Issuu on Google+


ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ SECRETARÍA DE EDUCACIÓN Gustavo Francisco Petro Urrego

Alcalde Mayor de Bogotá

04

Óscar Gustavo Sánchez Jaramillo

AL TABLERO

Nohora Patricia Buriticá Céspedes

María Isabel A cevedo nos explica cómo utilizar tecnología en las clases de música.

Secretario de Educación

Subsecretaria de Calidad y Pertinencia Martha Isabel Palacios

Gerente del Currículo para la Excelencia Académica y la Formación Integral 40 x 40 Rocío Jazmín Olarte Tapia

PATO MUERTO

14

Cómo puede una sinfonía sobrevivir al t iempo y a las m anipulacione s sociales y políticas en s u narrativa? Homenaje y análisis de “Pedro y el L obo” de

Jefe de la Oficina Asesora de Comunicación y Prensa Consejo editorial

06

Patricia Arenas Wightman José Eslava Cobos Nancy Leyva Émerson Devia María José Camargo Andrés Cardona Felipe Riveros

AGENTES DE CAMBIO

EL CARIBE EN BOGOTÁ

16

SÍNDROME DEL ROCK

Comité TIC

Jorge Mauricio Barragán Daniel Taborda Calderón Sandra Navarro Cortés

ÁRMELO/ TÓQUELO

María José Camargo

08

Directora

Andrés Cardona

Editor General

María Fernanda Lemus

En el mes de la Feria del libro y un m es después de l a muerte de nuestro Nobel, T res Cuá revisa l os r egalos del C aribe a Bogotá. Lo que hay de acordeones en nuestrasobras favoritas, y lo que h ay d e literatura en nuestra música.

Julio Barrera (malnumero@gmail.com)

MEGÁFONO

Felipe Alejandro Riveros Cendales

Asesor editorial Ernesto Ravelo

Diseño gráfico y diagramación Dirección de Arte

Fotografía

Colaboran en esta edición María Isabel Acevedo Espitia Fabián Penagos Ricky Visbal Linna Tafur Carlos Lema Colegio Nueva Delhi Colegio Kimy Pernía Colegio Gabriel García Márquez Mesa de producción SED Mesa de producción IDARTES Blog trescua.wordpress.com Twitter @revistatrescua

BANDA DE PAZ

22

LETRA Y MÚSICA

12 Contacto revistatrescua@gmail.com Tel. 3103098474

Aprendac ada mes a hacer un instrumento con cosasq ue probablementeencuentre entre la basura.

26

Imagine a Aureliano Segundo Buendía emparrandadoc on GabrielGarcía Márquezy Francisco e l hombre e n medio de acordeones.Homenajea nuestro Nobel y la m úsica que ayudó a difundir.

SAMPLER .............. BOOM ...................

28 30

Orfeo calmaba el alma de los hombres con el sonido de su lira. Gracias a ella, una lira excepcional que tenía 9 cuerdas en vez de 7 (en honor a las 9 musas), detenía los ríos, llegó y salió del infierno, y calmaba las bestias salvajes y el corazón de los enemigos. Es parte del arquetipo del Rockstar al que seguramente también hubiera pertenecido Fo (o Fu) cuyo tambor encendió la danza de los dioses formadores de la cultura muisca. También se parece al flautista de Hammelin de los cuentos infantiles, porque tenía el mismo poder de “encantar”, oficio social que de una forma u otra nos obligamos a aprender. Hay quienes encantan con la palabra, otros que nacieron guapos y otros que saben bailar. Los que no aprendieron lo último generalmente aprenden algún instrumento, porque en cualquier parte del mundo se sabe que si no hay música no hay fiesta. Por eso en todas las casas siempre hay un sobrino que toca guitarra y una tía exasperante que lo obliga a tocar en las novenas. La edición de mayo hace un homenaje tardío a la relación cercana entre Colombia, su literatura y su música, porque parece que en medio de todas las tribulaciones ciudadanas nunca se han podido despegar. ¿Cuál es la delgada línea que divide las letras de la música? ¿Cuál es más importante para nosotros cuando escuchamos una canción? ¿Por qué la tradición oral en

Colombia se ha dado más a través de la música? ¿Por qué los mayores actos de resistencia social se dan de manera viral a partir de las canciones? En la anterior edición cuestionábamos que Bogotá no tuviera una identidad musical, sacando del baúl varios de sus himnos. Autores como William Ospina dicen que Colombia es un país que ha negado su música popular, y en el camino se ha prohibido a sí misma. También se dice que Bogotá es una capital fría y cerrada a otras manifestaciones regionales, pero quienes hayamos vivido lo suficiente en Bogotá entendemos que habitamos una ciudad absolutamente diversa. Que hay sitios en el centro deliciosos para comer pescado con arroz con coco y patacón, y que en algunas partes se celebra aquí también el Festival de Barranquilla. Tenemos amigos costeños, caleños y pastusos y sí, todos nos sabemos “Recuerdo que Jaime Molina, cuando estaba borracho, ponía esta condición…” Seguramente esa es una de las canciones que surgen después de la novena de la tía intensa. En mayo Bogotá se vistió de libros y acordeones, mientras nosotros intentamos saber cómo se pueden hacer grandes cambios en una comunidad a través de la música con una banda de paz o con el síndrome del rock. Bienvenidos a su casa. Esto es Tres Cuá.


