Page 1

Boletín de los Sagrados Corazones - Perú

Octubre 2007

Tomo XIX - Año 40 - N° 292

N U E S T R A

F A M I L I A


EDITORES Hermanos: Provincia del Perú Hermanas: Provincia del Perú-Brasil-México Laicos: Rama Secular SS.CC. - Sector Perú

RESPONSABLES P. Raúl Pariamachi, ss.cc. Hna. Candelaria Núñez, ss.cc. DIRECTOR Hno. Pedro Vidarte, ss.cc. vidartepb@yahoo.com

SUMARIO

REDACCIÓN Hna. Graciela Zúñiga, ss.cc. Hna. Juana Gómez-Loayza, ss.cc. Sra. Haydeé de la Puente

Editorial Tiempo de Sabiduría

p. 2

DIAGRAMACIÓN Y DISEÑO

Adulto Mayor Testimonio: Tercera edad Testimonio: Daniel Gushiken Testimonio: Mi Camino en la Tercera Edad Testimonio: La riqueza que brota del encuentro entre personas de edades diferentes: "una mayor y una menor" Testimonio: "Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con Él"

Srta. Delia Amado Rodríguez

p. 4 p. 5 p. 6

CARÁTULA Y DIBUJOS Sr. Fredy Caballero B. Sr. Manuel Lozano L.

p. 7 p. 9

APORTES Y SUGERENCIAS

Reflexión Hermanos de la Tercera Edad Oración: me estoy poniendo vieja Oración para aceptar la ancianidad

p. 11 p. 13 p. 14

Noticias

p. 13

Vida de las Provincias Homenaje a nuestra madre y amiga Celebración del día de la Unidad Encuentro de la Vida Religiosa en Cusco Cual discípulos de Cristo

p. 15 p. 16 p. 17 p. 19

Colegios ss.cc. Palabras cena institucional 2007

p. 18

Muestra de Arte Teología Indecente. La experiencia humana de lo sagrado Comentarios:

p. 20 p. 20 - 21

Dirección del Boletín boletin@ssccperu.com Secretaría Hermanos secperusscc@telefonica.net.pe Secretaría Hermanas ssccsec@telefonica.net.pe www.ssccperu.com

Página para niños Para Colorear N U E S T R A

F A M I L I A


3

E D I T O R I A L

Tiempo de Sabiduría «Quiero ser brasa ardiente debajo de mis cenizas para todos aquellos que sienten frío en su corazón». P. Esteban Gumucio, ss.cc.

Acertadamente muchos han llamado a la Tercera Edad, tiempo de sabiduría, porque sienten más palpablemente la ternura del Padre manifestado en el Hijo; porque el Espíritu Santo les regala el carisma de dar paz, de acoger, de comunicar aliento en momentos difíciles; porque descubren que la esperanza es tan concreta y real como la caridad y la fe. A través de testimonios podemos descubrir que para Dios sólo existe un eterno presente, el niño alegre que vive confiado en su papá; el adolescente que soñó y sufrió, que tuvo horas amargas y felices; el hombre, la mujer que procuró servirle, y mañana entregará confiadamente el último aliento en las manos del Padre. ¡Qué profunda admiración nos brota cuando nos encontramos con hermanos, hermanas que tratan de ser para Dios y para los demás ese hombre, esa mujer agradecidos a la vida, radiantes de gozo de saberse amados gratuitamente!. Creemos que ésa es su principal tarea evangelizadora que brota de su aceptación gozosa a la voluntad de Dios nuestro Padre. Al llegar a la tarde de la vida, el descenso progresivo de sus capacidades biológicas no es obstáculo para recibir una gracia de iluminación muy importante, la de caer en la cuenta de que pueden ser mensajeros del Evangelio, a la manera del Señor, por sus senderos preferidos, de lo que parece poco eficiente a los ojos del mundo. Viven el proceso de conversión permanente en medio de una cultura cambiante que suele no tener mucha compasión con su paso lento, procuran con empeño y buena voluntad seguir la marcha de su comunidad. Su presencia, su actitud orante, su buen ánimo, sus pequeños servicios, hacen cada día más estrecha su pertenencia. Hasta en los cuidados que se les prodiga demuestran sencillez para dejarse querer y la alegría de saber que están ayudando a crecer en amor y paciencia. En este número del Boletín «Nuestra Familia SS.CC.» compartimos como tema central testimonios y reflexiones sobre la Tercera Edad, respecto a la cual citamos una frase del P. Esteban Gumucio ss.cc.: «La juventud de corazón nos invita a cantar las maravillas del Señor. No importa que desafinemos… ¿cómo no cantar si llevamos en estos frágiles vasos de barro, nada menos que a Aquel que es la fuente de la vida nueva?...»

Hna. Candy Núñez, ss.cc.

N U E S T R A

F A M I L I A


4

A D U L T O

M A Y O R

Testimonio: Tercera edad José Serrand, ss.cc.

E sta

mañana, al tomar mi desayuno, escuché la voz risueña de nuestro «joven» diácono Pedro: «José ¿cómo vives tu vejez, tu ancianidad?»; honestamente, nadie hasta ahora me había hecho una pregunta tan directa, y todavía en pleno desayuno; «por favor escribe unas líneas para el boletín». Francamente no sé qué quiere y sobre todo no sé qué escribir. ¿es curiosidad, confesión pública, o realmente no saben qué poner en el boletín, etc.?; he aquí algunas líneas, escritas en desorden, sabiendo que son pocos los valientes que las van a leer. ¿Cómo la vivo? Lo mejor sería preguntar a la gente con quien trabajo, con quien vivo, o más sencillo sería mirar a mis hermanos que me conocen y están en camino de santidad al tener que «aguantarme» tal vez, así sabrán cómo vivo mi «vejez». Desde hace 6 años. Necesito cosas que no gusta mucho a la juventud: «Estructuras». Sí, estructuras personales para vivir. Temprano, hacia las 5.20 am, hago una pequeña caminata, mis ejercicios necesarios para mi «corazón» sino «manco»1: es el medicamento más barato y tal vez el más eficaz en mi caso, es también una buena oportunidad para pensar en mucha gente, encontrarme con los obreros del Colegio que ya están laborando. Buena oportunidad para sembrar algunos «Dios te Salve María» que mando a mi mamá Amelia que está en el cielo; ella pasó su vida ayudando en la tierra, no puede estar en el cielo de «huelga» y seguro se encarga de mandarlos a quienes necesitan. Si no rezo por la mañana personalmente, durante el día no tengo tiempo o no quiero tener tiempo; cuando vivo mi adoración (desgraciadamente no cada día), suelo voltear el reclinatorio de la capilla, me siento sencillamente frente al Santísimo «Lo miro y él me mira». Dar ánimo: Hace más de 15 años, en el periódico «El Comercio» salió un artículo sobre N U E S T R A

«José, el Payaso de Dios», no lo tomé como una ofensa: «cada uno su vocación». ¿Ahora? hum, a raíz de mi operación y tal vez de la edad, tengo la tendencia de caer en depresión, y eso es feo para mí y para los demás que me encuentran, hasta puede ser grave en consecuencia. ¿Podrá haber algo peor que un religioso triste?. Tal vez mi carácter medio «loco», el pequeño servicio a la gente, la presencia más íntima de Jesús me ayuda a luchar para ser feliz, para sonreír y trato de hacer felices a los demás. Ojo: reconozco que no soy muy diplomático, y por momentos soy imprudente, exagero y una «broma» mía puede caer mal, mucha gente me «soporta» con amor; tengo mucha suerte. Sacramentos: Algunos me dicen que no comparten mi «teología»; felizmente para ellos, otros dicen que mi Misa es un «show»; una vez me llamó Monseñor Schmit por un chisme sobre mi liturgia. ¿Cuál era mi pecado grave?. Varios domingos, faltó el guitarrista, entonces me atreví a celebrar la misa y a la vez toqué la guitarra desde el altar; en el arzobispado de esta época, hablamos muy fraternalmente y me aconsejó de ser un poquito más prudente y al despedirme, me dio un buen abrazo con una linda sonrisa y me dijo: «José sigue igual y gracias». Nunca olvidaré a este Buen Pastor. Personalmente, trato de celebrar la misa; leo la Biblia, no para un conocimiento sabio sino «con deseo de cambiar de vida», trato, con lo que soy, de anunciar la Buena Noticia; mucha gente viene a Misa con muchos problemas personales, no conviene darles otro problema más; prefiero que sonrían, que traten de vivir con alegría la misa y que se vayan un poco más felices con un mensaje de ánimo y de vida sencilla. Trabajo: desde hace seis años, por orden de mi «veterinario» (así llamo a mi buen amigo doctor G. Achata quien me operó) tuve que renunciar radicalmente a lo que más me gustó en mi vida religiosa y sacerdotal: Los encuentros conyugales, cursillos de cristiandad, comunidades de parejas F A M I L I A


