Issuu on Google+

Baladas de un peque帽o Grillo

Revista cultural universitaria NOVIEMBRE 2010

Ilustraci贸n del Grillo parlante por Enrico Mazzanti de La aventura de Pinocho.


SEPTIEMBRE 2010 Nº 1 SIRACUSINA PRODUCTIONS Presidente: Patricia Elena Sandulescu Budea Secretario del Consejo: Beatriz Sevilla García Directora General: Alexandra Mª. Sandulescu Budea Consejero General Sandra López Vilches

Baladas de un Pequeño Grillo Directora Editorial: Alexandra Mª. Sandulescu Directora Creativa y de maquetación: Patricia Elena Sandulescu Budea

Colaboradores: Francisco Cambronero Martínez Daniel Jude Bardisa Kelly Andrea Sardina García

Diego Zuñiga Blanco Jonathan Teuma Samuel Palenzuela Yanire Sagredo

Comenzamos esta revista el pasado Septiembre desde este mismo año, y hemos recibido una calurosa bienvenida por parte de nuestros lectores así como de nuestra universidad, La Universidad Rey Juan Carlos. La cual cree en los fundamentos culturales como medio para llegar a la verdad y el rigor no solo periodístico, sino de todos los medios, ciencias que el hombre usa para satisfacer sus necesidades más naturales y para el desarrollo moral e intelectual. Les doy de nuevo la Bienvenida, espero que disfruten con nuestras secciones y se relajen de un mundo caótico como el s.XXI Un saludo, el equipo de esta revista y su Dirección Las Hermanas Sandulescu


DANILO JUDE BARDISA KELLY MR. BLAKE

Largas listas de efectos secundarios intoxican los periódicos, con palabras sobrias que esparcen mala publicidad, intentando borrarnos esa sonrisa eufórica que se nos forma por las noches. Hablan de noches de absoluto descontrol, de irresponsabilidad y de ilegalidad. Pero si de veras creen que un poco de mala fama nos va a quitar el mono de un poco de diversión, están muy equivocados.

Supongo, que como todo, con el tiempo, las cosas pretenden cambiar. Antes, se disfrutaba más, con menos prisa, supongo.... Cuando la música pasaba a segundo plano y el ritmo de las luces se vuelven monótonas, podías sentarte alrededor de la taza del váter de una discoteca, como pequeños exploradores, en compañía de tres extraños para pegarle un tiro sin preocuparte por las colas. Ahora la adrenalina y la euforia nacen cuando te toca un cubículo sin pestillo y te encierras como puedas, temiendo que algún borracho alcance a ver la minúscula bolsa que escondes en tu americana.


Para Daniel Blake, la euforia nacía en una silla, en el comedor vacío de su casa. Hacia años que la adrenalina había desaparecido, y el morbo y la excitación de la situación se había esfumado igual de rápido que los últimos doscientos dólares de su cartera. Los cinco gramos que había comprado esa mañana formaban líneas impolutas y perfectamente geométricas sobre la tabla de cortar de plástico que había sobre la mesa de madera del comedor.

Daniel golpeó su antigua tarjeta de crédito sobre la mesa de madera. Sonrió levemente. Acercó la cabeza a las cinco líneas, controlando la respiración para no levantar una nube blanca por accidente. Afiló las líneas, por enésima vez. Le gustaba tanto como el sonido de la tarjeta de crédito golpeaba contra la mesa. Después de tantos años esos pequeños detalles le estimulaban mas que el tiro en sí. Se tapó un lado de la nariz y respiró por el otro fuertemente, levantándose de golpe.

Se pellizco la nariz estrujando la cara. Ultimamente le entraba demasiado fuerte.

Sintió como un líquido templado recorría el interior de su nariz. Se inclinó sobre la mesa y se miró la mano. Sangre recorría sus dedos goteando sobre la mesa, creando enormes surcos rojos sobre las otras rayas blancas. 'Mierda!' gritó tras un borbotón de sangre que le cubría la boca rociando la mesa incluso más. Entró en la cocina vacía, con las manos delante de él, abriendo los cajones y los armarios, buscando un pañuelo. Estaba dejando un rastro bastante bonito y abundante, y comenzaba a estar bajo la impresión de que no debia perder tanta sangre. Fue corriendo al baño, para encontrarse con un inodoro exento de papel. Comenzó a sentir como se le aligeraba la cabeza. Se agarró al lavamanos fuertemente para ver un reflejo suyo en el espejo con la cara y camiseta cubierta de sangre. Daniel empezó a sentir como el baño se movía y se sentó sobre la taza de váter.

Daniel perdió fuerza en el agarre y se reclinó para cerrar los ojos sentado sobre el váter que compartiría una experiencia más con él.

Al final de las escaleras estaba la habitación de Christopher. La puerta estaba forrada con tiras de cordón policial robado. Había ropa por toda la moqueta y un tanga azul colgaba de una lampara de lava, atenuando la luz roja de las sombras de las paredes que proyectaban los glóbulos de cera sin forma. Entre la ropa, al pie de la cama había un par de altavoces que estaban sintonizados a una emisora de los 90'.

Grunge llenaba el aire de la habitación mezclándose con el denso y dulce olor a marihuana.

>>>>>>>>>>


En medio de la cama estaba Christopher tumbado, completamente desnudo y sudoroso. Un brazo rodeaba a una chica que dormía silenciosamente sobre su pecho y la otra mano se encorvaba sobre un canuto que llevaba a su boca, expulsando tranquilamente una nube de humo hacia el póster del Gran Central Station que había colgado en el techo.

El maquillaje de la cara de la chica empezaba a correrse.

Christopher observaba como sombras moradas se extendían en perpendicular dibujando enormes elipses alrededor de sus ojos por efecto de la gravedad. No pudo contener una carcajada y comenzó a ahogarse con el humo que había inhalado. Los espasmos de su cuerpo arrojó ceniza candente sobre la piel desnuda de la chica que se puso de pie de inmediato con un gritó. Christopher siguió tosiendo y riendo mientras se incorporaba contra el cabecero de la cama y se volvía a encender el canuto.

