va a invadir a mis miembros...” Y poco después: “Yo siento el hormigueo en mi cuerpo, y ese calor agradable, furtivo, que se desliza. Tengo mil pensamientos , porque mi cerebro es vigoroso y libre” (271) Citamos a René Stoute, después de una inyección dirigida directamente a la vena: “Cualquier dolor desapareció de mi cuerpo. Un calor se propagó suavemente por mis venas, cualquier tensión desapareció” Unos momentos más tarde: “ La Morfina quedó como un estrato confortable bajo mi estómago” (272) Vemos cómo el consumo de Morfina produce calor, relajación, y calma el dolor. A continuación observaremos en detalle el efecto de esta droga sobre las entidades del organismo humano, dentro de los tres sistemas orgánicos (Metabolismo, Sistema Rítmico, Sistema Nervioso-Sensorial, incluyendo al cerebro).

116


Elsistemametabólico Nosotros consideramos a las extremidades como parte del sistema metabólico, ya que los músculos del aparato de movimiento, forman parte del metabolismo y proceso de combustión del cuerpo humano (273) En los músculos tiene lugar una relajación mediante la Morfina. Eso significa que el cuerpo astral, que siempre se ocupa de la tensión de la vigilia, de la actividad, y del movimiento, se retira. De esta forma los músculos en cierto sentido “caen en un sueño”, y la persona afectada percibe esto como una corriente cálida, una ola de relajamiento que fluye a través de sus músculos y miembros. De esta corriente de calor podemos concluir, que las fuerzas etéricas, y entre ellas, especialmente las fuerzas del éter de calor, se separan parcialmente de los procesos del metabolismo calórico—esto sobre todo en el área del estómago y su centro, el hígado; como consecuencia, el consumidor percibe un calor interior, pero se va enfriando exteriormente, físicamente. Van Epen observa, en este contexto, que los consumidores de Morfina y Heroína, tienen una temperatura corporal más baja (274) Esto, ciertamente podría entenderse, como que por el efecto de la Morfina, se van separando fuerzas etéricas del corazón y del circuito sanguíneo, el verdadero “organismo calórico” del ser humano, por lo que la persona afectada percibe un efecto etérico calórico agradable. Con respecto al metabolismo, la Morfina y la Heroína además producen: (275) - Un debilitamiento del movimiento del intestino (Peristaltismo), lo que conduce a la constipación - Una inhibición de la función sexual, un interés disminuido en lo sexual, en los hombres a menudo hay impotencia, en las mujeres cesa la menstruación - Una producción de orina reducida - Una disminución de ciertos niveles hormonales en el cuerpo, entre otros de la Corticosteroide ( hormona secretada de las glándulas suprarrenales). Podemos reconocer a través de estos fenómenos, que el cuerpo astral se retira en gran medida de los órganos mencionados. Éstos pierden su tensión, su actividad, su movilidad—la base física de la voluntad se pierde en mayor o menor grado. Pero esto no sucede sin que hubiera algún impedimento. Se puede observar por ejemplo, que en la musculatura lisa de la salida del estómago, la vesícula biliar, los caminos de la vesícula, y los músculos de cierre, aparecen estados espasmódicos, provocados por los intentos del cuerpo astral, de compenetrar estas áreas (276) Pero a pesar de todo, prevalece el éxtasis y la tranquilidad: “La vida es linda. Hay tanta suavidad, una corriente de felicidad fluye por mis miembros, en esa corriente se mueven todos los pequeños nervios, delicada y cuidadosamente, como plantas acuáticas en un lago claro. Yo vi pétalos de rosas” (Hans Fallada, luego de una inyección de Morfina) (277)

117


Elsistemarítmico También en el sistema rítmico, la Morfina separa al cuerpo astral, ya sea parcialmente, o totalmente de su conexión del cuerpo físico, y del cuerpo etérico. La Morfina y la Heroína provocan una respiración más lenta y una reducción de la actividad del corazón (278). Un estado así de actividad reducida, es característico para el modo de funcionar de esos órganos durante el sueño, cuando el cuerpo astral se separa de la normal conexión que existe durante el estado de vigilia. También la tos se aplaca. En el caso de una intoxicación grave, también el cuerpo etérico se separa del cuerpo físico; esto puede conducir a la muerte: “Se puede percibir, que cuando se dan sobredosis de Morfina o Heroína, se produce una respiración extremadamente lenta... Un paro respiratorio por una sobredosis, conduce a la muerte, si no se actúa de inmediato, por ejemplo a través de una respiración artificial, o proporcionando un antídoto” (279)

Elsistemanervioso-sensorial  Como ya se describió en el efecto del Opio, la Morfina y la Heroína sacan al cuerpo astral de aquella parte del sistema nervioso y del cerebro, que está relacionado con la conducción de los estímulos de dolor (Ver Pág. 180) Citamos a van Epen: ” La Morfina y la Heroína afectan la función del sistema nervioso central SNC), entre otros el cerebro...” (280) Es por eso que la Morfina y la Heroína son calmantes del dolor tan inalcanzables, pero hay que tener en cuenta que la duración del efecto de la Morfina, es más larga que la de la Heroína. Resumiendo podemos decir, que la Morfina realmente anestesia al consumidor: lo sitúa en un estado parecido al de una planta, a través de la separación parcial o total del cuerpo astral del sistema de órganos. De esa forma la persona afectada pasa a un estado feliz, cálido, suave, claro, onírico, que inclusive puede ser de sueño total. “Morfina es una alegría silenciosa, delicada, blanca y floreada. Hace feliz a sus discípulos” Con estas palabras, Hans Fallada, un adicto a la morfina, alaba a su droga (281). Y René Stoute describe así el efecto de la droga: “Satisfecho de Morfina caí dormido sobre una silla. Escapándome del tiempo, (Ilusión, ilusión...) se borraron los contornos, las preocupaciones se hicieron humo, los pecados dejaron de existir, dejó de existir el Karma, ni dolor, faltaba el aburrimiento, y mi conciencia se redujo a una nada sin peso. Mis párpados se tornaron pesados y se cerraron. Vino el sueño, allí donde no puede ingresar ningún intruso, el sueño baila con suaves pantuflas y con colores cálidos. El sueño no juzga, hace olvidar. No hace falta que hagas más nada, que no tengas voluntad de nada, no necesitas más a los pensamientos, a los sentimientos, nada más... nada. Todo eso te lo puede brindar la Morfina” (282) ¡Ni preocupaciones, ni pecados, ni Karma, ni juicio, ni recuerdos, ni pensamientos, ni sentimientos, ni voluntad, ni Yo!

118


Sobre las alas del éter de calor, que se libera de los tres sistemas orgánicos, que compenetra, (283), asciende del cuerpo el Yo y el alma, perdiendose el Ser en un mundo paradisíaco de soledad consigo mismo. También acá encontramos descripciones impresionantes de consumidores de Morfina: “Yo estoy solo en el mundo. No tengo compromisos, todo es fatuo, sólo vale el goce... Yo estoy en todos lados, yo soy todo, yo solo, soy el mundo y Dios. Yo creo y olvido... “ (Hans Fallada) (284) René Stoute describe a los consumidores de Morfina de la siguiente manera: “Los puros consumidores de Morfina y de Heroína aprecian un estado de desmayo permanente, y mucho tiempo de sueño. Solo se despertaba para buscar el sueño lo antes posible. Se vivía al lado del otro, se hacían cosas conjuntamente, pero se permanecía solo consigo mismo.” (285). Sólo con la amada Morfina. “También pienso en ti, mi dulce niña, que perdí hace tiempo. Mi única amada ahora es la Morfina. Es mala, me tortura de manera inconmensurable, pero me premia mucho más allá de cualquier concepto. Esa amada ciertamente está en mí. Ella llena mi sentido con una luz diáfana y clara, en su resplandor reconozco, que todo es fatuo, y que solo vivo para disfrutar de ese éxtasis... Penétrame más, amiga mía, extasíame en forma más salvaje aún... Y yo estoy feliz y sé que estoy solo con ella, y que no vale nada más... Descorazonado y desesperado me recuesto hacia atrás. Y de repente siento: ¡El efecto de la Morfina cesó! Mi cuerpo tiembla nuevamente. Y abandonado de mi amada, ni siquiera fui capaz de hacer una receta...” (Hans Fallada) (286)

ElefectodelaHeroína.  Ese estado de aislamiento fuera de lo común, se refuerza en el caso de la Heroína. El consumidor entra en su propio, cálido cosmos, en el que está sólo consigo mismo. El Yo ha perdido casi totalmente las conexiones con el propio cuerpo, con el alma, y con los otros seres humanos. Los miedos, las preocupaciones, y los dolores, ya no le llegan. Uno está “cerrado” para consigo mismo y con relación al mundo. De manera acertada lo expresa la joven Jenny G de 19 años de edad: “Querida pequeña hermanita, Tú, princesa sobre la lenteja, Valiosa reina, Yo te amo, Y sólo a ti— Tú me haces independiente Tú me haces insensible al dolor ¿Los otros seres humanos aún me importan? En mis venas florece tu fuego, Encandece mis entrañas Sin quemarlas Afloja a mi alma apretada

119


Satisface los anhelos de mi corazón. Sobre tus alas Vuelo a los precipicios de mi espíritu, y entro a los Precipicios de su espíritu En segundo plano hay música...” (287) Las fuerzas del calor etérico compenetran y rodean el interior del consumidor. Dentro del manto cerrado uno siente una agradable calidez, mientras que el lado externo del manto es frío. Pero la Heroína provoca algo más: Sobre las alas del éter de calor, el Yo de la persona afectada, vuela hacia fuera, a aquella región que rodea a la cabeza y que está disponible para los procesos de pensamiento. La persona afectada se torna “toda cabeza” Frente a los dolores, miedos, y preocupaciones no siente nada, ya que su cuerpo astral salió parcialmente. Su conciencia de cierta forma se retiró a la punta del faro. Acá hay algunas citas que dan testimonio de esto: - Mi cabeza está como separada del resto del cuerpo, y estoy totalmente en el presente” (288) - La Heroína te torna frío y calculador, te protege contra el miedo” (289) - Me sentí levantado encima mío, muy por encima mío y de todas las cosas. Yo era superior. En cierto sentido, bien abajo mío, como un caminante visto desde un avión, estaba mi Yo, mi Yo corpóreo, y en ese momento me era indiferente, si ese otro Yo se caería sobre su nariz, o no” - Koob (1989): “La persona se torna toda “cabeza”, a través de esa sustancia... helado en la conciencia, congelado y adaptado hacia afuera. Así la Heroína separa lo anímico del intelecto, y a través de eso posee una propiedad, que es la razón principal, para que incluso hoy sea consumido por tantas personas jóvenes: Ahuyenta los miedos. Adaptación por medio de la quita del miedo ¿Puede haber hoy una tentación mejor y más decisiva? (290)

Resumimos: - La Heroína separa al cuerpo etérico parcialmente del cuerpo físico. A través de eso se liberan fuerzas etéricas de calor (junto a las fuerzas etéricas de los pulmones, ver el párrafo sobre la Morfina) - La Heroína separa al cuerpo astral, parcial, o totalmente del cuerpo físico y del cuerpo etérico. De eso resulta el efecto narcotizante, calmante del dolor, el efecto tranquilizador. - La Heroína separa al Yo (entre otros, sobre las alas del éter calórico), de su conexión con las otras entidades del ser. - Ciertamente la Heroína deja una conexión entre el Yo y una parte libre del cuerpo etérico intacta, de manera que el Yo, aislado del cuerpo y del alma, sólo puede seguir pensando de manera fría, distanciada, instrumental (o sea carente de calor anímico y

120


desprovista de fuerzas del corazón), hasta que es llevado por el cuerpo astral, separado posiblemente en forma total, al mundo de la inconciencia, del sueño. Uno se puede imaginar, que la euforia que acompaña ese proceso de desencarnación, es muy fuerte, sobre todo cuando la Heroína se inyecta directamente a la sangre, y de esa forma en pocos segundos alcanza órganos internos y el cerebro. También hay algunas citas al respecto: - “El flash” vino como una oleada que chocaba contra el dique. Un calor agradable penetraba todo mi cuerpo” (291) - “Ese sentimiento de Nirvana se ve acrecentado a través de la inyección de Heroína. Para el drogadicto no hay nada más deseable que el “flash” salvador, cuando la sustancia penetra en el circuito y posteriormente en el cerebro, aniquila de pronto los dolores infernales de la abstinencia” (292) - “Una diferencia con la morfina consiste en que la Heroína llega al cerebro mucho más rápido, porque penetra las meninges más rápido, provocando de esa manera un “flash” más intenso que la Morfina” (293) Pero el precio es demasiado alto: Por un lado la euforia como aliciente pasa paulatinamente a un segundo plano; en su lugar aparece el miedo a los síntomas de abstinencia “Y el tiempo es el gran aguafiestas. El tiempo es el guardián del umbral. El tiempo hace un llamado a la responsabilidad” escribe el autor Arie Visser (adicto a esta sustancia) (294). Van Ree lo expresa así: “El adicto, a través de su nivel de Opio en la sangre, se ve inmerso en un ritmo de cuatro a seis horas, no se siente normal nunca, está drogado, o está enfermo. Con el tiempo los ritmos normales de la vida (Dormir—estar Despierto, Hambre – Comer, Trabajar—Descansar, etc.) pasan a un segundo plano. Los adictos no se rigen por nuestro tiempo, ellos se rigen por el “tiempo—yonqui” (295). Por otro lado, el estado físico y psicológico del adicto con el tiempo va empeorando. A los efectos físicos descriptos, cuando se trató el tema de la Morfina, se le pueden agregar algunos más: una tez color gris, perturbación en los pulmones, el hígado, y la sangre (alteración en el número de los linfocitos), ataques de Angina pectoris, perturbaciones en el estómago y el intestino, erupción en la piel, baños de sudor en la menor ocasión, debilidad nerviosa, caída de los dientes, perturbación de los órganos sexuales, bajo nivel de testosterona en la sangre, disminución de la potencia en los hombres y perturbación de la menstruación en las mujeres. Además ese decaimiento físico va acompañado de un retroceso anímico. En el libro Manual de drogas de borrachera (Handbuch der Rauschdrogen), leemos: “Al principio aún subsiste la actividad de la razón intacta de manera asombrosa, a pesar de la percepción perturbada por la borrachera. Los intelectuales, luego de años de abuso de Opiáceos, pueden realizar importantes logros científicos y artísticos. Pero la continua socavación de las fuerzas de concentración, problemas de memoria, y finalmente estados psicológicos, interfieren después de un tiempo de forma tan masiva, que con frecuencia un entorpecimiento secundario es inevitable” (296) Vemos pues, que por el consumo de la Heroína, se genera un empeoramiento general del estado físico y anímico del adicto. Muchos adictos se dan cuenta de esto, pero narcotizan

121


a ese sentimiento a través de un renovado consumo de Heroína. Además el miedo a los síntomas de abstinencia, al vacío y a la depresión, impide a muchos a terminar con el consumo. ¿Cómo vive los síntomas de abstinencia un adicto a la Heroína? William Burroughs describe, cómo se sintió cuando fue “pateado” en una celda de la policía: “Yo estaba acostado sobre un angosto banco de madera, y me tiraba de un lado al otro. Mi cuerpo era como una masa inflada, herida, el Opiáceo congelado en la carne palpitante, se estaba descongelando en forma tormentosa. Yo me recosté sobre el estómago, una pierna se deslizó hacia abajo del banco, patiné hacia delante, el borde redondeado y pulido por muchas telas, se deslizó entre mis piernas. Ese contacto liso provocó que la sangre de repente disparara a los genitales. Explotaron chispas ante mis ojos, mis piernas convulsionaron—el orgasmo de un hombre degollado cuando se quiebra la nuca... Por la pérdida de líquido corporal, mi sangre estaba espesa y concentrada. Durante las cuarenta y ocho horas sin Opiáceos, había bajado diez libras. El médico tardó veinte minutos para sacarme algo de sangre con un cañito, para un análisis, porque la sangre siempre se coagulaba en la aguja... El tercer día, y su noche correspondiente en esta adicción, en general son las peores. Después del tercer día, los síntomas de abstinencia paulatinamente pierden fuerza. Yo percibí un ardor fío en toda la superficie del cuerpo, como insectos inquietos, y hubiese hormigas arrastrándose bajo mi piel. Uno es capaz de distanciarse de la mayoría de los dolores—dientes-, ojos- y heridas en los genitales que provocan dificultades especiales--, de modo que el dolor se percibe como estímulo neutral. De la aftinencia de esta adicción parece no haber escapatoria, esta adicción es la otra cara de la euforia. El aliciente del Opiáceo reside en que se lo necesita de modo imprescindible, los adictos viven de acuerdo al tiempo y al metabolismo del Opiáceo. Dependen de clima, les brinda calor y también les hace sentir frío, el estímulo reside en vivir bajo sus condiciones. No se puede huir de la enfermedad de esta adicción, como tampoco se pude huir de la euforia luego de la inyección” (297) J. H. Van Epen resume los distintos síntomas de abstinencia que se dan en el adicto a la Heroína: “En el caso de Opiáceos con un tiempo medio breve, como la Morfina, y la Heroína, los primeros síntomas de abstinencia aparecen dentro de algunas horas después de la última toma. Alcanzan su máximo al segundo o tercer día, y en el transcurso del cuarto al sexto día van perdiendo en intensidad. En el caso de un Opiáceo con un tiempo medio mayor, la Metadona, los síntomas aparecen recién después de un día de dejar de tomar la droga. Los síntomas llegan a su culminación al quinto o sexto día, y luego van decreciendo paulatinamente durante el lapso de una a tres semanas. Los síntomas de abstinencia pueden ser muy serios, como también se puede dar el caso que los síntomas apenas se perciban. En casos excepcionales pueden poner en peligro la vida. Hay una serie de factores que influyen sobre el tipo y la intensidad de estos síntomas. Podemos nombrar por ejemplo: la gravedad y la duración de la adicción que antecede a estos síntomas. En el caso de personas que consumieron Opiáceos durante poco tiempo, por lo general hay síntomas de abstinencia benignos, el consumo de grandes cantidades conduce a síntomas serios, además influye mucho el estado general del paciente. Los síntomas de abstinencia por lo general son más marcados en personas que están físicamente enfermas, como también en pacientes con un estado general malo, además

122


tiene influencia la constitución psicológica del paciente: algunos gritan terriblemente, aunque objetivamente no se pueda observar mucho su enfermedad en la abstinencia, mientras que otros soportan relativamente tranquilos, síntomas fuertes. Los síntomas del síndrome de abstinencia del Opiáceo, son: una cara temerosa, intranquila, algo hundida, que se percibe apretada, fría, grandes ojos con amplias pupilas, una nariz que gotea, a veces hay hipo, a menudo hay bostezos permanentes, sensaciones de frío y de calor que alternan, espasmos estomacales, una fuerte flatulencia, diarrea, a veces también hay vómitos; dolores musculares, espasmos en la espalda, en las piernas; piel de gallina, pelos parados, mayor peristaltismo, ligero aumento de la frecuencia del pulso, de la presión sanguínea y de la temperatura corporal. En la mayoría se observa una necesidad insaciable de volver a tomar un Opiáceo” (298) De todos estos síntomas se puede deducir, que sobre todo el cuerpo astral y el Yo de la persona afectada, tratan de penetrar el cuerpo físico acostumbrado al metabolismo como consecuencia del Opio, un cuerpo alienado por la Heroína. Por eso el pulso, la presión sanguínea y la temperatura del cuerpo, suben, los órganos del metabolismo retornan a la actividad, ¡y el ex consumidor se despierta notablemente! Como el cuerpo astral y el Yo, durante el tiempo de consumo de la Heroína se desencarnaron, ahora se “arrojan con gran fuerza en el cuerpo físico y tornan a éste, “súper consciente”, súper despierto (pupilas agrandadas, pelos parados, son la consecuencia) Lo exprimen: La nariz gotea, los ojos lagrimean, hay una gran pérdida de líquido, pero el cuerpo físico se resiste. Después de un largo consumo a perdido su transparencia para el cuerpo astral y el Yo. Se ha condensado, se ha endurecido, se enfrío (Burroughs: “la carne palpitante, congelada en el Opiáceo, en estado de tormentosa descongelación”. A raíz de esto, el cuerpo astral y el Yo son repelidos, rebotan, y como consecuencia baja la presión sanguínea y la temperatura del cuerpo. La persona pasa a un cierto estado de relajamiento, siente una necesidad irresistible de bostezar. Pero luego el cuerpo astral y el Yo vuelven con gran fuerza, esa actividad exagerada del cuerpo astral por otra parte produce fuertes dolores acompañados de espasmos. Eso significa que la desarmonía entre el cuerpo físico comprimido, alterado, las superiores entidades del Ser, se agravó tanto, que los repetidos intentos de compenetrarlo, no conducen a otra cosa que precisamente a esos fuertes dolores y espasmos. Y así sigue, sigue, en subida y en bajada, durante días y noches—a menudo acompañado de temores y ataques de depresión-, hasta que el cuerpo astral y el Yo, logran compenetrar hasta cierto punto al cuerpo físico. Pero persiste una situación frágil de larga duración. El ex consumidor es inestable, exageradamente sensible, exageradamente emocional, irritable, se cansa rápidamente; se siente vacío y depresivo. Van Epen en este contexto habla de un “Post-Detoxifikationssyndrom” (un síndrome posterior a la desintoxicación), que puede perdurar por muchos meses (299) Tenemos que comentar aquí, que el entorno del adicto, juega un rol importante en este proceso; tiene incidencia sobre la intensidad de la abstinencia. Porque el cuerpo astral y el Yo de la persona afectada, están sumergidos en la cualidad astral y moral (colores, formas, atmósfera, etc.) del ambiente, de manera que la cualidad del cuerpo astral y del Yo, de aquellas personas que están entorno al ex adicto, influyen sobre la gravedad de la

123


aftinencia. Una “aftinencia” en un ambiente frío, indiferente, incluso enemigo (por ejemplo en una celda de la comisaría) por eso, en la mayoría de los casos, será más dolorosa que en un entorno cálido, atento, dispuesto a ayudar. Así describe Roorda, que su “aftinencia” fue mucho peor, ya que estos problemas de adicción eran nuevos y desconocidos para él. Esto provenía del hecho de que todos tenían miedo de eso—no sólo los pacientes, también el personal de enfermería, uno le transmitía miedo al otro, a través de ese miedo, todos los síntomas se sentían más fuertes” (300)

Esto demuestra cuán importante es el entorno durante el “proceso de aftinencia”. Queremos concluir aquí nuestra presentación del efecto de la Heroína. Pero hay que mencionar aún, que el consumo de la Heroína, bajo las condiciones actuales—Heroína como droga ilegal con todas las consecuencias asociadas (Empleo de agujas sucias, prostitución para conseguir el dinero, mala cualidad de la sustancia, etc.), entraña graves peligros para el adicto. Así un estudio en Berlín Occidental de entonces, concluyó que el número de muertes entre los adictos masculinos a la Heroína, en comparación a las personas de la misma edad, que no eran adictas, era de doce veces más alto. ¡En el caso de mujeres incluso era veintinueve veces más alto! (301) Simultáneamente, investigaciones subsiguientes comprobaron que: Se puede partir de que, de un grupo original de consumidores, después de diez años, por lo menos el 15% murió, dicho sea de paso, que después de quince años, solo el 35% del grupo había dejado de consumir droga (302)

Metadona  Para redondear el capítulo sobre los Opiáceos, queremos tratar brevemente la droga sintética Metadona. Metadona (Polamidona, Symoron) es un Opiáceo puramente sintético, fabricado por primera vez en Alemania en 1940, sin que se utilizara ninguna sustancia natural, se usa actualmente sobre todo como droga sustituta de la Heroína, porque sólo hay que tomarla cada 24 horas, mientras que la Heroína tiene que ser tomada entre cuatro y seis veces por día. De esta forma el adicto puede seguir un ritmo diario y nocturno más normal, entre otras causas, porque no tiene que ocuparse durante todo el día del suministro de la Heroína. Además la Metadona tiene la ventaja que se toma oralmente, ya sea en forma de tabletas, o como jarabe azucarado y pegajoso que prácticamente no se puede inyectar, así se descartan los peligros de la inyección intravenosa (envenenamiento de la sangre, inflamación de las venas, abscesos, irritación del hígado, infección del SIDA, etc.) Primeramente se pensó que la Metadona era una sustancia milagrosa que no producía adicción, a la vez que tenía un efecto similar a la Heroína. Pero las expectativas no se cumplieron. La Metadona resultó ser adictiva, además la fase de desacostumbramiento es mucho más difícil y larga, que la de la Heroína, si se deja de tomar la Metadona en forma abrupta. En lo que concierne al efecto, la Metadona, tal como los Opiáceos, genera un sentimiento de bienestar, también corporalmente actúa en gran medida como la Morfina y

124


la Heroína (lo que se manifiesta especialmente en una constipación pertinaz, mucho sudor, y sobre todo en el caso de dosis altas, una fuerte picazón) No hace falta que describamos aquí el efecto de la Metadona, el tipo de resaca y los síntomas de abstinencia, nos limitamos a señalar los párrafos correspondientes a los Opiáceos, especialmente de la Morfina y de la Heroína. A pesar de esto, los adictos a la Metadona, en forma adicional toman Heroína, porque desean sentir la euforia mucho más intensiva del “flash” intravenoso. La expectativa de que una toma diaria de Metadona (la sí llamada dosis de mantenimiento) terminaría con las actividades criminales de ex adictos, en la práctica no se cumplió, la criminalidad (robo, asaltos, etc. ) apenas bajó un 10% (303) La Metadona actualmente se usa de dos maneras distintas: en primer lugar en forma de curas de reducción para adictos a la Heroína que se quieren librar lentamente de esta droga, en este caso, la persona afectada toma una dosis inicial de Metadona, que en el transcurso de unas semanas, hasta unos meses, se reduce a cero, por el otro lado, se usa como dosis de mantenimiento; en este último caso el adicto a la Metadona recibe una dosis diaria durante años.

                 

125


 7.ALCOHOL  

El Alcohol es la droga de borrachera más usada en el mundo entero, en 1950, un estudio de las Naciones Unidas, estimó el número de personas que consumen alcohol en 1000 millones, en tanto que el número de adictos al Alcohol ascendía a 20 millones. Como comparación: el número de consumidores de Marihuana o Hachís, en ese momento se estimó en 200 millones de personas (304). Desde entonces el consumo de Alcohol ha crecido mucho. En Alemania, por ejemplo, el número de dependientes del Alcohol entre 1950 y 1988 se multiplicó por doce. (305), en los Países Bajos, por ejemplo, el número de personas que toman por lo menos 8 vasos de Alcohol por día (se parte de la base de 8 g. de Alcohol puro por vaso), subió de 124.000 en al año 1960, a 760.000 personas en el año 1979, en ese tiempo la cantidad se multiplicó por seis. Posteriormente tiene lugar un leve retroceso (alrededor de 664.000 en al año 1990) De esas 664.000 personas, ¡186.000 toman un promedio de dieciséis vasos de Alcohol por día! (306) Algunos datos adicionales: - En 1950 se tomaba 3,27 litros de Alcohol puro por habitante; En 1979, eran 12,74 litros, en al año 2001, 10,4 litros. - El 56% de todos los niños entre doce y trece años ya bebieron alcohol (307), y desde el decimosexto año, el consumo es igual al de un adulto. También hay cada vez más mujeres que se convierten en adictas al Alcohol. La relación entre alcohólicos masculinos y femeninos, hace cuarenta años era de 20:1; actualmente es de ¡3:1! - En clínicas psiquiátricas actualmente en Alemania se diagnostica hasta el 30% de los internos, son enfermos a raíz del alcohol, en clínicas internas, es entre el 11 y el 15 %, en clínicas quirúrgicas, entre el 7 y el 12% de los pacientes (308) -- Alrededor de 42.000 personas mueren anualmente en Alemania por abuso de Alcohol (como comparación: en el mismo lapso, hay que lamentar la muerte de 1.800 personas adictas a las drogas); el número de accidentes en la vía pública con daños personales, en el 2001 era de 25.690 (909 muertos) (309) - Los ingresos por impuestos a las bebidas alcohólicas en el 2001 en Alemania llegó a 3.428 billones de Euros, (de los cuales, 2.143 billones correspondían al impuesto al Aguardiente) (310) - En 1975, en los Países Bajos, el 25% de todos los delitos, se cometieron bajo la influencia de Alcohol, en estos casos se trataba principalmente de delitos agresivos. (311) - En países como Canadá y los Estados Unidos, donde la investigación y el registro de la influencia del Alcohol, en el caso de accidentes automovilísticos mortales está impuesto

126


por la ley, se reveló que entre el 40 hasta el 50 % de los muertos tenían un nivel de Alcohol en la sangre de más del 0,8 por mil (312) - Los costos de enfermedades relacionadas con el alcohol (sin tomar en cuenta la criminalidad), se estiman anualmente en alrededor de 20,6 billones de Euros. La mayor parte del daño económico de la nación, se refiere a la mortalidad generada por el Alcohol (cerca de 7 billones de Euros) (313)

Así podemos resumir diciendo: el Alcohol es una droga peligrosa. ¿Cómo se llegó a esta situación, en la que a pesar de eso, se ha convertido en la droga dura más usada en el mundo entero? Echemos un vistazo sobre la historia del Alcohol.

LaHistoriadelAlcohol Como ya dijimos en el capítulo 2, ya se cita al Alcohol, en forma de Vino, en el Antiguo Testamento, cuando Noé plantó una vid “ bebió del Vino y se embriagó...” (Génesis 9:20, 21), y Génesis 14:18: “Melquisedec, Rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y Vino.”. El Vino es la bebida alcohólica más antigua del mundo, junto a los cereales ; el lino, del que se producía la tela de lino y la vid es una de las plantas de cultivo más antiguas de la humanidad. En la cultura sumeria-babilónica-egipcia, desde el año 3000 AC, el Vino era conocido, en Egipto se han encontrado representaciones de la época de 2400 AC, que muestran el cultivo de viñedos y la preparación del Vino. En el siglo XVIII AC, el rey Hammurabi de Babilonia promulgó una ley para la reglamentación del uso del Alcohol, algunos siglos más tarde también se conoció la cerveza. Se supone, que los sumerios fueron los primeros en hacer cerveza, de allí la cerveza llegó hasta Egipto. Pero la bebida alcohólica predominante de la antigüedad, fue el Vino, desde el principio fue usado para ayudar al ser humano a alcanzar un nuevo estado de conciencia (sobre todo en la cultura griega desde el año 700 AC), esto sucedía a través del culto a Dionisio. Rudolf Steiner describe el significado de ese culto de la siguiente manera: “Todos ustedes saben cómo el culto a Dionisio se relaciona con el Vino... El Alcohol ciertamente tuvo una misión en el transcurso del desarrollo de la humanidad; fue la misión de preparar el cuerpo humano, para que éste se separara de la relación con lo Divino, para que el “Yo soy ” pudiera emerger. Porque el Alcohol tenia el efecto de cortar la relación con el mundo espiritual, en el que estaba el Ser humano en otros tiempos, ese efecto lo sigue teniendo hoy en día, el alcohol no estuvo por nada en la humanidad. En una humanidad futura se podrá decir con el pleno sentido de la palabra, que el Alcohol tuvo la misión de arrastrar al Ser humano a la materia, para tornarlo egoísta, que el Alcohol lo puso en un estado en el que el Yo ya no estaba al servicio del pueblo, sino de sí mismo... Le quitó al Ser humano la capacidad de sentirse parte de un todo en los mundos superiores.” (314) El efecto del Alcohol es contrario al Hachís y al Opio, el Alcohol no condujo al Ser humano hacia “arriba”, al mundo espiritual, sino hacia abajo, a lo terrenal, cortó la ligadura

127


que lo unía con el mundo espiritual, estimuló su sentido de independencia frente al Mundo Divino, le ayudó a asumir la responsabilidad para sus decisiones y actos. Pero este desarrollo no estuvo carente de peligros, por eso la misión del Alcohol estaba inmersa en la sabiduría de los misterios que crearon el culto a Dionisio. ¿Quién era Dionisio, cómo se puede describir a su culto? De acuerdo a la Dionysiaka de Nonnos, Dionisio fue el fruto de la unión de Zeus con la mujer terrenal Semele, luego de que Kadmos, la madre de esta última, hubiera lamentado el triste destino del Ser humano, (315) conmovido, el Dios les regaló la vid y a Dionisio como consuelo. El nacimiento de Dionisio tuvo lugar antes de tiempo, de manera que Zeus tuvo que ocultar a Dionisio en su muslo, para protegerlo contra la fuerte resistencia de los otros dioses, hasta que hubiera llegado el tiempo. Bajo la protección de la diosa Rhea, fue salvado y llevado a Lidia, allí creció y se convirtió en un apuesto joven. Fue un inseparable amigo del joven sátiro Ampelos, con quien se divertía haciendo competencias deportivas. Un día, Ampelos fue muerto por un toro, Dionisio quedó vencido por el dolor, para consolarlo, Zeus convirtió a Ampelos en una planta de vid. Simultáneamente inventó la preparación del Vino embriagador. A partir de ahí podía comenzar la misión de Dionisio. Primeramente Dionisio viajó al este, a India, pero los pueblos que vivían allí, no querían saber nada de este nuevo y joven Dios, permanecieron fieles a sus antiguos Dioses. Se produjeron querellas, en las que participaron Dioses de ambos bandos, finalmente, después de siete años, los hindúes fueron vencidos. En la tradición esto encontró su expresión en la imaginación de que Dionisio trajo al oriente el cultivo de la tierra, la apicultura (miel) la vitivinicultura y la ciencia. También en Arabia, Dionisio encuentra una tenaz resistencia, de modo que tiene que huir por un tiempo y sumergirse en el Mar Rojo. Luego el Alcohol sería prohibido en el Islamismo. Pero finalmente Dionisio superó los obstáculos que se le oponían, los Dioses mismos estaban casi totalmente de su lado, incluso Apolo toleraba silenciosamente su presencia. En varios cultos de misterios se veneraba a Dionisio y al Vino, en Delfos incluso se veneraba a Apolo y a Dionisio en forma conjunta. En los numerosos mitos y relatos acerca de Dionisio, el Vino se expresa, que la sensación de estar inmerso en una conciencia onírica cósmica, cede su lugar a una conciencia mucho más individual, despierta, y razonada. Pero esto también albergaba el peligro, que el Ser humano a través de esa transición, cayera en desvíos y se produjera una desarmonía. Esa es la causa, por la que a Dionisio a menudo se lo ve en compañía de un grupo variado de seres cubiertos con pieles de animales que lo seguían; a veces también había animales, bacantes y sátiros en su séquito. Todas estas, son imágenes para las fuerzas animales desprendidas de la armonía cósmica, que de ahora en más acompañan el desarrollo. En ese mundo susceptible de confusión, el único sostén es el bastón de Dionisio, con el que el ser humano se defiende, pero ciertamente, él nunca lo usaba para golpear, tan sólo lo usaba para hacer un toque, con ese bastón se puede mantener erguido en el reino de las fuerzas animales— ¡una imagen para la fuerza del Yo! Pero también acecha el peligro del aislamiento egoísta, de la discordia, cuando el Ser humano es despedido de la guía divina, tuvo que aprender a andar su propio camino, con la ayuda de las aptitudes incipientes de la razón y de crear nuevas estructuras sociales. En el culto a Dionisio se trataba de enfrentar a esos peligros, dejando tomar a los participantes, en forma conjunta, grandes cantidades de Vino, de esa forma podían

128


experimentar un nuevo sentimiento grupal, que se diferenciaba de los lazos familiares y de sangre. A la vez tenían que aprender a dominarse, a pesar del efecto del Vino, y de dominar a los “animales en su interior”. En el culto a Dionisio estaban incluidas fiestas orgiásticas, en las que no sólo se sacrificaban animales en forma conjunta, (especialmente machos cabríos y toros, como imagen de las fuerzas animales a sacrificar en el Ser humano), sino que también había juegos de destreza, para practicar el dominio del cuerpo durante la embriaguez: “Allí por ejemplo se colocaba un odre lleno de Vino en el interior, y cubierto con aceite de oliva en el exterior, para hacerlo resbaladizo, luego algunos participantes de la fiesta trataban de subir, saltando con una pierna y de mantenerse encima. Esto naturalmente sucedía después del consumo del Vino, tal vez uno se pueda imaginar el auto dominio que eso requería, aquel que se caía, se convertía en el hazmerreír de los participantes, el que se quedaba en pie, era celebrado como vencedor.” (316) También en los así llamados Simposios, se practicaba el autodominio y la creación positiva, después del goce del Vino, se discutía sobre temas filosóficos, se resolvían adivinanzas y se realizaban todo tipo de maniobras artísticas. (317) Todas estas medidas tenían el objetivo, de que el joven Yo en camino al auto dominio, penetrara más profundamente en alma y cuerpo. Una ayuda auxiliar en ese sentido era la resaca, que aparecía después del consumo del Alcohol, a través del dolor, del malestar, etc. , el Ser humano tomaba conciencia de su cuerpo, de su propio “pedazo de tierra” que él ocupaba, lo que contribuía, a que las entidades superiores de su Ser (cuerpo etérico, cuerpo astral y Yo), pudiesen entablar una mayor unión con el cuerpo físico. Pero paulatinamente el culto a Dionisio cayó en decadencia, las metas originales pasaron más y más a un segundo plano, las fiestas perdieron su brillo original, sobre todo en el culto a Baco del Imperio Romano, el consumo masivo de Alcohol amenazó con perder los estribos. En el año 186 AC, las bacanales, las fiestas orgiásticas de culto a Dionisio, fueron prohibidos bajo condena de muerte, la causa fueron las orgías sexuales y los asesinatos rituales que habrían tenido lugar durante estas fiestas. A pesar de eso, el Senado Romano no pudo evitar que las fiestas extáticas después de un tiempo volvieran a florecer y se fueran integrando fuertemente en la Cultura Romana. En esa época, en la que el Alcohol aisló masivamente al Ser humano del mundo espiritual, y fortaleció el egoísmo en él, se produjo la actividad terrenal de Cristo. Rudolf Steiner describe esto enfáticamente: “Pero en esa misma época, en la que la humanidad a través del Alcohol fue sumergida en lo más profundo del egoísmo, surgió la fuerza más poderosa, que le puede dar al hombre el mayor impulso para encontrar la unión con la totalidad espiritual. Por un lado el Ser humano tuvo que bajar el último escalón para ser impulso para encontrar el camino a la totalidad... Dionisio es el dios fragmentado, que entró en las almas individuales, de manera que las partes individuales ya no sabían más nada, una de la otra. A través del Alcohol, el Ser humano se halla fragmentado en muchos pedazos, arrojado a la materia, a través de Dionisio—el símbolo del Alcohol “(318) Cristo retoma por primera vez el culto a Dionisio, cuando transforma el agua (imagen para la antigua conciencia grupal entregada al Mundo Divino), en Vino: “Eso lo tuvo que indicar el Cristo en el primer milagro de su misión, indico en primer lugar, que el Yo debía independiente, por el otro lado, tuvo que venir la fuerza más poderosa, que podía dar el

129


ser autónomo, luego que Cristo se dirija a aquellos, que ya se desligaron de los lazos de sangre, él se tiene que dirigir a esa boda, donde el cuerpo está bajo el efecto del Alcohol, porque allí se bebía Vino... El impulso más alto debía bajar hasta las costumbres cotidianas de aquel tiempo, porque él tenía que expresar aquello, que es la verdad suprema, en las palabras y actos, que estaban a la altura de la época correspondiente. Así el Cristo a través de una especie de sacrificio a Dionisio, o sacrificio de Vino, tuvo que decir, cómo se debía elevar la humanidad a la divinidad... Cristo llega a los Galileos, que son una mezcla de todas las naciones, que no están unidos por lazos de sangre, allí hace el primer milagro de su misión; y se adapta hasta tal punto a sus costumbres de vida, que les transforma el agua en Vino. Comprendamos lo que Cristo quiso decir: Yo incluso quiero conducir a una relación espiritual a aquellos, que bajaron hasta un nivel de materialismo, que se simboliza a través de la bebida del Vino” (319) Posteriormente Cristo puede concluir su verdadera misión, que es descripta por Rudolf Steiner de la siguiente manera: “Su misión consistió en llevar a la humanidad, a la plena fuerza del Yo, llevar la autonomía interior al alma, para que el Yo individual sintiera la total autonomía e integridad, el estar totalmente en sí mismo y a través del Amor, que se da como dádiva libre, el Ser humano se relacione con otro Ser humano... Hay que entender que Cristo dice: Mi misión señala a un futuro muy lejano; el Ser humano recibirá la relación con la divinidad, el Amor a la Divinidad, como un libre regalo del Yo autónomo” (320) La misión del Alcohol en aquel tiempo, según Rudolf Steiner se ha cumplido con la venida de Cristo:

“Ahora, que el Ser humano nuevamente intenta encontrar el camino de regreso, cuando el Yo se desarrolle a tal punto, que puede hallar la unión con lo poderes espirituales, divinos, ahora ha llegado el tiempo, en el que, al principio incluso desde el subconsciente, se produzca cierta reacción contra el Alcohol. Esa reacción se produce, porque muchas personas actualmente ya sienten, que algo que una vez tuvo una importancia especial, no por eso tiene una justificación eterna” (321) El culto y la vereración a Dionisio habia llegado a su fin, como Dios que rompe los lazos de sangre, los impulsos, instintos y pasiones que deben ser dominadas por el Yo—puede hacer lugar a la aceptación interna de Cristo, el portador del Amor de Ser humano a Ser humano, del Amor libre y espiritual de Ser humano a Dios. Cristo así se ha colocado en lugar de la vid. En el Evangelio de Juan lo expresa con las palabras: “Yo soy la verdadera vid (Juan 15:1) y: “Yo soy la vid, ustedes son las uvas” (Juan 15:5) Durante la Última Cena culmina esa actividad en la transformación del Vino en Su Sangre. La misión del Vino así quedó cumplida: El Vino se transformó en la sangre de Cristo. Expresando el cambio de situación, el apóstol Pablo advierte a los primeros cristianos, que no vayan por el viejo sendero: “Y no os embriaguéis con Vino, que es disipación, sino dejaos llenar por espíritu...” (Efes 5:18) hay un nuevo camino. En todas estas descripciones habría que tener en cuenta, que la vitivinicultura y el consumo de Vino en el tiempo de aquellos acontecimientos, se había impuesto hasta cierto punto en el gigantesco Imperio Romano, al que también pertenecía Palestina. Así,

130


por ejemplo, en muchas ciudades había casas de Vino, en las que se tomaba el Vino que uno mismo había traido. Con las campañas militares a la Gallia (provincia romana) y a Germania, también se difundió la vitivinicultura en Europa Occidental y en el Norte de Europa. Pero en la época de los emperadores romanos se abusó mucho del vino, lo que finalmente condujo a la decadencia y el derrumbe de este gran Imperio. Si seguimos la historia del Vino, vemos que también en el reino de Carlomagno (Gobierno entre 768-814 DC), la vitivinicultura se practicaba mucho, desde la costa atlántica hasta Alemania del Norte y en la parte septentrional (norte) de Polonia, se cultivaba la vid. Pero la mayoría de estos viñedos no perduraron—los inviernos fríos, la importación de los Vinos del sur de mejor calidad, reclamaron su tributo. Finalmente, el área del río Mosela, del Rin, la zona de Bordeaux, el este de París (Champagne) y el Ducado de Borgoña, resultaron ser las zonas con las mejores clases de Vino, hasta el día de hoy, de ahí provienen excelentes Vinos. Desde el siglo X se produjo un gran cambio: Los árabes fueron los primeros en descubrir que la sustancia embriagadora del Vino podía ser destilada y concentrada. El aguardiente obtenido de esta manera, lo llamaron Alcohol, que significa lo más sutil de una sustancia, o “el espíritu”. Ese Aguardiente, que tenía un grado de Alcohol superior al del Vino común, durante la Edad Media se prescribió como medicina, en forma similar al Hachís y al Opio. Cerveza, Ale (la cerveza inglesa), Sidra, y Vino (este último lo consumían sobre todo las clases más altas de la sociedad), eran las bebidas alcohólicas más consumidas durante la Edad Media. Se las consumía, en hosterías y otros lugares públicos—¡y en la iglesia! Aldo Legnaro describe un “church—ale” (cerveza de iglesia) de la siguiente manera: “En la Inglaterra medieval, el church ale cuenta entre las ocasiones regulares, en las que se bebía alcohol en forma colectiva... La ebriedad colectiva tiene un carácter prácticamente sagrado, es una experiencia de embriaguez colectiva. Aún más evidente es esto en los glutton masses (misas sibaritas): Por la mañana se reúne la congregación en la iglesia, trae comida y bebida, escucha la misa, al final de la misma se celebra una fiesta, que evidentemente termina en una total embriaguez de todos los participantes. Entre los miembros de distintas congregaciones hay verdaderas competencias para determinar quién devora más carne y bebe más alcohol en honor a la Virgen” (322) ¡Qué paralelismo con las fiestas rituales del antiguo culto a Dionisio! Otra coincidencia consistía en que una instancia superior, imponía ciertas reglas y prohibiciones, para que las personas aprendieran a dominarse durante estas borracheras. Así por ejemplo, el rey anglosajón Edgar, en el siglo X, hizo grabar unas marcas de roble en los vasos o recipientes de la bebida, aquellos que tomaban un trago de más y por lo tanto se pasaban de la marca, recibía un castigo. Por otra parte, la ebriedad en la Edad Media no tenía una connotación negativa, se la aceptaba como “tercer estado de conciencia” (junto al estado de sueño, y al estado de vigilia), asumiendo que se respetaban los límites impuestos por la autoridad, la persona bebía sin inhibición, sin miedo a sanciones y sin abochornarse (323) . Pero en cuanto se transgredían los límites, por ejemplo si se tomaba continuamente, más de lo autorizado, fuera de las ocasiones rituales, uno era desterrado de la comunidad por la autoridad correspondiente.

