Page 1

Tipografía en pantalla

homenaje a

HermannZapf Renowned typographer who designed Optima, Palatino, Dingbats... He could draw a fawtless line just as easily with chalk or with a ballpoint.

adiós a un amigo

Zapf será recordado como el creador de un enorme número de tipografías

La época en la que trabajaba en Linotype, creó la Palatino, Optima y Melior.

composición digital La fotocomposición apareció a principios del siglo XX Las fuentes tipográficas diseñadas para sistemas tradicionales se visualizan mal en pantallas.

tipos y dispositivos

Lectura en pantallas y ordenadores

La aplicación de la informática al diseño web ha revolucionado el mundo de la tipografía.


Homenaje a Hermann zapf

HOM E NA J E A H E R M A N N ZAP F

SUMARIO

04 OBITUARY

Type designer and calligrapher

Zapf was born in Nuremberg three days before the end of fighting in the first world war.

08

ADIÓS AMIGO

Despedida a Hermann Zapf Entre otros premios Zapf recibió el Premio Gutenberg en 1974 y el Gran Orden de la República Federal Alemana en 2010.

10 ORIGEN DE LA

COMPOSICIÓN DIGITAL Fotocomposición y composición digital

Un ordenador corriente servía para componer texto con similares niveles de calidad que los más sofisticados sistemas profesionales.

Z

apf worked on typography for computer programs from the 1960s onwards. His ideas were considered radical, not taken seriously in Germany, and rejected by the Darmstadt University of Technology,

2

where he lectured from 1972 to 1981. Because he had no success in Germany, Zapf went to the United States, where he lectured about computerized typesetting, and was invited to speak at Harvard University in 1964.


Tipografía en pantalla ZAPF’S TYPEFACES HAVE BEEN WIDELY COPIED, USUALLY BUT NOT ALWAYS AGAINST HIS WILL. THE BEST-KNOWN EXAMPLE MAY BE MONOTYPE’S BOOK ANTIQUA, WHICH WAS INCLUDED IN MICROSOFT OFFICE.

12

TIPOGRAFÍA EN PANTALLAS Tipografía digital Otro importante avance en la tipografía digital vino de la mano de la compañía Apple, que lanzó el sistema de fuentes TrueType.

a 18 TIPOGRAFÍA EN MÓVILES

Fuentes impresas VS Fuentes digitales

Actualmente, la resolución ya no supone un problema para la presentación correcta de las distintas familias tipográficas en pantalla.

3


Homenaje a Hermann zapf

4


Obituary

OBITUARY

Zapf

ZÓ HERMANN In

p

“ZAPF, SHOWED OFF THESE SUMPTUOUS DRAWING SKILLS ON MANY OCCASIONS, NOT ALWAYS WITH THE CALLIGRAPHER’S USUAL TOOLS OF NIBBED PEN OR FINE BRUSH.” 1963 Hermann Zapf walked into an American design school, snapped a piece of chalk in half and, with its side edge, drew a perfect lowercase g on the blackboard. He went on to give an inspired lecture on the different angles that a calligrapher uses when holding a pen, and how strokes differ between calligraphy and typography – all illustrated, not with slides, but with impeccably executed chalk drawings. Zapf, who has died aged 96, showed off these sumptuous drawing skills on many occasions over his long life, not always with the calligrapher’s usual tools of nibbed pen or fine brush. He could draw a faultless line just as easily with chalk on a board or with a ballpoint on a school pad, and in 1960 was chosen to write out the Preamble of the Charter of the United Nations, held at the Pierpont Morgan Library in New York. He also brought his calligraphic talent to the design of a string of typefaces over seven decades, a period in which the industry moved rapidly from hot metal typesetting through photocomposition to digitisation. Zapf is one of the few people who designed letters for all three methods.


Homenaje a Hermann zapf

Immediately after the second world war, Frankfurt became the centre of West Germany’s book trade. Its type foundries needed new Roman types since blackletter, the traditional script once regarded by the Nazis as quintessentially German, had been replaced by the Roman alphabet as the standard in 1941. Zapf worked for the Stempel foundry and in 1949 he designed the Palatino typeface for it. Palatino was quite unlike anything produced in pre-war Germany. It was clearly influenced by Italian letterforms, even though at that stage Zapf had never been to Italy. It has gone on to become one of the world’s most widely used typefaces.