A D U L T O

5

M A Y O R

etc… fue muy doloroso y lo es hoy. Hace 27 años, mi amigo Stan, director del Colegio en esta época me pidió reemplazar al «santo» P. Armel, en primaria por seis meses, hoy todavía estoy en primaria…. ah una vez más traté de ser obediente y fui «engañado», manera de hablar; si es tan largo lo provisional, como será la eternidad. Ahora, con mi mano izquierda torpe toco guitarra como para un hospital de sordos, pero trato de hacerlos felices; si voy a «dictar» una clase completa, suelo después ir a echarme a la cama media hora y regreso, de buen humor. Los chicos nos muestran, nos contagian la Ternura de Dios», es mi seguridad… pero, hablando con seriedad, no es fácil a un «abuelito» estar mucho tiempo con los niños. Alegría de Jesús: Me pueden tildar de anticuado, retrógrado con toda razón; desde algunos años, las columnas de mi vida cristiana y religiosa que trato de vivir son los capítulos 15 de San Juan y de Lucas y el Apocalipsis 3, versículo 20…. me dan fuerza, ánimo, deseo y gozo de vivir. Personalmente creo en Jesús misericordioso que tiene preferencia por los pequeños y los pecadores…es mi suerte. A pesar de creer que no vivo hoy el «Antiguo Testamento», trato de vivir cada tres meses el sacramento de la Alegría, el sacramento de la Reconciliación. Los fariseos decían de Jesús: «Este hombre da buena acogida a los pecadores y come con ellos». Me gusta y me da mucho ánimo esta definición de Jesús.

Descanso: Los domingos, cuando no hay extras que no se puede evitar: misa, visita a enfermos o muertes, me encanta ir a «timbear», a jugar naipes, con tres amigos y no me gusta perder, soy picón. Por si acaso, uno de de los jugadores vive las consecuencias de una hemiplejia... es fácil imaginar la rapidez con la cual se juega!. ¡Oh escándalo!: jugamos con plata (por momento, pierdo hasta 60 centavos o 1 sol, o hasta 2 soles (está prohibido por el derecho canónico pero me gusta todavía lo prohibido), mi comunidad está al tanto. Que bonito regresar a su casa descansado. Hay mucho más cosas que les podría contar pero no los quiero aburrir más, y es solamente «para mayores de edad». Termino mis pequeñas líneas de «anciano»; no me siento santo felizmente, y me doy cuenta que más viejo es más difícil tratar de cambiar, pero realmente, la vida vale la pena ser vivida hoy; qué suerte poder todavía dar un servicio a la gente de edad tan diferente, lo que por momento me desinstala más que lo normal. De todo corazón quiero dar Gracias al Señor, a mi Congregación, a mis hermanos, gracias por la salud concreta, con sus circunstancias que no deseo a nadie. No tengo ningún apuro, pero como ustedes, estoy en camino hacia Dios Papá, mediante el amor concreto hoy. Un sueño: en mi muerte, si todavía hay estampitas, pongan. «El payaso José que trató de amar». 1

muero

TESTIMONIO Cuando niño pretendemos ser mayores, a los veintitantos descubrimos que no queremos que el tiempo pase, pero es inexorable, llega el momento que han pasado 20 años sintiéndonos de 30, hasta que el entorno, los espejos y los síntomas nos lanzan con violencia a los sesentitantos. Imagino que ya nada sirve para asolapar los años, ni haciendo trampa con las cirugías, los tintes, y aunque así fuera, peor sería negar este tiempo nuevo. Vivir plenamente cada momento como realmente somos, es querernos, es aceptarnos y vivir con dignidad. El Señor nos ama y nos necesita para ser instrumentos de su amor, Él tiene un encargo especial para los viejitos, para llegar donde no llegan los jóvenes, siempre somos importantes para ser signos de su presencia, y creo que he encontrado en muchos mayores, ejemplos de esperanza, de sabiduría, de alegría, de amor y de juventud. Yo quería escribir, aunque sea unas líneas, porque deseo reivindicar lo importante que son para nuestra iglesia, también, para reclamar de ellos no sentirse menos y afirmarse en lo valioso que son. Y en particular, quiero estar en este boletín, para hacer un reconocimiento a los laicos de la tercera edad de nuestra congregación, que tanta riqueza aportan a nuestra Rama Secular. Daniel Gushiken Coordinador General Rama Secular N U E S T R A

F A M I L I A


6

A D U L T O

M A Y O R

Mi camino en la Tercera Edad Hna. María Isabel Ponce de León, ss.cc.

Entré

al noviciado a los 17 años, profesé a los 20

adecuado para disfrutar

y ahora tengo 73. Mirando atrás todo me parece simple, sencillo y al mismo tiempo GRACIA; nuestro Padre Dios me dio la conciencia de la Ternura de su

de la amistad. Los desencuentros con las personas nunca han sido

amor y de amarlo, y mi vida la he entendido con referencia a Él. Me dio a su Hijo amado que me asumió en su Amor Filial, en su vida a través de alegrías y

más fuertes que el amor. Otro regalo del Señor fue el cariño de las personas

gozos, de penas y sufrimientos, lo que es normal en toda vida, y que he entendido como comunión en los suyos y por el bien de otros, y que así se iba

con quienes me relaciono; así he ido disfrutando de todo lo bueno y lo bello

realizando la comunión existencial con Él, y que por Él, con Él y en Él, estaba ante el Padre: era para el Padre. Jamás se me ocurrió pensar ahora soy joven,

que el Señor me ha ofrecido aunque sin confundirlo nunca con Él

ahora soy adulta, ahora entré a la tercera edad; simplemente he ido asumiendo cada etapa como Él me la ofrecía, lo que no ha significado no sufrir más,

mismo. Por otra parte, jamás busqué la actividad por la actividad

sí apertura, gratitud gozosa, pues a través de todo me sabía y me sentía amada por mi Padre Dios y por mi Jesús con amor esponsal. En esa comunión con

y he sentido alegría y paz cuando por salud he tenido que restringir y aún dejar toda actividad,

Él, me he ido realizando hasta en el profundo anhelo de maternidad, pues entiendo mi participación en la Obra Redentora como un comunicar vida: SU VIDA.

siempre me era posible llevar a todos en mi oración y acompañarlos con mi amor y preocupación, entendiendo que esto me era posible por la unión

Así también, en su Luz, la comprobación de mis límites, de mi debilidad, y ni siquiera de una infidelidad, han disminuido mi confianza pues todo lo negativo que

con Él. Hoy día, la disminución de capacidades y de actividad no me significan frustración; Él espera de mí, lo que me es posible cada día, pues es lo que Él

hay en mí ¿qué es ante su Amor Misericordioso, Infinito, Ominipotente?. Además, nunca pretendí no equivocarme, he preferido así, optar por lo que

mismo permite. Al recorrer mi vida no puedo decir que ésta u otra época fue mejor; para mí fue siempre mejor el momento presente. El Amor del

entendía que era más amor. En caso de duda pensaba: prefiero que me digas tonta, pero no ingrata.

Señor que me dio la existencia me quiso para Sí, y camino por la vida gustando la Ternura Paternal de Dios; creo que es lo que nos deseaba el Buen

Centrada en la adoración contemplativa, por esto mismo, me he sentido impulsada a darme, a ayudar en servicios concretos, según se ampliaban

Padre. Si alguien me preguntase: ¿eres feliz?, a mi vez le preguntaría ¿qué es para ti la felicidad? ¿sólo

las posibilidades de apostolado en nuestra Congregación. Lo he entendido en el rostro de quienes estaban a mi lado, y me ha urgido hacia

cuenta lo que toca al campo de la propia existencia?. ¿Es posible ser feliz contemplando a Cristo en perpetua agonía, en los seres humanos, inocentes

los necesitados, los pobres; los enfermos; hacia el que sufre, cuya vida de cerca o de lejos se impone en mi conciencia. He entendido su Voz que brota

o culpables?. ¿Es posible no sobrecogerse ante la crueldad de que es capaz el corazón humano, y la indiferencia, ante todo esto, de quienes tienen

de la multitud de los Pueblos reclamando mi atención, mi entrega o por lo menos mi oración. Después del Vaticano II, los cambios en

autoridad y poder?. ¿Es posible la impasibilidad viendo la mentira, la injusticia, el odio, la ambición de arrasar con cuánto y con quiénes son obstáculo

cuanto a formas y modos, no me significaron problemas, al contrario. Soy radical sí, en cuanto a principios y valores, no es posible conculcarlos, más

a sus planes?. Por esto, pensando en mi vida, mi camino y mi destino, quiero decirle desde el Corazón de su Hijo amado: TE BENDIGO PADRE,

también soy capaz de amar y respetar a quien no los comparte. En la vida comunitaria, en el amor fraterno, dado y recibido, encontré el clima

SEÑOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA PORQUE HAS OCULTADO ESTAS COSAS A SABIOS E INTELIGENTES Y SE LAS HAS REVELADO A PEQUEÑOS. (Lc. 10,21)

N U E S T R A

F A M I L I A


A D U L T O

7

M A Y O R

LA RIQUEZA QUE BROTA DEL ENCUENTRO ENTRE PERSONAS DE EDADES DIFERENTES: «UNA MAYOR Y UNA MENOR» Hna. Liz Fuentes, ss.cc.

