a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1

NUM. 10/ MARZO/ 2020

“El capitalismo ha cargado sobre los hombros de la mujer trabajadora un peso que la aplasta; la ha convertido en obrera, sin aliviarla de sus cuidados de ama de casa y madre” Alexandra Kollontai

¡Sin mujeres no hay revolución!

ü A destituir a Piñera ü A unificar los cabildos ü A rechazar la estafa del Acuerdo


Lorem Ipsum Socialismo Revolucionario

Homenaje caídas en batalla:

JUSTICIA PARA DANIELA CARRASCO, “LA MIMO” El domingo 20 de octubre, el cuerpo sin vida de Daniela Carrasco 'La Mimo', de 36 años de edad, fue encontrada ahorcada, violada y torturada, colgada de una reja en un paraje cercano al Parque André Jarlan, en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, en el sector sur de Santiago de Chile. El Sindicato Nacional de Actores y Actrices de Chile (Sidarte) exigió el esclarecimiento de las circunstancias de la muerte de Daniela Carrasco. "El Estado de Chile debe responder y transparentar la participación de fuerza policial en su muerte. Estamos consternados y exigimos justicia", publicó el Sidarte en su cuenta de Twitter. Por su parte, el colectivo feminista #NiUnaMenos-Chile denunció en la misma red social que a Daniela Carrasco "la ultrajaron, torturaron y asesinaron". El colectivo feminista reiteró la exigencia de investigar y esclarecer el "feminicidio" de 'La Mimo', que supuestamente ocurrió en medio del estado de emergencia y toque de queda decretados por el presidente Sebastián Piñera, tras las fuertes protestas en varias ciudades chilenas para exigir su renuncia.

¿Por qué  el  8  de  Marzo?   Por Daniela Rodríguez Entre las pioneras del día internacional de la mujer se encuentran las militantes de la izquierda revolucionaria de la II Internacional Clara Zetkin, Rosa Luxemburgo, Aleksandra Kolontái, Nadezhda Krúpskaya e Inessa Armand. La antesala directa del Día Internacional de la Mujer fue la marcha de mujeres que se vivió en Nueva York en 1908, cuando unas 15.000 se manifestaron para pedir menos horas de trabajo, mejores salarios y derecho a votar. Un año después de ello, el Partido Socialista de América declara el Día Nacional de la Mujer, que se celebra por primera vez en EE.UU. el 28 de febrero. Clara Zetkin sugirió la idea de conmemorar un día de la mujer a nivel global en 1910 en la Conferencia Internacional de la Mujer Trabajadora en Copenhague (Dinamarca). Más de 100 mujeres socialistas de 17 países aprobaron celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, se exigió entonces el derecho al trabajo de la mujer, a la formación profesional y a la no discriminación laboral. La jornada comenzó a celebrarse los últimos días de febrero o a comienzos de marzo. Las militantes mujeres fueron muy activas en los movimientos

contra la Primera Guerra Mundial, mientras la mayoría de las direcciones de los partidos socialistas y socialdemócratas apoyaron a sus propias burguesías nacionales en la conflagración inter imperialista, ellas se situaron en la fracción revolucionaria que daría origen a la III Internacional. Las mujeres rusas comenzaron a celebraron su día internacional el último domingo de febrero desde 1913. El año 1917 en plena guerra, con millones de soldados muertos el lema central fue “Pan y Paz”, ese último domingo de febrero según el calendario juliano ruso de entonces coincidía con el 8 de marzo en el calendario gregoriano al uso en el resto del mundo. En Rusia las manifestaciones del día internacional de la mujer dieron paso a la huelga general por varios días. Los trabajadores metalúrgicos se unieron a la huelga de las mujeres. El 25 de febrero, dos días después de que comenzara la insurrección de las mujeres en el Día Internacional de la Mujer, “el zar ordenó (...) disparar si fuera necesario para acabar con la revolución de las mujeres"1. La brutal represión fracasó y cayó el gobernante.

