Page 1

1


...Sumando Oportunidades multiplicamos alegrías... Sistematización de mujeres rurales ahorristas en territorios remotos de Amazonas, Cajamarca, La Libertad y Lambayeque MINISTERIO DE AGRICULTURA Y RIEGO

Juan Manuel Benites Ramos Ministro de Agricultura y Riego Jorge Montenegro Chavesta Viceministro de Desarrollo e Infraestructura Agraria y Riego Alvaro Quiñe Napurí Director Ejecutivo AGRO RURAL Antonieta Noli Hinostroza Coordinadora Ejecutiva PSN Oscar Yupanqui Vásquez Coordinador General de la publicación Michell León León Fotografía Sergio Dancourt Ochoa Diseño gráfico Proterra Perú SAC Impresión Gráfica Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2015-06696 por Proterra Perú SAC - RUC: 20521923823 - Francisco Lazo 1559, Lince

2


Sistematización de mujeres rurales ahorristas en territorios remotos de Amazonas, Cajamarca, La Libertad y Lambayeque

...cuando mi esposo me acompañaba a la carretera a las 2-3 de la mañana para tomar el carro que me transportaba a la ciudad para llevar los ahorros de mis compañeras y el mío, sentí por primera vez que mi esposo me quería y se preocupaba por mí...

3


Mi experiencia como mujer ahorrista es algo muy importante que ha marcado positivamente el curso de mi vida, porque después de muchos años de vivir en la postergación y la pobreza debido a la falta de información sobre el ahorro. Hoy puedo decir con mucha alegría en mi corazón que formo parte de un grupo de mujeres ahorristas denominado “Mujeres Emprendedoras para el Progreso”, en el cual he podido conocer la importancia del ahorro. Les contaré que cuando me integre a este grupo abrí mi cuenta con ciertas dudas porque escuchaba comentarios mal intencionados. Decían que perderíamos nuestro dinero, pero yo confíe en el Proyecto Sierra Norte y en las Entidades Financieras porque mediante las capacitaciones me enseñaron que estas entidades están supervisadas por el Gobierno. Yo continué el camino que había emprendido, depositando mes tras mes lo poco que podía reunir de las ventas de mis cuyes, gallinas, huevos y también de mis artesanías que realizaba día a día. Algunos meses no podía viajar para poder depositar a tiempo mi dinero por lo cual logramos organizarnos con mis compañeras de grupo y viajábamos un mes cada una y el resto de socias encargaba su dinero a la que viajaba para depositarlo. Ayudándonos de esta manera unas a otras con la finalidad de no quedarse ninguna sin hacer su depósito. Esto me enseño que unidas podemos llegar muy lejos. De la mano mutuamente lograremos derrotar a la pobreza y salir del atraso en el que vivimos en nuestras comunidades. Fue pasando el tiempo y logré conocer el cajero automático, mediante el cual haciendo una consulta me di cuenta que mi dinero estaba allí guardado y protegido. Lo más importante es que no

4

estaba solamente lo depositado sino que tenía los incentivos prometidos por el Proyecto. Quiero contarles que con el ahorro mi economía mejoró porque cuando tengo una emergencia ya no voy a pedir prestado a los vecinos o a la entidad financiera sino que con mis ahorros logré resolver gran parte de mis necesidades; así como las de mi familia. Hoy puedo decir con mucho orgullo que pase de deudora a ser ahorrista. Hoy más feliz que nunca manifiesto mi gran satisfacción porque con mis ahorros logré establecer un pequeño negocio de una Botica, mediante la cual puedo brindar apoyo a mis paisanos, amigos y familiares cuando necesiten de mis servicios, ya que en mi comunidad era una gran necesidad poder adquirir medicamentos. Mi sueño es continuar con este negocio hasta llegar a tener una cadena de boticas para contribuir de alguna manera con el desarrollo del país, participando activamente en el mundo financiero. No dejaré de compartir con ustedes estos preciosos momentos que he podido experimentar con mis compañeras de grupo y otras mujeres ahorristas de la provincia de Sánchez Carrión en las capacitaciones que hemos tenido lo cual ha enriquecido grandemente los conocimientos en cuanto a la importancia que tiene el ahorro en nuestra vida. Antonia Bermúdez Serin G.A.Mujeres Emprendedoras para el Progreso Distrito de Sarin, Sánchez Carrión La Libertad


Participantes de la sistematización: Facilitadores de Ahorros de las Oficinas Locales participantes Lita María Muñoz Vargas, OLP Celendín Carmen Sandoval Araujo, OLP Huamachuco María Figueroa Terrones, OLP Celendín Elmer Sulca Ollachica, OLP Huamachuco Keyner Huablocho Maicelo, OLP Chachapoyas Afredo Carrasco Lucero, OLP Incahuasi Bremer Risco Portal, OLP Chachapoyas Gladis Bernilla Paico, OLP Incahuasi Mujeres ahorristas que participaron en los talleres y reuniones de trabajo. Mujeres ahorristas de Amazonas - Alto Imaza y Jucusbamba Lindaura Mixan Camus, Consuelo Sopla Galoc, Normita Galoc Trauco, Eusebia Pinedo de Sopla, Rosa Yalta Lápiz, Elvia Mas Labajos, Santos Quiroz Santillán, Rosa Goñas Chasquibol, Bacilia Mas Rodriguez, Faustina Del Castillo Caro, LLesika Galoc Trauco, Teolita Mas Vargas, Danitza Sopla Galoc, Heni Goñas Montenegro, Edelmira Sopla de Trauco, Lusmila Lápiz Mas, Carmela Trauco Sopla, Sadit Gaslac Gomez, Lindaura Chasquibol Labajos. Martha Chuquizuta Limay, Gladis Diapiz Cullampe, Lidia Guelac Mendoza, Antonia Yalta de Canta, Celi Vela Tuesta, Edelmira Angeles Ramos, Lidia Ynga Chappa, Georgelia Villacrez de Llanos, Maximilia Chappa de Angeles, Jeidi Velayarce Yopan, Grace Vela Rojas, Paula Mendoza Velaysosa, Asunta Guelac Reyna, Maribel Mas Canta, Rosa Vela Cisneros, Carmen Rosa Cullampe de Grandez, Teresita Grandez Huamán, Ercila Tamanguilla Chuquizuta, Marcelina Tuesta de Huamán, Celmira Cachay Huamán. Mujeres Ahorristas de Cajamarca - Celendín Dalinda Chacón Becerra, Elvira Mena de Rodriguez, Sadish Leyva Villegas, Gricelda Cortez Cotrina, Marina Briones García, Lucy Briones Cotrina, Julia Vargas Tejada, Albertina Medina de Vásquez, Dorali Mego Carajulca, María Mego Ramos, Luz Ayala Alvarado, Sabina Cortegana Areas, Yola Arias Rodrigues, María Guevara Chávez, María Isabel Muñoz Sánchez, María Elsa Muñoz Ruiz, Paula Aquino Reyes, Kelita Caro Romero. Mujeres Ahorristas de La Libertad - Huamachuco Virginia Barrios Ramirez, Santos Peña Bailon, Angelita Chamorro Ruiz, Antonia Bermudez Serin, Esther Maribel Dominguez Caipo, Santos Lucinda Arce Villegas, Rosmery Ruiz Robles, Teófila Arce Paredes, Pasila Ramos Blas, Felipa Mallqui Neira, Santos Peña Julca, Estelita Cruz Alfaro, Virgen Otiniano Sicca, Martha Rios Rodriguez, Fany Julian Verde, Nely Velasquez Gutierrez, Julia Salirrosas Haro, María Cisneros Vásquez, Jovita Varas Rosas, Juana Rodriguez Salinas, Mariela Mantilla Otiniano, Rory Moya Gusman, Santos Rodriguez Hurtado, Fany Riveros Mendoza, Georgina Velásquez Gutierrez, Martha Arenas Meregildo, Karina Haro Melchora, Juanita García Gonzales, Zarela Vega Avalos, Magali Bocanegra Avila, Maruja Peralta Vera, Angelita Chiclayo Minchola, Mariela Mantilla Otiniano, Yeni Angulo Rodriguez, María Gloria Díaz Chigne y Rosa Gutierrez Briceño.

5


Mujeres Ahorristas de Lambayeque - Incahuasi - Cañaris Tereza Sánchez Parihuamán, Santos Calderón Manayay, Santa Isabel Llaguento Segundo, Parocinia Vilcabana Manayay, Felicia Sánchez Bernilla, Soledad Manayay Vilcabana, Rosita Leonardo Sánchez, Matilde Manayay Lucero, Timotea Purihuamán Manayay, María Magdalena Calderón Manayay, Pascuala Roque Sánchez, Virginia Vilcabana Manayay, Lindaura Sánchez Vilcabana, Santa Francisca Sánchez Vilcabana, Victoria Quispe Calderón, Justina Bernilla Calderón, Rosa Purihuamán Reyes, Ana Cecilia Manayay Calderón, Pascuala Roque Sánchez, Felicita Sánchez Purihuamán, Rosa Manayay Vilcabana, Andrea Bernilla Purihuamán, Juana Purihuamán Reyes, Carmen Julia Manayay Calderón, Rosa Sánchez Purihuamán, Alejandra Ventura López, Abelita López López, Norma Gladis Contreras López, Margarita Huamán Gaspar, Marisol Gaspar Lucero, Margarita Pariacuri Lucero, Elva Leonardo López, Marleni Barrios Gaspar, Santa Rinza Tantarico, Bertha Barrios Carrillo, Iris Gaspar Lucero, Lucía Bernilla Gaspar, Silvia Pariacuri Lucero, Hilaria Lucero Huamán, Maritza Rodriguez de la Cruz, Rosa Barrios de la Cruz, Virginia Manayay Rodriguez, Bertha Huamán Santiago, Carmen Rosa Huamán Bernilla, Santa Santiago Huamán, Aline del Pilar Rinza Lucero, Luzmila Huamán Reyes.

6


Índice

Presentación Glosario de Términos 1. Antecedentes de la Experiencia 11 2.

¿Dónde se desarrolló la experiencia?

15

3.

El Programa de Ahorros del PSN

25

4. Los Aprendizajes que logramos 47 5.

El Convenio entre el PSN y Financiera Confianza

53

6.

El ahorro y las iniciativas comerciales

59

7. Los cambios que identificamos 63 8.

El Programa de Ahorros del PSN, el Programa JUNTOS y el MINSA

71

9.

Lo que manifiestan 35 mujeres ahorristas de territorios remotos

75

10. Lecciones 93

7


Glosario de Términos

8

AGRO RURAL

:

Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural

AGROIDEAS

:

Programa de Compensaciones para la Competitividad

AGROBANCO

:

Banco Agropecuario

FIDA

:

Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola

IDH

:

Índice de Desarrollo Humano

INEI

:

Instituto Nacional de Estadística e Informática

JUNTOS

:

Programa Nacional de Apoyo Directo a los más Pobres

MIDIS

:

Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social

MINSA

:

Ministerio de Salud

PDM

:

Palabra de Mujer

PNUD

:

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

PSN

:

Proyecto Sierra Norte

RONDESA

:

Cooperativa de Ahorro y Crédito

SIS

:

Seguro Integral de Salud

SBS

:

Superintendencia de Banca y Seguros

OLP

:

Oficina Local del Proyecto


Presentación Por la experiencia que nos tocó compartir con el Proyecto Sierra Norte partimos de la firme convicción de que sólo involucrando el tema femenino como parte natural del tema humano podremos construir una verdadera sociedad democrática, una sociedad en que se reivindique a la mujer como ser social. En este contexto y perspectiva nos permitimos presentar los resultados, los altos y bajos de un proceso que tiene como eje el ahorro en territorios remotos y que apunta a impulsar el desarrollo de la sociedad, pero un desarrollo que comprenda a la gente y su vida, que enfrenta las necesidades y despierta esperanzas con la condicionante de la justa y necesaria incorporación de la mujer al proceso social de la producción, sobre todo de su reconocimiento y valor, porque de hecho la mujer es parte activa de ese proceso, más allá de la simple economía doméstica, y que lleva consigo la cualidad de impregnarle el carácter de integrante familiar de iguales derechos que el varón. Varios son los programas, proyectos y organizaciones que buscan el desarrollo de la mujer, pero también es cierto que muchos de ellos centran la evaluación de sus resultados en cifras y en números; que para nuestro caso es importante; sin embargo estos datos no toman en cuenta el aspecto social e intangible que ha calado no sólo en las mujeres protagonistas sino en la familia. No queremos cantar una victoria pero si anunciar a tambor batiente un proceso que de seguir impulsándose seguirá generando cambios, porque ya los ha generado en territorios remotos sobre todo en las relaciones de fraternal colaboración y comprensión mutua entre la mujer y los demás integrantes de las familias rurales, ello por medio del programa que movilizó y organizó a mujeres promoviendo su conversión a ahorristas y facilitándoles a la vez la adquisición gradual de una cultura de ahorro; las muestras están claras, por ejemplo en el caso de la señora Antonia Bermúdez o el de la señora Santa Francisca Sánchez, que nos cuentan su dificultoso pasado, de sus aprendizajes, de sus logros, de sus sueños y sus satisfacciones al haber logrado convertirse en mujeres ahorristas, ¿qué los pobres pueden ahorrar?, ya se ha demostrado que sí en experiencias pasadas, y hoy se confirman, pero ¿qué tan victorioso es el cambio de actitud individual, familiar y social?, eso lo acabamos de observar y demostrar entusiastamente con varios casos de mujeres ahorristas en territorios remotos; que de hecho demanda de una prolongada, tesonera y empeñosa acción del Estado y de todas las organizaciones sociales de nuestra nación. Nuestro agradecimiento a todas y cada una de las mujeres que participaron en los talleres, reuniones, concursos y entrevistas; y que con su aporte demuestran que las mujeres con una oportunidad pueden multiplicar alegrías, sueños, libertad y progreso en su familia y su localidad. Alfredo Carrasco Lucero Facilitador de Ahorros Incahuasi-Cañaris

9


10

...para participar en el Programa nos pidieron que analizáramos y conversáramos al respecto... volvimos a juntarnos!!... hacía mucho tiempo que no lo hacíamos...


Antecedentes de la experiencia

01.

El Proyecto Sierra Norte cubre un total de 25.601,31 km2 y comprende los departamentos de Amazonas en tres provincias (Bongará, Chachapoyas y Luya) que involucra a 56 distritos y con una meta a atender de 1 903 familias; Cajamarca en tres provincias (Cajabamba, Celendín y San Marcos) que involucran a 23 distritos y una meta a atender de 6 113 familias; La Libertad en cinco provincias (Julcán, Otuzco, Sánchez Carrión, Santiago de Chuco y Gran Chimú) que involucran a 34 distritos y a 10 781 familias; y, Lambayeque en una provincia (Ferreñafe) que involucran a 02 distritos (Incahuasi y Cañaris) y a 1 243 familias. En total, el Proyecto opera en 4 departamentos, 12 provincias, 115 distritos y tiene como propósito atender 20 040 familias rurales. El Proyecto Sierra Norte forma parte de los proyectos promovidos por el Gobierno Peruano con apoyo técnico y financiero del FIDA que buscan proporcionar a las poblaciones rurales mecanismos y estrategias que los ayuden a fortalecer y/o desarrollar capacidades y prepararlos para afrontar las condiciones de pobreza y pobreza extrema existentes en el medio rural. A través de asistencia técnica local y de concursos en diferentes temas vinculados a los Planes de Manejo de Recursos Naturales y Planes de Negocio las poblaciones locales organizadas en asociaciones tienen la oportunidad de ir ensayando y redescubriendo sus capacidades para emprender mejoras en sus condiciones de vida, partiendo de su contexto real y planteando medidas de acuerdo a sus necesidades prioritarias. Esta forma de trabajo que impulsa el Proyecto Sierra Norte ha permitido hoy después de cuatro años, contar con capital humano con competencias que vienen generando cambios notorios y favorables en sus diversas localidades y territorios.

11


Como parte de esta gran estrategia el Proyecto contempla la puesta en marcha de un Programa de cuentas de ahorro orientado a las mujeres rurales que les ayude a acercarlas a los servicios financieros como parte de un proceso de inclusión social. El Programa de Ahorro que implementó el Proyecto retoma la experiencia básicamente de dos proyectos apoyados por el FIDA que lograron resultados altamente satisfactorios en la región sur del país: el Proyecto Corredor Puno-Cusco y el Proyecto Sierra Sur I y II.

El Proyecto Corredor Puno Cusco Entre el 2003 y el 2007 el Proyecto Corredor Puno Cusco, también apoyado por el FIDA trabajó con 7 406 mujeres ahorristas1. Su ámbito de influencia fue el corredor económico comprendido entre los departamentos de Cusco y Puno, dos de los departamentos más pobres del sur. La mujeres llegaron a depositar S/. 1 471 000 a lo largo de los 48 meses del contrato con el Proyecto. El Proyecto depositó en promedio S/. 300 en cada cuenta y las entidades financieras pagaron casi S/. 75.0 por concepto de intereses por cada cuenta. El Proyecto Corredor a su conclusión fue transferido al Ministerio de Agricultura y Riego. Luego de terminado el Proyecto de acuerdo a un estudio realizado por Trivelli y Yancari (2008), el 57% del total de las ahorristas retiro todos sus ahorros e incentivos y el 10% de las que retiraron dinero de sus cuentas, lo hizo para depositarlo en una cuenta a plazo fijo. Luego de seis años de haber abierto sus cuentas, más del 42% de las ahorristas de la primera cohorte del Proyecto Corredor Puno Cusco, siguen usando sus cuentas activamente. Muchas de las mujeres ahorristas que iniciaron sus negocios y se mantubieron en el sistema financiero, hoy en día son empresarias de éxito, comercializando sus productos hasta en el extranjero.

