Page 1

Boletín

Sagrados Corazones - Perú

Tomo XXIII . Año 44 . Nº 334

Abril 2011


Sumario

Editorial El Evangelio en el “hogar”. Raúl Pariamachi ss.cc. . ............................................................................... 3 Familia y espiritualidad Reflexión: El apostolado y la familia. Mary Girón y Manuel Lozano......................................................... 4 Testimonio: Gracias a las parejas. José Serrand ss.cc. . .......................................................................... 6 Testimonio: Familia y espiritualidad. Luis y Milagros Palacios, pareja guía COF del Colegio Recoleta SS.CC. ....... 8 Testimonio de pareja guía. Familia Flores Vilchez - Coleg. Reina de la Paz ................................................... 9 Un estilo de vida abierto y apostólico. Esteban Gumucio ss.cc. . ............................................................ 10 Vida de las Provincias Noticias hermanas del Brasil. María Elena Arizaca ss.cc. ....................................................................... 11 Noticias hermanas de México. Comunidad hermanas de México . ............................................................ 12 Estudiantes ss.cc. Pastoral vocacional - ITEPAL/CELAM - Colombia.

Wilber Onofre ss.cc. .......................................... 13

Colegios Reunión de directoras y promotoras SS.CC. Carmen Cecilia Navarro - Directora del CE Reina de la Paz . .......... 15 Despertando la conciencia política ambiental de los jóvenes. Nicolás Suárez - Coleg. SS.CC. Belén (alumno 4° Sec)..16 San Damián San Damián, un hombre de vida y esperanza. Melva del Mar - Coord. de Pastoral del Colegio Padre Damián....... 17 Pascua Atrévete a pasar con Jesús. Zenobia Gamarra ss.cc. ............................................................................................ 18

Hermanos: Provincia del Perú Hermanas: Provincia del Perú-Brasil-México Laicos: Rama Secular-Sector Perú www.ssccperu.com RESPONSABLES P. Raúl Pariamachi, ss.cc. Hna. Candelaria Núñez, ss.cc. DIAGRAMACIÓN Y DISEÑO Sra. Haydeé de la Puente REDACCIÓN Hna. Graciela Zúñiga, ss.cc. Hna. María Javier Echecopar, ss.cc. CARÁTULA Y WEB Sr. Fredy Caballero B.

CORRECCIÓN E IMPRESIÓN Srta. Delia Amado COLABORADORES Hno. Wilber Onofre, ss.cc. Hna. Aurora Rodríguez ss.cc. APORTES Y SUGERENCIAS Secretaría Hermanos secperusscc@telefonica.net.pe Secretaría Hermanas ssccsec@telefonica.net.pe


Editorial

3

El Evangelio en el “hogar”

T

odos hemos nacido, crecido o vivido en una familia, en un grupo humano que está unido por vínculos de afinidad o de sangre. Es cierto que los modelos de la familia han cambiado con el tiempo; por ejemplo, a las familias nucleares (padre, madre e hijos) se han sumado las familias

extensas y diversas, al mismo tiempo en la sociedad no solo existen familias mono-parentales sino también familias homo-parentales. Lo importante es preguntarnos por el desafío que supone la evangelización de la familia en esta época, cómo puede estar presente el Evangelio en el “hogar”1 de la casa. La evangelización de la familia no puede hacerse en estos días sin tomar en serio su situación

compleja, cambiante y polémica; al respecto, es urgente un discernimiento a partir de los criterios del propio Evangelio. Por lo tanto, la vida de la familia debe ser iluminada por la palabra de Dios: ¿qué es la familia humana?, ¿a qué ha sido llamada?, ¿cuál es su sentido divino?, etc. Es a partir de estos supuestos que es posible renovar la pastoral familiar, haciendo que la Iglesia acompañe a la familia cristiana en su camino, en diferentes tiempos y situaciones, con sus agentes y sus estructuras. Cabe añadir simplemente que tal vez lo más importante es que la propia familia descubra su misión. Al respecto, es valiosa la enseñanza del sínodo de los obispos sobre la misión de la familia cristiana, recogida por Juan Pablo II en la exhortación apostólica Familiaris consortio (cf. 17-64). Aquí apenas podemos enumerar los cuatro cometidos, dejando la sugerencia de profundizar en la exhortación del Papa. Formación de una comunidad de personas: El primer cometido de la familia es vivir la comunión con el propósito de desarrollar una auténtica comunidad de personas, sabiendo que el amor es el principio y la fuerza de la comunión. Servicio a la vida: La familia es defensora de la vida humana, su misión consiste en cooperar con el amor del Dios creador, cumpliendo su deber y exigiendo su derecho a la generación, la alimentación, la educación, etc. Participación en el desarrollo de la sociedad: La familia está invitada a ponerse al servicio de la sociedad de hoy, ofreciendo su testimonio de comunión y participación, colaborando en la defensa de los derechos y los deberes de la familia. Participación en la vida y misión de la Iglesia: La familia está puesta al servicio de la extensión del reino de Dios en la historia, por medio de la participación en la vida de la Iglesia, como ecclesia domestica (de la casa). Hemos querido dedicar esta nueva edición del Boletín Nuestra Familia a recoger reflexiones y testimonios de laicos, religiosas y sacerdotes sobre la vocación y la misión de la familia. Esperamos contribuir así a una reflexión familiar y fecunda.

Raúl Pariamachi ss.cc.

1

La palabra “hogar” procede del latín “focus”: como lugar de la casa donde se prepara el fuego.

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


4

Familia y espiritualidad

El apostolado y la familia Mary Girón y Manuel Lozano

P

ara nosotros, que somos personas que estamos construyendo nuestras familias desde las comunidades laicales, este tema resulta más que interesante. Sabemos que muchos de los intentos de nuestra Iglesia por realizar programas para orientar la vida familiar, han tratado de apoyar y acompañar a las parejas que nos casamos con la ilusión de hacer de nuestro hogar, un lugar donde se pueda cultivar la fe. Pero este reto es además para todos los que hicimos esta promesa ante el Señor, uno en donde también encontramos una sociedad globalizada que está sistemáticamente generando las condiciones para sembrar la individualidad en la institución familiar, y para esto como Iglesia, aún no tenemos una alternativa. Los documentos eclesiales nos exhortan a que nos convirtamos en iglesias domésticas, cuando sabemos que muchas veces la preparación o el espacio de formación relacionado con el compromiso cristiano es cada vez más instrumental y menos relacionado con las necesidades de los creyentes. Hay capacitación para animadores, para catequistas, pero no para poder ser un mejor padre y madre desde la fe. Esta situación nos coloca ante un escenario no muy optimista del tema. Sin olvidar los testimonios de padres y madres que intentan día a día integrar a sus ilusiones como padres una visión cristiana, este tema nos lleva a preguntarnos: ¿qué podemos hacer para poder ejercer un apostolado cristiano en la familia?

El apostolado laical Es importante tener en cuenta que este dilema entre sociedad e Iglesia, afecta también el compromiso de los fieles laicos que ejercen un testimonio en el mundo familiar. Para nosotros el caminar como creyentes en la vida matrimonial, nos deja solos frente a los temas sociales como la crianza de los hijos, la construcción del vínculo conyugal, el mundo del trabajo y la vida familiar, el fenómeno de la violencia en la familia y la crisis de los valores colectivos. Estamos llamados a ser la sal y la luz del mundo, y nuestro principal lugar de anuncio no son las parroquias, sino los hogares. Las familias pueden y de hecho deben tener una buena relación con la vida parroquial, pero al mismo tiempo las parroquias deben promover en sus programas y

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

en sus espacios de participación, nuevas estrategias para vincular e invitar a participar a las familias. Urge paralelamente a ello, tener una nueva orientación de lo que llamamos pastoral familiar. Necesitamos implementar un acompañamiento más integral de las realidades familiares, y recoger el aporte de las diferentes disciplinas que pueden apoyar la vida familiar. En este sentido, es importante también acercar las manos de los laicos comprometidos dentro del mundo profesional, para que se integren a la formación doctrinal. Necesitamos una verdadera conversión de la pastoral familiar, que permita realmente a todos los padres y madres encontrar un espacio permanente de escucha y de compartir las necesidades que surgen desde la vida familiar. Y por otro lado, desde los laicos comprometidos necesitamos enfrentar la vida familiar como un verdadero espacio de testimonio y de compromiso cristiano, donde puede darse un verdadero anuncio del Reino desde la práctica de la fe. Finalmente, sin dejar de lado la riqueza de los aportes desde la vida religiosa, es importante que en este tema también se promueva una voz propia en la reflexión teológica de los mismos laicos, que enriquezca nuestro testimonio eclesial de comunión y participación.