Un móvil sonó desde debajo de un par de pantalones y un sujetador. La chica lanzó una mirada de odio a Christopher pero iba demasiado colocada como para abrir la boca.

Retiro el móvil de cuclillas del bolsillo del pantalón y lo miró. '...mama...'dijo para sí.

Comenzó a recoger su ropa. 'Te vas ya?' Preguntó Christopher cogiendo el tanga de la lampara de lava. La chica gruñó y asintió con la cabeza mientras se agachaba a ponerse los calcetines. Christopher le tiró el tanga a la cabeza y acertó.

Empezó a reírse a carcajadas convulsionando de la risa en el sitio. El canuto volvió a desprender ceniza que esta vez cayó sobre él. 'Mierda!' dijo él frotándose histéricamente con la mano libre. Ella soltó una carcajada sin fuerza. 'Ciao' dijo la chica con una sonrisa. Christopher levantó la vista y se despidió con la mano mientras tomaba otra calada. La chica desapareció por la puerta forrada de cordón policial y Christopher apagó el canuto y cogió la lampara de lava de la mesilla de noche. Desenroscó el cristal con cera roja para quedarse con la plataforma.

Abrió una ranura y saco una videocamara de su interior.

Mientras rebobinaba, una voz femenina chilló desde detrás de la puerta. Christopher se levantó de la cama y cogió el bate de beisbol que había al lado de la puerta.

Abrió la puerta y bajo las escaleras, bate en mano, completamente desnudo.

>>>>>>>>>>


Llego al final del tramo de escaleras para encontrarse con la chica petrificada acurrucada en una bola en el pasillo frente al comedor. 'Estas bien?! Qué ha pasado?' dijo Christopher inclinado sobre ella. La chica apuntó hacia el interior del comedor.

Huellas de sangre recorrían el suelo desde la mesa hasta la cocina. Huellas de manos cubrían por completo todas las puertas y cajones de la cocina que yacían abiertas.

Christopher sostuvo con fuerza el bate rezando porque tantos años de practica le diera al menos puntería y eficacia. Siguió el rastro de huellas de sangre a través de la cocina hasta la puerta del baño...

Christopher se quedó boquiabierto y el bate sonó, madera contra madera al caer al suelo de golpe.

¡¡ 'Papá!!' gritó Christopher corriendo hacia el cuerpo frío e inmóvil de su padre cubierto

de sangre. La imagen de su padre tendido sobre el inodoro le había quitado el colocón de golpe.

'Llama a una ambulancia!' gritó hacia la chica. 'Llama a una puta ambulancia!' Christopher corrió hacia donde estaba la chica, pero no habia nadie. La muy zorra se habia ido. Cogió el fijo para marcar el numero de Emergencias, pero vió la mesa del comedor.

Un bufet libre de polvo blanco y sangre coagulada.

Colgó el telefono y corrió a la habitacion. Agarró una manta y un calzoncillo del suelo. Bajo corriendo, se puso el calzoncillo y enrollo a su padre en la manta. Le cogió en brazos y le saco de casa y le metió en el coche pisando a fondo para salir del garaje. La adrenalina que le fluía por el cuerpo le inyectaba los ojos de sangre mientras corría cada vez mas por la autopista.

El corazón se le aceleraba, el coche también, pero el pulso de Daniel Blake no.

>>>>>>>>>>


'¡Papá! Despierta, coño!' gritaba Christopher desde el volante.

En el asiento de al lado su padre perdía color por segundos.

Mientras volaba por la autopista empezó a rebuscar por la guantera, arrojando papeles y recibos por el suelo y sobre los pies de su padre.

'Papá, me oyes?' Christopher cogió un cartucho de película vacía y lo abrió con una

mano tirando la tapa al suelo. El coche redefinía la línea recta por la autopista mientras Christopher se echaba un puñado de polvo blanco en la mano libre y lo llevaba a la boca de su padre.

'Despierta coño' Sin mirar, Christopher metio el dedo en la boca de su padre y trató de

untarle un poco de estimulante en las encías. Con una mano en el volante, le abofeteó un poco.

'¡Papá, papá!' Daniel gruñó y movió la cabeza un poco. '¿Me oyes, papá!? ¿Papá?' dijo Christopher. Su padre abrió los ojos un poco.

'¡Te estoy llevando a un hospital! Aguanta un poco!'

Christopher siguió gritando tratando de mantener despierto a su padre. Pero Daniel Blake no volvió a parpadear.

Christopher siguió conduciendo por la autopista, con las ventanillas bajadas, y el viento azotándole la cara, mientras el cuerpo de su padre se enfriaba enrollado en la manta en el asiento de al lado. Aquella noche, Christopher siguió conduciendo por la autopista hasta que se le secaron las lágrimas. Condujo hasta el amanecer y aparcó bien entrado al desierto frente a una señal metálica. Arrancó de nuevo y estrello el coche sobre la señal, que se dobló. Repitió el proceso hasta que se partió en dos. Salió del coche, abrio la puerta, cogio el cuerpo de su padre y lo llevo junto a un par de rocas alejados de la carretera. Volvió y recogió la señal recortada frente al capó abollado y regresó al cuerpo de su padre y empezó a cavar. Nadie deberia saber que Daniel Blake había muerto. Anocheció y Christopher aun estaba en el desierto únicamente en calzoncillos llenos de polvo rojizo, con las manos sangrando sobre la señal de trafico. 'Adios Papá' dijo en voz baja y regresó al coche. Tiró la señal a un lado y comenzó la vuelta a casa. Había sido una noche muy larga.

Supongo que el mundo esta sujeto al cambio y las cosas siempre pretenden cambiar poco a poco, pero Chrsitopher se aseguraría de que no lo harían. Pero antes, debia asegurarse de que el resto de la familia no se enterase.