ZAPF WAS BORN IN NUREMBERG THREE DAYS BEFORE THE END OF FIGHTING IN THE FIRST WORLD WAR

6

In 1933, the year he left school, his father lost his job in a car factory because of his trade union activities. Zapf was thereby prevented from studying engineering, and instead became an apprentice retoucher in a printing firm. While there he was inspired by an exhibition of the work of Rudolf Koch, the German type designer, to take up calligraphy, which he studied in his spare time with such intensity that his parents would remonstrate with him about overuse of the electric lights late at night. In 1938, his apprenticeship over, Zapf was introduced to the Stempel foundry, and began work on his first typeface, a blackletter called Gilgenhart. Then, in April 1939, he was called up and sent to a work unit reinforcing the Siegfried Line. He was found medically unfit for hard labour and given an office job, writing out records and certificates in blackletter. Later in the second world war he became a cartographer. In the decade that followed the success of Palatino, Zapf designed more

than a dozen typefaces for Stempel and Linotype. This culminated in 1958 with the launch of Optima, which had slight swellings at the end of its letterforms rather than serifs (cross strokes). Zapf called it a “serifless roman”. Optima divides opinion in the typographic world, but few would deny its sculptural quality, perhaps seen to best effect in the Vietnam memorial in Washington, completed in 1982, for which it was chosen as the typeface for the names of the dead. By the 1960s Zapf was a frequent visitor to the US. He was typographic consultant at both Mergenthaler Linotype and Hallmark, the greeting cards manufacturer, and a frequent lecturer at various design colleges and universities. In 1976 he was invited to become a professor at Rochester Institute of Technology, specialising in computerised typesetting programs, and while there he worked on type composition software in conjunction with his students, as well as with both IBM and Xerox.


Tipografía en pantalla

RENOWNED TYPOGRAPHER WHO DESIGNED FACES SUCH AS OPTIMA, PALATINO AND DINGBATS AND KEPT UP WITH TECHNOLOGICAL CHANGES ACROSS SEVEN DECADES. In 1985, Apple manufactured the first laser printer to use the PostScript page description language and the 10 type families bundled with this release included three designed by Zapf. One was Palatino, but it was the other two – Zapf Chancery and Zapf Dingbats – that would bring him worldwide recognition, since they carried his name. The latter brought to public attention all the little symbols that have been known by printers for centuries as “ornaments”.

ZAPF DESIGNED MORE THAN 1.000 OF THESE, BUT ONLY

ABOUT A THIRD APPEAR IN THE DIGITISED TYPEFACE

Zapf’s understanding of the computer engineering skills used in today’s typography were demonstrated in his final great project, the typeface Zapfino. This had its origins in a page of calligraphy he had drawn in a sketchbook in 1944, but the number of alternate characters needed to reproduce the swashes and ligatures – flourishes and combinations of otherwise clashing letters – could not be handled by early digitisation methods. The development of OpenType font technology from the mid1990s onwards made its release in 1998 possible. It was then reworked by Zapf himself in 2003. He is survived by his wife, Gudrun von Hesse, also a calligrapher and type designer, whom he married in 1951, and by three granddaughters. Their son, Christian, died in 2012.

p


Homenaje a Hermann zapf

Colaborรณ en la confecciรณn de

ADIร“S A UN GRAN 8


L

Adiós, amigo

a noticia del fallecimiento de Hermann Zapf el pasado jueves día 4 por la noche, corrió como la pólvora por las redes sociales y por internet. Desaparecía un gran maestro de la tipografía, gran trabajador con visión de futuro, una personalidad que irradiaba bondad y simpatía y además un gran amigo. Conocí a Hermann en el año 1958 cuando él asumía la dirección artística de la fundición Stempel AG de Frankfurt, y yo había iniciado mi actividad profesional en este año en la Bauersche Giesserei de la misma ciudad. Ambas empresas eran las que más competencia se hacían en el sector de la fundición tipográfica, pero no impedía que mantuviéramos una relación de maestro y aprendiz. Durante muchos años coincidíamos en los congresos de la Asociación Tipográfica Internacional de la que en sus inicios él fue Vicepresidente, cargo al que renunció cuando en el año 1993 comprobó que una empresa miembro de ATypI había pirateado su Palatino. Ello me pareció una actitud valiente y consecuente. Zapf será recordado como el creador de un enorme número de tipografías, son 61 las disponibles en MyFonts. Las más famosas son las que creó durante la época en la que trabajaba en Linotype, la  Palatino, Optima y Melior. Ya en 1976 se inició en el mundo de las computadores, siendo nombrado profesor del Rochester Institute of Technology de EEUU. Colaboró en la confección de programas de tipografía digital, con un primer