La vida familiar y la fe Una de las frases que hemos repetido ya en anteriores textos sobre el tema es que todos los creyentes,

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Familia y espiritualidad independientemente del estado de vida que estemos ejerciendo, hemos aprendido los primeros pasos de la vida cristiana dentro de una familia. Por lo tanto, creemos que este dato debe tomarse como un punto de partida para comprometer nuestros esfuerzos como Iglesia para la formación, el acompañamiento y la difusión del compromiso cristiano. No podemos convertir nuestras familias en escuelas, o en parroquias, sino que debemos apoyar entre todos que este lugar de vida fortalezca su esencia y realmente pueda dar de lo que sabe. Una vida familiar es un espacio donde lo cotidiano se vuelve vida y esperanza. Sólo a través de este espacio humano se aprende a amar, a compartir la vida, y después a llevar este amor a los demás. Debemos mirar con otros ojos a estos esposos, que no tienen tiempo para nada y que están envueltos en muchas angustias, porque están haciendo cada día uno de los trabajos más importantes de la vida: hacer crecer una persona. Y por supuesto, tan importante es la familia que hasta Dios quiso participar en una. Recoger el significado que para el mismo Jesucristo tuvo una familia, nos debería hacer pensar en lo importante que es para el futuro de la Iglesia.

Algunas ideas finales El inventario de temas expuestos hasta el momento nos lleva a aterrizar finalmente a una serie de conclusiones,

5

que conviene expresar a fin que nuestros lectores tomen una posición crítica frente al tema: - La experiencia familiar debe ser tomada como un verdadero compromiso con la Iglesia. Como tal deben redoblarse los esfuerzos para encaminar a las personas hacia una vivencia más integral de las familias, y a todos los creyentes hacia una mayor renovación del acompañamiento e implementación de una pastoral familiar más integral y cercana a las necesidades de los núcleos familiares. - El compromiso familiar debe ser considerado como un campo de apostolado para los laicos. Hay necesidad de nosotros los laicos de participar en la revisión del acompañamiento y la finalidad de los programas que hasta ahora se dirigen a las familias. Integrar a la pastoral familiar los temas más importantes para las familias, y hacer participar de la pastoral a las familias como agentes son temas que deben tenerse en cuenta. - Una espiritualidad familiar es posible, con una pastoral familiar comprometida. Estamos llamados a vivir más intensamente el regalo de la vida familiar, incorporándolo como un elemento importante de nuestro compromiso cristiano. Necesitamos convertirnos a una vivencia del Evangelio ligado lo cotidiano y lo vital de la experiencia familiar, donde el cultivo del corazón hará posible el fruto de la fe.

Los tiempos del verbo Amar Los tiempos del verbo Amar son, primero, primavera. Yo y tú o él con ella: el muchacho, de la mano, beso y beso a su doncella. Madura el sol en presente conjugando casamiento. Tú, feliz y yo contento: la señora tiene casa; el señor paga el arriendo. Los tiempos del verbo Amar corren siguiendo a la luna. Ligerito piden cuna. La mamá mira su niño; el papá también lo arrulla.

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Y así van declinando los amores en su rueda. Al final juntos se quedan dos viejitos que del brazo atraviesan la vereda. Al otro lado del tiempo el pasado va pasando; el amor sigue cantando, un «siempre» de eternidad y Dios q’ estaba mirando. Los tiempos del verbo Amar, pág. 2 P. Esteban Gumucio ss.cc.

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


6

Familia y espiritualidad

Gracias a las parejas José Serrand, ss.cc.

M

e han pedido algunas líneas sobre mi “acompañamiento” con las parejas. ¡Hum …!. A pesar de mi formación o más bien “deformación” sobre la vida conyugal, al año de mi llegada al Perú, por el voto de obediencia, por varias circunstancias y causas, por mi servicio “momentáneo” en el colegio (¡si es así lo provisional como será la eternidad!!) Jesús me pidió dedicar mucho de mi tiempo a las parejas. No soy un especialista en el acompañamiento de parejas, sobre todo, hoy por hoy, cuando el mundo cambia tanto y tan rápido y nuestro vivir es tan diferente. (Soy pecador “felizmente” porque creo en un Dios Misericordioso que vino por nosotros los pecadores, creo en Jesús que puede hacer todo, salvo castigar; no creo en la confesión, sino en el sacramento de la Reconciliación (que es muy diferente); por eso, sinceramente quiero pedir PERDÓN, por haber dado tantas recetas a las parejas, por haberlas oído con el “reloj” en la mano, siendo joven sacerdote, algo inmaduro… Perdón por haber dado las mismas charlas en la Recoleta, en Comas, en Huánuco, en Ocopa, etc. sin pensar en la gente concreta con sus circunstancias tan diferentes. Perdón por haber hablado demasiado de la Iglesia legalista, en lugar de hablar de la iglesia samaritana, fraterna, con sus brazos abiertos, en lugar de comunicar la ternura de Jesús. No soy un gran lector, (hum) pero tú Jesús no eres tacaño… a cada uno nos das dones únicos, y a mí, creo que me diste algo del don de leer en la vida cotidiana. Visto mi “juventud” prolongada y la salud de mi corazón, hoy tengo dificultades para oír lo que se dice, y no tengo ya la facilidad para hablar diez minutos seguidos ¡oh!, no es un drama ÁNIMO. Más voy en la vida, siento que menos sé de la vida conyugal de hoy, y es una oportunidad para desinstalarme, estar más atento, en silencio, “redescubrir” con ojos nuevos las personas concretas, con el corazón abierto, de hecho el órgano que mejor habla es el corazón. En la época del movimiento familiar cristiano que casi desapareció, acompañaba a siete comunidades de parejas como asesor espiritual… era así en esa época. Una vez se me ocurrió, durante un año, con una comunidad de seis parejas estar con ellos, No como asesor espiritual, sino como José sacerdote con una sola diferencia: José sin pareja; cada mes, compartíamos un tema, ejemplo: la confianza, el diálogo, la entrega de amor, la fidelidad, la ternura etc. cuando me preguntaba sencillamente: ¿tú,

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

P. José Serrand ss.cc. con parejas guías José, como vives la ternura, cómo vives la entrega de amor, tu vida sexual, diálogo, fidelidad?, para mí, al principio fue muy difícil compartir sencillamente y sinceramente de tú a tú como ellos lo hacían: cuánto agradezco al Señor por esta experiencia única. No tengo ninguna receta para acompañar a las parejas, felizmente (me dan miedo los que saben casi todo y tienen solución a todo); titubeando, me atrevo a decir: Una manera actual de acompañar a parejas es estar bien atento, con una gran capacidad de escuchar a las personas, con sus “vidas” concretas, dolorosas a menudo, saber perder el tiempo… creo que los religiosos no debemos ser obreros, sino -apóstoles- cuántas veces escuché decir “José, gracias por habernos escuchado”, creo que más que recibirlas, hay que tratar de acogerlas, con ojos tiernos: ser COMPASIVO. Otra manera de ayudar es estar con ellos, caminar con ellos, ser hincha, por ejemplo, de la pastelería de San Antonio donde podemos compartir un buen capuchino; hasta de vez en cuando, he ido a caminar a la playa en pleno invierno, con parejas concretas… les parecerá una locura es verdad!!; manera de ser COMPAÑERO. Ojo: todo eso sin ser “Metiche”. Otra forma esencial para acompañar es acudir a Jesús que con su vida, sus actitudes, sus miradas, nos da otro corazón, otros ojos, otros brazos, otra capacidad para un diálogo verbal y no verbal… recordando a nuestro amigo Gumucio, esta persona, aún sin hablar, orientaba las miradas hacia la ternura de Dios Papá: ser CONTEMPLATIVO. Casi sin darme cuenta, estoy llegando