UTOPÍAS

por: Andrea Sardina García Vivimos en un mundo en el que estamos sometidos a un Estado, que vía impuestos, nos quita nuestro dinero para, dicen, ofrecernos servicios e infraestructuras de primera, además de apropiarse de parte de ese dinero.

La realidad es otra, el estado de bienestar es la cara bonita del Estado,nos mete en guerras, pero nos da pan y educación (y aprovecha para borreguizar a la población). Antes este papel lo asumían la Iglesia y empresas privadas. Pero, ¿se puede vivir sin un Estado que te “proteja”(nótese la ironía)? Cuesta creerlo, pero es fácil llegar a la conclusión de que sí se puede y de que se viviría mejor una vez nos hemos dado cuenta de que es Estado no nos protege, que es el principal predador, y el primero que no nos deja salir de pobres. El liberalismo, el minarquismo y el anarcocapitalismo son alternativas a tener en cuenta.

El liberalismo defiende la no intromisión del Estado en las relaciones mercantiles entre los agentes, impulsando la reducción de impuestos a su mínima expresión y reducción de la regulación sobre comercio, producción, etc. El Estado debe, únicamente, garantizar la libertad individual

La curva de Laffer muestra cómo una reducción de los impuestos lleva a una mayor recaudación estatal. Ésto es así porque al pagar menos impuestos, los agentes tienen más incentivos a consumir, a producir, a ser emprendedores.

El problema de un Estado mínimo es que nunca dura mucho siendo mínimo. Siempre hay alguien que aprovecha y aumenta el poder con cualquier excusa(“ es que la gente no sabe qué es lo que le conviene, lo que le conviene”).

Al igual que el minarquismo, que defiende lo mismo que el liberalismo pero con un pequeño matiz: cree el Estado debe encargarse de cosas como la educación, la sanidad y la seguridad.


Para explicar por qué esta idea es un error hablaré de la “tragedia de los comunes”.

Lo que viene a decir es que todo lo que sea común (público) es ineficaz e ineficiente, y no sólo eso, sino que ese bien o servicio se satura (al ser gratis su demanda aumenta) y se sobreexplota (todo el mundo tiene incentivos a usarlo, pero nadie a cuidarlo porque no es propiedad privada de nadie). En cuanto a la sanidad, tenemos un sistema pésimo, de poca calidad, saturado, carísimo, y en que para colmo está prohibida la publicidad.

Según estudios, la gente que paga sanidad privada, a largo plazo, obtiene mejores servicios, más baratos y de mejor calidad (y el tiempo de espera es mucho menor).

En el caso de la educación, lo que tenemos es un sistema que no sólo es pésimo y de baja calidad, sino que encima genera violencia Sí, sí, violencia. ¿Por qué? Lo primero porque es obligatoria, lo segundo porque el Estado decide qué es lo adecuado, cosa que no suele coincidir con lo que quiere hacer la gente, por lo que tenemos a personas que no quieren estar ahí estudiando, pero que están porque la educación es obligatoria, y no sólo eso, sino que están junto con otras 30 ó 40 personas que tampoco quieren estar ahí, por lo que se vuelven violentos, y acaban agrediendo a compañeros y profesores en los casos más extremos. Pero pensaréis: “pero la educación es muy importante para formarse y obtener un buen trabajo con un salario digno”. El problema está en que asumimos que es así, que primero hay que estudiar, y luego trabajar.

Antes, cuando un niño no quería estudiar, se le ponía a trabajar, rodeado de adultos, con lo que ya no podía ejercer la violencia, y con el tiempo, muchos de ellos al cumplir los 30 (más o menos) abrían su propio negocio, y con ellos conseguían prosperar en la vida.

Además, no debe ser pública por la simple razón de que cada persona quiere unas educación distinta para sus hijos que los demás. ¿Cómo ponerse de acuerdo para una educación pública e igualitaria? No se puede. Si yo soy economista, querré que mis hijos tengan una educación más basada en las finanzas, si soy creyente, querré que tenga una más religiosa, y así sucesivamente. Sólo la educación privada satisface estas necesidades. Para mí la igualdad reside en la libertad para elegir qué es lo que quiero que estudien mis hijos.

Por lo tanto, la educación no es condición necesaria para triunfar en la vida, lo necesario es trabajo, esfuerzo, ahorro e inversión.


Promueve la eliminación del Estado, la libertad y el derecho de propiedad privada, argumentando que el derecho de propiedad es el único que viabiliza materialmente el derecho de libertad y que el Estado es el principal enemigo de ambos derechos.

En lo económico, respalda el capitalismo de libre mercado, en el sentido de libre de interferencia estatal, como la forma justa y efectiva de organizar todos los servicios. En lo jurídico, promueve el contrato voluntario, para resolver los conflictos mediante jurisdicciones de justicia y protección competitivas entre sí.

De la seguridad se encargarían empresas privadas. La argumentación que sostienen para que la seguridad sea competencia de un Estado es la siguiente: imaginemos que a Pedro le han robado un dinero en efectivo que tenía en su casa, y acusa a Manuel porque cree que le ha robado ese dinero.

Entonces la empresa de seguridad que tenga contratada Pedro irá a la casa de Manuel, que negará haber cometido ese robo, y la empresa de seguridad de Pedro la emprenderá a tiros contra Manuel y su empresa de seguridad, ¿no? Ahí está el problema: asumimos que ésto es lo que va a pasar. Pero pensemos, las empresas ahorran siempre en costes, y resolver conflictos a tiros encarece costes, por lo tanto, no es una buena opción para las empresas, que serán las primeras en rechazar este método.

Además,¿quién contrataría a una empresa de seguridad que resuelve los problemas a tiros? Pues ya os lo digo yo: nadie. Por estas razones lo que pasaría es que se harían investigaciones y se intentaría llegar a acuerdos, y si no es posible, se recurriría a un tribunal privado. Y muy probablemente los contratos de estas empresas tendrían una clausula en la que pondría que a cualquier cliente que se le declarara culpable no se le volvería a prestar servicio (ni en ninguna otra empresa).