El Proyecto Sierra Sur I y II El Proyecto Sierra Sur I y II que concluyó en diciembre del 2014 trabajo en 120 distritos de Arequipa, Cusco, Moquegua, Puno y Tacna. Logró que 9,143 mujeres ahorristas aperturen sus cuentas de ahorro en el sistema formal. Conformando 465 grupos de ahorro compuestos de 20 mujeres en promedio. El valor total de los depósitos fueron de S/. 1 952 818 (US$ 765 810) los incentivos entregados por Sierra Sur fueron de S/. 808 159 (US$ 316 925).2 El Proyecto centró su atención en el uso de las cuentas de ahorro como ejercicio de educación financiera.

1 2

12

Carolina Trivelli/Johanna Yancari, Las primeras ahorristas del Proyecto Corredor. Documento de Trabajo: Inclusión Financiera y social en la Sierra del Perú. La Experiencia de los Proyectos de desarrollo rural apoyados por FIDA. Territorios de Aprendizaje Julio 2013


En el sur el Proyecto ha permitido que las instituciones financieras alcancen escala en el mercado de las finanzas rurales. Hoy las Instituciones logran captar el interés de las mujeres ahorristas y otros perfiles de clientes, incluso en áreas remotas, logrando ventas cruzadas de ahorro y crédito e incluso microseguros. En el año 2010 De los Ríos, hace una investigación acerca de como las cuentas de ahorro y los microseguros reducen la vulnerabilidad de las mujeres de la sierra sur. Las conclusiones permiten constatar que los ahorros amortiguan los gastos ante eventos inesperados como salud y emergencias. Las mujeres han desarrollado capacidades y se sienten mas seguras de entrar a un banco y manejar su dinero. Conocen los otros productos financieros. Tambien concluye en que las mujeres mejoran su autoestima. Según Ricardo Vergara (2012) existe consenso respecto a que mejorando la capacidad de gestión de los recursos financieros poseídos por la población pobre se contribuye a la valorización de los activos, al aumento de la inversión productiva y a la reducción de los riesgos personales que fácilmente pueden hundir a una familia en la condición de ultra pobre.

13


14

...el lugar donde vivimos tiene muchas carencias... pero a pesar de ello, nos gusta su tranquilidad, el paisaje, sus costumbres, respiramos aire puro y los alimentos que producimos...


¿Dónde se desarrolló la experiencia?

02.

2.1 Antecedentes: caracterización de los territorios El objetivo de esta sección es examinar algunas características del contexto y de la población que reside en los 20 distritos de donde pertenecen las mujeres ahorristas que participaron en la experiencia3, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y a la información acerca del Índice de Desarrollo Humano (IDH)4. Específicamente, se profundizará en el análisis de su nivel de pobreza (monetaria y no monetaria), la calidad de la vivienda en la que habitan, su nivel educativo y su estado de salud. A continuación, se presenta un cuadro con los 20 distritos involucrados, por provincia y departamento.

3 4

El ámbito del Proyecto Sierra Norte comprende 115 distritos. Informe de Desarrollo Humano Perú 2013, Cambio climático y territorio: Desafíos y respuestas para un futuro sostenible. PNUD.

15


2.2 Perfil demográfico De acuerdo al Censo Nacional de Población y Vivienda 2007 elaborado por el INEI en total 173 489 personas habitaban los 20 distritos seleccionados, las cuales conformaban 54 677 viviendas. De este total, el 68% de habitantes residía en el área rural, y el resto en el área urbana. Además, en promedio, el 51% de la población era mujer, lo que indicaría que no hay una diferencia significativa entre el número de varones y mujeres en los distritos seleccionados.

2.3 Perfil de pobreza Según el Censo de 2007, el 78% de la población total analizada vivía en condición de pobreza y un 40%, en pobreza extrema. En términos de la brecha de pobreza, se observa que, en promedio, el gasto de los hogares pobres era 39% menor al valor de la canasta básica alimentaria5, utilizada como umbral que define la línea de pobreza monetaria. 5

16

Promedio ponderado de los distritos seleccionados.


A nivel de distritos, se encontraron diferencias significativas. Por ejemplo, en los distritos de La Libertad de Pallán (Celendín) e Incahuasi (Ferreñafe), casi la totalidad de la población tenía ingresos por debajo de la línea de pobreza, 99.3% y 99.7%, respectivamente6. En cambio, la tasa de pobreza era sustancialmente menor (56%) en los distritos de Conila y Trita en la provincia de Luya.

2.4 Características del hogar y de la vivienda De acuerdo al Censo de 2007, entre los 20 distritos había 54 677 viviendas. De estas, el 26% no tenía agua ni desagüe de red y el 66% de los hogares no contaba con alumbrado eléctrico. Además, el 88% de los hogares tenía piso de tierra, resultado que remarca las precarias viviendas en las que residían los habitantes de estos distritos. Asimismo, el 91% de los hogares aún cocinaba con kerosene, carbón, leña, estiércol u otros productos perjudiciales para la salud. Todos estos factores encarecían el bienestar de las personas y aumentaban su vulnerabilidad ante posibles riesgos.

6

Los distritos de Cañaris y Celendín tienen una tasa de pobreza mayor al 100% pero se espera que esto se deba a errores en la base de datos.

17


Estos indicadores muestran el déficit de viviendas adecuadas que, como se mencionó en la sección anterior, era el factor más perjudicial después del déficit en los servicios de saneamiento y la asistencia escolar. El 23% de la población residía en viviendas con características físicas inadecuadas.

2.5 Aspectos educativos y de salud Educación De acuerdo al Censo de 2007, se encontró que, en promedio, los niños cursaban sexto de primaria a los 12 años y la edad promedio de los que asistían a quinto de secundaria era de 16 años. Bajo el supuesto de que, en el óptimo, un niño empieza la educación primaria a los 6 años, estos resultados indican que no había mayores problemas de retraso escolar. No obstante, a nivel de provincias, se puede observar una leve dispersión en los resultados. Por ejemplo, mientras que en la provincia de Chachapoyas se terminaba secundaria a los 20 años en promedio; en las demás provincias, con excepción de Ferreñafe (18), el promedio de estudiantes estaba cursando quinto de secundaria a los 17 años.

18


A pesar de los buenos resultados en los indicadores de retraso escolar, se encontró que el 5% de los niños en edad escolar no asistía al colegio y era analfabeto. Además, el 1% de los niños entre 6 y 11 años entre segundo y sexto de primaria tampoco sabía leer ni escribir. Estos resultados indican que el analfabetismo era un problema importante en los distritos analizados. Específicamente, en los 20 distritos seleccionados para el análisis, el 22% de las personas eran analfabetas. Este resultado indica un grave problema que podría impactar negativamente la productividad de las personas y, así, en su bienestar. Además, las más afectadas por este problema son las mujeres. De acuerdo al Censo de 2007, un 33% de las mujeres no sabía leer ni escribir, una proporción significativamente más alta que el promedio.

Salud Según el Censo de 2007, el 55% de la población total analizada no contaba con cobertura de ningún tipo de seguro de salud, mientras que un 39% contaba con una cobertura de salud del Sistema Integral de Salud (SIS). El déficit en cobertura de salud más grave en las provincias de Otuzco (67%), Sánchez Carrión (60%), y Cajabamba (60%). En la provincia de Otuzco, además, la cobertura de seguros del SIS era sólo del 24%. La provincia con mejor desempeño en estos indicadores era Julcán, con el 56% de la población cubierta con SIS y sólo el 41% sin acceso a seguro de salud.

19


2.6 El Índice de Desarrollo Humano en los 20 distritos seleccionados La información anteriormente presentada proviene del Censo de Población y Vivienda del año 2007; sin embargo, a pesar de que la información es representativa a nivel distrital, se encuentra desactualizada, para fines de la caracterización de los distritos evaluados. Una aproximación al desarrollo económico y social de mayor vigencia es el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que mide el desempeño de un país o región a partir de 3 aspectos básicos: la esperanza de vida al nacer, el nivel educativo y el ingreso per cápita. Este indicador se encuentra entre 0 y 1, donde un número mayor refleja un mayor desarrollo humano. Los 05 distritos con menor IDH son los distritos de: Sarin, Curgos y Julcán en el departamento de la Libertad y Miguel Iglesias y La Libertad de Pallán en Cajamarca. Siendo el distrito de Curgos con el IDH más bajo (0. 139), a pesar de que subió 0.002 entre el año 2010 y el 2012.

Como se observa en el gráfico a continuación, no hubo un cambio significativo en este indicador entre el año 2010 y el año 2012 en los distritos analizados. De acuerdo al PNUD (2013), en promedio, el IDH pasó de 0.23 a 0.22 en ese período. Sin embargo, sí se observan diferencias importantes en el desempeño en este indicador entre las provincias analizadas. Por ejemplo, mientras que Ferreñafe tuvo el mejor desempeño (el IDH pasó de 0.15 a 0.17); en Julcan, el indicador disminuyó en promedio 0.03 puntos en el período 2010-2012.

20


El proceso para la construcción del índice ha seguido una trayectoria creciente a lo largo de los últimos años para la mayor proporción de distritos intervenidos por el Proyecto Sierra Norte. Eso se puede apreciar con mayor claridad en los distritos de Lambayeque y Amazonas: en el primer grupo, los índices han crecido de 0.14-0.15 a 0.17 en promedio, mientras que en el segundo grupo, los índices crecieron de 0.17-0.27 hasta 0.210.34, entre los años 2007 y 2012. Con ello, los distritos analizados se encuentran muy por debajo del IDH a nivel nacional (2007:0.39; 2012: 0.5), lo cual evidencia que aún existen amplios espacios de mejora en los distritos intervenidos.

21


Si bien se observa que no hubo cambios significativos en el IDH, es importante evaluar sus componentes para analizar qué está detrás del estancamiento en el indicador en los distritos analizados. En primer lugar, se puede observar una mejora significativa en la esperanza de vida. Esta mejora se dio en 17 de los 20 distritos analizados y, en promedio, la esperanza aumentó de 73 años a 75 años entre el año 2010 y el 2013. En segundo lugar, se observa además una mejora similar en el nivel educativo de los distritos analizados. Por un lado, la proporción de personas con educación secundaria completa aumentó en 14 distritos. No se observa una mejora significativa ya que, en promedio, la proporción continuaba siendo 24% en el año 2012. Por otro lado, los años de educación de las personas de 25 años a más aumentaron en 19 distritos, pasaron en promedio de 4.5 a 4.7 años.

A pesar de la mejora en los otros componentes, en el gráfico a continuación se observa una caída en el ingreso per cápita en los distritos analizados. En promedio, el ingreso per cápita pasó de S/. 220 a S/. 208, y hubo una caída en 16 de los 20 distritos. De estos, Julcán fue la provincia que tuvo el peor desempeño: el ingreso cayó 30% en promedio entre el año 2010 y el año 2012. En cambio, en Ferreñafe, el ingreso per cápita aumentó en 11%. Es importante recordar que, como se mencionó inicialmente, ambas provincias fueron los que presentaron el peor y mejor desempeño en el IDH, respectivamente. Así, se puede inferir que el mal desempeño en el IDH en los distritos analizados entre el 2010 y el 2012 se debió principalmente a la caída general en el ingreso de los hogares.

22


2.7 Algunas características adicionales de los territorios remotos Los territorios remotos por lo general son vistos por citadinos o gente externa como espacios pobres lejanos aislados desarticulados, con alta incidencia de carencias y problemas estructurales. En estas localidades su gente mantiene aún diversas costumbres y tradiciones generacionales, su gente es mucho más participativa porque el apoyo del Estado es muy limitada, aún existe la confianza y la reciprocidad, mantienen sus lazos y son más fuertes, el trabajo comunitario es más evidente, está presente el control social y dependen mucho de lo que producen. Como los niveles de ingreso per cápita son los más bajos en la mayoría de sus pobladores hacen uso del intercambio de sus productos. La duda en implementar un Programa de Ahorros con estas poblaciones presentaba mucha incertidumbre. Ello sumado a la ausencia de una entidad financiera hacía avizorar un fracaso determinante.

23


24

...cuando nos enteramos del Programa de ahorro, pensamos en sus beneficios... pero luego vimos otras posibilidades que se nos presentaban...


El Programa de Mujeres Ahorristas del PSN

03.

El Programa de Ahorros, es una estrategia considerada en el diseño del Proyecto Sierra Norte como parte de su propuesta de trabajo en áreas rurales donde el propósito fundamental es revalorar la participación de la mujer como ciudadana rural vinculándola a los servicios financieros. Se lleva a cabo en paralelo a los Planes de Manejo de Recursos Naturales y Planes de Negocio que implementa el Proyecto Sierra Norte. Esta estrategia de inclusión es por demanda y su desarrollo no está condicionada a ninguna actividad específica. Se inicia a partir de la conformación de grupos de mujeres ahorristas. La mujer rural ha demostrado ampliamente tener mayor capacidad para el ahorro a diferencia del varón y es mejor previsora de situaciones adversas sobre todo en territorios donde las poblaciones afrontan mayores dificultades a los servicios y se encuentran en situación de vulnerabilidad. Tenemos tres niveles en el accionar del Programa: el Proyecto PSN, la mujer rural y la entidad Financiera:

3.1 La operatividad del Programa

25


Para llevar a cabo el Programa de Ahorro, el Proyecto suscribió en marzo del 2010 un Convenio de Cooperación con Caja Nuestra Gente, hoy Financiera Confianza, mediante la cual la institución financiera se encargaba de administrar el fondo transferido por el Proyecto para el otorgamiento de los incentivos sólo a las mujeres ahorristas vinculadas al Programa. Los incentivos que se otorgan son bonificaciones establecidas de dinero que el Proyecto deposita a las cuentas de ahorro a su apertura, al mantenimiento y crecimiento; y a la capitalización no financiera. Estos incentivos son inmovilizados durante los 24 meses contados desde la apertura de la cuenta de ahorro, pudiendo el titular de la cuenta hacer uso sólo de sus aportes.

El tema de inmovilización trajo desconfianza de parte de algunas integrantes de los grupos que comenzaron a “rumorear” que efectivamente el incentivo prometido por el Proyecto era un engaño, al no encontrar en el voucher el monto del incentivo y otras al no poder retirar este incentivo de su cuenta.

26


A partir de julio del 2012, el Proyecto acordó precisar que el incentivo al mantenimiento y crecimiento del ahorro se haría en la siguiente forma:7 El incentivo para el primer año de contrato es de S/. 5.0 por mes siempre y cuando se haya realizado como mínimo un depósito mensual y haberlo mantenido 48 horas en la cuenta. El incentivo para el segundo año de contrato es de S/. 3.0 por mes siempre y cuando se haya realizado como mínimo un depósito mensual y haberlo mantenido 48 horas en la cuenta.

3.2 El Proyecto Sierra Norte y su Programa de Ahorros Desde que se inició el Programa de Ahorro con el Proyecto a la fecha se han involucrado a más de 9,246 mujeres rurales en temas de inclusión al sistema financiero y que se benefician con el incentivo al ahorro, pasantías, intercambio de experiencias, acompañamiento y capacitación de parte del Proyecto.

De las 9,246 mujeres ahorristas, el 85.3% corresponde a mujeres mayores de 24 años. De este número total de ahorristas, 664 (7%) que tienen su conexión con el sistema están involucradas en actividades del Plan de Manejo de Recursos Naturales; y 727 (8%) se encuentran desarrollando Planes de Negocios en diferentes líneas de producción y de servicios. Se estima que los grupos de ahorros conformados y que se ubican en las localidades más lejanas representan por encima del 40% del total de grupos de ahorros vinculados al Proyecto. Para estos grupos en territorios remotos los incentivos otorgados al ahorro no eran más altos que los que se ubicaban cercanos a las ciudades, tampoco tenían un tratamiento especial. 7

El incentivo para los primeros Grupos de Ahorros del 2010 y parte del 2011, fue calculado con el 1.5% del saldo promedio mensual.

27


3.3¿Por qué observar y dialogar con mujeres ahorristas en territorios remotos? • Se considera importante visibilizar el trabajo en este contexto porque a pesar de su desarticulación real con el sistema financiero y sus carencias, las mujeres han logrado procesos de inclusión en el sistema. • Las familias se encuentran dedicadas principalmente a las actividades agrícolas y pecuarias, con niveles de producción inestables, complejos y baja articulación con el mercado, lo cual limita mucho sus posibilidades de desarrollo. • Las labores de las mujeres tanto en el campo como en casa y en la chacra no son suficientemente valoradas.

3.4 El proceso de recuperación de la experiencia Hacia mediados del año 2013, el Proyecto Sierra Norte revisando sus avances logrados identificó que buen número de estas mujeres rurales que eran beneficiarias del Programa de Ahorro se localizaban en escenarios, donde las condiciones no permitían llevar a cabo el Programa de manera óptima; pero sin embargo, por información de los propios facilitadores las mujeres habían aceptado ser parte del Programa. El Proyecto entonces decidió llevar a cabo un trabajo de mayor observación y diálogo de estas experiencias para extraer lecciones, donde las mujeres ahorristas manifestaran cambios sucedidos respecto al ahorro, al significado de considerarse mujeres ahorristas en el medio rural y especialmente representantes de estos lugares. Se organizó un equipo de trabajo con representantes de las 04 OLP. Las OLP seleccionaron grupos de ahorros en territorios remotos con las siguientes características: • Grupos ahorristas de mujeres de los territorios más lejanos • Grupos que habían recibido la capacitación y el acompañamiento de parte del PSN. • Grupos con buena predisposición a los cambios. • Grupos que desarrollaban actividades y contaban con proyección a futuro. Los grupos de ahorro de estas zonas fueron incluidos en una base de datos de donde se seleccionó 10 grupos de ahorro en cada una de las OLP Celendín, Chachapoyas y Huamachuco y en la OLP Incahuasi 05 grupos. Los grupos conformados de mujeres ahorristas tienen un número variado de integrantes, en promedio entre 10 y 20 mujeres. A estos grupos se les invito para que participaran 2-3 representantes de cada grupo al proceso que se llevaría a cabo a través de 02 talleres de reconstrucción y análisis de la experiencia y de aprendizajes logrados. Se hizo 01 entrevista a profundidad a 35 mujeres emprendedoras y se organizó 04 concursos de testimonios dirigido a las mujeres ahorristas de los territorios remotos, participando poco más de 250 mujeres. Todas estas actividades se llevaron a cabo a nivel de cada OLP y fueron conducidas por los facilitadores/facilitadoras de ahorro.