intento por parte del estudiante de la Universidad de Standford David Siegel de digitalizar su caligrafía Zapfino. Solo años más tarde, en 1998, la Zapfino fue introducida en el mercado por Lintoype. De Hermann Zapf aparecieron libros ricamente ilustrados con sus caligrafías, por ejemplo “Typographische Variationen” (1963), “Hermann Zapf ” (1984), “ABC-XYZapf ” (1989), “Alphabet Stories” (2007). Entre otros premios Zapf recibió el Premio Gutenberg en 1974 y el Gran Orden de la República Federal Alemana en 2010. Nosotros le recordaremos de forma especial por su visita en el mes de Junio de 2004 a Valencia y Barcelona. En la foto inicial le vemos en nuestra oficina. En Valencia participó en el primer Congreso de Tipografía con una conferencia muy aplaudida. Aprovechando su presencia en Valencia, el Museo de Artes Gráficas de El Puig le nombró Senador Honorífico de la entidad. Días más tarde pronunció una conferencia en Barcelona en la Sala de Actos del FAD. Recordaremos su gran generosidad con la confección espontánea de dibujos caligráficos, trabajando sin descanso durante su estancia en España y deleitando con ello a sus amigos españoles. ¡No existía para él descanso a pesar de haber cumplido 85 años! Hermann Zapf comentaba jocosamente en sus conferencias que su gran competencia residía en su propia casa. Se refería con ello a su esposa, Gudrun Zapf von Hesse, también eminente creadora de caracteres como Ariadne, Diotima, Nofret o Colombine. Transmitimos a través de estas líneas nuestro más sentido pésame a Gudrun por el fallecimiento de su marido, amigo que siempre permanecerá en nuestra memoria.

programas de tipografía digital

MAESTRO Y AMIGO


Homenaje a Hermann zapf

Origen de la

composición digital La fotocomposición apareció a principios del siglo XX si bien no sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se generalizara su uso en todo el mundo. Fotocomposición La fotocomposición fue una tecnología para obtener imágenes tipográficas empleando una fuente luminosa, un original tipográfico y material sensible a la luz. La fotocomposición apareció a principios del siglo XX si bien no sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se generalizara su uso en todo el mundo. Ya en Japón se había ideado hacia 1923 una máquina de este tipo para la escritura kanji. Lógicamente este sistema era muy adecuado para la impresión en offset que emplea fotolitos en la transferencia del original a la plancha. Desde finales del siglo XIX se había experimentado con medios fotográficos para la obtención de textos. Según parece

10

las primeras patentes fueron concedidas a un tal E. Porzsolt en 1894 y a William Freise Green en 1895. Los principios de la exposición de imágenes sobre papel en movimiento continuo mediante una descarga eléctrica de breve duración fueron patentados por los alemanes Siemens y Halske en 1915. En sus inicios las máquinas basadas en este

sistema utilizaban una tecnología mecánica híbrida, ya que se mantuvieron los teclados existentes, pero las unidades fundidoras fueron reemplazadas por un dispositivo fotográfico. DigiGrotesk fue la primera fuente digital diseñada en 1968 por Hell Design Studio y estaba disponible en siete pesos desde fina a negrita. Hermann Zapf, Gudrun von Hesse y Gerard Unger fueron algunos de estos primeros diseñadores de tipos digitales.

Composición digital A mediados de los años ochenta los ordenadores personales revolucionaron el uso de la tipografía. Un ordenador corriente servía para componer texto con similares niveles de calidad que los más sofisticados sistemas profesionales. Por otra parte, el desarrollo de la xerocopia permitió la aparición de un nuevo periférico, la impresora láser, que abrió por vez primera la posibilidad de prescindir por completo de la fotografía en la composición. Durante los años ochenta una serie de compañías como Xerox o Canon iban a convertir estos avances en un fenómeno más allá del ámbito profesional. Apple tendría el mérito de lanzar un dispositivo de este tipo para un mercado no profesional. Las resolucio-


Tipografía digital: Origen nes de estas impresoras proporcionaban texto en papel no fotográfico gracias a nuevos tipos de tóner extra fino que supusieron una verdadera competencia para las filmadoras profesionales. Los primeros tipos de fuentes para ordenador eran fuentes bitmap o de mapa de pixels, incapaces de sustituir a la fotocomposición tradicional pero útiles para la confección de informes, documentos, y para publicaciones sin grandes exigencias técnicas.

En un periodo de tiempo relativamente breve aparecieron nuevos formatos de fuentes vectoriales que a partir de un único diseño reproducían la forma de la letra en el cuerpo que fuera necesario. De todas formas estas primeras tipografías carecían de algunas de las habituales ventajas de la fotocomposición tradicional como la posibilidad de un control adecuado del espaciado y no contaban con un amplio catálogo. Pero las fuentes vectoriales los resolvían además

Tipografía bitmap También conocidos como “raster”, las fuentes bitmap se construían con puntos o píxeles representando la imagen de cada “glypho” en formas y tamaños separados. Las primeras fuentes de este tipo eran de tosca apariencia lo que llevo a algunos diseñadores a mejorar su aspecto mientras otros hicieron más intensa la rudeza de esas formas. Estos tipos de letra están definidos por mapas de pixels, que describen la forma del signo por lo que necesitan un dibujo diferente para cada tamaño; no se pueden escalar o girar sin que se produzcan distorsiones.