Cuando

me pidieron escribir este artículo me

sentí halagada, aunque también un poco limitada por no tener aún, una experiencia de vivir con hermanas mayores. Mi compartir parte mayormente de pequeñas experiencias de encuentro con hermanas de Ecuador y Perú, aunque también vienen a mi mente algunas otras hermanas y hermanos de otros lugares que he ido conociendo en el camino. Lo que expreso a continuación ha brotado de traer a mi mente y corazón, rostros de hermanas y hermanos muy concretos con quienes Dios me ha dado la oportunidad de intercambiar algo de nuestras vidas, sin importarme si entran en esta catalogación de «tercera edad», pues para mí, más que representar una edad, representan vidas entregadas por una opción, caminos andados, sabiduría de vida; así tengan 60, 70, 80 o más años de vida. Me han sido planteadas algunas preguntas para este artículo, que quiero mencionarlas, porque me han servido de guía; no pretendo responder ordenadamente a cada una, pues confío que en mi compartir saldrán algunas respuestas de manera indirecta. ¿Cuál ha sido tu experiencia con las hermanas mayores?,¿Qué admiras de ellas?, ¿Qué N U E S T R A

despiertan en ti?, ¿Qué buscas al acercarte a ellas?, ¿Qué legado a nivel espiritual ss.cc. te dejan?, ¿Qué les pedirías?, ¿Qué desafíos te plantean sus vidas?. Ahora, a mis treinta y seis años de edad, al releer algunas experiencias en relación con hermanas y hermanos mayores, resuena con fuerza en mí, esa pregunta de, ¿qué busco al acercarme a ellas/ellos?, y creo que en el fondo hay un deseo y necesidad de encontrarme con la autenticidad, de beber de la fuente de la sabiduría, de encontrar profundidad, seguridad, sosiego, una palabra oportuna, acogida, cariño gratuito, el interés reflejado en preguntas tan sencillas y profundas a la vez de, ¿cómo estás?, ¿ya comiste?, ¿descansaste bien?, ¿estás contenta?, o simplemente la confianza de saber que alguien ora por mí. Recibir esto en medio de un ritmo de vida agitado, en un tiempo de búsqueda, de cambios, en momentos de crisis, en tiempos donde a veces la vida de nuestras comunidades y nuestra búsqueda de estructuras se ve marcada por la fragilidad y la inestabilidad… esto, es una «Bendición». Estas muestras de cariño me han hecho sentir querida, acogida, y sobre todo «acompañada» en este camino de Seguimiento a Jesús. Me voy a permitir ahora compartir aquí brevemente una experiencia que está tocando a mi puerta en este momento, y que la considero significativa en cuanto a la relación con una hermana mayor. Cuado hice mi noviciado en Ecuador, conocí a una hermana que me dio la impresión de ser un poco parca, media aislada (quizá por su sordera), no era como las demás viejitas cariñosas, que atraían por su dulzura o cercanía. Fue precisamente eso lo que me hizo acercarme a ella con perseverancia, confiando en esa frase de que «nadie se resiste al amor». Empecé a F A M I L I A


8

A D U L T O

saludarla, a buscarla, y a hacerle la plática cuando iba a su comunidad. La respuesta que generalmente recibía en tono fuerte era: «váyase, la van a regañar». Hasta que por fin me hice su amiga, así lo consideré yo. Ahora me permitía entrar a su cuarto, me sonreía, ¡qué hermoso era ver sonreír a quien antes parecía enojada!. Me preguntaba por mi familia, yo le platicaba y cuando la encontraba en otros momentos, siempre me preguntaba por cada uno de ellos. Me identificaba por mi nombre, eso me daba alegría. La visitaba cuando tenía la oportunidad de ir a su comunidad, a veces insistiendo a su puerta, pues solía encerrarse en su cuarto. También tuve la dicha de recibir algunas de sus lágrimas cuando platicábamos. Al llegar el momento de volver a México, con pena me fui a despedir, le pedí su bendición, (eso tiene un gran valor para mí, pues es algo que viene de familia), no me la quería dar, hasta que le expliqué lo importante que era para mí, entonces me la dio con lágrimas en sus ojos. Me dijo que fuera buena; me entregó una pequeña imagen de María, con la cual tenía la certeza de que siempre oraría por mí. Desde México le mandaba algunas cartitas; en una ocasión me contestó, eso me dio mucha alegría. Sabía por otras hermanas, que se acordaba de mí aunque no me escribiera. Después supe que había fallecido, las lágrimas aparecieron en mis ojos como hoy. Ahora al recordar esta vivencia después de casi diez años, me siento bendecida por Dios y tengo la certeza de que hay alguien más que sigue intercediendo por mí. Cuando llegué por primera vez al Perú en el 2000 y visité la comunidad de hermanas mayores, mi primera impresión fue: «esta comunidad refleja alegría y vitalidad», me llamó mucho la atención ver rostros felices; se sentía vida. Después tuve una que otra oportunidad de irme relacionando con ellas, con cada una desde su singularidad: con algunas bromeaba, con otras cantaba, con otras más platicaba con cierta «seriedad», con otras bailaba, con todas reía, y en fin… me sentía acogida y enriquecida con la vida que me transmitían. Ellas fueron una parte importante en mi experiencia de misión N U E S T R A

M A Y O R

de ese año, por quienes me sentí sostenida y acompañada. Ahora después de seis años, tengo la oportunidad de volver a Perú y poder «beber» nuevamente de esa fuente de vida, y aunque algunas hermanas que conocí y quise, ya no «están» aquí, sé que su espíritu de alegría sigue presente en la comunidad. Creo que estas hermanas y hermanos «mayores», en cualquier parte del mundo que se encuentren, con las limitaciones que pueda representar su edad o su enfermedad, independientemente de si fueron «brillantes», o si su vida fue callada, son un vivo testimonio de que seguir a Cristo en nuestra familia SS.CC. es algo por lo que vale la pena «gastar la vida» con alegría. Quiero terminar con unas palabras que a propósito del tema, acabo de recibir vía mail, de un hermano de Bélgica, que me las comparte de un libro que está leyendo: «La joven, atraída por una vida de autenticidad, descubre por el testimonio de su mayor, que su deseo íntimo no conduce a un callejón sin salida. Por otra parte para la persona mayor, el encuentro con su menor, será también un instante de gracia». ¡Cuánto bien nos haríamos entre «mayores» y «menores», si tomamos conciencia y valoramos lo que podemos aportar a la otra persona y si nos abrimos a recibir la riqueza que emana de sus vidas! «Gracias por tu rostro cansado, por tus pies que ya no pueden andar, por tu mente que avece se olvida, por tu voz que se apaga... porque eso, tmbién es reflejo de que tu vida ha sido entregada». ¡¡¡ Gracias Hermana, Hermano, por reflejarme a un Dios alegre!!!

F A M I L I A


A D U L T O

9

M A Y O R

«Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con Él» A. Abel Maldonado, ss.cc.

(Juan 1, 39b)

Yo sé que cada uno tiene temperamentos distintos, con virtudes, defectos y hasta apreciaciones diferentes de la vida religiosa y del servicio sacerdotal, sobre todo misionero, y me pregunto ¿quién de nosotros no tiene defectos o virtudes que a veces no son compatibles con todos?, esto me ayuda a ver con más claridad el ejemplo de vida y de servicio de nuestros hermanos. Sólo el hecho de dejar familia, país, para abandonarse a un envío y llamado (por obediencia u opción) son para mí muy importantes, ya que su vida de entrega desde que llegaron es y fue por una realidad concreta de nuestro Perú, «ser misionero del evangelio no sólo se vive con palabras, sino con nuestra propia vida, entregándola

al

servicio

de

nuestros

«Jesús invita a todos a participar de su misión. ¡Que nadie se quede de brazos cruzados! Ser

hermanos».

misionero es ser anunciador de Jesucristo con

el P. José Paúl y su peculiar forma de ser, sobre todo

creatividad y audacia en todos los lugares donde el evangelio no ha sido suficiente

esa acogida, calidez y sentido del humor,

anunciando o acogido, en especial, en los

fidelidad al Señor. Recuerdo que en un diálogo que

ambientes diferentes y olvidados y más allá de nuestras fronteras….»

sostuvimos me dio un consejo muy sencillo y

Hola hermanos y hermanas, inicio con este texto que aparece en el documento final de Aparecida, porque expresa lo que pude y puedo ver del