3.5 Planteamiento de la experiencia de ahorro El diseño planteado para recuperar la experiencia es descriptivo y está orientado a analizar el rol que tiene el ahorro en la vida de las mujeres que llevan adelante el Programa de Ahorro del Proyecto Sierra Norte. Asimismo tiene, un enfoque cualitativo, pues busca entender el impacto que el Programa ha tenido en las vidas de

28


las actoras seleccionadas. Se consideró apropiado utilizar el enfoque cualitativo en vista de que el análisis se orienta a entender las condiciones particulares de la vida de las mujeres especialmente en territorios remotos. Si bien los montos de ahorro son importantes, se planteó que más significativo que los propios ahorros de movilización al sistema financiero resultan evidenciar los efectos colaterales que genero el Programa en su ejecución. De acuerdo a la Ley del Secreto Bancario, la información de depósitos y movimientos que manejan los bancos debe ser mantenida en secreto; y sólo podrá darse a conocer a los titulares de las cuentas y a quienes ellos autoricen. El Proyecto para la liquidación de los incentivos ha tenido que establecer un procedimiento con autorización expresa de cada una de las ahorristas.

3.6 Los territorios remotos y las mujeres rurales Los territorios remotos comprenden los lugares más lejanos del ámbito rural, son las localidades de más difícil acceso, donde la presencia del estado es débil y las carencias en servicios son más evidentes que en las capitales de distrito y alrededores. Por lo general, los programas y proyectos no llegan con facilidad a estas localidades por lo disperso de su población y por el alto costo de operación en su atención. A pesar de estas dificultades las mujeres que viven en estas localidades son muy trabajadoras, entusiastas y han demostrado que tienen tantos o muchos más sueños que las mujeres de la ciudad o de las localidades más accesibles. Su forma de percibir la vida está asociada al trabajo del campo y del hogar; y buena parte de ellas siempre están tratando de mejorar sus condiciones de vida. ..antes vivía humillada y maltratada por mi esposo…. todo el tiempo me decía: eres una pobre mujer que no vale nada… contigo nunca saldremos adelante, porque eres incapaz!!. Para cualquier compra, especialmente para la comida tenía que pedirle, pero él (esposo)me daba renegando…diciendo que mucho gasto, de todo tenía que rendir cuenta…esa vida no me gustaba… Las mujeres en territorio remotos viven para su familia y todos sus esfuerzos están dirigidos hacia su hogar, esto demuestra el desprendimiento y la débil autoestima que tienen ellas sobre objetivos personales, este es un tema cultural y educacional.

3.7 La práctica del ahorro, el guardadito, el dinerito La práctica del ahorro monetario informal es común en el medio rural, las mujeres “guardan su dinerito” en bolsas de tela tejidas por ellas mismas (talegas), en los sacos de trigo o de lana de oveja, en ollitas de barro enterradas y lo tienen en diversos lugares, dentro o fuera de casa, donde sólo ellas saben ubicarlas.

29


A pesar de las fuertes limitaciones que se observan en estas localidades, el 99% de las entrevistadas afirman que se puede ahorrar en el medio rural y que les gusta el lugar donde viven, su tranquilidad, reconociendo a sus costumbres, a la naturaleza y a sus cultivos como su principal valor. El dinero que se ahorra en el hogar lo maneja la mujer y tiene como destino la compra de ropa, medicinas, semillas, alimentos y útiles escolares si hay niños que asisten a la escuela. También lo invierten en mejoras de su vivienda, compra de bienes y de nuevos animales mejorados, como cuyes, gallinas, cerdos, ovejas y hasta vacas. La mujer rural asume el rol de prevención, seguridad social y seguridad alimentaria en un hogar; y afronta las situaciones de alguna emergencia que sucede en el mismo. ….Un día vendí dos vaquitas y guarde mi platita en un “banquito de maguey”….al atardecer cuando la noche caía unos delincuentes me asaltaron. me maltrataron y me decían los delincuentes ¿dónde está el dinero? Y yo le respondía: está en el banco y me decían tan rápido fuiste al banco…a lo que yo le respondía: es cosa que se hace rápido….pero ellos no sabían que me refería al banco de maguey… Angelita Chamorro Ruiz, 35 años Caserío Molino Grande-Huamachuco, Sánchez Carrión La responsabilidad en la preparación de los alimentos, cuidado de los niños, cuidado de la casa, del biohuerto, de los animales menores, traer leña, lavado de ropa, hilar, tejer entre otras actividades son “casi exclusividad de la mujer”. Se ven casos donde el varón apoya estas actividades, pero no son bien vistos por los otros varones. La mujer rural siempre busca generarse “un dinerito”, a partir de las actividades que ella misma se ingenia y realiza como: la venta de productos que cultiva: pasto, hortalizas; o cría: cuy, patos, gallinas, ovejas, cerdos; o de engorde de ganado; o que teje: poncho, fajas, mantas, lo cual forma parte del ahorro familiar. También se tienen casos en los cuales la mujer distingue el ahorro familiar del ahorro personal. Nuestras autoridades no nos toman en cuenta ….vamos a pedirle trabajo y nos dicen: No hay!! Nosotras solas tenemos que buscar como tener algún dinerito…. Grupo de Ahorro Mujeres exitosas -Celendín En los territorios remotos no se llevan a cabo programas orientados a desarrollar capacidades en las mujeres rurales, sólo se tiene la presencia de algunos programas como JUNTOS, Qali warma, Pensión 65 con objetivos definidos.

30


El tema de las remesas del exterior también está presente pero en forma limitada y se da por familiares que migraron y se encuentran fuera de la localidad y que en algunos casos las transferencias realizadas representan cifras considerables.

3.8 Los sueños de las mujeres rurales En los talleres realizados se preguntó cuáles eran los sueños de las mujeres rurales en estos territorios. Ellas coincidieron en la educación como un sueño de realización personal y familiar; y en el negocio como una alternativa de ingreso permanente para el hogar.

31


Yo sólo tengo 3ero de primaria, mis padres no me pudieron dar más estudio, éramos 10 hermanos…todo lo que yo ahorro es para que mis hijos terminen sus estudios… mi sueño es que ellos sean profesionales de bien... En estos territorios remotos buena parte de las mujeres sólo llegan a culminar con sus estudios de nivel primario, no han podido acceder a nivel secundario por una serie de razones entre las que prevalecen la ausencia de una escuela secundaria y por otro lado, la prioridad de la educación a los varones ante que las mujeres. Al 100% de las mujeres que participaron en los Talleres les hubiera gustado continuar con sus estudios. Se observó que no existe una relación directa entre el nivel educativo y el nivel de ahorro logrado por las mujeres ahorristas. Las mujeres manifiestan que la mayoría de los jóvenes tienen el sueño de migrar hacia las ciudades en búsqueda de centros de educación secundaria, superior técnica, Universidad o también intentando alternativas de opciones laborales en las ciudades llegando hasta Lima, en la actualidad gran parte de ellos logran ingresar a centros de estudios nacionales y hasta privados y son apoyados económicamente por otros hermanos o familiares radicados fuera. Las limitaciones y falta de oportunidades en estos territorios expulsa a sus futuros ciudadanos hacia otras economías y muy pocos retornan. La felicidad, el bienestar en las mujeres entrevistadas son situaciones que están vinculadas básicamente a la tranquilidad pero también a la capacidad adquisitiva para poder comprar y/o vender y generar ingresos, ello denota una habilidad potencial para emprender negocios. Ahora bien, gran parte de ellas -las adultas- demandan mayores oportunidades pero sin desvincularse de su localidad no apuestan por la migración hacia otros lugares como parte de un sueño personal o familiar. La migración esta vista como algo complicada y poco atractiva para vivir como lo hacen en su localidad, algunas se sienten presionadas para hacerlo. Las y los jóvenes en cambio no tienen otras alternativas y se arriesgan en la búsqueda de nuevas oportunidades.

3.9 Una mujer ahorrista y una NO ahorrista El ejercicio realizado en los talleres permitió conocer como era su percepción actual y en retrospectiva de una mujer rural en dos momentos antes del ahorro y después del ahorro. Se identificaron los aspectos positivos y negativos que diferencia a una mujer rural ahorrista de una mujer No ahorrista.

32


A través de este ejercicio las mujeres pudieron identificar diferencias y cambios producidos en su vida y que son atribuibles a todo este nuevo proceso en el cual han estado inmersas de capacitación, acompañamiento, concursos y el mismo ahorro. Buena parte de este cambio se lo agradecen al Proyecto que les dió la oportunidad, de remirar posibilidades, de desarrollar “capacidades dormidas” y de emprender cosas nuevas. En cada uno de los lugares donde ellas se encuentran ya son parte de una nueva dinámica de cambio porque promueven e impulsan actividades comunes mirando su localidad, situaciones que habían dejado de hacer.

3.10 Actores directos e indirectos de la experiencia En la experiencia de trabajo para las mujeres ahorristas estuvo claramente definido que existen dos tipos de actores: los directos y los indirectos. La mujer ahorrista suscribió el Contrato de Donación con Cargo de Incentivos para el Ahorro con la Oficina Local del Proyecto, este contrato tiene una vigencia de 25 (veinticinco) meses, de los cuales 24 (veinticuatro) corresponden al desarrollo del Programa a través de una entidad financiera formal y el mes veinticinco corresponde a la liquidación del contrato. En este contrato la ahorrista asume compromisos.

33


La mujer ahorrista vincula en la ejecución del Programa directamente al esposo, en primer lugar, y a los hijos en segundo lugar. Ellas manifiestan que están haciendo un trabajo de educación financiera con los niños, ellos tratan de imitar y hacer lo que la madre desarrolla y el ahorro es una de estas situaciones. Ayudan a la madre en los dibujos, elaboración de frases, cuentos y en las lecturas cuando participa en un concurso. Hacen recordar a la madre acerca de los depósitos para el ahorro. Esto ya se puede percibir como parte de los efectos del propio Programa. el día que fuimos a la apertura, mis niños se quedaron cuidando mis animalitos y vendiendo la leche. Los niños nos ayudaban a crear poemas o poesías para que presentemos; y cuando tuvimos el concurso también participaron en la presentación… …cuando vi a mi hijito hacer una tarjeta de cartón parecida a la mía y había hecho una cajita y le había puesto RONDESA, allí ponía sus centavitos de propina, lo guardaba para comprarse un juguete en navidad, eso es tristeza y a la vez alegría….me decía: mami que bueno que son los ahorros… cuando sea grande voy ahorrar para comprarme un carro y llevarte a pasear...

En la mayoría de los casos hay decisión compartida de pareja en el momento de ahorrar. Existen casos en los cuales los esposos se oponen a este mecanismo no están de acuerdo con las reuniones grupales, manifiestan inseguridad y riesgo, lo cual influye muchas veces en la decisión de la mujer para evitarse problemas. Hay muy pocas mujeres que se articularon al sistema sin el conocimiento del esposo.

…hemos llegado a entender que las mujeres somos capaces de demostrar a todos …nuestras habilidades….llegando a entender que tenemos las mismas cualidades que los hombres… Maria Estela Guevara Chavez Salacat, Cajamarca

34


Los actores principales que se identificaron en los Talleres fueron:

En el caso de los actores indirectos, las mujeres ahorristas tienen claridad respecto a que el facilitador/facilitadora, a través de la capacitación y el acompañamiento son los principales y son reconocidos como el soporte de toda esta iniciativa, en segundo lugar figura la entidad financiera. Sólo en el caso de las mujeres de Celendín, consideran que la radio es importante porque las motiva permanentemente en las actividades para incrementar el ahorro. Con los mensajes por la radio se sienten acompañadas y les permite estar al tanto de las capacitaciones, visitas y concursos. Ha pasado que en más de una vez cuando fuimos a hacer nuestros depósitos nos dijeron los de la Caja que no había sistema y que deberíamos de esperar….. no sabíamos que hacer si irnos o esperar… esperamos……..perdimos mucho tiempo…. Al final …no pudimos hacer el depósito y tampoco algunas compañeras pudieron retirar sus ahorros…gastamos pasajes y alimentación.. Algunos de los testimonios expresados por las mujeres ahorristas no llevan el nombre de la autora tampoco el lugar, a solicitud de ellas mismas por mantener su reserva.

35


3.11 Los 10 pasos que seguimos para convertirnos en una mujer rural ahorrista 1. La convocatoria y difusión del Programa. El facilitador/facilitadora llega a nuestra localidad e informa acerca del Programa de ahorro y de los incentivos a recibir. Este es el primer paso para iniciar el proceso de educación e inclusión financiera. Para la convocatoria nos llamaron a través de diversas formas, una de ellas a través del parlante de voz. En localidades como Celendín se llevó a cabo a través de la radio. Este medio de difusión nos gusta mucho a nosotras porque nos saludan y envían mensajes muy bonitos. En nuestro pueblo sólo las que son beneficiarias del Programa JUNTOS, reciben incentivos y tienen que viajar a la ciudad cada dos meses porque aquí no hay Banco de la Nación. La primera charla que nos dieron no fue tan sencilla para nosotras, nos indicaron muchas cosas nuevas que no conocíamos, algunas se quedaban calladas, otras como yo preguntábamos algo. Para ayudarnos a entender, los facilitadores/facilitadoras han tenido que usar diferentes recursos para presentar el Programa de Ahorro, algunos usando ejemplos de la vida diaria, usando papelotes y otros materiales, videos de educación financiera. Hay términos difíciles…nuevos para nosotros y algunas nos demoramos más que otras en comprender… De todas las participantes más o menos un 20-30% de mujeres son desconfiadas y muestran indiferencia…nos dicen que es un engaño, que el Proyecto y el facilitador/facilitadora se quedaran con nuestra plata. Cerca del 40% se entusiasman rápido en la convocatoria por el tema de los incentivos pero desde que se hace la convocatoria hasta que se deciden finalmente, gran parte de ellas cambia su decisión porque escuchan a las amigas o los esposos. En nuestras familias el ahorro es personal “es secreto” y no se difunde sus montos. El tema del ahorro del dinero no es un tema que se ventila a nivel de grupo o comunidad, algunas indican que sus esposos saben cuánto tienen pero otras no. Nuestros ahorros son nuestros animales, vaquita, terrenito… La mayoría de las mujeres que se iniciaron con el Programa se interesaron en principio por los incentivos que prometía el Proyecto y arriesgaron al entrar en el Programa, algunas no depositan todo lo que quisieran porque prueban primero para ver qué pasa…. Frente a esta situación nosotras sentimos que los facilitadores/facilitadoras de ahorros han luchado mucho… porque se han dado casos en que personas han venido a prometer o recolectar dinero para diferentes fines y que luego se han desaparecido del lugar y no hemos vuelto a saber nada de ellos. Las mujeres más adultas son las que presentan mayor indecisión y se oponen.

36


Como el Proyecto pide formar grupos de ahorros, tenemos que conocer a las que pertenecerán a nuestro grupo y decidir, sin embargo; después de ello todavía faltan las consultas con el esposo, las amigas. Sucedió que algunas que decidieron formar parte de un grupo de ahorro lo conversa con el esposo o con una amiga, y esto las hace desistir de participar. Luego del acuerdo, elegimos el nombre del Grupo. El número de integrantes varía en su conformación pueden ser 10-15 ó 20. Luego de armado el grupo cada una reserva lo que ahorrará y la fecha para llamar al facilitador/facilitadora para la programación de la visita a la entidad financiera donde todas las interesadas podrán realizar la apertura de su cuenta. El facilitador/facilitadora nos acompañará a la entidad financiera para llevar a cabo este procedimiento. Todas esperamos este día.

2. Visitamos la ciudad y conocimos el local de Caja Nuestra Gente - Financiera Confianza. De todas las compañeras que inicialmente acordaron participar entre un 15-20% no estuvieron presentes el día del viaje. El facilitador/facilitadora del Proyecto coordinó el tema del traslado y nos dirigimos a la ciudad. Todas conoceriamos por primera vez la financiera, viajábamos con mucha expectativa, conversamos, reímos. El viaje es largo entre 3 y 4 horas pero ni nos dimos cuenta, algunas tuvieron que tomar dos carros, desde nuestro lugar de origen, el tránsito se realiza entre trechos afirmados de tierra, piedra y de pista afirmada. Algunas viajaban con niño porque no tenían con quien dejarlos, en la ruta calló lluvia muy fuerte pero estábamos contentas porque íbamos a la ciudad a abrir nuestra cuenta. Salimos muy temprano a las 5 a.m. llegamos como a las 8.30 a.m. a tomar desayuno, la mayoría contentas. Tomábamos desayuno rico y luego nos dirigimos a las oficinas de Caja Nuestra Gente. Allí el facilitador/facilitadora coordino con una señorita de la Caja y ella nos dijo que esperáramos.