131


Finaliza así una poesía de la primera mitad del siglo XIII, sobre un bebedor notable, que primero alaba a su “maestro”, el Vino, y luego canta a su ebriedad, para motivar al poeta, a hacer lo mismo: “...de acuerdo a tu Consejo y Enseñanza’ bien puedo renunciar. Maldito sea tu honor” ... Quiero dejaros junto a ti y al Vino. ¡ Yo no te llevo más el apunte! Así se separaron... (324) Se trataba de una sanción seria, porque la conciencia de la persona medieval, no tenía ese carácter individual de la persona actual, era más infantil, no tenía la apariencia de una persona marcadamente individualizada y tampoco se percibía como tal: “No una parte, sino el todo, no la individualidad, sino lo universal pasa a primer plano.” ‘Individuum est ineffabile” “lo individual no se puede expresar”—“este testimonio de un filósofo medieval muestra la disposición general de la época, para la demostración en primer lugar, de lo típico, lo general y de lo que va más allá de lo individual” (325) La expulsión de la comunidad era una medida contundente.

Resumiendo podemos decir, que el consumo de Vino y la ebriedad en la Edad Media, estaban muy asociadas al culto de Dionisio, dentro de lo social y de las normas impuestas por la autoridad competente. Uno se podía embriagar libremente sin sentimiento de culpa o de bochorno, siempre que se conservara el dominio propio, de hacerlo dentro de las normas y las ocasiones correspondientes. La trasgresión de estas reglas provocaba la expulsión de la comunidad. Con el comienzo del siglo XVI empieza una nueva época en la historia de la cultura europea, el racionalismo que surge y la tendencia a la investigación de las ciencias naturales, requerían de un control individual activo. El dominio de los propios sentimientos y de la propia acción, pasa a primer plano, el autodominio se lo eleva en el ámbito de arte. Baltasar Gracián (1601-1658), un jesuita y moralista español, un siglo más tarde formuló esto de la siguiente manera: “No hay un dominio mayor, que el dominio sobre sí mismo y de sus afectos, de ahí proviene el triunfo de la libre voluntad” (326) La embriaguez en aquel tiempo tenía una valoración mucho más negativa, se la percibía como una falta de auto control, como un obstáculo en el camino a una conciencia racional. El mundo se volvió más sobrio, surgió la mesura, un estilo de vida que evita los extremos y que sabe dominar el placer, esto también vale para el placer del Alcohol. Se propaga que se beba con mesura, sin excesos, aparece la primera Asociación de Mesura (no de abstinencia), el orden de S. Cristóforo, que se funda en 1514, en 1524 se forma una alianza de nobles, que está en contra del brindis, el “Orden del Anillo Dorado”. También M. Lutero en su interpretación del Salmo 101, se refiere a la bebida desmesurada del Alcohol (1534): “Cada país tiene que tener su propio demonio, nuestro demonio alemán

132


debe ser un buen odre, debe llamarse “Sauf” (término alemán para emborracharse), ya que es tan sediento y Santo, que no puede saciarse ni siquiera bebiendo grandes cantidades de Vino y de Cerveza...”(327) Algunos años más tarde 1541: “Lamentablemente toda Alemania sufre del hábito de beber Alcohol en forma desmesurada, nosotros predicamos... y protestamos a los gritos, pero no sirve de mucho... Los emperadores, reyes, y nobles deberían apoyarnos, para que se pueda llegar a un control” (328) A pesar de estas advertencias, a pesar del ideal de la mesura, el siglo XVI es de lejos el período con mayores excesos con respecto a la bebida de Alcohol. El Aguardiente ya no sólo se usaba como medicina, también se lo usaba como medio para llegar mucho más rápido a la borrachera, este medio narcotizante además tenía la ventaja, que eliminaba apenas surgían, a los posibles sentimientos de culpa por haber bebido en exceso. Vemos pues, como en el siglo XVI aparece el ideal del auto control y de la mesura, pero por el otro lado se desarrolla la tendencia contraria, de beber en exceso. Se cree actualmente, que esa tendencia era una especie de válvula de escape, para descargar la tensión interna, que se había acumulado por el reclamo de auto control (329) La embriaguez ha adoptado un nuevo rol, en contraposición al antiguo culto a Dionisio, en el que se practicaba el auto control y el dominio de los sentimientos: el Alcohol ahora tiene el objetivo de desinhibir, de desenfrenar, de soltar el auto control que uno se había impuesto forzadamente. Pero ciertamente esto sucedía dentro de un marco legítimo, con plena responsabilidad para lo que se hacía durante el estado de embriaguez: “Pecar embriagado, hacer penitencia en estado de sobriedad”, reza un refrán de aquel tiempo. ¿Y qué castigos había? en Alemania, por ejemplo, era así: la persona castigada debía volver a la sobriedad con agua y pan, se le imponían tres florines de castigo, o, como reemplazo, tres días viviendo a base exclusiva de agua y pan, cuando se trasgredía la prohibición de “brindar”. Eran mandados a cárceles, y lugares de trabajo forzado, como así también podían ser desterrados a países extranjeros. A los dueños de tabernas que servían alcohol los días domingo, durante el horario de misa, aprovechándose del alcoholismo, se les quitaba el permiso de trabajo (330). No sabemos si estos castigos realmente se implementaban, pero tuvieron como consecuencia, que el consumo de Alcohol—además por la aparición de otras drogas, como el café, el té y el tabaco—paulatinamente redujera. En 1673 Increase Mathers formuló la postura puritana frente al consumo de Alcohol: “La bebida de por sí es una buena creación de Dios, debe ser recibida con gratitud, pero el abuso de la bebida es de Satanás; el vino es de Dios, pero el bebedor beodo es del Diablo” (331) En el período subsiguiente hasta el comienzo de la revolución industrial a comienzos del siglo XIX, por un lado se mantiene la tendencia a la mesura, por el otro, también aparecen manifestaciones masivas de consumo excesivo de Alcohol, especialmente en los estratos bajos de la población. Un ejemplo de esto, es el gigantesco crecimiento del consumo de Gin (Ginebra) en Inglaterra a comienzos del siglo XVIII, para tener una impresión de su dimensión, citamos algunas cifras: de 7,5 millones de litros de Gin, en el año 1714, el consumo subió a más de 40 millones de litros en el año 1750. ¿Cómo se explica esto? El Gin fue introducido por soldados británicos, que volvían de la guerra en los Países Bajos, en el siglo XVII, la bebida les había infundido “coraje holandés”. Los campesinos ingleses rápidamente aprendieron a fabricar ellos mismos a este Aguardiente, de cereales

133


ingleses. Al principio la nueva bebida tuvo problemas para arraigarse, habiendo tantos Vinos y Aguardientes importados de Francia, pero cuando Guillermo III de Orange, en 1688 se hizo cargo del Reino Británico, un año más tarde prohibió la importación de estos productos franceses, la situación cambió de golpe. El consumo de Gin subió, de alrededor de 2 millones de litros en el año 1685, a 7,5 millones de litros en el año 1714, luego todo sucedió muy rápido, un comité del año 1736 informa: “Personas de profesiones subordinadas beben (ginebra) totalmente desinhibidos, por lo que al final de la semana no le queda plata, que pudieran llevar a su casa, a su familia, que tiene que morirse de hambre, o pasar a ser un fardo para la congregación religiosa. Con respecto al sexo femenino, descubrimos, que la epidemia de la bebida también se ha difundido allí, madres infelices se acostumbran a la bebida, niños nacen débiles o enfermos, a menudo tienen una apariencia, como si ya tuvieran muchos más años. Otros, le dan diariamente esta bebida a sus niños, para que se acostumbren y les llegue a gustar... “ Muchas acciones criminales se le atribuyen a bebedores de Ginebra, que “se dejan arrebatar por una locura desenfrenada... se dice que a los niños se los deja en casa hambrientos y desnudos, de manera que son una carga para la comunidad, o son obligados a pedir limosna siendo aún niños y a medida que crecen aprenden a robar. (332) Sobre todo en Londres se pierde el control sobre la situación. Henry Fielding, el famoso dramaturgo inglés, satírico, reformador social, y posteriormente Juez de paz, escribió en una investigación de 1751, “que entre las principales causas para la pobreza y la criminalidad que surge de ahí, se halla “ese veneno denominado Gin”, del cual tengo buenos motivos para pensar, que es la alimentación principal de más de cien mil personas en esta metrópoli “ (333) Después de unos intentos fallidos en el campo de la legislación parlamentaria—entre otros, se introdujo en 1729 un impuesto al Gin (pero lo que sólo produjo que la buena calidad fuera desapareciendo, y fuera reemplazada por una variante mucho más venenosa y de menor calidad, el “Aguardiente parlamentario”) en 1751, entre otros, basado en el informe de Fielding, el Parlamento decide medidas contundentes. Así, por ejemplo, se les prohíbe a las destilerías que comercialicen el Alcohol ellas mismas, o que se lo vendan a comercios menores que no tengan expresa autorización para eso. Por otra parte, la autorización se otorga de manera mucho más restrictiva, en el caso de transgresiones, se imponen castigos más duros. Los resultados de este suministro de Gin restringido, no tardaron en manifestarse, en los años posteriores a 1751, el consumo paulatinamente volvió a bajar a 7,5 millones de litros por año. Alrededor de 1790 el consumo había bajado a 4 millones de litros por año, muchas personas empezaron a tomar nuevas drogas como café y té, se estima, que en 1765, en nueve de diez familias se tomaba té negro dos veces por día. Hasta acá, los ejemplos de un consumo fuera de lo común de Alcohol en el siglo XVIII. Durante la Revolución Industrial del siglo XIX, la mentalidad general respecto al Alcohol sigue siendo la misma. Aldo Legnaro escribe lo siguiente sobre el tema: “Para la cultura dominante sigue valiendo, que el control del propio dominio, en el sentido de una sobria previsibilidad, debe ser un valor funcional para el sistema social. De esta forma la embriaguez permanece en esa ambivalencia, propia de los incipientes tiempos modernos,

134


que hacen aparecer al Alcohol como el fruto prohibido, aunque esté permitido ser goloso, e incluso sea necesario, para aflojar un poco la presión sobre el dominio de los afectos por un tiempo, sin embargo sólo se permite que eso suceda en un marco limitado local y temporalmente: aquel que busca la embriaguez por demasiado tiempo, demasiadas veces, o de manera demasiada intensa, es castigado con un alejamiento, que sólo puede ser cancelado mediante una penitencia posterior, prometiendo mejorar la conducta al respecto.” (334) Eso significa: la mesura en el consumo de Alcohol, durante ocasiones festivas, es algo positiva, incluso sano, el abuso es algo despreciable. Por otra parte, vemos que este consumo de Alcohol, ya se había arraigado en las familias, no sólo en hospedajes, tabernas y otros lugares públicos. “Hay que considerar como algo específico de los tiempos modernos, que se privatiza el consumo excesivo del Alcohol, se lo admite en los grupos primarios íntimos, sobre todo en la familia” (335) A través de la Revolución Industrial, cambian las costumbres de vida de una gran parte de la población. Muchos jornaleros y operarios de oficio, dejaron las regiones rurales empobrecidas, en busca de los centros industriales en apogeo, para buscar trabajo en las fábricas. Si encontraban trabajo, las condiciones a menudo eran catastróficas: horarios de doce a dieciséis horas, se trabajaba incluso los días domingo, falta de vacaciones, aire contaminado, agua sucia, máquinas peligrosas, jornales extremadamente bajos, condiciones de vivienda inapropiada: viviendas de una o dos piezas para familias enteras, mobiliario deficiente, a veces incluso se subalquilaban las habitaciones a terceras personas, para ganar algo de dinero adicional. Por eso no sorprende que el Aguardiente y en menor medida también una bebida alcohólica hecha con papas, a menudo fuera el único consuelo. Friedrich Engels en el año 1845 señaló, que el Aguardiente prácticamente es la única fuente de alegría para los trabajadores, a través de la ebriedad podían olvidar las penas y las cargas de la vida, por lo menos por algunas horas. También fue de gran importancia, que muchos trabajadores tomaban Alcohol para no enfermarse, a causa de la pésima calidad del agua, además a menudo los salarios en parte se pagaban mediante Aguardiente, una costumbre que surgió en la industria del Alcohol, que luego fue adoptado por muchas fábricas y grandes terratenientes. Una causa importante residía en que la industria del Alcohol en expansión, había mejorado mucho técnicamente y buscaba nuevos clientes. Encontró a los mismos en la masa de los empobrecidos operarios industriales, en forma conjunta, el consumo de Alcohol aumentó en el ejército, como así también en la clase media y superior de la población, en tanto que la producción sobrante y de menor calidad, se exportaba a los nativos de las colonias africanas. (336) Tardaría bastante tiempo, hasta que resultara claro, que la alcoholización y la habilidad en la actividad industrial, no eran compatibles. Los empresarios constataron que el rendimiento decaía en los trabajadores que tenían una tendencia a la bebida alcohólica. (337) desde ese momento, alrededor de mediados del siglo XIX, se produjo una reacción: no se pagó más parte del salario en forma de bebida alcohólica. Mientras tanto en Inglaterra, Escocia, Irlanda, Suecia, y América del Norte, se habían formado grupos que estaban en contra del abuso del Aguardiente. Tomemos el desarrollo de los Países Bajos como ejemplo, allí en 1842, se fundó la “Sociedad Holandesa para la

135


Eliminación del Aguardiente”, que, como el nombre lo indica, emprendió acciones en contra del consumo de Aguardiente y bebidas blancas en general. La Cerveza y el Vino no pertenecían al grupo de estas bebidas, aún no se había advertido el peligro de estas últimas bebidas mencionadas. Incluso se inauguraron cervecerías, para frenar el uso de bebidas con altos porcentajes de Alcohol. El número de miembros de esta asociación, creció mucho: en 1843, un año posterior a su fundación, tenía 1834 miembros, en 1867 ya llegaba a 14.000, pero a pesar de todos estos esfuerzos, el consumo del Aguardiente creció permanentemente. Así vemos como en el informe anual de dicha asociación del año 1854: “La clase baja bebe y seguirá bebiendo, a pesar de todos los reproches, a pesar de que ella es ciertamente consciente de la desdicha que se crea de esta forma.” (338) El consumo siguió creciendo hasta los años sesenta, luego hubo un cambio, en 1882 se fundó la primera Asociación de abstinencia total. Los miembros de dicha asociación, no sólo estaban contra al Alcohol de alta graduación, sino contra la producción, el comercio y el consumo de todas las bebidas alcohólicas, también estaban en contra de la Cerveza, y el Vino. Finalmente, en el año 1894, los miembros de esta asociación, también podían convertirse en miembros de la “Asociación para la eliminación del Aguardiente”, que en 1899 decidió dar este paso. También en el pujante movimiento socialista había una fuerte oposición contra el abuso del Alcohol dentro de la clase trabajadora, en todos los lugares donde los trabajadores se organizaban y adquirían poder, disminuía el consumo de Alcohol. Domela Nieuwenhuis en ese entonces dijo las famosas palabras : “Trabajadores que beben, no piensan, y trabajadores que piensan, no beben” De esta manera, de los más dispares estratos sociales, se generaron fuertes movimientos contra el Alcohol, un auténtico movimiento popular, que con ahínco luchaba contra el “diablo de la ebriedad, el agua de Satanás, la peste del aguardiente, y el monstruo del Alcohol”. Se trató de reducir el consumo, de implementar una prohibición total, e incitar a las personas a la mesura. De esta manera paulatinamente se llegó a una reducción del consumo, que permaneció luego de que se decretaran distintas leyes con respecto al Alcohol, hasta después de la Segunda Guerra Mundial. Fue importante una reglamentación, que prohibía a jóvenes menores a 16 años ingresar en tabernas y cafés, a menos que estuvieran acompañados de adultos, que por lo menos tuvieran 21 años. Muy distinto fue el desarrollo en Finlandia, el primer estado europeo, que había prohibido totalmente el consumo de bebidas alcohólicas, allí entre 1919 y 1930 se duplicó el consumo de Alcohol. El número de hombres que eran detenidos en un año, por ebriedad en la vía pública, subió a un tercio (25.000) de la población masculina adulta. En el 40% de todos los accidentes, intervenía el Alcohol, (un cuarto de los delitos, eran riñas con cuchillos), y el porcentaje de pacientes recibidos en clínicas psiquiátricas, subió del 8% en 1919 a 28 % en 1931. Por eso, en 1931 se anuló la prohibición. Mucho más eficiente fue el método de bajar el consumo de Alcohol, subiendo los precios, como sucedió en Suecia y Dinamarca, en Suecia el consumo, a raíz de eso, bajó a la mitad, mientras que en Dinamarca, bajó a la cuarta parte. En este último país, el número de pacientes con Delirium Tremens a raíz del Alcohol, bajó de 40 cada 100.000 ciudadanos (1910), a 2 en el año 1935.

136


Después de la Segunda Guerra Mundial hay un espectacular crecimiento del consumo de Alcohol, que continúa durante los años sesenta, y recién se va tranquilizando en los años setenta, para luego decaer, como muestran los gráficos en el capítulo 3. (339) Ya nos hemos ocupado de las posibles causas para este desarrollo. Antes de estudiar el rol que ocupa hoy el Alcohol en la estructura social y económica de muchos países europeos, observemos un país, que primero fue subyugado y que luego dominó al Alcohol: los Estados Unidos de Norteamérica. El Alcohol llegó a Norteamérica con los colonizadores blancos en el siglo XVI, los indígenas del lugar no conocían esta bebida, luego por otra parte les gustó. Se puso de manifiesto, que los mismos reaccionaron en forma muy sensible al Alcohol: las mismas cantidades, producía un efecto mucho mayor que en los blancos, los indígenas le decían al Alcohol wisakon (“es amargo”), o, eskotewapo (“agua de fuego”). Luego le dijeron leche al Ron, que se usó mucho, también se le decía leche madre. En aquel tiempo, el Alcohol era una mercadería que intervenía en el trueque de pieles. Así nos enteramos que en al año 1770, los comerciantes blancos intercambiaron por Ron, las 4/5 partes de todas las pieles, que obtenían de los indígenas Chickasaws. Los indígenas no pudieron resistir por mucho tiempo la atracción del Alcohol. Delaware en 1698 le dijo a colonizadores blancos en New Jersey: “Sabemos que beber Alcohol es perjudicial para nosotros, lo sabemos; pero si vuestra gente nos vende Alcohol, nosotros somos tan adictos, que no estamos en condiciones de rehusar. Si bebemos, nos convierte en fieras, no sabemos lo que hacemos, nos tratamos mutuamente con violencia, nos tiramos mutuamente al fuego, a través del Aguardiente fueron aniquiladas siete tribus de nuestro pueblo” (340) Para evitar estas consecuencias, y la agresión que las acompañaba, muchas tribus indígenas tomaron medidas de precaución, por ejemplo: a cada bebedor se le ponía una custodia de uno o dos compañeros de su tribu, que debían evitar que el bebedor se tornara agresivo y destructivo. Otra medida consistía en poner a disposición un grupo de guerreros, que primeramente incautaban todas las armas, retiraban del grupo a todo aquel que se portaba mal, pero también estas medidas fueron de escasa ayuda. “Un ebrio es un Santo”, esta cita se le atribuye al francés Bougainville en el año 1758 y representa la opinión generalizada de los indígenas. Describe el objetivo de su modo de beber Alcohol: “No buscaban animación, sino un desmayo total, estaban colmados de aguardiente, lo tomaban en cantidades monstruosas, no dejaban el tonel, hasta caerse totalmente borrachos al piso. En sus ojos, no había mejor muerte, que morir mediante la borrachera, la bebida era su paraíso” (341) Debido a que los indígenas, como se mencionó, no tenían ninguna tolerancia respecto al Alcohol, que era ajena a su cultura (al igual que la leche, que, a excepción de la lecha materna, no conocían ni toleraban), responsabilizaban al A lcohol por las consecuencias de su bebida, no a sí mismos. ¡Ellos querían que los comerciantes blancos fueran penalizados por los desmanes de los indígenas, estos últimos no se sentían responsables por los efectos que el Alcohol producía en ellos! A raíz de esto, se trató reiteradas veces, por parte de las autoridades, de reducir el consumo de Alcohol en forma drástica, o de prohibirlo totalmente, lo que se logró realmente en el año 1832. A pesar de eso, solía haber comerciantes, que estaban dispuestos a infringir la ley y cambiar la bebida deseada

137


por pieles: “Los rusos prohibieron en su colonia de Alaska, toda transacción con aguardiente; “Contrabandistas de Nueva Inglaterra, entraron en el comercio, si los franceses querían suprimir el suministro de bebidas alcohólicas en dominio marítimo, estaban los británicos con sus barriles de Ron. Si los británicos querían terminar con la comercialización del Alcohol, tenían que tener en cuenta, que los franceses lograrían importantes ventajas en el comercio de pieles, haciendo regalos de Alcohol”. (342) El Alcohol provocaba en los indígenas, que se aflojara su conexión con el mundo espiritual, cortó la unión de su conciencia con lo divino-espiritual. Por esa pérdida de orientación con respecto al mundo divino, se derrumbaron paulatinamente las estructuras sociales, por lo menos de aquellas tribus, que habían consumido Alcohol. La antigua cohesión tribal se disolvió, las personas se encontraron más y más aisladas, muchos no pudieron soportar la descomposición psíquica y social, cometiendo suicidio. Simultáneamente muchos murieron por enfermedades producidas por el Alcohol, o en sangrientos conflictos, guerras tribales, causadas a su vez por la descomposición social producida por el consumo del Alcohol. De esta forma la población indígena de Norteamérica a fines del siglo XIX se hallaba diezmada por el Alcohol. Si se estudia la costumbre de beber Alcohol por parte de los colonos blancos en Norteamérica en el siglo XVII y XVIII, según Harry Gene Levine, se puede concluir lo siguiente: (343) Los norteamericanos bebían mucho Alcohol—bebían Ron, sobre todo, en pequeñas cantidades con las comidas, durante las pausas laborales, antes de irse a dormir, etc.-, bebían en casa, en el trabajo, en los viajes, bebían mayores cantidades durante fiestas comunitarias (fiesta de la cosecha, fiesta aldeana, cumpleaños, bautismos, etc.), pero no representaba un problema. Para la mayoría de los norteamericanos, la embriaguez era una “consecuencia natural, inofensiva de beber Alcohol”. (344) Según ellos, se embriagaban, porque querían, no porque no podían evitarlo, el Alcohol no incidiría sobre la libre voluntad, no produciría adicción, se bebía por amor a la bebida, pero no porque no se podía prescindir de la misma. A principios del siglo XIX esto cambió, aparecieron algunas personas, que declaraban públicamente, que sentían un impulso inevitable a beber Alcohol, que no se podrían controlar en ese sentido. El primer testimonio fue de un hombre, que en 1795 publicó una declaración jurada, en la que pedía, que nadie le vendiera Alcohol, manifestaba, que la costumbre perjudicial de beber Alcohol, habría dañado seriamente a su fortuna y a su persona, que no habría ninguna posibilidad de abandonar ese hábito, exceptuando la imposibilidad de conseguir Alcohol” (345) Ese tipo de declaraciones se reiteraba, en lugar de vocablos como “amor”, “afecto”, ahora se usaban conceptos como “aplastante”, “subyugante”, e “irresistible”, para describir el deseo que sentía el alcohólico por el alcohol. El concepto del alcoholismo había nacido, por otra parte, aproximadamente al mismo tiempo que en Europa. En 1772 Benjamín Rush fue el primero, que definió este concepto de un modo moderno, formuló la adicción a la bebida, como una enfermedad de la voluntad: “La costumbre de beber mucho Alcohol, primariamente es una decisión de la voluntad, de la costumbre pasa a ser una necesidad”. (346) Él ilustró la incapacidad de abstenerse con el siguiente ejemplo: “Cuando los amigos de un bebedor consuetudinario le pidieron a éste, que dejara la bebida, dijo éste: “Si hubiera un barril de Ron en un rincón de la habitación y una pieza de artillería disparara

138


continuamente entre mí persona y el barril, yo no podría abstenerme, de caminar ante esa pieza de artillería, para llegar al barril”. (347) El único método de cura sería, según Rush, el de la abstinencia total: “No lo pruebes, no lo tomes con la mano, no lo toques”, debería decir en cada recipiente que contuviera alcohol, en la casa de una persona que quiere curarse de la adicción a la bebida alcohólica.” (348) De esta manera Rush se convirtió en el fundador teórico del movimiento radical de la mesura en los Estados Unidos, una asociación, que defendía la abstinencia total, y que luego de un comienzo lento a principios del siglo XIX, a mediados de los años treinta, ya contaba con medio millón de personas. Dentro de esta asociación se hacía valer, que el culpable de toda la miseria no era el bebedor, sino el Alcohol. Algo parecido a lo que pensaban los indígenas: se hacía responsable al Alcohol de la enfermedad, la pobreza, la agresividad, la criminalidad, la confusión mental y a destrucción de la familia. A través de esto, se daba el fundamento para la prohibición del Alcohol, por parte del estado, sobre la que aún nos explayaremos. Pero provisoriamente concentramos nuestra atención (junto a la propaganda a favor de la abstinencia total), a las víctimas del Alcohol, los bebedores, a los que se quería ayudar en su lucha contra el Alcohol. Un autor del movimiento de mesura, escribió en 1833: “Todos vieron estos casos, en los que, a un período más o menos largo de abstinencia total, sigue un ataque de debilidad mortal... En su fase sobria, ellos opinan sinceramente sobre su situación y el peligro al que están expuestos: saben, que para ellos no existe eso de beber con mesura, ellos deciden abstenerse en forma grupal, de resistir así a la tentación, a la cual ellos individualmente no pueden afrontar, porque son demasiado débiles. Paulatinamente obtienen confianza en sí mismos, se cercioran de su propia resistencia. Si luego prueban un trago de vino, a partir de ese momento se perturba el equilibrio recién alcanzado del auto control, el demonio vuelve a ocupar su posición de poder, la razón se expulsa y la persona se arruina.” (349) El único antídoto, era una total y perdurable abstinencia, los argumentos para ello, ya se formularon en 1830, permanecieron válidos durante todo el siglo XIX y parte del siglo XX. Son los siguientes: 1. El Alcohol es una sustancia que crea adicción. Aunque primeramente es inofensivo, el deseo crece hasta la total dependencia, beber en forma consuetudinaria, y adicción al Alcohol, son las consecuencias normales del consumo. 2. El efecto inmediato del Alcohol, radica en el debilitamiento de la conciencia moral y del auto control del bebedor. El Alcohol provoca una pasión animal y violencia, una parte importante de la pobreza y la criminalidad (alrededor de ¾ partes), se debe al desorden moral provocado por el Alcohol. 3. El Alcohol es un veneno y debilita la constitución general del cuerpo, las aptitudes espirituales y morales, es una causa inmediata de muchas enfermedades, y predispone al cuerpo para muchas otras ” (350)

Resumiendo, Harry Gene Levine, formula la opinión generalizada del movimiento de mesura: “La pobreza, la criminalidad, las villas miseria, mujeres y niños abandonados, fracasos en los negocios, la ruina personal, según el modo de pensar de este movimiento de mesura, no eran consecuencia de errores estructurales u organizativos del desarrollo equivocado de la

139


Economía y la Sociedad, sino que eran consecuencia del Alcohol. El Alcohol era el chivo expiatorio en el sentido clásico de la palabra: Un sacrificio que debía ser hecho, para liberar a la Sociedad de sus principales sufrimientos y problemas. Norteamérica estaría sana, si la Nación se abstuviera completamente del Alcohol” (351) El autor del libro propone comparar esto con la “Lucha contra la droga” en nuestro tiempo. Primeramente se trató de alcanzar dicha meta a través de trabajos de esclarecimiento, a todos se les advertía, que terminaran de beber Alcohol, o que mejor ni empezaran con la bebida. Pero desde el año 1850, muchos llegaron a la conclusión, que esa meta sólo se podía alcanzar, si se decretaba una prohibición general del Alcohol. Ya en el año 1850, se habían hecho algunos intentos, de influenciar las leyes en ese sentido, hubo muchos éxitos regionales, algunos distritos prohibieron el Alcohol, pero no se llegó al resultado deseado, porque los estados prontos levantaban las prohibiciones. Por eso en el siglo XX, la campaña se llevó a cabo de manera más dura y profesional, la “Liga Anti-Bares”, surgida a través del movimiento por la mesura, implementó los más modernos métodos de la presión política y la formación de lobby. Muchos profesionales de esta organización hicieron propuestas legales, dieron (casi siempre decisivos) consejos electorales a favor de políticos, que durante la campaña electoral habían tomado partido a favor de una prohibición general del Alcohol. Esta estrategia funcionaba en forma excelente: en los primeros diez años del siglo XX, muchas ciudades, comunidades y estados, se pronunciaron en contra del Alcohol. El próximo paso tuvo lugar en 1913: la lucha por una prohibición del Alcohol en el ámbito nacional. El objetivo, eran sobre todo, la poderosa industria de Aguardiente, y las tabernas, los bares, sobre todo de las grandes ciudades, que no sólo se consideraba como foco del consumo de Alcohol, sino también como semillero de una actividad subversiva comunista (de ahí el nombre “Anti-Saloon-League”). Personalidades influyentes de la industria, como John D. Rockefeller, se incorporaron a este movimiento, se empezó a decir que trabajadores sobrios eran más productivos, podían usar mejor a las modernas máquinas, sufrirían menos accidentes laborales, estarían menos enfermos, pedirían menor salario, y harían menos huelga—por el sólo hecho, de que no necesitarían más dinero para el consumo de Alcohol, por lo tanto podrían usar el dinero para otros artículos de consumo, lo que beneficiaría a la Sociedad en su conjunto. De esta forma se podría bajar los impuestos, porque se precisaría menos dinero para cárceles, policías, jueces, sanatorios, etc., si dejaba de existir la criminalidad, corrupción, las enfermedades, los accidentes, etc., condicionados por el Alcohol. A principios del año 1920 había llegado el momento: Norteamérica estaba “seca”. “Una nueva nación va a nacer”, declaraba triunfalmente la Anti-Saloon-League. (Liga Anti— bares) Efectivamente se tomaba menos Alcohol, por lo menos entre los trabajadores. Por el otro lado había más destilerías ilegales de Aguardiente. (Les decían “moonshiners”), contrabandistas de alcohol (“bootleggers” y “rumrunners”), bares ilegales, clubes nocturnos, bandas de delincuentes, policías y políticos corruptos. La calidad del Alcohol era tan mala, que a veces era mortalmente peligroso tomarlo. ¡En 1930 se estimó que el número de los consumidores de bebidas alcohólicas muy venenosas con piernas lisiadas, era de 15.000! Pero además hubo un crecimiento espectacular de las infracciones.

140


El desprecio por las leyes era lo más normal del mundo, amenazaba con convertirse en norma, creció la mala reputación de Norteamérica en el exterior. Esa fue una de las razones para que en 1926 se constituyera la AAPA (Association Against the Prohibition Amendment, Asociación contra la Enmienda de Prohibición), que defendía el levantamiento de la prohibición del Alcohol. A la misma pertenecían las personalidades más ricas, conservadoras de la política y de la gran industria de Norteamérica, como los presidentes de American Telephone and Telegraph, Southern Pacific Railroad, Goodrich Rubber, Anaconda Cupper, U.S. Steel, General Electric, Phillips, y Boening. La conducción la tenía Pierre Du Point (Dupont Chemicals) y John J. Raskob (General Motors) “Ellos estaban cubiertos de más dinero, del que jamás se hubiera gastado en campañas publicitarias contra el Alcohol.” (352), así se expresó Henry M. Leland de Cadillac y Lincoln Motors, uno de los pocos representantes de la Prohibición, sobre estos miembros de la AAPA. ¿Cuáles eran los motivos de esta gente? (de AAPA) Levine ve los siguientes motivos: (353) 1.

Ellos creían que, por la reinstalación del impuesto a las bebidas, bajarían sus propios impuestos, lo que beneficiaría a sus empresas, porque la supresión del impuesto al Alcohol desde la introducción de la prohibición, había obligado al estado, a reemplazar ese impuesto al Alcohol, por un nuevo impuesto a las rentas. 2. La ilegalidad generada por la prohibición, el aflojamiento de normas de conducta general, según la opinión de los miembros de la AAPA, con el tiempo conduciría a la pérdida de una conciencia jurídica y finalmente a un derrumbe del estado jurídico—lo que resultaba muy amenazante para los representantes del orden establecido. 3. La revitalización de la industria del Alcohol crearía varios centenares de miles de puestos de trabajo e ingresos adicionales para regiones y comunidades. Precisamente en esos años de recesión económica, con una gran falta de trabajo, esto podría representar un impulso bienvenido Cuando en 1932 había llegado el punto culminante de la crisis económica, John D. Rockefeller, sobre la base de su temor a la quiebra del estado jurídico, se convirtió de defensor de la prohibición, a su opositor y los demócratas bajo la conducción de Franklin D. Roosevelt—en cuyo programa partidario el levantamiento de la Prohibición, era uno de los puntos principales—ganaron las elecciones, la situación estaba decidida. En 1933 se anuló la ley de Prohibición. El 16 de Febrero el Senado votó con 63 votos contra 23, a favor de la anulación de la Ley de Prohibición, cuatro días más tarde, se repite la situación en la Cámara de Diputados. (289 votos contra 121) El estado “renacido” había existido tan sólo catorce años, y había perdido muchas ilusiones. Tuvo que vérselas con cárceles superpobladas y numerosos pedidos de construcción de más establecimientos; el aparato judicial estaba rotando, aparecieron solicitudes de miles de oficiales judiciales adicionales, porque el aparato judicial estaba sobrecargado; el mundo del hampa había aumentado su poder; el Alcohol de mala calidad, venenoso, e ilegal, había cobrado decenas

141


de miles de vidas. La creencia en la posibilidad de mejorar la sociedad, había sido sacudida, retornó el desencanto. Luego de la abolición de la Prohibición, el control de la producción de bebidas alcohólicas, rápidamente cayó en manos de grandes grupos, por lo tanto la calidad de las bebidas alcohólicas volvió a mejorar. El número de muertos a causa del alcohol bajó de 794, en el año 1931, a 509, en el año 1935, después de tres años, la industria del Alcohol había recuperado su antiguo tamaño, aunque en los Estados Unidos, incluso se bebía menos (60%), una tendencia, que por otro lado también se percibió en Alemania. En 1949 trabajaban alrededor de un millón de personas en la industria de Alcohol de los Estados Unidos, como así también en su comercio. El Alcohol se había vuelto a integrar en la sociedad norteamericana. Hasta el día de hoy, políticamente no volvió a ser un “hierro caliente”. Para finalizar, echemos una mirada sobre dos de los países de mayor producción de Vino del mundo, Francia e Italia, para tener una idea del rol que cumple el alcohol en la sociedad moderna. En Francia, el 11% de todos los ingresos de la agricultura, provienen de la vitivinicultura; el ingreso de la producción vitivinícola se calcula en 17 mil millones de francos por año. En Italia, dos millones de personas con respecto a sus ingresos dependen parcial o totalmente de la producción de Vino, el 10% del territorio disponible, sirve a la vitivinicultura. La contra cara de la medalla: en Francia mueren 20.000 a 30.000 personas por año, a raíz de enfermedades del hígado, Delirium Tremens, y degeneración de los riñones. Así vemos como la humanidad ha luchado durante siglos con el obsequio de Dionisio, una lucha que continúa hasta el día de hoy, desde que el poder protector de la tradición desapareció, desde que la adicción al Alcohol se estableció, por lo menos en el mundo occidental, cada persona individualmente está expuesto a la fuerza de atracción del Alcohol, su influencia ha crecido enormemente. Las prohibiciones ya no son una solución, a menos que tengan una forma severa, como sucede en los países islámicos, por eso, cada persona, hoy en día, tendrá que encontrar su propia relación con esa droga de mayor difusión en el mundo. El conocimiento del efecto, acá puede ser de ayuda; a continuación se describirá detalladamente. Pero antes queremos responder a la pregunta, qué es el Alcohol realmente y cómo se genera.

ComosegeneraelAlcohol? El Alcohol se genera mediante fermentación. La mejor manera de ejemplificar este proceso, es a través de la obtención del Vino, en donde la fermentación se desarrolla bajo condiciones especialmente propicias. En cuanto las uvas en el viñedo alcanzaron un grado de madurez suficiente, se las baja, se las aplasta, luego de separar los tallos y las semillas, se las echa en una cuba, para que pueda comenzar el proceso natural de fermentación.

142


Sobre la cáscara del fruto se van acumulando, durante la formación de la fruta, numerosos hongos de “levadura”, que se multiplican fuertemente en el jugo dulce de la uva. A través de eso, el jugo de la uva entra en un “turbulento” proceso de fermentación; el azúcar del jugo se convierte en Alcohol y se libera gas de ácido carbónico. El Vino tinto se crea con uva morada, la que, junto a la cáscara, se dejan fermentar hasta quince días. El Vino rosado se elabora con uva morada, cuya cáscara sólo fermentó 12 a 24 horas en el jugo, el Vino blanco se obtiene con uva blanca que se deja fermentar sin la cáscara. El proceso de fermentación paulatinamente va cesando, cuando el Alcohol formado, eliminó los hongos de levadura, ya que éstos no toleran un contenido alcohólico de más del 10 al 15%. De esta forma el Alcohol destruye la vida vegetal, a la que debe su existencia, dicho de forma más precisa: La vida vegetal originaria (el hongo de levadura) destruye las formas vegetales superiores (a la uva), a través de esta destrucción, las células de levadura ¡se destruyen a sí mismas!. Aquello que resta de ese proceso de destrucción y muerte, es – junto a algunos productos residuales como células de levadura muertas y tártaro—el Acohol, esto no es algo pasajero, sino algo permanente (354) Si observamos este proceso desde otro ángulo, podemos constatar que: La vid en el proceso de maduración de la uva, a través de la luz solar y el calor solar, ha almacenado muchas fuerzas vitales (fuerzas etéricas) La uva es muy buena para la salud por los azúcares y vitaminas que contiene. Tiene un efecto revitalizador, regenerador, y purificador de la sangre, en el organismo, la uva vigoriza las fuerzas vitales de la persona, a través de una transmisión de la vitalidad oculta y la fuerza de crecimiento de la planta. La pulpa está impregnada de fuerzas de vida y de crecimiento, y en esta vida se puede desarrollar tempestuosamente la vida vegetal primitiva básica. Estos hongos se reproducen de manera indescriptible, a través de su metabolismo unilateral destructivo, conducen a la disolución de la pulpa. El resultado, entre otros, es el Alcohol, que conserva el jugo de uva, le da permanencia y finalmente lo convierte en vino. (356) En las culturas del mundo occidental, se ha utilizado el proceso de fermentación descrito, incluso con otros productos, que son menos aptos (con algunos frutos dulces, y con cereales), para crear otras bebidas alcohólicas. Acá tenemos que mencionar especialmente a la Cerveza, que se obtiene a partir de la malta de cebada (357), en una fermentación conjunta con agua, levadura de cerveza, y lúpulo. La Cerveza adquiere su típico gusto, sobre todo, a través de la porción de lúpulo. Desde la temprana Edad Media se conoce la técnica de destilación, por medio de la cual se pueden obtener bebidas con un mayor grado alcohólico:  El Aguardiente: mediante la destilación de Vino  Coñac: mediante la destilación de vino, que estuvo estacionado por un tiempo más o menos largo en barriles de roble.  Vino enriquecido: por ejemplo Oporto: Se le agrega Alcohol.  Ginebra: aguardiente de trigo se destila sobre bayas de enebro, lo que produce el gusto particular de la bebida.  Whisky: a través de una mezcla fermentada de malta de cebada y centeno destilado; posteriormente se produce el aroma mediante un

143


estacionamiento de años, en barriles de madera, que están carbonizados por dentro.  Ron: a través de la destilación de melaza de caña de azúcar  Vodka: a través de Vino de papas. Todas estas bebidas tienen sus particularidades, de manera que el consumidor, hoy en día puede elegir de acuerdo a su gusto personal y necesidad, qué droga alcohólica quiere tomar en cierto momento de su vida.