Cómo no poder referirme a nuestro hermano

acompañado de su servicio como sacerdote con gran

profundo: «Sé fiel al llamado de Dios desde la sencillez y servicio del sacerdocio… porque ahora no entiendo qué tipo de sacerdotes jóvenes formamos» (con su peculiar sonrisa y tono de voz). En Montemar tuve la suerte de poder vivir un

servicio y entrega de nuestros hermanos mayores (con cariño) como hijos de los ss.cc., misioneros;

año con P. Germán Le Baut, que era el socio en el

como también desde mi relación, encuentro,

vida, (que en lo personal me cuesta mucho, pero

experiencia y aprendizaje con ellos. El solo hecho de poder recordar y revivir experiencias con nuestros hermanos de la Tercera Edad, me remonta en el tiempo y me hace ver todo un camino vivido desde la opción de entrar a la Congregación y ahora como consagrado, son hechos concretos (que me ayudaron mucho y me ayudan) en mi formación y aprendizaje, de lo que quedo muy agradecido por sus consejos, y sobretodo por su ejemplo de vida que ayudan mucho a un joven que inicia este caminar de entrega a Dios y de servicio a su pueblo. N U E S T R A

postulantado y de él pude aprender la sencillez de de lo cual no me doy por vencido, y sé que se puede vivir si uno lo decide y pone de su parte). Más allá de su gran capacidad de lectura y sabiduría que lo vive con mucha modestia, está su cercanía y alegría para las bromas (cuando lo conocí me parecía muy serio y me daba miedo), gracias P. Germán por tu paciencia y cercanía. No puedo dejar de mencionar a mi buen hermano el P. José Serrand, que con su cercanía, alegría y sus buenos consejos, me ayuda mucho. De la misma forma agradezco a Dios por la escucha, consejos y cercanía de mi buen hermano el P. Juan F A M I L I A


10

A D U L T O

M A Y O R

Luis Shuester que me acompañó por mucho tiempo

mi buen hermano P. Juan Maria Oliver, gracias por

y me ofreció una gran amistad.

tu sencillez y preocupación por el otro.

Desde el ejemplo de vida del apostolado

Por lo tanto, siento que todo este corto

tengo muy presente a nuestro hermano el P.

tiempo que tengo dentro de nuestra provincia (siete

Marcelo Trégouët que desde su servicio y entrega

años) uno de los referentes que me ayudan a ver

a los pobladores en Laderas me enseñó muchas

mi vida como profeso son ustedes mis buenos

cosas que las tengo siempre presentes. No puedo

hermanos, que desde su servicio en las diferentes

dejar de mencionar a nuestros hermanos el P. Hilario

áreas en las que se encuentran, me motivan a

Huanca, P. German Wendling y el P. Gabriel Horn,

reflexionar, sobre la importancia de ser un

son tres hermanos que conforman mi comunidad y

consagrado y del servicio sacerdotal que presamos

que cada uno de ellos tiene una forma de ser muy

como religiosos.

distinta, desde la manera de pensar y de actuar,

Nuestra Provincia tiene la gracia de tener

pero que me enseñan que las desiciones de una

hermanos que dieron su vida radicalmente por

vida comunitaria se las conversa para poder servir

anunciar el evangelio de Jesús a nuestros

mejor a la gente del lugar y para darnos el tiempo

hermanos más necesitados desde su propio

para nosotros. Dentro de este gran campo del

contexto social, y de hermanos que, aún hoy,

servicio apostólico, cada uno de ellos tiene una

continúan esa tradición; pero permítanme decirles

manera de llevar el evangelio, y de cercanía a la

que cuando uno está en todo este proceso de

gente, pero se siente que se respira un mismo aire,

formación donde tiene como centro de su vida a

que es Jesús quien nos mueve y nos lleva al

Dios, también es muy importante nuestra familia

encuentro del otro. ¡Cómo no recordar la vida y

SS.CC. donde Dios, como ustedes, puede llegar a

servicio de nuestro buen hermano P. Francisco

esperar mucho de nosotros; y también esperamos

D’ynglemare!, que dio muchos años de su vida y

mucho de ustedes desde su cercanía, escucha,

servicio a este hermoso Valle de Tambopata y

servicio y entrega.

donde es muy recordado y querido por toda la

Antes de despedirme quiero también hacer llegar mis saludos a todos(as) los hermanos (as)

gente. Cómo no tener presente a mis hermanos,

mayores que a veces con una palabra o un gesto,

P. Huberto Lanssiers, P. Hervé Thomazo que

me hicieron sentir su apoyo y compañía desde

dieron su vida a los marginados de la sociedad,

Bolivia, Chile y Perú (José Vicente, Eduardo –Yayo-

y a los jóvenes, que son el presente de nuestro

, Enrique M., Adelita, Ronaldo, Maria Gracia, Olga,

país. Creo que atender nuestro llamado y servicio

Rossina, Luisa), a todos ustedes gracias y que

desde nuestros hermanos reclusos y desde

nuestro Señor los colme de bendiciones.

nuestros hermanos jóvenes, son el soporte de

Me despido de todos ustedes hermanos (as) y será hasta otra oportunidad Dios mediante,

nuestras obras. Mi buen hermano P. Gastón Garatea, gracias por tus consejos y cercanía en mi proceso de aspirantado y por enseñarnos desde tu servicio

gracias por su tiempo. Termino compartiendo con ustedes otro texto del documento final de Aparecida:

en la «Mesa de Concertación por la pobreza» que

«Jesús comenzó su misión formando una

un religioso también puede dar mucho desde su

comunidad de discípulos misioneros… su

servicio a nivel nacional sin abanderamientos

comunidad también fue parte de su anuncio.

políticos. Quiero decirte que nosotros los jóvenes,

Insertos en la sociedad, hagamos visible nuestro

necesitamos que nos enseñen, escuchen y que nos

amor y solidaridad fraterna y promover el

tengan un poco de paciencia.

dialogo con los diferentes actores sociales y

P. Estanislao Kasprzak con tu servicio desde

religiosos. En una sociedad cada vez más plural,

la educación nos invitas a que no olvidemos la otra

seamos integradores de fuerza en la

área del acompañamiento y enseñanza a los

construcción de un mundo más justo,

jóvenes, gracias por tu cercanía, como también a

reconciliador y solidario…»

N U E S T R A

F A M I L I A


11

R E F L E X I O N

Hermanos de la Tercera Edad Fernando León ss.cc.

H

acia fines de septiembre, nos reunimos en Santiago un grupo de hermanos de la Provincia de Chile, no era cualquier grupo, eran los hermanos entre 65 y 75 años, un grupo importante para nuestra Provincia, hermanos que han ido forjando el carácter que hoy tiene la Congregación en nuestro país. La comisión de formación permanente preparó una jornada de 4 días, en que diversos especialistas nos acompañaron con su sabiduría: un geriatra, un psiquiatra y un sacerdote jesuita; atacamos así tres frentes: lo biológico, lo psicológico y lo espiritual. Los aportes fueron de gran calidad y ayudaron a ampliar la mirada sobre esta etapa de la vida. A continuación presentamos algunas de las conclusiones del grupo y desafíos que surgieron de la jornada.

Por otro lado, hay que seguir buscando entregarse al Señor y a los demás, sin caer en un cuidado

Una conclusión englobante, que surgió ya desde la primera exposición, es que la Tercera Edad y el tiempo que va desde ella hasta la muerte no

egocéntrico de sí. Se trata de equilibrar el cuidado de la vida y la entrega de la vida.

es necesariamente un deterioro; es una etapa de posible desarrollo de la persona. De ahí que, en vez de hablar de envejecimiento, sea mejor hablar de longevidad.

c) Por un lado, hay que aceptar el cambio generacional en la Provincia, con la consiguiente necesidad de reubicarse en el lugar de la Provincia

Algunas tensiones: a) Por un lado, hay que aceptar lo que va decayendo con el paso de los años; es inútil luchar contra ello, como si fuese una enfermedad superable; hay que aceptarlo como que son «cambios normales» de esta etapa de la vida. Dicho de otra manera, se trata de adecuarse a las capacidades físicas reales, «bajando las revoluciones» y buscando un trabajo adecuado a la edad y a las fuerzas que se tienen. (aunque hay que saber discernir, con la ayuda adecuada, lo que es «cambio normal» de lo que es enfermedad). Por otro lado, hay que seguir cultivando con esmero lo que se mantiene vigente en esta edad, e incluso estar abierto a lo que puede surgir como novedad. b)

Por un lado, desafío es a lograr un sano

cuidado de sí y de sus fuerzas, teniendo un estilo de vida saludable, convenciéndose de la necesidad de una medicina preventiva, en buena medida para no cargar más tarde sobre los demás; cosa no fácil cuando uno todavía se siente bien y con energía. (pero sin caer en lo hipocondríaco). N U E S T R A

que nos corresponde; esto supone acoger bien a los más jóvenes y dejarles los espacios adecuados. Por otro lado, desde ese lugar que nos corresponde tenemos que seguir aportando lo nuestro. Esto implica «podar» la actividad para seguir sirviendo de acuerdo a lo que cada uno es capaz y a lo que los hermanos piensan que uno es capaz; y también inventar ministerios adecuados. Como aporte propio de esta edad, que otros no pueden hacer, se pusieron los siguientes ejemplos: • atender (escuchar y servir) a los demás • transmitir los valores recibidos: centralidad de la Escritura, valor de lo sagrado (liturgia, presencia de Dios en el hermano), centralidad de Cristo, vivir con Dios...