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

A través de este proyecto se pretende incentivar a los estudiantes a componer sus propias canciones por medio del software Reason y poder grabarlas posteriormente por medio de la plataforma de audio ProTools, lo cual también impulsa el uso adecuado de las TIC.

“A través de este proyecto se pretende incentivar a los estudiantes a componer sus propias canciones”. La iniciativa tiene aspectos positivos, ya que no hay necesidad de tener instrumentos reales para realizar las composiciones que los estudiantes quieran grabar. Dentro del programa se encuentran “instrumentos virtuales” que pueden ser manipulados teniendo conocimientos básicos de música. Existen varios proyectos en proceso, tanto de rock como de rap, que los estudiantes están creando para poder transmitirlos posteriormente en la emisora escolar “La voz de la Mañana”, proyecto de comunicación que apoya este tipo de iniciativas, y que, al igual que el proyecto del grupo musical, Enseñanza de la Música a Través de la Tecnología, se encuentra dentro de las propuestas de Incitar*, para poder obtener apoyo y poder materializar las ideas de los estudiantes.

4

Al Tablero

Al Tablero

El proyecto Enseñanza de la Música a Través de la Tecnología, es una iniciativa que se está llevando a cabo desde la asignatura de Música del Colegio Nueva Delhi, de la Jornada Mañana. Se está implementando desde hace un año en los cursos de 5º grado y 9º grados.

5


Las Iniciativas Ciudadanas de Transformación -INCITAR- son apoyos para la creación de oportunidades de aprendizaje. La cosa es bien simple, las grandes iniciativas de cambio generalmente no son iniciativas institucionales. No son las instituciones o las empresas las que generan transformaciones importantes en una comunidad. Generalmente es la misma colectividad, la gente del barrio, del colegio, o incluso una persona quien se convierte en un agente de cambio. Son ellos quienes más están conectados con los problemas concretos de su comunidad, por ende son quienes más cerca están de ofrecer soluciones efectivas. Eso es construir ciudadanía. Aprender que, después de la auto gobernabilidad, viene el preguntarse cómo podemos ser útiles y parte de la solución de un sector.

6

Agentes de Cambio

Revista Tres Cuá

Los apoyos de INCITAR están dirigidos a grupos formados por miembros de la comunidad educativa y barrial que estén mostrando su interés y llevando acciones pedagógicas que eduquen y constru- “los apoyos de yan ciudadanía.

gación sea aún más satisfactorio. Es el momento de reconstrucción de saberes a través de todo lo que se ha vivido en el proceso. La sistematización de la experiencia en cada grupo. Eso es incitar estan dirigi lo que hemos podido ver que está sucediendos a grupos formados por miem do con los colegios Las Los grupos que están Violetas (Gabriel Garinscritos deben llevar bros de la comunidad educativa y cía Márquez), Colegio un proceso formati- barrial que esten mostrando su Nueva Delhi, Colegio vo y transformativo. Fazú, Colegio Ofelia UriPodemos decir que interes y llevando acciones pedagogi be, Colegio Ciudad de cada grupo va a moVillavicencio, Colegio verse en 5 momentos cas que eduquen y onstruyan ciu Uval, Colegio Manuelita diferentes. El primero Sáenz, Colegio Eduardo dadania”. es la fase de ideaSantos, Colegio Toberín, ción, de incitación de Colegio Palermo, Coleideas de cambio y solución a un problema local gio Jorge Eliécer Gaitán y Colegio Cristóbal Coconcreto. El segundo momento es de pensarse lón. como comunidad y como individuos, y el tercero de diálogo de saberes. De entender desde dónTRES CUÁ está pendiente de los grupos que esde y cómo se va a ayudar en la solución de un peran ser parte de la transformación de sus lodeterminado problema. El último momento es calidades a través de la música y abre desde esta el que hace que todo este viaje y mapa de naveedición un espacio especial para ellos. ¡Adelante!

c

Agentes de Cambio

EDICIÓN 03

7


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

El Caribe en Bogotá

Mayo fue un mes cargado de emociones y letras. Por un lado se unió la Feria del Libro con la exposición Gabo, feliz y cachaco, que estuvo en el pabellón 6 del segundo piso. Allí pudimos ser testigos de los años de vida del escritor en Bogotá y en el interior del país, gracias a la curaduría de Gustavo Ramírez, director del Archivo Distrital, y a las fotografías de su álbum familiar, y de Hernán Díaz y Nereo López. Es refrescante esta mirada por los cafés, los poetas y las amistades de García Márquez, pues mucho se ha hablado del Caribe y de Aracataca, pero poco de esos años formativos. La memoria que tengo está recogida en algún artículo de prensa con el título Bogotá, 1947, donde el escritor retrata una Bogotá lúgubre, fría, distante y sin mujeres.