ElefectodelAlcohol Si describimos el efecto del Alcohol, debemos tener en cuenta, que en el cuerpo humano siempre hay una pequeña cantidad de Alcohol, el cual se forma por el mismo organismo, en el hígado. También se puede comprobar una pequeñísima cantidad en la sangre (alrededor del 0,001 por mil). ¿Qué sucede cuando la persona bebe Alcohol? La sustancia llega a la sangre, de acuerdo a la cantidad consumida, a través de la mucosa de la boca, la pared divisoria estomacal, y el intestino, a los distintos órganos del cuerpo humano. El Alcohol contenido en la sangre, actúa como un “asalto”, como una “bomba”: Al alcohol natural se le superpone el alcohol ingerido, el porcentaje asciende a 0,1 hasta el 0,4 por mil, luego de uno o dos vasos de Alcohol, hasta 0,6 por mil, luego de tres o cuatro vasos, y a 0,7 por mil, después de cinco o seis vasos. Hasta nueve o diez vasos, hay 1,7 hasta 2 por mil, y si se consumen entre once hasta quince vasos, hay 2,1 hasta 3,9 por mil. Si se toma más de veintiséis vasos, (tenemos un contenido de más del 5,1 por mil), se produce la muerte por paro cardíaco (359) A través del Alcohol, la sangre circula más veloz, también el ritmo cardíaco se acelera, y después de algunos vasos también sube la presión sanguínea. Uno tiene la impresión de que el Alcohol en la sangre repite el mismo proceso “tormentoso” al que debe su existencia. Muchos consumidores de Alcohol experimentan ese efecto “zumbante”, “fermentante” de algunos vasos, como la propiedad principal del Alcohol que les sube el ánimo. Se estimula la actividad del sistema rítmico. El cuerpo astral se une en mayor medida con los órganos del sistema metabólico, sobre todo los riñones (lo que conduce al ascenso de la presión sanguínea) y del circuito sanguíneo. Uno tiene más impulso, entra en movimiento, las emociones se aflojan, todo empieza a fluir, esto es motivo, por el cual algunos escritores, por ejemplo William Faulkner, o Ernest Hemingway bebían un poco de Alcohol antes de comenzar a trabajar. Pero simultáneamente el cuerpo astral se retira del sistema nervioso, el Alcohol tiene un efecto amortiguador sobre el sistema nervioso central y periférico, paraliza los nervios de los vasos sanguíneos periféricos. Eso tiene como consecuencia, que los vasos sanguíneos de la piel y del tejido muscular se relajan, se dilatan, por lo que mejora la irrigación, sobre todo de la sangre. (De ahí, el enrojecimiento de los ojos, de la nariz, y de la cara) Este efecto paralizante del Alcohol sobre el sistema nervioso, produce, que el consumidor se caliente: después de un buen Aguardiente, o de un vaso de Coñac, siente calor, incluso cuando hace bastante frío en su entorno. El frío del mundo exterior ya no se

144


percibe, porque el sentido calórico esta desconectado. Como los vasos sanguíneos periféricos ya no se pueden contraer, en casos de frío extremo, a menudo aparecen situaciones de peligro de muerte: A través de la piel fuertemente irrigada, se transfiere demasiado calor corpóreo al mundo externo, y la persona se enfría excesivamente sin darse cuenta. Por eso, borrachos, que se quedaron durmiendo afuera, con frecuencia mueren, porque la temperatura del cuerpo baja por debajo del nivel crítico. ¿Qué nos dicen este fenómeno del fuerte efecto sobre el circuito sanguíneo y el organismo calórico, con respecto a las entidades del Ser? El organismo calórico es la base corpórea para el Yo humano. El médico Víctor Bott describe esto en su libro Antroposofische Medizin (Medicina Antroposófica): “El Yo no es una abstracción, como sostienen ciertas filosofías, es una totalidad, es tan real como el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo astral, es – el espíritu humano... esta fuerza necesita, al igual que las otras entidades del Ser, una base material: el organismo calórico. Si se pudiese aislar el calor en nuestro cuerpo, se podría ver que el cuerpo no tiene la misma temperatura en todas partes, que el calor tiene una estructura, una organización, que se puede hacer parcialmente visible en la fotografía infrarroja. Por eso está justificado hablar de un organismo calórico, a través del cual puede intervenir el Yo...” (360) Esto se puede expresar mediante la siguiente correlación: Yo (espíritu humano) —base orgánica: el organismo calórico—el elemento natural: Fuego Por medio del principio calórico, actua el Yo también sobre el cuerpo etérico- “El éter de calor compenetra la totalidad del organismo con sus efectos. Su órgano central es el circuito sanguíneo—el medio que le permite al Yo, que es de naturaleza espiritual, relacionarse con el cuerpo viviente” (361) El Yo se puede manifestar a través del organismo calórico en lo físico; el medio más importante es el organismo calórico con su órgano central, el corazón, esta sangre, ese instrumento del Yo, se ve alterada por el efecto del Alcohol, se ve perturbada en su ritmo, se vuelve “como loca”. Cuándo la persona bebe Alcohol, ¿cuál de las entidades del ser, es afectada? El Yo. Y éste tiene como herramienta física, la circulación sanguínea. En la circulación sanguínea se revela físicamente el efecto del Alcohol sobre el Yo. De manera que la persona es fuertemente influenciada por el Alcohol especialmente en aquello, que constituye su vida, la circulación sanguínea. (362) También el organismo calórico mismo se inhibe, o pierde su equilibrio, como ya se mencionara, el calor sale al mundo exterior, la consecuencia: La esencia (espiritual) el Yo, no puede manifestarse óptimamente en el circuito calórico de la persona, se ve inhibido en su manifestación física. Cuando hay un consumo reiterado, eso puede producir, que los impulsos, las iniciativas del Yo, se pueden hacer efectivas en menor medida, en forma deformada, o con mayor dificultad. En esos casos, la persona corre peligro de quedar estacionada en su desarrollo propio, cae en repeticiones, permanece “siempre el mismo”, se conserva a sí mismo... También tenemos que estudiar la alteración del contenido de azúcar en sangre, ya que la sangre es el “instrumento” del Yo, como ya se dijera.

145


El organismo humano a través del proceso de asimilación en el hígado, prepara su propio azúcar, a partir de líquidos con contenido de azúcar (como jugo de uva, jugo de frutas), y sustancias alimenticias con hidratos de carbono (como pan y cereales) Circula como azúcar en la sangre a través de todo el cuerpo, está presente incluso en el cerebro y el tejido muscular. Si el cuerpo está saciado con este azúcar, eventualmente sobra, forma Glucógeno, una sustancia parecida al almidón, que se deposita en el hígado o las células musculares y se vuelve a transformar en azúcar cuando el organismo lo requiere, Simultáneamente el organismo humano prepara Glucosa en el hígado (entre otros, aminoácidos) (azúcar) —la así llamada Homeostasis. De esta manera el organismo se asegura que exista la suficiente cantidad de azúcar en la sangre. En una persona sana, el nivel permanece constante, una fuerte caída del azúcar en la sangre produce estados de shock y desmayos que hacen peligrar la vida humana.” (363) El contenido de azúcar en la sangre es tan importante para la actividad del Yo, como la temperatura de la sangre, “porque la más elevada entidad del ser humano, el Yo, (la médula espiritual), requiere de ese azúcar como herramienta, para desarrollar sus impulsos en el cuerpo” (364) Rudolf Steiner e Ita Wegman señalan a este hecho con las siguientes palabras: “A través de la sangre, que contiene azúcar, que circula por todo el cuerpo, corre la organización del Yo” (365) (Con el término “Organización del Yo” se refiere a la organización, que el Yo ha dispuesto en las entidades del Ser en el transcurso del tiempo y en las cuales se puede manifestar). Este contenido de azúcar en la sangre cambia a menudo por el efecto del Alcohol, a través de la biodegradación (o sea la oxidación) del Alcohol en el hígado, en primer lugar se realiza un efecto amortiguador sobre el proceso de la glucogenólisis, o sea sobre la formación potencial de nuevo azúcar. Esto puede conducir a una Hipoglucemia (un nivel de azúcar en la sangre demasiado bajo), una de las conocidas complicaciones en el caso de graves envenenamientos de Alcohol. Sobre todo cuando no hay otras posibilidades de crear azúcar en la sangre, lo que es muy común en el caso de alcohólicos (366), el bloqueo de la Glucogénesis, puede ser el causante de graves problemas (por ejemplo ataques epilépticos) Pero también puede ocurrir lo contrario: por medio del efecto del Alcohol, los síntomas de la Hipoglucemia (Tremor) pueden ser aliviados temporalmente (367), mientras que cuando la persona bebe durante bastante tiempo, sobre la base de una multiplicidad de factores (368), puede aumentar el contenido de azúcar en la sangre. Por efecto del Alcohol se puede producir una modificación del contenido normal de azúcar en la sangre, un aumento del azúcar en la sangre es menos peligroso que una disminución. Pero una mayor cantidad de azúcar en la sangre posiblemente conduce a situaciones desventajosas, porque el Yo, tiene a disposición un instrumento mucho menos apto para desarrollar sus impulsos en el cuerpo. Cuando la Organización del Yo se ve bloqueada e inhibida, sobre la base de la alteración del contenido de azúcar en la sangre descrita, las perturbaciones paralelas en el circuito sanguíneo y el organismo calórico, se generan consecuencias graves para el consumidor de Alcohol.

146


* En primer lugar se ven expulsadas las fuerzas del Yo, por la desconexión de la Organización del Yo, la persona se siente elevada sobre la realidad terrestre, se siente más liviana, más libre. * A través de esta situación, el Yo del consumidor emborrachado, no puede conectarse bien con las otras entidades del Ser. La persona afectada se aleja de su origen espiritual, de su médula espiritual, espiritualmente se aísla, se aparta de su propio Ser. A esto se agrega otro aspecto. Rudolf Steiner e Ita Wegman escriben: “Allí donde hay azúcar, está la Organización del Yo; allí donde se genera azúcar, aparece la Organización del Yo, para orientar el aspecto físico (vegetativo, animal), hacia lo humano”. (369) Nosotros podemos modificar un poquito estas citas: allí donde hay azúcar, hay Organización del Yo, allí, donde se produce un efecto moderador sobre la producción de azúcar, allí la organización del Yo, sólo se puede hacer presente en menor medida, para conducir a la corporeidad físico infrahumana (de tipo etérico y animal, o sea astral), en dirección a lo humano. Ese efecto más débil de la Organización del Yo, se puede observar muy bien en el efecto inhibidor, que el Alcohol ejerce sobre al proceso de Glucogénesis. En cuanto el Alcohol incide sobre el hígado, se produce al catabolismo del alcohol, se genera el primer producto venenoso de destrucción, el Acetaldehído, de forma inmediata se produce una inhibición en la generación de azúcar en la sangre, entre otros los aminoácidos. Si descartamos las otras dos posibilidades de formación de azúcar en la sangre que tiene el cuerpo, (en primer lugar a través de hidratos de carbono, en segundo lugar a través de reservas de glucógeno), esto es un síntoma, de que la organización del Yo sólo puede intervenir de manera debilitada, para dirigir la corporeidad infrahumana (vegetativa, animal) a un nivel humano, debido al efecto del Alcohol, esto tiene las siguientes consecuencias: * Las fuerzas animales, emocionales, del cuerpo astral se ven reforzadas, los instintos, pasiones, que en la vida cotidiana están dominados por la Organización del Yo, no están tan frenadas. El Alcohol desinhibe, además las fuerzas activas del metabolismo en la sangre, cuando no están frenadas y dominadas por la Organización del Yo, refuerzan las emociones y los deseos. La persona se siente fuerte gracias a la bebida, sé desinhibe, se puede sentir como punto central irradiante y emanar generosidad social. Puede tornarse vivaracho, perder su auto dominio, también puede intentar demostrar proezas sexuales, se siente en condición de hacer cualquier cosa. Las fuerzas astrales en la persona se descontrolan e irrumpen con gran fuerza, en tanto que las cualidades individuales y humanas retroceden. Las sensaciones y ánimos se inflan, se sobrepasan los límites. A modo de ejemplo, pensemos en el carnaval... * La corporeidad vegetativa (con esto nos referimos acá a las fuerzas no dominadas, no humanizadas del cuerpo etérico), aparece reforzada en primer plano. Esto significa, que las fuerzas de la repetición rítmica (el cuerpo etérico vive de acuerdo a procesos rítmicos; el alcohólico durante su borrachera puede contar reiteradas veces la misma historia), predomina la ensoñación, el hundimiento en una conciencia pasiva y sentimental, el tornarse fláccido, sobre todo cuando hay una mayor intoxicación.

147


Simultáneamente las costumbres alojadas en el cuerpo etérico adquieren un carácter más personal, y los rasgos de carácter se profundizan (“caballos de batalla”, expresión alemana para señalar ideas fijas) Un bebedor consuetudinario de esa manera desarrolla su propia borrachera. A medida que aumenta la intoxicación, cada cual se emborracha a su manera, así tenemos la borrachera “triste”, y la borrachera “agresiva”. En tanto que uno se torna inquieto y fanático, el otro muestra rasgos definidamente querellantes, en todos los casos vemos que ciertos rasgos de la personalidad, que si bien están siempre presentes, en estado sobrio se reprimen total o parcialmente, pero en estado de ebriedad aparecen nítidamente en primer plano. Personas con cierta tendencia a la jactancia y vanidad, pueden regalar grandes sumas de dinero a personas totalmente ajenas, de manera totalmente irresponsable, otros son dominados por sentimientos de compasión y hermandad, quisieran cargar sobre sus espaldas el sufrimiento de medio mundo. Un rasgo típico de personas bastante alcoholizadas es que cuentan repetidas veces la misma historia con las mismas palabras...” (370) La influencia de las fuerzas etéricas se refuerza, también Rudolf Steiner lo señala, en relación con el efecto del Coñac: “ el cuerpo etérico actúa especialmente, cuando la persona toma Coñac, en todas las bebidas blancas, el cuerpo etérico actúa fuertemente. La persona se siente bien, porque desconecta la conciencia y se convierte en una planta. Se sumerge totalmente en lo vegetativo, cuando toma ginebra, se siente bien, así como la persona también se siente cuando duerme, pero no tiene la conciencia de sentirse bien.” (371) Resumiendo, podemos decir que la persona se queda estancada en su desarrollo cuando consume Alcohol. Porque todo aquello que adquirió durante su evolución con respecto a compenetración, individualización, humanizando su cuerpo astral, etérico y físico, se pierde en mayor o menor medida, retrocede a un estado anterior, se torna más “infantil”. Da un giro contrario a la evolución: del adulto retrocede al estado infantil, porque la Organización del Yo sólo puede actuar en forma disminuida en la compenetración e individualización del cuerpo astral, cuerpo etérico y cuerpo físico. El consumidor de Alcohol por eso pierde paulatinamente las facultades que adquirió en los primeros años de infancia: el caminar erguido, el habla, la facultad de pensar y recordar—todas cualidades que lo elevan por sobre el nivel del animal, que adquirió en los primeros tres años de vida: el caminar erguido, en el primer año, el habla, en el segundo, el pensar y recordar, en el tercero. Estos logros, que a la vez son cualidades de la Organización del Yo, se ven afectados de la siguiente manera por la ingesta de Alcohol: * El pensamiento se torna incoherente, la conducción de los pensamientos es más rápida, las asociaciones se relacionan más velozmente, en tanto que el juicio y la aptitud para la diferenciación crítica pierden en calidad. Si se bebe bastante, la lógica y la coherencia desaparecen casi por completo, y en los pensamientos se acrecienta la confusión. Finalmente, en un estado posterior, de la borrachera, la capacidad de pensar desaparece casi totalmente, aparecen perturbaciones de la conciencia como abulia, aturdimiento, cansancio, y al final, un desmayo.

148


* Antes de éste último estado incluso puede haber motivos para un “Blackout”, “Es típico para el estado posterior a una fuerte borrachera, que el consumidor sólo pueda recordar borrosamente algo que sucedió durante la misma. A este fenómeno se lo denomina “blackout” (372) Esto indicaría, que el Yo durante la borrachera no habría estado totalmente presente. Se ha alejado en mayor o menor medida. Por eso después no se puede acordar en forma precisa de lo que sucedió durante la borrachera, el Yo ya no puede ejercer el recuerdo, una de sus principales funciones. (373) --La capacidad de hablar se deteriora: al principio, el Alcohol induce a hablar, pero una leve borrachera va acompañada de problemas para encontrar las palabras correctas, en una grave borrachera puede producirse balbuceo, o tartamudeo. Si se toman grandes cantidades de Alcohol, el consumidor finalmente no le sale ni una palabra, está “totalmente borracho” (el idioma holandés incluso tiene la palabra “stummbetrunken” (“borracho mudo”) * La capacidad de caminar erguido va disminuyendo de acuerdo a la gravedad de la borrachera, el consumidor empieza a tambalearse, se cae reiteradas veces, no se puede mantener en pie. En cierto modo vuelve a ser un bebé, debe ser sostenido, o transportado. La pérdida de las cualidades de la Organización del Yo, la disminución de las funciones sensoriales—hasta la pérdida total de la vista (las cosas se ven doble), oído, olfato, gusto, tacto, percepción del equilibrio, sentido del movimiento, de la temperatura, también son provocados debido a que el Alcohol penetra más y más al tejido del cerebro, proceso por el cual son afectados los centros correspondientes a los sentidos mencionados, por lo tanto se desconectan en mayor o menor medida. También acá el Yo es empujado hacia fuera, e igualmente el cuerpo astral), no se pueden conectar lo suficiente con el cerebro a causa de esta perturbación. Si observamos el efecto del Alcohol sobre el cuerpo astral del consumidor, se puede constatar, como añadidura a los fenómenos descriptos, que el cuerpo astral puede ser compenetrado en menor medida por las fuerzas del Yo, a causa de la desconexión parcial de la Organización del Yo, que actúa “desde arriba” En contraposición, las fuerzas que actúan “desde abajo”, del cuerpo etérico y del cuerpo físico, tienen una mayor influencia sobre el cuerpo astral. Ése se liga con más fuerza a aquellos, ¡lo que constituye una diferencia importante por ejemplo con respecto al efecto del Opio y del Hachís! Rudolf Steiner señala, que a través de la utilización del Opio, el cuerpo astral se libera del cuerpo físico, “ A través de esto, percibe una serie de cosas, aunque no de modo muy nítido, no tiene sueños comunes, percibe el mundo espiritual. Hace grandes viajes a través del mundo espiritual... os orientales describieron muchas cosas del mundo espiritual, gracias al consumo del Opio, del Hachís y drogas por el estilo... En el consumidor de Alcohol, por otra parte, su cuerpo físico es “absorbido” totalmente por éste, mucho más de lo normal” (374) Esto significa, que durante el consumo de Alcohol hay distintas tendencias que actúan sobre el cuerpo astral: Por un lado es dominado en mucha mayor medida por las fuerzas

149


que viven en él, como deseo, desgano, simpatía, antipatía, instintos, pasiones, etc, mientras que por otro lado, las fuerzas físicas y etéricas del metabolismo, del temperamento (desde el cuerpo etérico) y de la gravedad (cuerpo físico), adquieren mayor influencia sobre el cuerpo astral. A través de estas influencias, que provienen “de abajo”, el consumidor a la vez se torna más pesado (compárese la expresión “schwere Trunkenheit” (“pesada embriaguez”). De esta forma el consumidor permanece atado al mismo tipo de comportamiento, del que no puede escapar.

ElAlcoholenlaJuventud Uno de los más importantes efectos del Alcohol es por lo visto, que activa las fuerzas astrales brutas, las liga al cuerpo físico, despierta especialmente la parte que aún no ha sido “humanizada” del cuerpo astral. Esto se convierte en un problema, cuando los niños beben Alcohol, porque el cuerpo astral del niño nace en la pubertad y se independiza en esa etapa. (375) Cuando un niño bebe Alcohol antes de la pubertad, su cuerpo astral “embrionario” se despierta antes de tiempo, junto a las fuerzas astrales que duermen allí, estas fuerzas se activan desde afuera y el cuerpo astral se ve forzado a un “parto prematuro”. Volvemos a citar a Rudolf Steiner al respecto: “ De allí deviene, que el niño, cuando toma Alcohol a edad temprana, recibe un cuerpo astral, que recién debería obtener totalmente desarrollado, con catorce, o quince años y no tiene el dominio sobre el mismo” (376) Esto es fácil de comprender, ya que el “parto prematuro” del cuerpo astral conduce a que éste se pueda convertir en “pelota de juego” de sentimientos, como deseos, desganos, simpatía, antipatía, etc. El joven no está en condiciones de resistirlas, aún no puede dominar estos sentimientos y es víctima de las mismas. Esto puede convertirse en una desventaja y un problema de difícil solución, cuando la persona se da cuenta, que le cuesta dominar sus deseos, simpatías, etc., y da rienda suelta a las mismas. También cuando el consumidor joven recién bebe Alcohol por primera vez, durante la pubertad, (o sea después del “nacimiento” del cuerpo astral) va ser difícil para él aprender a dominar las fuerzas astrales desencadenadas, porque precisamente se desencadenan fuerzas astrales, es que evidentemente se bebe tanto Alcohol durante la pubertad. El consumidor joven llega a conocer las fuerzas brutas de su cuerpo astral, puede impresionar a otros a través de la ayuda del Alcohol, puede mandarse la parte, mostrar cuánta fuerza tiene, desenfrenarse, etc. Simultáneamente va a sostener, que a pesar de haber tomado algunos vasos, se pude dominar bien y tiene control sobre sí mismo. El antiguo rasgo de los misterios vuelve a aparecer: uno se entrega a las fuerzas salvajes de la embriaguez, trata de imponerse frente a los mismos. ¡Qué diferencia con el consumo de Hachís y Marihuana en jóvenes de la misma edad!, a través del Hachís o de la Marihuana, uno puede dejar “evaporarse” suavemente el propio cuerpo astral, dejarlo amalgamarse con los cuerpos astrales de los coparticipantes, puede tener alucinaciones coloridas, intensas, oníricas en el ámbito de lo astral. A través del Alcohol, por otro lado, se experimenta la fuerza del cuerpo astral, el poder del metabolismo en la sangre, etc. El Alcohol, en forma parecida a la Marihuana y al Hachís,

150


brinda sentimientos, pero éstos son de calidad más compacta, más ruda, más “material”. De este modo el cuerpo astral se liga más al mundo físico material, como ya se mencionó, mientras que la Marihuana y el Hachís, después de la primera fase, más activadora, dejan salir parcialmente al cuerpo astral, para que se diluya en el mundo cósmico astral. Así quedan aclarado porqué el Alcohol y la Marihuana son drogas tan típicas para la juventud, la pubertad y la adolescencia: el cuerpo astral “recién nacido” se ve ligado a lo físico, pero simultáneamente se libera de este último a través de la Marihuana y el Hachís. Ambas drogas manipulan el cuerpo astral, todo esto sucede a través de la omisión de la actividad del Yo. Las drogas se hacen cargo de la tarea del Yo, éste está como un poco apartado, observando la formación, la “humanización”, la individualización y el desarrollo del cuerpo astral individual y del Yo, que se inhiben a través de estas drogas. ¿Cómo actúa el Alcohol sobre el cuerpo etérico? Hay que recordar, que es una sustancia venenosa, eso significa: El Alcohol separa parcialmente al cuerpo etérico, a través del efecto del veneno, sobre el cuerpo físico. Las fuerzas etéricas liberadas penetran en el cuerpo astral y producen que el consumidor, especialmente cuando las dosis son grandes, se le enturbie la conciencia, la pierda lentamente y se torne a la vez como una planta. El Alcohol actúa en forma relajante, adormecedora, bajo este aspecto es un narcótico, por eso muchas personas lo toman como “ayuda para dormir” antes de acostarse. El Alcohol traslada al cuerpo astral en un estado “vegetal” de sueño; el cuerpo astral se separa más fácilmente del cuerpo físico y el cuerpo etérico, la consecuencia: la persona se duerme. Este, por lo tanto, es un efecto muy distinto del Alcohol, que el efecto energizante descrito anteriormente, pero también constituye una causa para que esta droga se use gustosamente desde hace mucho tiempo. Si se consume Alcohol por bastante tiempo, en forma regular, en dosis altas, puede suceder de que el cuerpo etérico se separe en mayor medida del cuerpo físico, a causa del fuerte envenenamiento, como consecuencia puede aparecer alucinaciones y estados Psicóticos, como las alucinaciones alcohólicas y las apariciones que se generan durante el “Delirium Tremens”. El efecto del Alcohol sobre el cuerpo físico en tiempos recientes fue investigado exhaustivamente en la literatura especializada, de modo que nos podemos limitar a una exposición general básica. En primer lugar la resaca forma parte de la embriaguez, con la que se confronta casi cualquier consumidor, a la mañana siguiente. Se producen fuertes dolores de cabeza, malestar, vómitos, una boca seca, mal apetito, irritabilidad, nerviosismo, “temblores”, sudor, el consumidor se cansa rápidamente, se siente exhausto. La resaca se produce a raíz de que en el cuerpo bastante cansado, se acumularon sustancias tóxicas, como la sustancia venenosa del catabolismo del Alcohol acetaldehído y una mayor concentración de ácido de lactosa, ácido de vinagre y ácido de orina. A través de estas perturbaciones del cuerpo físico, al cuerpo astral y al Yo del consumidor, les cuesta compenetrar el cuerpo físico, con el que “chocan” cuando la persona despierta. El cuerpo astral y el Yo del consumidor retornan a un cuerpo alienado en mayor o menor medida por el efecto del Alcohol, se genera una desarmonía, que la persona percibe como dolorosa y desagradable. Una descripción detallada del fenómeno de la resaca, la hemos dado en el capítulo sobre

151


los Opiáceos. Acá sólo queremos señalar, que la resaca se percibe como dolorosa, mayormente en el área de la cabeza, porque el metabolismo del cerebro basado en azúcar, sobre todo después del consumo de vinos dulces, bebidas alcohólicas dulces, como Oporto, entra en una especie de estado de fermentación, que reduce el proceso normal (377) Además, después de un consumo continuado de una dosis mediana a alta—a veces incluso luego de tomas ocasionales de cantidades extremadamente grande de Alcohol—aparecen síntomas de abstinencia al día posterior a la borrachera, o un poco más tarde. En el cuerpo físico se formó una tolerancia del Alcohol, esto significa que en el cuerpo aparecieron mecanismos de defensa permanentes, que se encargan de que la sustancia dañina del Alcohol en cierta forma se neutralice, por eso –hasta que se alcance cierto punto críticoson necesarias dosis cada vez más altas, para que el consumidor obtenga el efecto deseado del Alcohol. En el caso de daños y enfermedades del hígado, por otro lado la tolerancia vuelve a bajar, ya que la función de neutralización se pierde, la consecuencia es, que una borrachera continuada no cuesta demasiado dinero. Los síntomas de abstinencia a menudo se manifiestan así: Temblor de los músculos de los dedos y de la lengua. Inquietud psicomotriz (tendencia al movimiento) espasmos en los músculos. Estados de confusión, desorientación, pensamientos desordenados Sudores, pulso rápido, presión sanguínea mayor de la normal, temperatura mayor de la normal. Insomnio.  En menor medida: ataques epilépticos, alucinaciones, ilusiones.  Miedos y quejas depresivas.

   

Estos síntomas indicarían que el cuerpo astral y la Organización del Yo del consumidor, tratan por todos los medios de posesionarse del cuerpo que se rebela contra la situación caracterizada por la falta de Alcohol, (los síntomas son: presión sanguínea acrecentada, pulso rápido, inquietud psicomotriz, espasmos, musculares, sudores, insomnio), mientras que las distintas entidades del Ser tienen grandes dificultades de conectarse nuevamente de manera normal con el cuerpo acostumbrado al metabolismo del Alcohol. Se genera una situación inestable: •

El Yo y el cuerpo astral no pueden incorporarse bien en las otras entidades del Ser, después de que pasó la embriaguez. Prácticamente son rechazados en sus intentos (síntomas: ataques epilépticos) Ahí juega un rol importante el contenido frecuentemente disminuido de azúcar en la sangre. El Yo muchas veces tiene poco control sobre los procesos mentales (Síntomas: confusión), sobre la inquietud y los movimientos involuntarios del cuerpo astral (Síntomas; Inquietud psicomotriz). Especialmente en las extremidades (Síntomas: temblor y espasmos musculares), en el hígado: que está dañado por el Alcohol, pero también en el cerebro, en el sistema nervioso periférico, se observa la incapacidad de las entidades superiores del Ser, de compenetrar al cuerpo físico.

152


Resumiendo: El cuerpo astral y la Organización del Yo se esfuerzan por reinstalar la situación anterior a la ingesta de Alcohol. Si se toman algunos tragos de Alcohol por la mañana, basados en los síntomas de abstinencia, entonces desaparecen rápidamente la mayoría, los molestos temblores cesan. El Alcohol volvió a posesionarse de la persona, uno es el “mismo”, la otra configuración de las entidades del Ser, que está acuñada por el Alcohol, se restableció. Desde este punto de vista también es comprensible, que en la antigüedad se hablaba del “monstruo del Alcohol”, del “demonio”, o del “Diablo Alcohol”, que se había colocado en lugar del Yo, porque no éste, sino el Alcohol acuña la relación recíproca de las entidades del Ser, en este contexto Rudolf Steiner denominó al Alcohol, un “Gegen-Ich” (el Anti-Yo). Durante el Delirium Tremens los síntomas de abstinencia aparecen en forma reforzada (378) Puede presentarse en el consumidor, cuando éste, después de beber crónicamente Alcohol, de repente deja de tomarlo, a veces incluso aparece durante un consumo extremo durante años. El cuerpo físico en esos casos a menudo está dañado en grado sumo, de manera que la lucha de las restantes entidades del Ser, para posesionarse de él, es mucho más intensa, en muchos casos es una lucha mortal: el 30% de los pacientes mueren a causa del “Delirium Tremens”, si no se tratan. (379) A través de un consumo prolongado y excesivo de Alcohol, se dañan muchos órganos del cuerpo. En primer lugar el consumo, el catabolismo del Alcohol perjudica al hígado, como es sabido, allí se generan todo tipo de perturbaciones del metabolismo, que a lo largo del tiempo producen una deformación, enfermedades del hígado como hepatitis y cirrosis. En el último caso, las células del hígado destruidas por el alcohol, son reemplazadas por el tejido conjuntivo, de modo que el hígado se reduce, y no puede cumplir más con sus funciones; esto finalmente conduce a la muerte. A raíz del envenenamiento por el Alcohol, se separan las fuerzas etéricas del hígado, si esto sucede en forma sutil, puede producir depresión, mostrándose la persona quejosa, (380) ya que ésta percibe que las fuerzas de su voluntad son escasas, se queda aprisionada en su pasado, no puede encontrar una relación con el futuro. Éste sólo le infunde y genera un miedo frente a la vida, se producen auto reproches, ataques de ira; finalmente el sufrimiento puede conducir al suicidio. En esta depresión generada por el órgano dañado, el corazón también tiene algo que ver: se expresa en la tendencia orgánica, perpleja y forzada de sentimientos de culpa, de auto reproches, que se hace el Ser. Esto puede adquirir enormes proporciones: “Yo soy la peor ama de casa que jamás existió, no merezco vivir más” (381), muchos alcohólicos reconocerán esto. Además, después de muchos años de consumo extremo de Alcohol, pueden surgir alucinaciones alcohólicas por la separación parcial de las fuerzas etéricas, en esos casos, la persona afectada experimenta alucinaciones auditivas masivas, que a menudo lo amenazan, y le infunden mucho miedo (Para entender la relación del hígado y las alucinaciones, véase la exposición en el capítulo sobre el LSD) También pueden aparecer daños en el sistema digestivo (hemorragias del estómago, tumores del estómago, cáncer en la laringe) así como también se ven afectados los riñones y las glándulas suprarrenales, el sistema hormonal se perturba. Los alcohólicos a menudo tienen un nivel bajo de la hormona masculina, testosterona y un contenido elevado de hormonas femeninas en la sangre, (junto a un daño comprobable del hígado) (382) Una consecuencia de esto es la

153


afeminación del cuerpo. Se forman senos, desaparece el vello púbico. (383) Además, durante este período de consumo excesivo de Alcohol, aparece una debilidad muscular, puediendo morir el tejido, también la inmunidad está debilitada en gran medida en los alcohólicos. Las implicancias para la capacidad de reproducción son muy serias: en la mitad de los consumidores crónicos de Alcohol, además de los síntomas que se acaban de mencionar, se puede observar una pérdida de la libido, que a menudo va acompañada con una desviación del semen, como consecuencia del daño de los canales. “Después de un tiempo de abstinencia de Alcohol, se recuperan lentamente, la libido y la potencia, pero sólo en aquellos, que no tienen los testículos atrofiados y en aquellos que tienen una concentración del esperma normal” (384) Las anormalidades del esperma en los casos de alcohólicos crónicos, a menudo son irrecuperables (en 25% de los casos) incluso luego de la abstinencia, pero en la mayoría de los hombres, después de alrededor de seis semanas, se da una mejoría. Las consecuencias para la descendencia son de difícil comprobación objetiva. En pruebas con animales resultó, “que las ratas, cuyos componentes masculinos habían sido alimentados con Alcohol, nacían significativamente más chicas, tenían menor peso, además exhibían otro comportamiento que sus hermanos de un grupo comparativo. También el número y cantidad de ratas por camada, eran menores que en el grupo de comparación”. (385) En el 50% de las mujeres que toman más de tres vasos de Alcohol por día, aparecen perturbaciones en la menstruación, en la mayoría de ellas también hay alteraciones en el metabolismo de las hormonas. (Un nivel disminuido de Estradiol y Progesterona) (386) A la vez encontramos reiterados abortos naturales y esterilidad (387) Otra consecuencia del consumo de Alcohol se halla en el “síndrome alcohólico del feto” (FAS), como fue descrito por Jones en 1973: los hijos de mujeres alcohólicas pueden exhibir un modelo fijo de desviación prenatal y postnatal:  Crecimiento más lento  Peso de nacimiento insuficiente  Circunferencia insuficiente del cráneo, divergencias en el cerebro, anomalías del sistema nervioso central, a través de las perturbaciones neurológicas, intelectuales, y/o trastornos de la conducta.  Trastornos en la cara: bajo nivel de pelo (frente muy chica), pliegues de las pestañas muy cortas, nariz chata, pabellón de la oreja deformada, maxilar superior subdesarrollado, labio superior fino, conducto de la nariz demasiado chato, el rostro humano queda deformado  Deformación de los miembros, movilidad disminuida de las articulaciones, uñas cortas, las líneas de las manos tiene una forma distinta, defectos en las válvulas cardíacas, hemangiomas en los riñones, deformación de los órganos sexuales exteriores.

 

154


Algunasnotassuplementarias: •

Nunca se producen todas las anomalías juntas en un niño, es probable que la causa esté en el efecto del Alcohol, o de los acetaldehídos, durante los tres primeros meses del embarazo, mientras que beber Alcohol en la segunda parte del embarazo, puede ocasionar atrasos en el crecimiento y a la vez daños cerebrales (388) “Los temblores, el comportamiento nervioso y asustado, la inquietud durante el sueño y la vigilia, como así también la excesiva actividad refleja de bebés FAS, se debe a un perjuicio en la disposición de los órganos” (389) R. Spieksma además menciona lo siguiente: “Distintas entidades comprobaron, que beber Alcohol durante el primer tiempo del embarazo produce, que los bebés nazcan con anormalidades congénitas que indicarían FAS. La mayoría de las mujeres en ese momento, todavía no saben que están embarzadas, ya que sus menstruaciones cesaron recién hace unos días, incluso una cantidad reducida de Alcohol (en comparación con tres a cuatro vasos de Vino por día), o una embriaguez única, provocan significativas diferencias en el grupo de prueba. De ninguna manera se trató en el caso mencionado, de bebedoras femeninas consuetudinarias, sino de bebedores normales durante “ocasiones sociales”. Alcoholismo social durante un embarazo progresado es menos riesgoso para un feto, porque la placenta ya está formada ( en la placenta se produce un catabolismo del Acetaldehído, por eso se deja de encontrar Alcohol después de la decimasexta semana, cuando la formación de la placenta terminó. R.D) Ciertamente entonces se ven más “bebés nacidos sin vida, debido a una separación de la placenta, a partir de tres a cuatro vasos por día” (390) Es absolutamente aconsejable, que se recomiende a mujeres que quieren estar embarazadas, que no tomen ni una gota de Alcohol. “La celebración de un embarazo con una botella de champaña puede ser fatal” (391)

Simultáneamente el Alcohol penetra en la médula ósea, donde se crea la sangre (glóbulos rojos y blancos) El Alcohol ahí actúa en forma de bloqueo, se puede comprobar que se forma menos sangre (392) Van Epen: “En el alcoholismo encontramos distintos tipos de pobreza de sangre, también está perturbada la formación de plaquetas, que es indispensable para la coagulación de la sangre. (393 A la vez se perjudica el sistema del corazón, los vasos sanguíneos, como así también del músculo cardíaco (a menudo por falta de vitamina, especialmente escasez de Tiamina), el así llamado “Ferienherz” (“Corazón de vacaciones”), (perturbación del ritmo cardíaco, agrandamiento del corazón, edemas, etc., a través de un consumo excesivo de Alcohol durante las vacaciones, los fines de semana, en fiestas y reuniones), y también se da una presión sanguínea alta (cuando se bebe más de tres vasos de alcohol por día) De acuerdo a estudios recientes, el Alcohol ciertamente también tiene un efecto “protector” sobre la generación de esclerosis coronaria ( achicamiento de las venas

155


coronarias del corazón, a través de lo cual se produce Angina Pectoris y finalmente un infarto cardíaco) (394) En combinación con una nutrición deficiente, un consumo de Alcohol prolongado puede producir serios daños cerebrales (especialmente por la escasez de vitamina B) La principal aparición en este contexto, es una demencia prematura (debilidad mental a través de un daño orgánico en el cerebro), que puede manifestarse a través de la pérdida de la memoria, y el síndrome de Wernicke-Korsakoff (396) En este último caso, en primer lugar hay una perturbación en la capacidad de concentración, de la memoria inmediata, de la capacidad para caminar (el Yo se retira forzadamente de la Organización del Yo que se desordenó), se producen así llamadas confabulaciones (fantasías mentirosas no controladas por el Yo). A la vez se dan perturbaciones en la vivencia del lugar, el espacio, el tiempo (esto significa que también el cuerpo etérico se separó parcialmente del cerebro lesionado). No se reconocen a personas del entorno inmediato, finalmente se produce la demencia, lo que ciertamente incluso es posible a edad temprana. Citamos otra vez a Van Epen: “A través del aumento del alcoholismo, también aumentó el número de pacientes crónicos del síndrome de Korsakoff, que ya no son curables. Hay que internarlos en establecimientos psiquiátricos, o implementar procedimientos especiales. (397) Llegamos al final de nuestras consideraciones sobre el tema del Alcohol, si intentamos observar el efecto del Alcohol sobre las entidades del Ser en grandes líneas, se puede constatar, que el Yo durante la borrachera, se ve empujado fuera del cuerpo de forma más o menos constante, a través de la desconexión de la Organización del Yo. Esto se experimenta como agradable, liviano y liberador, las preocupaciones, los problemas y la soledad desaparecen, para el Yo, todo eso se disuelve en la cómoda calidez de ese olvido brindado por el “consumo”. Pero en lugar del Yo, reciben su oportunidad las fuerzas astrales atadas al cuerpo, ellas le otorgan la sensación de fuerza y sentimientos intensos al “desinhibido” consumidor de Alcohol, mientras que a la vez las fuerzas etéricas y físicas del Yo—hasta donde aún persisten —se atan a las fuerzas venidas “de abajo”. El consumidor es arrastrado hacia la esfera de lo animal, de lo vegetativo ( es arrastrado hacia lo que circula en sí mismo, lo que narcotiza), de lo físico (rigidez, pesadez) El Alcohol separa a la persona de su verdadero Ser, de su Yo, de su identidad personal inconfundible, el consumo crónico encadena a la persona a la Tierra. Provoca que el cuerpo astral del consumidor se comporte como una especie de pseudo Yo, conduce a que la persona se agote en reiteraciones. Finalmente se produce la desintegración corpórea.