• • • •

cercanía con la gente: no somos ni superiores ni ejanos serenidad, no impaciencia disponibilidad para servir en lo que sea necesario conciencia de gratitud por lo que el Señor ha hecho en mí y a través de mí, como servidores «útiles pero prescindibles»

F A M I L I A


12

R E F L E X I O N

d) Se plantearon otra serie de desafíos, que no fueron trabajados más en detalle: • enfrentar sin dramas la situación de una Iglesia

• • •

que va disminuyendo con nosotros y parece irse envejeciendo (debiendo ser longeva) saber reírse de sus propios achaques lograr empatía con los que sufren algo análogo hacer experiencias (no meras «actuaciones»), lo que supone, a la vez, tolerancia a la frustración (renuncia a la omnipotencia, reconocimiento de que no tengo la solución de los problemas y conflictos que enfrento) y

confianza en que encontraré la solución recuperar la importancia de lo invisible, del sentido de las cosas, de lo trascendente en el

llegar disponible a esta etapa, como al noviciado; disponible a aprender. Esto implica, correlativamente, la necesidad de encontrar y preparar «maestros de novicios» para la tercera

• •

edad trabajar más la oración para este tiempo, sobre todo la oración bíblica aceptar las nuevas formas de pobreza que llegan con los cambios de la edad, y que no hemos elegido.

e) Finalmente, el psiquiatra recomendaciones explícitas:

más amplio sentido. Mantener la oración, redescubrir los valores, seguir cultivándose, mantenerse atentos a las noticias, interesarse

dejó

cinco

Mantener una vida mental siempre exigida. Sigo aprendiendo. Sigo enriqueciéndome.

por lo que hacen los demás aprender a defenderse del narcisismo de la cultura, tanto personalmente (y en comunidad)

Puedo seguir generando conocimiento y madurez. Hacer ejercicio físico. Especialmente el

como en la actividad pastoral superar el mecanismo de defensa de la proyección, que culpabiliza a los otros

aeróbico. Esto produce endorfina y mejora el funcionamiento de los neurotransmisores. Cultivar una «maestría». Realizar alguna

• •

actividad relacionada con una destreza o habilidad adquirida o por adquirir. Mantener, enriquecer o iniciar una especialidad.

evitar creer que ya no tenemos nada que prender cultivar un pensamiento más maduro

(«posformal»), capaz de relativizar lo que no es absoluto y de ver las tensiones dialécticas entre las polaridades que se dan en la realidad;

Dar calidad a las relaciones sociales. Enriquecer el contacto con otros, crear y mantener vínculos, incluida la relación con Dios.

Realizar actividades de tiempo libre. Buscar en la vida una actitud más contemplativa que activa. Más gratuita. Lo mejor es la lectura, pero

un pensamiento capaz de integrar las dos miradas de la realidad, propias de nuestros dos hemisferios cerebrales

Eucaristía de Acción de Gracias

Hermasie Paget, ss.cc. Congregación de los Sagrados Corazones N U E S T R A

también juegos, baile...

Las Hermanas de la Congregación de los Sagrados Corazones, tienen el agrado de invitar a Ud. a la Eucaristía de Acción de Gracias por los 159 de años de Consagración Religiosa de la Madre Hermasie Paget, ss.cc. y por todo el trabajo realizado en reconocimiento a su intervención valiente en la Guerra del Pacífico. La Eucaristía se llevará a cabo el miércoles 24 del presente mes a las 7 p.m. en la Capilla Belén, ubicada en la Av. Álvarez Calderón 761 – San Isidro. Esperamos contar con su presencia.

F A M I L I A


13

O R A C I O N

Oración escrita por una religiosa anglicana del siglo XVII y encontrada en la Catedral de Canterbury

Me estoy poniendo vieja Señor, Tú sabes mejor que yo, que envejezco y que un día formaré parte de los mayores. Líbrame de esa fatal costumbre de creer que debo decir algo a propósito de todo y en todas ocasiones. Líbrame del deseo obsesionante de poner en orden los asuntos de los demás. Vuélveme reflexiva, pero no pesada, servicial pero no autoritaria. Me parece una lástima no utilizar toda mi verdadera reserva de sabiduría, pero Tú sabes, Señor, que quisiera conservar algunos amigos. Refréname para no relatar detalles sin fin. Dame alas para llegar al término. Sella mis labios sobre mis males y dolores aunque aumenten sin cesar Y sea más agradable, al filo de los años, enumerarlos. No me atrevo a pedirte que me llegue a gustar oír el relato de los dolores ajenos; pero ayúdame a soportarlos con paciencia. No me atrevo a reclamarte una mejor memoria y menos petulancia, pero dame una humildad creciente cuando mi memoria choque con la de los demás. Enséñame la gloriosa lección de que puede ocurrir que me equivoque. Guárdame. No tengo tanto deseo de santidad: ¡algunos santos son tan difíciles para convivir con ellos! Pero una persona muy amargada es, seguramente, una de las invenciones supremas del diablo. Hazme capaz de ver lo que hay de bueno allí donde no se esperaba, y de reconocer talentos en quienes no se veía ninguno. Y dame la gracia para decírselo.

NOTICIAS

Amén.

Viajes

El 2 de Octubre del presente año, Rosa Ester Henriquez viajó a Chile

para incorporarse a su Provincia por motivos de salud. Las Hermanas en Lima, le hicieron una pequeña despedida en agradecimiento por los años que ha permanecido con

Horizonte participando de reuniones

comunidades del Sur: Candy Núñez,

y coordinaciones relacionados a sus

Marcela de Taboada y Teresa Lazcano.

servicios con la CIAL; durante su

El 18 de Octubre Candy Núñez, viajará

estadía en Chile aprovechó para

a Roma, para participar en la reunión

visitar a los estudiantes peruanos. En

de Provinciales organizado por los

Roma, participará del curso de los

Gobiernos

nuevos provinciales organizado por

generales

de

la

el gobierno general.

El 31 de octubre, Juanita Gómez

Reunión de Consejo

Loayza, viajará a Quito- Ecuador para participar en el Encuentro de Formación

misma en nuestro país. La provincia

Permanente a nivel de la Conferencia

de Perú – Brasil – México, agradece Provincia de Chile por su apoyo

noviembre, estuvo en Chile y Belo

las visitas Canónicas de las

Congregación.

nosotros, dando lo mejor de ella

infinitamente a las Hermanas de la

El lunes 15 de octubre, regresaron de

Del 13 al 15 de noviembre, el consejo

de América Latina.

provincial de los hermanos tendrán

Raúl Pariamachi se ecuentra de viaje

su última reunión del año en Plaza

desde el 7 de octubre al 11 de

Francia.

solidario.

N U E S T R A

F A M I L I A


14

O R A C I Ó N

Oración para Aceptar la Ancianidad «Binaventurados los viejos». Esteban Gumucio, ss.cc.

M ientras

era joven, muchas realidades despertaban mi pasión de gozar, fabricar proyectos, combatir, defender. Ahora, todas las situaciones llegan a ser tenues y pálidas como las últimas luces de la tarde. Señor, acepto la ancianidad; pero no permitas que me convierta en un viejo avaro de sí mismo. No quiero darme por vencido y entregarme a la fácil nostalgia de tiempos pasados. ¡Contigo he tomado el decidido sendero hacia adelante!. No quiero volver la cabeza para mirar los surcos de mi arado. Te los entregué para la siembra, que siempre es exclusivamente tuya. Te los vuelvo a entregar ahora, al caer el sol, para la cosecha, que también es tuya. Acepto mi cuerpo tan poco ágil, tan torpe para andar al mismo paso del espíritu. Lo acepto así tal cual es, sujeto al orín del tiempo que me traba los huesos. Hazme caminar, aunque sea a paso lento; no me dejes instalado, en la sombra, a rumir melancolías, a contabilizar lo no hecho, lo no amado, lo no vivido. No quiero dejar entrar en mi corazón la sutil desconfianza y los disimulados miedos a la muerte. En la médula de mi alma quiero siempre creer en ti, Dios de la vida. Renuncio a conservar todos los nombres de personas, lugares y cosas. ¡No importa mi somnolienta memoria!

y la tristeza. Te pido, Señor, no permitas que yo sea un viejo triste; no permitas que entristezca a los demás, que no sea ni gruñón, ni agrio, ni mal agradecido, ni un viejo vanidoso con aire de pieza de museo, ni un viejo difícil y susceptible. Dame la sencillez de corazón para confesarme cansado, cuando lo esté; pero no me dejes naufragar en la pereza senil. Hay tantas urgencias en el servicio al mundo y a la Iglesia: permíteme encontrar mi lugar exacto en la fila de tus operarios de la hora undécima. No quisiera retirar mis manos, antes que Tú lo pidas a través de la enfermedad y de la muerte. Concédeme, sobre todo, la alegría de espíritu, cuando tenga que renunciar a lo que otros pueden hacer mejor. Mantén dentro de mí la testaruda voluntad de aceptar con paz todas las limitaciones, todas las inevitables maginaciones, todas las oscuridades que acompañan el regreso a la retaguardia. Que cuando no pueda asumir responsabilidades activas, me goce en orar por los que toman el relevo.

