Page 1

RES EĂ‘A por sĂ­ntoma y Dani Badenes

Festival Arte Joven

#04

Municipalidad de La Plata en Pasaje Dardo Rocha


festival ar te


e joven 2013

de Municipalidad de La Plata Pasaje Dardo Rocha 24 y 25 de agosto 2013


RESEĂ‘A ARTE JOVEN (o 10 reflexiones sobre el arte pendejo)


FOTO: muestra “el coleccionista” de Graciela Olio


RES EÑA

por síntoma y Dani Badenes

1. El contra-sentido

ARTE JOVEN es una iniciativa municipal, dirigida y financiada por el Estado local. ARTE JOVEN se propone como un circuito alternativo, un lugar para artistas que “no tienen lugar en el circuito tradicional de arte de la ciudad”. Una rareza, ARTE JOVEN: vendría a ser el contracircuito oficial del circuito oficial. En su presentación, ARTE JOVEN nos ofrece una pequeña historia que remonta a 1996. Entre los pocos hitos que destaca, menciona su “repercusión en un medio de tirada nacional”, en relación a una salida en el suplemento Sí de Clarín. Ajá.

2. La auti-gestión

Damos vuelta la página y encontramos un error de tipeo sugerente: en uno de los textitos del programa de ARTE JOVEN se destaca cómo “la moda y los productos urbanos y culturales emergen con originalidad, creatividad y autegestión”. Como el cantautor, pintor y cineasta filipino ya está pisando los 70 y no tiene mucho público juvenil, no parece ser un guiño a Luis Eduardo Aute. Más bien podría ser el fallido de una gestión autista, que quiere dar un espacio a las “expresiones culturales emergentes” ignorando cuáles son. Porque en las dos breves jornadas de ARTE JOVEN estuvieron ausentes los espacios jóvenes por dónde pasa el arte los 365 días del año. No estuvo En Eso Estamos ni Casa Lumpen, tampoco C´est la vie o la Casa Joven de la obra de Cajade. No hubo ni el Corte Salvaje de Cósmiko, ni el sonido de Estación Sur o Cultura Cumbia, ni Volver a habitar, ni nada. Se planteaba un discurso de fomento de las “industrias culturales”, hablando de generar “mercados”, pero tampoco estuvo ninguno de los mercados realmente existentes , como Siberia o Mal de Muchos.


3. Ser joven es usar rollers

1http://direcciondejuventud.lapl ata.gov.ar/arte-joven-2013-2/

Para hablar de arte joven, para decir algo sobre el arte joven, y más aún para organizar una bienal -como la llamaron primero- o un festival -como dice ahora-, habría que tener claro qué es ser Joven (por no problematizar, también, qué vendría a ser el Arte). Si bien en las ciencias sociales está bastante asumido que la juventud es una posición social más que un rango de edad, en la propuesta municipal no está tan claro. Así, en la convocatoria para músicos y artistas visuales lanzada en junio,1 los organizadores restringían la propuesta a platenses que tuvieran entre 18 y 35 años (hace dos años, el límite de la convocatoria era 30; un año antes, arrancaba en los 15). Nos sorprendió bastante, en ese sentido, entrar al pasaje y encontrarnos con la conducción de Pablo Refi (43), o descubrir entre la programación musical al grupo o Murciélagos, la banda liderada por Blas Riveri (ver foto). Lejos de pensarlo como una contradicción, podríamos ver en esa decisión una mirada avanzada, que no reduce la juventud a una cuestión biológica, a un rango de edad, sino a una actitud, a una forma de vivir y relacionarse. ¿Quiénes son, entonces, los jóvenes? Según la programación del festival, el ser joven está asociado a la ropa de diseño y al andar en rollers. No es joven César González (más conocido por su

Blas Riveri, lider de la banda Murciélagos


seudónimo Camilo Blajaquis), de 24 años, criado en una villa, poeta y ahora director de cine, cuya película Diagnóstico Esperanza 3 se exhibió en el espacio INCAA del Pasaje Dardo Rocha el mismo sábado y domingo, aunque no figuraba en el programa del festival ni era muy fácil de escuchar, entre los gritos del derby y la música de los DJs. Tampoco deben ser jóvenes para el Municipio los centenares/miles que discutían en ronda a dos cuadras de ahí, en el Foro Nacional de Educación para el Cambio Social,4 con sus publicaciones autogestionadas, sus bandas, sus discusiones sobre arte y política. Los jóvenes tienen rueditas.