Fue la revolución rusa iniciada por las mujeres la que consagró el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

ÚNETE socialismorevolucionario.cl srcitchile@gmail.com


3

Homenaje caídas en batalla:

JUSTICIA PARA MACARENA VALDÉS

Las raíces  de  la  opresión   de  la  mujer   Si bien la educación, la crianza y la religión pueden desempeñar un papel importante en la perpetuación de los estereotipos y en el fomento de la opresión y el hostigamiento de las mujeres, los socialistas ven las raíces de estas actitudes en la división de la sociedad en clases. Para los propietarios de esclavos, los señores feudales y los capitalistas, la familia ha sido una construcción vital para transmitir su propiedad y riqueza de una generación a otra. Bajo su gobierno, los hombres esclavos, vasallos y trabajadores son un «cinturón de transición» útil, como lo describió el revolucionario León Trotsky, para la idea de disciplina. La obediencia al varón en el hogar entrena a mujeres y niños para cumplir con las órdenes de arriba. El papel de las mujeres, en lo que respecta a los propietarios de la industria y la tierra, además de proporcionar mano de obra barata en las fábricas o en la tierra, ha sido proporcionar trabajo no remunerado en la reproducción y el cuidado de la próxima generación de trabajadores. Dentro de la familia, también se espera que cuiden de aquellos que ya no pueden trabajar por enfermedad o vejez. A lo largo de los años, las reformas que alivian las cargas de las mujeres se han ganado, pero no sin una lucha y, a veces, con la amenaza de una lucha. Después de la Segunda Guerra Mundial, las disposiciones sobre educación, salud y bienestar en los Estados unidos y Europa, y que influenciaron al resto del mundo, fueron producto de una enorme radicalización, especialmente entre los soldados que regresaron, de las mujeres que habían sido incorporadas masivamente a la industria de guerra y la negativa a volver a la vida anterior. Las reformas tenían como objetivo prevenir la revolución que amenazaba la propia supervivencia del podrido sistema capitalista.

Los servicios nacionales de salud y los sistemas de educación pública no son solo una buena medida implementada por gobiernos ilustrados. Son una forma de asegurar que los empresarios en la industria tengan un suministro constante de mano de obra que sea saludable y también capacitada para mantener su sistema basado en las ganancias.

Sin embargo, en muchos países dependientes como Chile solo existe un servicio de salud mínimo de mala calidad. En todo el mundo, millones de mujeres y niños mueren de enfermedades prevenibles durante el embarazo y el parto. A lo largo de los años, en muchas economías capitalistas desarrolladas, los servicios públicos han aliviado la carga de las mujeres de clase trabajadora en relación con el cuidado infantil y otras responsabilidades ‘domésticas’. Ahora, el reloj está retrocediendo. Incluso las disposiciones básicas de los sistemas estatales de salud y educación están amenazadas tanto en las economías desarrolladas como en las subdesarrolladas. Son las mujeres que ven recortados sus trabajos y salarios. La clase trabajadora y las mujeres pobres están, como siempre, en primer plano en los movimientos contra estos reveses. Son ellas quienes más sufren por la falta de hogares decentes para criar a sus familias. También son las mujeres las que suelen ser las más luchadoras contra los recortes en el servicio de salud, los hogares de ancianos y las guarderías. Exigen refugio para aquellas que buscan refugio de la violencia en el hogar. Es literalmente una cuestión de vida o muerte.

El 22 de agosto de 2016, el hijo de 11 años de Macarena Valdés encontró a su madre muerta. Su cuerpo estaba colgado desde una viga en la pieza y según el primer informe del Servicio Médico Legal, no hubo intervención de terceros. Era un suicidio. Pero era un montaje para encubrir el asesinato de esta mujer mapuche, ecologista y defensora del territorio amenazado por la empresa austro-chilena RP Global que inició las faenas de la Central Hidroeléctrica para la zona. Al día siguiente de la muerte de Macarena, mientras Rubén había ido a retirar su cuerpo fallecido, llegó personal de la obra de RP Global para iniciar la instalación de los cables de alta tensión, escoltados por efectivos del GOPE, Fuerzas Especiales de Carabineros y vehículos blindados a cargo del Teniente Francisco Sánchez. El 13 de octubre, a casi dos meses de la muerte de Macarena, la empresa regresó a los terrenos. Esta vez acompañados por más de 60 efectivos de Fuerzas Especiales lograron la instalación del tendido eléctrico. El mayor a cargo del operativo fue Richard Gutierrez Lamilla, el mismo que según una investigación de Contraloría el 2005 utilizó un camión institucional y a 15 cadetes de la Escuela para una mudanza privada. A dos años de su muerte, la Fiscalía se niega seguir investigando, pese a que tras la exhumación de su cuerpo se concluyó que murió antes de ser colgada.