156


8.COCAINAYANFETAMINAS       Cocaína  Historia Cuando los primeros viajeros y descubridores europeos, a comienzo del siglo XVI investigaron a América del Sur, hallaron una extraña costumbre en la población autóctona. Américo Vespuccio informa sobre la misma, en una carta del 7 de septiembre de 1504: “Tenían una apariencia horrible; sus mejillas se hinchaban, cuando masticaban permanentemente cierta hierba verde, como si fueran vacas, apenas podían hablar, y cada uno llevaba dos recipientes de calabaza alrededor del cuello, uno de los recipientes estaba lleno de esa hierba, que cada uno tenía en la boca, la otra estaba llena de un polvo blanco, que tenía la apariencia de yeso en polvo. De tiempo en tiempo, solían humedecer un palo, que metían en el polvo, luego se lo insertaban en la boca... de esta forma mezclaban la hierba con el polvo... nosotros estábamos muy asombrados, no podíamos comprender este misterio” (398) No es extraño, ya que el masticar de las hojas de la Coca (Erythroxylon Coca), en combinación con el polvo blanco, proveniente de conchas marinas molidas, tenía el fin de facilitar la liberación de la Cocaína de las hojas, lo que era algo totalmente novedoso para los conquistadores, desconocido en la cultura europea. No obstante el empleo de la Coca por parte de los indígenas sudamericanos, tenía una larga tradición, una historia, que a grandes rasgos es la siguiente: El uso de las hojas de Coca se remonta al tercer milenio AC., como atestiguan representaciones que muestran a personas que mastican hojas de Coca, en la costa ecuatoriana, se extendía través de la costa peruana, donde se encontraron hojas de Coca del tiempo de 1300 AC, en buen estado, en todo el continente sudamericano. Nosotros sabemos por hallazgos arqueológicos, que sacerdotes y chamanes usaban la droga en actos religiosos y curativos. En la época de los Incas (1020-1533 DC.) aumentó el cultivo y la expansión de la planta. Para los Incas, la Coca era una planta sagrada que les había sido obsequiada por los Dioses, de acuerdo a los mitos, Manco Capac, el hijo Divino del Sol, en tiempos muy antiguos habría bajado de las rocas del Lago Titicaca, para traer muchos conocimientos a la gente. “ Él les trajo a los pobres pobladores de la Tierra, la Luz de su Padre, les hizo conocer a los Dioses, les enseñó numerosas habilidades útiles, les regaló la Coca, aquella “planta divina”, que satisface al hambriento, fortalece al débil, y lo hace olvidar su desgracia” (Sigmund Freud, 1884) (399) No obstante, el empleo de la Coca al principio quedó restringido a la casta sacerdotal, y la nobleza privilegiada, pero en casos excepcionales se le concedía a otros estos derechos,

157


tenía un rol en rituales religiosos, fiestas de inauguración, eventualmente en ocasiones extraordinarias, algunos ejemplos: En distintas ceremonias se sacrificaba la Coca, a través del humo de las hojas que se quemaban, los sacerdotes adivinaban el futuro, aquel, que quería hacer algún pedido, sólo se podía acercar al altar con hojas de Coca en la boca. En la “Huaraca”, la fiesta de iniciación de los jóvenes nobles, se realizaba la competencia de carreras, en las que jóvenes muchachas le suministraban Coca a los corredores durante su trayecto, cuando llegaban a la meta, cada participante recibía como símbolo de su hombría alcanzada, una “chuspa llena de Coca” (chuspa: bolsillo en los hombros) Hombres que tenían una memoria fuera de lo común, cuya tarea consistía en recordar hechos importantes – en aquel entonces aún no había suficientes posibilidades de registro manual-, podían masticar Coca para acrecentar su memoria. Durante los rituales religiosos se quemaban hojas de Coca en los templos, como si fuera incienso, las estatuas de los Dioses tenían hojas de Coca en sus manos. De todos estos ejemplos se desprende, el rol importante que tenía la Coca en la Cultura Incaica, por eso no sorprende, que crecieran los grupos de la población que usaban Coca. Cuando Pizarro, conquistó el Reino Incaico en el año 1533 con sus hombres, el uso de masticar Coca ya estaba muy difundido en la población, como en otros tiempos, el uso de la Coca además tenía un significado religioso. Para los españoles cristianos, que en número creciente penetraron en el país, el consumo de la Coca tenía algo misterioso: “cuando se preguntaba a los indígenas, porqué siempre tenían la boca llena de hojas de Coca, hojas que no comían, sino que sólo mantenían entre los dientes, ellos decían, que de esa manera sentían menos hambre, sin embargo se sentían fuertes. “Yo pienso, que debe tener un efecto así, aunque parece ser un pecado y una mala costumbre, que a esas personas, como los indígenas, les parece apropiado” (Pedro Ciezo de León. Principios del siglo XVI) Pero paulatinamente la consideración de la Coca se tornó negativa, la magia de masticar Coca se experimentó como escollo principal para la cristianización del país. En el primer Concilio Cristiano de Lima (1551), se calificó a la planta de Coca, como “inútil, maléfica, seductora, espejismo del diablo.” Otros pensaban que la planta había sido creada por el diablo para la total destrucción de los aborígenes, que la Coca era un “importante elemento en su idolatría, ceremonias, brujería” y su afirmación, que “da fuerza” es una ficción del diablo (así se expresó el Rey español en un decreto del año 1569) Se decretó la prohibición del culto de la Coca, su plantación, su masticación, si se infringía la ley se imponían castigos, pero todo esto tuvo poco éxito, en julio de 1579 el sacerdote católico Antonio de Zunida escribió una carta al Rey de España, porque no había logrado la conversión de los paganos, debido al consumo de Coca, abogaba por medidas más duras. Sugirió desmontar todas las plantaciones, vender a los indígenas, que habían trabajado en las mismas, como esclavos, pero no se llegó a esto, los españoles comenzaron a entender, que el consumo de la Coca no se podía exterminar, porque tenía raíces demasiado profundas en la Cultura Indígena. Más allá de esto ofrecía perspectivas lucrativas: para un sueldo de hambre se podía tener indígenas que trabajaban duro, y

158


producían grandes ganancias... aún bajo el dominio hispano las prohibiciones se levantaron. Se aceptó, que los indígenas necesitaban a la Coca, para poder realizar trabajo duros, a menudo bajo condiciones climáticas extremas, entre otras, en minas de oro y de plata. Los indígenas, por otro lado, integraron sus antiguos mitos a la fe cristiana que se les imponía, así se generó el mito de la “Mama Coca”, la Virgen María, que durante su huída a Egipto, agotada, buscó paz bajo un árbol, meditabunda, habría probado de las hojas de ese árbol, apenas habría masticado un poco de las hojas, se habría sentido revitalizada y fortalecida” (...)—para los indígenas ésa era otra prueba de la Santidad de la planta. Para fines del siglo XVI y comienzos del siglo XVII, la costumbre de masticar Coca, ya era un componente aceptado de la vida de la región andina, incluso partes de la población blanca habían adoptado esta costumbre. Además los españoles descubrieron las posibilidades médicas de la planta, así describe el padre jesuita Barnabe Cobo, cómo aprendió de los indígenas a tratar quebraduras de piernas, infecciones de llagas, perturbaciones estomacales y vómitos espasmódicos. Científicos y viajantes de comercio que recorrieron la región andina en el siglo XIX, pudieron comprobar un consumo de Coca muy difundido, algunos de ellos, probaron la Coca personalmente, como por ejemplo Clemente Markham, quien en 1859 viajó por el Perú: “Yo mastiqué Coca, no en forma permanente, pero a menudo... yo noté, prescindiendo de la sensación placentera, tranquilizante que me dio, que podía soportar más tiempo sin comer, con menos malestares que normalmente. Además, estuve en condiciones de escalar empinadas pendientes montañosas con un sentimiento de facilidad y flexibilidad, sin perder el aliento.” Este último efecto mencionado, hablaría a favor de recomendar esta sustancia a los miembros del “Club Alpino” y a los viajeros del mundo en general” (...) Hasta el día de hoy la Coca tiene un rol importante en la Cultura Indígena de la región andina y del Amazonas, se usa para ritos religiosos, para hacer profecías, para el arte curativo. Hasta el día de hoy, ayuda a los indígenas a dominar los trabajos penosos en las minas de acero, ya que estimula la actividad, acelera la respiración, de manera que el cuerpo en mayores alturas recibe más oxígeno. Como medio curativo se lo usa para combatir dolores de cabeza y del estómago, como así también cuando hay heridas y en los partos. También en el trato social, la Coca ocupa su lugar: cuando dos amigos se encuentran, a menudo se regalan hojas de Coca, como presente de bienvenida, en forma parecida como nosotros ofrecemos una taza de Café, de Té, o un vaso de Vino. El número de “coqueros” (así se llama a los masticadores de Coca), se calcula en más de 8 millones, y por lo general son hombres. Se supone que 90% de la población masculina mastica Coca en forma más o menos intensa. La cantidad de Cocaína pura, que toma un consumidor por día, se estima en 0,14 gramos (...) hasta 0,5 gramos (...) Comparado con la cantidad de Cocaína que se aspira, o se inyecta, es una cantidad baja. Ciertamente, la Cocaína a través del prolongado masticar (alrededor de 40 minutos) y la dilución por medio de la saliva, tiene menor efecto y es más lento, que cuando se esnifa o se inyecta (en este último caso, la Cocaína mucho más pura, llega bastante más rápida y en forma más directa a la sangre) . En lo que respecta a las consecuencias para los indígenas, hay distintas interpretaciones, conduciría, empezando por la disminución de la inteligencia, el desinterés, una capacidad de aprendizaje disminuida, al analfabetismo y la desnutrición

159


(Ashley), hasta declaraciónes de que los riesgos de masticar Coca se asemejan a los riesgos de tomar Café o Té (E. Brecher) A los indígenas, por otra parte, la Coca les confiere un mayor sentimiento de autoestima: “la Coca fue y es un medio de ayuda física y psicológica para los indígenas, para sobrellevar una difícil represión, situación de aflicción. Para ellos es algo que aún les pertenece; el uso colectivo, ya sea ritual, ya sea como medio de placer, les proporciona un sentimiento de pertenencia y una sensación de fortaleza” (.. Antes de pasar a la descripción de la historia de la Cocaína en Europa, queremos contemplar brevemente la planta de la que se obtiene la Cocaína, la Erythroxylon coca (arbusto de Coca)

LaPlantadeCoca La planta de Coca es un arbusto de un metro de altura, que crece bien en los Andes, a una altura entre 500 y 2000 metros. Si crece en forma silvestre puede llegar hasta 5 metros de altura, pero para simplificar la cosecha, los arbustos se cortan a uno ó dos metros una altura, tiene flores amarillentas, los frutos son rojos y duros como la piedra. Las hojas, de las que se obtiene la Coca, son tiernas, alargadas y abundantes, se cosechan entre tres y cuatro veces por año, cuando tienen una temperatura promedio de 15º a 20º C., durante el período de crecimiento y maduración, contienen la mayor concentración de Cocaína. El arbusto de Coca prospera óptimamente en zonas húmedas, cálidas, y montañosas, donde se cultiva en superficies pequeñas y en formas de terraza, no sólo en los Andes, también en Java, Sri Lanka, India, África y en el archipiélago al oeste de India se podía encontrar cultivos de Coca en el pasado. Actualmente el cultivo se concentra casi exclusivamente en el continente sudamericano.

CocaínaenEuropa Las hojas de Coca ingresaron en el continente europeo por primera vez en 1569, la planta misma recién en 1749, al principio se le prestó poca atención tanto a las hojas como a la planta. En 1783 Jean Baptiste Lamarck logró clasificar la planta dentro de las Eritroxiláceas, desde entonces se la denomina Erythroxylon coca (Lamarck). Recién en el siglo XIX se hicieron públicos los informes de conocidos investigadores, como Alexander von Humboldt y Eduard Poeppig, alcanzaron a círculos científicos especializados. Las hojas de Coca, que ellos trajeron, se investigaron en Institutos Científicos, para averiguar qué había de cierto en las características misteriosas que le atribuían los indígenas. En 1860, pero posiblemente un año antes, Alfred Niemann logró aislar el componente activo más importante de la hoja de Coca: el alcaloide Methilbenzoileno, al que Nimann bautizó: “Cocaína”, casi simultáneamente apareció el primer voluminoso libro sobre la Coca. El autor fue el antropólogo, médico, novelista y cuentista italiano Paolo Mantegazza, quién describió los efectos de la droga por propia experiencia como algo positivo: “Transportado por dos hojas de Coca, como alas, volé a través de 77.348

160


mundos, uno más hermoso que el otro. Dios es injusto, al haber dispuesto que el hombre pueda vivir sin masticar continuamente Coca, yo prefiero una vida con Coca, a una vida de un millón de siglos sin Coca” (...) En los años sesenta del siglo XIX se produjo un aprovechamiento industrial intensivo de la Coca, sobre todo en el sur de Europa la droga fue un exitazo como medio de placer, mientras que en Europa Central y Europa Septentrional al principio se usó como medicina especializada. En 1863 se introdujo en el mercado un Vino que contenía Cocaína: el farmacéutico Angelo Mariani produjo su “elixir” vigorizante, “Vin Mariani”, muchas personas famosas de aquel tiempo se pronunciaron positivamente sobre el mismo, por ejemplo Emile Zola, Jules Verne, y Henrik Ibsen, los compositores Charles Gounod, Jules Massenet, John Ph. Sousa, el pintor Mucha y el inventor Thomas A. Edison,también el zar Alexander II, y el Papa Leo XIII, lo tomaban gustosamente. Por todas partes en Europa empezaron a aparecer Vinos con Coca, champaña con Coca, pastillas de Coca, cigarrillos con Coca. Adjuntamos una cita de la gaceta Detroit Therapeutic Gazette, del año 1881: “Yo declararía además, que un número de farmacias en París prepara especialidades de Coca, que en todas las farmacias sin excepción, se prepara Vino de Coca, cuando la prescripción médica lo justifica. En todas las farmacias de París se pueden comprar hojas de Coca, lo mismo pasa en las farmacias más grandes de las ciudades más importantes de Italia, en todos los cafés italianos se sirve Elixir de Coca boliviana, que la produce una gran empresa, que convierte a este producto en una especialidad”

Coca-Cola En el año 1886 John Sthyth Pemberton introdujo de su creación, la bebida Coca Cola, al mercado, se trataba de un sirope (concentrado sin Alcohol, que contenía cocaína). Al principio fue alabado por su efecto curativo, un texto publicitario de aquel tiempo afirmaba, que Coca-Cola no sólo es una “bebida deliciosa, estimulante, refrescante, y vigorizante”, sino que además “es una nutrición valiosa para el cerebro, que cura toda clase de síntomas nerviosos: dolores de cabeza, neuralgias, histeria y melancolía” (...) Pemberton siguiendo la tendencia de la época, debido a que en algunos estados norteamericanos el Alcohol había sido prohibido y bajo la presión del movimiento para disminuir el consumo, Coca-Cola por esa razón para muchos era una alternativa ideal. Dos años más tarde desaparecieron las indicaciones médicas de los textos publicitarios, sólo se alababa a la bebida Coca-Cola como “bebida refrescante y estimulante”. Pero cuando los radicales luchadores contra el alcoholismo y defensores del movimiento de mesura, sobre la base de publicaciones críticas acerca de la Cocaína como droga problemática, descubrieron el peligro de la misma y la presión sobre los fabricantes creció. Así la empresa Coca-Cola decidió reemplazar el contenido de Cocaína de la bebida, por Cafeína. Pero hasta el día de hoy, en forma no controlada, se usan hojas de Coca como sustancia básica, ya que éstas contribuyen a formar el aroma especial de la bebida.

161


FinesdelsigloXIX En las dos últimas décadas del siglo XIX, la Cocaína fue investigada científicamente y empleada de distintas formas: - Desde principios de los años ochenta, esta droga tenía una función de droga sustituta durante la fase de alejamiento de alcohólicos y adictos a la Morfina. A medida que se publicaban informes negativos sobre los efectos perjudiciales colaterales de la Cocaína en la prensa, paulatinamente perdió importancia la Cocaína; en 1898 le hizo lugar a la Heroína, ese nuevo y prometedor remedio milagroso, para el tratamiento de los adictos a la Morfina. - En el mundo especializado se investigaba con mucho brío, otras posibilidades de aplicación de la Cocaína como medio curativo. Se la empleaba, entre otros, como medicina contra el resfrío, la gripe, como tónico contra las consecuencias de costumbres sedentarias, en general como remedio contra trastornos de la digestión, y migraña. En distintos países se establecieron fábricas de elaboración de Cocaína. El oculista vienés Karl Koller fue el primero, que después de anteriores observaciones e investigaciones de Karl Schroff (1862) y Vasili von Anrep (1879)--, descubrió el empleo de la Cocaína como anestesia local: “El Dr. Engel tomó un poco de Cocaína sobre la punta de un cortaplumas y dijo: “¡Cómo anestesia la lengua, esto!” Yo dije: “Sí, eso lo notó toda persona que trató de comerlo” en ese momento tuve la iluminación, de que llevaba en mi bolsillo la anestesia local, que estaba buscando desde hace varios años...” Primeramente Koller hizo pruebas de Cocaína con sapos, luego con animales de sangre caliente, posteriormente, cuando estos experimentos demostraron ser exitosos, usó la Cocaína como anestesia local durante operaciones de ojos en personas. “El significado de este progreso sólo lo puede comprender aquel, que se pueda imaginar los infinitos tormentos que tuvieron que sufrir las personas hasta ese entonces, en las que habían sido necesarias, operaciones sus ojos”, (412) A través de la Cocaína se hicieron posibles, operaciones, que hasta entonces se habían considerado como irrealizables. En septiembre de 1884, Koller presentó su descubrimiento durante un Congreso de especialistas en Heidelberg, a partir de ahí la Cocaína se vendió muy bien como anestésico. No sólo se lo usaba durante operaciones de ojos, sino que también se lo empleó en el área de la garganta, nariz, orejas. Hasta el día de hoy la Cocaína se usa para esos fines, aunque hoy también hay otras sustancias, que tienen un efecto comparable, podemos mencionar a la Novocaína, Xilocaína, Scandicaína, Lidocaína, y otras. Al grupo de investigadores, que hicieron experimentos en Viena, también pertenecía Sigmund Freud, de 1884 hasta 1887 hizo varias pruebas con su propia persona, pruebas que al principio lo entusiasmaron y lo motivaron a realizar investigaciones científicas, para poder escribir “un canto de alabanzas a esta sustancia milagrosa”. En una carta (del 21 de abril de 1884) Freud escribe a su novia: “Tengo un proyecto y una esperanza, que te quiero comunicar; aunque es posible que no resulte, es una prueba

162


terapéutica. Estoy leyendo sobre la Cocaína, el componente activo de las hojas de Coca, que mastican algunas tribus indígenas, con el fin de fortalecerse contra privaciones y trabajos penosos. Un alemán probó esta sustancia con soldados, e informó que vigoriza milagrosamente y permite rendir más, yo voy a pedir que me manden este remedio, y, sobre la base de consideraciones evidentes, usarlo en el caso de enfermedades del corazón, estados de debilidad nerviosa, especialmente en el deplorable estado de privación de la Morfina (como en el caso del Dr. Fleischl) Tal vez hay muchos otros que trabajan en eso, no obstante puede ser que no sirva, pero no quiero dejar de hacer pruebas, tú sabes que lo que a menudo se intenta y siempre se quiere, alguna vez se logra” (413) Algunos meses más tarde publicó los primeros resultados de sus investigaciones: Ueber Coca, (Sobre la Coca), los resultados de posteriores investigaciones, en las que lo asistió Koller, aparecieron en enero de 1885 bajo el título Beitrag zur Kenntnis der Coca-Wirkung (Aporte para el conocimiento del efecto de la Coca). Ya en el libro “Ueber Coca”, Sigmund Freud recomienda la sustancia como medicina contra diversos estados de “debilidad psíquica”, como Histeria, Hipocondría, Inhibición melancólica, “Estupor, etc.” (414) Además recomienda a la Cocaína en casos de Neurastenia, Asma, Trastornos de la digestión, e impotencia psíquica (el caso de un escritor, que estuvo incapacitado durante semanas de su producción literaria, luego de una toma de Cocaína “ pudo trabajar 14 horas sin interrupción” (415) En esos años, Freud incluso realizó experimentos consigo mismo, que registraba por escrito minuciosamente: “Ese efecto de la Coca, que protege contra el cansancio, el hambre, que vigoriza el trabajo espiritual, yo lo he comprobado como una docena de veces en mi propia persona” (416) Después de un tiempo, Freud empezó a proporcionar pequeñas dosis de Cocaína a pacientes ligeramente neuróticos, como medicina. Freud “se curó de su consumo de Cocaína (que por otra parte era muy medido), a través de la muerte trágica de su amigo Fleischl, quien murió en 1891, entre otras causas, por una extrema sobredosis de Cocaína, que éste le había recomendado, para que se curase de la adicción a la Morfina” (417) Otra causa para que Freud terminara con sus experimentos con la Cocaína puede haber sido, que a partir de 1886 todo el mundo científico se volvió en contra del consumo de esta droga y temió la pérdida de su reputación como científico. En su “Traumdeutung” (1900) (Interpretación de los sueños), Freud recuerda por mucho tiempo, que su recomendación de la Cocaína le granjeó serios reproches. LaCocaínaenelsigloXX El primer informe sobre un nuevo método de consumo de Cocaína apareció en 1900, en el Journal of the American Medical Association (Diario de la Asociación Médica) describe el esnifar de la Cocaína: “Se informa, que los negros en ciertos estados sureños habrían caído en una nueva forma de delito—el “esnifar “ de la Cocaína, llamado también “Coke-Habit” (Hábito de la Coca) (418) También en Europa se

163


comenzó a experimentar algunos años más tarde con esta nueva forma del consumo de la Cocaína, sobre todo en grupos de artistas e intelectuales de París (en París ya había cierta tradición con respecto a fumar Hachís, desde el siglo XIX, (el “Club des Haschischins”), de acuerdo a una encuesta del año 1913, presuntamente el uso estaría relacionado con “personas inferiores, con falta de carácter, mentirosos, impostores y enemigos de la Sociedad”, como en ese entonces se denominaba a grupos problemáticos (419) Durante la Primera Guerra Mundial “algunos pilotos de guerra, franceses, y alemanes se llenaban los orificios de la nariz con el polvo blanco (“nieve”), antes de emprender el vuelo contra el enemigo” (420) Posteriormente, especialmente en los “Salvajes Años Veinte”, la Cocaína se impuso en muchas grandes ciudades europeas. Se había generado un comercio con la Cocaína que había entrado en el mercado después de que terminara la guerra, la situación económica y social sumamente insegura, revolucionaria, así como la inflación gigantesca, proporcionaron un suelo ideal para la propagación de la droga, que prometía breves fases de euforia. El futurista Marinetti caracterizó la atmósfera de ese tiempo de la siguiente manera: “La ruda y primitiva mayoría de las personas se abalanzan sobre las revolucionarias conquistas del paraíso comunista y sobre la definitiva toma de la felicidad, con la convicción de poder saciar todas las necesidades y deseos materiales. La minoría intelectual desprecia de modo irónico este fatigoso intento, concibe a la vida como un proceso cruel, se rinde a delgados pesimismos, anormalidades sexuales y a los paraísos artificiales de la Cocaína, del Opio, del éter...” (421) En una canción comercial berlinesa de ese tiempo se describe el estado de ánimo entre la juventud: ...Y nosotros, los berlineses, por eso tomamos Cocaína y MorfinaAunque afuera truene y relampaguee, ¡Nosotros esnifamos y nos inyectamos! Y aunque uno se inyecte hasta parar en el manicomio y aunque uno esnife hasta morirse— ¡Querido Dios, qué importa en este momento del mundo! De todos modos, Europa es un manicomio y uno tiene ganas de deslizarse al paraíso        

164


Inyectándoseyesnifando También en Norteamérica se consumió mucha Cocaína en los años veinte, eso tiene afinidad con la atmósfera de optimismo, de dinero, libertad, etc., en oposición a Europa. Pero en los años treinta, con la depresión económica, bajó drásticamente el consumo de Cocaína, que luego le hizo lugar a la Marihuana y al Alcohol. Este último mientras tanto (1933) ya había vuelto a ser legal. También en Europa bajó el consumo de Cocaína en los años treinta, para principios de la Segunda Guerra Mundial, el mismo ya no tenía ninguna importancia.

DespuésdelaSegundaGuerraMundial  Mientras y después a la Segunda Guerra Mundial no hubo un empleo de la Cocaína para uso no medicinales, que sea digno de mencionar. Las sustancias estimulantes que se usaba mucho en ese tiempo, por parte de los soldados, luego por parte de millones de japoneses, pero también por parte de muchos escandinavos, eran de naturaleza sintética, pertenecían al grupo de los así llamados “Weckamine”(término alemán para derivados de las Anfetaminas), por ejemplo: Anfetamina. El consumo de Cocaína recién resurgió hasta un grado importante, a principios de los años setenta en los Estados Unidos, fue propiciado debido a que muchas personas habían experimentado en su propio cuerpo, las desventajas y los peligros de los medios puramente sintéticos (“Speed”) La Cocaína, en cambio, parecía ser un medio mucho más inofensivo, ya que estaba basado en una sustancia natural, además, ¿no habían masticado hojas de Coca durante milenios, los indígenas?, La lección de los años veinte con decenas de miles de adictos a la Cocaína parecía haber caído en el olvido. (423) La gran irrupción de la Cocaína se produjo en los años ochenta, en el período del “no nonsense” (sin tonterías), cuando la nueva droga en forma creciente fue consumida por gente relacionada con el cine, la música, y el mundo de los medios, adictos a las drogas, etc.

Crack Desde mediados de los años ochenta la droga se “democratizó”, apareció una variante mucho más económica y eficaz en el mercado norteamericano: el Crack. El Crack es una dilución de Cocaína, que se hierve con polvo de hornear y agua, después de que se enfría el líquido, se forma una masa, que se parte en pedazos, que se pueden fumar. El Crack tiene un efecto extremadamente fuerte y breve (alrededor de tres a cinco minutos) generando una enorme euforia, el consumidor durante su efecto tiene la sensación, que tanto física como anímicamente puede enfrentar a todo el mundo, a menudo de forma sumamente agresiva. Además esta droga tiene la ventaja, que se puede fumar, de esa forma el efecto se produce a los pocos segundos, en contraposición a la Cocaína normal, que por lo general se esnifa, recién después de

165


algunos minutos llega a la sangre a través de la membrana pituitaria de la nariz. El Crack prácticamente produce una adicción inmediata. ¡De esta forma el número de adictos al Crack, en 1989 aumentó a cerca de 22 millones! En las grandes ciudades norteamericanas se propagó el Crack como una epidemia; desde hace diez años a esta parte, el número de adictos, afortunadamente, está en franco retroceso. A pesar que el Crack en los EEUU es una epidemía, hasta el día de hoy, apenas se difundió en Europa. Ciertamente en los Países Bajos desde mediados de los años ochenta se conoce la “base de Cocaína” proveniente de Surinam, en la que la Cocaína se mezcla con polvo de hornear (Carbonato sódico), se fuma en una pipa de agua, que generalmente se llena con Ron, como consecuencia de la mezcla con el Alcohol rápidamente ingresa a la sangre, lo que a veces va acompañada de estallidos agresivos intensos (424) La producción ilegal y el comercio de la Cocaína hoy en día es una actividad sumamente lucrativa, muchos consumidores y adictos, sobre todo en los Estados Unidos y en Europa, son abastecidos por carteles mafiosos de la droga de Bolivia, Perú, Ecuador, etc., que controlan el comercio mundial. Las ganancias de estos carteles son enormes, a pesar de la guerra a la droga, sobre la base de los crecientes mercados en Europa Oriental: cuando a fines de los años setenta y a principios de los años ochenta, la Marihuana y Hachís tenían una cifra de negocio similar a la de los negocios de la industria mundial del petróleo, desde entonces la Cocaína, que es mucho más cara, parcialmente alcanzó ese nivel. Además el consumo de Cocaína, temporalmente alcanza una extensión epidémica, por lo que las ganancias de la mafia de la Cocaína ciertamente ascendieron a alturas inimaginables (425)

ElEfectodelaCocaína Como ya se mencionara, la Cocaína tiene un efecto narcotizante, estimulante y euforizante. A continuación consideraremos detalladamente el efecto de la Cocaína sobre las entidades del Ser humano.

 ElEfectoNarcotizante El efecto narcotizante sobre el sistema nervioso central (SNC), sobre todo en el sistema nervioso periférico, se basa en el bloqueo de la transmisión del estímulo de los nervios sensorios. Si la droga por ejemplo entra en contacto con una mucosa de la pared estomacal, se narcotizan las sensaciones de hambre y sed, como ya vimos en la presentación de los indígenas que mastican hojas de Coca. Algunos ejemplos adicionales:  Si se inyecta una dosis baja de Cocaína directamente en la médula espinal, entonces todas las partes del cuerpo que están por de bajo de la línea de la

166




cintura, se narcotizan y se pueden realizar algunas operaciones (Por primera vez la realizó August Bier en 1899) (426) Si la Cocaína llega al torrente sanguíneo porque la persona fuma, esnifa, o se inyecta la droga, entonces la misma tiene un efecto narcotizante sobre ciertos ganglios del sistema nervioso, que de esa forma se torna insensible a los estímulos (427)

De esto se deduce, que la conciencia (el cuerpo astral) se retira de la parte del sistema nervioso que está ocupado por la Cocaína, el cuerpo astral se aleja parcialmente, en cierta forma “exhala”. Cuando las dosis son muy bajas, la persona afectada alcanza un estado tranquilo, relajado, semejante al sueño, o bien, un sueño real, la frecuencia del latido cardíaco disminuye. Pero por otro lado, el cuerpo astral (cuando la dosis aumenta) “inhala”, por lo que se produce una activación, una estimulación acrecentada y un estado de vigilia.

EfectoEstimulante Este efecto reforzado del cuerpo astral se puede deducir por una serie de fenómenos: Aceleramiento de la respiración (sin una profundización simultánea): cuando la dosis es alta se genera una respiración muy rápida y superficial. Mayor frecuencia del ritmo cardiaco, en todo caso si la dosis es normal a alta; simultáneamente una mayor presión sanguínea como consecuencia del achicamiento de los vasos sanguíneos periféricos. Un ligero aumento de la temperatura del cuerpo; en animales (caballos, perros) la temperatura puede subir hasta 3º C. Estimulación de ciertas regiones del cerebro (428), también se activa la parte simpática del sistema nervioso vegetativo; por lo que se agrandan las pupilas, entre otros. Aumento del movimiento del intestino: la Cocaína tiene un efecto laxante; a la vez se estimula la vejiga, por lo que aparece una necesidad continua de orinar. La energía y la capacidad de producir, temporalmente aumentan; hay mayor tendencia al movimiento, la persona se torna activa. A través de esta vigorosa “inhalación” del cuerpo astral, el consumidor de Cocaína en cierto sentido se despierta demasiado, el cansancio y la tendencia a dormir, desaparecen, se le superponen las fuerzas astrales “que ingresan”. El cuerpo astral es súper poderoso, está muy presente, el consumidor “brilla” en su activada astralidad, casi diríamos exhibicionista. Los sentimientos de inseguridad, de miedo son sofocados por este exceso de fuerzas astrales, las reacciones por lo tanto son a menudo inesperadamente fuertes, se pueden descargar fácilmente de forma agresiva. Los deseos sexuales se estimulan, por lo menos en la primer embriaguez (429)

167


Especialmente llamativa es la acrecentada resistencia física para persistir y producir, el cuerpo astral fuertemente “inhalado” no da lugar a los sentimientos de cansancio y agotamiento, de manera que la persona que está bajo el efecto de la droga se siente fuerte y vital. Algunos testimonios: a. Freud: “Uno siente un creciente autodominio, se siente vital y capaz de trabajar Durante este estado de Cocaína aparece aquello, que se ha denominado el maravillosa efecto estimulante de la Coca” (430) b. El etnógrafo sueco Erland Nodenskioeld informa, que su acompañante indígena habría cargado 30 Kg. de equipaje durante diecisiete horas, en una carrera gimnástica a través de las montañas, un logro que hubiera sido impensable sin la Coca (431) c. “Los indígenas pueden realizar largas marchas sin sentir hambre o cansancio. La “Cocada” se convirtió en una medida de longitud, es la distancia, que se puede recorrer con cierta dosis de coca, en forma parecida como en otro tiempo nuestros campesinos calculaban la distancia entre dos aldeas, de acuerdo al número de pipas que se fumaban durante el trayecto” (432) d. Frank (21 años): “Estando en una discoteca, alrededor de las dos de la mañana, me acerqué sin fuerzas al bar, luego fui brevemente al baño, uno toma una línea de cocaína, y se despierta totalmente, luego se puede seguir hasta las seis de la mañana” (433) e. No sorprende que en acontecimientos deportivos fatigosos, como “le Tour de France”, o la Carrera de Seis Días de Berlín, se haya tomado ocasionalmente Cocaína como medio de doping (antes de la aparición de las modernas drogas energizantes y estimulantes) (434)

LaEuforia La grandiosa “inhalación” del cuerpo astral proporciona al consumidor un hermoso sentimiento, su autoestima sube, tiene la sensación de poder enfrentar a todo el mundo, veloz, duro, seguro, no siente miedo, se atreve a todo. “Joven, rápido, salvaje— ¡eso tú también lo quieres! Este eslogan publicitario de Radio Verónica también podría emplearse a la Cocaína. También el pensamiento se activa, la cabeza se torna súper activa, se asocia a una velocidad increíblemente fácil, en forma clara. Algunas citas: -“El consumidor tiene la sensación de poder pensar y juzgar más rápido”. (435) -“La Cocaína genera una sensación, como si se pudiera pensar más rápido y claro que de costumbre” (436) -“Se percibe como que el propio pensamiento es muy claro... La persona afectada siente por breve tiempo una felicidad paradisíaca” (437)

168


-También Sherlock Holmes descubrió esto, en la novela policial de Sir Arthur Conan Dole, Das Zeichen der Vier (El Signo del Cuatro), el Dr. Watson describe lo siguiente: “También hoy, cuando estábamos reunido en la pieza, Sherlock Holmes bajó la botella del rincón del anaquel de la chimenea, extrajo la inyección de inducción del limpio estuche de cuero, con sus dedos blancos y alargados apuntó la aguja y retiró el puño izquierdo de la camisa. Durante un breve instante sus ojos se depositaron pensativos sobre las numerosas cicatrices y puntos con el que estaban cubiertos su muñeca y el tendinoso antebrazo, finalmente perforó la afilada punta en la piel, apretó el pequeño pistón hacia abajo y se hundió con un suspiro de bienestar íntimo en su aterciopelado sillón. Desde muchos meses yo había observado diariamente este acontecer sin poder reconciliarme con el mismo, al contrario, día a día se acrecentó mi disgusto, observándolo, y de noche, el pensamiento de que yo era demasiado cobarde para hacer algo al respecto, para enfrentarlo, no me dejaba tranquilo. Pero siempre cuando me proponía liberar mi alma de la carga, siempre volvía a aparecer mi acompañante con su cara desapasionada y desidiosa, como el último hombre, frente al cual uno se podía tomar libertades... Pero en esa tarde sentí de pronto, que no lo soportaría más... “¿Qué es lo que corresponde hoy?” Pregunté valiente y decidido, “¿Morfina o Cocaína? Lentamente levantó los ojos del antiguo tomo de folios que había abierto. ‘”Cocaína”, dijo, una disolución del 7%. “¿Usted desea probarla Dr. Watson?”—“Ciertamente no”, respondí bastante rudo... Él sonrió sobre mi vehemencia. “Tal vez usted tenga razón, el efecto físico presuntamente no es bueno. Pero yo siento que el efecto sobre el espíritu es tan excelentemente estimulante y clarificador en comparación, que todo lo demás carece de importancia”, “Pero razone”, advertí enérgico, “¡calcule los costos! Aunque su actividad cerebral se anime y estimule, no deja de ser un proceso antinatural y enfermizo, que requiere de un acrecentado metabolismo, finalmente puede ocasionar una debilidad permanente. Además, usted mismo sabe, qué sombría reacción se apodera de usted cada vez que la toma. Ciertamente este juego sale demasiado caro, por una diversión pasajera, usted se expone a perder las sobresalientes aptitudes, con las que cuenta”, yo no sólo le digo esto como buen camarada, sino como médico, ya que como tal me siento responsable de cierta forma por su salud ¡Téngalo en cuenta!’ No parecía estar ofendido, colocando sus codos sobre los apoyabrazos del sillón, juntó la punta de los dedos, enfrentándolos, como alguien que se prepara para una conversación. “Mi espíritu”, dijo, “se rebela contra la inercia, deme un problema, un trabajo, propóngame descifrar la letra manuscrita más difícil de leer, a buscar la solución al caso más intrincado. Entonces estoy en el elemento correcto y puede prescindir de todo medio de estimulación artificial, pero yo aborrezco la desnuda uniformidad de la existencia, necesito excitación espiritual, ésta también es la causa por la que elegí, o más bien creé una profesión especial; porque soy el único de mi clase, en el mundo” (438) También Sherlock parece no haber escapado al sentimiento de arrogancia que genera la Cocaína. La Cocaína también transmite la experiencia de “excitación espiritual”, gran claridad y rapidez del pensamiento. El consumidor de la droga llega a un mundo diáfano y claro de asociación de pensamientos rápidos, que le dan la sensación de ser capaz de grandes logros

169


intelectuales y creativos, pero eso a menudo se basa en una ilusión, “porque la droga objetivamente no puede acrecentar la capacidad de pensar “(439) Pero ciertamente las asociaciones son más rápidas, las imágenes evocadas a menudo aparecen como el relámpago, recuerdan a las rápidas imágenes asociativas de video clips y publicidad de películas (que en cierta forma ellos mismo pueden considerarse como frutos de la cultura de la Cocaína), el libre y reflexivo discernimiento interno, la capacidad de pensar, en la que los pensamientos se desarrollan por una libre voluntad, se contemplan, “sopesan”, no se ven propiciados por el efecto de la Cocaína. Sólo pueden darse donde impera la libre fuerza del pensamiento del Yo humano. Si se esnifa la Cocaína, entonces la euforia (cuya culminación se alcanza después de 15 a 20 minutos) es marcadamente más suave que en el caso de la inyección, o bien si se la fuma. En los últimos casos mencionados, la euforia se alcanza mucho más rápido; es más intensiva, pero dura sólo cinco minutos como máximo. William S. Burroughs opina, que la Cocaína es la droga más euforizante que él haya tomado, que esa alegría total a través de la Cocaína sólo se puede alcanzar a través de una inyección dirigida directamente a las venas (440) Habría que agregar, ¡ Qué hoy, en mayor medida se posibilita esto, fumando Crack! El sentimiento de felicidad intensivo, bramador, orgiástico, a nuestro entender se provoca por el velocísimo “proceso de inhalación del cuerpo astral”, este proceso sumamente veloz, que frecuentemente está acompañado de una rápida suba de la presión sanguínea y del latido cardíaco, se puede comparar con un despertarse tipo relámpago: Las fuerzas astrales que penetran en el cuerpo físico y etérico como un “flash”, le dan al consumidor la hermosa sensación de bramadora energía, de una brillante “potencia” intelectual. Uno siente como si reventara de energía, auto confianza, vigor, poder, en este sentido el “flash” de la Cocaína y de la Anfetamina, cualitativamente hablando, es totalmente distinto a la cálida sensación de volar, que se describe en el contexto de la inyección de Opio, porque allí el cuerpo astral realiza un gesto rápido de salida. Como el consumidor de la Cocaína experimenta la sensación de poder, se percibe a sí mismo como seguro, sin dudas, pagado de sí mismo, extrovertido (especialmente durante fiestas y reuniones de negocio), la Cocaína es la “droga –macho” por excelencia. El Ego se “infla”, y baila por sobre todas los sentimientos más sensibles y matizados, terminemos con todos los sentimientos espirituales, más finos, artísticos, y compasivos. “¡Basta de estupideces!”— ¡Eso es Cocaína! En ese sentido la droga es especialmente atractiva para todo aquel que quiere tapar su propia inseguridad, sus miedos, y sentimientos de inferioridad. Por eso gusta mucho en la juventud y jóvenes adultos. Pero el verdadero precio es alto: la euforia alcanzada a través de la Cocaína se produce a cuenta de los auténticos sentimientos. La experiencia típicamente humana de la inseguridad, de la duda, de la capacidad de realizar preguntas internas, a través de lo cual se hace posible un desenvolvimiento personal, se pierde. A tales sentimientos y preguntas se le superponen básicamente sentimientos duros y, en el fondo, cínicos, que genera la Cocaína. La droga imposibilita una auténtica simpatía, interés, compasión, empatía, y sentimientos artísticos, en cierta forma la Cocaína extingue al consumidor con todos sus sentimientos. El fundamento, orgánico de la vida, de sentimientos del Ser humano – el

170


sistema rítmico con la respiración y el circuito sanguíneo se sobrecarga, lo que finalmente queda, es el agotamiento, el vacio. El corazón, el órgano del juicio sopesado, de la cálida y humana simpatía y amor, se queda sin fuerzas, es saqueado. El consumidor de Cocaína siente esto a medida que disminuye la embriaguez, a través del sentimiento triste, apagado y vacío que lo invade.