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Familia y espiritualidad a proponer vivir nuestro carisma con las parejas. Nosotros religiosos, creo, deberíamos ser creadores de unidad y comunión, despertadores de esperanza. En 1992, Gastón me mandó a Chile para vivir un Enclave; experiencia muy rica; un día, nuestro querido P. Gumucio me llamó aparte para conversar debajo de un árbol inmenso de los Perales: con su sonrisa, sus ojos, su ternura contagiosa, con su mano derecha en su barba famosa; me preguntó sobre mi trabajo con las parejas, reuniones, charlas, retiros… al principio no me atrevía a responderle, y me dejé seducir por su curiosidad fraternal… fue un compartir de más de dos horas; él siempre bien atento e interesado, sonriente… después me enteré que era un súper especialista con las parejas, que había escrito varios libros sobre el tema… Cuando me enteré de eso, admiré su gran capacidad para ESCUCHAR Y DAR VIDA… Me hizo mucho bien. Gracias amigo Gumucio. En mi vida sacerdotal, he tenido muchos guiños de Jesús, el tratar de ayudar a las parejas fue una gran

7

suerte para vivir, para tratar de ser más humano, más comprensivo… más religioso ss.cc.. Gracias a las parejas, sigo tratando de ser un sacerdote feliz - Me confieso: si Jesús no me hubiera pedido este servicio con las parejas, creo que hace tiempo que no sería religioso… creo que el tiempo que damos a alguien, es el mejor regalo que podemos darle. Hace poco tiempo una amiga me dijo que la verdadera pareja se reconoce así: sus alegrías se multiplican por dos y sus penas se dividen entre dos. Amigos, olviden mis líneas desordenadas y aburridas, pero creo que el servicio a las parejas es siempre nuevo y necesario. Qué bonito devolver la sonrisa a un niño, qué contagioso ver una pareja de una cierta edad caminar de la mano, ¡Felices nosotros religiosos ss.cc., ¿tenemos siempre un cara de felicidad?. El día que Dios papá me va a llamar al cielo, me atrevo a soñar que algunas parejas me van a recibir con una sonrisa única: “Gracias José por habernos escuchado” y les gritaré de todo corazón “MERCI”.

Cronograma hermanas ss.cc. - Mayo 2011 Fecha

Actividad

Responsables y/o Participantes

Lugar

Elaboración y envío de la Adoración

Comunidad Corazón de MaríaTlahuelilpan

08-25

Visita Canónica a la Zona México

Candelaria Núñez

México

01-10

Visita a Putina Punco

Susana Villarreal

Putina Punco

09-13

Capacitación Plan Global SS.CC. Resolución de conflictos y escucha activa y comunicación asertiva.

Sara Banda y Equipo

Colegios SS.CC. Arequipa y Padre Damián

25 Años de presencia SS.CC. en México

Tereza Lazcano y Equipo

México

Encuentro de PJV de AL. Conferencia

Sara Banda

Bolivia

Reunión FI Hnas.

Equipo FI

Casa Provincial

26

Reunión del equipo del boletín

Equipo

Casa Provincial

26-27

Reunión del Consejo Provincial

Consejo Provincial

Casa Provincial

13 14-21 26 (mañana)

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Familia y espiritualidad

8

Familia y espiritualidad Luis y Milagros Palacios Pareja guía COF del Colegio SS.CC. Recoleta

Muchas veces hemos sentido que no somos los mejores padres, que no les dedicamos el tiempo suficiente o que sus fracasos son nuestra responsabilidad, y tal vez por ese sentimiento de culpa no hemos sido más firmes con ellos, pero nunca nos ha pasado dejar hacer o dejar pasar las cosas sin ponerlas en manos de Dios. Es difícil rescatar un tiempo para orar, pero cuando reconocemos que somos tan naturalmente impotentes, debemos pedir fuerzas para seguir, amor para darnos el uno al otro, fe para creer más y para pedir que nuestros hijos aprendan a amar con todas sus fuerzas a un Dios papá que nos mostró el padre José con la mística de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Luis y Milagros Palacios

U

n día hace casi diecinueve años buscamos: la bendición de Dios en el altar... en nuestra experiencia de vida hemos pasado por muchas etapas, aún sin proponérnoslo Dios ha estado con nosotros y lo decimos, porque en muchos momentos lo hemos olvidado, nos hemos dejado envolver por las situaciones, por el trabajo y por los problemas.... Somos Luis y Milagros Palacios, una pareja que hace nueve años vivió una jornada de parejas llamada COF (Cursillo de Orientación Familiar), fuimos por cumplir con nuestro hijo, porque sonaba a requisito para poder recibir su primera comunión y resultó ser lo mejor que nos pudo pasar, porque hoy a pesar de las situaciones, del trabajo, de los problemas y del tiempo que ha pasado, nuestra familia se ha fortalecido, no somos mejores que nadie, somos de los que luchan por salir adelante y para hacerlo, confiamos en la presencia de Dios en nuestras vidas. Tenemos tres hijos: Manolo de dieciocho, Pepe de quince y Majis de trece, como para todos los padres son nuestra razón de vivir y ellos han aprendido que en medio de este mundo tan indiferente, en cualquier momento, pueden voltear la vista y encontrar un refugio seguro en nuestra familia, estamos ahí para levantamos juntos porque juntos sufrimos los problemas del otro.

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

En estos años de matrimonio, lo más importante que hemos aprendido es a perdonar y pedir perdón, a no dejar que el resentimiento nos separe, y a comprender que necesitamos ponernos en los zapatos del otro, comprender que podemos conjugar sus defectos y los míos y sus virtudes y las mías para ser más unidos. Pero sobre todo lo que hemos aprendido es a decidir seguir amándonos con la bendición de Dios. Hace cinco años, somos parte del grupo de parejas que dirigen el COF, compartimos nuestro testimonio, trabajamos por aquellos matrimonios que como nosotros, pueden tomar la decisión más importante para su matrimonio, dejarse conducir por Dios.

V Encuentro Latinoamericano de la Rama Secular SS.CC. Del jueves 21 al domingo 24 de abril se realizará en Quito (Ecuador) el 5to. Encuentro Latinoamericano de la Rama Secular SS.CC. Manuel Lozano, participará representando al Sector Perú; en el próximo número del boletín, tendremos más detalles.

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Familia y espiritualidad

9

Testimonio de pareja guía Familia Flores Vílchez

E

n el Colegio Parroquial “Reina de la Paz” SS.CC., al concluir la Catequesis Familiar del periodo 2009-2010, se pide a los padres de familia que expresen su caminar en estos dos años a través de un testimonio. Algunos de ellos se expresaron verbalmente en la celebración de la Primera Comunión de sus hijas. Uno de ellos es de la familia Flores Vílchez, que les pedimos nos compartiera su experiencia para este Boletín. Estimados padres de familia: tenemos el agrado de dirigirnos a ustedes, para agradecerles la oportunidad que nos dan de representar a todos en la catequesis familiar de preparación a la primera comunión de nuestras queridas hijas que cursan el cuarto grado de educación primaria del Colegio Sagrados Corazones “Reina de la Paz”. Durante dos años hemos compartido cada viernes, junto a las parejas guías, esta preparación que nos ayudó a ser mejores padres con nuestros hijos y familiares, y a la vez agradecer a Dios por todo lo que nos da día a día. En nuestro caso en particular, las reuniones de la catequesis familiar, nos motivaron para seguir esforzándonos y así lograr mejores enseñanzas para nuestros hijos como sus guías en esta preparación, como Jesús hizo con sus discípulos, y nosotros procuramos hacerlo con nuestra hija María Stephanie.