Es muy fácil delegar las responsabilidades en otros, y nos olvidamos de todos los problemas que conlleva.

Hay que hacer un esfuerzo si queremos vivir mejor y prosperar en la vida, y sobre todo, por la libertad hay que luchar día a día, hay que trabajar para tener una pensión digna, una vida digna, no podemos pretender vivir a costa de los demás.

Liberalismo, minarquismo y anarcocapitalismo sólo son utopías en la medida en que la gente siga creyendo que necesitamos un Estado.


I

EL PEQUEÑO GRILLO PRESENTA A:

IGNACIO F.RODO El talento se nace con ello, pero también se hace perfecto a través de las experiencias que vivimos. Es el caso de este nuevo talento catalán, Don Ignacio F. Rodo, conocido dentro de este mundo y desconocido para los que empezamos en él.

¿Qué piensas sobre el mundo del cine español actual?

Creo que el cine español está cambiando. La transformación es lenta, pero las productoras están empezando a ver que el cine no puede depender de subvenciones y se centran en ofrecer mejores productos que gusten al espectador.

Celda 211 fue una buena apuesta en este sentido, y Mediapro financiando a Woody Allen incluso en su último rodaje en Londres y el siguiente en París, muestran un interés por el cine comercial y con posibles ventas internacio nales.

Todavía no se apuesta demasiado por los jóvenes, aunque algunos productores lo han hecho (Amenábar, Bayona, ...)

La transformación es lenta, pero las productoras están empezando a ver que el cine no puede depender de subvenciones y se centran en ofrecer mejores productos que gusten al espectado


¿Crees que existen posibilidades para difundir el cortometraje no solo en el marco español sino en el europeo?

Sí. España tiene un montón de festivales de cortometrajes. Creo que se rondan los 400. Es una brutalidad, pero lo que falta es público.

En cambio, en algunos paises europeos, hay más consumo de cortometrajes, se pasan por la televisión y a la gente les gustan. Hay muchos cortometrajes españoles de calidad circulando por Europa. Ojalá se incremente el número y ojalá el público español empieze a consumir cortos. ¿Cuál fue tu primer cortometraje, qué te motivo a hacerlo?

Mi primer cortometraje es Incunable . Lo rodé en 2007 y fue el primer rodaje en el que participaba. Es como suelo hacer las cosas, si algo me interesa me lanzo. Me rodeé de gente que algo de experiencia tenía y tuve el valor de pedir a actores de teatro que

hicieran los papeles porque no quería nada amateur.

Las ganas me surgieron porque siempre he amado el cine y vi que tenía la posibilidad de extender mis ganas de explicar historias en papel al cine, una herramienta aún más poderosa en mi opinión. En algunos paises europeos, hay más consumo de cortometrajes, se pasan por la televisión y a la gente les gustan

¿Cuál es tu "gran proyecto personal"?

Tengo varios proyectos personales. Guiones de largo, cortometrajes, y proyectos mixtos... El gran proyecto personal es seguramente un largometraje que quiero hacer dentro de unos años, que habla de temas que me motivan mucho. Pero para eso, primero tendré que hacer otros.


¿Cuál es tu director favorito?

Muchos directores favoritos tengo. Últimamente, Clint Eastwood está que se sale.

David Fincher y Christopher Nolan me encantan como grandes exponentes de cine comercial con intencionalidad artística. Woody Allen y Guy Ritchie son otros directores que me encanta como trabajan. ¿Qué musa es la que le inspira?

Jajaja, vaya pregunta... Musa, persona, no tengo. Creo que muchas de mis historias surgen de mis grandes miedos.

El miedo es un gran catalizador para el arte. Transformarlo en algo me ayuda a combatirlos. ¿Qué opinas sobre: Cine " Cultura vs. opinión" ?

El cine es cultura porque engloba muchísimas artes: actuación, fotografía, música, arte...

Y la cultura creo, aunque en España parece que se esté olvidando, siempre ha sido un medio de expresión, de opinión y de crítica.

A mi me gusta que sea todo eso, aunque no se debe olvidar que también es, principalmente, un medio de entretenimiento, sino no se podría sufragar el enorme coste que cuesta hacer cine. Así que yo creo en la mezcla de todo.

Por Patricia Elena Sandulescu Budea


Mourinho. si.. . Mourinho. no..

POR: DIEGO ZÚNIGA BLANCO


Llegamos a la 8ª jornada de liga, recién acabada 3ª de Champions, 1º eliminatoria de copa del Rey aproxima.

No falta mucho para el fin del primer tercio de temporada, y las cosas van cuadrando, o no, dependiendo de quien mire la situación. El Madrid no enamora, pero gana. Recupera poco a poco un prestigio ya perdido hace tiempo en aquel que siempre fue su campo de batalla favorito: la Champions League. Bien es cierto que su grupo, y a pesar de lo que significa el nombre de cada uno de sus rivales, no es para echarse a temblar, pero ni el Ajax, ni mucho menos el Milán, dejan de ser las instituciones que en su día fueron.

Solo que ahora, sus nombres no suenan tan fieros.

El Auxerre… bueno, es el Auxerre.

Sinceramente, pienso que muchos aficionados al deporte, entre los que estoy seguro, se incluyen muchos madridistas, aborrecen

El Madrid no enamora, pero gana. ya esa saturación informativa que ofrecen los medios de comunicación de un tal Mourinho, pero creo, sin duda, que todo este reconocimiento no es casual, es merecido, y además, que aquí puede radicar el cambio del año en el fútbol europeo.