Lorem Ipsum

H I S T Ó R I C O por Catalina Cienfuegos Luego del “estallido social” iniciado el pasado 18 de octubre 2019, y mantenido por más de 4 meses, el país, para la clase trabajadora nada ha vuelto a ser lo mismo, y no puede volver a ser lo mismo. Es en este contexto político y social, complejo, de alta represión y violencia por parte del gobierno, que nos encontramos ad portas de un nuevo 8 de Marzo, día de las reivindicaciones de los derechos de la Mujer. Nos encontramos en un 8M histórico: Chile 2020, un sistema capitalista colapsado, incapaz de responder a la necesidades sociales, a una vida digna para la clase trabajadora; en respuesta, observamos sin lugar a dudas un proceso revolucionario donde se exige, no solo modificar los pilares del sistema productivo, político y económico, se impone derribarlos e iniciar un nuevo orden, una nueva sociedad, un sistema totalmente diferente, así lo dice este estallido social en su máxima expresión. El capitalismo es un sistema estructuralmente patriarcal, y de eso debemos hablar, debatir, y reflexionar como clase en esta oportunidad. El Feminismo es Socialista, y el socialismo no será mientras no considere al 52 % de la población que significan las mujeres. Una de las grandes dentro del desarrollo del feminismo, Flora Tristán (1803–1844), declaraba hace más de un siglo, “las mujeres son las proletarias del pro-

letariado”. Sin embargo, en contraposición a condición de inferioridad asignada a la Mujer, por el solo hecho de ser mujer, observamos la trascendencia que han tenido ellas en los procesos sociales históricos, su activa participación en alcanzar una sociedad distinta, lo vemos con nitidez en la Revolución Francesa y Revolución Rusa, y también recordamos la labor que tuvieron las mujeres durante la última dictadura en Chile (1973 -1990). Por lo tanto, la condición de inferioridad y dominación de la mujer, es una construcción machista y patriarcal, cuyos orígenes se explican inicialmente con la opresión de clase que requiere el sistema capitalista para su desarrollo: reproducción de mano de obra, diferencias de clases, reproducción de pobreza, mano de obra barata. Lucha anticapitalista y la construcción del socialismo se ha visto fuertemente entorpecida por el patriarcado, y nosotras las feministas socialistas lo sabemos, tenemos absoluta claridad que sin feminismo no hay socialismo, por lo que, más allá del análisis de los orígenes de esta discriminación y opresión del sexo femenino, cabe hacer la reflexión sobre el por qué el socialismo y el feminismo no han podido recorrer el mismo camino, o mejor dicho aun, por qué no se ha concretado el socialismo en la historia de la humanidad…?.

El feminismo marxista lo considera claramente, declara que la desigualdad de género está determinada en último término, por el modo capitalista de producción en la división de clases sociales. La subordinación de la Mujer es mantenida, la opresión, porque sirve a los intereses del capital y de la clase dominante. El paradigma patriarcal se empecina en exiliar de los espacios políticos a la mujer, por prejuicios clasistas y sexista, por temor a la disputa del poder, así, tanto en los varones proletarios, como burgueses, el eje de poder es igual, y ven a la mujer como “lo otro”. El feminismo socialista saca a la luz estas realidades de manera crítica, para poner en cuestión los intereses políticos, económicos, culturales y sociosexuales que rigen “el orden” del mundo. Este 8M 2020 es y será histórico. Así como Chile despertó, la Mujer ha tenido, como antes, un rol protagónico en esta transformación social, nos hemos reconocido, unido y articulado, pero también reconocemos que para el desarrollo pleno, la evolución a una sociedad sin segundas clases, es necesario el aporte y trabajo de hombres y mujeres.

Profile for Socialismo Revolucionario

Socialismo Revolucionario #10  

Sección chilena del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

Socialismo Revolucionario #10  

Sección chilena del Comité por una Internacional de los Trabajadores (CIT)

Advertisement