A pesar de que el año 2010, fue bastante difícil para nuestras vidas, por la partida al cielo de nuestro querido hijo Adrián. Sin embargo, con la Fe y Esperanza puesta en Dios, el Señor de los Milagros y la Santísima Virgen María, seguimos adelante, porque sabemos que desde donde él se encuentre, nos estará guiando para continuar en esta vida por el buen camino, siendo mejores padres. En estos dos años que nos integramos como padres de familia, compartimos vivencias e ideas para así llegar a esta etapa

tan esperada que es la primera comunión de nuestras hijas. Hoy la emoción que nos embarga es grande, ustedes también la sentirán en este momento. Este día es el más importante para ellas y nosotros. Significa acercarnos más a Dios y por eso queremos pedir un fuerte aplauso para nuestras hijas, porque se lo merecen. Ellas también pusieron mucho de su esfuerzo y de su tiempo en la preparación para lograr este momento tan significativo en sus vidas. Agradecemos también a las profesoras encargadas, a las parejas guías y equipo de pastoral por la preparación de este tiempo y la celebración que hoy estamos compartiendo. Muchas gracias.

Cronograma hermanas ss.cc. - Junio 2011 Fecha

Responsables y/o Participantes Elaboración y envío de la Adoración Comunidad Putina Punco

10-12

Ecuentro de Promotoras y Sara Banda y Susana Villarreal Directoras: organigramas con el eje transversal de pastoral Visita a Putina Punco Candy Núñez

Arequipa

23

Reunión del equipo del boletín

Equipo

Casa Provincial

25-30

Encuentro de Ecónomas de AL.

Leonor Chávez

Quito, Ecuador

11-18

Actividad

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Lugar

Putina Punco

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Familia y espiritualidad

10

Un estilo de vida abierto y apostólico

D

ios nos quiere una pareja, unos sacerdotes, que entreguemos la vida en el camino específico de cada uno. El mundo, la Iglesia, la gente, necesita que estemos enamorados de verdad de nuestra realidad de pareja, de pareja abierta que transparente que lo más importante de la creación entera y de la historia parte del amor; o bien, de nuestra condición de sacerdotes. Desde el momento en que ustedes son pareja y yo estoy en comunión con mi esposa la Iglesia, pasa algo que es más que lo que cada uno de nosotros vale o cuenta. El amor que se tienen como pareja es una fuerza nueva, diferente a lo que cada uno es o puede. Por ejemplo, Pedro no tendría motivos, ni sería capaz de irse a vivir en una callampa de una «toma»; Isabel, por su parte, menos todavía. Pero justamente porque quieren y forman una pareja, se van felices, con un colchón y un cajón como velador y ropero, con tal de tener su casa ellos solos… Hay un poder del amor que es más que la simple suma de los dos. Y ese poder es capaz de hacer nacer una ciudad. Este estilo de vida supone, en primer lugar, la conciencia de una vocación, de un envío hecho por Dios. No es un llamado a hacer cosas buenas. A eso están llamados todos los hombres cualquiera sea su estado: se trata de una actitud de alerta a dejar que su amor de pareja se haga cercano y transparente a otros, católicos y no católicos, sobre todo al pueblo de Dios, la Iglesia entera. Un estilo de vida en que el amor cultivado de la pareja sea como el cimiento, algo increíblemente

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

importante, para la Iglesia. Es tan importante como el motor para un automóvil. Es el poder que lo hace andar. Sin el amor de la pareja, el mundo se enfría y se apaga: no sirve para nada. El ser casado, constituye un carisma en la comunidad de la Iglesia: un carisma absolutamente necesario. Si no hubiera un carisma de la predicación de la fe, el carisma de los Apóstoles, no habría Iglesia. Eso lo entendemos muy bien; pero si no hubiera el carisma del amor conyugal con Cristo, no habría Iglesia tampoco. Eso no lo captamos tan bien; porque todavía no hemos tomado conciencia suficiente acerca de la presencia especial de Dios en ustedes, que son Sacramento suyo, signos de Dios que actúa por Amor. Por eso la pareja no puede guardar egoístamente para sí lo que tiene para toda la comunidad. Como sería un absurdo que un sacerdote se guardara el sacerdocio para sí; nadie lo aceptaría: le dirían: «oiga, es su servicio y obligación predicarnos la Palabra y hacernos la Eucaristía»… Igualito a las parejas en la Iglesia: «oigan, ustedes no tienen derecho a ser propiedad privada: pueden ser íntimos… Ojalá… pero ustedes nos deben su amor de pareja… Eso les pedimos, más aun que tal o cual trabajo o actividad particular… Es justicia que ustedes crezcan cada día en el amor… Si no lo hacen, nos perjudican a todos… Necesitamos que ustedes dialoguen y pongan todos los medios para ser una pareja que tenga mundo interior y cercanía irradiante».

Los tiempos del verbo Amar, pág. 225-226 P. Esteban Gumucio ss.cc.

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Vida de las Provincias

11

Noticias hermanas del Brasil María Elena Arizaca ss.cc.

Q

ueridas hermanas reciban un cariñoso saludo de parte de sus hermanas del Brasil: Vera, Gislaine, Lucy, Liz, Marilene, Jacqueline, María Elena. Este jueves 10 de marzo tuvimos una eucaristía por la toma de posición de la casa de retiros donde estamos viviendo en estos momentos, presidida por  Frei Luis, canciller del obispo de Belo Horizonte, fue una celebración sencilla  y familiar, estuvieron  nuestros hermanos: Marcus Vinicius Maciel ss.cc., Provincial del Brasil - Paraguay, Luis Antonio Da Silva ss.cc. del Brasil, Juan Carlos Torres ss.cc. de Paraguay, una pareja de laicos y algunos representantes de nuestra parroquia y  de las parroquias vecinas, y por supuesto todas nosotras. Antes de comenzar  la eucaristía,  me tocó dar la bienvenida a todos los participantes, presentar a la Congregación y a todas las que vivimos aquí en el Brasil. Así comenzamos la celebración cantando con mucha alegría. En el momento de la homilía fuimos invitadas e invitados a expresar nuestros sentimientos o a participar con una reflexión; terminada la celebración litúrgica como es nuestra costumbre cantamos la Salve Regina. Luego pasamos al comedor donde  teníamos preparados algunos bocaditos, hicimos un brindis con vino, conversamos un poco y luego se retiraron. El domingo anterior fuimos a la eucaristía a la parroquia y allí nos presentó el párroco a las tres hermanas: María Elena, Marilene y Jacqueline. Estos días fuimos visitando a los vecinos para presentarnos y avisarles que ya estamos viviendo en la casa, gracias a Dios el pueblo minero es muy acogedor y sencillo, nos abrieron las puertas de sus casas con prontitud y cariño. Este final de semana tendremos un grupo de jóvenes que tendrán su encuentro, parece que habrá que hacer propaganda para tener ocupada la casa. Aquí está lloviendo seguido y la casa tiene sus goteras, ya se podrán imaginar qué preocupación. Como se imaginarán acabaron los carnavales en todo Brasil, las cosas se calman y la vida continúa. Gislaine ya comenzó sus clases, en este semestre tiene solo dos cursos, entonces las cosas son menos complicadas, solo por la distancia tiene que hacer un largo trayecto para llegar a su centro de estudios, también estará trabajando en el programa de alfabetización por las noches en la comunidad de Mariños. Jacqueline continúa con sus estudios de Servicio Social en la universidad, ahora está haciendo sus prácticas tres días por las tardes en el hospital Juan XIII en Belo Horizonte. María Elena retomó sus clases de teología pastoral en la universidad por las noches (el último semestre gracias a Dios) y Marilene estudia los sábados por la mañana. Ahora que estamos viviendo en la nueva presencia, lo único dificultoso es la distancia para los estudios. En lo que se refiere a la pastoral aun no tenemos definido más que la pastoral juvenil vocacional que asume Marilene en Brumadinho, tenemos algunas ideas, sueños, pero no hemos logrado sentarnos con el párroco para