9

Lo primero que me llamó la atención de esa capital sombría fue que había demasiados hombres de prisa en la calle, que todos estaban vestidos como yo, con trajes negros y sombreros, y que, en cambio, no se veía ninguna mujer… 8

El Caribe en Bogotá


EDICIÓN 03

Paradójicamente, es esa misma capital sombría la que le rindió homenaje al nobel todo el mes, empezando por la programación del Distrito Fiesta, donde el Checo Acosta interpretó algunas de las canciones favoritas del escritor junto a Emilianito y el Toba Zuleta , el pasado 9 de abril. Adicionalmente Totó la Momposina cumplió también una buena parte del homenaje interpretando el tema “Soledad” en memoria de la cuna del escritor, el pasado 17 de mayo, y durante esos dos días (durante el Festival Colombia al Parque) se leyeron públicamente varios de sus escritos en el Parque el Lago en los intermedios musicales, y se representaron algunos de sus personajes más reconocidos.

...He dicho alguna vez que el único heroísmo en mi vida, y el de mis compañeros de generación, es haber sido jóvenes en la Bogotá de aquel tiempo. Mi diversión más salaz era meterme los domingos en los tranvías de vidrios azules, que por cinco centavos giraban sin cesar desde la Plaza de Bolívar hasta la avenida de Chile, y pasar en ellos esas tardes de desolación que parecían arrastrar una cola interminable de otros muchos domingos vacíos. Lo único que hacía durante el viaje de círculos viciosos era leer libros de versos y versos y versos, a razón quizá de una cuadra de versos por cada cuadra de la ciudad, hasta que se encendían las primeras luces en la lluvia eterna, y entonces recorría los cafés taciturnos de la ciudad vieja en busca de alguien que me hiciera la caridad de conversar conmigo sobre los versos y versos y versos que acababa de leer GARCÍA MÁRQUEZ, Gabriel. Notas de Prensa. 1995 (Pág. 218 – 219)

10

El Caribe en Bogotá

Ilustrador Invitado Ernesto Ravelo Preciado


EDICIÓN 03

En éste hacemos montajes de música colombiana con rock, una especie de fusión donde combinamos sonidos del Atlántico y el Pacífico ¡con rock!. Para poder entrar al grupo musical tuvimos que presentar una audición que la profesora de música realiza a principio de año.

La Música, una Puerta de Salida

Megáfono

Mi nombre es Linna Tafur e interpreto el piano en el grupo musical del Colegio Nueva Delhi –IED, de la Jornada Mañana; mi compañera Natalia Prieto es vocalista, y nosotras hacemos parte del grupo desde hace de dos años.

Revista Tres Cuá

13

Lo más chévere del proyecto son los ensayos, porque nos reunimos y compartimos lo que más nos gusta: la música. En el grupo también intercambiamos saberes, ya que entre todos nos enseñamos diferentes instrumentos; es muy bonito conocer los otros talentos de nuestros compañeros y compartir momentos divertidos y relajantes. El año pasado participamos en el Festival Artístico Escolar (FAE) que organizó la Secretaría de Educación Distrital (SED), lo cual resultó ser una experiencia excepcional. Sentimos adrenalina y ansiedad desde que nos subimos a la tarima hasta que bajamos rodeados de aplausos. Gracias a esta presentación, la SED nos premió con implementos

12

Megáfono

de sonido para poder darles calidad a las presentaciones y a los ensayos. Actualmente estamos en el proyecto de Iniciativas Ciudadanas de Transformación de Realidades (Incitar), para recibir apoyo a este tipo de proyectos que son tan importantes para desarrollar los talentos de los estudiantes. Estos espacios son oportunidades únicas que no se dan en todos los colegios, y por eso mismo hay que aprovecharlos y apoyarlos. Estamos muy entusiasmadas porque es un lugar en el que podemos expresarnos libremente y sentir que nuestras mentes vuelan al escuchar los sonidos de la música.

Otro aspecto importante de este tipo de proyectos es que ocupamos nuestro tiempo libre en cosas diferentes y productivas, en vez de estar en las calles exponiéndonos al peligro y a vicios. Esperamos que este proyecto (aunque nos graduemos), perdure en el tiempo y deje una huella e impacto positivo en la comunidad educativa.


Revista Tres Cuá

discurso musical. Es admirable que una obra que nace desde el mismo propósito de gustar a niños y jóvenes mientras se educa sobre este formato de música, haya sufrido la transformación y manipulación de la comunicación narrada (el idioma) y política. También es notable que al mismo tiempo se consagre a pesar de su manipulación y adaptación, virtud de la música, y su poder inmenso como lenguaje y medio de comunicación universal.