una serie de problemas que la creciente ofimática estaba creando en las empresas. Se produjo una disminución progresiva de los sistemas de fotocomposición y un cambio en la relación entre el diseño y la producción cuya trascendencia es aún difícil de valorar en toda su dimensión. Entre las diversas modalidades de tipografía digital se desarrollaron muy diversas tecnologías de las que cabe destacar las siguientes:

Metafont Donald Knuth produjo la primera versión de Metafont en 1979 y desarrolló un nuevo sistema en 1984. Tiene un sistema de versiones similar al de TeX, en el que el número de versión crece asintóticamente hacia el número e en cada revisión. Este lenguaje de programación fue inventado por Donald Knuth como un complemento del sistema TeX. A diferencia de TrueType o PostScript una fuente Metafont está conformada por trazos de una “pluma estilográfica” a los que se añaden regiones rellenas, en lugar de describir el contorno del glifo, un archivo Metafont describe los trayectos de la pluma.

11


Homenaje a Hermann zapf

Sobre tipografía en

Y Pantallas ORDENADORES ¿cómo

gestionar tipografía en un ordenador?

Tratamos la tipografía digital de manera general. Vemos técnicas y tipos de fuentes tipográficas para tipos de resoluciones de pantalla e impresión y cómo administrar las fuentes en un ordenador. En esta ocasión vamos a tratar dos asuntos relacionados y de gran valor para no hacerse líos al usar fuentes.

Por un lado vamos a hablar sobre las características de las fuentes tipográficas tratadas en dos medios muy diferentes, como es la impresión en papel y la visualización en una pantalla. A continuación en este mismo artículo vamos a abordar cómo se realiza la administración de fuentes en un ordenador, aclarando algunos procedimientos del trabajo habitual con fuentes en nuestro sistema.

Tipografía digital La aplicación de la informática a la impresión, al diseño gráfico y, posteriormente, al diseño web, ha revolucionado el mundo de la tipografía. Por una parte, la multitud de aplicaciones informáticas relacionadas con el diseño gráfico y editorial han hecho posible la creación de nuevas fuentes de forma cómoda y fácil. Por otra, ha sido necesario rediseñar muchas de las fuentes ya existentes para su correcta visualización y

12

lectura en pantalla, haciendo que se ajusten a la rejilla de píxeles de la pantalla del monitor. El tipo digital permite interletrar y diseñar caracteres mejor y con mayor fidelidad que el tipo metálico, existiendo actualmente en el mercado la mayoría de las familias tipográficas adaptadas al trabajo en ordenador, y las modernas aplicaciones de autoedición y diseño permiten manejar fácilmente las diferentes fuentes y sus posibles variantes en tamaño, grosor e inclinación. También se han superado los problemas de falta de calidad de periféricos de salida mediante la tecnología láser y la programación PostScript. Esta última, especialmente, ha supuesto un gran impulso para el campo tipográfico, al permitir contornos de letras perfectamente definidos, basados en funciones matemáticas. Otro importante avance en la tipografía digital vino de la mano de la compañía Apple, que lanzó


Tipografía en pantalla el sistema de fuentes TrueType, basado también en la definición matemática de las letras, lo que permite un perfecto escalado de las mismas, sin efectos de dientes de sierra, similar a lo que ocurre en los gráficos vectoriales. Por lo que respecta a las fuentes disponibles en un ordenador, los sistemas operativos instalan por defecto un número variable de ellas. Posteriores instalaciones de aplicaciones de ofimática, autoedición y diseño instalan otras fuentes nuevas, de tal forma que resulta difícil saber en un momento dado qué fuentes están disponibles en un cierto ordenador. Las principales familias tipográficas incluidas en los sistemas operativos Windows son Abadi MT Condensed Light, Arial, Arial Black, Book Antiqua, Calisto MT, Century Gothic, Comic Sans MS, Copperplate Gothic Bold, Courier

Tipografía impresa

New, Impact, Lucida Console, Lucida Handwriting Italic, Lucida Sans, Marlett, News Gothic MT. OCR A Extended, Symbol, Tahoma, Times New Roman, Verdana, Webdings, Westminster y Wingdings. A estas hay que añadir las instaladas por otras apicaciones de Microsoft, como Andale Mono, Georgia y Trebuchet MS. Por su parte, entre las tipografías incluidas en el sistema operativo MacOS se encuentran Charcoal, Chicago, Courier, Geneva, Helvetica, Monaco, New York, Palatino, Symbol y Times. Además, existen infinidad de fuentes disponibles en todo tipo de soportes (disquete, CD, DVD, páginas web, etc.), así como aquellas no estándares creadas por autores puntuales, todas ellas fácilmente instalables en cualquier máquina.

