Page 1


En el principio de los tiempos, no existia nada. Todas las cosas se hallaban mezcladas en la mara単a descomunal del Caos. Asi siguieron las cosas hasta que un Dios cuyo nombre


Cuando el desorden del Caos toc贸 su fin dos Dioses quedaron frente a frente. Abajo estaba Gea, la Tierra y Abajo Urano, el Cielo. Encendido de amor el Cielo se dej贸 caer poco a poco sobre la Tierra.

Gea y Urano repitieron muchas veces su ritual de amor. De sus encuentros nacieron dieciocho hijos. Pero Urano detestaba a sus hijos incluso antes de conocerlos y estaba decidi贸 a deshacerse de ellos ya que si les dejaba libres le arrebatar铆an su


El tiempo pas贸, y Gea fue acumulando criaturas en su vientre y rencores en su alma. Y una ma帽ana a escondidas de Urano, expulso de golpe sus diociocho hijos. Entonces Gea pidi贸 a Sus hijos que la vengaran de Urano. Pero estos bajaron la cabeza, menos uno de sus hijos, Saturno que le


Después del amor, Urano se quedó dormido en los brazos de Gea. Era el momento que Saturno esperaba. Sigilioso se acercó a Urano con una hoz en busca de venganza. Y con pulso firme y ánimo entero, levantó la hopz en el aire y la deslizó sin piedad por el vientre de Urano. Desde aquel día, Saturno fue el nuevo Rey del universo. Pero este al igual que su padre ,cuando tuvo hijos con Rea, los devoraba sin compasión para que no puediesen quitarle su reino. Rea sufria, ya que cinco veces vio desaparecer a uno de sus hijos en la boca de Saturno. Pero todo cambió cuando nació en pequeño Júpiter


La guerra había terminadoy todo parecía en paz. Sin embargo, la diosa Gea estaba tramando una venganza contra Júpiter ya que encerró a sus hijos en el infierno. Gea decdió poner a sus hijos los gigantes en contra de Júpiter. Estos atacaron a Júpiter, y este entendió que había llegado de nuevo la hora de la guerra. Pero finalmente Júpiter ganó la batalla junto con sus hermnaos los Olímpicos, la guerra había terminado. Los dioses del Olimpo seguían dominando el universo, y ya


La primera fue la edad de oro en la que los hombres eran felices ya que no se conocia la enfermedad ni la vejez y todo era perfecto. La segunda fue la edad de plata en el que el a帽o se dividio en cuatro estacionesLa vida se llen贸 de peligros y el hombre empezo a tener miedo. La tercera etapa fue la edad de bronce en la que aparecio las ansias de las riquezas, que mat贸 la honradez y desat贸 la envidia. Surgieron las guerras. La cuarta etapa fue la edad de hierro en la que la mentira y el crimen se convirtieron en reyes de los hombres.


Debido a las guerras existentes en la Tierra Júpiter comunico a su hija que acababaría con los hombres ya que estos habían elegido un mal camino. Pero Atenea le dijo a su padre de que los hombres eran sabios y eran capaces de albergar buenos sentimientos, aunque Júpiter estaba convencido de los hombres eran inmaduros y que solo utilizaban su sabiduría para hacerse daño, su hija logró convencerle para que su padre les diera otra oportunidad.


Tras la nueva oportunidad que dio Júpiter a los hombres. Decidió bajar a la Tierra para ver si había acertado en su desición. Entoces decidió ir a la casa del rey Licaón y lo puso a prueba y se dió cuenta de todo lo malo que hacía el rey Licaón y lo castigó convirtiendole en un lobo.


Júpiter comunicó a los Dioses que acabaría con los hombre ya que tras la segunda oportunidad había comprendido que su brutalidad no conoce límites. Los dioses no estaban de acuerdo y Júpiter decidió que acabaría con esta humanidad y la castigaría con un diluvio pero que luego la poblaría con una nueva generación de hombres.El diluvio duró nueve días y nueve noches.