El todopoderoso Barcelona, un equipo que ha

puesto en duda la cúspide histórica del fútbol, que ha sido comparado a la na

ranja mecánica de Cruyff, a la Verdeamarela de Pelé, o a la Albiceleste de Maradona… ese equipo que ha difundido un estilo de juego, una filosofía de club histórica… llega a un momento complicado, tras llegar a la excelencia futbolística, y hay que mantenerse ahí, reciclarse, o desaparecer para volver a erigirse. El Real Madrid y ha tenido que hacerlo, al menos 7 veces, en los últimos 7 años, probando con todo tipo de remedios… cambios de entrenador (Queiroz, Camacho, García Remón, Luxemburgo, López Caro, Capello, Bernd Schuster, Pellegrini), continuo movimiento de futbolistas (Robinho, Cicinho, Baptista, Emerson, Samuel, Guti, Raúl, Figo, Zidane, Roberto Carlos, Gago), pero pareció que la vuelta del mesías, >>>>>


Florentino, con unos pocos panes debajo del brazo, devolverían la magia a Chamartín. Sin embargo, la primera temporada nada fue lo que se esperaba.

Ahora llega el momento clave. Toma el mando aquel hombre que persigue el sueño de conquistar las 3 grandes ligas del viejo continente, y conquistar para la diosa Cibeles, su 3º copa de Europa, para afianzarse en el trono de mejor entrenador del mundo. Sería una locura asegurar un resultado deportivo para final de temporada, pero gracias a este hombre, los aficionados del Real Madrid se pueden sentir algo más orgullosos de su equipo, que en los últimos 7 años.

Cuanto se echaba de menos algo de orden, de disciplina. A Mourinho no le tiembla el pulso, nadie le planta cara.

Entrar en una guerra de dialéctica con él, es perder. Domina de una manera muy inteligente el fútbol. Sabe desviar la atención del campo, y ¿para qué periodista no es jugosa una explosiva declaración del mediático entrenador del Real Madrid Club de Fútbol? Claro que no siempre es buen momento para hacer declaraciones, pero por eso él elige esos momentos a la perfección: crisis, derrotas, victorias ajustadas o penosos empates…Sabe sacar de cada uno de sus jugadores lo mejor, alternando mano dura y mimos.

Colegas de profesión, no busquen la noticia en el campo, nunca. Todo se mueve en torno a “Mou”. El control del equipo está en los banquillos, y sinceramente, nunca creí que pudiera llegar a ser así con Florentino en el palco, pero es que desde hace años, al fin se toma una decisión

El todopoderoso Barcelona, pone en duda la cúspide histórica del fútbol

acertada en las oficinas del Bernabeu. Su juego no es el del Barcelona, es cierto, pero este Madrid, ha ganado en táctica, jugadas a balón parado en defensa, coberturas, repliegues defensivos, apoyos en el marcaje, y sobre todo, sacrificio y amor por el equipo y los compañeros, y un capitán que sepa guiar el barco y tapar rápidamente,cualquier hueco por el que pueda entrar agua. Los equipos no se hacen en un día, ni dos, ni en un año. España es un país en el que cualquier mínimo detalle, puede dilapidar al entrenador más laureado. Pero por una vez, estoy seguro que hay que dar confianza a alguien… y ese alguien no es otro que Mourinho.


P O E T R Y

S L A M

By JONATHAN Teuma & colaboradores


Poetry Slam Breve Historia del Slam

El año es 1984, la ciudad, Chicago y un simple obrero llamado Mark Smith esta ideando un nuevo formato de recital poético que revolucionara el modo en que este arte es transmitido al publico, haciendo que esta rama de la literatura sea mas asequible al ciudadano de a pie, para que este puede disfrutar de sus frutos. Smith, pensaba que a raíz de cómo se enseñaba la poesía en los colegios, la misma palabra “poesía” ahuyentaba a la gente. También pensaba que los recitales tradicionales llegaban a ser demasiado elitistas y aburridos. Partiendo de esa base ideo el formato Slam para intentar devolverle la poesía al pueblo.

Las primera sesión del Poetry Slam se celebro en el Get Me high Lounge en Noviembre de 1984, Chicago. Ahí permanecieron los primeros Slammers hasta Julio del ´86 fecha en la cual se trasladaron al Green Mill Jazz Club, donde formalmente adoptaron el nombre de Poetry Slam y permanecieron hasta el día de hoy. Poco a poco el movimiento Slam se fue expandiendo por la ciudad y el país, llegando primero a Nueva York y San Francisco. En Nueva York el Slam encontró hogar en el mítico Nuyorican Poets Café.

El Primer Campeonato Nacional de Poetry Slam tuvo lugar en Fort Mason, San Francisco, en 1990, participando solamente tres equipos (de Chicago, San Francisco y Nueva York). El Slam fue todo un éxito y se consagro como evento anual. Desde entonces el movimiento ha ido creciendo, hasta que hoy por hoy participan unos 80 equipos (incluyendo algunos de otros países).

Desde entonces el Poetry Slam ha saltado de país en país hasta convertirse en un fenómeno mundial. Llego a Madrid de forma regular en enero de 2009 de la mano del Goethe Institute y encontró hogar en el Libertad 8, donde se celebra un Slam el último miércoles de cada mes. En el verano de 2010 el Goethe Institute decidió dar un paso atrás y dejarles la iniciativa a los mismos poetas, que se han organizado dentro de la asociación Poetry Slam Madrid y pretende seguir organizando Slams mensuales.

¿Qué es el Poetry Slam? El Poetry Slam parte de dos bases que se unen y crean una innovadora plataforma para la literatura; la poesía y el performance. La temática es abierta así que cada artista es libre de tratar el asunto que le plazca; política, religión, amor, sexo, la vida cotidiana etc. Los poetas solo están restringidos por el máximo de tres minutos que tienen para interpretar su obra y son estas mismas interpretaciones las que llevan el peso de la función ya que el objetivo es enganchar al público a través de ellas. La participación del público es imprescindible ya que de ellos (y sus aplausos) depende la votación final. En caso de empate se hace una ronda de desempate entre los finalistas y esta es votada por el público a base de una puntuación del 1 al 10. Por esta razón es muy importante que los poetas sepan conectar con el público, ya se mediante ingeniosas rimas, humor, ritmo, presencia escénica o una combinación de métodos. >>>>>>>>>


Las reglas del juego.