3. Se abre nuestra cuenta/ entrega de tarjeta, voucher de depósito y entrega de clave secreta. La señorita de Financiera nos explicó lo que es una cuenta de ahorro y luego tuvimos que hacer cola. El facilitador/facilitadora nos ayudó. Nos demoramos regular. Cuando llego el turno de cada una la señorita nos atendió nos hizo firmar unos documentos (contrato) y luego nos entregó una tarjeta y la clave secreta en sobre cerrado. Nos indicó: la ¡clave es secreta! y tienen que memorizar los números. Con la tarjeta podríamos acceder a retirar dinero en los Cajeros Automáticos de la Caja. Algunas salimos de la Financiera a dar una vuelta, otras tuvieron que esperar... habían problemas en el sistema y porque había mucha gente.

37


Ya con nuestra tarjeta y nuestros papeles, que los guardamos bien en nuestra bolsa… fuimos a visitar la ciudad …fuimos al mercado, donde se venden muchas cosas y caro… también nos paseamos por la plaza, visitamos tiendas, almorzamos en la ciudad y luego retornamos a nuestra localidad. Veníamos muy contentas por el paseo y con nuestra tarjeta. La movilidad no llega hasta nuestras casas. Algunas tuvieron que caminar hasta 2-3 horas de regreso y caminaron rápido porque la casa la habían dejado con el esposo o con algún familiar. Este fue un día muy bonito porque conocimos la ciudad y comimos rico. Al llegar la noche les mostré a mi esposo y a mis hijos mi tarjeta…pero no les enseñé mi clave.

4. La Capacitación en educación financiera de parte de los facilitadores del Proyecto Sierra Norte El facilitador/facilitadora previamente quedo con nosotros en la fecha para llevar a cabo la capacitación. Quedamos en una fecha algunos programaron domingo otras día de semana. En la capacitación nos reunimos, los grupos de ahorro y el facilitador/facilitadora, la capacitación duró aproximadamente de 2-3 horas. Se tocaron diferentes temas. Para estar atentas ellos nos hacían dinámicas para hacernos reír y hacer más amena la capacitación. Fueron temas nuevos para nosotros nuevas palabras y significados, yo pedía que me volvieran a explicar: Superintendencia, Sistema financiero, ahorro formal, e informal, intereses…etc. etc. No es sencillo para las más adultas comprender algunos temas planteados; sin embargo hicieron mucho esfuerzo. Luego a nivel de grupo entre nosotras y con los materiales que nos proporcionaron nos juntábamos y repasábamos los temas. Las cosas que no entendíamos se la hicimos conocer al facilitador/facilitadora en el acompañamiento. Son cuatro los módulos básicos de la capacitación. En nuestro grupo llegamos hasta el Módulo III: Cómo manejar mi cuenta de ahorro y las Operaciones Bancarias. Algunas ahorristas solicitaron información respecto al Módulo IV: de los Préstamos y V: Seguros de Vida en vista de su interés de acceder a estos servicios en Financiera Confianza. A todas nos gusta capacitarnos aprender cosas nuevas, es bonito...a pesar de que nos cuesta…pero le damos…le damos y aprendemos…Si hiciéramos una comparación que tanto sabemos ahora en relación a hace 4-5 años tendríamos que decir que mucho! Gracias a Sierra Norte por enseñarnos ! Hoy en día sabemos lo que es una cuenta de ahorro, un comprobante de depósito, como se usa el cajero, que es el sistema financiero, como hacer un presupuesto, un plan de ahorro, como se determinan los intereses, los ingresos y los egresos, hacer un giro desde mi cuenta, mis derechos como cliente de una entidad financiera etc. etc…En resumen hemos aprendido muchas cosas. Ahora hemos superado miedos de

38


entrar a una Institución Financiera ya podemos ir a la ciudad y preguntar ...antes teníamos miedo y nos costaba mucho hacerlo.

5. El acompañamiento de los facilitadores. El facilitador/facilitadora nos visitó casi cada dos meses para saber si nos habíamos organizado para ir a la ciudad y abonar en cada cuenta los ahorros. El acompañamiento es muy útil porque nos ayuda a aclarar dudas que tenemos acerca de nuestras cuentas, incentivos y posibilidades que tenemos en el sistema para acceder a un crédito. Algunas de nosotros había tenido la posibilidad de visitar la ciudad y de depositar o retirar algún dinerito. Le consultábamos al facilitador/facilitadora, si lo que aparecía en el voucher era lo que debería ser. Algunas reclamaban que no podían retirar los incentivos prometidos por el Proyecto…esta fue toda una discusión…que generó malestar en algunas. A pesar de que se nos había reiterado que no se podían hacer efectivo los incentivos antes del cierre del contrato que era a los dos años. Teníamos vergüenza hacer algunas preguntas…pero en el acompañamiento la fuimos perdiendo. Hay cosas que no captamos en las capacitaciones por diferentes razones…algunas veces no nos concentrábamos…estábamos pensando en nuestra casa, en los animales y en los cultivos…pero en el acompañamiento se llegaban aclarar…teníamos más tiempo para que el facilitador/facilitadora nos explique nuestras dudas. En la visita algunas aprovechábamos para encargarles nuestros depósitos.

6. Concursos entre socias y entre Grupos de ahorro. Los mejores cuadernos de cuentas. Participar en los concursos nos gusta a todas las socias. Hubiéramos querido que fueran más concursos. Nos preparábamos para estos concursos, nuestras familias participaban. El facilitador/facilitadora nos ayudaba a organizar…se elegía los temas del concurso de acuerdo a los módulos desarrollados… los jurados calificaban nuestra vestimenta, comidas típicas que preparábamos, el producto que generaba el ahorro, los materiales, las escenificaciones o dramas y los cambios que estábamos logrando… Los premios eran entre 50-100 soles en el caso de concursos intersocias. Todas terminábamos contentas. Aquí mostrábamos cuanto estábamos aprendiendo con el tema del ahorro. Mi cuaderno de mujer

39


ahorrista fue parte de un concurso. Allí estaban los voucher de mis depósitos, las compras que hacía, mis dibujos y mis notas sobre el sistema financiero. El Proyecto nos transfería a nuestra cuenta los premios y podíamos acceder a ellos cuando lo necesitáramos. Con los concursos conocimos a otras compañeras ahorristas que avanzaban más rápido haciendo actividades para tener ingresos…conversábamos y nos daban nuevas ideas para generar platita...

7. La organización para los depósitos periódicos en Caja Nuestra Gente. Para efectuar los depósitos cada ahorrista establecía los montos de sus ahorros. Debería ser mensual pero era muy caro el traslado para el depósito que haríamos. Mayormente lo hacíamos cada dos o tres meses. No podíamos ir todas… así que nos turnábamos para ir o aprovechábamos que viajaba algún facilitador/facilitadora o amigo/a de la localidad y le encargábamos nuestros depósitos. La persona que nos aceptaba hacer este trámite más o menos llevaba regular dinero algunos no querían responsabilizarse por miedo a que se pierda o que le roben. Nosotras estábamos preocupadas hasta que no teníamos en nuestras manos el voucher con el depósito realizado. Todas hubiéramos tenido más ahorro si Financiera Confianza hubiera estado más cerca de nosotras. Yo por ejemplo tenía S/.20 soles de la venta de mis cuyes y me hubiera gustado ahorrarlo inmediatamente pero, sólo para ir y venir hasta la ciudad, hacer el depósito más lo que tenía que gastar en comer alguito, me gastaba cerca de S/. 70 soles. Por esta situación lo guardaba en casa… pero como estaba al alcance de la mano siempre lo terminaba gastando en una que otra cosita.

8. El otorgamiento de los incentivos. El Proyecto al recibir la lista de compañeras ahorristas y de sus depósitos transfería a Financiera los incentivos. El incentivo a la apertura se encontraba en la cuenta de la ahorrista. Este sólo se podía hacer efectivo o retirar al término de los 24 meses, segun el contrato.

40


De acuerdo a las disposiciones gubernamentales no está permitido que nadie, sólo nosotras o con nuestra autorización tenga acceso a nuestras cuentas de ahorros. Esta es una información confidencial, eso lo tenemos muy claro. Para que el Proyecto pueda hacer el cálculo de los incentivos hemos autorizado mediante un Acta a la Oficina Local del Proyecto para que en nuestro nombre y representación pueda solicitar los movimientos de nuestra cuenta de ahorro que mantenemos con Financiera Confianza. De esta manera el Proyecto podía depositar los incentivos al mantenimiento y crecimiento del ahorro, según el contrato firmado. El incentivo de capitalización no financiera no fue suficientemente difundido entre nosotras, a pesar de que efectuamos gastos tanto para salud como para estudio de nuestros hijos. Nosotras sólo tenemos que presentar las boletas de gastos efectuados en estos rubros para que el Proyecto deposite el incentivo. Recién a partir del año 2012 se viene aplicando.

9. El acceso a los créditos En nuestro grupo tenemos compañeras que han solicitado créditos personales de S/. 2 000 y S/. 5 000 para cubrir diferentes necesidades: compra de animales, equipos y también para herramientas, ampliar negocios y hasta para terrenos. No todas solicitan créditos, la mayoría tiene miedo endeudarse. Esta es una gran oportunidad para todas aquellas compañeras que requieren de dinero para invertir o que decidieron entrar a un negocio familiar. Las compañeras que han logrado sus créditos, están pagando puntualmente, algunas ya han cancelado más de dos y tres créditos. Los trámites son sencillos y nos saca de apuros. La experiencia de la compañera Celmira Cachay Huamán, de Conila Cohechan en Chachapoyas, es digna de imitar por muchas mujeres de nuestra tierra…es una mujer muy entusiasta junto con su esposo trabajan duro para darle a su hijos educación, alimentación y buena salud. Ella superó muchos temores y trabas que aún nosotras tenemos y con mucha persistencia, no sólo ha logrado tener acceso a créditos de Financiera Confianza (S/.10,000), Caja Trujillo (S/.10,000) y AGROBANCO (S/.20,000). Nos indica que los dos primeros préstamos le ayudaron a comprar y levantar su casa en Chachapoyas y el tercero lo utilizó con su esposo para el cultivo de papa y engorde de ganado. Su hijo ya está en la Universidad y es un verdadero orgullo para ellos. Nosotras poco a poco tenemos que lograr lo que la compañera Celmira ha logrado… perder el miedo a la deuda, ser cumplidas… si queremos aprovechar las oportunidades que nos da la vida…

41


10. Finalización de Liquidación de compromisos del Proyecto Sierra Norte. De acuerdo al contrato firmado, con cada una de las ahorristas para el otorgamiento de los incentivos al ahorro, el Proyecto a través de la Oficina Local liquidará cada uno de los contratos. La liquidación del contrato se llevará a cabo con el informe favorable de la Oficina Local en el mes 25 de ejecución. Cada ahorrista firmara el Acta de Finalización del contrato de donación con cargo del Programa de ahorros, donde se incluye los datos de la ahorrista y los incentivos otorgados. Una vez efectuado este trámite recién podremos tener acceso a los incentivos del Proyecto. Finalizado este contrato, las mujeres ahorristas tendrán la posibilidad de continuar ahorrando de manera personal, la cuenta puede ser la misma pero ya sin incentivos de parte del Proyecto. Estamos tristes porque ya no tendremos el apoyo del Proyecto, nos gustó mucho la capacitación el acompañamiento y los concursos, pero entendemos que también otras mujeres del campo tienen que beneficiarse con el Proyecto. Pensamos que debería de ampliarse el apoyo del Proyecto para poder continuar ahorrando para un negocito. Fuente: Talleres de Reconstrucción de la experiencia

3.12 El soporte clave del programa de Ahorro: los facilitadores El Programa de Ahorro contó con un equipo pequeño de facilitadores/facilitadoras de ahorro en cada Oficina Local del Proyecto que desarrollaban actividades de sensibilización, captación de nuevas usuarias, capacitación, acompañamiento y liquidación de las socias y de sus cuentas de ahorro. Para la atención en territorios remotos los facilitadores asignados no tuvieron condiciones laborales especiales para su trabajo, a pesar de que los grupos ubicados en estos territorios eran los más lejanos y dispersos. Un facilitador/facilitadora en promedio tenía previsto atender no menos de 30-50 grupos mensualmente, todos en lugares distintos y lejanos. En algunos casos los facilitadores disponían de motos lineales para su desplazamiento pero en la mayoría de los casos lo hacían por cuenta propia a través de servicios de transporte habitual. En ambos casos los problemas mayores se presentaban en temporada de lluvias por la dificultad en las carreteras y por los huaycos e interrupciones que se presentaban en los caminos. La atención a estos grupos de ahorro en territorios remotos, no contaban con un planteamiento estratégico diferenciado, los presupuestos y gastos de operación se contabilizaban en la misma forma que los grupos de ahorro que se ubicaban en los lugares más cercanos.

42


Las mujeres rurales de estos territorios han resaltado mucho el trabajo, la paciencia y la dedicación de los facilitadores en estas localidades y reconocen en ellos su capacidad y proyección social de cada uno de ellos, que han logrado convertirse en promotores del llamado desarrollo inclusivo. Desde la experiencia acumulada por los facilitadores, los concursos entre socias de un mismo grupo y entre grupos de ahorro, fueron las actividades claves donde se generaba mayor integración y animación de parte de las mujeres ahorristas. El verdadero inter aprendizaje en forma directa y vivencial se da en estos eventos. Para esta actividad las mujeres ahorristas se preparaban anticipadamente, dialogaban a nivel de la familia, se esforzaban y daban mucho de ellas. El incentivo económico las motivaba al inicio pero luego éste pasaba a segundo plano, prevalecía más el interés por presentar un trabajo bien hecho. Otra de las actividades que ayudaron a generar buenas relaciones de confianza hacia el Programa y afianzar los contenidos no tratados suficientemente en la capacitación fue el acompañamiento, que en algunos casos se dio una vez al mes a los grupos. A través de estas visitas se mantenía viva la intención del Programa porque se les hacía recordar las bondades del ahorro. En estos espacios se esclarecieron muchas dudas referente al sistema financiero, específicamente al lenguaje/terminología utilizada, así como sus preocupaciones con el tema de los incentivos y las ideas para la generación de iniciativas a emprender. Las poblaciones ubicadas en estos ámbitos se encuentran excluidas de toda atención. El acompañamiento y la capacitación promovida desde el Proyecto a través de los /las facilitadores reduce las brechas comunicacionales y ayuda a fortalecer las relaciones existentes en el medio rural. En esta relación los principales inter aprendizajes que se generaron estuvieron determinados por 04 grandes bloques o dimensiones:

43


3.13 Los materiales de apoyo del Programa Para la operación del Programa de Ahorro, los facilitadores pudieron tener acceso a los siguientes materiales: • La Guía de Capacitadores de la Fundación Capital, año 2011. Esta guía estaba dirigida a los facilitadores, la cual ayudo mucho en la planificación de sus actividades de capacitación y acompañamiento. Los facilitadores no recibieron mayor orientación y capacitación previa en el uso y tratamiento de los contenidos propuestos. La propuesta metodológica estaba basada en la ejecución de 06 Talleres compuesto por 15 sesiones de aprendizaje con un total de cerca de 14 horas efectivas. El promedio de duración de cada taller era como mínimo de 2 horas y máximo de 3 horas. Para facilitadores que no entendían el sistema financiero les resultaba complejo y confuso tanto en su comprensión como en su aplicación.

44

Se contó con dos Estructuras Curriculares para el Programa de Educación Financiera para los años 2012 y 2013. La última versión se reformuló luego de una encuesta efectuada a grupos de mujeres ahorristas.

La OLP Incahuasi elaboró dos textos uno en el 2012, denominado Educación Financiera. A más cultura mejores decisiones, que no se llegó a validar pero que hasta la actualidad se usa. Tomó como base la estructura curricular del 2012. Consta de 04 unidades Didácticas y 12 sesiones.

En el año 2012 el Proyecto elaboró con un equipo de trabajo de las diferentes OLP una Guía de Capacitación para uso de las mujeres Ahorristas, compuesta por 5 módulos temáticos con temas esenciales vinculados al ahorro y a los seguros.

En el 2013 se elaboró otro texto denominado Educación Financiera Básica. Fortaleciendo nuestra cultura financiera, teniendo en cuenta la experiencia del documento anterior que se validó con algunos grupos. El documento no se llegó a publicar.

El Ministerio de Agricultura a través del Programa AGRO RURAL diseñó la Caja de herramientas “Alfabetización Financiera - Ahorros”, ésta constaba de:


1. Manual del Facilitador/Facilitadora (Modulos I, II y III) 2. Guía Metodológica 3. Rompecabezas 4. Cuaderno del Participante 5. Guía de Formación de los facilitadores financieros 6. Guía de Seguimiento y 7. Carpeta de Reforzamiento para lideresas financieras

Hasta Julio del 2013, el Programa logró atender a 17,050 mujeres rurales a nivel nacional.

Todos estos materiales sirvieron de consulta y apoyo tanto para preparar los talleres y materiales de capacitación como para llevar a cabo el acompañamiento y concursos. Los facilitadores llevaron a cabo un ejercicio de análisis respecto a los roles tanto de las ahorristas como de ellos mismos frente al Programa.

45


46

...nos gusta aprender cosas nuevas... en las PasantĂ­as tenĂ­amos una oportunidad que no podĂ­amos dejar de pasar por alto...


Los aprendizajes que logramos

04.

La puesta en marcha del Programa de Ahorro ha permitido generar un conjunto de oportunidades de aprendizajes, que buena parte de las mujeres rurales de territorios remotos han sabido capitalizar y que no necesariamente guardan relación directa con el incremento del ahorro. Luego de dos años de trabajo en capacitación acompañamiento y participación en concursos las mujeres ahorristas tienen: • • • • • •

Una mejor fijación de la perspectiva y de orientación hacia el logro. Han desarrollado su creatividad a través de las diferentes estrategias de organización y planificación. Han mejorado sus capacidades para la comprensión, el análisis y el pensamiento crítico. Mejores niveles de comunicación y reciprocidad8 entre socias, a nivel familiar, a nivel comunal y fuera de la comunidad. Capacidades básicas para emprender iniciativas de negocio. Mejor claridad acerca de la ciudadanía, el derecho y la equidad de género.