Acepto también que mis amigos disimulen mis olvidos y me sujeten de los codos para subir las escaleras. Agradezco la finura de su gesto... Acepto la humillación de sorprenderme contando los mismos cuentos a las mismas personas, en repetidas y nuevas ediciones, ¡qué me perdonen!

Que cuando no pueda predicar, me contente con desgranar arvejas o regar las plantas del jardín. Y cuando no pueda salir al jardín, pueda mirar con interés, desde mi ventana, los juegos de los niños, las activas ocupaciones de los gorriones, y escuchar el canto de los zorzales, rezando el Padre Nuestro y el Ave María.

Noto en mí una creciente preferencia por la seriedad. No sé qué pensar, me confunde, Señor. Ayúdame a reconocer la frontera entre la seriedad

Y cuando ni siquiera pueda hacer otra cosa que dejarme cuidar por mis hermanos, entonces, sepa, por lo menos, sonreír, agradecer y contagiar la paz.

N U E S T R A

F A M I L I A


V I D A

D E

L A S

15

P R O V I N C I A S

La familia, exalumnas del colegio Sagrados Corazones de Arequipa, y hermanas, celebraron una Eucaristía de Acción de Gracias en la Capilla Belén el sábado 22 de setiembre por los 90 años de vida de nuestra Hna. María del Rosario Pérez.

Homenaje a Nuestra Madre y Amiga Gladis Mc. Callum de Tejada Exalumna Coleg SS.CC.-Arequipa

Tienes las múltiples facetas de un brillante….. madre, a ti te talló el Señor. Érase un colegio blanco, en el colegio un patio y junto a él, un altar, poema de luz y gracia, aulas brillando primorosas, largas hileras del dormitorio del internado…. Vuelven los recuerdos con su dulzura, vuelve el tiempo que pasó. El corazón tuyo y el nuestro revive el querido colegio como un colmenar, las monjitas en Adoración Perpetua con sus mantos rojos día y noche frente al altar. Madre Graciela,

Hna. María del Rosario Pérez con ex-alumnas del colegio ss.cc. Arequipa

Thais, M. Eugenia, Lourdes, Ana María, Josephine, Agnes Marie, Carmen Maria, Virginia, Noelle,

Hoy es el día, día de luz y alegría, de plegaria y

Pauline, Genoveva, Marta, Lolita, Marie Chantal,

celebración.

Imelda, Gertrudis….

Nos reunimos para agradecer el gran amor de

Fiestas y procesiones, consagración a la Virgen

Dios, que nos permite celebrar gozosas los invictos 90

María, jaculatorias y oraciones…. Vivencias atesoradas

años de nuestra madre María del Rosario Pérez, forjadora

en todas tus niñas, que ninguna circunstancia pudo

reconocida de nuestra personalidad en las horas de

borrar de nuestra mente, tienen su propio sello de

alborada en las que aprendimos las valiosas lecciones

eternidad.

de fe y esperanza, de espiritualidad profunda, que nos

Madre María del Rosario, largos han sido los

abrió el camino hacia la búsqueda de Dios, el bien, la

años vividos con los matices de amor y dolor que

verdad y la belleza.

forman la existencia humana, nos transmitiste

Desde aquel lejano setiembre en que se abrieron

lecciones del alma y nosotras las volcamos en hijos y

tus ojos en la tierra arequipeña, hasta hoy que nos

nietos. Sembraste en los campos eternos de la vida y

reunimos a la luz dorada de tu espléndido otoño, han

ese fruto y esa flor guardaron para siempre un

pasado largos años cargados de esfuerzo, de trabajo tenaz.

mensaje de amor.

Desde los claustros del emblemático Colegio de

Rememoramos hoy el cielo azul y el sol radiante

los Sagrados Corazones, faro de luz de tantas

de tu blanca Arequipa y también, ¿por qué no decirlo?,

generaciones, el llamado de tu vocación te trajo a los

como alumna de otra tierra y otro cielo, una pincelada

claustros chosicanos, de allí se inició tu camino de Maestra

fragante de mi valle moqueguano con sabor de fruta

que quiero resaltar por encima de tus muchas cualidades.

y miel…

Madre nuestra, con tu corazón de pan, con tu fulgor

Desgrana lento tu rosario de recuerdos en este

de lámpara nos marcaste el camino, pusiste alegría y

día a la luz dorada de tu otoño, sintetizamos tu vida

sencillez en nuestras vidas, coraje y fuerza, voz amiga

Madre y Maestra, con gratitud profunda al Amado

en el reproche y en el canto.

Señor que nos dio la Gracia de ser tus alumnas.

N U E S T R A

F A M I L I A


16

V I D A

D E

L A S

P R O V I N C I A S

Nos dice Platón que la llama deja de serlo para

«El Señor es el lote de mi heredad y mi copa,

convertirse en luz, y los Salmos nos recuerdan que la

me ha toca un lote hermoso, me encanta mi heredad»

vida es una escala que el alma sube cada día, hasta

«Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás de

encontrarse cara a cara con la gran verdad de Dios.

gozo en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha».

Al ofrecerte en este día mi canción florecida de setiembre, menciono la belleza poética de los Salmos:

Madre, amiga, y Maestra….. Jesús y María te guarden por siempre

Desde Ajacuba, México

Celebración del Día de la Unidad Laura Isabel Morales, ss.cc.

Las diez comunidades de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, Ajacuba, se reunieron el pasado 23 de setiembre en la comunidad de Tecomatlan para compartir fraternalmente la fe. El equipo parroquial ha organizado desde hace tres años una mañana para favorecer la comunión entre ellos. La fiesta de la unidad es la conclusión de semanas de evangelización que realizan cada verano las comunidades de la parroquia. La celebración llena de colorido se inicia con una peregrinación de los fieles precedida por las imágenes de los santos patronos de cada comunidad, ellas se identifican por un color que portan en sus ropas o en los adornos que los acompañan. Todos van cantando y echando «porras» a su santo patrono, a lo largo del camino se unen más fieles para aclamar a Jesús y María. La Congregación SS.CC. fue representada por la Virgen de la Paz. Al llegar a la comunidad que acogía, los fieles se ubicaron en el auditorio del lugar, allí se ofreció el desayuno; a lo largo de la mañana se N U E S T R A

presentaron bailes y cantos. Más de 1500 personas reunidas pudieron observar una Exposición Vocacional de algunas Congregaciones y Movimientos de la Diócesis de Tula. Mientras se realizaban juegos de mesa para proseguir la evangelización de manera lúdica, en la Capilla se presentaron power points y películas con temas religiosos. Luego de esta mañana de compartir, se concluyó con la Celebración de la Eucaristía presidida con el Vicario de Pastoral de la Diócesis; se terminó la jornada con la comida ofrecida por la comunidad anfitriona. Esta fiesta ha sido posible por la preparación y dedicación que han puesto las hermanas y los encargados de las comunidades. Lourdes Meléndez y Laura Isabel Morales, pudieron participar de este momento, compartiendo con nuestras hermanas de su entusiasmo y compromiso en la evangelización de la Parroquia. Vivir esta experiencia ha sido muy gratificante para cada una de las Hermanas de la zona México. F A M I L I A


V I D A

D E

L A S

17

P R O V I N C I A S

Impresiones sobre el Encuentro de Superiores Mayores en el Sur Andino

ENCUENTRO DE LA VIDA RELIGIOSA EN CUSCO Teresa Lazcano, ss.cc.