Apolo, orgulloso por haberle dado muerte, osó desafiar a Cupido, hijo de Venus y de Marte. Este, para castigar tal osadía, tomó dos flechas de su aljaba. Una tenía la punta de oro e infundía amor; la otra era de plomo e inspiraba desdén. Cupido dirigió la primera hacia Apolo, y disparó la segunda a Dafne, hija del río Peneo y de la Tierra. Una violenta pasión por la hermosa ninfa se apoderó entonces de Apolo. Sin embargo ella, herida por la flecha del desprecio, huyó rápidamente tratando de esconderse. Apolo corrió en busca de Dafne, pero ésta, al verse perdida, solicitó la ayuda de su padre. Tan pronto como cesaron sus gritos de socorro, una corteza suave le encerró el pecho, sus cabellos se transformaron en hojas verdes, los brazos en ramas, los pies se fijaron en el suelo y la


El mito se trata de una ninfa que se bañaba en la fuente , ella salio corriendo de la fuente porque veía que Júpiter la miraba . En un instante cuando ella veía que estaba a salvo una niebla repentina cayo . Ella no tenía más remedio que detenerse. Lo sabía lo que estaba pasando que era que Júpiter se convirtió en niebla para seducirla . Juno miró hacia la Tierra . Y le fue a preguntar a su esposo Júpiter que pasaba . Júpiter no estaba en su palacio , entonces ella tuvo una corazonada que decía


Cuando las nubes se esfumaron Juno vio a Júpiter en una pradera con una vaca . Júpiter decía que la vaca no era de nadie entonces se la regalo a Juno .Juno se la llevo al gigante Argos de cien ojos para que se la cuidase . Argos la cuidaba durante las 24 horas . Un día dibujo en la tierra las dos sortijas anudadas de su niñez . El padre de Io sedio cuenta que era ella.El padre se lo dijo a uno de sus hijos (Mercurio) . Aquella misma tarde , Argos vio a un jovencabrero tocando . Argos le dijo que se sentara junto a él . Mercurio le dijo que el instrumento sellamaba Siringe y le canto una canción . Argos se durmió . Io aunque fue recuperada Juno le envio un tábano .Cuando Júpiter que Io sufría . Júpiter se lo dijo a Juno y Ia convirtió como era antes un ser humano y tuvo un hijo que era de Júpiter.


Febo, el Dios del sol vuela tan alto , y despide una luz tan intensa , que los hombres no logramos distinguir su figura y lo único que vemos en el cielo es un círculo al que llamamos sol. Un día su hijo Fateón pidió a su padre que le dejara a él un día su carro y alumbrar la Tierra por un día, y Febo le dejó. Pero era un trabajo algo difícil asique ocurrieron desgracias y Júpiter intentó arreglarlo y durante el proceso Fateón


Febo enfadado y muy ttriste tras la muerte de su hijo dijo a Júpiter “Dime Júpiter, ¿acaso era necesario matar a mi hijo para salvar el mundo? ¿ Porque me pagas tan mal todos los sacrificios que he hecho por los hombres? ¡Eres injusto, Júpiter, así que nunca más volveré a conducir el carro de oro! ¡ Apartir de mañana, tendrás que encargarte tú mismo de alumbrar la Tierra! Y así fue Febo no salió el día siguiente a alumbrara la Tierra los Dioses preocupados fueron a consolarlo y el mismo Júpiter fue a pedirle perdón y este le perdono pero nunca volvió a estar tan replandeciente.


Tras la locura de Fateón la naturaleza se encontraba más apagada que nunca. Al final como siempre triunfo la vida y entonces Júpiter se sintió tan dichoso que se abrió entero al amor. Júpiter se enamoro de Calisto y para conquistarla ser convirtió en Diana y la besó, ella se dió cuanta que no era Diana y tenía miedo con lo que no se resistió. Una vez Júpiter se fue, Calisto rompió a llorar ya que se sentía avergonzada. Diana descubrió que Calisto estaba embarazada y la echó ya que la había traicionado porque todas sus seguidoras tenían que ser vírgenes.


Más tarde Calisto dió a luz a su hijo Arcas, pero su felicidad duró poco ya que la esposa de Júpiter se enteró y castigó a Calisto convirtiendola en una Osa. Un día vió a su hijo Arcas y este quizo matar a la osa sin saber que era su madre pero Júpiter lo impidió convirtiendo a Arcas en un oso pequeño y finalmente convirtió a los dos en constelaciones Calisto como la osa mayor y Arcas como la osa meno.