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

conversar algo coordinado. Sabemos que se tenía costumbre de hacer adoración y tener misa los jueves con los vecinos y ellos están animados por participar. En el Vale, Liz y Gislaine están comenzando a conocer todo el movimiento, se está planificando la pastoral para el mes de abril cuando se realice la misión con los jóvenes, y tengan su asamblea parroquial. Este fin de semana, recibimos en la casa de retiros el primer grupo, fue un número de sesenta personas; el día viernes fuimos con el joven que estuvo al frente de la casa al supermercado para hacer las compras, quien me presentó al dueño del supermercado para que cuando necesite pueda pedir y pagar al finalizar el mes. Como la obra es propiedad de la diócesis, todo es con los recibos exigidos por las leyes, no tengo otra opción que comprar por el momento en ese lugar. Las señoras que cocinan tienen doce años trabajando y la que las ayuda cinco años; ellas saben cómo se manejan las cosas y me toca estar atenta a todo. La encargada de limpieza, labora desde hace trece años. El jardinero fue despedido y el joven que estuvo reemplazándolo hasta el momento ya nos dejó todo en nuestras manos. A Dios gracias, el encuentro parece que fue bueno y los jóvenes se fueron contentos con la atención de la casa. Me doy cuenta que no será tan fácil estar al frente de la casa, sobre todo por el personal que trabaja ya tantos años y tienen sus costumbres y mañas. El obispado (mitra) me dice que tengo que cambiar las cosas en la casa. Les estaré agradecida de todo corazón que nos acompañen con sus oraciones, un abrazo cariñoso para cada una de ustedes.

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Vida de las Provincias

12

Noticias hermanas de México “Gustad, gustad a Dios en el viaje de la vida…” BP nuestras hermanas se prepararon para vivir la fiesta de San José patrono del lugar, donde nuestra hermana Lourdes con su presencia discreta pero muy cercana, cada día y cada momento los acompañó. Como Zona México, nos reunimos para el taller de Reparación, donde nuestra hermana Luisa nos invitó a compartir nuestra experiencia de adoradoras y reparadoras. Por otro lado el grupo de formación permanente, nos hemos reunido para realizar el taller de ESPERE, (Escuela de perdón y reconciliación) que nos acompañaron nuestras Hnas. Teresa y Graciela, paralelamente nuestras Hnas. Amelia y Luz Reyna, se reunieron como parte de la formación inicial en la cual profundizaron la vida y misión del Buen Padre.

Rosa Bogado, M. Luisa Silverio y Adriana Salinas

C

ompartimos con alegría este mes de marzo, lleno de actividades y de esperanzas, como la primavera que llega con toda su fuerza de colores y cantos, mes del Buen Padre. Como comunidades parroquiales el día 9 de marzo, miércoles de ceniza, la tarea fue ardua asistiendo y dando asistencia a todas las comunidades. El día 27 de marzo hemos celebrado la fiesta de nuestro fundador, donde nos reunimos las dos comunidades Corazón de Jesús y Corazón de María, el encuentro fue sencillo y agradable en la cual Dulce María (joven aspirante que participó en Perú del encuentro de misión de verano) nos compartió su experiencia y andanzas misioneras. En la Diócesis de Tula se encuentra la Zona arqueológica, como parte de la celebración del jubileo (50 años), hubo danzas y rituales de nuestros pueblos originarios del Estado de Hidalgo, encuentro marcado por la presencia del Dios de la vida en las diferentes culturas… Este mes también estamos muy unidas a doña Coco mamá de nuestra hermana Chela, que está delicada de salud, acompañémosla con nuestra presencia y oraciones. El espíritu misionero de nuestro fundador estaba muy presente en nuestro sector. En la comunidad del Corazón de Jesús, Vicente Guerrero-Ajacuba, se iniciaron las visitas y misión de cuaresma en las diferentes comunidades, a cada casa que se llegaba, el Señor, a través de su pueblo sencillo nos regalaba y regala su sonrisa abierta y franca, nuestra gente nos habría su corazón lleno de preocupaciones y angustias pero también lleno de esperanzas. En este tiempo en que El nos invita a vivir con profundidad su vida, pasión, muerte y resurrección. En la comunidad del Corazón de María, Munitepec-Tlahuelilpan,

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Como congregación, el día 18 de marzo, en la comunidad San Bartolo - Puebla, nos reunimos hermanas/hermanos y la comunidad parroquial, para celebrar y acompañar en los votos perpetuos de nuestro hermano José Rodrigo Alcántara ss.cc. Momento que se caracterizó por el compartir fraterno y sencillo. Este mes también agradecimos al Señor por la vida de tantos hermanos/hermanas, que cumplieron años de vida, en HidalgoAjacuba en especial el día 15 de marzo por nuestra hermana Adriana y el 25 de marzo por nuestra hermana Rosa. Y como diría nuestro fundador, sigamos saboreando de esta vida llena de la presencia de nuestro Buen Dios en todo lo que hagamos. Unidas en los Corazones de Jesús y María sus hermanas de la zona de México.

VP de José Rodrigo Alcántara ss.cc.

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Estudiantes ss.cc.

13

Pastoral vocacional - ITEPAL/CELAM - Colombia “Es el servicio de y en la Iglesia destinado a cuidar el nacimiento, discernimiento y acompañamiento de las vocaciones en general, y en especial de las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa y misionera” (PDV 34).

Hno. Wilber Onofre ss.cc.

Participantes del curso de pastoral vocacional

E

l Diplomado de Pastoral Juvenil y Pastoral Vocacional, al que participamos el hermano Lucio y yo, se realizó del 31 de enero al 25 de marzo del presente año en Colombia – Bogotá, fue organizado por el “Instituto Teológico Pastoral para América Latina” - ITEPAL/ CELAM. Fueron dos meses de experiencias compartidas muy hermosas con los profesores y compañeros. En este acontecimiento no solo aprendí sobre pastoral vocacional, sino que también revisé y conforté mi vocación a la vida religiosa a la que Dios me llamó. Comparto esta experiencia valiosa que merece ponerla en común. Me serviré de los apuntes de las clases. La vocación, es un llamado que Dios dirige al corazón del ser humano, a lo más profundo de cada persona y transforma radicalmente la existencia de quien lo acoge. La vocación se entiende, también, como una realidad dinámica, tanto en la llamada como en la respuesta, que debe ser discernida gradual y progresivamente sin interrupción. Es don, pues Dios llama “a quién quiere, cuando quiere, y donde Él quiere”. La vocación es: -personal, ya que va dirigida a la persona en concreto. -Integral, porque comprende la

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

totalidad de la persona y promueve el desarrollo de todos los aspectos del ser humano. Comprende toda la historia personal, proporciona una concepción global de uno. -Permanente, ya que no se limita al tiempo, es “para siempre”. -Carismático ya que tiene en cuenta las habilidades de cada uno. -Situacional, Dios llama en una realidad concreta y objetiva, a una situación histórica y a un desafío específico. -Un llamado a la vida plena como persona, como cristiano. El ser humano acoge el llamado de Dios de manera libre y responsable. El mismo llamado capacita a la persona para responder y la hace responsable del mismo. Tanto el llamado, como la respuesta consciente y libre, determinan el sentido de la vida, dándole un nuevo significado. El acompañamiento vocacional, es compartir la experiencia de fe en el Dios que invita a optar por una determinada vocación, hasta compartir la propia vocación. Se acompaña en la primera vocación que es “ser persona” al modo que sueña Dios para cada ser humano. Se le acompaña al joven en su búsqueda para realizarse como persona, en su libertad, en su relación con Dios y con los otros en ese sentido, el joven como persona en relación,

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Estudiantes ss.cc.