Participantes

Grupo en oración

Cusco, lugar que guarda una tradición milenaria Incaica, en donde su folklore, su canto y su danza se convierten en transmisores de una historia, de una gran cultura, ha sido el lugar donde se realizó el Encuentro de Superiores Mayores en el Sur Andino, que se desarrolló del 27 al 29 de setiembre. Participamos de la Congregación Candy Núñez y Raúl Pariamachi, superiores provinciales; las hermanas: Liz Fuentes, Rocío Vinueza, Edith Paredes y los hermanos, Herman Wendling e Hilario Huanca. Este encuentro de la C.R.P Sur, ha permitido abordar algunos aspectos que ha dejado la V Conferencia de Aparecida-Brasil. Para iniciar nos adentraron en el contexto de la realidad nacional, exposición dada por la socióloga Pilar Arroyo, su metodología nos hizo recorrer, profundizar y entender por dónde van los movimientos en el aspecto social, económico y político. Seguida a esta exposición un agente de pastoral «Chema» así conocido por esta región, dio algunas herramientas para que a la luz de las experiencias propias vividas en esa zona, se pueda hacer un análisis de la coyuntura que se está viviendo eclesialmente. Al siguiente día, el Obispo Monseñor Pedro Barreto, compartió sus experiencias en su participación en la V Conferencia Episcopal en Aparecida-Brasil, apuntando más hacia los desafíos que interpelan a la Vida Religiosa en el país y más específicamente en la zona del sur andino. N U E S T R A

El último día se hicieron simultáneamente dos reuniones a cargo de la junta directiva nacional de la C.R.P, para tratar temas más específicos. Con gran dolor algunas hermanas de la Prelatura de Ayaviri compartieron su «camino» de «cruz» que están llevando por el momento, no tan solo por lo que toca a su persona, sino por el gran desconcierto que vive la gente, el pueblo, al ser tratado sin respeto por los «nuevos evangelizadores». Aún así las esperanzas y el convencimiento de que vendrán «tiempos nuevos» hace no abandonar la «misión» encomendada por Cristo, para seguir haciendo creíble y posible la presencia de Dios en medio del dolor y del sufrimiento.

GRAN BINGO SHOW La Parroquia SS.CC. - Recoleta, invita a pasar un día en familia, en nuestro bingo parroquial. Tendremos premios, sorteos, viandas.... La cita es el domingo 4 de noviembre 2007 ¡Los esperamos, no falten!

F A M I L I A


18

C O L E G I O S

S S. C.C.

PALABRAS CENA INSTITUCIONAL 2007 Harry Patrón Torres Director General Colegio SS. CC. Recoleta

Todos los pueblos que habitan o habitaron

tienen razones de esperanza para vivir y ser mejores cada día.

sobre la tierra, desde

Sólo es posible celebrar ubicándonos en nuestra

tiempos inmemoriales,

realidad y en nuestra experiencia común, porque una

han celebrado, han

celebración fuera de contexto perturba y divide en vez

hecho fiesta, se han

de unir y crear. La experiencia que compartimos es que

alegrado. Nuestro país

queremos que nuestros alumnos sean seres pensantes

debe

de

capaces de decidir, opinar y tomar posición frente a un

aquellos en los que más

hecho. Queremos que nuestros alumnos sean personas

fiestas o celebraciones

con un proyecto de vida cristiano, que tenga una

existen, hasta inven-

perspectiva de largo aliento. Compartimos una

tamos «feriados o fines

experiencia de fe traducida en un proceso de

de semana largos»

evangelización a través de la educación. Compartimos

para

nuestra identificación con una espiritualidad y un

ser

uno

descansar

o

proyecto educativo Sagrados Corazones y Recoletano.

festejar. Que una institución cumpla 114 años de existencia

Pero, especialmente, todos los que estamos aquí

no me genera particularmente ninguna admiración;

presentes compartimos la experiencia de la educación,

nuestro Congreso, varios ministerios y otras tantas

la cual es un evento sumamente complejo. Cualquiera

empresas tienen esa edad o poco menos que eso. A

no puede educar, pero cualquiera sí puede ser educado,

pesar de la crisis institucional que vive nuestro país no

si tiene delante suyo a un maestro lúcido e inteligente

son pocas las instituciones «decanas» o «centenarias»

que logra ingresar al mundo del educando con respeto

que llegan a cumplir muchos años. Pero si una institución

y con una actitud de amor. Creo que ésta es la verdadera

llega a esa edad llena de vida, de dinamismo, de espíritu

dimensión de la educación y del educador, en su

inconformista y que evoluciona cada día, entonces sí

definición más amplia. Creo que esto último es la razón fundamental de

que vale la pena celebrar. Todos los que conformamos la familia de la

nuestra existencia y nuestra celebración. Celebramos

Recoleta somos herederos de una tradición de más de

que este evento complejo de la educación se hace

un siglo. Somos hijos de una tradición que no existe

realidad desde hace muchos años, de generación en

por una cuestión inercial, sino que se mantiene viva

generación de alumnos, de religiosos, de maestros, de

por la validez, la pertinencia y la actualidad de su

obreros y administrativos. Si esto se encuentra

propuesta y mensaje. En otras palabras, tenemos una

perfectamente grabado en nuestras conciencias y

experiencia común que evoluciona en el tiempo y que

corazones, seremos siempre recoletanos. Solemos decirle a nuestros alumnos que estar

nos motiva a celebrar. ¿Y qué es celebrar?. Para nuestra familia celebrar

en la Recoleta no es poca cosa, que no están en

es manifestar la alegría de vivir siendo lo que somos.

cualquier colegio, que son privilegiados, que llevan la

Celebrar es tener presente nuestra identidad y

carga y la responsabilidad de los proyectos de vida

pertenencia a una familia, a un país, a una institución.

desarrollados por muchos ex alumnos notables, etc.

Celebrar es recoger la vida, nuestra tradición y

Me pregunto si estos cuestionamientos no son válidos

trayectoria de 114 años. Celebrar es un momento de

también para cada uno de los que pertenecemos al

reconciliación con el que en algún momento discutí y

colegio y si esto no representa un conjunto de

así tener la oportunidad de rehacer la relación. Celebrar

exigencias para nosotros. Afirmamos que ser alumno

es reconocer que nuestro colegio quiere ser una gran

de la Recoleta es mucho más que aprobar o sacar un

familia de familias. Celebrar es saber que somos

veinte, pero ¿qué será ser un trabajador en la

capaces de plantearnos nuevos sueños y retos. Celebrar

Recoleta?, ¿será ser más que dictar una buena clase,

es aceptar que nuestras familias y las de todo el Perú

que mantener un espacio limpio o ser eficiente en

N U E S T R A

F A M I L I A


C O L E G I O S

19

S S. C C.

alguna tarea administrativa?. Encontrar la respuesta

En nuestra fiesta estuvimos los que teníamos

adecuada a cada una de estas preguntas también nos

que estar y nadie más, esto lo aprendí hace muchos

da motivos para estar juntos.

años del P. José Luis Ramírez. Esta semana no faltó ni

Nuestra semana de aniversario fue un momento

sobró nadie, eso sí, como todo momento importante

para celebrar, reír, comer y bailar. Fue un momento para

en una persona o institución, sentimos que los motivos

dejar el trabajo y para pasar de colegas o compañeros

de nuestra celebración tienen que trascender y deberán

de trabajo a reencontrarnos como personas y amigos

llegar de alguna manera a los que no pudieron estar

miembros de una comunidad. Fue un espacio para darle

con nosotros esos días.

sentido a todo el esfuerzo que vamos desplegando todos

Saludamos a toda nuestra familia recoletana en su

los días. No sólo de trabajo vive el hombre, también

aniversario y gracias a los SS.CC. por su acompañamiento

vive de alegría, de un buen brindis y de una buena cena.

y presencia de todos estos años en el colegio.

Cual discípulos de Cristo Marilene de Souza, ss.cc.

Nuestra

querida Congregación

Sagrados Corazones, ha participado de la II Exposición Misionera como lo hicieron otras congregaciones hermanas. La exposición se llevó a cabo del 8 al 14 de octubre, en el magnífico coliseo de nuestros hermanos que se encuentra en el Colegio SS.CC. - Recoleta. Todos/as hemos puesto creatividad mostrada por el amor al carisma. En el stand pusimos tres dimensiones de visualización. Fundamentamos la espiritualidad objeto de nuestra razón de ser: contemplar el amor, vivirlo apasionadamente, anunciarlo si es posible a costa de la vida. Las imágenes de los fundadores: Enriqueta Aymer y Pedro Coudrin daban la luz a lo que sería después el fundamento existencial de beatos como

Damián de Veuster y Eustaquio Van Lieshout.

objetivaciones, eran jóvenes, mayores y niños sorprendidos que

La exigencia amorosa de nuestra Adoración como centro de

abrían los ojitos extasiados. Nosotros gozamos con esto

nuestro vivir cotidiano, que no tiene momento, es como nuestro respirar

y pedíamos al Espíritu Santo la compenetración del valeroso

para existir en la atmósfera que ofrece gratuitamente nuestro Jesús,

mensaje que ofrecíamos. Agradecemos a los colegios

encarnado en la realidad humana. Por eso expusimos una Custodia

de la Congregación residentes en Lima: Belén, Reina de la Paz y

bellamente colocada en una atmósfera de capilla.

Recoleta que ofrecieron danzas folclórikas para animar la

Fue interesante constatar la unión de Hermanos y Hermanas,

exposición, fue muy emotivo escuchar en idioma inglés a dos

Laicos ss.cc.. No importó el frío, ni el cansancio de estar sentados o

alumnos recoletanos con un hermoso himno.

de pie; lo que se quería y se quiere es mostrarnos testigos activos del

Gracias Señor Jesús, que pudimos aportar creativamente

Reino. Fue simpático el encuentro con las hermanas de las

algo de lo mucho que Tú nos das. El final de esta Exposición se

comunidades ss.cc. que nos visitaban.

culminó como debía con una celebración Eucarística en la

Los asistentes en gran número se interesaron por nuestras

catedral de Lima.