Creación de tipos. El principal inconveniente de este desconocimiento es que no podemos saber a ciencia cierta si las fuentes que estamos usando en pantalla van a estar luego disponibles en la imprenta, en la impresora o en el ordenador del lector, por lo que es conveniente usar fuentes estándar o comprobar la compatibilidad de las fuentes usadas con los medios de impresión necesarios. Una excepción a esta regla es el caso de que los textos sean guardados como fichero gráfico (formatos TIFF, GIF, JPG, PNG, SVG, SWF, etc.), ya que en este caso la impresora o monitor interpretarán el texto de forma adecuada, aunque generalmente con peor calidad.

Tipografía en pantalla

13


Homenaje a Hermann zapf

Las fuentes tipográficas diseñadas para sistemas de impresión tradicionales están pensadas para ser reproducidas en altas resoluciones y generalmente se visualizan mal en las pantallas de los ordenadores, sobre todo en pequeños tamaños, ya que las formas de los caracteres no han sido concebidas para ser reproducidas en una pantalla de baja resolución.

Con antialiasing

Este factor ha hecho necesaria la creación de fuentes específicas para ser visualizadas en el monitor de un ordenador, diseñadas para ser fácilmente legibles en condiciones de baja resolución. Se trata de fuentes como Verdana, Tahoma (sans serif) y Georgia (serif). Mientras que las fuentes de impresión se tornan indefinidas e ilegibles al ser sometidas a antialiasing para suavizar el escalonado de los trazos, en las tipografías concebidas para su visualización en pantalla cada trazo y cada punto encaja exactamente en la trama de pixeles que compone la misma. Su diseño evita, en lo posible, las curvas, tendiendo a las líneas verticales u horizontales, lo que hace que aparezcan nítidas y definidas en cuerpos pequeños.

Pixelización y antialiasing Las fuentes diseñadas para pantalla presentan la desventaja de que, al estar diseñadas para un tamaño determinado, no es posible redimensionarlas de forma correcta, apareciendo los trazos verticales y horizontales que las componen distorsionados. Una solución posible sería redimensionarlas exactamente con un múltiplo de su tamaño natural, ya que coincidiría nuevamente con la rejilla de píxeles de la pantalla, pero entonces se ven pixeladas, con efectos de dientes de sierra. Este efecto indeseado se puede evitar mediante la técnica del antialiasing, consistente en un difuminado de los bordes de los caracteres, creando unos píxeles intermedios entre el color del carácter y el del fondo, para que el cambio entre ambos no sea tan brusco, con lo que se consigue que se los márgenes se vean suaves

14

Sin antialiasing


Tipografía en pantalla

<<Difuminado de los bordes de los caracteres, creando píxeles intermedios, para que el cambio entre fondo y figura no sea tan brusco>>

El antialiasing, también conocido como antialias, es un mecanismo muy utilizado en el tratamiento de imágenes de mapas de bits, disponiendo casi todos los programas gráficos de filtros específicos para su aplicación.

sión (titulares cortos, cabeceros, etc.), ya que entonces sí que podremos aplicarles el antialiasing y estar seguros de su visualización final.

Por lo que respecta a los textos, los sistemas operativos suelen ofrecer opciones de configuración del antialiasing para evitar su escalado en pantalla. En los sistemas Windows, por ejemplo, se accede a esta funcionalidad desde Inicio > Panel de control > Pantalla > Apariencia, donde suele haber un checkbox para habilitar el antialiasing.

Otra técnica aplicable a las fuentes destinadas a pantalla es el denominado proceso de hinting, indispensable para cualquier fuente que intente funcionar en cuerpos pequeños y en dispositivos de baja resolución.

Como la aplicación de este método de visualización de textos es configurable por el usuario, nunca podremos estar seguros de su activación, por lo que no sabemos de antemano cómo se verán las fuentes en el monitor de cada usuario. Como alternativa, podemos convertir los textos en imágenes, siempre que sean de corta exten-

Hinting

Es un método para definir exactamente qué pixeles se encienden para crear el mejor dibujo posible de un caracter de tamaño pequeño a baja resolución. Como el mapa de bits que dibuja cada signo en la pantalla se genera a partir de un dibujo de línea u outline, a menudo es necesario modificar este contorno para que la combinación deseada de pixeles se encienda. Un hint es una instrucción matemática que se agrega a una fuente tipográfica.

15


Homenaje a Hermann zapf

Antes y después del proceso de hinting en una tipografía

Administración de fuentes en un ordenador Generalmente, cada una de estas fuentes es almacenada como fichero individual en una carpeta destinada a almacenar todas las fuentes del sistema. Por ejemplo, Windows lo hace en una carpeta denominada Fonts, que cuelga directamente de la carpeta principal de instalación del sistema, Windows. Aunque ciertas aplicaciones pueden instalar determinadas fuentes para su uso exclusivo, en la carpeta Fonts encontraremos todas las fuentes que estarán luego disponibles para los diferentes programas de edición y gráficos. Si accedemos a dicha carpeta, veremos los ficheros de las fuentes disponibles en nuestra máquina y los nombres comunes de cada una de ellas. Windows puede manejar diferentes tipos de fuentes. Unas son de resolución fija, entre ellas las fuentes de pantalla y las de impresora. Este tipo de fuentes, en especial las primeras, no las utilizaremos casi nunca en las aplicaciones. Son las que emplean los programas para sus propios menús y resto de interfaz gráfica.