4. ¿Los artistas habrán ido a las olimpíadas?

Hay que decir, además, que la actividad realizada en el Pasaje Dardo Rocha estuvo dominada por un deporte o una competencia, que salvo una definición amplísima, no parece formar parte del campo del arte. Si uno busca el google la combinación de palabras “roller” y “arte”, los resultados remiten casi exclusivamente al evento platense del último fin de semana. También sale una página de Facebook, “ARTE & PARAFERNALIA en el ROLLER DERBY HISPANO”, que obtuvo 20 seguidores en dos años. Y luego, los Rolling… Pero Mick Jagger tiene la edad de Aute: tampoco cuadra. Pero así es la cosa: el centro de este festival de “Arte” es el Roller Derby, competencia inventada por los estaunidenses, basado en el patinaje sobre ruedas en una pista oval. Todas las luces apuntaban allí. El espacio de artes visuales estaba en medio del pasillo, casi a oscuras. La literatura brilla por su ausencia, como si las personas no escribieran antes de los 35 (cuando, en rigor, el motor de edición independiente en La Plata son hoy varios grupos de jóvenes). Y el espacio de cine está reducido a “Brazo Armado”, que se define como un grupo de “guerrilleros audiovisuales capturando a subnormales simpáticos” que buscan “las caricias del destino”. Ay…

5. El arte joven es cian, amarillo y magenta

Si algo hay que resaltar es la comunicación visual del evento, obra del grupo de diseñadores Adictos Gráficos, justo el único colectivo que no tiene textito de presentación. Lejos, el trabajo más serio que encontramos. En los banner

3 - “... una ficción en la que se plantea una especie de ensayo sobre lo micro del capitalismo y cómo el consumismo ataca con locura a todas las clases sociales. A su vez es también un relato sobre la soledad en la que crecen los chicos de las villas. Desde el cine hasta los videojuegos, se propone un modelo de pistolero que cae preso para siempre o se muere épicamente. Yo busqué una estética propia por otro lado …” César González 4 - Más info https://www.facebook.com/eve nts/464339770323833/


externos y los flyers que circularon por internet se lo puede confundir con un evento de la MTV, aunque ya suena un poco viejo y no sólo porque la misma gráfica la vienen repitiendo. El aporte no pasa de ahí. Una rápida lectura del programa repleto de erratas nos deja la sensación de que nadie lo leyó antes de publicarlo: es como una obra de diseño sin contenido. La combinación de cian, amarillo y magenta configuran una forma de enunciación, que junto a los tips de lo joven independiente enmarca una comunicación repleta de palabras como “autogestión”, “guerrilla” y “libertad”. Y que anuncia, en el folleto satinado financiado por la Municipalidad, la presencia de un “radiotransmisor clandestino ubicado en el pasaje durante los días del festival”. Otra vez, más que un contracircuito, hay un corto-circuito.

6. El Pasaje le gana a la puesta

En el Pasaje, a diferencia de en Pura Vida, no se puede fumar. Está prohibido, dicen los carteles insistentemente. Los baños son de damas y de caballeros. Y el cuadriculado de baldosas y las anchas columnas son imponentes. La paleta de colores -compartida con muchas otras iniciativas jóvenes y hace tiempo emergentes-, no puede con la institucionalidad del edificio municipal. Los ojos se llevan más impregnado el Pasaje que expresiones innovadoras, si las hay. Además, no hay separación, no hay demarcación, no hay distancia entre el festival y el MACLA, es decir, el circuito tradicional de arte que, según explican, no da lugar a los artistas emergentes. Así como la inmensidad del Pasaje le gana la apuesta al cotillón de Arte Joven, este último le gana la apuesta a cualquiera de los artistas platenses


que ante la promesa de un espacio de exposición masivo decidieron participar. Lejos de dialogar con la producción cultural de la ciudad, sus trabajos quedaron perdidos en un amontonamiento escenográfico sin cuidado.