“Hoy, en el año 2014, Pedro habrá de preguntarse si realmente fue el pato o el gato el que murió”.

Hoy, en el año 2014, Pedro habrá de preguntarse si realmente fue el pato o el gato el que murió. ¿Se los devoraron? ¿Fue acaso otra manipulación del realizador de turno para reacomodar la historia a su parecer, o a su juicio del deber ser? La gran fábula de “Pedro y el Lobo”, concebida por Sergéi Prokófiev en 1936, ha sido transformada con el tiempo, desdibujada y reescrita por realizadores rusos, polacos, ingleses y hasta por Walt Disney. Todos ellos construyeron una versión distinta de los hechos. En ciertos casos se muestra una mejor fortuna para el pato para evitar posibles traumas entre los espectadores más chicos, con tan mal sentido del balance que se le otorga al niño un rifle de madera. Añaden disparos fallidos de los cazadores, y un abuelo que busca provecho económico de la captura del lobo en la mitad de una coyuntura comunista soviética. Sin embargo, la historia mantiene su propósito inicial. Sigue siendo, en esencia, una de las mejores obras para presentarles la orquesta sinfónica a los niños. Para explicarles su instrumentación y el poder narrativo dentro del

14

Pato Muerto

La música, como fenómeno comunicador, nos da una seria lección en narrativa, prosa y estructura sin la necesidad de un lenguaje o dialecto común. Tanto la intuición, como la memoria y el juego intervienen para que esto se haga realidad con cada sonido. Prokóvief, autor tanto de la historia como de la música, genera en la obra una suerte de espíritu inalienable e incorruptible, bajo unos métodos precisos de narrativa musical. Por un lado, otorga a cada personaje un instrumento, o un grupo de instrumentos. Pedro, encarnado en las cuerdas (violín, viola y cello) no solo anuncia su presencia con estos instrumentos, sino con un recurso que se presenta en varias formas artísticas: el leitmotiv. El llamado “motivo” en español, es un tema recurrente que puede tanto personificar o simbolizar, como servir de eje central para una obra. En la arquitectura puede ser una figura, triangular por ejemplo, en el arte un color, y en la literatura una situación particular. La música, en su ubicuidad, ha encarnado el papel de intérprete, si se quiere, de este recurso en medios como la televisión y el cine. Ha usado el leitmotiv como efecto de ambientación y a veces ha servido hasta de protagonista, como en el caso de todas las películas de Stanley Kubrick. La música incidental ha estado presente desde el principio de la historia del arte performante y data de la dramaturgia griega. Ha proporcionado, como acompañante, música de fondo para otras experiencias literarias, como el “Sueño de una noche de verano” de Shakespeare, musicalizada por Felix Mendelssohn. Sin embargo es cuan-

do la música por sí sola imita a la literatura que empezamos a encontrar el poder del simbolismo musical, como en el caso de “La caída de la casa de Usher”, cuento de Edgar Allan Poe resignificado por Nikita Koshkin en el siglo XX. ¿Y qué hay del proceso contrario? ¿Puede la música contarnos su propia historia sin necesidad de letra? Tres Cuá te recomienda cerrar los ojos y escuchar la “Catedral Sumergida” de Claude Debussy o “Invocación y Danza” de Joaquín Rodrigo, y por qué no, repasar “Pedro y el Lobo” y decidir por ti mismo si aquel sonido lejano del oboe al final de la obra es un pato muerto o vivo.

Pato Muerto

EDICIÓN 03

15


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

S

uena la última canción de Romeo Santos en la caseta del celador del Colegio Gabriel García Márquez de Usme, cuya infraestructura contrasta con el verde prometedor del cerro de Juan Rey y el paisaje helado del páramo de Cruz Verde. La interrumpe el sonido del redoblante de Marlon, quien es probablemente uno de los integrantes más duros de la banda.

Como Anderson es el que conecta todos los equipos, Javier (el profe de música) cuenta con optimismo los grandes logros de la banda. Incluso teniendo que enfrentarse a retos grandes como la deserción estudiantil Síndrome del Rock

Pero no siempre fue así. En algún momento Marlon era un alumno dedicado y bueno para las matemáticas, pero malo para la música. ¿Quién iba a pensar que esa habilidad para las matemáticas iba a ser de utilidad para llevar todo el pulso de la banda?

Anderson, el miembro más antiguo de “High volume” (ahora “Síndrome del Rock”), está dispuesto a recorrer el Camino Real que conectó alguna vez Bogotá con Villavicencio. “Es que la séptima era un lugar de intercambio de mercancía”, explica. Mientras tanto organiza su maleta y juega con su cachucha. “Eso lo hemos investigado a través de internet y preguntándole a los viejitos, que son los que saben”. Anderson aclara que además de la banda de música, él hace parte de otra INCITAR que tiene como propósito un reconocimiento histórico del entorno y la historia de la comunidad de Usme.