16

Si deseamos ver cómo se presentan dichas fuentes, basta hacer doble click sobre su fichero, con lo que se abrirá el visualizador de fuentes de Windows, mostrándonos la frase "El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo... 12340567890" a diferentes tamaños de letra. La elección de esta frase se debe a que en ella se encuentran la mayoría de los caracteres del alfabeto, con lo que podemos hacernos una buena idea del aspecto de la fuente.

True Type

Los tipos de letra que casi siempre emplearemos con nuestras aplicaciones, tanto en el ordenador como para imprimir, son las fuentes escalables. Existen dos tipos principales de fuentes escalables: fuentes TrueType y fuentes Postscript Type 1. Truetype (TT) y Postscript Tipo 1 (PS1) son fuentes de contorno multiplataforma y en ambas sus formas están definidas por medio de líneas y curvas. Su representación es independiente de la resolución del dispositivo de salida y por lo tanto pueden ser escaladas a cualquier tamaño sin ninguna perdida de calidad.

Postcript Las fuentes PS1 tienen su origen en el lenguaje de descripción de página Postscript de Adobe, mientras que la tecnología TrueType fue desarrollada por la empresa Apple. La principal di-


Tipografía en pantalla ferencia entre estas tecnologías consiste en la forma matemática que utilizan para describir las curvas de los caracteres, ya que mientras PS1 utiliza curvas Bézier, con nodos y puntos de control que definen las forma, TT se basa en unas funciones propias, denominadas "splines". Otra diferencia es que las fuentes TT disponen de todos los datos en un solo fichero (de extensión .TTF), mientras que las PS1 requieren dos ficheros separados (uno .PFB y otro .PFM ), uno que contiene la definición del contorno de la fuente para la impresora y otro que contiene los datos métricos. La principal ventaja de las fuentes TT sobre las PS1 está en el hecho que las TT permite mejores procesos de "hinting", que incluyen controles diagonales y movimien-

<<La ventaja de las fuentes TT está en el hecho de que permiten mejores procesos de "hinting", que incluyen controles diagonales y movimientos específicos>> tos específico de puntos para aumentar la legibilidad. Aparte de las fuentes instaladas directamente por el sistema operativo y por applicaciones posteriores, existen en el mercado multitud de fuentes adicionales, unas gratuitas y otras de pago, que podemos utilizar en nuestras aplicaciones gráficas y de edición. Para haceros una idea, basta acudir a Google e introducir en la caja de búsqueda las palabras "download fonts", búsqueda que nos producirá aproximadamente 1.400.000 resultados. Cargar una fuente en la memoria es una forma de poner a dispo-

sición de las aplicaciones dicha fuente durante un intervalo de tiempo limitado (hasta que se descargue de nuevo de la memoria, o hasta que se apague el sistema). Es una forma muy conveniente de emplear fuentes que sólo pretendemos usar para un proyecto concreto, o para un gráfico. Para realizar este proceso, podemos en primer lugar acceder con el explorador de Windows a la carpeta que contenga los ficheros de las fuentes (no es necesario que sea la carpeta Fonts del sistema en este caso), haciendo doble click sobre el fichero de fuente que queremos cargar en memoria, con lo que aparecerá la venta-

na del visualizador con la fuente cargada. Si ahora minimizamos la ventana, podremos utilizar la fuente en cuestión en casi cualquier aplicación mientras no cerremos la ventana de vista previa de la fuente (esto la mantiene cargada en memoria) o hasta que apaguemos el sistema. Una alternativa conveniente es usar la pequeña utilidad gratuita FontLoader, que se puede descargar de Moon Software (http://www.moonsoftware. com/fxplorer.asp). Artículo del Curso de Diseño Web

desarrolloweb.com

17


Homenaje a Hermann zapf

18


L

La mayoría de fuentes no eran apropiadas para las pantallas de los ordenadores, por la baja resolución, la nitidez y precisión de cada carácter.

os ordenadores personales, casi desde su origen, han ofrecido la posibilidad de trabajar con distintos diseños tipográficos. Y ello, quizá porque uno de los padres de esta tecnología, Steve Jobs (2005), asistió en sus años de universitario a un curso de rotulación y caligrafía en el que aprendió sobre la importancia de los distintos elementos tipográficos.