LaResaca Después de inyecciones de Cocaína, o después de fumar Crack (y en menor medida después de esnifar Cocaína), el consumidor se siente cansado y depresivo. “Al alto vuelo marcadamente exaltado correspondiente al consumo dirigido al mundo exterior, de alrededor de una hora después, sigue una fuerte resaca. Uno se siente agotado, mal humorado, y cansado, como durante una depresión. De este estado bajoneado, ocasionalmente se habría llegado al suicidio, pero ciertamente lo más frecuente es escaparse nuevamente hacia el consumo” (Juergen von Scheidt) (441) Algo parecido escribe Bernard Segal sobre el Crack: “Una única profunda inhalación del “humo-free-base” (término técnico para fumar Cocaína o Crack), provoca una concentración de Cocaína en la sangre y en el cerebro. El problema es, que el efecto euforizante es de una muy corta duración, que poco después de que disminuye el sentimiento agradable, puede surgir un sentimiento de depresión, está en un contraste tan marcado con el efecto vivido, que el consumidor a menudo quiere revivir la euforia, tomando una nueva dosis de la droga. Cada tres a cinco minutos se inhala, durante sesiones continuadas de fumatas y embriaguez, que pueden durar de uno a tres días, hasta que las provisiones de Cocaína se acaban y el consumidor cae agotado” (442)

LaAdicción De esta forma se puede producir una adicción. “La búsqueda afiebrada de la droga, de más y más droga, puede ser ilimitada. Esta afiebrada búsqueda tiene que ser contemplada como el centro, alrededor del cual se puede desarrollar una extensa adicción espiritual a la Cocaína. Si se pregunta a un adicto al Opio sobre la diferencia, dirá, que él necesita a la Heroína y/o Metadona de manera imprescindible, a la Cocaína, no, pero que él, a pesar de ello, una vez que empezó con la Coca, permanentemente corre tras ella. En ese sentido la Cocaína es una droga que crea adicción espiritual. (443) Si el consumidor se entrega por mucho tiempo al placer de la Cocaína, durante la embriaguez se pueden diferenciar cuatro estados diferentes de intoxicación: (444) a. Al principio el consumidor se encuentra en el estado de Euforia, que a menudo está conectado con sentimientos de inquietud. Él está despierto, muy activo, inquieto, habla mucho, no siente cansancio, se asemeja a un pájaro súper movedizo, que salta de una pata a la otra. b. Luego sigue el estado de la Sysforia. La persona afectada pierda la luz, la claridad, la energía bramadora, se pone de mal humor, se oscurece, se

171


torna temeroso e irritable. Estos sentimientos se van alternando con períodos de indiferencia y de apatía, le cuesta concentrarse, habla cosas que no tienen relación una con la otra. c. El tercer estado es de la Desconfianza, el consumidor sufre sobre todo de alucinaciones táctiles y miedos paranoicos, siente insectos o víboras, que se deslizan sobre su cuerpo (como el Dr. Fleischl le informó a su amigo Freud), o parásitos alucinados y otras “cosas raras”, que presuntamente se mueven bajo la piel. También le atormenta una picazón en los brazos, piernas, la espalda, posteriormente la picazón afecta a todo su cuerpo. d. Como consecuencia se produce un estado de Psicosis, caracterizado por ideas de miedo paranoico, se produce una ilusión de parásitos, pero también una manía de relaciones y persecución, que a menudo está acompañada de alucinaciones visuales, auditivas, a veces olfativas. Las alucinaciones

visuales, en combinación con la aparición de ideas persecutorias, son las más frecuentes. Acá traemos un ejemplo de la bibliografía: “El paciente es un joven hombre de 25 años, que fue recibido en el Centro de Crisis, porque estaba huyendo de la policía. Se creía perseguido permanentemente y veía a agentes de policía por todas partes, que se hallaban en forma encubierta. En su casa escuchaba que ellos estaban en el departamento del inquilino de arriba, y veía cómo lo acechaban a través de agujeros en el techo. El hecho de que por eso incluso de noche veía sus caras, le infundía mucho miedo... Cuando lo recibimos, vimos a un hombre inquieto y temeroso, que se deslizaba por el piso de la pieza a ser revisada, para que la policía no lo viera. Había alucinaciones vivientes y visuales (agentes de policía, coches de la policía disfrazados, espías que pasaban), y a la vez alucinaciones auditivas (sirenas de la policía, ruido de motores de autos) Faltaban alucinaciones táctiles...” (445) Podemos tratar de interpretar estas alucinaciones: Son las fuerzas etéricas liberadas del cuerpo físico, que ingresan en el cuerpo astral y allí se transforman en imágenes, insectos, víboras, parásitos, etc., en este contexto hay que entenderlos como imágenes animalescas (astrales), de las fuerzas etéricas, que se separan de ciertas partes del cuerpo físico (por ejemplo víboras podrían ser una imagen para los vasos sanguíneos, los insectos y parásito, una imagen para los nudos de nervios, etc.) También las alucinaciones visuales y auditivas, como los agentes de policía que infunden miedo, las sirenas en el ejemplo arriba mencionado, en este contexto podemos verlas como fuerzas etéricas proyectas en el cuerpo astral, que deben su carácter atemorizante al hecho, que el corazón, el órgano del Yo, a través del efecto de la Cocaína, está amenazado. Porque el corazón en el fondo es consumido por la Cocaína, el Yo se ve amenazado, la persona afectada pasa por miedos mortales de que sea apresado y se pierda. Eso significa: que pierda su Yo. Otra alucinación, que aparece en un posterior Estado de la psicosis, es la visión de cristales de nieve o cristales de Cocaína (“snow-lights”) que brillan en la luz, a veces también se ven figuras resplandecientes y geométricas, la vibración o pulsación de estas formas se sucede con una frecuencia veloz. (446)

172


Estas alucinaciones parecen ser fuerzas del éter de vida, liberadas y metamorfoseadas en forma de imagen (cristalizaciones), cuyos ritmos “provocan el orden geométrico de la materia en su estructura de cristal” (447) Para terminar, mencionaremos que hay dos fenómenos más, que pueden aparecer durante la psicosis de la Cocaína: a) La repetición forzada de ciertos comportamientos estereotípicos sin sentido, como por ejemplo el dar vueltas interminables alrededor de las mismas casas con el coche (“punding”) Además la persona afectada puede adquirir una obsesión por ciertas cosas sin importancia. Estas acciones forzadas se pueden interpretar como el resultado de fuerzas etéricas, que se liberan en los pulmones: “Los pulmones, ya a través de su estructura establecida, tienen una relación con el polo de la cabeza y con el elemento duro, tiene una mayor tendencia que todos los otros órganos, al endurecimiento, a la mineralización, hasta la calcificación y la formación de huesos... Desde allí se puede entender, que los pulmones son un órgano central para aquella fuerza básica del cuerpo etérico, que introducen las formaciones del cuerpo físico al elemento rígido y también hacia afuera (éter de vida) En este contexto también es comprensible, que Steiner señala, que tales fuerzas acumuladas en el interior de los pulmones, se separan del cuerpo físico y pueden pasar a formar ideas fijas, manías” (448) b) La manía persecutoria, cuando eventualmente está combinada con las alucinaciones descriptas arriba, puede ser el motivo para un suicidio o para intensas descargas agresivas hacia el entorno. En estos fenómenos podemos distinguir como órgano activo al corazón, ya que en este caso, entre otros, encontramos a temerarios y atrevidos: La voluntad se acrecienta hasta el delirio furioso. Esa falta de auto control, esa falta de límites es el peligro para el colérico, quien va hasta su auto destrucción y arrastra a otros a su ruina. Es como un incendio que lo destruye todo” (449) Así vemos que en la psicosis de la Cocaína, se dañan el corazón y los pulmones, de los cuales se separan las fuerzas del metabolismo (fuerzas etéricas) Pero también de los riñones pueden liberar fuerzas etéricas, como se concluye del hecho, “que una psicosis

de Cocaína se puede parecer a una psicosis paranoica esquizofrénica; pero la diferencia está en que acá existe la percepción de que la Cocaína es el origen de estos estados” (450) La liberación de fuerzas etéricas del corazón y de los pulmones también queda indicada por el hecho de que una sobredosis provoca la muerte por un paro cardíaco (basado en el efecto tóxico sobre la musculatura cardiaca), o bien un paro respiratorio. Si hay un continuo consumo de Cocaína, a menudo se genera la necesidad de tranquilizar el estado nervioso, agitado, miedoso y forzado, producido por la liberación de las fuerzas etéricas. Por eso, muchos adictos a la Cocaína, después de un tiempo pasan a tomar Alcohol, pastillas para dormir, tranquilizadores, o Heroína.

173


Después de que el efecto de la Cocaína disminuyó, queda una depresión duradera, que se puede remediar a través de un nuevo consumo de Cocaína o de otras drogas. La persona afectada en este caso sufre una depresión causada por el cuerpo. Al respecto citamos a van Epen: “La depresión de la Cocaína puede parecerse a una depresión vital, endógena, que va acompañada de un estado de ánimo melancólico, miedoso, la falta de una perspectiva positiva de la vida, un total desinterés y apatía. Las personas afectas están muy cansadas, con falta de energía, no duermen ni comen más, no pueden llorar, a menudo tienen tendencias suicidas” (451)

ConsecuenciascorpóreasdelconsumocrónicodelaCocaína. Cuando hay un consumo regular, en primer lugar los órganos importantes del sistema rítmico sufren mucho bajo el efecto de la Cocaína y el Crack. En lo que concierna al corazón y al circuito sanguíneo, existe (especialmente cuando se fuma Cocaína o Crack), un mayor riesgo a que parezcan ataques cardíacos, derrames sanguíneos en el cerebro, e infartos en los riñones. “A través de la repentina contracción de los vasos sanguíneos, se perturba el suministro de sangre al corazón, el rápido ascenso de la presión sanguínea y del pulso cardíaco puede ocasionar espasmos y un paro cardíaco. El Crack reprime la fabricación de distintas encimas en el cuerpo humano, que son imprescindibles para la función del corazón, a consecuencia de esto, el corazón corre enorme peligro... “(452) Pero también los pulmones se ven dañados a través de la inhalación del Crack o el humo de la Cocaína: “En la base de una pipa de Crack que fue usada dos a tres veces, se puede observar el sedimento de pequeños y pegajosos grumos, el filtro que forma la base de la cabeza de la pipa, debe ser quemado regularmente o reemplazada, porque sino se tapa. También en los alvéolos pulmonares se adhieran los pequeños negros y pegajosos grumos, pero los pulmones no se pueden limpiar como una pipa, la consecuencia es una respiración corta, dolores en los pulmones con el menor esfuerzo,y una fuerte predisposición para distintas molestias de los mismos. Como resultado, el fumador de Crack en cada sesión se torna más predispuesto para enfermedades del corazón y de los pulmones” (453) Como consecuencia puede verse afectado su tabique nasal a través del esnifar Cocaína: se forman pequeñas úlceras, que pueden perforar dicho tabique.

de

Con respecto al organismo metabólico, notamos una disminución de la producción de importantes encimas del hígado (454), ocasionalmente también una disminución en la función de los riñones. (455) También es posible que ciertos procesos metabólicos en el cerebro, temporalmente se descontrolen (456) Además, las personas consumidoras, pierden muchísimo peso y a la vez hay un deterioro de los músculos.

174


La Cocaína tiene un efecto dañino sobre los procesos de reproducción, el peligro de abortos naturales se acrecienta: La tasa es del 38 %, aquellos bebés, que a pesar de eso, nacen, tienen más complicaciones en los pulmones y riñones, que bebés de padres que no consumen Cocaína. (458) En una prueba, en la que participaron 1226 mujeres embarazadas que eran adictas a las drogas, se evidenció, que los bebés de mujeres que habían tomado regularmente Cocaína, tenían un peso promedio de nacimiento de 93 gramos menos y eran 0,7 cm. más pequeños, que los bebés de madres que no consumían drogas. (459) Cuando se fuma Crack, estos peligros parecen aumentar. “Abortos naturales y bebés paralizados o deformados, no son excepciones en los casos de madres, que durante el embarazo fumaron Crack. Se dan desviaciones de los cromosomas, desarrollos incompletos de los órganos genitales, debilidades y/ o problemas del corazón son frecuentes. Los bebés tienen un sistema inmunológico debilitado, la tasa de mortandad es muy alta” (460) A pesar de que hasta ahora se han realizado pocos estudios de envergadura con respecto a las consecuencias a largo plazo en niños, cuyos padres tomaban Crack o Cocaína, no obstante los primeros resultados son muy inquietantes. Segal, cita a un médico norteamericano en su libro Drugs and Behaviour (“Drogas y Comportamiento”): “Las consecuencias a largo plazo van a ser devastadoras. Yo veo con mucha nitidez, niños, que quedaron atrasados en su desarrollo mental, que tienen grandes problemas con el aprendizaje y en todo tipo de movimientos, incluso con simples actos, como comer y vestirse” (461) En este sentido la Cocaína resulta ser una droga, que al principio parecía ser inofensiva, pero que es fatal y destructiva, no sólo para el propio consumidor, sino también para niños de madres, que durante el embarazo consumían crónicamente esta droga. De todos modos ya se puede decir actualmente, que se aconseja a mujeres embarazadas, que no consuman Cocaína (462)

 Anfetaminas(“Speed”) Las Anfetaminas y sus derivados (llamados “Weckamine”, en alemán: término para identificar a drogas energizantes y estimulantes), que también se denomina “Pep”, o Speed”, son sustancias estimulantes, que en su efecto, muestran un gran parentesco con la Cocaína. Louis S. Goodman y Alfred Gilman escriben lo siguiente en su libro Pharmacological Basis of Therapeutics: “Los adictos a la Cocaína, describen el efecto eufórico provocado por la Cocaína, en conceptos que casi no se diferencian de aquellos, que son usados por adictos a Anfetaminas. La Cocaína provoca un sentimiento de acrecentado bienestar en pacientes depresivos, el síndrome de intoxicación que es provocado por la Cocaína, clínicamente no parece diferenciarse de aquellos síntomas provocados por las Anfetaminas, estas

175


sustancias provocan experiencias subjetivas muy parecidas, producen síntomas de envenenamiento parecidos, pueden ser intercambiadas en el caso de uso externo a la medicina, cuando no se puede conseguir una sustancia” (463) Las Anfetaminas ciertamente tienen la ventaja, de tener un efecto más prolongado que la Cocaína (ingerido en forma de tabletas, alrededor de 4 a 8 horas) y además son más económicas.

Contextohistórico La Anfetamina (antes se llamaba Bencedrina), de acuerdo a su estructura química tiene un estrecho parentesco con la hormona Adrenalina, que se genera en la médula de las glándulas suprarrenales, aumenta la presión sanguínea y la frecuencia cardiaca, por lo que el organismo entra en un estado de mayor productividad. Los intentos de usar la Anfetamina como reemplazo para la Adrenalina, no tuvieron éxito, ya que en las pruebas con animales, el efecto sobre el corazón, los pulmones y el circuito sanguíneo, era demasiado exiguo, en comparación con la Adrenalina. Posteriormente se descubrió el efecto estimulante de la sustancia, cuando se narcotizaba a los animales, y con anterioridad se le daba Anfetamina: La narcosis duraba mucho menos que lo normal, de esta forma, la sustancia (en una dosis pequeña) finalmente se usó médicamente en personas durante los años 30, para combatir cierta forma de adicción al sueño, en la que el paciente renovadas veces cae en un sueño repentino, sin que haya un genuino cansancio (Narcolepsia) Después de que en el año 1919 también se hubiera sintetizado la sustancia Pervitin (Meta anfetamina), que tiene un efecto más fuerte, durante los años treinta se hicieron una serie de estudios, en los que se pusieron a prueba otras propiedades, posibilidades de uso de las Anfetaminas y sus derivados. Resultó, que los logros físicos de primera clase, no mejoraban ostensiblemente por el efecto de esta droga. El cansancio, estados de agotamiento, sin embargo, se reducían, de esta forma aumenta el rendimiento físico a largo plazo, en el deporte se emplean estos medios para dopaje. Además la Anfetamina resultó ser un medio de adelgazamiento útil (anorexígeno), uno en cierta forma se consume, por un tiempo no se tiene apetito. Pero los riesgos y efectos colaterales son muy grandes. Citamos a van Epen: “El resultado a menudo es un paciente acosado, precipitado, asustado, que ha bajado algunos kilos de peso, pero que sufre de insomnio, a veces desarrolla una presión sanguínea elevada, que después de dejar de tomar el medicamento, rápidamente vuelve a aumentar de peso, además corre peligro de entrar en una seria depresión. Cuando luego descubre, que un par de tabletas para adelgazar le hacen superar su depresión, el círculo diabólico se cerró, la base para la adicción está echada” (464) Simultáneamente se descubrió que la Anfetamina, si se la suministra en dosis pequeñas, se puede emplear para el tratamiento de niños que tienen hiperkinesis, (niños exageradamente movedizos y que se distraen mucho), a través del efecto de estos medicamentos, se tranquilizan y son más dóciles.

176


Hacia fines de los años 30 aparecieron las primeras advertencias: “La Anfetamina y sustancias emparentadas, actúan como un látigo sobre un caballo cansado, conducen a que las reservas corpóreas se agoten hasta la ruina. El consumidor reprime violentamente el cansancio, que lo protege anímica y físicamente, las Anfetaminas pueden conducir a la adicción” (465) En los Estados Unidos se generó paulatinamente una ola de adicción a través de los así llamados “Benzedrine-inhalers” (inhaladores de Bencedrina), que desde 1927 estaban en uso contra resfríos y catarros, hasta que finalmente se sacaron de circulación. Durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados usaron grandes cantidades de este tipo de drogas energizantes de “pep pills”, como también se llamó a este tipo de drogas, que tenían el fin de combatir el cansancio y el agotamiento, aumentar la resistencia. A la vez se los estimulaba a adoptar un comportamiento agresivo y temerario, como ya mencionáramos en el capítulo 2, solamente la parte consumida por los norteamericanos e ingleses, se estima en 150 millones de pastillas. Después de la guerra, en Japón surgió una ola de adicción, cuando se colocaron en el mercado millones de tabletas de Anfetaminas, que eran reservas del ejército. En 1950 hubo entre medio y un millón de personas, que regularmente tomaban esas pastillas. Severas leyes y castigos masivos de arresto no pudieron impedir, que el uso de Anfetaminas hasta el día de hoy no se haya terminado. También en Suecia hubo un fuerte aumento de Speed en 1958, era especialmente popular la inyección intravenosa, esto llevó a una ola de Speed en los años sesenta, a la que siguió una prohibición absoluta, del comercio y del consumo de esta droga. A pesar de eso, las Anfetaminas en Suecia siguieron siendo muy apreciadas, también en los restantes países escandinavos se tomaron y se toman en forma ilegal, como estimulante y medio de placer. Los Países Bajos entre 1969 y 1972 vivieron una ola de Speed (que posteriormente fue reemplazada por la ola de Heroína) Durante este período hubo mucha violencia por parte de los “Speedfreaks” (consumidores del Speed): ”La época Speed” fue bastante difícil y desagradable para los terapeutas: Los consumidores por lo general “tenían mucha cuerda”, estaban bajo presión, eran agresivos. Muchos de ellos eran psicóticos pasajeros (mentes confusas, ideas alocadas, y alucinaciones) El estado físico de los adictos era preocupante: El Speed con el tiempo consume totalmente al cuerpo, a menudo ocasiona distintas complicaciones médicas serias, en la época del Speed, fueron agredidos muchos terapeutas por parte de alocados consumidores de Speed, a veces los terapeutas recibían heridas. En la escena de esta droga aparecieron estiletes, armas de fuego, esto y muchas otras cosas formaban un vivo contraste con el período predecesor de “Flower-power” (Poder de las Flores) (466) Desde 1976 las Anfetaminas forman parte de la ley de drogas y están permanentemente en la fila de drogas como LSD, Mezcalina, Opiáceos, Cocaína, etc. También en los Estados Unidos la epidemia de Speed destruyó los ideales de la época Hippie. Timothy Leary advirtió en 1970: “Cualquier toma de una sustancia peligrosa es una agresión a la naturaleza, si tú ingresas Anfetaminas o Barbitúricos en tu organismo, actúas tan maliciosamente como los productores de petróleo, que dejan fluir sus venenos a los océanos. Tu cuerpo se puede mover hermosamente en la corriente de la naturaleza: la

177


sangre fluye, la nutrición condiciona la digestión, todo eso sucede en armonía con la energía del cosmos. Pero si tú ingieres algo en tu cuerpo, que de modo notable va en contra de esa armonía, entonces te desconectas, no te conectas (“you turn off, not on”) Las Anfetaminas, todas ellas, desde la miserable sustancia que obtienes en la calle, hasta la caja llena de cristales, te conducen a un sendero falso en tu camino a la fuente de la energía. Ellas te convierten en Superman, con el tiempo nadie te puede parar, a excepción de tú mismo. Pero precisamente cuando vas a emprender algo, entonces una inhibición incierta, no determinada te retiene, de manera que permaneces como muerto sobre tu sendero, no te puedes poner en sintonía con tu anterior tipo de onda, aunque te esfuerces duramente. Los consumidores del Speed creen, que poseen poderes fantásticos y grandes capacidades creativas, pero parece que nunca terminan algo que empezaron, eso proviene del hecho, de que Speed para ellos es una fuente de energía irreal... “Speed no te lleva nunca al cielo, te manda directamente al infierno, en realidad, de lo que se trata, es que todos deberíamos tornarnos más lentos” (467) Sydney Cohen describe la atmósfera de aquel tiempo de la siguiente manera: “El “Speed freak” (consumidores del Speed) es un capítulo en sí mismo, el “verdadero Hippie” está horrorizado ante ese excesivo consumo de anfetamina, compadece a los consumidores de esas drogas, por su fuerte necesidad de estimulantes. En los guetos hippies, como por ejemplo el Haigh-Asbury en San Francisco, o el Vence West en Los Ángeles, se ven a menudo posters con el texto: “Speed Kills” o “Meth is Death”, lo que demuestra bastante claramente, que los consumidores consuetudinarios de LSD consideran como peligroso e incompatible el abuso de Anfetaminas. En estas colonias drogadictas ven con desconfianza al consumidor de Metedrina, no sólo por el comportamiento paranoico que manifiesta, sino también por la forma impulsiva y violenta, que a menudo caracteriza sus acciones... Uno de las más frecuentes tipos de abuso es el “tour the binge” (viaje del consumidor), en el que se inyecta la droga cada dos a seis horas, hasta el agotamiento, lo que conduce al colapso, hasta que se toman barbitúricos para generar sueño. Estos “Speed-Touren” (“viajes” con Speed) alcanzan a menudo entre tres a diez días; durante este tiempo el “Meth-head” (consumidor de Metedrina) generalmente no come ni duerme, ya que esa necesidad está ausente debido al efecto farmacológico de la droga. Si al fin consigue dormir, el sueño a menudo dura entre dos, cuatro o cinco días. El “Meth-head” se despierta tremendamente hambriento, luego de haber saciado su hambre, cae en un período de profunda depresión psíquica. Esta depresión es tan sobrecogedora para él, que inmediatamente huye a la única “cura”: la Metedrina. Yo opino que acá la depresión, la apatía, la reducción de actividades psicomotrices están tan acentuadas, son de tal regularidad, que constituyen un tipo muy específico de síndrome de abstinencia” (468) Basado en las malas experiencias que los Speedfreaks tuvieron con frecuencia, a lo largo del tiempo, y debido al control más severo de la producción ilegal, del comercio y del consumo de Anfetaminas, el interés por esta droga disminuyó visiblemente, se abrió el camino para una nueva droga estimulante: la Cocaína. Si bien esta última era más cara, y sólo brindaba una breve euforia, tenía la ventaja de tener un origen natural, por lo que

178


parecía ser un medio mucho menos dañino que la Anfetamina puramente sintética. ¡Acaso los indígenas no habían masticado Coca durante siglos sin arruinarse por eso! El comercio ilegal de la droga estaba bien preparado para el creciente requerimiento y reaccionó en forma rápida y efectiva. En pocos años, la Cocaína había reemplazado al Speed de su posición de número uno, entre las drogas estimulantes, pero los derivados de las Anfetaminas no están totalmente desplazados. Aún están en circulación, se los emplea en forma ilegal contra el cansancio, para alcanzar rendimientos supremos, para pensar más rápido (asociar más rápido), por la euforia que provoca el efecto (el “kick”)

ElEfecto Ya dijimos que el efecto de la Anfetamina coincide mucho con el de la Cocaína, pero hay una diferencia: Las anfetaminas no tienen propiedades narcotizantes. En lo que respecta a las propiedades estimulantes, vemos que el cuerpo astral a través del efecto del Speed, también se ve forzado a una unión con el cuerpo etérico y físico, de esta forma se produce un estado acrecentado de vigilia. Ya no se siente cansancio, esto significa que el cuerpo astral no tiene posibilidad de separarse del cuerpo etérico y del cuerpo físico, de disolverse en el mundo cósmico astral, por un lado, por el otro, no puede establecer una unión regeneradora con estas entidades del Ser (Véase en este contexto el capítulo sobre Marihuana y Hachís) El cuerpo astral queda “adherido” fuertemente al cuerpo físico y etérico. (Síntomas: presión sanguínea elevada y latido acelerado del corazón, la estimulación de ciertas áreas del cerebro, aumento del movimiento del intestino, etc.; (ver más detalles en la exposición sobre Cocaína) Esta droga exprime al cuerpo etérico—en forma parecida a la Cocaína—con la consecuencia, que por un lado se produce una conciencia más elevada y mayor actividad, por el otro, especialmente en el caso de dosis más altas y repetidas, se produce una sensación de agotamiento y de total vacío en el consumidor. Las fuerzas etéricas están consumidas, agotadas, gastadas, se requiere de un largo período de sueño, para restablecer la vitalidad perdida, en cuanto esto aún es posible. En su libro Geheimwissenschaft im Umriss (Ciencia Oculta), Rudolf Steiner señala la importancia que tiene para la salud, la salida rítmica del cuerpo astral durante el sueño, o sea para el restablecimiento y fortalecimiento del cuerpo físico, y etérico. “El cuerpo físico sólo puede mantener su forma a través del cuerpo etérico humano, pero esta forma del cuerpo físico humano, sólo puede ser mantenida por un cuerpo etérico, que por su lado recibe fuerzas adecuadas del cuerpo astral. El cuerpo etérico es el formador, el plasmador, el arquitecto del cuerpo físico, sólo puede formar en el sentido correcto, si recibe los estímulos para la especie que tiene que formar, del cuerpo astral. En el cuerpo astral están contenidas las imágenes arquetípicas, de acuerdo a las cuales el cuerpo etérico le da forma al cuerpo físico, durante el estado de vigilia, el cuerpo astral no está lleno de estas imágenes arquetípicas, imágenes modeladoras del cuerpo físico, o por lo menos sólo hasta cierto punto. Porque durante el estado de vigilia, el alma pone sus propias imágenes en lugar de esas imágenes guías. Si el Ser humano dirige sus sentidos hacia su entorno, en su imaginación se forman imágenes, que son las representaciones del

179


mundo circundante, éstas al principio son perturbadoras de aquellas imágenes, que motivan al cuerpo etérico para el mantenimiento del cuerpo físico... Así como el cuerpo físico está asentado en el mundo físico, al que pertenece, así el cuerpo astral pertenece a su mundo. – Así como al cuerpo físico le llegan los nutrientes de su entorno, así al cuerpo astral durante el estado de sueño, le llegan las imágenes del mundo al que éste pertenece. Ciertamente vive afuera del cuerpo físico y etérico, en el cosmos, en el mismo del que nació toda la humanidad. En ese cosmos está la fuente para las imágenes, a través de las cuales el Ser humano recibe su figura, su forma, está armónicamente integrado a ese cosmos. Durante el estado de vigilia se separa de esta armonía, que todo lo abarca, para tener acceso a las percepciones exteriores, durante el sueño, su cuerpo astral vuelve a estar en contacto con la armonía del cosmos. Cuando la persona se despierta, el cuerpo astral introduce tanta energía en sus cuerpos, que puede prescindir por un tiempo de la estadía en la armonía, el cuerpo astral durante el sueño regresa a su patria, al despertar trae renovadas energías a la vida. La expresión exterior de la posesión que el cuerpo astral trae al despertar, se encuentra en el efecto reparador y refrescante que concede un sueño sano” (469) Hasta acá esta cita (470) Cuando se consume Speed, el cuerpo astral no tiene la posibilidad de retirarse del cuerpo físico y etérico, en el caso del cansancio, eso tiene como consecuencia, que el cuerpo etérico no puede recibir las fuerzas necesarias del cuerpo astral, para formar y constituir al cuerpo físico. Cuando hay un consumo regular y alto de la droga, el cuerpo físico consecuentemente en muy poco tiempo se arruina, eso significa que los procesos de descomposición, provocados por la falta de sueño y el efecto intoxicante de la Anfetamina, no pueden ser compensados por los procesos constructivos del cuerpo etérico. “La descomposición ensombrece la construcción, la desintegración domina a la regeneración, un proceso de muerte ha sido puesto en marcha.” Aparecen úlceras que no curan, una gran pérdida de peso del cuerpo, uñas de los dedos porosos, dientes podridos, e infección crónica de los pulmones” (471) A la vez aparecen distintas complicaciones en el corazón y el sistema de vasos, que también están provocadas por la “aplastante, energizante y permanente presencia del cuerpo astral, como por ejemplo, irrigación sanguínea del cerebro, sobreirritación, y procesos de reducción del sistema nervioso (entre otros, irritación de la piel, por lo que adictos al Speed, casi sin excepción, tienen la tendencia a ocuparse de su piel) También hay perturbaciones del metabolismo, del organismo de reproducción, y del organismo motor (temblor en los músculos en manos y brazos, perturbación en los movimientos, y eventualmente en los hombres, dolorosas inflamaciones en el escroto y los canales de semen) (472) En síntesis: el cuerpo físico se deteriora. Si se usan dosis inferiores y hay un consumo menos regular, las molestias se anticipan en forma de apariciones desagradables, que acompañan la presencia no interrumpida del cuerpo astral: irritabilidad, inquietud, ajetreo, dolores de cabeza, palpitaciones, miedo, insomnio, espasmos estomacales, diarrea. (473) Además, sobre la base del efecto tóxico de la Anfetamina, aparecen mareos, malestar y vómitos. Simultáneamente existen, naturalmente en mayor medida cuando se consumen dosis altas, los efectos psíquicos negativos descriptos en el capítulo sobre el efecto de la Cocaína, como por ejemplo

180


disforia (mal humor, irritabilidad, miedos, etc.), desconfianza, alucinaciones (sobre todo sobre en el área de la piel), depresión, psicosis. En el caso de dosis inferiores, los síntomas son más débiles, pero teniendo en cuenta, que por las propiedades euforizantes del Speed, se desarrolla rápidamente una tolerancia, y se hacen necesarias dosis cada vez más altas para lograr los resultados deseados, se manifiestan los efectos negativos cuando hay un consumo reiterado, se acentúan especialmente en el caso de la adicción. ¿En qué consiste la euforia? El consumidor se siente cargado de energía, está alegre, tiene la tendencia a conversar y a hacer contactos humanos, el aburrimiento, el cansancio, y los sentimientos depresivos desaparecen, el rendimiento físico e intelectual parecen más factibles. Experimenta una claridad fuera de lo común del pensamiento asociativo, las combinaciones de pensamientos, pero también las acciones, parecen ser más rápidas que normalmente- de ahí el nombre “Speed”, equivalente a “rapidez”. Dicho brevemente, éstas son las alegrías provocadas por la fuerte presencia del cuerpo astral, se está más despierto, más activo, más confiado en simismo, hay menos auto crítica. Tienen más valor, agresividad, poder,también acá hay una similitud con el efecto de la Cocaína, sin embargo, de acuerdo al juicio de muchos consumidores de drogas, es más “sintético”, más agudo y está relacionado con cierta frialdad. Pero de ninguna manera se puede afirmar que el rendimiento intelectual mejora bajo la influencia del Speed. Schmidbauer en su libro Handbuch der Rauschdrogen (Manual de drogas que intoxican) cita un informe autobiográfico del psiquiatra alemán Kurt Schneider: “Bajo el efecto del Pervitin, escribí mucho y detalladamente, pero al día siguiente tuve que tachar la mayor parte, el proceso de pensamientos mostraba una importante abreviación y no era muy lógico. Durante dos noches caí en planteos de hipótesis infundadas, que al día siguiente no resistían ninguna crítica, había una iniciativa aumentada, acompañada de una base optimista en los pensamientos. Una carta que le escribí a un buen amigo, fue respondida con las palabras: “Me alegró tu optimismo infantil”. (474) También estudiantes, que usan Speed para la preparación de sus exámenes o en el mismo exámen, a menudo quedaron decepcionados”Si bien tal vez se pueda estudiar durante más horas que lo normal, debido al cansancio suprimido, el éxito no obstante sólo será subjetivo. Gracias a la euforia, el estudiante cree que domina más de lo que realmente sabe, en el exámen, estando bajo la influencia de la Anfetamina, creerá haber hablado en forma fluida y correcta, en tanto que el examinador tiene una impresión mucho menos favorable, inclusive califica al candidato en forma desventajosa, por sus ocurrencias superficiales” (475) Si la dosificación aumenta, debido a la tolerancia surgida, entonces a menudo vuelve a desaparecer la percepción del pensamiento claro, para dar lugar a una asociación caótica y confusa de pensamientos. La euforia más fuerte se vive en el Flash, con ese fin se inyecta Speed en forma intravenosa y se tiene la sensación placentera de energía, fuerza, y poder.

181


Para concluir, queremos señalar algunos fenómenos, que pueden aparecer como consecuencia de un consumo regular de Speed: - Después de la disminución del efecto, aparece la resaca, con un cansancio enorme, letargo y depresión (Véase Cocaína) Como una nueva dosis produce alivio, puede crearse fácilmente la adicción. - Como consecuencia de un consumo prolongado e intensivo, pueden aparecer psicosis paranoicas y esquizofrénicas ya descriptas en el párrafo sobre la Cocaína, son dañados, sobre todo, el corazón y el sistema de vasos: A menudo aparece en primer plano una psicosis... - Junto al “punding”, descrito en el párrafo sobre la Cocaína, también puede aparecer el así llamado “Jerking”, eso significa, que se realizan todo tipo de movimientos involuntarios, entre otros, de las mandíbulas, por ejemplo movimientos de masticar y hacer ruidos al comer, o se bruxa. También puede haber deformaciones de la cara, giros del torso, movimientos de la cabeza hacia arriba y hacia abajo, o movimientos repentinos de brazos y manos, a la vez movimientos sumamente nerviosos, que parecen contracciones compulsivas de los nervios, que provienen de una fuerte sobre excitación, una represión de la Organización del Yo. El Yo perdió su función de control, ya no compenetra suficientemente a estas partes del cuerpo, sobre la base que “la Organización del Yo se desmorona”(476) Los movimientos se hacen involuntarios. - El Yo durante el efecto del Speed (Speed-Kick”) prácticamente está desconectado, ya que las restantes entidades del Ser se ven influenciadas por la droga y la omisión del Yo. Éste pasa a desempeñar un rol más o menos pasivo, está como parado al lado, se limita a observar, ya no se puede hablar más de un desenvolvimiento y desarrollo del Yo. - No obstante el Speed, tomado en dosis pequeñas, se puede usar para el tratamiento de niños con hiperkinesis. Estos niños con un cuerpo astral “evasivo”, niños que se mueven y distraen demasiado, que son muy sensitivos y reaccionan rápidamente a estímulos, se tranquilizan por el efecto de la Anfetamina. Su cuerpo astral se ve frenado en su movimiento de evasión, porque el Speed hace que el cuerpo astral realice el movimiento contrario, provoca que el consumidor se concentre, que entre en sí mismo, de manera que los niños toman más conciencia de sí mismos y se puedan adaptar mejor. Pero también aquí hay que considerar el lado negativo del carácter sintético, del efecto tóxico de la Anfetamina, además se considera que está comprobado, que niños, que son tratados de esta manera con Speed, durante la pubertad corren mayor peligro de adicción de derivados de Anfetaminas (“Weckaminen”) (477) En la actualidad frecuentemente se usa Ritalin (Clorhidrato de Metilfrenidato), para el tratamiento de niños que se distraen mucho, que tienen un Síndrome de hiperkinesis (ADHD: Attention Déficit Hyperactivity Disorder). El Ritalin se parece a las Anfetaminas con respecto a sus propiedades farmacológicas, Un uso crónico puede conducir a la adicción y producir, de manera diferenciada, una conducta anormal.

  182


  9.EXTASIS(XTC)     El Éxtasis floreció relativamente tardío entre las drogas, a pesar de que ya fue sintetizado en 1898, tardó hasta principios de los años 80, hasta que la droga vivió su apogeo en los Estados Unidos, poco después también apareció en Europa. La nueva droga ahí rápidamente se hizo popular, se la usó en fiestas, tanto en el interior de las casas como al aire libre, droga estimulante, que proporciona una cálida sensación, se consumió casi exclusivamente en forma grupal, en círculo de amigos, cuyos miembros se conocían desde hace tiempo. Los grupos y corrientes, en las que se usó el Éxtasis, son muy diferentes, el espectro alcanza de gente del “New-Age” hasta frecuentadores de discotecas, de las así llamados grupos marginales, hasta los yuppies. En los últimos años, el Éxtasis se convirtió para muchas personas en una droga de baile en fiestas con música tecnológica , vivió y vive un gran boom.

Historia Al principio, la nueva droga aún no tenía el nombre actual, la sustancia producida en los laboratorios farmacéuticos E. Merck en la ciudad de Darmstadt—donde también se producía Morfina de alta calidad y Cocaína—se sintetizó sobre la base de aceite de la nuez de moscada (Aceite de safrol) En 1912 se la presentó para ser patentada y fue reconocida en 1914. El efecto curativo y alterador de la conciencia de la nuez moscada, que proviene de los malucos, es conocido desde hace tiempo. Arno Adelaars escribe al respecto: “En el Ayurveda”, un libro clásico hindú, se describe a la nuez moscada como un fruto narcotizante. Esclavos de barcos holandeses, que transportaban nuez moscada en el siglo XVII, estaban familiarizados con el efecto alucinógeno de la nuez, robaban nueces para poder evadirse por un tiempo de su condición deplorable, se aguantaban el malestar y las sensaciones de mareo que acompañaban al efecto del consumo. En el año 1829 el biólogo checo Purkinje, fue el primer científico que describió el efecto alucinógeno de la nuez moscada, comió tres nueces y halló, que el efecto se asemejaba mucho al de la Marihuana. Un siglo y medio más tarde, esta tesis sería corroborada por el activista musulmán negro-americano, Malcolm X: mientras que cumplía una condena en prisión, tomó nuez moscada e informó, que el “efecto” provocado, equivalía a la de tres acuatro cigarrillos (porros) de Marihuana” (478) Pero el nuevo medio no hizo furor: existia el propósito de introducirlo al mercado como anorexígeno; se prescindió cuando se descubrió que no había interés comercial en esto; para fines de los años treinta la empresa norteamericana Smith, Kline Et French,

183


consideró introducir la sustancia al mercado a pesar de ello; la aparición de efectos colaterales no deseados, retuvo a la empresa de su propósito, así desapareció el Extasis de la superficie por un tiempo. La sustancia volvió a aparecer, cuando el ejército norteamericano durante la época de la “Guerra fría” 1953/1954, le encargó a la Universidad de Michigan, que testara la sustancia como “Suero de la Verdad”, para lo cual no obstante resultó inapropiado, recibió el nombre que aún conserva: MDMA (3,4-Metilendioximetanfetamina). En el año 1960 los químicos polacos S. Bieniecki y E. Krajewski mejoraron la receta de MDMA, partiendo como siempre del aceite de Safrol (479) Pero al fin se descubrió otro procedimiento de producción: a principios de los años sesenta, el investigador norteamericano Alexander Shyulgin del grupo químico Dow Chemical Company, logró preparar el MDMA de modo puramente sintético, sobre la base de la sustancia química Piperonal. Al principio se buscaron las posibilidades de uso del MDMA exclusivamente en el marco de sesiones psicoterapéuticas, para proporcionarle al paciente el contacto con sentimientos, que normalmente eran inaccesibles. El MDMA en ese sentido fue el sucesor del MDA, un alucinógeno más fuerte, igualmente prohibido. Se generó un dilema para la psiquiatría y psicoterapia: por un lado los resultados de investigación con respecto a los empleos terapéuticos del MDMA parecían ser lo suficientemente significativos como para publicarlos, por el otro lado, se corría el peligro de que este medicamento también fuera prohibido. A pesar de eso, Shyulgin y Nichols en 1978 publicaron un artículo científico, afirmaban, que el medicamento provocaba “una alteración de la conciencia, fácilmente influenciable, combinada con momentos emocionales y sensuales culminantes... El efecto se puede comparar con el de la Marihuana, con una dosis pequeña de MDA, o con el de Hongos Psilocibin, pero sin el componente alucinógeno de aquellos” (480) Los efectos, en promedio, aparecen media hora después de la ingestión de la droga, la culminación se produce de 30 a 60 minutos después, no dura más que un par de horas. Los síntomas de intoxicación físicos y los efectos psicológicos colaterales, relativamente no tienen importancia, a lo sumo aparecen algunos síntomas como cuando se toma medios estimulantes: falta de apetito, pupilas agrandadas y músculos de las mandíbulas rígidas. (481) Siguieron más estudios, allí se describía, cómo el MDMA provocaba una disminución del miedo, una gran apertura en la expresión de sentimientos y una sensación general de bienestar. El interés por la droga siguió creciendo, ya en la segunda mitad de los años setenta, un grupo de químicos con sentido comercial, en el “Marin County” californiano, decidió crear un laboratorio ilegal para la producción de MDMA, se buscó un nombre apropiado para el nuevo producto. Al principio—en base a sus cualidades “cálidas”, socialmente sensitivas, se le dio el nombre de “Empathy”, pero finalmente se eligió un nombre más impresionante: “Ecstasy” (Éxtasis en español), XTC, o, brevemente “E”. En una nota adjunta del envase de aquel tiempo, citando a Hermann Hessse, se podía leer lo siguiente: ”Ecstasy, el enteógeno del siglo XXI (Enteógeno, traducido libremente: que desenvuelve a Dios dentro de ti”) Es el mundo de tu propia alma, el que buscas, la única galería de arte que te puedo

184


mostrar, es la de tu propia alma. No te puedo dar otra cosa, que la posibilidad, el encanto, la llave,te puedo ayudar a hacer visible tu propio mundo, nada más” (482) El propósito era, que “El Éxtasis no se tomara en fiestas y otras ocasiones turbulentas, porque: El Extasis debe ser tomado en el propio entorno, sobre todo si es la primera vez, por ejemplo a la noche, en casa, a la luz suave de velas encendidas, en una iluminación tamizada, con música suave y agradable. De ningún modo el Éxtasis debe estar acompañado de música tipo Acid Rock o Rock’n Roll, sino que debe ser música suave, tipo ‘soul’ “ (483) Pero esto cambió pronto, al principio el Éxtasis fue un medio, que de acuerdo a la empaque, debería ser usado para abrir “chacras del corazón, para estimular el lado derecho, intuitivo del cerebro—a través de lo cual se hizo popular en seguidores de Baghwan Shree Rajnesh y en muchos apóstoles del New Age. Así, en el transcurso de los años 80 se sumó otro grupo de consumidores. Los estudiantes de la Universidad Metodista Sureña en Dallas (Texas), descubrieron que El Éxtasis era un medio digno para reemplazar al Alcohol, bebida que estaba prohibido en esa Universidad, durante las fiestas usaron al Extasis como medio para reducir la inhibición, como estimulante Social, para festejar y bailar la noche entera. Parker informa, que en los clubes nocturnos de Dallas, el Extasisy se le ofrecía públicamente a los estudiantes, ¡los cuales pagaban 20 dólares por dosis con tarjeta de crédito! (484) El uso como droga de tiempo libre aumentó repentinamente, entre otros, por la publicación en periódicos como Newsweek, Time y Life. El investigador de drogas, Ronald Siegel estimó en 10.000 al número de dosis vendidas en el año 1967 en los Estados Unidos. ¡En 1985 ya eran 360.000! (485) Y aquello, que se temía en grupos de terapeutas, sucedió realmente: El 1 de julio de 1985 se prohibió el Éxtasis por ley, recibió el mismo tratamiento que la Heroína, LSD, y otras drogas que intoxican, las siguientes causas llevaron a esa prohibición: - Advertencias de Científicos, de un desarrollo comparable con el LSD veinte años atrás. - En aquel entonces al principio también dominó un entusiasmo par esa droga, a la que se consideraba inofensiva, pero frente a la importante cifra de víctimas (a través de accidentes mortales y psicosis esquizofrénicas), resultó ser una gran desilusión. - La aparición de los primeros muertos a causa del Éxtasis (que ciertamente en forma simultánea habían tomado una serie de otras drogas, como se descubrió) - El consumo se había vuelto incontrolable. El Éxtasis cayó bajo la categoría más rígida de la ley, lo que significaba que se lo consideraba un medicamento, que sobre la base de un inmenso peligro para la salud de la población, ni siquiera se podía usar para usos médicos o terapéuticos. Investigaciones científicas al respecto estaban prohibidas igualmente, las multas, en el caso de infracción, eran altas: ¡Un comerciante podía contar con quince años de cárcel y una multa de 125.000 dólares! Una persona, en cuyo poder se encontraba Éxtasis recibía cinco años de cárcel.