El dios Mercurio era el Dios más hábil del mundo. El mismo día de su nacimiento robó a asu hermano Apolo un rebaño de cincuenta ovejas. Decidió ocultarlas en Pilos pero cuando estaba a punto de llegar a su destino se cruzó con un viejo, Bato a quien le dijo que el le daría una oveja si el negaba haberle visto allí. Mercurio puso a prueba a Bato y este le


Un día la diosa Diana se había pasado toda la mañana cazando con sus ninfasy decidió refrecarse en una fuente junto con suss ninfas todas estaban desnudas, cuando de repente el joven Acteón volvía de una larga cacería y vió a las ninfas que se estaban bañando, de repente, una de ellas se dió cuenta y se lo dijo a Diana esta muy enfadada


El joven Teresias paseaba por el bosque y al pasar por los álamos vio a dos serpientes que se cruzaron en su camino enredando su cuerpo para entregarse al amor y este las golpeó con un bastón hasta separarlas por ello fue castigado por los dioses y estos lo convirtieron en mujer. Pasados muchos años este volvió a pasar otra vez por el mismo camino y volvió a hacer lo mismo y volvió a ser un hombre. Pasado un tiempo Júpiter y su esposa discutían y este salió a favor de Júpiter por lo


A Júpiter le encantaba coquetear con las ninfas. Así que para que Juno , su esposa no sospechara mandó a una ninfa a distraerla. Pero Juno se enteró y castigó a Eco, la ninfa. Al cabo de un tiempo Eco conoció a Narciso, un joven hermoso pero Eco no fue la primera victima del joven, ni habría de ser la última asique las otras ninfas indignadas se reunieron en el bosque y fueron en busca de Nenémis y le pidieron que castigara a Narciso. Este fue castigado por Nenémis y murió.


Empieza a hablar ahora una Musa, Calíope. Continúa el mito de Tifeo, quien fue finalmente derrotado cuando le lanzaron la isla de Trinacria (con la montaña del Etna). Como se revuelve, un rey de esa región se fue por temor a que el gigante se levantase y se encontró a la Ericina, es decir, Afrodita, quien dice a Cupido que lance una flecha a Hades para que se enamore de la hija de Ceres. Dispara Cupido la flecha. Una vez enamorado, la rapta cuando está recogiendo flores y


Pero Plutón pasa y se adentra en el Tártaro. Por su parte, Ceres está muy triste y busca desesperadamente a su hija; tras muchos días de búsqueda, se entera del lugar por donde se la vio por última vez, y empieza a secar toda esa región. Entonces, Cínae la pide que pare y la dice dónde está su hija. Ceres, cuando se entera, pide a Zeus que vuelva su hija, y aunque a éste no le parece una mala unión, se compromete a ello a menos que hubiera probado su hija algo de comida en el Tártaro. Y así era, ya que había tomado 9 pepitas de granada, siendo único testigo de tal acto Ascálafo, quien lo dice y es castigado por ello por Ceres y le transforma en búho, un ave de mal agüero.


Cuando Júpiter, padre de los dioses, y su mensajero, Mercurio, recorrieron Frigia bajo apariencia humana buscando alimento y albergue, nadie los acogió excepto el anciano Filemón y su mujer, Baucis, quienes les brindaron su hospitalidad. Como recompensa por su amabilidad, Júpiter los salvó de un diluvio que había enviado para castigar a los frigios por su crueldad y sustituyó la humilde morada de Filemón y Baucis por un templo. Él también les prometió otorgarles todo lo que desearan, pero ellos sólo pidieron ser sacerdotes de su templo y morir al mismo tiempo. Júpiter cumplió su promesa y, cuando ellos llegaron a una edad muy avanzada, transformó a Filemón y a Baucis en arboles, que crecieron de un solo tronco y por lo tanto permanecieron unidos. Este árbol permaneció durante muchos años delante del templo y era venerado por el


Es un antiguo Dios del mar, cuyo nombre sugiere el primer. Se convirtió en hijo de Poseidón en la teogonía olímpica, y fue hecho pastor de las manadas de las focas de Poseidón, el gran macho en el centro del harén. Podía predecir el futuro, aunque, en un mitema familiar a diversas culturas, cambiaba de forma para evitar tener que hacerlo, contestando sólo a quien era capaz de capturarlo. De aquí proceden el sustantivo proteo y el adjetivo proteico, que aluden


Erisicton no confiaba en las personas y odiaba a los hombres. Una mañana pidió a sus exclavos a talar un a encina que estaba consagrada a Ceres . Pero por miedo a los Dioses estos se negaron y enfadado Erisicton taló la encima el mismo, al enterarse Ceres castigó a Erisicton matandolo de hambre y este murió devorándose a sí mismo.