19


EL PAPEL DE LA TIPOGRAFÍA EN LOS

FUENTES IMPRESAS VS FUENTES DIGITALES

D

urante décadas, hemos aceptado que la mayoría de fuentes no eran apropiadas para las pantallas de los ordenadores, porque la baja resolución de estos dispositivos no permitía un dibujo nítido y preciso de cada carácter. En lugar de este dibujo preciso, que sí se obtiene en los procesos de impresión, en las pantallas hemos visto los caracteres con sus contornos suavizados. Este efecto es el denominado antialiasing. Es un término que define la técnica consistente en promediar los colores de un objeto y su fondo en una pantalla de

Término antialiasing en pantalla

“El antialiasing es un término que consiste en generar sombras en las tipos que evita los contornos dentados” ordenador, generando sombras intermedias que evitan los contornos dentados. Por lo tanto, cuantas más curvas y detalles presente una familia tipográfica (como las romanas), más complejo y menos definido será su dibujo en pantalla. Muchas fuentes tipográficas para ordenador son adaptaciones de diseños que pueden tener siglos de antigüedad. Pero a una resolución de sólo 72 ppp, las pantallas de ordenador no tienen la capacidad suficiente para mostrar las fuentes de la mejor forma. Las familias de trazos constantes y sin remates de ningún tipo (palo seco) serán las que mejor definidas aparezcan en los dispositivos electrónicos. Esta realidad contrasta con la tradición en docu-

mentos impresos, ya que en el soporte clásico, las romanas ganan la batalla de la legibilidad frente a las palo seco porque sus serifas actúan como conectores entre unos caracteres y otros y ayudan a agrupar letras en palabras de forma más rápida. No obstante, como ya hemos puesto de manifiesto, en las pantallas esta ventaja se pierde y la sencillez del dibujo de las palo seco las hace más legibles.


NUEVOS DISPOSITIVOS MÓVILES “ Actualmente la resolución ya no supone un problema para la presentación correcta de las distintas familias tipográficas en pantalla. La mejor elección para leer en soporte electrónico es Verdana” Precisamente por esta razón en la década de los 90 se comenzaron a diseñar juegos de caracteres específicos para las pantallas de los ordenadores personales. Uno de los casos más emblemáticos en este sentido es el de la Verdana, que nace por la iniciativa de Microsoft de elevar los estándares de calidad de las fuentes para pantallas. De hecho, un estudio sobre legibilidad en pantallas (Bernard et al., 2002) concluía que la tipografía Verdana era la mejor elección para leer en soporte electrónico. No obstante, en la actualidad se han desarrollado también fuentes

romanas especialmente optimizadas para la lectura en pantallas. Según Chaparro (2006) Windows Vista incorporó dos nuevas familias romanas “Cambria y Constantia” especialmente desarrolladas para las pantallas de ordenador. La limitada universalidad de determinadas fuentes tipográficas también ha sido un freno importante desde el punto de vista de la variedad de diseños en el universo electrónico. Así, en el diseño web siempre se ha optado por fuentes universales, de modo que los diferentes ordenadores de los usuarios dispusieran de ellas. También

sucede en el caso del libro electrónico; tal y como nos explica Niño (2012), “el formato ePUB se alimenta de las tipografías incrustadas en la RAM del dispositivo y “ha de ser compatible con no pocos lectores, ebook, ipad, iphone, móviles”. Estas limitaciones de carácter técnico han provocado, desde nuestro punto de vista, un importante desaprovechamiento de las capacidades simbólicas de la tipografía en el soporte digital. Las pantallas de ordenadores y demás dispositivos electrónicos nunca fueron un buen soporte para la lectura de largos textos.

Las pantallas de ordenadores y demás dispositivos electrónicos nunca fueron un buen soporte para la lectura de largos textos. La tinta electrónica, centrada en la lectura, resuelve todas limitaciones a la vez: consigue una resolución de 150 ppp (similar a la de la prensa diaria) y no utiliza luz blanca, sino distintos niveles de gris. Con ello, las letras se definen con nitidez en todos sus rasgos y los ojos no se ven sometidos a la fatiga que provoca la luminosidad. Desde el punto de vista de la polivalencia de uso, las tabletas gráficas y los teléfonos inteligentes son los dispositivos líderes: sirven para ver películas, para escuchar música, para ojear una revista y, por supuesto, para leer un libro Microsoft incorporó dos familias: Cambria y Constantia en su SO Windows Vista

21


Diferentes pantallas de visualización

EL PAPEL DE LA TIPOGRAFÍA EN LOS

“La única limitación de la tipografía la impondrá el dispositivo de lectura”

electrónico. Porque las limitaciones técnicas de estos dispositivos han sido superadas. Al menos en lo que se refiere a la resolución. En la actualidad, dispositivos como el iPad 2 ofrecen una resolución de 132 ppp. Mientras que el iPhone 4 supera en resolución a los sistemas de impresión de calidad, ya que proporciona 326 ppp frente a los 300 de las imprentas. Actualmente, la resolución ya no supone un problema para la presentación correcta de las distintas familias tipográficas en pantalla. Así pues, el reto tecnológico fundamental para que la tipografía pueda explotarse con todas sus capacidades en los dispositivos electrónicos parece superado. Cada usuario puede elegir la tipografía, la composición de párrafo o incluso la interlínea que prefiera, ya que la única limitación se la impondrá su dispositivo de lectura.