14

Capilla del ITEPAL necesita de los otros, así el acompañante se convierte en otro necesario. Todo creyente joven o adulto debería tener un “alguien” que le oriente, que le ayude a descubrir, lo que Dios quiere para su vida. Entonces, el acompañamiento vocacional es la orientación que se ofrece al joven que busca su vocación y que descubre no por pura casualidad ni por decisión solamente personal, sino obra de Dios. El discernimiento. Es un tema de vital importancia, ya que con un buen discernimiento el joven puede encontrar la vocación que Dios reservó para él. El discernimiento ayuda a descubrir la llamada que Dios le hace para responder a ella. Toda vocación es un don que hay que discernir. El discernimiento vocacional no es sólo un proceso psicológico es, sobre todo, un proceso de fe por el que se intenta captar la autenticidad de la vocación, que consiste en reconocer la presencia de Jesucristo en la vida del joven o de la persona a quien se acompaña. El que trabaja en la Pastoral Vocacional, que usualmente se le llama, promotor vocacional es un agente, un intermediario que responde a un ministerio concreto, el de promover, despertar, motivar, acompañar, direccionar, transparentar a Jesús con su vida. Ante todo, es un don de Dios que él regala para entrar en relación con él y con los hermanos, un don que está al servicio de la vocación que todos los hijos de Dios tenemos para vivir el amor. El promotor vocacional, invita a vivir lo más auténtico que hay en el corazón del joven para una auténtica realización como hijo de Dios. Por eso, creo que nuestro mayor aporte a la plenitud de vida a la que aspiran nuestros jóvenes, es estar al servicio del encuentro vital de Cristo con cada uno de los jóvenes en el acompañamiento espiritual.

de comprender y creer en los jóvenes; en su presente como un regalo de Dios; en su futuro como una luz de esperanza. Por otra parte requiere personas preparadas espiritual, teológica y pedagógicamente, con capacidad de acogida y apoyo; itinerarios adecuados y orgánicos de formación cristiana; colaboración sincera y leal entre los diversos responsables de la Pastoral Vocacional. Como se dijo en el Diplomado, todos los cristianos estamos llamados a promover y a acompañar vocaciones. Para terminar esta experiencia que les comparto, quiero decir, que en el hecho mismo de ser persona, existe ya una llamada en nuestra vida. Es decir, nuestra vida es vocación, se nos regala la vida para vivirla respondiendo. Por eso nuestro trabajo pastoral, sea cual sea, es vocacional, este es el norte que debe motivar todas nuestras actividades pastorales, para “que las personas lleguen a ser lo que deben ser”, auténticas personas, hijos de Dios. Desde esta perspectiva el acompañamiento vocacional a los jóvenes, es de vital importancia en cualquier proceso de fe, ya que implica atender la realización del joven en todos sus ámbitos, para así desarrollar la adecuada respuesta que ellos deben dar en la Iglesia y el mundo.

Oración Damián Damián, hermano de llamada y de camino, misionero feliz y generoso, que amaste el Evangelio más que tu vida, y por amor a Jesús dejaste tu familia y tu país, tus seguridades y tus sueños. Enséñanos a dar la vida con tu gozo a ser leprosos con los leprosos de hoy, a celebrar y contemplar la eucaristía como la fuente de nuestra propia entrega. Ayúdanos a amar hasta el extremo, y a perseverar, por la fuerza del espíritu, en la compasión con los pobres olvidados para ser buenos discípulos de Jesús y de María. Amén

Como Congregación y como Iglesia, nos urge trabajar por las vocaciones, para ello, debemos de tener la capacidad

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Colegios ss.cc.

15

Reunión de directoras y promotoras SS.CC. Carmen Cecilia Navarro Spelucín Directora del C. E. Pq. SS. CC. Reina de la Paz Monitora del Plan Global Sagrados Corazones

espíritu emprendedor y la superación personal; potenciar el respeto, la responsabilidad, la excelencia humana, la honestidad y solidaridad, esta última, formando la opción por los más pobres, generando un compromiso de servicio incondicional donde ellos participen y cooperen en su propio crecimiento y desarrollo; vivir un espíritu de familia SS.CC., donde practiquemos la corrección fraterna que nos ayuda a crecer.

Encuentro de promotoras, directoras, coordinadoras y psicólogas de los Colegios SS.CC. hermanas

L

os días 24, 25 y 26 de marzo del presente año, tuvimos la oportunidad de reunirnos las directoras, hermanas promotoras, coordinadoras/es y psicólogas de los Colegios SS.CC., Belén y Reina de la Paz de Lima y Sagrados Corazones y Padre Damián de Arequipa. La experiencia vivida y compartida durante estos tres días ha sido realmente reparadora; no solo por la alegría de volvernos a ver, sino por el sentirnos acompañadas en todo momento en nuestra misión, que es lo más gratificante, pues significa que la responsabilidad asumida por nosotras, es plenamente compartida. La confianza otorgada para guiar los destinos de una de las obras de la Congregación, sus colegios, significa ante todo un servicio para el Reino. Es hacer nuestra la misión, velar por ella con entrega y dando sentido a lo que hacemos. Es creer en la persona y hacerla crecer en plenitud. Nos exige autenticidad, compromiso, conocimiento de nuestras limitaciones y potenciación de nuestras habilidades. Tener muy presente que nuestra labor redunda en la formación humano - cristiana de nuestros/as alumnos/as, pues buscamos una educación de calidad que promueva en ellos/as y en el personal a nuestro cargo, proyectos de vida inspirados en el evangelio, que integren las distintas dimensiones que como seres humanos tenemos; educar la voluntad en el trabajo responsable, la iniciativa, creatividad,

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Fortalecer el espíritu de familia SS.CC. es dar sentido de pertenencia y adhesión a la confianza otorgada, promover el diálogo cooperativo y la aceptación mutua en un clima de sana convivencia escolar; fortalecer una relación cercana y de servicio permanente con quienes forman parte de nuestros colegios, favoreciendo la evangelización en los espacios de desarrollo cultural. Teniendo en cuenta nuestro rol dentro de la función que cada uno/a desempeña. Es confiar en las capacidades de todos/as nuestros/ as alumnos/as y personal en general, generando condiciones para su plena realización; identificando sus talentos y dificultades para el aprendizaje, promoviendo un acompañamiento y estimulación permanentes que los potencien al máximo; fomentando un trabajo calificado, continuo y en equipo con todos los/as profesores/as para que cada niño y niña crezca en conocimiento, valores y oportunidades y sobre todo, se sientan acompañados/as en este proceso de formación. En la familia SS.CC., todo esto significa seguir a Jesucristo, como una necesidad de amor que nos inspira y alimenta en medio de las adversidades de nuestro tiempo, para trabajar cada día por una educación liberadora y evangelizadora. Agradecemos de corazón a las hermanas de los Sagrados Corazones, el seguir contando con estos espacios de experiencias compartidas, de crecimiento personal y apoyo permanente en nuestro servicio como directoras. “Que en los Sagrados Corazones de Jesús y de María, sigamos reparando el corazón para reparar la vida”

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Colegios ss.cc.

16

Despertando la conciencia política y ambiental de los jóvenes Nicolás Suárez Costa Colegio SS.CC Belén (alumno 4° Sec.)