17

16

Síndrome del Rock


EDICIÓN 03

Laura, que además de ser la personera del colegio es la bajista de SR, va conectándose y ayuda a Anderson y al “Pato” a conectar los micrófonos mientras se arregla el pelo. “Lo que pasa es que hoy la vocalista principal no vino”, cuenta Javier. Fredy, el edufísico, llega tarde corriendo desde la universidad y termina de contar la forma en que se le ocurrió eso de armar la Escuela de Música Gabriel García Márquez. El reto era la ocupación del tiempo libre. “No había mucho que hacer en Usme después de clase, más que terminar enredados en pandillas o consumo de droga”, cuenta Fredy. “Entonces entendimos que había mucha gente a la que le gustaba el baile, el canto y la música”. Fredy, Javier y el mismo Anderson sueñan con un Centro cultural abierto a toda la comunidad, con mejores instrumentos, un salón insonorizado

“Fredy cree firmemente que sus niños necesitan motivación y estimulación. Que vengan al colegio porque les gusta y no porque les toca, y eso lo ha logrado con la música”. y una merienda para sus participantes. “Es que aquí la comida llama a la gente”, dicen. Para cumplir esa meta decidieron arrancar con un sólido proyecto de rock, que es lo que los une. “Todos los instrumentos son del profe Fredy” cuenta Javier. “Es que los otros se encuentran en mal estado”. Cada uno toma su herramienta y deciden empezar con el “Hey Ho, let’s go!” de”Blitzkrieg bop”, la canción de The Ramones. Marlon cuenta que decidieron traducir todas las letras. Que lo hacen entre todos y que eso ha hecho que mejoren su inglés. Lo hicieron también con “Highway to hell” de AC/DC y “Crazy little thing called love” de Queen. La idea es que las otras personas entiendan y sientan estas canciones igual que ellos. Hablaron de rock nacional, de canciones salva - vidas (repertorios que van de Nirvana hasta Mago de Oz, pasando por Ataque 77, Guns and Roses, y las bandas bogotanas Kraken y Dr Krapula), de ecología y de lo duro que les da el tema del reciclaje a los padres y a la gente mayor. Contaron que la Bogotá de Usme suena a carros con aves, y a vientos helados con ladridos. Dina Luz lo describe como “un paisaje urbano pero rural. No es un pueblo pero se siente la naturaleza” Volvimos a preguntarles por Gabriel García Márquez, aprovechando el nombre del colegio, las citas de su obra que se encontraban en todas las paredes del colegio, y la mala publicidad que les hizo hace poco un noticiero de televisión, aprovechando los nervios de una niña que contestó

18

Síndrome del Rock

mal e incitando al bullying. Anderson dice que le encantó un escrito que García Márquez hizo sobre el 9 de abril, mientras que pato asegura que sus cuentos le abrieron la mente. Laura afirma que su obra es una invitación a reconocer nuestra cultura, y el profe Javier cuenta que, como costeño, es un gran motivo de orgullo. Dina Luz explica que la mayoría de colegios tienen nombres de personas y lugares que no todo el mundo conoce, pero que a Gabriel García Márquez lo conoce todo el mundo. Hablamos del imaginario del Caribe en Bogotá, y de la presencia de la cumbia y el vallenato que, de acuerdo al pato (que tocaba y cantaba de todo), se esparce como un virus. Fredy cree firmemente que sus niños necesitan motivación y estimulación. Que vengan al colegio porque les gusta y no porque les toca, y eso lo ha logrado con la música. Pero también dice que es él quien más ha aprendido, pues es en la práctica donde realmente se aprende a ser un buen maestro. La Escuela de música se despide con “La fuerza del amor” de Dr. Krápula, mientras esperan poder tocar en la “Semana del conocimiento” que se programa justo antes de salir a vacaciones.

Síndrome del Rock

y la migración de alumnos que los ha hecho cambiar más de tres veces a sus integrantes. Aún así, cuentan emocionados que han participado en el “Festival del agua”, la “Rochela de Juan Rey”, presentaciones en Corferias, en el “Día del colegio” y en la inauguración de los juegos. Existen retos personales como los de Dina Luz, teclista de “Síndrome de rock”, a quien tuvieron que echar de la banda porque siempre llegaba tarde. Siempre se retrasaba porque es la encargada de cocinarles a su papá y a su hermano. O hacía el almuerzo o ensayaba. Ahora volvió, y ya casi tiene preparada la canción “La guitarra” de Los auténtico decadentes.

Revista Tres Cuá

19


Recortar el sobrante de la bolsa y abrir un hoyo en la parte de la botella como esta en la foto.

Tener en cuenta que el tubo toca levemente la bolsa plástica.

Tijeras Lija 120

Poner la bolsa tapando la botella y presionarla con el caucho de modo que quede templada.

Usar la etiqueta como empaque de presión entre la botella y el tubo.

Retirar la etiqueta y cortar la botella en dos partes.

Una botella de PET, envase de cualquier refresco. Un tubo de PVC de ½ pulgada para agua fría con los extremos bien pulidos. Una bolsa plástica de calibre delgado Una banda de caucho.