185


Otros países siguieron con prohibiciones similares, uno de los últimos fue Holanda, en el año 1988. Sin embargo la prohibición no significó de ninguna manera que el consumo realmente disminuyera, sólo los precios aumentaban, la calidad disminuía (entre otros por la mezcla con Anfetaminas, Efedrinas, MDA y Cafeína), tan sólo por eso, en los primeros meses se internaron por lo menos quinientos pacientes por sobredosis. El consumo incluso siguió aumentando, Siegel informó en 1986, que en todos los lugares de Estados Unidos se habían establecido laboratorios ilegales, que a la vez había preparativos en marcha, para la exportación masiva de la droga a Europa. Una encuesta de 1987 concluyó que 40 % de los estudiantes en el Campus Universitario de Stanford, habría tomado Éxtasis. A través del movimiento de Baghwan, de centros de meditación y personas privadas, la droga en 1985 en forma creciente llegó a Europa, el consumo en esos círculos apuntaba sobre todo a la obtención de un mayor auto conocimiento, se consumía la droga en un entorno tranquilo. Un discípulo de Baghwan informa: “Poco antes de que yo tome esa primera píldora, mi madre me dio libros de Osho (así sé autodenomina Baghwan poco antes de su muerte), eso fue simultáneo. La sensación del Extasis combinaba bien con lo que se hace con los Sanyassins (hombres ”Santos” de la India): La reducción de barreras, la apretura de sí mismo. El verano de 1987 fue para mí el “verano mágico”, mi vida se precipitó de pronto, mis relaciones humanas se profundizaron, a través del Éxtasis logré darle una nueva dirección a mi vida” (486) Pero también hubo otro canal por el que el Éxtasis llegó a Europa: los lugares bailables, demostró ser un excelente medio para apoyar la atmósfera en las fiestas de música tecno, donde todos bailaban según las fantasías del disk jockey, una atmósfera, que puede conducir a una conciencia con forma de trance. En la ”House—music” norteamericana, de principios de los años 80, que surgió en el Club bailable de Chicago: “Warehouse”, el disk jockey tenía un rol muy importante, es la persona que gira los botones, con la ayuda de tambores en forma de computadoras, crea la música. De su creatividad depende, cómo sobre la base de estos ritmos fijados, se realiza la música correspondiente. Arno Adelaars escribe al respecto: “Lo que domina todo, es el ritmo de 120 a 126 golpes por minuto, este ritmo azota e incita al bailarín, esa es una técnica, que ya fue usada durante siglos por parte de tribus africanas” (487) La descripción en principio también es válida para la música electrónica, la variante europea de la ”House-music norteamericana” (488). En forma similar lo describe Fromberg: “Ese tipo de discos, en promedio dura seis minutos, hay bastantes pocas variaciones, de tanto en tanto se omite algo, a veces se agrega algo, pero el ritmo sigue siempre, sólo hay una golpe en el que uno se puede concentrar. Esta música, que la hacían músicos de color, aún tenía claros distintivos de la música de discoteca, un día hace un salto a Inglaterra, allí se convierte en “Acid House”, combinando el ritmo (beat) con las melodías del “Acid Rock” los años 70. El “Acid sólo es una pequeña corriente especial del House”, que ya pertenecía al pasado... Una propiedad importante de la “House-music” era, que se podía fabricar totalmente en la pieza de la propia casa. Sólo se precisaba una computadora que hiciera de instrumento de percusión, y un pequeño sintetizador, se graban los resultados, se pueden prender y apagar las grabaciones. Técnicamente todo es fácil de hacer, esto fue una revolución que permitía el

186


acceso de la producción de tal tipo de música a la gran masa. Consecuentemente el estilo se difundió rápidamente en toda Europa, distintos países agregaron distintas influencias. Pero a pesar de distintos estilos predomina un elemento: el ritmo, éste sigue durante toda la noche, en tanto que el disk jockey va alternando las melodías” (489) Citamos a otra fuente: “Se parte de la totalidad de una noche, se ponen distintos discos, alrededor de 6 horas seguidas en una fiesta, tú eres una especie de músico, ya que prácticamente no hay una estructura de canto en los números, pero por la participación de los distintos elementos de los discos, tú puedes contar una historia a lo largo de toda la noche. Puedes hacer que la noche sea un fracaso, o puedes animarla, se lo puede comparar con una tribu de autóctonos africanos en la televisión, allí donde están sentados tres personas y tocan tambores, mientras que toda la tribu baila como loca durante horas, el “House” se asemeja mucho a eso... Eso era excitante: cuando se ingresaba a una carpa, eso era toda una pista de baile, también esto es distinto a las normales grandes discotecas, la superficie más grande está destinada al baile, el bar es algo auxiliar... Hay grupos enteros que bailan juntos, eso es lo que se experimenta como lo más importante. Las personas entran en una especie de trance en forma de grupo, se incitan recíprocamente, algunos gritan en medio de la música, se percibe una especie de sentido grupal!” (490) Era previsible que el Éxtasis y un Acid-House, tarde o temprano se unirían. La droga y el baile salvaje generador de trance, bajo la dirección de un disk jockey, daban una combinación “ideal”. El Éxtasis también influyó claramente a la “House-music”: “En Chicago se produjo una recíproca fecundación entre un “AcidHouse” y el Éxtasis, algunos músicos tragaban pastillas de Éxtasis, y esto se percibía en su música. La influencia del “rithmand-blues” desapareció, en lugar de esto se generó un “sonido pleno” con resonancias salmodiadas y voces graves de murmullo, en los clubes de Chicago, personas que habían tomado Éxtasis, bailaban al ritmo de esa música. Ese culto también se transmitió a Goa, el paraíso Hippie, a Ibiza, la isla de veraneo de moda, el efecto especial del Extasis parecía como echo a medida para bailar noches enteras, la píldora ayudaba a las personas a superar sus bloqueos, las socializaba. El efecto estimulante daba suficiente energía, para bailar durante toda la noche... Los turistas que llegaban a Ibiza, sobre todo buscaban baile, fiestas y amor, la isla era uno de los pocos lugares del mundo, donde los heterosexuales y homosexuales frecuentaban sin problemas la misma dirección... En Ibiza apareció el Éxtasis simultáneamente con el “House”, probablemente las primeras drogas de fiestas que se consumieron en Europa, se hayan tomado en las grandes discotecas al aire libre. La nueva generación de consumidores de píldoras quería divertirse, una píldora de este tipo, parecía ser la garantía para una noche con mucho brillo. Este nuevo empleo del Éxtasis se adaptaba de modo excelente para la música electrónica psicodélica del “Acid-House”, la jauría alegre, lanzada, que festejaba, que quería dejar de lado por algunas semanas todas sus inhibiciones, para “soportar” su vida normal por el resto del año, sin duda estaba con el ánimo apropiado para tales experimentos. En aquel entonces Ibiza recibió el apodo “Éxtasis Island” (Isla del Éxtasis)... Danny Rampling, un disck jockey de Londres, fue cautivado por esta moda contagiosa, fue él quien llevó la música y los estilos de baile correspondientes a Londres con el nombre de ” Balearic Beat”. Las noches, que él organizó en el “Shoom Club”, se convirtieron en un éxito rotundo, logró evocar la

187


atmósfera mediterránea, para la cual eran tan famosas las discotecas en Ibiza. A través del empleo de máquinas productoras de humo y efectos de luces bizarras, en un momento parecía que el sol se ponía entre vapores apocalípticos de humo, mientras que en el próximo instante nadie podía ver su propia mano delante de los ojos. El público de Londres, seguidor de la moda, concurrió masivamente a vivir y compartir este nuevo estilo.” (491) La nueva tendencia se difundió rápidamente de Chicago, Ibiza, y Londres, al continente. En 1987 tuvieron lugar en Amsterdam las primeras fiestas de “Acid-house”, a principios de septiembre de 1988 se realizaron las primeras fiestas masivas en un reformado hall de depósito, en Ámsterdam, una impresión del lugar: “Hay un zumbido como corresponde, la música resuena con una frecuencia promedio del latido del corazón, al igual como esa bomba de sangre, la música no se puede suspender por un instante durante toda la noche. Como un hilo de perlas se alinea los “Hits” (éxitos musicales), sin ninguna interrupción, que pudiera perturbar el trance, según parece, tres cuartas partes del público está bajo influencia del Éxtasis” (492) También en Alemania ingresó la droga de baile, el Éxtasis, a mediados de los años 80, actualmente está muy difundida en las escenas de música “tecno” de las grandes ciudades, sobre todo en Berlín, pero también en Frankfurt, Colonia, Kassel, Leipzig, y otras ciudades. Allí existen comunidades estables, entusiastas del estilo techno, personas jóvenes, que durante los fines de semana festejan regularmente sus “Technopartys” y “Ravepartys” (Fiestas en las que se baila durante toda la noche), muchos de los participantes consumían Éxtasis (493) Hoy en día esta droga es un componente fijo dentro de la planificación del fin de semana, estar bien, admitir sin inhibición, los sentimientos respecto a terceros, tener alegría: El nuevo sentimiento de vida amanecía después de los años 70, políticamente movidos, después de los estupendos años 80, de estilo yuppie, “Ganar a la vida un poco de alegría” dice la divisa de antes del fin de siglo” (494) En 1993 se estimó el número de aquellos, que en Alemania consumían regularmente Éxtasis en Fiestas –Tecno, en 15.000 a 20.000 personas. (495) Desde entonces creció mucho la cifra, los consumidores individuales de drogas sintéticas creció en los últimos años en alrededor del 82 %, lo que se atribuyó a la creciente preferencia de derivados de Anfetaminas, como MDMA y MDE (Extasis)” (496) Pero también el otro modo de empleo del Éxtasis está en uso hasta el día de hoy: en casa, en el pequeño círculo íntimo, la investigadora de drogas Rosenbaum da un ejemplo clásico para esto: un grupo de hombres con una educación superior, algunas mujeres en posiciones estresantes y responsables (médicos, juristas, desarrolladores de proyectos y otros emprendedores), sobre la base de sus múltiples compromisos, de sus profesiones absorbentes, apenas están en condiciones de cultivar sus antiguas relaciones amistosas. La solución, que encontró este grupo para el problema, consistió en alquilar una casita en un entorno de abundante vegetación, una o dos veces por año, para consumir allí Éxtasis y conversar. La sustancia intensifica la comunicación y facilita la expresión de los pensamientos, el tiempo para restablecer una relación cálida, que antiguos amigos a menudo necesitan para volver a acostumbrarse unos a otros, cuando dejaron de verse por un tiempo prolongado, de esta forma se eludía. (497)

188


ElEfectodelÉxtasis

El efecto del Éxtasis se puede comprender como una mezcla singular de los efectos de Marihuana, Hachís, o Speed, por un lado contiene el componente estimulante del Speed, por el otro, el efecto fuertemente dominante sobre la vida de los sentimientos, como vimos en la Marihuana y el Hachís. ¿Cómo es una embriaguez de Éxtasis? Para responder a esta pregunta, vamos a contemplar las manifestaciones de distintos consumidores, apoyándonos en los libros de Adelaars y Fromberg (Ver la nota bibliográfica; otros informes se hallan en el libro de Saunders) - Primeramente, alrededor de veinte a sesenta minutos después de la toma de la píldora, se produce una breve fase de desorientación. - “Sientes un ligero cosquilleo en todo el cuerpo, a veces tienes una sensación rígida en los brazos, piernas, mandíbulas, tu boca está seca, tus pupilas se agrandan, tu corazón late más rápido. A veces sientes incluso un malestar, puede suceder, que al principio tengas la sensación de un sentimiento de opresión. En ese caso puede ser de ayuda el aire fresco, estos efectos físicos se perciben como no muy intensos.” Así dice una página informativa de un Centro de Consulta de Amsterdam. Lo que resulta interesante aquí, es la eventual desorientación atemorizante, la opresión, sobre todo la rigidez de brazos, piernas, mandíbulas, o sea el organismo de movimiento de la persona afectada. Estos síntomas recuerdan al antiguo proceso de iniciación descrito en el contexto del efecto de los Opiáceos, en los que el Ser anímico- espiritual de la persona, podía ser percibido con un cerebro alterado por una sustancia material (Véase el capítulo sobre Opiáceos, especialmente la Nota Aclaratoria número 269) El mismo proceso parece tener lugar en el caso del Éxtasis, pero en una forma más liviana, esto corrobora el nombre de “droga sagrada” y “droga de la iluminación artificial”, que tiene el Éxtasis, reconocen todos los consumidores, que están más dirigidos a un auto conocimiento y a contactos sociales íntimos. A veces se experimentan simultáneamente, pero generalmente después, los efectos de la salida parcial y el engrandecimiento del ser anímico-espiritual— el cuerpo astral, en su “regazo”, el Yo— Esto puede acontecer en forma muy veloz, como un “flash”: “A los veinte minutos de haber tragado la pastilla, empecé a volar, de un momento al otro, pasé de un estado sobrio a un estado totalmente drogado.” Otro: “Yo percibo calor, estoy totalmente relajado, me siento muy sereno, suelto los controles, quiero tocar a alguien en un momento así, quiero hundirme junto a otra persona. Cuando pasa eso, entonces me caigo en los brazos de la persona que está frente mío, no importa quién sea. Un “flash” tiene una duración de cinco a diez minutos, a veces menos” (498) Pero también tiene lugar un ingreso del cuerpo astral, que es provocado sobre todo por el efecto tipo Anfetamina del Éxtasis: Mis manos están apretadas, siento una especie de piel de gallina en mis brazos, quiero moverme, pero tengo que quedarme parado quieto, salgo brevemente hacia fuera. Inquietud pero no-miedo, un sentimiento como: “¡Vaya, ahí

189


viene...!” (499) El latido del corazón y la presión sanguínea suben, el cuerpo astral incita al cuerpo físico a una mayor actividad. Estos dos movimientos contrarios, la expansión, incluso tal vez una salida parcial, la intensa entrada del cuerpo astral, actúan simultáneamente en el Éxtasis, se compenetran. Podemos imaginarnos, que por un lado el cuerpo astral, bajo la influencia del Éxtasis, se expande parcialmente en dirección a la periferia, simultáneamente se afloja, se suelta, por lo que el consumidor tiene que reírse, o sonreírse (es conocida la sonrisa del Éxtasis, y comparable con el ataque de risa del consumidor de la Marihuana o del Hachís); por otro lado el cuerpo astral se ve forzado, a apretarse contra el cuerpo físico y el cuerpo etérico; de esa forma se genera el efecto estimulante del Éxtasis. Para el consumidor de la droga, los dos movimientos simultáneos producen la extraña experiencia de una tensión simultánea a un querer soltar: “Yo siento calor, un sentimiento entusiasta, pero estoy totalmente relajado, siento una especie de serenidad. Suelto todo control, pero tengo la sensación de tener todo bajo control, suena paradójico, pero se siente así” (500) También en el subsiguiente proceso de la embriaguez se conserva esa dinámica doble del cuerpo astral. Por un lado aparecen los efectos estimulantes, como se describió detalladamente en el capítulo sobre las Anfetaminas y de la Cocaína (sube la presión sanguínea y la frecuencia del pulso, dilatación de las pupilas, alta tensión de la musculatura de las mandíbulas, ligeras perturbaciones en la coordinación, desaparición de la sensación de hambre). Por otro lado se notan efectos, que también encontramos al contemplar el efecto de la Marihuana y del Hachís, en ese sentido se dan los siguientes paralelismos: 1.- Al igual que en la Marihuana puede ser, que el cuerpo astral se retire y salga parcialmente, que se pierda parcialmente en el mundo astral (incluyendo al Yo) se mezcle con los cuerpos astrales y los “Yoes” de otros consumidores de drogas, que también están en ese estado. Eso genera un sentimiento de íntima relación, un contacto de empatía, de simpatía y unificación, algunos testimonios para esto: “Normalmente teníamos muchos desentendimientos, cuando tratábamos de conversar, algunas palabras tenían distintos significados para nosotros, lo que conducía a una confusión lingüística y a una disputa, pero con el Éxtasis no pasaba nada de eso, nos entendíamos completamente” (502) “Con el Éxtasis puedes entrar totalmente en la piel de otra persona, las cosas se aclaran mucho, puedes ponerte muy bien en el lugar de la otra persona y escuchar atentamente” (503)—“Nosotros hablábamos hora tras hora, de a tres y nos compenetrabamos completamente, a veces participaban otras personas. Pude arreglar un problema con Henk, una vieja historia que de pronto cobró importancia, porque nunca la habíamos solucionado” (504) 2.- En forma parecida al consumo de Marihuana o Hachís, el cuerpo astral sale y se une parcialmente con el sistema nervioso de la médula espinal, mientras que el Yo, que también salió parcialmente, se une al sistema nervioso autónomo o vegetativo, consecuentemente la unión íntima del cuerpo astral estará acompañada por un sentimiento de ser comprendido y de amor .También el Éxtasis genera por ende un sentimiento de íntimo enamoramiento y de amor, por esa razón también recibió el apodo de “droga de las

190


caricias”: “Yo sentí su amor recíproco con una desconocida y cálida intensidad, ellos percibieron mi atención, cada uno tomó una de mis manos. “Oh, qué hermoso éres”, dijo Jan, “Tú irradias luz desde adentro” “¿Quieres decir con eso, que tú lo percibes?”, Pregunté “No, yo simplemente lo percibo”, Respondió él... No, no estaba excitado sexualmente en absoluto, fue casi, como si eso ya no fuera necesario, como si mi necesidad de amor ya estuviera totalmente satisfecha” (505) “Es una sobrecogedora sensación de paz, estás en paz con el mundo, te sientes abierto, luminoso, claro, amoroso. No me puedo imaginar, que alguien bajo la influencia del Éxtasis, esté furioso, sea egoísta, canallesco, o esté a la defensiva” (506) “Un hermoso día, en el verano de 1987 tomé por primera vez una pastilla de Éxtasis, junto a doce sanyassins (maestros hindúes) Fue un día que no olvidaré jamás, se formó mucho espacio en mi corazón, un sentido de mucha libertad en el interior, todas las barreras desaparecieron, había un sentimiento sobrecogedor. Estábamos sentados, los doce, en una terraza en Amsterdam – sólo había una sensación de Ser o estar. Había muchísimo amor en el grupo, no había ninguna necesidad de hablar, a menudo simplemente había silencio. nosotros disfrutábamos de estar ahí, simplemente estar. Nosotros compartimos nuestros sentimientos, nunca antes había experimentado algo así, podría denominar mi primera experiencia de Éxtasis como “iluminación artificial” (507) 3.- Son las fuerzas de la simpatía, esto significa de la unión y unificación, las que se ponen en movimiento de un modo extremo, a través del Éxtasis, la antipatía se queda callada. Las fuerzas de tomar distancia, de depender de uno mismo, del juicio crítico, se experimentan en mucha menor medida. Se disfruta de estar en el otro, el sentimiento “claro, relajado y confortable”, uno está “mellow” (suave) También con respecto a esto traemos algunos ejemplos: “Una persona inteligente es reservada, mantiene distancia. Ese comportamiento no lo exhibís de modo alguno bajo la influencia del Éxtasis. Todo es amable, fino, y hermoso” (508) – “Si alguien siempre se comporta como yo después de una pastilla de Éxtasis, entonces yo hallo que es una figura que no interesa en absoluto, una cabeza hueca. “Un viscoso, que es tan simpático en la tasca, se ríe, bufa, vocifera — y que no quiere hablar sobre cosas menos agradables, pero precisamente eso hace del Ser humano, un Ser humano, ¿o no?” (509) – “Yo me encargo de planificar muy bien mis sesiones de Éxtasis, no las quiero hacer junto a cualquier otra persona, es tan positivo, todo se alivia, sólo ves las cosas lindas. Eso yo no lo quiero, no me gusta que de pronto encuentre agradable a una persona, en la que normalmente no encuentro mucho, para mí eso es demasiadamente artificial” (510) 4.-Además se pueden liberar muchos contenidos anímicos hundidos, adheridos a las profundidades del cuerpo astral, que ahora lo percibido por el Yo (unido al cuerpo astral), desde “adentro”, el componente de Speed acelera este proceso: “Cuando empecé a trabajar, hablaba como una catarata, realmente fue increíble, unos discursos extáticos, las grabamos; cuando ahora escucho eso, me avergüenzo. Llegué a conocer tal libertad: Todo lo que siempre había guardado, ahora salía a la luz, la tapa del pozo se había abierto, todo lo que estaba debajo, surgía a la Luz. Al otro día estaba transformado, era otra persona” (511) — “Nosotros a menudo llamábamos al Éxtasis, el “Acelerador”, porque a través de él todo sube a la superficie más rápido, porque la

191


sustancia refuerza, lo que está en ti, a veces las cosas entran en una clase de remolino. Un hermano de Kee-Jan y su amiga hablaron durante una sesión sobre su relación, estaban tan abiertos y sinceros el uno con el otro, que ambos vieron claramente que la relación de ellos no podía seguir, esa relación se había terminado en una sesión” (512) – 5.- Además pueden desaparecer sentimientos de dolor. El cuerpo astral (la conciencia), de pronto no percibe más esta clase de estímulos.: “Yo tenía dolores de cabeza y sentía que estaba a punto de tener una gripe. Pasó a verme un amigo y contó, que él había tomado Extasis una vez, estando enfermo, y que le había ayudado. Me dejé convencer, y tragué media píldora. Primeramente empecé a sudar mucho, el agua corría hacia abajo, en torrentes por todo mi cuerpo, pero los dolores de cabeza desaparecieron, y no volvieron. (513) A la vez puede suceder, que el cuerpo astral, después de que el efecto casi desaparezca, el consumidor se canse, en ciertas personas fácilmente se retira del cuerpo físico y del etérico. La consecuencia: la persona afectada se duerme, pero en otras personas puede pasar justamente lo contrario: a través de la salida parcial y la conexión forzada del cuerpo astral con el cuerpo físico y el etérico, el cuerpo astral se podrá liberar con mucha mayor dificultad de su adherencia a las dos inferiores entidades del Ser. Consecuentemente: insomnio. Korf et al, constata por ende: “Dormir mal, es mencionado como el efecto negativo más frecuente después de que finaliza su efecto, pero también hay personas, que cansadas y satisfechas caen en el sueño como una roca” (514) Por lo tanto vemos, si resumimos estos hallazgos, que el Éxtasis, en forma similar a la Marihuana y el Hachís, anima fuertemente la vida de sentimientos de la persona afectada, como consecuencia de un poderoso efecto sobre el cuerpo astral. Aparecen sensaciones de relajación, de apertura, de empatía, calidez, simpatía y amor. Las percepciones sensoriales a menudo se experimentan teñidas de sentimientos, domina una intensa sensibilidad, con los otros, para la música, colores, y formas. Dicho brevemente: “El Extasis es un “reforzador de los sentimientos”; refuerza las percepciones sensoriales e intensifica la vivencia; hace lindas las cosas; lo que es normal ahora se convierte en especialmente atractivo” (515) Pero generalmente no queda ahí, el componente de Speed podria producir mayor actividad. Uno a partir de esos sentimientos quiere ser activo, buscar lo comunitario (o sea entrar en otros cuerpos astrales y “Yoes”), conversar, hacer comentarios, hundirse en simpatía recíproca—o bailar: “Yo me sentía como una pelota de goma, saltaba por entre las personas con brazos levantados, sonreía, y sonreía” (516) No obstante, tal como el caso de la Marihuana y el Hachís, pueden aparecer aquellas consecuencias, producidas por el efecto del Éxtasis sobre la conexión entre cuerpo etérico y cuerpo físico. Porque es una sustancia venenosa, que a través de una dosis más grande, siempre que no sea mortal, puede conducir al proceso de muerte parcial descrito en el contexto de LSD, o sea, una parcial salida del cuerpo etérico del cuerpo físico.

192


A través de esto, pueden aparecer ciertos fenómenos, que ya conocimos con el LSD (como también, pero en menor medida con la Cannabis): - Retazos de experiencias de vida en forma regresiva: “Es un viaje a través de tu propia conciencia, pero con los ojos de otro. Tú has regresado al acá y ahora de aquel entonces, tú te conviertes en niño, pero entiendes con el cerebro de un adulto, porqué personas, en aquel entonces reaccionaron así y no de otra manera con respecto a ti. No tienes alucinaciones, es más bien como si se mostraran diapositivas de tu vida en forma desordenada” (517) - Alucinaciones. Desorientación: “Cuando la doble dosis de Éxtasis empezó a manifestarse después de media hora, era mucho más fuerte, de lo que debería haber sido. Fui con dos amigos a una discoteca, no reconocí la calle, en la cual casi diariamente hacía mis compras, el sendero peatonal era de goma o de algodón, tal vez de estacas de madera, apenas me podía mantener sobre mis pies, nubes cálidas de color rosa en mi cabeza bloqueaban mis pensamientos" (518) Estas alucinaciones pueden ser reforzadas por el empleo de Marihuana, o de Hachís: "En estos momentos combino Éxtasis con pasto, en algún momento me di cuenta, que el efecto empezaba más pronto, si fumaba algo de hierba, media hora después de haber tomado la píldora. Yo interpreto esto en el contexto de la teoría de los dos componentes, el Éxtasis tiene un lado alucinógeno y un lado estimulante. A mí me gusta el lado alucinógeno, éste se refuerza cuando fumo hierva. A un amigo mío le gusta el lado estimulante, él toma algo de Speed en combinación con Éxtasis" (519) Al contemplar el efecto del Éxtasis sobre el Yo del consumidor, podemos constatar, que éste tiene que soportar a la fuerza, las consecuencias del consumo durante la embriaguez. Tiene que elevarse sobre las alas del cuerpo astral, que parcialmente se hace periférico, y además tiene que observar, cómo las otras partes del cuerpo astral se relacionan más intensamente con el cuerpo físico y el cuerpo etérico. Participa plenamente de esto, pero es casi desgarrado, pierde su centro, su estabilidad y su fuerza de iniciativa. Los efectos resultantes de este proceso, pueden ser percibidos después de reiterado consumo a largo plazo: - "Después de algún tiempo tuve la sensación de estar fuera de mi centro, me volví demasiado sensible, tenía poca tensión. Regularmente daba aviso de enfermo en la empresa, no era que realmente que estuviera enfermo, pero yo pensaba que no lo soportaría” (520) - “Muchas personas en mi entorno toman Éxtasis, yo noté en algunos de ellos, cambios en su personalidad, que me infundía miedo, había un contraste entre su “conducta dominguera” y aquello, que daban en la vida cotidiana. Se tornaban indiferentes, a veces insociables” (521)

193


Más allá de esto, el Yo, puede perder el contacto con la realidad, si la organización de las entidades del Ser, bajo la influencia del Éxtasis y otras drogas se tornaron inestables, cuando hay un consumo regular. Entonces el Yo vuela sobre las alas del cuerpo astral que tiende a la periferia: “Yo empecé a vivir del aire, cuando estaba “drogado”, caminaba por la pieza con brazos extendidos, como un angelito, volaba cada vez más, me torné más liviano, me liberaba de la Tierra. Literalmente, mi apetito disminuía, yo me volví más y más flaco, finalmente no comí más nada, apenas pesaba 50 kilos” (522) Pero lo que finalmente domina, es el proceso de mezcla de los distintos cuerpo astrales y “yoes” de los otros consumidores: La conciencia individual autónoma, separada del Yo, se disuelve en una conciencia grupal (eventualmente a través del trance producido por la “House –music”. De esta forma se evoca de manera artificial, un antiguo estado de conciencia de la humanidad, aquel, que ya hemos caracterizado como un estado de conciencia grupal onírica que se hunde en el mundo Divino, cuando tratamos el efecto del Alcohol, la Marihuana y el Hachís. El Yo se pierde allí adentro, especialmente cuando hay un consumo regular de la droga, el Yo va retrocediendo en su desarrollo. Además, experiencias como franqueza, aptitud de identificación, cálida simpatía, amor, auto conocimiento, no pueden convertirse en cualidades, o bien capacidades del Yo, ya que no fueron adquiridas mediante esfuerzo propio o ejercicio. El Yo no los adquirió a través de éxitos y contratiempos, sólo experimenta a estas cualidades el tiempo que dura la droga, posteriormente todo pasó, sólo queda el recuerdo. Si bien las experiencias descritas pueden ser muy profundas y pueden darle un nuevo giro a la vida de la persona afectada, sin embargo no se convierten en aptitudes de carácter perdurable, aparecen y desaparecen con el efecto de la droga.

Riesgos Un gran problema en la interpretación de los riesgos del consumo de Éxtasis, es el hecho que no hay resultados de investigación, con respecto a efectos prolongados. Así, por ejemplo, no existen datos sobre personas, que ya toman Éxtasis desde hace veinte años, un gran defecto en comparación con el Alcohol y otras drogas. Además la investigación sobre los efectos de un Éxtasis químicamente puro, se dificulta mucho, ya que se trata de una sustancia prohibida, por lo que sólo se pueden realizar investigaciones relacionadas con los efectos de los productos comercializados ilegalmente en la calle. Éstos, lamentablemente en la mayoría de los casos no contienen Éxtasis puro. En el lapso de abril de 1989 hasta enero de 1991, por ejemplo en Amsterdam sólo el 54 % de las pruebas investigadas contenían Éxtasis puro. Casi una cuarta parte de estas pruebas contenían Anfetaminas, o MDA, mientras que otra cuarta parte consistía en otras sustancias como Aspirinas, píldoras de vitaminas, y mezclas de diversas otras sustancias. Si el producto callejero realmente contenía Éxtasis puro, sin embargo las diferencias en la dosificación eran considerables: la diferencia iba de 36 mg. hasta una dosis máxima de 150 mg. por píldora.

194


Esta inseguridad sobre el verdadero contenido de una pastilla de Éxtasis puede conducir a situaciones peligrosas para el consumidor. Una persona que regularmente tomaba Éxtasis, que en el transcurso de pocos días, había tragado seis pastillas, informa de esa experiencia: “El Éxtasis desapareció con lentitud de mi cuerpo, yo estaba acostado en la cama de mi hotel, y repentinamente caí en la nada... Delante de mis ojos todo se hizo blanco, yo tenía miedo, que me deslizara hacia fuera, de caer en coma, o morir, fue horrible. En mi cerebro sonaba un sonido taladrante, era como si mi tímpano explotara, tardo mucho tiempo... yo había recibido un susto enorme, pero no había terminado. Al día siguiente me pasó algo similar en medio de la calle, nuevamente todo se tornó blanco, había un sonido de pip-pip-pip en mi cabeza, tuve que sujetarme en alguna cosa porque mi estado era grave. Cuando regresé a mi casa en Holanda, hablé con algunos amigos sobre lo que me había sucedido, resultó que yo no era el único al que le había pasado algo así. No sé a qué atribuirlo, yo pienso que había una buena cantidad de “Pep” (Speed) en esas pastillas, tal vez fue por eso, que tomé tantas píldoras...” (523) El efecto de una sobredosis de Éxtasis puro, una dosis alta, pero no mortal, se asemeja mucho a una sobredosis de Anfetamina; latido del corazón acelerado, presión sanguínea alta, que después de seis horas pasa a una presión sanguínea baja, alucinaciones, miedos paranoicos y ataques de ira. Son fuertemente afectados el corazón y el sistema de vasos, también cuando hay dosis normales de Éxtasis se puede producir un paro cardíaco en personas con problemas de corazón o en su sistema de circulatorio. Los efectos producidos por las variantes obtenidas en el comercio callejero en el caso de sobredosis, fueron los siguientes: un latido del corazón muy acelerado, una presión sanguínea bastante elevada que luego se convierte en presión sanguínea muy baja, palpitaciones, tono muscular elevado (rigidez en brazos, piernas, y mandíbulas) fuertes sudores, disfunción de los riñones, alucinaciones visuales, muerte de células musculares (524) Simultáneamente pruebas con animales dieron como resultado, que reiteradas y altas dosis de Éxtasis afecta a ciertos procesos metabólicos en el cerebro: En 1988, Ricaurte descubrió, que en los monos, la reanudación del neurotransmisor Serotonina, se bloquea en las puntas de los nervios de las células del cerebro, a través del Éxtasis, con el resultado, que las cantidades de Serotonina en el cerebro de los monos disminuia. (525) Los efectos desagradables durante, o bien después, también se muestran en un estudio que se realizó con estudiantes secundarios (edad promedio 16,5 años), como también con visitantes de cafeterías (edad promedio 23,3 años): - Durante la primera hora del efecto se producen experiencias desagradables como malestar, repentinos escalofríos, rigidez en la mandíbula, piel de gallina, sudores, frecuente necesidad de orinar y sentimientos de miedo. - Después de alrededor de cuatro horas, de modo creciente aparecen cansancio, miedo, y depresión. Hacia fines de la embriaguez, a estos síntomas se le agregan, miembros rígidos, repicar de dientes, piel de gallina, pérdida de la concentración, sobre todo un sentimiento de vacio y falta de sueño.

195


- Si al final del efecto (después de alrededor de ocho horas), aún se perciben l, éstos se experimentan mayormente como negativos. - Al siguiente día, más de la mitad de las personas afectadas, tienen una resaca, mientras que el 33 % de los consumidores mayormente se siente bien. Esto vale especialmente para aquellos que están en compañía de aquellos, con los que tomaron la droga el día anterior. Uno se siente agradablemente cansado, otros consumidores perciben una liviandad en la cabeza. Los síntomas de la resaca son comparables con aquellos, que se presentan con la Cocaína y el Speed: palpitación, dolores de cabeza, dolores en el estómago, agujetas, rigidez en los músculos de los ojos y de las mandíbulas, una ligera desorientación, mucho sudor, un sentimiento de ajetreo, pero sobre todo, una sensación de vacio, de desgano, de estar consumido. Uno se siente cansado, aturdido, como un blandengue, irritable, “roto”.

Queremos expresar la presunción, que en la secuencia de un prolongado consumo de Éxtasis, los efectos deseados disminuyen cada vez más, mientras que los efectos no deseados paulatinamente se acrecientan, de modo que después de cierto tiempo se presentan efectos negativos fuertes, como falta de apetito, falta de energía, depresiones, “Flashbacks” involuntarios, e ideas alocadas (527) Esto también lo recalca un folleto informativo de un Centro de Consulta sobre Drogas en Amsterdam: “Si tomas frecuentemente Éxtasis, intercalando pausas cortas, se altera el efecto de la droga. El sentimiento de bienestar se ausenta, en lugar de esto aparece un estado de diversión, broma y burla, se pierde los nervios, o hay insomnio” (528)

               

196


10.DrogasdeDiseño

Las drogas de diseño en general son medios alteradores de la conciencia, bastante recientes, que se diseñaron sobre el tablero de dibujo, con el objetivo de manipular de las más diversas maneras la conciencia del consumidor. Esto se logra a través de cambios que se efectúan en las estructuras químicas de ciertas sustancias, que poseen características alteradoras de la conciencia. Por ejemplo se cambia un grupo de Metil por un grupo de Etil, etc., de esta manera, a través de combinaciones de sustancias legales, se pueden generar drogas, que se declaran ilegales, recién mucho más tarde. Porque transcurre bastante tiempo antes que una nueva sustancia sea testeda por el Estado, se compruebe su peligrosidad, y su efecto dañino. Mientras tanto, estas drogas pueden comercializarse y lograr un gran círculo de clientes, aunque luego las nuevas drogas sean prohibidas, generalmente siguirán existiendo, ya que las nuevas sustancias están arraigadas en la escena de la droga. O bien se introduce una nueva variante de la sustancia y se repite la historia. A la vez las drogas de diseño tienen la ventaja para el traficante, que por lo general se pueden producir con relativa facilidad, sin mucho dinero y generalmente conducen rápidamente a una adicción física y psicológica, por lo tanto en poco tiempo se pude construir un círculo de consumidores adictos. Como por regla general tampoco existen largos viajes de transportes y no se tiene que atravesar límites Nacionales, ya que cada país con el tiempo se abastece con sus propios laboratorios ilegales, los costos de transporte son especialmente bajos. De esta forma se pueden lograr grandes ganancias para los traficantes. . Otra característica favorable de las drogas de diseño, para los traficantes, es que incluso cantidades muy pequeñas, producen fuertes efectos en el cuerpo del consumidor. Por ejemplo se conocen combinaciones de la droga de diseño Fentanyl, cuyo efecto es de 1000 a 7500 veces más fuerte que la Morfina. No es necesario fabricar mucha sustancia básica, si por ejemplo se sintetiza un dedal de una sustancia como Fentanyl, se pueden elaborar diez mil porciones. Si eso no se realiza en forma exacta, si no se emplean cantidades extremadamente pequeñas, o se mezclen con agregados venenosos, esto puede producir síntomas de envenenamiento, o accidentes mortales (las así llamadas sobredosis involuntarias) Muchos ven en las drogas de diseño, la verdadera ola de drogas de los años noventa, en los Estados Unidos estas “drogas del futuro” ya se consideran actualmente como uno de los problemas más grandes en la lucha contra las drogas.    Cualessonhastaeldíadehoylasmásimportantesdrogasdediseño?  1.- En la clase de los Opiáceos sintéticos, son las combinaciones de Fentanyl, la familia

197


casi incalculable de los derivados del medio narcótico Fentanyl. Hubo uniones de Fentanyl, que respectivamente eran 10-, 175-,200-, 500-, 1000-, 1500-, 3000- y 7500 veces más fuertes que la Morfina. En esta clase de drogas, se propicia tanto la salida del cuerpo astral, que conduce a una euforia de una intensidad inimaginable, a la que sigue una profunda inconciencia. La embriaguez después del “Flash”, en el fondo transcurre en un estado se sueño. El anestesista “Will Spiegelman de la Universidad de Stanford, manifestó lo siguiente en este contexto: “¡Puede durar años, hasta que uno se vuelva adicto al Alcohol, pero solo se precisa una única toma de Fentanyl para ser un adicto a dicha droga” (529) Además existe entre otros, el MPTP, un derivado del anestésico Dolantin, es muy venenoso y produce efectos colaterales con la característica de la enfermedad de Parkinson, rápidamente genera una adicción física, el MPTP también fue denominado “la nueva Heroína”. 2.- Especialmente populares son aquellas drogas de diseño, en las que se procuró una combinación de efectos estimulantes y alucinógenos. Ejemplos para eso: STP (DOM) y MDA (3,4-Metilen-Dioxi-Anfetamina), que genera sobre todo imágenes del pasado biográfico (si se cierra los ojos), pero en ese sentido actúa menos fuerte que LSD o que la Mezcalina. El MDA refuerza mucho los sentimientos y las sensaciones de empatía; de esa forma se convirtió en una droga apreciada para el tiempo libre. 3.- Si se modifica un poco la estructura química del MDA, reemplazando un átomo de hidrógeno, por un grupo de Metil, entonces se genera MDMA, o Éxtasis, aquí los efectos alucinógenos desaparecen en gran medida. Un medio que goza de creciente popularidad, es el medio narcótico GHB, (el ácido Gamma-Hidróxido-Butírico), que provoca una salida parcial del cuerpo astral, a través de esto se produce un sentimiento de euforia. Los consumidores se tornan alegres, se relajan, y los sentimientos de miedo desaparecen, los efectos negativos en este proceso de salida del cuerpo astral, son sentimientos de mareo, malestares, dolores de cabeza, y una necesidad irresistible de dormir. Una sobredosis tiene como consecuencia un prolongado estado de inconsciencia, puede conducir hasta la muerte, sobre todo en combinación con Alcohol y/o otras drogas. El GHB también se denomina “Droga de Violación” (“RapeDrug”), porque se pretende desarmar y desproteger a la víctima de la violación. Una droga muy peligrosa, que propicia la tendencia a la muerte de las personas, es PCP (Phencyclidin) o “Polvo de Angel ”, que lleva el nombre del grupo californiano Hells Angels, que a principios de los años setenta introdujo a la droga PCP a la escena de la droga. El PCP puede durar desde 3/4 de hora, hasta 48 horas, entre otros, evoca experiencias horrorosas. Puede provocar efectos como un alucinógeno, actuar como estimulante, o como medio narcotizante, de acuerdo a la dosis ingerida, el modo de empleo y la personalidad del consumidor. Es muy venenoso, pude conducir a la persona a la locura, las entidades del Ser entran en un caos total. Algunos ejemplos: “El estudiante Charlie Innes, bajo la influencia de la droga, se frotó los ojos hasta sacarlos de las cavidades, y se los extendió a los agentes de policía, que lo habían detenido por un delito de moralidad. Otros adictos al Phenciclidin saltaron de los techos de las casas, se cortaron las piernas con el hacha y se

198


desangraron, se ahogaron en charcos callejeros, o se acostaron tranquilamente sobre las vías para dejarse arrollar por el tren. Un adicto describió así el efecto: “Es como si uno estuviera separado de la cabeza” Otros consumidores de Angel Dust informan sobre miedos de persecución e intensivas alucinaciones, generalmente de tipo horroroso. Durante el “viaje” aparecieron otras personas, a menudo en forma de monstruos, haciendo muecas; los coches se transformaban en dragones; los árboles en gigantes amenazantes...” (530) Otro grupo de drogas de diseño tiene un efecto puramente estimulador, como las clases de Anfetaminas. Entre ellas se encuentra “Ice”, que es una forma de cristales de Anfetaminas que se fuma, que proporciona una euforia intensa, que por lo menos dura 24 horas. A eso sigue una enorme resaca y una profunda depresión, el riesgo de un nuevo consumo, por ello, la adicción, es muy grande. Muchos colocan al Crack dentro de este grupo de drogas de diseño (531), mientras que otros consideran a esta sustancia mas bien como una droga descubierta casualmente (532), que no puede considerarse como droga de diseño en el estricto sentido de la palabra.