7. El montaje berreta

Si bien las ediciones anteriores de Arte Joven que se realizaron en el Islas Malvinas también le daban la espalda a los espacios de arte preexistentes, por lo menos habían tenido cierto cuidado con el montaje de las obras y en la relación entre los distintos soportes para que ninguno anulara al otro. En esta edición en el Pasaje todas las fichas estuvieron en lo espectacular, un espectáculo con mucho acople. En ese marco, las artes visuales -la sección de fotografía, objetos y plásticaparecen haber sido convocadas solamente para completar un deber ser de Arte Joven. La zona que le habilitaron fueron dos pasillos de paso sin la más mínima iluminación. Como ya dijimos -y a diferencia de años anteriores- la literatura estaba ausente. Y el graffiti estaba exiliado al frío exterior, incluido sin convocatoria -es decir, seleccionado a dedo. Ningún signo daba cuenta de una intervención pública para “jerarquizar” las artes emergentes.

8. La política cultural fragmentada

Si realmente “Arte Joven se ha convertido en pocos años en una marca de excelencia en gestión cultural”, como alega el panfleto que repartían en la entrada, la Secretaría de Cultura y Educación tendría que preocuparse. Así como la movida de Meridiano V tiene una dirección propia, que depende de la Secretaría de Modernización, el festival que llenó de rollers el pasaje es obra de la Dirección de Juventud, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social (Que lo organice esta dependencia, ¿nos estaría diciendo que la presencia de lo joven era más importante que lo artístico?) Es decir: si Arte Joven es tan groso como dice, las grandes iniciativas culturales del Municipio pasan por afuera de la órbita de Cultura. Eso sin recordar que en La Plata, la cultura brota y florece en espacios autogestionados por colectivos de jóvenes, cuyo principal interlocutor en el Municipio es nada más y nada menos que… Control Urbano.


9. Arte Joven borra el conflicto

Uno de los pocos referentes fuertes de la cultura joven platense que está presente en Arte Joven es Pura Vida, un refugio del rock platense. Ironías del destino: hace menos de un año y medio, el Municipio clausuró el bar del Diagonal 78. Centenares de bandas y referentes de la cultura local se movilizaron para decir que, a su modo, el bar Pura Vida hacía mucho más por la cultura platense que la patética gestión del empresario José Cipollone. Las movilizaciones callejeras quedaron atrás. Pura Vida se volvió decorado de Arte Joven y transmitió en vivo. Lástima.

10. Arte joven es una pendejada

5http://www.lapulseada.com.ar/ site/?p=5083

Lo decimos con ironía, como provocación, porque en el fondo sabemos que no es una pendejada, sino el producto de una política cultural errática5 hecha por adultos, profesionales con una ideología clara, que piensan el arte como espectáculo y la política como negocio. Por eso, el joven aludido en esta propuesta estatal es un joven espectador y no un joven militante; es un joven más consumidor que productor; un joven sin más política que “la captura de seres simpáticos” y sin más movimiento que el de los rollers que dan vuelta al óvalo. Encima, la propuesta entremezcla y confunde lo joven, lo urbano y lo emergente: todo da lo mismo. Todo se aplana para que sea fácilmente digerible. Y dará lo mismo cuando llegue Expo Tattoo, Body Human, ExpoCachorros o incluso una Feria de Libros, porque será una y otra vez la puesta en escena, el espectáculo que finge grandilocuencia y está atado con alambre, completamente desanclado de la realidad local. Un destello que llenará de banners el Pasaje, notas compradas al diario El Día y anuncios pagos en Facebook, para terminar sin pena ni gloria antes de la medianoche, porque el Pasaje cierra temprano, incluso cuando se supuso que estaba tomado por el arte emergente, joven e innovador.


y

Dani Badenes


Reseña "festival Arte Joven 2013"  

festival organizado por la Municipalidad de La Plata, realizado en el Pasaje Dardo Rocha. 24 y 25 de agosto 2013

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you