Introducir la parte superior de la botella en el tubo como se indica en la foto.

Para lograr mejor sonido deslizar el tubo hacia el plástico y soplar por el hoyo hasta conseguir un sonido estable con potencia.


Revista Tres Cuá

Banda de Paz

EDICIÓN 03

23

Ésta es la historia de Geider, Diana, David, Fernanda, y Ángel, pero también de Laura, Astrid y todos los chicos que han pasado por Banda de Paz, una iniciativa del Colegio Kimy Pernía de Bosa. Decimos que ésta es su historia porque así como ellos, muchísimos niños han pasado por la dirección de Fabián Penagos, su profesor nacido en Ibagué, quien ha escuchado todas las historias de estos chicos valientes que con la música transforman su realidad y las de los demás. Este año una de sus exalumnas quedó en coma luego de que su cuello fuera severamente lastimado por una trampa que habían puesto unos ladrones para evitar ser perseguidos por la policía. Hay otros alumnos que se encuentran en la indigencia, pero hay otros casos en los que el sonido de los vientos, la percusión, las

22

Banda de Paz

ganas de hacer una buena coreografía o de actualizar una cumbia, un merengue, “lambada” o “cachita”, son razones suficientes para hacer una fila “igual a la de las audiciones del Factor X”. Así describe Penagos las convocatorias para hacer parte de esta Banda de Paz. Fabián, el profe, tenía una banda de ska hace muchos años: “Los primos”, que estaba compuesta por los mismos que hacían parte de su equipo de fútbol. Casualmente uno de esos primos resulta ser Edison Daniel Bello, uno de los exbateristas de Neurosis. Es imposible no tener inclinaciones musicales cuando uno tiene una abuela como la de ellos, quien les enseñó desde pequeños a coger una guitarra y defenderse. Banda de Paz tiene soldados como Geider, que em-


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

Muchos le dicen a Fabián que Banda de Paz parece un reformatorio porque los chicos no son los mismos. “Nos dicen que quebraban vidrios y que se portaban muy mal, pero francamente ésos no son los alumnos que yo conozco”. Todo parece indicar que al llegar a la banda del Kimy encuentran en la disciplina y el trabajo en equipo los ingredientes necesarios para enfrentar los retos de una localidad unida niños y niñas de y comprometida.

Otros soldados quieren viajar por todo el mundo como Fernanda, quien sueña con “Estos ser azafata y tiene un talento impresionante para la Bosa asumen la danza folclórica. Puede que Estos niños y niñas no toque los timbales como de Bosa asumen responsabilidad de Geider, pero pónganle una la responsabilidad salsa, un vallenato o un sande tener una vertener una verdadera juanero. Ella cree que la dandadera Banda de Banda de Paz. za la hizo tener una mejor Paz. Entienden que comprensión de la música. su arma es la músiEntienden que su arma es ca y su voz. Juntos Le creemos. Por eso es una de las bastoneras principamarcharon hasta el la música y su voz”. les y pone a todo el mundo cabildo donde se a moverse.No todos sueñan encontraba la alcalcon convertirse en músicos desa de la localidad profesionales, como Ángel, para pedir que les quien nos da una cátedra de la historia del hip hop pavimentaran las vías principales del colegio. en Colombia y de paso nos hace una increíble deJuntos lo lograron. Esta es Banda de Paz. mostración

24

Banda de Paz

Banda de Paz

pezó a ser percusionista desde que tenía tres años y lo ponían a marcar el ritmo con cencerros. Hoy en día lleva tres años en la banda tocando timbales y asegurando que “le jala a todo”. Esto incluye montar en tabla en Fontibón y oír sus bandas favoritas de ska y glam. Es consciente de los sonidos de su ciudad, especialmente de bandas como Skampida.

25


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

Las milongas que compuso Jorge Luis Borges, la breve aventura de Julio Cortázar con los vientos, los coqueteos de Gabriel García Márquez con el vallenato y el bolero, las letras de René Segura o de Efraím Medina, Andrés Caicedo, Rómulo Gallegos, Ramón Illán Bacca, Candelario Obeso, Nicolás Guillén y el son cubano, Alejo Carpentier y su constante conexión con los ritmos afro antillanos son prueba suficiente de la existencia de un fuerte matrimonio entre la música y la literatura en Latinoamérica. Seguramente lo mismo podemos decir del comienzo de cualquier tradición escrita, que siempre todo empieza con música popular, y que las mejores historias empiezan siempre con una canción. Imagine a Aureliano Segundo Buendía emparrandado con Gabriel García Márquez y Francisco el Hombre en medio de acordeones. O de ese acordeón en particular, que se habría ganado con trampas en una rifa. A Aureliano Segundo Buendía logrando ser el acordeonista virtuoso que Gabo nunca pudo ser, o a García Márquez pasando tardes enteras aprendiendo a tocar a oídas el instrumento en alguna buhardilla. Pero sin aristocracias o falsas pretensiones de apreciación musical. Sin discusiones de alta cultura o cultura de masas. El acordeón en toda su transgresión y en toda su poesía. Por más que trato de imaginarlo, vuelvo otra vez a su imagen sentado frente a la máquina de escribir de siempre, escribiendo novelas que el mismo Escalona calificó de vallenatos. En la mayoría de escritos de GGM sobre la música del Caribe, pareciera