En la siguiente Matriz se resume y prioriza los aprendizajes identificados por las propias mujeres ahorristas que participaron en los talleres locales y que valoran ellas mismas como los más significativos; y que desde el ámbito personal, se proyectan al ámbito familiar, grupal, comunal-local y regional.

8

La reciprocidad es una relación social que vincula tanto a una persona con otras con grupos sociales y con la comunidad, mediante flujo de bienes y servicios. Reciprocidad e Intercambio en los andes Peruanos: G. Alberti,E. Mayer- IEP 1974

47


48


49

Saber transmitir

..ahora tenemos conocimiento y hemos leído acerca de las reglas y condiciones para el ahorro… eso le enseñamos a nuestras compañeras

Ahora conocemos como funciona una entidad financiera y cómo hay que preguntar

..nos informamos con el facilitador/ facilitadora cómo podíamos tener una Cuenta de Ahorro

Sabemos cuál es la función de la Superintendencia de Banca y Seguros

…llegamos a memorizarnos nuestra clave secreta….y ahora sabemos usar el cajero…. ayudamos a algunas compañeras que no saben

Antes llevaba mi papelito con las preguntas que haría …ahora ya no….ya se preguntar..

…conocemos los pasos que se deben tener para depositar y para retirar nuestros ahorros. Lo tenemos anotadito para que no se nos olvide…

Me daba miedo el cajero…ahora yo le enseño a mis compañeras de JUNTOS.

hoy día conocemos nuevas palabras y su significado: sistema financiero, voucher, tarjeta, cuenta de ahorro formal e informal, préstamo, incentivos, intereses, servicios financieros, ahorro formal e informal, presupuesto, depósito, retiro, transferencias…. uff un montón de cosas nuevas para nosotras……. Antes no entendía lo que decía el voucher…..ahora si lo entiendo… y ayudo a mis compañeras.

Saberes declarados por las Mujeres Ahorristas Fuente Testimonial

Ahora sabemos que ahorrando de poquitos construiremos nuestros sueños

..ya sabemos lo que tenemos que hacer para lograr un crédito… yo voy por mi segundo crédito personal……


50

saber hacer

..en la capacitación hemos analizado diferentes temas. Entre los más importantes: ¿Por qué ahorrar? , ¿Por qué es importante el ahorro? ¿Para qué sirve el ahorro? ..en la familia ahora conversamos abiertamente, haciendo entender que los ahorros, no sólo es para mí sino para la familia. Mi hijo menor me hace recordar cuánto debemos ahorrar este mes?

¡antes teníamos vergüenza y miedo hablar en forma pública sudábamos, temblábamos … ahora ya no!!! El comienzo fue difícil…

..para hacer los depósitos nos organizamos por turnos y por sorteo …va primero María, luego Antonia y así sucesivamente… además la elegida lleva los depósitos de las demás compañeras…

..hemos preparado entre nosotras diferentes juegos dramatizaciones y poemas para los concursos

nosotras decidimos participar en el Programa y con cuanto ahorrar. Es una decisión que estamos asumiendo con mucha seriedad.

..en el grupo analizamos los pro y los contra de diversas actividades que podemos hacer para generar ingresos

concursamos entre varios grupos y salimos ganadoras con nuestros trabajos …nos sentimos felices…..cada vez queremos hacer mejor las cosas…

.. viajamos a la ciudad para hacer nuestros depósitos aprovechamos para observar que se vende? como se vende….para que la próxima vez llevemos alguito para vender…

..ahora conocemos donde funciona Financiera Confianza y con quienes debemos conversar acerca de nuestros ahorros. Hemos aprendido a preguntar.

..que diferente nos sentimos ahora… hacemos más cosas nos sentimos bien NO cansadas!!… estamos contentas porque sabemos que estamos avanzando..

ahora sabemos presupuestar mis gastos de mejor forma, en el Grupo de Ahorro…. ensayamos cuanto vamos a ahorrar en el mes.


51

saber aprender

..nada es imposible todo está en nuestra voluntad de hacer…. así nos equivoquemos…. seguimos adelante…

..ahora sabemos que los sueños los podemos realizar …..sólo depende de nosotras.

la puntualidad y la seriedad en nuestros pagos a la larga ..nos ayuda a que las entidades nos busquen para ofrecernos nuevos préstamos

al comienzo nos era difícil hablar en público pero luego hemos entendido que con el silencio no logramos nada positivo

Fuente: Síntesis de los Talleres Locales: Qué aprendí y que valoro

Estamos como grupo trabajando un Plan de Negocios para venta de hortalizas …nos va muy bien!!! Con esta experiencia Estamos pensando ahora llevar adelante otro negocio en gallinas…..

..hoy en día cuando estamos en desacuerdo con alguna actividad en la localidad nosotras hablamos con las autoridades..

ahora nos sentimos más importantes, nos hacemos respetar y nos respetamos entre nosotras.

..ahora mi esposo me escucha y me respeta cuando yo le explico mis metas de ahorrista. Él ha cambiado y ahora me apoya…

..antes nos quedábamos calladas ahora cuando no estamos de acuerdo con algo…decimos nuestro parecer….

..estamos reuniéndonos en nuestro grupo y planificando como generar ingresos, haciendo diferentes actividades, como venta de comida, tejidos, crianza de animales, etc. etc. ..compartimos con nuestras compañeras lo que sabemos del sistema financiero.

..participamos contentas en las capacitaciones y concursos convocados por el grupo de ahorro

cuando escuchábamos a través de la radio nuestros nombres y el nombre de nuestro grupo nos daba mucha alegría

..cuando NO ahorramos por diversas situaciones que se presentan nos preocupamos de que nuestro ahorro no crece….

..el 100% de las ahorristas valoramos nuestros ahorros porque son el esfuerzo que realizamos para poder invertir en el futuro…

..al firmar el contrato de donación de los incentivos ..hemos aceptado las condiciones del Programa de Ahorro


52

...nuestros temores de ir a Financiera Confianza a solicitar un prĂŠstamo se acabaron!!... nosotras somos puntuales y serias en los pagos...


El convenio entre el Proyecto Sierra Norte y Financiera Confianza Ex Caja Nuestra Gente

05.

El Proyecto Sierra Norte en Convenio con Financiera Confianza (anteriormente denominada Caja Nuestra Gente), han permitido que en tres años, más de 9,200 mujeres organizadas de zonas rurales muy alejadas de las provincias de Chachapoyas, Luya, Celendín, San Marcos, Cajabamba, Sánchez Carrión, Otuzco, Julcán y Ferreñafe, a través del ahorro accedan al Sistema Financiero formal; no sólo se les brindó la oportunidad de contar con una cuenta de ahorro, sino que también realizaron operaciones o transacciones de retiros, depósitos, transferencias a través de una ventanilla, un agente, o compras mediante su tarjeta de débito. El convenio también facilitaba capacitaciones en temas vinculados al sistema financiero, lo que generó mucho interés y confianza en los clientes quienes accedían a la apertura de sus cuentas de ahorros. El acercamiento de las mujeres a un sistema financiero formal, regulado por el estado peruano (SBS), genera confianza y seguridad; genera en ellas nuevas oportunidades y acceso a otros productos financieros, como ya lo vienen haciendo.

5.1 La oferta de servicios de Financiera Confianza en Zonas Rurales Remotas El convenio entre el Proyecto Sierra Norte y Financiera Confianza; que brindó el acceso al ahorro a mujeres de zonas rurales organizadas en grupos, ha permitido a Financiera Confianza ampliar su producto de Créditos “Palabra de Mujer” a las zonas de intervención del Proyecto Sierra Norte, permitiéndoles también el acceso al crédito. Mediante un “piloto” en la localidad de Chachapoyas, se ofertó el producto “Palabra de Mujer” (PDM) a mujeres de las distintas localidades, teniendo una gran aceptación, permitiendo el acceso al crédito a más de mil mujeres en los últimos dos años, entre ellas muchas mujeres ya se encuentran totalmente banca rizadas a través del ahorro y el crédito “Palabra de Mujer”.

53


Actualmente el producto PDM se oferta en las zonas de Huamachuco, San Marcos, Cajabamba, zonas de intervención del Proyecto Sierra Norte y en lo sucesivo también se ingresará a otras zonas. El producto crediticio va acompañado adicionalmente de un Seguro de Desgravamen por cliente. Opcionalmente se le brinda un Seguro de Vida contra accidentes, el cual tiene un costo mínimo mensual de S/.2.90 y tiene una cobertura de hasta S/.10,000.00. El Producto “Palabra de Mujer” (PDM), está dirigido a mujeres de menores recursos, emprendedoras, de las zonas urbanas, periurbanas y rurales, orientado al desarrollo de pequeños negocios de comercio, servicios, manufactura, artesanía o actividad económica productiva agropecuaria, que genere ingresos en efectivo, o con proyectos de negocios que cuentan con ingresos económicos por actividades del cónyuge o de otro origen. El crédito es otorgado de forma individual a las solicitantes agrupadas obligatoriamente en un Grupo de Confianza, con asignación de los montos específicos, y como fiadoras solidarias a todas las integrantes del “Grupo de Confianza”. El producto integra, como propuesta de valor, un módulo de capacitación para las integrantes de los Grupos de Confianza en temas de educación financiera, gestión de negocios y aspectos productivos y/o de familia, establecidos bajo una currícula predeterminada e implementados e impartidos por los propios Asesores Comerciales de PDM. PDM no requiere garantías, se trabaja bajo la “Solidaridad” de las mujeres que forman el grupo y se respaldan entre ellas; se realiza un seguimiento constante y de acuerdo al crecimiento y avance en su emprendimiento, se analiza y evalúa futuros créditos (ciclos) con mejores condiciones en plazo, monto y tasas.

Conclusiones El Proyecto Sierra Norte, no sólo brinda el acceso de la mujer al ahorro formal con instituciones reguladas, sino que también las organiza, capacita, eleva su autoestima, brindándoles un abanico de posibilidades a acceder a otros productos financieros que las instituciones financieras ofertan al mercado. De otro lado ha logrado ingresar al mercado financiero un potencial número de clientes que las instituciones financieras pueden captarlos y fortalecerlos a través de sus múltiples productos, como ya los viene ejecutando Financiera Confianza. La Inclusión Financiera en el país, debe fortalecerse con la participación de todos los actores financieros privados y estatales; acompañados de capacitaciones y sobre todo poniendo a disposición la tecnología y canales de atención cada vez más cerca a las personas más alejadas. Arturo Mederos Financiera Confianza

54


5.2 El Proyecto Sierra Norte y RONDESA Frente a las dificultades de operatividad del Programa de Ahorro, las mujeres ahorristas de la OLP Celendín y Caja Nuestra Gente hoy Financiera Confianza, la OLP suscribió el 31 de agosto del año 2012 un convenio interinstitucional con la Cooperativa de Ahorro y Crédito RONDESA9. Con esta iniciativa se mejoró los servicios a nuestras usuarias al contar con atención permanente de Lunes a Sábado y mejor trato a las usuarias, aparte del servicio que les brinda a las ahorristas la Cooperativa de Ahorro y Crédito RONDESA como Entidad Financiera les da intereses mensuales, utilidades anuales, algunos regalos en fechas celebres (gorras, polos, almanaques, panetones), les ofrece préstamos con bajos intereses y con mínimos requisitos.

5.3 Los primeros grupos que vienen siendo liquidados Luego de 24 meses de ejecución del contrato entre el Proyecto y la mujer ahorrista se efectúa la liquidación A continuación se presentan 04 grupos que fueron liquidados luego de 24 meses de operación

9

RONDESA se constituye como persona jurídica según acta de fundación del 10 de abril del año 2002. Su origen deviene de la experiencia de microcréditos emprendido por la Federación de Rondas Campesinas Femeninas del Norte del Perú – FEROCAFENOP desde 1996. Se rige por la Ley de cooperativas. Brinda operaciones de servicios financieros y no financieros, créditos a sola firma. www.coopacrondesa.com.

55


56


Al cierre del proceso de sistematización los equipos de facilitadores de ahorro de las 04 OLP se encontraban abocados a las liquidaciones de las mujeres que habian cumplido los 24 meses de ahorristas. Este procedimiento bastante tedioso se venía haciendo para cada una de las mujeres participantes. Luego de dos años recién se conocerá los montos totales de ahorro logrados, el monto total de los incentivos y el total del dinero ingresado en el sistema financiero.

57


58

...siempre estamos muy atentas a quĂŠ novedades podemos incluir y compartir en nuestros trabajos, sobre todo en nuestros tejidos...


El ahorro y las iniciativas comerciales

06.

Con el Proyecto Sierra Norte, las mujeres ahorristas tuvieron la oportunidad de articular sus ahorros y su conocimiento de los servicios financieros a las diversas iniciativas comerciales posibles en la localidad. Estas iniciativas se llegaron a concretar a través de dos formas de manera individual y a nivel grupal. A nivel grupal se tenía ventaja por la mirada e interés común, con esta base se presentaron al CLAR , 727 mujeres ahorristas de las 04 OLP y lograron acceder a fondos para Asistencia Técnica en diversos rubros, como crianza de cuyes mejorados, hortalizas, gallinas, biohuertos, artesanía, servicios entre otros.

59


En los territorios remotos por sus mismas características de desarticulación es mucho más complicado emprender este tipo de iniciativas porque las ciudades y los mercados se encuentran en localidades lejanas. Actualmente vivo a ½ hora del Centro Poblado de Samne, vivo con 3 hijos dos jóvenes y una niña de 5 años. Hace tres años atrás era una mujer muy cohibida y conformista, solamente contaba con el sustento diario, no era una persona decidida. Cierto día al salir al pueblo me encontré con una amiga y me cuenta que ella se había enterado por un criador de cuyes que el Proyecto Sierra Norte está apoyando y reuniendo grupo de mujeres ahorristas, al principio no le di importancia, pero me invitaron a una reunión a la cual asistí escuchando toda la capacitación y al final tome la decisión de participar. Es así como empecé abriendo una cuenta, fue una gran emoción el contar con una tarjeta con clave y todo; y gracias a las capacitaciones aprendí a realizar mi presupuesto semanal y podía hacer mis ahorros y nació en mi el deseo de realizar trabajos extras, como lavar ropa, vender tamales y toda mi utilidad iba a mi ahorro y haciendo movimientos en mi cuenta haciendo uso del cajero. Las reuniones en grupo y capacitaciones me hicieron ver otras maneras de salir adelante, es así como se presentó la oportunidad de arrendar un terreno de cultivo de piñas, en la zona donde vivo se dedican a ese cultivo. Realizando un préstamo en la Caja Nuestra Gente, lo logré pude rentar el terreno y me decidí junto con mis dos hijos y empecé a trabajar mi capital con mis ahorros que tenía en mi cuenta… trabaje mucho, pero al pasar de los meses empecé a ver la producción y me decidí, viaje a Trujillo a vender las piñas por primera vez me fue muy bien y teniendo en mente siempre el ahorro sigo haciendo mis movimientos financieros; que emoción siento hablar estas frases. Así pasaron los meses pensé en ahorrar sumas o presupuestos más elevados con otras metas y así tramité un nuevo préstamo y compre un terreno y lo sigo cultivando y ahora es ya propio y no pago arriendo. Ahora me siento una mujer realizada, una mujer bien asesorada y capacitada sin temor a opinar o hablar en público y en la actualidad ocupo el cargo de coordinadora del Vaso de Leche. Es por eso que invito a todas las mujeres que se valoren así mismas y mejoren su autoestima que a pesar de no tener nada de educación profesional, llegamos a salir adelante sabiendo elaborar nuestros presupuestos económicos. Asimismo sugiero al Proyecto Sierra Norte que llegue a los pueblos más retirados de las ciudades... que allí se encuentra gente con necesidad de capacitaciones y orientaciones Otuzco / Huamachuco María Esther Cisneros Vásquez Grupo de Ahorro Santa Rosa de Lima Edad: 50 años

60


Como María hay muchos emprendimientos que han sido iniciados a partir del ahorro y a pesar de las dificultades, donde las ganancias resultan ser menores por los costos de traslado de los productos; pero sin embargo, han desarrollado en paralelo diversas habilidades en la vinculación al mercado como: precios, mejoras en la presentación de los productos u otros productos de mayor demanda por los compradores. ...gracias al Proyecto Sierra Norte que nos apoya ahora yo estoy avanzando y formamos nuestro grupo para un Plan de Negocio...tenemos muchas ideas en mente...estoy con mis papeles al día, sólo espero para concursar. Que difícil fue para poder lograr todas estas oportunidades que más antes no sabíamos nada, pero gracias al señor de los cielos que también lo hizo comprender a mi esposo y mis hijos...para yo formar parte de la familia de Sierra Norte. Ahora ya no soy humillada por mi esposo tengo el mismo derecho que tiene él de participar en cualquier reunión, ya se ahorrar, ya se manejar mis papeles para mi plan de negocio y también compartir ideas entre compañeras...ahora mi sueño es trabajar para el futuro de mis hijos que sean profesionales y que no sean como yo...porque se que ellos van hacer progreso para mi familia... Miguel Iglesias / Celendín Dorali Mego Caruajulca Caserío José Olaya Grupo de ahorro Jesús nos guía

Tengo 22 años, soy madre soltera, gracias a las capacitaciones aprendí hacer mis ahorros formales, ya no malgasto mi dinero. He podido elaborar mi presupuesto y de todos los ingresos que tengo lo ahorro criando animalitos vendiendo yerbitas. Gracias a mis ahorros he podido comprar un carrito salchipollero donde actualmente lo uso en mi comunidad, vendiendo 3 días a la semana y estoy pensando en una pequeña tienda en mi casa, ya que hay necesidad de los pobladores y es por eso que muchas amigas y toda mi familia estan pensando hacerlo igual que yo. Otuzco / Huamachuco Elvira Cruz Varas Caserío Santa Rosa Grupo de Mujeres Ahorristas Las Semillitas del Ahorro

Para tratar el tema de los cambios logrados del Programa de Ahorro en las usuarias, a través de talleres realizados en las 04 OLP, 02 por cada uno de ellos se partió de dos situaciones básicas:

61


62

...ahora ya no nos quedamos calladas... preguntamos y preguntamos... ya no nos quedamos con la duda, se quedรณ atrรกs la verguenza...


