Page 1

Ciudad de México, 30 de noviembre del 2012

AL LIC. ENRIQUE PEÑA NIETO A TODOS LOS TRABAJADORES A LOS USUARIOS DEL SERVICIO DE ENERGÍA ELÉCTRICA Terminan seis años de odio, mentira, ilegalidad y confrontación Aspiramos al diálogo, el respeto a la Ley y a la construcción de acuerdos Por fin termina un sexenio de ignominia para el país, para la clase trabajadora y particularmente para los afiliados al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). A partir del primero de diciembre queremos apostarle a la posibilidad del diálogo y el respeto a la Ley: Aceptamos, como Usted lo propone, “privilegiar el diálogo, el entendimiento y el acuerdo” de forma “responsable, madura y civilizada”, por el bien de la Nación. Los trabajadores somos conscientes de “las necesidades y urgencias nacionales”; pero sin que esto sirva de pretexto para violentar nuestros derechos y agredir a las organizaciones gremiales. Caminaremos juntos si se es capaz de erradicar la soberbia, la insensibilidad política y la ceguera intelectual que ha prevalecido en estos últimos años. Estamos ciertos que al hacer reiteradamente el llamado al diálogo y la unidad, Usted ha puesto el dedo en la llaga. De su capacidad de dirección y de su voluntad política, depende la solución a los problemas de diversos sectores de trabajadores sometidos en estos momentos a situaciones delicadas. El asunto no es menor. Sin embargo, consideramos que no debe ser difícil para un gobierno que se propone lograr la eficacia, ofreciendo que se moverá en el marco de la democracia y la legalidad. Es urgente conducir al país hacia un mejor desarrollo; dando un aliento efectivo a los trabajadores y ofertando bienes públicos a precios justos para el conjunto de la sociedad -como lo es la energía eléctrica-, sin esto no podrá haber eficacia gubernamental capaz de enfrentar el descontento social y el desencanto ciudadano hacia la democracia y las instituciones. Son innumerables los quebrantos que dejan los 12 años de gobiernos panistas, debido a su increíble torpeza, ignorancia y me-nos precio de la democracia y el diálogo permanente, elementos fundamentales para ejercer el poder. Les faltó inteligencia para conducir al país y lograr un buen gobierno. Para alcanzar este objetivo hay que conocer el entorno y dar certidumbre a la sociedad. Es lo que permite gobernar en democracia: Apegándose a derecho, con eficacia y honestidad. Felipe Calderón, con sus escasas capacidades -bien demostradas- su limitada visión, sus ocurrencias y oportunismo, logró engendrar una estela de corrupción e impunidades que lo habrán de perseguir por muchos años. Deja graves problemas, miles y miles de muertos, muchos destrozos a lo largo y ancho del país. Agredió a muchos trabajadores y a sus sindicatos; los electricistas somos uno de los más significativos. Todo en su pretensión de liquidar décadas de lucha y conquistas legítimas, que representan un modo de vida digno para miles de trabajadores y sus familias. Ante la falta de recursos políticos empleó las mentiras y ocultó los documentos que presuntamente dan sustento a sus acciones, usó la fuerza e ilegalmente nos lanzó al desempleo de forma brutal. Ejerciendo acciones que violentan nuestra Constitución, apoyado en la fuerza de las armas asaltó y saqueó, con militares disfrazados de policías, todos los centros de trabajo de Luz y Fuerza del Centro (LyFC). Muy a pesar de que LyFC es un Organismo estratégico y prioritario decidió extinguirlo y después liquidarlo, para acabar con nuestros derechos laborales; soslayando que son legítimos y generan una mejor distribución de la riqueza. Conquistas que han sido embestidas por una pervertida y distorsionada visión neoliberal. Prometió beneficios para los usuarios, ocultando sus verdaderas intenciones e intereses. De forma dolosa argumentó que LyFC era una carga económica insoportable y otorgaba un deficiente servicio. No reparó en el grave daño patrimonial que significa para la Nación, tiró a la basura décadas de capacitación y formación de recursos humanos altamente calificados, además del daño material y económico por el saqueo de las instalaciones en general, que cambiaron de manos de un día para otro, sin acatar los procedimientos administrativos. Se está provocando en el sistema un grave deterioro por una inadecuada operación y mantenimiento, propiciando graves daños para el Erario y para los usuarios, lo cual se ha venido ocultando a la sociedad. Se encubre la corrupción, la pésima administración y operación por parte de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que invadió nuestra zona de trabajo, elevando ilegal y anárquicamente los cobros. Omiten los enormes costos