E

l sábado 26, un grupo de nuestros alumnos asistieron al encuentro: Política Joven, propiciado por la Asociación de Colegios Amigos (Carmelitas, SS.CC. Recoleta, Sophianum, De Jesús, Isabel Flores de Oliva, Héctor de Cárdenas y SS.CC. Belén). Nuestros jóvenes regresaron satisfechos de haber podido manifestar libremente sus opiniones respecto al clima político que estamos viviendo. Aquí les mostramos el pensamiento de Nicolás: En este evento, tuvimos la oportunidad de discutir sobre dos temas muy importantes en la actualidad: La política y el ambiente. Respecto al tema político, muchos tienen un concepto erróneo, piensan que solo se trata de escoger al justo representante y él hará todo en nuestro lugar. La política no es solo esto, somos nosotros los que la hacemos. Hoy en día, se ha transformado en una parte esencial de nuestras vidas. El solo hecho de hablar, de expresar nuestras ideas, es hacer política. No es necesario estar en el Congreso, o ser Presidente de la República para poder cambiar la sociedad, para difundir los valores de convivencia ciudadana, para mejorar a nuestro país. Desafortunadamente, la política del Estado está perdiendo sus valores, se vuelve una lucha entre candidatos, donde todos tratan de manchar la imagen del oponente. Todo está fomentado por los programas de televisión, que nos muestran las elecciones como un espectáculo de entretenimiento. Las elecciones no son para escoger al que nos cae mejor o al que tiene mejor campaña publicitaria o al mal menor; son para elegir a quien logrará el avance de nuestro país y escuchará a sus ciudadanos. A quien se basa en valores y no en el deseo de poder. No se trata de elegir al que promete y asegura que hará cosas irrealizables para ganarse el voto, sino al que tiene ideas claras y propuestas para el cambio que se verán reflejadas en el presente y en el futuro. Si un representante construye un colegio todos lo recordarán, porque el edificio siempre seguirá ahí. Pero, quién recuerda a los que hicieron reformas en la educación, cambios que mejoraron y mejorarán nuestro país. Por eso, es importante utilizar nuestro voto a conciencia, pensando en el bien de los ciudadanos y del Perú. Algunos pensarán que como alumnos y menores de edad no tenemos nada que ver en las elecciones ni en las decisiones políticas, pero nosotros somos el futuro, un futuro que no es tan lejano como creemos.

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

También es importante resaltar que como alumnos formamos parte de la política estudiantil que se ve reflejada mediante el COES, los delegados deben representar a los alumnos y escuchar las opiniones de todos. No solo de los más inteligentes. Cada alumno tiene derecho a expresar sus ideas y hacerse valer. El COES nos representa, por eso hay que tomarlo con seriedad y escoger con conciencia al delegado más adecuado. La política es de vital importancia en la actualidad. No se le puede ignorar, porque si no tratamos de ser parte de la solución, seremos parte del problema. Nosotros tenemos un compromiso con nuestro país: de progresar y buscar un futuro mejor. El medio ambiente, fue el otro tema que tratamos en este encuentro y el mismo día se llevó a cabo la “Hora del Planeta”, donde muchos apagaron sus luces para ayudar en salvaguardia del planeta. Pero, no se trata de apagar la luz por una hora y luego volver a desperdiciar energía como siempre. La “Hora del Planeta” es también un evento para tomar conciencia de los riesgos que conlleva el desperdicio de energía. El planeta tierra está sufriendo por nuestra causa. Y por eso, es nuestro deber preocuparnos por salvarlo, para tener un presente y un futuro saludables. En conclusión, puedo decir a nombre mío y de mis compañeros que aprendimos mucho de este evento, aprendimos sobre nuestro país y su política, aprendimos valores que nos ayudarán en nuestra vida futura. Aprendimos a preocuparnos más por el planeta. Me siento honrado de haber participado y espero que se vuelvan a dar eventos como éste, y que muchos alumnos más de nuestro colegio participen, porque es importante preocuparse por brindar nuestro aporte, y ayudarnos mutuamente, para lograr un futuro mejor”.

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


San Damián

17

San Damián, un hombre de vida y esperanza

Melva Del Mar Coordinadora de Pastoral del Colegio Padre Damián

H

ablar de San Damián de Molokai es para mí dar testimonio de la donación y el servicio desinteresado que los hermanos SS.CC. han dado en mi parroquia por muchos años. Conocer su espíritu de acogida a los más pobres y marginados, ha sido el testimonio más profundo que he recibido de ellos y por ende me han contagiado de ese espíritu de servicio y donación. Mi vida desde entonces ha sido una constante búsqueda de ese Dios que es fuente de agua viva, ese Dios que llamó a San Damián a su servicio y lo llevó a la isla de Molokai, para que la transformara en un lugar agradable para sus leprosos, en quienes vio el rostro de Dios sufriente. Contemplar el dolor, la miseria, la enfermedad y hasta la muerte debe haber sido muy desgarrador para él, sin embargo su constante diálogo y comunicación con Dios a través de la adoración y la eucaristía, dice mucho a mi vida y es que estos elementos de la espiritualidad de los SS.CC. me han ayudado en mi crecimiento, no sólo en lo espiritual, sino también en lo personal. La eucaristía y la adoración son una realidad que alimentan mi vida. La aprendí de las hermanas, cuando las veía frente al Santísimo Sacramento del altar. Otro rasgo de su misión que me ayuda, es su espíritu de acogida, de amor y delicadeza que ha tenido con cada uno de los leprosos, porque les hacía sentirse únicos e irrepetibles y además preferidos de Dios. Esto último me ha fortalecido mucho, porque a pesar de mis lepras que son muchas veces incurables, me siento aceptada y amada por Dios y por ende llamada al servicio en el apostolado. La alegría y la esperanza que transmitía a los leprosos y que trataba de imprimir en los corazones de los mismos, muchas veces me cuestiona, porque estoy muy segura que toda misión se debe hacer con alegría y gusto y eso me cuesta un poco. A menudo le pido que me contagie de su alegría ya que no siempre las cosas se hacen como una quiere, sino como Dios quiere. Por otro lado, su abandono en manos de Dios es un testimonio de obediencia, de donación y eso lo condujo a dejarse evangelizar. Él no sólo evangelizó, sino que se dejó

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

evangelizar por sus leprosos. Esto dice mucho de su sencillez y humildad, realidad que me hace pensar en mi trabajo, ya que son tantos los conocimientos que me abruman, que pierdo el horizonte de lo que es un servicio. La fortaleza y su carácter con el que afrontaba las dificultades, es admirable y digno de alabar ya que tenia que tomar decisiones constantemente, por eso su radicalidad y firmeza transformó la isla e hizo que los leprosos se sientan bien y tengan una muerte digna como hijos de Dios. En cierto sentido, San Damián resulta fascinante, porque fue un hombre apasionado: un hombre que tuvo que enfrentarse a la soledad, la debilidad, el miedo y a tantas otras imperfecciones. Sin embargo, gozaba de tales recursos espirituales en su interior, que pudo mantener un ritmo constante de crecimiento en su total donación y en la alegría que nace del amor. Hoy que trabajo en la Institución Educativa Padre Damián de los Sagrados Corazones, es una linda oportunidad para dar gracias a Dios por este gran hombre, su ejemplo me obliga a revisar mi vida. Confío en que la vida de Damián no sólo haga brotar la admiración en mi corazón, sino también en los corazones de mis colegas, alumnas y alumnos. También me conduce a un mayor compromiso para vivir más profundamente el misterio de Jesús como laica. Espero asimismo que me ayude a renovar mi espíritu de servicio en mi familia, en el colegio y en la comunidad. Como nuestro santo patrón, San Damián es un ejemplo que me interpela; su figura es cada vez más relevante para este tiempo. Recordarle este 15 de abril es celebrar y hacer memoria de este hombre portador de vida y esperanza. Damián fue un verdadero hijo de la Congregación a quien quiero mucho y estoy muy agradecida por todo lo que recibí de ella, él estuvo penetrado del espíritu Sagrados Corazones. Su ejemplo me anima a vivir intensamente, en mi propia realidad, la misma vocación de servicio y el mismo carisma. Hoy necesitamos personas como Damián, de carne y hueso, que nos indiquen visiblemente lo que es capaz de hacer alguien que vive nuestra vida. Termino diciendo ¡qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae buenas noticias, que anuncia salvación y con ello la vida!. Eso fue San Damián.