Los cambios que identificamos las mujeres

07.

• ¿Cómo eran antes de ser ahorristas?; y • Hoy como te sientes como mujer ahorrista. Este diálogo y reflexión a nivel grupal ayudó a encontrar un listado de situaciones identificadas por ellas mismas que luego fueron ordenados en 04 niveles: a) a nivel personal, b) a nivel familiar, c) a nivel grupal y d) a nivel de la localidad o comunidad. Del trabajo en los grupos se pudo observar que hay un marcado cambio en el nivel personal de las actuales mujeres ahorristas, han sido muy claras estas diferencias en cómo eran antes y como son ahora que les ha permitido a ellas tener mayor seguridad, confianza y decisión. Ahora bien, ello no necesariamente se traduce en el hecho de que se vuelven “grandes ahorristas en el sistema financiero” sino que producto de todo este proceso de identificar oportunidades se han ido recuperando capacidades y motivaciones casi “olvidadas” o “dormidas” para emprender nuevos retos y desafíos. A continuación una síntesis de los trabajos grupales llevados a cabo con las mujeres ahorristas en los talleres de cambios.

63


La capacitación y el acompañamiento fueron momentos claves, así como los concursos y las visitas guiadas contribuyeron sustancialmente a que estos cambios sucedieran. La relación y empatía establecida entre el facilitador/facilitadora y la mujer ahorrista fue clave para que ellas pudieran abstraerse de su situación real y mirarse desde afuera. Este ejercicio sirvió para ratificar su rol en el entorno social familiar, grupal y comunal. Para estos grupos de ahorros localizados en territorios remotos, el ahorro se convirtió en el medio y no en el objetivo de educación o inclusión financiera. El ahorro entonces es una oportunidad para salir adelante y proyectarse al futuro.

64


Los efectos iniciales partieron desde lo personal y se fueron proyectando hacia el hogar, al grupo de ahorro y a la localidad. Un efecto especial considerado por la mayoría de las mujeres ahorristas es que su hogar es diferente ahora y ello, tiene que ver principalmente porque se ha mejorado la comunicación y las decisiones. Hoy en día las reuniones familiares para tocar temas de interés común son más frecuentes y las mujeres intervienen en las decisiones a tomar. Ahora la mujer impulsa cambios y llega hasta dirigirlos mediante su persistencia. Trabajan más pero se sienten bien, contentas y consideran que están en lo correcto. Como parte de la recuperación del sentir de la mujer ahorrista cada OLP promovió concursos de testimonios, estos se llevaron a cabo entre octubre y noviembre del 2013. El concurso “Mi experiencia como mujer ahorrista” sólo se difundió a los grupos de ahorristas ubicados en los ámbitos de los territorios remotos en las Bases de los concursos. Se lograron recepcionar más de 250 testimonios escritos de mujeres ahorristas de todas las edades en estos territorios remotos. En cada oficina se conformó jurados calificadores donde intervinieron AGRO RURAL, Financiera Confianza y personal de las OLP del Proyecto. Hubieron testimonios muy bien presentados con materiales locales, decorativos y vistosos, este fue un indicador de creatividad considerado en las Bases de los Concursos. Los testimonios muestran un alto contenido de afectividad al Proyecto y a Financiera Confianza por la oportunidad de formar parte del Programa. La mayoría de ellas afrontaron temores y riesgo; más aún cuando las entidades tanto el Proyecto como Financiera Confianza no se encontraban cerca de su lugar de vida, ello demuestra la confianza que pusieron en el Proyecto. La mayoría de las mujeres manifiestan que aprendieron diferentes temas, algunas más que otras. Su relacionamiento fue más que evidente. Esta oportunidad les permitió conocerse y conocer y entablar amistad con otras mujeres, compartir, aprender, descubrir capacidades de las cuales hoy se sienten orgullosas. El incremento en el capital fue sustancial y pudo haber sido mayor si la Financiera hubiera estado más accesible, a pesar de ello se sienten contentas con el proceso seguido. Ya cuentan con el conocimiento del sistema y pueden entrar y salir de acuerdo a sus necesidades. Toda esta capacidad lograda les permite mayor seguridad y proyectarse en beneficio de su familia. Ahora ellas se organizan para hacer frente a problemas en la comunidad.

65


A continuaciĂłn se resume el ĂŠnfasis puesto de manifiesto en los 250 testimonios presentados por las mujeres ahorristas en los concursos locales:

66


Los 250 testimonios escritos se encuentran en torno a 11 situaciones principales que indican las mujeres ahorristas en su experiencia con el ahorro. Esta lectura nos permite observar un panorama bastante positivo en la aceptación del Programa en estos territorios, a pesar de que al inicio éste afronto la desconfianza y resistencia. El ahorro estuvo visto como reserva para situaciones de emergencia. Que han tenido mucha significancia para ellas. Un aspecto importante a tener en cuenta es el estado emocional que demuestran las mujeres en este momento, están alegres, desenvueltas, más propositivas con mejores perspectivas y todo ello producto de redescubrirse ellas mismas y de identificar que tienen habilidades que las puedan ayudar a crecer. Dos de los 250 testimonios presentados al concurso Demostré que soy capaz Hace 18 años me casé, ahora conformo una familia con mi esposo y mis tres hijas, vivimos en una Comunidad Campesina, nuestro diario quehacer es la agricultura, también criamos animales menores. Con la producción y la venta de los mismos y otras actividades manteneos a nuestra familia. Antes vivía humillada y maltratada por mi esposo todo el tiempo, me decía: que soy una pobre, que no valgo para nada, “contigo nunca saldremos adelante porque eres incapaz”. Para cualquier compra, especialmente para la comida tenía que pedirle dinero, él me daba renegando diciendo que mucho gasto y todo tenía que rendir cuenta, esa vida no me gustaba…un día cansada de tantos insultos decidí salir de casa para buscar trabajo lavando y tejiendo frazadas, mientras mi esposo se encontraba en el campo, con la finalidad de que algún día contaría con mi propio dinero y no depender de nadie. Con estas pequeñas ganancias alimentaba a mis pequeñas niñas, con lo que sobraba compré hilos para tejer mis chompas. Un día mi esposo me encontró tejiendo una chompa se enfureció me amenazó pegarme diciéndome: para quien estás haciendo esa chompa…seguro para tu huayna…me quito el tejido y lo rompió, ese momento agobiada por mi sufrimiento llore amargamente maldiciendo mi desdicha intente quitarme la vida por tantas incomprensiones y malos pensamientos, todo esto tenía que enfrentarlo por ser de una cuna pobre, pero no me di por vencida...poco a poco lo fui superando hasta que me contrataron para hacer prendas para bebés, niños y adultos…luego comencé a tejer colchas, con una parte de ese dinero suplía las necesidades de mi hogar y la otra no quería malgastarlo porque ese dinero lo ganaba con tanto sacrificio que creciera como una planta, razón por la cual comencé ahorrar secretamente cambiando de lugar dentro de mi casa…a veces al pie de colchón, entre mis ropas o frazadas, en el techo, enterrando en el piso o en alguna rendija de la pared. Al salir de casa estaba muy preocupada al llegar lo revisaba minusiosamente...al ver que estaba conforme me sentía

67


contenta, dicho ahorro tenía que ser gastado en alguna emergencia, pero el dinero en casa corría el riesgo que me lo robaran, a veces quería gastarlo o prestarlo. Hasta que un día llegaron a nuestra comunidad unos representantes del Proyecto Sierra Norte y nos invitaron a una reunión con la finalidad de organizar grupos de mujeres ahorradoras. El local estuvo lleno de mujeres de la localidad. Luego de escuchar la exposición salieron casi todas las mujeres comentando que nos van a estafar, al final nos quedamos unas cuantas que decidimos organizarnos, nos identificamos con el nombre de Mujeres Valientes, después de la reunión llegue a casa para contar mi ahorro…comencé a dudar si esto es una mentira perdería el dinero ¿dónde quedarían estos años de sufrimiento? Pensé que con el incentivo aumentaría mi economía y estaría seguro mi dinero. Cogí mi ahorro envuelto en un trapo viejo suspire profundamente y dije ¡Dios mío! llevaré una parte sólo para hacer la prueba, si me va bien confiaré el resto. Luego de los trámites me crearon mi cuenta y me dieron una tarjeta con la cual puedo realizar cualquier movimiento económico. A partir de esta fecha sigo ahorrando continuamente, por supuesto que lleve todo el dinero guardado. Mientras tanto mi hija termino su secundaria, su ilusión era estudiar Administración pero mi esposo se negó educarla por no tener dinero disponible, mi hija se decepcionó. Al ver esto me dije: ha llegado el momento de confesar mi secreto…llamé a todos para decirles que tengo ahorrado el dinero y que quiero hacer realidad el sueño de mi hija, les conté la historia y les mostré mi tarjeta de ahorro. Tal fue la sorpresa que mi esposo me pidió que lo perdonara mis hijas me abrazaron y lloramos de alegría, desde aquel día me siento feliz y contenta porque gracias a Financiera Confianza y al Proyecto Sierra Norte como mujer ahorrista mi dinero está seguro y está creciendo, ahora tengo a mi hija estudiando, recuperé mi salud, en mi hogar recuperé mi autoestima, mi esposo me ayuda a ahorrar, estamos financiando la compra de ganados y terneros; y como grupo de mujeres hemos sobresalido en nuestra comunidad …en nuestra comunidad han visto un ejemplo de perseverancia y decisión y por eso hay cada vez más grupos de ahorradoras y nuestra meta es seguir adelante!!! ECH 36 años Comunidad Campesina de Conila Cohechan, Luya

68


Todo lo que yo aprendo lo escribo para compartir con mis hijos y mi esposo. Ellos estan atentos cuando escribo algo nuevo en el papelote. Me piden que les explique y yo gustosa les enseĂąo. El ahorro es como una planta que hay que cuidarlo...crece y crece conforme vamos aprendiendo y aportando. Vilma ChacĂłn Chuquipiondo Mujer Ahorrista Distrito de Ingilpata - Chachapoyas

69


70

...por muchos aĂąos el silencio estuvo presente en nuestro grupo... ahora no!!... proponemos y planteamos soluciones...


El Programa de Ahorros del Proyecto Sierra Norte y el Programa JUNTOS y el MINSA

08.

El Programa Nacional de Apoyo Directo a los más Pobres,interviene a través de un esquema de focalización geográfica basada en cinco criterios: pobreza extrema, brecha de pobreza, denutrición crónica infantil, existencia de dos o más necesidades básicas insatisfechas y alto grado de afectación por violencia política. Al 2014, el Programa se ubica en 15 departamentos, 150 provincias, 1144 distritos y 42,920 centros poblados y sus beneficiarios son hogares en pobreza extrema que tengan entre sus integrantes a madre gestantes, padres viudos, personas de la tercera edad o apoderados que tengan bajo su tutela a niñas y niños menores de 14 años. Los hogares seleccionados por el Programa JUNTOS reciben una transferencia de dinero en efectivo de S/. 200 . El Programa JUNTOS y los demás Programas Sociales del MIDIS corresponden a la nueva política del Gobierno de fortalecer y articular la acción social del Estado. En el año 2010 el Proyecto Sierra Norte en el distrito de Sanagorán Provincia de Sánchez Carrión, en La Libertad conformó siete grupos de mujeres ahorristas con un total de 115 integrantes del Programa JUNTOS. La intención era que parte de la transferencia que recibían las mujeres a través del programa JUNTOS se derive al ahorro en una cuenta en Caja Nuestra Gente. Esta situación no se dio. Luego de los 24 meses de operación ya se vienen haciendo las liquidaciones y estos grupos son identificados como los que menos movimientos realizaron a diferencia de otros grupos que lograron aprovechar mejor estos incentivos. Probablemente los factores que incidieron fueron el débil acompañamiento y la falta de información adecuada de los promotores de JUNTOS acerca del ahorro.

71


A partir del 2011 el Proyecto Sierra Norte trabajo en los distritos de Curgos, el más pobre (IDH 2013 : 0.139) de la Provincia de Sánchez Carrión y Usquil de la Provincia de Otuzco en el marco del Convenio entre el Ministerio de Agricultura, el Programa JUNTOS, el Banco de la Nación, Instituto de Estudios Peruanos-IEP y el Comité Americano de Remesas al Exterior CARE-Perú. Cada uno de los participantes en este convenio trabajo en este Programa Piloto en un determinado ámbito de acción. La estrategia fue capacitar a las mujeres beneficiarias del Programa JUNTOS en los 04 módulos y brindarles las herramientas para que se desenvuelvan en el sistema financiero. El Proyecto Sierra Norte no otorgó incentivo económico. Esta estrategia tuvo un efecto positivo de parte de las usuarias, porque lograban diferenciarse de las demás mujeres que no sabían manejar el cajero automático y su tarjeta visa y que formaban largas colas para hacer uso de sus incentivos. En total el Proyecto llegó a capacitar a 2,108 mujeres del Programa JUNTOS de los distritos de Curgos y Usquil de las dos provincias de Sánchez Carrión y Otuzco en La Libertad. 711 mujeres comprendidas en este Programa ahorraron S/. 16,830.00. En el caso de Otuzco la mayor parte de la población recibía el Programa JUNTOS, estas señoras recibían doble incentivo tanto del Proyecto Sierra Norte como de JUNTOS. Los distritos de intervención fueron Allacday, San Francisco, Santa Cruz, Sincicap y Cerro Sango.

El bloqueo del Seguro Integral de Salud (SIS) que otorga el MINSA Esta situación afectó de alguna manera a todas las mujeres ahorristas que contaban con el apoyo del Proyecto Sierra Norte, sin embargo se evidenció más a las mujeres ahorristas de Incahuasi. Algunos funcionarios del MINSA pretendieron excluir del SIS a las mujeres ahorristas que acuden a los establecimientos de salud, y de atenderlas, argumentando que al tener una cuenta de ahorro les impide gozar de los beneficios que el Estado otorga por medio del SIS, manifestaban que tenían dinero y el SIS era sólo para personas que no lo tenían. Los funcionarios entendieron que al tener una cuenta de ahorro ya tenían dinero suficiente para atender sus necesidades de salud en forma particular.

72


Frente a este problema se recurrió a los órganos descentralizados del MINSA (en Ferreñafe y Chiclayo) para exponer las razones fundadas para un necesario entendimiento, todo en favor de las mujeres y familias rurales más pobres de la Región Lambayeque. Esta problemática se solucionó en parte, porque quedo pendiente el beneficio de recibir la medicina que otorgaba el SIS, sólo se logró la atención médica o reconsideración en la consulta médica pero no así el otorgamiento de la medicina, sobre lo cual las mujeres ahorristas expresaban su disconformidad, perjuicio que se generó a raíz de haberse convertido en mujeres ahorristas e incluso una fuerte presión de los esposos de las ahorristas para abandonar el programa. Este problema se inicia a comienzos del año 2012 y se supera a partir de un comunicado10 emitido entre el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y el Ministerio de Salud, con fecha 05 de noviembre del 2012.

10 “Comunicado. Tener acceso al sistema financiero no impedirá pertenecer a programas sociales o a subsidios del Estado”.

73


74

...estamos seguras que vamos por buen camino... ahora tenemos herramientas, sรณlo tenemos que usarlas...


Lo que manifiestan 35 mujeres ahorristas de territorios remotos.

09.

La siguiente sección hace un análisis a partir de las entrevistas realizadas a mujeres ahorristas seleccionadas en territorios remotos de Chachapoyas (10), Celendín (10), Huamachuco (10); e Incahusi (5), se presentan los principales resultados que confirman lo expresado en los talleres y en los concursos referente a sus condiciones de vida y los cambios observados a partir de la promoción de la cultura del ahorro. Las entrevistas se llevaron a cabo en su propia localidad. Los criterios para seleccionar esta muestra de mujeres básicamente fueron tres: • Mujeres que se encontraban con contrato más de un año en el Programa. • Mujeres que se destacaban por tener mayor proyección futura. • Mujeres que habían participado en actividades de capacitación y acompañamiento del Programa.