26

Letra y Música

que el vallenato se entiende como un género literario en sí mismo. Más allá de toda poética o narrativa establecida, el vallenato cuenta las historias que él dice humildemente repetir. Escalona aparece en El coronel no tiene quien le escriba, los acordeoneros de Valledupar asoman su música en Los funerales de la Mama Grande; un pedazo de una canción de Leandro Díaz (“La Diosa coronada”) da inicio a El amor en los tiempos del cólera, sin mencionar la aparición de Francisco el Hombre (con mayúsculas), ese anciano trotamundos que ganó su nombre en un duelo de cantos con el diablo, en Cien años de soledad.

De acordeones y tranvías La poética del vallenato, que ahora supera los límites del tiempo y el espacio, ahora se traslada traviesa por las voces de nuevas generaciones vallenatas. El instrumento vagabundo que es el acordeón, que hace las veces de fantasma porque supera hasta la muerte trayendo noticias del pasado, también conquistó un lugar en la literatura. Imposible no conectar el paisaje del Magdalena, ese mundo detenido en el tiempo de Macondo, la historia de las generaciones y los pueblos con los cantos de los vallenatos. Imposible no pensar en montarse en “ese diablo al que le llaman tren”, y no relacionar la letra de Escalona “El Testamento” con el impacto de la modernidad y el progreso tan presente en su obra. Daniel Samper Pizano, entre otros autores, atribuye al Nobel haberle regalado un nombre al vallenato y ponerlo en el mapa, además de ayudar a gestar el Festival de la Leyenda Vallenata.

Hoy en día el vallenato sigue siendo uno de los géneros más dominantes de la música colombiana, y las letras de Escalona son las primeras que se oyen en una fiesta familiar, venga Ud. de donde venga. Es posible que GGM haya puesto al vallenato en el mapa, pero es el vallenato el que ha venido construyendo la historia de Colombia sin matizarla o aristocratizarla, y por primera vez alguien no se avergonzó de ella. Alguien encontró en ese instrumento vagabundo, el canto perfecto para lo que el resto del mundo olvidaba.

“Alguien encontró en ese instrumento vagabundo, el canto perfecto para lo que el resto del mundo olvidaba”.

Letra y Música

El Instrumento Vagabundo

27


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

A continuación tienen una compilación de las mejores apps de música gratuita para iOS,iPhone e iPad,muchas de ellas en Español y las mejores aplicaciones de música para Android, también algunas en Español.

Si fuji leaves alude a la intuición, Musyc pondrá a trabajar a la razón, sin dejar a un lado nuestro objetivo principal: el juego como método para hacer música. Jugando con musyc, el usuario refuerza conocimientos físicos y geométricos mientras aprende la naturaleza de secuenciadores, utilizará el espacio como diapasón armónico y dejará que el azar nos recuerde que las cosas más bellas de la música están en la capacidad de dejarse asombrar.

28

Sampler

Como un haiku minimalista y hermoso, la aplicación, aparte de sus gráficas paisajistas brinda una naturalidad cálida al ser un juego que se toca con la intuición para diseñar un paisaje que suena. La simulación de rocas al caer y rebotar nos recuerda lo importante que ha sido la naturaleza para la creación del ritmo y la música.

El ampkit es un emulador de amplificadores para guitarra. Su descarga es gratuita y cumple con el requisito básico de este tipo de aplicaciones para móvil: un amplificador y varias opciones para comprar lo que sería una selección increíble de pedales, cabezotes, cabinas y hasta micrófonos. Pero quedémonos en la parte gratuita por ahora. Lo que destaca a ampkit de su contraparte, el amplitube, es la calidad del sonido del amplificador base que viene con la descarga gratuita. A comparación del Marshall (¿valvstate100?) del amplitube, el Peavy Valveking del ampkit goza de mejor nivel de salida, riqueza armónica o calidad tímbrica y versatilidad. Las opciones de cabina (1 x 12 y 4 x 12) hacen sentir su diferencia, y hasta los pedales son más útiles para el guitarrista que quiere una solución rápida y efectiva para practicar. ¿Mencionamos que trae un tubescreamer? Recomendamos también el iRig de multimedia como opción indispensable para conectar la guitarra al teléfono o la tableta.