Cualquiera puede participar. Trae dos textos distintos (por si hay empates) de un máximo de 3 minutos de duración. El/los textos deben de ser originales y propios del poeta que valla a recitar. La temática y el idioma son libres. Se pueden mezclar idiomas y temas. No se permite el uso de ningún disfraz u objeto más allá del propio texto escrito como apoyo. Sólo puede usarse la voz y el cuerpo. Puede haber partes del texto que sean cantadas, pero el texto debe ser predominantemente hablado. Elementos imprescindibles: ritmo y presencia escénica. El Poetry Slam no es un recital de poesía, es muy importante enganchar al público.

Cuando y Donde:

La asociación Poetry Slam Madrid organizará una sesión de Slam el último miércoles de cada mes en el Café Libertad 8 en Calle Libertad 8 a partir de las 2030.


PEPE´S BAR

COMO ENCONTRAR TU LUGAR por Samuel Palenzuela En aquel entonces, yo llevaba poco tiempo en Madrid -semanas, diría yo- y J.M., que conocía mi situación de neófito en esto de vivir en las grandes ciudades, decidió que me iba a llevar a cenar con sus amigos a un pequeño bar de tapas, principalmente ibéricos, los cuales J.M. no soportaba en absoluto, para irnos después a tomar lo que decían que iba a ser UNA copa, más tarde. No es que no quiera revelar ni el nombre del bar ni su localización. Lo que ocurre es que, como he dicho, soy un completo novato y mi capacidad de recordar lugares y direcciones es totalmente nula, más aún si hay alcohol de por medio. Las cervezas corrían y la mayoría de las tapas desaparecían, sin que J.M. las tocara, entre risas y anécdotas de las vidas de todos ellos. Después de casi morir por culpa de un juego con pimientos del padrón que se le ocurrió a J.M., al cual llamó "pimiento ruso" -parodia picante, literalmente, de la ruleta rusa- , una de sus amigas, A.B., empezó a relatar su vida en Londres después de terminar la carrera y, a juzgar por las caras de los oyentes, o los pimientos seguían surtiendo efecto o no era la primera ni la última vez que ella contaba esa historia. >>>>>>>


Resulta que cuando terminó la carrera, sus hermanas le regalaron un billete a Londres para que intentase hacer vida allí. No, no trataban de convertirla en una estrella de cine -ni del porno-, sino de que ella fuese y buscase un trabajo. Si lo conseguía bien, y si no, pues se volvía al poco tiempo. El caso era conocer mundo, y la mejor forma de hacerlo es vivir en él. -Yo hice un curso intensivo de inglés para ir a Londres y salí diciéndo: "¡Qué bien hablo inglés!" ¡Buah! Iba a comerme el mundo. Llegué a la residencia donde me iba a alojar y una chica se me acercó y me dijo algo que aún supongo que sería "Hola, ¿cómo estás?" o "¿Cómo te llamas?", pero no la entendí en absoluto, y de la vergüenza me subí corriendo a mi cuarto y me encerré. Poco a poco, A.B. fue adquiriendo capacidad comunicativa con personas de habla inglesa y consiguió encontrar un trabajo. El primero fue en un McDonalds, demostrando así que la política de la multinacional en cuanto a la contratación de empleados depende exclusivamente de dónde esté cada establecimiento: siempre han de ser extranjeros a dicha localización. A.B. tuvo que pedirle al encargado del local que le escribiese las indicaciones para encontrar la oficina donde tenía que entregar el currículum porque no entendía absolutamente nada de lo que le decía. Ella dice que aún guarda el mapa que aquel hombre le dibujó. -Pero no duré más de dos semanas en aquel curro. No te puedes ni imaginar lo estresante que es no saber si lo que le estás dando es, o no, lo que ha pedido -"¡¿Te puedes creer que en Francia no lo llaman Cuarto de Libra con Queso?!"-. >>>>>>>>


En fin, tuve suerte porque al poco tiempo una amiga movió hilos para que trabajase en la cafetería de una universidad, cuya especialidad eran los zumos -no os hagáis ilusiones, las titulaciones con nombres de zumos aún no existen, se refería a la cafetería-. Mi primer día allí fue grandioso -no tardamos en averiguar que se refería al contenido anecdótico-. Me tocó atender a dos hombres que me pidieron lo que yo interpreté como dos zumos de pera (two pears). Bueno, yo la mar de contenta exprimiendo una pera tras otra, porque para hacer un zumo se necesitan unas cuantas, y cuando llego a la mesa y lo sirvo, miran los zumos, me miran a mí, vuelven a mirar los zumos y uno de ellos me dice riéndose: "¡Dous servesas!". Nunca se me olvidará su cara mientras soltaba una carcajada y decía "¡Dous servesas!". Qué cosas. Sobra decir, pero lo diré, que estuvimos unos diez minutos riendo, llegando al punto de que bastantes clientes del bar nos miraban. Quizás fuese también porque a J.M. le daba por aplastar las patatas fritas con un dedo mientras ponía cara de sádico y daba un grito imitando al kárate o porque M.L. estaba tirando las cenizas de su cigarro al suelo pero la colilla en el cenicero porque era "demasiado descarado". -¡Pero aún no os he contado lo mejor! El Pepe's Bar. Al igual que tú, yo también creía que me estaba tomando el pelo. -Ya sabéis que en Londres los bares y los pubs cierran muy pronto -entiéndase pronto como españoles que somos- , pero un día, esta amiga que me consiguió el trabajo, me dijo que fuéramos al Pepe's Bar cuando ya eran las tres y algo de la madrugada. >>>>>>>>