75


9.1 Las mujeres entrevistadas

76

Id

Departamento

Provincia

Distrito

Localidad

Nombres

Edad

1

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Celmira

37

2

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Rosa

46

3

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Maribel

30

4

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Martha

39

5

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Marcelina

62

6

Amazonas

Chachapoyas

Luya

Conila Cohechan

Victoria

41

7

Amazonas

Chachapoyas

Olleros

Olleros

Llesika

24

8

Amazonas

Chachapoyas

Olleros

San Miguel de la Reina

Olita

40

9

Amazonas

Chachapoyas

Olleros

Arenal

Danitza

30

10

Amazonas

Chachapoyas

Olleros

Arenal

Digna

73

11

Cajamarca

Celendín

LL de Pallán

Velásquez

Griselda

43

12

Cajamarca

Celendín

LL de Pallán

Velásquez

Lucy Roxana

24

13

Cajamarca

Celendín

LL de Pallán

Velásquez

Marina Marilú

35

14

Cajamarca

Celendín

Sorochuco

Salacat

María Estela

48

15

Cajamarca

Celendín

Sorochuco

Amarcucho

Luz Elvira

37

16

Cajamarca

Celendín

Miguel Iglesias

Caserío José Olaya

Doralí

40

17

Cajamarca

Celendín

Miguel Iglesias

Chalán

Albertina

68

18

Cajamarca

Celendín

Miguel Iglesias

Chalán

Julia

47

19

Cajamarca

Cajabamba

Condebamba

Sarín

Kelita

22

20

Cajamarca

San Marcos

Ichocán

Poroporito

María Isabel

39

22

La Libertad

Otuzco

Otuzco

San Francisco

Juana Dorila

33

23

La Libertad

Otuzco

Otuzco

Samne

María Esther

50

24

La Libertad

Otuzco

Otuzco

San Isidro

Martha

43

25

La Libertad

Otuzco

Otuzco

Santa Rosa

Jobita

59

26

La Libertad

Otuzco

Sinsicap

San Ignacio

Fany

44

27

La Libertad

Sánchez Carrión

Huamachuco

Molino Grande

Angelita

33

28

La Libertad

Sánchez Carrión

Sarín

Maraycito

Pasila

25

29

La Libertad

Sánchez Carrión

Sarín

Shiracorral

Rosmery

30

30

La Libertad

Sánchez Carrión

Sarin

Sarin

Antonia

38


21

La Libertad

Sánchez Carrión

Curgos

Choctamalca

Faustina

28

31

Lambayeque

Ferreñafe

Incahuasi

Marayhuaca

Justina

51

32

Lambayeque

Ferreñafe

Incahuasi

Tallapampa

Pascuale

45

33

Lambayeque

Ferreñafe

Incahuasi

Tallapampa

Rosa

39

34

Lambayeque

Ferreñafe

Incahuasi

Tungula

Juana

30

35

Lambayeque

Ferreñafe

Incahuasi

Cañaris

Quintina

41

9.2 Características generales de las mujeres encuestadas Un rasgo particular de las mujeres encuestadas es que, en correspondencia con las características de los distritos evaluados en el Capítulo 2, no se presenta un alto logro educativo. Así, más de la mitad de mujeres entrevistadas cuenta sólo con primaria (completa o incompleta), y existe una mínima proporción de ellas que cuenta con educación superior, tal como se puede observar en el siguiente gráfico:

9.3 Percepciones y rol de la mujer en el entorno social La opinión de las mujeres en territorios remotos es que se sienten a gusto con el lugar donde viven. En general, se considera que el lugar donde viven es “tranquilo” y “bonito”. Los aspectos que más les gusta a las mujeres encuestadas son: i) la naturaleza – clima, vegetación, animales - (catorce ocasiones), y ii) la tranquilidad (cinco ocasiones). Dentro de los aspectos que menos les agrada se encuentran i) la falta de servicios básicos para

77


los distritos – luz, agua, carretera, movilidad, seguridad – (once ocasiones) y la falta de apoyo de sus autoridades-corrupción (nueve ocasiones). Ello nos demuestra que este tipo de problemas ya se vienen evidenciando en los lugares más alejados del país generando la desconfianza e incertidumbre entre población y sus autoridades. Las actividades principales de las mujeres encuestadas están vinculadas a las actividades del hogar, y no tanto a las actividades económicas, como trabajar en la chacra, o atender los negocios. Así, 24 de las 35 mujeres ahorristas declararon que una de las tres primeras actividades que realizan al iniciar el día es atender a los niños, 23 declararon la cocina y 19 la atención y cuidado del hogar. De hecho, eso también se puede corroborar con los tiempos promedio de estancia en el hogar y en chacra: mientras el tiempo promedio es de 7.9 horas en el hogar, en chacra el tiempo disminuye a 5.5 horas. Las mujeres rurales tienen un conjunto de responsabilidades propias que son asumidas por ellas entre las básicas se consideran: • • • • • • • • • • •

El cuidado de los niños y apoyar en sus tareas de la escuela, Preparar los alimentos, Lavar la ropa, Recolectar leña, Limpiar y ordenar la casa, Alimentar a los animales menores, Tejer, hilar, bordar, Mantenimiento del huerto familiar, Selección de semillas y almacenamiento, Atender el negocio farmacia, bodega (en caso que lo tenga), Trabajar en la chacra y apoyar en las tareas encomendadas por el esposo.

En los últimos años éstas responsabilidades vienen siendo apoyadas por los esposos en forma gradual, pero aún se constituyen como responsabilidad directa por las mujeres.

9.4 Entorno familiar En general, las mujeres ahorristas han declarado tener una buena relación con los integrantes de sus familias, además de una situación de permanente diálogo familiar. Así, las 35 mujeres encuestadas manifiestan que sí hay diálogo en la familia, y que existe una distribución de las tareas del hogar entre la familia. Sin embargo, para 10 de las 35 mujeres, esta situación no siempre ha sido así, lo cual indica una tendencia al cambio positivo en las familias en cuanto al diálogo y la distribución de tareas. …para los concursos que organizaba el grupo, mi esposo me ayudaba a armar nuestro folder y el día del concurso se quedaba en casa cuidando a los niños y haciendo los quehaceres

78


La principal dificultad que enfrentan las familias de las mujeres ahorristas radica en problemas económicos (29 ocasiones), seguida por dificultades de salud (23 ocasiones) y dificultades alimentarias (13 ocasiones), como se puede apreciar en el siguiente gráfico. Es importante precisar que las frecuencias de respuesta están evaluadas sobre las tres primeras dificultades indicadas por las mujeres encuestadas. En ese sentido, la lectura de estos resultados es que, por ejemplo, 29 mujeres identifican que las dificultades económicas se encuentran dentro de las tres primeras enfrentadas por sus familias, esta situación es corroborada con el bajo nivel de ingreso monetario de las familias.

En estos contextos, de acuerdo a las mujeres entrevistadas, las dificultades en muy pocas ocasiones son enfrentadas sólo por las mujeres (cuatro ocasiones). En general, las situaciones negativas mencionadas son enfrentadas por la pareja, y en algunos casos, por los hijos y el resto de familiares. En ese sentido, se observa un elevado grado de cohesión social al interior de los núcleos familiares ante éstas amenazas.

79


9.5 Ingresos y egresos de la familia Casi la totalidad de familias de las mujeres encuestadas declararon que sus ingresos provienen de la venta de productos agrícolas y/o pecuarios. Para todas, los resultados de las cosechas han sido satisfactorios o muy satisfactorios; sin embargo, para ocho de las encuestadas, los resultados, en comparación con el año anterior, fueron negativos. De acuerdo a las entrevistas efectuadas, la mayoría coincide que marzo es el mes de mayor gasto. En promedio, en un mes de altos gastos, las familias de las mujeres ahorristas encuestadas gastan S/. 1 674. Tal como se puede apreciar en el siguiente gráfico, dicho gasto se encuentra destinado a ropa y útiles escolares, seguido de insumos para la chacra y compra de animales (19%), alimentación de la familia (15%) y pago de préstamos (14%).

80


Valoro que en mi familia todos colaboren en el ahorro, valoro el diálogo y la confianza que tenemos el uno al otro como familia…

9.6 Sobre el ahorro de mujeres en territorios remotos La práctica del ahorro en mujeres de territorios remotos se inició en el año 2010, y paulatinamente se fueron extendiendo hacia el año 2012. Las principales situaciones que generaron el ahorro en territorios remotos se pueden agrupar en dos grandes categorías: motivación externa (presión de la familia, necesidades de salarios, impulso de programas de desarrollo) y motivación interna (crecimiento personal, voluntad para el ahorro, entre otros). De acuerdo a la teoría psicológica y algunos estudios realizados, como Orhan y Scott (2001) asocian estas motivaciones a los factores pull y push, es decir, hasta qué punto las mujeres han sido empujadas (pushed) o atraídas (pulled) hacía la práctica del ahorro. Estos autores señalan que los factores push parten de la necesidad de los individuos, como por ejemplo un bajo salario; mientras que los factores pull se relacionan a la independencia, el desarrollo personal, estatus social, entre otros.

81


En este caso, se puede observar que la mayoría de mujeres (19 ocasiones) entrevistadas decidieron ahorrar por una motivación externa, es decir, por factores push; sin embargo, existe una gran proporción de mujeres (14 ocasiones) que deciden ahorrar por la necesidad de autonomía, independencia económica y crecimiento personal. En el siguiente gráfico se puede apreciar con mayor detalle las respuestas de las mujeres entrevistadas. El programa de ahorro impulsado por el Proyecto Sierra Norte a través de la etapa de sensibilización promueve desde afuera el tema de la educación financiera, esta actividad se lleva a cabo a través de los facilitadores de ahorros que encaminan a las mujeres rurales a la formalización del ahorro.

9.7 Participación en actividades del Proyecto Sierra Norte Como parte de mecanismos para fortalecer capacidades tanto para el ahorro como para otros fines (productivos, gestión, entre otros), las mujeres ahorristas participaron en distintas actividades promovidas por el Proyecto Sierra Norte. Tal como se puede apreciar en el siguiente gráfico, las actividades más demandados por las mujeres entrevistadas son: i) Concursos (nueve ocasiones), Plan de negocios (nueve ocasiones) y Programa de Ahorro y capacitación (ocho ocasiones).

82


En los concursos, casi la totalidad de los premios obtenidos fueron utilizados para continuar ahorrando (15 ocasiones) y para gastos del hogar y familiares (cinco ocasiones), entre otros destinos. Es destacable que el programa haya tenido impactos en la voluntad propia de continuar con la práctica del ahorro. Los concursos con temas concretos afianzaron un conjunto de aprendizajes en el tema del ahorro. Para muchas era la primera vez que competían y la mayoría de ellas manifestaron su alegría y satisfacción por los ejercicios. Se esforzaron mucho por lograr los premios.

9.8 Dificultades enfrentadas para el ahorro La dificultad central presentada por las mujeres ahorristas en territorios remotos es la distancia entre la localidad y las sedes de las entidades financieras con el fin de realizar los depósitos de dinero. El trayecto de ida y vuelta pueden llegar a demorar de dos a tres días. Sólo para el caso de las 35 entrevistadas las mujeres gastan un promedio máximo de 64 nuevos soles y un mínimo de 10 nuevos soles. Existen casos donde estos montos se incrementan considerablemente si no tienen algún lugar donde quedarse a pernoctar. A continuación se presenta dos casos específicos de dos mujeres ahorristas de Incahuasi y Celendín al momento de hacer sus depósitos en Financiera Confianza.

83


Caso mujer ahorrista Marayhuaca, Incahuasi Marayhuaca, es uno de los caseríos de la parte alta del distrito de Incahuasi ubicado a 3 400 m.s.n.m., su acceso vial con la capital provincial de Ferreñafe se da a través de dos tramos de Ferreñafe-Batangrande (carretera asfaltada de 45 km) y Batangrande Uyurpampa/Incahuasi (carretera afirmada de 65 km). Su acceso vial interno va de Uyurpampa a Marayhuaca se recorre en 2 horas y media a pie; también se tiene alternativamente un camino vecinal, trocha en muy mal estado, que va por los tramos Incahuasi-Huasicaj-Sinchihual-Tungula-Huarhuar-Kutiqiru-Marayhuaca y que se recorre en 3 horas y media. El medio de transporte que facilita el traslado a los pobladores es de muy poca frecuencia, actualmente lo que fácilmente se toma es la moto taxi, pero su costo es elevado (entre S/.15.00 y S/.20.00)11 por ello la Señora Santa Francisca Sánchez Vilcabana parte de su casa a las 5 de la mañana y se enrumba caminando hacia Uyurpampa para tomar el bus a las 07:30 a.m.. Se anticipa y se asegura de tomar un asiento, paga S/. 15.00 que es el costo del pasaje, luego de acomodar su equipaje aprovecha el tiempo que le queda para tomar desayuno en un restaurant del Centro Poblado de Uyurpampa cuyo costo es de S/.5.00. Posteriormente el bus parte de Uyurpampa a las 08:30 a.m. y llega a Ferreñafe 12:30 p.m. (en caso el viaje no tuvo ninguna interrupción por huaycos en temporada de lluvia). Estando en Ferreñafe toma una combi para llegar en 25 minutos a Chiclayo, pagando un pasaje de S/. 2.0012. Llegando a Chiclayo a las 12:55 p.m. camina 20 minutos para llegar a Financiera Confianza ex Caja Nuestra Gente más o menos a las 13:15 p.m., en donde realiza su depósito, que en promedio es de S/. 10.00 mensual, trámite que tarda aproximadamente 15 minutos13, aprovecha también, para realizar otros encargos de depósitos de sus compañeras de grupo. Saliendo de la entidad financiera se dirige al Mercado Modelo para almorzar, cuyo costo del menú oscila entre S/. 4.00 y 5.00, luego su presencia en Chiclayo necesariamente la aprovecha para acudir a la academia donde estudia su hijo, que a la vez en parte es el motivo de su ahorro; allí se informa sobre el desempeño de su hijo y cuando corresponde toma de sus ahorros para completar algún pago que tenga que hacer en ella. Llegando a la academia de su hijo a la 14:30 p.m.. Luego retorna al paradero a las 15:15 p.m. para estar en Ferreñafe más o menos a las 15:40 p.m.. Estando en Ferreñafe cena en esta ciudad a un costo aproximado de S/. 5.0 y luego acude a casa de un familiar a esperar de la noche (aquí se ahorra en el hospedaje). Al día siguiente se prepara para emprender su viaje de retorno a partir de las 12:30 a.m. y llegar a Uyurpampa entre 04:30 a.m. o 05:00 a.m. del siguiente día, llegando emprende caminata a Marayhuaca, a donde llega aproximadamente a las 07:30 a.m., y nuevamente retoma sus actividades diarias en casa y en el campo. 11 El costo del traslado en moto taxi disminuye si es que viaja más de una persona, vale decir, cada persona paga un pasaje. 12 El costo del pasaje Ferreñafe - Chiclayo, varía entre S/. 2.00 y S/. 2.50 según el tipo de movilidad, combi o auto, respectivamente. 13 Generalmente entre 1 y 2 de la tarde no hay mucho tiempo de espera para realizar su depósito.

84


Cuadro Resumen De Gastos Gastos que se incurren para el crecimiento del ahorro ( x 1 día) Costo Unitario

Costo Total

Alimentación

Desayuno Almuerzo Cena

5.00 5.00 5.00

15.00

Tiempo

Jornal diario14

20.00

20.00

Mujer

MarayhuacaUyurpampa y viceversa

20.00

40.00

Ahorrista

Uyurpampa-Ferreñafe y viceversa

15.00

30.00

Ferreñafe-Chiclayo y viceversa

2.50

5.00

Ahorro mensual

10.00

10.00

Transporte

Depósito

120.00

Caso Mujer Ahorrista de Chumuch en Cajamarca Sólo para crecimiento del ahorro del Grupo de Mujeres Ahorristas “Jesús es mi Guía” del caserío de Miraflores Distrito Chumuch, Provincia de Celendín, Región Cajamarca La señora Juana Mayta Fernández, vive en el Caserío Miraflores. Para efectuar una operación de ahorro. Ella sale a las 12:00 m y llega a las 08:00 pm al Distrito de Chumuch, este viaje lo realiza caminando, haciendo un total de 8 horas, al llegar al Distrito compra su pasaje (s/.15.00) en el único horario que sale del lugar a las 02:00 am, en este lugar cena (s/.5.00) y pernocta en un familiar o amistad, de allí toma la combi a las 02:00 am que va a la ciudad de Celendín llegando a las 18:30 am siendo el tiempo de traslado 4 horas y 30 minutos. En la ciudad de Celendín toma su desayuno( s/.5.00) y compra su pasaje de retorno (s/.15.00), luego va a la Oficina del Proyecto Sierra Norte, lugar donde actualmente está atendiendo el personal de la entidad Financiera Confianza, a partir de las 09:00 am hasta las 15:00 pm. Generalmente atiende sólo los tres primeros viernes de cada mes. Terminando de hacer su depósito de ella y de algunas otras compañeras, hace algunas compras para su casa (víveres y otros), almuerza y retorna a hacia su Distrito a la 13:00 pm de la tarde, llegando a 18:30 pm en donde cena (S/.5.00 ) y pernoctar en el Distrito, para luego dirigirse hasta el caserío de Miraflores en horas de la madrugada.

14 Corresponde al valor del jornal en la localidad.

85


Cuadro Resumen de Gastos Gastos que se incurren para el crecimiento del ahorro ( x 1 día) Costo Unitario

Costo Total

Alimentación

Desayuno Almuerzo Cena

15.00

2 días

30.00

Tiempo incurrido

Valor de un Jornal diario en la localidad

20.00

2 días

40.00

Desde su casa hasta Chumuch y viceversa

08 horas de caminata

16 horas

De Chumuch hasta Celendín y viceversa

15.00

2 pasajes

30.00

Ahorro mensual

10.00

10 socias

100.00

Mujer Ahorrista Transporte

Depósito

200.00

Para esta actividad, las integrantes del grupo viajan para realizar los mencionados depósitos, respetando el padrón de usuarias, en ocasiones lo encargan a alguien que viaje a la ciudad para evitar el gasto que se muestra en el cuadro. En caso de que lo lleve la ahorrista el gasto lo asume ella. Se considera el valor de jornal local por 02 días que demora efectuar el depósito.

86


Adicionalmente, una segunda dificultad encontrada es la latente desconfianza de las mujeres frente a las instituciones financieras. Esto podría deberse a la falta de presencia de las instituciones en las localidades con la finalidad de promover una mayor confianza en el ahorro. Finalmente, la tercera dificultad encontrada, en una menor proporción, es la falta de disciplina para los depósitos, y las fallas recurrentes de los sistemas en línea de la entidad financiera, que a decir de ellas mismas es una molestia venir de tan lejos para que les indiquen que no hay sistema y no se puede atender su operación. De acuerdo a la información resultante de las entrevistas, la mayor parte de las mujeres – sobre todo aquellas que tienen más participación en el Programa de Ahorro – no reportan dificultades mayores.