N U E S T R A

F A M I L I A


20

M U E S T R A

D E

A R T E

Palabras de Fredy en su primera muestra

Teología Indecente. La experiencia humana de lo sagrado Fredy Caballero

Quiero

agradecer a todas las personas que han hecho posible esta muestra,

especialmente a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos por haber confiado en mi propuesta. A todas y todos mis amigas y amigos que me han hecho comprender cada vez más, al ser humano. Quiero darles la bienvenida y agradecerles porque me acompañan esta noche, en que pongo por primera vez una muestra individual, que se titula «Teología Indecente. La experiencia humana de lo sagrado». Pero, además, quiero revelarles algo de lo que ha supuesto este trabajo. Mi formación se parece a uno de mis lienzos. He ido pintando con muchos colores y matices, en diversidad de texturas y materiales, con varios formatos y composición, con enfoques que al final, resultaron complementarios. Nadar por las aguas de la teología, la filosofía y el arte, ha provocado en mí la pregunta por el significado de mis expresiones. En unos momentos contemplarán algo inconcluso. Sí, ustedes no sólo van a observar, ustedes van a terminar de pintar estos cuadros con sus propias reacciones, ustedes van a reformular mi propuesta, trazarán nuevas pinceladas con su crítica y plasmarán en el diálogo su propio aporte. Gracias por estar en este taller conmigo. No pretendo en esta muestra hacer un tratado de teología. Si teología es hablar de Dios, creo que es preciso no estar tan seguro de que nuestro lenguaje es definitivo. Por eso no he escogido el concepto, la doctrina y el dogma, sino la imagen, la forma y el color para expresar a Dios y la fe de la gente. Quiero hablar humildemente de Dios, preguntando si la «decencia» estática y rígida, castrante y horrible, es la mejor manera de hacerlo, o -si lo es más bien el «ejercicio indecente» de atreverme a dinamizar y flexibilizar, engendrar y embellecer sus imágenes y las de la fe religiosa de la gente-. Estoy seguro que todos somos un poco filósofos, un poco religiosos, un poco artistas. Esta es mi esperanza. Muchas gracias y disfruten.

COMENTARIO

Marly Alegría Historiadora del Arte UNMSM

«Teología Indecente» nos cuestiona y reafirma. A través de esta serie de suposiciones que surgen de las más profundas y asimiladas verdades, se nos presentan cambios que sugieren una evolución histórica, social, política y económica radicalmente diferente. Los cambios implican, fundamentalmente, una visión reivindicadora de la mujer. Una mujer de participación activa y decidida: contemporánea. Una mujer que deja de lado su rol de sumisión y aceptación para convertirse incluso en personaje principal. Una mujer poderosa, cuya diferencia radica en su poder de decisión. Propone un acercamiento a lo divino, comenzando por una autoaceptación de especie (humana) y género (femenino), y todo lo que ello implica, sin que esto se entienda como una limitación. Entendemos que muchas de las asociaciones del cuerpo (sensual, sexual, erótico) a lo pecaminoso; ocurren en la interpretación y no son, necesariamente, propias o inherentes a su naturaleza. Y es así, como sólo conociéndonos verdaderamente y aceptándonos tal y cual somos vamos a poder amarnos y amar a los demás, y comprender que el Dios que se nos presenta es uno de amor. N U E S T R A

F A M I L I A


M U E S T R A

D E

21

A R T E

Más Comentarios Karla Raymundo Comunidad Laical ss.cc. El día 04 de octubre, se llevó a cabo la exposición de Fredy Caballero, nunca imaginé que llegaría ese día; fue una experiencia invaluable, de tanto y tanto fastidiarlo lo hizo y qué bueno, sus pinturas estaban tan escondidas que pedían a gritos ser vistas, lo mejor de lo mejor estaba empolvado, pero ahora todos lo pueden observar y ver lo grande y buen pintor que es, a veces nosotros como humanos no valoramos nuestro talento hasta que recibimos un empujoncito, es como una mariposa que sale de su capullo. Ahora sólo esperamos seguir viendo estas obras en museos o tal vez en grandes subastas ya que son tan buenas. Por otro lado, sus pinturas reflejan la manera de cómo sería ver el lado no tan puro de una virgen, una santa, es algo que nadie se había puesto imaginar siquiera como es que el Espíritu Santo le entregó el don a María, la desnudez de un ángel o a Santa Rosa mostrando sus piernas, es algo que no se había visto jamás, creo yo. Por eso vale la pena ver la muestra y de dónde parte, para que el pintor plasme su trabajo. Le auguro éxitos y espero ver otra exposición suya.

Patricia Vidal Comunidad laical ss.cc. Participar de la Exposición denominada "Teología Indecente", ha significado para mí un conjunto de gratas experiencias, entre ellas: compartir los cuestionamientos de qué es lo decente y qué no, dónde está y dónde no la presencia de Dios, el papel de la sexualidad en nuestra naturaleza divina, la mujer como imagen de Dios; así mismo, he disfrutado de las diversas lecturas de los presentes en el contacto con estas obras, lecturas que desde una mirada psicológica podrían, y sólo digo podrían, en algunos casos, tener algo de información proyectiva acerca de la experiencia tanto sexual como divina de la persona que observa, lo cual me resulta interesante y de gran utilidad para quienes nos interesa conocer y acompañar a las personas en su camino de desarrollo constante. Por último quiero mencionar, que esta experiencia renueva en mí el aprecio y valor de la persona de Fredy Caballero, el artista, que se permite cuestionarse, exteriorizar y compartir con todos nosotros su persona.

Teología Indecente? o Qué bonita la sensualidad Charo Pluma El día 4 de Octubre estábamos como espectadores de la primera exposición individual del artista JOSE FREDY CABALLERO BERNABE en la Biblioteca Central de San Marcos. Quedamos con unos amigos encontrarnos en el ingreso de la Ciudad Universitaria, para empezar juntos la aventura de entrar en una exposición de pinturas religiosas… sobre todo teológicas… y más aun desde la teología de Fredy… Parecería que no lo tomo en serio pero, es sólo un estilo de escribir; en verdad resultó una aventura adentrarse en el mundo de la teología indecente de Fredy, o la teología del indecente de Fredy? No es para tanto, sí fue, entrar en la aventura de compartir con él su versión teológica de la sexualidad, lo sensual, y lo humano de la divinidad como se le denominó. Fue una reunión de amigos, algunos expertos, otros no expertos críticos, pero si expertos en el tema de lo cotidiano, entre lo que está lo sensual, erótico, y lo sexual. Por un lado lo erótico; en el arte, se ve sublime porque lo presentan sublime, los cuerpos en la muestra de Fredy no se tocan, apenas una ligera intención, si hubiesen sido diferentes, serian vistos así de sublimes?. entre tantos sublimes, salimos endulzados, no existía una carga, una dinámica de movimiento que agrediera, era una dinámica suave, movimientos relajados, sensuales… (sobre todo Santa Rosita) cuadro que a la gran mayoría agradó, porque es la que rompe claramente el esquema, es sensual, tremendamente sensua, particularmente no la veo Indecente. Mi pregunta era ¿alguna mujer sintió ser reivindicada en la muestra?, porque una cosa era lo de la sexualidad y la fe, y otra era la persistente figura femenina, pregunto esto porque en comunidad compartimos sobre la muestra y entre las muchas opiniones que se rescataron, se habló de la intención de romper el esquema (piadoso, pudoroso, ¿machista?), usando a la mujer y lo sensual. Hay varios puntos de partida para hacer este comentario sobre la muestra y la propia teología de Fredy, pero me quedo con lo que dijo un hermano comunitario, «… no fue una muestra indecente… de repente sacrílega… por poner un signo de interrogación sobre la Virgen embarazada preguntándose ¿cómo?, ¿Y esto?, ¿Ahora qué?, y ¿?... Particularmente, me pareció que estaba aquí uno de los puntos principales del aporte de la muestra; nos dio la oportunidad de ser sacrílegos, porque hay derecho a cuestionar, sin que esto signifique sentirse ofendidos, tampoco tomarse el derecho de ofender, el cuestionar no debe dar derecho a prohibir, estorbar, impedir, castrar la inquietud de dudar para saber más; nos dio también la oportunidad de ser sensuales, críticos (no se si de arte), amigos, y sobre todo creyentes, afianzando más la opción por serlo, y creyentes desde los SS.CC. que no prohíben, estorban, impiden… con el sólo hecho de dar la oportunidad de hacer comunidad… N U E S T R A

F A M I L I A


18

O R A C I Ó N

N U E S T R A

F A M I L I A

Adulto Mayor  

Nuestra Familia Nº 292

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you