La muerde una serpiente y Orfeo va al Hades a pedir que resuciten a su amada. Allí toca su lira y todo se para entonces, incluso los castigos. Hades y Perséfone aceptan, pero en la vuelta no debe mirar atrás, donde está su esposa; pero lo hace, y el espíritu de ella se desvanece. Aunque está 7 días más allí, no se le acepta de nuevo la propuesta, y se retira al monte. Orfeo toca la lira en el monte y se acercan a él muchos árboles, entre ellos el ciprés, cuya historia es contada: Había un ciervo muy bello que no temía a los hombres; el que más le quería era Cipariso, quien incluso le montaba. Un día, sin querer, le atravesó con su jabalina; entonces, pidió a Febo estar siempre de luto, y éste le transformó en ciprés (que da luto a todos).


Había una vez un hombre llamado Pigmalión que buscaba esposa pero no encontraba una mujer que le llenara y a lo largo del tiempo llegó a enamorarse de una estatua y un día pidió a la Diosa venus q porfavor convirtira a la estatua en una mujuer de verdad, la Diosa Venus le concedió el deseo y


Como cuando fue metamorfoseada en árbol Mirra, ya estaba embarazada, a los nueve meses sale, con mucho dolor y con ayuda de Venus, Adonis, del interior del tronco. Venus queda al momento prendada de su belleza. Le cría y un día en que estaba aconsejando al joven sobre evitar a las fieras, dice que odia a los leones. Venus le cuenta el porqué. Un jabalí al que intentó dar caza Adonis sobrevivió al disparo de éste y se lanzó contra él, clavándole sus colmillos en la ingle. Cuando Venus llegó ya había muerto, y esparció néctar en su sangre de tal forma que nació una flor roja como la sangre (la anémona).


Minos manda al arquitecto DĂŠdalo construir un laberinto para encerrar al minotauro, Teseo le vence con la ayuda de Ariadna a la que abandona mas tarde en la playa. Baco la encuentra lamentĂĄndose en la playa y se casa con ella.


El rey Midas, hijo de Grodinas, un campesino que había llegado al trono de Frigia por voluntad de los dioses, creció obsesionado por las riquezas. Por ello, cuando Dionisio (Baco), le ofreció un deseo por haber ayudado a Sileno, su compañero sátiro y borrachín, Midas le pidió que todo lo que tocase se convirtiese en oro. Todo iba bien hasta que sintió hambre. Cuando le trajeron comida ésta se convirtió también en oro... lo mismo sucedió con el vino, y tras el mismo resultado, Midas, espantado, le pidio a Dioniso que lo ayudase. El dios le dijo que se lavase en el río Pactolo, lo


Aracne era una de las mejores tejedoras de toda Grecia, sus bordados eran tan maravillosos que la gente comentaba que sus habilidades le habían sido concedidas por Atenea, diosa de la sabiduría y patrona de los artesanos. Pero Aracne tenía un gran defecto, era una muchacha muy vanidosa y decía, continuamente, que ella era la mejor tejedora. Un día, la orgullosa Aracne, no puedo aguantar más los comentarios de


La diosa Atenea quiso darle una lección a Aracne y bajó desde el Olimpo a la Tierra para aceptar su reto. Comenzó el concurso, Aracne y Atenea estuvieron tejiendo durante todo un día. Atenea representó a los dioses en todo su esplendor. Por el contrario la tela de la orgullosa Aracne mostraba a los dioses como lobos y borrachos. Cuando Atenea vio que el trabajo de Aracne insultaba a los dioses no pudo aguantar más, se enfadó mucho y rajó la tela. Aracne se dio cuenta que había ofendido gravemente a los dioses, sintió mucho miedo, salió corriendo e intentó suicidarse colgándose de una viga del techo. La diosa Atenea se apiadó de ella y le salvó la vida pero, para castigarla, la convirtió en araña y la condenó a tejer para el resto de los tiempos.

Metamorfosis de Ovidio  

Metamorfosis de Ovidio