9.9 Los montos ahorrados La actividad del ahorro por parte de mujeres en territorios remotos ha tenido como consecuencia montos acumulados que ascienden hasta los S/. 2 800 nuevos soles. Tal como se puede apreciar en el siguiente gráfico, los cinco montos más altos exceden los S/. 1 200 soles; considerando que, en promedio, en el mes de mayor gasto, las mujeres en territorios remotos gastan más de S/. 1 600 nuevos soles, un ahorro de tal magnitud significa un importante soporte para afrontar dificultades económicas.

87


Montos Ahorrados Promedio por Grupos de Edades Rango de edades

Monto más alto de ahorro (en nuevos soles)

20 a 29

332

30 a 39

604

40 a 49

628

50 a 59

1 110

60 a más

373 Elaboración propia

Los montos ahorrados se deben fundamentalmente a un aumento paulatino de los depósitos a causa de la cultura de ahorro (12 ocasiones), seguido de la venta de productos agrícolas y pecuarios (ocho ocasiones), y seguido finalmente por ingresos extra indeterminados (cuatro ocasiones). Accedieron a

Los ahorros conseguidos han permitido que un elevado número de mujeres ahorristas puedan solicitar préstamos a instituciones financieras. De hecho, de acuerdo a las entrevistas realizadas, 11 de las mujeres ahorristas recibieron un préstamo por parte de entidades financieras, por un monto promedio de 2 000 nuevos soles. Los resultados obtenidos han permitido a 33 de las 35 mujeres precisar que sí se puede ahorrar en el medio rural. Dos de ellas no respondieron.

9.10 Percepciones sobre la práctica del ahorro A partir de la práctica del ahorro, como percepción de las mujeres entrevistadas, existe una actitud más positiva ante las dificultades económicas y familiares enfrentadas; además, se considera que ahora se cuenta con mayores capacidades para presupuestar los gastos del hogar y las relaciones de la familia se han fortalecido. El siguiente gráfico presenta los cambios generados más importantes. Juntaba mi platita, que ganaba del jornal, de venta de cosechas, animalitos, frutas, leche, queso; hilazas, venta de tejidos y lo guardaba al pie del colchón, debajo de la ventana, haciendo un hueco en el piso o entre los adobes, en un baúl o ropero…pero siempre estaba con miedo de gastarlo o de que me lo robaran..

88


nunca dejen que sus esposos o terceras personas les digan que mejor se dediquen a lavar su ropa o que mejor se dediquen a cosas del hogar, porque uno puede hacer las dos cosas, y ser la admiración de sus familiares y sobre todo de las personas que piensan que caminas en las nubes. Mujeres Ahorristas para el Futuro Gran Chimú – Cascas Pampas de Chepate

Las mujeres entrevistadas consideran que el resto de mujeres de la zona no pueden ahorrar, en primer lugar, por la desconfianza y el miedo al sistema financiero, segundo porque reciben recursos de JUNTOS y se teme el riesgo de perder el apoyo del Estado, y tercero porque el esposo no desea ahorrar. A continuación se presentan las frecuencias más importantes. A mí personalmente como socia el cambio… es que me da seguridad, tranquilidad y libertad

89


aprendí a ahorrar una parte de mi dinero, hacer más responsable tengo más seguridad en mi ahorro y soy más independiente..

9.11 Acceso al préstamo La capacidad de ahorro de las mujeres entrevistadas les ha permitido afrontar situaciones económicas difíciles; sin embargo, es posible que, adicionalmente, el incremento en su capacidad de ahorro haya tenido incidencias en un aumento de su acceso al crédito. Así, 12 (más del 30%) mujeres declararon acceder a préstamos, en promedio, de S/. 2 000 nuevos soles. El destino de los préstamos está dividido entre negocios, labores y necesidades familiares.

No solicitaron 23

90

préstamo 12


En este grupo de ahorristas cabe destacar el trabajo seguido por mujeres emprendedoras, entre ellas: Celmira Cachay Huamán de Chachapoyas, Antonia Bermúdez Serin de Huamachuco; y Lucy Briones Cotrina en Celendín que han podido acceder a los créditos con Financiera Confianza para la adquisición de bienes inmuebles y de capital para negocios. Como estos casos hay un buen número de mujeres que se encuentran ya insertadas en el sistema financiero. El cumplimiento y seriedad mostrada en el pago de su deuda les ha permitido acceder a montos mayores y a convertirse en sujetos de créditos de otras instituciones financieras como Caja Trujillo, Caja Paita, Caja Piura y AGROBANCO. La primera vez que logré un préstamo de 500 andaba preocupada por cumplir con los pagos…. gracias a Dios y mi esposo y a las ventas que me salieron bién… todo es cuestión de decisión y de trabajar bonito para que todo salga bien …. ya voy por mi cuarto crédito y se manejar mis cuentas..

Los resultados de las entrevistas efectuadas a 35 mujeres ahorristas corroboran lo expresado por las demás mujeres que participaron tanto en los Talleres como en los concursos realizados.

91


92

...nos sentimos contentas, mĂĄs seguras, con libertad para decidir... somos otras!!...


Lecciones que nos deja la experiencia de ahorro

10.

Referente al contexto •

Las dificultades y características socio económicas presentes en los territorios remotos, reflejo de su lejanía y desarticulación no fue un impedimento para que las mujeres rurales generaran mecanismo de resiliencia15 para vincularse al sistema financiero, ello demuestra una clara predisposición de las mujeres rurales a las oportunidades y mejoras que se presentan.

En los territorios remotos existen carencias pero también hay riquezas que aún se conservan: costumbres y características propias, las formas de organización familiar y comunal, los roles del varón y la mujer, además de la música, el traje, costumbres y buenas prácticas que no deben alterarse o perderse y que los hace vulnerables frente a los cambios de una “mal llamada modernidad”. Con el Programa se ha respetado mucho estos valores principalmente en Incahuasi Cañaris donde la lengua materna es el quechua y donde se tuvo que adaptar los contenidos a partir de los conocimientos, las prácticas locales y las formas de comprender el bienestar y la mejora de la vida.

15 El término resiliencia, desde el punto de vista de las ciencias sociales, donde Grotberg (1995 a citado en Castro, Muñoz, Vidal, y Villalón, 2002), señala que “la resiliencia es una capacidad universal que permite a una persona, grupo o comunidad prevenir, minimizar o superar los efectos perjudiciales de la adversidad” (p. 28).

93


Referente al Programa de Ahorro • De todas las actividades que forman parte del Programa, los incentivos y los concursos han logrado el mayor interés y preferencia de las mujeres ahorristas. Con los concursos vivenciaron la sana competencia que la consideran como muy saludable. Los incentivos otorgados se destinaron a engrosar el monto de sus ahorros personales. La valoración de los concursos es muy alta porque le permitió desarrollar capacidades para la organización y planificación de manera creativa, recordar, revisar y afianzar contenidos tratados en la capacitación y en el acompañamiento. Las mismas ahorristas sugieren que al término de cada módulo de capacitación, debe llevarse a cabo un concurso entre las integrantes del grupo y entre Grupos de Ahorristas. •

Los Grupos de Ahorro constituidos se fueron legitimando como un eslabón clave que permitió articular y escalar las decisiones de la familia con la comunidad. En la actualidad los Grupos de Ahorro han logrado ser reconocidos a nivel local y son invitados a participar en diferentes actividades. La conformación de estas unidades organizacionales, a decir de ellas mismas les dio la oportunidad de fortalecer vínculos sociales, planificación y organización de tareas para el ahorro a nivel grupal del dinero y para los depósitos, logrando resolver problemas, dar soluciones y aconsejarse mutuamente.

Los Grupos de Ahorro que cumplieron su contrato y que vienen siendo liquidados han demostrado con datos reales que por cada sol de incentivo que recibieron de parte del Proyecto, los Grupos han llegado a triplicar y hasta multiplicar por 9 los montos de depósito del ahorro en el período de dos años.

El Programa de Ahorro que promueve el PSN, puede articularse al Programa de Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC) implementado por el Programa de Apoyo Directo a los más pobres (JUNTOS) a la estrategia de alfabetización financiera promovida por AGRORURAL y al Sistema Integrado de Salud SIS. Los programas fijan los mismos objetivos de atender a la población de menores ingresos y oportunidades. Sólo es un tema de articulación institucional para ser más contundente y sostenible la estrategia de inclusión social y económica en estas localidades.

Referente a la institución financiera •

94

La inclusión financiera en territorios remotos evidencia fuertes debilidades en su proceso por la ausencia de una Institución Financiera en estas localidades. Existe malestar de parte de las usuarias por las promesas incumplidas referente a los servicios de atención (cash net, agentes). Esto afectó sustancialmente el monto de los depósitos principalmente por los altos costos de traslado de las mujeres desde sus localidades hasta la entidad financiera que en casos extremos llegaron hasta en más del 200% del monto del ahorro previsto efectuar. A pesar de esta dificultad, las mujeres lograron generar diversos mecanismos para mantenerse en el sistema y tener acceso a los incentivos, siendo ejemplo de confianza e inspiración para muchas otras mujeres de la localidad. Está demostrado que si la entidad financiera hubiera facilitado un mejor servicio a estas localidades, los depósitos y transacciones efectuados por las mujeres hubieran tenido una mayor frecuencia y los depósitos se hubieran elevado considerablemente.


Referente a las mujeres ahorristas • Las Mujeres ahorristas que viven en territorios remotos han demostrado que a pesar de estar frente a condiciones severamente adversas, no sólo han logrado superar estas situaciones sino que han logrado transformarlas en “activos personales de conocimiento” para enfrentar obstáculos cotidianos. •

Las mujeres ahorristas involucradas en el Programa de Ahorro por mucho tiempo han estado desconectadas del “poder generar cambios”, su atención estuvo centrada sólo a las labores domésticas del hogar y al apoyo al esposo en la chacra. Con el Programa de Ahorros han tenido la oportunidad de pensar en cosas nuevas, en aprender a aprender, en desaprender trabas y dificultades, en fijar metas, mirar con otros ojos a la propia realidad. Este tránsito a la vinculación con el sistema financiero las hace ver y ser diferentes.

• Las mujeres desarrollaron un conjunto de habilidades y fortalezas personales que la conllevaron a una satisfacción personal y mejora de la autoestima. Esto se divide en tres grandes categorías: •

Independencia: llegar a poder ser autosuficiente, lograr un mejor estándar de vida, poder aportar económicamente a su familia y dejar de depender del esposo.

Comunicación: la mayoría de las mujeres supieron afrontar el miedo de acercarse por primera vez a una entidad financiera. Muchas manifiestan que el Programa les dio la gran oportunidad para conversar sobre temas relacionados a la planificación y organización del dinero logrando resolver problemas, dar soluciones y aconsejarse mutuamente. Desde lo personal esto se proyecta a la familia quienes dialogan sobre este tema en común y transfieren la práctica del ahorro a sus hijos.

Responsabilidad: se expresa la intencionalidad de fijarse una meta y orientarse a ella a partir del ahorro. La puntualidad y compromiso es evidente. El incremento del ahorro es importante, sin embargo el involucramiento en la actividad, la inversión y el esfuerzo es válido en el proceso.

• Para las mujeres rurales la educación de los hijos es la primera prioridad en la acumulación del ahorro, la mayoría de ellas se fijan retos hasta su profesionalización. Desde su visión la formación de los hijos se constituye en su principal herencia y capital a futuro. Se proyectan a que en el mediano plazo el medio rural demandará puestos profesionales que en la actualidad es deficitario. •

En los territorios remotos, la mayoría de las familias desarrollan una agricultura de supervivencia, básicamente viven de lo que producen e intercambian productos entre ellos. No tienen una cultura del ahorro monetario, el ahorro para ellos está definido por las adquisiciones de nuevos animales, semillas, herramientas, terrenos etc. etc. Los propietarios de mejores y mayores extensiones de terreno son pocos en las localidades y por lo general invierten en siembras mayores y están mirando más el mercado y los precios y son los que más arriesgan.

Existe un buen número de mujeres ahorristas del PSN que como medida de sostenibilidad en el tiempo y como grupo organizado vienen siendo asistidas técnicamente para ejecutar iniciativas de planes de manejo de recursos naturales y planes de negocio, estos últimos en cuyes, cerdos, gallinas, venta de hortalizas,

95


mermeladas, yogurts, artesanía que van teniendo muy buenos resultados, con ello las mujeres vienen demostrando capacidades para dirigir negocios siempre mirando las demandas del mercado. •

Se tiene conocimiento de que grupos de ahorro han podido escalar a la conducción de Planes de Negocio promovidos por el Proyecto Sierra Norte y luego de allí han podido acceder a recursos de Programas competitivos como AGROIDEAS, caso Cajamarca.

Referente a la capacitación y acompañamiento •

El proceso de capacitación y acompañamiento a las mujeres ahorristas se llevó a cabo por temas concretos sin plantearse logros pedagógicos; en vista de que las mujeres participantes tenían diferentes niveles de formación, edades, lengua (caso Cañaris-Incahuasi); sin embargo, luego de dos años de eventos de capacitación, concursos y acompañamiento se identifican un cúmulo de aprendizajes significativos logrados en contenidos, en sus actitudes y en sus habilidades.

La terminología utilizada en el Sistema Financiero ha sido una de las principales dificultades que se evidenció en la capacitación, principalmente en territorios donde la población es bilingüe como el caso de Incahuasi – Cañaris. Es necesario evaluar la pertinencia de contar con material didáctico sencillo doblado al idioma materno.

• El facilitador/facilitadora de ahorro fue un soporte clave para lograr la credibilidad y compromiso en el Programa, la empatía lograda generó un nuevo patrón de relaciones y compromiso más allá de su propia función; sin embargo, es necesario que los facilitadores pasen por un período de formación previo en el uso de materiales y metodologías con adultos para cumplir su función de manera eficiente. •

La experiencia desarrollada del Programa de Ahorros en Incahuasi y Cañaris del Programa con docentes aliados fue una estrategia interesante de trabajo que vale la pena revisarla, nos deja como lección que los medios y materiales utilizados deben ser validados en la práctica misma y capacitar previamente a los facilitadores respecto a su uso, aunque administrativamente se tenga que ampliar los plazos de las actividades programadas. Es necesario definir su adaptación para las poblaciones bilingües caso los grupos de la OLP Incahuasi-Cañaris.

• Al término del contrato de donación con cargo de los incentivos (24 meses), la mayoría de las mujeres tienen pensado en retirar el 100% de sus ahorros de la entidad financiera por dos motivos: el primero, la no existencia de la entidad financiera en sus localidades asociado al término del apoyo del Proyecto y de los incentivos; y segundo piensan en comprar-invertir sus recursos en activos. Sin embargo, hay un grupo que manifiesta seguir con los ahorros en otra institución financiera porque han identificado las oportunidades del sistema.

96


Referente al acceso del crédito •

El acceso al crédito no ha sido un proceso inaccesible y difícil. De las 35 mujeres entrevistadas en Celendín, Huamachuco, Incahuasi-Cañaris y Chachapoyas, 12 de ellas (34%) han logrado acceder a préstamos; y 5 (14%) de ellas lograron acceder en más de una oportunidad a los créditos. Los créditos mayores a S/. 5,000.00 están siendo destinado a “palanquear” recursos para la compra de bienes inmuebles, planeamiento de siembras, equipamiento y puesta en marcha de negocios. Aún hay un grupo importante que todavía presenta temor en endeudarse.

Las mujeres con acceso a créditos, están descubriendo que la bancarización les reporta muchos beneficios y ventajas para los créditos rápidos e inversiones mayores. Reconocen asimismo que la puntualidad en sus pagos es su principal fortaleza. Estas mujeres rurales están logrando buena calificación por las instituciones financieras como sujetos de crédito; y por sus compañeras de localidad, que por imitación vienen dialogando, preguntando y siguiendo sus pasos. Esta incorporación progresiva es un efecto importante del Programa.

Referente a la continuidad del Programa •

Frente a la conclusión del Proyecto y los beneficios que reporta el ahorro con mayor nitidez, en Cajamarca 32 mujeres ahorristas pertenecientes al Programa de Ahorro en Celendín se han unido para continuar con las actividades que vienen desarrollando y han decidido constituir la Cooperativa bajo la denominación de “Cooperativa de Ahorro y Crédito de la Mujer Rural” COOPAC - Mujer Rural. Esta iniciativa liderada por mujeres ahorristas es una clara decisión de continuar en el proceso de inclusión y lograr mayores ventajas en la oferta de servicios. A la fecha la Cooperativa ya viene funcionando, cuenta con 200 socias activas y viene realizando préstamos de montos pequeños.

Referente al trabajo en zonas en conflicto • La experiencia de trabajo en zonas de conflicto, caso Proyecto Minero Conga en Cajamarca, ha dejado algunas medidas a tener en cuenta para el trabajo en territorios con conflictos: metas mínimas, adecuada información a la población de lo que se busca con el Programa, transparencia y visibilización de las actividades en público, y convocatoria a la mayor parte de los actores locales. El radio ha demostrado (caso Celendín) ser una excelente herramienta para sensibilizar a la población en estas condiciones especiales.

97


98


99


100

Profile for AGRORURAL

... SUMANDO OPORTUNIDADES, MULTIPLICAMOS ALEGRIAS  

Sistematización de mujeres rurales ahorristas en territorios remotos de Amazonas, Cajamarca, La Libertad y Lambayeque PROYECTO SIERRA NORTE

... SUMANDO OPORTUNIDADES, MULTIPLICAMOS ALEGRIAS  

Sistematización de mujeres rurales ahorristas en territorios remotos de Amazonas, Cajamarca, La Libertad y Lambayeque PROYECTO SIERRA NORTE

Profile for serviagro
Advertisement