Bueno, es que no os lo vais a creer -en efecto, yo aún tengo que verlo para creérmelo-: Mira, hay que ir a una tienda donde arreglan zapatos y hacen copias de llaves o algo así. Luego, hay que meterse por un callejón y caminar por él hasta encontrarse con una puerta de hierro. No había ningún cartel, ni pequeño ni luminoso. Entonces, llamas a la puerta, y como en las películas, se abre una pequeña ventana por el que sólo se ven los ojos de un hombre y te pregunta: "¿Qué quieres?" Pero así, en español de aquí, de España. Dices: "Busco el Pepe's Bar" y te abren. La puerta da a unas escaleras en las que si mides más de un metro y medio no cabes. Y bueno, las paredes sudaban. ¡Sudaban! Aquello estaba a reventar de gente bebiendo y bailando sin ningún tipo de ventilación. Las bebidas eran de garrafón del malo -ahora el garrafón es como el colesterol, que lo hay "del bueno" y "del malo"- y la música completamente casposa: Bisbal, Bustamante y esas cosas. Lo mejor era el dueño del bar, que estaba por ahí y se paseaba por el local. Era bastante gordo y tenía un bigote. Tenía un nombre como Manolo, o Antonio -¿no sería José o Pepe?- . Sigo sin creerme que sólo por seguir de fiesta, esta mujer fuese capaz de soportar el hacinamiento, el garrafón (del malo), a Bisbal y sobre todo, las paredes sudadas. No, espera... Sobre todo a Bisbal. -Un día, -¡¿Pero fue más veces?!- pararon la música y Manolo, o Antonio, empezó a hablar por un micrófono: "Señores, ahí fuera hay unos policías que nos van a hacer una redada. Pero tranquilos, no hay problema. Ya sabéis que esto debería estar cerrado a las horas que son, pero vamos a hacer una cosa: Ahí en aquella esquina hay unas mesas. >>>>>>>>


Unos cuantos de vosotros se van a sentar ahí y yo os voy a dar un par de barajas de cartas. Vamos a decir que esto es un club social, ¿vale? El resto se va a venir conmigo y vamos a escapar por la salida de emergencia." Obviamente, mis amigos y yo no nos íbamos a quedar para eso del club social -me pregunto si a los que se quedaron les dieron monóculos, capas y bombines...- y nos fuimos con Antonio, o Manolo. Bueno, la salida esa de "emergencias" era una escalera completamente vertical que había que subir. Primero fue Manolo, o Antonio. Estaba completamente oscuro, oímos un sonido metálico mientras subíamos y Antonio, o Manolo, salió primero y nos ayudó a subir uno por uno... ¡Por una tapa de alcantarilla que había en el callejón! ¡Una prostituta, diremos- tapa de alcantarilla! ¡Que llega a haber un incendio allí y nos morimos! Sin embargo, volvió y muchas más veces. ¿Por qué? Puede parecer superficial, pero quizás sea por el simple hecho de la música era española y la gente de allí, en su mayoría, también. Lo que estoy diciendo es que algo tan elemental como el lenguaje, puede hacernos sentir confianza en un lugar extraño para nosotros. En mi caso, en el que entiendo las conversaciones que las demás personas tienen en las colas del supermercado y en el autobús -ahora me diréis que nunca habéis escuchado alguna-, también me resulta una ciudad extraña. El metro, el tráfico tan denso, los autobuses puntuales -¡existen!-, la Universidad, etc... >>>>>>>>


Todo se me viene encima de vez en cuando........... Pero aún así, cosas tan pequeñas como las bromas mordaces de J.M. hacia todo ser viviente. Los ademanes de A.B. mientras contaba su historia, la cantidad de vasos vacíos al lado de E. y de ceniza alrededor de M. Pero sobre todo, las risas... hacen que me sienta

a gusto cómodo y en mi lugar.

Quizás algún día a J.M. le crezca bigote, engorde, haga sudar las paredes y me de garrafón -rezaré para que sea del bueno-, pero de momento me conformo con que me siga haciendo sentir

como en casa. Así encontré ..... mi Pepe's Bar .....en Madrid.


CITAS Francisco Cambronero


En una de las novelas de Muñoz

Molina, uno de los personajes nos dice que “Lisboa era la patria de su alma, la única patria posible de quienes nacen extranjeros”. Pero la verdad es que Lisboa fue el lugar donde perdí a mi chica. Me dejó por un saxofonista de Jazz, que había comenzado tocando fados hasta que, de la tristeza que le producían estuvo a punto del suicidio. Mi novia había sido no quien lo sacara del fondo, pero sí quien lo mantuviera a flote espiritual y económicamente.

Porque esa es otra, el saxofonista ése tal vez era muy bueno, pero el muy cabrón dejó seca a mi nena. Lisboa era la ciudad que yo había elegido para pedirle a mi novia que se casara conmigo. Consideraba original hacerlo en medio del ambiente tan intimista y melancólico que esa ciudad encierra, porque ella era muy melancólica. Su melancolía la llevaba a pasearse desnuda por los lugares más inverosímiles que puedan ustedes imaginar, como la barra de los bares, por ejemplo. Cuando veía que yo me quejaba, ella me citaba los hermosos versos de Neruda, “Me

gustas cuando callas porque estás como ausente”; y claro, yo me callaba pues, ¿de qué sirve la razón ante la belleza de la poesía?

Y, ausente, me marchaba a los parques a meditar acerca del silencio. Con el tiempo aprendí a comprenderla, y era yo quien buscaba lugares, los mejores, para que ella pudiera expresar toda la melancolía que llevaba en las venas.


Y así, la gente comenzó a darme dinero, pues mi novia tenía la capacidad de enseñarles, como a mí, que la melancolía era el bien más preciado de las personas sensibles y soñadoras.

“Los hombres han nacido los unos para los otros. Por tanto, enséñalos o sopórtalos”, yo comencé

Y, como dice Marco Aurelio,

por soportarlos, pero acabé enseñándoles cómo debían aproximarse a mi novia, pues todos estamos aquí para los demás.