                          199


 11.ConsumodedrogasyAdicciónalasdrogas  

Como hemos visto en los últimos capítulos, a través del uso de drogas, se altera la relación entre las entidades del Ser, aunque los efectos de las distintas drogas son de naturaleza complicada, se puede describir una característica especial para cada una: o o o

o o o

LSD deja salir sobre todo el cuerpo etérico parcialmente del cuerpo físico. Marihuana, o bien Hachís, sobre todo libera al cuerpo astral (parcialmente) del cuerpo etérico y del cuerpo físico. Los opiáceos, Opio, y Morfina hacen esto en una medida aún mayor, mientras que la Heroína y la Metadona simultáneamente separan al Yo en gran medida de las restantes entidades del ser. El Alcohol degrada la Organización del Yo, por lo que las fuerzas astrales y etéricas se liberan, el Yo se desconecta en mayor o menor medida. La Cocaína y las Anfetaminas provocan que el cuerpo astral ingrese intensamente en el cuerpo etérico y el cuerpo físico. El Ecstasy puede “exhalar” fuertemente al cuerpo astral (como la Marihuana o el Hachís) pero también “ lo puede “inhalar”,(Como la Cocaína y las Anfetaminas)

La actividad del Yo se desconecta en mayor o menor medida, además el Yo se ve forzado a soportar pasivamente las experiencias provocadas por las drogas. Tiene que presenciar como su fundamento, e instrumento, (el cuerpo físico, el cuerpo etérico, y el cuerpo astral), se desordenan en forma creciente a través de un consumo reiterado. Estas entidades del Ser pasan paulatinamente a un estado descontrolado y quedan abandonadas del Yo. Las fuerzas de las drogas determinan en gran medida la estructura, el movimiento, y las relaciones recíprocas de las entidades del Ser, de esa forma ocupan el lugar del Yo. El desarrollo de éste queda estacionado, las restantes entidades del Ser se enajenan del Yo y pierden su rumbo. En ese sentido el empleo de drogas actualmente es un retroceso en el desarrollo del Ser humano. En tiempos pasados, el ser humano sólo tomaba ciertas drogas después de largos preparativos, para restablecer por un momento la unión perdida con el mundo espiritual, o, como en el caso del Alcohol, para alcanzar una mayor unión con la Tierra, con el fin de lograr una mayor autonomía frente al mundo espiritual, para construir una nueva conciencia del Yo. Estas épocas, para el Ser humano actual, ya pertenecen al pasado, la constitución humana cambió mucho. Rudolf Steiner menciona esto, después de que destaca, que el Ser humano en los antiguos misterios, bajo la severa guía de iniciados, tenía que hacer prácticas durante años, antes de que se le diera una sustancia alteradora de la conciencia:

200


“...los cuerpos de las personas hasta lo más interno, en la antigüedad eran algo totalmente diferentes de hoy, ¿Qué era, lo que en tiempos antiguos... existía en las personas, o mejor dicho no existía? Vean ustedes, era nuestro intelecto actual, el que no existía en esa época. Las personas no pensaban por sí mismas, así como pensamos nosotros actualmente, sino que recibían sus pensamientos como inspiración. Así como nosotros hoy estamos conscientes, de que las rosas producen un efecto sobre nosotros, así las personas en la antigüedad tenían claro, que los pensamientos provenian de las cosas e ingresaban como inspiración, eso era así, porque su cuerpo era muy distinto en aquellos antiguos tiempos. Hasta la composición de la sangre del cuerpo, era muy distinta... Esta diferencia entre la vieja organización del Ser humano y la nueva, hay que conocerla, entonces no se va a desarrollar el deseo y la nostalgia, como era común en antiguos tiempos, incluso era usual en la Edad Media, en la que, a través de la toma de un elemento externo, las personas se transportaban a otro estado de conciencia” (533) En otro lugar señala: “... Si el Ser humano hiciera lo mismo que en otra época, eso provocaría un estado enfermizo” (534) Si hablamos de una adicción a la droga, entonces, junto a los efectos descriptos, como consecuencia del efecto característico de las drogas individuales, a la vez tenemos una serie de secuelas, que tienen relación con el carácter general de la adicción como tal: La aptitud de la paciencia desaparece del alma humana, el adicto a las drogas, no puede esperar cuando se anuncia el deseo de la sustancia de forma irresistible, no se pude dominar aunque sea por algunas horas o días, tiene que tomar la droga inmediatamente. Y con la desaparición de la paciencia, con el tiempo también desaparece el sentimiento de la evolución, la conciencia de que los procesos de cambio (también en uno mismo) requieren de tiempo, quieren ver resultados, que los deseos sean satisfechos en forma inmediata. El soportar sentimientos de desgano, de agresión, de tristeza, de decepción, de tensión y conflictos, sin poder solucionar los mismos inmediatamente, para el adicto por lo tanto resulta especialmente difícil generalmente —un considerable obstáculo para el proceso interno de cambio, que es necesario para que la adicción termine.

A la vez la adicción a la droga es un acontecer egocéntrico por excelencia, siempre hay que conseguir sustancias, el gesto es siempre, el de “querer tener una cosa”. El respeto, la estima de otra persona por sí misma, desaparece paulatinamente, ésta sólo resulta interesante, en la medida que, formulado en forma extrema, se pueda usar en el marco de la satisfacción de las propias necesidades. De esa manera la droga, en forma creciente, convierte a la persona en un egoísta. Con la desaparición del interés por el entorno y las otras personas, el mundo se va achicando más y más, el drogadicto se convierte en prisionero de su propio mundo, que se mueve exclusivamente en torno a la adicción. En forma acertada lo formula el criminalista Ed Leuw: “La adicción es una prisión psicológica empleada funcionalmente, el adicto limita el mundo en el que opera de un modo muy drástico. Crea un limitado territorio con un severo régimen de actos y rituales predecibles, un mundo, en el que las confrontaciones con la inseguridad y las pretensiones del duro mundo exterior se limitan a un mínimo” (535) De esta forma se aísla más y más de su entorno (amigos, conocidos, padres, miembros de la familia, etc.), se vuelve más y más solitario, finalmente quedará solo con sus queridas

201


(y odiadas) drogas. Todo lo que sucede en el marco de esta soledad, de hecho es un paro en su evolución. René Stoute en su novela Op de rug van vuile zwanen (“Sobre el lomo de cisnes sucios ”) escribe las siguientes líneas: “El drogadicto, el yonqui, siempre está de viaje, en realidad no va a ningún lado, en sus movimientos está parado” (536), el desarrollo se estanca. Lo único que con el pasar del tiempo sigue siendo interesante para él, son las experiencias que le proporcionan las drogas; por lo demás la vida ya no vale la pena... La realidad se va achicando para el adicto, el mundo que está más allá de su adicción, finalmente no le llega, se atrofia y consecuentemente se marchita en la fría oscuridad, si no es iluminada por el sol. Así se marchita el adicto y se contrae en sí mismo, en aquella red que el mismo tejió con su adicción, para acercarse al fin y al cabo a la muerte. Adicción tiene el mismo significado que oscurecimiento. La esposa de William Burroughs se lo expresa a él en la novela Junkie, cuando comenta, que está a punto de volverse adicto: ¿Acaso no quieres hacer nada? Tú sabes muy bien como todo te aburre cuando tienes tu mona, es como si se hubieran apagado todas las luces” (537) A menudo llega el momento, en el que el adicto toma clara conciencia que se atascó, que seguir el camino anterior, tarde o temprano, de alguna forma lo conducirá a la ruina, apartir de ese instante de comprensión, puede encontrar el valor para superar su adicción a la droga.

 NotasAclaclaratorias 1- Strähler, Pág. 7. El anuario de la adicción 2003 menciona las siguientes cifras: cerca de 1,6 millones de personas en Alemania son muy adictos al alcohol ( = 2,4 % de la población) Además en alrededor de 2,65 millones de personas hay un abuso de alcohol. 2- Anuario de Adicción 2003 Pág. 9. 3- Anuario de Adicción 2003 Pág. 14 4 -Anuario de Adicción 2003 Pág. 35 5 - Goos Pág. 31 6 - Bäuerle, Pág. 20 Véase la Federación General para enfermedades de adicción en la obra diaconal de la Iglesia Evangélica en Alemania. En Internet: www.sucht.org (cifras de 1997) 7 Véase en Internet bajo www.gtz.de/themen/rural-development/download/drogen-d.pdf 8 Véase Federación General (Nota 6) 9 Véase Federación General... (Nota 6)

202


10 Ídem como así también el Anuario de la Adicción 2003 11 Schmidbauer ( vom Scheidt Pág. 9 f. 12 van Epen Pág. 15 13 La adicción en el fondo es independiente de una posible dependencia física (acostumbramiento): El cuerpo por ejemplo después de una cura de desintoxicación está desacostumbrado pero el deseo persiste y el Yo aún es demasiado débil para decir NO, entonces aún persiste la adicción. Por el contrario: Si se puede decir NO al deseo aunque el cuerpo no esté desacostumbrado, y si se persiste durante y después de los síntomas de abstinencia, de manera que el NO se convierte en algo permanente,duradero, entonces ya no es un adicto. 14 van Epen, Pág. 16 15 Visser, Pág 97 f. 16 Sahihi Pág. 17 f, ó Koob, 1990, Pág. 223 f. 17 Citado de van Epen, Pág. 111 f. 18 Spieksma, Pág. 9 19 Simonis, Pág. 112 f 20 Por ejemplo la Epidemia del Gin en Inglaterra del siglo XVIII(Véase Cap. 7, Pág.- 217f.) 21 Widdershoven /ter Meulen pág 106 22 Hoekstra / Derks, Pág. 58 23 Schmidbauer /von Scheidt Pág.189 24 Idem Idem Pág.153 25 Simonis Pág. 25 26 Simonis Pág. 28 27 Simonis Pág. 29 28 Schrijnemakers Pág. 654 f. 29 van Epen, Pág. 80 30 van Ree /Esseveld, Pág. 90 31 Schultes /Hofmann, Pág. 14 32 Schultes /Hofmann Pág.96 33 Schultes /Hofmann, Pág. 97 34 Las cifras son del Anuario de los peligros de adicción ’89,del Anuario Adicción ’95 y Anuario Adicción 2003 (la tabla está ligeramente cambiada) 35 Anuario de Adicción ’95 y Anuario Adicción 2003 36 de Zwart, Pág. 22 como así también otras documentaciones de la autora 37 Anuario de Adicción 2003. 38 Anuario de Adicción 2003. La tabla proporciona más bien indicios y no una impresión

exacta, ya que los procedimientos de consulta en el transcurso del año fueron mejorados. 39 Ladewig Pág. 65 40 de Zwart, Pág. 52 41 Linti /Schötz /Wittmann Pág. 122 42 Erhardt /Leineweber Pág. 327 como así también el Anuario Adicción 2003 Pág. 15 43 de Zwart, Pág. 36 y Pág. 45 Compárese también las cifras de la problemática del Alcohol en el Cáp. 7 Pág. 208 f. 44 van Ree / Esseveld, Pág. 166

203


45 Se cita a Jones I Pág. 301 56 Se cita a Jones, I Pág. 109 47 Burroughs Pág. 148 48 de Loor Pág.13 f. 49 de Loor Pág.15 50 Sahihi Pág. 7 51 Actualmente ese Ácido Lisérgico puede ser producido de forma puramente sintética, lo que no extraña, si consideramos que en la fabricación se imita su estructura natural. 51 Schultes / Hofmann, Pág. 102. 53 Schultes / Hofmann, Pág 103. 54 Schultes / Hofmann, Pág. 102 55 Schultes / Hofmann, Pág. 103. 56 Schultes / Hofmann, Pág 103. 57 Richter, Pág. 56 f 58 Richter Pág. 63 ff. 59 van Baaren, Pág. 102. 60 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 215. 61 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 243. 62 Sarwey, Pág. 100. 63 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 214 ff. 64 Niederhauser, Pág. 26. 65 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 64. 66 Hiebel, Pág. 3 67 Hiebel pág. 3 68 Hofmann, Pág. 61. 69 De los recuerdos de la vida de Hofmann sobre LSD—mein Sorgenkind (“LSD—mi preocupación”), citado de acuerdo a Schmidbauer / vom Scheidt Pág. 240. 70 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 240. 71 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 239. 72 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 237. 73 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 237 74 Koob 1989, Pág. 103. Vamos a exponer nuestro punto de vista a continuación, como también en el Capítulo Once. 75 Kuebler—Ross, Pág. 53 ff. 76 Kuebler—Ross, Pág. 57 f. 77 van Epen, Pág. 106. 78 Hiebel, Pág. 2 79 Buehler Pág 33 ff. 80 Hiebel Pág. 2. 81 Moody 1977, Pág. 68 82 Moody 1977, Pág. 62 83 Kuebler—Ross, Pág. 64

204


84 Nuestro cuerpo etérico tiene dos componentes distintos: Una parte la heredamos de nuestros padres, la otra parte la recogemos durante la encarnación de la sustancia etérica del cosmos. 85 Hiebel, Pág. 3. 86 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 247-251. 87 Schimidbauer / vom Scheidt, Pág 478 f. 88 Lievegoed (4) 1994, Pág. 163 f. 89 Schmiedbauer / vom Scheidt Pág. 230 90 Schmiedbauer / vom Scheidt, Pág. 226 91 Lievegoed (4) 1994 Pág. 164 92 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 226. 93 Lievegoed (4) 1994, pág. 164. 94 van Ree / Esseveld, Pág. 160 95 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 223. 96 van Ree / Esseveld, Pág. 128. 97 van Epen, Pág. 108 f. 98 van Ree / Esseveld, Pág. 160. 99 Lievegoed, Pág. 164. 100 van Epen (Pág. 105 ff.): “Una de las más extrañas propiedades del LSD consiste en que es efectivo aún tomando cantidades extremadamente pequeñas. Éstas se pueden expresar en microgramos: un µg es 1/1000 Mg. Y 20 a 30 µ (o sea 0,00002 a 0,00003 g) ya alcanzan para provocar una reacción perceptible, la dosis común, que se consigue en el mercado negro, contiene 50 a 100 µg. Hay que tener en cuenta, que sólo una pequeñísima parte del LSD, llega al cerebro. Se pudo comprobar que a 3000 células del cerebro corresponden 1 molécula de LSD. Alrededor de 20 minutos después de la toma de la sustancia, ya no se puede comprobar la presencia del LSD; extrañamente los efectos de “viaje” (“trip”), recién comienzan después de treinta a sesenta minutos” 101 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 220. 102 Fromberg 1991, Pág. 23. 103 Steiner GA 67, Pág. 241. 104 Koob 1990, Pág. 184. 105 Lievegoed (4) 1994, pág. 153 f. 106 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 216 107 Treichler, Pág. 253. 108 van Epen, Pág. 113. 109 Fragt mal Alice, Pág. 35. (“Pregunten a Alicia”) 110 Schmidbauer / vom Scheidt Pág. 432. 111 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 216. 112 van Epen, Pág. 109. 113 van Ree / Esseveld, Pág. 162 f. 114 Steiner GA 13, Pág. 58 f. 115 Frag mal Alice, Pág. 33 f. 116 En relación con el comentario anterior, se puede decir lo siguiente como añadidura: Un proceso etérico de los riñones también puede tener lugar fuera del órgano de los riñones,

205


ya que en el cuerpo etérico todo sucede con menos límites determinados, así, por ejemplo, en el cerebro. Por eso, el metabolismo de la Serotonina en el cerebro, posiblemente se podría considerar como un proceso de los riñones que tiene lugar en el cerebro, hay que tener en cuenta que perturbaciones en el sistema nervioso de la Serotonina, pueden ocasionar alucinaciones, visiones, confusión, y también pueden ocasionar síntomas de una psicosis de riñones (psicosis esquizofrénica) 117 Steiner, GA 16, Pág. 23. 118 Niederhauser, Pág. 27. 119 Niederhauser, Pág. 26. 120 Niederhauser, Pág. 26. 121 Niederhauser, Pág. 26. 122 Fragt mal Alice, Pág. 34 123 van Ree / Esseveld, Pág. 163. 124 Steiner, GA 16, Pág. 27 125 Buehler, Pág. 40. 126 van Ree /Esseveld, Pág. 163. 127 Buehler, Pág. 32128 Buehler, Pág. 32. 129 Niederhauser, Pág. 28. 130 Moody 1989, Pág. 30 131 Moody 1989 Pág. 27 f. 132 van Epen, Pág. 197. 133 van Epen, Pág. 197. 134 Fragt mal Alice, Pág. 34 135 van Epen, Pág. 109. 136 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 216 137 van Epen, Pág. 109. 138 Steiner, GA 13, Pág. 82 f. 139 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 215 140 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 215. 141 Steiner, GA 17, Pág. 63. 142 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 278 143 van Baaren, Pág. 96. 144 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág 223. 145 Fragt mal Alice, Pág. 113 f. 146 Hoy en día se puede imitar sintéticamente a THC. Este THC sintético, después de la ingestión, provoca los mismos efectos como el consumo de Hachís y Marihuana. 147 Schouten, Pág. 36 148 Investigaciones recientes atestiguan, que también los ejemplares masculinos, aunque en mucha menor medida, contienen sustancias ampliadoras de la conciencia (Segal, Pág113) 149 Schouten, Pág. 32. 150 Schouten, pág. 34.. 151 van Ree / Esseveld, Pág. 57 f. 152 Coen van Zwol en NRC Handelsblad, 17 de Febrero de 1993.

206


153 Coen van Zwol en NRC Handelsblad, 17 de Febrero de 1993. 154 Schultes / Hofmann, Pág. 95. 155 Schultes / Hofmann, Pág. 92. 156 Schultes / Hofmann, Pág. 92. 157 Schultes / Hofmann, Pág. 99. 158 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 87. 159 Schouten, Pág. 49. 160 Schultes / Hofmann, Pág. 95. 161 Schouten, Pág. 52. 162 Schouten, Pág. 53. 163 Schultes / Hofmann, Pág. 101. 164 Solomon, Pág. 197. 165 Schultes / Hofmann, Pag. 98. 166 Schouten, Pág. 54. 167 Driessen / van Dam / Olsson, Pág. 2-14. 168 Informe sobre Adicción y Drogas 2000 del Gobierno Federal (http://www. bundesregierung.de) 169 Gunning, Pág. 5. 170 “Simultáneamente se inhala alquitrán, en el que se comprobó la sustancia provocadora de cáncer como los Benzopirenos. El humo de cigarrillos de Marihuana contiene 70 por ciento más de sustancias provocadoras de cáncer, que el humo de tabaco... El humo de Marihuana durante un mes perjudica en igual medida a los pulmones, como si se fumaran cigarrillos durante un año” (van Epen Pág. 100.) Además se perjudica en sus funciones, a los sistemas de defensa de los pulmones contra las bacterias. 171 Gunning Pág. 4. 172 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 96. 173 Gunning, Pág. 8 f. 174 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág 97. 175 Schouten, Pág. 122. 176 van Epen, Pág. 96. 177 Steiner, GA 59, Pág. 50. 178 Véase nuestro desarrollo en el párrafo “Die Wirkung von LSD, (“El Efecto de LSD” ), Pág. 62 ff. 179 Fragt mal Alice (“Pregunten a Alicia”), Pág. 54. 180 Fragt mal Alice, Pág. 56. 181 Véase arriba, Pág. 73 ff. 182 Mees, Pág. 41. 183 Esto parece contradecir al hecho, que en algunos consumidores, precisamente a través del efecto del Cannabis, se acrecienta por un rato su memoria. Pero esto se produce, a nuestro entender, debido a que ciertas partes del cuerpo etérico, sobre las que la persona afectada dirigió su atención, se separan parcialmente de su conexión con el cuerpo físico; de esta forma, los contenidos de la memoria contenidos en esa parte del cuerpo etérico, debido a un reflejo aún no distorsionado, en lugares donde aquellas conexiones aún están

207


intactas, pueden llegar correctamente a la conciencia. A pesar de todo eso, queda el peligro, que durante la borrachera interiormente se pierda el rumbo, uno se desvíe, o que uno se confunda. Si se pretende pensar de manera lógica, entonces los afectados por el Hachís se van por las ramas, en las pruebas psicológicas de rendimiento, logran menos que sus compañeros que no tomaron droga, también en el aprendizaje los resultados son más flojos. Van Ree y Esseveld escriben (Pág. 140): “A raíz de estudios de laboratorio que se hicieron, sabemos que bajo la influencia del Cannabis, la capacidad de aprendizaje— especialmente cuando se trata de retener contenidos complejos—, disminuye.” 184 Steiner, GA 172, Conferencia del 6 de Noviembre de 1916. Steiner usa el término en boga en aquel tiempo: “Sistema de ganglios” como sinónimo para el Sistema Vegetativo Autónomo. 185 Schouten, Pág. 128 186 Schouten, Pág. 128. 187 Steiner, GA 172, Pág. 68. 188 Kooyman, Pág. 59. 189 Véase Steiner, Die Erziehung des Kindes vom Gesichtspunkte der Geisteswissenschaft. (“La Educación del Niño desde el punto de vista de la Ciencia Espiritual”) 190 Kooyman, Pág. 52. 191 van Epen, Pág. 95 192 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 472 f. 193 van Epen, Pág. 97 194 Burroughs, Pág. 30 f. 195 Steiner, GA 352, Conferencia del 20 de Feb. de 1924 Pág. 140 f. 196 Schmidbauer / vom Scheidt Pág. 103. 197 Schmmidbauer / vom Scheidt, Pág. 120. 198 Boot, Pág. 154 199 van Epen, Pág. 100. 200 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 119 201 van Epen, Pág. 100. 202 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 119. 203 Discusión del estudio de Zuckerman / Frank / Hingson et al., en lo de van Ingen, Pag.231 f. 204 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 117. 205 van Epen, Pág. 100 206 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 119 207 Schmidbuar / vom Scheidt, Pág. 117 208 van Epen, Pág. 100 f. 209 Gunning, Pág. 4. También Cohen, 1981, lo cita Segal: “…THC es retenido en el cerebro... por largo tiempo, ya que no se disuelve en agua” 210 Behr, Pág. 15 f. 211 Koob 1989, Pág. 99 F. 212 van Epen, Pág. 40 f. 213 Behr, Pág. 43.

208


214 Behr, Pág. 42. 215 Behr. Pág. 50. 216 Behr, Pág. 53 217 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 302. 218 Steiner, GA 173, Conferencia del 30 de Diciembre de 1916, Pág. 373 f. 219 Johnson, Pág. 656. 220 Johnson, Pág. 657. 221 Behr, Pág. 158. 222 Behr, Pág. 121 223 Behr, Pág. 121 224 Behr, Pág. 119 225 Johnson, Pág. 659. 226 van der Meulen, Pág. 13. 227 Frankfurter Allgemeine Zeitung , 19 de Mayo de 1992, Pág. 11 f. 228 Citado acorde a van Epen, Pág. 34. 229 Behr, Pág. 100 230 Behr, Pág. 100 231 Behr, Pág. 100. 232 Behr, Pág. 111 233 Behr, Pág. 114 234 Behr, Pág. 114. 235 En los Estados Unidos, la Heroína vendida en la calle en los años sesenta, pocas veces contenía más del 5 por ciento de Diacetilmorfina. Pruebas que se vendieron en los Países Bajos durante los años sesenta, generalmente contenían del 20 al 30 por ciento de sustancia básica pura (van Epen, Pág. 35) Heroína Turca Nro. 4 “Miel Turca” puede contener hasta el 90 por ciento de Diacetilmorfina (Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 307) 236 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 302 f., ó Koob 1990 Pág. 219 ff. 237 Treichler Pág. 30 f. 238 Steiner / Wegman Pág. 12 239 Steiner, GA 312, Pág. 331. 240 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 315. 241 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 314 f. 242 Bott, Pág. 115. 243 En la Medicina Antroposófica, el hígado se considera como el centro de los procesos de crecimiento y los procesos metabólicos del cuerpo físico, como el centro de la vida vegetativa, también como el polo de calor central, como la “estufa” del cuerpo físico. A la vez, el hígado es el punto central de ataque para la voluntad, que cuando hay perturbaciones orgánicas sutiles y daños, es la causa para que el ser humano ya no sienta las fuerzas de vida que construyen, y se torna depresivo, y está lleno de temores frente a la vida, en tanto que la voluntad misma, se degenera, o incluso se paraliza totalmente. 244 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 310 245 Estos receptores de Opiáceos, normalmente, bajo ciertas condiciones como dolor, miedo, shock, etc, están ocupadas de ciertas encefalinas, que son sustancias que provienen del cuerpo, que en su estructura tienen gran similitud con los de Opiáceos

209


(Véase Zinder, Pág. 146 y 154) “Ellas ocupan a encefalinas—o bien los receptores de los Opiáceos, en cuanto el cuerpo astral, se retira del sistema nervioso, bajo las condiciones descriptas, por lo que el Ser humano entra en un estado de narcosis, o en una ligero éxtasis (astral), o sea una euforia. 246 Un rol importante en la percepción del dolor, (de acuerdo a Snyder, Pág. 100 f.), en este contexto, lo tiene una zona periaqueductal (PAG) gris del cerebro medio, y también ciertas áreas de la zona mediana del tálamo. 247 Schmibauer / vom Scheidt, Pág. 310. f. 248 Esto no tiene lugar con los receptores de Opiáceos, que también están allí. 249 Steiner, GA 352, Conferenc. 20 de Feb. de 1924, Pág. 140 f. 250 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 314. 251 Steiner, GA 13, Cáp. 2, Pág. 60. 252 Con respecto a la relación del cuerpo etérico con la conciencia, véase la Pág. 68 f. 253 Steiner, GA 174, Confer. del 14 de Enero de 1917, Pág. 129 f. 254 Steiner, Ga 349, Confer. 18 de Abril de 1923, Pág. 189. 255 Steiner, GA 349, Pág. 187 y 189. 256 Steiner, GA 107, Confer. Del 2 de Noviembre de 1908 Pág. 91 f. 257 El Opio en este sentido es más peligroso que el LSD, porque en el caso de adicción se toma prácticamente sin interrupción, y la memoria se sobrecarga de esta manera. El LSD, que a consecuencia de la separación parcial del cuerpo etérico del cuerpo físico, provoca una conciencia más bien “despierta”, se usa de modo mucho menos continuado, porque, a diferencia el Opio, no produce una adicción física. 258 Después de las primeras experiencias desagradables del principiante (entre otros, malestar, mareo, vómitos—similar a la Nicotina, el Alcohol, etc.), que son provocados por el carácter venenoso del Opio. En el caso de un consumo continuado, estos efectos nuevamente desaparecen. 259 Steiner, GA 174, Confer. Del 14 de Enero de 1917, Pág. 137. 260 Steiner, GA 174, Confer. Del 14 de Enero de 1917, Pág. 139. 261 Hessenbruch, Pág. 15. 262 Hessenbruch, Pág. 8 f. 263 El Opio también altera el metabolismo de las “Encefalinas en el Sistema Nervioso, por lo que la producción de “Encefalinas se estanca. Esto se basa en que los receptores de Encefalinas durante la borrachera, están ocupados por Opiáceos 264 Koob 1990, Pág. 221. 265 Esto es válido, entre otros, para el metabolismo de Encefalinas en partes del Sistema Nervioso, los receptores de Encefalinas, durante la borrachera están ocupados por los Opiáceos, con la consecuencia, que cuando termina la borrachera, éstos abandonan los receptores, no pueden ser ocupados por las encefalinas, ya que no se producen más. En lugar del metabolismo de las encefalinas se generó un metabolismo artificial de Opiáceo. Si no se agregan más Opiáceos, el cuerpo no puede funcionar más de manera “normal”. 266 Hessenbruch, Pág. 15 f. 267 Compárese en este contexto el efecto detallado de la Heroína, Pág. 197 ff. 268 van Epen, Pág. 15 f.

210


269 Como añadidura, agregamos algunos párrafos de la literatura antroposófica sobre el tema:

a) La esfera paradisíaca en la que ingresa el consumidor de Opio: W. Pelikan Tomo ll: El autor describe el crecimiento característico y el tipo de reproducción de Papaver Somniferum; el jugo lechoso venenoso, del que se fabrica el Opio, sería un resto de la antigua época “lemúrica” de evolución, o sea, del tiempo antes del Pecado Original, cuando el ser humano aún vivía en un estado de conciencia paradisíaca. El empleo del Opio evoca a este antiguo estado de conciencia. También Grohmann se refiere a este tema y describe especialmente la relación entre el jugo lechoso y la fase de la así llamada “Antigua Luna”, de aquella etapa anterior a la etapa terrestre, pudiendo verse a la fase “lemúrica” como una reiteración metamorfoseada de aquel tiempo. El consumo de Opio incluso transporta al Ser humano (según Grohmann), aunque ciertamente de una forma que lo destruye, hasta al antiguo estado de conciencia onírica muy alejado de la “Antigua Luna” Bockemuehl no sólo describe el crecimiento de la planta Papaver somniferum, en tanto que acontece sobre la tierra, sino que también describe el desarrollo subterráneo de las raíces, que mediante ciertos métodos pueden representarse. Llama la atención, que la formación de la raíz, que de por sí ya es mínima, pronto termina, en cuanto la planta manda sus fuerzas en forma de jugos, hacia arriba, especialmente cuando se produce el jugo lechoso para la formación de la fruta. En ese momento la planta en cierta forma “se retira de la Tierra”. . . . b) Olvido y Recuerdo: El hecho de que el Opio obsequia tanto el olvido, como el recuerdo, nos deja pensar en tiempos muy remotos, cuando los seres humanos en las Escuelas de Misterio pasaban por iniciaciones, que conducían a los mismos resultados. Posiblemente el Opio en ese entonces, como componente integrante del “Trago del Olvido” haya desempeñado cierto rol en ese sentido, como ya comentáramos. Como a nuestro parecer se trata de una de las más importantes causas para el empleo de drogas en general, o sea el empleo de sustancias físicas como medio de alterar la conciencia, queremos citar aquí dos pasajes de conferencias de Rudolf Steiner, en las que habla concretamente sobre el conocimiento de los misterios y los antiguos métodos de iniciación. El primer texto proviene de la Conferencia del 11 de Febrero de 1922 (en GA 210). También acá hay que considerar que presupone ciertos conocimientos antroposóficos básicos en sus oyentes. “Puede ser muy esclarecedor, contemplar algo, que se consideraba algo primordial dentro de las distintas Escuelas de Misterio. Ciertamente los preparativos, y las pruebas posteriores, etc., que el alumno de los Misterio, candidato a iniciado, tenía que pasar, era distinto en las diversas Escuelas de Misterio. Pero esa diferencia en este caso se puede comparar como cuando se sube a una montaña de distintos lados, y arriba, a pesar de los distintos senderos de subida, se llega a una cumbre, finalmente todo conduce a un objetivo de Misterio único. Se pueden diferenciar dos medidas, como principales, dentro de estos Misterios, a las que se tenía que someter todo discípulo, se trataba del así llamado “Trago del Olvido”, por un lado, en segundo lugar, algo que dentro de los procesos de

211


Misterio, actuaba como un susto muy fuerte, como la vivencia de un fuerte shock. Ambos procedimientos no deben realizarse actualmente en la misma forma, con el fin de obtener conocimientos que están más allá de los sentidos. Hoy, todo tiene que ser experimentado en forma anímico-espiritual, mientras que los discípulos de los Misterios en los antiguos tiempos, siempre tenían que involucrar lo físico, se provoca algo similar, sólo, que en la actual aspiración espiritual, del conocimiento superior, todo cabe dentro de la esfera de la conciencia, mientras que antiguamente pertenecía a la esfera de lo instintivo, lo onírico. Porque a través de que se proporcionaba algo así como el “Trago del olvido” en los antiguos Misterios, y se provocaba algo así como un susto físico, el ser humano se amortiguaba con relación a su intelecto, que si bien era más sordo que el actual, sin embargo dominaba al Ser humano, con relación a lo que concernía al mundo exterior. Al Ser humano se lo internaba a una vida “sorda”, tanto a través del “Trago del Olvido”, como por el susto, que se puede comparar con una provocación de miedo. ¿Qué significado tenía el “Trago del Olvido”? – No se trataba de que el Ser humano se olvidara de algo, aunque ciertamente se producía un olvido a través de esa bebida. Pero el efecto, que esta bebida debía tener, la obtenía a través de una preparación específica, se hacía ciertos preparativos antes de tomar la bebida. Era una bebida física, pero que a través de la forma como se servía, provocaba que la persona olvidaba toda su vida desde su nacimiento. Se trata de algo, que mediante un desarrollo anímico-espiritual también se logra hoy en día. Solamente, que hoy se llega a eso, provocando primeramente clara conciencia de un nivel de vida más vasto, que abarca todo, desde el nacimiento. Luego eso se suprime, y de esa forma el ser humano es introducido al mundo espiritual anterior a su nacimiento y a la concepción. Esto se lograba de modo más físico a través del antiguo “Trago del Olvido”. Pero lo primordial no es que el Ser humano olvide; lo negativo, por lo general, nunca es lo primordial. Lo positivo que se lograba era, que el pensamiento se tornaba más ágil e intenso. Pero también se tornaba más sordo. Se volvía onírico, porque se abordaba al organismo físico. El efecto de ese “Trago del Olvido” sobre el organismo físico era, - se lo puede describir muy bien- , que el cerebro, si me puedo expresar así, se tornaba más líquido que en la vida cotidiana. A través de esto, de que el cerebro se tornaba más líquido, el Ser humano pensaba más con el líquido del cerebro, que con los componentes sólidos, su pensamiento se volvía más ágil e intenso. Actualmente hay que llegar a eso de una manera directa, o sea a través de un desarrollo anímico-espiritual, así como está descrito en mi libro: “¿Wie erlangt man Erkenntnisse der hoeheren Welten? (¿Cómo se adquiere conocimientos de mundos superiores?), en la segunda parte de mi libro “Ciencia Oculta” (Geheimwissenschaft im Umriss). Pero en aquel entonces, se lo tornaba más líquido al cerebro a través de efectos exteriores, por así decir. Pero con eso se lograba, que la entidad anímica - espiritual del Ser humano, tal como existe antes de que el ser humano a través de la concepción se una con el cuerpo físico, o sea, tal como existe en el mundo espiritual, pueda entrar en el cerebro. Eso es lo importante... Yo quiero decir, que el cerebro está constituido de tal forma en su conformación actual, que aquello, que en el Ser humano es lo eterno, no puede subir al cerebro. Pero de esa forma pueden ingresar las impresiones exteriores. Al recibir el

212


“Trago del Olvido”, el Ser humano recibía la posibilidad, de que en el cerebro ingresara aquello, que ya existía antes del nacimiento y de la concepción. Eso por un lado. Lo otro es, lo que yo denominé una especie de susto, que se le daba a la persona. Imagínense cómo actúa el susto sobre una persona: uno se paraliza. Puede haber un susto, que realmente provoca una especie de parálisis de toda la persona. En la persona, así cómo es en la vida cotidiana, donde puede caminar, la rígida persona cataléptica no puede caminar, tiene los músculos entumecidos, pero en la persona que no está entumecida, el resto del cuerpo absorbe lo eterno. Nuestra sangre, nuestros músculos absorben lo anímico – espiritual. Lo eterno no puede subir al cerebro, es absorbido abajo, no puede ser percibido, pero se manifiesta libre y autónomamente, si los músculos se entumecen. Esta rigidez muscular se provocaba a propósito a través del efecto del shock, de esa forma, lo anímico- espiritual no era absorbido, se liberaba. De ese modo el ser humano tenía lo anímico- espiritual en el cerebro, porque su cerebro se había ablandado por medio del “Trago del olvido, mientras que el resto del organismo en cierta forma se veía impedido de absorber los anímico-espiritual, de esa forma se podía percibir lo anímicoespiritual... Yo ya comenté explícitamente, que actualmente esas cosas no se pueden imitar. Las personas tampoco sabrían cómo imitarlo, ni les caería bien hacerlo hoy en día. Actualmente hay que lograr todo a través de un camino anímico- espiritual” Un día más tarde, en la conferencia del 12 de Febrero de 1922, Steiner resume sus declaraciones de la conferencia, de esa forma llega a hablar de otro aspecto: “Yo dije, que las cosas más importantes de las que se trataba en los antiguos Misterios, eran: El “Trago del Olvido” por un lado, la provocación de estados de miedo, por el otro. El “Trago del olvido” provocaba ciertamente, que se eliminaba la memoria para todo lo que fuera la vida cotidiana. Pero yo dije, que ese aspecto negativo no era lo importante, sino que lo importante era, que el cerebro, durante los procesos de conocimiento durante los misterios, se ablandaba físicamente, que de esa forma lo espiritual, que comúnmente se ve impedido, no se veía impedido a compenetrar el cerebro, que de esa manera la persona tomaba conciencia de lo siguiente: -Sí, yo tengo una parta anímica –espiritual eterna, que ya existía antes del nacimiento, incluso antes de la concepción.Lo otro es, que el organismo se entumecía por el susto recibido. Pero cuando el organismo se entumece, entonces no absorbe a lo anímico-espiritual, en cuanto esto se manifiesta a través de la voluntad. Lo corpóreo entumecido se retira de lo anímico-espiritual, por el otro lado, lo anímico-espiritual se hace perceptible para el ser humano. A través del ablandamiento del cerebro, el lado del pensamiento de lo anímico se hacía perceptible para el discípulo de los Misterios. A través del ablandamiento del cerebro se hacía perceptible el lado de pensamiento de lo anímico para el discípulo de los Misterios. A través del entumecimiento del organismo restante, se hacía perceptible el lado de la voluntad. De esta forma, el Ser humano obtenía una representación de su parte anímicaespiritual. Pero esa representación tenía un carácter onírico, porque, ¿Qué era realmente, lo que se liberaba para el lado del pensamiento, y por el otro, para el lado de la voluntad? Era aquello, que desciende de los mundos anímico-espirituales y se une con el cuerpo físico... Ya dije ayer, que si el Ser humano realizaría esto como en la antigüedad, eso produciría un estado enfermizo”.

213


270 Burroughs, Pág. 17 f. 271 Behr, Pág. 139 y Pág. 144. 272 Stoute, Pág. 22 f. 273 Zeylmans van Emmichoven, Pág. 162. 274 van Epen, Pág. 37. 275 van Epen Pág. 36 f. 276 “Como consecuencia de un espasmo en la salida del estómago, el pasaje del estómago al intestino puede ser perjudicado por mucho tiempo. En intentos suicidas con Opiáceos, que fueron tomados oralmente, esto a menudo tiene un significado “salvador de la vida”: Se puede realizar un lavaje del estómago aún después de muchas horas después de la ingestión del veneno... Espasmos de la musculatura lisa de la vesícula biliar, de los “conductos de la vesícula biliar, pueden imitar “ataques de piedras biliares”, en adictos a la Heroína. Muchas personas fueron operadas innecesariamente: los espasmos del músculo de cierre de la vejiga a menudo dificultan el orinar en consumidores de Heroína o de Metadona. El personal de enfermería conoce muy bien este tema, ya que frecuentemente es muy difícil llevar a orinar a los pacientes a tiempo” (van Epen, Pág. 36 f.) 277 Behr, Pág. 143—También en el sistema metabólico-rítmico, naturalmente, tienen lugar procesos de los sentidos, con respecto a esto comenta Zeylmans van Emmichoven (Pág. 161): “Está claro, que los tres sistemas orgánicos también se compenetran mutuamente. En el Sistema Nervioso-Sensorial, un cierto metabolismo es tan necesario como cierta relación con los procesos rítmicos, esto vale respectivamente para el Sistema Metabólico y el Sistema Rítmico. La diferencia sin embargo, es que en el sistema nervioso-sensorial, los procesos metabólicos y rítmicos sólo están presentes en reducida medida... En los órganos que pertenecen al sistema metabólico, por otra parte, los procesos rítmicos y nerviosos sólo actúan débilmente”. 278 A la vez se perjudica el centro de respiración, nosotros vemos a este centro como un aparato físico de reflejo de los procesos de respiración de los pulmones, una estimulación, o bien una disminución afecta a la respiración de los pulmones. Compárese al respecto a Walter Hotzapfel (Pág. 25): “La sed proviene del hígado. El así llamado centro de la sed en el cerebro medio es un reflejo de esa función del hígado”. 279 van Epen, Pág. 36 280 van Epen, Pág. 36 281 Behr, Pág. 146. 282 Stoute, Pág. 22 f. 283 “Con respecto a estos tres sistemas, la sangre tiene un lugar extraño, fluye por todo el organismo de forma continua, de esa manera une los distintos sistemas orgánicos mutuamente. Se podría describir a la sangre como un cuarto sistema orgánico, que unifica a los tres sistemas anteriores. Acá se impone la comparación con la posición del Yo en medio de los tres grupos de funciones anímicas, en las cuales el Pensar, el Sentir y el Querer se manifiestan. Así como el Yo, acompaña todas las demás representaciones, también aquellas del Sentir y del Querer, así se puede decir, que cada función orgánica al fin y al cabo está relacionada con la sangre, que todo lo une y todo lo compenetra” (Zeylmans van Emmichoven, Pág. 164.)