incontrolados de la ilegal extinción de LyFC. La calidad del ser-vicio tampoco ha sido resuelta: los pozos de transformadores (mal llamados “mufas”) ubicados en la zona centro de la ciudad de México, se han convertido en lugares altamente peligrosos ¡la propia CFE así los considera! por el riesgo que representan para los ciudadanos. También denunciamos la irresponsabilidad del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) en la custodia y protección de los bienes de LyFC, que son, en estricto sentido, bienes de la Nación. No se actúa con transparencia y los ha entregado a la CFE, vía un obscuro comodato. Es importante reconocer que hay una gran riqueza patrimonial del Sector Eléctrico y que éste se encuentra en grave riesgo, no sólo el equipo, instalaciones o edificios, plantas o subestaciones; sino archivos, conocimientos, experiencias tecnológicas, administrativas y laborales que, desde el SME, defenderemos como un producto invaluable de décadas de esfuerzos productivos de miles de trabajadoras y trabajadores mexicanos. Nadie debe quedar libre de responsabilidades. Estamos de acuerdo con Usted que la impunidad y la corrupción deben ser combatidas como el cáncer social que son. Bien le caería al país una auditoría técnica, administrativa y financiera a la CFE sobre los costos derivados de la sustitución de Luz y Fuerza. Debe salir a la luz todo el saqueo perpetrado en perjuicio de la Nación. Los trabajadores hemos denunciado el hurto, de parte de quienes ejecutaron la acción, de bienes personales, cajas chicas con valores y dinero, materiales y equipo que se encontraban bajo nuestra custodia antes del asalto. El costo más alto es y ha sido en vidas humanas. Muchos trabajadores de empresas contratadas por la CFE, mal capacitados o improvisados han muerto por la inexperiencia y el alto riesgo de estas labores. ¡Nuestra solidaridad con sus familias! Pero, ¿Quién responderá por estos nuevos crímenes industriales? Ni que decir de la tragedia humana y social de 44 mil familias de trabajadores activos y de 22 mil jubilados, a quienes nos cambió la vida y el futuro de nuestros hijos, para llenarla de dolor y zozobra. Aunque es el aspecto que menos les preocupa e interesa a esa clase de gobernantes, irresponsables y sembradores del odio social. Durante más de tres años hemos luchado, política y pacíficamente. En lo jurídico estamos en el umbral de una solución apegada a la Ley que, por fin, reponga los derechos de los trabajadores que no se han liquidado, tal como lo ordena el Fallo del Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo: la CFE debe asumir su indelegable responsabilidad como patrón sustituto de activos y jubilados. En un estado de derecho, como al que aspiramos, se deben instalar de inmediato las mesas de negociación para pactar los modos, ritmos y condiciones para cumplir con este fallo judicial. No se debe aceptar la necia actitud de Calderón para no apegarse a la Ley. Al asumir Usted, Lic. Enrique Peña Nieto, la Presidencia de la República, los trabajadores electricistas esperamos la rectificación de las prácticas ilegales del gobierno panista y se cumpla a cabalidad la Ley. Aceptamos y entendemos la necesidad de asumir una actitud de diálogo en función de resolver el conflicto y encontrar la solución definitiva a este acto irresponsable. Estamos seguros de que Usted no estará de acuerdo que se hayan violado los procedimientos que marca la Ley para efecto de “extinguir y liquidar” a un organismo público descentralizado de carácter estratégico y prioritario como lo es Luz y Fuerza del Centro, así lo establece la Constitución y el decreto de su creación de febrero de 1994. Confiamos en que se pondrá el interés general por encima de los caprichos particulares y los intereses de empresas beneficiadas con el conflicto. Atenderemos a cualquier llamado que promueva el diálogo respetuoso y responsable que busque la legalidad y la restitución de derechos ya avalados por los más altos tribunales. Seguimos en espera de que la Ley se cumpla, que el diálogo se imponga, que el odio social se atempere y que los objetivos sociales prevalezcan sobre los intereses particulares. Es el momento de iniciar una nueva etapa de trabajo corresponsable y de unidad. Éste es un compromiso de todos.

“Por el derecho y la justicia del trabajador” Ex Dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas: Manuel Fernández Flores, Mario Torres Aguilar, Julio Pineda Hurtado, Francisco Javier Carrillo Soberón, Miguel Soto, Jorge Herrera Ireta, César A. Torroella Labrada, Antonio Guadarrama Saucedo, Miguel Ángel Guzmán Melgarejo, Jesús Trejo Sandoval, Rolando Moreno Reséndiz, Miguel Ángel Kaysser Espinoza, Pedro Beltrán Mejía, Gustavo Alcántara Cárdenas. RESPONSABLES DE LA PUBLICACIÓN: ANTONIO GUADARRAMA SAUCEDO Y FRANCISCO J. CARRILLO SOBERÓN


SME Desplegado en medio 30 nov 2012  

Desplegado en medios de ex Dirigentes del Sindicato Mexicano de Electricistas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you