Page 1

EDICIÓN ESPECIAL   NUM. 7/ OCTUBRE/ 2019

“Yo sé,  que  también  los  bolcheviques   tienen  algunos  yerros,  sus  rarezas,  excesiva   intransigencia,  pero  yo  los  comprendo   plenamente  y  los  justifico:  no  se  puede  por   menos  de  ser  firme  como  la  roca  a  la  vista   de  esa  masa  informe  y  gelatinosa  que  es  el   oportunismo  menchevique”   Rosa  Luxemburgo    

León Trotsky  

MOMENTO DESTITUYENTE:  

¡Fuera Piñera!  

La explosión social que estamos viendo hoy era algo inevitable, esto representa la acumulación de demasiados años de abusos. El pueblo chileno ya dijo basta. Basta de educación privada y cara, por una salud pública que funcione, fin a las AFP. Basta de empresarios robándonos con las cuentas de la luz, el agua, el gas, el tag, con la colusión de las farmacias, los supermercados y un largo etcétera. La respuesta de los trabajadores y sus organizaciones sindicales ahora debe ser contundente y tienen el deber de ponerse a la cabeza, para dar conducción a este movimiento. Este es el momento de organizar una Huelga General Indefinida donde participen todos los sectores del pueblo, trabajadores, pobladores y organizaciones sociales. Es necesario crear Comités de

lucha democráticos y de autodefensa en todos los sectores populares, para proteger nuestros barrios, a nuestros vecinos, está claro que los carabineros no son confiables para realizar esta tarea.

El malestar no es otra cosa que los síntomas del capitalismo expresado en su patrón de acumulación neoliberal. Exigimos la inmediata renuncia de Piñera y su gobierno. Junto con la renuncia, también se debe poner fin a la Constitución de la dictadura y el llamado a una Asamblea Constituyente, con la participación de las organizaciones sindicales y sociales. Necesitamos apuntar a levantar un gobierno encabezado por los trabajadores y todos los sectores populares.

Solo a través de un proceso destituyente de Piñera es posible sentar las bases para construir una Asamblea Constituyente. Solo a través de su salida se hace factible la construcción de un nuevo pacto. El gobierno comprobó que era incapaz de aplastar la rebelión popular, fue incapaz de derrotar al pueblo que desafió en las calles el estado de emergencia y el toque de queda. La destitución de Piñera se transforma así en el primer ladrillo para cualquier proceso de construcción de una nueva carta fundamental. El capitalismo es incapaz de solucionar ninguno de los problemas que tiene la clase trabajadora, la única alternativa que tenemos es construir una sociedad socialista democrática para contraponer a este sistema de injusticias y desigualdad social.

HUELGA GENERAL 12 DE NOVIEMBRE


Lorem Ipsum Socialismo Revolucionario

MOMENTO CONSTITUYENTE:

La demanda que ha levantado el pueblo movilizado exigiendo una Asamblea Constituyente es muy importante, concentra las aspiraciones populares para acabar con el régimen político y el modelo económico de capitalismo brutal, que implantó a mediante el terrorismo de Estado la dictadura cívicomilitar y luego fue continuado por los sucesivos gobiernos civiles. La casta política desde ya está haciendo malabares para escamotearnos una verdadera Asamblea Nacional Constituyente y para cambiar la Constitución desde el mismo Congreso desprestigiado, lo que quieren es cambiar algo, pero mantener el fondo del sistema que nos aplasta y contra el que nos hemos levantado. Aceptamos la realidad del carácter plurinacional de Chile, por eso reconocemos el derecho a la autodeterminación de los pueblos originarios. Apoyamos su propio proceso de Asamblea Constituyente, para llegar a un acuerdo de cons-

trucción común del Estado plurinacional chileno sobre la base de todos los pueblos que habitan su territorio. Para nosotros, los trabajadores, los jóvenes y el pueblo en general no basta llamar Asamblea Constituyente, es necesario garantizar que quien convoca y quien controla esta Constituyente sea el pueblo que despertó, y se organizó. Esta tarea urgente todavía está por cumplirse, y es una cosa central para obtener la satisfacción de las demandas más sentidas de la clase trabajadora. Está claro que para obtener los cambios que necesitamos, no podemos tener la menor confianza, en los actuales diputados y senadores y todavía menos en el actual gobierno. Ahora buscan darle una salida institucional a la actual crisis, que ellos mismos

ÚNETE

han provocado. Cualquier negociación que se realice a espaldas de los trabajadores, solo traerá una nueva estafa contra el pueblo. Los representantes que elaboraran una Nueva Constitución deben ser elegidos en los cabildos o asambleas que se realicen en los barrios y lugares de trabajo del pueblo chileno. Buscando además que estos cabildos o asambleas se conviertan en organizaciones permanentes de la clase trabajadora, donde se tomen decisiones democráticamente. La Asamblea Constituyente debe ser el lugar donde se discuta además la necesidad de tener un gobierno de los trabajadores que somos la mayoría en este país y no un nuevo gobierno solo de los más ricos y la elite a su servicio.

socialismorevolucionario.cl srcitchile@gmail.com

Profile for Socialismo Revolucionario

Socialismo Revolucionario - Edición Especial  

Sección chilena del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

Socialismo Revolucionario - Edición Especial  

Sección chilena del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

Advertisement