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


18

Pascua

Atrévete a pasar con Jesús “Desaprende para reinagurar” Zenobia Gamarra ss.cc.

C

omo cristianos y cristianas nos encontramos en un tiempo de gracia, un tiempo de reflexión sobre nuestra propia vida y los acontecimientos en las sociedades del siglo XXI a la luz del amor de Dios. Durante este tiempo de camino hacia la Pascua, hacia la vida plena, los pasajes bíblicos nos han ido invitando a tomar conciencia de que Dios es el autor de nuestras vidas, vidas que a lo largo del camino se ven tentadas por el saber (ciencia y tecnología), el poseer, el poder, la ambición, etc. La cuaresma es un tiempo privilegiado para darnos cuenta de nuestras afirmaciones y negaciones, de nuestros encuentros y desencuentros, de nuestras opciones y legalismos, de nuestros desapegos y apegos, de nuestras esclavitudes y libertades, de nuestros egoísmos y entregas… Es un tiempo en el que Dios nos lleva al desierto de nuestras vidas para afirmarnos su amor y para enseñarnos a mirar, a sentir, a escuchar y actuar como él lo hace: “Dios formó al hombre y sopló en su naríz un aliento de vida” (Gn. 2, 7ss); “sal de tu tierra y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré” (Gn 12, 1s); “Éste es mi Hijo amado, mi predilecto. Escúchenlo” (Mt. 17, 1-9); “Dame de beber: ¿cómo tú, siendo un judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?. Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva (Jn. 4, 5-42); “No te fijes en las apriencias ni en su buena estatura. Porque Dios no ve como los hombres, que ven la apariencia, el Señor ve el corazón” (1 Sam. 16, 1b); “Maestro, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que naciera ciego?. Ni éste pecó ni sus padres, ha sucedido para que se manifiesten en él las obras de Dios” (Jn. 9,1-4); “Si uno camina de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; pero si camina de noche, tropieza, porque le falta la luz” (Jn. 11, 1-45) Sin duda alguna este tiempo de gracia se ve enriquecido por los acontecimientos que se van dando a nivel mundial y a nivel nacional, ya que nos ayudan a vivir con mayor profundidad y compromiso las llamadas de Dios. Los acontecimientos que se vienen dando son de gran preocupación y cuestionamiento para la humanidad: el conflicto en Libia, el terremoto- tsunami y la posible explosión de la base nuclear de Fukushima en Japón, la

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

detención de un grupo de personas dedicadas al tráfico sexual de niños a nivel internacional, el tráfico de órganos, la violencia sexual, el narcotráfico, el calentamiento global, las constantes protestas por desacuerdos con políticas poco claras y la indiferencia frente a quienes viven al borde del sistema actual. Con la lectura y la escucha de la realidad y la Palabra de Dios nos vamos acercando a la Semana Santa. Una semana en la que la actitud de los discípulos de Jesús, de los fariseos, de los maestros de la ley y de los judíos resultan reveladoras de nuestra debilidad humana. Puesto que cada vez que no logramos nuestros intereses o vemos amenazados nuestros deseos de poder, dejamos correr el veneno de nuestros celos, egoísmos, juicios, traiciones, negaciones llegando al punto de poner en el mismo plano la verdad y la mentira, la injusticia y la justicia. Muchas veces vendemos o barateamos lo que más amamos, lo que hemos construido con tanto afecto, entrega, lucha e inversión de tiempo. Muchas veces traicionamos lo festivo de las buenas relaciones, la armonía de la confianza y la comunión, la transparencia del partir y repartir el pan. Muchas veces matamos una sonrisa, un detalle, un abrazo, una persona por vivir con fantasmas de persecución y de víctimas. No olvidemos que Jesús amó a los suyos hasta el extremo de dar la vida y hoy nos sigue amando con la misma intensidad y novedad. No olvidemos que la grandeza del ser

Abril 334 2011 / www.ssccperu.com


Pascua

19

humano está en la entrega consciente y fiel en la misión que se nos ha confiado.

de Dios en nuestras vidas y en nuestros pueblos, expresada en los frutos del perdón, la reconciliación y la reparación.

Por tanto, hacer memoria de la pasión de Jesús es hacerse conscientes de la pasión de miles de niños, jóvenes, adultos y ancianos a causa de la pobreza, la ambición, la explotación, la trata de personas y la indiferencia nuestra.

En esta Pascua, dejemos que Jesús resucitado nos quite la ceguera del miedo, del qué dirán para mirar con confianza y esperanza. Dejemos que el resucitado renueve la sordera del ensimismamiento, para escuchar a los demás. Cambiemos las palabras hirientes y llenas de maldad por palabras que construyan y fortalezcan la comunicación asertiva. Permitamos que Jesús nos ayude a abrazar, a sostener y a levantar a quienes están caídos a falta de amor y de oportunidad.

La Resurrección de Jesús, es el fundamento de nuestra fe y de nuestra esperanza; es el triunfo del amor de Dios, de la vida, la verdad y la justicia sobre todos los signos de muerte. Por tanto, la Pascua significa celebrar el paso de la increencia a la creencia en un Dios resucitado que acompaña a su pueblo. Un Dios vivo que mira, escucha y responde al clamor de sus hijos. La Pascua es también, sentir el ardor del corazón, al igual que los discípulos de Emaús, por la historia de la salvación

Jesús durante su vida pasó haciendo el bien, ahora sus seguidores hemos de hacer lo mismo. No estamos solos. El resucitado va delante de nosotros. Lo iremos viendo si caminamos tras sus pasos. Lo más decisivo para experimentar al «resucitado» es el seguimiento fiel a Jesús.

Finalmente, los invito a reflexionar con la letra del canto:

“Desaprender la guerra” Desaprender la guerra, realimentar la risa, deshilachar los miedos, curarse las heridas. Difuminar fronteras, rehuir de la codicia, anteponer lo ajeno, negarse a las consignas. Desconvocar el odio, desestimar la ira, rehusar usar la fuerza, rodearse de caricias. Reabrir todas las puertas, sitiar cada mentira, pactar sin condiciones, rendirse a la Justicia. Haz click para escuchar la canción

Boletín “Nuestra Familia”

Perú

Rehabilitar los sueños, penalizar las prisas, indemnizar al alma, sumarse a la alegría. Humanizar los credos, purificar la brisa, adecentar la Tierra, reinaugurar la Vida. Desaprender la guerra, curarse las heridas. Desaprender la guerra, negarse a las consignas. Desaprender la guerra, rodearse de caricias. Desaprender la guerra, rendirse a la Justicia. Desaprender la guerra, sumarse a la alegría. Desaprender la guerra, reinaugurar la Vida.

de Luis Guitarra

Abril 334

2011 / www.ssccperu.com


Damián, un “Hijo de la Cruz” ... Lo más admirable de Damián es su continua donación de sí mismo a los demás, a los más pobres, a quienes están en la miseria. Damián fue heroico en la forma de soportar el sufrimiento diario, no solo el que provenía del martirio de 16 años de duración; también el que tuvo origen en la falta de comprensión, en la injusticia, la crítica y la calumnia.

Camino Espiritual de Damián Damián siempre vio sus votos como una participación en la muerte de Cristo; a ello aludió varias veces en relación con el paño mortuorio. Fue su experiencia constante, desde su primer compromiso hasta su salida para las misiones -momento éste que vivió como despedida terrenal de sus padres-; después, en su ofrecimiento voluntario para Molokai, en la aceptación de su condición de leproso y, finalmente, al renovar sus votos antes de morir. El día de su profesión había entregado su vida al Señor

y, a medida que avanzaba hacia el Gólgota -un recorrido sostenido por una unción cada vez más estrecha con el Señor-, iba revelando esa gran riqueza espiritual que hundía sus raíces en la pasión y muerte del Señor-.

Libro: Padre Damián Misionero ss.cc., de Patrick Bradley ss.cc., pág. 53

Familia y Espiritualidad  

Nuestra Familia Nº 334

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you