22

El editor del libro, al generar el archivo ePUB, sólo podrá demandar del dispositivo de lectura una fuente “original” de amplia difusión y libre de derechos (como, por ejemplo, la Times) o la fuente que, por defecto, el dispositivo incorpore para esa categoría tipográfica (por ejemplo, Romanas). No obstante, cabe señalar que atributos como las mayúsculas, la negrita o la cursiva sí se conservan. Esta limitación puede provocar pérdidas importantes de información, sobre todo en aquellos textos en los que la composición tipográfica es necesaria para comprender el relato. Parece que frente a la multitud de formatos nativos reinante hace poco tiempo, el archivo ePUB, cuya principal baza es precisamente la compatibilidad con los distintos lectores electrónicos, gana terreno incluso sobre otro formato de archivo universal: el PDF.

Maquetación en formato digital

La ventaja tomada por el ePUB es lógica, puesto que, al adaptar la composición del texto al tamaño de la pantalla de cada dispositivo, la lectura resulta mucho más cómoda que en los archivos PDF, en los que composición y formato son fijos, con independencia de la pantalla. Así pues, mientras que el formato PDF conserva todos los atributos tipográficos con los que es editado, en muchos casos obligará al lector a utilizar el zoom de su dispositivo para acercarse al documento y navegar a lo ancho de la página. Los últimos avances tecnológicos en lo que respecta a la resolución de las pantallas hacen que, por primera vez, el soporte electrónico pueda considerarse seriamente como una alternativa a la lectura de textos largos frente al papel.


Tipografía en móvil

NUEVOS DISPOSITIVOS MÓVILES Esta mejora de la resolución, además, permite que todas las familias tipográficas, incluso aquellas con alta modulación y detalles muy finos, se puedan reproducir con nitidez en pantallas, por lo que las posibilidades de explotar el simbolismo de la tipografía en soporte electrónico podrían ser iguales a las del papel. Sin embargo, el formato ePUB, uno de los más extendidos actualmente para guardar libros electrónicos, no conserva características tipográficas tan importantes como la familia seleccionada por el editor. Precisamente esta característica es la que lo dota de una gran universalidad. Pero provoca, a la vez, que cada usuario, en función de las posibilidades de su lector electrónico, pueda seleccionar la familia tipográfica, el tipo de párrafo o la interlínea que prefiera. Por lo tanto, el formato de archivo PDF sería preferible al ePUB si pretendemos conservar la capacidad simbólica de la tipografía y de la composición de textos. Sin embargo, su incapacidad para ajustar la longitud de las líneas a los distintos dispositivos de lectura lo hacen, a igualdad de compatibilidad, menos competitivo que el ePUB, en el que el peso de la composición tipográfica en general es mucho menor. Así pues, el formato ePUB solamente conserva los atributos tipográficos referidos a las variaciones tipográficas (mayúsculas, cursiva y

“Siempre hay parte de nuestra sangre en la tinta que usamos”. Cita de Hermann Zapf

negrita), al sangrado de párrafo y a la categoría de tipos (romanas o palo seco generalmente). Ante esta situación podemos concluir que, si bien se han producido importantes mejoras tecnológicas en lo que respecta

Por lo tanto, el formato de archivo PDF sería preferible al ePUB si pretendemos conservar la capacidad simbólica de la tipografía y de la composición de textos. a la resolución de las pantallas, para que la tipografía pueda ser explotada en sus cotas máximas aún deben resolverse muchas cuestiones relacionadas con los formatos de archivo en los que

los libros electrónicos son generados. Además, la dificultad para incorporar tipografías protegidas por derechos de autor en los dispositivos de lectura limita aún más su utilización, de modo que, en la actualidad, las opciones son muy reducidas. Para concluir, debemos poner de manifiesto, una vez más, que las limitaciones tecnológicas no deben hacernos renunciar a las capacidades retóricas de la tipografía, aunque estas capacidades tengan que desarrollarse de formas nuevas. REVISTA ICONO 14

Blas José Subiela Hernández

“El formato ePUB es uno de los más extendidos actualmente para guardar libros electrónicos”

23


‘‘Typography is two dimensional architecture, based on experience and imagination, and guided by rules and readability”

HERMANN

I M P R E S O E N PA P E L C R E AT O R D I G I TA L G L O S S , D O N A D O P O R I N A PA

iseñado y producido por los alumnos de Artes Gráficas del IES Puerta Bonita, como proyecto de la semana de producción 2018

www.iespuertabonita.com

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN, JUVENTUD Y DEPORTE

Comunidad de Madrid

Revista digital  
Revista digital  
Advertisement