214


284 Behr, Pág. 144 y 146. 285 Stoute, Pág. 55 f. 286 Behr, Pág. 143 f. 287 El texto completo de la poesía se encuentra en el libro de Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 313 f. 288 Koob 1990, Pág. 227 289 van Ree /Esseveld, Pág. 84 290 Koob 1989, pág. 99 f. 291 Visser, Pág. 94. 292 Schmidbauer / vom Scheit, Pág. 317. 293 van Ree /Esseveld, Pág. 76. 294 Visser, Pág. 94. 295 van Ree / Esseveld, Pág.74. 296 Schmidbauer / vom Scheit, Pág. 318. 297 Burroughs, Pág. 108 y 111 f. 298 van Epen, Pág. 47 299 van Epen, Pág. 48. 300 van Ree / Esseveld, Pág. 223. 301 Studie von F. Schor / H. G. Schommer / J. Wessel, besprochen bei Swierstra, Pág.88.(Estudio de F. Schor /H. G. Schommer / J. Wessel, comentado en lo de Swierstra) 302 Swierstra. Pág. 78 – 92. 303 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 345. 304 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 84. 305 Schied / Heimann / Mayer, Pág. VI 306 de Zwart. 307 Jahrbuch Sucht 2003 (Anuario de la Adicción 2003), Pág. 123 308 Schied / Heimann / Mayer, Pág. VI 309 Jarhbuch der Sucht 2003 (Anuario de la Adicción 2003) Pág. 8. 310 Jahrbuch Sucht 2003 (Anuario de la Adicción 2003), Pág. 8. 311 Minjon / Wolters, Pág. 14 312 de Zwart, Pág. 48. 313 Anuario de Adicción, Pág. 10 (Jahrbuch Sucht 2003, S. 10). 314 Steiner, GA 103, Pág. 92. 315 Véase Simonis, Pág. 99 f. 316 Simonis, Pág. 105. 317 “En forma detallada, Platón, en su primer libro des sus “Leyes”, deja aclarar a los interlocutores sobre lo educativo, que tiene el placer de tomar Vino, con el objetivo, de poner la bebida del Vino como medio del estado, por la que se puede practicar y probar el dominio del placer, el autodominio. En su segundo libro, continúan las conversaciones, y finalmente se vuelve al problema de beber Vino, ahí se establece un orden temporal: Muchachos hasta los dieciocho años no deberían tomar ningún Vino, después de los dieciocho, hasta los treinta, en forma mesurada, pero sin llegar a la borrachera. Cuando llegan a los cuarenta años, deberían participar en las comidas compartidas y disfrutar del

215


Vino. En este contexto, Platón invita a que se propongan leyes respecto a los bacanales, que provoquen que todo “bebedor loco de alegría que se comporte más desinhibido de lo que debería ser, que no está de acuerdo en mantener el orden, de callarse, de hablar, de beber y de cantar, cuando le toca el turno, “actualmente esté listo para hacer todo lo contrario” (Preiser, Pág. 302.) 318 Steiner, GA 103. Confer. 23 de Mayo de 1908, Pág. 93 y 95. 319 Steiner, GA 103, Pág. 93 y 96 f. 320 Steiner, GA 103, Pág. 89 y Pág. 93. 321 Steiner, GA 103, Pág. 92 f. 322 Legnaro, Pág. 88. 323 Legnaro, Pág. 87. 324 Legnaro, Pág. 89 325 Legnaro, Pág. 86 326 Legnaro, Pág. 90. 327 Stolleis, Pág. 101. 328 Stolleis, pág. 101. 329 Legnaro, Pág. 91. 330 Stolleis, Pág. 102 f. 331 Legnaro, Pág. 96. 332 Coffey, Pág. 106 f. 333 Coffrey, Pág. 106 f. 334 Legnaro, Pág. 92 f. 335 Legnaro, Ocasiones de ese tipo, por ejemplo son, cumpleaños, casamientos, bautismos, etc. 336 Esto tuvo consecuencias catastróficas para la estructura social de muchas tribus africanas y pueblos, que hasta entonces no habían bebido Alcohol, o apenas habían tenido un contacto con el mismo, sin tener en cuenta, que algunos pueblos durante sus rituales religiosos usaban una bebida de bajo contenido alcohólico, cuyo contenido alcohólico era mucho menor que el de las bebidas introducidas por los europeos. Albert Schweitzer describió, cómo innumerables aldeas desaparecieron a causa del Alcohol. Van Epen (Pág. 169) agrega lo siguiente: “Los colonos “compraban materias básicas, bienes, elementos útiles, mano de obra,“pagaban” con Alcohol—sobre todo de alto grado alcohólico pero calidad inferior. Las consecuencias: Un alto porcentaje de alcohólicos en la población negra, con los efectos colaterales conocidos: gran agresividad, suicidio, enfermedades, psicosis, etc.... Extrañamente en la población negra existió durante siglos una cultura alcohólica, había distintas clases de Vino de palmera, desde tiempos inmemoriales. Pero en el entorno de estas bebidas de poco contenido alcohólico, había todo un ritual, que le imponía todo tipo de restricciones al consumidor, sólo le permitía beber Vino en ocasiones especiales y en un contexto social. El Alcohol fuerte, importado por los blancos, estaba totalmente fuera de este contexto, tenía una función completamente distinta para la población, a saber, la de un narcótico y medio de borrachera. Duraron varias generaciones, antes de que la población negra aprendiera a convivir medianamente con el nuevo medio de placer, pero mientras tanto ya se había producido un enorme daño”

216


337 Bogt 338 van Amerongen 339 Francia e Italia, eran excepciones, países en los cuales el consumo de Alcohol ya bajó en los años setenta, una tendencia que continuó en los años ochenta. 340 Hansen 341 Citado de acuerdo a Fest 342 Fest 343 Levine 344 Levine 345 Levine 346 Levine 347 Levine 348 Levine 349 Levine 350 Levine 351 Levine 352 Levine 353 Levine 354 Ya durante el proceso de maduración de la uva, se forma, sobre la base de las esporas de avena, algo de Alcohol en la uva. Kaspar Hauser, después de su liberación de su calabozo era extremadamente sensible respecto al Alcohol. No sólo el olor del Alcohol, sino también el comer uva y el tomar algunas gotas de su jugo, provocaban en él, síntomas de borrachera, como un caminar tambaleante, un hablar desarticulado. 355 Esporas de avenas son hongos muy primitivos en forma de puntos, que degradan a sustancia orgánica, de manera que finalmente se produce una mineralización de la sustancia, que otrora era orgánica. 357 Acá no podemos entrar en detalles de la preparación del vino, como por ejemplo el proceso de maduración a posteriori. De lo que se trata, es del principio de la formación del Alcohol. 357 Con el término malta se entiende cebada, cuya germinación se finalizó a través de un secado artificial. Las encimas generadas durante la germinación provocan la fermentación. 358 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 97. 359 Segal, Pág. 258 f. Con respecto a estos datos se partió de un peso corporal de 75 Kg., de que no hubiese adicción. Bebedores excesivos de Alcohol en general toleran mayores cantidades.” El mayor nivel medido hasta ahora, es 15,1 por mil, se trata en este caso de una alcohólica norteamericana, que, dicho sea de paso, no fue víctimas de las consecuencias (Spieksma, Pág. 15) 360 Bott, Pág. 15 361 Lievegoed (4) 1994, Pág. 164. 362 Steiner, GA 352, Confer. Del 20 de Febrero de 1924, Pág. 139. 363 Renzenbrink, Pág. 57. 364 Pelikan, Pág. 116. 365 Steiner / Wegman, Pág. 51 f.

217


366 Spieksma, Pág. 30. Los alcohólicos en promedio comen poco, de modo que una transformación de carbono a azúcar en la sangre, directamente de los alimentos, apenas se produce. Además la degradación de glicógeno a azúcar sanguíneo en el hígado a menudo es imposible, porque las reservas de glicógeno casi están agotadas. 367 Spieksma, Pág. 31. Esto se deja explicar así: En los alcohólicos frecuentemente se puede comprobar un mayor plasma sanguíneo, y un nivel de cortisona y adrenalina mayor (Cortisona y Adrenalina movilizan a la Glucosa en sus depósitos, por lo menos, mientras que aún está disponible algo de Glicógeno en los tejidos) 368 Por ejemplo una disminuida expulsión de insulina, y la aparición de una resistencia contra la insulina. (La insulina transforma el azúcar de la sangre en glicógeno. En este caso, este proceso cede, por lo que queda más azúcar sanguíneo en circulación.) Véase al respecto el estudio de Singh ( Lumar / Zinder / Hellín / Gilders, comentados, entre otros, en Smals, pág. 123. 369 Steiner / Wegman, Pág. 51. 370 van Epen, Pág. 170 f. 371 Steiner, GA 352. Confer. Del 19 de Enero de 1924, Pág. 36. 372 van Epen, Pág. 171. 373 “También se puede decir, que el cuerpo etérico pertenece a la vida, el cuerpo astral pertenece a la conciencia, y al Yo, corresponde la memoria” (Steiner, GA 13, Cap. 2, “Wesen der Menschheit” (La entidad de la humanidad). 374 Steiner, GA 352, Confer. Del 20 de Febrero de 1924, Pág. 140 f. 375 Steiner, Die Erziehung des Kindes vom Gesichtspunkte der Geisteswissenschaft (La Educación del Niño desde el punto de vista de la Ciencia Espiritual). 376 Steiner, GA 352, Confer. Del 16 de Febrero de 1924, Pág. 119. 377 Weinrauch, Pág. 18 f. 378 También hay que incluir las fuerzas etéricas ascendentes liberadas de los órganos, alucinaciones visuales, como numerosos pequeños animales, por ejemplo, ratones, gatos, peces, perros, insectos, o animales de fantasía. 379 Spieksma, Pág. 65 380 Treichler, Pág. 281 f. 381 Treichler, Pág. 289. 382 Studie von (Estudio de)Eagon / Porter / van Thiel citado por Smals, Pág. 122. 383 van Epen Pág. 181. 384 Smals, Pág. 122. 385 Spieksma, Pág. 59 f. 386 Studie von Mendelson / Mello und Studie von Hugues / Coste /

Pret / Jayle / Sebaoun / Modigliani, besprochen in Smals, S. 122 (Estudio de Mendelso/Mello y Estudio de Hugues / Coste / Perret / Jayle / Seabaoun / Modigliani, comentado en Smals, Pág. 122) 387 388 389 390

Minjon / Wolters, Pág. 35. Geerlings, Pág. 63. Tholen / Siero / Kok, Pág. 46. Spieksma, Pág. 59 Spieksma, Pág. 58.

218


391 Spieksma, Pág. 59—Desde que la humanidad bebe Alcohol, son conocidos los síntomas de FAS. Ya en la antigua Cartago las mujeres recién casadas tenían prohibido por ley, beber Alcohol durante la luna de miel (Spieksma, Pág. 10) 392 Spieksma, Pág. 47. 393 van Epen, Pág. 181. 394 Estudio de von Rimm / Giovannucci / Villet et al., comentados in van Ingen, 1992, Pág. 34 f. 395 van Epen, Pág. 189. 396 Minjon /Wolters, Pág. 35. 397 van Epen, Pág. 183. 398 Springer, Pág. 15. 399 Springer, Pág. 16. 400 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 189 f. 401 Springer, Pág. 16 f. 402 Springer, Pág. 17. 403 Springer, Pág. 17. 404 Ashley, Pág. 5 f. 405 Schmidbuaer / vom Scheidt, Pág. 190. 406 van Epen, Pág. 84. 407 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 195 f. 408 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 196. 409 Springer, Pág. 28. 410 Springer, Pág. 30 411 Springer, Pág. 37. 412 Springer, Pág. 36. 413 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 682. 414 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 684. 416 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 698. 417 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 192. 418 Ashley, Pág. 67. 419 Springer, Pág. 42. 420 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 192. 418 Ashley, pág. 67. 419 Springer, Pág. 42. 420 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 192. 421 Springer, Pág. 58. 422 Springer, Pág. 82 423 De acuerdo a Springer Pág. 78, en el año 1923, ¡en Berlín había estimativamente 5000 a 6000 adictos a la Cocaína! 424 van Epen Pág. 88. 425 Springer, Pág. 188. 426 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 201. 427 Schmidbauer / vom Scheidt, pág. 200.

219


428 La Cocaína provoca una alteración en los procesos de metabolismo en el cerebro. De esa forma se produce un efecto reforzado de los neurotransmisores Noradrenalina (Norepinfrina) y Dopamina, ya que la reinclusión (re-uptake) de estos neurotransmisores se frena por el efecto de la Cocaína (van Ree, Pág. 45 f., y Segal, Pág. 147 f. y Pág. 155). 429 van Ree / Esseveld (Pág. 97): “En el caso de inyecciones en las venas a veces se describe, que espontáneamente aparecen orgasmos explosivos, pero que generalmente se perciben como desagradables”. Algo parecido dice Springer (Pág. 102): “Diez de los veinte hombres entrevistados, informan de erecciones que se producen luego de la inyección de Cocaína. En dos de estos hombres también se habían producido estados torturadores de prolongada erección (Piriapismo), que perduraron a lo largo de 24 horas” A través del efecto narcótico, la Cocaína, por ejemplo a través de la fricción del glande del pene, puede postergar el orgasmo. Van Ree / Esseveld (Pág. 97): “Algunos consumidores manifiestan, que tener sexo después de la Cocaína es algo fantástico... La Cocaína puede prolongar la relación sexual. El orgasmo se posterga, pero luego tiene un carácter muy intenso”. Ya los indios sudamericanos conocían ese efecto. Springer informa (Pág. 95), que el uso de Coca, por lo menos al principio, estuvo relacionado con ceremonias religiosas: “El colector de hojas de Coca, la noche anterior a la cosecha, debía haber tenido sexo con una mujer, para predisponer favorablemente a la ‘Mama Coca’. Durante las aventuras eróticas que se realizaban al servicio de esa diosa, se frotaba “saliva que contenía Cocaína” o una cocción de Coca sobre el glande del pene, para mejorar la prolongación del acto sexual”. 430 Citado por parte de Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 698. 431 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 200. 432 Van Epen, Pág. 86. 433 Jamin, Pág. 168. 434 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 200. 435 Minjon / Wolters, Pág. 177 436 Bieleman / Bosma / Swierstra, Pág. 12. 437 van Ree / Esseveld, Pág. 97. 438 Doyle, Pág. 132 f. 439 Schmidauer / vom Scheidt, Pág. 197. 440 van Epen, Pág. 86. 441 Schmibauer / vom Scheidt, Pag. 197. 442 Segal, Pág. 77. 443 Bieleman / Bosma / Swierstra, Pág. 12 f. 444 De acuerdo a van Ree / Esseveld, Pág. 100 445 van den Berg, Pág.55. 446 van den Berg, Pág. 52. 447 Lievegoed ( 4 ) 1994, Pág. 163 448 Treichler, Pág. 208. 449 Bott, Pág. 145. 450 van Epen, Pág. 90. Con respecto a la relación de los riñones y la psicosis esquizofrénica, véase la Pág. 82 f.

220


451 van Epen, Pág. 90. En esta depresión también se reconoce un daño en el hígado (Véase también la Pág. 256) 452 Sahihi, Pág. 43. 453 Sahihi. Pág. 43. 454 Segal, Pág. 77. 455 Geerlings, Pág. 122 457 Segal, Pág. 77 458 Segal, Pág. 77 459 Studie von Zuckerman / Franck / Hingson et. al., diskutiert bei van Ingen, S. 231 f. (Estudio de Zuckerman / Franck / Hingson et al, discutido en lo de van Ingen, Pág. 231 f). 460 Sahihi, Pág. 44 f. 461 Segal, Pag. 77 f. 462 Studie von Zuckerman / Franck / Hingson et. al., diskutiert bei van Ingen, S. 231 f. (Estudio de Zuckerman / Franck / Hingson et al., discutido en lo de van Ingen, Pág. 231 f). 463 Citado de acuerdo a Springer Pág. 186 464 van Epen, Pág. 78 f. 465 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 371. 466 van Epen, Pág. 81. 467 Citado de acuerdo a Springer, Pág. 197 f. 468 Springer, Pág. 195 f. 469 Steiner, GA 13, Cáp. 3, Pág. 85 ff. 470 A la vez, se produce una unión entre una parte del cuerpo astral y el sistema nervioso de la médula espinal, cuando se duerme la persona. Esto se describió en la presentación del Efecto de Marihuana y Hachís. 471 van Ree / Esseveld, Pág. 94. Van Epen también menciona la pérdida del cabello. 472 van Epen, Pág. 81. 473 van Ree / Esseveld, Pág. 92. 474 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 373. 475 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 373. 476 Este “Desmoronamiento” de la Organización del Yo, también se manifiesta en el creciente contenido de azúcar en la sangre, que se genera a través de dosis medianas a altas de Speed. Compárese también los comentarios sobre el Efecto del Alcohol. 477 van Epen, Pág. 79. 478 Adelaars, Pág. 12 f. 479 El aceite de Safrol aparece en la Nuez Moscada, semillas de Perejil, Eneldo, Cálamo aromático, Azafrán, y Vainilla (Adelaars, Pág. 117) Mucho Éxtasis, que a fines de los años ochenta se introdujo al mercado holandés, se había producido de esta forma. 480 Adelaars, pág. 20 f, y Fromberg 1990, Pág. 151. 481 Adelaars, Pág. 20 f. 482 Adelaars, Pág. 22. 483 Adelaars, Pág. 22.

221


484 Fromberg 1991, Pág. 5 f. 485 Fromberg 1990, Pág. 151. 486 Adelaars, Pág. 31. 487 Adelaars, Pág. 33. 488 Saunders, Pág. 272. 489 Fromberg 1991, Pág. 81. 490 Fromberg 1991, Pág. 81. Esta cita proviene de una conferencia no publicada de P. Meyer del 23.1.1990 en unas jornadas de estudio sobre Extasis en Ámsterdam. 491 Adelaars, Pág. 35 ff. 492 Adelaars, Pág. 46. 493 Ver Saunders, Pág. 308 f. 494 Saunders, Pág. 309. 495 Saunders, Pág. 327. 496 Saunders, Pág. 312 497 Adelaars, Pág. 66. 498 Adelaars, Pág. 90 f. 499 Adelaars, Pág. 91 500 Adelaars, Pág. 91. 501 Adelaars, Pág. 91. 502 Adelaars, Pág. 78. 503 Aelaars, Pág. 75. 504 Fromberg 1991, Pág. 9. 505 Fromberg 1991, Pág. 9. 506 Fromberg 1991, Pág. 152. 507 Adelaars, Pág. 79 f. 508 Fromberg 1991, Pág. 9. 509 Fromberg 1991, Pág. 10. 510 Adelaars, Pág. 74. 511 Adelaars, Pág. 80 f. 512 Adelaars, Pág. 81 f. 513 Adelaars, Pág. 96. 514 Korf et al. 1991, Pág. 73 f. 515 Korf et al. 1991, Pág. 75. 516 Adelaars, Pág. 71. 517 Adelaars, Pág. 94 f. 518 Adelaars, Pág. 95 f. 519 Adelaars, Pág. 72. 520 Adelaars, Pág. 82. 521 Adelaars, Pág. 70. 522 Adelaars, Pág. 83. 523 Adelaars, Pág. 68 f. 524 Fromberg 1991, Pág. 11 f. 525 Adelaars, Pág. 107. 526 Korf et al., 1991, Cap. 9.

222


527 Adelaars, Pág. 111. 528 XTC, compilado por el “Adviesbureau Drugs”, (Departamento de Drogas) August de Loor, en Amsterdam, “im Auftrag des Nederlands Instituut voor Alcohol en Drugs” (por pedido del Instituto Holandés de Alcohol y Drogas) (NIAD), 1990. 529 Schmidbauer / vom Scheidt, Pag. 636. 530 Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 336 f. 531 Así por ejemplo, Sahihi, Pág. 34. 532 Así también Schmidbauer / vom Scheidt, Pág. 336. 533 Steiner, GA 243, Confer. 14 de Agosto de 1924, Pág. 70 f. La mención de Steiner “en viejos tiempos” alcanza, como se desprende de la misma conferencia, hasta la cultura caldea, que duró más o menos hasta la Cultura Griega. 534 Steiner, GA 210, Confer. 12 de Febrero de 1922, Pág. 96. 535 Leuw, Pág. 186. 536 Stoute, Pág. 24. 537 Burroughs, Pág. 125.

Bibliografía.

Arno Adelaars: “Éxtasis. El auge de una sustancia alteradora de la Conciencia”. Ámsterdam 1991 R. van Amerongen: Sobre la Prevención del Alcoholismo, en: “Prevensión del Alcohol. Causas. Prácticas, Asistencia”. (Publicador: J.C. van der Stel, W.R. Buisman), Alpen aan den Rijn/Bruselas 1988. (Anónimo: “Pregunten a Alicia”, Munich (14) 1994. R. Ashley, “Cocaína: Su historia, usos y efectos” Arthur Baanders: “El Tratamiento Holandés. Cultura Educativa en torno al Empleo de Drogas en los Países Bajos”. Assen / Maastricht 1989. J. I. van Baaren, Enfocando la adicción, Ámsterdam 1968. Dietrich Bäuerle, “Peligros de Adicción—Niños y Medicamentos”, Bergisch Gladbach 1994). Hans-Geog Behr: “El Poder Mundial de la Droga. El Negocio con la Adicción”. Viena Dusseldorf 1980. A van den Berg et al, Rock Bottom: “Más allá de la Adicción a la droga”, Stround 1987.

223


P. C. van den Berg, Alucinación y Psicosis en relación con el uso de la Cocaína, en: “Cocaína” Publica: J. Van Limbeek) Bilthoven 1986. Henri Beunders: “Escenario prohibido del crimen: Dejar la Drogadicción”, 8.9.1989. Pág. 9 .B. Bieleman, J. J. Bosma, K. Swierstra, Cocaína: Del Mito al Problema, en: “Revista sobre Alcohol, drogas y otras sustancias psicotrópicas,” 1/1990, Pág. 11-16 Jochen Bockemühl: “Procesos vitales en la naturaleza”, Zeist 1982 Victor Bott: “Medicina Antroposófica”, Tomo 1. Una posibilidad de ampliar el arte curativo”, Heidelberg (3) 1987) F. Bschor / Herha / N. Dennemark, “Jovenes consumidores de drogas de borrachera en Berlin Occidental”, Berlin 1970. E. Buddekke: “Bosquejo de Bioquímica”, Berlín 1989. Walter Bühler: “Meditación como Camino de Conocimiento. Ampliación de la Conciencia a través de la droga”, Stuttgart (4), 1980. .Walter Bühler / L. F. C. Mees / Wolfgang Schimpeler: “El Veneno de la Droga, una guerra contra el Yo”, Stuttgart 1980.) William. S. Burroughs, “Yonqui”, Frankfurt a. M. /Berlín (9) 1992. Jean Cocteau: “Opio. Un libro diario” (1938), Munich 1968. Timothy G. Coffey: La Calle de la Cerveza—Gin Lane”. Sobre la bebida alcohólica en el siglo XVIII, en: “Borrachera y Realidad. Drogas: Una Comparación Cultural.” Publica: Gisela Völger, Colonia 1981. Sydney Cohen: “La Marihuana vista desde un punto de vista médico—Investigación en: “Borrachera y Realidad. Drogas: Una Comparación Cultural” Publica: Gisela Völger. Colonia 1981 Tom Dardis: “La Musa sedienta. El Alcohol y los escritores norteamericanos”. Nueva York 1989. Arthur Conan Doyle: “El signo del cuatro”, Stuttgart 1904 F. M. H. M. Driessen/G. van Dam/ B. Olsson: “La evolución del empleo de Cannabis en Holanda y otros países europeos “en de versinds” 1969, en: “Revista para Alcohol, drogas y otras sustancias psicotrópicas”, 1/1989 Pág. 2-14.

224


Ron Dunselman: Drogas, maestras “van schijnoplossing”, en: “Jonás”, 22/1987 Pág. 6-7 Ron Dunselman: Marihuana, el sueño de la conciencia perdida, en: Jonas 20/1992, Pág. 6-9. Georg Eckert: El Altar de Isenheim, sus raíces y su contenido espiritual y artístico” Friburgo en Brisgovia 1980. J. H. Van Epen: “Las drogas del mundo, y el mundo de las drogas” Alphen aan den Rijn/Bruselas 1988. Elmar Erhardt/Heinz Leineweber (Publicador): “Drogas y Criminalidad, Aportes, Informes sobre Investigación y materiales del Instituto Criminalista”, Wiesbaden 1963. Christian F. Fest., Alcohol y los Indígenas de América del Norte, en “Borrachera y Realidad, Drogas. Una Comparación Cultural” Publica: Gisela Völger. Colonia 1981. Wilhelm Fraenger: “Matías Grünewald, Munich 1983 Fragt mal Alice, (anonym), München (14) 1994. (“Preguntern a Alice” Anónimo. Munich (14) 1994). Nico J. Francken: Arte Curativo Antroposófico, en: “Folleto de puntos de vista sobre Higiene Social”. Zoetermeer 1990. Eric Fromberg: Éxtasis, ¿Una nueva droga blanda?, en : “Revista sobre Alcohol, Drogas, y otras sustancias psicotrópicas”, 4/ 1990, Pág. 150-158. Eric Fromberg: Éxtasis, ¿Droga dura, o medio de placer inofensivo? Ámsterdam/Lisse 1991. P. J. Greelings/E. CH. Woters (Publica) “La Adicción. Un manual para el Arte de la asistencia al adicto”. Utrecht 1980. J. W. Goethe: “La Metamorfosis de la Planta”. Stuttgart 1977) C. Goos: Adicción en Europa: en Jack Derks/Marten Hoekstra (Publicador), “Adicción, un estudio por separado”, Utrecht 1991

R. Goudsmit. Anomaías Hematológicas como Consecuencia de un excesivo consumo de Alcohol, en “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sutancias psicotrópiaas” 6/1989. Pag. 210-212.)

225


De Grannat / Theo J. van der Wal: “La Juventud bajo las drogas, una compilación de datos, opiniones y citas”, Ámsterdam 1971. Gerbert Grohmann: “La Planta. Un camino para la Comprensión de su esencia” 2 Tomos, Stuttgart 1991. K. F. Gunning:” Estudio sobre el Cáñamo” AO 1626 (Publicador: C. Meinhardt), Lelystad 1976 J. van der Haar / H. Jäggi / D. Kreschmann: Metadona--¿”Curación” a través de un narcótico?: “Informe de la Asociación Internacional de Establecimientos Antroposóficos para la Terapia de la Adicción” e. V. Nr. 10 Driebergen 1988. Bernd Hansen, América—Hogar de los bravos. Aniquilación y situación de los aborígenes norteamericanos, en: “Flensburger Hefte, Nr. 37: Indígenas”, Flensbrug 1992. (G. A. J. Hendriks / G. R. M. Molleman / G. M. Schippenrs: Costumbres alcohólicas y problemas alcohólicos: “definities de hechos epidemiológicos, en “Prevención del Alcohol, Causas, Prácticas, y Asistencia”. Publicador: van der Stel/W. R. Buisman), Alphen aan den Rijn/Bruselas 1988. Jack Herer, El Redescubrimiento de una planta utilitaria, el Cáñamo. Publicador: Mathias Bröckers, Frankfurt a. M. 1993. Helmut Hessenbruch: “Esencia y Sentido del Dolor”, Unterlegenhardt 1969 . Karl Heymann: Peligros de Adicción, en: “¿Ampliación de la Conciencia a través de Drogas?” Aporte con respecto al problema de la Adicción a las Drogas”, Basilea 1970 Karl Heymann: “El fenómeno de la embriaguez, en: Ampliación de la Conciencia a través de Drogas? Basilea 1970. Friedrich Hiebel: La Revolución psicodélica, en: “¿Ampliación de la Conciencia a través de Drogas? Sobre el problema de la Adicción a las Drogas”, Basilea 1970. M. J. Hoekstra / J. Derks: Adicción y Asistencia a la Adicción en los Países Bajos, un cuadro sinóptico, en Jack Derks / Marten Hoekstra / Publicador.” Asistencia a la Adicción”, sección especial. Utrecht 1991 A. Hofmann: “LSD, mi preocupación” Stuttgart 1979. Walter Holtzapfel: “En el campo de acción de los órganos. Hígado, Pulmones, Riñones, Corazón”. Dornach 1990.

226


J. van Ingen: Alcohol y esclerosis coronaria”, en “Revista sobre el Alcohol, Drogas, y otras sustancias psicotrópicas”, 1 /1992, Pág. 33-35 J. van Ingen: “Efectos de la Marihuana y la Cocaína sobre el crecimiento del feto”, : “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas” 6/ 1990 Pág. 231-232 J. van Ingen: Sobre infartos de los riñones a causa de la Cocaína, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotropicas” 6/1990. Pág. 230-231 J. van Ingen: “Spierverval ten consecuencia de Cocaína (“often wel “Cocaína la historia continuada”, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas” 6 / 1990 Pág. 230. “Anuario de la Adicción 1995” (Publica: La Central Alemana Contra los Peligros de la Adicción, Geesthacht 1994. Anuario de la Adicción 2003 (Publica: La Central Alemana Contra los Peligros de la Adicción), Geesthacht 2003. J. Jamin, Verboden vruchten drugpreventie op maat, in Jack Derks / Marten Hoekstra (Hrsg.), Versklavingszorg, een apart vak, Utrecht 1991. . Bruce D. Johnson: La política inglesa y norteamericana con respecto al Opio en el siglo XIX y XX: Conflictos, Diferencias y Coincidencias, en: Borrachera y Realidad. Drogas. Una Comparación Cultural. Publica: Gisela Völger. Colonia 1981. Ernest Jones: “La Vida y Obra de Sigmund Freud Tomo 1. Cap. “El Episodio de la Cocaína), Berna y Stuttgart 1960-1962. Walter Kindermann: “Drogas, Adicción, Abuso, Terapia. Un manual para padres y educadores”. Munich 1991. Olaf Koob: Drogas y Generación de la Adicción, en: “Adicción y Drogas”, Ayudas para la vida 5 Stuttgart 1989. Olaf Koob: “Entrevista médica sobre Drogas.” Stuttgart 1990. M. Kooyman: Los aspectos médicos sobre el uso de drogas, en: “Drogas blandas, aspectos sociales, médicos y jurídicos”. Compilado por Cor Wijbenga, Ámsterdam 1970. D. J. Korf / P. Blanken / A. L. W. M. Nabben / J. P. Sndwikjk: El uso del Éxtasis en los Países Bajos, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas”, 5 / 1990 Pág. 169-175

227


Dirk Korf / Peter Blanken / Ton Nabben: “¿Una nueva píldora milagrosa? Difusión, efectos y riesgos del empleo del Éxtasis en Ámsterdam”. Ámsterdam 1991. Elisabeth Kübler-Ross: “Sobre la Muerte y la Vida posterior a la Muerte”

(10)

1989).

Dieter Ladewig: “Adicción y Enfermedades de la Adicción, Causas, Síntomas, Terapias”. Munich 2001. Timothy Leary: “Política del Éxtasis”. Hamburgo 1970. Aldo Legnaro: Consumo del Alcohol y control de la conducta. Cambio del Significado entre la Edad Media y la Edad Moderna en Europa, en: “Borrachera y Realidad, Drogas. Una Comparación Cultural”. Publicador: Gisela Völger. Colonia 1981. Ed. Leuw: Panorama sobre la humanización de la Adicción, en Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas. 5-6/1988. Pág. 178-186. Harry Gene Levine: El Descubrimiento de la Adicción—El cambio de la imagen de la Ebriedad en Norteamérica, en: “Ebriedad y Realidad. Drgas. Una Comparación Cultural”. Publicador: Giesela Völger, Colonia 1981. Bernard Lievegoed: “Fases Evolutivas del Niño”, Stuttgart (5) 1990. Bernard Lievegoed: “Crisis de Vida y Oportunidades de la Vida. El desarrollo del Ser humano entre la niñez y la ancianidad”. Munich (8) 1991. Bernard Lievegoed: El Ser humano ante el umbral. Crisis biográficas y posibilidades de desarrollo. Stuttgart ( 4) 1994 Hermann Linti/ Peter Schötz / Helmut Wittmann: Drogas, un desafío para la Administración de la Educación en: “Drogas, Informar y Prevenir en la Educación”. Publicador: Helmut Zöpf. Donauwörth 1993 Pág. 121 ff). August de Loor: “Esa sustancia Éxtasis no aprueba. Una investigación”. Oficina de Prevención contra la Droga. Ámsterdam 1989. Tony Mayr: Perspectivas de la Sicología de Desarrollo—¿Prevención de la Droga en el Jardín de Infantes? En: “Drogas, Informar y Prevenir en la Educación” Publica: Helmut Zöpfl. Donauwörth 1993. Pág. 151 ff. L. F. C. Mees: “El trasfondo de la catástrofe de la droga, “de mens tussen leiding en verleiding”. Driebergen—Rijsenburg 1988.

228


J. D. Van der Meulen: Drogas y la Ley Penal, en: “Drogas blandas, aspectos médicos y jurídicos”. Compilado por Cor Wijbenga, Ámsterdam 1970. Bert Minjon/ Roland D. F. Wolters: “Hupverlening Asistencia a ??…” Problemas de Adicción. Un estudio que contempla distintos métodos. Alphen aan den Rijn / Bruselas 1988). Raymond A. Moody: “La Vida después de la Muerte”, Reinbek 1977. Raymond Moody:”La Luz del más allá. Nuevas preguntas y respuestas”. Reinbek 1989. C. Naranjo: “El Viaje al Yo—Psicoterapia con Drogas Curativas”. Frankfurt a. M. 1979. Klaus-Dieter Neumann: Sobre caminos extraños. Entrevista a Ron Dunselman y Jaap van der Haar sobre los efectos de distintas Drogas, en: “Flensburger Hefte, 16, Envenenamiento de la cultura, Drogas de borrachera, Adicción y Terapia”, Flensburg 1987. Hanls Rudolf Niederhäuser: LSD, en: “¿Ampliación de la Conciencia por medio de drogas? El problema de la Adicción a las Drogas de Borrachera”. Basilea 1970. Wilhelm Pelikan, “Guía de Plantas Curativas”, Tres Tomos, Dornach. (Gert Preiser: El Vino según el Criterio de la Antigua Grecia, : “Borrachera y Realidad. Una Comparación Cultural”. Thomas Quincey: “Testimonios de un inglés consumidor de Opio”. Munich, 1967. F. van Ree / P. Esseveld: Drogas, los aspectos médicos y “maatschappelijke” sociales?. Utrecht /Antwerpen 1985. J. M. van Ree: Efectos farmacológicos de la Cocaína, en “Cocaína” Publica: J. Van Limbeek. Bilthoven 1986. Udo Renzenbrink: “Tratado sobre alimentación desde un punto de vista antroposófico”. Dornach (3) 1988. Gottfried Richter: El Altar de Isenheim de Matías Grünewald Stuttgart 1981. George G. Ritchie: “El Retorno de la Muerte”. Haarlem 1990. Arman Sahihi: ”Drogas de Diseño”. Munich 1995.

229


Francisca Sarwey: “Estudios sobre Grünewald. Sobre el simbolismo realista del Altar de Isenheim”. Stuttgart 1983. Saunders: “Éxtasis. Ilustración sobre la Situación en Suiza y en Alemania”. (Publicador: Patrick Walder). Zürich (3) 1996. Jürgen vom Scheidt: “Cocaína”, en: “Borrachera y Realidad. Drogas. Una Comparación Cultural”) (Publicador: Gisela Völger, Colonia 1981. H. W. Schied / H Heimann / K. Mayer: “El Alcoholismo Crónico. Bases. Diagnóstico. Terapia”. Stutgart / N. York. 1989. Wolfgang Schmidbauer /Jürgen vom Scheidt:”Manual de Drogas de Borrachera” Frankfurt a. M. 1989. Martín Schouten: “Marihuana y Hachís. Un manual. Utrecht/Antwerpen 1969. L. Schrijnemakers: ”Café. Conversaciones de pasada”, en “Arts en auto, 55 Jg., Pág. 654 f. Richard E. Schultes / Albert Hofmann: “Plantas de los Dioses. Las fuerzas mágicas de las Plantas Alucinógenas y Venenosas”. Berna y Stuttgart 1987. Bernardo Segal: “Drogas y Comportamiento. Causas. Efectos y Tratamiento”. Nueva York / Londres 1988. Werner-Cristián Simonis: ¿Placer a través del Veneno? Origen y Efecto del Café, Té, Cacao, Tabaco, Alcohol, y Hachís”. Stuttgart (4)1984. A.G.H.Smals: Alcohol y el sistema endócrino, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópias”. 4/1989. Pág. 121-124. Solomon H. Snyder: “Lluvia de Ideas. La estrategia política de los Opiáceos. Una Investigación”. Cambridge (Massachusetts, Estados Unidos) (Londres 1989) David Solomon: (Publicador): “Los Documentos sobre Marihuana” Nueva York/Indianapolis/Kansas City 1966. R. Spieksma: “El Alcoholismo. Diagnóstico. Patología fisiológica y Medidas para el Tratamiento”. Maasluis 1989. Alfred Springer: “Cocaína. Mito y Realidad. Una Antología crítica documentada”. Viena / Munich 1989. Rudolf Steiner: “Métodos Antiguos y Nuevos de Iniciación”. GA 120. Dornach 1967.

230


Rudolf Steiner: “El Cristianismo como Hecho Místico y los Misterios de la Antigüedad”. GA 8, Dornach (9) 1989. Rudolf Steiner:”Un Camino para el Auto Conocimiento del Hombre”. GA 16. Dornach 1982.

(7)

Rudolf Steiner: “La Educación del Niño desde el punto de vista de la Ciencia Espiritual”. Edición por separada. Dornach 1992. Rudolf Steiner: “Lo Eterno en el Alma Humana”. GA 67, Dornach (2) Rudolf Steiner: “El Significado de la Muerte”, GA 159 Dornach (2) 1980, Conferencia del 15 de Junio de 1915. Rudolf Steiner: “La Ciencia Oculta”. GA 13, Dornach (30) 1989. Rudolf Steiner: “Ciencia Oculta y Medicina”, GA 312, Dornach (6) 1985. Rudolf Steiner: “Conocimiento del ser humano a través de la Ciencia Espiritual”. GA 107. Dornach (4) 1979. Rudolf Steiner: “La Conciencia de los Iniciados”. GA 243, Dornach del 14 de Agosto de 1924.

(5)

1993. Conferencia

Rudolf Steiner: ”El Evangelio de San Juan”. GA 103. Dornach (11) 1995. Rudolf Steiner: “El Karma de la profesión del Ser humano en relación con la vida de Goethe”. GA 172. Dornach (5) 1991. Rudolf Steiner: “De la Vida del Ser humano y de la Tierra”. GA 349, Dornach (2) 1980. Rudolf Steiner: “Metamorfosis de la Vida anímica. Caminos de experiencias anímicas Segunda Parte”. GA 59, Dornach 1984. Conferencia del 3 de Febrero de 1910. Rudolf Steiner: “La Naturaleza y el Hombre. Un enfoque de la Ciencia Espiritual”. GA 352, Dornach (2) 1967, Conferencia del 11 de Enero de 1912. Rudolf Steiner “Filosofía de la Libertad”. GA 4, Dornach (16) 1995. Rudolf Steiner: “El Umbral del Mundo Espiritual”. Aforismos. GA 17 Dornach (7) 1987. Rudolf Steiner: “Teosofía. Introducción a Conocimientos suprasensibles del Mundo y del Destino del hombre”. GA 9. Dornach (31) 1987.

231


Rudolf Steiner: “Sobre la Salud y la Enfermedad”. GA 348, Dornach (3) 1983. Rudolf Steiner: “¿Cómo se adquiere conocimientos de mundos superiores?” GA 10, Dornach 1993.

(24)

Rudolf Steiner: “Contemplaciones Históricas. Primera Parte”, GA 173, Dornach (2) 1978. Rudolf Steiner:”Contemplaciones Historicas, Segunda Parte”, GA 174, Dornach 1966. Rudolf Steiner / Ita Wegman: “Bases para una Ampliación del Arte Curativo según Conocimientos de la Ciencia espiritual”, GA 27, Dornach (7) 1991. J. C. Van der Stel: Prevención del Alcohol en el desarrollo de la Asistencia de la Salud, en “Prevención del Alcohol, Causas, y Asistencia Práctica”. Publica: J. C. Van der Stel / W. R. Buisman. Alpehn aan den Rijn/ Bruselas 1988. Michael Stolleis: Sobre el terrible Vicio de la borrachera. Prohibiciones del Alcohol en el siblo XVI y XVII, en: “Borrachera y Realidad, Drogas en una Comparación Cultural”. Publica: Gisela Völger. Colonia 1981. René Stoute: “Sobre el lomo de cisnes salvajes”. Ámsterdam 1982. Wolfgang Strähler: “La Droga llamada Alcohol. Ayudar en lugar de ocultar. Un consejero para personas allegadas, colegas del trabajo, y responsables. Colonia 1993. Andreas Suchantke: Intentos de Orientación en el Laberinto de las Drogas, en “¿Ampliación de la Conciencia a través de Drogas?” K. Swierstra: Adicción a la Heroína, ¿de por vida o “gaat het vanzelf over”? J. Tholen / S. Siero / G. J. Kok: “Consecuencias del consumo del Alcohol durante el embarajo, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas”, 2/1989. Pág. 41-49. Bram Tjaden: Psicosis—un cruce de límite sin la preparación adecuada, : “Jonás” 23, 5. Julio 1985. Rudolf Treichler:”El desarrollo del alma en el transcurso de la vida. Escalones, Perturbaciones, y Enfermedades de la Vida Anímica”. Stuttgart (4) 1992). Rudolf Treichler: “El Desarrollo Anímico y la Adicción”. Stuttgart 1988. Alfred Usteri: El Ser de las plantas. Dornach 1989.

232


Vakgroep Veslavingszorg: Asistencia a la Adicción. Cocaína, la perla en medio de la juerga. Arie Visser: Cuento del Dragón. Una historia maliciosa. Ámsterdam 1983. Felicitas Vogt: “Drogas, Sectas, New Age, un desafío. ¿Ampliación de la Conciencia a cualquier precio?” Dornach 1992. Felicitas Vogt: “La Adicción tiene muchos rostros. ¿Porqué se toma drogas? Comprensión— Prevención—Tratamiento”. Stuttgart 2000. Irmgard Vogt: El Consumo de Alcohol, la Industrialización y los conflictos sociales, en: “Borrachera y Realidad. Drogas en una Comparación Cultural.” Publica: Gisela Völger. Colonia 1981. H. Wagner: “Drogas de Borrachera, Venenosas”. Berlin 1970. J. A. Walburg: Asistencia al Adicto en este fin de siglo, en Jack Derks(Marten Hoeskstra (Publicador), “Asistencia a la Adicción, un estudio por separado”. Utrecht 1991. Wolfgang Weinrauch: El vaso manido. Entrevista con el Dr. Heinz Harmut Vogel, en: “Flensburger Hefte 17, Envenenamiento cultural: Alcohol”, Flensburg 1987. Wolfgang Weinrauch: Besos que da el diablo. Entrevista con el Dr. Olaf Titze, en: “Flensburger Hefte 17: Envenenamiento cultural: Alcohol”, Flensburg 1987. G. A. M. Widdershoven / R. H. J. ten Meulen: ¿El bebedor de la bebida? Sobre el alcoholismo—Conceptos del siglo XIX y XX, en: “Revista sobre Alcohol, Drogas y otras sustancias psicotrópicas”, 3/1989, Pág. 105-112. Otto Wolff / Walter Bühler: El Problema Mundial del Alcohol, en: “Adicción y Drogas”, Ayudas para vivir, 5, Stuttgart 1989. Bruno Wolters: “Drogas, Flechas Venenosas y Medicina Indígena. Plantas medicinales de Sudamérica”. Greifenberg 1994. F. W. Zeylmans van Emmichoven: “El alma humana. Su esencia, su actividad, y su desarrollo.” 1995. W. M. Zwart: ¡Alcohol, Tabaco, y Drogas en cifras!. Utrecht 1989.

233


Título de la obra en castellano :“EnlugardelYo” 

Autor:RonDunselman 

Título original:“InPlaatsVanIk” : 

Título en alemán:“Anstelledesich” Traducción del alemán al español Elías Federico Kovacs

Revisión y Corrección de estilo a cargo de las Consultoras psicológicas:

Alicia Quiróz

Silvana Rizzo Corallo p/

Grupo médico-terapéutico “Ahondar” Correo : ahondar@yahoo.com.ar

    

Primera edición en castellano- Formato CD 2008-Buenos Aires-Argentina

234


Este trabajo, ha podido ser realizado gracias a la comunión y cooperación de: 

Aportesdepacientes,económicos,amigosycolaboradores   A los pacientes que nos permiten acompañarlos Fundación Stichting Vrienden Lievegoed Zorggroep Fundación Witte Ruiter Stitching Dra. Michaela Glöckler Sr. Thomas Göeing Familia Zanetto Familia Loeb Sra. Silvia Schlatter Sr. Claudio Cicala

De todo corazón, a ellos, va dirigido este sentido agradecimiento, en nombre de las personas que les pueda ser de utilidad este trabajo y en el nuestro, ya que sin la suma de su participación comunitaria, no podría haber tomado forma.

(-) No todo está perdido vengo a entregar mi corazón... Fito Paez (Músico-compositor Argentino)

235


AporteFotografico: 

236


“Altar de Isenheimer” de Bruno Grünewald

237


Apendice de Plantas:

Cannabis Sativa

Cannabis Sativa

238


Papaver Somniferum

Hojas y Flores de coca

239


Hojas de coca

Eruthoxylum coca

240


Plantas de coca

Papaver Somniferum

241

Ron Dunselman - En el lugar del yo  
Ron Dunselman - En el lugar del yo  
Advertisement