__MAIN_TEXT__

Page 15

URES

URES Pueblo de los Corazones

La puerta de los caminos de la sierra alta y del río de Sonora

L

legar a la cuesta al pie de la cual el arroyo Lo de Nava cruza el camino que comunica a la capital con Ures, significa el poder apreciar desde lo alto la magnificencia del valle sobre el que descansa la ciudad a la que Francia calificó certeramente como la Atenas de Sonora.

con los caminantes desconocidos. El peculiar obsequio inspiró en los fatigados aventureros un calificativo exacto para el lugar que les daba tan generosa acogida: "Pueblo de los Corazones". Así lo mencionó, desde entonces, Cabeza de Vaca en todas sus relaciones y escritos.

Por estos parajes probablemente dejaron sus huellas, casi perdidos en las vastedades sonorenses, aquellos náufragos que en 1536 venían desde las costas de Florida oteando sobre cerros y picachos el precario rumbo que los rayos solares les trazaban en su penosa travesía con dirección al mar Pacífico.

El pueblo de los Corazones dador de amistad, se ubicaba en lo que hoy es Ures, según apreciaciones de no pocos historiadores entre los que se encuentran el investigador norteamericano John Upton Terrel, y nuestro siempre bien recordado Flavio Molina Molina.

Álvaro Núñez Cabeza de Vaca, Alonso del Castillo Maldonado, Andrés Dorantes y el sirviente africano conocido como Negro Estebanico, llegaron a un pueblo indígena donde aliviaron la sed, saciaron el hambre y fueron ampliamente homenajeados en una palpable muestra de rudimentaria pero afectuosa etiqueta. Tras sus pasos dejaban la serranía imponente y entraban al valle espléndido. Cinco esmeraldas talladas en forma de punta de flecha le fueron obsequiadas a Cabeza de Vaca por los naturales del lugar. A su compañero, Andrés Dorantes, le regalaron 600 corazones de venado. Si bien, se trataba de una cortesía tosca pero noble la que encerraba aquel acto de sublime desprendimiento para

Ures, Acopio de Historia Durante la segunda mitad del siglo XIX Ures registró un notable auge cultural en el que grandes maestros como José Antonio Villalpando, Antonio Delmes, Marcelo Heulín, Víctor Manuel Develaud, Enrique Quijada, Lino B. Rochín, José Lafontaine, Leocadio Salcedo… cumplieron, desde la cátedra, con un papel de suma trascendencia que quedó indeleblemente impreso en la historia del ramo educativo en Sonora. El año 1847 se abrieron las puertas de la que fue la primera Escuela Normal urense. La segunda (Escuela Normal Rural) operó un siglo después, por los años treinta, hasta que fue decretado su cambio, en 1937, a El Quinto, Navojoa, Sonora. Suceso de relevancia enorme: El 5

de septiembre de 1866 fue derrotado en Ures, en la batalla de la Corrección, el ejército imperialista cuyo general en jefe, Emilio Langberg, había muerto un día antes en los enfrentamientos de Guadalupe. Estos hechos de armas valieron para que el H. Congreso del Estado de Sonora decretara que Ures era merecedor del título de Ciudad Heroica, mismo que hoy adorna su nombre. Más de veinte periódicos vieron la luz en la hoy ex-capital durante el lapso comprendido entre los años 1838 y 1900. Uno de estos órganos, "El Eco del Valle", alcanzó justificada fama merced al calibre de dos plumas: Ismael S. Quiroga y Enrique Quijada. GUÍA RÍO SONORA 2014

13

Profile for Imagenes de Sonora

Guía Río de Sonora  

Revista de información y promoción turística de la ruta por los pueblos del río de Sonora, México. Primera edición anual. Edición que prese...

Guía Río de Sonora  

Revista de información y promoción turística de la ruta por los pueblos del río de Sonora, México. Primera edición anual. Edición que prese...

Profile for sonoraes
Advertisement