Sampler

No entendiste nada de esa letra, pero te encantó la música. ¿Cómo se llama esa canción, alguien alcanzó a oír el nombre? ¡Rápido, antes de que termine! Problema solucionado, con creces. No más noches en vela pensando “cómo se llama esa canción que no sale de mi cabeza”. Esta aplicación resuelve aquellos problemas de amnesia y curiosidad inconsolable, MusicXmatch reconoce la canción que está sonando, te muestra una foto del artista y te da las letras de la canción en forma de karaoke en menos de 5 segundos. ¿La canción paró de sonar? Canta la parte que te acuerdes y el hará el resto. Navega por toda tu librería de música y la aplicación te ayudará a aprenderte la letra en forma karaoke, procesando la música sin voz para que te la aprendas.

29


EDICIÓN 03

Revista Tres Cuá

El personaje BOOM de este mes nació en Barranquilla, creció en Nueva York y fue criado en la familia de uno de los fundadores del rock en Barranquilla. Ha sido parte de las bandas “Nosotros” y “Los de Adentro”, y ha girado por toda Latinoamérica. La crítica musical ha dicho que su voz es similar a la de Robi Draco Rosa, y su familia estuvo muy ligada a Gabriel García Márquez. Porque es una buena mezcla de sabores y sonidos, por sus letras y pasión por la literatura y dedicación en la música, les decimos ¡Suénenlo!

TC Nuestra edición está dedicada a la literatura y la música. ¿A qué autor te gustaría musicalizarle una obra y por qué?

el rock. Así como ellos, existieron muchas bandas de Rock en Barranquilla. Puedo nombrar CONCHA DE COCO, DACARETT BLUES BAND, K-DILLO, BITE y DEJA VU, entre los que me acuerdo. “Los tíos” como les digo a todos.

TC ¿Cómo cambió tu música o la forma de hacerla al llegar a Bogotá?

TC ¿Desde hace cuánto tiempo estás radicado en Bogotá? ¿Cómo tomaste la determinación de venir? RV Hace 10 años llegué a Bogotá con la ambición de tocar y de mostrar mi música. Creo que todo sucedió más o menos así: “Mamá, mañana me voy a vivir a Bogotá”. Al principio pensó que estaba mamando gallo, pero se dio cuenta que hablaba en serio. No le estaba pidiendo permiso. Sabía que me iba a tocar duro al principio, pero hay que crecer y salir de la casa algún día y ese fue el mío.

30

Boom

TC Cuéntanos un poco sobre la historia del rock en la familia Visbal. RV Yo nací en un eterno musical. Mi papá y mis tíos tenían una banda de rock que se llamaba LOS COLORES DEL TIEMPO. El nombre se lo puso Gabriel García Márquez, porque me imagino que eso fue lo primero que percibió al escucharlos. En la época cuando ellos tocaban, la cultura del rock estaba apenas comenzando. Barranquilla, al tener el flujo de comercio más grande en Colombia, permitió ese vínculo con la música y en especial con

RV No cambió mucho. Yo soy fiel a lo que hago y trato de componer sin ataduras. Siento que la música hay que dejarla fluir libremente sin importar el entorno.

TC Cuéntanos un poco sobre tu experiencia con la música antes de lanzar tu proyecto solista. ¿Con qué bandas has trabajado? RV La rebeldía comenzó cuando tenía como 8 años. Mi papá me dejaba cantar “Rock and Roll” de Led Zeppelin con su banda en los conciertos. Eso grabé un disco en Barranquilla, se llamaba “Nosotros”. Esta fue la etapa más coleta de mi vida. Con “Nosotros” me di cuen-

RV A Charles Baudelaire, autor de “LAS FLORES DEL MAL”. Es mi libro favorito, y de hecho en el EP hay un par de canciones inspiradas en poemas del libro. Baudelaire tenía el don de darle belleza a lo oscuro y perverso.

TC ¿Qué podemos esperar de tu producción como solista? ¿Cómo podemos conocerla y mantenernos en contacto con tu música? RV El EP viene lleno de sentimientos encontrados y sonidos crudos. Fue grabado en Barranquilla bajo la producción de Pablo Toro y Handshake Music. La mezcla la hizo Carlos “El Loco” Bedoya y el máster estuvo a cargo de Mike Wells. Estará disponible a mediados del 2014 por Itunes y todos los canales de distribución online. Pueden seguirme en mi página oficial www.rickyvisbal.com. Ahí podrán encontrar los links a todas mis redes sociales y estar al tanto de todo lo que se viene. En youtube pueden encontrar también el video de “Perdidos en el Infierno”, primer sencillo, el cual fue dirigido por Andrés Alvarado.

Boom

ta que tenía la capacidad de componer. También trabajé un rato largo con “Los de Adentro” toda la promoción y gira del disco “Volver amar” para ser exacto. Con LDA la experiencia fue de otro nivel y el aprendizaje fue muy grande. Tuve la oportunidad de recorrer toda Colombia y visitar varios países. Fue mi primer contacto real con la industria musical y conocí mucha gente en el medio. Adicionalmente trabajo con mi hermano (Bryan Visbal) en la producción de su EP como solista.

31



Revista Tres Cuá No. 3