En una ocasión en que sospechaba que me la estaba dando con uno de los admiradores del noble arte de la melancolía, decidí seguirla. Es posible que ustedes piensen que eso no está bien. Pero Platón nos dice en El Banquete, a propósito de Eros, que

“si está siempre en contacto, tanto con sus pies como con todo su ser, con las partes más blandas de las cosas más blandas, ha de ser por fuerza sumamente delicado”; por eso yo, que he visto la exquisita

sensibilidad que mi novia posee en los pies cuando baila en las barras de los bares, para impedir la unión de sus partes blandas con las cosas blandas de los otros, me vi forzado a controlar, siquiera por una vez, su camino. Caminaba muy erguida, con un pitillo marrón entre sus finos dedos, y los zapatos de tacón más altos que había encontrado. >>>>>>>


“Cariño —le dije yo cuando se los compró—, con esos zapatos me sacas cabeza y media, además de la mitad de mi salario”. “Pero Churri —me respondió ella—, ¿no te gusta que todos te admiren por tener una novia tan alta, esbelta, bien alimentada y

hermosa como yo?” Y sonreí sorprendido y abrumado al ver cómo mi chica siempre sabía decir las palabras exactas en el momento oportuno. “Hermosa e inteligente —añadí en mi interior— Tras apagar el cigarrillo con la punta, entró en un local que exhibía un cartel de neón con las palabras

“Masajes y Completos”.Pensé que la “y” estaba de

más, dado que lo lógico era decir “masajes completos”.

Con la excusa de poner en evidencia su error lingüístico, me atreví a entrar y saber el motivo que había llevado a mi novia a

ese centro de ocio. Y es que, como dice Borges, “Mirar el

río hecho de tiempo y agua/ y recordar que el tiempo es otro río,/ saber que nos...” ¡Ups! Disculpen, esta cita pertenece a otra historia, la que viene al

pelo aquí es “Nadie en la noche indescifrable

tema/ que yo me pierda entre las negras flores/ del parque, etcétera”, porque entrar en ese lugar fue como penetrar en la noche de un parque, de etcétera” >>>>>>


porque entrar en ese lugar fue como penetrar en la noche de un parque, de repente, y mezclarse con hermosas flores negras, que me saludaron con auténtico frenesí, y descubrir que llevaban mucho tiempo esperándome, dada la alegría y el cariño con que me recibieron. Tanto calor hizo que me olvidara del motivo lingüístico que me había hecho entrar, y sólo preocuparme en saber dónde estaba mi novia. Les pregunté a esas hermosas mujeres que no dejaban de acariciarme como quien acaricia a su gato. Me señalaron una puerta, y me alejé. Al abrir, contemplé que ella, mi chica, mi novia, mi amor, era la única rosa entre recios tulipanes negros. Y, aliviado, suspiré: “la melancolía”.

Esa noche, mientras esperaba a que ella llegara a casa, fue cuando decidí que le propondría casarnos, y en Lisboa. Para un ser tan sensible y espiritual como ella, no había lugar mejor. Yo esperaba encontrarme una ciudad llena de locales en los que la música triste, melancólica, callada, llenara los espacios vacíos de las calles. Pero, al llegar a Lisboa, sólo nos encontramos suciedad, miseria, degradación moral y delincuencia. Tras varios días buscando el sitio adecuado donde exponerle la pregunta más importante de mi vida, y cuando ya estaba a punto de dejarme de florituras y

pedírselo así, sin más, nos encontramos con el “Birma”, el local

que aparece en la novela de Muñoz Molina.

>>>>>>


Como dice El

Principito, “Lo que embellece el

desierto es que esconde un pozo en cualquier parte”. Y nosotros descendimos por él, animados por el jazz que se escuchaba. Había concierto de un saxofonista, un pianista y un bajo. Perfecto, me dije. Pedí que nos llevaran a un apartado en el que se pudiera escuchar la música pero no nos molestara nadie. Y mientras tanto, yo iba ordenando las ideas, cómo se lo diría, cuándo sería el momento propicio, qué palabras usaría exactamente. Recordé las frases de omas

Mann en La muerte en Venecia,

“Así manipulaba el obcecado sus ideas, así intentaba reforzarlas y salvaguardar su dignidad”. Porque, ante todo, y me respondiera lo

que me respondiese, yo debía salir de allí con la dignidad bien alta.

Vale. Ustedes se preguntarán cómo se lo pedí, ¿verdad? Pero la

realidad es que fue al baño, y ya no volvió. Mientras esperaba, el pianista se me acercó y tras darme un puñetazo, me preguntó que dónde coño se había llevado ““mi amiga” al mejor saxo de toda Lisboa. Ante mi evidente falta de comprensión, me tiró al suelo, y rapeando, me pateaba y cantaba hijo puta, cabrón, me has roto el espectáculo, mamón. >>>>>


Pasé varios días en el hospital

........ Solo.

Regresé a Madrid, y comencé a aprender a vivir sin ella. No le guardaba rencor. Era imposible odiar a alguien tan puro como ella aunque, por un leve momento, se me aparecieron las palabras que

John Milton pone en boca de Adán, en El Paraíso perdido,

“¿es éste el amor, ésta/ la recompensa de mi amor hacia ti,/ Ingrata Eva...?”.

Pero, por fortuna, sólo fue un chispazo que no hizo mella en mi corazón.

En fin, para terminar esta historia, tal vez se pregunten por qué sé que el saxofonista la desplumó. Pues lo sé, porque ella, mi amor, mi dulce amor, regresó. Simplemente, y no encuentro

cita alguna que sirva para expresar la emoción tan grande que sentí cuando por fin, de nuevo, la tuve entre mis brazos.

Y cuando por fin la vi abrazarse, otra vez, a los amigos, los vecinos y todos los hombres que tanto la echaban de menos y a los que tanta dicha ella daba.


El único recuerd que puede justificar la razon que da el nombre a LA CALLE DEL GASOMETRO...... es la chimenea que llama la atencion desde cualquier punto de vista del parque..... pobre chimenea abandonada por el avance eléctrico, ya no volverá a sacar su humo calido"

Yanire Sagredo


Baladas de un pequeño grillo